Está en la página 1de 128

EDUCAR CON FÁBULAS

2
MATERIALES PARA EDUCADORES
Últimos títulos publicados

70. Educar en la igualdad. Ma Jesús Picot-Purificación Tárrago-Fabián Moradillo.


71. Cantar y animar con canciones. Toni Giménez.
72. Educación socio-afectiva en Secundaria. AA.VV.
73. Informática para educadores. Alfredo Fuentes.
74. Animación a la lectura con adolescentes. Isabel Agüera.
75. Audiciones musicales activas para el aula. Pilar Montoro.
76. Aprendizajes en Educación Infantil. AA.VV.
77. Expresión corporal en Primaria. Emilio Miraflores-Juan Ocampo.
78. Educar en la autoestima. Ma José Quiles-José Pedro Espada.
79. Formación humana en Primaria/2. Sonia López-Yolanda López.
80. Un personaje para cada día. Antonio González.
81. Aprender a escribir teatro en Secundaria. Maxi de Diego.
82. Manual para la educación especial. C. Domenech-À. Pujol.
83. Trabajamos los valores en Primaria. Ana Prieto-Manuela Guzmán.
84. Los diez derechos del niño. José Real Navarro.
85. Animar a leer desde la biblioteca. Juan José Lage Fernández.
86. Danzas del mundo/2. Ángel Zamora.
87. Cuentos y escenificaciones para Primaria. Isabel Agüera.
88. Tutoría de valores con preadolescentes. María Carmen Izal Mariñoso.
89. Adolescentes y sentido de la existencia. Purificación Tárrago-Fabián Moradillo-Ma Jesús Picot.
90. Un centro 3 S. Irene Monferrer.
91. Cosas de niños. Pilar Montes-Eduardo Soler.
92. Versos para aprender lengua y literatura. Ana Riofrío.
93. Sembrar valores, recoger futuro. Fernando Lafuente-Noelia Cisneros-Emilio Gómez.
94. Animación a la lectura con niños. Isabel Agüera.
95. Formación humana en Primaria/3. Sonia López-Yolanda López.
96. Educar con imágenes/3. Hermino Otero.
97. Adolescentes, inmigración e interculturalidad. Fabián Moradillo-Socorro Aragón.
98. Ortografía castellana. Francisco Javier Diosdado.
99. Educar en la interculturalidad. José Real.
100. Cuentos populares y creatividad. Rosa Huertas.
101. Animar a la lectura jugando. Ma Jesús Otero.
102. La solidaridad es vida plena. Edgardo Rubén Cárdenas.
103. La lectura a escena. Isabel Agüera.
104. Cuentos para portarse bien en el colegio. Jesús Jarque.
105. Animación a la lectoescritura. Purificación Cavia.
106. Poesía popular infantil y creatividad. Rosa Huertas.
107. Adolescentes y educación para la convivencia. Fabián Moradillo.
108. Aprovechamiento didáctico de Internet. Jesús María Nieto.
109. Amor y sexualidad. Santiago Galve.
110. Fábulas del siglo XXI. Fernando Lafuente-Noelia Cisneros-Emilio Gómez.

3
ALFONSO FRANCIA

EDUCAR CON FÁBULAS

EDITORIAL CCS

4
EDUCAR CON FÁBULAS
Este libro es un canto más al grupo de colaboradores (Marilú y Puri Gimón,
Juan López, María Sevillano, Juan Antonio Gutiérrez, Gloria Reguero,
Javier Fito, Eloísa Durán, Pepe Socorro, Loli del Toro, Juan Pablo Navas,
Eulalia Jiménez) que con su dedicación entusiasta, lo han hecho posible.

Novena edición: diciembre 2003.

Página web de EDITORIAL CCS: www.editorialccs.com

© Alfonso Francia

© 1991. EDITORIAL CCS, Alcalá, 166 / 28028 MADRID


Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública
o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la
autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley.
Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos,
www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de

5
esta obra.

Ilustración de portada: Pepe Socorro


Ilustraciones de interior: Juan Pablo Navas
ISBN: 978-84-7043-630-7
ISBN eBook: 978-84-9842-459-1
Depósito legal: M-48170-2003
Fotocomposición: M&A, Becerril de la Sierra (Madrid)
Imprime: Franjograf S.L. (Madrid)

6
Quien vive inmerso en el mundo de las fábulas,
vive en comunión con la naturaleza y puede
mantener el grado lúdico que conviene en la vida.

7
Introducción

¿Educar con fábulas en los tiempos que corren? ¿No es la fábula un género muerto?
¿No están suficientemente ridiculizadas las moralejas, la «moralina», incluso la moral?
Quizás nuestro mundo tan técnico, tan analítico, tan falto de imaginación humanista,
tan materialistamente práctico, va sintiendo la necesidad de lo imaginativo y de lo
simbólico. Así interpreto el éxito de lo oriental, sea en cine, como en literatura, en
filosofía, en religión, o en ciencias.
Además, ni.todo lo que se orilla es malo, ni hay que dejarlo orillado porque se tienda
a orillar. No es bueno que los niños dejen los sueños y entren inmediatamente en el
mundo de lo real. El futuro necesitará de tiempos de creatividad, de simbología propia,
de expresiones artísticas que defiendan, realicen y proyecten lo más vivo de la
sensibilidad y capacidad creativa de cada uno, de cada grupo y de cada pueblo. El
educador es el hombre, obligado a detectar la realidad con sus tendencias y sus
posibilidades, no tanto para defender a las generaciones que llegan cuanto para
potenciarlas. El educador es el más indicado y el más obligado a saber que la
imaginación, el símbolo, el arte no sólo son realidad, sino fuente de realidad, a veces, los
más humanos y humanizadores. Incluso —pensamos—, son paso obligado y elemento
dinamizador de la religiosidad, de la personalización de la fe y de la expresión
celebrativa.

1. QUE ES LA FABULA

Muchos eruditos se han empeñado en definir la fábula y no parece que se hayan


puesto de acuerdo para precisar los límites.
Todos sabemos que se trata de un género, asociado casi siempre a la intención
didáctica, a través de moralejas acomodadas a la cultura y sensibilidad de quien las

8
escribe y de quien las utiliza. Esta misma flexibilidad, en un ambiente educativo dialogal
y de confrontación con la vida y con otros saberes, es una riqueza en vez de un
«handicap». Y no llevará, como algunos pueden pensar, a un relativismo total. Las
fábulas pueden tener el peligro de cerrazón y dogmatismo, pero, en manos de un buen
educador —¿hay algún instrumento malo en manos de un buen educador?—, permiten
llegar a convicciones personales muy sólidas y a un respeto sumo a las metas y a los
caminos de los otros. Una pedagogía, que se basa en miedos y prevenciones, se
descalifica por sí misma. La que se proyecta hacia el futuro y asume los riesgos
inevitables es la mejor pedagogía de hoy y del hoy, y la mejor del futuro.
La fábula no es una expresión literaria de un principio moral o, al menos, no es sólo
eso. Puede tener una relación entre dos términos personalizadores, escenificados o
dramatizados. Incluso se puede entender como la expresión poética de un juicio no
solamente moral o religioso, sino también filosófico o político, estético, etc:, de
cualquier género y de cualquier nivel. En ella caben desde la agudeza de ingenio o chiste
hasta la sátira mordaz o epigrama picante.
La fábula puede endulzar la crítica y puede ridiculizar, distanciar o aproximar a la
realidad. Puede vestir de gala a la realidad o puede disfrazarla y hacerla más familiar,
menos formalista o, al menos, no tan distante o enemiga.

2. PATERNIDAD Y ORIGEN DE NUESTRAS FABULAS

En nuestra cultura sabemos bien que fueron los griegos los grandes fabulistas. Ellos
son las fuentes a las que han ido a beber todos los fabulistas posteriores. No es nuestra
intención hacer recorridos históricos por la vida de las fábulas, ni entrar en las polémicas
que suscita este género… Diremos sencillamente que hemos acudido a los clásicos:
Esopo, Fedro, La Fontaine, Samaniego, Iriarte… para seleccionar aquellas fábulas que
podían servirnos más para los objetivos de esta recopilación, con una intencionalidad
educativa precisa. Algunas son más modernas y las hemos incluido por su similitud con
las fábulas y por su interés pedagógico. No faltan fábulas y leyendas creadas o
redactadas por nuestro equipo joven.

3. DESTINATARIOS

Los niños de 8 a 12 años son los destinatarios ideales para recibir las enseñanzas que
se encierran en estas fábulas. El ámbito escolar es el espacio privilegiado para desarrollar
la imaginación y para sacar los valores fundamentales contenidos en estas narraciones.
Otros lugares importantes para su lectura y aplicación son la familia, grupos
parroquiales, movimientos infantiles (Junior, ADS, etc.), convivencias, colonias,
campamentos, etc…

9
4. OBJETIVOS

Los objetivos que nos proponemos con estas fábulas son:


1. Mantener y avivar un género que ha tenido y sigue teniendo tantas posiblidades
en la educación.
2. Aprovechar las técnicas y recursos que hacen de la fábula un medio pedagógico
y de primerísima calidad.
3. Permitir y conseguir el desarrollo de la imaginación, de la creatividad, de la
formación moral y de la sensibilidad al arte, a la vida y a todo lo que le rodea.
4. Favorecer la educación en grupo, el diálogo y la confrontación a través. de
actividades lúdicas y teatrales.
5. Ayudar a la observación, al juicio crítico, a la comunicación y a la solidaridad.
6. Ayudar a entrar en mayor comunión con la creación, la naturaleza:
conocimiento, sensibilidad, defensa y proyección de valores.

5. CONTENIDOS

El libro contiene 60 narraciones —fábulas y leyendas— con distinta temática, para


que, a través de las diferentes enseñanzas que tiene cada una y de las que sugiere, el niño
pueda ir estructurando su mente y asimilando valores.
En cada narración indicamos algunos temas que pueden ser tratados o
profundizados. Igualmente sugerimos varias actividades para asegurar mejor las ideas,
dinamizar y crear el clima que favorezca la asimilación de contenidos y la formación, a
través del método, del tipo de persona que proyectamos. El dibujo que acompaña a cada
relato es una ilustración, pero también un lenguaje portador de contenido.

6. UTILIZACION

Para utilizar estas fábulas con fines educativos, habrá que tener en cuenta los
objetivos que cada educador pretende, la edad, el ámbito donde se utilicen (escuela,
convivencia, campamento, catequesis…), el tiempo del que se dispone, el lugar, número
de chicos, materiales con que se cuenta, etc.
También será distinta su utilización si el educador las quieres aplicar a un grupo o
trabajarlas indivudualmente.

10
A) Aplicación a un grupo reducido o numeroso
a) El educador quiere tratar un tema que vaya de acuerdo con el conjunto de su
programación anual, o con la convivencia, etc. Busca ese tema en el INDICE
DE MATERIAS al final del libro (por ejemplo el tema libertad).
Allí, si existe tal tema (quizás figure con algún sinónimo), se ofrecen uno o
varios números que corresponden al número de la fábula donde se puede
encontrar ese tema. Elija la mejor para su grupo en ese momento.
b) Durante algunos momentos, los chicos observan el dibujo. Luego comentan,
sugieren o aplican lo que ven según sus intereses o según un pequeño
esquema que les dé el educador.
c) Se lee la fábula (en gran grupo, en pequeño grupo o en privado). Se comenta y
se compara con lo que se dijo del dibujo. El proceso también puede ser al
revés: se trabaja primero con la fábula y después con el dibujo, o con los dos a
la vez.
d) Se eligen una o varias actividades de las propuestas para esa fábula en concreto,
a no ser que se prefieran otras de las que se indican en la lista general (páginas
11, 12, 13), o se inventan otras a partir de cada grupo. Las actividades se
eligen y se desarrollan pensando siempre en los objetivos propuestos, con el
fin de obtener la mayor eficacia educativa.
e) El grupo, con el educador al frente, aclara, amplía y concreta lo que sale, hace
síntesis de lo tratado y de lo asimilado, alude a lo que falta por aprender o
vivir. El educador señalará la manera de seguir concretando actitudes y
actividades a partir de cada fábula.
f) Se puede acabar con un canto que tenga una relación directa o indidrecta con el
tema tratado o con el clima que vive el grupo. Esto suele ser muy positivo y
deja un agradable sabor. En su lugar se puede llevar a cabo alguna actividad
lúdica o juego.

B) Trabajo individual
En el trabajo individual pueden seguirse los mismos pasos, pero sin la confrontación
en grupo de la que hablábamos antes. Con este sistema sólo se favorecen la reflexión,
interiorización y aplicaciones a la vida. Queda enriquecido si los padres, un monitor, un
hermano mayor ayudan con sus preguntas, sugerencias, comentarios, aplicaciones,
revisiones y experiencias.

11
7. CUESTIONARIO PARA LA REFLEXION EN GRUPO

Estas u otras preguntas parecidas ayudarán al educador a la hora de su aplicación al


grupo.
1. ¿Qué quiere decir esta fábula?
2. ¿Qué cosas os ha recordado? ¿En qué habéis pensado?
3. ¿Qué opináis de lo que habla y hace cada uno de las personajes que intervienen
en la fábula? ¿Qué está bien y qué no? ¿Por qué? ¿Cómo deberían haber
actuado?
4. Lo que sucede en la fábula ¿se parece algo a lo que os pasa a vosotros o sucede
a vuestro alrededor? ¿Cómo lo veis? ¿Qué podéis hacer vosotros para
remediar o mejorar algo esa situación?
5. ¿Conocéis frases o hechos de los Evangelios parecidos a éstos? ¿Cuáles?
6. ¿Qué conclusión sacáis de esta fábula? ¿Cómo podéis llevarla a cabo?

8. ACTIVIDADES PARA UTILIZAR EN LAS FABULAS

El educador puede utilizar las actividades señaladas para cada fábula o escoger de
este apartado aquellas que más le interesen. Hemos distribuido estas actividades en cinco
ámbitos: lingüístico, artístico, de la naturaleza, de valores y de la fe.
Alguna actividad que aparece en un ámbito, se puede extender también a otros
ámbitos.

A) Ambito lingüístico
• Resumir en unas pocas líneas lo fundamental.
• Cambiar el texto escrito, sin cambiar la idea ni los personajes.
• Escribir otra fábula con la misma idea central.
• Analizar la fábula desde la gramática, la geografía o la biología.
• Explicar los verbos, adverbios, adjetivos, nombres…
• Escribir una carta a algún personaje de la fábula.
• Poner en verso la fábula.
• Hacer una narración de algo sucedido en nuestros días.
• Escribir una fábula de personajes fantásticos (históricos, de televisión…),
inventados por cada uno.
• Inventar una fábula con personajes de la clase, del barrio…

12
• Felicitar a alguien con la fábula.
• Escribir ventajas e inconvenientes que tiene el género de la fábula y cada una
de ellas en concreto.
• Contar la fábula a personas adultas o jóvenes, a compañeros, a niños más
pequeños.
• Dialogar sobre un tema a partir de la fábula.
• Escribir una moraleja u otra moraleja distinta a la que tiene la fábula.

B) Ambito artístico
— Hacer un cartel mural sobre la fábula o la idea central de la fábula.
— Ilustrar la fábula con algunas fotos o recortes.
— Hacer un retrato-robot de cada personaje.
— Realizar un dibujo personal y otro en grupo de los protagonistas de la fábula.
— Buscarle la música más apropiada a cada fábula o a cada personaje.
— Escenificar la fábula, participando todo el grupo.
— Representar la fábula mediante un guiñol.
— Escenificar la fábula, incorporando música o sonidos onomatopéyicos.
— Elaborar un cómic sobre la fábula o alguno de sus personajes.
— Realizar un montaje audiovisual.
— Hacer un programa de radio o de televisión en torno al tema.

C) Ambito de la naturaleza
• Ver los animales con los que más se identifica cada uno. Decir por qué.
• Elegir un animal y mantener con él una conversación.
• Poner a cada fábula personajes marinos, o volátiles, o terrestres, o plantas o
cosas materiales.
• Hacer crucigramas con nombres de animales o de plantas.
• Elaborar sopas de letras con nombres de animales o de plantas.
• Recopilar y comparar fábulas que hablan del agua, tierra, cielo, sol, viento,
frío, comida.

