Está en la página 1de 2

EL ÁRBOL

La palabra árbol viene del latín árbol, lo cual hace referencia a una planta de gran porte, este término se
emplea a la hora de nombrar el vegetal de tronco leñoso y único, que crece a diversas alturas, lo cual llega a
superar los 6 metros de altura. De la misma manera, este produce ramas consideradas como tallo secundario,
los cuales se producen todos los años. Este se encuentra sujeto al suelo a través de sus raíces que están
unidos al tronco leñoso; por otro lado existen varios tipos, los cuales se clasifican según las características
que presentan, como son los frondosos, las coníferas, los tropicales, sub-tropicales y desérticos.

Ahora bien, este ser vivo tiene una parte que se denomina con el nombre de raíz, esta permanece debajo de
la tierra, ahí se absorbe los nutrientes que en este caso son los minerales que posee el suelo, también extrae
el agua de la tierra, y a la vez es la parte que mantiene a la planta sujeta al suelo. Por otro lado, existen varios
tipos de árboles donde el desarrollo de sus raíces presenta procesos distintos, como son las raíces adventicias,
las cuales nacen a partir de las hojas, de las ramas vivas o muertas, o a través del tronco de los árboles. Este
tipo de cepa es la que caracteriza a los manglares, la cual nace fuera del agua, de la misma forma están las
raíces ficus, que son aquellas que nacen en los tallos y las ramas.Posteriormente se encuentra el tallo, el
cual transporta la savia fruta y la elaborada; la primera, la lleva del el suelo a la copa, y la segunda es el
resultado del proceso de la fotosíntesis. Igualmente, el transporte de este líquido se debe a la fuerza de
succión de las raíces y a la fuerza que se crea con las evaporaciones del agua en las hojas. Finalmente, esta
parte del árbol posee un tejido que comúnmente se le conoce como madera.

Cabe resaltar que el tallo crece de una forma continua todos los años, a excepción de los árboles sub-
tropicales y tropicales que solo lo hacen durante el período vegetativo. Por un lado, al tallo se le conoce
también con el nombre de tronco, el cual suele constituirse por dos tejidos distintos que son el floema que
conforma la corteza, y es el que se encarga de transportar la savia elaborada (nutrientes), dando así el proceso
de la fotosíntesis; por otro lado está el xilema, que da paso a la madera, y es quien transporta la savia bruta
hacia las hojas; este último elemento está compuesto por minerales y agua, como última medida cabe
resaltar que tanto el xilema como el floema crean tejidos conductores que se conocen como haces vaculares.

Como última medida aparece la copa o conocido con el nombre de extremidades, acá se encuentra un
conjunto de hojas y ramas que se encuentran en la cima, a través de esta es que el árbol transpira y respira,
también en esta parte se puede distinguir diversos tipos de árboles, por ejemplo, los de hoja perenne que
son los que tienen hojas durante todo el año, las cuales se van renovando constantemente; de la misma
forma están los de hoja caduca, donde se caen por completo y luego comienzan a nacer nuevamente dando
a su vez el nacimiento de ramas que se consideradas como tallos secundarios, éstos se originan de las yemas.

Para finalizar esta parte del árbol aparecen las flores que se les considera como órganos sexuales vegetales;
éstas se identifican por ser hermafroditas en su mayoría y en muchos casos brotan de ellas frutos sin dejar a
un lado las semillas que poseen en su interior las cuales permiten el nacimiento de otra planta cuando estas
caen al piso y se germinan debajo de la tierra que debe ser un terreno fértil para cumplir nuevamente el ciclo.