Está en la página 1de 10

pág.

92
UCMaule - Revista Académica N°37 - Diciembre 2009
Foto: Carlos Alarcón D./ Departamento de Comunicaciones UCM
ESTILOS DE APRENDIZAJE DE KOLB EN ALUMNOS DEL
LICEO ABATE MOLINA: SU APLICACIÓN EN AULA

KOLB Learning Styles in Abate Molina High School:


Classroom Application

Víctor Monzón Godoy


Facultad de Ciencias Básicas
Universidad Católica del Maule, Chile.
vmonzon@ucm.cl
Pamela Barría Saldivia
Gloria Bustos León
Omar Jaque Aguilar
Margarita Valenzuela Hernández

Resumen

Nuestro estudio se orientó a de- que no existen diferencias significati-


terminar los estilos de aprendizaje de vas entre ambos grupos. Este estudio
Kolb en alumnos de Primer Año de En- estableció la importancia de conocer
señanza Media del Liceo Abate Molina los estilos de aprendizaje, tanto por el
de Talca y, a partir de ahí, establecer alumno a la hora de enfrentarse a di-
diferencias significativas entre los re- ferentes contextos educativos, como
sultados obtenidos en grupos de traba- para el docente al momento de aplicar
jo formados por alumnos con distintos diferentes metodologías que beneficien
estilos de aprendizaje y aquellos forma- el aprendizaje de los estudiantes.
dos por quienes presentan un mismo
estilo de aprendizaje. Los resultados
arrojaron que el estilo de aprendizaje
predominante en la muestra fue el Asi- Palabras claves: Estilos de aprendi-
milador, mientras que, en la actividad zajes, Kolb, estrategia de aprendizaje,
grupal, la evidencia estadística reveló trabajo grupal.

UCMaule - Revista Académica N°37 - Diciembre 2009 pág. 93


Abstract

Our study aimed to determine Kolb were revealed by statistical evidence.


learning styles in students from the This study established how important it
Abate Molina high school in Talca and, is for both the student and the teacher
and starting from there, establish signi- to know about learning styles; for the
ficant differences between the results former when facing different educatio-
obtained from working groups made nal contexts, and for the latter when
up of students with different learning applying different methodologies that
styles, and groups with the same lear- will benefit students´ learning.
ning style. Findings showed that the
Assimilating style was predominant in
the students sampled, while no signifi- Key words: learning styles, Kolb, lear-
cant differences between both groups ning, group work.

Introducción

El desarrollo cognitivo que alcancemos en cada una de las etapas de nuestra


vida, está determinado en mayor o menor grado por la enseñanza recibida (Frab-
boni, 2001). Dentro de lo que nos caracteriza como seres humanos únicos, no sólo
se encuentran nuestra personalidad y características físicas, psicológicas o espiri-
tuales, sino que también la forma particular de aprender que cada uno de nosotros
posee, entendiendo el concepto de aprender como la capacidad de adquisición y
modificación de conocimientos, habilidades, estrategias, creencias, actitudes y con-
ductas (Schunk, 1997). En el ámbito educativo es justamente donde se potencia
en mayor medida la adquisición de estrategias, procedimientos y la capacidad de
aprender. Danserau, en 1985, define las estrategias de aprendizaje como un con-
junto de procesos o pasos que pueden facilitar la adquisición, almacenamiento y
utilización de la información. Así, nos resulta evidente que no todos los estudiantes
logran comprender en igual medida los contenidos tratados en un curso. Mientras
algunos necesitan de experiencias concretas y directas, otros utilizan fuentes más
abstractas, por ejemplo, leer o escuchar sobre un tema. Estas formas de cómo los
alumnos son capaces de procesar la información y responder a un ambiente deter-
minado de aprendizaje, es lo que se conoce como estilos de aprendizaje. Para David
Kolb (1984), los estilos de aprendizaje se circunscriben a un modelo de aprendizaje
experiencial, definido como ciertas capacidades de aprender que se destacan por
encima de otras, como resultado del conjunto hereditario de las experiencias vitales
propias y de las exigencias del medio ambiente actual.

pág. 94 UCMaule - Revista Académica N°37 - Diciembre 2009


Nuestro estudio pretendió analizar los diferentes estilos de aprendizaje de Kolb
y evaluar su aplicación como estrategia para el trabajo grupal en alumnos de Pri-
mer Año de Enseñanza Media del Liceo Abate Molina de Talca.

