Está en la página 1de 1

Corporación de Industrias Standford (Cissac) nace en 1995, con la finalidad de fabricar cuadernos

escolares de alta calidad, considerando este producto como la herramienta indispensable para el
proceso educativo.

Eran años complicados, de una difícil coyuntura económica de un lado y por otro, una costumbre de uso
del consumidor a estándares de poca exigencia. Aparentemente, el ingreso de un producto con las
características de calidad que se proponían podrían ser un fracaso.

Apoyados en una serie de investigaciones y estudios de mercado en toda la cadena comercial, es que la
empresa finalmente dio inicio a sus operaciones.

Inicialmente la gran transformación se dio con el uso de insumos de calidad, principalmente el papel y el
cartón para las carátulas, con características notablemente superiores como: la blancura, el grosor, la
resistencia y demás especificaciones que marcarían una diferencia radical al momento de usar el
producto.

Este cambio no tardó en dar sus primeros frutos, el mercado tuvo una respuesta muy positiva. Para el
profesorado fue una herramienta que facilitó la labor educativa, Los padres de familia conscientes de
este cambio, optaron por adquirir las mejores herramientas para sus hijos, finalmente los principales
beneficiados fueron los escolares, quienes al contar con un producto de calidad verían facilitadas sus
labores.

Con el correr del tiempo, la empresa, fue incorporando una serie de innovaciones que seguirían
marcando la pauta en calidad. Se hicieron estudios a profundidad a fin de ofrecer formatos o delineados
en las hojas, que optimizaran su uso. Se puso especial énfasis en los aspectos de diseño con la aplicación
de licencias internacionales, así como diseño propios de alta calidad. Se añadieron valores agregados,
tales como stickers, poster, tatoos, con los cuales también se segmentarían el mercado, ofreciendo
productos idóneos para cada consumidor.

Posteriormente la empresa, amplio su línea de productos, entendiendo que el mercado requería


productos adicionales, es así que se incursionó en productos de manualidades, cuadernos anillados,
posteriormente lanzó su línea propia en útiles escolares. Siempre con la filosofía de mantener altos
estándares de calidad, asi como la implementación de productos totalmente innovadores, que de
alguna manera han ido facilitando tanto el proceso de labor educativa del profesorado, la madre y
especialmente de los niños.

Ha pasado más de una década desde que Standford dio inicio a sus operaciones, constituyéndose en la
actualidad en la marca líder en el segmento de productos de calidad y sobretodo en la más preferida del
mercado.