Está en la página 1de 5

ESCUELA MARXISTA

Concepto: El marxismo es el conjunto de doctrinas políticas y filosóficas derivadas de la obra


de Karl Marx, filósofo y periodista revolucionario alemán, quien contribuyó en campos como
la sociología, la economía y la historia, y de su amigo Friedrich Engels, quien le ayudó en muchos
de sus avances en sus teorías.

Para distinguir la doctrina inicial de las corrientes derivadas, al marxismo propuesto por Marx y
Engels se ha denominado históricamente como socialismo científico.

ORIGEN: Marx se propone encontrar las leyes objetivas que rigen las relaciones sociales de
producción en el sistema capitalista, desenmascarando su carácter contradictorio.

Dentro de su sistema de planificación central Carlos Marx en su libro “el capital” (1867) se destaca
entre varias las teorías más importantes son:

Teoría del valor: Esta escuela desarrolló toda una teoría del valor que es bastante abstracta.
Dentro de ella hay si un aspecto que tiene gran interés humano: considera que, en el sistema de
producción industrializado, llamado capitalismo, hasta el hombre llega a ser una mercancía. El
marxismo critica entonces que el obrero se haya convertido en una mercancía y que el
proletariado no sea dueño ni siquiera, de su trabajo, porque ha debido arrendarlo por el tiempo y
por el precio fijado por el empresario.

Teoría Plusvalía: Esta tiene otros agravantes, como por ejemplo “supongamos que lo que
mantiene vivo al obrero tenga un valor de 5 horas diarias. Solo el valor de esas cinco horas, y no
más. Pero al obrero que le pagan solo 5 horas diarias, tiene trabajar la jornada ordinaria entera de
8 horas y, por ende, produce el valor de 8 horas de trabajo para el empresario, el empresario se
beneficia con las tres horas de diferencia lo que constituye el lucro y las utilidades en que se funda
la empresa capitalista.

Teoría de Concentración de capitales (lucha de clases): La concentración de capitales en manos


de un número cada vez menor de empresarios, conduce a los monopolios, los que contratan sin
competencia a obreros que ganan menos y por lo mismo producen mayor plusvalía.

Características:

1. Relación entre la teoría y la practica


Esta característica es indiscutible. Recuerden la tesis sobre Feuerbach donde dice que
“hasta ahora los filósofos se han dedicado a interpretar el mundo, pero lo que se trata es
de transformarlo”. En otras tesis afirma que esa transformación solo se logra mediante la
practica social revoluciona que actúa sobre el medio y el hombre a la vez.
Precisamente para llevar a cabo esa practica social revolucionaria fue que max y Engels se
dedicaron a estudiar profundamente la economía política y a organizar el movimiento
obrero de manera que el proletariado estuviera en condiciones, como clase
revolucionaria, de tomar el poder y crear la sociedad socialista donde los hombres, dueños
de las leyes sociales, fueran, en verdad, los señores de la naturaleza.
El socialismo se ha producido del desarrollo científico de la humanidad, y hoy, no puede
ningún pueblo del mundo, tomar la vida del desarrollo, si no es a base del socialismo.
2. El marxismo es el fruto de toda la herencia cultural anterior.
El marxismo no es una negación absoluta de todo el pasado. No ha surgido de la cabeza de
los clásicos, como dice la mitología griega que nació atenea o minerva de la cabeza de
Zeus.
Sobre el tema que estamos considerando Lenin escribió lo siguiente:
“La historia de la filosofía y de la ciencia social enseñan con toda la claridad que en el
marxismo no hay nada que se parezca el “sectarismo” en el sentido de una doctrina
encastillada, anquilosada, que haya surgido al margen de la cabeza real por la que discurre
y se desarrolla la civilización universal. Por el contrario, el genio de Marx estriba
precisamente en haber dado soluciones a los problemas planteados antes de el por el
pensamiento avanzado de la humanidad. Su doctrina surgió como directa o inmediata
continuación de las fórmulas por los más grandes representantes de la filosofía, la
economía política y el socialismo”.
3. El Marxismo anti dogmático:
Marx, Engels y Lenin fueron ejemplos altos de anti-dogmatismo. Sus mas señaladas ideas
se desarrollaron de manera polémica. Todas sus obras filosóficas fueron polémicas. Lo
polémico es lo contrario de lo dogmático. El marxismo sin luchas.
Solo de modo polémico podemos destruir las falsedades del enemigo, ya era abierto o
enmascarado. Nuestro combate no tiene efectividad si adoptamos una actitud dogmática,
como existen muchos que dicen “esta es nuestra verdad y basta”.
La mejor forma de demostrar nuestra verdad que sí, la tenemos, y es verdad verdadera, es
confrontarla en la polémica. Por supuesto; con el arma acerada de los principios.
4. Es ciencia; se desarrolla con la ciencia, y sirve de método al desarrollador de las
ciencias particulares.
El carácter ciencia de ciencia de marxismo ha quedado probado en las características
anteriores. Se ha demostrado que nace con las ciencias y se desarrolla con ellas. Ahora nos
toca demostrar, en especial, que el investigador, el político, en fin, el sabio, en cualquier
rama del saber necesita de Marxismo.
No es que seamos tan absolutistas que neguemos que muchos descubrimientos científicos
se han realizado sin que sus descubridores conocieran la filosofía de Marx, Engels, Lenin.
Pero lo cierto es que cuando tal cosa ha ocurrido, el sabio queriéndolo o no queriéndolo,
conociéndolo o No el Marxismo, ha logrado sus objetivos, aplicando en la concepción
materialista dialéctica de mundo.
La filosofía Marxista libera al sabio de prejuicios y de todas las sugestiones males
intencionados de las filosofías que paralizan la investigación y frenan el pensamiento
científico, tal como el irracionalismo y sus variantes pragmáticas, positivista e
indeterministas.
5. El Marxismo es una doctrina eminentemente humanista:
Existen muchas razones que demuestran el carácter humanista del Marxismo, entre las
cuales tenemos:
Primero: desarrolla en el hombre la confianza en si mismo, y no solamente la confianza
individualista; sino también (cuando se vincula a los otros hombres que piensan y sienten
como el) desarrolla la conciencia de su misión histórica, como factor de liberación de su
clase y de todo género humano.
Segundo: rompe los limites humanistas burgueses, porque toma como punto de partida la
idea definida por Marx de que el hombre es el conjunto de relaciones sociales, no el
individuo aislado y abstracto.
Tercero: no es humanismo de evasión, es decir, un humanismo que lleva al hombre a
aislarse de sus semejantes que sufren, sino que es aquel que “echa su suerte con los
pobres de la tierra” y “se salva”, salvando al resto de hombres
6. El Marxismo es arma ideológica del proletariado:
La filosofía Marxista le señala al proletario el camino para liberarse de la esclavitud
espiritual de la religión, y los prejuicios y supersticiones que estimulan las clases opresora;
lo pone en condiciones de poseer una concepción del mundo certera, científica, que lo
conduce a la lucha por la transformación revolucionaria de la sociedad.
Por otra parte, la economía política científica, del Marxismo, enseña a los trabajadores
que la propiedad privada, el capital, el trabajo asalariado, y la explotación capitalista son
relaciones reales y efectivas de un régimen social que solo se puede destruir mediante la
acción practica revolucionaria.
Además, demuestra a los trabajadores que el socialismo no es una utopía. Les enseña que
organizándose en un partido de clase y aplicando las estrategias y las técnicas adecuadas,
puedan arrancarle el poder a la burguesía, establecer su propio poder y construir a la
nueva sociedad, libre de explotación del hombre por el hombre.
7. El Marxismo es partidista, pero por ser científica, es la más objetiva las doctrinas
sociales.
Sabemos, por lo que estudiamos más arriba, que toda teoría sociológica o económica
expresa los intereses de una u otra clase y es, por tanto, una teoría partidista; hasta la
filosofía.
Las clases explotadoras, interesadas en eternizar su dominio, solo se fundamentan en la
ciencia, eso es limitadamente, como ocurrió con la burguesía en su fase ascendente,
