Está en la página 1de 303

LEY 62 DE 1993 (agosto 12): "Por la cual se expiden normas sobre la Policía

Nacional, se crea un establecimiento público de seguridad social y bienestar


para la Policía Nacional, se crea la Superintendencia de Vigilancia y
Seguridad Privada y se reviste de facultades extraordinarias al Presidente de
la República".
El Congreso de la República de Colombia, Ver el Decreto Nacional 2203 de
1993 (Desarrolla la estructura orgánica y funciones)

TITULO I. PRINCIPIOS GENERALES: ARTICULO 1°. Reglamentado por el


Decreto Nacional 1028 de 1994 Finalidad. La Policía Nacional, como parte
integrante de las autoridades de la República y como cuerpo armado permanente
de naturaleza civil, a cargo de la Nación, está instituida para proteger a todas las
personas residentes en Colombia, en su vida honra bienes, creencias y demás
derechos y libertades y para asegurar el cumplimiento de los deberes sociales del
Estado y de los particulares. Así mismo, para el mantenimiento de las condiciones
necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas y para asegurar
que los habitantes de Colombia convivan en paz.
La actividad de la Policía esta destinada a proteger los derechos fundamentales tal
como está contenido en la Constitución Política y en pactos, tratados y
convenciones internacionales de Derechos Humanos, suscritos y ratificados por
Colombia. La actividad Policial esta regida por la Constitución Política, la ley y los
derechos Humanos.
 ARTICULO 2° Principios. El servicio público de Policía se presta con fundamento
en los principios de igualdad, imparcialidad, control ciudadano y publicidad
mediante la descentralización, la delegación y la desconcentración de funciones.
Por tanto, el interés por mantener la armonía social, la convivencia ciudadana, el
respeto recíproco entre las personas y de éstas hacia el Estado, da a la actividad
policial un carácter eminentemente comunitario, preventivo, educativo, ecológico,
solidario y de apoyo judicial.
 ARTICULO 3°. Límites de la actividad Policial. Ninguna actividad de Policía puede
contrariar a quien ejerza su derecho sino a quien abuse de él.
 ARTICULO 4°. Inmediatez. Toda persona tiene derecho a recibir inmediata
protección contra cualquier manifestación delictiva u contravencional y el deber de
cooperar con las autoridades.
TITULO II
NATURALEZA Y SUBORDINACION DE LA POLICIA NACIONAL
CAPITULO I Naturaleza
 ARTICULO 5°. Definición. La Policía Nacional es un cuerpo armado, instituido para
prestar un servicio público de carácter permanente, de naturaleza civil y a cargo de
la Nación. Su fin primordial es el mantenimiento de las condiciones necesarias
para el ejercicio de los derechos y libertades públicas para asegurar la paz
ciudadana.
 ARTICULO 6°. Modificado por el art. 1, Ley 180 de 1995. Personal Policial. La
Policía Nacional está integrada por oficiales, suboficiales, agentes, alumnos y por
quienes presten el servicio militar obligatorio en la Institución, así como por los
servidores públicos no uniformados pertenecientes a ella, unos y otros sujetos a
normas propias de carrera y disciplina en la forma que en todo tiempo establezca
la ley.
 ARTICULO 7°. Profesionalismo. La actividad policial es una profesión. Sus
servidores deberán recibir una formación académica integral, de tal forma que les
permita una promoción profesional, cultural y social, con acento en los derechos
humanos, la instrucción ética, ecológica, de liderazgo y de servicio comunitario.
Todo miembro de la Policía Nacional, de acuerdo con su rango, será capacitado
integralmente en academias y centros de formación especializada integral. Su
formación técnica y académica abarcará, entre otras, nociones de derecho y
entrenamiento en tareas de salvamento y ayuda ciudadana.
 ARTlCULO 8°. Obligatoriedad de Intervenir. El personal uniformado de la Policía
Nacional, cualquiera que sea su especialidad o circunstancia en que se halle, tiene
la obligación de intervenir frente a los casos de Policía, de acuerdo con, la
Constitución Política, el presente Estatuto y demás disposiciones legales.

CAPITULO II Subordinación
 ARTICULO 9°. - Del Presidente. El Presidente de la República, como suprema
autoridad administrativa, es el jefe superior de la Policía Nacional, atribución que
podrá ejercer por conducto de las siguientes instancias:
a) El Ministro de Defensa Nacional;
b) El Director General de la Policía.
 ARTICULO 10° Del Ministro de Defensa. Para los efectos de dirección y mando la
Policía Nacional depende del Ministro de Defensa.
 ARTICULO 11. Del Director General de la Policía. El Director General de la Policía
Nacional es de libre nombramiento y remoción del Presidente de la República.
Para ser Director General de la Institución, se requiere ser Oficial General de la
Policía, en servicio activo, en las especialidades de Policía urbana, Policía rural o
Policía judicial.
 ARTICULO 12. De las autoridades Políticas. El Gobernador y el Alcalde son las
primeras autoridades de Policía en el Departamento y el Municipio,
respectivamente. La Policía Nacional cumplirá con prontitud y diligencia las
órdenes que éstas le impartan por conducto del respectivo comandante o quien
haga sus veces.
Los gobernadores y alcaldes deberán diseñar y desarrollar planes y estrategias
integrales de seguridad con la Policía Nacional, atendiendo las necesidades y
circunstancias de las comunidades bajo su jurisdicción.
 ARTICULO 13. - De los Comandantes Departamentales y Municipales. El mando
operativo será ejercido por los comandantes departamentales y municipales.
 ARTICULO 14. - Del Consejo Nacional de Policía y Seguridad Ciudadana. Créase
un Consejo Nacional de Policía y Seguridad Ciudadana que desarrollará las
siguientes funciones:
- Recomendar las políticas del Estado en materia de seguridad de la comunidad,
estableciendo planes y responsabilidades entre las diferentes entidades
comprometidas.
- Adoptar y disponer medidas tendientes a satisfacer las necesidades de la Policía
Nacional, para el eficaz cumplimiento de su misión.
- Establecer y adoptar mecanismos de revisión interna, tendientes a evaluar,
controlar y mejorar la prestación del servicio.
- Coordinar y hacer seguimiento del desarrollo de las diferentes acciones
interinstitucionales, en función de las políticas establecidas en materias de policía
y seguridad ciudadana.
- Regular de manera equilibrada la doble función que desarrolla la Policía en los
aspectos de prevención y control de delitos y contravenciones, así como formular
recomendaciones relacionadas con el servicio de Policía y la seguridad general.
- Recomendar políticas y normas técnicas que garanticen el manejo transparente,
eficiente y oportuno de la información de que dispone, de acuerdo con las normas
legales.
- Solicitar y atender los informes que presente el Director General de la Policía
Nacional, formulando recomendaciones sobre los mismos.
- Velar porque la Institución Policial, como organización de naturaleza civil, cumpla
su fin primordial de mantener las condiciones necesarias para el ejercicio de los
derechos y libertades públicas, asegurando que los habitantes de Colombia
convivan en paz.
- Expedir su reglamento y ejercer las demás funciones que por su naturaleza le
correspondan.
 ARTICULO 15. - Conformación. El Consejo Nacional de Policía y Seguridad
Ciudadana está conformado por:
- El Presidente de la República
- El Ministro de Gobierno -
- El Ministro de Defensa
- El Ministro de Justicia
- El Director General de la Policía Nacional
- El Comisionado Nacional para la Policía
- Un Gobernador - Un Alcalde.
La asistencia será personal y directa.
El Gobernador y el Alcalde serán designados por la Conferencia Nacional de
Gobernadores y la Federación Colombiana de Municipios, respectivamente. Su
escogencia será por el término de un año y no podrán ser reelegidos durante su
período legal.
Podrán ser invitados el Procurador General de la Nación, el Fiscal General y el
Defensor del Pueblo. También podrán ser invitados a participar en el Consejo,
ciudadanos, voceros de los gremios, asociaciones no gubernamentales o
funcionarios que por razones del tema que se vaya a considerar sean requeridos
por el Presidente de la República.
Este Consejo se reunirá en sesión ordinaria, como mínimo, tres veces al año.
 ARTICULO 16. Atribuciones y Obligaciones de los Gobernadores y Alcaldes en
relación con los Comandantes de Policía.
1. Proponer medidas y reglamentos de Policía, de conformidad con la Constitución
y la Ley, a la Asamblea Departamental o al Concejo Municipal, según el caso, y
garantizar su cumplimiento.
2. Impartir ordenes a la Policía Nacional atinentes al servicio, por conducto del
respectivo comandante.
3. Disponer con el respectivo Comandante de la Policía el servicio de vigilancia
urbana y rural.
4. Promover en coordinación con el Comandante de la Policía programas y
actividades encaminados a fortalecer el respeto por los derechos humanos y los
valores cívicos.
5. Solicitar al comandante de la policía informes sobre las actividades cumplidas
por la Institución en su jurisdicción.
6. Emitir un concepto en forma periódica sobre el desempeño del Comandante de
la Policía.
7. Convocar y presidir el Consejo de Seguridad Departamental o Municipal y
desarrollar los planes de seguridad ciudadana y orden público que apruebe el
respectivo Consejo.
8. Verificar el cumplimiento del Código Nacional de policía y Códigos regionales,
en cuanto al conocimiento y corrección de contravenciones por parte de los
Comandantes de Estación.
9. Solicitar el cambio motivado del Comandante titular de la policía que se halle en
ejercicio de sus funciones.
10. Pedir a las instancias competentes que se investigue disciplinariamente a los
oficiales, suboficiales y agentes que presten sus servicios en la respectiva
jurisdicción.
11. Analizar las necesidades de la Policía Nacional y promover ante la Asamblea
Departamental o ante el Concejo Municipal, según el caso, la destinación de
partidas presupuestales para el efecto.
PARAGRAFO 1o. Se autoriza la creación de comités, a nivel departamental,
presididos por el Gobernador e integrados además, por el comandante del
departamento de Policía y metropolitano en su caso, el alcalde de la ciudad
capital, otros dos alcaldes y el secretario de hacienda del departamento, con la
finalidad de analizar el presupuesto nacional asignado a la unidad y con base en
ello solicitar, a través de las autoridades competentes, a la asamblea y a los
Concejos Municipales, los apoyos presupuestales necesarios.
PARAGPAFO 2o. Tal como lo establece la Constitución Nacional, para la
conservación del orden público y su restablecimiento donde fuere turbado, los
actos y órdenes del Presidente de la República se aplicarán de manera inmediata
y de preferencia sobre las de los gobernadores y alcaldes; así como los actos y
órdenes de los gobernadores se aplicarán de igual manera, y con los mismos
efectos, en relación con las de los alcaldes.
 ARTICULO 17. Deberes y obligaciones de los Comandantes de Policía en relación
con las autoridades político administrativas del Departamento y del Municipio.
1. Reconocer al gobernador o al alcalde, una vez elegidos y posesionados.
2. Asumir su función ante el gobernador o el alcalde, una vez sea destinado a la
jurisdicción correspondiente.
3. Presentar a consideración del gobernador o del alcalde el plan de seguridad de
la Policía en la respectiva jurisdicción, así como los resultados de las operaciones
destinadas a combatir la criminalidad en el departamento o municipio.
4. Informar diariamente al gobernador o al alcalde sobre las situaciones de
alteración del orden público en la jurisdicción y asesorarlo en la solución de los
mismos.
5. Informar periódica y oportunamente al gobernador o al alcalde, según el casos
sobre movimientos del pie de fuerza Policial dentro de la respectiva jurisdicción.
6. Asistir al Consejo de Seguridad Departamental o Municipal y ejecutar los planes
que en materia de policía disponga el respectivo Consejo a través del Gobernador
y el Alcalde. Esta asistencia es indelegable.
7. Prestar el apoyo y asesoramiento al gobernador o alcalde en la aplicación de las
medidas contempladas en los Códigos de Policía.
8. Proponer al alcalde el cierre de establecimiento, públicos, de acuerdo con las
disposiciones del Código Nacional de Policía.
9. Por razones excepcionales de seguridad, recomendar al Gobernador o al
Alcalde para su aprobación, las restricciones temporales en la circulación por vías
y espacios públicos.
10. Presentar informes al alcalde sobre deficiencias en servicios públicos.
11. Atender los requerimientos mediante los cuales el gobernador o el alcalde
solicitar, la iniciación de investigaciones de tipo disciplinario contra miembros de la
Institución, presentar los resultados definitivos de tales investigaciones.
TITULO III: ESTRUCTURA Y FUNCIONES GENERALES
CAPITULO I Estructura

 ARTICULO 18. Derogado por el art. 8, Decreto Nacional 1686 de 1997. Estructura.
La Policía Nacional tendrá la siguiente organización:
-Dirección General.
-Subdirección General
Subdirecciones especializadas por áreas de servicio así:
Subdirección de Recursos Humanos.
Subdirección Operativa.
Subdirección de Policía Urbana.
Subdirección de Carabineros o Policía Rural.
Subdirección de Policía Judicial e Investigación.
Subdirección de Servicios Especializados.
Subdirección de Participación Comunitaria.
Subdirección Administrativa y Financiera.
Subdirección Docente.

CAPITULO II Funciones

 ARTICULO 19. Funciones Generales. La Policía Nacional está instituida para


proteger a todas las personas residentes en Colombia, garantizar el ejercicio de
las libertades públicas y los derechos que de éstas se deriven, prestar el auxilio
que requiere la ejecución de las leyes y las providencias judiciales y
administrativas y ejercer, de manera permanente, las funciones de: Policía
Judicial, respecto de los delitos y contravenciones: educativa, a través de
orientación a la comunidad en el respecto a la ley; preventiva, de la comisión de
hechos punibles; de solidaridad entre la Policía y la comunidad; de atención al
menor, de vigilancia urbana, rural y cívica; de coordinación penitenciaria; y, de
vigilancia y protección de los recursos naturales relacionados con la calidad del
medio ambiente, la ecología y el ornato público, en los ámbitos urbano y rural.
 ARTICULO 20. Desarrollo de la Estructura. El Gobierno Nacional desarrollará la
estructura a que se refiere el artículo 18 y las funciones establecidas en el artículo
anterior teniendo en cuenta criterios que respondan a la especialización de la
carrera policial, eficacia y desarrollo de mecanismos de participación comunitaria.

T I T U L O I V MECANISMOS DE CONTROL

 ARTICULO 21. Comisionado Nacional. Créase el cargo de Comisionado Nacional


para la Policía, el cual tendrá por objeto ejercer la vigilancia del régimen
disciplinario y operacional y tramitar las quejas de la ciudadanía, sin perjuicio de la
vigilancia que les corresponde a los organismos de control.
El Comisionado Nacional para la Policía ejercerá las funciones de veeduría
ciudadana y vigilancia del régimen disciplinario y opresiones policiales, verificando
el estricto cumplimiento de leyes, decretos, reglamentos, resoluciones, directivas,
disposiciones, órdenes y demás normas expedidas por el Director General para el
correcto funcionamiento de las unidades orgánicas estructurales de la Institución y
de ésta en conjunto.
Estas actividades se cumplirán con dependencia funcional de la Dirección General,
en los aspectos operativos y de coordinación en lo relacionado con el régimen
disciplinario.
El Gobierno Nacional determinará la estructura de la oficina del Comisionado
Nacional para la Policía Nacional, así como las funciones inherentes a su cargo.
 ARTICULO 22. Calidades del Comisionado Nacional para la Policía. El
Comisionado Nacional para la Policía será un funcionamiento no uniformado, que
reúna las calidades para ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia.
 ARTICULO 23. Nombramiento del Comisionado Nacional para la Policía. El
Comisionado Nacional para la Policía será nombrado por el Presidente de la
República, de terna conformada por el Consejo Nacional de Policía y Seguridad
Ciudadana. La selección se hará en reunión a la cual no asistirá el Director
General de la Policía Nacional. El Comisionado será removido discrecionalmente
por el Presidente de la República.
 ARTICULO 24. Funciones del Comisionado Nacional para la Policía. Son
funciones del Comisionado Nacional para la Policía:
1. Analizar el universo de quejas que la ciudadanía formule en torno al
funcionamiento de la Policía y proponer políticas y procedimientos para darles un
curso apropiado.
2. Recibir y tramitar las quejas de la ciudadanía y de las autoridades políticas en
relación con el servicio de policía.
3. Ser la máxima instancia de la vigilancia y control disciplinario internos.
4. Ordenar y supervisar las investigaciones penales contra miembros de la Policía
Nacional por hechos cometidos en actos o con ocasión del servicio, con el fin de
asegurar una pronta y cumplida justicia.
5. Vigilar la conducta de los miembros de la Institución, realizando los controles
necesarios, para que se hagan rectificaciones, se cambien comportamientos y
mejoren conductas, todo en orden a garantizar el rendimiento, la ética, la disciplina
y la eficacia, ejerciendo las atribuciones disciplinarias de acuerdo con la
competencia que le fija el reglamento.
6. Velar porque las actividades operativas se desarrollen dentro del marco de la
legalidad, de conformidad con los planes establecidos, procurando resultados
eficaces en la prestación de servicios a la comunidad, y verificando el estricto
cumplimiento de la Constitución, las leyes, los decretos, reglamentos,
resoluciones, directivas, disposiciones, órdenes y normas para el correcto
funcionamiento de las unidades de policía a nivel nacional.
7. Presentar un informe anual al Congreso.
8. Evaluar y hacer diagnósticos sobre los problemas de la Institución y adoptar
medidas urgentes y eficaces para su solución.
9. Las demás funciones inherentes al cargo y por los procedimientos que
determine el Gobierno.

T I T U L O V SISTEMA NACIONAL DE PARTICIPACION CIUDADANA

Desarrollado por el Decreto Nacional 1028 de 1994


 ARTICULO 25. Sistema Nacional. La Policía Nacional desarrollará un sistema
nacional integral de participación ciudadana, institucional y descentralizada, con el
objeto de fortalecer las relaciones entre el ciudadano y la Institución, estableciendo
mecanismos efectivos que permitan, que se expresen y sean atendidos distintos
intereses sectoriales y regionales atinentes al servicio de Policía y a la seguridad
ciudadana. Ver el Decreto Nacional 355 de 1994
 ARTICULO 26. Reglamentado por el Decreto Nacional 1028 de 1994 Comisión
Nacional de Policía y Participación Ciudadana. Créase la Comisión Nacional de
Policía y Participación ciudadana como mecanismo del más alto nivel encargado
de orientar y fiscalizar las relaciones entre la ciudadanía, la Policía Nacional y las
autoridades administrativas. Esta comisión tiene por objeto atender las
necesidades de distintos grupos sociales en relación con los asuntos de Policía,
emitir opiniones sobre el conjunto de normas procedimentales y de
comportamiento que regulan los servicios de la Institución y promoverlas
investigaciones a que haya lugar.
 ARTICULO 27. Reglamentado por el Decreto Nacional 1028 de
1994 Composición. La comisión Nacional de Policía y participación Ciudadana
estará integrada por:
-El Ministro de Defensa Nacional.
-El Ministro o Ministros que designe el Presidente de la República según las
circunstancias.
-El Director de la Policía Nacional.
- El Comisionado Nacional para la Policía.
- El Subdirector de Participación Comunitaria.
- El Defensor del Pueblo.
- Un Gobernador Delegado por la Conferencia Nacional de Gobernadores.
- Un Alcalde delegado por la Federación Colombiana de Municipios.
- El Presidente de la Federación de Organismos no Gubernamentales.
- Un representante de los medios de comunicación social.
- Un representante del sector sindical.
- Un representante gremial por cada sector así: del comercio, de la producción
industrial y agropecuaria y de los servicios y transporte.
- Un representante del campesinado designado por las respectivas
organizaciones.
- Un representante de las comunidades indígenas designado por las respectivas
organizaciones.
- Un representante de las comunidades negras designado por las respectivas
organizaciones.
- Un representante que designe el movimiento comunal.
- Un representante de las universidades.
- Un Representante de los movimientos juveniles.
- Un representante de las organizaciones femeninas.
- Un representante de las organizaciones de Derechos Humanos.
- Un representante de las organizaciones de educadores.
- Un representante de las agremiaciones de retirados de la policía.
- Un representante de las organizaciones de la tercera edad.
- Un representante de los limitados físicos.
PARAGRAFO. El Presidente de la República, mediante decreto, determinará la
forma de escogencia de los delegados en aquellos sectores que no la tengan
establecida y refrendará las designaciones de los representantes no
gubernamentales, de la sociedad civil ante la Comisión Nacional.
 ARTICULO 28. Reglamentado por el Decreto Nacional 1028 de 1994 Funciones.
Son funciones básicas de la Comisión Nacional de Policía y de Participación
Ciudadana:
1. Proponer políticas para fortalecer la acción preventiva de la Policía frente a la
sociedad, así como prevenir la comisión de faltas y delitos por parte de miembros
de la Institución.
2. Proponer políticas y mecanismos tendientes a determinar en forma prioritaria
una orientación ética, civilista, democrática, educativa y social en la relación
Comunidad-Policía.
3. Supervisar la conformación y actividad de las comisiones departamentales y
municipales, que se establezcan en desarrollo de esta ley. El Gobierno Nacional
podrá suspender o disolver en cualquier momento tales comisiones por razones de
orden público o cuando circunstancias especiales así lo ameriten.
4. Promover la participación ciudadana en los asuntos de Policía en los niveles
nacional e departamental y municipal.
5. Recomendar el diseño de mecanismos, planes y programas para asegurar el
compromiso de la comunidad con la Policía.
6. Canalizar a través de todo el sistema nacional de participación ciudadana las
quejas y reclamos de personas naturales y jurídicas y de las autoridades político-
administrativa ante el Comisionado Nacional para la Policía.
7. Proponer y coordinar con la Defensoría del Pueblo el desarrollo de Programas
educativos en la Policía y la comunidad sobre derechos humanos.
8. Recomendar programas de desarrollo, salud, vivienda, educación y bienestar
del personal de la Institución.
9. Propender porque el personal de agentes de la Policía Nacional preste el
servicio en sus regiones de origen.
10. Recomendar políticas que garanticen el manejo transparente, eficiente y
oportuno de la información que recopila y maneja la Policía en áreas de interés
publico.
PARAGRAFO. El Gobierno señalará funciones afines complementarias a las
anteriores.
 ARTICULO 29. Reglamentado por el Decreto Nacional 1028 de 1994 Comisiones
Departamentales y Municipales. En los departamentos municipios y localidades
que lo requieran, existirán comisiones de participación ciudadana presididas por
gobernadores, alcaldes y las autoridades correspondientes. El Gobierno
determinará la composición de las comisiones, previo concepto de las respectivas
autoridades político, administrativas.

T I T U L O V I DISPOSICIONES GENERALES

 ARTICULO 30. Relaciones con las Fuerzas Militares. En sus relaciones con las
Fuerzas Militares, la Policía Nacional proceder, de conformidad con los preceptos
constitucionales y legales.
 ARTICULO 31. Apoyo de Autoridades Departamentales y Municipales. Las
autoridades departamentales y municipales podrán contribuir para la adquisición
de equipos, dotaciones, mejoramiento de instalaciones, vivienda fiscal, apoyo
logístico y de bienestar de la Policía Nacional. También podrán celebrar convenios
con la nación para mejorar la seguridad pública sin perjuicio de las obligaciones
que correspondan a aquella.
 ARTICULO 32. Recursos Presupuestales. El Gobierno Nacional apropiará los
recursos fiscales indispensables para asegurar el cumplimiento inmediato de la
presente ley.
El Gobierno Nacional establecerá las pautas y los criterios bajo los cuales se
desarrollará el artículo 13 de la Ley 4 de 1992. La nivelación salarial para agentes
con más de cinco (5) años de servicio se anticipará para 1994 y 1995.
 ARTICULO 33. - Seguridad Social. Créase un Establecimiento Público del orden
nacional para atender la seguridad social y bienestar para la Policía Nacional,
adscrito al Ministerio de Defensa, encargado de desarrollar los siguientes
programas:
a) Salud;
b) Educación;
c) Recreación;
d) Vivienda propia y vivienda fiscal;
e) Readaptación laboral y subsidios para los discapacitados físicos.
 ARTICULO 34. Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada. Créase la
Superintendencia de vigilancia y Seguridad Privada adscrita al Ministerio e
Defensa.
Con el objeto de atender los gastos necesarios para el manejo y funcionamiento
de esta Superintendencia se establece una contribución a cargo de las entidades
vigiladas, la cual deberá ser exigida por el Superintendente de Vigilancia y
Seguridad Privada el 1o. de febrero y el 1o. de agosto de cada año o antes y
depositada por los vigilados en la Dirección General del Tesoro a su favor. Inciso
declarado INEXEQUIBLE por la Corte Constitucional, mediante Sentencia C-
455 de 1994.
La contribución guardará proporción respecto de los activos de la empresa,
utilidades, número de puestos vigilados y costo de la vigilancia, de acuerdo con las
modalidades de los servicios prestados y según éste se destine a terceros o a la
seguridad interna de una empresa. Inciso declarado INEXEQUIBLE por la Corte
Constitucional, mediante Sentencia C-455 de 1994.
Ver el Decreto Nacional 2453 de 1993
 ARTICULO 35. Facultades extraordinarias. De conformidad con el numeral 10 del
artículo 150 de la Constitución Política, revístese al Presidente de la República de
precisas facultades extraordinarias, hasta por el término de seis (6) meses
contados a partir de la promulgación de la presente ley, para los siguientes
efectos:
1. Modificar las normas de carrera del personal de oficiales, suboficiales y agentes
de la Policía Nacional en las siguientes materias:
a) Jerarquía, clasificación r escalafón. En cuanto a oficiales y suboficiales el
Gobierno determinará los niveles jerárquicos, la clasificación y los requisitos para
acceder a cada uno de ellos.
En cuanto a los agentes se establecerá un escalafón que permita mayor
motivación y mejor preparación del agentes en función de la experiencia, el buen
desempeño y la educación, continuada, que se dará a través de cursos de
actualización, evaluaciones periódicas y promociones al menos cada cinco años;
b) Administración de personal. Se desarrollará en los siguientes aspectos:
- Ascensos
- Destinación
- Traslados
- Selección e ingreso. La condición académica mínima para el ingreso será la de
bachillerato clásico o su equivalente para cualquier carrera. La edad mínima de
ingreso será de 18 años y máxima de 24 anos para agentes.
A la carrera de agentes también podrán ingresar los soldados que se hayan
distinguido durante el servicio, sin el requisito del bachillerato. Igualmente podrán
seleccionarse individuos hasta los 30 años por su trayectoria destacada en
actividades cívicas y de servicio social como el Sena, Defensa Civil, Bomberos,
Cruz Roja, servicios de salud, deportivos, recreativos, ecológicos y similares,
siempre y cuando sean bachilleres. No habrá discriminación alguna para el
ingreso.
- Formación. La formación del personal de la Institución deberá fomentar la
valoración del individuo, de acuerdo con el Artículo 7 de la presente ley. En cuanto
a los oficiales y suboficiales, además, se buscara incrementar la intensidad y
duración de los cursos con los énfasis antes anotados.
En relación con los agentes, el curso de formación no será inferior a 18 meses,
distribuidos en cuatro ciclos: un primer ciclo de un año y tres ciclos adicionales de
dos meses al cabo de cada uno de los años siguientes a la terminación del
primero.
Los ascensos para oficiales y suboficiales se producirán previa realización de
cursos de actualización donde se acentúen con mayor intensidad y énfasis los
principios básicos y formativos de esta Ley.
El Gobierno determinará para los agentes el numero de grados del escalafón, los
cuales se tendrán en cuenta para los niveles salariales.
Se buscará incrementar los periodos de formación en todos los grados y hacer
énfasis en ética profesional, relaciones con las comunidades, derechos humanos,
conservación de los recursos naturales y ornato público. Se intensificará el
perfeccionamiento profesional durante las carreras a todo nivel.
c) Suspensión, retiro, separación y reincorporación;
d) Reservas;
e) Normas para los alumnos de las escuelas de formación;
f) Normas sobre Policía Cívica, en la modalidad de voluntarios.
Ver el Decreto Nacional 355 de 1994
2. Con estricta sujeción a lo dispuesto en la Ley 4 de 1992 se anticipará la
nivelación salarial para el personal de agentes y se reestructurará el régimen
prestaciones para viudas, huérfanos e incapacitados.
3. Modificar el reglamento de disciplina en los siguientes aspectos:
a) Normas sobre ética policial;
b) Régimen de estimulo y correctivos;
c) Faltas;
d) Retribuciones disciplinarias;
e) Normas de procedimiento.
Para los efectos de este numeral se tendrán presentes las normas de Policía y su
relación con las autoridades político-administrativas y la comunidad.
4. Modificar el reglamento de evaluación y clasificación para el personal de la
Policía Nacional en los siguientes aspectos:
a) Ámbito de aplicación: oficiales, suboficiales, agentes y personal no uniformado.
b) De la evaluación
c) Autoridades evaluadoras y revisoras
d) Documentos de evaluación, formularios y normas para su diligenciamiento.
e) De la Clasificación
f) Juntas de clasificación de oficiales, suboficiales, agentes y personal no
uniformado.
g) Efectuar una estricta evaluación de todo el personal de la Institución.
5) Derogado por el art. 65, Ley 352 de 1997. Determinar la estructura orgánica,
objetivos y funciones del establecimiento público encargado de la seguridad social
y bienestar de la Policía Nacional.
El programa de vivienda propia deberá reestructurarse sobre un sistema que
permita incrementar el subsidio de vivienda de interés social para los miembros de
la Fuerza Pública y por otro lado, insertar los proyectos de construcción de
viviendas fiscales dentro de los programas gubernamentales de interés social y
que incluya como aporte algunos activos con que actualmente cuenta la
Institución.
El Gobierna pondrá en marcha a través del Establecimiento Público un plan
quinquenal de vivienda fiscal que contemple la construcción de por lo menos
25.000 soluciones para ser distribuidas por todo el país.
Esta entidad podrá celebrar convenios con instituciones públicas o privadas para la
administración de activos en cumplimiento de los fines sociales de la Institución.
6. En consideración a que el personal de la Policía Nacional se encuentra afiliado
a la Caja de vivienda Militar, modificarla en los siguientes aspectos:
a) Definición, naturaleza, estructura orgánica y funciones;
b) Dirección y administración;
c) Patrimonio y recursos;
d) Administración y aportes;
e) Régimen de intereses y subsidios;
f) Mecanismos que permitan la productividad de sus activos.
7. Determinar la estructura orgánica, objetivos, funciones y régimen de sanciones
de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada. Ver el Decreto Nacional
2453 de 1993
8. Crear un Fondo Nacional de Seguridad Ciudadana encargado de administrar
recursos provenientes de aportes privados. El Gobierno Nacional fijar, los
parámetros para la programación de los proyectos que con cargo a estos recursos
deban desarrollar los departamentos y municipios a través de los respectivos
fondos de seguridad.
 ARTICULO 36. Comisión especial. Las mesas directivas de ambas cámaras
designarán una comisión especial integrada así: Cinco (5) Senadores y cinco (5)
Representantes, incluidos los ponentes, con el fin de asesorar y colaborar con el
Gobierno en el desarrollo de estas facultades, así como del artículo 32 de la
presente Ley.
 ARTICULO 37. Vigencia de esta Ley. La presente Ley entrará a regir a partir de su
promulgación y deroga el decreto ley 2137 de 1983: . (julio 29) "por el cual se
reorganiza la Policía Nacional", así como también las disposiciones que le sean
contrarias.
ARTICULO TRANSITORIO. Facúltase al Ministro de Defensa hasta por un término
de seis (6) meses para tomar las medidas necesarias mientras se adopta la nueva
estructura de la Policía Nacional. El régimen de pensiones, sueldos de retiro, se
regirá por las normas vigentes, tanto se expidan las disposiciones que se ordenan
en la presente Ley.
LEY 418 DE 1997(Diciembre 26)
Prorogada su vigencia, por el art. 1, Ley 548 de 1999 , Modificada Parcialmente
por la Ley 782 de 2002 , Reglamentada por el Decreto Nacional 128 de
2003 , Reglamentada por el Decreto Nacional 2767 de 2004, Reglamentada por el
Decreto Nacional 395 de 2007, Reglamentada por el Decreto Nacional 1059 de
2008, Reglamentada por el Decreto Nacional 1980 de 2012
Por la cual se consagran unos instrumentos para la búsqueda de la
convivencia, la eficacia de la justicia y se dictan otras disposiciones."
El Congreso de Colombia

