Está en la página 1de 11

12.

170 x 240 psicología 20/7/10 10:25 Página 112

La psicología clínica en Osakidetza

Ramona Casado, Cristina Azpilicueta, Manuel Hernanz, Miriam Azpiri,


Tomas Berasategui, Montse Argemi, Guadalupe Garbizu, Helena Senra,
Yolanda Ballorca*

Introducción de nuestra especialidad, de su desarrollo y de los


ámbitos donde vemos útil y necesaria nuestra
Este documento nace de las inquietudes y la actuación, las funciones que podemos desarro-
convergencia de sensibilidades de un amplio llar en estos ámbitos, además de las áreas de me-
grupo de psicólogos clínicos de Osakidetza. El jora en las que, entendemos, que hemos de pro-
interés en lograr una definición más clara de gresar. De este modo servirá para que los usuarios
nuestro rol y nuestras competencias, y una aper- se beneficien de la mejora de la atención sanita-
tura de nuestra profesión a todos los demás ria y reciban las prestaciones más acordes con
estamentos profesionales de nuestra institu- sus necesidades.
ción, dio lugar a las Jornadas de Psicología
Clínica celebradas en Bilbao, Vitoria-Gasteiz y Se trata entonces, del deseo de desarrollar y
Donosti. En VItoria, en enero de 2008, la jefatura potenciar en el conjunto de la red, todos los ins-
de salud mental mostró una disposición favora- trumentos que nuestra profesión posibilita, y así
ble y una actitud de escucha hacia nuestros enriquecer los recursos existentes en Osakide-
planteamientos. Fue en este contexto en el que tza. Algo que, siendo propio de la Psicología Clí-
se gestó la idea y se hizo posible poco después nica es por ende, perteneciente a todo el colecti-
constituir este grupo de trabajo y elaborar este vo de salud mental, estableciendo de esta mane-
documento. ra la mejor complementariedad posible con el
saber del resto de las profesiones de nuestra ins-
Por tanto, nuestro deseo es el de compartir titución; y desde ahí favorecer un mayor diálogo
nuestra manera específica de pensar la tarea clí- e intercambio con todos ellos.
nica desde lo psicológico, nuestra manera de tra-
tar y entender la enfermedad mental que, según
hemos sentido, no ha estado suficientemente 1. Definición de la psicología clínica (PC)1
reconocida y potenciada dentro de Osakidetza. La Psicología Clínica es un campo de especiali-
zación de la Psicología, que aplica los principios
Los psicólogos clínicos deseamos tener una ma- teóricos, métodos, procedimientos e instrumen-
yor presencia. Para ello partimos de una definición tos específicos derivados de su propio desarrollo

* Apoyo metodológico: Jose Antonio de la Rica y Mª Carmen Matthies.


1
Definición inspirada en la elaborada por la Comisión Nacional de Psicología Clínica.

Norte de salud mental, 2010, vol. VIII, nº 37: 112-122.


