Está en la página 1de 91

VALORES Y LITERATURA

APRENDIENDO VALORES CON LA OBRA


EL PRINCIPITO
ANALISIS LITERARIO, FILOSOFICO Y
AXIOLOGICO

LIC. ROCIO DEL CARMEN OLIVERA DIAZ

HUARI ANCASH 2015


Educación en Valores

El desmesurado avance tecnológico acontecido en las últimas décadas, sin ir acompañado


de un similar desarrollo humanístico, no ha encontrado al hombre preparado para
adaptarse a el, dando origen a una crisis global. Y, cuando la crisis es mundial, los
primeros en sufrirla son los hombres pobres de los países más pobres. Cuando un país
está en crisis, todo está en crisis, su educación, su salud, su seguridad, etc.
El pensamiento de una buena parte del pueblo argentino está lleno de magia, de creencias
simplistas, de un saber automático. Creen y piensan que se va a volver de la crisis hacia
los años de grandeza y de gloria que la Argentina conoció en épocas pasadas. Pero de la
crisis se va..., y no se vuelve. La creencia que se puede volver hacia atrás y reencontrar el
estado precedente es posible en el pensamiento del no pensar y en la imaginación. En
nuestro país hay una crisis de valores y, para salir de ella, la única salida es la educación
en valores.
Fernando Savater en “El valor de educar” hace las siguientes preguntas:
¿Debe la educación preparar aptos competidores en el mercado laboral o formar hombres
completos? ¿Ha de potenciar la autonomía de cada individuo, a menudo crítica y
disidente, o la cohesión social? ¿Debe desarrollar la originalidad innovadora o mantener
la identidad tradicional del grupo? ¿Atenderá a la eficacia práctica o apostará por el riesgo
creador? ¿Reproducirá el orden existente o instruirá a los rebeldes que pueden derrocarlo?
¿Mantendrá una escrupulosa neutralidad ante la pluralidad de opciones ideológicas,
religiosas, sexuales y otras formas de vida(drogas, televisión, polimorfismo estético.) o
se decantará por razonar lo preferible y proponer modelos de excelencia? ¿Pueden
simultanearse todos estos objetivos o alguno de ellos resultan incompatibles?

La noción de valor.
Ferrater Mora en su diccionario de Filosofía, define valor en los términos siguientes:
En general, este concepto tiene que ver con selección, o preferencia.
Dicho autor describe, por otra parte la existencia a lo largo de la historia de tres corrientes
básicas del pensamiento:
Una “platónica” en sentido lato que se identifica con líneas de pensamiento surgidas en
Alemania en el periodo entreguerras para las cuales: el valor es algo independiente de las
cosas; más aún: el valor es el fundamento de la realidad valorada, de manera que puede
existir sin necesidad de personas o entes de otra naturaleza.
La segunda corriente “nominalista”, afirma que el valor se basa en criterios subjetivos de
cada ser humano.
La tercera sitúa la axiología en una zona intermedia entre el sujeto y el objeto, de manera
que es en la apreciación del objeto por parte del sujeto donde radica el valor.
Para André Lalande el concepto valor expresa” el carácter de las cosas, que consiste en
que ellas sean más o menos estimadas por un individuo, o más comúnmente, por un grupo
de individuos.”
En oposición a lo que es, a los hechos, el valor designa “lo que debería ser, lo que se
debería promover y que es objeto de adhesión o rechazo.”
Louis Lavelle explica así la noción de valor: “ Se puede decir que la palabra valor se
explica en todo aquello que tiene que ver con la ruptura de la indiferencia o igualdad entre
las cosas: en todo aquello en que una de estas cosas debe ser situada primero o después
de otra, en todo aquello que es juzgada superior y merece ser preferida, Allí está situada
la noción que es objeto de una experiencia común. Nosotros la encontramos en la
oposición que establecemos entre lo importante y lo accesorio, lo principal y lo
secundario, lo significativo y lo insignificante, lo esencial y lo accidental, lo justificable
y lo injustificable.”
En un sentido muy general, ante todo, los valores testimonian las preferencias de los
individuos. Los valores indican aquello que cada uno considera un bien realizar; expresan
nuestras aspiraciones tanto individuales como colectivas.
Cuando estos valores se quedan en estado de deseo, de simples preferencias, su
influencia en nuestra vida personal es limitada. A menudo, ellos no son más que un reflejo
de valores convencionales que circulan en nuestro medio social. Cuando afirmamos algo
sin que se traduzca en actos concretos nos encontramos al nivel de un valor proclamado.
En un sentido más preciso, más fundamental, los valores dan testimonio de la voluntad
de transformar la realidad, de cambiar el orden de las cosas con el fin de orientar hacia el
desarrollo del ser humano y su felicidad (libertad, igualdad, fraternidad). Entonces, los
valores determinan un cierto deber y exigen un cierto compromiso, en la medida en que
ellos son auténticos, es decir, verdaderamente asumidos y justificados por cada
individuo. Nos encontramos aquí, en el nivel de los valores de la vida.
Louis Lavelle señalaba “ el valor consiste en esta disposición interior por la cual nos
implicamos cada vez enteramente, apartando tanto las invitaciones que nos dividen y los
obstáculos que nos oponen”.
Si pensamos que la libertad, la igualdad, la fraternidad son valores importantes para
nosotros mismos y para la sociedad, y no simples preferencias personales, entonces nos
implicaremos, lucharemos, eventualmente asumiremos riesgos para que estos valores
triunfen.
Werakoon nos propone conceptos muy interesantes de los valores: “Cada uno tiene sus
propios valores: un conjunto de principios o de creencias edificadas por nosotros mismos
y que nos sirven de línea de conducta en la toma de decisiones concernientes a lo que nos
da placer, de la manera de cómo actuamos y de la manera de cómo deseamos vivir.
Los valores nos ayudan a formar nuestra propia percepción el bien y del mal, e
influencian nuestra manera de pensar, nuestros sentimientos y acciones. Todas las
personas tienen valores, aunque las prioridades pueden ser diferentes, entonces, buscar la
comprensión y aceptar que las personas tienen valores diferentes facilita las relaciones
con el prójimo.
Los valores se refieren virtualmente a todos los aspectos de la vida, reflejando creencias
y actitudes en relación con innumerables cosas, como la familia, la religión, la política, el
amor, la sexualidad, el matrimonio, la amistad, la autoridad, el trabajo, la muerte, el
dinero, las aspiraciones, la distracción y nosotros mismos.”
El término valor se presenta muchas veces unido o en relación estrecha con los de
actitud y norma.
La actitud es una disposición de ánimo de alguna manera manifestada, por lo tanto su
ámbito es el de los comportamientos concretos. Se le atribuye un contenido tanto
cognitivo como emocional: se trata de las pautas de conducta que muestran la disposición
permanente del sujeto para reaccionar ante determinados valores. En cuanto al término
norma; su campo semántico ha sido tratado por extenso en el ámbito jurídico, aunque
también se habla de ella en la filosofía (una norma es algo menos obligatorio que un
mandato o un imperativo). Lo que parece claro es que implica obligación a seguirla: por
lo tanto es prescriptiva. En general, se suele entender que la obligación de cumplirla es
externa al sujeto (mientras que los valores pueden ser internos y las actitudes
inevitablemente lo son).
Existe una relación entre los términos valor, actitud y norma: (una elección adecuada de
valores provocará actitudes positivas y facilitará un adecuado comportamiento normativo,
o bien una crítica sólida de las normas establecidas).

Fuente de los valores.


Si no se puede imaginar un ser humano sin valores, debemos hacernos la pregunta: ¿de
dónde provienen?
Parece evidente que los valores esenciales, los más anclados en nosotros, provienen de
nuestro medio familiar. Algunos expresan las necesidades fundamentales del organismo,
presentes desde el nacimiento. Pareciera ser que los primeros valores que orientan los
gestos y las acciones de los niños son: la búsqueda de placer y de seguridad física y
afectiva.
La entrada al mundo escolar, desde el jardín de infantes hasta la universidad nos dan la
posibilidad de confrontar el sistema de valores iniciales con los de muchas otras personas,
muchas otras familias, muchos otros grupos sociales y culturales. Los valores adquiridos
a través de nuestra primera infancia son de hecho valores operativos, los cuales, no
implican ninguna actividad cognitiva o conceptual.
Gran parte de los otros valores parecen más ligados al desarrollo ulterior del ser
humano. Es por eso que nuestros valores evolucionan a lo largo de toda nuestra vida. La
familia, la escuela, los amigos, nuestro medio social y cultural, los medios de
comunicación: en conjunto juegan un papel importante y complejo en la adquisición de
valores.

Los valores y sus funciones.


La socialización.
Los valores permiten al ser humano, ante todo, socializarse; es decir aprender a vivir con
sus semejantes.
El respeto, la tolerancia, la solidaridad, la cooperación, todas las exigencias de la vida
en común constituyen los tantos elementos de base del aprendizaje de la vida en común.
En las sociedades democráticas, abiertas, tolerantes, el pluralismo y la heterogeneidad
de valores se instala, lo que permite el surgimiento de valores diferentes e incluso
opuestos a aquellos que privilegia la mayoría; al margen de valores dominantes que
constituyen el bien social por excelencia.
Los valores de los diferentes agentes de la socialización que son fundamentalmente los
padres y los educadores, no son necesariamente los mismos. A veces son antagónicos y
pueden entrar en conflicto. De ahí la importancia de tener un proyecto de establecimiento
basado en valores claramente identificados, explícitos y que, a falta de obtener la adhesión
de todos, puedan ser objeto de debate público y argumentado.
En tales sociedades, si los procesos de resolución pacífica de los conflictos están bien
controlados, el individuo podrá entonces aprender a definir libremente sus propios
valores.
Por el contrario, en ciertas sociedades, la socialización es tan fuerte que los valores
oficiales son impuestos a los individuos. Esas sociedades se atribuyen por vocación
identificar, dominar, controlar, manipular, gestionar, reducir nuestro campo de valores.
Esto es propio de toda sociedad intolerante, de todo sistema educativo cerrado. Entramos
aquí en el mundo estrecho de los totalitarismos, sean ellos políticos, económicos,
culturales o religiosos. Su funcionamiento impone al individuo de adherir totalmente y
sin reserva a los valores preconizados por los grupos o las instituciones dominantes. Se
trata de sistemas en los cuales es difícil vivir de valores diferentes a los admitidos por el
poder establecido. La intolerancia implica una policía de valores que nivela las diferencias
y controla las veleidades de la disidencia. (léase sectas y fundamentalismos diversos).
Esta tensión entre sociedades cerradas, homogéneas y sociedades abiertas, heterogéneas
muestra que si una sociedad abierta permite la transmisión de valores diferentes,
contradictorios y a veces antagónicos; ella asegura más difícilmente el proceso de
socialización del individuo, lo que representa el riesgo de fragilizar un plan de cohesión
social.

