Está en la página 1de 10

La energía eólica

La energía eólica captura el viento natural en la atmósfera y lo convierte en energía


mecánica y luego en electricidad. Pero anteriormente se utilizaba en la navegación,
para moler el grano y para sacar agua de los pozos.

¿Cómo funciona?

La energía eólica, en la actualidad, sirve para transformar el viento en


electricidad. Esto es gracias a los aerogeneradores, grandes molinos de entre
40 y 50 metros de altitud y con hélices de hasta 23 metros de diámetro.
La fuerza del viento hace que se mueva la hélice del aerogenerador que,
gracias al rotor de un generador, convierte esta fuerza en energía eléctrica. En
su parte posterior, una veleta lo orienta para saber de donde viene el viento.
Estas grandes maquinas se agrupan en los llamados parques eólicos.

o Figura 1: Mecanismo de un aerogenerador.

Los aerogeneradores, para que puedan funcionar, tienen que recibir un viento
de cómo mínimo 15km/h.
Los aerogeneradores suelen situarse en tierra, aunque en los países del Norte
también hay aerogeneradores en el mar. Éstos últimos se llaman
aerogeneradores offshore.
Figura 3: Aerogeneradores off-shore.

Los países con mayor producción de energía eólica

La energía renovable generada por la fuerza del viento es una industria en


crecimiento. China, Alemania, Estados Unidos e India son las naciones que
más desarrollan esta fuente de energía sustentable.

China

El gigante asiático es el mayor productor de energía eólica en el mundo


gracias a sus 80 granjas eólicas que se distribuyen a lo largo de todo el
territorio nacional. Dispone de una capacidad instalada de 45 GW. Su principal
objetivo es cubrir toda la demanda de energía eléctrica con eólica para 2030,
donde espera emplear más de 350 GW. Sin embargo, se trata de una industria
estancada por sus complicaciones más urgentes en términos de contaminación
ambiental: necesita ahondar en sus inversiones para atacar sus enormes
problemas de polución.
DIMENSIONES

La mayoría de los aerogeneradores tienen tres palas y se posan encima de una


torre tubular de acero. El tamaño de las turbinas varía, las hay de 25 metros de
altura que pueden alimentar un solo hogar, así como turbinas a escala
comercial que miden más de 85 metros de altura y dan energía a cientos de
casas

Los principales tipos de energía eólica son:

Turbinas de viento a gran escala, de más de 100 kilowatts suministran


electricidad a la red eléctrica y se distribuye a los usuarios finales a través
de los servicios públicos de electricidad o los operadores del sistema de
energía.

Turbinas a pequeña escala, se utilizan turbinas de 100 kilowatts o más


pequeñas para alimentar directamente una casa, granja o pequeña empresa,
como su uso primario.

La energía eólica marina, que son las turbinas eólicas erigidas en cuerpos de
agua en todo el mundo.
Turbinas eólicas de distintos tamaños

¿Cómo funciona la energía eólica?

Cuando sopla el viento más allá de una turbina, las cuchillas capturan la
energía y rotan. Esta rotación provoca que un eje interno gire, conectado a una
caja de cambios de aumento de la velocidad de rotación, conectada a un
generador que produce electricidad. Por lo general, los aerogeneradores
constan de una torre tubular de acero, de hasta 110 metros, que soporta la
unión de las aspas y la góndola, donde se encuentra alojado todo el
mecanismo de la turbina, el eje, caja de cambios, el generador y los controles
de la turbina. Una turbina eólica está equipada con equipos de evaluación de
viento y rotará automáticamente en la cara del viento, e inclinará sus aspas
para optimizar la captura de energía.
Partes de una turbina de viento

VENTAJAS

 Cuando comenzaron a instalar parques eólicos, los sitios escogidos


coincidieron con las rutas de las aves migratorias. La mortandad de las
aves parece ser muy baja (aunque según algunos expertos
independientes sea muy alta). Algunas soluciones a esto han pasado
por pintar las aspas con colores llamativos, hacer un seguimiento por
radar de las aves y parar las turbinas cuando pasen, o hacer estudios de
impacto de las zonas donde se va a implantar el parque eólico.
 El hecho de vivir cerca de un parque eólico puede ser muy desagradable
para los humanos y animales, debido a:
 El ruido ocasionado por el movimiento de los rotores.
 Efecto discoteca, aparece cuando el sol esta detrás de los molinos y las
sombras de las aspas se proyectan con regularidad sobre los jardines y
las ventanas, lo que puede ser muy estresante.
 La presencia de los operadores en los parques eólicos, en lugares antes
poco habitados, afecta la fauna.

INCONVENIENTES

 A pesar de sus desventajas, es una de las fuentes energéticas más


baratas que puede competir con las energías tradicionales, aunque la
construcción de los molinos de viento es todavía muy cara
 Es una energía limpia que no contamina la atmósfera, es inagotable y su
uso frena el agotamiento de los combustibles fósiles.
 La tecnología necesaria para explotar esta energía está totalmente
puesta a punto.
 En la actualidad se puede cubrir un 30% de la demanda energética de
España con los parques eólicos.

ANEXO A - Tecnologías de Generación


Eólica.
Los aerogeneradores utilizados actualmente para la transformación de energía eólica en
eléctrica no incorporan una tecnología uniforme ya que existen varios prototipos, usando
máquinas o de inducción.

