Está en la página 1de 5

Fase 5 - Debate sobre el perdón

Aldemar Cardozo Castro

Código: 83238662

No. de grupo: 100003_16

Nombre Tutor

Alfonso Heber Santander Álvarez

Universidad Nacional Abierta y a Distancia

Psicología

2018
Debate

- ¿Por qué es necesario el perdón o cual es la utilidad del perdón en las relaciones
interpersonales?

Mediante el perdón, las personas reducen las respuestas negativas hacia sus transgresores,
encontrándose más motivadas a mostrar comportamientos positivos en su lugar. Los conflictos y
transgresiones en las relaciones interpersonales son inevitables y pueden hacer que las personas
acaben lastimadas o heridas, ya sea por amigos, familiares, conocidos o extraños (Karremans y Van
Lange, 2004).

Generalmente, ante una transgresión pueden darse fundamentalmente dos tipos de respuestas
(McCullough, 2001): 1) la evitación, es decir, la persona dañada o herida elude o evita a su transgresor
para no dar lugar a la aparición de una respuesta relacionada con la transgresión sufrida, o 2) la
venganza, a través de la cual, la víctima busca ocasiones para dañar a su transgresor. Aunque existen
varias definiciones sobre el perdón, la más aceptada es la de McCullough, Worthington y Rachal
(1997), quienes lo definen como un “conjunto de cambios motivacionales por el que uno se siente (a)
menos motivado para tomar represalias contra el compañero que ofendió la relación, (b) menos
motivado para mantener el alejamiento de los transgresores y (c) cada vez más motivados por la
conciliación y buena voluntad hacia el transgresor” (pp. 321-322). El perdón puede ir dirigido a uno
mismo, a una situación o a una persona (Fincham, 2000).

- ¿Cuál es la tesis o idea central de Fricke, C. (2015) en el artículo denominado: “Lo que
no podemos hacernos el uno al otro”? Sobre el perdón y la vulnerabilidad moral

Fricke argumenta que el daño ocasionado por el victimario altera las relaciones sociales de la
comunidad y, en última instancia, marca un hito temporal entre las relaciones sociales entre el agresor
y la víctima.

- ¿Cómo explica Fricke el concepto de vulnerabilidad?


Fricke expone la vulnerabilidad como aquello que hace ser factibles a recibir el daño de otras
personas. La vulnerabilidad nos expone a salir perjudicados fácilmente de un hecho, además de ser
objetivo de ataques, explica también en su artículo que si fuésemos invulnerables no habría necesidad
del perdón.

- ¿Cuáles son los mecanismos mediante los cuales las personas pueden volver a la
normalidad después de alguna catástrofe o cuando han sido victimizados por alguien?

Durante los últimos años, la necesidad de atención psicológica en una situación de desastre ha sido
recibida con gran interés por parte de los medios de comunicación y diversos colectivos afectados.
Actualmente ya no cabe duda de que la intervención en estas situaciones debe cubrir tanto aspectos
físicos como psicológicos y sociales. Diversas investigaciones (Schuchter y Zisook, 1987) sobre los
beneficios de la primera ayuda psicológica afirman que una intervención adecuada: a) tiene una
influencia positiva sobre las reacciones psíquicas de la víctima, ayudándola a recuperar el equilibrio
roto por la situación que está viviendo; b) favorece la resolución de secuelas psicológicas que quedan
después del acontecimiento traumático, y c) también repercute en el personal que interviene,
facilitando la noción de control de la situación y, por tanto, el control de sus propias reacciones.

La reacción de las personas puede ser muy distinta según el tipo de catástrofe sucedida. Por una parte,
si la catástrofe es de origen natural y no ha podido ser evitada (huracanes, terremotos, maremotos...),
las personas suelen manifestar un posicionamiento de inferioridad frente al peligro, junto con
sentimientos de desamparo e indefensión. Sin embargo, en las catástrofes evitables en las que ha
influido el hombre (atentados, fallos técnicos, etc.) se magnifica el sentimiento de indignación y/o
búsqueda de protección, acudiendo a instituciones o autoridades (Puertas, 1997).

Es indispensable entonces el acompañamiento y la guía de un experto como lo puede ser un psicólogo.


A menudo es utilizado el "debriefing", técnica grupal cuyo objetivo es prevenir las secuelas
psicológicas que son altamente probables tras una experiencia crítica y que permite expresar y
compartir los sentimientos vividos, ayudando a discernir entre la parte emocional y la parte cognitiva
de la experiencia hasta llegar a comprender la normalidad de lo ocurrido.

Intervención preventiva y/o terapéutica con afectados y familiares que lo necesiten. Las técnicas más
utilizadas con las personas afectadas tras la tragedia son: técnicas cognitivo-conductuales
(reestructuración cognitiva, solución de problemas, autoinstrucciones), junto con técnicas de
relajación (relajación progresiva de Jacobson.) y terapia familiar.

- ¿Cómo se pueden resarcir los daños físicos o psicológicos cuando se ha hecho daño a otros?

Cuando cometemos algún daño físico o psicológico nos enfrentamos a sentimientos que dañan el
alma. La mejor manera para resarcir los daños es pedir perdón para vencer a la culpa y el
remordimiento. Se siente culpa cuando sabe que ha herido a otra persona, con intención o sin ella.
Ver que otro sufre por algún comportamiento que ha tenido le hace sentir mal. Ese malestar es el
motor que le lleva a reflexionar para que la próxima vez tenga más cuidado. Gracias a esta sensación
incómoda conseguimos aprender. Nadie quiere convivir, ni trabajar, ni tener como amigo a una
persona que hace daño y que no es consciente del mismo.

Pero sentir culpa no significa que tenga que machacarse toda la vida. La culpa le permite pensar qué
haría de forma diferente la próxima vez, y a partir de ahí, borrón y cuenta nueva. Siga estos pasos
para deshacerse de su malestar.

Pida perdón de forma sincera. Pero no lo haga de forma cobarde, no utilice el whatsapp, dé la cara.
Pronuncie el nombre de la persona y acompáñelo diciendo que lo siente y por qué.

Repare el daño. Pedir perdón es el primer paso, el segundo es tener un detalle. Si ha roto algo,
repárelo; si ha sido borde, tenga el gesto de llevar unos bombones, si no ha sido atento con algo que
era importante para esa persona, mande un correo, una canción o algo gracioso que haga sentir
especial a la persona herida.

Bibliografía

- Fincham (2000) The kiss of porcupines: From attributing responsibility to forgiving Personal
Relationships, 7, pp. 1-23
- Karremans, P. Van, L. (2004) To caring after being hurt: The role of forgiveness European
Journal of Social Psychology, 34, pp. 207-227
- McCullough, M.E. McCullough (2001) Forgiveness: Who does it and how do they do it?
Current Directions in Psychological Science, 10, pp. 194-197
- Puertas López, E. (1997). Retos de futuro en el apoyo psicológico a las víctimas de los
desastres. I Jornadas Nacionales sobre apoyo psicológico. Cruz Roja Española. Huesca. 178-
186
- Shuchter, S. y Zisook, S. (1987) Group crisis intervention following the PSA crash.
Psychiatric Medicine, 4 (1), 93 -101