Darle un sentido a la vida.


Sobre la clarificación de mis valores voy a poder efectivamente darme un proyecto de
vida autónoma y coherente; ya que gran parte de nuestras acciones sólo cobran sentido
en relación al objetivo que perseguimos. Y ese objetivo lo elegimos porque le acordamos
un cierto valor.

Los juicios de valor


Cuando estamos confrontados a un dilema moral, efectuamos una elección de valores
juzgando que tal valor es preferible a otro. El juicio de valor “ es el arte de discernir en
las circunstancias concretas de la vida, lo que conviene pensar o hacer.”
Si deseamos justificar la legitimidad de nuestras posiciones y nuestras opciones,
debemos justificar o motivar juicios de valores, porque “lo que conviene pensar o hacer”
no siempre hace la unanimidad. Es la razón por la cual cuando deseamos justificar un
juicio de valores, generalmente tenemos el recurso de una figura de autoridad. La religión,
la opinión pública, los sentimientos y los gustos, incluso la conciencia son autoridades
subjetivas, relativas o parciales. Por lo tanto ellas no pueden servir de fundamento válido
y satisfactorio a nuestros juicios de valor.
Las creencias religiosas son múltiples e incompatibles, la opinión pública es relativa a
una época y a una sociedad dada, y los sentimientos son, más que otra justificación,
subjetivos caprichosos e inestables. En cuanto a la conciencia, bien posee ella en muchos
casos un carácter más válido, ella es generalmente el reflejo de la opinión pública. Todas
estas “autoridades” por otra parte tienen un carácter dogmático: porque ellas son
subjetivas y parciales, no pueden ser puestas en cuestión e impiden el diálogo. Queda la
razón como fundamento posible de nuestros juicios de valores.

Podemos contestar las preguntas iniciales diciendo:


La educación:
Debe formar hombres completos y aptos para competir en el mercado laboral.
Debe potenciar la autonomía de cada individuo sin descuidar la cohesión social.
Debe desarrollar la originalidad innovadora sin perder la tradición del grupo.
Atenderá la eficacia práctica y promoverá la creación.
Mantendrá el orden existente pensando en perfeccionarlo.
Tolerará las distintas opciones ideológicas, religiosas, sexuales y otras diferentes formas
de vida sin perder de vista la propuesta de modelos de excelencia.
Todos estos objetivos los considero complementarios y un desafío su concreción.

Por último, considero que si no hay una voluntad política que se comprometa a poner la
educación como una prioridad esencial para salir de esta crisis, todo lo que se diga o pueda
decirse será solamente un valor proclamado.
Lo esencial es invisible a los ojos
Valores y búsqueda de sentido
Qué razón tenía el principito de Saint-Exupery, aquel principito que
nunca olvidaba una pregunta hasta haber obtenido una respuesta.
Verdaderamente, era un filósofo.

Su sencillez le permitía observar el mundo con una mirada limpia y


humana en el más alto sentido de la palabra. Hacía preguntas al
aviador que lo encontró con la desenvoltura con que solo un niño
puede plantear las cosas: “¿esto qué es?”, “¿por qué haces esto?”,
“¿para qué?”.

Fue así como llegó a la conclusión de que los adultos eran un poco
raros: encontró a uno que le explicó que se dedicaba a contar
estrellas del firmamento para tomar posesión de ellas y que no fueran
de ningún otro. Era un hombre de negocios y no estaba para perder
tiempo (vamos, lo mismo que hacen algunos jugando con los
números de las cuentas bancarias: un botón aquí, el minuto exacto
para invertir allá, lo vendo multiplicado por dos siete segundos
después y ya tengo más que tú).

También se topó en su viaje interplanetario con un borracho, que


explicó al principito que bebía para mantener su estado de
embriaguez, aunque confesaba no recordar para que quería estar
borracho (síntoma de que el despiste vital no es exclusivo de nuestro
tiempo, ni de nuestro planeta al parecer).

Del rey aprendió el principito que si quieres que te obedezcan de


buen grado, debes ordenar lo que corresponde en el momento justo.
Era mucho más práctico ordenar al Sol que saliera a la hora del
amanecer que desesperarse o enfadarse si no aparecía a cualquier
otra hora (podríamos preguntarnos por comparación cuántas veces
nos desesperamos por cosas que no dependen de nosotros. O peor,
cuántas veces preferimos no tomar decisiones en lo que sí nos
incumbe).

Pero de quien más aprendió el principito fue del zorro, que le enseñó
que crear lazos con otro ser (de amor, de amistad, de veneración)
era lo que le convertía en único entre todos los demás. Le pidió que
le domesticara, para ser un zorro especial a los ojos del pequeño
príncipe y que el principito fuera único a sus ojos. Y en su amistad, le
reveló su secreto: lo esencial es invisible a los ojos.

De este modo, el principito, que procedía de un pequeño asteroide


perdido en la inmensidad del espacio, se dio cuenta de que él
también estaba domesticado por su pequeña rosa, a la que había
tenido que abandonar cuando partió. Supo en su añoranza que
hubiera sido mejor juzgarla por sus actos y no por sus palabras
porque ahora echaba en falta el color y el perfume que la rosa le
ofrecía generosamente aunque a veces pareciera un poco vanidosa.

Y así, el principito, en un mundo donde algunos enumeraban sus


posesiones para sentirse poderosos y otros intentaban ahogar en
alcohol sus incertidumbres, él había comprendido uno de los
misterios más profundos de la vida: lo esencial es invisible a los ojos.
Y lo esencial es observar la vida con los ojos descontaminados de un
niño y buscar respuestas a las preguntas simples y profundas,
creando lazos de amor con los demás seres, sean aviadores, rosas
o zorros.
Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es
invisible a los ojos

—Vete a ver las rosas; comprenderás que la tuya es única en el mundo. Volverás
a decirme adiós y yo te regalaré un secreto.

El principito se fue a ver las rosas a las que dijo:

—No son nada, ni en nada se parecen a mi rosa. Nadie las ha domesticado ni


ustedes han domesticado a nadie. Son como el zorro era antes, que en nada se
diferenciaba de otros cien mil zorros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único
en el mundo.

Las rosas se sentían molestas oyendo al principito, que continuó diciéndoles:

—Son muy bellas, pero están vacías y nadie daría la vida por ustedes.
Cualquiera que las vea podrá creer indudablemente que mí rosa es igual que
cualquiera de ustedes. Pero ella se sabe más importante que todas, porque yo
la he regado, porque ha sido a ella a la que abrigué con el fanal, porque yo le
maté los gusanos (salvo dos o tres que se hicieron mariposas ) y es a ella a la
que yo he oído quejarse, alabarse y algunas veces hasta callarse. Porque es mi
rosa, en fin.

Y volvió con el zorro.

—Adiós —le dijo.

—Adiós —dijo el zorro—. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo
con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.

—Lo esencial es invisible para los ojos —repitió el principito para acordarse.

—Lo que hace más importante a tu rosa, es el tiempo que tú has perdido con
ella
—Es el tiempo que yo he perdido con ella… —repitió el principito para
recordarlo.”

Recordando este entrañable fragmento de “El principito” hoy os traemos algunas


de las enseñanzas más bellas que Saint Exupèry nos dejó para la vida.

En primer lugar nos recuerda la importancia de las pequeñas cosas, esas que
pasan desapercibidas. Debemos de devolverle a los pequeños detalles el lugar
que se merecen, puesto que un día nos daremos cuenta de que ellos son los
que constituyen las más grandes hazañas.

Lo que para muchos es poco, para otros es mucho, por eso debemos
apreciar cosas tan simples como los buenos días con un beso o un gesto de
cariño. Si tú pareja, tu familia o tú mismo te reclamas la presencia de los
pequeños placeres, hazte caso, pues son las que te hacen grande y conforman
el aroma de los recuerdos.

Recuerda que, de la misma forma que un mar está compuesto por gotitas de
agua, un día por diminutos segundos y una vida por infinidad de experiencias, el
amor se forma con los pequeños detalles y tú te compones de cada una de
estas pequeñas cosas que vives y que te hacen único.
Todo el mundo trata de realizar algo grande sin darse cuenta de que la vida
se compone de lo más básico. Sé sincero con tu necesidad de hacer lo
correcto en cada momento, porque tu interior te habla para decirte que no
necesitas tener espectadores para sentirte grande.

Pero este bonito momento en la historia de El principito también tiene otras lecturas;
entre ellas hoy queremos destacar que la verdadera belleza es la interior, pues es la
única que no perece, la única que no se puede arrebatar y que solo se puede ver cuando
se mira con los ojos del alma.

La belleza no se mide por lo que podemos apreciar a simple vista, pues la verdadera
belleza es una actitud. Vivimos preocupados por las apariencias, por no resultar
estrafalarios y por no desentonar ante los convencionalismos que nos aprisionan y no
nos permiten mostrar al mundo nuestro esplendor.

La realidad es que no existe en el planeta un maquillaje que consiga embellecer un


corazón feo. Tenemos un grave problema a la hora de comprender esto que, por otra
parte, es sumamente importante para gestar nuestro autoestima.

Un interior hermoso se construye amando la vida y deshaciéndonos de las ausencias y


de los sentimientos negativos. Se constituye engrandeciendo nuestro mundo interior,
haciéndolo más extenso, eliminando la comodidad emocional y coleccionando motivos
propios.

Sé suave, no dejes que el dolor te endurezca. No dejes que el dolor te haga odiar, no
permitas que la amargura te domine. Crea tu propia belleza, una que no se pueda definir
con palabras y cultívate con los pequeños detalles.

Porque solo se ve bien con el corazón, pues lo esencial es invisible a los ojos…

La sabiduría de “El Principito”

En todo el mundo hay miles de personas marcadas por este libro: “El Principito”.

Y frente a él, la historia de muchos de los lectores es siempre la misma: pensaron que
se trataba de un cuento de hadas, príncipes, princesas, brujas y todo lo demás.

La gran sorpresa fue haberse encontrado en sus páginas con una bellísima metáfora
sobre el amor, la amistad y la vida.

Si alguien me lo pregunta, yo contesto que mi parte favorita es el encuentro del


Principito con el zorro. La aprendí de memoria y se la repetí completa en un autobús,
a mi primer amor. Línea, por línea, degustando esas que me fascinaban…

Él pensó que no estaba en mis cabales. Pero todavía lo recuerda y asegura que quizás
esa sea la razón por la que aún somos amigos, después de tantos años.