D) Ambito de los valores


— Definir y valorar un personaje, ya sea individualmente o en grupo.
— Compara lo que dice la fábula con situaciones reales de la familia, de la calle,
del trabajo, de la clase, de la parroquia…
— Compararse uno mismo y los demás con los personajes y situaciones de la

13
fábula.
— Aplicar lo que dice cada fábula a la política, religión, escuela, familia, trabajo,
pandilla…
— Adaptarla a un grupo determinado: ricos, pobres, cultos, incultos, gentes de
pueblo, de la ciudad…
— Enviar la fábula a alguien concreto con algún mensaje para hacerle recapacitar.
— Elaborar una lista de aspectos positivos y otra de aspectos negativos que
aparecen en la fábula. Contrastarlos después.
— Pensar cuál sería la reacción de cada uno o del grupo ante una situación
semejante a la planteada en la fábula.
— Poner a cada personaje nombres de personajes históricos, artistas o escritores.
— Poner a cada personaje nombres de políticos actuales o deportistas.
— Aplicar cada fábula a los sacramentos o momentos importantes de la vida
(nacimiento, boda, cumpleaños, éxito, enfermedad…).
— Buscar noticias del día, que tengan que ver con el argumento de la fábula.
— Inventar una fábula para el maestro, el alcalde, el sacerdote, los padres, los
compañeros, los hermanos…
— Recopilar y comparar fábulas que hablen del tiempo pasado, presente o futuro.
— Elegir cinco fábulas para contar a unos amigos o a un hermano más pequeño.
¿Cuáles eligirías? ¿Y para contar a tus padres?
— Recopilar y comparar otras fábulas que hablen de la amistad, gratitud, amor,
odio, perdón, generosidad, ayuda, valentía, defensa del débil, egoísmo,
sinceridad, honradez, trabajo, puntualidad, ignorancia, astucia…

E) Ambito de la fe
• Imaginar qué cambiaría Cristo de cada fábula para presentarla como mensaje
evangélico.
• Aplicar cada fábula a los sacramentos.
• Enumerar los animales que salen en la fábula y que aparecen también en la
Biblia. Explicar sus cualidades y aplicarlas a las personas.
• Comparar las moralejas con textos evangélicos.
• Buscar a cada fábula una frase evangélica, un refrán o una frase original.
• Comparar el mensaje de cada fábula con el mundo de la religión.
• Inventar oraciones de perdón, de petición de acción de gracias… que tengan
que ver con el contenido de cada fábula.
• Confrontar las moralejas con textos evangélicos que hablen del perdón, de la
bondad, de la perseverancia, de la prudencia, de la sabiduría…
• Confrontar las actitudes de cada uno, según lo que refleja cada fábula, con las
actitudes que exige Cristo.

14
1. PARÁBOLA DEL REY
TEMAS POSIBLES
esperanza generosidad Dios
felicidad egoísmo

Iba yo pidiendo, de puerta en puerta por el camino de la aldea, cuando tu carro de


oro apareció a lo lejos como un sueño magnífico. Y yo me preguntaba, maravillado,
quién sería aquel Rey de Reyes.

15
Mis esperanzas volaron hasta el cielo y pensé que mis días malos se habían acabado.
Y me quedé aguardando limosnas espontáneas, tesoros derramados por el polvo.
La carroza se paró a mi lado. Me miraste y bajaste sonriendo. Sentí que la felicidad
de la vida me había llegado al fin. Y de pronto, tú me tendiste tu diestra diciéndome:
—«¿Puedes darme alguna cosa?»
¡Ah, qué ocurrencia de tu realeza! ¡Pedirle a un mendigo! Yo estaba confuso y no
sabía qué hacer. Luego saqué despacio de mi saco un granito de trigo y te lo di.
Pero qué sorpresa la mía cuando, al vaciar por la tarde mi saco en el suelo, encontré
un granito de oro en la miseria del montón. ¡Qué amargamente lloré de no haber tenido
corazón para dárteme todo!

Rabindranath TAGORE

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Ponte en la situación del mendigo, cuando el rey le pide limosna. ¿Qué hubieras
hecho tú?
○ Haz un dibujo que refleje las actitudes del rey y otro del mendigo. Reflexiona
sobre las diferencias sociales que observas en ambos.
○ Escenifica la parábola en grupo e identifícate con el mendigo.
○ Escribe esta parábola en forma de narración y léela después a tus amigos o en el
grupo.
○ Haz una descripción del mendigo y otra del rey.
○ Prepara una moraleja y aplícala a distintas personas y situaciones.
○ Busca un relato evangélico similar al tema central de la parábola.

2. LA ZORRA Y ELCUERVO
TEMAS POSIBLES
engaño astucia vanagloria
adulación

16
Encaramado en un árbol, sujetaba el señor cuervo con su pico un rico queso. Y la
señora zorra, atraída por el olorcillo, le habló de esta manera:
— ¡Buenos días, señor cuervo! ¡Cuán bello sois y me lo parecéis! Si fuera vuestro
canto igual a vuestras plumas, sin mentir, os digo que seríais el fénix de cuantas aves
viven en los bosques.
Oyendo el cuervo tales palabras, desbordaba de alegría y, abriendo el pico para lucir
su voz hermosa, dejó caer el queso. Lo atrapó la zorra al instante, y dijo:
— Sabed, señor cuervo, que todo adulador es un parásito de aquel que sin más lo
escucha; esta lección bien vale un queso.
Avergonzado y confundido, juró el cuervo, aunque algo tarde, que nunca más le
engañarían.

Jean de la FONTAINE

17
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Escribir el significado de estas palabras: encaramado, fénix, adulador, parásito.


Con cada una de ellas, haz una frase que aluda al contenido de la fábula.
○ ¿Cuál es la idea central de la fábula? Plasma esta idea en un dibujo.
○ Si tú fueras el cuervo, ¿hubieras perdido el queso? Razona la respuesta.

18
○ Escribe alguna situación en la que tú hayas sido adulado o adulada.
○ ¿A quién consideras parásito en la sociedad actual?
○ Cambia los animales de esta fábula por otros. Reescribe después la fábula.
○ ¿A quién enviarías esta fábula para hacerle recapacitar? ¿Por qué?

3. LA MONTAÑA ORGULLOSA
TEMAS POSIBLES
envidia mal arrepentimiento
generosidad vanagloria orgullo
afán de poder

19
Esto ocurrió hace mucho tiempo. Hubo un planeta pequeñito, muy joven,
completamente liso, al que le salió una montañita que creció hasta 520 metros.
Así estuvo un millón de años. Con el tiempo comenzaron a surgir en la llanura otras
montañitas, que también crecieron.
La primera, irritada por la pérdida de su dominio, hizo esfuerzos y creció 380 metros
más y, a medida que transcurría el tiempo, creció algunos metros en proporción a su
orgullo. Por fin, comprobó que en sus cumbres ya no había vida a causa del frío y de los
fuertes vientos; en cambio, las otras montañitas se cubrían de árboles donde anidaban
mil clases de pájaros y eran acariciadas por suaves brisas. ¡Qué envidia! Finalmente, no

20
lo pudo aguantar y estalló convertida en fiero volcán, envenenó el aire, mató toda vida,
desoló sus propias laderas, secó y arruinó a todas las montañas. Pasada la furia loca, vio
su obra y…, apagándose, se arrepintió.
Entonces de sus laderas brotaron lágrimas en forma de fuentes purísimas a cuyas
aguas regresaron de nuevo los pájaros y con ellos las semillas. Cuando se disiparon las
cenizas, volvió a brillar el sol. Como su tierra era nueva, salida de las entrañas del
planeta y rica en minerales y gérmenes de vida, pronto se hizo hermosa, muy verde y
adornada de nubes que le dieron sombra y caricias.
Su vida contagió a las otras tierras y siempre vivió erosionándose calladamente,
humildemente, convirtiéndose en un frondoso valle de ríos y bosques que aún hoy se
puede reconocer.

José SOCORRO

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Te has comportado alguna vez como la montaña? Cuenta un caso en el que tú
hayas actuado de la misma forma.
○ ¿Crees que se puede ser feliz con la constante preocupación de querer ser más
que nadie? ¿Por qué?
○ ¿Qué sucedió después que la montaña se arrepintió? ¿Sucede eso en la vida?
○ Escenificar la narración: incorpora música y sonidos.
○ Haz un dibujo de las distintas partes de una montaña y a su lado haces otro de las
diversas fases por las que atraviesa el hombre a lo largo de su vida.
○ Escoge todos los verbos que signifiquen furia o violencia.
○ Escribe una moraleja y aplícala a diversas personas y situaciones.

4. LA MONA
TEMAS POSIBLES
impaciencia esfuerzo ignorancia
inconstancia afán de superación

21
Había una vez una mona que andaba, saltando de árbol en árbol. Mientras saltaba
vio un bello nogal, cargado de nueces. Cogió una nuez y la mordió. Como la cáscara
estaba amarga, la mona la tiró y se quedó sin probar el rico bocado que tenía dentro.
En la vida sucede lo mismo. Existen personas que comienzan a realizar una
actividad: aprender un oficio, tocar un instrumento, comenzar una escultura, etc. Estas
personas, cuando tropiezan con las primeras dificultades, abandonan la tarea iniciada y,
de ese modo, se quedan sin saborear las satisfacciones que les hubiera deparado el

22
trabajo iniciado, una vez que hubieran superado las dificultades del comienzo.

F. M. de SAMANIEGO
(adaptación)

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Te ha pasado alguna vez como a la mona? ¿Cómo has reaccionado?


○ ¿Has dejado alguna vez algo sin acabar por impaciencia o por otras causas? ¿Te
has arrepentido de haber obrado así? ¿Cómo crees que deberías haber actuado?
○ En grupo, comparaos con el personaje y la situación de la fábula.
○ Haz un dibujo del relato. Coméntalo.
○ Cambia el texto escrito, pero respeta la idea central. Pon otros personajes y otro
objeto en vez de la nuez y el nogal.
○ Localiza todos los verbos que indiquen acción.
○ Inventa otro final para esta fábula. ¿A quién enviarías la fábula con este nuevo

23
final?

5. EL REY SABIO
TEMAS POSIBLES
mal autoridad

Había una vez, en la lejana ciudad de Wirani, un rey que gobernaba a sus súbditos

24
con firmeza, pero con sabiduría. Y, así como le temían por su poder, lo amaban por su
sabiduría.
Ahora bien, había en el corazón de esa ciudad un pozo de agua fresca y cristalina,
del que bebían todos los habitantes; incluso el rey y sus cortesanos, pues era el único
pozo de la ciudad.
Una noche, cuando todo estaba en calma, una bruja penetró en la ciudad y vertió
siete gotas de un misterioso líquido en el pozo, al tiempo que decía: «Desde este
momento, quien beba de esta agua enloquecerá».
A la mañana siguiente, todos los habitantes del reino, excepto el rey y su gran
chambelán, bebieron del pozo y enloquecieron tal como lo había predicho la bruja.
Y aquel día, la gente, en las callejuelas y en el mercado, no hacía sino murmurar:
«El rey está loco. Nuestro rey y su gran chambelán perdieron la razón. No podemos
permitir que nos gobierne un rey loco; debemos destronarlo».
Cuando llegó la noche, el rey ordenó que llenaran con agua del pozo una gran copa
de oro. Y cuando se la llevaron, el soberano bebió ávidamente, y pasó la copa a su gran
chambelán, para que también él bebiera.
Y todos se llenaron de regocijo en la lejana ciudad de Wirani, porque el rey y el gran
chambelán habían recuperado la razón.

Kahlil GIBRAN

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ La palabra «chambelán» es de origen francés. ¿Qué significa? Escribe un


sinónimo.
○ ¿Crees que el rey obró bien, al no beber del pozo? ¿Por qué?
○ ¿Te parece que a una misma persona se le puede temer y amar a la vez? ¿Cómo?
○ ¿Quién es más importante para ti: una persona sabia o una persona constante?
Razona la respuesta.
○ Cuenta al grupo algún relato misterioso.
○ Continúa tú la narración, imaginándote al rey y a su chambelán dando órdenes
irrealizables.
○ Escribe una carta al rey, aconsejándole otra forma de actuar.

6. LOS PADRES Y LOS HIJOS


25
TEMAS POSIBLES
familia hijos amor gratitud
sufrimiento

Un cabrero paseando por el campo vio un árbol. En el árbol, había un nido con
pajarillos. Estaban solos, pues los padres habían ido a buscar unos gusanillos para
alimentarlos. El cabrero cogió los pajarillos y los metió en una fría jaula de metal.
Cuando llegaron los padres, viendo que no estaban sus hijuelos, afligidos los
buscaron. Encontraron la jaula donde la había puesto el cabrero y allí estaban los
pajarillos revoloteando en su interior.
Al verlos el cabrero se dijo: «Si los padres vienen a cuidar a sus hijos con tanto
esmero, quiero ver cómo los hijos agradecidos de tanto amor a sus padres, los cuidan
ellos».
Cogió una red y la echó sobre la pareja aprisionándolos. Inmediatamente abrió la

26
puerta de la jaula y, dejando libres a los hijos, metió en ella a los padres. Los hijuelos
salieron volando y en vano los padres esperaron su regreso.
Al cabo de un tiempo, murió la pareja de hambre y de dolor.

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Cómo reaccionarías tú, o el grupo, ante una situación semejante a la planteada


en la fábula?
○ ¿Es bueno o es malo lo que hacen los hijos? ¿Por qué?
○ ¿Te parece justa la actuación del cabrero con los padres? Razona la respuesta.
○ ¿Harías tú lo mismo que el cabrero para satisfacer una curiosidad? ¿En qué
ocasiones?
○ Cambia lo que creas conveniente para que resulte un final feliz.
○ La situación que aquí se cuenta, compárala con otras situaciones de la famila, de
la clase, de la calle, etc.
○ Escoge una frase evangélica o un refrán que resuma la enseñanza que se deriva
de este relato.

7. LA BOTELLA NEGRA
TEMAS POSIBLES
amor dinero educación egoísmo
familia hijos irresponsabilidad
vicio

Un niño de pocos años contemplaba una botella negra que tenía en sus manos,
diciéndose en su interior: «¿Estarán dentro de esta botella los zapatos nuevos, como dice
mamá?».
Después de darle muchas vueltas, cogió una piedra y rompió la misteriosa botella.
Al ver que no había nada dentro, espantado por lo que acababa de hacer, se puso a llorar
tan fuerte, que ni oyó el ruido de pasos de alguien que se acercaba. Era su padre, que
severo le preguntó: ¿Qué es eso?, ¿quién ha roto la botella? El niño quedó aterrorizado.

27
«¿Quién ha roto la botella?» —repitió el padre. «Yo…», fue capaz de decir el pobre
niño, limpiándose las lágrimas. —¿Y por qué la has roto, hijo mío? El niño miró
entonces con gran emoción a su padre. Le pareció que su padre había sentido compasión
al verle así, inocente, encorvado en su desolación sobre los restos de la botella.
— Yo quería —dijo el niño lloriqueando— ver si había dentro unos zapatos nuevos;
los míos están rotos y mamá no los puede comprar. En cambio, otros niños tienen
zapatos nuevos…
— ¿Cómo podías imaginar —le preguntó el padre— que dentro de la botella hubiera
unos zapatos nuevos?

— Mamá me lo ha dicho. Siempre que le pido zapatos nuevos, vestidos u otras


muchas cosas, me dice que están dentro, en el fondo de la botella negra. Yo creí que
encontraría los zapatos nuevos ahí dentro… Pero no lo haré más, papá, te lo aseguro.
El padre se dio cuenta de que el niño en su candidez no sabía que la botella negra
quería decir: «vicio del vino». Y, enternecido por las lágrimas, le dijo: «Está bien, hijo
mío, no llores».
Después entró en la casucha, dejando al niño muy impresionado. Algunos días más
tarde, el padre entregó al pequeñuelo un paquete, mandándole que lo abriera. El niño, al
abrirlo, lanzó un grito de alegría.

28
—¡Zapatos nuevos!, ¡zapatos nuevos!, —exclamó, manoteando y brincando a la vez
— ¡Papá, papaíto! ¿Te han traído otra botella y estaban dentro los zapatos?
—No, hijo mío; ya no quiero más botellas. Tu madre tenía razón, mucha razón…
Desde entonces, nunca jamás se le volvió a ver en la taberna. Incluso aconsejaba a
otros amigotes de bebidas: «No hagáis que el pan y el vestido de vuestros hijos vayan al
fondo de la botella negra!»

