Está en la página 1de 13

INTRODUCCIÓN

Está demás hacer notar, cómo los nombres de diseñadores industriales que han marcado
un momento histórico en el desarrollo de esta hermosa disciplina, difícilmente salen de
nuestro círculo y difícilmente llegan a ser conocidos por personas ajenas al diseño.
Gerrit Thomas Rietveld, es alguien que incluso dentro del mundo del diseño
industrial, no ha tenido un reconocimiento que haga fiel justicia a su trabajo y lo que este
representa, pareciera que es una especie de “one hit wonder” del diseño, pues si alguien
ha oído hablar de neoplasticismo, De Stijl y arte moderno, probablemente ha oído hablar
de Gerrit Rietveld y su silla Red and Blue.
Lo que quisiera dejar bien claro en este ensayo, es que Rietveld no es únicamente
una silla, Rietveld es fuente de inspiración para otros grandes del diseño, es un ejemplo
de ética y valores, es alguien que incluso después de vivir adversidades horribles, se
mantuvo comprometido con su labor, una persona cuyos reconocimientos se los ganó a
base de esfuerzo y perseverancia, una persona de grandes luces para la abstracción de
formas y racionalización de material, es alguien al que irónicamente se le conoce por uno
solo de sus diseños cuando tiene cientos de piezas que lo respaldan, todas llenas de
contenido, Rietveld es un diseñador que vale la pena ser estudiado y recordado, pues
más allá de su labor como diseñador, fue un gran ser humano.
Para entender la importancia de Rietveld en el diseño industrial, tenemos que
analizar ciertos factores antes de saber cómo y porqué llegó a la disciplina, hablaremos
del entorno en el que vivió, las tendencias artísticas de la época que siempre han ido de la
mano con el diseño y de las que Rietveld tomó gran parte de su inspiración, es importante
también analizar sucesos importantes en su vida, desde conocer a otras personas y tener
hijos, al igual que eventos no tan agradables como las guerras.
Después de haber echado un vistazo a todo lo que hay detrás de Rietveld,
podremos entender a profundidad lo que pasaba por su mente cuando diseñaba, la
evolución y madurez de sus trabajos y principalmente la importancia que tiene su obra en
el desarrollo del diseño industrial.
ANTES DEL DISEÑADOR

Rietveld nace en el 24 de junio de 1888 en la ciudad de Utrecht, Holanda, país cuyo


pasado afectó gravemente el contexto en el que nuestro protagonista nació. Bélgica antes
era parte del reino de los países bajos, pero cuando el rey William I sube al trono a
principios del siglo IX, decide separarse del reino de forma no muy amistosa. Guerras
internas, inundaciones (porque cabe mencionar que Holanda es un país que
geográficamente estaba destinado a hundirse) y conflictos sociales en general, hicieron
que la industrialización llegara tardía al país, sin embargo, gracias al comercio en los
puertos de Ámsterdam y otras industrias dedicadas a la producción de alimentos, Holanda
se disparó económica y socialmente durante este tiempo. Para finales de siglo, que es
cuando nace Rietveld, aunque la industria ya había cobrado un auge importante, aún
existían muchos talleres artesanales que se dedicaban a producir bienes de consumo
local. Rietveld nació en una familia bien acomodada, no eran ni ricos ni pobres, su padre
era ebanista y su madre se dedicaba al hogar.
Rietveld asistió a la escuela con regularidad. Al finalizar sus cursos de primaria,
entra a trabajar al taller de su padre al igual que el resto de sus hermanos, este taller se
dedicaba a hacer muebles al estilo Luis XV. Más adelante notaremos que formalmente no
tuvo un gran impacto en Rietveld, sin embargo es durante este tiempo cuando aprende el
oficio de hacer muebles.

ESTUDIOS

A los 16 años, a Rietveld le surge una necesidad de ampliar su formación académica,