Son increíble todas las lecciones y mensajes que podemos extraer de este maravilloso
libro. Es tanta la sabiduría que aguarda entre sus páginas…

A continuación te muestro algunos de los mensajes más bonitos y cargados de


sentimientos que tiene “El Principito”:

Aprender a acercarse al otro

Hay episodios sensacionales en el libro. Como cuando el zorro, después de sondear


al chico, se queda mirándolo un largo rato y le dice “domestícame”. La primera vez
que lo leí sentí esa emoción que sobreviene cuando se experimenta el poder de una
revelación.

Esa “domesticación” en la que el zorro y El Principito se jugaron, era sobre todo un


recorrido de tacto y de paciencia: aprender a acercarse pausadamente al
otro. Nada qué ver con lo que presenciamos en estos agitados tiempos.

“Eres responsable para siempre

de aquello que has domesticado”

Las relaciones entre las personas se hacen y deshacen con una facilidad que a veces
resulta abrumadora. Los lazos afectivos parecen haber adquirido una cierta impronta
industrial. Las relaciones se valoran por su utilidad y se desechan cuando no son
muy rentables.

Esto vale principalmente para las relaciones de pareja, que resultan altamente
inestables hoy en día. No parece haber mucho interés en hacer ese recorrido de
“domesticación” del que habla El Principito con el zorro.

El acercamiento paulatino es incluso visto como una práctica obsoleta, ¿para qué
esperar?, dicen muchos. Hay una cierta voracidad que se expresa como el ansia de
beberse al otro de un solo sorbo.

Pero el encuentro pausado, consciente y sincero no entiende de prisas, sino de


reconocimiento y respeto.
La
importancia de los rituales

“¿Que es un rito?

Es lo que hace que un día sea diferente de los demás

y una hora de las otras “

En ese mismo pasaje de “El Principito”, resulta inspirador el tema del ritual. “Algo muy
olvidado por los hombres”, dice el zorro.

Y agrega que los ritos son una forma de hacer que un instante no se parezca a
otro, que los momentos especiales alcancen su verdadero valor. No en cualquier
tiempo, no a cualquier hora, ni de cualquier forma.

Los ritos hacen que el corazón pueda prepararse para sentir con toda intensidad
lo que viene. Que los sentidos estén atentos. Que la mente esté abierta a la maravilla.

Esto tampoco parece tener mucho lugar en los tiempos que corren. Los rituales tienden
a estandarizarse. Hemos convertido los rituales en ocasiones para el consumo.

San Valentín o la Navidad tienen más que ver con compras, obsequios y relaciones
públicas que con verdaderas conmemoraciones. Los comercios tienen incluso planes
prediseñados para la ocasión, a los que nos adaptamos sin interrogar mucho por su
verdadero sentido.

Los rituales consiguen que nuestro corazón lata con mayor fuerza, solo si
incluyen alguna suerte de descubrimiento. Cuando son la ocasión para dar un nuevo
pasó en ese camino hacia el inexplorado mundo de otro ser humano, o de un grupo de
personas, que tienen verdadero significado en nuestra vida.

Cuánta felicidad dejamos de experimentar por las prisas y los automatismos…

Nada tiene sentido por sí solo

Algo muy hermoso en este capítulo de El Principito es el significado del sentido y del
adiós. Por paradójico que parezca, la separación es la columna vertebral en ese
recorrido de acercamiento.

¿Para qué “domesticar” a otro, si al final estás de paso y en algún momento tendrás que
irte? “No has salido ganando mucho”, le dice el niño al zorro. Pero éste, nuevamente
descifra la contradicción: “Gano a causa del color del trigo”.

No se refiere tanto al dorado de los trigales de los campos, sino al color del cabello de
su nuevo amigo.

Desde un principio el zorro había advertido que ese trigo, que antes no significaba nada,
con la “domesticación” iba a convertirse en un rumor que le recordara el paso de El
Principito por su vida. Los trigales ahora tenían sentido.

Una linda metáfora para marcar que el significado del mundo que nos rodea, es
otorgado por las vivencias que nos asocian a él.

En otras palabras, todo el planeta y aquello que lo compone, no tiene sentido por
sí solo. Su valor y su razón de ser se lo entrega cada persona.

Por eso aquello de que “nada tiene sentido” es literalmente cierto. El sentido se lo
entregas tú. Y, como en El Principito, muchas veces aparece como el eco de aquello
que ya no está.

Y finalmente, este capítulo de El Principito termina con una despedida.


Es allí cuando el zorro le entrega su mayor regalo a quien supo domesticarlo: una
verdad.

“Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos”, le
dice. Y el niño lo repite para conservarlo en su memoria.

En el libro y en la vida, es así como comienzan los vínculos que perduran siempre.

Imagen cortesía de Ramiro Figueroa


ENSEÑANZAS DE LA OBRA DEL PRINCIPITO

“Todas las personas mayores fueron al principio niños.


(Aunque pocas de ellas lo recuerdan)”.

“No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible


a los ojos”.
“A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla
de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del
mismo. Nunca se les ocurre preguntar: “¿Qué tono tiene
su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar
mariposas?” Pero en cambio preguntan: “¿Qué edad
tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana
su padre?” Solamente con estos detalles creen
conocerle”.
“Las personas mayores nunca son capaces de comprender
las cosas por sí mismas, y es muy aburrido para los niños
tener que darles una y otra vez explicaciones”.
“Se debe pedir a cada cual, lo que está a su alcance
realizar”.
“No era más que un zorro semejante a cien mil otros.
Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.”
“Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que
algún día, cada uno pueda encontrar la suya”.

"Si uno se deja domesticar, corre el riesgo de llorar un


poco..."
"Fue el tiempo que pasaste con tu rosa, la que la hizo tan
importante".
"Caminando en línea recta, no puedo uno llegar muy
lejos".
"Cuando el misterio es demasiado impresionante, no
puede uno desobedecer".
"Para los vanidosos todos los demás hombres son
admiradores".
"Te miraré de reojo y tu no dirás nada. La palabra es
fuente de malentendidos".
"¿Sabes?... cuando uno está muy triste, son agradables las
puestas de sol".

El principito y sus metaforas


Anuncios
Extrañamente e ironicamente Le Petit Prince (El
Principito) es considera un libro infantil por la forma
en la que está escrito y por la historia en un principio
simple, pero en realidad el libro es una metáfora
algo a notar son sus metáforas en el que se tratan
temas tan profundos como el sentido de la vida, la
amistad y el amor es el relato corto más conocido del
escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry.
Ha sido traducido a ciento ochenta lenguas y
dialectos convirtiéndose en una de las obras más
reconocidas de la literatura universal.
En este libro, un aviador —Saint-Exupéry lo fue— se
encuentra perdido en el desierto del Sahara,
después de haber tenido una avería en su avión.
Entonces aparece un pequeño príncipe. En sus
conversaciones con él, el narrador revela su propia
visión sobre la estupidez humana y la sencilla
sabiduría de los niños que la mayoría de las
personas pierden cuando crecen y se hacen adultos.

El libro comprende una serie de metáforas que


deben ser interpretadas para entender plenamente
el significado de la obra, lo cual no excluye que una
misma imagen sea interpretada por distintas
personas de formas diferentes. Cada opinión es una
verdad, desde su punto de vista, no habiendo una
única forma de ver e interpretar las «insinuaciones»
que hace el autor, ni nadie que pueda decir qué es lo
correcto o cómo se tiene que interpretar tal o cual
cosa

La historia comienza con una crítica sarcástica a las


cosas importantes de la vida y a los adultos, a cómo
se condiciona a los niños y se los conduce por el
camino «correcto». Estas críticas a las cosas
«importantes» y al mundo de los adultos van
salpicando el libro a lo largo de la narración.

El Principito: personaje principal del libro, toda la


historia está basada en él. Es un niño que viaja de
planeta en planeta haciendo preguntas que se dan
por hechas, y que no interesan a nadie. Vive en un
pequeño planeta que podríamos identificar no como
un planeta, sino como su propia vida, así el resto de
planetas que visita son en realidad las vidas de otras
personas que conoce. El hecho de que su planeta
sea tan pequeño viene a decirnos que tiene mucho
por vivir y aprender. ((Lo esencial es invisible a los
ojos))

El narrador: coprotagonista, es un adulto que intenta


razonar y actuar como un niño, pero sabe que en
realidad no lo es, que ha perdido su condición pero
intenta recuperarla. Es nuestra propia imagen,
nuestro reflejo en la historia, el personaje que nos
identifica dentro de la novela y que nos hace ver
cómo deberíamos ver las cosas y cómo en realidad
las vemos, cuando nos critica con frases como: «Si
les decimos a las personas mayores: "He visto una
casa preciosa de ladrillo rosa, con geranios en las
ventanas y palomas en el tejado", jamás llegarán a
imaginarse cómo es esa casa. Es preciso decirles:
"He visto una casa que vale cien mil francos".
Entonces exclaman entusiasmados: "¡Oh, qué
preciosa es!"». Por sus características, podemos
identificar al narrador con el propio autor que nos va
guiando a lo largo de la historia.

La Rosa: personaje que nos pone de manifiesto el


amor del principito. La Rosa en realidad no es una
flor cualquiera, es su amor y como cualquier amor se
tiene que cultivar y cuidar, es espléndida, es
magnífica entre otras muchas, es única en su
«planeta». Ha habido otras, pero esta es la que ha
«florecido» y perdura, es la metáfora de la mujer que
ama, que se ha quedado para siempre en su
corazón. Bonita, huele bien, perfecta y, al mismo
tiempo, llena de imperfecciones. Es frágil, hay que
cuidarla, mimarla, estar siempre atento; además es
orgullosa, es vanidosa, egoísta y mentirosa. Aun así
es su flor, única entre otras. Pone de manifiesto la
inocencia del principito, su inexperiencia.
Responsable de la huida del principito por crearle
una gran confusión con su forma de hacer o decir las
cosas.
El cordero: personaje aparentemente irrelevante
pero de gran significado. Es un amigo que lo
ayudará a librarse de los problemas que pueda tener
o surgirle, pero como todos los amigos sin querer,
algún día, pueden volverse en tu contra y hacernos
daño esto pone en manifiesto los hechos de la vida.

