Está en la página 1de 8

Universidad de las Fuerzas Armadas –ESPE

Carrera de Ingeniería en Ciencias


Agropecuarias
IASA-1

Informe

Estudiantes: Karen García; Carla Vinueza


Curso: 4to “B”
Fecha: 30-01-2017

Tema: Fisiología de la digestión de equinos

Sangolquí 2016-2017
I. Introducción

La digestión es el proceso mediante el cual los alimentos son divididos en el organismo,


reduciéndose a sus componentes más simples, de forma que puedan ser absorbidos por
el torrente sanguíneo a través de las vellosidades intestinales. Con una correcta
digestión se lograrán obtener los nutrientes necesarios para el sostenimiento del equino,
la aportación a este de energía precisa, el crecimiento de su organismo, las especiales
necesidades del semental como las correspondientes a la gestación de las yeguas y el
período lactante, así como las necesarias para el trabajo que pueden realizar algunos de
estos animales. Parte de los nutrientes entrarán a formar parte de las substancias de
reserva, acumuladas especialmente en forma de grasa, que jugarán un importante papel
frente a situaciones de emergencia (Berner, 2000).

Debe tenerse en cuenta que el caballo es un tipo particular de animal perteneciente al


grupo de los monogástricos sin embargo, tiene en común con los poligástricos su
especial capacidad para digerir y aprovechar importantes cantidades de fibra bruta
(Berner, 2000).

Además vale la pena saber que el caballo es un animal incapaz de vomitar, debido a la
anatomía de la parte posterior de su boca, en caso de atragantarse, el equino se ve
obligado de devolver la comida a través de los ollares. (Kidd, 2001)

II. Objetivos

2.1 General

Estudiar la digestión de los equinos mediante una investigación exhaustiva sobre este
tema.

2.2 Específicos

 Entender cómo se realiza la digestión en los equinos.


 Conocer los órganos que se ven involucrados en este proceso.
III. Marco Teórico

3.1 Definiciones

Boca

Es el primer órgano del sistema digestivo, es una estructura para prensión, masticación e
insalivación de alimentos.

Límites: Mejillas, paladar dorsal, ventral(cuerpo mandibular), músculos milohioideos.


Caudal (paladar blando).

Orofaringe: Base de la lengua, y epiglotis.


Vestibulo de la boca: Espacio entre dientes y mejillas
Cavidad bucal: Espacio entre dientes y bordes alveolares.
Mucosa bucal continua con borde labial y tegumento cutáneo y caudal/ con la mucosa
faríngea. Es de color rosado.
Dientes: Incisivos, caninos, premolares y molares. (Mideros, 2010)

Faringe

Es un órgano muscular de paso, que separa la boca del esófago. Una vez que los
alimentos han sido masticado y mezclados bien con la saliva, la lengua y las
contracciones musculares precisas obligan al bolo alimenticio a pasar a la faringe.
Permite también el paso del aire entre las fosas nasales y la laringe situada en la parte
situada en la parte superior de la tráquea. (Berner, 2000)

Esófago

Es un órgano de forma tubular formado por fibras musculares, que une la faringe con el
estómago. Este órgano está dotado por movimientos peristálticos, gracias a los cuáles
La comida masticada y tragada es forzada a pasar en dirección faringe-estómago.
Tiene siete aberturas:
Coanas: cavidades nasales.
Orificios faríngeos de tubos auditivos
Istmo de las Fauces: abertura oral
Abertura faríngea: suelo de la faringe.
Abertura esofágica: caudal
(Mideros, 2010)

Estómago

Es un receptáculo cuya capacidad en el caballo es de 10 a 18 litros. Está capacidad


limitada justifica la necesidad de fraccionar el suministro de alimentos a lo largo del día.
El estómago realiza una inicial y limitada digestión de proteína. (Berner, 2000)
El estómago del caballo adulto es bastante pequeño en comparación con su tamaño
corporal (esta es posiblemente la razón por la que los caballos salvajes pasan la mayor
parte del día comiendo, entre 17 y 24 horas). El estómago es el punto de partida de la
digestión en los caballos, en este órgano se segregan ácidos y enzimas (las enzimas son
moléculas que ayudan en reacciones químicas y en el aparato digestivo son muy
importantes para romper la estructura de las plantas que comen los caballos). El
estómago también hace de almacén, para que la comida se libere al intestino de manera
controlada. (Mideros, 2010)

Intestino delgado

Es la parte más larga del aparato digestivo de los caballos, mide unos 25 metros y está
dividido en tres segmentos (duodeno, yeyuno e íleon). El intestino delgado recibe casi
continuamente contenido del estómago. También recibe del páncreas y del hígado jugos
ricos en enzimas que ayudan a romper los componentes de la comida para que puedan
ser absorbidos por el caballo. (Davila, 2015)
Aquí se da lugar a la absorción de nutrientes a través de las vellosidades. Los
almidones, algunos azúcares, grasas y proteínas son desintegrados en componentes
químicos simples y junto con las vitaminas y proteínas pasan al torrente sanguíneo.
(Berner, 2000)

Intestino Grueso

Se incluye el colon (grande y pequeño), ciego y recto.


