Está en la página 1de 5

TIPOS DE UVAS MAS UTILIZADAS EN LOS VINOS ROSADOS

Se trata de un tipo de vino, perfectamente consumible en cualquier


momento por su frescura, unida a su tono rosado y a su sabor tan
adaptable y atractivo.

Los rosados de alto nivel, se obtienen por el método de sangrado,


proceso en el que una vez limpia la uva del racimo, se procede a
prensarla y luego se mantiene macerando junto a su hollejo apenas unas
horas. Tiempo suficiente para aportar al vino el color rosáceo, que a
veces es más intenso y otras veces tirando a tonos más asalmonados o
incluso a suaves tonalidades pastel.

En su amplia variedad, encontramos también no solo un extenso


abanico de colores, sino de aromas normalmente afrutados y florales, sin
dejar nunca de mantener como característica principal su suavidad y
finura en boca.

Todo este conjunto de detalles armónicos, se consigue a través de la


uva negra normalmente, aunque en ocasiones esta, se fusiona con uva
blanca.

Dentro de los blancos, podemos diferenciar cuatro tipos de uva más


utilizados en la elaboración del vino rosado:
BOBAL
La situamos en la zona más alta del Levante español y la caracteriza su
fuerte tonalidad y su brillo, unidos a su baja graduación y a su notable
acidez.

Su frescura, origina vinos rosados-rojizos, de enorme suavidad y finura.

MERLOT
Proviene fundamentalmente de las zonas de Navarra, Cataluña y Ribera
del Duero.

Con tonalidad rosa-guinda y mezclas frutales y florales, aportan a este


rosado una fuerza que le caracteriza.

PINOT NOIR
Nos situamos en la zona de la Borgoña y encontramos este tipo de uva,
que consigue traspasar las fronteras haciéndose internacional.

Sus mezclas frutales, florales y herbáceas, consiguen un producto final


esquisíto y único.

GARNACHA
Esta uva se hace presente en muchos lugares del territorio español,
aunque sin ninguna duda, posiciona en un alto nivel a los vinos rosados
de la zona de Navarra.
Al igual que la anterior variedad, combina perfectamente las mezclas
frutales, florales y herbáceas. Como producto final, encontraremos un
rosado con tonos de frutos rojos.
LOS VINOS TINTOS
El vino es producto de la transformación de la uva, fruto de la cepa. En el
caso de los vinos tintos, la uva tinta, aporta al caldo el color a través de
su piel, el aroma personal y el sabor que lo diferencia.
El proceso es claro, una vez se obtiene el jugo fresco de las
uvas (mosto), se deja con el hollejo que le aportara el color a través de
la fermentación hasta que el proceso produzca el tono deseado.
Dependiendo del tiempo que dure este proceso se obtendrá un tipo u
otro de vino aportándole finalmente lo que seria su "ficha técnica", con
unas características muy personales que lo clasificaran según su uva, su
aroma, su sabor, su maduración (Joven, Crianza, Reserva, Gran
Reserva).

Dentro de los tintos, podemos diferenciar cuatro tipos de uva más


utilizados en la elaboración del vino tinto:

TEMPRANILLO
Esta uva dependiendo de la región, se denomina de distintas formas:
Cencibel en Castilla la Mancha, Tinto Fino en Castilla León y en
Cataluña Ull de Llebre. Es la uva más típica de España.
Sus características principales son su gran aroma y su suavidad.
Predomina en la zona de La Rioja y es la base de sus vinos tintos. Aun
así, esta uva dependiendo de la región, se denomina de distintas formas:
Cencibel en Castilla la Mancha, Tinto Fino en Castilla León y en
Cataluña Ull de Llebre.

CAVERNET SAUVIGNON
A diferencia de la anterior, esta cepa es la más empleada a nivel
mundial, pues tiene presencia en todo el mundo. En España abunda en
las zonas de Cataluña, Navarra y Ribera de Duero.
Su característica principal es su fuerza lo que proporciona un caldo
fuerte y con cuerpo.
MONASTRELL
El empleo de esta uva es fundamentalmente vinos tintos, rosados secos
y vinos afrutados ya que hablamos de una uva dulce, con una
graduación considerable y cuyo color es muy notable y vivo.
Está presente en nuestro mapa fundamentalmente en la zona de
Levante: Alicante, Valencia, Murcia y Albacete.
CARIÑENA
Este tipo de uva está presente sobre todo en los vinos de Cataluña y
Aragón.
En La Rioja se le llama Mazuelo y se complementa perfectamente con la
uva de tempranillo o la garnacha, produciendo como resultado
importantes crianzas y reservas, ya que tiene un bajo nivel oxidativo y
alta acidez lo que es muy adecuado para envejecer.