La caja: en un achaque de ira por no saber dibujar el


cordero, el autor dibuja una caja y dice: «Esta es la
caja. El cordero que quieres está dentro».
Imaginación es lo que se necesita para ver lo que
hay dentro, la caja es una alusión a la imaginación
que los adultos ya no suelen usar.
Los baobabs: son los problemas, hay que
solucionarlos antes que sean demasiado
complicados, es la moraleja que nos deja el autor,
cuando nos alerta: «¡Niños, atención a los
baobabs!». Los niños somos nosotros. Hay que
tener disciplina, cuidado, estar atento siempre para
diferenciar lo bueno de lo malo y actuar en
consecuencia
El fanal de cristal: esto es el simbolismo de la
sobreprotección que le tiene a ese amor esto
representa los celos, los mimos y cuidados que hay
que tener para que la «Rosa» se sienta protegida y
querida, aunque realmente no los necesita.
El zorro personaje medular de la historia, quien le
hace ver al principito la esencia, pero también las
dificultades y costos de la amistad.
El rey: es sinónimo de autoridad, pero lo que nos
quiere decir, la experiencia del encuentro con este
personaje, es que no tienes por qué hacer caso a
nadie, no hay por qué cumplir lo que te ordenan,
nadie tiene autoridad sobre ti por muy rey que sea,
la última voluntad de hacer o no hacer algo es cosa
de uno mismo. La autoridad de alguien dura lo que
aguanta la sumisión de otros. También puede
representar la «Ambición de Poder», pero de alguna
manera es un Poder Racional, ya que ordena hacer
cosas que obviamente se harían de cualquier modo.
El vanidoso: representa la vanidad y el egoísmo del
hombre, encarna el deseo de reconocimiento y
admiración social. Este personaje nos recuerda que
la apariencia no es lo importante, no sirve para nada,
no es realmente importante si estás solo, la vanidad
es un defecto que todos tenemos, queremos ser
más y sentir que somos mejores, y como dice el
principito: ¿para qué te sirve?. Decididamente, las
personas grandes son muy extrañas.
El borracho: simboliza la falta de fuerza de voluntad
y superación humana. El borracho bebe para olvidar
que tiene vergüenza de beber. El círculo cerrado en
el que se encuentra este personaje es una ventana a
cómo un problema nos puede llevar a un callejón sin
salida si no ponemos suficiente empeño en
superarlo

El hombre de negocios: representa la avaricia y la


ambición económica que poseemos. El personaje se
encuentra siempre ocupado contando las estrellas
que piensa poseer; planea utilizarlas para comprar
más estrellas, todo ello sin saber el nombre de
éstas. Sin tiempo para sí ni para nadie es un esclavo
del trabajo que le hace rico y libre, no disfruta de las
cosas de la vida, no vive

El farolero: este personaje que hace lo que debe,


encender un farol cuando empieza la noche y
apagarlo cuando comienza el día, se gana el respeto
y la amistad del principito precisamente por eso,
pero la realidad es que su compromiso y lealtad lo
llevan a una situación absurda en la que enciende y
apaga el farol cada minuto, que es lo que dura un
día en su planeta. Sin tiempo para nada más, su
«mundo» es muy pequeño precisamente por esto.
En realidad este adulto no difiere de los demás, y
nos muestra como hacer lo que uno debe nos puede
quitar la posibilidad de hacer lo que uno realmente
quiere. También podría decirse que representa la
lealtad y la responsabilidad, es el único personaje de
alma positiva que conoce el principito en su viaje
(aparte del aviador, claro).
El geógrafo: personaje sabio, inteligente y estudioso,
que pasa todo el tiempo encerrado en su gabinete,
elaborando mapas, pero jamás deja su escritorio
para explorar. Interesado en las cosas eternas
invariables, no como las «flores». Su mundo es
mayor que el de los otros, por una vida más plena
dedicada al conocimiento, pero cometiendo el error
de no experimentar por sí mismo lo que puede
ofrecerle esto. Este personaje le aporta al principito
la idea de que puede que su «Rosa» ya no esté
cuando él decida regresar.

La idea de lo «efímero» trastoca a nuestro


personaje. También representaría la pasión laboral
que lo aísla del mundo. Puramente por interés
profesional, el geógrafo solicita al principito que
describa su asteroide. El principito describe los
volcanes y la rosa. El geógrafo rehúsa incluir la rosa,
argumentando que las flores son efímeras. El
principito queda conmocionado y herido al saber que
su rosa desaparecerá algún día. El geógrafo le
recomienda visitar la Tierra porque tiene muy buena
reputación.

Una vez en la Tierra, el principito encuentra toda una


hilera de rosales y se deprime, porque pensaba que
su rosa era única en todo el universo.

En la Tierra el Principito conoce al zorro, quien le


enseña el verdadero sentido de la amistad y la
esencia de las relaciones humanas, le explica al
principito que su rosa es única y especial porque es
la que él ama. En su despedida, el zorro le regala su
secreto:

Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial


es invisible para los ojos.
Cuando el principito conoce al narrador le pide que
dibuje un cordero. Al no saber cómo, el narrador
dibuja lo que sabe, una boa con el estómago
hinchado, un dibujo que otras personas siempre
habían interpretado como un sombrero.
El principito, sin embargo, interpreta el dibujo de
inmediato y exclama que no quiere una boa con un
elefante dentro, sino un cordero. El narrador intenta
dibujar algunos corderos, pero el principito las
rechaza. Finalmente dibuja una caja y explica al
principito que el cordero se encuentra dentro. El
principito, quien puede ver el cordero dentro de la
caja con tanta facilidad como ve el elefante dentro
de la boa, lo acepta.

¿el principito al final muere? El final no es


completamente claro. Y es que el mundo de la
imaginación y la apertura es algo que caracteriza a
esta obra. Parece que muere es dificil saber la
verdad dentro de esta metafora pero en realidad el
hecho de que desaparece es una metafora de la
muerte el es tan puro que en realidad trasciende
despues de haber aprendido lo que necesitaba en
sus viages por el universo. Ya que no cuenta si llego
a su planeta y pudo estar con su rosa (su amor)

otra interpretacion al final del relato, cuando el


Principito muere simbólicamente para volver a su
mundo, es evidente que la muerte del niño coincide
exactamente con el momento en que el aviador
encuentra agua y consigue solucionar sus
problemas técnicos. Ante esta circunstancia y estos
visos de seguridad, vuelve a ser un adulto; el niño
muere y la historia se acaba; sólo queda el mal
sabor de la experiencia.

En el lado contrario, otros creen descubrir en la rosa


temperamental del pequeño planeta B612 la viva
imagen de la esposa del autor, lo cual añade un
atractivo biográfico a ésta, de nombre Consuelo
Suncin Sandoval de Gómez, quien también fue una
figura relevante en el mundo del arte y la literatura,
hasta su muerte en 1979.

Es aceptable una interpretación simbólica del


providencial pozo, de cuya agua, el protagonista
afirma que sacia la sed de alma. Tal vez, lo que el
aviador encontró en realidad fue una forma de
arreglar la avería de su avión. esta son las metaforas
que nos trasmite las metaforas de la vida y las cosas
efimeras que dejan de ser efimeras y de la vida y ver
las cosas con ojos de niños y ver la realidad de otra
forma
El cómic se llama Saint-Exupéry: el último vuelo y
narra los últimos minutos de la vida del escritor al
despegar del aeródromo de Borgo antes de
estrellarse en el Mediterráneo.
 Temas
o Arte
 Arquitectura
 Arte Religioso
 Artes Gráficas
 Cine y TV
 Fotografía
 Literatura
 Música
 Naturaleza
 Pintura
 Poesía
 Teatro
o Ciencia y Tecnología
 Astronomía
 Ciencia
 Ecología
 Física
 Internet
 Medicina y Salud
 Tecnología
o Espiritualidad
 Biblia
 Cristianismo
 Desafíos
 Doctrina Social
 Historia de la Iglesia
 Iglesia
 Islam
 Liturgia
 Misiones
 Moral
 Padres de la Iglesia
 Pastoral
 Vida Cristiana
o Pensamiento
 Bioética
 Filosofía
 Historia
 Personajes
 Teología
o Persona
 Antropología
 Defensa de la vida
 Desarrollo Integral
 Educación
 Ética
 Liderazgo
 Psicología
 Psiquiatría
o Sociedad
 Comunicaciones
 Deporte
 Derecho
 Economía
 Familia
 Instituciones
 Mundo Laboral
 Periodismo
 Política
 Publicidad
 CEC Blogs
o Altamar
o Color y Formas
o El Colector
o En Perspectiva
o Escuchando a Pedro
o Liber Naturae
 CEC Iniciativas
o CEC Diálogos
o CEC Ideas
 Sobre el CEC
o Cuadro Directivo
o Nuestros autores
o Boletín Semanal
o Boletín diario
o CEC Global
o Condiciones de Uso
o Contáctenos
o Donaciones

“Lo esencial es invisible a los ojos”


5 noviembre, 2015 // Por: Pablo Augusto Perazzo // Espiritualidad, Literatura, Persona, Pensamiento // 1
comentario // 628 Visitas

“El principito” es la obra más famosa del


escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry. La obra fue publicada en abril de 1943. Es
considerado como un libro infantil por la forma en la que está escrito, pero en el que en realidad se
tratan temas profundos como el sentido de la vida, la soledad, la amistad, el amor y la pérdida; todas
realidades profundas sobre la vida y la naturaleza humana. Quiero tratar con breves palabras la
dimensión sobre el sentido de la vida. La esencia misma del libro –que busca descubrir ese sentido de
la vida– se encuentra reflejada en el secreto que le obsequia el zorro al principito: «Solo se ve bien con
el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos».

Cuando uno entra en sintonía con el propio corazón descubre en su interior anhelos que no se pueden
saciar con las superficialidades del mundo. Lo visible del mundo no muestra lo esencial que necesita
nuestro corazón. Hay en nuestro corazón un anhelo, un impulso a descubrir respuestas para las
preguntas más fundamentales de la existencia. El principito de una manera muy “infantil” empieza
una búsqueda que lo lleva a visitar otros planetas. «Cuanto más conoce la realidad y el mundo y más
se conoce a sí mismo, le resulta más urgente el interrogante sobre el sentido de las cosas y sobre su
propia existencia»1.

Es un camino existencial que busca el conocimiento sí mismo. Ese camino del “conócete a ti mismo”
–que es una exhortación esculpida sobre el dintel del templo de Delfos2–, nos lleva a las preguntas
humanas de fondo: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Qué hay después de esta vida?3

De hecho la niña, de la película estrenada, no está contenta con su vida “normal”4, y descubre en el
vecino abuelito alguien que puede ayudarla a descubrir un horizonte de vida lleno de sentido. La
persona debe descubrir “como es cuestionada por la vida; sólo ella puede encontrar y ser responsable
de su propia existencia”5 Los adultos están tan metidos en la rutina activista, que se olvidaron de los
anhelos más profundos del corazón.