12. 170 x 240 psicología 20/7/10 10:25 Página 113

La psicología clínica en Osakidetza

para observar, evaluar comprender, diagnosticar, 2. Desarrollo e implantación


explicar, tratar, modificar y prevenir los trastornos de la psicología clínica
mentales (alteraciones y trastornos cognitivos,
de adaptación, emocionales y comportamenta- No es nuestro deseo el de referirnos a los ante-
les) y los fenómenos psicológicos y relacionales cedentes más remotos de la psicología (Luis
implicados en el proceso salud-enfermedad. Vives 1492-1540), ni al 1879 fecha en la que apa-
reció el primer laboratorio de Psicología Experi-
La Psicología Clínica se interesa en establecer mental en Leizpig (Wilhelm Wundt). Vamos a expo-
un psicodiagnóstico, en el que se incluye el aná- ner únicamente la situación a la que la Psicología
lisis de la condición psicopatológica, cara a una Clínica, ha llegado en España.
comprensión y para llevar a cabo un tratamiento,
con objeto de remediar el problema y en su caso
En el año 1948, se creó el Departamento de
prevenirlo.
Psicología Experimental en el Consejo Superior
de Investigaciones Científicas (CSIC) y unos años
Comentarios sobre la definición después, en el 1953, la Escuela de Psicología y
1. El psicodiagnóstico implica la exploración, Psicotecnia en la Universidad de Madrid. Hubo
evaluación y valoración de aspectos cogniti- que esperar hasta el 1960 para que se dotaran
vos, biográficos, emocionales y sociales que las primeras Cátedras de Psicología en diferen-
van a influir sobre la capacidad funcional del tes Universidades.
individuo.
2. Las intervenciones y tratamientos se desa- A nivel académico, la psicología fue en un primer
rrollan desde un paradigma propiamente momento una especialidad dentro del Título de
psicológico, que no excluye a otros. Filosofía y Letras y posteriormente lo fue tam-
bién el de Filosofía y Ciencias de la Educación. En
3. La psicología clínica aporta diferentes mo- estos momentos quedan aún Universidades que
delos teóricos explicativos del funciona- emiten el título dentro de estas Facultades, y
miento psíquico y del comportamiento que otras lo hacen ya desde su propia Facultad, la
posibilitan una variedad y riqueza de mode- Facultad de Psicología.
los de intervención.
4. Trata de entender al individuo en su totali- La Licenciatura, así como las competencias y
dad, más allá del trastorno o patología que aprendizajes que deben de adquirir los alumnos
presente, entendiendo la salud-enfermedad están reguladas por el RD 1428/1990 que esta-
no como una dualidad excluyente sino blece el Título de Psicología, y el RD 1954/1994
como un continuo. en el que se establece el Catálogo de Títulos
5. La comprensión de la organización mental y Universitarios; la Licenciatura en Psicología apa-
su funcionamiento permite predecir o pre- rece inscrita en el Apartado II correspondiente al
ver vulnerabilidades futuras, recaídas, etc., Ciencias Sociales y Jurídicas.
en función de determinadas situaciones
vitales que puedan presentarse. En el 1998 se publica un Real Decreto que viene
a recoger las inquietudes de los profesionales
6. Tiene en cuenta el estudio del funciona-
que, desarrollando su trabajo en los servicios
miento del individuo como parte de su red
públicos, comunitarios y también privados, ven
de grupos primarios de referencia; de ma-
como el trabajo en el ámbito sanitario requiere la
nera que aporta el entendimiento de la di-
realización de estudios complementarios a los
námica de los grupos humanos en la patolo-
propios de la licenciatura, así como formación
gía o salud del paciente.
práctica tutelada. La Psicología dispone de todo
7. Aporta la evaluación de potenciales de un bagaje que es necesario reconocer y aplicar:
salud, de dominios adaptativos, creativos y técnicas específicas, instrumentos, metodologí-
elaborativos del individuo fundamentales as, etc. que se derivan de trabajos de investiga-
para su tratamiento. ción sobre el comportamiento humano.

113
12. 170 x 240 psicología 20/7/10 10:25 Página 114

Casado, Azpilicueta, Hernanz et als.

En el RD 2490/1998 se reconoce la Especialidad 1428/1990 de 20 Noviembre y responden a los


en Psicología Clínica. Fueron muchos los trabajos contenidos que se deducen en la definición de la
realizados en los que se vio que la Especialidad Psicología, recogida de la EFPA, como ciencia
era necesaria para poder dar una atención de que estudia el comportamiento en todas sus
calidad a una población necesitada de interven- manifestaciones (incluyendo actividad mental,
ciones y tratamientos psicológicos sofisticados. respuesta psicofisiológica, reacción emocional,
el decir y el hacer) y contextos (social, educacio-
Diferentes motivos paralizan momentáneamente nal, familiar, laboral); interesándose tanto por el
dicho RD, pero en el 2002 (Orden Pre/1107/2002), comportamiento normal como por el anómalo.
se regulan definitivamente las vías transitorias Se establecen para ello seis áreas de conoci-
para tener acceso al Título. miento sobre las que se articula la formación:
Psicología Básica, Psicobiología, Metodología y
Decretos y Leyes posteriores2 evidencian todas Estadística, Psicología Social, Psicología Evoluti-
ellas un reconocimiento de la profesión del psi- va y del Desarrollo, Personalidad, Evaluación y
cólogo al considerar que éste puede formarse Tratamientos Psicológicos.
para alcanzar una especialidad sanitaria y así
acceder al sistema sanitario con los mismos A partir de septiembre de 2009, se empieza a
derechos y obligaciones que el resto de los pro- aplicar la reforma Universitaria en base a los
fesionales sanitarios. acuerdos de Bolonia. A partir de 2010, las Uni-
versidades formarán para el Grado en Psicología.
En el momento actual el psicólogo clínico, defini- Dichos estudios tendrán una duración de cuatro
do y amparado por la legislación, necesita conti- años y serán realizados en base a la normativa
nuar desarrollando su perfil, y matizando todos mencionada.
aquellos aspectos que definen su idiosincrasia.