LOS VINOS BLANCOS


El vino blanco, ha aumentado con el tiempo su consumo y su
posicionamiento en el mercado y sin ninguna duda, día a día, permite ir
descubriendo las posibilidades que ofrecen sus caldos.

Su producción nos llega a través de las uvas verdes y de uvas tintas en


cuyo proceso de fermentación se evita en todo momento el contacto del
hollejo y las pepitas con el mosto originando así, unos vinos llenos de
sabores y aromas y cuyo tono final es dorado verdoso.

Podemos clasificar estos vinos dependiendo del tiempo de producción


en dos tipos de vinos: vinos "jóvenes", que son vinos destinados a su
consumo dentro de ese año y vinos "crianza", que son vinos con
madera, producidos bien en barrica o bien en depósito, en este caso son
posteriormente pasados a barrica.

En los vinos blancos, es fundamental la temperatura a la que se


consumen. Si se trata de vinos jóvenes su correcto consumo estaría
entre los 7 y los 10 grados y si por el contrario se trata de vinos crianza,
su temperatura de consumo correcta, sería entre 10 y 12 grados. De
esta manera obtendremos el máximo rendimiento de estos caldos.

Dentro de los blancos, podemos diferenciar cuatro tipos de uva más


utilizados en la elaboración del vino blanco:

VERDEJO
Pertenece a la denominación de origen de Rueda comprendiendo las
zonas de Avila, Segovia y Valladolid.

Se trata de vinos blancos de gran calidad y prestigio en el mercado fruto


de su elaboración con las mejores variedades de uva blanca de España.

Son reconocidos por su aroma, su estructura en boca y su intensidad.

CHARDONNAY
Proveniente de la zona francesa de Borgoña y cuyo cultivo no es difícil.
La consecuencia son unos vinos, con intenso aroma que no requieren de
una larga crianza.

ALBARIÑO
Su origen principal es en Galicia,cuyo clima es fundamentalmente
húmedo y frio.

Como consecuencia, se producen unos vinos que cada día están más
reconocidos, gracias a su aroma y sabor afrutado y floral que deja
sensaciones muy agradables.

AIREN
Se trata de la más presente en España y es característica por sus
racimos grandes y apretados.

La consecuencia son vinos de un característico aroma.

Esta uva es típica de los vinos de la D.O de Madrid y de los blancos de


la Mancha.

Vino espumoso

Los vinos espumosos, espumantes o de aguja son vinos con gas


disuelto. El gas se consigue haciendo que haya una
segunda fermentación dentro de la botella cerrada (o en algunos casos
en depósitos cerrados de algunos hectolitros), el CO2 que se produce no
puede escapar y se disuelve en el líquido. La segunda fermentación en
botella se puede conseguir añadiendo azúcar, embotellando el vino
antes de que haya terminado de fermentar o cerrando la cuba de
fermentación antes de que termine esta.

Los vinos espumantes se elaboran a partir de muchos tipos de uva,


aunque tres de ellos son los más utilizados: Chardonnay, Pinot Noir y
Pinot Meunier.
La mayor parte de los vinos espumantes se hacen con una mezcla de
Chardonnay y Pinot Noir, por ejemplo 60%/40%. Los champanes Blanc
de blanc (blanco de blanco) son 100% chardonnay.. El champán Blanc
de noir (blanco de negro) se hace al 100% con Pinot Noir o uvas tintas,
usando una especial presión rápida, de manera que el color tinto del
hollejo no manche el mosto prensado.

 Chardonnay: es una uva blanca


 Pinot Noir es una uva tinta de pulpa blanca
 Pinot Meunier otra uva tinta de pulpa blanca
El vino puede ser blanco, rosado o tinto.