La experiencia del desierto, en la que se encuentra varado el piloto, lo lleva a que sintonice y descubra
esas preguntas fundamentales a las que nadie puede escapar. A veces es necesaria una situación
extrema como esa para que enfrentemos esas preguntas. Cuántas veces le huimos a reflexionar sobre
el sentido de nuestra vida. Es mucho más fácil vivir en la superficialidad de nuestras existencias.
Encontrar soluciones a nuestros interrogantes más profundos puede llevarnos a tomas de postura ante
la vida que nos hagan salir de nuestra “inercia confortable”.

Esas preguntas y respuestas fundamentales sólo pueden ser vistas con el corazón. «Mientras la gente
grande se fija en las apariencias, como le pasó al astrónomo (…), el zorro lo introduce en el
conocimiento cordial que trasciende lo evidente para aferrarse a lo esencial, a lo verdaderamente
importante»6. En la medida que uno entra en sintonía con su interior le da un nuevo sentido a toda la
realidad, a toda su vida, y ensancha su corazón. Poco a poco la persona empieza a ser responsable con
su propia vida. Es decir, ser fiel a esas inquietudes profundas que anidan en su corazón. «Este continuo
estar despierto constituye el centro de la virtud fundamental que denominamos “conciencia de la
responsabilidad”»7 Esta responsabilidad con nuestros dinamismos más interiores es muy distinta a la
responsable rutina que la madre de la niña le impone, con el fin de poder ingresar a la prestigiosa
institución educativa

Análisis de la obra "El Principito"


Enviado por J. ALBERT JEST THORNY

Partes: 1, 2
1.
2. El autor
3. Estructura de la obra
4. Estilo
5. Análisis interno
6. Ideas
7. Bibliografía

PRESENTACIÓN
La literatura nos demuestra a través de las diferentes creaciones la amplia gama de estilos, formas de
escribir, etc; las mismas que permiten además representar variadas escenas de la vida real y subjetiva
haciendo el deleite del lector.
Una de las representaciones donde se conjuga la imaginación y la realidad es la obra del "El Principito" de
Antoine De Saint Exupery la misma que luego de realizar un profundo análisis en la lectura así como de
su mensaje que trata de dar a conocer el autor, lo plasmamos en el presente trabajo, el mismo que es
producto de un esfuerzo en conjunto de todos los miembros del equipo señalado para tal fin.
Espero de igual forma que nuestro trabajo contribuya al logro de los objetivos preestablecido por la
docente, así como de base para próximas investigaciones de los educandos de nuestra escuela
santaluciana, sólo así podré decir tarea cumplida.
LA ESTUDIANTE
ANÁLISIS EXTERNO
1. EL AUTOR
1.1. BIOGRAFÍA DEL AUTOR
ANTOINE JEAN BAPTISTE MARIE ROGER DE SAINT EXUPERY nació en Lyón (Francia) el día 29 de
junio de1900 en el seno de un a noble y acomodada familia proveniente de Provenza, que ostentaba
ciertos títulos de alcurnia que Saint Exupery jamás utilizó el pequeño antoine fue un niño robusto, alegre ,
franco y travieso que ya desde los 56 años escribía versos y mostraba innatas condiciones para la
mecánica .

Eran los románticos tiempos en que la aviación iniciaba su desarrollo y en los que nombres como Blériot ,
jorge Chávez , Santos Dumont y otros inflamaban de entusiasmo el espíritu de los jóvenes de la época
con sus riesgosas hazañas en el aire . Antoine visitaba con desmesurado interés, un aeródromo instalado
cerca de su hogar donde se enamoró apasionadamente de la sensación incomparable de volar por el
espacio como las aves. En 1920 logró ingresar a las nacientes fuerzas aéreas francesa donde consiguió
el, pronto reconocimiento de sus superiores por su audacia y habilidad. En 1923 sufriò un grave
accidente, el primero de muchos (sufría otros en Libia y Guatemala ) milagrosamente vivo lo extajenro de
entre los fierros retorcidos de su destrozado aparato.
Como escritor envió, sus primera s colaboraciones a la revista "Navire de Argent" por esa época sentó
plaza de piloto comercial en la ruta africana Casablanca – Dakar . alrestallar la II guerra muindial en 1939
, Saint exupery se presentó de inmediato a filas , siendo destinado al grupo 2/33 de reconocimiento aéreo
estratégico ; desgraciadamente, Francia fue vencida rápidamente y nuestro piloto tuvo que buscar refugio
en EE.UU. donde tuvo la oportunidad de publicar "el "principito"
El 31 de julio de 1944, durante una misión de reconocimiento destinada a preparar el desembarco en
Provenza, en el sur de Francia, Saint-Exupéry a bordo del avión Lightning P38, había partido pocas horas
antes de Borgo, en la isla de Córcega, cuando los radares dejaron de ver el avión que piloteaba y nunca
más se supo de él, cubriendo para siempre al escritor y piloto de un halo de misterio y romanticismo.
Nunca se tuvo indicios del aviador ni de su nave hasta 1998, cuando un pescador encontró una pulsera a
orillas del mar. La joya que el agua había acercado a la costa Marsella tenía grabado el nombre del
escritor, pero su autenticidad quedó en entredicho.
El descubrimiento de la joya ayudó a las autoridades francesas a iniciar una búsqueda en el sector. Cinco
años después, en el casi 60 años del aniversario de su desaparición, fueron descubiertos en aguas de
Marsella restos del avión, cerca al lugar donde años atrás había sido descubierto la pulsera.
Las piezas recuperadas fueron decapadas, limpiadas. Sobre un panel de la caja del turbo-compresor,
localizada en la viga izquierda del avión, los investigadores descubrieron, según su informe, "una serie de
cuatro cifras aisladas y grabadas manualmente": 2734, seguidas por la letra "L", que significa "left". Se
trata, según el informe, "del número de fabricación que el constructor de aviones Lockheed inscribía en
sus aviones al lanzar su fabricación en una cadena de montaje". Este número civil correspondía, en la
tabla de concordancia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, a la matrícula militar 42-68223, o sea la del
avión de Saint-Exupéry.
Pese al hallazgo, las razones por las que el avión de Saint-Exupéry se estrelló son un misterio. Hasta el
momento no ha sido posible asegurar si lo derribaron o él perdió el control del avión, incluso si sufrió un
percance mecánico. Entre las causas más posibles se mencionan fallas mecánicas, problemas de
oxígeno a bordo o un ataque cardíaco del escritor.
En el 60º aniversario de la muerte de Saint-Exupéry, se realizaron dos ceremonias conmemorativas en
Marsella y en el aeropuerto de Bastia en Córcega, cercano al lugar donde ocurrió la muerte y el último
despegue del aviador respectivamente; se colocaron flores y se celebró una misa a la que asistió un
familiar del aviador.

Leer más: http://wAnálisis de la obra "El Principito" (página 2)


Enviado por J. ALBERT JEST THORNY

Partes: 1, 2

1.2 PRODUCCIÓN LITERARIA


OBRAS
 1929 - Correo del Sur
 1931 - Vuelo nocturno
 1939 - Tierra de hombres
 1942 - Piloto de guerra
 1943 - Carta a un rehén
 1943 - El principito
 1948 - Ciudadela, póstumo.
ESTRUCTURA DE LA OBRA

Esta obra consta de 27 capítulos muy cortos y entendibles, aquí les presentaremos un pequeño resumen
de cada uno de ellos, esperamos que sea de su gentil agrado
CAPITULO I
El explorador traza su primer dibujo, el cual no era entendido por la gente
CAPÍTULO II
El explorador se encuentra con el principito y le pide que le dibuje un cordero , hace tre intentos al cuarto
le dibuja una caja alo q le dice qu dentro de ella esta el cordero que deseaba

CAPÍTULO III
El principito empieza a establecer, una conversación con el explorador y así empieza a conocerlo más

CAPÍTULO IV
Aquí en este capitulo nos habla acerca de cómo es que fue el descubrimiento del asteroide b612 y q este
fue descubierto por un astrónomo lo cual no fue aceptado por la forma en q se vestía

CAPÍTULO V
Nos habla acerca de cómo es la naturaleza de lo baobabs de cómo el principito empieza a preguntar y
preguntar sin parar
CAPÍTULO VI
Este capitulo trata de cómo el explorador empezó a comprender la pequeña vida de melancolía del
principito

CAPÍTULO VII
En este capitulo el principito empieza a preguntarle a el explorador a cerca de las flores y sus espinas

CAPÍTULO VIII
El principito encontró una flor a la cual la cuida y la que después se dio cuenta que no era tan modesta

CAPÍTULO IX
En este capitulo el principito se siente desdichado por su flor
CAPITULO X
En este capitulo trata sobre la visita de el principito al primer planeta

CAPÍTULO XI
La visita de le al segundo planeta

CAPÍTULO XII
Este trata sobre la visita al tercer planeta
CAPÍTULO XIII
La visita al cuarto planeta

XIV CAPÍTULO
La visita al quinto planeta

CAPÍTULO X V
La visita al sexto al planeta
CAPÍTULO XVI
LA VISITA AL SÉPTIMO PLANETA: LA TIERRA

CAPÍTULO XVII
La conversación del principito con la serpiente

CAPÍTULO XVIII
El pequeño principito atraviesa el desierto y se encuentra con una flor insignificante
CAPÍTULO XIX
El principito habla con Las montañas y con su eco

CAPÍTULO XX
El principito de tanto y tanto caminar se encontró con un jardín de rosas y empezó a hablar con ellas y se
siente desdichado

CAPÍTULO XXI
El principito se encuentra con la zorra y esta le pide que la domestique y este lo hace
CAPÍTULO XXII
El principito establece una conversación con el guardavía

CAPÍTULO XXIII
El principito establece una pequeña conversación con el comerciante
CAPÍTULO XXIV
El principito se encuentra con un pozo

CAPÍTULO XXV
El explorador sacó agua con la roldana del pozo para dar de beber al principito

CAPÍTULO XXVI
El principito conversa con la serpiente pero este le pide que se vaya porque quiere volver a descender. Y
este le dice al explorador que cada vez que mirase las estrellas se acordara de el
CAPÍTULO XXVII
El principito vuelve a su planeta y el explorador se acuerda de el siempre que ve las estrellas