3. Currículo formativo del psicólogo clínico 3.2. Formación especializada


en psicología clínica
En el momento en que se redacta el presente
documento, las distintas Facultades de Psicología El Título Oficial de Psicólogo Especialista en Psi-
están desarrollando las líneas marcadas en el cología Clínica fue creado y regulado por Real
Real Decreto 1393/2007 (BOE 30 de Octubre) de Decreto 2490/1998, con una primera promoción
Ordenación de Enseñanzas Universitarias que PIR previa (1996). La formación adopta el mode-
establece la estructura general de las enseñanzas lo de “residencia” común para el resto de espe-
universitarias para adaptarlas al Espacio Europeo. cialidades sanitarias, abogándose por un modelo
de formación por competencias.
Es de interés, de cara a entender la especificidad
respecto a otros profesionales, así como nues- Hasta ahora, el programa oficial ha sido el elabo-
tras funciones y capacitación, hacer un breve rado por la Comisión Nacional de la Especialidad
apunte sobre el contenido de la Licenciatura en de PC en 1994 y aprobado por el Ministerio de
Psicología hasta ahora que ha sentado las bases Educación y Ciencia en 1996. A partir de la apro-
a la necesaria especialización en Clínica. bación de la Orden SAS/1629/2009, de aplica-
ción obligatoria a partir del 2010, la formación
especializada se amplía a 4 años. Así mismo, se
3.1. Licenciatura de Psicología
diversifica el campo de intervención del psicólo-
Los Estudios de Psicología se han regido por las go clínico en los servicios sanitarios, y se intro-
directrices establecidas en el Real Decreto ducen las áreas de formación específica.

2
Ley de Cohesión y calidad del SNS (Ley 16/2003) en la que se define la cartera de Servicios del SNS y donde se incluye ya la Salud
Mental, y el RD de Autorización de Centros Servicios y Establecimientos Sanitarios (RD 1277/2003) y la tan mencionada LOPS (Ley
44/2003). Por último en el Real Decreto 1837/2008 de 8 de noviembre se traspone la Directiva 2005/36/CE del Parlamento Europeo
y del Consejo de 7 de septiembre de 2005 y la Directiva 2006/100/CE del Consejo de 20 de noviembre de 2006, que suponen el
reconocimiento de la cualificación profesional a nivel europeo. www.boe.es/boe/dias/2003/05/29/pdfs/A20567-20588.pdf

114
12. 170 x 240 psicología 20/7/10 10:25 Página 115

La psicología clínica en Osakidetza

4. Ámbito de actuación de la psicología clínica mos una gran aportación tanto en la comprensión
de la génesis del trastorno mental, como en su
Según propone la Comisión Nacional de la Psico-
desarrollo evolutivo, en la forma de manifestarse,
logía Clínica, “la Psicología Clínica desarrolla sus
de ser reconocido y diagnosticado, y, así mismo,
actividades en todas las etapas o fases del ciclo
en su tratamiento (contextos de aprendizaje, expe-
vital, con
riencias vitales, significados atribuidos, emocio-
• Individuos, parejas, familias, grupos. nes predominantes, estilo de respuestas, habilida-
• Instituciones, organizaciones y comunidad. des psicológicas...). Así lo recogen los dos siste-
• En el entorno público y en el privado. mas de clasificación de los trastornos psicológicos
más utilizados y difundidos a nivel mundial (CIE y
Y contribuye a: DSM). Ambas clasificaciones describen el trastor-
• Mejorar la calidad de las prestaciones y ser- no mental en términos de multicausalidad bio-
vicios. psico-social, y, en última instancia como un con-
cepto funcional. En este nuevo paradigma que
• Planificar nuevas prestaciones y servicios.
destaca la importancia del equipo interdisciplinar,
• Informar a los poderes públicos sobre los la Psicología Clínica ha desarrollado herramientas
cometidos propios de la especialidad tanto propias para la evaluación, diagnóstico y trata-
en lo que se refiere a contenidos organizati- miento de las diferentes patologías.
vos como clínico-asistenciales, de formación
y otros. 4.1.2. Rehabilitación Psicosocial
• Desarrollar el trabajo desde una perspectiva
En la rehabilitación psicosocial de los enfermos
interdisciplinar.
con trastornos mentales los psicólogos clínicos
Dada la situación actual, en espera de una mayor asumen diferentes tareas, incluyendo el diseño,
delimitación de sus competencias, considera- dirección y aplicación de procedimientos rehabi-
mos las siguientes áreas de dedicación: litadores. La orientación de la actuación en este
campo es de índole comunitaria, aunque puede
abordarse desde el ámbito hospitalario o desde
4.1. Salud Mental la consulta ambulatoria.
El área de dedicación prioritaria del psicólogo clí-
nico es la Salud Mental, en todas las etapas del 4.1.3. Asesoramiento
ciclo vital, en todos los niveles de intervención El psicólogo clínico actúa como consultor en dis-
(prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilita- tintos dispositivos y niveles de atención, siendo
ción) y desde todos los dispositivos asistenciales. de especial interés el asesoramiento a la Aten-
ción Primaria, ya que su conocimiento sobre el
4.1.1. Diagnóstico y tratamiento desarrollo evolutivo normal, es fundamental a la
de los trastornos mentales hora de diferenciar entre las crisis que son evoluti-
vas y las reactivas a sucesos vitales estresantes de
La Psicología Clínica es un saber necesario para
aquellas que por las características del funciona-
la comprensión y tratamiento de las alteraciones
miento psíquico de la persona y/o de su ambiente
del funcionamiento mental que están en la base
son susceptibles de devenir en patología.
de los comportamientos anómalos que en los
distintos niveles (cognitivo, afectivo, motor, rela-
4.1.4. Interconsulta
cional, psicofisiológico) definen el trastorno men-
tal. Para ello dispone de distintos instrumentos y El tratamiento de síntomas y alteraciones psico-
técnicas propias de la Psicología. lógicas asociadas a la enfermedad y salud física,
incluye el asesoramiento a otros profesionales
El contexto en el que desarrollamos nuestra activi- en el manejo de la relación y comunicación con el
dad, en un Sistema Público de Salud, cabe resaltar paciente y su familia, así como en el abordaje de
la cada vez mayor importancia que se da a otros los aspectos conductuales, emocionales, de co-
factores no sólo médicos, sino también psicológi- municación y de relación que inciden en su ejer-
cos y psicosociales. Los psicólogos clínicos realiza- cicio clínico.

