Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

ESCUELA DE CIENCIAS JURIDICAS Y POLITICAS

CARRERA DERECHO

Asignatura:

DER-316

Tarea 3

Facilitador/a:

Licdo. Manuel Aurelio Gómez Hernández

Participantes:

Eulalia María León Morel


99-1502

Santiago de los Caballeros


República Dominicana
Septiembre de 2018
Realice un informe que contenga los diferentes medios de prueba en materia
laboral, de cómo el juez laboral debe ponderar las mismas, si existe jerarquía
entre las mismas, y los requisitos y condiciones para hacer valer dichas
pruebas.
Las presunciones legales referentes al trabajo subordinado, tienen
igual naturaleza a la de índole civil, pues tanto una como la otra, son conjeturas
sobre la existencia de un hecho desconocido pero verosímil, estas obran como
prueba indirecta, establecidas como elemento de convicción respecto al hecho
juzgado.

No obstante, en nuestro ordenamiento jurídico laboral las presunciones legales


revisten el valor de una necesidad social que busca darle mayor protección al
trabajador, en el sentido de liberarlo de la carga de la prueba de los hechos sobre
los cuales fundamenta la ley esa presunción, pasando la carga de la prueba a la
otra parte, el empleador, que es quien tiene la mayor parte de las pruebas en
virtud del poder de dirección que le otorga la ley en el contrato de trabajo y por ser
el propietario de los medios de producción.

Estas presunciones operan así, en virtud de que la carga de la prueba se desplaza


al empleador demandado, por aplicación de la segunda parte del artículo 1315
del código civil, que establece: recíprocamente, el que pretende estar libre de una
obligación debe de justificar el pago o el hecho que ha producido la extinción de su
obligación.

Ello es más notorio con respecto a aquellos hechos que se establecen por medio
de la documentación que él está obligado a llevar, registrar y conservar durante la
ejecución del contrato de trabajo y que a la vez constituyen obligaciones a cargo
del empleador de cara a las autoridades administrativas de trabajo en
su función verificadora de que la norma de trabajo se observen mínimamente.
No se trata de estudiar un instrumento nuevo, pero resulta que el derecho del
trabajo tiene sus propios fines, el bienestar humano y la justicia social; las
presunciones legales constituyen un medio de prueba fundamental para la
protección de los derechos de los trabajadores, siendo esto el propósito
perseguido por la norma laboral, por eso podría justificarse la existencia
y análisis de algunas particularidades propias .

Existe una gran similitud entre los medios de prueba del derecho común y los
medio de prueba del derecho laboral. Pero en el derecho del trabajo predominan
los principios de libertad de prueba y el de disponibilidad de las pruebas el primero
consiste en que las partes pueden aportar las pruebas de los hechos por cualquier
medio y el segundo establece mediante la ley quien está obligado a aportar las
prueba de donde se establecen las presunciones legales en el régimen de las
prueba en materia laboral, que en gran parte originan una inversión en la carga de
la prueba a favor del trabajador.

Son los procedimientos admitidos por la ley para la presentación de la prueba


mediante los cuales las partes tratan de establecer la existencia de derecho.

Las Pruebas no son procesales, pues son los residuos de los hechos y
acontecimiento que se establecen en justicia, es la fuente, es el hecho anterior al
proceso; sin embargo, la articulación de estos mediante procedimientos son los
medios de pruebas, que si son procesales.

Alexis Geraldino Gómez, establece que los medios de prueba son utilizados para
llevar a la verdad fáctica, que una vez establecida se produce la verdad jurídica.
En nuestro ordenamiento jurídico los medios de prueba se establecen con la
finalidad de que el juez laboral pueda esclarecer la realidad de los hechos y así
lograr una mejor aplicación de la justicia.

En materia laboral pueden establecerse los siguientes modos de pruebas:


1- Las actas auténticas o las privadas.
2- Las actas y registro de las autoridades administrativas de trabajo
3- Los libros libretas, registros y otros papeles que las leyes o los reglamentos
de trabajo exijan a empleadores o trabajadores
4- El testimonio
5- Las presunciones del hombre,
6- La inspecciones directa a lugares y cosas
7- De los informes periciales
8- La confesión.
9- El juramento.

Estos medios de prueba no son limitativos, sino enunciativos, ya que existen otras
disposiciones que permite comprobar que las partes pueden probar en el proceso
laboral, por cualquier medio, los hechos que justifiquen sus pretensiones.

La admisibilidad de cualquiera de los medios de prueba, queda subordinado a que


su producción se realice en el tiempo y en la forma determinado por ley. La ley de
manera expresa establece que, en materia de derecho laboral, los jueces gozan
de un poder soberano de apreciación en el conocimiento de estos modos de
pruebas.

El Código de Trabajo establece que el contrato de trabajo no es el que consta en


un escrito, sino el que se ejecuta en hechos. Es nulo todo contrato por el cual las
partes hayan procedido en simulación o fraude a la ley laboral, sea aparentando
normas contractuales no laborales, interposición de persona o de cualquier otro
medio.

Las disposiciones del principio precedentemente señalado constituye la base


fundamental del derecho probatorio en materia laboral ya que este le permite a las
partes demostrar sus alegatos en virtud de los hechos ocurrido en una relación
laboral, en la cual el juez laboral está sometido a darle más valor a las pruebas de
los hechos que a los documento.
Los medios de prueba son instrumentos, que el Derecho Procesal del Trabajo,
pone a disposición de las partes, a fin de que puedan demostrar o excluir los
hechos en un conflicto de trabajo.
a) La prueba documental;
b) La declaración de testigos;
c) La declaración de parte;
d) La absolución de posiciones;
e) La inspección judicial;
f) El dictamen de peritos;
g) Los medios científicos y tecnológicos de prueba; y
h) Las presunciones.