ESTILO

3.1. FORMA DE LENGUAJE


Esta obra es una obra que nos presenta un lenguaje muy adecuado, entendible y fácil de interpretar.
El cual creemos que contribuyera al desarrollo de la literatura tanto en los niños como en los adolescentes
y porque dejar atrás a los adultos los que algún día fueron niños como nosotros.
Nosotros creemos que el lenguaje que usa el autor en esta obra es muy adecuado como por ejemplo al
empezar contándonos un poco de cómo fue su primer dibujo
3.2. VOCABULARIO
 BRIDGE : juego de naipes que se juega entre 4 o mas jugadores ; dos contra dos
 GOLF :deporte de origen escocés
 Bao babs :árboles tropicales de gran tamaño ;de las bómbaselas , sus frutos son comestibles
 BIOMBO : mampara plegable ,formada por varios bostezadores articulados
 INFLIGIR :imponer o causar castigos
 ATAVÍO :compostura ,adorno
 ENMOHECIDA :cubrir de moho
 VELETA :pieza metálica

ANÁLISIS INTERNO

4. LA OBRA
4.1 PERSONAJES
Para analizar los personajes empezaremos, por realizar un estudio "filosófico" de los personajes más
relevantes de la obra terminando con el principal, que es, por supuesto el principito e intentaremos
averiguar la relación de este con los personajes.
a) PERSONAJES PRINCIPALES:
EL PRINCIPITO:
Es un niño joven, de unos 12 años, que vive solo en un país. Un día decidió ir en busca de amigos,
recorrió un montón de países, hasta que llegó a la tierra, donde encontró una gran amistad.
EL AVIADOR:
Era un adulto quien sufrió un percance en el desierto del Sahara "África" el trabajaba en un correo aéreo
además cuando el era pequeño los adultos terminaron con su carrera de dibujante, por otra parte los
adultos comprendían muy poco por lo cual todo se le tenia que explicar en términos numéricos para que
éstos pudieran captar lo que se les daba a entender.
b) PERSONAJES SECUNDARIOS:
_ El Rey: Éste era muy fantasioso creía que gobernaba sobre todo y al igual que el principito se sentía
solo también su planeta era muy diminuto.
_El Vanidoso: Él era muy extraño ya que pensaba que todos lo adoraban por su hermosura y que todos
iban a estar a sus pies como verdaderos fanáticos.
_El Bebedor: Estaba muy borracho y daba lástima verlo en ese estado deteriorado con mucho alcohol en
su alrededor.
_El Hombre De Negocios: Era muy trabajador y no tomaba encuentra a las personas que lo rodean este
hombre no tenía tiempo para divertirse o para haraganear.
_El Farolero: Su trabajo tenía razonamiento, consistía en apagar y prender un faro y no tenia descanso
además los días duraban un minuto.
_El Geógrafo: Éste era muy trabajador y nunca observaba su planeta, además siempre esperaba a un
explorador para anotar sus observaciones.
- El mercader y el guardagujas:
Son dos personajes, que nos indican la velocidad con la que se vive en el mundo de los adultos, la
obsesión por ir deprisa, por no perder tiempo, se dedican a poseer, comprar, hacer, trabajar pero no por
sentir, ni experimentar, y no se dan cuenta por están demasiado ocupados. De esta manera, olvidan los
verdaderos valores y ni siquiera ellos mismo saben a donde se dirigen
C) PERSONAJES AMBIENTALES
_La Flor: Era muy orgullosa de si misma porque según ella nadie la podía derrotar por sus cuatro o cinco
espinas que la protegían además ella se encontraba la más hermosa de todas aunque en el mundo
existiese miles como ella, también por sus cualidades y características era muy endeble"en las noches se
tenia que ocultar en un fanal".
_El Zorro: Vivía en la tierra y fue la persona quien le enseño una lección al principito la cual decía, que no
hay que juzgar a las personas por su apariencia física sino valorarlas por su mentalidad y por lo que eran
realmente en la vida.
Además él arrancaba, de los cazadores un determinado día de la semana, "era un ritual" lo que nos daba
a entender que los rituales eran importantes para el zorro quien sin ésto no podría vivir tranquilo en su
vida.
_La Serpiente: Vivía en el desierto donde callo el principito y lo único que tenia de fuerte era su veneno
con el cual durmió al principito al término de esta historia.
- El elefante imaginario en el sombrero
4.2. ACCIÓN
a. TEMA:

El tema básico de esta obra consiste en subrayar la importancia que encierra el encontrarnos
rigurosamente con las personas que constituyen nuestras raíces, nuestro entorno vital primario. Cuando
todo parece haber fracasado, una voz interior -el «principito» que llevamos dentro- nos advierte que
tenemos todavía una salida airosa: dar el salto a un nivel superior de realización personal, el nivel de la
creatividad.
B) ARGUMENTO
EL PRINCIPITO es un encantador relato dedicado a los niños pero se mezclan, junto a lo maravilloso,
ciertos trazos de psicología que revelan un delicado conocimiento de las relaciones que se crean la
amistad y el amor
El autor imagina una avería de un avión que lo obliga aterrizar en el Sahara "a mil millas todas las
regiones habitadas"
Para su sorpresa un pequeño muchacho de modales muy singulares visiblemente satisfecho de tan
absoluta soledad
El niño, inmune el calor, el hambre o la fatiga cuestiona, de una manera por demás graciosa, lo poco
cuerda y extravagante lógica de los adultos
Como por ejemplo cita sus encuentros en el espacio con un rey , vanidoso , bebedor ,un hombre de
negocios ,un farolero, un geógrafo y sobre todo con nuestro planeta tierra
Le cuenta también que en su planeta, que tiene tres volcanes que el deshollina constantemente, hay una
flor de la que ha tenido que huir por amor
El principito hace una sensata y estupenda alegoría de la amistad en su encuentro con el zorro en el
desierto
Este es un libro de símbolos estreñidos de manera ágil y admirable con un estilo familiar que confiere al
relato ese aire confidencial de los pensamientos expresados en voz alta ante un auditorio de seres
sencillos cuya lógica sea cómplice de la imaginación
C) EL ASUNTO
Para escribir el relato de el principito el ilustre aviador, Antoine de Saint Exupery no necesitó de montar
por ignorados y misteriosos lugares; no tuvo que recorrer enormes distancias ni hablar con gente lejana y
exótica.
Sólo tuvo que dejar que el niño que vivía permanentemente en su corazón le contara la sorprendente y
maravillosa historia del pequeño trotamundos despreocupado y y gentil, que un día visitaría nuestro
planeta desde su remoto asteroide B612. Y es el corazón de niño que todos tenemos, a donde va dirigido
el relato; a esos inexplorados y recónditos lugares de nuestra alma donde aún conservamos, limpios y
puros, nuestros mejores sentimientos, preservados de los innobles, contaminantes de nuestra
atormentada vida adulta.

IDEAS

5.1. Ideas Filosóficas


La idea principal tiene carácter filosófica, pues el narrador, este es el autor, que cuenta esta historia como
una experiencia propia que hubiera vivido en un pasado, digamos lejano, sin duda, el hecho que más le
identifica es el de ser piloto de avión, al igual que el autor Antoine de Saint-Exupéry.
El narrador, el hombre de la historia, es el adulto que aun recuerda sus días de niñez, cuando los adultos
no comprendían que su dibujo no era un sombrero sino una boa que se había comido un elefante, gracias
a ese recuerdo consigue comprender al principito, y este le ayuda a redescubrirse a si mismo. De está
manera se da cuenta de lo importante que es no olvidar ser niño, ya que solo siendo niño se pueden ver
ciertas cosas que lo adultos no aprecian.
El principito ahonda en el interior del hombre, del adulto, para hacer salir al exterior ese conocimiento,
como un sofista descubre mediante la mayéutica el conocimiento olvidado.
5.2. Ideas éticas
El pozo de una manera especial, significa el redescubrimiento del verdadero yo del hombre, el
reencuentro con los verdaderos valores, enterrador por la prolongada experiencia de adulto, que le
confiere una visión más honda y clara de la realidad.
Ejemplo
 Los Baobabs: representan un poco la avaricia, que realmente lo que hay que hacer es compartir y convivir
con las personas, es como mejor pueden salir todos adelante, la solidaridad. Si en una comunidad se
comparte y se busca el bien común, de todos, se progresa y avanza; mientras si en una comunidad si se
preocupa cada uno por sus intereses sin un proyecto común, no se consigue avanzar sino que se
destruiría esa comunidad y serian incapaces de hacer cosas juntos todos a la vez y bien echo.

 La flor: representa la amistad cuando ya hay una plena confianza entre las personas y un respeto mutuo.
Las espinas representan la especie de coraza que nos ponemos ante una persona desconocida para
nosotros, para que no nos pueda dañar ni herir con cualquier motivo. Cuando ya estas a gusto con la
persona y la conoces ya no hay ningún tipo de coraza ni barrera ni nada que le impida la amistad, sino la
confianza.
También a veces si no quitas esa coraza a tiempo o ante nada corres el riesgo de quedarte solo sin nadie
con quien compartir las cosas buenas y malas claro.
Puede representar también el orgullo personal.
- El rey: representa la autoridad, pero para que ese rey ejerza su poderdeberá de haber alguno que se
someta, si no hay nadie no puede hacer nada.
El principito defiende el poder basado en la razón y en la justicia, no solo por que uno diga una cosa
moviendo un dedo se debería de hacer.
 Vanidoso: representa la vanidad, la necesidad de los demás, de que le

Admiren por lo superficial y solo por lo bueno, como la ropa las cosas materiales y todo eso.
 El bebedor: representa la forma de enfrentarnos las personas a losproblemas y como buscamos la
solución fácil y nos metemos en un círculo vicioso sin salir por ningún lado.

Enfrentarnos al problema con una solución diferente, no con la solución fácil y sin ver la solución definitiva
y salir por otra dirección de respuesta. Muchas personas se conforman con el problema, se lamentan con
ellos y sufren de manera que no buscan la salida o la posible solución.
 Hombre de negocios: representa el afán de poseer cosa materiales,muchas de las cuales son asta
inútiles, solo para tener mas que otro.

El principito nos refleja que es mejor "poseer" cosas que nos sirvan de algo y no que nosotros les seamos
útiles a ellas. Es mejor una amistad con cariño a un materia de esclavitud y sin poder disfrutar en serio de
ello.
 El farolero: representa la rutina que no se cambia y ni se intenta remediar, que te consume y cansa
posiblemente haciendo cosas inútiles sin servirte de mucho para la vida. El principito propone mirar
alrededor y ver bien y buscar lo que nos puede merecer la pena, cualquier cosa que pasas y no te das
cuenta de lo que representa para ti. Valorar lo que hay alrededor, todo, personas que no te das cuenta y
no compartes ciertas cosas.

