Está en la página 1de 3

CEMENTACION FORZADA

Este método de cementación consiste en forzar la mezcla de cemento a alta presión hacia la(s)
formación(es) para corregir ciertas anomalías en puntos determinados a través de orificios que por
cañoneo (perforación a bala o a chorro) son abiertos en los revestidores.

El cemento se inyecta en casos como:


– Falta de cemento en cierta sección de la tubería
– Aislamiento de un intervalo gasífero y/o acuífero de una zona productiva, con miras a eliminar la
producción de gas y/o agua
– Corrección de fugas de fluidos a través del revestidor, debido a desperfectos
– Abandono de zonas productivas agotadas

La cementación forzada tiene diversas aplicaciones durante las fases de perforación y terminación,
entre las que destacan:

 Reparar un trabajo de cementación primaria que fallo debido a que el cemento dejo un canal
de lodo originando una canalización o cuando una insuficiente altura fue cubierta con
cemento.
 Eliminar la entrada de agua de la zona inferior y superior, dentro de una zona de
hidrocarburos. Reducir la relación de gas aceite por aislamiento de la zona de gas, de un
intervalo adyacente al intervalo de aceite.
 Reparar una fuga en la tubería de revestimiento debido a la corrosión de la misma en zonas
expuestas.
 Abandonar una zona de presionada no productora.
 Taponar todo o parte de una zona o más de un pozo inyector con zonas múltiples, de tal
forma que la dirección de los fluidos inyectados sea la deseada.
 Sellar zonas de pérdida de circulación.
 Evitar migración de fluidos entre las zonas productora y no productora de hidrocarburos.

. El objetivo principal de un trabajo de cementación primaria es cementar eficazmente el anular,


sobre todo en las zonas de producción o zonas problemáticas. En estos casos, el área de la tubería
de revestimiento que debe repararse se perfora y se inyecta (se fuerza) lechada de cementación a
presión a través de los orificios.
La parte superior del cemento también puede estar más baja de lo deseado debido a
pérdidas ocurridas durante la cementación primaria, cálculos erróneos del volumen del
agujero o un desplazamiento incompleto. La solución es forzar la lechada de cementación a
través de las perforaciones justo por encima de la parte superior del cemento para extender la
longitud de la columna en el anular.

 . Eliminación de entrada de agua La entrada no deseada de agua o gas procedentes de


áreas situadas por encima o por debajo de la zona de producción también se puede eliminar
mediante la cementación forzada: se hacen perforaciones en estas áreas y se inyecta lechada
de cementación a través de los orificios .

 Reparación de fugas en la tubería de revestimiento Las tuberías de revestimiento


pueden presentar fallas por corrosión o la presencia de grietas o fallas en las uniones. Para
repararlas, se corre un empacador, que se coloca encima de la tubería de revestimiento
dañada. A continuación, se hace circular lechada de cementación hasta el área dañada, se fija
el empacador, y se fuerza la lechada a baja presión hacia el interior y en torno a los orificios
de la tubería.

Técnicas de cementación forzada de reparación


La cementación forzada puede clasificarse según la técnica de colocación (presión de
inyección baja o alta), el método de bombeo (continuo o por forzamiento intermitente) y el
método de aplicación (mediante herramientas de cementación forzada o métodos de
colocación convencionales).

 Técnicas de cementación forzada Colocación Presión baja Presión alta Bombeo


continuo Bombeo o intermitente
 Aplicación Cabeza del revestimiento
 Herramientas de cementación forzada

COLOCACIÓN

La lechada de cementación puede colocarse detrás de la tubería de revestimiento con presión


de inyección alta o baja.
La cementación forzada a presión baja:
Consiste básicamente en la inyección de lechada de cementación con una presión inferior a
la de fractura de la formación. Esta técnica se utiliza sobre todo para rellenar cavidades de las
perforaciones o canales interconectados. Es la técnica más utilizada.

Colocación con alta presión:

La técnica de cementación forzada de alta presión se utiliza cuando no es posible inyectar la


lechada a una presión inferior a la de fractura. Esto ocurre principalmente en canales aislados
detrás de las tuberías de revestimiento, en microanulares y en perforaciones obstruidas.

Existen dos métodos para bombear y forzar la lechada detrás de la tubería de revestimiento:

Bombeo continuo:
El bombeo continuo) consiste en bombear de forma ininterrumpida un volumen determinado
de lechada hasta alcanzar la presión de inyección final. Cuando la presión de inyección final
se mantiene constante, el trabajo ha terminado; en caso contrario, se debe repetir hasta
alcanzar una presión uniforme. Esta técnica puede utilizarse tanto con presiones altas como
bajas, aunque hay que tener en cuenta que el volumen de lechada bombeado suele ser alto
en esta situación.

Bombeo intermitente La técnica de bombeo intermitente consiste en aplicar de forma


intermitente presión a un caudal entre 0,25 bbl/min y 0,50 bbl/min durante un intervalo de
entre 10 y 20 minutos hasta alcanzar la presión final de la cementación forzada.