En otro sentido se denomina medio de prueba el contenido de la percepción


judicial; el resultado del reconocimiento; el contenido incorporado al documento; la
declaración del testigo; el dictamen del perito; la contestación de la parte al
absolver posiciones.

En tal sentido debemos aclarar que los medios de prueba que utilice tanto el actor
como el demandado deben ser congruentes con las afirmaciones que hacen,
deben ser pertinentes, ciñéndose al asunto que se trata y útiles al fin o pretensión
que se busca.

Que es el Onus Probandi


El onus probandi (o carga de la prueba) es una expresión latina del
principio jurídico que señala quién está obligado a probar un determinado hecho
ante los tribunales.

El fundamento del onus probandi radica en un viejo aforismo de derecho que


expresa que "lo normal se presume, lo anormal se prueba". Por tanto, quien
invoca algo que rompe el estado de normalidad, debe probarlo ("affirmanti
incumbit probatio": a quien afirma, incumbe la prueba). Básicamente, lo que se
quiere decir con este aforismo es que la carga o el trabajo de probar un enunciado
debe recaer en aquel que rompe el estado de normalidad (el que afirma poseer
una nueva verdad sobre un tema).

El onus probandi se manifiesta en diversas ramas del Derecho:


 En el Derecho civil: se manifiesta principalmente en la prueba de la
existencia de una obligación (que corresponde al acreedor) y en la prueba
de la extinción de la obligación (que corresponde al deudor).
 En el Derecho tributario: en los procedimientos de aplicación de los tributos
quien haga valer su derecho deberá probar los hechos constitutivos del
mismo.
 En el Derecho penal: el onus probandi es la base de la presunción de
inocencia de cualquier sistema jurídico que respete los derechos. Significa
que para toda persona se presume su inocencia hasta que se demuestre su
culpabilidad. Es una presunción que admite prueba en contrario, pero en la
cual lo relevante es que quien acusa es quien tiene que demostrar la
acusación, es decir, el acusado no tiene que demostrar su inocencia, ya
que de ella se parte.
 En el Derecho laboral: en los casos de despido la carga de la prueba recae
tanto en el trabajador, quien tiene que probar que las causas del despido
lesionan sus derechos, y también en el empleador quien debe acreditar que
las causas de despido fueron justas.
 En el Derecho procesal: se dice que quien tiene la titularidad de la carga de
la prueba es la parte que persigue los efectos jurídicos en función de los
hechos que sustentan su pretensión (Teoría de Michelli - Teoría de la Carga
de la Prueba según el efecto jurídico perseguido por las partes); asimismo,
dichos presupuestos deben estar contemplados en la norma con la finalidad
de que sean de apliación en el proceso mismo. En caso contrario, la misma
no se le aplicará, quedando sin sustento su pretensión o defensa (Teoría de
Rosemberg - Teoría Normativa).La carga de la prueba durante el litigio tiene
una doble dimensión: una carga de prueba formal, al corresponder a las
partes probar los hechos introducidos en sus alegaciones y una carga de
prueba material, al ofrecer al tribunal un criterio para resolver dudas sobre
medios probatorios desestimando las pretensiones según corresponda a
unos u otros la carga de probar los hechos inciertos.

Inversión de la prueba.
La inversión de la prueba en materia laboral, al ser una característica propia de los
mismos, no conlleva la vulneración de la garantía del debido proceso, dentro del
que se encuentra, como uno de sus componentes, el derecho a la defensa, toda
vez que partiendo de la necesidad de otorgar, por parte de la ley, una tutela
especial al trabajador se ha configurado el procedimiento que se debe seguir, en
el que se ha respetado a cabalidad la potestad del demandado de presentar la
prueba que estime necesaria en su defensa, con el fin de desvirtuar lo sostenido
por el demandante. Así, el empleador demandado no está colocado en situación
de indefensión.

Lo legal e ilegal en cada momento es lo que dice el legislador. En Proceso civil,


quien alega tiene la carga de la prueba, en proceso laboral, es al revés, y al
empleador incumbe la carga de la prueba. Es justo, en definitiva es legal porque
una Ley así lo dice. Hay otros principio a de derecho laboral que favorecen al
trabajador, la preferencia de sus deudas frente e la Seguridad Social, Hacienda o
cualquier otro acreedor, el principio in dubio pro operario, similar al in dubio pro
reo (presunción de inocencia) etc. La ley quiere proteger al trabajador ya que lo
considera el interés más necesitado de protección.

En materia laboral no existe una jerarquía de la prueba, por lo que los jueces
tienen que examinar todos los medios de prueba sometidos a su consideración.

Los jueces del fondo son soberanos para apreciar las pruebas aportadas, de cuya
apreciación formarán su criterio para la solución del caso puesto a su cargo,
estando facultados a acoger las pruebas que resulten verosímiles y descartar
aquellas que a su juicio no le merezcan crédito.

En materia laboral el juez tiene un papel activo, ya que puede interpretar las
pruebas aportadas por las partes. En sentido general se pueden establecer como
principios de la prueba: La no existencia de la preeminencia, entre un medio de
prueba y otro. La posibilidad del juez de requerir y recabar de las autoridades
gubernamentales todos los datos e informaciones que estime pertinente.