115
12. 170 x 240 psicología 20/7/10 10:25 Página 116

Casado, Azpilicueta, Hernanz et als.

4.2. Otras áreas bilidades de modificación a través de algún


tipo de intervención clínica, información
Los psicólogos clínicos asumen, de acuerdo con
necesaria para tomar decisiones eficaces.
su formación específica y habilidades, papeles
relevantes en otras áreas como docencia, inves- • Verificar en qué medida se cumplen los objeti-
tigación y gestión. vos de las intervenciones desarrolladas (psico-
terapia, desarrollo de habilidades específicas,
modificación de contingencias ambientales…),
5. Desarrollo de las funciones de cara a tomar las decisiones pertinentes:
del psicológico clínico proceder al alta, continuar con la intervención
o replantear los objetivos o la técnica.
El psicólogo clínico está capacitado para desa-
rrollar su tarea en diferentes ámbitos y con fun-
ciones muy variadas. La responsabilidad del pa- 5.2. Diagnóstico
ciente puede recaer sobre el psicólogo clínico
como referente en todos los momentos del pro- Como resultado del proceso de evaluación psico-
ceso asistencial, esto es: lógica, el psicólogo clínico realiza el diagnóstico
y establece asimismo los diagnósticos diferen-
1. Atender a los pacientes en primera consulta, ciales. Finalmente, plantea su conclusión en los
evaluar y diagnosticar los problemas por los términos de las clasificaciones internacionales
que consultan y tomar las decisiones perti- (DSM, CIE).
nentes sobre la gravedad del problema y las
indicaciones terapéuticas: abordaje psicoló-
gico, derivación a otro profesional del equi- 5.3. Prevención
po, derivación hospitalaria…
El psicólogo clínico puede detectar situaciones y
2. Decidir sobre el formato de la intervención, poblaciones de riego en las que se debería inter-
planificarla y desarrollarla, utilizando técnicas venir de forma preventiva, desarrollando planes
psicológicas suficientemente contrastadas. de prevención en distintas áreas, situaciones y
3. Evaluación de la eficacia de la intervención sucesos vitales (detección y atención temprana
y de la decisión del alta clínica, u otras en la primera infancia, hijos de enfermos menta-
opciones (continuar con la intervención, les, tercera edad, poblaciones de riesgo y exclu-
revisar la indicación, derivación…). sión social, etc.). Su intervención se realiza prin-
cipalmente a dos niveles, prevención secundaria
Esta actuación se despliega a través de diversas y terciaria.
funciones ligadas con el nivel de intervención que • Prevención secundaria: Establecer el diagnós-
se lleve a cabo y el ámbito en que se desarrolla. tico precoz, con la metodología e instrumen-
tos propios de la especialidad, facilitando la
elección más adecuada para el tratamiento e
5.1. Evaluación psicológica. Psicodiagnóstico
intervenciones tempranas (primeros episo-
El psicólogo clínico, a partir de diversos modelos dios psicóticos, demencias/depresiones de
conceptuales contrastados que dan coherencia y inicio tardío, neonatología...).
articulan el proceso de evaluación, plantea es- • Prevención terciaria: Elaboración e imple-
trategias metodológicas generales con tres obje- mentación y/o supervisión de programas de
tivos fundamentales: rehabilitación de pacientes crónicos, con
• Obtener información sobre constructos psi- intervención a distintos niveles y en distintos
cológicos relativos al paciente individualiza- contextos.
do, la familia, grupo que permita describir,
comprender y explicar el funcionamiento
mental que sustenta sus comportamientos. 5.4. Intervención y tratamiento psicológico
• Establecer previsiones sobre la evolución de El psicólogo clínico realiza diferentes intervencio-
los problemas identificados y de los proble- nes clínicas dirigidas a “entender, aliviar, resolver
mas relacionados, así como sobre sus posi- y prevenir los trastornos psicológicos” (COP).