Alfonso FRANCIA

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Por qué te parece que el niño lloraba más: porque dentro de la botella no había
zapatos o porque le iban a reñir por romperla?
○ ¿Sientes alegría cuando te portas mal con alguien y luego te arrepientes? Cuenta
algún caso de arrepentimiento.
○ Compara lo expresado en el relato con situaciones reales que conozcas en tu
familia, en tu barrio, etc.
○ ¿Conoces alguna organización que luche contra el alcohol? ¿Te parece
necesaria?
○ Haz un breve resumen del contenido de este texto.
○ Escribe una carta a un amigo, aconsejándole que sea responsable en el estudio.
○ Dialogar en grupo sobre la importancia que tiene en la vida que todos seamos
responsables.

8. EL PERRO QUE SOLTÓ SU


PRESA
TEMAS POSIBLES
necedad avaricia

29
Nadaba un perro en el río, llevando un pedazo de carne en la boca, cuando vio su
imagen reflejada en las aguas. El animal pensó que era otro perro el que llevaba una
buena tajada y quiso quitársela, pero su codicia lo perdió, pues, al abrir la boca para
morderla, se le escapó la presa que tenía y, así, ni pudo coger la que deseaba ni comerse
la suya.

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Si tú fueses el perro, ¿hubieras actuado de la misma manera? ¿Por qué?


○ ¿Eres avaricioso? ¿Crees que es bueno ser avaricioso? Cuenta alguna situación
en la que tú te hayas comportado avariciosamente.
○ Relata algo que te haya sucedido como al perro de la fábula.
○ Cambia el animal de la fábula por un personaje famoso de la actualidad.
○ La palabra presa es polisémica (de varios significados) ¿Qué otros significados
conoces de esta palabra? Escribe una frase con cada uno de los significados.
○ ¿Tienes miedo de los perros? ¿Por qué?
○ ¿A quién enviarías esta fábula para hacerle recapacitar?

30
9. EL ÁRABE HAMBRIENTO
TEMAS POSIBLES
sufrimiento inmediatismo escala de
valores

Iba una vez por un desierto caminando un árabe. Iba perdido, sin encontrar la salida
a aquella enorme extensión de arena y sequedad.
El sol era tan fuerte y hacía tanto calor que el hombre estaba medio muerto.
Caminaba y caminaba, buscando agua y comida y un sitio donde cobijarse de aquel
sofocante calor.
Por la noche hacía un frío intenso, y un viento helado le azotaba de tal forma que el
hombre no podía descansar. Llegaba el día y proseguía su marcha. El sol implacable de
nuevo se hacía sentir.
Uno de los días, caminando, encontró algo envuelto en un plástico. Al cogerlo
aquello sonó, y el árabe, extenuado por el cansancio y el hambre, pensó esperanzado:
«Deben ser ostras, voy a saciar mi hambre». Pero ¡cuál no sería su triste sorpresa,
cuando al quitar el plástico vio que no eran ostras, sino que eran perlas!

Cuento árabe

31
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Cómo raccionarías tú ante una situación semejante a la planteada en el relato?


○ ¿Por qué el hallazgo de las perlas no le produce alegría?
○ Escoge del texto todos los adjetivos que se refieren al árabe. ¿Son positivos o
negativos?
○ Cuenta la narración a personas adultas, a jóvenes, a compañeros, a niños más
pequeños. ¿Sacarán todos la misma conclusión? Razona la respuesta.
○ Invéntate otro título.
○ ¿Conoces algún desierto? Escribe su nombre y el lugar donde se encuentra.
○ Con la palabra desierto escribe frases en las que esta palabra tenga distinto
significado que el que tiene en este texto.
○ Acaba el relato escribiendo una moraleja y la aplicas a otras personas.

32
10. LA MUJER DEL CIEGO
TEMAS POSIBLES
ceguera egoísmo y engaño maldad

Había un hombre que tenía una hija muy fea y se la dio en matrimonio a un ciego,
porque ningún otro la habría querido. Cuando un médico se ofreció a devolver la vista al
marido ciego, el padre de la muchacha se opuso con todas sus fuerzas, pues temía que el
hombre se divorciara de su hija.

Anthony de MELLO

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Estás de acuerdo con la actitud del padre? Razona la respuesta.

33
○ Inventa una situación parecida a la que se cuenta en este relato.
○ ¿Conoces tú a algún ciego? ¿Qué sientes hacia él?
○ Escribe una carta a uno de los personajes, reafirmando su actuación.
○ Haz de esta narración un texto dialogado.
○ Elabora una moraleja y la aplicas a alguna persona conocida.
○ ¿En qué consiste el verdadero amor? Dialogar en grupo y aportar ejemplos de
amor verdadero.

11. LA CIGARRA Y LA
HORMIGA
TEMAS POSIBLES
trabajo ayuda compartir previsión
severidad crueldad

34
En los felices días del verano, una cigarra alegre aprovechaba el calor cantando y
bailando, mientras la sufrida hormiga no descansaba, en la búsqueda de comida que
llevar a su casa.
La cigarra se burlaba de la hormiga y le decía: —¿No es más bonito gozar de la vida
con bellas canciones, como yo hago, que trabajar todo el día como haces tú?
La hormiga callaba y seguía afanándose.
Pero llegó el invierno y, con los fríos, la cigarra guardó silencio y tuvo que
refugiarse en cualquier agujero. Allí, sin nada que llevarse a la boca y casi helada, se
acordó de la hormiga: —Ella estará calentita en su casa y seguro que no le falta alimento
en la despensa. Iré a verla, pensó.
Acudió la cigarra al hormiguero y, zalamera, preguntó: —¿No tendrás, buena
hormiga, algo para comer y un ricón caliente donde pasar el invierno?—Entonces la
hormiga, muy enfadada, le contestó: —Yo trabajaba duro en verano para no pasar
hambre en estos días fríos, ¿qué hacías tú en el buen tiempo?
La cigarra tuvo que admitirlo: —Yo cantaba y reía alegremente sin pensar en el
futuro. Y la hormiga le replicó: —Pues ahora yo canto y me alegro, mientras tú sufres

35
hambre y frío por culpa de tu holgazanería. Vete y no desprecies a los que trabajan por
su sustento.

F. M. de SAMANIEGO
(adaptación)

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Te parece correcta la actitud de la hormiga? ¿qué hubieras hecho tú?


○ En tu trabajo de cada día ¿cuándo eres como la cigarra? ¿en qué ocasiones te
comportas como la hormiga?
○ Los consejos que te dan tus padres y educadores, ¿se parecen a los de la cigarra
o a los de la hormiga?
○ Invéntate un diálogo de forma que se compaginen trabajo-diversión. La hormiga
enseñará a la cigarra a trabajar y ésta le enseñará a divertirse.
○ En grupo, hacer un cartel que represente la verdadera alegría y otro que nos
muestre el trabajo.
○ Léela con música de fondo. Luego la resumes y la cuentas a niños más
pequeños.
○ En grupo, dialogar sobre el trabajo: para qué sirve, cómo trabajar mejor, cuál es
el trabajo más provechoso para la persona y para la sociedad.

12. LA ZORRA Y EL LEÓN


TEMAS POSIBLES
sinceridad educación falsedad
astucia

Había una vez un león que tenía hambre y, queriendo encontrar ocasión para comer,
preguntó a la oveja cómo era su aliento. Y la oveja respondió la verdad, diciéndole que
muy apestoso. El león, fingiéndose entonces ofendido, diole un fuerte golpe en la cabeza
y la mató diciéndole:

36
—¡Ahí va! porque no has sentido vergüenza de ofender a tu rey, ¡ahora recibe eso!

Después preguntó el león a la cabra lo mismo, es decir, si su aliento olía bien. Y la


cabra, viendo cuán mal lo había tomado con la oveja, al decirle la verdad, contestóle que
su aliento era maravilloso y olía muy bien.
Entonces el león pególe un fuerte golpe en la cabeza y la mató exclamando:
—¡Ahí va!, porque me has adulado con falsedades, ¡ahora toma eso! Y después hizo
aquella misma pregunta a la zorra, pidiéndole cómo tenía el aliento. Pero la zorra se
alejó de él, recordando lo mal que les había ido a las otras y le contestó:
—¡De buena fe, señor, os digo que no os puedo responder a vuestra pregunta, puesto
que me hallo resfriada y nada percibo de su aliento!
Y así se escapó del león. Y los demás animales que se pusieron en el peligro, sin
provecho murieron, ya que no supieron evadirse y alejarse de la respuesta.

Francisco EIXIMENIS

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Qué opinas del león? ¿Y de la zorra? ¿Con cuál de los dos te identificas?
○ Cuenta algún caso en el que tú te hayas evadido de algún problema. ¿Por qué lo

37
hiciste?
○ En grupo, intentad definir a los personajes.
○ Elaborad un cómic sobre el argumento de la fábula.
○ Inventa los diálogos entre los animales.
○ Escenificar la fábula.
○ La palabra ZORRA/ARROZ tiene sentido leída al derecho y al revés. Descubre
tú palabras que tengan la misma lectura en ambas direcciones.
○ ¿Qué crees tú que opinaría Jesús del comportamiento de la fábula?

13. TAL PARA CUAL


TEMAS POSIBLES
engaño astucia vanagloria
adulación

38
Había una vez una pareja de novios que querían casarse. Ella siempre iba a verle
muy arreglada y guapa, y él, por su parte, también se esmeraba en ponerse muy elegante
para gustar a su novia.
Pasó el tiempo y llegó el día de la boda. Pero he aquí que, por la noche, dice el
novio a la novia:
—Como ya estamos casados, no debemos ocultarnos nada. Mira, los dientes que
tengo son postizos, y este pelo tan bonito que ves no es pelo, sino peluquín. Así que
ahora ten paciencia, pues ya eres mi mujer. Entonces la novia le contesta:
—Perdona, pero yo también he de confesarte algo: Esta cabellera tan bonita es una
peluca, mis pestañas son postizas y estos ojos tan hermosos que ves no ven tres en un
burro. Así que, por ser ya mi marido, tienes que tener paciencia.

Anthony de MELLO

39
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Qué opinas del comportamiento de estos personajes? ¿Hubieras obrado tú de la


misma manera? ¿Por qué?
○ ¿Crees que en la vida es necesario disimular? ¿por qué? ¿cuándo?
○ Enumera más defectos de cada uno de los personajes. Luego la escenificáis en
grupo.
○ Realiza dos dibujos de la novia: en uno de ellos dibuja a la novia antes de
casarse; en el otro, después de confesar su realidad.
○ Redacta una fábula parecida que tenga la misma idea central.
○ ¿A qué personajes famosos enviarías esta fábula para hacerles recapacitar?

14. LA ALFORJA
TEMAS POSIBLES
conocimiento mal vicios

Un día Jupiter bajó a la tierra, convocó a todos los animales, incluído el hombre, y
les dijo:
—Quiero que viváis en armonía y contentos. Así que, si alguien tiene alguna queja,
que la diga sin temor y enseguida la pondré remedio.
Nadie expuso nada. Júpiter entonces se dirigió al mono: —¿Qué, tú estás contento?
—Claro, respondió el mono, tengo cuatro patitas que son un tesoro y tengo un tipillo que
muchos envidian. Yo no tengo motivos para envidiar a nadie… Comparado con el oso,
tan feo, soy una maravilla. El sí que tendrá de qué quejarse. Los otros animales pensaban
como el mono y esperaban la queja del oso. No hubo tal queja. Al contrario, con tono de
orgullo, dijo: —Yo me veo fuerte, bien proporcionado, con cierto aire señorial.
Comparado con el elefante que es un monstruo, una masa de carne que parece que se cae
a trozos, soy un encanto. No me quejo de nada.
El elefante tomó la palabra y dijo: —¡Ah!, pues yo no me quejo absolutamente de
nada, me siento fuerte, sólido, como un rey con poder. Mucho peor es la ballena que
parece una masa informe. La ballena no se quejó; se veía mejor que la jirafa, larguirucha

40
y desgarbada.

La jirafa se sentía esbelta, fina, señorial, no como la hormiga, insignificante y


rastrera. La hormiga se veía una reina comparada con el mosquito. Y el mosquito se vio
ágil, se defendía muy bien… Así todos hasta que llegó el hombre. Este se entretuvo en
contar todas sus cualidades y encantos. Así estuvo un largo rato. Luego siguió hablando
sobre los defectos de los otros. Y se reía de ellos. Júpiter, que había estado en silencio, se
dirigió a todos de nuevo y les dijo: —Bien, veo que cada uno lleva dos bolsas; en la de
atrás metéis vuestras faltas y en la de delante las faltas de los otros.

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Te parece que, en la actualidad, se da una situación semejante a la que se narra


en esta fábula? Si la conoces, cuéntala.
○ ¿Qué ves más fácilmente en las personas: sus cualidades o sus defectos? ¿por
qué?
○ Escribe una carta a uno de los personajes de la fábula, reprochándole su actitud y
aconsejándole otra forma de actuar.
○ Haz una lista de todos los adjetivos positivos y negativos que aparecen en el

41
texto. ¿Cuáles predominan?
○ Júpiter es un dios antiguo de la mitología romana. Busca en una enciclopedia
datos sobre Júpiter y cuentra alguna leyenda relacionada con este dios.
○ ¿Sabes qué es una alforja? Busca en el diccionario el significado de esta palabra
y la sustituyes por otra que sea más usual para ti.
○ Acaba la fábula, escribiendo una moraleja.
○ Busca en los Evangelios alguna frase que se refiera al orgullo de los hombres.

15. HAS BUSCADO: ¿NO HAS


ENCONTRADO?
TEMAS POSIBLES
necedad búsqueda y ayuda

42
Un vecino encontró a Nasruddín cuando éste andaba buscando algo de rodillas.
—¿Qué andas buscando?, dijo Mullah
—Mi llave. La he perdido.
Y, arrodillándose los dos, se pusieron a buscar la llave perdida. Al cabo de un rato,
dijo el vecino:
—¿Dónde la perdiste?
—En casa.
¡Santo Dios! Y entonces, ¿por qué la buscas aquí?
—Porque aquí hay más luz.
¿De qué vale buscar a Dios en los lugares santos si donde lo has perdido ha sido en
tu corazón?

Anthony de MELLO

43
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Cuál es la idea central de este relato? Escríbela.


○ Haz una crítica del personaje que perdió la llave.
○ Cuenta alguna situación semejante a la de Nasruddín.
○ ¿Tienes experiencia de haber encontrado a algún amigo sin haberlo buscado?
¿cómo? ¿cuándo?
○ ¿Exiges que te den los amigos algo que ellos no tienen? ¿cómo reaccionas ante
la negativa?
○ Las palabras llave y luz son palabras polisémicas (varios significados). Escribe
frases con estas palabras, pero que tengan distinto significado del que tienen en
el texto.
○ ¿Dónde puedes encontrar a Dios? Enumera lugares, acontecimientos,
situaciones, personas… ¿Dónde te resulta más fácil el encuentro?

16. EL MULO ORGULLOSO DE


SU ORIGEN
TEMAS POSIBLES
vanagloria desgracia enseñanza

44
Sabéis que el mulo es hijo de una yegua y de un burro (no de un mulo y una mula);
pues bien, el mulo de nuestra historia trabajaba para un obispo y estaba muy orgulloso de
servirle. A este mulo también se le conocía porque siempre estaba hablando de lo noble
que era su familia y no paraba de contar las muchas proezas que su madre, la yegua,
había realizado. De su padre, no decía nada. Con todo ello pretendía pasar a la historia.
Un día lo vendieron a un médico y el mulo se sintió humillado, creyendo que se
rebajaba con la nueva labor.
Cuando ya fue viejo y no veía bien, un molinero lo compró para engancharlo en la
noria. Allí, mientras daba vueltas y más vueltas se acordó de su padre, el borrico.
A este mulo vanidoso tuvo que llegarle la desgracia para que se diese cuenta de la
realidad; así que bien podemos decir que incluso de la desgracia siempre se puede sacar
alguna enseñanza.

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ El mulo sólo se sentía orgulloso de su madre, ¿crees que hacía bien?


○ Tú, cuando hablas de tus padres, ¿sólo presumes de padre? ¿sólo lo haces de tu
madre? ¿presumes siempre de los dos? ¿cuándo? ¿por qué?
○ Escribe situaciones distintas de las que aparecen en este relato, pero que posean
la misma idea central.
○ ¿A qué profesión aplicarías esta fábula?
○ Escribe otra moraleja y la aplicas a alguna persona conocida.
○ La palabra desgracia está formada con el prefijo des. Escribe una serie de
palabras que comiencen con este mismo prefijo.
○ ¿A quién contarías este relato para hacerle recapacitar?

