Está en la página 1de 5

LA DIRECCIÓN

Vivimos en un mundo, dominado por iconos e imágenes que nos cuentan, que
nos dicen muchas cosas, aprender, que significa es cosa simple, aprender
como se pueden elaborar es tarea de mucho estudio

 Direcciones visuales básicas

Los contornos básicos expresan tres direcciones visuales: la horizontal y


vertical, representada por el cuadrado, la diagonal, representada por el
triángulo, y la curva expresada por el círculo. Cada una de estas direcciones
visuales o fuerzas direccionales son importantes para la intención compositiva
dirigida a la obtención de un efecto y un significado final.

 La dirección horizontal-vertical (1), constituye la referencia primaria del


hombre respecto a su natural estado de bipedestación, así como de su
relación con la estabilidad y el equilibrio en todas las cuestiones visuales.

 La dirección diagonal (2) es la opuesta a los conceptos anteriores,


significándose como alternativa a posibilidades intermedias. Es la fuerza
direccional visualmente más interesante y provocadora. Compositivamente
es la más frecuente y representa soluciones de enlace, acción y
perspectiva.
 La dirección curva (3) es también vinculante y dinámica. Tienen
significados asociados a la repetición, al ritmo y a las composiciones
cerradas.
Algunas direcciones curvas abiertas, pueden simplificarse mediante el
trazado diagonal entre los extremos (4).
Todos los contornos básicos son fundamentales, figuras plana y simple que
pueden describirse y realizarse de forma fácil. A partir de estos contornos
básicos y mediante combinaciones y variaciones podemos construir todas las
formas físicas e imaginarias que se nos ocurran.

Dependiendo de cómo coloquemos ciertas figuras podremos tener una


sensación u otra, por ejemplo, el triángulo y el cuadrado si los representamos
apoyados en la base nos dará una sensación de estabilidad y también de
estatismo. Sin embargo, si lo representamos apoyado en uno de sus ángulos
tendremos las sensaciones contrarias, inestabilidad y dinamismo.

El triángulo es menos estático que el cuadrado, ya que al tener cierta


angularidad en sus lados que puede transmitir un movimiento ascendente o
descendente. Cada una de las formas tiene asociada una dirección visual, así
el cuadrado y rectángulo llevan asociado la horizontalidad y verticalidad, el
triángulo la horizontalidad y dirección diagonal y el círculo la curva y la
sensación de rotación. El dominio de la referencia horizontal vertical facilita la
sensación de equilibrio, al contrario del dominio de la dirección diagonal que
constituye la fuerza direccional más inestable.
La dirección.- Cada uno de los contornos que hemos visto anteriormente
expresan tres direcciones visuales básicas con un fuerte significa do asociativo,
así pues:

 El cuadrado expresa la horizontal y la vertical: que constituye la


referencia primaria con respecto al equilibrio y bienestar tanto
psicológicamente para el hombre como para todas aquellas cosas que
se construyen.
 El triángulo la diagonal: también hace referencia a la estabilidad, pero
en sentido opuesto ya que la diagonal es la fuerza direccional más
inestable y provocadora. Su significación es amenazadora y subversiva.

 El círculo la curva: Las fuerzas direccionales curvas tienen significados


asociados al encuadramiento la repetición.
 Cada una de las direcciones visuales tiene un fuerte significado
asociativo y es una herramienta valiosa para la confección de mensajes
visuales. La referencia horizontal-vertical (fig. 3.21) ya ha sido
comentada, pero recordemos que constituye la referencia primaria del
hombre respecto a su bienestar y su maniobrabilidad. Su significado
básico no sólo tiene que ver con la relación entre el organismo humano y
el entorno sino también con la estabilidad en todas las cuestiones
visuales. No sólo facilita el equilibrio del hombre sino también el de todas
las cosas que se construyen y diseñan. La dirección diagonal (fig. 3.22)
tiene una importancia grande como referencia directa ala idea de
estabilidad. Es la formulación opuesta, es la fuerza direccional más
inestable y, en consecuencia, la formulación visual más provocadora. Su
significado es amenazador y casi literalmente subversivo. Las fuerzas
direccionales curvas (figura 3.23) tienen significados asociados al
encuadramiento, la repetición y el calor. Todas las fuerzas direccionales
son muy importantes para la intención compositiva dirigida a un efecto y
un significado finales.