116
12. 170 x 240 psicología 20/7/10 10:25 Página 117

La psicología clínica en Osakidetza

Las intervenciones pueden abarcar desde las • Interviene tanto sobre el individuo concreto
que se producen en una situación concreta, es- como sobre el contexto (entorno del pacien-
pecífica y aislada hasta otras más estructuradas te, personal que interviene en la urgencia…).
como es el caso de una psicoterapia.
5.4.3. Integración en programas y procesos
5.4.1. Tratamientos psicológicos
El psicólogo clínico se integra también en progra-
Se puede intervenir directamente sobre la perso- mas y procesos singularizados de atención sanita-
na, familia o grupo en cuestión. Hablaríamos ria: psicooncología, daño cerebral adquirido, TCA,
entonces de tratamientos psicológicos en el sen- diagnóstico e intervención precoz en demencias,
tido clásico, los cuales en general se caracterizan cuidados paliativos, cirugía bariátrica, programas
por tener su base en una relación interpersonal, de trasplantes, consejo genético, pediatría, unida-
en el “encuadre” o estructura de la relación tera- des de dolor, unidades de sueño, neurología, reu-
péutica (duración de las sesiones, frecuencia, matología, neonatología, cardiología...
número…) que estará más o menos definido en
función de la orientación teórica y del objetivo
5.5. Interconsulta
que persigue.
El psicólogo clínico actúa como consultor de
Por ello, los objetivos a abordar podrían ir desde otros profesionales del servicio sanitario, proce-
la resolución de un problema específico o el desa- dentes de los equipos de atención primaria, de
rrollo de una habilidad concreta hasta la rees- las especialidades hospitalarias y de los propios
tructuración de la personalidad. En ocasiones, equipos de salud mental. Así mismo, puede ase-
para la resolución de un problema (previamente sorar a otros profesionales u organizaciones del
identificado y analizado), el psicólogo clínico ámbito judicial, escolar, social o comunitario.
realiza su intervención sobre el contexto en el
La consulta puede estar orientada al caso concre-
cuál se manifiesta (familia, escuela, personal
to, a un programa de prevención o de interven-
asistencial, agentes sociales...).
ción, o incluso a la propia organización. Puede
realizarse como asesoría (observación, consejo,
En función del tipo de problema o trastorno y supervisión), servicio directo (evaluación psicoló-
también de los objetivos terapéuticos que se gica, psicodiagnóstico, intervención o tratamien-
persigan, el psicólogo clínico podrá ser el único to) o docencia (formación en tareas específicas,
profesional del caso o compartir con otros miem- entrenamiento del personal).
bros del equipo el abordaje del mismo. Además,
la demanda de intervención puede surgir de un
profesional del propio equipo o de otro disposi- 5.6. Gestión
tivo sanitario o social, que en su evaluación del El perfil competencial y formativo del psicólogo
caso, destacan la relevancia de la intervención clínico le capacita para la organización y gestión
del psicólogo. de los RRHH y para el desempeño de tareas de
responsabilidad en unidades o procesos ejer-
5.4.2. Intervenciones en crisis y situaciones ciendo el liderazgo de los equipos y accediendo
de urgencia a jefaturas sanitarias. En la actualidad el acceso
a estos puestos no está generalizado, siendo
El psicólogo realiza intervenciones en crisis y
escaso aún el número de psicólogos clínicos que
maneja situaciones de urgencia.
los ejercen de forma regular y reconocida.
• Diagnostica y valora la dimensión de la crisis
y/o urgencia, los recursos disponibles tanto
del sujeto como del contexto en el que se 5.7. Investigación
encuentra, y determina el abordaje más ade- La Psicología Clínica como ciencia aplicada inclu-
cuado al caso, pudiendo requerir de la inter- ye dentro de sus fines la generación de conoci-
vención coordinada con otros profesionales miento, en la que los psicólogos clínicos partici-
o estructura asistencial. pan liderando equipos, realizando actividades

117
12. 170 x 240 psicología 20/7/10 10:25 Página 118

Casado, Azpilicueta, Hernanz et als.