Metodología y Diseño de Investigación

Para establecer los estilos de aprendizaje, se utilizó el Inventario de Kolb, ba-


sado en cómo el individuo aprende a desarrollar una actividad determinada y la
forma en que procesa la información, existiendo, así, cuatro estilos de aprendizaje
diferentes: convergente, divergente, asimilador y acomodador (Kolb, 1984).

La investigación, realizada el 2007, constó básicamente de dos partes. En la


primera, se aplicó el Inventario de Kolb para determinar los estilos de Aprendizaje
de los alumnos; la segunda etapa consistió en una actividad de trabajo grupal apli-
cada a dos cursos, para determinar si existen diferencias significativas entre los
resultados obtenidos en grupos con alumnos de un mismo estilo de aprendizaje y
grupos formados por estudiantes con distintos estilos de aprendizaje.

Para medir los conocimientos previos que tenían los alumnos sobre la Unidad
de Biología de Primero Medio: "Excreción", tema desarrollado en la actividad gru-
pal, se realizó un pre-test a ambos cursos. Posteriormente se realizó un análisis
estadístico para determinar la relación que existe entre los estilos de aprendizajes
de Kolb y el desarrollo de una actividad grupal.

Se trabajó con un total de 450 alumnos de Primero Medio. Mediante el mues-


treo aleatorio simple, se obtuvo un total de seis cursos, correspondientes a 238
alumnos. A los estudiantes seleccionados se les aplicó el Inventario de Kolb, el
cual fue desarrollado por cada alumno en sus respectivas salas de clases, con un
tiempo estimado de veinte minutos.

Finalmente, para la segunda etapa del estudio, se trabajó con dos cursos al
azar, que formaron parte de nuestro grupo de trabajo y a los cuales se les realizó
la actividad grupal. Para esto, un curso fue ordenado grupalmente de forma he-
terogénea, es decir, los estudiantes que conformaban el grupo tenían diferentes
estilos de aprendizaje; el otro curso fue ordenado de manera homogénea, cada
grupo estuvo formado por estudiantes que poseían un mismo estilo de aprendiza-
je. El tiempo para esta actividad fue de noventa minutos por curso. Los alumnos
no fueron informados de sus respectivos estilos de aprendizajes, para evitar que,

UCMaule - Revista Académica N°37 - Diciembre 2009 pág. 95


a la hora de realizar la actividad grupal, los resultados no fueran sesgados por
esta variable.

El Inventario de Estilos de Aprendizaje de David Kolb

Este test consta de una página con cuatro (4) columnas de nueve (9) palabras
cada una, las que conforman así nueve (9) líneas horizontales de cuatro (4) atributos
cada una, referidos al Estilo de Aprender que el alumno pudiera mayormente pre-
sentar. Para estimarlo, deben leerse las cuatro primeras palabras de cada columna y
ordenarlas asignándole un puntaje de 1 a 4, adjudicándole el valor de 4 a la palabra
que mejor caracterice el estilo de aprender, un 3 a la palabra que le sigue en orden
de preferencia, un 2 a la siguiente y un 1 a la menos característica (Kolb, 1984).

Pretest

El instrumento constó de 32 preguntas de verdadero y falso, referidas a la Uni-


dad de Excreción del Currículo de Primero Medio. Para validar el instrumento se
solicitó la ayuda de seis académicos del área de Educación y Ciencias Básicas de
la Universidad Católica del Maule, quienes evaluaron: claridad de las preguntas y
texto, cantidad de preguntas, ortografía y diseño del instrumento en general.

Actividad grupal

Los estudiantes trabajaron con una guía, que constó de cuatro ítems. El pri-
mero consistió en dibujar e indicar los componentes de la estructura interna del
riñón humano, a partir de los modelos didácticos utilizados. El segundo, consistió
en resolver un crucigrama referente a estructuras y funciones del sistema renal.
El tercer ítem incluyó preguntas de selección múltiple. Finalmente, el cuarto ítem
fue de carácter formativo, planteándoseles a los estudiantes un caso hipotético, en
donde el grupo debe llegar a un consenso acerca de sus posturas para justificar
adecuadamente su respuesta. La guía de trabajo grupal, al igual que la prueba de
diagnostico, fue validada por académicos de la UCM.