Ciego: Es un apéndice funcional con capacidad de 60 lt y 120 cm de longitud.
Colon Mayor: A continuación del ciego con capacidad de 80-90 lts y 3 metros y medio
de longitud.
Colon Menor: Incluido el recto tiene una capacidad de 15 lts y una longitud similar a la
del colon mayor. (Berner, 2000)

Por estas condiciones todo lo que no se ha absorbido en el intestino pasa al ciego y al


intestino grueso.
Es en estas estructuras donde ocurren los procesos de fermentación (la fermentación usa
bacterias específicas que viven en el intestino, rompen los componentes de la comida
para producir energía, un subproducto de la fermentación es el gas, que seguro que han
oído más de una vez salir por el ano de su caballo) . Billones y billones de bacterias y
protozoos, trabajan aquí para romper las complejas moléculas que forman la comida,
especialmente la fibra de las plantas. Además el intestino grueso es el responsable de la
absorción de agua y electrolitos.
El resto de componentes que no se han absorbido durante este proceso pasan al recto.
Estos materiales se acumulan en el recto hasta que hay una cantidad suficiente para
estimular la defecación. (Davila, 2015)

3.2 Funciones

Absorción de nutrientes luego de la digestión a través de las paredes gastrointestinales p


ara incorporarlos a la circulación sanguínea o linfático (casi de los ácidos grasos y
glicerol).

Movilización de los desechos fuera del cuerpo por medio del proceso de la defecación

Presión de los alimentos

Se concibe la acción de llevar los alimentos a la boca mediante órganos prensiles tales
como labios, lengua, sientes coadyuvados además, por los bellos en el caso de équidos.

Los équidos, para ingerir alimento lo hacen tomando el pasto y retiran la cabeza para
llevárselo a la boca. (Davila, 2015)

Masificación

Es similar a la de bovino, pero sin literalidad. Es más un movimiento de abrir y cerrar la


boca, coadyuvando por la lengua y no es tan laborioso como en estos. Los équidos
efectúan una ligera trituración que facilita la deglución. Resumiendo tenemos que la
masticación es similar a la preelaboración del alimento para un ataque químico
enzimático posterior. (Mideros, 2010)

33. Nutrición

El hecho de una determinada ración de alimentos se adecue a la finalidad prevista, no de


pende tanto del alimento mismo como de los principios nutritivos en el incluidos, tanto
cuantitativamente como cualitativamente. La ración debidamente equilibrada deberá ser
capaz de cubrir, en cada caso las distintas necesidades de crecimiento, buen funcionami
ento del organismo y correcto estado de salud; para formular Bien cualquier ración es pr
eciso el caballo. A este aspecto existen 6 clases de sustancias: proteínas, grasas, carbohi
dratos, agua, vitaminas y minerales. (Davila, 2015)

3.3 Necesidades nutritivas

Proteínas

La mitad del peso de un caballo adulto, sin considerar el agua, están constituidas por
proteínas. Son básicas en la formación de la piel, pelo y músculos así como en la estruct
uración del tejido conjuntivo, cascos, sistema nervioso y buena parte del esqueleto.

desde hace tiempo los investigadores conocen la importancia de proteínas, es por ellos,
Que se producen carencias cuanti-cualitativa al respecto, por ejemplo, los equinos requi
eren entre el 18% y 20% de principio nutritivo.

la leche de yeguas contiene 19% de proteínas. Las necesidades en proteínas disminuyen,


sin embargo con la edad, en tanto se reduce al 14% en caballos de 2 años, en adultos
suficientes con 12%. (Davila, 2015)

Grasas

Todos los lípidos contienen carbono, hidrógeno y oxígeno, siendo consiguientemente,


compuestos orgánicos que integran una importante fuente de energía para caballos. Ent
re estos no podemos olvidar los ácidos grasos llamadas “esenciales”, tales como linoleic
o necesarios para crecimiento y conservación de la piel

Carbohidratos
Por sus características y fácil solubilidad de algunos, juegan un importante papel en la al
imentación de animales, tanto como función de energía como por su adecuación a los pr
ocesos de engorde la mayoría de los granos de cereales y henos son alimentos ricos en e
stos principios, alcanzando riquezas próximas al 60%.

Agua

Un caballo de 500 kg puede consumir diariamente entre 20 y 50 litros de agua, pero el e


jercicio puede aumentarlo a un 20% a 30%.

Vitaminas

Es aconsejable, proporcionar al caballo únicamente aquellas vitaminas cuya carencia ha


ya sido claramente probada y en la cantidad que aconseje el veterinario

Minerales

Las raciones de sostenimiento serán, para adultos serán 10kg de heno y 2 a 3kg de cerea
les, en tanto en trabajar ligeros suministros a 10kg de heno y 3,5 a 4kg de cereales.

IV. Conclusiones
a) La digestión en equinos es un proceso en el cual se reduce el alimento a compon
entes más simples. los equinos pertenecen al grupo de los monogástricos y
aprovechan importantes cantidades de fibra buta, para la obtención de nutrientes
necesarios, el sostenimiento del equino, crecimiento de su organismo, entre otros
.
b) Los órganos que intervienen en este proceso son el tubo digestivo y glándulas ac
cesorias que a su vez se dividen en boca, faringe, esófago, estómago, intestino d
elgado y grueso, glándulas salivales, hígado y páncreas
Bibliografía
Berner, E. (2000). Caballo cría y manejo. Madrid-España: Ediciones Munid-Prensa.

Davila, J. (2015). Hospital Equino. Obtenido de Hospital Equino:


http://hospitalequino.com/articulos-veterinarios-y-de-interes/articulos-de-
interes/1221-la-digestion-de-los-caballos

Kidd, J. (2001). Guíacompleta par cuidado de caballos. España: LIBSA.

Mideros, J. (18 de Septiembre de 2010). Sistema gastrointestinal equinos. Obtenido de


Sistema gastrointestinal equinos: http://es.slideshare.net/jorgemideros/sistema-
digestivo-equinos

También podría gustarte