investigadoras y colaborando en investigaciones vo Especialista Técnico Psicólogo Clínico) y la


de otros profesionales. distribución por territorios y ámbitos asistencia-
les es la siguiente:
5.8. Docencia
Salud Mental Unidades
Además de tutorizar y supervisar las actividades Extrahospitalaria Hospitalarias
de los psicólogos en formación (“practicum” de
Álava 13 4
pre-grado, postgrado y formación PIR), el psicó-
logo clínico participa, y en su caso organiza, Bizkaia 36 14
acciones formativas dentro del equipo (sesiones Gipuzkoa 22 4
clínicas, bibliográficas, supervisión de casos, se- TOTAL 71 22
minarios temáticos y otras actividades de forma-
ción continuada) y en la red sanitaria (jornadas,
congresos). Existen por otro lado, psicólogos en centros con-
certados que trabajan en comunidades terapéu-
ticas y drogodependencias, atención infanto-
6. La psicología clínica en Osakidetza juvenil, centros de media y larga estancia y otros
centros de salud mental, pero desconocemos los
A comienzos de los años 80, por iniciativa del
datos totales.
Gobierno Vasco, se crea un red de centros de salud
mental a la que se van incorporando progresiva- La tasa de psicólogos clínicos en la CAPV en los
mente, hasta 1990, otros servicios ya existentes: servicios extrahospitalarios es de 3,12/100.00
programas de Salud mental y drogodependencias habitantes en Bizkaia 3,8 en Araba y 2,82 en Gi-
(DAK), del Insalud, de iniciativas municipales y puzkoa, a la que si le sumamos el nº de los de
ciudadanas (Módulos Psicosociales), de las Dipu- hospitales, sería tomado de una forma global
taciones, etc. Inicialmente los equipos de los CSM de 4,53/100.000 hab. El informe elaborado por
tenían carácter multidisciplinar y estaban forma- la OMS Proyecto Atlas 2005 calcula una media
do por un miembro de cada estamento (psiquia- de nº de psicólogos de 18/100.0000 habitantes,
tra, psicólogo, enfermera, trabajador social y ad- algo distante de nuestra realidad.
ministrativo). Además surgen Unidades de psi-
quiatría en Hospitales generales y alternativas a la Por otra parte, si bien ha habido un incremento
hospitalización, como Centros y Hospitales de día. significativo del número de psiquiatras y diplo-
mados de enfermería, los trabajadores sociales y
La ordenación de la asistencia Psiquiátrica partió
psicólogos clínicos no han experimentado creci-
de la elaboración de un informe sobre la asisten-
miento en la misma proporción, lo cual constitu-
cia en la Comunidad Autónoma dirigido por J.
ye un motivo de reflexión.
Ajuriagerra y publicado en 1983, que dio lugar al
primer Plan de Asistencia Psiquiátrica en nuestra
Comunidad. En el se proponían como objetivos, 6.1. Desarrollo de las funciones del
el desarrollo de un modelo basado en la comuni- Psicólogo Clínico en Osakidetza
dad, la integración en el sistema sanitario gene-
ral, la sectorización de la asistencia, el desarrollo Para poder constatar la situación actual de los
de programas específicos, y el fomento de la for- psicólogos clínicos en la CAPV, se ha realizado
mación y de la investigación. una encuesta en la que han participado un total
de 71 profesionales, que trabajan tanto dentro
La asunción de la atención psiquiátrica por la de la red concertada como en Osakidetza.
Consejería de Sanidad del Servicio Vasco de
Salud-Osakidetza, hizo compaginar la asistencia Los psicólogos clínicos desempeñan en la actua-
extrahospitalaria con la dependiente de los Hos- lidad una amplia variedad de funciones en el
pitales Psiquiátricos. desempeño de su actividad. De este modo más
del 90% declara que toma decisiones sobre indi-
En la actualidad, la denominación formal del psi- caciones terapéuticas en pacientes a su cargo, y
cólogo clínico en Osakidetza es FETPC (Facultati- con similar porcentaje interviene a petición de

118
12. 170 x 240 psicología 20/7/10 10:25 Página 119

La psicología clínica en Osakidetza

otros profesionales. Sin embargo, por otra parte, dades de gestión, siendo algo mayor este porcen-
tan sólo un 32% declara que participa en activi- taje a nivel hospitalario que en extrahospitalario.

Funciones desempeñadas por los psicólogos clínicos CAPV

Intervienes y tratas mediante técnicas psicológicas a petición


de otros profesionales.

Tomas decisiones sobre indicaciones terapéuticas en


pacientes a tu cargo (abordaje, derivación, alta...).

Realizas evaluaciones periódicas a petición de otros


profesionales.

Participas en actividades de docencia.

Dentro del equipo, eres la persona referente de tus


pacientes.

Asesoras a compañeros de Salud Mental, atención primaria,


y a otros profesionales.

Realizas intervenciones en crisis/urgencias.

Evaluas la eficacia de las intervenciones que realizas.

Atiendes a los pacientes en primera consulta.

Participas en actividades de investigación.

Programas tareas de prevención (primaria, secundaria


o terciaria).

Participas en actividades de gestión.