cuando luchan por el desplazamiento de otra clase. Luego, asentadas por su poder, se
esfuerzan por negar todo aquello que entra en contradicción con sus intereses. Su
ideología se aparta cada vez más de la ciencia.
Así, por ejemplo, el materialismo y el ateísmo de los ideólogos burgueses del siglo XVIII
han sido echados al “rincón del olvido” y, en su lugar, proliferan hoy el irracionalismo, el
neopositivismo, el pragmatismo, el existencialismo, el personalismo, y otros refritos
ideales en el campo de la filosofía, “igualdad”, “fraternidad” que hoy solo subsiste como
un fetiche ideológico.
De aquí que la clase obrera y su partido, interesados en transformar el mundo, están,
necesariamente interesados también en conocer todas las leyes que lo rigen, sin ninguna
deformación que estorbe su marcha hacia la sociedad de clases.
Cuando mas partidistas somos, más “imparciales” resultamos en los campos de la ciencia;
más rigurosamente científicos y objetivos.
Para resumir lo anteriormente expuesto, diremos como ese otro gran revolucionario que
fue Che Guevara: “Teoría y práctica, decisión y discusión y orientación, análisis y síntesis,
son las compasiones dialécticas que debe dominar todo revolucionario”.
Aportes:
1) En prime lugar, tenemos que el pensamiento marxista nos presenta al análisis del
capitalismo como claramente un “pensamiento situado”, para usar los términos del
filósofo José Pablo Feinmann. Y es que en las ciencias sociales se da la singularidad en
que el sujeto no solamente forma parte del objeto de estudio, sino que forma parte
interesada del mismo. En efecto, al darse relaciones de poder conflictivas en la
sociedad, el solo hecho de pensar lo social (y, por ende, la misma teoría económica
convencional, que pretende ser neutra, termina evidenciándose como políticamente
comprometida en sus presupuestos y postulados). De este modo, “no existe
neutralidad y ya que, incluso si solo es de forma inconsciente, inevitablemente existe
una visión previa que condiciona el análisis, que le da determinada orientación. Hasta
por la propia formulación de determinadas preguntas o problemas a abordar, y no
otros”.
2) Las políticas del New Deal, impulsadas por el presidente Roosevelt en el contexto de
desempleo generalizando en torno a la Gran Depresión de los 30s, solo fueron
instrumentalmente en favor de la clase obrera y esencialmente en favor de la clase
obrera y esencialmente en favor a la clase capitalista para impedir la revolución social
que se pudiera haber dado en ese difícil contexto. Así, “el New Deal es la intervención
del Estado, en aparente contradicción con los principios liberales americanos, pero, en
realidad, necesaria para salvar a la clase capitalista, frente al socialismo al que apela la
situación de crisis”. entonces la clase capitalista prefirió “perder un brazo” (las
concesiones sociales a las que tuvo que acceder) antes que “perder la vida” (el cambio
del sistema).
3) Que la economía de la URSS no fue propiamente ni capitalista ni socialista, sino que
estuvo en su mayor parte guiada por el que podríamos llamar “mecanismo Económico
Estalinista” cuyos rasgos constitutivos básicamente son: colectivización forzosa,
tendencias autárquicas, retraso en la industria de bienes arbitrario, control hiper
centralizado de la economía, asignaciones presentarías en base a emisión monetaria
incontrolada, abandono de criterios de eficiencia y calidad, diferenciación creciente de
rentas, supresión de derechos laborales-sindicales y eliminación de todo resquicio
democrático .
4) Muchas veces se habla del periodo 1945-1970 como la “Edad de Oro del capitalismo”
y se lo piensa como una situación reproducible a la que alguna vez podríamos volver.
Sin embargo, este periodo difícilmente es reproducible por cuanto se baso en las
condiciones sumamente excepcionales de postguerra. En ese sentido, al final de
cuentas, se tarto de una “huida hacia adelante” que supuso “una importante palanca
para la recuperación por tres razones: a) los espacios que la destrucción de la base
productiva abre en torno a su reconstrucción; b) la magnitud de la tasa de plusvalía,
gracias a que durante la guerra se suspenden las garantías democráticas y las
conquistas obreras (……) y c) la intensificación del pillaje de las economías
dominadas”.
5) La gran crisis de los años 70 a la que simplistamente se caracteriza como la “Crisis del
Petróleo” fue en realidad un fenómeno mucho mas complejo en el que confluyeron
muchos factores, de modo que podemos hablar de la “crónica de una crisis
anunciada”, así, por ejemplo, tenemos que el 15 de agosto de 1971, el presidente
Nixon suspende unilateralmente la conversión del dólar en oro, lo cual refleja no solo
el fin de Breton Woods sino también el agotamiento del entramado impuesto por
estados Unidos al final de la Segunda Guerra Mundial. De este modo, la situación
convulsa de “crisis, ajuste y crisis” desde la década de los 70 constituye la verdadera
“normalidad” del capitalismo imperialista que luego extiende sus políticas de ajuste
vía Fondo Monetario Internacional (FMI) a todo el globo: he ahí la verdadera esencia
de la llamada “globalización”.

Representantes:

Karl Marx

Cofundador de la práctica y la filosofía del socialismo científico junto a


Federico Engels. Sentó las bases de marxismo a través del examen de la
historia, del surgimiento del capitalismo y aguda critica a otras
filosofías. Fundador de la Liga Comunista y de la I Internacional.

ENGELS, FEDERICO (1820-1895)

Cofundador de la práctica y filosofía del socialismo científico junto a


Carlos Marx. Sentó las bases del marxismo a través de examen de la
historia, del surgimiento del capitalismo y aguda critica a otras
filosofías. Fundador de la Liga Comunista y de la I Internacional.

Nikolai Bujarin (1888-1938)

Revolucionario bolchevique. Editor de Pravda. Unos de los dirigentes


teóricos del partido, enfoco en materia económica y escribió sobre el
socialismo de mercado. Se unió a Stalin contra Trotsky, pero luego
dirigió la Oposición de Derecha.