CAPITULO 2 Financiación de los Fondos de Seguridad


 Artículo 119. Prorrogada vigencia, art. 1, Ley 782 de 2002 , Prorrogada vigencia,
art. 1, Ley 1106 de 2006, Modificado por el art. 6, Ley 1421 de 2010. En virtud de
la presente ley, deberán crearse Fondos de seguridad con carácter de "fondos
cuenta" en todos los departamentos y municipios del país donde no existan. Los
recursos de los mismos, se distribuirán según las necesidades regionales de
seguridad y serán administrados por el gobernador o por el alcalde, según el caso,
o por el Secretario del Despacho en quien se delegue esta responsabilidad. Las
actividades de seguridad y de orden público que se financien con esos Fondos
serán cumplidas exclusivamente por la Fuerza Pública y los organismos de
seguridad del Estado.

CAPITULO 3 Contribución especial


 Artículo 120. Todas las personas naturales o jurídicas que suscriban contratos de
obra pública para la construcción y mantenimiento de vías con entidades de
derecho público o celebren contratos de adición al valor de los existentes, deberán
pagar a favor de la Nación, departamento o municipio, según el nivel al cual
pertenezca la entidad pública contratante, una contribución equivalente al cinco
por ciento (5%) del valor total del correspondiente contrato o de la respectiva
adición.
Parágrafo. La celebración o adición de contratos de concesión de obra pública no
causará la contribución establecida en este Capítulo.
 Artículo 121. Prorrogada vigencia, art. 1, Ley 782 de 2002 , Prorrogada vigencia,
art. 1, Ley 1106 de 2006, Prorrogada vigencia, art. 1, Ley 1421 de
2010, Prorrogada vigencia, art. 1, Ley 1738 de 2014. Para los efectos previstos en
el Artículo anterior, la entidad pública contratante descontará el cinco por ciento
(5%) del valor del anticipo, si lo hubiere, y de cada cuenta que cancele al
contratista.
El valor retenido por la entidad pública contratante deberá ser consignado
inmediatamente en la institución que señale, según sea el caso, el Ministerio de
Hacienda y Crédito Público o la entidad territorial correspondiente.
Copia del correspondiente recibo de consignación deberá ser remitido por la
entidad pública al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Unidad Administrativa
de Impuestos y Aduanas Nacionales o la respectiva Secretaría de Hacienda de la
entidad territorial, dependiendo de cada caso. Igualmente las entidades
contratantes deberán enviar a las entidades anteriormente señaladas, una relación
donde conste el nombre del contratista y el objeto y valor de los contratos suscritos
en el mes inmediatamente anterior.
 Artículo 122. Modificado por el art. 7, Ley 1421 de 2010. Créase el Fondo
Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, que funcionará como una cuenta
especial, sin personería jurídica, administrada por el Ministerio del Interior, como
un sistema separado de cuenta.
El Consejo Superior de Seguridad y Defensa Nacional, establecido mediante
Decreto número 2134 de 1992 y el Consejo Técnico Nacional de Inteligencia,
establecido en el Decreto número 2233 del 21 de diciembre de 1995, coordinarán
la ejecución de los recursos de este Fondo.
La administración del Fondo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana
estará a cargo de la Dirección General de Orden Público y Convivencia Ciudadana
del Ministerio del Interior.
El Gobierno Nacional, dentro de los tres (3) meses siguientes a la vigencia de esta
ley, reglamentará la organización y funcionamiento del Fondo, los objetivos y
funciones que le corresponden, el régimen de apropiaciones y operaciones en
materia presupuestal y patrimonial necesario para su operación.
Los recursos que recaude la Nación por concepto de la contribución especial del
5% consagrada en el presente capítulo, deberán invertirse por el Fondo Nacional
de Seguridad y Convivencia Ciudadana, en la realización de gastos destinados a
propiciar la seguridad ciudadana, la preservación del orden público, actividades de
inteligencia, la protección a personas amenazadas, el desarrollo comunitario y en
general en todas aquellas inversiones sociales que permitan garantizar la
convivencia ciudadana.
Los recursos que recauden las entidades territoriales por este mismo concepto
deben invertirse por el Fondo-Cuenta Territorial, en dotación, material de guerra,
reconstrucción de cuarteles y otras instalaciones, compra de equipo de
comunicación, montaje y operación de redes de inteligencia, recompensas a
personas que colaboren con la justicia y seguridad de las mismas, servicios
personales, dotación y raciones para nuevos agentes y soldados o en la
realización de gastos destinados a generar un ambiente que propicie la seguridad
ciudadana, la preservación del orden público, actividades de inteligencia, el
desarrollo comunitario y en general a todas aquellas inversiones sociales que
permitan garantizar la convivencia pacífica.

LIBRO II TECNICAS DE INDAGACION E INVESTIGACION DE LA PRUEBA Y


SISTEMA PROBATORIO
T I T U L O I LA INDAGACION Y LA INVESTIGACION

CAPITULO I Órganos de indagación e investigación


 Artículo 200. Órganos. Modificado por el art. 49, Ley 1142 de 2007. Corresponde
a la Fiscalía General de la Nación realizar la indagación e investigación de los
hechos que revistan características de un delito que lleguen a su conocimiento por
medio de denuncia, querella, petición especial o por cualquier otro medio idóneo.
En desarrollo de la función prevista en el inciso anterior a la Fiscalía General de la
Nación, por conducto del fiscal director de la investigación, le corresponde la
dirección, coordinación, control jurídico y verificación técnico-científica de las
actividades que desarrolle la policía judicial, en los términos previstos en este
código.
Por policía judicial se entiende la función que cumplen las entidades del Estado
para apoyar la investigación penal y, en ejercicio de las mismas, dependen
funcionalmente del Fiscal General de la Nación y sus delegados.
 Artículo 201. Órganos de policía judicial permanente. Ejercen permanentemente
las funciones de policía judicial los servidores investidos de esa función,
pertenecientes al Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía General de la
Nación, a la Policía Nacional y al Departamento Administrativo de Seguridad, por
intermedio de sus dependencias especializadas.
Parágrafo. En los lugares del territorio nacional donde no hubiere miembros de
policía judicial de la Policía Nacional, estas funciones las podrá ejercer la Policía
Nacional.
 Artículo 202. Órganos que ejercen funciones permanentes de policía judicial de
manera especial dentro de su competencia. Ejercen permanentemente funciones
especializadas de policía judicial dentro del proceso penal y en el ámbito de su
competencia, los siguientes organismos:
1. La Procuraduría General de la Nación.
2. La Contraloría General de la República.
3. Las autoridades de tránsito.
4. Las entidades públicas que ejerzan funciones de vigilancia y control.
5. Los directores nacional y regional del Inpec, los directores de los
establecimientos de reclusión y el personal de custodia y vigilancia, conforme con
lo señalado en el Código Penitenciario y Carcelario.
6. Los alcaldes.
7. Los inspectores de policía.
Parágrafo. Los directores de estas entidades, en coordinación con el Fiscal
General de la Nación, determinarán los servidores públicos de su dependencia que
integrarán las unidades correspondientes.
 Artículo 203. Órganos que ejercen transitoriamente funciones de policía
judicial. Ejercen funciones de policía judicial, de manera transitoria, los entes
públicos que, por resolución del Fiscal General de la Nación, hayan sido
autorizados para ello. Estos deberán actuar conforme con las autorizaciones
otorgadas y en los asuntos que hayan sido señalados en la respectiva resolución.
 Artículo 204. Órgano técnico-científico. El Instituto Nacional de Medicina Legal y
Ciencias Forenses, de conformidad con la ley y lo establecido en el estatuto
orgánico de la Fiscalía General de la Nación, prestará auxilio y apoyo técnico-
científico en las investigaciones desarrolladas por la Fiscalía General de la Nación
y los organismos con funciones de policía judicial. Igualmente lo hará con el
imputado o su defensor cuando estos lo soliciten.
La Fiscalía General de la Nación, el imputado o su defensor se apoyarán, cuando
fuere necesario, en laboratorios privados nacionales o extranjeros o en los de
universidades públicas o privadas, nacionales o extranjeras.
También prestarán apoyo técnico-científico los laboratorios forenses de los
organismos de policía judicial.
 Artículo 205. Actividad de policía judicial en la indagación e investigación. Los
servidores públicos que, en ejercicio de sus funciones de policía judicial, reciban
denuncias, querellas o informes de otra clase, de los cuales se infiera la posible
comisión de un delito, realizarán de inmediato todos los actos urgentes, tales como
inspección en el lugar del hecho, inspección de cadáver, entrevistas e
interrogatorios. Además, identificarán, recogerán, embalarán técnicamente los
elementos materiales probatorios y evidencia física y registrarán por escrito,
grabación magnetofónica o fonóptica las entrevistas e interrogatorios y se
someterán a cadena de custodia.
Cuando deba practicarse examen médico-legal a la víctima, en lo posible, la
acompañará al centro médico respectivo. Si se trata de un cadáver, este será
trasladado a la respectiva dependencia del Instituto Nacional de Medicina Legal y
Ciencias Forenses o, en su defecto, a un centro médico oficial para que se realice
la necropsia médico-legal.
Sobre esos actos urgentes y sus resultados la policía judicial deberá presentar,
dentro de las treinta y seis (36) horas siguientes, un informe ejecutivo al fiscal
competente para que asuma la dirección, coordinación y control de la
investigación.
En cualquier caso, las autoridades de policía judicial harán un reporte de iniciación
de su actividad para que la Fiscalía General de la Nación asuma inmediatamente
esa dirección, coordinación y control.
 Artículo 206. Entrevista. Cuando la policía judicial, en desarrollo de su actividad,
considere fundadamente que una persona fue víctima o testigo presencial de un
delito o que tiene alguna información útil para la indagación o investigación que
adelanta, realizará entrevista con ella y, si fuere del caso, le dará la protección
necesaria.
La entrevista se efectuará observando las reglas técnicas pertinentes y se
emplearán los medios idóneos para registrar los resultados del acto investigativo.
Sin perjuicio de lo anterior, el investigador deberá al menos dejar constancia de
sus observaciones en el cuaderno de notas, en relación con el resultado de la
entrevista.
 Artículo 206 A. Adicionado por el art. 2, Ley 1652 de 2013.
 Artículo 207. Programa metodológico. Recibido el informe de que trata el artículo
205, el fiscal encargado de coordinar la investigación dispondrá, si fuere el caso, la
ratificación de los actos de investigación y la realización de reunión de trabajo con
los miembros de la policía judicial. Si la complejidad del asunto lo amerita, el fiscal
dispondrá, previa autorización del jefe de la unidad a que se encuentre adscrito, la
ampliación del equipo investigativo.
Durante la sesión de trabajo, el fiscal, con el apoyo de los integrantes de la policía
judicial, se trazará un programa metodológico de la investigación, el cual deberá
contener la determinación de los objetivos en relación con la naturaleza de la
hipótesis delictiva; los criterios para evaluar la información; la delimitación
funcional de las tareas que se deban adelantar en procura de los objetivos
trazados; los procedimientos de control en el desarrollo de las labores y los
recursos de mejoramiento de los resultados obtenidos.
En desarrollo del programa metodológico de la investigación, el fiscal ordenará la
realización de todas las actividades que no impliquen restricción a los derechos
fundamentales y que sean conducentes al esclarecimiento de los hechos, al
descubrimiento de los elementos materiales probatorios y evidencia física, a la
individualización de los autores y partícipes del delito, a la evaluación y
cuantificación de los daños causados y a la asistencia y protección de las víctimas.
Los actos de investigación de campo y de estudio y análisis de laboratorio serán
ejercidos directamente por la policía judicial.
 Artículo 208. Actividad de policía. Cuando en ejercicio de la actividad de policía
los servidores de la Policía Nacional descubrieren elementos materiales
probatorios y evidencia física como los mencionados en este código, en desarrollo
de registro personal, inspección corporal, registro de vehículos y otras diligencias
similares, los identificarán, recogerán y embalarán técnicamente. Sin demora
alguna, comunicarán el hallazgo a la policía judicial, telefónicamente o por
cualquier otro medio eficaz, la cual sin dilación se trasladará al lugar y recogerá los
elementos y el informe. Cuando esto no fuere posible, quien los hubiere embalado
los hará llegar, con las seguridades del caso, a la policía judicial. Texto
subrayado declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante
Sentencia C-789 de 2006, en el entendido de que se trata de una revisión
externa, superficial y no invasiva. El texto en cursiva fue declarado
INEXEQUIBLE, en la misma providencia.
Artículo 209. Informe d e investigador de campo. El informe del investigador de
campo tendrá las siguientes características:
a) Descripción clara y precisa de la forma, técnica e instrumentos utilizados en la
actividad investigativa a que se refiere el informe;
b) Descripción clara y precisa de los resultados de la actividad investigativa antes
mencionada;
c) Relación clara y precisa de los elementos materiales probatorios y evidencia
física descubiertos, así como de su recolección, embalaje y sometimiento a
cadena de custodia;
d) Acompañará el informe con el registro de las entrevistas e interrogatorios que
hubiese realizado.
Artículo 210. Informe de investigador de laboratorio. El informe del investigador de
laboratorio tendrá las siguientes características:
a) La descripción clara y precisa del elemento material probatorio y evidencia física
examinados;
b) La descripción clara y precisa de los procedimientos técnicos empleados en la
realización del examen y, además, informe sobre el grado de aceptación de dichos
procedimientos por la comunidad técnico-científica;
c) Relación de los instrumentos empleados e información sobre su estado de
mantenimiento al momento del examen;
d) Explicación del principio o principios técnicos y científicos aplicados e informe
sobre el grado de aceptación por la comunidad científica;
e) Descripción clara y precisa de los procedimientos de su actividad técnico-
científica;
f) Interpretación de esos resultados.
Artículo 211. Grupos de tareas especiales. Cuando por la particular complejidad de
la investigación sea necesario conformar un grupo de tareas especiales, el fiscal
jefe de la unidad respectiva solicitará la autorización al Fiscal General de la
Nación, Director Nacional o Seccional de Fiscalía o su delegado.
El grupo de tareas especiales se integrará con los fiscales y miembros de policía
judicial que se requieran, según el caso, y quienes trabajarán con dedicación
exclusiva en el desarrollo del programa metodológico correspondiente.
En estos eventos, el fiscal, a partir de los hallazgos reportados por la policía
judicial, deberá rendir informes semanales de avance al Fiscal General de la
Nación, Director Nacional o Seccional de Fiscalía o su delegado, a fin de evaluar
los progresos del grupo de tareas especiales.
Según los resultados, el Fiscal General de la Nación, Director Nacional o Seccional
de Fiscalía o su delegado podrá reorganizar o disolver el grupo de tareas
especiales.
Artículo 212. Análisis de la actividad de policía judicial en la indagación e
investigación. Examinado el informe de inicio de las labores realizadas por la
policía judicial y analizados los primeros hallazgos, si resultare que han sido
diligenciadas con desconocimiento de los principios rectores y garantías
procesales, el fiscal ordenará el rechazo de esas actuaciones e informará de las
irregularidades advertidas a los funcionarios competentes en los ámbitos
disciplinario y penal.
En todo caso, dispondrá lo pertinente a los fines de la investigación.
Para cumplir la labor de control de policía judicial en la indagación e investigación,
el fiscal dispondrá de acceso ilimitado y en tiempo real, cuando sea posible, a la
base de datos de policía judicial.
Artículo 212 A. Adicionado por el art. 66, Ley 1453 de 2011