esto lo lograría tomando una serie de cursos que él consideraba tenían relación con lo
que quería hacer de su vida. Toda la bibliografía consultada, difiere drásticamente en las
fechas en las que tomó los cursos, pero al parecer todos coinciden en el orden en que
asistió a estos. Primero toma los cursos de dibujo en la escuela de arte industrial dirigida
por el arquitecto Houtzagers. Al inicio de su formación académica Rietveld quería ser
artista, principalmente dedicarse a la pintura, por eso asistió a estos cursos, en los que
ganaría conocimientos de composición, dibujo y más importante que eso, entraría en
contacto con las nuevas tendencias de arte moderno. Después toma los cursos
nocturnos de dibujo arquitectónico con el arquitecto Klaarhamer. Él toma el curso
nocturno, porque paralelo a sus estudios, continuaba trabajando en la ebanistería de su
padre, considero que este curso es definitivamente el más importante de toda su
formación, pues es en este momento donde adquiere conocimientos técnicos, del uso de
materiales, de la construcción, y de nuevo, más importante que eso, conoció a grandes
figuras de la arquitectura que más adelante se volverían sus amigos y cómplices de
trabajo, figura Theo Van Doesburg como el más importante. Por último, toma una especie
de capacitación de la cual se obtenía el título de Aspirante Proyectista en la joyería G.J.A.
Beeger, misma en la que trabajaría durante un año. En este curso adquiere conocimientos
organizacionales, que le ayudarían a consolidar su propia fuente de ingresos, pero
también afectaría emocionalmente a Rietveld, pues sintió durante este curso que su vida
no tenía sentido ya que no le gustaba lo que estaba haciendo, él no diseñaba joyería, sólo
la producía, cosa que lo frustraba pues sentía que su vida se había pausado por un
momento, para escapar de esta frustración él pintaba mucho y llegó incluso a formar parte
de un grupo llamado Kunst Liedfe, sin embargo, ninguna de sus pinturas fue de gran
relevancia y la gran mayoría se perdió durante la segunda guerra mundial, por lo que la
pintura solo quedó como un vestigio en su desarrollo profesional.
Rietveld se casa en 1911 con Vrouwgien Hadders con quien tendría seis hijos.
Justo después de su matrimonio define por completo a lo que estaría orientada su carrera,
basándose en los cursos de arquitectura con el arquitecto Klaarhamer y sus
conocimientos de ebanistería heredados de su padre. Definido su propósito en la vida,
decide fundar su propia mueblería en 1917, misma que sería el empujón que necesitaba
para llegar al mundo del diseño de muebles.
A partir de aquí comienza a ser considerado su trabajo como diseñador, pues
Rietveld daría rienda suelta a su creatividad, y comenzaría a producir diseños propios.

CONTEXTO ARTÍSTICO

Es evidente que todos los diseñadores encuentran una gran fuente de inspiración
en las tendencias artísticas más populares de la época en la que viven, y Rietveld no fue
la excepción. A principios del siglo XX, que es cuando Rietveld se aventura en el mundo
profesional, comenzaban a surgir por toda Europa las propuestas de arte moderno. El
cubismo, el dadaísmo, el fovismo, por mencionar algunas, eran representantes de la
nueva preferencia a abstraer las formas para hacer arte, esto con el objetivo de hacer un
arte anti-imitativo, anti-ilusionista y anti-dramático, para que el arte dejara de ser un sueño
y comenzara a tomar acción en la realidad de las personas.
En Holanda surge De Stijl, que era una publicación formada por un grupo
integrador de arquitectura y artes plásticas, integrada entre otros por Theo Van Doesburg,
J.J.P. Oud, Piet Mondrian, Bart Van Der Leck, Rob Van T Hoff, George Vantongerloo y
Gerrit T. Rietveld, esta se dedicada a exhibir y justificar el arte Neoplasticista. ¿De qué se
trataba el neoplasticismo?, si hablamos de una justificación teórica, Mondrian nos dice en
el primer manifiesto que, el arte Neoplasticista, se trataba de una “Percepción utópica de
armonía espiritual para el mundo de occidente.” Armonía que no existía después de haber
vivido la primera guerra mundial. Theo Van Doesburg, por otra parte, nos habla de los
fundamentos estéticos del neoplasticismo y nos dice “Desnudemos a la naturaleza de sus
formas y solo quedará el estilo.” Esto lo
representaba gráficamente con la
pintura Abstracción de una vaca, cuatro
etapas (1917), podemos ver que ellos
decían tener el nivel máximo de
abstracción, sólo se usaba la reducción
máxima de la forma y el color, líneas
horizontales y verticales y el uso de
colores primarios (rojo, amarillo y azul)
como la ausencia de color (negro,
blanco y escala de grises), eran los principales elementos de todas las composiciones.
Rietveld va formar parte en De Stijl, por sugerencia de Theo Van Doesburg, desde
que ellos se conocieron, Van Doesburg se sintió muy atraído por el estilo de Rietveld, le
gustaron muchos de los proyectos que el proponía en los cursos y cuando se enteró que
Rietveld había creado su propia mueblería, de inmediato lo contactó para poder ver qué
estaba produciendo. Los muebles de Rietveld seguían los principios estéticos creador por
los neoplasticistas y por ello, logró una aceptación inmediata en la publicación. Cuándo
Rietveld comienza a formar parte de la publicación, Van Doesburg lo aconsejaba
constantemente de cómo podía mejorar su trabajo y lo más importante es que Rietveld le
hacía caso. Van Doesburg, que se hizo muy cercano a Rietveld va a ser de gran ayuda en
la consolidación de sus proyectos más importante, literalmente era un metiche, que de
forma respetuosa sugería hacer modificaciones a los conceptos de Rietveld para
mejorarlos. Fue gracias a que Van Doesburg invita a Rietveld a formar parte en De Stijl,
por lo que la carrera de Rietveld en el diseño despegó.