 El geógrafo y el explorador: representa que la sabiduría no te la da el pasarte la vida leyendo libros, sino
el día a día, la experiencia que se adquiere al estar en contacto con la gente, con la naturaleza. Puede
haber gente muy lista y sabia pero no ha salido en su vida de su casa, por eso esa sabiduría es
incompleta.

 La serpiente: representa la muerte. No se habla en el libro de la muerte como algo dramático. Habla de
ella como algo que trata de suceder inevitablemente y es mejor verla como serenidad. La muerte no es
algo que da fin sino que cuando mueres sigue vivo en el recuerdo de las personas que te quieren.

 La flor, el eco, el jardín de rosas: se ve la tierra vacía, sin hombres, toda desierta. Quiere transmitirnos
que las cosas fundamentales no las tenemos que esperar que vengan de fuera, sino que las tenemos que
buscar en nosotros mismos.

El jardín de rosas quiere decir que aunque todas las personas somos iguales, en un montón de gente
siempre sobresalen aquellas que son importantes para uno. Es decir que las personas dejan de ser
iguales unas a otras en el momento que alguien es significativa porque tienen unos sentimientos hacia
ella.
 El zorro: en este capítulo se habla de la amistad, de los lazos de unión

que se crean entre las personas. Cuenta como es el proceso de conocer a los demás, poco a poco,
descubriendo que la otra persona es importante para ti y al revés, que tú eres importante para ella.
Creando relaciones basadas en la confianza no superficiales, porque en las relaciones superficiales se es
uno más entre un montón. Se transmite que el verdadero conocimiento en la vida es el de conocer a los
amigos, conocer la amistad, pero con su sentido verdadero. Los ritos son importantes en la vida porque
se sale de la rutina y hacemos lo que nos gusta.
 El guardagujas y el mercader de píldoras: representa la vida marcada

por horarios, por tiempos establecidos, por acciones repetidas una y otra vez; dice que la gente sigue su
ritmo y no se da cuenta de lo que realmente vale la pena, disfrutar de lo que tienes cerca, de las cosas
más pequeñas, y no que siempre vamos en busca de no sabemos que; y no valoramos lo que tenemos.
Para muchos la vida es tener tiempo para hacer cosas y en realidad viven estresados y agobiados, es
más aprovechable el tiempo para pararse a pensar que es la prioridad en nuestra vida.
 Sed, pozo y agua: habla de la confianza, si crees en algo, es fácil

conseguirlo si lo deseas.
El pozo puede significar el fondo de las personas y el agua es el sentimiento y el cariño que puede
encontrar la otra persona en un amigo, es decir, son los amigos que se conocen y al final comparten su
cariño. En las personas hay que buscar en el corazón en el fondo, no en la superficie.
La sed es el deseo de amistad, y beber el agua en el pozo, es encontrar el cariño del amigo que te lo da
desde el corazón.
Los hombres serios:
Son las personas que van por la vida sin plantearse el verdadero sentido de la vida. Sólo se quedan con
lo superficial, con las apariencias, no ven más allá, no tienen imaginación y no quieren o no saben buscar
en el fondo de todas las cosas, lo que importa de verdad, la verdadera amistad.
· Para ellos la enfermedad y el dolor es sufrir, porque solo piensan en sí mismos y no han compartido lo
importante (amistad). Para el principito el dolor, la enfermedad, la muerte no es tan doloroso porque lo
comparte con alguien, ya que ha conocido el verdadero sentido de la vida, que es compartir la amistad y
que no se puede ser uno mismo sin nadie a tu lado que te apoye y te pueda dar consejos o cualquier otra
cosa que haga sentirte bien con todo.
· El principito no renuncia a ninguna pregunta porque no pierde la esperanza de encontrar un amigo por
ninguna parte y porque quiere encontrar respuestas de todas sus dudas para cerciorarse de las verdades
y mentiras de siempre y de todo el mundo.
5.3. Ideas Artísticas
Las ideas artísticas se ven reflejadas en el lenguaje, en la representación imaginaria de los escenarios
donde se desenvuelve y además por la forma de cómo se va sistematizando la trama de la obra que sin
duda se puede observar un amplio sentido de capacidades creativas
5.4. IDEAS PRINCIPALES
Los sentimientos, la nostalgia de los valores perdidos que a través de los personajes se pueden
vislumbrar
Es decir en esta obra confluyen una serie demostraciones de actitudes que permiten la revaloración de
los valores como ejes fundamentales de la personalidad en sociedad.
El fondo de cada adulto hay intacto, a menudo olvidado y muchas veces menospreciado por la
presunción y la prepotencia, un niño, el niño que fuimos un día, que es conocedor con su
inocencia de la Verdad.
Es decir que cada uno al momento del desarrollo sigue arrastrando en su vida pasajes de su vida de
infante o niño que se ven reflejados en actos inconscientes que se quedaron perennizados en el
subconsciente y que nos permiten de una u otra forma recobrar la ternura, el amor y el entendimiento con
los demás.
En él se tratan temas tan profundos como el sentido de la vida, la amistad y el amor.
Tiene un profundo contenido de lo que es la propia vida y de cómo la vivimos a veces tan incomprendida
que nos produce una serie de emociones encontradas.
En sus conversaciones con él, el autor revela su propia visión sobre la estupidez de la humanidad
y la sencilla sabiduría que los adultos parecen olvidar cuando crecen.
Fiel representación de que cuando somos niños la admiración por todfo nos embraga y nos empuje al
descubrimiento de todo, pero que cuando vamos creciendo poco a poco vamos alejando tal impulso,
perdiendonos en la incapacidad por lograr descubrir nuevas cosas para comprenderlas, estudiarlas e
incluso lograr de ellas el provecho.
El diálogo que se va dando entre los distintos personajes es muy especial, ya que se basa en un
lenguaje muy poético, que a su vez es aparentemente sencillo, pero que poco a poco se va
transformando en un lenguaje de enseñanzas de vida que ayudarán a la comprensión y valoración,
tanto de las cosas sencillas como de las más complejas...
Es decir es un conglomerado de enseñanzas para la vida de todos.
5.4. EL MENSAJE
Debemos ahondar en el interior de cada uno para hacer salir al exterior ese conocimiento, para descubrir
mediante la mayéutica el conocimiento olvidado
5.5. CRÍTICA
Gracias a la obra el hombre puede preocuparse de su verdadera necesidad y poder sacar a aquel niño
que tiene adentro.
Se trata de una obra con un narrador identificado, un piloto de aviones (como el propio autor) que
comienza relatando su infancia y el abismo generacional existente que le impide conectar con sus
mayores. Así frustrado por la incomprensión reinante pasa la infancia con un sentimiento de soledad
hasta que se encuentra con el misterioso personaje del Principito que le hace volver a su infancia y
retomar su vocación frustrada de dibujante. Al final decide que lo que prima sobre los dibujos es la
imaginación y dibuja cosas invisibles a los adultos pero con significado para él mismo y para el Principito.

BIBLIOGRAFÍA
ANTOINE DE SAINT EXUPERY. "El Principito". Primera Edición.Abril 2003. Editorial EBISA. Libros de
Edición Peruana
DEDICATORIA
A mis padres, por su inmenso amor y sacrificio en la tarea hacer de mi persona una persona de bien y
profesional para servir a mi nación.
A mi hermana fiel compañera de mis jornadas diarias: MARGARETH ESTEFANI
YERCI JANETH DORELLY
AGRADEZCO A MIS AMIGAS
SANDOVAL SANDOVAL, MARI CARMEN
FIGUEROA VALDIVIESO EVELYN VANESSA
POR SU APOYO EN LA REALIZACIÓN DEL
PRESENTE TRABAJO
SANTALUACIANAS (OS) AYER, HOY Y SIEMPRE

Trabajo enviado por la estudiante


Yerci Janeth Dorelly Chunga Pizarro
Ferreñafe-Lambayeque
Perú

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos38/el-principito/el-


principito2.shtml#ixzz3uUjV6lq7ww.monografias.com/trabajos38/el-principito/el-principitEl
principito; Antoine de Saint-Exupéry
Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Narrativa infantil. Cuento. Alegoría. Amistad y
valores