17. EL HOMBRE Y EL BURRO


TEMAS POSIBLES
inteligencia y aprendizaje necedad

45
Aunque parezca broma,
conviniéronse un hombre y un borrico
en enseñarse el respectivo idioma;
y el burro… ¡suerte impía!
no aprendió ni un vocablo solamente
en dos años de estudio y de porfía;
entretanto el hombre, en sólo un día,
aprendió a rebuznar perfectamente.

Manuel-Agustín PRINCIPE

46
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Cambia estas palabras de la fábula por otras sinónimas: convinieron, respectivo,


impía, porfía.
○ ¿Por qué crees que el hombre aprende el lenguaje del burro tan rápidamente y
por qué no aprende el burro el del hombre?
○ ¿Crees que, a veces, perdemos el tiempo, haciendo cosas estúpidas como la
experiencia de la fábula? ¿cuándo? ¿dónde?
○ ¿Qué opinas de los personajes?
○ Cuenta algún caso en el que tú hayas prestado una ayuda a una persona y, al
mismo tiempo, hayas recibido una enseñanza.
○ ¿Qué conclusiones sacarías para aplicarlas a tu vida? Escríbelas.
○ Hacer en grupo un mural donde se refleje la necesidad de la ayuda mutua.
Comentarlo.
○ ¿A quién felicitarías con esta fábula? Explica por qué has escogido esa persona.

18. LOS DOS VIAJEROS


TEMAS POSIBLES
egoísmo amistad solidaridad
avaricia

Compadre Tomás y su amigo Lubín


iban los dos a pie a la ciudad vecina.
Tomás halla, en el camino,
una bolsa llena de monedas.
La mete en su bolsillo. Lubín, con gran contento,
le dice: «¡Qué suerte hemos tenido!»
«No —responde fríamente Tomás—;
"hemos" no está bien dicho; "he" es más correcto».
Lubín no se atreve a chistar. Mas, al dejar el llano,
encuentran a unos ladrones en el bosque escondidos.

47
Tomás, temblando y no sin causa,
dice: «Estamos perdidos» «No —contesta Lubín—,
"estamos" no es muy lógico; "estás" es otra cosa».
Dicho esto, se escapan a través de los bosques.
Atenazado por miedo, Tomás pronto es alcanzado
y tiene que entregar la bolsa.

Claris de FLORIAN

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Con cuál de los personajes te identificas? ¿por qué?


○ Escribe situaciones semejantes a la de estos viajeros que te hayan sucedido a que
hayas presenciado en la familia, en clase, etc.
○ Cuenta algún caso en el que tú hayas sido solidario o que hayan sido solidarios
contigo. ¿Qué has sentido en ambos casos?
○ Escribe una carta a Tomás, aconsejándole actuar de forma más solidaria.

48
○ Haz un dibujo de Lubín y otro de Tomás, que reflejen el momento del hallazgo
de la moneda.
○ Hacer una escenificación de la fábula.
○ Compara esta fábula con la de «la hormiga y la cigarra». ¿Podríamos sacar de
ambas la misma moraleja? Escribe la moraleja de esta fábula.
○ Busca un relato evangélico que refleje una situación similar.

19. JUGUETES
TEMAS POSIBLES
niños diversión ambición
desasosiego

49
¡Qué feliz eres, chiquillo, tirado ahí en el polvo, jugando hora tras hora con ese
palito! No puedo menos de reírme viéndote jugar y jugar toda la mañana con ese
pedacito de palo. Yo sumo y sumo, hora tras hora también, preocupado, con mis cuentas.
Y quizás tú, mirándome, piensas: «¡Vaya un juego tonto! ¡Qué ganas de perder la
mañana!»
¡Ay, chiquillo! ¡Yo he olvidado ya el arte de distraerme con palitos y con tortas de
barro! ¡No quiero más que juguetes caros, reunir pedazos de oro y plata! Tú, con
cualquier cosilla que te encuentras, juegas contento. Yo malgasto tiempo y fuerzas en
cosas que nunca podré tener. Pretendo atravesar el mar de la ambición con mi frágil
barquilla, ¡y me olvidé de que yo también estoy jugando!

Rabindranath TAGORE

50
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Explica el significado de estas frases:


«Yo malgasto tiempo y fuerzas en cosas que nunca podré tener». «Pretendo
atravesar el mar de la ambición con mi frágil barquilla».
○ ¿Quién disfruta más de la vida: el chiquillo o el narrador? Razona la respuesta.
○ ¿Te gusta jugar? ¿Cuáles son tus juguetes preferidos? ¿Sabes compaginar bien el
juego y el estudio? ¿Cómo lo haces?
○ Haz un dibujo de los «juguetes» a los cuales se refiere el hombre de la historia.
Explica el dibujo.
○ En grupo, buscar una música adecuada y explicar la historia con la música de
fondo.
○ ¿Qué enseña este relato? Escríbelo y aplícalo a situaciones concretas.

20. EL AVARO Y EL
ENVIDIOSO
TEMAS POSIBLES
envidia avaricia y mal

El soberano Júpiter envió al Sol a informarse sobre las voluntades dudosas de los
hombres. En ese tiempo, acudieron ante el Sol dos individuos de muy distinta condición,
pues uno era avaro y el otro envidioso. El Sol les dijo:
—¿Qué queréis y qué pedís? Declaradlo en confianza, que os será otorgado cuanto
solicitéis: el primero tendrá exactamente lo que pida y el segundo tendrá el doble:
Al oír esto, el avaro quería que el envidioso pidiese primero para obtener él el doble,
creyendo que pediría alguna riqueza. Mas el envidioso, entendiéndolo así y considerando
que al avaro le tocaría el doble de lo suyo, no pudo encubrir su envidia. Y así pidió que
le fuera quitado un ojo, para que al otro le quitaran los dos. Y el Sol, al oír esto,
sonriéndose, subió a lo alto hacia el dios Júpiter y le contó hasta qué punto la envidia
reina entre los hombres; actúan de tal modo que sus semejantes se vean en peores daños

51
y desgracias.

AVIANO

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Expresa la idea central de esta fábula en una frase.


○ ¿Conoces algunas personas que se parezcan al avaro o al envidioso? ¿quiénes?
¿en qué ocasiones se parecen?
○ ¿Crees que son buenas la avaricia y la envidia? ¿por qué? ¿en qué casos?
○ ¿Piensas que vive feliz un avaro? ¿y un envidioso? Razona la respuesta.
○ ¿Eres avaro? ¿y envidioso? Busca soluciones para corregir estos defectos.
○ Cuenta alguna situación similar, vivida en clase, en la familia, con los amigos,

52
etc.
○ Escoge de la fábula palabras monosílabas que tenga sentido leídas en ambas
direcciones. (Ejemplo: SOL/LOS)
○ ¿Qué enseñanza concreta sacarías para aplicarla a tu vida? Escríbela.

21. EL HUEVO
TEMAS POSIBLES
conocimientos experiencia
manipulación

53
Nasruddín se ganaba la vida vendiendo huevos. Entró una persona en su tienda y le
dijo: «Adivina lo que llevo en la mano».
«Dame una pista», dijo Nasruddín.
«Te daré más de una: tiene la forma de un huevo. Por dentro es blanco y amarillo.
Antes de cocerlo es líquido y, una vez cocido, es espeso. Además, ha sido puesto por una
gallina…».
«¡Ya lo tengo!, dijo Nasruddín, ¡es una clase de pastel!».

Anthony de MELLO

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

54
○ Cuenta algún hecho en el que tú hayas actuado de forma semejante a Nasruddín.
○ Cuando haces una cosa: ¿te fijas y te concentras en ella, o te ocurre como a
Nasruddín que vende huevos y, después, no los reconoce? ¿por qué?
○ Escribe una carta a Nasruddín, dándole consejos para que se fije siempre en lo
que hace.
○ Dibuja una historieta muda, que refleje la idea central del relato.
○ Escribe una lista de despistes y fallos que son habituales en clase.
○ Elabora una moraleja y aplícala a distintas personas y situaciones.

22. EL VIENTO Y EL SOL


TEMAS POSIBLES
astucia inteligencia y violencia
manipulación

Cuenta la leyenda que, una vez entre el Sol y el Viento, surgió una porfía. Discutían
sobre cuál de los dos lograría que un caminante se quitase la capa por su causa.
El Bóreas, que es un viento del norte, frío y veloz, pensó que con su fuerza haría
volar la capa del caminante. Y se puso a soplar con gran ímpetu desde la región de
Tracia.
Pero el caminante, al sentir gran frío, sujetó su capa fuertemente y se sentó
reclinando su espalda sobre una roca, protegiéndose así del frío viento.
El Sol, sin embargo, más astuto, comenzó a asomarse poco a poco. El caminante
sintió alivio, y el frío viento comenzó a amainar. Mas el calor lentamente fue
aumentando, de tal modo que el caminante, obligado por los ardientes rayos que el Sol
desprendía, se quitó la capa.
Y, de este modo, en la disputa salió el Sol vencedor y el Viento, a pesar de su
fuerza, vencido.

ESOPO
(adaptación)

55
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Qué consideras más útil: la inteligencia y la astucia o la fuerza? ¿por qué?


○ Cuenta algún caso en el que tú hayas sido vencido, ¿de quién? ¿de qué? ¿cómo
has reaccionado?
○ Haz una lista de las posibles cosas o hechos en los cuales tú puedes ser
vencedor.
○ Escribe los aspectos positivos y negativos que aparecen en esta narración.
¿cuáles predominan?

56
○ ¿Te gusta el título de la leyenda? Tú ¿cómo la titularías?
○ Además del viento Bóreas ¿qué otras clases de vientos conoces? Enuméralos y
describe sus características.
○ ¿Te gustaría vivir en un lugar que siempre tuviera el mismo clima? Describe qué
sentirías, si no tuvieras que llevar abrigo.
○ Elabora una moraleja y la aplicas a situaciones que se dan en clase.

23. EL BURRO FLAUTISTA


TEMAS POSIBLES
necedad vanidad

Esta fabulilla,
salga bien o mal,
se me ha ocurrido ahora

57
por casualidad.
Cerca de unos prados
que hay en mi lugar,
pasaba un borrico
por casualidad.
Una flauta en ellos
halló, que un zagal
se dejó olvidada
por casualidad.
Acercóse a olería
el dicho animal;
y dio un resoplido
por casualidad.
En la flauta el aire
se hubo de colar;
y sonó la flauta
por casualidad.
—¡Oh! —dijo el borrico—:
¡Qué bien sé tocar!
Y dirán que es mala
la música asnal.
Sin reglas del arte,
borriquitos hay,
que una vez aciertan
por casualidad.

Félix María de SAMANIEGO

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Crees que, por el solo hecho de emitir un sonido la flauta, el burro ya sabía
tocarla? Razona la respuesta.
○ ¿Cómo reaccionaría el grupo, o tú, ante esta situación?
○ Cambia el personaje de la fábula por tu propia persona y piensa en las veces que
has hecho algo «por casualidad».
○ Cambia el animal por un personaje famoso de la actualidad. Explica por qué has

58
escogido ese personaje.
○ En grupo, escenificad la fábula.
○ ¿Tocas tú algún instrumento? Si es así, explica qué sientes al tocar.
○ ¿Te atreves a hacer tú también una poesía rimada sobre algo que te haya
ocurrido? Hazla.
○ Contar en grupo alguna experiencia vuestra, o de otras personas, de que un
hecho casual ha llevado a la persona a un cambio positivo en la vida.

24. LA TEMPESTAD Y LA
OLLA
TEMAS POSIBLES
ignorancia humildad y soberbia

Parece, según común experiencia, que un alfarero fabricó, tiempo ha, una olla,
poniendo de su parte todo su saber y su arte; y, para que cociera más rápidamente y
mejor, la puso a secar al aire libre. Al mismo tiempo, se originó una gran tempestad de
lluvia y viento, quien, acercándose a la olla, le preguntó:
—¿Qué cosa eres y cuál es tu nombre?
Ella, no recordando lo que era y olvidando que la habían fabricado con barro vil,
respondió:
—He sido formada por el arte e ingenio de mi dueño y con su mano hábil y práctica;
de tal modo que soy olla con todas las de la ley.
Hablóle entonces la tempestad de esta manera:
—Aunque te tengas por olla bien conformada en tu vana presunción, entérate de
que, dentro de poco, volverás a ser lo que fuiste, destruida por el agua, a fin de que te
percates de que no eres más que tierra vil y agua.

59
Y, dichas estas palabras, llovió mucho y se formaron encima de la olla grandes
nubes. Sin ser cocida en el horno, se volvió tierra y agua.

FEDRO

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Qué piensas tú, personalmente, sobre la actitud de la olla? ¿Es una actitud de
soberbia o de humildad? ¿Por qué?
○ ¿Qué rasgos o acciones de la fábula consideras que tienen estrecha relación con
la soberbia? Enuméralos.
○ ¿Te parece correcta la decisión de la tempestad? ¿Por qué obraría así?
○ Con esta fábula, haced en grupo un mimo.
○ Escribe el significado de estas palabras y haz una frase con cada una de ellas:
vil, conformada, percates, ingenio.
○ Escribe una moraleja y la aplicas a tu vida.
○ ¿Actuaría Cristo de la misma manera que la tempestad? ¿No crees que la actitud
de Cristo con nosotros no es así? Reflexiona en grupo.

60
25. EL LEÓN Y EL RATÓN
TEMAS POSIBLES
ayuda gratitud generosidad y
sociedad compañerismo amistad

Había una vez un ratón, que estaba preso entre las garras de un león. El ratoncillo no
estaba así por haberle robado comida al león, sino porque estaba jugando y merodeando
por donde el león estaba durmiendo, y, claro, éste, molestado por no poder descansar,
apresó al ratón.
El ratón, al verse preso, le pidió disculpas al león por haberle molestado y éste,
conmovido, le perdonó.
Pasado un tiempo, estando el león cazando, cayó en una trampa, una gran red que
había escondida entre la maleza. Quiso salir, pero la red se lo impedía; entonces empezó
a rugir con fiereza, pidiendo auxilio. El ratón, al oír sus rugidos, sin pensarlo dos veces,
fue hacia el sitio donde se hallaba el león preso y comenzó a roer la red, así consiguió
romperla y pudo liberar al león.

F. M. de SAMANIEGO
(adaptación)

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

61
○ ¿Te parece que en tu clase predomina la mutua ayuda? ¿Con todos sin
excepción? ¿Cómo? ¿Cuándo?
○ Cuando tú molestas a tus amigos, padres, profesores, ¿pides disculpa por ello o
esperas a que los demás se adelanten con una muestra de perdón?
○ ¿Qué sientes cuando ayudas o perdonas a los demás?
○ Contar en grupo experiencias que tenéis de ayudar a los demás y de haber
recibido vosotros la ayuda.
○ ¿Qué noticia de la actualidad te recuerda lo narrado en esta fábula?
○ Escribe esta fábula, pero poniendo nombres de animales marinos, aves, plantas o
cosas materiales.
○ Elaborar tres moralejas y aplicadlas a diversas situaciones vuestras.
○ Busca en los Evangelios textos en los que Dios nos habla del perdón. ¿Qué nos
enseñan?

26. LA MUÑECA DE SAL


TEMAS POSIBLES
conocimiento curiosidad y amistad

Una muñeca de sal recorrió miles de kilómetros de tierra firme, hasta que, por fin,
llegó al mar.

62
Quedó fascinada por aquella móvil y extraña masa, totalmente distinta de cuanto
había visto hasta entonces.
«¿Quién eres tú?», le preguntó al mar la muñeca de sal. Con una sonrisa, el mar le
respondió: «Entra y compruébalo tú misma».
Y la muñeca se metió en el mar. Pero, a medida que se adentraba en él, iba
disolviéndose, hasta que apenas quedó nada de ella. Antes de que se disolviera el último
pedazo, la muñeza exclamó asombrada: «¡Ahora ya sé quien soy!»