OBRA

Por fin llegamos al lado más interesante de conocer el pasado de un diseñador y ese es:
su obra. Como mencionaba al principio del ensayo, Rietveld es súper conocido por sólo
una de sus sillas, pero en esta parte veremos que en realidad Rietveld realizó una amplia
variedad de piezas durante sus años productivos.
Pude distinguir tres grandes etapas en la evolución del trabajo de Rietveld: La
primera comienza en 1917, que es cuándo Rietveld abre su propia mueblería y comienza
a producir diseños propios. La segunda comienza cuando tiene su primera publicación en
De Stijl, esto en 1919. Por último notamos que a partir de 1932, después de su paso por
De Stijl y la segunda guerra mundial, su forma de hacer diseño cambia drásticamente.
Vale la pena mencionar que Rietveld siempre tuvo una visión de producción
industrial con sus diseños

1917

Cuándo Rietveld abre su propia


mueblería, se dedicaba
principalmente a hacer muebles por
encargo. Cuándo tenía un poco de
tiempo libre, se daba el lujo de crear
algunos objetos para uso personal.
Rietveld era una persona a la que
le encantaban los niños pequeños,
por eso tuvo seis hijos, le encantaba jugar y convivir con ellos. En sus incios Rietveld
diseño varias carretillas y carros de playa (1917) con los paseaba a sus hijos por toda la
costa. Podemos ver en la fotografía uno de estos, vemos un consistente uso de formas
geométricas puras, rectángulos y círculos, desde que Rietveld comenzó a diseñar, su uso
de formas libres de ornamentos era bastante evidente.
Siguiendo con esta fascinación por los niños, Rietveld
también diseñaba muebles para sus hijos. Tenemos la
periquera Kinderstoel Kaar (1917) como ejemplo de esto.
Notamos una fuerte influencia del Art Nouveau de Mackintosh
y Lloyd Wright, específicamente en esta silla. Pues a pesar de
que el uso de formas geométricas seguía estando presente,
podemos ver un poco más de ornamento con cada uno de los
barrotes horizontales que forman la caja de la periquera.
Quizás no sintiéndose tan cómodo con tantos
elementos en una sola silla, Rietveld decidió hacer
modificaciones severas a esta y la
simplificó considerablemente, esta
es la segunda versión de la
Kinderstoel (1918), mucho más
ligera y con menos elementos. Es
necesario mencionar esta silla, pues fue hecha justo cuándo
Van Doesburg busca a Rietveld para ver su trabajo y decide
invitarlo a publicar en De Stijl. Rietveld con una mentalidad
joven y proactiva, acepta la invitación, y esta silla fue
oficialmente la primera publicación en cuyo pie de foto aparecía
el nombre Gerrit T. Rietveld. Fue aceptada por el evidente uso
de los principios estéticos neoplasticistas, únicamente se
perciben líneas horizontales y verticales.

1919 (la Red and Blue)