CAPITULO II Actuaciones que no requiere autorización judicial previa para su


realización
 Artículo 213. Inspección del lugar del hecho. Inmediatamente se tenga
conocimiento de la comisión de un hecho que pueda constituir un delito, y en los
casos en que ello sea procedente, el servidor de Policía Judicial se trasladará al
lugar de los hechos y lo examinará minuciosa, completa y metódicamente, con el
fin de descubrir, identificar, recoger y embalar, de acuerdo con los procedimientos
técnicos establecidos en los manuales de criminalística, todos los elementos
materiales probatorios y evidencia física que tiendan a demostrar la realidad del
hecho y a señalar al autor y partícipes del mismo.
El lugar de la inspección y cada elemento material probatorio y evidencia física
descubiertos, antes de ser recogido, se fijarán mediante fotografía, video o
cualquier otro medio técnico y se levantará el respectivo plano.
La Fiscalía dispondrá de protocolos, previamente elaborados, que serán de
riguroso cumplimiento, en el desarrollo de la actividad investigativa regulada en
esta sección. De toda la diligencia se levantará un acta que debe suscribir el
funcionario y las personas que la atendieron, colaboraron o permitieron la
realización.
 Artículo 214. Inspección de cadáver. En caso de homicidio o de hecho que se
presuma como tal, la policía judicial inspeccionará el lugar y embalará
técnicamente el cadáver, de acuerdo con los manuales de criminalística. Este se
identificará por cualquiera de los métodos previstos en este código y se trasladará
al centro médico legal con la orden de que se practique la necropsia.
Cuando en el lugar de la inspección se hallaren partes de un cuerpo humano,
restos óseos o de otra índole perteneciente a ser humano, se recogerán en el
estado en que se encuentren y se embalarán técnicamente. Después se
trasladarán a la dependencia del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias
Forenses, o centro médico idóneo, para los exámenes que correspondan.
 Artículo 215. Inspecciones en lugares distintos al del hecho. La inspección de
cualquier otro lugar, diferente al del hecho, para descubrir elementos materiales
probatorios y evidencia física útiles para la investigación, se realizará conforme
con las reglas señaladas en este capítulo.
 Artículo 216. Aseguramiento y custodia. Cada elemento material probatorio y
evidencia física recogidos en alguna de las inspecciones reguladas en los artículos
anteriores, será asegurado, embalado y custodiado para evitar la suplantación o la
alteración del mismo. Ello se hará observando las reglas de cadena de custodia.
 Artículo 217. Exhumación. Cuando fuere necesario exhumar un cadáver o sus
restos, para fines de la investigación, el fiscal así lo dispondrá. La policía judicial
establecerá y revisará las condiciones del sitio preciso donde se encuentran los
despojos a que se refiere la inspección. Técnicamente hará la exhumación del
cadáver o los restos y los trasladará al centro de Medicina Legal, en donde será
identificado técnico-científicamente, y se realizarán las investigaciones y análisis
para descubrir lo que motivó la exhumación.
 Artículo 218. Aviso de ingreso de presuntas víctimas. Quien en hospital, puesto de
salud, clínica, consultorio médico u otro establecimiento similar, público o
particular, reciba o dé entrada a persona a la cual se le hubiese ocasionado daño
en el cuerpo o en la salud, dará aviso inmediatamente a la dependencia de policía
judicial que le sea más próxima o, en su defecto, a la primera autoridad del lugar.
 Artículo 219. Procedencia de los registros y allanamientos. El fiscal encargado de
la dirección de la investigación, según lo establecido en los artículos siguientes y
con el fin de obtener elementos materiales probatorios y evidencia física o realizar
la captura del indiciado, imputado o condenado, podrá ordenar el registro y
allanamiento de un inmueble, nave o aeronave, el cual será realizado por la policía
judicial. Si el registro y allanamiento tiene como finalidad única la captura del
indiciado, imputado o condenado, sólo podrá ordenarse en relación con delitos
susceptibles de medida de aseguramiento de detención preventiva.
NOTA: Artículo declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante
Sentencia C-366 de 2014.
 Artículo 220. Fundamento para la orden de registro y allanamiento. Sólo podrá
expedirse una orden de registro y allanamiento cuando existan motivos
razonablemente fundados, de acuerdo con los medios cognoscitivos previstos en
este código, para concluir que la ocurrencia del delito investigado tiene como pro
bable autor o partícipe al propietario, al simple tenedor del bien por registrar, al que
transitoriamente se encontrare en él; o que en su interior se hallan los
instrumentos con los que se ha cometido la infracción, o los objetos producto del
ilícito.
 Artículo 221. Respaldo probatorio para los motivos fundados. Los motivos
fundados de que trata el artículo anterior deberán ser respaldados, al menos, en
informe de policía judicial, declaración jurada de testigo o informante, o en
elementos materiales probatorios y evidencia física que establezcan con
verosimilitud la vinculación del bien por registrar con el delito investigado.
Cuando se trate de declaración jurada de testigo, el fiscal deberá estar presente
con miras a un eventual interrogatorio que le permita apreciar mejor su
credibilidad. Si se trata de un informante, la policía judicial deberá precisar al fiscal
su identificación y explicar por qué razón le resulta confiable. De todas maneras,
los datos del informante serán reservados, inclusive para los efectos de la
audiencia ante el juez de control de garantías. El texto en cursiva fue declarado
EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-673 de
2005, en el entendido de que el caso de los informantes el fiscal podrá
eventualmente interrogarlo a fin de apreciar mejor su credibilidad; y la misma
declaración de EXEQUIBILIDAD operó para el texto subrayado, en el
entendido de que la reserva de datos del informante no vincula al juez de
control de garantías.
Cuando los motivos fundados surjan de la presencia de elementos materiales
probatorios, tales como evidencia física, vídeos o fotografías fruto de seguimientos
pasivos, el fiscal, además de verificar la cadena de custodia, deberá exigir el
diligenciamiento de un oficio proforma en donde bajo juramento el funcionario de la
policía judicial certifique que ha corroborado la corrección de los procedimientos de
recolección, embalaje y conservación de dichos elementos.
 Artículo 222. Alcance de la orden de registro y allanamiento. Modificado
por el art. 14, Ley 1142 de 2007. La orden expedida por el fiscal deberá
determinar con precisión los lugares que se van a registrar. Si se trata de
edificaciones, naves o aeronaves que dispongan de varias habitaciones o
compartimentos, se indicará expresamente cuáles se encuentran
comprendidos en la diligencia.
De no ser posible la descripción exacta del lugar o lugares por registrar, el fiscal
deberá indicar en la orden los argumentos para que, a pesar de ello, deba
procederse al operativo. En ninguna circunstancia podrá autorizarse por la Fiscalía
General de la Nación el diligenciamiento de órdenes de registro y allanamiento
indiscriminados, o en donde de manera global se señale el bien por registrar.
 Artículo 223. Objetos no susceptibles de registro. No serán susceptibles de registro
los siguientes objetos:
1. Las comunicaciones escritas entre el indiciado, imputado o acusado con sus
abogados.
2. Las comunicaciones escritas entre el indiciado, imputado o acusado con las
personas que por razón legal están excluidas del deber de testificar.
3. Los archivos de las personas indicadas en los numerales precedentes que
contengan información confidencial relativa al indiciado, imputado o acusado. Este
apartado cobija también los documentos digitales, vídeos, grabaciones,
ilustraciones y cualquier otra imagen que sea relevante a los fines de la restricción.
Parágrafo. Estas restricciones no son aplicables cuando el privilegio desaparece,
ya sea por su renuncia o por tratarse de personas vinculadas como auxiliadores,
partícipes o coautoras del delito investigado o de uno conexo o que se encuentre
en curso, o se trate de situaciones que constituyan una obstrucción a la justicia.
 Artículo 224. Plazo de diligenciamiento de la orden de registro y allanamiento. La
orden de registro y allanamiento deberá ser diligenciada en un término máximo de
treinta (30) días, si se trata de la indagación y de quince (15) días, si se trata de
una que tenga lugar después de la formulación de la imputación. En el evento de
mediar razones que justifiquen una demora, el fiscal podrá, por una sola vez,
prorrogarla hasta por el mismo tiempo.
 Artículo 225. Reglas particulares para el diligenciamiento de la orden de registro y
allanamiento. Modificado por el art. 50, Ley 1453 de 2011. Durante la diligencia de
registro y allanamiento la policía judicial deberá:
1. Realizar el procedimiento entre las 6:00 a.m. y las 6:00 p.m., salvo que por
circunstancias particulares del caso, resulte razonable suponer que la única
manera de evitar la fuga del indiciado o imputado o la destrucción de los
elementos materiales probatorios y evidencia física, sea actuar durante la noche.
2. El registro se adelantará exclusivamente en los lugares autorizados y, en el
evento de encontrar nuevas evidencias de la comisión de los delitos investigados,
podrá extenderse a otros lugares, incluidos los que puedan encuadrarse en las
situaciones de flagrancia.
3. Se garantizará la menor restricción posible de los derechos de las personas
afectadas con el registro y allanamiento, por lo que los bienes incautados se
limitarán a los señalados en la orden, salvo que medien circunstancias de
flagrancia o que aparezcan elementos materiales probatorios y evidencia física
relacionados con otro delito.
4. Se levantará un acta que resuma la diligencia en la que se hará indicación
expresa de los lugares registrados, de los objetos ocupados o incautados y de las
personas capturadas. Además, se deberá señalar si hubo oposición por parte de
los afectados y, en el evento de existir medidas preventivas policivas, se hará
mención detallada de la naturaleza de la reacción y las consecuencias de ella.
5. El acta será leída a las personas que aleguen haber sido afectadas por el
registro y allanamiento y se les solicitará que firmen si están de acuerdo con su
contenido. En caso de existir discrepancias con lo anotado, deberán dejarse todas
las precisiones solicitadas por los interesados y, si después de esto, se negaren a
firmar, el funcionario de la policía judicial responsable del operativo, bajo
juramento, dejará expresa constancia de ello.
 Artículo 226. Allanamientos especiales. Para el allanamiento y registro de bienes
inmuebles, naves, aeronaves o vehículos automotores que, conforme con el
derecho internacional y los tratados en vigor gocen de inmunidad diplomática o
consular, el fiscal solicitará venia al respectivo agente diplomático o consular,
mediante oficio en el que se requerirá su contestación dentro de las veinticuatro
(24) horas siguientes y será remitido por conducto del Ministerio de Relaciones
Exteriores.
 Artículo 227. Acta de la diligencia. En el acta de la diligencia de allanamiento y
registro deben identificarse y describirse todas las cosas que hayan sido
examinadas o incautadas, el lugar donde fueron encontradas y se dejarán las
constancias que soliciten las personas que en ella intervengan. Los propietarios,
poseedores o tenedores tendrán derecho a que se les expida copia del acta, si la
solicitan.
 Artículo 228. Devolución de la orden y cadena de custodia. Terminada la diligencia
de registro y allanamiento, dentro del término de la distancia, sin sobrepasar las
doce (12) horas siguientes, la policía judicial informará al fiscal que expidió la
orden los pormenores del operativo y, en caso de haber ocupado o incautado
objetos, en el mismo término le remitirá el inventario correspondiente pero será de
aquella la custodia de los bienes incautados u ocupados.
En caso de haber realizado capturas durante el registro y allanamiento, concluida
la diligencia, la policía judicial pondrá inmediatamente al capturado a órdenes del
fiscal, junto con el respectivo informe.
 Artículo 229. Procedimiento en caso de flagrancia. En las situaciones de
flagrancia, la policía judicial podrá proceder al registro y allanamiento del inmueble,
nave o aeronave del indiciado. En caso de refugiarse en un bien inmueble ajeno,
no abierto al público, se solicitará el consentimiento del propietario o tenedor o en
su defecto se obtendrá la orden correspondiente de la Fiscalía General de la
Nación, salvo que por voces de auxilio resulte necesaria la intervención inmediata
o se establezca coacción del indiciado en contra del propietario o tenedor.
 Artículo 230. Excepciones al requisito de la orden escrita de la Fiscalía General de
la Nación para proceder al registro y allanamiento. Modificado por el art. 51, Ley
1453 de 2011. Excepcionalmente podrá omitirse la obtención de la orden escrita
de la Fiscalía General de la Nación para que la Policía Judicial pueda adelantar un
registro y allanamiento, cuando:
1. Medie consentimiento expreso del propietario o simple tenedor del bien objeto
del registro, o de quien tenga interés por ser afectado durante el procedimiento. En
esta eventualidad, no se considerará como suficiente la mera ausencia de
objeciones por parte del interesado, sino que deberá acreditarse la libertad del
afectado al manifestar la autorización para el registro.
2. No exista una expectativa razonable de intimidad que justifique el requisito de la
orden. En esta eventualidad, se considera que no existe dicha expectativa cuando
el objeto se encuentra en campo abierto, a plena vista, o cuando se encuentra
abandonado.
3. Se trate de situaciones de emergencia tales como incendio, explosión,
inundación u otra clase de estragos que pongan en peligro la vida o la propiedad.
4. Se lleve a cabo un registro con ocasión de la captura del indiciado, imputado,
acusado, condenado. Numeral declarado INEXEQUIBLE por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-519 de 2007
Parágrafo. Se considera también aplicable la excepción a la expectativa razonable
de intimidad prevista en el numeral 2, cuando el objeto se encuentre a plena vista
merced al auxilio de medios técnicos que permitan visualizarlo más allá del
alcance normal de los sentidos.
 Artículo 231. Interés para reclamar la violación de la expectativa razonable de
intimidad en relación con los registros y allanamientos. Únicamente podrá alegar la
violación del debido proceso ante el juez de control de garantías o ante el juez de
conocimiento, según sea el caso, con el fin de la exclusión de la evidencia
ilegalmente obtenida durante el procedimiento de registro y allanamiento, quien
haya sido considerado como indiciado o imputado o sea titular de un derecho de
dominio, posesión o mera tenencia del bien objeto de la diligencia. Por excepción,
se extenderá esta legitimación cuando se trate de un visitante que en su calidad de
huésped pueda acreditar, como requisito de umbral, que tenía una expectativa
razonable de intimidad al momento de la realización del registro.
 Artículo 232. Cláusula de exclusión en materia de registros y allanamientos. La
expedición de una orden de registro y allanamiento por parte del fiscal, que se
encuentre viciada por carencia de alguno de los requisitos esenciales previstos en
este código, generará la invalidez de la diligencia, por lo que los elementos
materiales probatorios y evidencia física que dependan directa y
exclusivamente del registro carecerán de valor, serán excluidos de la actuación y
sólo podrán ser utilizados para fines de impugnación. Texto subrayado
declarado INEXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-
591 de 2005. El texto en cursiva fue declarado INEXEQUIBLE por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-210 de 2007.
 Artículo 233. Retención de correspondencia. El Fiscal General o su delegado
podrá ordenar a la policía judicial la retención de correspondencia privada, postal,
telegráfica o de mensajería especializada o similar que reciba o remita el indiciado
o imputado, cuando tenga motivos razonablemente fundados, de acuerdo con los
medios cognoscitivos previstos en este código, para inferir que existe información
útil para la investigación.
En estos casos se aplicarán analógicamente, según la naturaleza del acto, los
criterios establecidos para los registros y allanamientos.
Así mismo, podrá solicitarse a las oficinas correspondientes copia de los mensajes
transmitidos o recibidos por el indiciado o imputado.
Similar procedimiento podrá autorizarse para que las empresas de mensajería
especializada suministren la relación de envíos hechos por solicitud del indiciado o
imputado o dirigidos a él.
Las medidas adoptadas en desarrollo de las atribuciones contempladas en este
artículo no podrán extenderse por un período superior a un (1) año.
 Artículo 234. Examen y devolución de la correspondencia. La policía judicial
examinará la correspondencia retenida y si encuentra elementos materiales
probatorios y evidencia física que resulten relevantes a los fines de la
investigación, en un plazo máximo de doce (12) horas, informará de ello al fiscal
que expidió la orden.
Si se tratare de escritura en clave o en otro idioma, inmediatamente ordenará el
desciframiento por peritos en criptografía, o su traducción.
Si por este examen se descubriere información sobre otro delito, iniciará la
indagación correspondiente o bajo custodia la enviará a quien la adelanta.
Una vez formulada la imputación, o vencido el término fijado en el artículo anterior,
la policía judicial devolverá la correspondencia retenida que no resulte de interés
para los fines de la investigación.
Lo anterior no será obstáculo para que pueda ser devuelta con anticipación la
correspondencia examinada, cuya apariencia no se hubiera alterado, con el objeto
de no suscitar la atención del indiciado o imputado.
 Artículo 235. Interceptación de comunicaciones telefónicas y
similares. Modificado por el art. 15, Ley 1142 de 2007, Modificado por el art. 52,
Ley 14 de 2011. El fiscal podrá ordenar, con el único objeto de buscar elementos
materiales probatorios y evidencia física, que se intercepten mediante grabación
magnetofónica o similares las comunicaciones telefónicas, radiotelefónicas y
similares que utilicen el espectro electromagnético, cuya información tengan
interés para los fines de la actuación. En este sentido, las entidades encargadas
de la operación técnica de la respectiva interceptación tienen la obligación de
realizarla inmediatamente después de la notificación de la orden.
En todo caso, deberá fundamentarse por escrito. Las personas que participen en
estas diligencias se obligan a guardar la debida reserva.
Por ningún motivo se podrán interceptar las comunicaciones del defensor.
La orden tendrá una vigencia máxima de tres (3) meses, pero podrá prorrogarse
hasta por otro tanto si, a juicio del fiscal, subsisten los motivos fundados que la
originaron.
 Artículo 236. Recuperación de información dejada al navegar por internet u otros
medios tecnológicos que produzcan efectos equivalentes. Modificado por el art. 53,
Ley 1453 de 2011. Cuando el fiscal tenga motivos razonablemente fundados, de
acuerdo con los medios cognoscitivos previstos en este código, para inferir que el
indiciado o el imputado ha estado transmitiendo información útil para la
investigación que se adelanta, durante su navegación por internet u otros medios
tecnológicos que produzcan efectos equivalentes, ordenará la aprehensión del
computador, computadores y servidores que pueda haber utilizado, disquetes y
demás medios de almacenamiento físico, para que expertos en informática forense
descubran, recojan, analicen y custodien la información que recuperen.
En estos casos serán aplicables analógicamente, según la naturaleza de este acto,
los criterios establecidos para los registros y allanamientos.
La aprehensión de que trata este artículo se limitará exclusivamente al tiempo
necesario para la captura de la información en él contenida. Inmediatamente se
devolverán los equipos incautados.
 Artículo 237. Audiencia de control de legalidad posterior. Modificado por el art. 16,
Ley 1142 de 2007. Dentro de las veinticuatro (24) horas siguientes al
diligenciamiento de las órdenes de registro y allanamiento, retención de
correspondencia, interceptación de comunicaciones o recuperación de información
dejada al navegar por internet u otros medios similares, el fiscal comparecerá ante
el juez de control de garantías, para que realice la audiencia de revisión de
legalidad sobre lo actuado.
 Durante el trámite de la audiencia sólo podrán asistir, además del fiscal, los
funcionarios de la policía judicial y los testigos o peritos que prestaron
declaraciones juradas con el fin de obtener la orden respectiva, o que intervinieron
en la diligencia. El texto subrayado fue declarado INEXEQUIBLE por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-025 de 2009. El resto del inciso fue
declarado EXEQUIBLE en la misma Sentencia, siempre que se entienda,
dentro del respeto a la naturaleza de cada una de las etapas estructurales del
procedimiento penal acusatorio, que cuando el indiciado tenga noticia de
que en las diligencias practicadas en la etapa de indagación anterior a la
formulación de la imputación, se está investigando su participación en la
comisión de un hecho punible, el juez de control de garantías debe
autorizarle su participación y la de su abogado en la audiencia posterior de
control de legalidad de tales diligencias, si así lo solicita.
El juez podrá, si lo estima conveniente, interrogar directamente a los
comparecientes y, después de escuchar los argumentos del fiscal, decidirá de
plano sobre la validez del procedimiento.
Parágrafo. Si el cumplimiento de la orden ocurrió luego de formulada la
imputación, se deberá citar a la audiencia de control de legalidad al imputado y a
su defensor para que, si lo desean, puedan realizar el contradictorio. En este
último evento, se aplicarán analógicamente, de acuerdo con la naturaleza del acto,
las reglas previstas para la audiencia preliminar.
 Artículo 238. Inimpugnabilidad de la decisión. Modificado por el art. 17, Ley 1142
de 2007. La decisión del juez de control de garantías no será susceptible de
impugnación por ninguno de los que participaron en ella. No obstante, si la
defensa se abstuvo de intervenir, podrá en la audiencia preliminar o durante la
audiencia preparatoria solicitar la exclusión de las evidencias obtenidas.
 Artículo 239. Vigilancia y seguimiento de personas. Modificado por el art. 54, Ley
1453 de 2011. Sin perjuicio de los procedimientos preventivos que adelanta la
fuerza pública, en cumplimiento de su deber constitucional, previa autorización del
Director Nacional o Seccional de Fiscalía, el fiscal que tuviere motivos
razonablemente fundados, de acuerdo con los medios cognoscitivos previstos en
este código, para inferir que el indiciado o el imputado pudiere conducirlo a
conseguir información útil para la investigación que se adelanta, podrá disponer
que se someta a seguimiento pasivo, por tiempo determinado, por parte de la
Policía Judicial. Si en el lapso de un (1) año no se obtuviere resultado alguno, se
cancelará la orden de vigilancia, sin perjuicio de que vuelva a expedirse, si
surgieren nuevos motivos.
En la ejecución de la vigilancia, se empleará cualquier medio que la técnica
aconseje. En consecuencia, se podrán tomar fotografías, filmar vídeos y, en
general, realizar todas las actividades relacionadas que permitan recaudar
información relevante a fin de identificar o individualizar los autores o partícipes,
las personas que lo frecuentan, los lugares adonde asiste y aspectos similares,
cuidando de no afectar la expectativa razonable de la intimidad del indiciado o
imputado o de terceros.
En todo caso se surtirá la autorización del juez de control de garantías para la
determinación de su legalidad formal y material, dentro de las treinta y seis (36)
horas siguientes a la expedición de la orden por parte de la Fiscalía General.
 Artículo 240. Vigilancia de cosas. El fiscal que dirija la investigación, que tuviere
motivos razonablemente fundados, de acuerdo con los medios cognoscitivos
previstos en este código, para inferir que un inmueble, nave, aeronave o cualquier
otro vehículo o mueble se usa para almacenar droga que produzca dependencia,
elemento que sirva para el procesamiento de dicha droga, o para ocultar
explosivos, armas, municiones, sustancias para producir explosivos y, en general,
los instrumentos de comisión de un delito o los bienes y efectos provenientes de
su ejecución, ordenará a la policía judicial vigilar esos lugares y esas cosas, con el
fin de conseguir información útil para la investigación que se adelanta. Si en el
lapso máximo de un (1) año no se obtuviere resultado alguno, se cancelará la
orden de vigilancia, sin perjuicio de que vuelva a expedirse, si surgieren nuevos
motivos.
En la ejecución de la vigilancia se empleará cualquier medio idóneo, siempre y
cuando no se afecte la expectativa razonable de intimidad del indiciado, del
imputado o de terceros.
En este último caso se aplicará lo dispuesto en el artículo 239.
En todo caso se surtirá la autorización del juez de control de garantías para la
determinación de su legalidad formal y material, dentro de las treinta y seis (36)
horas siguientes a la expedición de la orden por parte de la Fiscalía General.
 Artículo 241. Análisis e infiltración de organización criminal. Cuando el fiscal
tuviere motivos razonablemente fundados, de acuerdo con los medios
cognoscitivos previstos en este código, para inferir que el indiciado o el imputado,
en la indagación o investigación que se adelanta, pertenece o está relacionado con
alguna organización criminal, ordenará a la policía judicial la realización del
análisis de aquella con el fin de conocer su estructura organizativa, la agresividad
de sus integrantes y los puntos débiles de la misma. Después, ordenará la
planificación, preparación y manejo de una operación, para que agente o agentes
encubiertos la infiltren con el fin de obtener información útil a la investigación que
se adelanta, de conformidad con lo establecido en el artículo siguiente.
El ejercicio y desarrollo de las actuaciones previstas en el presente artículo
se ajustará a los presupuestos y limitaciones establecidos en los Tratados
Internacionales ratificados por Colombia.
 Artículo 242. Actuación de agentes encubiertos. Cuando el fiscal tuviere motivos
razonablemente fundados, de acuerdo con los medios cognoscitivos previstos en
este código, para inferir que el indiciado o el imputado en la investigación que se
adelanta, continúa desarrollando una actividad criminal, previa autorización del
Director Nacional o Seccional de Fiscalías, podrá ordenar la utilización de agentes
encubiertos, siempre que resulte indispensable para el éxito de las tareas
investigativas. En desarrollo de esta facultad especial podrá disponerse que uno o
varios funcionarios de la policía judicial o, incluso particulares, puedan actuar en
esta condición y realizar actos extrapenales con trascendencia jurídica. En
consecuencia, dichos agentes estarán facultados para intervenir en el tráfico
comercial, asumir obligaciones, ingresar y participar en reuniones en el lugar de
trabajo o domicilio del indiciado o imputado y, si fuere necesario, adelantar
transacciones con él. Igualmente, si el agente encubierto encuentra que en los
lugares donde ha actuado existe información útil para los fines de la investigación,
lo hará saber al fiscal para que este disponga el desarrollo de una operación
especial, por parte de la policía judicial, con miras a que se recoja la información y
los elementos materiales probatorios y evidencia física hallados.
Así mismo, podrá disponerse que actúe como agente encubierto el particular que,
sin modificar su identidad, sea de la confianza del indiciado o imputado o la
adquiera para los efectos de la búsqueda y obtención de información relevante y
de elementos materiales probatorios y evidencia física.
Durante la realización de los procedimientos encubiertos podrán utilizarse los
medios técnicos de ayuda previstos en el artículo 239.
En cumplimiento de lo dispuesto en este artículo, se deberá adelantar la
revisión de legalidad formal y material del procedimiento ante el juez de
control de garantías dentro de las treinta y seis (36) horas siguientes a la
terminación de la operación encubierta, para lo cual se aplicarán, en lo que sea
pertinente, las reglas previstas para los registros y allanamientos. El texto
subrayado fue declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante
Sentencia C-025 de 2009, siempre que se entienda que cuando el indiciado
tenga noticia de que en las diligencias practicadas en la etapa de indagación
anterior a la formulación de la imputación, se está investigando su
participación en la comisión de un hecho punible, el juez de control de
garantías debe autorizarle su participación y la de su abogado en la
audiencia posterior de control de legalidad de tales diligencias, si así lo
solicita.
NOTA: El texto subrayado y en negrilla fue declarado EXEQUIBLE por la
Corte Constitucional mediante Sentencia C-156 de 2016.
En todo caso, el uso de agentes encubiertos no podrá extenderse por un período
superior a un (1) año, prorrogable por un (1) año más mediante debida
justificación. Si vencido el plazo señalado no se hubiere obtenido ningún resultado,
esta se cancelará, sin perjuicio de la realización del control de legalidad
correspondiente.
 Artículo 242 A. Adicionado por el art. 36, Ley 1474 de 2011
 Artículo 243. Entrega vigilada. El fiscal que tuviere motivos razonablemente
fundados, de acuerdo con los medios cognoscitivos previstos en este código, para
creer que el indiciado o el imputado dirige, o de cualquier forma interviene en el
transporte de armas, explosivos, municiones, moneda falsificada, drogas que
producen dependencia o también cuando sea informado por agente encubierto o
de confianza de la existencia de una actividad criminal continua, previa
autorización del Director Nacional o Seccional de Fiscalías, podrá ordenar la
realización de entregas vigiladas de objetos cuya posesión, transporte,
enajenación, compra, alquiler o simple tenencia se encuentre prohibida. A estos
efectos se entiende como entrega vigilada el dejar que la mercancía se transporte
en el territorio nacional o salga de él, bajo la vigilancia de una red de agentes de
policía judicial especialmente entrenados y adiestrados.
En estos eventos, está prohibido al agente encubierto sembrar la idea de la
comisión del delito en el indiciado o imputado. Así, sólo está facultado para
entregar por sí, o por interpuesta persona, o facilitar la entrega del objeto de la
transacción ilegal, a instancia o por iniciativa del indiciado o imputado.
De la misma forma, el fiscal facultará a la policía judicial para la realización de
vigilancia especial, cuando se trate de operaciones cuyo origen provenga del
exterior y en desarrollo de lo dispuesto en el capítulo relativo a la cooperación
judicial internacional.
Durante el procedimiento de entrega vigilada se utilizará, si fuere posible, los
medios técnicos idóneos que permitan establecer la intervención del indiciado o
del imputado.
En todo caso, una vez concluida la entrega vigilada, los resultados de la misma y,
en especial, los elementos materiales probatorios y evidencia física, deberán ser
objeto de revisión por parte del juez de control de garantías, lo cual cumplirá
dentro de las treinta y seis (36) horas siguientes con el fin de establecer su
legalidad formal y material. El texto subrayado fue declarado EXEQUIBLE por
la Corte Constitucional mediante Sentencia C-025 de 2009, siempre que se
entienda que cuando el indiciado tenga noticia de que en las diligencias
practicadas en la etapa de indagación anterior a la formulación de la
imputación, se está investigando su participación en la comisión de un
hecho punible, el juez de control de garantías debe autorizarle su
participación y la de su abogado en la audiencia posterior de control de
legalidad de tales diligencias, si así lo solicita.
Ver Resolución de la Fiscalía General de la Nación 0-2450 de 2006
 Artículo 244. Búsqueda selectiva en bases de datos. La policía judicial, en
desarrollo de su actividad investigativa, podrá realizar las comparaciones de datos
registradas en bases mecánicas, magnéticas u otras similares, siempre y cuando
se trate del simple cotejo de informaciones de acceso público.
Cuando se requiera adelantar búsqueda selectiva en las bases de datos, que
implique el acceso a información confidencial, referida al indiciado o imputado o,
inclusive a la obtención de datos derivados del análisis cruzado de las mismas,
deberá mediar autorización previa del fiscal que dirija la investigación y (se
aplicarán, en lo pertinente, las disposiciones relativas a los registros y
allanamientos). Texto subrayado declarado EXEQUIBLE por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-336 de 2007, en el entendido que se
requiere de orden judicial previa cuando se trata de los datos personales,
organizados con fines legales y recogidos por instituciones o entidades
públicas o privadas debidamente autorizadas para ello.
NOTA: El texto entre paréntesis fue declarado EXEQUIBLE por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-025 de 2009, siempre que se entienda
que cuando el indiciado tenga noticia de que en las diligencias practicadas
en la etapa de indagación anterior a la formulación de la imputación, se está
investigando su participación en la comisión de un hecho punible, el juez de
control de garantías debe autorizarle su participación y la de su abogado en
la audiencia posterior de control de legalidad de tales diligencias, si así lo
solicita.
En estos casos, la revisión de la legalidad se realizará ante el juez de control de
garantías, dentro de las treinta y seis (36) horas siguientes a la culminación de la
búsqueda selectiva de la información.
 Artículo 245. Exámenes de ADN que involucren al indiciado o al
imputado. Cuando la policía judicial requiera la realización de exámenes de ADN,
en virtud de la presencia de fluidos corporales, cabellos, vello púbico, semen,
sangre u otro vestigio que permita determinar datos como la raza, el tipo de sangre
y, en especial, la huella dactilar genética, se requerirá orden expresa del fiscal que
dirige la investigación.
Si se requiere cotejo de los exámenes de ADN con la información genética del
indiciado o imputado, mediante el acceso a bancos de esperma y de sangre,
muestras de laboratorios clínicos, consultorios médicos u odontológicos, entre
otros, deberá adelantarse la revisión de legalidad, ante el juez de control de
garantías, dentro de las treinta y seis (36) horas siguientes a la terminación del
examen respectivo, con el fin de establecer su legalidad formal y material. El texto
subrayado fue declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante
Sentencia C-025 de 2009, siempre que se entienda que cuando el indiciado
tenga noticia de que en las diligencias practicadas en la etapa de indagación
anterior a la formulación de la imputación, se está investigando su
participación en la comisión de un hecho punible, el juez de control de
garantías debe autorizarle su participación y la de su abogado en la
audiencia posterior de control de legalidad de tales diligencias, si así lo
solicita.
El texto en letra cursiva "dentro de las treinta y seis (36) horas siguientes a la
terminación del examen respectivo" declarado INEXEQUIBLE, por la Corte
Constitucional, mediante Sentencia C-334 de 2010

CAPITULO IIIActuaciones que requieren autorización judicial previa para su


realización
 Artículo 246. Regla general. Las actividades que adelante la policía judicial, en
desarrollo del programa metodológico de la investigación, diferentes a las previstas
en el capítulo anterior y que impliquen afectación de derechos y garantías
fundamentales, únicamente se podrán realizar con autorización previa proferida
por el juez de control de garantías, a petición del fiscal correspondiente. La policía
judicial podrá requerir autorización previa directamente al juez, cuando se
presenten circunstancias excepcionales que ameriten extrema urgencia, en cuyo
caso el fiscal deberá ser informado de ello inmediatamente.
 Artículo 247. Inspección corporal. Cuando el Fiscal General, o el fiscal tengan
motivos razonablemente fundados, de acuerdo con los medios cognoscitivos
previstos en este código, para creer que, en el cuerpo del imputado existen
elementos materiales probatorios y evidencia física necesarios para la
investigación, podrá ordenar la inspección corporal de dicha persona. En esta
diligencia deberá estar presente el defensor y se observará toda clase de
consideraciones compatibles con la dignidad humana.
Artículo declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante
Sentencia C-822 de 2005, en relación con los cargos analizados, en el
entendido de que:
a) La inspección corporal requiere autorización previa del juez de control de
garantías, el cual ponderará la solicitud del fiscal, o de la policía judicial en
circunstancias excepcionales que ameriten extrema urgencia, para
determinar si la medida específica es o no pertinente y, de serlo, si también
es idónea, necesaria y proporcionada en las condiciones particulares del
caso;
b) Cuando el imputado invoque circunstancias extraordinarias, no tenidas en
cuenta al conferir la autorización judicial, para negarse a permitir la
inspección corporal, se deberá acudir al juez de control de garantías que
autorizó la medida para que éste defina las condiciones bajo las cuales ésta
se podrá practicar, o la niegue.
c) La inspección corporal siempre se realizará en condiciones de seguridad,
higiene, confiabilidad, y humanidad para el imputado, en los términos del
apartado 5.2.2.5. de esta sentencia.
Artículo 248. Registro personal. Sin perjuicio de los procedimientos preventivos
que adelanta la fuerza pública en cumplimiento de su deber constitucional, y salvo
que se trate de registro incidental a la captura, realizado con ocasión de ella, el
Fiscal General o su delegado que tenga motivos razonablemente fundados, de
acuerdo con medios cognoscitivos previstos en este código, para inferir que alguna
persona relacionada con la investigación que adelanta, está en posesión de
elementos materiales probatorios y evidencia física, podrá ordenar el registro de
esa persona.
Para practicar este registro se designará a persona del mismo sexo de la que
habrá de registrarse, y se guardarán con ella toda clase de consideraciones
compatibles con la dignidad humana. Si se tratare del imputado deberá estar
asistido por su defensor.
Texto subrayado declarado INEXEQUIBLE por la Corte Constitucional
mediante Sentencia C-822 de 2005; el texto restante fue declarado
EXEQUIBLE, en relación con los cargos analizados, en el entendido de que:
a) salvo el registro incidental a la captura, el registro corporal requiere
autorización previa del juez de control de garantías, el cual ponderará la
solicitud del fiscal, o de la policía judicial en circunstancias excepcionales
que ameriten extrema urgencia, para determinar si la medida específica es o
no pertinente y, de serlo, si también es idónea, necesaria y proporcionada en
las condiciones particulares del caso;
b) el juez de control de garantías también definirá las condiciones bajo las
cuales ésta se podrá practicar en el evento de que la persona sobre la cual
recae el registro se niegue a permitir su práctica.
 Artículo 249. Obtención de muestras que involucren al imputado. Cuando a juicio
de l fiscal resulte necesario a los fines de la investigación, y previa la realización de
audiencia de revisión de legalidad ante el juez de control de garantías en el evento
de no existir consentimiento del afectado, podrá ordenar a la policía judicial la
obtención de muestras para examen grafotécnico, cotejo de fluidos corporales,
identificación de voz, impresión dental y de pisadas, de conformidad con las reglas
siguientes:
1. Para la obtención de muestras para examen grafotécnico:
a) Le pedirá al imputado que escriba, con instrumento similar al utilizado en el
documento cuestionado, textos similares a los que se dicen falsificados y que
escriba la firma que se dice falsa. Esto lo hará siguiendo las reglas sugeridas por
los expertos del laboratorio de policía judicial;
b) Le pedirá al imputado que en la máquina que dice se elaboró el documento
supuestamente falso o en que se alteró, o en otra similar, escriba texto como los
contenidos en los mencionados documentos. Esto lo hará siguiendo las reglas
sugeridas por los expertos del laboratorio de policía judicial;
c) Obtenidas las muestras y bajo rigurosa custodia, las trasladará o enviará, según
el caso, junto con el documento redargüido de falso, al centro de peritaje para que
hagan los exámenes correspondientes. Terminados estos, se devolverá con el
informe pericial al funcionario que los ordenó.
2. Para la obtención de muestras de fluidos corporales, cabellos, vello púbico,
pelos, voz, impresión dental y pisadas, se seguirán las reglas previstas para los
métodos de identificación técnica.
En todo caso, se requerirá siempre la presencia del defensor del imputado.
Parágrafo. De la misma manera procederá la policía judicial al realizar inspección
en la escena del hecho, cuando se presenten las circunstancias del artículo 245.
Artículo declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante
Sentencia C-822 de 2005, en relación con los cargos analizados, en el
entendido de que:
a) la obtención de muestras requiere autorización previa del juez de control
de garantías, el cual ponderará la solicitud del fiscal, o de la policía judicial
en circunstancias excepcionales que ameriten extrema urgencia, para
determinar si la medida específica es o no pertinente y, de serlo, si también
es idónea, necesaria y proporcionada en las condiciones particulares del
caso;
b) la obtención de muestras siempre se realizará en condiciones de
seguridad, higiene, confiabilidad, y humanidad para el imputado, en los
términos del apartado 5.4.2.5 de esta sentencia.
 Artículo 250. Procedimiento en caso de lesionados o de víctimas de agresiones
sexuales. Cuando se trate de investigaciones relacionadas con la libertad sexual,
la integridad corporal o cualquier otro delito en donde resulte necesaria la práctica
de reconocimiento y exámenes físicos de las víctimas, tales como extracciones de
sangre, toma de muestras de fluidos corporales, semen u otros análogos, y no
hubiera peligro de menoscabo para su salud, la policía judicial requerirá el auxilio
del perito forense a fin de realizar el reconocimiento o examen respectivos.
En todo caso, deberá obtenerse el consentimiento escrito de la víctima o de su
representante legal cuando fuere menor o incapaz y si estos no lo prestaren, se les
explicará la importancia que tiene para la investigación y las consecuencias
probables que se derivarían de la imposibilidad de practicarlos. De perseverar en
su negativa se acudirá al juez de control de garantías para que fije los
condicionamientos dentro de los cuales debe efectuarse la inspección.
El reconocimiento o examen se realizará en un lugar adecuado, preferiblemente en
el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses o, en su defecto, en un
establecimiento de salud.
Texto subrayado declarado INEXEQUIBLE por la Corte Constitucional
mediante Sentencia C-822 de 2005; el texto restante fue declarado
EXEQUIBLE, en relación con los cargos analizados, en el entendido de que:
a) la víctima o su representante legal haya dado su consentimiento libre e
informado para la práctica de la medida;
b) de perseverar la víctima en su negativa, el juez de control de garantías
podrá autorizar o negar la medida, y la negativa de la víctima prevalecerá
salvo cuando el juez, después de ponderar si la medida es idónea, necesaria
y proporcionada en las circunstancias del caso, concluya que el delito
investigado reviste extrema gravedad y dicha medida se la única forma de
obtener una evidencia física para la determinación de la responsabilidad
penal del procesado o de su inocencia
c) no se podrá practicar la medida en persona adulta víctima de delitos
relacionados con la libertad sexual sin su consentimiento informado y libre.
d) la práctica de reconocimiento y exámenes físicos para obtener muestras
físicas, siempre se realizará en condiciones de seguridad, higiene,
confiabilidad, y humanidad para la víctima, en los términos del apartado
5.5.2.6. de esta sentencia.

