Está en la página 1de 3

Helio

El helio (en griego: ????? helios, “sol”) es un elemento químico de número


atómico 2, símbolo He y peso atómico estándar de 4,0026. Pertenece
al grupo 18 de la tabla periódica de los elementos, ya que al tener el nivel
de energía completo presenta las propiedades de un gas noble. Es decir, es
inerte (no reacciona) y al igual que estos, es un gas monoatómico incoloro
e inodoro que cuenta con el menor punto de ebullición de todos los
elementos químicos y solo puede ser licuado bajo presiones muy grandes y
no puede ser congelado.

Industrialmente se usa en criogenia (siendo su principal uso, lo que


representa alrededor de un 28 % de la producción mundial), en
la refrigeración de imanes superconductores. Entre estos usos, la aplicación
más importante es en los escáneres de resonancia magnética. También se
utiliza como protección para la soldadura por arco y otros procesos, como
el crecimiento de cristales de silicio, los cuales representan el 20 % de su
uso para el primer caso y el 26 % para el segundo. Otros usos menos
frecuentes, aunque popularmente conocidos, son el llenado
de globos y dirigibles, o su empleo como componente de las mezclas de
aire usadas en el buceo a gran profundidad. El inhalar una pequeña
cantidad de helio genera un cambio en la calidad y el timbre de la voz
humana.

Usos del helio

El helio es un gas noble con el símbolo químico He. Si alguna vez te has
preguntado para qué sirve el helio, a continuación tienes una lista de sus
posibles usos:
 El helio se utiliza para enfriar los imanes superconductores en los
escáneres utilizados para hacer resonancias magnéticas.
 Como el helio es más ligero que el aire, se utiliza para llenar los
dirigibles y los globos aerostáticos.
 El helio se utiliza para condensar el hidrógeno y el oxígeno para
producir combustible para cohetes.
 El helio se puede añadir a los tanques de oxígeno de los buzos
para que puedan respirar más fácilmente. Esto es especialmente
importante para las personas que bucean a grandes profundidades
(más de 140 metros bajo el nivel del mar).
 Se usa en láseres de helio-neón. Estos láseres se utilizan para leer
códigos de barras.
 El helio se puede utilizar para detectar fugas en equipos de vacío y
alta presión.
 Para materiales fácilmente contaminados por aire, el helio se usa
como un gas de protección en el proceso de soldadura por arco.
 El helio se utiliza como gas protector para la creación de cristales
de silicio y germanioy para la producción de titanio y zirconio. Es
un gas protector excepcional, ya que es inerte (no reactivo).
 La edad de las rocas que contienen uranio y el torio se puede
estimar utilizando helio.
 El helio se utiliza a menudo como un gas portador en
cromatografía de gases.
 El helio se puede utilizar para detectar fugas (pequeñas fracturas)
en algunos vasos.

Propiedades atómicas del helio

La masa atómica de un elemento está determinado por la masa total de


neutrones y protones que se puede encontrar en un solo átomo
perteneciente a este elemento. En cuanto a la posición donde encontrar el
helio dentro de la tabla periódica de los elementos, el helio se encuentra en
el grupo 18 y periodo 1. El helio tiene una masa atómica de 4,0026 u.
La configuración electrónica del helio es 1ss. La configuración electrónica de
los elementos, determina la forma en la cual los electrones están
estructurados en los átomos de un elemento. El radio atómico o radio de
Bohr del helio es de 31 pm, su radio covalente es de 32 pm y su radio de
Van der Waals es de 140 pm. El helio tiene un total de 2 electrones cuya
distribución es la siguiente: En la primera capa tiene 2 electrones

Un nuevo descubrimiento químico


Pues bien, el Helio revoluciona ahora la química tradicional al crearse dos
compuestos estables con este gas noble. Un estudio reciente publicado
en NatureChemistry desvela que un grupo de científicos internacionales han
conseguido obtener las pruebas que demuestran que el Helio puede reaccionar y
crear dos compuestos únicos junto al Sodio.

Estos dos nuevos elementos solo podrán existir bajo presiones muy altas,
ubicadas por ejemplo en el núcleo de planetas como Júpiter y Saturno. Los
científicos, antes de este descubrimiento, ya sospechaban que el Universo seguía
una leyes químicas propias.
Como responsable de formar estrellas y planetas gigantes de gas, el Helio podría
demostrar unas reglas químicas muy diferentes en el espacio, y, según sus
descubridores, este suceso constituye una prueba de este comportamiento.

Los investigadores del Instituto de Física y Tecnología de Moscú han usado


simulaciones de ordenador, bajo el algoritmo de USPEX, para predecir posibles
compuestos de Helio que aparecen bajo condiciones extremas, propias de
estrellas y planetas. Se hallaron dos posibles combinaciones entre el Helio y el
Sodio que son estables: el Na2He y el Na2HeO.