Anthony de MELLO

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Con qué personaje te identificas más: con la muñeca o con el mar? ¿Por qué?
○ ¿Te parece que el mar obró de buena fe?, ¿qué hubieras hecho tú?
○ Reflexionar en grupo si es bueno convertirse en muñeco de sal y fundirse en el
mar.
○ Enumera todos los valores positivos que pueda tener la curiosidad.
○ Habla de las virtudes que podemos observar en esta historia.
○ Hacer un cartel mural o collage sobre esta historia. Comentarlo.
○ En grupo, escribir un decálogo de la amistad.

27. FÁBULA DEL RATÓN Y EL


CATO
TEMAS POSIBLES
egoísmo ayuda solidaridad

Una día un gato vio a un ratoncillo corriendo por una casa y se puso a perseguirlo.
El ratón, que no estaba en sus cabales, en vez de huir, se volvió al amo de la casa, que
dormía profundamente.
El perro trató de calmar a los contendientes, pero no lo consiguió: mientras sujetaba

63
a uno, el otro lo golpeaba, y viceversa. Entonces decidió pedir ayuda a los demás
moradores del corral. Se dirigió al gallo y éste le respondió: —A mí me echan cada vez
que entro allí; así es que se arreglen ellos.
Acudió al caballo. Este dijo: —No salgo nunca de aquí y no seré yo quien entre hoy
en una casa para separar a dos locos.
Se dirigió a un chivo, que dijo: —Yo estoy en esta esquina y no pienso meterme en
lo que pase fuera de aquí.
El perro salió de la finca y se dirigió a un buey, que le respondió: — Yo nunca entro
en una finca, así es que no veo por qué voy a entrar en una casa. El perro, afligido,
volvió a entrar y vio que, durante la lucha, se habían caído algunos objetos; uno de ellos,
muy pesado, había matado al dueño de la casa.

A la mañana siguiente, se organizaron los funerales, y lo primero que hicieron fue ir


a avisar al jefe. Pero como a éste no se debe uno presentar con las manos vacías,
cogieron el gallo y se lo ofrecieron como regalo.
El perro quedó muy afectado al ver al gallo cabeza abajo, y éste le dijo:
—Esto es por la cuestión de la historia del gato y el ratón.
—Si me hubieses ayudado —contestó el perro—, no hubiera sucedido esto.
Luego hubo que avisar a la gente que vivía lejos y dieron el caballo a un joven que
por poco lo mata a golpes. La costumbre exige que se mate a un chivo cuando muere un

64
jefe de familia, y esta vez le tocó al chivo de marras hacer el gasto. Es tradición celebrar
algún tiempo después unos funerales por un jefe de familia, y al buey le tocó ser
sacrificado.
Cuando alguien con sus propios medios puede remediar los problemas de otro y no
lo hace, más pronto o más tarde su egoísmo se volverá contra él.

BURKINA

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Cuenta situaciones que existan en la vida parecidas a lo contado en la fábula.


○ ¿Ayudas tú siempre que te lo piden? Cuándo ves alguna necesidad, ¿prestas
ayuda sin que te la pidan? ¿En qué ocasiones?
○ Dialogar en grupo el tema de la necesidad de la mutua ayuda en clase.
○ ¿Te gusta el título de la fábula? ¿Cuál le pondrías tú? Busca otros títulos
posibles.
○ Enumera todas las clases de animales que conozcas y explica en qué pueden ser
útiles al hombre.
○ Explica la moraleja y haz un dibujo sobre ella.
○ Compara esta fábula con el personaje evangélico del Buen Samaritano.

28. LA LECHERA
TEMAS POSIBLES
sueños ilusiones ambición

65
Una lechera se dirigía al mercado, con su cántaro de leche en la cabeza. Iba con
alegría. Con esa alegría que habla por sí sola y que va diciendo a todo el que pasa: «Yo
sí que estoy contento con mi suerte». Su alegría le venía de sus pensamientos, que
estaban puestos en las cosas que haría con el dinero que sacara de la venta de su leche.
Marchaba sola la lechera, y estas ilusiones se hacía:
«Con el dinero que saque de la venta de la leche, compraré un canasto con cien
huevos. De estos cien huevos, nacerán cien pollos que, en el verano, me rodearán
cantando pío, pío.
Cuando los pollos sean grandes, los venderé y compraré un cerdo. Lo alimentaré
bien, con bellotas, castañas y berza. Engordará de tal forma que ya lo veo arrastrando la
barriga por el suelo.
Cuando esté bien cebado, lo llevaré al mercado y, sin duda alguna, me darán un
buen dinero por él. Entonces compraré una vaca grande y un ternero que saltarán y
correrán por el campo, desde el monte hasta mi cabaña.»
Tan absorta iba en estos pensamientos que no vio una piedra que había en el camino.
Tropezó con ella y el cántaro de leche cayó con ella al suelo. ¡Pobre lechera! ¡qué pena!
¡adiós leche, dinero, huevos, pollos! ¡adiós cerdo, vaca y ternero!
¡Oh, qué loca es la fantasía de las personas! ¡Cuántos castillos en el aire se fabrican
en un momento! Es bueno estar alegres y soñar, pero también es bueno tener los pies en
la tierra y saber que muchas veces las ilusiones no se hacen realidad. Y, en un momento,
como le ocurrió a la lechera al caérsele el cántaro, se puede ir todo al garete. No seamos
ambiciosos, ya seamos ricos o pobres, pues, de lo contrario, viviremos siempre con
ansias de conseguir cosas que no tenemos y nunca nuestra ambición se dará por
satisfecha.

F. M. de SAMANIEGO
(adaptación)

66
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Con qué momento de la fábula te identificas?


○ ¿Reaccionarías tú de la misma forma si te ves en el mismo caso que la lechera?
¿Por qué?
○ ¿Qué es mejor: tener fantasía, ser realista o ambas cosas? ¿Por qué?
○ ¿Tienes tanta fantasía como la lechera o, por el contrario, eres más realista? Pon
ejemplos en los que has obrado de forma fantástica y de forma realista.
○ Analiza el contenido de la fábula y haz un dibujo con un personaje actual.
○ Comenta las veces que has hecho «castillos de arena».
○ Comenta este párrafo de la fábula: «No seamos ambiciosos, ya seamos ricos o
pobres, pues, de lo contrario, viviremos siempre con ansias de conseguir cosas
que no tenemos y nunca nuestra ambición se dará por satisfecha»
○ Saca aplicaciones para tu vida.

29. EL LEOPARDO Y LAS


MONAS
TEMAS POSIBLES
astucia engaño violencia confianza
atrevimiento necedad

67
Un leopardo, que iba cazando por la selva en busca de alimento, encontró un gran
grupo de monas. Estas, en cuanto lo vieron, se subieron a los árboles, y allí, refugiadas y
colgadas de las ramas, se sintieron seguras.
Pero he aquí que el leopardo era muy listo y astuto y se dijo: «Voy a hacerme el
muerto, para que bajen éstas».
Las monas mientras tanto saltaban de un árbol a otro con gran regocijo, pero la más
atrevida vio al leopardo tendido en el suelo y pensó: «Este está muerto», y, sin pensarlo,
bajó del árbol. Empezó a chillar muy contenta y dijo a las otras monas: «Bajad de los
árboles, que nuestro enemigo está muerto».
Entonces bajaron todas las monas y con gran alegría tocaban al leopardo, saltaban
encima de él, una le tiraba de las orejas, otra de los pelos del bigote… Al cabo de un
rato, cuando ya estaban cansadas de tanto jugar y saltar, se levanta el leopardo con gran
fiereza y mató y devoró a las «inocentes» monas.

F. M. de SAMANIEGO
(adaptación)

68
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Conoces a alguna persona que se parezca al leopardo del relato de la que


también se pueda decir que las apariencias engañan? Si es así, descríbela.
○ Expón al grupo momentos en los que tú te has sentido como el leopardo. ¿Por
qué?
○ ¿Qué piensas tú de la mentira? ¿Te ha mentido alguien? ¿Qué has pensado?
¿Cómo has reaccionado?
○ Haz una lista de aspectos positivos y negativos que aparecen en la fábula.
○ Elaborar un cómic con el tema de la no-violencia. Explicarlo.
○ En la palabra monas, sustituye la «n» por otra consonante y escribe palabras que
tengan sentido. (Ej. mozas).
○ Escribe una moraleja y la aplicas a situaciones que observas en tu entorno.

30. EL SUEÑO DEL MONARCA


Y DEL LABRIEGO
TEMAS POSIBLES
sueños felicidad y engaño realidad
envidia

69
Un labrador estaba durmiendo y, mientras dormía, soñaba que era rey. Este sueño le
producía tal alegría ¡que se sentía el hombre más feliz de la tierra!
Ese mismo día un rey, que también estaba soñando, se veía en sus sueños arando un
campo, soñaba que era labrador. Este sueño le producía tal alegría, ¡que también se
sentía el hombre más feliz del mundo!
Cuando se despertaron los dos se dijeron a sí mismos: «¡Oh, qué pena, sólo era un
sueño! ¿Por qué han de ser reales las penas y la dicha y el placer tan sólo un sueño?»

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Con cuál de los dos personajes te gustaría identificarte? ¿Por qué?


○ ¿Qué opinas de la felicidad? ¿Eres tú feliz? ¿Te preocupas de hacer felices a los
demás? ¿Cómo?
○ ¿Conoces a alguna persona importante que busque su felicidad en trabajos
sencillos? Descríbela.
○ Escribe situaciones actuales en las que veas actitudes parecidas a las que nos
cuenta el relato.
○ Haz un resumen del contenido de la fábula.
○ ¿No te parece que, a veces, la disconformidad con nuestra situación actual, nos

70
impide ver lo bueno de la misma?
○ Completa hasta diez veces la expresión: «No estoy conforme con…»
○ En grupo, dialogar sobre la envidia, los sueños, sobre qué os gustaría ser de
mayores.

31. HERACLES Y ATENEA


TEMAS POSIBLES
violencia discusión sabiduría

71
Heracles iba caminando a lo largo de un estrecho sendero, cuando observó en el
suelo un objeto que se parecía a una manzana. Quiso aplastarlo, pero el objeto duplicó su
volumen.
En vista de ello, Heracles lo pisó más violentamente aún y lo golpeó con su bastón.
Entonces, el objeto, hinchándose más, obstruyó el camino.
El héroe arrojó su bastón y se quedó allí, muy extrañado. En esos instantes
compareció la diosa Atenea (que era muy sabia) y le dijo:
—Detente, hermano. Este objeto que te asombra es el espíritu de querella y de
disputa: si se le deja tranquilo, se queda tal cual era al principio; si se le combate, se
hincha cada vez más.

72
ESOPO

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Te parece que el contenido de la fábula guarda relación con el dicho popular:
«Dos no riñen si uno no quiere»? Explícalo.
○ ¿Qué noticia de la actualidad te recuerda lo contado en esta fábula?
○ De ordinario en tu vida, ¿cuál es tu actitud ante los demás? ¿De indiferencia,
desprecio o aprecio? Razona la respuesta.
○ ¿Has comprobado que cuando dos personas discuten de forma acalorada cada
vez se van distanciando más? ¿Por qué puede ocurrir esto?
○ Señala del texto las palabras o frases que expresan furia o violencia.
○ Busca toda documentación que encuentres sobre estos personajes mitológicos,
Heracles y Atenea. Haz un mural.
○ Con estos mismos personajes, invéntate un cuento.
○ Busca en el Evangelio una frase que hable de la sabiduría.

32. EL HOMBRE Y EL SÁTIRO


TEMAS POSIBLES
amistad ambigüedad

73
Según se cuenta, antiguamente un hombre había hecho un pacto de amistad con un
sátiro.
Cuando llegó el invierno y el frío con él, el hombre se llevaba las manos a la boca y
luego soplaba encima. El sátiro le preguntó por qué hacía tal cosa, respondiéndole el
hombre que con ello se calentaba las manos, pues tenía frío.
Más tarde les sirvieron la comida; como los alimentos estaban muy calientes, el
hombre los cogía a pedacitos, se los acercaba a la boca, y luego soplaba encima. El sátiro
le preguntó de nuevo por qué obraba así. Le contestó que enfriaba su comida para no
quemarse, ya que estaba demasiado caliente.
—Pues vaya, amigo —le dijo el sátiro—, renuncio a tu amistad, porque soplas con
la misma boca lo cálido y lo frío.
Concluyamos que nosotros también debemos huir de la amistad de aquellos cuyo
carácter es ambiguo.

ESOPO

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Mira en el diccionario la palabra ambigüedad y comenta su significado.


○ ¿Te has comportado alguna vez de forma ambigua como el personaje de la
fábula? ¿cuándo? ¿por qué?

74
○ Comenta experiencias en las que te haya ocurrido la misma historia que la
expresada en la fábula.
○ En grupo, dialogad sobre la necesidad de la verdadera amistad.
○ Hacer una escenificación de la amistad.
○ Las palabras cálido y frío son antónimas (contrarias). Busca en la fábula otras
palabras antónimas.
○ Explica la moraleja y haz un dibujo sobre ella. Saca aplicaciones para tu vida.

33. EL VIEJO Y LA MUERTE


TEMAS POSIBLES
quejas vida esfuerzo muerte

Entre montes, por áspero camino,


tropezando con una y otra peña,
iba un viejo cargado con su leña,
maldiciendo su mísero destino.
Al fin cayó y, viéndose de suerte
que apenas levantarse ya podía,
llamaba con colérica porfía
una, dos, tres veces a la muerte.

75
Armada de guadaña, en esqueleto,
la Parca se le ofrece en aquel punto;
pero el viejo, temiendo ser difunto,
lleno más de temor que de respeto,
trémulo le decía, balbuciente:
—«Yo… señora… os llamé desesperado».
—Pero acaba: ¿qué quieres, desdichado?
—Que me cargues la leña solamente.

Félix María DE SAMANIEGO

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Escribe el significado de: destino, porfía, guadaña, trémulo, balbuciente. Haz


una frase con cada una de ellas.
○ ¿Por qué a la muerte se la representa con una guadaña?
○ ¿Te ha ocurrido alguna vez que, estando nervioso, hayas pedido algo que de
verdad no deseabas? Cuéntalo.
○ ¿De qué te quejas con más frecuencia: de las cosas o de las personas? ¿Cuál es el
motivo de tus quejas?
○ Escribe esta fábula en prosa.
○ A la muerte se le llama Parca. ¿Qué significa parca cuando nos referimos a una
persona?
○ Elabora una moraleja y la aplicas a alguien que continuamente se esté quejando
de su suerte.

34. EL LABRIEGO Y SUS HIJOS


TEMAS POSIBLES
trabajo búsqueda consejos hijos
familia

76
Un rico labrador que veía próxima su muerte, llamó a sus hijos aparte para hablarles
sin testigos.
¡Guardaos muy bien —les dice— de vender vuestra heredad, legada por nuestros
abuelos! Un tesoro se oculta en su entraña, aunque ignoro su sitio. Mas, con un poco de
esfuerzo, conseguiréis encontrarlo. Pasada la cosecha, removed vuestro campo, cavadlo
de arriba abajo, sin dejar un palmo que no muevan vuestras palas.
Murió el padre, y los hijos cavaron el campo de abajo arriba, y con tal ahínco que, al
año siguiente, la cosecha fue más grande. Dinero no encontraron porque no lo había.
Pero su padre fue un sabio, enseñándoles antes de morir que el trabajo es un tesoro.

Jean de la FONTAINE

77
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Crees que se portó bien el padre con sus hijos? ¿Por qué?
○ ¿Cuál te parece que es la labor primordial de un padre?
○ ¿Cuál piensas que es realmente el tesoro en la vida?
○ Compara la situación que describe la fábula con la de tu familia.
○ Escribe los aspectos positivos y negativos que tiene el trabajo.
○ ¿Cuáles son las virtudes más importantes que deben tener los verdaderos
amigos? Enuméralas por orden de importancia.
○ ¿Te recuerda esta fábula algún relato evangélico?, ¿cuál?

35. EL ASTRONÓMO
TEMAS POSIBLES
ilusión idealismo compromiso
vanagloria y realidad

78
Un astrónomo tenía la costumbre de salir todas las noches a examinar los astros.
Ahora bien, un día que iba errante por los arrabales, absorto en la contemplación del
cielo, se cayó por descuido en un pozo. Como se lamentara y gritara, un transeúnte oyó
sus gemidos, se acercó y, enterándose de lo que le había sucedido, le dijo:
—¡Cómo, amigo! ¿Quieres saber lo que ocurre en el cielo y no ves lo que hay en la
tierra?
Podríamos aplicar esta fábula a los hombres que se vanaglorian de hacer maravillas,
y que son incapaces de conducirse rectamente en las circunstancias ordinarias de la vida.

