Está en la página 1de 2

Andrés Miguel Ángel Luna Guajardo sdb

Tertuliano, El bautismo

1. ¿Cuáles fueron las circunstancias en las que fue escrita la obra?


Contra los herejes que negaban el bautismo como purificador de todos los pecados.
Tertuliano trata de defender el hecho de que un elemento natural y tangible tenga
un bien espiritual como lo es el perdón de los pecados.
2. ¿Cuál es el tema principal de la obra?
Es una apología sobre el bautismo
3. ¿Qué elementos de teología sistemática, de moral, o de liturgia nos
transmite?
Teología litúrgica: menciona las condiciones y los signos por los cuales ha de
administrarse el bautismo. Especialmente toca el tema del agua bautismal, sea agua
viva o agua estancada. Menciona la unción con el óleo sagrado y la imposición de
las manos como parte del rito, así como los días más apropiados para que este
sacramento sea administrado.
Eclesiología: menciona cierta jerarquía eclesial para la administración del
sacramento. De igual forma, esboza una definición de iglesia como aquella que está
formada por los bautizados.
4. ¿Algún otro tema que exponga y que te parezca importante señalar (de
carácter cultural, histórico, etc.)?
Me parece muy interesante la distinción que hace entre las “aguas”, comparando
los mitos griegos con la revelación cristiana. De igual manera toda la apología que
hace del agua como medio eficaz de purificación desde el inicio de la creación hasta
el día del bautismo.
También me parece muy pertinente rescatar la edad propia para este sacramento.
Tertuliano da muy buenas razones para no bautizar niños pequeños, las cuales me
convencen mucho por el nivel de conciencia por tan gran don que es este
sacramento de iniciación cristiana. Aunque la confirmación se administra en la
adolescencia como continuación del bautismo, me parece sumamente importante
catequizar sobre el baño purificador en la adolescencia y en la juventud.
5. Comentario personal: ¿en qué creo que me ayuda en mi formación al
presbiterado?
Me quedo con la afirmación de que “los pececillos nacen del agua y no pueden
sobrevivir fuera de ella”, refiriéndome a mi bautismo. Ciertamente poco reflexiono
sobre las promesas bautismales o la condición de hijo de Dios en el Hijo por el
bautismo, pero es realmente importante tener conciencia de que sin el Creo, sin las
Andrés Miguel Ángel Luna Guajardo sdb

renuncias y sin la fe-confianza, como cristiano no sobrevivo. De igual modo, este


bautismo de agua necesariamente me prepara para un testimonio mayor, el texto lo
refiere al martirio, que aunque actualmente es difícil que sea mártir por la sangre si
soy invitado a dar testimonio de mi ser cristiano.