CAPITULO IV Métodos de identificación


 Artículo 251. Métodos. Para la identificación de personas se podrán utilizar los
diferentes métodos que el estado de la ciencia aporte, y que la criminalística
establezca en sus manuales, tales como las características morfológicas de las
huellas digitales, la carta dental y el perfil genético presente en el ADN, los cuales
deberán cumplir con los requisitos del artículo 420 de este código respecto de la
prueba pericial.
Igualmente coadyuvarán en esta finalidad otros exámenes de sangre o de semen;
análisis de composición de cabellos, vellos y pelos; caracterización de voz;
comparación sistemática de escritura manual con los grafismos cuestionados en
un documento, o características de redacción y estilo utilizado en el mismo; por el
patrón de conducta delincuencial registrado en archivos de policía judicial; o por el
conjunto de huellas dejadas al caminar o correr, teniendo en cuenta la línea
direccional, de los pasos y de cada pisada.
 Artículo 252. Reconocimiento por medio de fotografías o vídeos. Cuando no exista
un indiciado relacionado con el delito, o existiendo no estuviere disponible para la
realización de reconocimiento en fila de personas, o se negare a participar en él, la
policía judicial, para proceder a la respectiva identificación, podrá utilizar cualquier
medio técnico disponible que permita mostrar imágenes reales, en fotografías,
imágenes digitales o vídeos. Para realizar esta actuación se requiere la
autorización previa del fiscal que dirige la investigación.
Este procedimiento se realizará exhibiendo al testigo un número no inferior a siete
(7) imágenes de diferentes personas, incluida la del indiciado, si la hubiere. En
este último evento, las imágenes deberán corresponder a personas que posean
rasgos similares a los del indiciado.
En ningún momento podrá sugerirse o señalarse la imagen que deba ser
seleccionada por el testigo, ni estar presente simultáneamente varios testigos
durante el procedimiento de identificación.
Cuando se pretenda precisar la percepción del reconocedor con respecto a los
rasgos físicos de un eventual indiciado, se le exhibirá el banco de imágenes,
fotografías o vídeos de que disponga la policía judicial, para que realice la
identificación respectiva.
Cualquiera que fuere el resultado del reconocimiento se dejará constancia resumid
a en acta a la que se anexarán las imágenes utilizadas, lo cual quedará sometido a
cadena de custodia.
Este tipo de reconocimiento no exonera al reconocedor de la obligación de
identificar en fila de personas, en caso de aprehensión o presentación voluntaria
del imputado. En este evento se requerirá la presencia del defensor del imputado.
 Artículo 253. Reconocimiento en fila de personas. En los casos en que se impute
la comisión de un delito a una persona cuyo nombre se ignore, fuere común a
varias o resulte necesaria la verificación de su identidad, la policía judicial, previa
autorización del fiscal que dirija la investigación, efectuará el reconocimiento en fila
de personas, de conformidad con las siguientes reglas:
El reconocimiento se efectuará mediante la conformación de una fila de personas,
en número no inferior a siete (7), incluido el imputado, al que se le advertirá el
derecho que tiene de escoger el lugar dentro de la fila.
No podrá estar presente en una fila de personas más que un indiciado.
Las personas que formen parte de la fila deberán tener características
morfológicas similares; estar vestidas de manera semejante y ofrecer modalidades
análogas, cuando sea el caso por las circunstancias en que lo percibió quien hace
el reconocimiento.
La policía judicial o cualquier otro interviniente, durante el reconocimiento, no
podrá hacer señales o formular sugerencias para la identificación.
Tampoco podrá el testigo observar al indiciado, ni a los demás integrantes de la
fila de personas, antes de que se inicie el procedimiento.
En caso de ser positiva la identificación, deberá expresarse, por parte del testigo,
el número o posición de la persona que aparece en la fila y, además, manifestará
si lo ha visto con anterioridad o con posterioridad a los hechos que se investigan,
indicando en qué circunstancias.
De todo lo actuado se dejará registro mediante el empleo del medio técnico idóneo
y se elaborará un acta que lo resuma, cualquiera que fuere su resultado.
Lo previsto en este artículo tendrá aplicación, en lo que corresponda, a los
reconocimientos que tengan lugar después de formulada la imputación. En este
evento se requerirá la presencia del defensor del imputado. De lo actuado se
dejará constancia.

CAPITULO V Cadena de custodia


 Artículo 254. Aplicación. Con el fin de demostrar la autenticidad de los elementos
materiales probatorios y evidencia física, la cadena de custodia se aplicará
teniendo en cuenta los siguientes factores: identidad, estado original, condiciones
de recolección, preservación, embalaje y envío; lugares y fechas de permanencia y
los cambios que cada custodio haya realizado. Igualmente se registrará el nombre
y la identificación de todas las personas que hayan estado en contacto con esos
elementos.
La cadena de custodia se iniciará en el lugar donde se descubran, recauden o
encuentren los elementos materiales probatorios y evidencia física, y finaliza por
orden de autoridad competente.
Parágrafo. El Fiscal General de la Nación reglamentará lo relacionado con el
diseño, aplicación y control del sistema de cadena de custodia, de acuerdo con los
avances científicos, técnicos y artísticos.
NOTA: El Manual de procedimientos del Sistema de Cadena de Custodia, fue
adoptado por la Fiscalía General de la Nación, mediante la Resolución 0-
6394 de 2004
 Artículo 255. Responsabilidad. La aplicación de la cadena de custodia es
responsabilidad de los servidores públicos que entren en contacto con los
elementos materiales probatorios y evidencia física.
Los particulares que por razón de su trabajo o por el cumplimento de las funciones
propias de su cargo, en especial el personal de los servicios de salud que entren
en contacto con elementos materiales probatorios y evidencia física, son
responsables por su recolección, preservación y entrega a la autoridad
correspondiente.
 Artículo 256. Macroelementos materiales probatorios. Los objetos de gran tamaño,
como naves, aeronaves, vehículos automotores, máquinas, grúas y otros
similares, después de ser examinados por peritos, para recoger elementos
materiales probatorios y evidencia física que se hallen en ellos, se grabarán en
videocinta o se fotografiarán su totalidad y, especialmente, se registrarán del
mismo modo los sitios en donde se hallaron huellas, rastros, microrrastros o
semejantes, marihuana, cocaína, armas, explosivos o similares que puedan ser
objeto o producto de delito. Estas fotografías y vídeos sustituirán al elemento
físico, serán utilizados en su lugar, durante el juicio oral y público o en cualquier
otro momento del procedimiento; y se embalarán, rotularán y conservarán en la
forma prevista en el artículo anterior.
El fiscal, en su defecto los funcionarios de policía judicial, deberán ordenar la
destrucción de los materiales explosivos en el lugar del hallazgo, cuando las
condiciones de seguridad lo permitan.
 Artículo 257. Inicio de la cadena de custodia. El servidor público que, en actuación
de indagación o investigación policial, hubiere embalado y rotulado el elemento
material probatorio y evidencia física, lo custodiará.
 Artículo 258. Traslado de contenedor. El funcionario de policía judicial o el servidor
público que hubiere recogido, embalado y rotulado el elemento material probatorio
y evidencia física, lo trasladará al laboratorio correspondiente, donde lo entregará
en la oficina de correspondencia o la que haga sus veces, bajo el recibo que figura
en el formato de cadena de custodia.
 Artículo 259. Traspaso de contenedor. El servidor público de la oficina de
correspondencia o la que haga sus veces, sin pérdida de tiempo, bajo el recibo
que figura en el formato de cadena de custodia, entregará el contenedor al perito
que corresponda según la especialidad.
 Artículo 260. Actuación del perito. El perito que reciba el contenedor dejará
constancia del estado en que se encuentra y procederá a las investigaciones y
análisis del elemento material probatorio y evidencia física, a la menor brevedad
posible, de modo que su informe pericial pueda ser oportunamente remitido al
fiscal correspondiente.
 Artículo 261. Responsabilidad de cada custodio. Cada servidor público de los
mencionados en los artículos anteriores, será responsable de la custodia del
contenedor y del elemento material durante el tiempo que esté en su poder, de
modo que no pueda ser destruido, suplantado, alterado o deteriorado.
 Artículo 262. Remanentes. Los remanentes del elemento material analizado, serán
guardados en el almacén que en el laboratorio está destinado para ese fin. Al
almacenarlo será previamente identificado de tal forma que, en cualquier otro
momento, pueda ser recuperado para nuevas investigaciones o análisis o para su
destrucción, cuando así lo disponga la autoridad judicial competente.
Cuando se tratare de otra clase de elementos como moneda, documentos
manuscritos, mecanografiados o de cualquier otra clase; o partes donde constan
números seriales y otras semejantes, elaborado el informe pericial, continuarán
bajo custodia.
 Artículo 263. Examen previo al recibo. Toda persona que deba recibir un elemento
material probatorio y evidencia física, antes de hacerlo, revisará el recipiente que
lo contiene y dejará constancia del estado en que se encuentre.
 Artículo 264. Identificación. Toda persona que aparezca como embalador y
rotulador, o que entrega o recibe el contenedor de elemento material probatorio y
evidencia física, deberá identificarse con su nombre completo y apellidos, el
número de su cédula de ciudadanía y el cargo que desempeña. Así constará en el
formato de cadena de custodia.
 Artículo 265. Certificación. La policía judicial y los peritos certificarán la cadena de
custodia.
La certificación es la afirmación de que el elemento hallado en el lugar, fecha y
hora indicados en el rótulo, es el que fue recogido por la policía judicial y que ha
llegado al laboratorio y ha sido examinado por el perito o peritos. Además, que en
todo momento ha estado custodiado.
 Artículo 266. Destino de macroelementos. Salvo lo previsto en este código en
relación con las medidas cautelares sobre bienes susceptibles de comiso, los
macroelementos materiales probatorios, mencionados en este capítulo, después
de que sean examinados, fotografiados, grabados o filmados, serán devueltos al
propietario, poseedor o al tenedor legítimo según el caso, previa demostración de
la calidad invocada, siempre y cuando no hayan sido medios eficaces para la
comisión del delito.

CAPITULO VI Facultades de la defensa en la investigación


 Artículo 267. Facultades de quien no es imputado. Quien sea informado o advierta
que se adelanta investigación en su contra, podrá asesorarse de abogado. Aquel o
este, podrán buscar, identificar empíricamente, recoger y embalar los elementos
materiales probatorios, y hacerlos examinar por peritos particulares a su costa, o
solicitar a la policía judicial que lo haga. Tales elementos, el informe sobre ellos y
las entrevistas que hayan realizado con el fin de descubrir información útil, podrá
utilizarlos en su defensa ante las autoridades judiciales.
Igualmente, podrá solicitar al juez de control de garantías que lo ejerza sobre las
actuaciones que considere hayan afectado o afecten sus derechos fundamentales.
 Artículo 268. Facultades del imputado. El imputado o su defensor, durante la
investigación, podrán buscar, identificar empíricamente, recoger y embalar los
elementos materiales probatorios y evidencia física. Con la solicitud para que sean
examinados y la constancia de la Fiscalía de que es imputado o defensor de
este, los trasladarán al respectivo laboratorio del Instituto Nacional de
Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde los entregarán bajo recibo.
NOTA: El texto subrayado fue declarado INEXEQUIBLE por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-536 de 2008; el texto resaltado fue
declarado EXEQUIBLE en la misma Sentencia, en el entendido de que el
imputado o su defensor también podrán trasladar los elementos materiales
probatorios y evidencia física a cualquier otro laboratorio público o privado,
nacional o extranjero, para su respectivo examen.
 Artículo 269. Contenido de la solicitud. La solicitud deberá contener en forma
separada, con claridad y precisión, las preguntas que en relación con el elemento
material probatorio y evidencia física entregada, se requiere que responda el perito
o peritos, previa la investigación y análisis que corresponda.
 Artículo 270. Actuación del perito. Recibida la solicitud y los elementos
mencionados en los artículos anteriores, el perito los examinará. Si encontrare que
el contenedor, tiene señales de haber sido o intentado ser abierto, o que la
solicitud no reúne las mencionadas condiciones lo devolverá al solicitante. Lo
mismo hará en caso de que encontrare alterado el elemento por examinar. Si todo
lo hallare aceptable, procederá a la investigación y análisis que corresponda y a la
elaboración del informe pericial.
El informe pericial se entregará bajo recibo al solicitante y se conservará un
ejemplar de aquel y de este en el Instituto.
 Artículo 271. Facultad de entrevistar. El imputado o su defensor, podrán entrevistar
a personas con el fin de encontrar información útil para la defensa. En esta
entrevista se emplearán las técnicas aconsejadas por la criminalística.
La entrevista se podrá recoger y conservar por escrito, en grabación
magnetofónica, en video o en cualquier otro medio técnico idóneo.
 Artículo 272. Obtención de declaración jurada. El imputado o su defensor podrán
solicitar a un alcalde municipal, inspector de policía o notario público, que le reciba
declaración jurada a la persona, cuya exposición pueda resultar de especial
utilidad para la investigación. Esta podrá recogerse por escrito, grabación
magnetofónica, en video o en cualquier otro medio técnico idóneo.
 Artículo 273. Criterios de valoración. La valoración de los elementos materiales
probatorios y evidencia física se hará teniendo en cuenta su legalidad,
autenticidad, sometimiento a cadena de custodia y grado actual de aceptación
científica, técnica o artística de los principios en que se funda el informe.
 Artículo 274. Solicitud de prueba anticipada. El imputado o su defensor, podrán
solicitar al juez de control de garantías, la práctica anticipada de cualquier medio
de prueba, en casos de extrema necesidad y urgencia, para evitar la pérdida o
alteración del medio probatorio. Se efectuará una audiencia, previa citación al
fiscal correspondiente para garantizar el contradictorio.
Se aplicarán las mismas reglas previstas para la práctica de la prueba anticipada y
cadena de custodia.

T I T U L O II MEDIOS COGNOSCITIVOS EN LA INDAGACION E


INVESTIGACION
CAPITULO UNICO Elementos materiales probatorios, evidencia física e
información
 Artículo 275. Elementos materiales probatorios y evidencia física. Para efectos de
este código se entiende por elementos materiales probatorios y evidencia física,
los siguientes:
Huellas, rastros, manchas, residuos, vestigios y similares, dejados por la ejecución
de la actividad delictiva;
Armas, instrumentos, objetos y cualquier otro medio utilizado para la ejecución de
la actividad delictiva;
Dinero, bienes y otros efectos provenientes de la ejecución de la actividad
delictiva;
Los elementos materiales descubiertos, recogidos y asegurados en desarrollo de
diligencia investigativa de registro y allanamiento, inspección corporal y registro
personal;
Los documentos de toda índole hallados en diligencia investigativa de inspección o
que han sido entregados voluntariamente por quien los tenía en su poder o que
han sido abandonados allí;
Los elementos materiales obtenidos mediante grabación, filmación, fotografía,
video o cualquier otro medio avanzado, utilizados como cámaras de vigilancia, en
recinto cerrado o en espacio público;
El mensaje de datos, como el intercambio electrónico de datos, internet, correo
electrónico, telegrama, télex, telefax o similar, regulados por la Ley 527 de 1999 o
las normas que la sustituyan, adicionen o reformen;
Los demás elementos materiales similares a los anteriores y que son descubiertos,
recogidos y custodiados por el Fiscal General o por el fiscal directamente o por
conducto de servidores de policía judicial o de peritos del Instituto Nacional de
Medicina Legal y Ciencias Forenses, o de laboratorios aceptados oficialmente.
Parágrafo. Adicionado por el art. 1, Ley 1652 de 2013.
 Artículo 276. Legalidad. La legalidad del elemento material probatorio y evidencia
física depende de que en la diligencia en la cual se recoge o se obtiene, se haya
observado lo prescrito en la Constitución Política, en los Tratados Internacionales
sobre derechos humanos vigentes en Colombia y en las leyes.
 Artículo 277. Autenticidad. Los elementos materiales probatorios y la evidencia
física son auténticos cuando han sido detectados, fijados, recogidos y embalados
técnicamente, y sometidos a las reglas de cadena de custodia.
 La demostración de la autenticidad de los elementos materiales probatorios y
evidencia física no sometidos a cadena de custodia, estará a cargo de la parte que
los presente.
NOTA: Inciso declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante
Sentencia C-496 de 2015.
 Artículo 278. Identificación técnico científica. La identificación técnico científica
consiste en la determinación de la naturaleza y características del elemento
material probatorio y evidencia física, hecha por expertos en ciencia, técnica o
arte. Dicha determinación se expondrá en el informe pericial.
 Artículo 279. Elemento material probatorio y evidencia física recogidos por agente
encubierto o por agente infiltrado. El elemento material probatorio y evidencia físic
a, recogidos por agente encubierto o agente infiltrado, en desarrollo de operación
legalmente programada, sólo podrá ser utilizado como fuente de actividad
investigativa. Pero establecida su autenticidad y sometido a cadena de custodia,
tiene el valor de cualquier otro elemento material probatorio y evidencia física.
 Artículo 280. Elemento material probatorio y evidencia física recogidos en
desarrollo de entrega vigilada. El elemento material probatorio y evidencia física,
recogidos por servidor público judicial colombiano, en desarrollo de la técnica de
entrega vigilada, debidamente programada, sólo podrá ser utilizado como fuente
de actividad investigativa. Pero establecida su autenticidad y sometido a cadena
de custodia, tiene el valor de cualquier otro elemento material probatorio y
evidencia física.
 Artículo 281. Elemento material probatorio y evidencia física remitidos del
extranjero. El elemento material probatorio y evidencia física remitidos por
autoridad extranjera, en desarrollo de petición de autoridad penal colombiana,
basada en convenio bilateral o multilateral de cooperación judicial penal recíproca,
será sometido a cadena de custodia y tendrá el mismo valor que se le otorga a
cualquier otro elemento material probatorio y evidencia física.
 Artículo 282. Interrogatorio a indiciado. El fiscal o el servidor de policía judicial,
según el caso, que tuviere motivos fundados de acuerdo con los medios
cognoscitivos previstos en este código, para inferir que una persona es autora o
partícipe de la conducta que se investiga, sin hacerle imputación alguna, le dará a
conocer que tiene derecho a guardar silencio y que no está obligado a declarar
contra sí mismo ni en contra de su cónyuge, compañero permanente o parientes
dentro del cuarto grado de consanguinidad o civil, o segundo de afinidad. Si el
indiciado no hace uso de sus derechos y manifiesta su deseo de declarar, se
podrá interrogar en presencia de un abogado. El texto subrayado fue declarado
EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-029 de 2009,
en el entendido de que las mismas incluyen, en igualdad de condiciones, a
los integrantes de las parejas del mismo sexo.
 Artículo 283. Aceptación por el imputado. La aceptación por el imputado es el
reconocimiento libre, consciente y espontáneo de haber participado en alguna
forma o grado en la ejecución de la conducta delictiva que se investiga.
 Artículo 284. Prueba anticipada. Durante la investigación y hasta antes de la
instalación de la audiencia de juicio oral se podrá practicar anticipadamente
cualquier medio de prueba pertinente, con el cumplimiento de los siguientes
requisitos:
1. Que sea practicada ante el juez que cumpla funciones de control de garantías.
2. Que sea solicitada por el Fiscal General o el fiscal delegado, por la defensa o
por el Ministerio Público en los casos previstos en el artículo 112. Numeral
declarado EXEQUIBLE de manera condicionada, por la Corte Constitucional
mediante Sentencia C-209 de 2007, en el entendido de que la víctima también
puede solicitar la práctica de pruebas anticipadas ante el juez de control de
garantías.
3. Que sea por motivos fundados y de extrema necesidad y para evitar la pérdida o
alteración del medio probatorio.
4. Que se practique en audiencia pública y con observancia de las reglas previstas
para la práctica de pruebas en el juicio.
Parágrafo 1°. Si la prueba anticipada es solicitada a partir de la presentación del
escrito de acusación, el peticionario deberá informar de esta circunstancia al juez
de conocimiento.
Parágrafo 2°. Contra la decisión de practicar la prueba anticipada proceden los
recursos ordinarios. Si se negare, la parte interesada podrá de inmediato y por una
sola vez, acudir ante otro juez de control de garantías para que este en el acto
reconsidere la medida. Su decisión no será objeto de recurso.
Parágrafo 3°. En el evento en que la circunstancia que motivó la práctica de la
prueba anticipada, al momento en que se dé comienzo al juicio oral, no se haya
cumplido o haya desaparecido, el juez ordenará la repetición de dicha prueba en el
desarrollo del juicio oral.
Parágrafo 4°. Adicionado por el art. 37, Ley 1474 de 2011
 Artículo 285. Conservación de la prueba anticipada. Toda prueba anticipada
deberá conservarse de acuerdo con medidas dispuestas por el juez de control de
garantías.
T I T U L O IV REGIMEN DE LA LIBERTAD Y SU RESTRICCION
CAPITULO I Disposiciones comunes
 Artículo 295. Afirmación de la libertad. Las disposiciones de este código que
autorizan preventivamente la privación o restricción de la libertad del imputado
tienen carácter excepcional; solo podrán ser interpretadas restrictivamente y su
aplicación debe ser necesaria, adecuada, proporcional y razonable frente a los
contenidos constitucionales.
 Artículo 296. Finalidad de la restricción de la libertad. La libertad personal podrá
ser afectada dentro de la actuación cuando sea necesaria para evitar la
obstrucción de la justicia, o para asegurar la comparecencia del imputado al
proceso, la protección de la comunidad y de las víctimas, o para el cumplimiento
de la pena.

CAPITULO II Captura
 Artículo 297. Requisitos generales. Modificado por el art. 19, Ley 1142 de 2007.
Para la captura se requerirá orden escrita proferida por un juez de control de
garantías con las formalidades legales y por motivo previamente definido en la ley.
El fiscal que dirija la investigación solicitará la orden al juez correspondiente,
acompañado de la policía judicial que presentará los elementos materiales
probatorios, evidencia física o la información pertinente, en la cual se
fundamentará la medida. El juez de control de garantías podrá interrogar
directamente a los testigos, peritos y funcionarios de la policía judicial y, luego de
escuchar los argumentos del fiscal, decidirá de plano.
Capturada la persona será puesta a disposición de un juez de control de garantías
en el plazo máximo de treinta y seis (36) horas para que efectúe la audiencia de
control de legalidad, ordene la cancelación de la orden de captura y disponga lo
pertinente con relación al aprehendido.
Parágrafo. Salvo los casos de captura en flagrancia, o de la captura excepcional
dispuesta por la Fiscalía General de la Nación, con arreglo a lo establecido en este
código, el indiciado, imputado o acusado no podrá ser privado de su libertad ni
restringido en ella, sin previa orden emanada del juez de control de
garantías. Texto subrayado declarado EXEQUIBLE por la Corte
Constitucional, mediante Sentencia C-190 de 2006, en el entendido de que la
facultad excepcional de efectuar capturas de la Fiscalía General de la Nación
no será aplicable hasta tanto el legislador no regule , de conformidad con el
inciso tercero del numeral 1° del artículo 250 de la Constitución, los límites y
eventos en que excepcionalmente procede la captura por orden de la Fiscalía
General de la Nación.
 Artículo 298. Contenido y vigencia. Modificado por el art. 56, Ley 1453 de 2011. El
mandamiento escrito expedido por el juez correspondiente indicará de forma clara
y sucinta los motivos de la captura, el nombre y los datos que permitan
individualizar al indiciado o imputado, cuya captura se ordena, el número de
radicación de la investigación adelantada por la policía judicial y el fiscal que dirige
la investigación. Copia de la orden de captura reposará en el despacho del juez
que la ordenó.
 La orden de captura tendrá una vigencia máxima de seis (6) meses, pero podrá
prorrogarse tantas veces como resulte necesario, a petición del fiscal
correspondiente, quien estará obligado a comunicar la prórroga al organismo de
policía judicial encargado de hacerla efectiva.
 Parágrafo. La persona capturada durante la etapa de juzgamiento será puesta a
disposición de un juez de control de garantías en el plazo máximo de treinta y seis
(36) horas para que efectúe la audiencia de control de legalidad, ordene la
cancelación de la orden de captura y disponga lo pertinente con relación al
aprehendido.
 Artículo 299. Trámite de la orden de captura. Modificado por el art. 20, Ley 1142
de 2007. Proferida la orden de captura, el funcionario judicial la enviará
inmediatamente a la Fiscalía General de la Nación para que disponga el
organismo de policía judicial encargado de realizar la aprehensión física, y se
registre en el sistema de información que se lleve para el efecto. De igual forma
deberá comunicarse cuando por cualquier motivo pierda su vigencia, para
descargarla de los archivos de cada organismo, indicando el motivo de tal
determinación.
 Artículo 300. INEXEQUIBLE. Captura sin orden judicial. Modificado por el art. 21
Ley 1142 de 2007. En los eventos en que proceda la detención preventiva, el
Fiscal General de la Nación o su delegado podrá proferir excepcionalmente
órdenes de captura cuando en desarrollo de la investigación tenga motivos
fundados para inferir que determinada persona ha participado en la conducta
investigada, no sea posible obtener inmediatamente orden judicial, y concurra al
menos una de las siguientes causales:
Cuando exista riesgo de que la persona evada la acción de la justicia.
Cuando represente peligro para la comunidad u obstruya la investigación.
En estos casos el capturado será puesto a disposición del juez de control de
garantías inmediatamente a más tardar dentro de las treinta y seis (36) horas, para
que en audiencia resuelva lo pertinente.