Test estadístico

Para poder establecer el grado o nivel de significancia (α = 0,05) entre los re-
sultados obtenidos en ambos cursos, en la prueba de diagnóstico y en la actividad
grupal, se aplicó la prueba t de Student combinada, mediante la formulación o
prueba de hipótesis (Christensen, 1990).

pág. 96 UCMaule - Revista Académica N°37 - Diciembre 2009


Resultados

Los resultados del estudio arrojaron que el estilo de aprendizaje predominante


en la muestra de 238 alumnos, fue el estilo Asimilador. En segundo lugar,el esti-
lo Divergente, luego el Convergente y, finalmente, el Acomodador (Figura 1). El
análisis de la frecuencia por cada estilo de aprendizaje de Kolb, se observa en la
tabla 1.

Resultados del pre-test y actividad grupal

En el pre-test ambos cursos obtuvieron notas inferiores a 4,0 (2,96 y 3,35, res-
pectivamente). Como el valor de t calculado no se ubicó dentro de la región crítica,
entonces, sobre la base de la información proporcionada por la muestra, no existe
evidencia estadística suficiente para establecer que hay diferencias significativas
en el resultado obtenido en ambos cursos de Primero Medio (al nivel del 5%).

Con respecto a la actividad grupal, en el curso con grupos heterogéneos de


estilos de aprendizaje, la nota promedio fue 6,01; mientras, en el curso con grupos
homogéneos de estilos de aprendizaje, la nota promedio fue 6,29. Como el valor
de t calculado no se ubica en la región crítica y, sobre la base de la información
proporcionada por la muestra, no se tienen evidencias estadísticas para afirmar
que los resultados fueron significativamente mejores en un curso que otro (al nivel
del 5%).

Discusión

La mayor cantidad de los alumnos de Primero Medio del Liceo Abate Molina
de Talca, al momento del estudio presentan el estilo de aprendizaje Asimilador, lo
cual puede estar determinado por el hecho de que el contexto educativo en nues-
tro país lleva a que en los alumnos se potencie más este estilo de aprendizaje,
puesto que las clases son generalmente expositivas, explicativas o demostrativas
de una gran cantidad de contenidos, lo que conduce a que los estudiantes deban
entender una amplia gama de información, llevándolos a ser más pensadores y
observadores, característica principal de este estilo, dejando en desventaja a otros
estilos de aprendizaje que caracterizan a alumnos más activos o ejecutores, o que
tienden a resolver los problemas intuitivamente, por ensayo y error, como en el
estilo Acomodador.

UCMaule - Revista Académica N°37 - Diciembre 2009 pág. 97


Los estilos de aprendizaje que le siguen en frecuencia al Asimilador, son el
Divergente y Convergente. Este resultado puede estar determinado, en mayor o
menor medida, porque estos estilos comparten algunas características propias del
Asimilador, como la observación reflexiva, donde los alumnos transforman reflexi-
vamente la información adquirida a través de la experiencia; o, para el Conver-
gente, la conceptualización abstracta, en la que los estudiantes adquieren la infor-
mación de manera reflexiva, para luego procesarla de forma activa. Estos estilos
distan mucho del Acomodador, pues aquí el individuo aprende haciendo proyectos
y experimentando, forma que aún no ha tenido mucho desarrollo en nuestro siste-
ma de enseñanza. Por otra parte, el Inventario de Estilos de Aprendizaje de David
Kolb no considera aspectos relevantes, como el contexto sociocultural y el entorno
educativo, los cuales inciden de manera permanente en el aprendizaje, al mismo
tiempo que obvia elementos como la asimilación de información y la memoriza-
ción, que pueden ser adecuados en diferentes situaciones de aprendizaje.

En cuanto al pre-test, en donde los resultados entre ambos cursos no pre-


sentaron diferencias significativas, hubo rendimientos muy bajos, lo que puede
atribuirse a que los contenidos a los cuales se hacía referencia eran conocidos
de forma básica por los alumnos, y los conocimientos a los que apuntaba esta
prueba resultaron ser más específicos. Este pre-test estableció que los alumnos
de ambos cursos comenzaron la actividad grupal en las mismas condiciones de
aprendizaje.