ESOPO

79
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Busca en el diccionario las palabras arrabaly vanagloria. Escribe sinónimos de


ambas.
○ ¿Crees que es normal lo que le sucede al astrónomo? ¿Por qué?
○ ¿Te parece un poco fuerte la reacción del caminante una vez que se entera de lo
que le ha pasado al astrónomo?
¿Qué hubieras hecho tú?
○ ¿Quién es más listo: el astrónomo o el caminante? ¿por qué?
○ ¿Con quién te identificas: con el astrónomo o con el caminante?, ¿por qué?
○ ¿Qué noticia de la actualidad se parece al astrónomo?
○ Haz un «collage» con recortes de periódico, que traduzca la moraleja de la
fábula.
○ ¿Recuerdas algún texto evangélico que se relacione con lo narrado en la fábula?

36. EL CIEGO Y EL
PARALÍTICO
TEMAS POSIBLES
desgracia dolor solidaridad y
utilidad ayuda compartir
complementariedad

Ayudémonos mutuamente;
el peso de las desgracias será así más ligero;
el bien hecho a un hermano
es un alivio para nuestros propios males.
Confucio lo ha dicho; sigamos su doctrina
para persuadir a los pueblos de China
les contaba la siguiente anécdota:
«En una ciudad de Asia había dos desgraciados,

80
tullido el uno, el otro ciego, y pobres los dos.
Rogaban al cielo que pusiera fin a sus vidas;
mas sus gritos eran superfluos,
no podían morir. Nuestro paralítico,
tendido sobre un jergón en plena vía pública,
sufría sin ser compadecido; doble era el sufrimiento.
El ciego, a quien todo molestaba,
se hallaba sin guía, sin sostén,
sin tener siquiera un can para amarle y conducirle.
Cierto día ocurrió que el ciego,
a tientas, llegó a una esquina
y se halló junto al inválido;
oyó sus gritos, quedó profundamente conmovido.
No hay más que los desgraciados
que se compadezcan mutuamente.
"Yo tengo mis males —le dijo—, y vos tenéis los vuestros:
unámoslos, hermano; serán menos terribles."
"¡Ay! —dijo el tullido—, ignoráis, hermano,
que yo no puedo dar ni un paso;
y que vos mismo no veis nada.
¿De qué nos servirá unir nuestras desgracias?"
"Escuchad —repuso el ciego—: entre ambos
poseemos todo lo necesario;
yo tengo piernas y vos un par de ojos:
yo os llevaré a cuestas y vos seréis mi guía
vuestros ojos dirigirán mis pasos inseguros,
y mis piernas, a su vez, irán donde queráis.
Así, sin que jamás nuestra amistad decida
quién de los dos tiene mayor utilidad,
yo andaré por vos y vos veréis por mí".»

Claris de FLORIAN

81
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Esta fábula se puede dividir en tres partes. Enuméralas y di de qué trata cada una
de ellas.
○ Si tú hubieras sido el ciego o el paralítico, ¿crees que hubiera valido la pena
morir cuando lo deseaban?, ¿por qué?
○ ¿Crees que ante una situación de máxima desgracia la muerte soluciona algo?
Describe algún caso.
○ ¿Cuál es tu actitud ante una situación de desgracia? ¿Te evades o la afrontas?
¿Cómo?
○ En el momento actual, ¿quiénes son los marginados? Elabora una lista de casos
de marginación.
○ ¿Conoces algún movimiento que luche contra la marginación? ¿Cómo se llama?
○ Hacer en grupo un montaje audiovisual que traduzca y actualice lo que nos dice
la fábula.
○ Escribe una moraleja y la aplicas a alguna situación concreta.

82
37. EL CIERVO Y LA FUENTE
TEMAS POSIBLES
quejas utilidad belleza oración
aceptación sentido práctico

Un ciervo se miraba en una fuente de agua fresca y cristalina. Veía en el agua su


figura y admiraba sus hermosos cuernos, diciendo: «¡Oh, qué cuernos tan complejos y
hermosos tengo». Mas también se reflejaban sus patas en el agua, y esto ya no le hacía
tanta gracia, pues las veía demasiado largas; y de esta manera se quejaba: «¡Oh, dioses!
¿Por qué a una cabeza tan hermosa como la mía, le habéis puesto unas patas tan largas?
¡Qué desproporción! ¡Oh, qué pesar tengo!, siempre iré por el mundo con este cuerpo.
¡Qué desdichado soy!»
Estaba en estas quejas, cuando vio venir a un perro fiero. Al verlo, salió corriendo
por el bosque, pero sus cuernos se enganchaban con las ramas y retardaban su huida. A
punto estuvo el perro de alcanzarlo. Pero, gracias a sus patas, largas y ligeras, logró
escapar del perro.
Y se dijo: «Si estoy vivo, es gracias a mis patas. ¡Llévese el diablo mis hermosos
cuernos! ¡Y que el cielo haga eternos mis feos pies!»

F. M. de SAMANIEGO
(adaptación)

83
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿De qué sueles quejarte frecuentemente?, ¿por qué?


○ Mírate a un espejo y trata de hallar la utilidad a las distintas partes externas de tu
cuerpo.
○ ¿Crees que lo bello es siempre lo mejor? Razona la respuesta.
○ Haz una lista de aspectos positivos y negativos que aparecen en la fábula.
○ La palabra cabeza es polisémica (varios significados). Escribe una frase en la
que la palabra cabeza tenga otro significado distinto del que aparece aquí.
○ ¿A quién enviarías esta fábula para hacerle recapacitar?
○ Escribe una oración dando gracias al Padre por habernos creado.

84
38. EL LOBO Y LA RATA
TEMAS POSIBLES
ceguera y mal respeto sermonear

El lobo se metió a sermonear a la rata, diciéndole que era mal animal porque, sin
ninguna vergüenza, no hacía otra cosa sino roer sacos, cajas, pan, queso, pescado y todo
cuando encontraba.
Respondió la rata:
—Señor, ¿y cómo vos me sermoneáis a mí cuando sois el mayor devorador de la
tierra? Ya que si yo me como un queso, vos hacéis cien veces peor, ya que degolláis un
cordero o más, y si yo me pongo a roer un saco, vos bebéis la sangre de cincuenta
ovejas. ¡Bien haríais callando! Porque, mientras seáis todo gula y estéis manchado de la
sangre de aquellos que habéis muerto, no debéis ni a mí ni a otro corregir de glotonería.
Y se cuenta que el lobo inclinó la cabeza y se fue avergonzado, diciendo para sí: «Si
hubiese callado, no hubiera tenido que oír mis malas fechorías».
Pues nadie debe reprender a otro de aquello de lo que él es igualmente culpable.

Francisco EIXIMENIS

85
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Qué te parece en la vida más eficaz: el hablar o el actuar? ¿O es mejor ambas


cosas a la vez? ¿Por qué?
○ ¿Te gusta dar consejos? ¿A quién?
○ ¿En qué momentos te crees que hablas demasiado? ¿Con los amigos, con la
familia, en clase?
○ Cambia los animales de la fábula por personajes famosos de la actualidad.
○ En grupo, recordar y aportar dichos y refranes que tengan relación con
«CALLAR».
○ ¿A quién harías reflexionar con esta fábula? Envíasela.
○ Escribe otra moraleja y la aplicas a situaciones concretas.

39. EL VIAJERO Y LA
FORTUNA
TEMAS POSIBLES
imprudencia necedad

86
Un viajero estaba ya cansado, agotado del larguísimo camino. Casi sin pensarlo, se
echó a dormir sobre el brocal de un pozo. ¡Qué maravilla de lugar con esa sombrecita y
ese frescor del agua tan cercana! Al instante se quedó profundamente dormigo. Con un
sueño tan agitado, corría serio peligro de caerse al pozo. Pero la Fortuna, que vela por
los hombres, se acercó al viajero, le despertó sin contemplaciones y le dijo:
—¡Eh!, amigo, despiértate, levántate y ándate con más cuidado, que, si llegas a
caerte dentro, me echas la culpa a mí y no piensas que la culpa era sólo de tu
imprudencia.

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Te has encontrado alguna vez en algún peligro por ser imprudente? Coméntalo
al grupo.

87
○ ¿Conoces a alguien que tenga mucha suerte? ¿A qué es debido?
○ Escribe una carta al viajero, aconsejándole que obre siempre con prudencia.
○ La palabra viajero se deriva de viaje y está formada con el sufijo ERO. Busca
otras palabras que estén formadas con este mismo sufijo.
○ Las palabras camino/caminó significan distinto, según lleven tilde o no la lleven.
Busca tú otras palabras en las que la presencia de la tilde sea un elemento
diferenciador.
○ En el Evangelio nos dice Jesús que debemos ser prudentes. ¿Con quién compara
Jesús la prudencia? (Mateo, 10, 16).

40. EL GORRIÓN Y LA LIEBRE


TEMAS POSIBLES
solidaridad y burla comprensión
empatía

Un malvado gorrión le decía a una liebre que había sido apresada por un águila:
«¿No eres tú tan rápida que, cuando un perro logra cogerte, lo acarician y halagan por
haber corrido tanto? Pues anda, corre ahora, ¿qué es lo que te detiene?»
De esta manera le hablaba el gorrión a la liebre, cuando llegó volando un gavilán y
lo apresó. El gorrión comenzó a chillar y pedir auxilio, y dijo la liebre: «Lo tienes bien
merecido. Antes, cuando me viste presa en las garras del águila, me insultabas y te
burlabas de mí, ¿cómo te metes en los asuntos de los demás, si no sabes mirar primero
por ti?»

F. M. de SAMANIEGO
(adaptación)

88
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Ponte en el puesto de la libre. ¿Cambiarías el diálogo del gorrión? ¿Qué le


dirías?
○ ¿Te has visto alguna vez en la situación del gorrión? ¿Cuándo?
○ Dialogar en grupo sobre lo malo de la burla y después intentar ver algo positivo
en la burla.
○ ¿Conoces alguna organización que luche en defensa de los animales? ¿Cómo se
llama? ¿Te parece necesaria?
○ Explica con palabras tuyas la moraleja de esta fábula.
○ Elaborar un cómic con el tema de la comprensión.
○ ¿Te parece que Cristo actuaría de la misma manera? ¿Cómo obraría?

89
41. LA GALLINA DE LOS
HUEVOS DE ORO
TEMAS POSIBLES
avaricia ambición insensatez
mediocridad inmediatismo

La avaricia rompe el saco. No necesito otro ejemplo que el de aquel hombre, que
según cuenta la fábula, tenía una gallina que todos los días le ponía un huevo de oro.
El buen hombre pensó que la gallina tenía el tesoro dentro de su cuerpo y decidió
matarla. ¡Cuál no sería su sorpresa cuando al abrirla vio que por dentro era igual que las
gallinas que ponían huevos normales! El mismo había matado a quien le proporcionaba
riqueza.
¡Hermosa lección para los avaros!
¿A cuántas personas hemos visto, en estos últimos tiempos, que, de la noche a la
mañana, se han visto pobres por querer tener demasiadas cosas?

ESOPO

90
(adaptación)

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Rehaz tú mismo este texto, cambiando lo que creas preciso para que el resultado
sea un diálogo entre el labrador y la gallina
○ ¿Alguna vez te ha ocurrido lo que al hombre, es decir, que por querer
demasiado, te hayas quedado sin nada? Cuenta cómo y cuándo fue.
○ ¿Piensas que un afán de poder y falta de creatividad pueden conducir a quedarte
sin nada?
○ La persona avara, ¿se sentirá alguna vez satisfecha?
○ ¿Qué piensas tú de la avaricia? Explícalo.
○ La moraleja de esta fábula, escríbela en un pareado.
○ Realizar en grupo una escenificación, poniendo de relieve la avaricia y sus
consecuencias.
○ ¿A quién enviarías esta fábula para hacerle reflexionar?

42. EL ASNO Y EL PERRO


TEMAS POSIBLES
consejos solidaridad

Había una vez un perro y un borrico que servían a un mismo dueño. Iban caminando
y pasaron por un prado. El dueño cansado se echó a dormir. El borrico se disponía a

91
hacer lo mismo, pero el perro que estaba hambriento le dijo: «Agáchate, borrico, y
cogeré de la bolsa algo para comer». El asno se apartó, mas el perro no cesaba en su
intento y le seguía dando saltos y levantando las patas para alcanzar la bolsa y conseguir
comida.
«No seas tonto, —le decía el asno— espera que se despierte nuestro amo. Entonces
tendremos más hambre y comeremos más a gusto. Si comemos ahora lo haremos
intranquilos, ya que estamos pendientes de si se despierta el amo».
Mientras estaban en esta conversación, sale un lobo del bosque y el asno asustado le
pide ayuda al perro para que ladrara y, de esta manera, ahuyentara al lobo. El perro, en
vez de ladrar, como lo haría un buen compañero, le dijo con sorna: «No seas tonto,
espera a que se despierte nuestro amo. Como antes me aconsejaste que tuviera paciencia,
ahora la voy a tener yo viendo cómo el lobo te da muerte».

F. M. de SAMANIEGO
(adaptación)

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Cuenta cuál hubiera sido tu actitud en una situación semejante.


○ Haz una lista de aspectos positivos y otra de aspectos negativos que aparecen en
la fábula.
○ Cambia los animales de las fábulas por personas.
○ Hacer una escenificación, subrayando el tema de la solidaridad.
○ Acaba este relato, poniéndole un final positivo.
○ Cambia estas palabras por otras sinónimas (significado equivalente): hocico,
pendientes, ahuyentara, sorna.
○ Elaborar en grupo un decálogo de consejos útiles para ser un buen estudiante.

43. LOS DOS AMIGOS Y EL


OSO
TEMAS POSIBLES
amistad cobardía y astucia miedo

92
Iban dos amigos por el bosque, cuando de repente les sale un oso al paso. Uno de los
amigos, muy asustado, se subió a un árbol. El otro, abandonado a su suerte, se quedó en
el suelo haciéndose el muerto.
El oso, al verlo, se acerca poco a poco. Pero este animal, que no se alimenta de
cadáveres según dicen, comienza a olerlo, a tocarlo, lo registra, lo examina. Mas como
nuestro amigo no se movía, y casi ni respiraba, es abandonado por el oso que se fue
diciendo: «Este está tan muerto como mi bisabuelo».
Entonces el amigo, que estaba en el árbol, haciendo alarde de su amistad, baja
corriendo y lo abraza. Comenta la fortuna que ha tenido el amigo al haber salido ileso de
tan peligroso trance, y le dice: «Sabes, me parece que el oso te dijo algo al oído, mientras
te olisqueaba. Dime ¿qué es lo que te ha dicho? Y nuestro amigo contesta: «Sólo una
cosa: APARTA TU AMISTAD DE LA PERSONA QUE, SI TE VE EN EL RIESGO, TE
ABANDONA».

F. M. de SAMANIEGO
(adaptación)

93
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Crees normal el subirse a un árbol, dejando al amigo solo, como posible


respuesta a un momento de miedo? ¿Qué hubieras hecho tú?
○ ¿Tienes alguna experiencia en la que te hayas visto en peligro y hayas sido
abandonado por tus amigos? ¿Qué pensaste de los amigos?
○ ¿Te has visto alguna vez en alguna situación de miedo? ¿Cómo reaccionaste?
○ Cuenta al grupo alguna experiencia que tengas de verdadera amistad.
○ Escenificar la fábula.
○ La palabra APARTA/ATRAPA tiene sentido leída al derecho y al revés. En la
fábula existen otras palabras que también tienen sentido leídas en ambas
direcciones. Escríbelas.
○ Escribe una carta a la amistad, invitándola a ser tu amiga.

44. RECETAS CONTRA


INOPORTUNOS
TEMAS POSIBLES
consejos egoísmo interés

94
El buen hombre estaba harto. Se había cambiado de casa, con todo el trabajo que eso
supone, y todos los del lugar, ricos y pobres, venían a visitarle. Harto, muy harto ya, no
sabía qué hacer. Cerrarles a todos la casa no le parecía buena solución. Lo comentó con
un amigo y le pidió consejo. Su amigo, hombre avispado, con mucha experiencia de la
vida, le dio la solución:
—Si de verdad quieres librarte de ellos y que no vuelvan más, lo tienes muy fácil: a
los ricos que vayan les pides dinero y a los pobres no les des nada.