0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 (%)

En relación al nivel de dedicación que les supo- definición de cartera de servicios, clarifica-
nen estas tareas, también aparecen como las de ción de funciones, detección de necesidades
menor desarrollo junto con la gestión, la investi- de recursos, convocatoria de plazas PIR...).
gación y las tareas de prevención. Este resultado
• Inclusión sistemática en las comisiones ase-
se relaciona con las áreas de mejora que se plan-
soras de la dirección
tean dentro del documento.
• Definición de roles y funciones intermultidis-
En cuanto a la pregunta de si tienen problemas ciplinares.
en el desempeño diario de sus funciones dos de
• Potenciación del modelo multidisciplinar de
cada tres psicólogos clínicos encuestados decla-
los equipos en todos los niveles asistencia-
ran no haber tenido problemas en la realización
les hospitalarios y extrahospitalarios
de sus funciones.
• Unificación de los criterios para el acceso a
Historia Clínica completa del paciente en to-
7. Areas de mejora: mirando al futuro dos los centros para todos los facultativos.
7.1. Profesional
• Promoción de la creación de una red estatal
• Creación de una comisión de seguimiento y para el intercambio de experiencias.
mejora de la profesión (creación de plazas,

119
12. 170 x 240 psicología 20/7/10 10:25 Página 120

Casado, Azpilicueta, Hernanz et als.

Frecuencia realización funciones psicólogo clínico

Tomas decisiones sobre indicaciones terapéuticas en


pacientes a tu cargo (abordaje, derivación, alta...).

Dentro del equipo, eres la persona referente de tus


pacientes.

Intervienes y tratas mediante técnicas psicológicas a petición


de otros profesionales.

Atiendes a los pacientes en primera consulta.

Evaluas la eficacia de las intervenciones que realizas.

Realizas evaluaciones periódicas a petición de otros


profesionales.

Participas en actividades de docencia.

Asesoras a compañeros de Salud Mental, atención primaria,


y a otros profesionales.

Realizas intervenciones en crisis/urgencias.

Participas en actividades de investigación.

Participas en actividades de gestión.

Programas tareas de prevención (primaria, secundaria


o terciaria).
1,0 1,5 2,0 2,5 3,0 3,5 4,0

7.2. Asistencial • Elaboración de protocolos de coordinación


con atención primaria (derivación, consulto-
• Incremento de la oferta de tratamientos psi-
ría, programas de formación sobre temas
cológicos y psicoterapéuticos, facilitando los
relativos a nuestra especialidad, programas
recursos profesionales necesarios para ello,
de prevención en grupos de riesgo...).
en línea con los objetivos de la estrategia de
salud mental del Sistema Nacional de Salud. • Elaboración de protocolos de coordinación
• Integración del psicólogo clínico en nuevas con otras instancias comunitarias (escola-
áreas asistenciales y programas específicos res, jurídicas, servicios sociales, asociacio-
de intervención en salud mental. nes...).

• Fomento de la valoración de tipos de inter- • Promoción de la valoración sistemática de


vención, orientados a generar evidencia que las intervenciones psicológicas, para evaluar
permita la utilización de métodos cada vez “objetivamente” la eficacia de las interven-
más adecuados, eficaces y eficientes para ciones en curso, y, con el tiempo, hacer valo-
atender las demandas de atención. raciones comparativas.

• Participación en grupos de trabajo para la ela- 7.3. Formación continuada


boración de “Guías de Práctica Clínica” de ca-
rácter multidisciplinar, favoreciendo del mis- • Elaboración de programas de formación y ac-
mo modo la creación de guías propias de la tualización continuada que contemplen áre-
especialidad. as de actuación del psicólogo clínico.

120
12. 170 x 240 psicología 20/7/10 10:25 Página 121

La psicología clínica en Osakidetza

• Inclusión dentro de la oferta formativa anual • Participación en redes de investigación inter-


de Osakidetza de cursos específicos de ac- centros que coordine acciones de interés
tualización en la especialidad, que comple- común.
menten la oferta que se viene planteando
• Promoción del desarrollo de proyectos de
desde las Comisiones de Docencia de los
investigación dentro de acuerdos con la uni-
Consejos Técnicos territoriales.
versidad.
• Convocatoria de una Jornada de Psicología
Clínica con una periodicidad mínima anual
7.6. Gestión
que favorezca el intercambio profesional y
personal entre los psicólogos de la red y cen- • Actualización de la cartera de servicios, para
tros concertados. asegurar la cobertura de las necesidades de
atención psicológica en salud mental.
7.4. Docencia
• Accesibilidad para psicólogos clínicos a
• Mejora de las condiciones en las que se ejerce puestos de responsabilidad directiva en la
la docencia (disponibilidad, coordinación, gestión clínica.
reconocimiento oficial...) para que efectiva-
• Mejora de la gestión de los recursos a través
mente se cumplan los objetivos teórico-prácti-
de la puesta en marcha de estrategias que
co de la formación en sus diferentes niveles
permitan un mejor aprovechamiento de los
(pre-grado, postgrado, formación de PIR).
mismos.
• Incremento de la dotación de recursos para
la organización de actividades de docencia 7.7. Otros
en los propios centros y con otros colectivos. • Revisión de la actual denominación de Uni-
• Fomento de la participación de profesionales dades de Psiquiatría/Unidades de Psiquia-
de Osakidetza en actividades de docencia en tría y Salud Mental, de manera que recoja y
la universidad. reconozca la interdisciplinariedad de los
equipos.
7.5. Investigación
• Promoción de la investigación clínica en la
práctica profesional cotidiana