Aunque nuestra hipótesis apuntaba hacia el hecho de que en la actividad gru-


pal obtendrían mejor resultado los grupos heterogéneos, conformados por estu-
diantes con distintos estilos de aprendizaje, la evidencia estadística reveló que no
existen diferencias significativas entre ambos cursos en los resultados obtenidos
en dicha actividad, debido, probablemente, a que existen características de los
cuatro estilos de aprendizaje en cada persona, complementándose en mayor gra-
do en el trabajo grupal.

Otro factor importante de mencionar es que no sólo los estudiantes tienen


estilos de aprendizaje diferentes, sino que los mismos docentes también presen-
tan estilos de enseñanza distintos. En este sentido, cada docente se enfoca en
presentar información a sus alumnos según su estilo de percibirla y procesarla,
teniendo como resultado distintos tipos de profesores (Santos, 1993). De esta
forma, podemos dar por hecho que, si los estilos de aprendizaje de los alumnos
y los estilos de enseñanza de los docentes no se corresponden, tendremos como
consecuencia graves complicaciones en el aprendizaje de los estudiantes.

pág. 98 UCMaule - Revista Académica N°37 - Diciembre 2009


Por otra parte, podría haber sido interesante realizar la actividad grupal entre
cursos que presentan una diferencia notoria en los estilos de aprendizajes, en
donde el estilo predominante, en uno, fuera el Asimilador y, en el otro, el Aco-
modador, estilos bastantes disímiles en la forma de aprender; sin embargo, se
privilegió el azar para la toma de la muestra de los cursos.

Para finalizar, observamos que en el proceso de la enseñanza, a medida


que pasa el tiempo, se vuelve relevante la forma en como los alumnos y alum-
nas aprenden. Además, la sociedad exige individuos capaces de desarrollar sus
competencias, ya sea individualmente o en un trabajo en equipo. Por otra parte,
determinar los estilos de aprendizaje de los estudiantes, ayudará a adquirir un
aprendizaje más significativo, al conocer sus capacidades para desarrollarlas de
mejor forma y, así, prepararse para enfrentar futuros desafíos.

Es evidente que cada sujeto es diferente del otro, y por lo tanto lo es también
su manera de aprender. Lo importante acá es determinar qué estilo posee cada
estudiante en una sala de clases, pues de esa forma los docentes podrán aplicar
diversas metodologías que beneficiaran el aprendizaje de todos los alumnos en
consonancia con sus estilos.

UCMaule - Revista Académica N°37 - Diciembre 2009 pág. 99


Bibliografía

CHRISTENSEN, H. B. (1990), Estadística paso a paso. Tercera Edición. Editorial


Trillas. México.

DANSERAU, D. F. (1985), Learning strategy researche. En A. A. V.V: Thinking


and learning Skills. Vol. 1, Eribaum, Hilsdale, N. J.

FRABBONI, F. (2001), El Libro de la Pedagogía y la Didáctica, Vol. I.- La Educa-


ción. Editorial Popular, Madrid.

KOLB, D (1984), Experiential Learning: Experience as the source of Learning and


Development. Prentice-Hall, Englewood Cliffs, N. J.

SANTOS, M. A.; JORGE, F. J.; DOVALL, L. y CRESPO, A. (1993), Estilos do-


centes y dicentes: consideraciones pedagógicas a la luz de la neurociencia. Rev.
Española Pedagogía. 51(19S): 311-324

SCHUNK, D. H. (1997), Teorías del aprendizaje. Segunda edición. Pearson, Méxi-


co.

pág. 100 UCMaule - Revista Académica N°37 - Diciembre 2009


Estilos de aprendizaje de Kolb
en alumnos de 1° EM del Liceo Abate Molina de Talca.

Asimilador
Divergente
Convergente
Acomodador

Figura 1: Estilos de aprendizaje de Kolb en alumnos de 1° de E. M., del Liceo


Abate Molina, indicado en porcentajes del total.

Tabla 1
Frecuencia de alumnos de cada estilo de aprendizaje de Kolb por curso de
Primero Medio del Liceo Abate Molina de Talca.

UCMaule - Revista Académica N°37 - Diciembre 2009 pág. 101

También podría gustarte