Corte Constitucional Sentencia C-1001 de 2005


 Artículo 301. Flagrancia. Modificado por el art. 57, Ley 1453 de 2011. Se entiende
que hay flagrancia cuando:
1. La persona es sorprendida y aprehendida al momento de cometer el delito.
2. La persona es sorprendida o individualizada al momento de cometer el delito y
aprehendida inmediatamente después por persecución o voces de auxilio de quien
presencie el hecho.
3. La persona es sorprendida y capturada con objetos, instrumentos o huellas, de
los cuales aparezca fundadamente que momentos antes ha cometido un delito o
participado en él.
 Artículo 302. Procedimiento en caso de flagrancia. Cualquier persona podrá
capturar a quien sea sorprendido en flagrancia.
Cuando sea una autoridad la que realice la captura deberá conducir al
aprehendido inmediatamente o a más tardar en el término de la distancia, ante la
Fiscalía General de la Nación.
Cuando sea un particular quien realiza la aprehensión deberá conducir al
aprehendido en el término de la distancia ante cualquier autoridad de policía. Esta
identificará al aprehendido, recibirá un informe detallado de las circunstancias en
que se produjo la captura, y pondrá al capturado dentro del mismo plazo a
disposición de la Fiscalía General de la Nación.
Si de la información suministrada o recogida aparece que el supuesto delito no
comporta detención preventiva, el aprehendido o capturado será liberado por la
Fiscalía, imponiéndosele bajo palabra un compromiso de comparecencia cuando
sea necesario. De la misma forma se procederá si la captura fuere ilegal.
La Fiscalía General de la Nación, con fundamento en el informe recibido de la
autoridad policiva o del particular que realizó la aprehensión, o con base en los
elementos materiales probatorios y evidencia física aportados, presentará al
aprehendido, inmediatamente o a más tardar dentro de las treinta y seis (36) horas
siguientes, ante el juez de control de garantías para que este se pronuncie en
audiencia preliminar sobre la legalidad de la aprehensión y las solicitudes de la
Fiscalía, de la defensa y del Ministerio Público.
Artículo declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante
Sentencia C-591 de 2005, por el cargo analizado, y bajo el entendido de que
el fiscal únicamente puede examinar las condiciones objetivas para la
imposición de la medida de aseguramiento de detención preventiva.
Parágrafo. Adicionado por el art. 22 Ley 1142 de 2007, así:
Parágrafo. En todos los casos de captura, la policía judicial inmediatamente
procederá a la plena identificación y registro del aprehendido, de acuerdo con lo
previsto en el artículo 128 de este código, con el propósito de constatar capturas
anteriores, procesos en curso y antecedentes.
 Artículo 303. Derechos del capturado. Al capturado se le informará de manera
inmediata lo siguiente:
1. Del hecho que se le atribuye y motivó su captura y el funcionario que la ordenó.
2. Del derecho a indicar la persona a quien se deba comunicar su aprehensión. El
funcionario responsable del capturado inmediatamente procederá a comunicar
sobre la retención a la persona que este indique.
3. Del derecho que tiene a guardar silencio, que las manifestaciones que haga
podrán ser usadas en su contra y que no está obligado a declarar en contra de su
cónyuge, compañero permanente o parientes dentro del cuarto grado de
consanguinidad o civil, o segundo de afinidad. El texto subrayado fue declarado
EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-029 de 2009,
en el entendido de que las mismas incluyen, en igualdad de condiciones, a
los integrantes de las parejas del mismo sexo.
4. Del derecho que tiene a designar y a entrevistarse con un abogado de confianza
en el menor tiempo posible. De no poder hacerlo, el sistema nacional de
defensoría pública proveerá su defensa.
 Artículo 304. Formalización de la reclusión. Modificado por el art. 23, Ley 1142 de
2007, Modificado por el art. 58, Ley 1453 de 2011. Cuando el capturado deba ser
recluido el funcionario judicial a cuyas órdenes se encuentre lo remitirá
inmediatamente a la autoridad del establecimiento de reclusión pertinente, para
que se le mantenga privado de la libertad. La remisión expresará el motivo y la
fecha de la captura.
En caso de que el capturado haya sido conducido a un establecimiento carcelario
sin la orden correspondiente, el director la solicitará al funcionario que ordenó su
captura. Si transcurridas treinta y seis (36) horas desde el ingreso del aprehendido
no se ha satisfecho este requisito, será puesto inmediatamente en libertad.
 Artículo 305. Registro de personas capturadas y detenidas. Los organismos con
atribuciones de policía judicial, llevarán un registro actualizado de las capturas de
todo tipo que realicen, con los siguientes datos: identificación del capturado, lugar,
fecha y hora en la que se llevó a cabo su captura, razones que la motivaron,
funcionario que realizó o formalizó la captura y la autoridad ante la cual fue puesto
a disposición.
Para tal efecto, cada entidad deberá remitir el registro previsto en el inciso anterior
a la Fiscalía General de la Nación, para que la dependencia a su cargo consolide y
actualice dicho registro con la información sobre las capturas realizadas por cada
organismo.
 Artículo 305 A. Adicionado por el art. 4, Ley 1453 de 2011
CAPITULO III Medidas de Aseguramiento
 Artículo 306. Solicitud de imposición de medida de aseguramiento. Modificado por
el art. 59, Ley 1453 de 2011. El fiscal solicitará al juez de control de garantías
imponer medida de aseguramiento, indicando la persona, el delito, los elementos
de conocimiento necesarios para sustentar la medida y su urgencia, los cuales se
evaluarán en audiencia permitiendo a la defensa la controversia pertinente.
Escuchados los argumentos del fiscal, Ministerio Público y defensa, el juez emitirá
su decisión.
La presencia del defensor constituye requisito de validez de la respectiva
audiencia.
Artículo declarado EXEQUIBLE de manera condicionada, por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-209 de 2007, en el entendido de que la
víctima también puede acudir directamente ante el juez competente a
solicitar la medida correspondiente.
 Artículo 307. Medidas de aseguramiento. Son medidas de aseguramiento:
A. Privativas de la libertad
1. Detención preventiva en establecimiento de reclusión.
2. Detención preventiva en la residencia señalada por el imputado, siempre que
esa ubicación no obstaculice el juzgamiento;
B. No privativas de la libertad
1. La obligación de someterse a un mecanismo de vigilancia electrónica.
2. La obligación de someterse a la vigilancia de una persona o institución
determinada.
3. La obligación de presentarse periódicamente o cuando sea requerido ante el
juez o ante la autoridad que él designe.
4. La obligación de observar buena conducta individual, familiar y social, con
especificación de la misma y su relación con el hecho.
5. La prohibición de salir del país, del lugar en el cual reside o del ámbito territorial
que fije el juez.
6. La prohibición de concurrir a determinadas reuniones o lugares.
7. La prohibición de comunicarse con determinadas personas o con las víctimas,
siempre que no se afecte el derecho a la defensa.
8. La prestación de una caución real adecuada, por el propio imputado o por otra
persona, mediante depósito de dinero, valores, constitución de prenda o hipoteca,
entrega de bienes o la fianza de una o más personas idóneas.
9. La prohibición de salir del lugar de habitación entre las 6:00 p.m. y las 6:00 a.m.
El juez podrá imponer una o varias de estas medidas de aseguramiento, conjunta
o indistintamente, según el caso, adoptando las precauciones necesarias para
asegurar su cumplimiento. Si se tratare de una persona de notoria insolvencia, no
podrá el juez imponer caución prendaria.
Parágrafo 1. Adicionado por el art. 1, Ley 1760 de 2015.
Parágrafo 2. Adicionado por el art. 1, Ley 1760 de 2015.
 Artículo 308. Requisitos. El juez de control de garantías, a petición del Fiscal
General de la Nación o de su delegado, decretará la medida de aseguramiento
cuando de los elementos materiales probatorios y evidencia física recogidos y
asegurados o de la información obtenidos legalmente, se pueda inferir
razonablemente que el imputado puede ser autor o partícipe de la conducta
delictiva que se investiga, siempre y cuando se cumpla alguno de los siguientes
requisitos:
1. Que la medida de aseguramiento se muestre como necesaria para evitar que el
imputado obstruya el debido ejercicio de la justicia.
2. Que el imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad o de la
víctima.
3. Que resulte probable que el imputado no comparecerá al proceso o que no
cumplirá la sentencia.
NOTA: El texto subrayado fue declarado EXEQUIBLE por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-695 de 2013.
Parágrafo. Adicionado por el art. 2, Ley 1760 de 2015.
 Artículo 309. Obstrucción de la justicia. Se entenderá que la imposición de la
medida de aseguramiento es indispensable para evitar la obstrucción de la justicia,
cuando existan motivos graves y fundados que permitan inferir que el imputado
podrá destruir, modificar, dirigir, impedir, ocultar o falsificar elementos de prueba; o
se considere que inducirá a coimputados, testigos, peritos o terceros para que
informen falsamente o se comporten de manera desleal o reticente; o cuando
impida o dificulte la realización de las diligencias o la labor de los funcionarios y
demás intervinientes en la actuación.
 Artículo 310. Peligro para la comunidad. Modificado por el art. 24, Ley 1142 de
2007, Modificado por el art. 3, Ley 1760 de 2015. Para estimar si la libertad del
imputado resulta peligrosa para la seguridad de la comunidad, además de la
gravedad del hecho y la pena imponible, deberán tenerse en cuenta las siguientes
circunstancias:
1. La continuación de la actividad delictiva o su probable vinculación con
organizaciones criminales.
2. El número de delitos que se le imputan y la naturaleza de los mismos.
3. El hecho de estar acusado, o de encontrarse sujeto a alguna medida de
aseguramiento, o de estar disfrutando un mecanismo sustitutivo de la pena
privativa de la libertad, por delito doloso o preterintencional.
4. La existencia de sentencias condenatorias vigentes por delito doloso o
preterintencional.
NOTA: El texto subrayado fue declarado EXEQUIBLE por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-469 de 2016.
 Artículo 311. Peligro para la víctima. Se entenderá que la seguridad de la víctima
se encuentra en peligro por la libertad del imputado, cuando existan motivos
fundados que permitan inferir que podrá atentar contra ella, su familia o sus
bienes.
 Artículo 312. No comparecencia. Modificado por el art. 25, Ley 1142 de 2007.
Para decidir acerca de la eventual no comparecencia del imputado, además de la
modalidad y gravedad del hecho y de la pena imponible se tendrá en cuenta:
1. La falta de arraigo en la comunidad, determinado por el domicilio, asiento de la
familia, de sus negocios o trabajo y las facilidades que tenga para abandonar
definitivamente el país o permanecer oculto.
2. La gravedad del daño causado y la actitud que el imputado asuma frente a este.
3. El comportamiento del imputado durante el procedimiento o en otro anterior, del
que se pueda inferir razonablemente su falta de voluntad para sujetarse a la
investigación, a la persecución penal y al cumplimiento de la pena.
 Artículo 313. Procedencia de la detención preventiva. Modificado por el art. 60,
Ley 1453 de 2011. Satisfechos los requisitos señalados en el artículo 308,
procederá la detención preventiva en establecimiento carcelario, en los siguientes
casos:
1. En los delitos de competencia de los jueces penales de circuito especializados.
2. En los delitos investigables de oficio, cuando el mínimo de la pena prevista por
la ley sea o exceda de cuatro (4) años.
3. En los delitos a que se refiere el Título VIII del Libro II del Código Penal cuando
la defraudación sobrepase la cuantía de ciento cincuenta (150) salarios mínimos
legales mensuales vigentes.
4. Adicionado por el art. 26, Ley 1142 de 2007, así:
4. Cuando la persona haya sido capturada por conducta constitutiva de delito o
contravención, dentro del lapso del año anterior, contado a partir de la nueva
captura o imputación, siempre que no se haya producido la preclusión o
absolución en el caso precedente.
 Artículo 314. Sustitución de la detención preventiva. Modificado por el art. 27, Ley
1142 de 2007. La detención preventiva en establecimiento carcelario podrá
sustituirse por la del lugar de residencia en los siguientes eventos:
1. Cuando para el cumplimiento de los fines previstos para la medida de
aseguramiento sea suficiente la reclusión en el lugar de residencia, aspecto que
será evaluado por el juez al momento de decidir sobre su imposición.
2. Cuando el imputado o acusado fuere mayor de sesenta y cinco (65) años,
siempre que su personalidad, la naturaleza y modalidad del delito hagan
aconsejable su reclusión en el lugar de residencia.
3. Cuando a la imputada o acusada le falten dos (2) meses o menos para el parto.
Igual derecho tendrá durante los (6) meses siguientes a la fecha del nacimiento.
4. Cuando el imputado o acusado estuviere en estado grave por enfermedad,
previo dictamen de médicos oficiales.
El juez determinará si el imputado o acusado debe permanecer en su lugar de
residencia, en clínica u hospital.
5. Cuando la imputada o acusada fuere madre cabeza de familia de hijo menor de
doce (12) años o que sufriere incapacidad mental permanente, siempre y cuando
haya estado bajo su cuidado. En ausencia d e ella, el padre que haga sus veces
tendrá el mismo beneficio. Texto subrayado declarado INEXEQUIBLE por la
Corte Constitucional, mediante Sentencia C-154 de 2007
La detención en el lugar de residencia comporta los permisos necesarios para los
controles médicos de rigor, la ocurrencia del parto, y para trabajar en la hipótesis
del numeral 5.
En todos los eventos el beneficiario suscribirá un acta en la cual se compromete a
permanecer en el lugar o lugares indicados, a no cambiar de residencia sin previa
autorización, a concurrir ante las autoridades cuando fuere requerido, y,
adicionalmente, podrá imponer la obligación de someterse a los mecanismos de
control y vigilancia electrónica o de una persona o institución determinada, según
lo disponga el juez.
Parágrafo 1º. Adicionado por el art. 39, Ley 1474 de 2011
Artículo 315. Medidas de aseguramiento no privativas de la libertad. Modificado
por el art. 28, Ley 1142 de 2007. Cuando se proceda por delitos cuya pena
principal no sea privativa de la libertad, o por delitos querellables, o cuando el
mínimo de la pena señalada en la ley no exceda de cuatro (4) años, satisfechos
los requisitos del artículo 308, se podrá imponer una o varias de las medidas
señaladas en el artículo 307 literal B, siempre que sean razonables y
proporcionadas para el cumplimiento de las finalidades previstas.
 Artículo 316. Incumplimiento. Modificado por el art. 29, Ley 1142 de 2007. Si el
imputado o acusado incumpliere alguna de las obligaciones impuestas al
concederle la detención domiciliaria, o las inherentes a la medida de
aseguramiento no privativa de la libertad a que estuviere sometido, a petición de la
Fiscalía o del Ministerio Público, el juez podrá, según el caso, ordenar su reclusión
en establecimiento carcelario, disponer la reclusión en el lugar de residencia, o
imponer otra medida no privativa de la libertad, dependiendo de la gravedad del
incumplimiento o de la reincidencia.
Artículo declarado EXEQUIBLE de manera condicionada, por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-209 de 2007, en el entendido de que la
víctima también puede acudir directamente ante el juez competente a
solicitar la medida correspondiente.
 Artículo 317. Causales de libertad. Modificado por el art. 30, Ley 1142 de
2007, Modificado por el art. 61, Ley 1453 de 2011, Modificado por el art. 38, Ley
1474 de 2011., Modificado por el art. 4, Ley 1760 de 2015. Las medidas de
aseguramiento indicadas en los anteriores artículos tendrán vigencia durante toda
la actuación. La libertad del imputado o acusado se cumplirá de inmediato y solo
procederá en los siguientes eventos:
1. Cuando se haya cumplido la pena según la determinación anticipada que para
este efecto se haga, o se haya decretado la preclusión, o se haya absuelto al
acusado.
2. Como consecuencia de la aplicación del principio de oportunidad.
3. Como consecuencia de las cláusulas del acuerdo cuando haya sido aceptado
por el juez de conocimiento.
4. Cuando transcurridos sesenta (60) días contados a partir de la fecha de la
formulación de imputación no se hubiere presentado la acusación o solicitado la
preclusión, conforme a lo dispuesto en el artículo 294.
5. Cuando transcurridos sesenta (60) días contados a partir de la fecha de la
formulación de la acusación, no se haya dado inicio a la audienci a de juicio oral.
NOTA: El Texto subrayado fue declarado EXEQUIBLE por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-390 de 2014, en el entendido de que
salvo que el legislador disponga un término distinto, el previsto en dicho
numeral se contara a partir de la radicación del escrito de acusación.
 Artículo 318. Solicitud de revocatoria. Cualquiera de las partes podrá solicitar la
revocatoria o la sustitución de la medida de aseguramiento, por una sola vez y
ante el juez de control de garantías que corresponda, presentando los elementos
materiales probatorios o la información legalmente obtenidos que permitan inferir
razonablemente que han desaparecido los requisitos del artículo 308. Contra esta
decisión no procede recurso alguno. Texto subrayado declarado INEXEQUIBLE
por la Corte Constitucional, mediante Sentencia C-456 de 2006.
 Artículo 319. De la caución. Fijada por el juez una caución, el obligado con la
misma, si carece de recursos suficientes para prestarla, deberá demostrar
suficientemente esa incapacidad así como la cuantía que podría atender dentro del
plazo que se le señale.
En el evento en que se demuestre la incapacidad del imputado para prestar
caución prendaria, esta podrá ser sustituida por cualquiera de las medidas de
aseguramiento previstas en el literal B del artículo 307, de acuerdo con los criterios
de razonabilidad, proporcionalidad y necesidad.
Esta decisión no admite recurso.
 Artículo 320. Informe sobre medidas de aseguramiento. El juez que profiera,
modifique o revoque una medida de aseguramiento deberá informarlo a la Fiscalía
General de la Nación y al Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, a más
tardar dentro de los cinco (5) días siguientes a la decisión. Tales datos serán
registrados y almacenados en el sistema de información que para el efecto llevará
la Fiscalía General de la Nación.
LEY 1015 DE 2006 (febrero 7) por medio de la cual se expide el Régimen
Disciplinario para la Policía Nacional.
El Congreso de Colombia DECRETA: LIBRO PRIMERO PARTE GENERAL

T I T U L O II AMBITO DE APLICACION
 Artículo 22. Ambito de aplicación. La presente ley se aplicará a sus destinatarios
cuando incurran en falta disciplinaria dentro o fuera del territorio nacional.
 Artículo 23. Destinatarios. Son destinatarios de esta ley el personal uniformado
escalafonado y los Auxiliares de Policía que estén prestando servicio militar en la
Policía Nacional; aunque se encuentren retirados, siempre que la falta se haya
cometido en servicio activo.
Parágrafo 1°. Al personal que desempeña cargos en la Justicia Penal Militar,
tratándose de faltas relacionadas con el desempeño de las funciones
jurisdiccionales propias del respectivo cargo, le serán aplicadas las normas
disciplinarias de la Rama Jurisdiccional por la Procuraduría General de la Nación,
salvo que se trate de conductas relacionadas con el ejercicio de la función policial,
caso en el cual serán investigados por las autoridades disciplinarias que señala
esta ley.
Parágrafo 2°. Los estudiantes de las Seccionales de Formación de la Policía
Nacional, deberán regirse por el manual académico expedido por el Director
General de la Policía Nacional, salvo que se trate de conductas relacionadas con
el ejercicio de la función policial, caso en el cual serán investigados por las
autoridades disciplinarias que señala esta ley.
 Artículo 24. Autores. Es autor quien cometa la falta disciplinaria o determine a otro
a cometerla, aun cuando la conducta reprochada se conozca después de la
dejación del cargo o función.

T I T U L O III DE LA DISCIPLINA
 Artículo 25. Alcance e importancia. La disciplina es una de las condiciones
esenciales para el funcionamiento de la Institución Policial e implica la observancia
de las disposiciones Constitucionales, legales y reglamentarias que consagran el
deber profesional.
 Artículo 26. Mantenimiento de la disciplina. Del mantenimiento de la disciplina son
responsables todos los servidores de la Institución. La disciplina se mantiene
mediante el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de los deberes,
coadyuvando con los demás a conservarla.
 Artículo 27. Medios para encauzarla. Los medios para encauzar la disciplina son
preventivos y correctivos.
Los medios preventivos hacen referencia al ejercicio del mando con el fin de
orientar el comportamiento de los subalternos a través de llamados de atención
verbal, tareas tales como acciones de tipo pedagógico, asistencia a cursos de
formación ética, trabajos escritos, como medios disuasivos de aquellas conductas
que no trascienden ni afectan la función pública, sin que ello constituya
antecedente disciplinario.
Los medios correctivos hacen referencia a la aplicación del procedimiento
disciplinario en caso de ocurrencia de falta definida como tal en la presente ley.
Parágrafo. El Director General de la Policía Nacional, mediante Acto
Administrativo, creará el comité de recepción, atención, evaluación y trámite de
quejas e informes en cada una de las unidades que ejerzan la atribución
disciplinaria, señalando su conformación y funciones.
T I T U L O IV DE LAS ORDENES
 Artículo 28. Noción. Orden es la manifestación externa del superior con autoridad
que se debe obedecer, observar y ejecutar. La orden debe ser legítima, lógica,
oportuna, clara, precisa y relacionada con el servicio o función.
 Artículo 29. Orden ilegítima. La orden es ilegítima cuando excede los límites de la
competencia o conduce manifiestamente a la violación de la Constitución Política,
la ley, las normas institucionales o las órdenes legítimas superiores.
 Parágrafo. Si la orden es ilegítima, el subalterno no está obligado a obedecerla; en
caso de hacerlo la responsabilidad recaerá sobre el superior que emite la orden y
el subalterno que la cumple o ejecuta.
 Artículo 30. Noción de conducto regular. El conducto regular es un procedimiento
que permite transmitir en forma ágil entre las líneas jerárquicas de la Institución,
órdenes, instructivos y consignas relativas al servicio.
 Artículo 31. Pretermisión del conducto regular. El conducto regular podrá
pretermitirse ante hechos o circunstancias especiales, cuando de su observancia
se deriven resultados perjudiciales.
Parágrafo 1°. Restablecimiento del conducto regular. Cuando un subalterno reciba
directamente una orden, instrucción o consigna de una instancia superior a su
comandante, deberá cumplirla pero está obligado a informarle inmediatamente.
Parágrafo 2°. En los aspectos relacionados con asuntos disciplinarios, no es
exigible el conducto regular.

