Está en la página 1de 4

ENDOSCOPÍA

VENTAJAS:

 Recuperación más rápida. Gracias a sus incisiones, mucho más pequeñas, hay menos
dolor, una recuperación más rápida y cicatrices mucho más pequeñas.
 Estancia hospitalaria más breve. La hospitalización para la cirugía endoscópica es
bastante más corta que para las intervenciones convencionales. Por ejemplo, la
extirpación de la vesícula biliar por cálculos que tradicionalmente necesitaba de 3 a 5
días de ingreso, gracias a la laparoscopia no necesita más de 24-48 horas.
 Posibilidad de cirugía ambulatoria. La cirugía endoscópica permite que muchas
intervenciones, por ejemplo, la de los senos paranasales, pueda realizarse de forma
ambulatoria. Es decir, el paciente ingresa por la mañana, es intervenido y se va a casa
por la tarde.
 Seguridad: Además de su simplicidad, la endoscopía también es baja en riesgo. La
única situación en la que un paciente no puede ser examinado a través del uso de un
endoscopio, es cuando parece que no se puede utilizar la anestesia. Los bajos rangos
de morbilidad y mortalidad también reflejan la seguridad del procedimiento, de acuerdo
con la Sociedad Americana del Cáncer.
 Sensibilidad mucosa: Un endoscopio está diseñado para tener alta sensibilidad en la
mucosa intestinal, el tejido húmedo que recubre los intestinos (y otras cavidades del
cuerpo). Tal sensibilidad lo hace una herramienta efectiva para proyectar visuales de la
mucosa profunda, permitiéndole al médico evaluar de forma efectiva el sistema digestivo.
También es excelente para obtener muestras de este tejido para una posterior prueba
de laboratorio.

DESVENTAJAS:

Algunas desventajas se pueden dar cuando el procedimiento endoscópico no es propiamente


administrado. Una técnica de biopsia pobre puede dañar los órganos internos que están en
observación.

Además, demasiada presión o fuerza para mover el endoscopio puede provocar complicaciones
que van desde una perforación y laceración vascular hasta un sangrado excesivo de la mucosa.

De acuerdo con la Sociedad Americana para Endoscopía Gastrointestinal (ASGE, por sus siglas
en inglés), las complicaciones también pueden surgir si el endoscopio no ha sido limpiado
propiamente entre los pacientes. En "Manteniendo tu endoscopía segura", la ASGE denota que
cada endoscopia debe de pasar por una limpieza mecánica y química, enjuagando y secando
entre los usos.

Cuando se limpia apropiadamente, "la posibilidad de que una infección seria pueda ser
transmitida por el endoscopio es de sólo aproximadamente de 1 en 1,8 millones", dice la ASGE.
PROCEDIMIENTO:

1. Le colocarán un aparato en la boca para evitar que la cierre y se dañe los dientes con el
endoscopio. Se suele administrar un spray anestésico en la boca y la garganta para
disminuir las molestias y facilitar la introducción del endoscopio.

2. Le tumbarán en una camilla sobre el lado izquierdo y entonces el médico procederá a


introducir el endoscopio previamente lubricado por la boca.

3. Le pedirá que trague para facilitar su paso por la faringe y lo irá progresando hasta el
duodeno. Hay que intentar no tragar durante el procedimiento a menos que le indiquen
que lo haga.
4. La saliva que se pueda formar en la boca será aspirada por el asistente por medio de un
pequeño tubo aspirador. En una pantalla anexa el doctor podrá ver toda la superficie del
intestino superior con claridad.

5. Durante la prueba puede que le pidan que cambie de postura para facilitar el movimiento
del endoscopio.

6. El médico cuenta con diversas herramientas como micropinzas, microtijeras, etcétera,


que se pueden meter a través de los canales de los que dispone el endoscopio, y que le
permiten realizar algunos procedimientos diagnósticos o terapéuticos. Por ejemplo,
puede aspirar secreciones, tomar una biopsia, eliminar un pólipo, coagular una
hemorragia, eliminar un cuerpo extraño, etcétera.
7. Tras todo ello, el endoscopio se sacará cuidadosamente y le dejarán 1-2 horas en
observación en alguna sala anexa hasta que se recupere del efecto del sedante.

8. Como le habrán aplicado un anestésico en la garganta, es necesario no comer ni beber


hasta que se pase el efecto de la anestesia. En caso contrario podría suceder que el
alimento se fuera por la vía respiratoria.