Contacto:
Ramona Casado
Hospital de Zaldibar
Tel.: 677 95 53 43 • mail: RAMONA.CASADOANGOITIA@osakidetza.net

121
12. 170 x 240 psicología 20/7/10 10:25 Página 122

Casado, Azpilicueta, Hernanz et als.

Referencias bibliográficas

Asociación Española de Psicología Clínica y Psi- Española de Neuropsiquiatría-Profesionales


copatología (AEPCP), “Planteamiento de AEPCP de Salud Mental.
sobre las propuestas de formación sanitaria
Olabarría, B.(coord.) (1997). La Psicología Clínica
para psicólogos, y sobre la formación especiali-
en los Servicios Públicos. Cuaderno Técnico
zada en Psicología Clínica”, Diciembre 2008.
Nº 2. Asociación Española de Neuropsiquia-
Asociación Nacional de Psicólogos Internos y tría-Profesionales de Salud Mental.
Residentes (ANPIR), “Documento sobre la si-
Olabarría B. (2002). Apuntes y reflexiones ante
tuación de la Psicología Clínica en el Sistema
una nueva etapa de la Psicología Clínica como
Nacional de Salud”, 6 de Octubre de 2007.
especialidad sanitaria. Revista de la Asocia-
Colegio Oficial de Psicólogos, “Perfiles del Psicó- ción Española de Neuropsiquiatría, 83, 3-11.
logo Clínico y de la Salud”, 1998
Orden SAS/1620/2009, de 2 de junio, por la que
Comisión Nacional de Psicología Clínica, “Infor- se aprueba y publica el programa formativo
me sobre la actividad de la CNEPC”, Octubre de la especialidad de Psicología Clínica.
del 2007.
Plan Estratégico Asistencia Psiquiátrica y Salud
Consejo Asesor de Sanidad - “Informe sobre el Mental Extrahospitalaria Osakidetza Bizkaia
reconocimiento del título de Licenciado en 2005-2009.
Psicología como profesión sanitaria”- Aproba-
Real Decreto 1393/2007 de ordenación de ense-
do por el Pleno de 22 de Diciembre del 2005.
ñanzas universitarias oficiales.
Escudero, C. y cols. (2003). Competencias lega-
Real Decreto 2490/1998 por el que se aprueba la
les de los psicólogos clínicos. Revista de la
Especialidad en Psicología Clínica.
Asociación Española de Neuropsiquiatría,
XXII, (85), 153-168. Resolución Nº 381, de 21 de abril de 1999, de la
Universidad del País Vasco (UPV-EHU), sobre
Escudero, C. y cols. (2005) Informe sobre la nor-
la homologación del plan de estudios para la
mativa legal y la reclasificación de plazas de
licenciatura de Psicología.
psicólogos clínicos en el SNS. Conclusiones y
recomendaciones. Revista de la Asociación Orden SAS /1629/2009, por el que se aprueba el
Española de Neuropsiquiatría, XXXIV, (94), nuevo programa de la especialidad.
123-148.
Sánchez, A. (Coord.) (2009). La Psicología Clínica
Escudero Consuelo, “La nueva Psicología Clínica”, en el sistema Valenciano de Salud. Atención y
III Jornadas de psicología Clínica en Osakide- funciones del especialista. Asociación Espa-
tza, Donosti 2009. ñola de Psicología Clínica y Psicopatología.
Federación Europea de Asociaciones de Psicó- Asistencia Psiquiátrica y Salud mental. Plan Es-
logos (EFPA), “Psicología Clínica y Psiquiatría”, tratégico 2004-2008 Osakidetza Servicio Vasco
Papeles del Psicólogo, nº 85, 2003. de Salud.
Jiménez, J.F. (2008). El ejercicio profesional del Villanueva A. “La asistencia psiquiátrica en
psicólogo clínico en el sistema Nacional de Vizcaya”. Rev. Norte de Salud mental, 2004,
Salud. Cuaderno Técnico Nº 9. Asociación Vol V, 19: 71-82.

• Recibido: 04-12-2009.
• Aceptado: 14-04-2010.

122