T I T U L O VI DE LAS FALTAS Y DE LAS SANCIONES DISCIPLINARIAS


CAPITULO I Clasificación y descripción de las faltas
 Artículo 33. Clasificación. Las faltas disciplinarias se clasifican, en:
1. Gravísimas.
2. Graves.
3. Leves.
 Artículo 34. Faltas gravísimas. Son faltas gravísimas las siguientes:
1. Privar ilegalmente de la libertad a una persona o demorar injustificadamente la
conducción de la misma ante la autoridad competente.
2. Permitir o dar lugar a la fuga de persona capturada, retenida, detenida o
condenada, de cuya vigilancia o custodia haya sido encargado o disponer la
libertad sin estar facultado para ello.
3. Permitir, facilitar, suministrar información o utilizar los medios de la Institución,
para cualquier fin ilegal o contravencional.
4. Solicitar o recibir directa o indirectamente dádivas o cualquier otro beneficio,
para sí o para un tercero, con el fin de ejecutar, omitir o extralimitarse en el
ejercicio de sus funciones.
5. Realizar, promover o permitir actividades tendientes a paralizar total o
parcialmente la prestación del servicio que corresponde a la Institución.
6. Violar la reserva profesional en asuntos que conozca por razón del cargo o
función; divulgar o facilitar, por cualquier medio, información confidencial o
documentos clasificados, sin la debida autorización.
7. Utilizar el cargo o función para favorecer campañas o participar en las
actividades o controversias de los partidos y movimientos políticos; así como,
inducir o presionar a particulares o subalternos a respaldar tales actividades o
movimientos.
8. Utilizar el cargo o función para fomentar o ejecutar actos tendientes a la
formación o permanencia de grupos al margen de la ley; promoverlos, auspiciarlos,
financiarlos, organizarlos, instruirlos, dirigirlos o hacer parte de ellos.
9. Realizar una conducta descrita en la ley como delito, a título de dolo, cuando se
cometa en razón, con ocasión o como consecuencia de la función o cargo.
10. Incurrir en la comisión de conducta descrita en la ley como delito, que empañe
o afecte el decoro, la dignidad, la imagen, la credibilidad, el respeto o el prestigio
de la Institución, cuando se encuentre en situaciones administrativas tales como:
Franquicia, permiso, licencia, vacaciones, suspendido, incapacitado, excusado de
servicio, o en hospitalización. Numeral declarado EXEQUIBLE por la Corte
Constitucional, mediante Sentencia C-819 de 2006, en el entendido que la
conducta debe afectar los fines de la actividad policial; el texto subrayado
fue declarado INEXEQUIBLE en la misma Sentencia.
11. Incrementar injustificadamente el patrimonio, directa o indirectamente en
beneficio propio o de un tercero, permitir o tolerar que otro lo haga.
12. Cuando se está en desarrollo de actividades propias del servicio o sin estar en
él, realizar prácticas sexuales de manera pública, o dentro de las instalaciones
policiales, cuando se comprometan los objetivos de la actividad y de la disciplina
policial. Numeral declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional,
mediante Sentencia C-819 de 2006; el texto subrayado fue declarado
INEXEQUIBLE en la misma Sentencia.
13. Coaccionar a servidor público o a particular que cumpla función pública, para
que ejecute u omita acto propio de su cargo, con el fin de obtener provecho para sí
o para un tercero.
14. Apropiarse, ocultar, desaparecer o destruir bienes, elementos, documentos o
pertenencias de la Institución, de los superiores, subalternos, compañeros o
particulares, con intención de causar daño u obtener beneficio propio o de un
tercero.
15. Constreñir, comprometer o inducir al subalterno, superior, compañero o
particular para que omita información acerca de una conducta punible o
disciplinaria.
16. Causar daño a su integridad personal, permitir que otro lo haga, realizarlo a un
tercero, o fingir dolencia para obtener el reconocimiento de una pensión o
prestación social.
17. Prestar, a título particular, servicios de asistencia, repr esentación o asesoría
en asuntos relacionados con las funciones propias del cargo, hasta por un término
de un año después del retiro del cargo o permitir que ello ocurra; el término será
indefinido en el tiempo respecto de los asuntos concretos de los cuales el servidor
conoció en ejercicio de sus funciones.
18. Causar daño a la integridad de las personas o de los bienes, como
consecuencia del exceso en el uso de las armas, de la fuerza o de los demás
medios coercitivos.
19. Vincular, incorporar o permitir la incorporación a la Institución de personas sin
el lleno de los requisitos.
20. Manipular imprudentemente las armas de fuego o utilizarlas en estado de
embriaguez o bajo los efectos de sustancias que produzcan dependencia física o
síquica.
21. Respecto de los bienes y equipos de la Policía Nacional, o de otros puestos
bajo su responsabilidad, violar la ley, reglamentos o instrucciones superiores
mediante las siguientes conductas:
a) Retenerlos, ocultarlos o apropiárselos;
b) Usarlos en beneficio propio o de terceros;
c) Darles aplicación o uso diferente;
d) Extraviarlos, permitir que se pierdan, dañarlos, cambiarlos o desguazarlos;
e) Entregarlos a personas distintas de su verdadero dueño;
f) Malversarlos o permitir que otros lo hagan;
g) Conducirlos u operarlos sin el debido permiso o autorización, en estado de
embriaguez o bajo los efectos de sustancias que produzcan dependencia física o
síquica.
22. Elaborar, cultivar, suministrar, traficar, vender, transportar, distribuir, portar,
adquirir, guardar o apropiarse de cualquier tipo de precursores o sustancias que
produzcan dependencia física o psíquica, prohibidas por la ley, así como permitir
estas actividades.
23. Dejar de asistir al servicio o ausentarse durante un término superior a tres días,
en forma continua sin justificación alguna.
24. Omitir su presentación dentro del término de la distancia cuando ocurran
alteraciones graves de orden público en cuyo restablecimiento deba participar de
acuerdo con órdenes, planes o convocatorias.
25. Abstenerse de ordenar u omitir prestar el apoyo debido en alteraciones graves
del orden público, cuando se esté en capacidad de hacerlo.
26. Consumir o estar bajo el efecto de bebidas embriagantes o sustancias que
produzcan dependencia física o psíquica, durante el servicio.
27. Ausentarse del lugar de facción o sitio donde preste su servicio sin permiso o
causa justificada.
28. Incumplir cualquier decisión judicial, fiscal, administrativa o disciplinaria en
razón o con ocasión del cargo o función, u obstaculizar su ejecución.
29. Afectar los sistemas informáticos de la Policía Nacional.
30. Respecto de documentos:
a) Proporcionar datos inexactos, omitir, suprimir o alterar información que tenga
incidencia en la vinculación o permanencia en el cargo o la carrera, así como para
ascensos y cualquier novedad atinente a la administración del talento humano o a
la función encomendada, con el propósito de obtener provecho para sí o para un
tercero;
b) Utilizarlos indebidamente para realizar actos en contra de la Institución o de sus
integrantes;
c) Sustituirlos, alterarlos, sustraerlos, mutilarlos, destruirlos, ocultarlos, suprimirlos
o falsificarlos en beneficio propio; o en beneficio o perjuicio de un tercero;
d) Dar motivo intencionalmente a la pérdida de expediente judicial o administrativo,
puesto bajo su responsabilidad, así como a documentos o diligencias que hagan
parte del mismo;
e) Abstenerse intencionalmente de registrar los hechos y circunstancias que el
deber le impone por razón del servicio, cargo o función o registrarlos de manera
imprecisa o contraria.
 Artículo 35. Faltas graves. Son faltas graves:
1. Respecto de documentos:
a) Permitir el acceso o exhibir expedientes, documentos, archivos o información
que tenga la calidad de clasificada, a personas no autorizadas;
b) Dar motivo con culpa a la pérdida de expediente judicial o administrativo, puesto
bajo su responsabilidad, así como a documentos o diligencias que hagan parte del
mismo;
c) Abstenerse de registrar los hechos y circunstancias a que se esté obligado por
razón del servicio, cargo o función o registrarlos de manera imprecisa o contraria.
2. Agredir o someter a malos tratos al público, superiores, subalternos o
compañeros.
3. Proferir en público expresiones injuriosas o calumniosas contra la Institución,
servidor público o particular.
NOTA: El texto subrayado fue declarado EXEQUIBLE por la Corte
Constitucional mediante Sentencia C-452 de 2016.
4. Irrespetar a los miembros de otros cuerpos armados nacionales o extranjeros.
5. Presentarse al servicio bajo los efectos de bebidas embriagantes o cualquier
otra sustancia que produzca dependencia física o psíquica.
6. Omitir la colaboración necesaria a los servidores del Estado, cuando se les deba
asistencia o apoyo en el ejercicio de sus funciones, de acuerdo con las
competencias legales atribuidas a la Policía Nacional.
7. Dejar de asistir al servicio sin causa justificada.
8. Impedir el cumplimiento de deberes funcionales o imponer labores ajenas al
servicio.
9. Aceptar sin permiso de la autoridad correspondiente, cargos, honores o
recompensas provenientes de organismos internacionales o gobiernos extranjeros
o celebrar convenios o contratos con éstos sin la debida autorización.
10. Incumplir, modificar, desautorizar, eludir, ejecutar con negligencia o tardanza, o
introducir cambios, sin causa justificada, a las órdenes o instrucciones relativas al
servicio.
11. Asignar al personal con alguna limitación física o síquica prescrita por
autoridad médica institucional competente, servicios que no estén en condiciones
de prestar.
12. Impedir o coaccionar al público o al personal de la Institución para que no
formulen reclamos cuando les asista el derecho, o para que no presenten quejas o
denuncias cuando estén en el deber de hacerlo.
13. Incitar al público o personal de la Institución para que formulen quejas o
presenten reclamos infundados.
14. Emplear para actividades del servicio personas ajenas a la Institución, sin la
autorización debida.
15. Dejar de informar, o hacerlo con retardo, los hechos que deben ser llevados a
conocimiento del superior por razón del cargo o servicio.
16. Impedir, o no adoptar las medidas necesarias para asegurar la comparecencia
del personal a diligencias judiciales o administrativas.
17. Realizar una conducta descrita en la ley como delito, a título de culpa, cuando
se cometa en razón, con ocasión o como consecuencia de la función o cargo.
18. Incurrir en la comisión de conducta descrita en la ley como contravención, que
empañe o afecte el decoro, la dignidad, la imagen, la credibilidad, el respeto o el
prestigio de la Institución, cuando se encuentre en situaciones administrativas tales
como: Franquicia, permiso, licencia, vacaciones, suspendido, incapacitado,
excusado de servicio, o en hospitalización. Numeral declarado EXEQUIBLE por
la Corte Constitucional, mediante Sentencia C-819 de 2006, en el entendido
que la conducta debe afectar los fines de la actividad policial; el texto
subrayado fue declarado INEXEQUIBLE en la misma Sentencia.
19. Invocar influencias reales o simuladas, ofrecer o recibir dádivas para sí o un
tercero, con el fin de obtener ascenso, distinción, traslado o comisión del servicio.
20. Respecto de los bienes y equipos de la Policía Nacional, o de otros puestos
bajo su responsabilidad:
a) Incurrir en negligencia o actuar con impericia o imprudencia en su manejo,
conservación o control;
b) Conducirlos u operarlos sin el debido permiso o autorización;
c) Demorar injustificadamente su entrega a la autoridad competente o la
devolución a su dueño;
d) Omitir la entrega o retardar el suministro de los elementos necesarios para su
mantenimiento.
21. No dedicar el tiempo reglamentario de trabajo al desempeño de las funciones
encomendadas.
22. Omitir la entrega, al término del servicio, del armamento o demás elementos
asignados para el mismo, o dejar de informar la novedad por parte de quien tiene
el deber de recibirlos.
23 Respecto del personal en cumplimiento de actividades académicas:
a) Dejar de asistir sin justificación a las actividades programadas o llegar retardado
a ellas en forma reiterada;
b) Procurar por cualquier medio conocer previamente los exámenes o
evaluaciones;
c) Utilizar cualquier medio fraudulento;
d) Faltar a la debida consideración y respeto hacia docentes y discentes;
e) Ausentarse sin permiso del lugar donde adelante su formación académica.
 Artículo 36. Faltas leves. Son faltas leves las siguientes:
1. Usar indebida o irreglamentariamente el uniforme, descuidar su correcta
presentación, o utilizar distintivos o condecoraciones no autorizadas, ni otorgadas
legalmente, en forma reiterada.
2. Incumplir los deberes como evaluador o revisor del desempeño del personal
bajo su mando, de acuerdo con las normas que regulen la materia.
3. Asumir actitudes displicentes ante una orden, una instrucción, un llamado de
atención o una sanción.
4. Realizar, permitir o tolerar la murmuración o crítica malintencionada contra
cualquier servidor público.
5. Incumplir las normas de cortesía policial en forma reiterada.
6. Presentarse reiteradamente al servicio con retardo.
7. Permitir el ingreso o presencia de personas no autorizadas en áreas
restringidas.
8. Proceder con negligencia o desinterés en los deberes relacionados con el
bienestar, la atención y orientación del personal bajo su mando.
9. Negar, pretermitir o no restablecer el conducto regular.
10. Dejar de informar oportunamente sobre el cumplimiento de las órdenes cuando
esté obligado.
11. Tratar a los superiores, subalternos, compañeros o al público en forma
descortés e impropia, o emplear vocabulario soez.
12. Ejecutar actos violentos contra animales.
13. Abstenerse de tramitar oportunamente la documentación, cuando le
corresponda.
14. Incumplir de manera reiterada e injustificada obligaciones civiles, laborales,
comerciales o de familia impuestas en decisiones judiciales o admitidas en
diligencia de conciliación.
15. Intervenir en juegos de suerte y azar prohibidos por las normas y reglamentos
o concurrir uniformado a lugares donde se realicen estos.
16. Mantener desactualizados los folios de vida y demás documentos que tienen
que ver con el manejo y administración de personal.
17. Demostrar apatía o desinterés en el desarrollo del servicio, en los trabajos de
equipo o en las tareas individuales que de ellos se desprendan.
 Artículo 37. Otras faltas. Además de las definidas en los artículos anteriores,
constituyen faltas disciplinarias la violación al régimen de inhabilidades e
incompatibilidades, las prohibiciones, el abuso de los derechos o el incumplimiento
de los deberes contemplados en la Constitución Política, los tratados públicos
ratificados por el Gobierno colombiano, las leyes y los Actos Administrativos.
Parágrafo. Para efectos de determinar la gravedad o levedad de la falta, por vía de
remisión, constituye falta gravísima la que está taxativamente señalada en la ley o
aquella que constituya causal de mala conducta. En las demás, se determinará si
la falta es grave o leve con base en los siguientes criterios:
1. El grado de culpabilidad.
2. La naturaleza esencial del servicio.
3. El grado de perturbación del servicio.
4. La jerarquía y mando en la Institución.
5. La trascendencia social de la falta o el perjuicio causado.
6. Las modalidades y circunstancias en que se cometió la falta, que se preciarán
teniendo en cuenta el cuidado empleado en su preparación, el nivel de
aprovechamiento de la confianza depositada en el investigado o de la que se
derive de la naturaleza del cargo o función, el grado de participación en la
comisión de la falta, si fue inducido por un superior a cometerla, o si la cometió en
estado de ofuscación originado en circunstancias o condiciones de difícil
prevención y gravedad extrema, debidamente comprobadas.
7. Los motivos determinantes del comportamiento.
8. Cuando la falta se realice con la intervención de varias personas, sean
particulares o servidores públicos, y
9. La realización típica de una falta objetivamente gravísima cometida con culpa
grave, será considerada falta grave.

CAPITULO II Clasificación y límite de las sanciones


 Artículo 38. Definición de sanciones. Son sanciones las siguientes:
1. Destitución e Inhabilidad General:
La Destitución consiste en la terminación de la relación del servidor público con la
Institución Policial; la Inhabilidad General implica la imposibilidad para ejercer la
función pública en cualquier cargo o función, por el término señalado en el fallo, y
la exclusión del escalafón o carrera.
2. Suspensión e Inhabilidad Especial:
La Suspensión consiste en la cesación temporal en el ejercicio del cargo y
funciones sin derecho a remuneración; la Inhabilidad Especial implica la
imposibilidad de ejercer funciones públicas en cualquier cargo, por el término
señalado en el fallo.
3. Multa:
Es una sanción de carácter pecuniario, que consiste en imponer el pago de una
suma de dinero del sueldo básico devengado al momento de la comisión de la
falta.
4. Amonestación Escrita:
Consiste en el reproche de la conducta o proceder, por escrito, que debe
registrarse en la hoja de vida.
 Artículo 39. Clases de sanciones y sus límites. Para el personal uniformado
escalafonado, se aplicarán las siguientes sanciones:
1. Para las faltas gravísimas dolosas o realizadas con culpa gravísima Destitución
e Inhabilidad General por un término entre diez (10) y veinte (20) años.
2. Para las faltas g ravísimas realizadas con culpa grave o graves dolosas,
Suspensión e Inhabilidad Especial entre seis (6) y doce (12) meses, sin derecho a
remuneración.
3. Para las faltas graves realizadas con culpa gravísima, Suspensión e Inhabilidad
Especial entre un (1) mes y ciento setenta y nueve (179) días, sin derecho a
remuneración.
4. Para las faltas graves realizadas con culpa grave, o leves dolosas, multa entre
diez (10) y ciento ochenta (180) días.
5. Para las faltas leves culposas, Amonestación Escrita.
Parágrafo. Habrá culpa gravísima cuando se incurra en falta disciplinaria por
ignorancia supina, desatención elemental o violación manifiesta de reglas de
obligatorio cumplimiento. La culpa será grave cuando se incurra en falta
disciplinaria por inobservancia del cuidado necesario que cualquier persona del
común imprime a sus actuaciones.
 Artículo 40. Criterios para determinar la graduación de la sanción.
1. La cuantía de la multa y el término de duración de la suspensión e inhabilidad se
fijarán de acuerdo con los siguientes criterios:
a) Haber sido sancionado disciplinariamente dentro de los cinco años anteriores a
la comisión de la conducta que se investiga;
b) La diligencia y eficiencia demostradas en el desempeño del cargo o de la
función;
c) Obrar por motivos nobles o altruistas;
d) Cometer la falta en el desempeño de funciones que ordinariamente
corresponden a un superior, o cuando consista en el incumplimiento de deberes
inherentes a dichas funciones;
e) La buena conducta anterior;
f) La confesión de la falta antes de la formulación de cargos;
g) Haber procurado, por iniciativa propia, resarcir el daño o compensar el perjuicio
causado;
h) Haber devuelto, restituido o reparado, según el caso, el bien afectado con la
conducta constitutiva de la falta, siempre que la devolución, restitución o
separación no se hubieren decretado en otro proceso;
i) La trascendencia social e institucional de la conducta;
j) La afectación a derechos fundamentales;
k) Eludir la responsabilidad o endilgarla sin fundamento a un tercero; Declarada
Exequible de manera condicionada la expresión "Eludir la responsabilidad",
mediante Sentencia de la Corte Constitucional C-258 de fecha abril 06
de 2011 por los cargos analizados, en el entendido de que dicha elusión se
refiere a las conductas dolosas orientadas de manera positiva a obstruir la
investigación.
l) Cometer la falta para ocultar otra;
m) Cometer la falta en circunstancias de perturbación del orden público, de
calamidad pública o peligro común;
n) Cometer la falta contra menores de edad, ancianos, discapacitados o personas
con trastorno mental, contra miembros de su núcleo familiar, de la Institución o
persona puesta bajo estado de indefensión;
o) Cometer la falta aprovechando el estado de necesidad de la víctima o depósito
necesario de bienes o personas;
p) Cometer la falta encontrándose en el exterior o en comisión en otras entidades;
q) Cometer la falta hallándose el personal en vuelo, navegando o en transporte
terrestre, y
r) Cometer actos delictivos utilizando uniformes, distintivos, identificación o
insignias de carácter policial, así como elementos o bienes de propiedad de la
Policía Nacional o puestos bajo su custodia.
2. A quien, con una o varias acciones u omisiones, infrinja varias disposiciones de
la ley disciplinaria o varias veces la misma disposición, se le graduará la sanción
de acuerdo con los siguientes criterios:
a) Si la sanción más grave es la destitución e inhabilidad general, esta última se
incrementará hasta en otro tanto, sin exceder el máximo legal;
b) Si la sanción más grave es la suspensión e inha bilidad especial, se
incrementará hasta en otro tanto, sin exceder el máximo legal;
c) Si la sanción más grave es la suspensión, esta se incrementará hasta en otro
tanto, sin exceder el máximo legal, y
d) Si las sanciones son de multa se impondrá la más grave aumentada en otro
tanto, sin exceder el máximo legal.
 Artículo 41. Exclusión de responsabilidad disciplinaria. Está exento de
responsabilidad disciplinaria quien realice la conducta bajo cualquiera de las
siguientes circunstancias:
1. Por fuerza mayor o caso fortuito.
2. En estricto cumplimiento de un deber Constitucional o Legal.
3. En cumplimiento de orden legítima de autoridad competente emitida con las
formalidades legales.
4. Para proteger un derecho, propio o ajeno, al cual deba ceder el cumplimiento
del deber, en razón de la necesidad, adecuación, proporcionalidad y razonabilidad.
5. Por insuperable coacción ajena.
6. Con la convicción errada e invencible de que su conducta no constituye falta
disciplinaria.
7. En situación de inimputabilidad. En tales eventos se dará inmediata aplicación,
por el competente, a los mecanismos administrativos que permitan el
reconocimiento de las inhabilidades sobrevinientes. No habrá lugar a
reconocimiento de inimputabilidad cuando el sujeto disciplinable hubiere
preordenado su comportamiento.
 Artículo 42. Ejecución de las sanciones. La sanción se hará efectiva por:
1. El Gobierno Nacional, para Destitución y Suspensión de Oficiales.
2. El Director General de la Policía Nacional, para Destitución y Suspensión del
personal del Nivel Ejecutivo, Suboficiales, y Agentes.
3. Los funcionarios con atribuciones disciplinarias para Multas y Amonestación
Escrita.
Parágrafo 1°. Si al momento del fallo el servidor público sancionado presta
servicios en el mismo o en otro cargo similar en la misma entidad o en otra entidad
oficial, incluso en período diferente, deberá comunicarse la sanción al
representante legal o a quien corresponda, para que proceda a hacerla efectiva.
Parágrafo 2°. Cuando el disciplinado haya cesado en sus funciones para el
momento de la ejecutoria del fallo o durante la ejecución del mismo, y no fuere
posible ejecutar la sanción se convertirá el término de suspensión o el que faltare,
según el caso, en salarios de acuerdo al monto de lo devengado para el momento
de la comisión de la falta, sin perjuicio de la inhabilidad especial.
 Artículo 43. Registro. Ejecutada la sanción disciplinaria, el fallador de primera
instancia remitirá copia de la decisión a la unidad donde repose la hoja de vida del
sancionado para el correspondiente registro, comunicará tal decisión, en un
término máximo de diez (10) días, a la Procuraduría General de la Nación y a la
Inspección General de la Policía Nacional.
T I T U L O VII CAPITULO UNICO Normas para los auxiliares de policía
 Artículo 44. Sanciones. Para las faltas gravísimas dolosas o realizadas con culpa
gravísima, Destitución e Inhabilidad General por un término entre diez (10) y veinte
(20) años.
Para las faltas gravísimas culposas con culpa grave o graves dolosas, Suspensión
e Inhabilidad Especial entre seis (6) y doce (12) meses, sin derecho a bonificación.
Para las faltas graves realizadas con culpa gravísima, Suspensión e Inhabilidad
Especial entre treinta y uno (31) y ciento ochenta (180) días, sin derecho a
bonificación.
Para las faltas graves rea lizadas con culpa grave, o leves dolosas, Suspensión e
inhabilidad Especial de uno (01) a treinta (30) días, sin derecho a bonificación.
Para las faltas leves culposas, Amonestación Escrita.
Parágrafo. La Suspensión en ningún caso se computará como tiempo de servicio.
Cumplida la sanción se continuará con la prestación del mismo.
 Artículo 45. Ejecución de las sanciones. La sanción se hará efectiva por:
1. El Director de Recursos Humanos de la Policía Nacional, para Destitución e
Inhabilidad General y para Suspensión e Inhabilidad Especial.
2. Por los funcionarios con atribuciones disciplinarias para la Amonestación
Escrita.

LEY DE INFANCIA Y ADOLESCENCIA 1098 DEL 2006


 Artículo 88. Misión de la Policía Nacional. La Policía Nacional es una entidad que
integra el Sistema Nacional de Bienestar Familiar. Su misión como miembro del
Sistema, es garantizar la protección integral de los niños, las niñas y los
adolescentes en el marco de las competencias y funciones que le asigna la ley.
Tendrá como cuerpo especializado a la Policía de Infancia y Adolescencia que
reemplazará a la Policía de Menores.
 Artículo 106. Allanamiento y rescate. Siempre que el defensor o el comisario de
familia tengan indicios de que un niño, una niña o un adolescente se halla en
situación de peligro, que comprometa su vida o integridad personal procederá a su
rescate con el fin de prestarle la protección necesaria. Cuando las circunstancias
lo aconsejen practicará allanamiento al sitio donde el niño, niña o adolescente se
encuentre, siempre que le sea negado el ingreso después de haber informado
sobre su propósito, o no haya quien se lo facilite. Es obligación de la fuerza pública
prestarle el apoyo que para ello solicite.
De lo ocurrido en la diligencia deberá levantarse acta.
Artículo declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante
Sentencia C-0256 de 2008, en el entendido de que previamente, el defensor o
el comisario de familia deberá en una decisión escrita, valorar las pruebas
que demuestran que se reúnen en cada caso los requisitos para que proceda
el allanamiento con la finalidad exclusiva de efectuar el rescate y proteger al
menor de edad.
 Artículo 113. Autorización de trabajo para los adolescentes. Corresponde al
inspector de trabajo expedir por escrito la autorización para que un adolescente
pueda trabajar, a solicitud de los padres, del respectivo representante legal o del
Defensor de Familia. A falta del inspector del trabajo la autorización será expedida
por el comisario de familia y en defecto de este por el alcalde municipal.
La autorización estará sujeta a las siguientes reglas:
1. Deberá tramitarse conjuntamente entre el empleador y el adolescente;
2. La solicitud contendrá los datos generales de identificación del adolescente y del
empleador, los términos del contrato de trabajo, la actividad que va a realizar, la
jornada laboral y el salario.
3. El funcionario que concedió el permiso deberá efectuar una visita para
determinar las condiciones de trabajo y la seguridad para la salud del trabajador.
4. Para obtener la autorización se requiere la presentación del certificado de
escolaridad del adolescente y si este no ha terminado su formación básica, el
empleador procederá a inscribirlo y, en todo caso, a facilitarle el tiempo necesario
para continuar el proceso educativo o de formación, teniendo en cuenta su
orientación vocacional.
5. El empleador debe obtener un certificado de estado de salud del adolescente
trabajador.
6. La autorización de trabajo o empleo para adolescentes indígenas será conferida
por las autoridades tradicionales de la respectiva comunidad teniendo en cuenta
sus usos y costumbres. En su defecto, la autorización será otorgada por el
inspector del trabajo o por la primera autoridad del lugar.
7. El empleador debe dar aviso inmediato a la autoridad que confirió la
autorización, cuando se inicie y cuando termine la relación laboral.
Parágrafo. La autorización para trabajar podrá ser negada o revocada en caso de
que no se den las garantías mínimas de salud, seguridad social y educación del
adolescente.
 Artículo 114. Jornada de trabajo. La duración máxima de la jornada laboral de los
adolescentes autorizados para trabajar, se sujetará a las siguientes reglas:
1. Los adolescentes mayores de 15 y menores de 17 años, sólo podrán trabajar en
jornada diurna máxima de seis horas diarias y treinta horas a la semana y hasta
las 6:00 de la tarde.
2. Los adolescentes mayores de diecisiete (17) años, sólo podrán trabajar en una
jornada máxima de ocho horas diarias y 40 horas a la semana y hasta las 8:00 de
la noche.
 Artículo 115. Salario. Los adolescentes autorizados para trabajar, tendrán derecho
a un salario de acuerdo a la actividad desempeñada y proporcional al tiempo
trabajado. En ningún caso la remuneración podrá ser inferior al salario mínimo
legal vigente.
 Artículo 116. Derechos en caso de maternidad. Sin perjuicio de los derechos
consagrados en el Capítulo V del Título VIII del Código Sustantivo del Trabajo, la
jornada de la adolescente mayor de quince (15) y menor de dieciocho (18) años,
no podrá exceder de cuatro horas diarias a partir del séptimo mes de gestación y
durante la lactancia, sin disminución de su salario y prestaciones sociales.
 Artículo 117. Prohibición de realizar trabajos peligrosos y nocivos. Ninguna
persona menor de 18 años podrá ser empleada o realizar trabajos que impliquen
peligro o que sean nocivos para su salud e integridad física o psicológica o los
considerados como peores formas de trabajo infantil. El Ministerio de la Protección
Social en colaboración con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar,
establecerán la clasificación de dichas actividades de acuerdo al nivel de peligro y
nocividad que impliquen para los adolescentes autorizados para trabajar y la
publicarán cada dos años periódicamente en distintos medios de comunicación.
Para la confección o modificación de estas listas, el Ministerio consultará y tendrá
en cuenta a las organizaciones de trabajadores y de empleadores, así como a las
instituciones y asociaciones civiles interesadas, teniendo en cuenta las
recomendaciones de los instrumentos e instancias internacionales especializadas.
 Artículo 145. Policía Judicial en el sistema de responsabilidad penal para
adolescentes. En los procesos en que estén involucrados niños, niñas o
adolescentes como autores o partícipes de un delito, o como víctimas de los
mismos, hará las veces de policía judicial la policía de infancia y adolescencia, o
en su defecto los miembros de la policía judicial que sean capacitados en
derechos humanos y de infancia. En todo caso en las diligencias que se adelanten
estará presente un Defensor de Familia.
 Artículo 146. El Defensor de Familia en el sistema de responsabilidad penal para
adolescentes. En todas las actuaciones del proceso y en las etapas de indagación,
investigación y del juicio, el adolescente deberá estar acompañado por el Defensor
de Familia, quien verificará la garantía de los derechos del adolescente.
 Artículo 147. Audiencias en el sistema de responsabilidad penal para
adolescentes. Las audiencias que se surtan en el proceso de responsabilidad
penal para adolescentes, ante los jueces de control de garantías y ante los jueces
de conocimiento, serán cerradas al público si el juez considera que la publicidad
del procedimiento expone a un daño psicológico al niño, niña o adolescente.
Cuando así lo disponga, en ellas solamente podrán intervenir los sujetos
procesales.
 Artículo 148. Carácter especializado. La aplicación de esta ley tanto en el proceso
como en la ejecución de medidas por responsabilidad penal para adolescentes,
estará a cargo de autoridades y órganos especializados en materia de infancia y
adolescencia.
 Parágrafo. Para el cumplimiento de las medidas de restablecimiento de derechos
de los menores de 14 años y ejecución de sanciones impuestas a los adolescentes
de 14 a 16 años y de 16 a 18 años que cometan delitos, el ICBF diseñará los
lineamientos de los programas especializados en los que tendrán prevalencia los
principios de política pública de fortalecimiento a la familia de conformidad con la
Constitución Política y los Tratados, Convenios y Reglas Internacionales que rigen
la materia.
 Artículo 149. Presunción de edad. Cuando exista duda en relación con la edad del
adolescente y mientras la autoridad pericial competente lo define, se presume que
es menor de 18 años. En todo caso se presumirá la edad inferior.
 Artículo 159. Prohibición de antecedentes. Las sentencias proferidas en procesos
por responsabilidad penal para adolescentes no tendrán el carácter de
antecedente judicial. Estos registros son reservados y podrán ser utilizados por las
autoridades judiciales competentes para definir las medidas aplicables cuando se
trate de establecer la naturaleza y gravedad de las conductas y la proporcionalidad
e idoneidad de la medida.
Las entidades competentes deberán hacer compatibles los sistemas de
información para llevar el registro de los adolescentes que han cometido delitos,
con el objeto de definir los lineamientos de la política criminal para adolescentes y
jóvenes.
 Artículo 160. Concepto de la privación de la libertad. Modificado por el art. 88, Ley
1453 de 2011. Se entiende por privación de la libertad toda forma de
internamiento, en un establecimiento público o privado, ordenada por autoridad
judicial, del que no se permite al adolescente salir por su propia voluntad.
 Artículo 161. Excepcionalidad de la privación de libertad. Para los efectos de la
responsabilidad penal para adolescentes, la privación de la libertad sólo procede
para las personas que al momento de cometer el hecho hayan cumplido catorce
(14) y sean menores de dieciocho (18) años. La privación de la libertad sólo
procederá como medida pedagógica.
 Artículo 162. Separación de los adolescentes privados de la libertad. La privación
de la libertad de adolescentes, en los casos que proceda, se cumplirá en
establecimientos de atención especializada en programas del Sistema Nacional de
Bienestar Familiar siempre separados de los adultos.
En tanto no existan establecimientos especiales separados de los adultos para
recluir a los adolescentes privados de la libertad, el funcionario judicial procederá a
otorgarles, libertad provisional o la detención domiciliaria.