Máquinas más usadas actualmente:

Generador de inducción de velocidad fija

Consiste en un generador de inducción de rotor de jaula de ardilla el cual se acopla a la red


directamente [14]:
Ilustración i: Esquema de un generador de inducción de velocidad fija. [14]

Es el generador más fácil de diseñar y por ende es el más barato.

Estos generadores requieren siempre potencia reactiva para mantener el acople magnético
entre el rotor y el estator, la cual puede ser abastecida ya sea por la red eléctrica, o a través
de equipos de compensación como bancos de condensadores o equipos de electrónica de
potencia.

Debido a que se encuentra directamente conectado a la red, existe un importante problema


en cuanto a las variaciones de potencia activa y reactiva a causa de la variación de la
velocidad del viento, por lo tanto se requiere que siempre existan otras centrales con reserva
en giro para acudir frente a salidas del parque.
Una posible mejora a esta máquina es el hecho de agregarle capacidad FRT, que presenta
equipos que permiten un control dinámico del consumo de reactivos mediante diversos
equipos como son los SVCs, STATCOMs y bancos de condensadores electrónicamente
controlados. [7]

Generador de inducción doblemente alimentado

En esta máquina, el circuito del estator es conectado directamente a la red, mientras que el
circuito del rotor se conecta con un convertidor electrónico de potencia.
Ilustración ii: Esquema de un generador de inducción doblemente alimentado. [14]

Las ventajas que presenta este generador en comparación al anterior es que permite un
control variable de los reactivos consumidos por el rotor lo cual permite un control de la
velocidad frente a variaciones del viento y del sistema eléctrico [7].

El problema de estas máquinas es que frente a una falla, se conecta su protección (Crowbar),
dejando el bobinado del rotor cortocircuitado (optando por la misma configuración de la
máquina anterior) y de esta forma se pierde el control de la potencia activa y reactiva. Si la
falla es muy grande se debe desconectar para proteger al conversor que podría llegar al
máximo de su capacidad. La solución posible es sobredimensionar el conversor, aumentando
el costo [14].

Generador de inducción de rotor bobinado con resistencia variable

Ilustración iii: de un generador de inducción de rotor bobinado con resistencia variable. [14]

Este generador requiere un rotor con un circuito de bobinas y resistencias, las cuales se
pueden controlar en su tamaño a través de un puente con tiristores. Esto da la posibilidad de
cambiar la resistencia del rotor automáticamente, logrando un cambio en la velocidad de giro
del mismo. Un aumento de la resistencia disminuye la eficacia del generador, disminuyendo
la corriente en el rotor y la interacción de los campos magnéticos del rotor y estator, lo que
finalmente se traduce en una aceleración del rotor y por ende su velocidad de giro.

Generador sincrónico de velocidad variable


Ilustración iv: Esquema de un generador sincrónico de velocidad variable. [7]

La utilización de generadores sincrónicos requiere que el generador gire a una velocidad


constante y en sincronismo con las demás máquinas sincrónicas, lo cual en el caso de la
generación eólica es difícil debido a la velocidad variable del viento. Sin embargo al agregarle
al generador un rectificador y un inversor, es posible conectar estos generadores sincrónicos.

Las principales ventajas de este tipo de generación son que existe un mayor control de la
inyección de potencia activa y reactiva a la red. Sin embargo, también el uso de
rectificadores e inversores conlleva a una contaminación armónica en la red que puede dañar
al sistema interconectado.

Generador de inducción frente a fallas

La máquina de inducción, presenta un comportamiento dinámico dado por:


El torque electromagnético Te, desarrollado a una velocidad n (rpm), es función del
deslizamiento s y proporcional al cuadrado de la tensión en los bornes, V.

Te = f(s) ·

Donde además:
s = (Ns – n)/Ns, con Ns la velocidad del campo rotatorio del estator

El comportamiento del rotor viene entonces definido por:

J = Tm – Te, donde Tm es el torque mecánico aplicado al rotor.

Durante un cortocircuito cerca de los terminales de un generador de inducción, la corriente


de cortocircuito aumenta debido a la contribución de la máquina de inducción y la tensión
disminuye. La disminución de la tensión provoca una disminución de la potencia activa y por
ende del torque electromagnético, lo que a su vez provoca una aceleración de la máquina [7].
Finalmente la única forma de poder volver al punto de operación inicial, es hacer el torque
electromagnético mayor que el mecánico con la finalidad de desacelerar la máquina.

Para fallas de poco tiempo de duración se puede hacer una aproximación de que la velocidad
del viento es constante, por lo tanto no afecta el hecho de que la velocidad del viento sea
variable.

Con respecto al control de frecuencia, un aerogenerador puede tener un control de la


frecuencia por medio de la operación de un punto no óptimo en el cual se reduce la
generación de forma que exista una reserva en giro, lo que a su vez implica el desaprovechar
parte de esta energía, que es algo indeseado.

Otras formas de lograr esto consisten en: En el caso de que el molino se encuentre bajo
acción de un viento de mayor velocidad que la que hace producir el máximo de energía
posible, simplemente se toma esa energía adicional como reserva de giro. En el caso de que
no sea así, el generador puede extraer energía rotacional de la turbina, lo cual incrementa el
torque eléctrico y así responder a la dinámica del sistema.