Formando parte del grupo De Stijl, viene un momento en el que ya todo había sido
publicado, la revista se estaba volviendo un poco monótona, la máxima abstracción que
fue emocionante al principio se había vuelto algo aburrida. Van Doesburg como editor,
decide buscar proyectos interesantes que los integrantes del grupo tuvieran archivados o
guardados y que podrían generar un aporte a la revista, con esta misión, visita la
mueblería de Rietveld, en la que juntos echan un vistazo a todos los bocetos, planos y
modelos que tenía Rietveld guardados. Entonces encuentran lo que más adelante sería la
silla más famosa del neoplasticismo, la Red and Blue.
Cuando Van Doesburg vio la silla, no tenía nombre ni
acabado, para los ojos de Rietveld estaba terminada.
Podemos ver cómo lucía esta silla en la primera imagen.
Van Doesburg saco sus grandes habilidades de consejero
y le propuso a Rietveld modificar la composición y darle un
acabado. Rietveld le hizo caso y surgió así su “one hit
wonder” de Rietveld. Esta silla es muy popular, todos los
que sepan algo de diseño o arte neoplasticista, muy seguramente tienen algo que decir
acerca de la silla. Las opiniones son el contraste puro,
desde el que dice que no tiene valor diseñístico pues
es una silla incomodísima, hasta el que la idolatra por
ser un buen ejemplo del arte objeto que nos habla de
la situación social de ese momento histórico. Rietveld
anticipándose a este tipo de opiniones encontradas,
nos habla de su silla en el número en el que fue
publicada: “La silla no debería usarse como retiro,
sino como conexión, ya que el aislamiento no
conduce a una solución”. (1923). Definitivamente uno
de los momentos más importantes en la carrera de
Rietveld fue esta silla, pues le dio una proyección
internacional y respeto entre sus colegas.
Otros diseños remarcables de esta época son por ejemplo, la lámpara colgante
(1920) que cuando fue publicada en de Stijl, el diseño llegó hasta las manos de Walter
Gropius, director de la Bauhaus en Alemania, mismo que se sintió muy identificado con
esta pues usaba los elementos tecnológicos del objeto como parte de su estética.
También tenemos la silla Berlín (1923), diseñada para una exposición de arte en
esa misma ciudad. Claro ejemplo de la proyección internacional de Rietveld.
La silla Beugelstoel (1927), cuya inspiración viene de las sillas de Marcel Breuer.
Curioso que en sus incios, la Bauhaus se inspiró en algunas características del diseño de
Rietveld para formar su propia metodología y después, la cosa se invirtió y Rietveld se
inspiraba en lo que la Bauhaus ya estaba produciendo.
La mesa Schröeder (1923), que vale
la pena mencionar, pues Rietveld
comenzaba a tener trabajos de
diseño de interiores, y esta mesa la
usaba constantemente en su trabajo,
desafortunadamente la gran mayoría
de su trabajo en interiores se va a
perder durante la segunda guerra
mundial. La foto aquí presentada es
una de las pocas composiciones originales que podemos encontrar.
Y viene otro de los más importantes trabajos de Rietveld, que demuestran por qué
su paso por De Stijl es definitivamente importante, estamos hablando de la casa
Schröeder (1924). Fue un
diseño personalizado para
Truus Schröeder–Schräder,
una enfermera viuda y con
hijos de origen neerlandés.
Ella quería escapar de su
tradicional vida de esposa
apegada a su pasado, y
conociendo el trabajo de
Rietveld en diseño de
muebles e interiores, decide
contactarlo para comisionarle
lo que se convertiría en su
primer y más importante proyecto arquitectónico. La casa está pensada bajo las
características de una arquitectura plástica según Van Doesburg (otra vez): Elemental,
económica, funcional, anti-monumental, dinámica, anti-decorativa y anti-cúbica. Pensada
para nuevos estilos de vida, ligera y espaciosa, la casa Schröeder fue un parte aguas de
los principios estéticos de la arquitectura moderna. Esta casa le dio un lugar a Rietveld en
el CIAM (Congreso Internacional de Arquitectura Moderna) y le dio una proyección en el
mundo de la arquitectura.
1932

Tras la muerte de Van Doesburg en 1931, la revista De Stijl dejó de ser publicada. Los
conflictos entre el resto de los integrantes del grupo hicieron imposible que se siguiera
editando la revista. Fue aquí cuando Rietveld tiene que enfrentar uno de los periodos más
difíciles de su vida, la segunda guerra mundial.
A pesar de su declarada neutralidad de Holanda, la cercanía territorial hizo casi
imposible que el movimiento nazi entrara al territorio neerlandés. En 1940 se hace un
ensayo de bombardeo colectivo que afectaría gravemente a Ámsterdam, Rotterdam y
Utrecht, ciudad donde Rietveld residía. Rietveld pierde su mueblería y gran parte de su
trabajo. Se me hace increíble que Rietveld haya podido sobrevivir a las dos guerras,
estando tan cerca de los sucesos.
Durante los años de restauración de los
países afectados por la guerra Rietveld no se
tiró al piso a llorar, al contrario, ayudó a su país
y a su ciudad natal a regenerarse usando su
creatividad y sus habilidades de diseño. El
diseño que desde mi punto de vista tiene mayor
significado después de la guerra es la silla
Crate, hecha con cajas usadas para empacar y
transportar alimentos. La producción de
muebles como muchas otras industrias se
detuvo en los países afectados, no solo no
había madera, sino que no había quién trajera o produjera madera, ni había quién la
consumiera. Notando la necesidad de tener por lo menos u lugar donde sentarse, Rietveld
comenzó a usar estas cajas que transportaban alimentos y después se desechaban.
Básicamente se trataba de desarmar la caja y reconfigurarla en un nuevo objeto funcional,
no había el uso de más madera y en ocasiones usaba los mismos clavos que ya traía la
caja. Esta silla es muy nostálgica y no puedo evitar sentir algo de ternura cuándo hablo de
esta, pues es un ejemplo del compromiso social que tiene el diseñador por hacer objetos
beneficiales para su comunidad.
Con este afán de ahorrar y usar al máximo el material, Rietveld también hizo uno
de los diseños más innovadores de toda su carrera, la silla Zigzag. ¿Por qué innovador?,
porque implica un considerable cambio tipológico de un objeto cotidiano, fue la primer silla
jamás hecha sin patas. Más adelante, la estructura de esta silla va a ser usada por
muchos otros diseñadores, que usando nuevos materiales y procesos, producirían
diseños de gran relevancia.
Viene un periodo de asueto en el que Rietveld no hace diseños de considerable
importancia y no lo culpo, después de haber vivido la guerra, son muy pocos los que
podrían simplemente ignorarlo y continuar con su vida como la han llevado hasta
entonces. Rietveld regresaría al mundo del diseño hasta 1951, cuando se hace una
exposición retrospectiva de las corrientes de arte moderno europeo que recorre New
York, Venecia y Ámsterdam, en las que figura el neoplasticismo y sus exponentes.
Rietveld comienza a ser contactado de nuevo y él regresa a producir diseño.
Trabajos importantes son la silla Utrecht y los interiores del museo Van Gogh en
Ámsterdam. Proyectos financiados a nivel gubernamental y que representan la
importancia y el respeto que se Rietveld se había ganado con su trabajo.