 Enviado por: Gustavo Adolfo Fajardo Cuartas

 Idioma: castellano

 País: Colombia

 12 páginas

Desc argar
publicidad

ANALISIS FILOSOFICO DE LA OBRA


EL PRINCIPITO
ANTOINE DE SAINT EXUSPÉRY
PRESENTADO POR:
PRESENTADO A:
COLEGIO FRANCISCANO DEL VIRREY SOLIS
AREA DE FILOSOFIA
BUCARAMANGA
2003
ANALISIS FILOSOFICO DE LA OBRA
EL PRINCIPITO
ANTOINE DE SAINT EXUSPÉRY
PRESENTADO POR:
9-2
PRESENTADO A:
EDUARDO SEQUEDA
COLEGIO FRANCISCANO DEL VIRREY SOLIS
AREA DE FILOSOFIA
BUCARAMANGA
2003
INTRODUCCION
El Principito es una de las obras más características de Antoine de Saint Exuspéry, en
francés su titulo es “Le petit prince”, al castellano se tradujo como “El principito” cuando su
traducción debería ser El pequeño príncipe ya que esto tiene un carácter más filosófico
que la actual traducción ya que parece un cuento infantil, y la idea del autor no era hacer
una cuento infantil sino una reflexión personal para que el hombre se encontrara a si
mismo y encontrara sus valores, y nunca perdiera el espíritu de niño que hay en su interior.
“El principito”, protagoniza un libro en el cual el sentido de la acción, el valor de la amistad,
el heroísmo como meta, la felicidad como el cumplimiento del deber y la responsabilidad
como motor de una vida idealista mantiene existente la moral, parece encontrar su raíz y
su meta en el mundo de la infancia, el añorado “planeta” del que todos los hombres han
sido exiliados y sólo pueden regresar por medio de la fabulación.
OBJETIVOS
GENERAL
 Aprender y concientizarce en la forma de pensar, de actuar y de llevar la vida el pricipito,
como una vida infantil; y nunca perder el niño que llevamos dentro, para el bienestar de
una comunidad.
ESPECIFICOS
 Llevar una vida de infancia con el valor de la amistad, el heroísmo como meta, la
felicidad como el cumplimiento del deber y la responsabilidad como motor de una vida
idealista.
 Mantener una existencia moral, encontrar su raíz y su meta en el mundo de la infancia;
es el añorado “planeta” del que todos los hombres han sido exiliados y sólo pueden
regresar por medio de la fabulación.
SINTESIS
 El libro narra la historia del principito , contada por el propio autor y en algunos casos el
mismo principito, habla de cómo se conocieron en el desierto hasta la despedida final.
El principito es un niño llegado de otro planeta, el cual solo tiene tres volcanes y una
hermosa flor, pese a esto, se encuentra muy sólo y decide viajar a otros planetas. Así,
conoce a un rey absoluto, un vanidoso, un bebedor, un hombre de negocios, un farolero y
un geógrafo, de los cuales no entiende ni su vida ni su trabajo, hasta que llega a la tierra,
donde hace buenos y nuevos amigos, pero decide que su vida, no está en la tierra, sino en
su pequeño planeta, con sus volcanes y su flor, para seguirlos cuidando y amando.
 El principito califica a las personas mayores como seres avariciosos, egoístas, a los que
sólo les interesan el dinero, el aspecto físico y el poseer gran cantidad de pertenencias.
Un ejemplo del libro es que a las personas mayores sólo les interesan los números y en
este caso, no interesa en sí la calidad de una casa, por ejemplo, sino su precio y el que
sea bonita, en fin, una casa cara.
En cambio los niños tienen imaginación, un tiempo para divertirse, quieren la comprensión
de la gente que les rodea, son los únicos, y más que los mayores, que saben lo que de
verdad quieren, sin tapujos.
 El principito quiere mucho a sus tres volcanes, y los limpia y los cuida como si tuvieran
vida propia, los considera sus verdaderos amigos, pero al que más quiere es a su flor,
aunque considera que es demasiado orgullosa y por eso decide marcharse, porque con
una flor orgullosa no se puede vivir. Más tarde aprende que no se puede juzgar una cosa
o persona exteriormente, primero hay que conocerla, y entonces se podrá juzgar como
es interiormente. Así es como había juzgado a su flor, sin conocerla de verdad.
 OPINION DEL PRINCIPITO HACIA TODOS LOS HABITANTES DE LOS ASTEROIDES:
 El principito habla de un astrónomo turco que descubre un asteroide, aunque no lo
tuvieron en cuenta. Un tiempo después apareció con un traje elegante en el mismo sitio,
y le creyeron, según el principito los mayores son así.
 Llegó al primer asteroide en el cual se encontraba un rey, aprende que hay que juzgarse
uno mismo, que es más difícil que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien, eres un
verdadero sabio.
 En el segundo asteroide se encuentra a un vanidoso que solo quería que le admiraran y
alabaran, pero el principito no entendía a este personaje, porque, ¿para qué sirve que te
admiren?. El principito supo que los vanidosos solo entienden las alabanzas.
 El siguiente planeta estaba habitado por un bebedor, del cual comprendió que este
bebía para olvidar y sentía vergüenza de ello. De este modo comprendió que no hace
falta tener que beber para olvidarse de las penas.
 El cuarto planeta estaba ocupado por un hombre de negocios, aprendió que el hombre
de negocios por muchas estrellas que poseía no era útil a ninguna de ellas, mientras que
él tenia una flor y tres volcanes a los que quería y cuidaba, comprendió que él si que les
era útil a ellos.
 En el quinto planeta había un farolero, el principito se da cuenta que este no se
preocupa por sí mismo sino por otras cosas. También le llamo la atención que el farolero
estaba cansado de tanta puesta de sol y quería dormir, en lo que al principito le
gustaban...
 En el sexto planeta había un geógrafo, el principito no le encontraba a esto sentido, ¿de
que servia ser geógrafo si en su planeta no había ni ríos, ni montañas etc.?, Además, las
montañas y los océanos no cambian de lugar, y en cuanto a su pregunta sobre los
volcanes, recibio la respuesta de que los volcanes da igual que estén encendidos o
apagados. Comprendió que su flor estaba sola en su planeta, sin protección y
amenazada de desaparecer próximamente.
 El séptimo planeta fue la tierra, allí conoció a una serpiente que le dijo que si fuera un
terrícola lo podría matar con su picadura, como era de otro planeta era superior a ella.
Encontró una flor, la cuál había visto pasar a mucha gente a los cuales el principito
buscaba. La flor contesto que como no tienen raíces nunca se sabe donde están.
Encontró al eco, el principito penso que qué raros son los terrícolas, si siempre repiten lo
que se les dice. Encontró un jardín de rosas, de las cuales se quedo estupefacto, creía
que la suya era la única, Supo que poseía una rosa extraordinaria a la cuál quería y
cuidaba. Encontró un zorro que la ayudo a conocer el verdadero sentido de la amistad y
el concepto de domesticar: crear lazos. Encontró un guardagujas que le hizo ver que uno
jamas se siente contento donde esta, siempre busca nuevos horizonte. Encontró a un
comerciante que vendía píldoras para la sed con la que se ahorran 53 minutos por
semana, por ejemplo, caminaría hacia una fuente dijo el principito.
 El principito entiende por utilidad el hecho de sentirse útil a los demás, es decir, poderlos
ayudar en todos sus problemas y ayudarlos a ser más felices con el simple hecho de
explicar su pensamiento por determinados temas.
En este caso, el principito ayuda al autor a comprender a los niños, entre otras cosas, y
este el poder ser comprendido y amado por los mayores.
 AMOR Y LA FELICIDAD
 Aparece en muchos momentos del texto, con la idea de enlazar los conceptos de amor y
felicidad.
Un ejemplo sería cuando está en el jardín de las rosas, que aunque las ve todas iguales, si
estuvieran domesticadas, cada rosa sería única, como la suya, y sería amada y respetada
por los demás.
 COMPORTAMIENTO DE LOS HOMBRES
 Los describe como a seres que creen saberlo y conocerlo todo y, en realidad, no saben
nada.
Los hombres no tienen amigos, ni desean tenerlos, según el principito, sólo piensan en
ellos mismos.
Los hombres también han olvidado una de las cosas más importantes de la vida, como son
los ritos, que es lo que hace que un día sea diferente a otro.
 QUÉ SORPRENDE Y EMOCIONA A SAINT-EXUPÉRY DE EL PRINCIPITO?
o Al autor le sorprenden los detalles y el amor del principito a su planeta, a su flor y
a sus volcanes, y comprende los rasgos que definen a la verdadera amistad.
Por ejemplo el zorro le pide que le domestique, así este se convertirá en una persona
única en el mundo.
También destaca que lo que hace a las personas diferentes son los detalles.
Además los mayores han de ver el mundo con ojos de niño para conseguir la auténtica
felicidad.
CONCLUSIONES
“ EL PRINCIPITO ” : SACO COMO CONCLUSIONES:
 El libro me da medidas de reflexion referente al amor y sentimiento moral de un niño que
vive y siente.
 El sentido de la acción la encuentro en el libro como un decreto de esperanza y magia
de un niño.
 El valor de la amistad lo desarrolla el principito con sus tres vocanes y su hermosa flor.
 El heroísmo como meta fue siempre como me lo espere ya que siempre era pensando
en que iba hacer y viajando por el mundo.
 La felicidad como el cumplimiento del deber; el pricipito viajo por muchos planetas
buscando la felicidad de vivir con sus volcane y su flor.
 La responsabilidad como motor de una vida idealista mantuvo existente la moral.
 Nunca perder la esperanza de la grandiosa felicidad que va hacer gran parte de
nosotros.
 Siempre ser una persona con amor y felicidad nunca perder la esperanza de vivir.
 Comprender que la vida no es solo un niño si no aprenderla a manejarla como un niño y
ser siempre una persona correcta la cual siga una vida perfecta.
 Comprendí que la idea del autor no era hacer una cuento infantil sino una reflexión
personal para que el hombre se encontrara a si mismo y encontrara sus valores, y nunca
perdiera el espíritu de niño que hay en su interior.
BIOGRAFIA DEL AUTOR
Antoine de Saint-Exupéry
(1900-1944), escritor y aviador francés, autor del libro mundialmente conocido El principito.
Nació en Lyon y estudió en la Universidad de Friburgo. Ingresó en las Fuerzas Aéreas
francesas en 1921, y en 1926 se hizo piloto comercial. Sus dos primeros libros, Correo del
Sur (1929) y Vuelo nocturno (1931), se caracterizan por la evocación poética romántica de
la disciplina del vuelo, que exige el cumplimiento del deber aun cuando se arriesgue la
propia vida. Sus obras posteriores, como Tierra de hombres (1939) y Piloto de guerra
(1942), hacen hincapié en la filosofía humanista que marcó su vida. Su archiconocido libro
El principito (1943) es una fábula infantil para adultos por su significado alegórico. Al
estallar la II Guerra Mundial, Saint-Exupéry se enroló en las unidades de reconocimiento
aliadas; en 1943 se incorporó a las tropas de la Francia Libre, y al año siguiente mientras
realizaba un vuelo de reconocimiento por el sur de Francia su avión fue abatido por un
avión alemán y no se volvió a saber de él. Sus cuadernos de notas, reunidos bajo el título
de Ciudadela (1948), se publicaron póstumamente.
CRITICA AL AUTOR
El autor siempre y en cada momento de la lectura del libro encontre que el siempre buscó.
que el principito fuera un niño inocente el cual se le pudiera acomodor a las actitudes
prolongadas de un verdadero hombre.
Los grandes sentimientos de amor y felicidad le dieron un toque al autor de
sentimentalismo y belleza en su forma de actuar y de escribir.
Me parecio un espectacular exponente de la filosofia como tal, y un muy buen escritor.
COMENTARIO PERSONAL DE LA OBRA
La lectura de este libro me a ayudado a conocer mejor el verdadero sentido de la filosofía,
parece increíble de que manera en un libro tan pequeño se pueden decir tantas cosas
diferentes y con tan gran sentido, este libro tiene una característica especial y es que es un
libro de cuentos para niños y un libro de filosofía pura para los adultos.
GLOSARIO
 AMOR: Sentimiento mas hermoso expresado de un ser humano a un ser vivo.
 FELICIDAD: Sentimiento alcanzado despues de muchos esfuerzos continuos.
 MORAL: Acordado para los hombres como una proteccion y respeto maximo de un
hombre.
 FLOR: Organo sexual de un planta.
 VOLCAN: Protuberancia con gran crater y exisisten de dos clase: activo y el pasivo-
 INFANCIA: Etapa del ser humano aproximadamente hablando de los 0 hasta los 12
años.
 PLANETA: Distitivo que se le da a un cuerpo celesta perteneciente de una galaxia.
 ORGULLO: Sentimiento en el cual no podemos resistir algunas acciones del projimo.
 FABULA: Parte de la narrativa que podemos distiguir por que su final es una moraleja.
 AÑORADO: Algo que siempre deberiamos querer que pasara en nuestro futuro.
 META: Propuesta la cual debemos alcanzar despues de acciones premeditadas.
o.shtml#ixzz3uUj3ojeh