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿A quién pides consejo cuando lo necesitas?


¿a tus padres?, ¿a tus profesores? ¿a tus amigos?
¿en qué situaciones pides a unos u a otros?
○ En esta misma situación, imagina qué diría un pobre y qué diría un rico.
○ Busca, en el libro de fábulas, otras que traten también el tema de la generosidad
○ Elaborar en grupo un cómic con el contenido de la fábula.
○ El prefijo IN aporta un significado negativo a la palabra. Con los verbos:
soportar, evitar, mudar, aconsejar, solucionar, forma adjetivos que lleven este
prefijo. (Ej.: soportar, insoportable).
○ En grupo, inventar más recetas contra inoportunos.

95
45. EL LABRADOR Y LA
PROVIDENCIA
TEMAS POSIBLES
quejas utilidad experiencia
aprendizaje vivencia providencia

Un labrador, que estaba trabajando en sus campos, obligado por el calor y la fatiga,
se paró a descansar y se sentó debajo de una encina.
Allí, descansando, contemplaba agradecido sus campos, y los frutos hermosos que
éstos le daban: melones, calabazas, pepinos. Pero en sus adentros pensaba y se decía que
por qué la Providencia había puesto a la bellota, que es el fruto de la encina, en un sitio

96
tan alto y bonito. ¿No sería mejor —pensaba— que los melones y calabazas colgasen de
los árboles? Así no se tendría que agachar a recogerlos.
Mientras estaba entretenido en estos pensamientos, cayó una bellota y le dio en la
nariz. Y entonces se dijo: «Caramba, si en vez de ser una bellota es un melón o una
calabaza, me quedo sin cabeza. Como es una bellota, me duele un poco la nariz, pero
sigo vivo».

F. M.de SAMANIEGO
(adaptación)

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Deseas alguna vez cosas que, después, te das cuenta de que son un disparate?
¿En qué ocasiones?
○ ¿Acostumbras a dar tu opinión de las personas, de las cosas, sin conocerlas
suficientemente? ¿Qué consecuencias se derivan de ello en uno y otro caso?
○ ¿Crees que la naturaleza es sabia y ha establecido el orden de las cosas con
lógica? ¿Qué cambiarías tú? ¿por qué?
○ Modela en arcilla o plastilina al labrador y a la encina.
○ ¿A quién enviarías esta fábula para que le sirva de reflexión?
○ Elabora una moraleja y aplícala a tu vida.

46. EL PASTOR Y SUS


CARNEROS
TEMAS POSIBLES
ignorancia ingratitud mal
educación

97
Un pastor, que conducía sus carneros a un robledo, vio un enorme roble cargado de
bellotas; extendió su capa debajo, luego subió al árbol y sacudió sus frutos. Los carneros,
al comerse las bellotas, se comieron también por descuido la capa. Una vez abajo, el
pastor, después de ver la catástrofe, exclamó:
—Vil canalla, dais a los demás la lana para que se vistan, y a mí que os alimento,
me habéis quitado incluso mi capa.

ESOPO

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Piensas que la ignorancia puede provocar ingratitud como le ocurrió al pastor?


¿por qué?
○ Recuerdas la última vez que alguien fue ingrato contigo? ¿por qué lo fue?
○ Contad en grupo experiencias conocidas o vividas de ingratitud.
○ Busca en periódicos y revistas noticias relacionadas con la ingratitud.
○ Inventa un cuento con sólo dos personajes: la gratitud y la ingratitud.
○ La palabra roble se suele utilizar también en sentido figurado. ¿Qué significado

98
tiene cuando se refiere a una persona?
○ Escribe una oración de gratitud a Dios por todas las cosas buenas que has vivido
hoy.

47. EL ENFERMO Y EL
MÉDICO
TEMAS POSIBLES
enfermedad muerte consejo y
profesionalidad

Un pobre enfermo se estaba muriendo. Viéndole así, su familia avisó al médico.


Este tardó horas en llegar, presentándose al final de la tarde.
Reconoció al enfermo, lo auscultó y le dijo: —Usted está bastante mal, según veo, y
se morirá, pero, gracias a mi ciencia y a mi experiencia, puedo decirle que si usted
hubiese tomado tal medicamento, no estaría ahora en este estado.
El pobre enfermo, afligido y desesperanzado, se volvió de espaldas al médico y le
contestó: —Me parece muy bien su apreciación, pero su consejo me ha llegado
demasiado tarde. ¿De qué me sirve ya su buen medicamento? Y, al día siguiente,
falleció.

F. M. de SAMANIEGO (adaptación)

99
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Te parece correcta la actuación del médico?


¿Realizas las cosas que te mandan con prontitud o, más bien las dejas para más
tarde? ¿Por qué?
○ Buscar en grupo profesiones que tengan como finalidad ayudar al hombre.
○ Recuerda refranes o dichos populares relacionados con la salud o la enfermedad.
○ Escribe una carta al médico, recriminándole su forma de actuar con el enfermo.
○ La palabra estado es polisémica (varios significados). Inventa frases con cada
uno de los significados que tiene esta palabra.
○ Cuando tienes algún amigo enfermo, ¿cómo te comportas con él?
○ Acaba la fábula, escribiendo un final feliz.

100
48. EL ÁGUILA Y EL CARACOL
TEMAS POSIBLES
paciencia esfuerzo humildad
perseverancia vanagloria tiempo

Un águila real iba volando orgullosamente, cuando fue a posarse en una roca donde
tenía su nido. Vio allí un pequeño caracol y muy sorprendida dijo:
—Pero, ¿cómo tú, que andas tan despacio, has podido subir hasta aquí a verme?
Y, humildemente, le contesta el caracol:
—Pues he subido arrastrándome. He tardado mucho, pero, como tengo paciencia, no
me ha importado esta tardanza y por fin he llegado hasta aquí.

101
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Son la paciencia y el esfuerzo necesarios para conseguir algo? ¿Siempre?


¿Alguna vez? Comenta.
○ En una óptica cristiana ¿es necesaria la perseverancia? Razona la respuesta.
○ Continúa la narración de la fábula, inventando otro final.
○ Cambia los animales de la fábula por otros.
○ Haz tres frases donde aparezca bien empleado el adverbio humildemente.
Procura que hagan relación a tu vida o situaciones cercanas.
○ Busca en los Evangelios algún texto que haga referencia a la necesidad de la
perseverancia.

49. LA SERPIENTE Y LA ABEJA


TEMAS POSIBLES
bondad mal utilidad
intencionalidad

102
Iba una abeja volando por un campo lleno de flores y arbustos, se paró en uno de
ellos y extrajo miel. Pasaba por allí una serpiente y se acercó al mismo arbusto, mordió
el tronco y sacó veneno.
Esto me hizo pensar que, de un libro lleno de ciencia leído por dos personas, una
mala y la otra buena, pueden sacar la buena la miel, es decir lo bueno del libro, y la
mala, veneno.
De lo que se deduce que todo depende de las buenas o malas intenciones con que se
miran y hacen las cosas. O dicho de otro modo: El malo lo malo ve, y el bueno ve lo
bueno.

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Acostumbras a ver en las personas lo bueno que tienen o por el contrario, te


fijas, sobre todo, en lo malo? ¿qué actitud predomina en ti?
○ Nombra a personas que siempre hablan bien de los demás.
○ Comenta la frase final: «El malo lo malo ve, y el bueno ve lo bueno».
○ Opinar sobre esta frase: «Todo se ve del color del cristal con el que se mira».
○ Dialogar en grupo sobre el bien y el mal comportamiento y las consecuencias
que se derivan de cada uno.
○ Escribe una moraleja distinta a la que propone la fábula.

103
○ Busca parábolas evangélicas que traten el tema de la bondad y de la maldad.

50. LA CODORNIZ
TEMAS POSIBLES
imprudencia libertad desgracia y
dolor inmediatez

Había una vez un trigal, por el cual merodeaba una codorniz, y ésta, al ver los
granos de trigo, bajó a comer, con tal mala suerte que fue a caer entre las redes de una
trampa que había puesto allí el amo del trigal.
Allí aprisionada, la codorniz se quejaba diciendo: «Pobre de mí, yo que antes era
libre, que cantaba y volaba por los aires, que iba de acá para allá, ahora me encuentro
aquí cautiva. He perdido mi nido, donde están mis hijitos, ¿quién los alimentará ahora?
Lo he perdido todo. Y ahora me pregunto: ¿por qué tengo tanta desdicha? ¿por qué habré
sido tan imprudente? Por un simple grano de trigo, estoy ahora aquí presa ¡qué caro me
ha salido!

F. M. de SAMANIEGO (adaptación)

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Cuando realizas una actividad ¿piensas antes en los pros y los contras de la
misma? ¿es bueno hacerla? ¿por qué?
○ Cuenta alguna experiencia propia que te haya sucedido por ser imprudente.
○ Hacer dos grupos. Ambos llevaréis a cabo la misma actividad. Un grupo la
preparará, el otro la improvisará. Comparar el resultado
○ Inventa una fábula de manera que los personajes sean marinos y que la acción se
desarrolle en el mar.
○ Las palabras trampa y cautiva son polisémicas (varios significados). Escribe
frases en las que estas palabras tengan distinto significado que el que tienen en

104
el relato.
○ Acaba la fábula escribiendo una moraleja.

51. EL CABALLO CALÍGULA


TEMAS POSIBLES
soberbia vanidad apariencia
capricho

105
Calígula, célebre emperador romano, tenía un caballo fiero y hermoso. Tanto lo
apreciaba que decidió nombrarlo cónsul.
El caballo, al verse en tan digno puesto, empezó a enorgullecerse de sí y se volvió
altanero, hasta tal punto, que incluso empezó a hacerle ascos a la buena paja que le
llevaban para comer.
Viendo sus cuidadores que no comía la paja, pensaron: Si la pintamos de color
dorado, quizá la coma.
Así lo hicieron. Pintaron la paja del color del oro y se la llevaron. El caballo pensó:
Esto ya es otra cosa, este alimento es digno de ser comido por mí. Y, vorazmente, lo
engulló.

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

106
○ ¿Conoces a alguna persona que se parezca al personaje de la fábula, de la que
también se pueda decir que se deja llevar por las apariencias? Si es así,
descríbela.
○ ¿Es posible que la apariencia externa modifique la conducta de la persona?
¿Cómo?
○ ¿A qué profesión aplicarías esta fábula?
○ Busca en la fábula todos los adjetivos que se refieren al caballo. Escribe un
antónimo (significado contrario) de cada uno de ellos.
○ Continúa la fábula y escribe una moraleja.
○ ¿A quién enviarías esta fábula para hacerle cambiar de su forma de ser?
○ Reflexionar en grupo sobre la apariencia de las cosas que nos hace ver lo que
realmente no es, como le ocurre al caballo.

52. LAS MOSCAS


TEMAS POSIBLES
vicio libertad inteligencia
ignorancia

A un panal de rica miel


dos mil moscas acudieron
que, por golosas, murieron,
presas de patas en él.
Otra, dentro de un pastel,
enterró su golosina.
ASI, SI BIEN SE EXAMINA,
LOS HUMANOS CORAZONES
PERECEN EN LAS PRISIONES
DEL VICIO QUE LOS DOMINA.

Félix-María de SAMANIEGO

107
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Qué entiendes por vicio? Busca el significado de la palabra en el diccionario.


○ Enumera una serie de vicios. ¿Pueden tener los vicios algún aspecto positivo?
¿Cuáles?
○ ¿Te has quejado en algún momento de falta de libertad? Escribe una serie de
situaciones en las que tú creas que no tienes suficiente libertad.
○ Transforma esta fábula en forma de cuento y se la lees a niños más pequeños.
○ Haz una poesía rimada sobre algo que te haya sucedido.
○ Dialogar en grupo acerca de las conclusiones que se derivan de la fábula.
○ Busca en el Evangelio textos que hablen de la libertad.

108
53. EL PERRO SABIO
TEMAS POSIBLES
oración subjetivismo necedad

Cierto día, un perro sabio pasó junto a una reunión de gatos. Y, viendo el perro que
los gatos parecían estar absortos, hablando entre sí y que no advertían su presencia, se
detuvo a escuchar lo que decían.
Se levantó entonces un gran gato, grave y circunspecto, que miró a sus compañeros
y les dijo: «Hermanos, orad; y, cuando hayáis orado una y otra vez, y vuelto a orar, sin
duda alguna, lloverán ratones del cielo».
Al oír esto, el perro rió para sus adentros, y se alejó de los gatos, comentando:
¡Ciegos e insensatos felinos! ¿No está escrito, y no lo he sabido siempre, y mis padres
antes que yo, que lo que llueve, cuando elevamos al Cielo plegarias y súplicas, son
huesos, y no ratones?

109
Kahlil GIBRAN

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Explica el significado de estas palabras: circunspecto, absortos, insensatos.


Escribe una frase con cada una de ellas.
○ ¿De quiénes dirías hoy que se llevan como el perro y el gato? ¿por qué?
○ Escribe y explica frases y dichos que se relacionen con el perro y el gato.
○ Explica el último párrafo de la fábula.
○ ¿Qué similitudes encuentras entre esta fábula y la de la serpiente y la abeja?
Escribe sus semejanzas.
○ Dibuja al perro sabio, traduciéndolo a un personaje actual.
○ Haz una oración de petición a Dios y rézala en grupo.

54. EL LEÓN CON SU


EJÉRCITO
TEMAS POSIBLES
organización utilidad equipo

110
Un día el león, que es el rey de todos los animales, pensó formar un gran ejército.
Una tarde reunió a todos, les informó de su propósito, y comenzó a repartir las distintas
actividades que tendría que realizar cada uno.
Al elefante, dado su tamaño y fuerza, lo cargó con las herramientas y útiles
necesarios. Encima de él, puso a unos lobos para que, con su fiereza, guardasen las
herramientas del acoso de posibles ladrones.
Al oso encargó que diera saltos cuando viera al enemigo. Al mono le dijo: —Tú,
con tus gritos y acrobacias, debes entretener al enemigo. A la zorra mandó husmear para
avisar de un posible ataque.
Estaba el león en estas tareas, cuando uno de los animales dijo: — La liebre es muy
miedosa y el burro muy lento. Así que no servirán más que de estorbo. —¿De estorbo?
—dijo el león— Estás muy equivocado, a la liebre dada su rapidez, la pondremos de
cartero. Ella llevará y traerá los mensajes, y el burro, con sus rebuznos, nos servirá de
corneta.
Y, de este modo, el león organizó un gran ejército, que guardaba el territorio donde
todos vivían.

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Te parece que el león distribuyó las distintas actividades según las aptitudes de
cada uno? ¿Hubieras hecho tú el mismo reparto?

111
○ Cuando organizáis juegos en grupo, ¿repartís los papeles, teniendo en cuenta las
cualidades de cada uno o los atribuís según vuestras amistades?
○ Comenta la frase: «Una persona no es inútil, sólo realiza la actividad
inadecuada».
○ Inventa los diálogos entre los personajes.
○ Haz una redacción sobre la utilidad que tienen las profesiones.
○ Las palabras ZORRA/ARROZ y OSO/OSO tienen sentido leídas al derecho y al
revés. Descubre palabras que tengan la misma lectura en ambas direcciones.
○ Reflexionar en grupo la parábola de los talentos. ¿Dais cada uno todo lo que
podéis? Si no es así, ¿por qué no fructificáis vuestros talentos?

55. EL NIÑO Y EL MAESTRO


TEMAS POSIBLES
ayuda crítica niños y educación

112
Jugando a orillas del Sena, cayó un niño al agua; mas quiso el cielo que allí se
hallara un sauce, cuyas ramas, por voluntad divina, salvaron al imprudente niño. Acertó
a pasar un maestro de escuela, y el infante le grita:
—¡Socorro, que me ahogo!
El maestro se vuelve a tales gritos, y, gravemente y a destiempo, empieza a
sermonear al niño:
—¡Mira el bribonzuelo, adónde le ha llevado su locura! ¡Pásate las horas cuidando a
tales crios! ¡Desgraciados padres, velando siempre por esta turba indócil! ¡Cuánto
padecen y cómo lamento su suerte!
Dicho lo cual sacó al niño a la orilla.
Censuro aquí a muchos más de los que se piensa. Parlantes y criticones y pedantes

113
pueden verse en lo dicho arriba: cada uno de ellos forma un numeroso pueblo. El
Creador bendijo la prolífica casta, ¡No hay asunto en que no piensen ejercer su lengua!
¡Pero, amigo, sácame antes del apuro y suelta después tu perorata!