EL FINAL

Fallece el 25 de junio de 1964, un día después de su cumpleaños número 76. Fue


nombrado Doctor Honoris Causa por la Technische Hogeschool Delft, y cuando recibe
este galardón, en su discurso Rietveld se despide: “¿Me entienden cuando les digo que
me siento preocupado al recibir este honor? ¿Significa que ahora soy alguien que ya no
tiene nada que decir? [...] Me siento abatido, un hombre perdido que pensaba que todavía
tenía un largo camino que recorrer y que, de repente, descubre que se encuentra en una
especie de estación final”.
Rietveld deja un legado de 215 piezas de mobiliario ejecutadas, 231 diseños
arquitectónicos y 240 diseños conceptuales, de los que destacan juguetes e interiores.
CONCLUSIONES

De verdad espero haber dejado bien claro que aunque la silla Red and Blue es muy
interesante, Rietveld tiene una historia y un trabajo muchísimo más vasto. Su trabajo
como diseñador es algo que normalmente yo no apreciaría con gran emoción, pues en
ocasiones siento que el minimalismo la sobriedad y la simplicidad son pretextos para
hacer cosas fáciles y aburridas, Gerrit Thomas Rietveld es un nombre que ahora llevaré
grabado en la cabeza pues aprender sobre su vida y su trabajo me ha enseñado que el
diseño geométrico, claro y ligero no carece de contenido en lo absoluto.
Gerrit T. Rietveld es un diseñador que destaca por su Innovación tipológica, estética y
funcional de objetos cotidianos, Integración del arte al diseño y responsabilidad social
como proyectista. Es alguien que merece gran admiración y respeto pues siempre actuó
como alguien que de verdad ama lo que hace y quiere hacerlo bien.
FUENTES

• Baltanás, José. Diseño e Historia, Invariantes. Gustavo Gili: España


• Castaño C. Charo (1997). El espejo del orden, el arte y la estética del grupo
holandés De Stijl. Ediciones Akal: Madrid
• Comisarenco, M, Dina (2006). Diseño Industrial mexicano e internacional, memoria
y futuro. Trillas: México
• Fiel, Charlotte & Peter (2005). 1000 Chairs. Ed. Taschen: China
• McDermott (2003). Design Museum, Siglo XX, Diseño. Lisma Ediciones.
• Mulder, Bertus (2006). Gerrit Thomas Rietveld, Life, Thought Work. Ed. SUN: The
Netherlands.
• René Huyghe (1972). El arte y el mundo moderno. Tomo 1. Ed. Planeta:
Barcelona.
• Zijil, V. Ida (1999). The Scröder House. Princeton architectural press: The
Netherlands
• http://www.jbdesign.it/idesignpro/neoplasticism.html
• http://eaadiproyectos.wordpress.com/2011/12/02/gerrit-rietveld-1888-1964/
• http://www.rietveld-by-rietveld.com/src_rietveld.asp
• http://www.educablogs.org/dibujo/2011/06/27/gerrit-thomas-rietveld/
• http://tectonicablog.com/?p=34326