Está en la página 1de 4

EL DELFIN

CAPITULO III

A atardecer Daniel vio un arrecife donde había olas perfectas, era una isla
gigantesca, ya esta oscureciendo, vio luces en el cielo, estrellas, la luna y
decidió investigar hacia el día siguiente . En la mañana atrapo su primera ola y
muchas olas mas. Luego vio que no era el único que disfrutaba de la ola, eran
dos surfistas, eran criaturas extrañas.

Hasta que un día Daniel decidió regresar a su comunidad, pues pasaron los
días y ya había llegado a su hogar, los delfines y hasta su amigo miguel el
Delfín, no lo podía creer. Pues todo allí pensaban que Daniel había muerto.
Entonces Daniel conto a todos que había visto y que había cumplido su sueño
de hallar la ola perfecta y logro que todos vuelvan a soñar como él.
INTRODUCCIÓN

El delfín es una obra, cuyo contenido s extraído de la decisión tomada en el


cambio de la vida de un personaje que a pesar de los comentarios y burlas,
decidió enrumbarse en la vida hacia nuevos destinos, solo se dejó llevar por
sus instintos y deseos de superación y entrega.

Tiene un gran mensaje personal, ya que en esta vida muchas personas de


dejan llevar por su pesimismo y no buscan el deseo de superación a pesar de
las adversidades.

El personaje busca en todo sentido lograr sus sueños, cristalizar sus anhelos y
consolidar su deseo.
BIOGRAFÍA DEL AUTOR
SERGIO BAMBAREN

Nació en Lima, el 1 de diciembre de 1960. Hizo sus estudios primarios y


secundarios en el Colegio inglés Markham de Miraflores. Posteriormente, viajó
a los Estados Unidos, donde estudió y se gradúo como ingeniero químico en la
Universidad de Texas A&M. Desde muy joven le encantó surfear en las playas
de Miraflores y el mar era su amor. La tabla hawaiana era su gran pasión. Viajó
para surfear a varios países de América Central, California, México y Chile;
después regresó al Perú. Al poco tiempo salió nuevamente para ir a la ciudad
de Sydney, Australia, donde trabajó en una importante empresa industrial como
un alto ejecuto de ventas. En Europa, conoció al escritor norteamericano
Richard Bach, autor de la famosa obra “Juan Salvador Gaviota, en una feria de
libros. En 1996, publicó su primera novela “El delfín” en Australia. Cuenta el
escritor Bambarén que primero rechazó una propuesta muy importante de la
famosa editorial “Random House” porque quisieron cambiar muchas cosas
esenciales de la historia. Luego, el escritor lo publicó por su cuenta. El escritor
Bambarén narra sobre la obra “…un amigo me animó a que publicara el libro
e hicimos un tiraje de 5.000 ejemplares, pero nos golpeamos con la realidad:
era un autor desconocido y ninguna librería iba a querer el libro. Lo pusimos en
tiendas de nueva era, donde venden cristales, velas y esas cosas. El tiraje se
terminó en menos de un mes, y en un año vendimos 100.000 ejemplares sin
entrar a ninguna cadena de distribución. Luego, el libro llegó a la feria de
Frankfurt, a otras editoriales y a partir de ahí fue como una bola de
nieve(…)”. En el año de 2002, Bambarén viajó por Italia, Suiza, Francia,
España y Portugal para difundir sus obras. En octubre de ese mismo año, fue
invitado por la editorial “Piper Verlag” debido a la venta millonaria de la obra “El
delfín”. Esta obra Best Seller de Bambarén ha sido traducido a más de
cuarenta idiomas del mundo. Actualmente es vice-presidente de la Asociación
Ecológica “Mundo Azul” y radica en el Perú.
EPILOGO DE LA OBRA
" EL DELFÍN"

El delfín, la historia de un soñador; es un cuento de Sergio Bambarén, escritor


peruano-australiano, que nos relata la travesía de un joven delfín, quien
anhelaba descubrir el verdadero propósito de su vida, y a través de un viaje
motivado por la voz del océano y de sus propios sueños, logra descubrir lo que
realmente buscaba. Daniel Alejandro Delfín, vivía en un arrecife con toda su
manada, para ellos no existía algo más importante que el pescar y para Daniel
el de surcar las olas. Él estaba convencido que este era el verdadero propósito
de su vida. A nadie le agradaba que a Daniel Delfín solo le interesara surfear y
se sentía incomprendido pero con la convicción de que el surfeo era su vida. La
voz del océano lo empujo a iniciar una travesía que lo llevaría a encontrar la ola
perfecta. Así el delfín cruzó el arrecife y salió de su isla para perseguir sus
sueños, conociendo en el camino a una ballena, un pez sol, un tiburón y a un
viejo delfín quienes le señalarían el camino a seguir y con quien fortalecería la
idea de nunca dejar de soñar. Finalmente Daniel Delfín encuentra las olas que
esperaba encontrar y con toda la habilidad adquirida es reconocido por dos
surfistas humanos, como un ser especial, y Daniel, compartiendo esa misma
pasión es donde descubre que el único lenguaje que puede unir a los seres es
la felicidad de realizar lo que deseamos. Un día Daniel Delfín regresó a su isla,
a su antiguo arrecife y no pudo más que derramar lágrimas. Había descubierto
que todos sus logros, sueños y aspiraciones, formaban parte de su propia
existencia y se sintió bien. Se encontró con los suyos, pero conoció a un ser
que hacía surf, y supo que era " el hombre" y sintió miedo.

Daniel Alejandro delfín, había vivido una vida larga y feliz. Hasta que un día
desapareció en la vastedad de su amado mar. Algunos decían que había sido
devorado por el mar. Otros decían que su viaje al reino de los sueños había
empezado. Sin embargo, lo mejor de todo, fue que los delfines de la manada
que lo rechazaron en un principio, finalmente, valoraron, la semilla de los
sueños por las que había luchado .Les enseñó a aprender a aceptar que
nuestra razón de vivir es pescar para vivir y no vivir para pescar cuantos peces
se puedan y de buscar y tratar de lograr nuestros sueños: y no dejar de soñar.

Miguel Benjamín Delfín, recordó los tiempos que había compartido con Daniel
Delfín, y que gracias a él, había descubierto la verdadera felicidad: " Si sigues
tus sueños- le había dicho- todo es posible. Llega un momento en la vida en
que solo queda seguir tu propio camino.

Intereses relacionados