Jean de la FONTAINE

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Escribe el significado de estas palabras y haz una frase con cada una de ellas:
sermonear, turba, censuro, parlantes, prolífica, casta, perorata.
○ ¿Te has encontrado tú en la misma dificultad que la del niño de la fábula?
¿Cómo has reaccionado?
○ Cuando alguien te pide un favor ¿lo haces rápidamente o, por el contrario,
acostumbras a dar razones para no hacerlo?
¿Por qué obras de una o de otra forma?
○ ¿Qué noticia de la actualidad te recuerda lo narrado en la fábula? Coméntala.
○ Escoge del texto todos los adjetivos que se refieren al niño ¿Qué adjetivos
predominan: los positivos o los negativos?
○ El Sena es un río muy importante. ¿Dónde se encuentra?
Cita el nombre de otros ríos y los principales lugares por donde pasan.
○ Escenificar la fábula, poniendo de relieve la actuación del maestro.

56. LA ZORRA Y EL BUSTO


TEMAS POSIBLES
apariencia astucia belleza
inteligencia

114
Una zorra curiosa merodeaba por las cercanías de una pequeña ciudad. En un rincón
descubrió algo parecido a un hombre. Era el busto —cabeza y hombros— de una, sin
duda, preciosa estatua.
La zorra olisqueaba y olisqueaba, dando vueltas alrededor, sin encontrar nada que
pudiera aliviar su hambre. Cansada ya y ofendida, dijo con mucha malicia y coraje: «Tu
cabeza será todo lo preciosa que quieras, pero no tienes seso».

F. M. de SAMANIEGO (adaptación)

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Qué otros verbos utilizarías en lugar de «merodear» y «olisquear»? Escribe una


frase con cada uno de los sinónimos que hayas puesto.
○ ¿Conoces a alguna persona que se parezca a la estatua de la que también se
pueda decir que las apariencias engañan?
¿En qué te ha defraudado?
○ ¿Qué es lo que más te preocupa: ser bueno o aparentar ser bueno? ¿por qué?
○ Haz una redacción acerca de la sabiduría de la zorra.
○ ¿Conoces alguna estatua famosa? ¿Cómo se llama? ¿Quién la esculpió? ¿Dónde
se encuentra?
○ Escribe la moraleja de la fábula y aplícala a alguna persona concreta.

115
57. LA PALOMA Y LA
HORMIGA
TEMAS POSIBLES
ayuda gratitud

A la orilla de un claro arroyo, bebía una paloma, cuando, al inclinarse sobre el agua,
una infeliz hormiga cayó en la corriente.
En vano la hormiga se esforzaba en aquel «océano» por ganar la orilla. Pero la
paloma acude caritativa y lanza al agua una brizna de hierba, asida a la cual la pobre
hormiga logra llegar a un promontorio.
Al mismo tiempo, pasaba, con los pies desnudos, un campesino con una ballesta a la
cintura. Al ver a la paloma, piensa en cocinarla y comérsela. Pero mientras el campesino
se preparaba para matar a la paloma, la hormiga muy oportuna le pica en el talón. El
hombre volvió la cabeza y la paloma emprendió el vuelo.

116
PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Busca el significado de estas palabras: brizna, asida, promontorio, ballesta.


Luego haces una frase con cada una de ellas.
○ ¿Sueles agradecer la ayuda que te prestan? ¿Te gusta que te agradezcan los
favores que haces?
○ ¿Conoces alguna situación semejante a la contada en el relato? Coméntala.
○ Escribe una carta a un amigo, dándole las gracias por un favor recibido.
○ Hacer en grupo un mural que refleje gratitud y ayuda.
○ ¿Le das gracias a Dios por tu vida, tu familia, tus amigos, tu colegio? ¿cuándo?
¿dónde?

58. EL ASNO Y LAS RANAS


TEMAS POSIBLES
sufrimiento paciencia felicidad
sociedad

Iba caminando por un campo un burro con una gran carga de leña. Este burro era
bastante viejo, pues se le veían sólo huesos, pellejo y poco más. Sus huesos, ya cansados
por los años, no podían apenas transportar la carga.
El paso que llevaba era muy lento y la carga demasiado pesada. Todo se le volvía en
su contra. Y, para colmo de males, fue a caer en una laguna llena de fango y no podía
salir.
Al verse allí metido, lleno de agua y lodo, perdió la paciencia y comenzó a quejarse
de su destino, diciendo malas y necias expresiones que no eran propias de un burro de su
edad.
Unas ranas que había en la laguna, al oírle se taparon los oídos. Otras en cambio, le
escuchaban atentamente y le dijeron al burro: «Aprende a sufrir y ten resignación. Fíjate
en nosotras, estamos en esta laguna fangosa desde que nacimos, pues estas aguas están
estancadas. No podemos siquiera conocer otras aguas, y menos aún el mar, ni tampoco
sabemos qué pasa por el mundo. Así que mira si tenemos motivos para quejarnos, pero

117
como sobrellevamos nuestro destino con optimismo, Dios cada día nos premia dándonos
salud, comida y alegría».

F. M. de SAMANIEGO (adaptación)

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ ¿Cuál es la idea central de este texto?


Resúmela en unas pocas líneas.
○ Explica el significado de estas expresiones:
«Todo se volvía en su contra». «Para colmo de males».
○ ¿Cómo reaccionarías tú si te vieras en la misma situación que las ranas?
○ ¿Te quejas frecuentemente de tus sufrimientos? ¿De cuáles?
○ Escribe la fábula en forma de diálogo.
○ A la palabra para cambia la consonante «r» por otra consonante y así obtendrás
nuevas palabras, (para/pata). Escríbelas.
○ Haz una oración a Dios, agradeciéndole la vida y la familia.

118
59. ¡SÍ!, PERO QUE SEA REINA
TEMAS POSIBLES
inocencia niños amor familia María
madre

Hubo hace muchos, muchísimos siglos, en los tiempos felices de las buenas espadas
y de los bravos caballeros, una ciudad muy famosa. Estaba edificada en el fondo de un
valle y, como sus habitantes eran hombres decididos y trabajadores, en pocos años, la
ciudad creció enormemente. Los caminantes la veían de lejos y quedaban deslumbrados
por el brillo de sus mármoles y sus bronces. Era una ciudad muy rica donde todos vivían
en paz.
Pero un mal día sus habitantes quisieron elegir un rey. Las trompetas de los heraldos
los reunieron a todos delante del palacio de la ciudad. No faltaba nadie. Pobres y ricos,
jóvenes y viejos se miraban unos a otros y hacían comentarios en voz baja.
Cuando el toque, largo y agudo, de un clarín de plata logró poner silencio general a
la muchedumbre, se adelantó un personaje bajito, muy gordo y muy bien vestido. Era el
hombre más rico de la ciudad. Levantó la mano cargada de sortijas y dijo: ¡Ciudadanos!
Nosotros somos ya inmensamente ricos. No nos hace falta el dinero. Nuestro rey tiene

119
que ser un hombre noble, un conde, un marqués, un príncipe, para que todos lo respeten
por su alta estirpe.
—¡Noooo! ¡Fuera! ¡Que se calle! —interrumpieron los pobres—. ¡Queremos por
rey a un hombre rico y generoso que remedie nuestras necesidades. Al mismo tiempo,
los soldados levantaron a hombros a un gigantón de fiera estatura y gritaron agitando por
los aires sus espadas —¡Este será nuestro rey! ¡El más valiente!
Allí nadie se entendía. Se oían gritos, amenazas, aplausos, el chocar de las armas de
los guerreros. Aquello amenazaba convertirse en una guerra. Sonó de nuevo el clarín.
Poco a poco se acalló la muchedumbre, y un anciano, sereno y prudente, aconsejó:
«Amigos, no cometáis la locura de batiros por un rey que no existe todavía. Buscad a un
niño ¡nocente y que él elija el rey entre nosotros». Trajeron al niño y, en presencia de
todo el pueblo, le preguntó el anciano: —¿Quién quieres que sea el rey de esta ciudad
tan grande? —El chiquillo los miró a todos, se mordió la uña del dedo gordo y contesto:
«Los reyes son muy feos. Yo no quiero rey. Quiero que sea reina: mi madre».

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Enumera las personas que van proponiendo un rey y explica las razones que dan
para preferir a esas personas.
¿Te parecen las razones acertadas?
○ Resume en unas pocas líneas lo fundamental del relato.
○ ¿Qué personaje te parece más sensato? Tú ¿a quién hubieras elegido? ¿por qué?
○ Dialogar en grupo sobre las cualidades que debe tener un buen rey.
○ Escribe otros títulos posibles para esta narración.
○ ¿Qué papel desempeña la madre en tu vida?
Explícalo.
○ Haz una redacción con este título: «La Virgen María es reina de todos».

60. EL BÚHO Y EL HOMBRE


TEMAS POSIBLES
apariencia necedad vanidad y burla

120
Vivía retirado en un granero un búho que se dedicaba a meditar, sin olvidar la tarea
de cazar ratones, que era de lo que vivía. Por el día se dejaba ver poco.
El dueño del granero, por casualidad, vio al búho parado en una tabla, callado e
inmóvil.
El hombre le miraba y se reía, y jocoso le dijo: «Qué cara de memo tienes ¿habrá
por ahí un bicho más raro que tú? ¿por qué no vives como las demás aves? Ellas se
levantan alegres por la mañana en cuanto amanece. Jilgueros, calandrias, ruiseñores y
otras aves vuelan y van de acá para allá, cantando entre los árboles, bebiendo en las
fuentes, disfrutan de la vida». Y el búho contestó con desprecio: —Qué cosa tan tonta
estás diciendo. Eres un necio, contempla, mi sabiduría, mi porte, mi retiro, mi silencio,
estoy orgullosísimo de mí. Si alguna vez salgo de día, cosa que habrás observado que
hago poco, las demás aves me siguen y revolotean a mi alrededor y, claro, como tengo
este aspecto tan digno y respetable, vienen trás de mí como aleladas.
—Ah, qué tonto y presumido eres —dijo el hombre—. Las aves que van tras de ti,
no lo hacen para admirarte, sino por todo lo contrario, se burlan de ti y de tu aspecto y
piensan que eres un ignorante. Al igual que yo pienso qué ignorantes son aquellos

121
hombres que se alejan de los demás, creyendo ser sabios y superiores, y sólo son sabios
en la ciencia de aparentar y no en verdad, pues, si fueran sabios, estoy seguro de que no
se comportarían así. Y, de esta clase de hombres, hay muchos que son como tú, búho:
pura apariencia.

F. M. de SAMANIEGO
(adaptación)

PROPUESTA DE ACTIVIDADES

○ Escribe sinónimos (significado equivalente) de estas palabras: retirado, meditar,


jocoso, aspecto, aleladas.
○ ¿Conoces a alguien que se comporte como este búho? Descríbelo.
○ ¿Te sienta bien que, cuando intentan enseñarte, te comparen con alguien? ¿por
qué?
○ Explica la frase: «Las apariencias engañan»
○ Escribe una carta al búho, recriminándole su vanidad.
○ Enumera las cualidades que debe tener el verdadero sabio.
○ Busca en los Evangelios textos que nos hablen de la sabiduría.

122
ALGUNAS RECOPILACIONES DE INTERES

Ofrecemos una serie de recopilaciones de fábulas, parábolas, cuentos, leyendas. Sin


duda que nuestros destinatarios, familiarizados con la metodología, sabrán sacar el
máximo provecho.

ARROYO, C. "Diálogos con Abul-Beka", Ed. Sirio, 1986.

DE MELLO, A. "El canto del pájaro", Ed. Sal Terrae, Santander, 1982.

DE MELLO, A. La oración de la rana I y II, Ed. Sal Terrae, Santander, 1988.

PERADEJORDI, J. "Cincuenta y seis cuentos para buscar a Dios", Ed. Obelisco, 1988.

SHAH, I. "Cuentos de los derviches", Ed. Paidós, 1985.


"El buscador de la verdad" Ed. Kairós, 1988.
"Reflexiones", Ed. Paidós, 1986.
"El camino del sufí", Ed. Paidós, 1986.

VITRAY MEXPROVITCH, Eva de, "Setenta y cinco cuentos sufíes", Ed. Olañeta, 1987.
"Relatos y parábolas de los Hasidim. Antología" Ed. Alfa, 1985.
Y las fábulas clásicas de: Esopo, Fedro, La Fontaine, Iriarte, Samaniego…

123
ÍNDICE DE FÁBULAS

1. Parábola del rey


2. La zorra y el cuervo
3. La montaña orgullosa
4. La mona
5. El rey sabio
6. Los padres y los hijos
7. La botella negra
8. El perro que soltó su presa
9. El árabe hambriento
10. La mujer del ciego
11. La cigarra y la hormiga
12. La zorra y el león
13. Tal para cual
14. La alforja
15. Has buscado: ¿No has encontrado?
16. El mulo orgulloso de su origen
17. El hombre y el burro
18. Los dos viajeros
19. Juguetes
20. El avaro y el envidioso
21. El huevo
22. El viento y el sol
23. El burro flautista
24. La tempestad y la olla
25. El león y el ratón
26. La muñeca de sal
27. Fábula del ratón y el gato
28. La lechera
29. El leopardo y las monas
30. El sueño del monarca y del labriego
31. Heracles y Atenea
32. El hombre y el sátiro

124
33. El viejo y la muerte
34. El labriego y sus hijos
35. El astrónomo
36. El ciego y el paralítico
37. El ciervo y la fuente
38. El lobo y la rata
39. El viajero y la fortuna
40. El gorrión y la liebre
41. La gallina de los huevos de oro
42. El asno y el perro
43. Los dos amigos y el oso
44. Recetas contra importunos
45. El labradory la providencia
46. El pastor y sus carneros
47. El enfermo y el médico
48. El águila y el caracol
49. La serpiente y la abeja
50. La codorniz
51. El caballo de Caligula
52. Las moscas
53. El perro sabio
54. El león con su ejército
55. El niño y el maestro
56. La zorra y el busto
57. La paloma y la hormiga
58. El asno y las ranas
59. ¡Sí!, pero que sea reina
60. El búho y el hombre

125
Índice
Portada 2
Créditos 5
Introducción 8
1. Parábola del rey 15
2. La zorra y el cuervo 16
3. La montaña orgullosa 19
4. La mona 21
5. El rey sabio 24
6. Los padres y los hijos 25
7. La botella negra 27
8. El perro que soltó su presa 29
9. El árabe hambriento 31
10. La mujer del ciego 33
11. La cigarra y la hormiga 34
12. La zorra y el león 36
13. Tal para cual 38
14. La alforja 40
15. Has buscado: ¿No has encontrado? 42
16. El mulo orgulloso de su origen 44
17. El hombre y el burro 45
18. Los dos viajeros 47
19. Juguetes 49
20. El avaro y el envidioso 51
21. El huevo 53
22. El viento y el sol 55
23. El burro flautista 57
24. La tempestad y la olla 59
25. El león y el ratón 61
26. La muñeca de sal 62
126
27. Fábula del ratón y el gato 63
28. La lechera 65
29. El leopardo y las monas 67
30. El sueño del monarca y del labriego 69
31. Heracles y Atenea 71
32. El hombre y el sátiro 73
33. El viejo y la muerte 75
34. El labriego y sus hijos 76
35. El astrónomo 78
36. El ciego y el paralítico 80
37. El ciervo y la fuente 83
38. El lobo y la rata 85
39. El viajero y la fortuna 86
40. El gorrión y la liebre 88
41. La gallina de los huevos de oro 90
42. El asno y el perro 91
43. Los dos amigos y el oso 92
44. Recetas contra importunos 94
45. El labradory la providencia 96
46. El pastor y sus carneros 97
47. El enfermo y el médico 99
48. El águila y el caracol 101
49. La serpiente y la abeja 102
50. La codorniz 104
51. El caballo de Caligula 105
52. Las moscas 107
53. El perro sabio 109
54. El león con su ejército 110
55. El niño y el maestro 112
56. La zorra y el busto 114

127
57. La paloma y la hormiga 116
58. El asno y las ranas 117
59. ¡Sí!, pero que sea reina 119
60. El búho y el hombre 120
ÍNDICE DE FÁBULAS 124

128