CAPITULO II Autoridades y entidades del sistema de responsabilidad penal


para adolescentes
 Artículo 163. Integración. Forman parte del sistema de responsabilidad penal para
adolescentes:
1. Los Fiscales Delegados ante los Jueces Penales para adolescentes, quienes se
ocuparán de la dirección de las investigaciones en las cuales se encuentren
presuntamente comprometidos adolescentes, como autores o partícipes de
conductas delictivas.
2. Los Jueces Penales para adolescentes, Promiscuos de Familia y los
Municipales quienes adelantarán las actuaciones y funciones judiciales que les
asigna la ley.
3. Las Salas Penales y de Familia de los Tribunales Superiores de Distrito Judicial
que integrarán la Sala de Asuntos Penales para adolescentes en los mismos
tribunales, ante quienes se surtirá la segunda instancia.
4. La Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, ante la cual se tramitará
el recurso extraordinario de casación, y la acción de revisión.
5. La Policía Judicial y el Cuerpo Técnico Especializados adscritos a la Fiscalía
delegada ante los jueces Penales para adolescentes y Promiscuos de Familia.
6. La Policía Nacional con su personal especializado quien deberá apoyar las
acciones de las autoridades judiciales y entidades del sistema.
7. Los Defensores Públicos del Sistema Nacional de Defensoría Pública de la
Defensoría del Pueblo, quienes deben asumir la defensa técnica del proceso,
cuando el niño, niña o adolescente carezca de apoderado.
8. Las Defensorías de Familia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, y las
Comisarías de Familia, o los Inspectores de Policía, cuando deban tomar las
medidas para la verificación de la garantía de derechos, y las medidas para su
restablecimiento.
9. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar quien responderá por los
lineamientos técnicos para la ejecución de las medidas pedagógicas dispuestas en
este Libro.
10. Las demás Instituciones que formen parte del Sistema Nacional de Bienestar
Familiar.
Parágrafo 1°. Cada responsable de las entidades que integran el Sistema de
Responsabilidad Penal para adolescentes deberá garantizar la provisión o
asignación de los cargos que se requieran para su funcionamiento y la
especialización del personal correspondiente.
Parágrafo 2°. La designación de quienes conforman el sistema de responsabilidad
penal para adolescentes deberá recaer en personas que demuestren conocimiento
calificado de derecho penal, y de infancia y familia, y de las normas internas e
internacionales relativas a derechos humanos.
Parágrafo 3°. Los equipos que desarrollan programas especializados, brindarán a
las Autoridades judiciales apoyo y asesoría sobre el proceso de cada uno de los
adolescentes que están vinculados a estos programas, informando los progresos y
necesidades que presenten.
 Artículo 164. Los juzgados penales para adolescentes. Créanse en t odo el
territorio nacional dentro de la jurisdicción penal ordinaria, los juzgados penales
para adolescentes.
Parágrafo 1°. El Gobierno Nacional y el Consejo Superior de la Judicatura tomarán
las medidas necesarias para garantizar la creación y el funcionamiento de los
juzgados penales para adolescentes en todo el país.
Parágrafo 2°. Los Jueces de Menores asumirán de manera transitoria las
competencias asignadas por la presente ley a los jueces penales para
adolescentes, hasta que se creen los juzgados penales para adolescentes.
 Artículo 165. Competencia de los jueces penales para adolescentes. Los jueces
penales para adolescentes conocerán del juzgamiento de las personas menores
de dieciocho (18) años y mayores de catorce (14) años acusadas de violar la ley
penal. Igualmente conocerán de la función de control de garantías en procesos de
responsabilidad penal para adolescentes que no sean de su conocimiento.
 Artículo 166. Competencia de los Jueces Promiscuos de Familia en materia
penal. En los sitios en los que no hubiera un juez penal para adolescentes el
Consejo de la Judicatura dispondrá que los Jueces Promiscuos de Familia
cumplan las funciones definidas para los jueces penales para adolescentes en el
artículo anterior relativas al juzgamiento y control de garantías en procesos de
responsabilidad penal para adolescentes. A falta de juez penal para adolescentes
o promiscuo de familia, el juez municipal conocerá de los procesos por
responsabilidad penal para adolescentes.
Parágrafo transitorio. La competencia de los Jueces Promiscuos de Familia en
esta materia se mantendrá hasta que se establezcan los juzgados penales para
adolescentes necesarios para atender los procesos de responsabilidad penal para
adolescentes.
 Artículo 167. Diferenciación funcional de los jueces. Se garantizará que al
funcionario que haya ejercido la función de juez de control de garantías en un
determinado proceso de responsabilidad penal juvenil respecto por determinado
delito, no se le asigne el juzgamiento del mismo.
Para la eficacia de esta garantía, el Consejo Superior de la Judicatura y, por
delegación, los Consejos Seccionales de la Judicatura, adoptarán las medidas
generales y particulares que aseguren una adecuada distribución de competencias
entre los jueces penales para adolescentes, Jueces Promiscuos de Familia y
jueces municipales.
 Artículo 168. Composición y competencias de las salas de asuntos penales para
adolescentes. Los Tribunales Superiores de Distrito Judicial contarán con Salas de
Asuntos Penales para adolescentes, especializadas en los asuntos que versen
sobre responsabilidad penal adolescente. Estas Salas estarán integradas por un
(1) Magistrado de la Sala Penal y dos (2) Magistrados de la Sala de Familia o en
su defecto de la sala Civil, del respectivo Tribunal Superior.
En los procesos de responsabilidad penal para adolescentes la segunda instancia
se surtirá ante las Salas de Asuntos Penales para Adolescentes de los Tribunales
Superiores de Distrito Judicial.
Parágrafo. El Gobierno Nacional y el Consejo Superior de la Judicatura
garantizarán los recursos para la conformación de las Salas de Asuntos Penales
para Adolescentes con Magistrados especializados en el tema de la
responsabilidad penal adolescente.

CAPITULO III Reparación del daño


 Artículo 169. De la responsabilidad penal. Las conductas punibles realizadas por
personas mayores de catorce (14) años y que no hayan cumplido los dieciocho
(18) años de edad, dan lugar a responsabilidad penal y civil, conforme a las
normas consagradas en la presente ley.
 Artículo 170. Incidente de reparación. Los padres, o representantes legales, son
solidariamente responsables, y en tal calidad, deberán ser citados o acudir al
incidente de reparación a solicitud de la víctima del condenado o su defensor. Esta
citación deberá realizarse en la audiencia que abra el trámite del incidente.
 Artículo 171. De la acción penal. La acción penal será oficiosa salvo en aquellos
delitos en los que exija su denuncia o querella.
 Artículo 172. Desistimiento. Los delitos querellables admiten desistimiento.
 Artículo 173. Extinción de la acción penal. La acción penal se extingue por muerte,
desistimiento, prescripción, conciliación y reparación integral de los daños cuando
haya lugar, aplicación del principio de oportunidad, y en los demás casos
contemplados en esta ley y en el Código de Procedimiento Penal.
 Artículo 174. Del principio de oportunidad, la conciliación y la reparación integral de
los daños. Las autoridades judiciales deberán facilitar en todo momento el logro de
acuerdos que permitan la conciliación y la reparación de los daños, y tendrán
como principio rector la aplicación preferente del principio de oportunidad. Estas se
realizarán con el consentimiento de ambas partes y se llevarán a cabo con una
visión pedagógica y formativa mediante la cual el niño, la niña o el adolescente
pueda tomar conciencia de las consecuencias de su actuación delictiva y de las
responsabi lidades que de ella se derivan. Así mismo, el conciliador buscará la
reconciliación con la víctima.
Cuando de la aplicación del principio de oportunidad se pudieren derivar riesgos
para la vida y la integridad física del adolescente, el juez competente deberá
ordenar otras medidas de protección, las cuales incluirán, entre otras, ayudas
económicas para el cambio de residencia de la familia. El Gobierno gestionará la
apropiación de las partidas necesarias para cubrir a este rubro.
 Artículo 175. El principio de oportunidad en los procesos seguidos a los
adolescentes como partícipes de los delitos cometidos por grupos armados al
margen de la ley. La Fiscalía General de la Nación podrá renunciar a la
persecución penal, en los casos en que los adolescentes, en cualquier condición
hayan hecho parte de grupos armados al margen de la ley, o hayan participado
directa o indirectamente en las hostilidades o en acciones armadas o en los delitos
cometidos por grupos armados al margen de la ley cuando:
1. Se establezca que el adolescente tuvo como fundamento de su decisión las
condiciones sociales, económicas y culturales de su medio para haber estimado
como de mayor valor la pertenencia a un grupo armado al margen de la ley.
2. Se establezca que la situación de marginamiento social, económico y cultural no
le permitían al adolescente contar con otras alternativas de desarrollo de su
personalidad.
3. Se establezca que el adolescente no estaba en capacidad de orientar sus
esfuerzos a conocer otra forma de participación social.
4. Por fuerza, amenaza, coacción y constreñimiento.
Los adolescentes que se desvinculen de grupos armados al margen de la ley,
tendrán que ser remitidos al programa de atención especializada del Instituto
Colombiano de Bienestar Familiar, para niños, niñas y adolescentes desvinculados
de grupos armados irregulares.
Parágrafo. No se aplicará el principio de oportunidad cuando se trate de hechos
que puedan significar violaciones graves al derecho internacional humanitario,
crímenes de lesa humanidad o genocidio de acuerdo con el Estatuto de Roma.
 Artículo 176. Prohibición especial. Queda prohibida la entrevista y la utilización en
actividades de inteligencia de los niños, las niñas y los adolescentes desvinculados
de los grupos armados al margen de la ley por parte de autoridades de la fuerza
pública. El incumplimiento de esta disposición será sancionado con la destitución
del cargo, sin perjuicio de las acciones penales a que haya lugar.

CAPITULO V Sanciones
 Artículo 177. Sanciones. Modificado por el art. 89, Ley 1453 de 2011. Son
sanciones aplicables a los adolescentes a quienes se les haya declarado su
responsabilidad penal:
1. La amonestación.
2. La imposición de reglas de conducta.
3. La prestación de servicios a la comunidad
4. La libertad asistida.
5. La internación en medio semi-cerrado.
6. La privación de libertad en centro de atención especializado.
Las sanciones previstas en el presente artículo se cumplirán en programas de
atención especializados del Sistema Nacional de Bienestar Familiar y deberán
responder a lineamientos técnicos diseñados por el Instituto Colombiano de
Bienestar Familiar.
Parágrafo 1°. Para la aplicación de todas las sanciones la autoridad competente
deberá asegurar que el adolescente esté vinculado al sistema educativo. El
Defensor de Familia o quien haga sus veces deberán controlar el cumplimiento de
esta obligación y verificar la garantía de sus derechos.
Parágrafo 2°. El juez que dictó la medida será el competente para controlar su
ejecución.
 Artículo. 178. Finalidad de las sanciones. Las sanciones señaladas en el artículo
anterior tienen una finalidad protectora, educativa y restaurativa, y se aplicarán con
el apoyo de la familia y de especialistas.
El juez podrá modificar en función de ¡as circunstancias individuales del
adolescente y sus necesidades especiales las medidas impuestas.
 Artículo 179. Criterios para la definición de las sanciones. Para definir las
sanciones aplicables se deberá tener en cuenta:
1. La naturaleza y gravedad de los hechos.
2. La proporcionalidad e idoneidad de la sanción atendidas las circunstancias y
gravedad de los hechos; las circunstancias y necesidades del adolescente y las
necesidades de la sociedad.
3. La edad del adolescente.
4. La aceptación de cargos por el adolescente.
5. El incumplimiento de los compromisos adquiridos con el Juez.
6. El incumplimiento de las sanciones.
Parágrafo 1°. Al computar la privación de la libertad en centro de atención
especializada, la autoridad judicial deberá descontar el período de internamiento
preventivo al que haya sido sometido el adolescente.
Parágrafo 2°. Los adolescentes entre 14 y 18 años que incumplan cualquiera de
las sanciones previstas en este Código, terminarán el tiempo de sanción en
internamiento.
El incumplimiento por parte del adolescente del compromiso de no volver a infringir
la ley penal, ocasionará la imposición de la sanción de privación de libertad por
parte del juez.
 Artículo 180. Derechos de los adolescentes durante la ejecución de las sanciones.
Durante la ejecución de las sanciones, el adolescente tiene los siguientes
derechos, además de los consagrados en la Constitución Política y en el presente
código:
1. Ser mantenido preferentemente en su medio familiar siempre y cuando este
reúna las condiciones requeridas para su desarrollo.
2. recibir información sobre el programa de atención especializada en el que se
encuentre vinculado, durante las etapas previstas para el cumplimiento de la
sanción.
3. recibir servicios sociales y de salud por personas con la formación profesional
idónea, y continuar su proceso educativo de acuerdo con su edad y grado
académico.
4. comunicarse reservadamente con su apoderado o Defensor Público, con el
Defensor de Familia, con el Fiscal y con la autoridad judicial.
5. Presentar peticiones ante cualquier autoridad y a que se le garantice la
respuesta.
6. Comunicarse libremente con sus padres, representantes o responsables, salvo
prohibición expresa de la autoridad judicial.
7. A que su familia sea informada sobre los derechos que a ella le corresponden y
respecto de la situación y los derechos del adolescente.
 Artículo 181. Internamiento preventivo. En cualquier momento del proceso y antes
de la audiencia de juicio, el juez de control de garantías, como último recurso,
podrá decretar la detención preventiva cuando exista:
1. Riesgo razonable de que el adolescente evadirá el proceso.
2. Temor fundado de destrucción u obstaculización de pruebas.
3. Peligro grave para la víctima, el denunciante, el testigo o la comunidad.
Parágrafo 1°. El internamiento preventivo no procederá sino en los casos en que,
conforme a la gravedad del delito sería admisible la privación de libertad como
medida. Se ejecutará en centros de internamiento especializados donde los
adolescentes procesados deben estar separados de los ya sentenciados.
Parágrafo 2°. El internamiento preventivo no podrá exceder de cuatro meses,
prorrogable con motivación, por un mes más. Si cumplido este término el juicio no
ha concluido por sentencia condenatoria, el Juez que conozca del mismo lo hará
cesar, sustituyéndola por otra medida como la asignación a una familia, el traslado
a un hogar o a una institución educativa.
Mientras se encuentren bajo custodia, los adolescentes recibirán cuidados,
protección y toda la asistencia social, educacional, profesional, sicológica, médica
y física que requieran, habida cuenta de su edad, sexo y características
individuales.
 Artículo 182. La amonestación. Es la recriminación que la autoridad judicial le hace
al adolescente sobre las consecuencias del hecho delictivo y la exigencia de la
reparación del daño. En todos los casos deberá asistir a un curso educativo sobre
respeto a los derechos humanos y convivencia ciudadana que estará a cargo del
Instituto de Estudios del Ministerio Público.
En caso de condena al pago de perjuicios, el funcionario judicial exhortará al niño,
niña o adolescente y a sus padres a su pago en los términos de la sentencia.
 Artículo 183. Las reglas de conducta. Es la imposición por la autoridad judicial al
adolescente de obligaciones o prohibiciones para regular su modo de vida, así
como promover y asegurar su formación. Esta sanción no podrá exceder los dos
(2) años.
 Artículo 184. La prestación de servicios sociales a la comunidad. Es la realización
de tareas de interés general que el adolescente debe realizar, en forma gratuita,
por un período que no exceda de 6 meses, durante una jornada máxima de ocho
horas semanales preferentemente los fines de semana y festivos o en días hábiles
pero sin afectar su jornada escolar.
Parágrafo. En todo caso, queda prohibido el desempeño de cualquier trabajo que
pueda ser peligroso o que entorpezca la educación del adolescente, o que sea
nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social.
 Artículo 185. La libertad vigilada. Es la concesión de la libertad que da la autoridad
judicial al adolescente con la condición obligatoria de someterse a la supervisión,
la asistencia y la orientación de un programa de atención especializada. Esta
medida no podrá durar más de dos años.
 Artículo 186. Medio semi-cerrado. Es la vinculación del adolescente a un programa
de atención especializado al cual deberán asistir obligatoriamente durante horario
no escolar o en los fines de semana. Esta sanción no podrá ser superior a tres
años.
 Artículo 187. La privación de la libertad. Modificado por el art. 90, Ley 1453 de
2011. La privación de la libertad en centro de atención especializada se aplicará a
los adolescentes mayores de dieciséis (16) y menores de dieciocho (18) años que
sean hallados responsables de la comisión de delitos cuya pena mínima
establecida en el Código Penal sea o exceda de (6) años de prisión. En estos
casos, la privación de libertad en centro de atención especializada tendrá una
duración de uno (1) hasta cinco (5) años.
En los casos en que los adolescentes mayores de catorce (14) y menores de
dieciocho (18) años sean hallados responsables de homicidio doloso, secuestro o
extorsión, en todas sus modalidades, la privación de la libertad en centro de
atención especializada tendrá una duración de dos (2) hasta ocho (8) años.
Parte de la sanción impuesta podrá ser sustituida por el establecimiento de
presentaciones periódicas, servicios a la comunidad, el compromiso de no volver a
delinquir y guardar buen comportamiento, por el tiempo que fije el juez. El
incumplimiento de estos compromisos acarreará la pérdida de estos beneficios y el
cumplimiento del resto de la sanción inicialmente impuesta bajo privación de
libertad.
Parágrafo. Si estando vigente la sanción de privación de la libertad el adolescente
cumpliere los dieciocho (18) años, esta podrá continuar hasta que este cumpla los
veintiún (21) años. En ningún caso esta sanción podrá cumplirse en sitios
destinados a infractores mayores de edad.
Los Centros de Atención Especializada tendrán una atención diferencial entre los
adolescentes menores de dieciocho (18) años y aquellos que alcanzaron su
mayoría de edad y deben continuar con el cumplimiento de la sanción. Esta
atención deberá incluir su separación física al interior del Centro.
Parágrafo 2. Adicionado por el art 95, Ley 1709 de 2014
 Artículo. 188. Derechos de los adolescentes privados de libertad. Además de los
derechos consagrados en la Constitución Política y en la presente ley, el
adolescente privado de libertad tiene los siguientes derechos:
1. Permanecer internado en la misma localidad, municipio o distrito o en la más
próxima al domicilio de sus padres, representantes o responsables.
2. Que el lugar de internamiento satisfaga las exigencias de higiene, seguridad y
salubridad, cuente con acceso a los servicios públicos esenciales y sea adecuado
para lograr su formación integral.
3. Ser examinado por un médico inmediatamente después de su ingreso al
programa de atención especializada, con el objeto de comprobar anteriores
vulneraciones a su integridad personal y verificar el estado físico o mental que
requiera tratamiento.
4. Continuar su proceso educativo de acuerdo con su edad y grado académico.
5. Que se le mantenga en cualquier caso separado de los adultos
6. Derecho a participar en la elaboración del plan individual para la ejecución de la
sanción.
7. Derecho a recibir información sobre el régimen interno de la institución,
especialmente sobre las sanciones disciplinarias que puedan serle aplicables y
sobre los procedimientos para imponerlas y ejecutarlas
8. No ser trasladado arbitrariamente del programa donde cumple la sanción. El
traslado sólo podrá realizarse por una orden escrita de la autoridad judicial.
9. No ser sometido a ningún tipo de aislamiento.
10. Mantener correspondencia y comunicación con sus familiares y amigos, y
recibir visitas por lo menos una vez a la semana.
11. Tener acceso a la información de los medios de comunicación.
 Artículo 189. Imposición de la sanción. Concluidos los alegatos de los
intervinientes en la audiencia del juicio oral el juez declarará si hay lugar o no a la
imposición de medida de protección, citará a audiencia para la imposición de la
sanción a la cual deberá asistir la Defensoría de Familia para presentar un estudio
que contendrá por lo menos los siguientes aspectos: Situación familiar, económica,
social, psicológica y cultural del adolescente y cualquier otra materia que a juicio
del funcionario sea de relevancia para imposición de la sanción. Escuchada la
Defensoría de Familia el juez impondrá la sanción que corresponda.
Las sanciones se impondrán en la audiencia de juicio oral que debe ser continua y
privada, so pena de nulidad. Si la audiencia de juicio no puede realizarse en una
sola jornada, continuará durante todas las audiencias consecutivas que fueren
necesarias hasta su conclusión. Se podrá suspender por un plazo máximo de 10
días hábiles y la interrupción por más tiempo conlleva a la nueva realización del
debate desde su inicio.
 Artículo 190. Sanción para contravenciones de policía cometidas por
adolescentes. Modificado por el art. 91, Ley 1453 de 2011. Las. Las
contravenciones de policía cometidas por adolescentes serán sancionadas de la
siguiente manera:
Será competente para conocer el proceso y sancionar el Comisario de Familia del
lugar donde se cometió la contravención o en su defecto el Alcalde Municip al.
Cuando la contravención dé lugar a sanciones pecuniarias, estas serán impuestas
a quien tenga la patria potestad o la custodia y este será responsable de su pago,
el cual podrá hacerse efectivo por jurisdicción coactiva.
Las contravenciones de tránsito cometidas por adolescentes entre los 15 y los 18
años serán sancionadas por los Comisarios de Familia o en su defecto por el
Alcalde Municipal.
Para la sanción de contravenciones cometidas por adolescentes se seguirán los
mismos procedimientos establecidos para los mayores de edad, siempre que sean
compatibles con los principios de este Código y especialmente con los
contemplados en el presente título.

LEY 1407 DE 2010 (agosto 17) Declarada EXEQUIBLE por la Corte


Constitucional mediante Sentencia C-252 de 2012
Por la cual se expide el Código Penal Militar.
EL CONGRESO DE COLOMBIA DECRETA: LIBRO PRIMERO PARTE
GENERAL
T Í T U L O I NORMAS RECTORAS DE LA LEY PENAL MILITAR
CAPÍTULO I Ámbito de aplicación del Código
 Artículo 1°. Fuero Militar.
De los delitos cometidos por los miembros de la Fuerza Pública en servicio activo,
y en relación con el mismo servicio, conocerán las Cortes Marciales o los
Tribunales Militares, con arreglo a las disposiciones de este Código. Tales Cortes
o Tribunales estarán integrados por miembros de la Fuerza Pública en servicio
activo o en retiro.
 Artículo 2°. Delitos relacionados con el servicio.
Son delitos relacionados con el servicio aquellos cometidos por los miembros de la
Fuerza Pública en servicio activo dentro o fuera del territorio nacional, cuando los
mismos se deriven directamente de la función militar o policial que la Constitución,
la ley y los reglamentos les ha asignado.
 Artículo 3°. Delitos no relacionados con el servicio.
No obstante lo dispuesto en el artículo anterior, en ningún caso podrán
relacionarse con el servicio los delitos de tortura, genocidio, desaparición forzada,
de lesa humanidad o aquellos que atenten contra el Derecho Internacional
Humanitario entendidos en los términos definidos en convenios y tratados
internacionales ratificados por Colombia, ni las conductas que sean abiertamente
contrarias a la función constitucional de la Fuerza Pública y que por su sola
comisión rompan el nexo funcional del agente con el servicio.
 Artículo 4°. Fuerza Pública.
La Fuerza Pública estará integrada en forma exclusiva por las Fuerzas Militares y
la Policía Nacional.
 Artículo 5°. Investigación y juzgamiento de civiles.
En ningún caso los civiles podrán ser investigados o juzgados por la justicia penal
militar.

CAPÍTULO II Principios y Reglas Fundamentales


 Artículo 6°. Dignidad humana.
El derecho penal militar tendrá como fundamento el respeto por la dignidad
humana.
 Artículo 7°. Legalidad.
Ningún miembro de la Fuerza Pública podrá ser procesado, juzgado o condenado
sino conforme a las leyes preexistentes al acto que se le atribuye, ante el juez o
tribunal competente y con la observancia de la plenitud de las formas propias de
cada juicio.
Tampoco podrá ejecutarse pena o medida de seguridad en condiciones diferentes
a las establecidas en la ley.
La preexistencia de la norma también se aplica para el reenvío en materia de tipos
penales en blanco.
 Artículo 8°. Favorabilidad.
En materia penal la ley permisiva o favorable, aun cuando sea posterior, se
aplicará de preferencia a la restrictiva o desfavorable. Este principio rige también
para los que estén condenados.
 Artículo 9°. Analogía.
La analogía sólo se aplicará en materias permisivas.
 Artículo 10. Igualdad.
La ley penal militar se aplicará a los miembros de la Fuerza Pública, sin tener en
cuenta circunstancias diferentes a las establecidas en la Constitución y la ley. El
funcionario judicial tendrá especial consideración cuando se trata de valorar el
injusto, la culpabilidad y las consecuencias jurídicas del delito, en relación con los
miembros de la Fuerza Pública que se encuentren en las situaciones descritas en
el inciso final del artículo 13 de la Constitución Política.
 Artículo 11. Prohibición de doble incriminación.
A nadie se podrá imputar más de una vez la misma conducta punible, cualquiera
sea la denominación jurídica que se le dé o haya dado, salvo lo establecido en los
instrumentos internacionales.
 Artículo 12. Principios de las sanciones penales.
La pena en materia penal militar tiene como función la prevención general y
especial, protectora y reinserción social. Las medidas de seguridad persiguen fines
de protección, curación, tutela y rehabilitación.
La imposición de la pena o de la medida de seguridad responderá a los principios
de necesidad, proporcionalidad y razonabilidad.
 Artículo 13. Juez Natural.
Los miembros de la Fuerza Pública en servicio activo, cuando cometan delitos
contemplados en este Código u otros en relación con el servicio, solo podrán ser
Juzgados por Jueces y Tribunales establecidos en este Código e instituidos con
anterioridad a la comisión de la conducta punible.
 Artículo 14. Integración.
En aquellas materias que no se hallen expresamente reguladas en este Código,
son aplicables las disposiciones de los Códigos, penal, procesal penal, civil,
procesal civil y de otros ordenamientos, siempre que no se opongan a la
naturaleza de este Código.
Las normas y postulados que sobre derechos humanos se encuentren
consignados en la Constitución Política, en los tratados y convenios
internacionales ratificados por Colombia, harán parte integral de este Código.
 Artículo 15. Conducta punible.
Para que la conducta sea punible se requiere que sea típica, antijurídica y
culpable. La causalidad por sí sola no basta para la imputación jurídica del
resultado.
Para que la conducta del inimputable sea punible se requiere que sea típica,
antijurídica y se constate la inexistencia de causales de ausencia de
responsabilidad.
 Artículo 16. Tipicidad.
La ley penal definirá de manera inequívoca, expresa y clara las características
básicas estructurales del tipo penal.
En los tipos de omisión también el deber tendrá que estar consagrado y delimitado
claramente en la Constitución Política y en la ley.
 Artículo 17. Antijuridicidad
Para que una conducta típica sea punible se requiere que lesione o ponga
efectivamente en peligro, sin justa causa, el bien jurídicamente tutelado por la ley
penal.
 Artículo 18. Culpabilidad.
Sólo se podrá imponer penas por conductas realizadas con culpabilidad. Queda
erradicada toda forma de responsabilidad objetiva.
 Artículo 19. Normas rectoras y fuerza normativa.
Las normas rectoras contenidas en este Código constituyen la esencia y
orientación del sistema penal. Prevalece sobre los demás e informan su
interpretación.
LIBRO SEGUNDO
PARTE ESPECIAL DE LOS DELITOS
TÍTULOI
DELITOS CONTRA LA DISCIPLINA
CAPÍTULO I
De la insubordinación
 Artículo 93. Insubordinación.
El que mediante actitudes violentas en relación con orden legítima del servicio
emitida con las formalidades legales, la rechace, impida que otro la cumpla, o que
el superior la imparta, o lo obligue a impartirla, incurrirá en prisión de tres (3) a seis
(6) años.
Artículo 94. Causales de agravación. La pena prevista en el artículo anterior se
aumentará de una tercera parte a la mitad cuando la conducta se realiza:
1. Con el concurso de otros.
2. Con armas.
3. Frente a tropas formadas.
Artículo 95. Insubordinación por exigencia. El que mediante actitudes violentas
haga exigencias de cualquier naturaleza al superior, incurrirá en prisión de tres (3)
a seis (6) años.
CAPÍTULO II
De la Desobediencia
 Artículo 96. Desobediencia
El que incumpla o modifique una orden legítima del servicio impartida por su
respectivo superior de acuerdo con las formalidades legales, incurrirá en prisión de
dos (2) a tres (3) años.
 Artículo 97. Desobediencia de personal retirado.
El oficial o suboficial en retiro temporal o de reserva que no se presentare a la
unidad correspondiente el día señalado en los decretos de movilización o de
llamamiento especial al servicio, incurrirá en prisión de uno (1) a dos (2) años.
 Artículo 98. Desobediencia de reservistas.
El personal que haya prestado el servicio militar obligatorio y esté en situación de
reserva, que no se presentare en los términos previstos en el artículo anterior,
incurrirá en prisión de seis (6) meses a un (1) año.

CAPÍTULO III
De los Ataques y Amenazas a Superiores e Inferiores
 Artículo 99. Ataque al superior.
 El que en actos relacionados con el servicio, ataque por vías de hecho a un
superior en grado, antigüedad o categoría, incurrirá, por esa sola conducta,
en prisión de uno (1) a tres (3) años.
 Artículo 100. Ataque al inferior. El que en actos relacionados con el
servicio, ataque por vías de hecho a un inferior en grado, antigüedad o
categoría, incurrirá, por esa sola conducta, en prisión de uno (1) a tres (3)
años.
 Artículo 101. Amenazas.
El que en actos relacionados con el servicio, manifieste por cualquier medio
apto para difundir el pensamiento amenazas con el propósito de intimidar a
superiores o inferiores, incurrirá por esta sola conducta en prisión de uno
(1) a tres (3) años.

T Í T U L O II DELITOS CONTRA EL SERVICIO


CAPÍTULO I Del Abandono del Comando y del Puesto
 Artículo 102. Abandono del comando.
El que sin justa causa no ejerza las funciones propias del comando, jefatura o
dirección por más de veinticuatro (24) horas consecutivas, en tiempo de paz, o por
cualquier tiempo en estado de guerra exterior, conmoción interior o grave
calamidad pública, incurrirá en la pena de que tratan los artículos siguientes.
 Artículo 103. Abandono de comandos superiores, jefaturas o direcciones.
Cuando quien ejecute la conducta descrita en el artículo anterior sea el
Comandante General de las Fuerzas Militares, los comandantes de fuerza, el Jefe
del Estado Mayor Conjunto, los comandantes de comandos conjuntos y de
Fuerzas de Tarea, el Director General de la Policía, los comandantes de unidades
operativas y tácticas y sus equivalentes en la Armada y la Fuerza Aérea, los
Directores de las Escuelas de Formación, los Comandantes de Departamento de
Policía y los Comandantes de Comandos Unificados, específicos y operativos,
incurrirá en prisión de dos (2) a cinco (5) años.
 Artículo 104. Abandono de comandos especiales.
Si cualquiera de las conductas de que trata el artículo 101 de este Código fueren
realizadas por los comandantes de base, patrullas, contraguerrillas, tropas de
asalto, fuerzas especiales y demás unidades militares o de policía, comprometidas
en operaciones relacionadas con el mantenimiento del orden público, guerra o
conflicto armado, la pena será de uno (1) a tres (3) años de prisión.
 Artículo 105. Abandono del puesto.
El que estando de fracción o de servicio abandone el puesto por cualquier tiempo,
se duerma, se embriague o se ponga bajo los efectos de sustancias
estupefacientes o psicotrópicas, incurrirá, en prisión de uno (1) a tres (3) años.
Si quien realiza la conducta es el comandante, la pena se aumentará de una
cuarta parte a la mitad.
 Artículo 106. Agravación punitiva.
Si la conducta de que trata el artículo anterior se comete en tiempo de guerra o
conmoción interior, la pena será de prisión de dos (2) a cinco (5) años.

CAPÍTULO II Del Abandono del Servicio


 Artículo 107. Abandono del servicio.
El Oficial o Suboficial de la Fuerza Pública, o el personal de agentes o del nivel
ejecutivo de la Policía Nacional que abandone los deberes propios del cargo por
más de cinco (5) días consecutivos, o no se presente al respectivo superior dentro
del mismo término contado a partir de la fecha señalada por los reglamentos u
órdenes superiores, para el cumplimiento de actos del servicio, o no se presente
dentro de los cinco (5) días siguientes a la fecha del vencimiento de una licencia,
permiso, vacaciones o de su cancelación comunicada legalmente, incurrirá en
prisión de uno (1) a tres (3) años.
 Artículo 108. Abandono del servicio de soldados voluntarios o profesionales.
El soldado voluntario o profesional que abandone los deberes propios del servicio
en campaña, operaciones militares, por cualquier tiempo, incurrirá en prisión de
uno (1) a tres (3) años.
La pena será de uno (1) a dos (2) años de prisión, cuando el soldado voluntario o
profesional en cumplimiento de actividades propias del servicio se ausente de la
unidad sin permiso por más de cinco (5) días, o cuando no se presente a los
superiores respectivos dentro de los cinco (5) días siguientes a la fecha en que se
cumpla un turno de salida, una licencia, una incapacidad, un permiso o terminación
de comisión u otro acto del servicio o en que deba presentarse por traslado.

CAPÍTULO III De la Deserción


 Artículo 109. Deserción.
Incurrirá en prisión de ocho (8) meses a dos (2) años, quien estando incorporado
al servicio militar realice alguna de las siguientes conductas:
1. Se ausente sin permiso por más de cinco (5) días consecutivos del lugar donde
preste su servicio.
2. No se presente a los superiores respectivos dentro de los cinco (5) días
siguientes a la fecha en que se cumpla un turno de salida, una licencia, una
incapacidad, un permiso o terminación de comisión u otro acto del servicio o en
que deba presentarse por traslado.
3. Traspase sin autorización los límites señalados al campamento por el jefe de las
tropas en operaciones militares.
4. El prisionero de guerra que recobre su libertad hallándose en territorio nacional
y no se presente en el término previsto en los numerales anteriores.
5. El prisionero de guerra que recobre su libertad en territorio extranjero y no se
presente ante cualquier autoridad consular o no regrese a la patria en el término
de treinta (30) días, o después de haber regresado no se presente ante la
autoridad militar, en el término de cinco (5) días.
Los condenados por este delito, una vez cumplida la pena, continuarán
cumpliendo el servicio militar por el tiempo que les falte.
 Artículo 110. Agravación punitiva.
La pena prevista en el artículo anterior se aumentará hasta en la mitad cuando la
conducta se cometa en tiempo de guerra o conmoción interior, o ante la
proximidad de rebeldes o sediciosos, y hasta el doble en tiempo de guerra exterior.
 Artículo 111. Atenuación Punitiva.
Las penas de que tratan los artículos anteriores se reducirán hasta en la mitad
cuando el responsable se presentare voluntariamente dentro de los ocho (8) días
siguientes a la consumación de la conducta.

CAPÍTULO IV Del delito del Centinela


 Artículo 112. Delito del centinela.
El centinela que se duerma, se embriague o se ponga bajo los efectos de
sustancias estupefaciente o psicotrópicas, o falte a las consignas especiales que
haya recibido, o se separe de su puesto, o se deje relevar por quien no esté
legítimamente autorizado, incurrirá en prisión de uno (1) a tres (3) años.
 Artículo 113. Agravación punitiva.
Si alguna de las conductas de que trata el artículo anterior se cometiere en tiempo
de guerra o conmoción interior, se impondrá prisión de uno (1) a cinco (5) años.
CAPÍTULO V
De la Libertad Indebida de Prisioneros de Guerra
 Artículo 114. Libertad indebida de prisioneros de guerra.
El que sin facultad o autorización ponga a un prisionero de guerra en libertad o
facilite su evasión, incurrirá en prisión de uno (1) a cinco (5) años.
Si la evasión se realizare por culpa del encargado de su custodia o conducción, la
pena se reducirá a la mitad.

CAPÍTULO VI De la Omisión en el Abastecimiento


 Artículo 115. Omisión en el abastecimiento.
El miembro de la Fuerza Pública legalmente encargado para ello que no abastezca
en debida y oportuna forma a las tropas, para el cumplimiento de acciones
militares o policiales, incurrirá en prisión de uno (1) a cinco (5) años de prisión.
Si como consecuencia de la conducta anterior resultare algún perjuicio para las
operaciones o acciones militares o policivas, la pena será de dos (2) a cinco (5)
años.
Si la conducta se realiza por culpa, la pena se disminuirá hasta en la mitad.

T Í T U L O III DELITOS CONTRA LOS INTERESES DE LA FUERZA PÚBLICA


CAPÍTULO ÚNICO De la Inutilización Voluntaria
 Artículo 116. Inutilización voluntaria.
El miembro de la Fuerza Pública que se lesione o se inutilice con el propósito de
eludir el cumplimiento de sus deberes militares o policiales o para obtener su retiro
o reconocimiento de prestación social, incurrirá en prisión de uno (1) a dos (2)
años.

T Í T U L O IV DELITOS CONTRA EL HONOR


CAPÍTULO I De la Cobardía
 Artículo 117. Cobardía.
El que en zonas o áreas donde se cumplan operaciones de combate o en
presencia del enemigo o de delincuentes huya o de cualquier modo eluda su
responsabilidad de tal manera que afecte al personal de la Fuerza Pública,
incurrirá por esta sola conducta en prisión de tres (3) a seis (6) años. Si como
consecuencia de la conducta sobreviniere la derrota, la pena se aumentará hasta
en la mitad.
 Artículo 118. Cobardía en el ejercicio del mando.
Incurrirá en prisión de cinco (5) a veinte (20) años:
1. El comandante que se rindiere al enemigo, rebeldes o sediciosos o entregare
por medio de capitulaciones la propia guarnición, unidad militar o policial, buque,
convoy, nave, aeronave o lo abandonare sin agotar los medios de defensa que
tuviere a su disposición.
2. El comandante que se rinda o adhiera al enemigo, rebeldes o sediciosos, por
haber recibido órdenes de un superior ya capitulado, o que en cualquier
capitulación comprometiere tropas, unidades, guarniciones militares o policiales,
puestos fortificados, que no se hallaren bajo sus órdenes, o que estándolo no
hubiesen quedado comprometidos en el hecho de armas y operación que originare
la capitulación.
3. El comandante que por cobardía cediere ante el enemigo, rebeldes, sediciosos
o delincuentes, sin agotar los medios de defensa de que dispusiere, o se rindiere,
si esto determinare la pérdida de una acción bélica o una operación.
 Artículo 119. Cobardía por omisión.
 El que por cobardía en acción armada no acuda al lugar de la misma, debiendo
hacerlo, o no permanezca en el sitio de combate, o se oculte, o simule
enfermedad, incurrirá en prisión de cinco (5) a diez (10) años.

CAPÍTULO II Del comercio con el enemigo


 Artículo 120. Comercio con el enemigo.
El que comercie con el enemigo incurrirá en prisión de seis (6) a diez (10) años.
Si se trata de armas, municiones u otros elementos bélicos, la pena se aumentará
hasta, el doble.

CAPÍTULO III De la Injuria y la Calumnia


 Artículo 121. Injuria
. El que haga a otro militar o policía imputaciones deshonrosas, relacionadas con
los deberes militares o policiales, incurrirá en prisión de uno (1) a tres (3) años y
multa de uno (1) a diez (10) salarios mínimos legales mensuales.
 Artículo 122. Calumnia.
El que impute falsamente a otro militar o policía una conducta punible relacionada
con sus deberes militares o policiales, incurrirá en prisión de uno (1) a cuatro (4)
años y multa de dos (2) a veinte (20) salarios mínimos legales mensuales.
Artículo 123. Injurias y calumnias indirectas. A las penas previstas en los artículos
anteriores, quedará sometido quien publique, reproduzca, repita injuria o calumnia
imputadas por otro, o quien haga la imputación de modo impersonal o con las
expresiones, se dice, se asegura, u otras semejantes.
 Artículo 124. Circunstancias especiales de agravación y atenuación de la pena.
Cuando alguno de los delitos previstos en este capítulo se cometa utilizando
cualquier medio de comunicación social u otro de divulgación colectiva o en
reuniones públicas, las penas respectivas se aumentarán de una sexta parte a la
mitad.
Si se cometen por medio de escrito dirigido exclusivamente al ofendido, o en su
sola presencia, la pena imponible se reducirá hasta en la mitad.
 Artículo 125. Eximente de punibilidad.
El responsable de las conductas punibles descritas en los artículos anteriores,
quedará exento de pena si prueba la veracidad de las imputaciones.
Sin embargo, en ningún caso se admitirá prueba sobre la imputación de cualquier
delito que haya sido objeto de sentencia absolutoria o cesación de procedimiento,
excepto si se trata de prescripción de la acción.
 Artículo 126. Retractación.
No habrá lugar a punibilidad si el autor o partícipe de cualquiera de los delitos
previstos en este capítulo se retractare antes de proferirse sentencia de primera o
única instancia, con el consentimiento del ofendido, siempre que la publicación de
la retractación se haga a costa del responsable, se cumpla en el mismo medio y
con las mismas características en que se difundió la imputación o en el que señale
el juez en los demás casos.
No se podrá iniciar acción penal si la retractación o rectificación se hace pública
antes que el ofendido formule la respectiva querella.
 Artículo 127. Querella.
En los casos previstos en este capítulo solo se procederá mediante querella,
presentada dentro de los seis (6) meses siguientes a la comisión de la conducta.
Si la calumnia o la injuria afectan la memoria de un miembro difunto de la Fuerza
Pública, la acción podrá ser intentada por la institución armada a que pertenezca o
por quien compruebe interés legítimo en su protección y defensa.

T Í T U L O V DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD DE LA FUERZA PÚBLICA


CAPÍTULO I Del Ataque al Centinela
 Artículo 128. Ataque al centinela.
El que ejerza violencia contra un centinela, por esta sola conducta, incurrirá en
prisión de dos (2) a cinco (5) años.

CAPÍTULO II De la Falsa Alarma


 Artículo 129. Falsa alarma.
El miembro de la Fuerza Pública que produzca o difunda falsa alarma para la
preparación a la defensa o al combate, incurrirá en prisión de uno (1) a dos (2)
años.
Si a consecuencia del comportamiento a que se refiere el inciso anterior,
sobreviene descontrol, pérdida de bienes u otros efectos, o la derrota de la tropa o
unidad policial, la pena será de cuatro (4) a diez (10) años de prisión.

CAPÍTULO III De la Revelación de secretos


 Artículo 130. Revelación de secretos.
El miembro de la Fuerza Pública que revele documento, acto o asunto
concerniente al servicio, con clasificación de seguridad secreto, o ultrasecreto,
incurrirá en prisión de cinco (5) a ocho (8) años.
Si la revelación fuere de documento, acto o asunto clasificado como reservado, el
responsable incurrirá en prisión de dos (2) a cuatro (4) años.
 Artículo 131. Revelación culposa.
Si las conductas a que se refiere el artículo anterior se cometieren por culpa, la
pena será de uno (1) a dos (2) años de prisión.

CAPÍTULO IV Del uso Indebido de Uniformes e Insignias de la Fuerza Pública


 Artículo 132. Uso indebido de uniformes.
El que use públicamente uniformes, insignias de grado, distintivos o
condecoraciones militares o policiales que no le correspondan, incurrirá en prisión
de seis (6) meses a un (1) año.

CAPÍTULO V De la Fabricación, Posesión y Tráfico de Armas, Municiones y


Explosivos
 Artículo 133. Fabricación, posesión y tráfico ilegal de armas de fuego,
municiones y explosivos.
El que sin permiso de autoridad competente introduzca al país, saque de este,
fabrique, transporte, repare, almacene, conserve, venda, trafique, adquiera o
suministre a cualquier título, o porte armas de fuego, municiones o explosivos,
incurrirá en prisión de tres (3) a cinco (5) añosSi las armas, municiones o
explosivos son de uso privativo de la Fuerza Pública, la pena será de prisión de
cinco (5) a diez (10) años.
La pena señalada en los incisos anteriores, se aumentará hasta en otro tanto si las
conductas allí descritas se realizan a favor de rebeldes, sediciosos o grupos de
delincuencia organizada.
CAPÍTULO VI Del Sabotaje
 Artículo 134. Sabotaje por destrucción o inutilización.
El que destruya o inutilice instalaciones, buques o aeronaves de guerra, o bienes
destinados a la seguridad y defensa nacional, incurrirá en prisión de cinco (5) a
diez (10) años.
 Artículo 135. Sabotaje agravado. El que con el propósito de obstaculizar las
operaciones de la Fuerza Pública o de facilitar las del enemigo, destruya o inutilice
obras, bienes destinados a la seguridad y defensa nacional o realice acciones
tendientes a esos fines, incurrirá por esta sola conducta en prisión de diez (10) a
veinte (20) años.

CAPÍTULO VII Otros Delitos contra la Seguridad de la Fuerza Pública


 Artículo 136. Generación de pánico.
El integrante de una tripulación que en combate o en emergencia, diere lugar a
que se produzca pánico o desorden a bordo, incurrirá en prisión de uno (1) a dos
(2) años.
Si a consecuencia de las conductas anteriores se causare la derrota de las fuerzas
comprometidas en la acción, grave daño o pérdida del buque, aeronave, carro de
combate o medio de transporte colectivo de la Fuerza Pública, la pena será de dos
(2) a cinco (5) años de prisión.
 Artículo 137. Abandono de buque.
El integrante de la tripulación de un buque de la Fuerza Pública que en el
momento del siniestro o después de él, lo abandonare sin orden superior, incurrirá
en prisión de dos (2) a cuatro (4) años.
 Artículo 138. Abandono de embarcación menor.
El patrón de embarcación menor que hallándose en ella a flote en momentos de
combate, naufragio o incendio, la abandonare sin justificación, incurrirá en prisión
de dos (2) a seis (6) años.
 Artículo 139. Interrupción de las condiciones de seguridad.
El que en operaciones militares o policiales y sin autorización encienda luces,
cuando exista orden de oscurecimiento total, interrumpa las condiciones impuestas
de silencio de radio o emisiones electrónicas u otros sistemas de comunicación,
incurrirá en prisión de uno (1) a dos (2) años.
Si a consecuencia de estas conductas se produjeren graves daños o pérdidas del
buque, aeronave, carro de combate o medio de transporte colectivo de la Fuerza
Pública, o avería a una instalación militar o policial, la pena será de dos (2) a ocho
(8) años de prisión.
Si la conducta se comete con culpa, la pena se disminuirá hasta en la mitad.
 Artículo 140. Introducción indebida de materiales inflamables.
El que sin autorización introdujere en un buque, aeronave, carro de combate o
medio de transporte colectivo de la Fuerza Pública, materias explosivas o
inflamables, incurrirá por esta sola conducta en prisión de seis (6) meses a un (1)
año, y en prisión de uno (1) a tres (3) años cuando se produzcan daños.
 Artículo 141. Avería o inutilización absoluta de buque, aeronave o carro de
combate o medio de transporte colectivo de la Fuerza Pública.
El comandante, oficial de guardia o quien autorizadamente haga sus veces a
bordo de buques, aeronaves, carro de combate o medio de transporte colectivo de
la Fuerza Pública que les causare grave avería, incurrirá en prisión de dos (2) a
seis (6) años.
Si la avería produce la inutilización en forma absoluta para prestar los servicios a
que esté destinado, incurrirá en prisión de seis (6) a doce (12) años.
 Artículo 142. Avería o inutilización culposa de buque, aeronave, carro de combate
o medio de transporte colectivo de la Fuerza Pública.
El comandante, oficial de guardia o quien autorizadamente haga sus veces, que
por culpa realice las conductas descritas en el artículo anterior, incurrirá en prisión
de uno (1) a tres (3) años.
 Artículo 143. Avería o inutilización por otros miembros de la tripulación.
Si las conductas a que se refieren los artículos 138 y 139 de este Código son
cometidos por otros miembros de la tripulación del buque, aeronave, carro de
combate o medio de transporte colectivo de la Fuerza Pública, incurrirán en las
mismas penas disminuidas hasta en la tercera parte.
 Artículo 144. Abandono del buque por el comandante.
El comandante que en caso de naufragio abandone el buque en condiciones de
flotabilidad y no agotare los recursos para salvar la tripulación, armas, pertrechos,
bagajes o caudales del Estado que estén bajo su responsabilidad, incurrirá en
prisión de cuatro (4) a ocho (8) años.
 Artículo 145. Omisión en naufragio, catástrofe o siniestro.
El comandante que en naufragio, catástrofe o siniestro, no agote los medios para
conservar la disciplina o en caso de salvamento, no embarque a la tripulación y
demás ocupantes, en las lanchas, botes o balsas disponibles, incurrirá en prisión
de dos (2) a cinco (5) años.
 Artículo 146. Operación indebida de nave, o aeronave, carro de combate o medio
de transporte colectivo de la Fuerza Pública.
El que sin facultad legal o sin permiso de autoridad competente desatraque
lanchas, botes, buques de guerra, o cualquier otra clase de medios de transporte
marítimo o fluvial, al servicio de la Fuerza Pública, incurrirá en prisión de uno (1) a
dos (2) años.
En las mismas sanciones incurrirá el que sin la debida autorización decolare
aeronaves u operare carros de combate o medio de transporte colectivo al servicio
de la Fuerza Pública.
 Artículo 147. Cambio de derrotero.
El comandante de una organización de tarea naval o comandante subordinado de
la misma o de buque, o el comandante de una formación aérea o aeronave, que
sin justa causa se aparte del derrotero que expresamente designen las
instrucciones del superior, incurrirá en prisión de dos (2) a cuatro (4) años.
Si hubiere pérdida o apoderamiento de buques o aeronaves la pena será de tres
(3) a seis (6) años de prisión.
 Artículo 148. Omisión de auxilio.
El que sin justa causa omita prestar auxilio pedido por buque, aeronave civil, militar
o policial, nacional o de un país amigo, y aún de un país enemigo en los casos en
que haya mediado promesa de rendición, incurrirá en prisión de tres (3) a seis (6)
años.
Si por falta del auxilio solicitado se perdiere el buque o aeronave militar, policial o
mercante con matrícula nacional, la pena se aumentará hasta en la mitad.
 Artículo 149. Omisión de inutilizar buque, aeronave, carro de combate o medio de
transporte colectivo de la Fuerza Pública.
El comandante de un buque, aeronave, carro de combate o medio de transporte
colectivo de la Fuerza Pública que después de haber agotado los recursos para
defenderlo o salvar a los tripulantes, no lo inutilice o destruya para impedir que
caiga en poder del enemigo, incurrirá en prisión de tres (3) a seis (6) años.
 Artículo 150. Abandono indebido de tripulación.
El comandante u oficial que en caso de catástrofe o siniestro, abandonare el
buque o aeronave de las Fuerzas Militares o de la Policía Nacional que esté a su
mando, dejando la tripulación y demás ocupantes a bordo, incurrirá en prisión de
tres (3) a seis (6) años.
 Artículo 151. Ocultamiento de avería.
El que ocultare avería que afectare la operabilidad del buque, aeronave, carro de
combate o medio de transporte colectivo de la Fuerza Pública, incurrirá en prisión
de uno (1) a cuatro (4) años.
Si el autor de la conducta fuere el comandante del mismo, la pena se aumentará
hasta en la mitad.
 Artículo 152. Abandono de escolta.
El que estando encargado de la escolta de un buque, aeronave o convoy la
abandone sin justa causa, incurrirá en prisión de dos (2) a ocho (8) años.
 Artículo 153. Inducción en error al comandante.
El encargado de la derrota o navegador u operador de telecomunicaciones de un
buque de la Fuerza Pública, que induzca en error al comandante, incurrirá en
prisión de dos (2) a cinco (5) años.
Si las conductas se producen por culpa, la pena será de uno (1) a tres (3) años de
prisión.
 Artículo 154. Indicación de dirección diferente.
El que prestando servicios de oficial de guardia en el puente, de práctico,
navegante, piloto u operador de telecomunicaciones de buque o aeronave de la
Fuerza Pública, indique una dirección distinta de la que debe seguir con arreglo a
las instrucciones del comandante, incurrirá en prisión de uno (1) a cuatro (4) años.
Si a consecuencia de la conducta anterior sobreviene perjuicio a la expedición o a
las operaciones, la pena se aumentará hasta la mitad.
Si las conductas se producen por culpa, la pena será de seis (6) meses a tres (3)
años de prisión.
 Artículo 154 A. Adicionado por el art. 100, Ley 1765 de 2015.
 Artículo 154 B. Adicionado por el art. 100, Ley 1765 de 2015.

T Í T U L O VI DELITOS CONTRA LA POBLACIÓN CIVIL


CAPÍTULO I De la Devastación
 Artículo 155. Devastación.
El que en actos del servicio y sin justa causa, destruya edificios, templos, archivos,
monumentos u otros bienes de utilidad pública; o ataque hospitales o asilos de
beneficencia señalados con los signos convencionales, incurrirá en prisión de dos
(2) a ocho (8) años.

CAPÍTULO II Del Saqueo y la Requisición


 Artículo 156. Saqueo.
Los que en operación de combate se apoderen de bienes muebles, sin justa causa
y en beneficio propio o de un tercero, incurrirán en prisión de tres (3) a seis (6)
años.
 Artículo 157. Requisición arbitraria.
El que sin justa causa ordenare o practicare requisiciones, incurrirá en prisión de
dos (2) a cinco (5) años.
 Artículo 158. Requisición con omisión de formalidades. El que practicare
requisición sin cumplir las formalidades y sin que circunstancias especiales lo
obliguen a ello, incurrirá en prisión de uno (1) a tres (3) años.
 Artículo 159. Exacción.
El que abusando de sus funciones, obligue a persona integrante de la población
civil a entregar, o poner a su disposición, cualquier clase de bien o a suscribir o
entregar documentos capaces de producir efectos jurídicos, incurrirá en prisión de
dos (2) a cinco (5) años.
 Artículo 160. Contribuciones ilegales.
El que sin facultad legal y sin justa causa establezca contribuciones, incurrirá en
prisión de uno (1) a tres (3) años.

T Í T U L O VII DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACION PÚBLICA


CAPÍTULO I Del peculado
 Artículo 161. Peculado sobre bienes do dotación.
El que se apropie en provecho suyo o de un tercero de bienes de dotación que se
le hayan confiado o entregado por un título no traslaticio de dominio, incurrirá en
prisión de dos (2) a cinco (5) años cuando el valor de lo apropiado no supere diez
(10) salarios mínimos legales mensuales vigentes.
Cuando el valor de lo apropiado supere los diez (10) salarios mínimos legales
mensuales vigentes, sin exceder de veinte (20), la pena será de prisión de cinco
(5) a ocho (8) años. Si el monto de lo apropiado excediere de los veinte (20)
salarios mínimos legales mensuales vigentes, la pena será de seis (6) a diez (10)
años de prisión.
Las penas señaladas en este artículo, se aumentarán de una tercera parte a la
mitad cuando la conducta se cometiere:
Sobre armas de fuego, municiones o explosivos de uso exclusivo de la Fuerza
Pública.
En caso de depósito necesario.
 Artículo 162. Peculado por demora en entrega de armas, municiones y explosivos.
El que decomisare armas, municiones o explosivos, o las recibiere decomisadas o
incautadas y sin justa causa no las entregare a la autoridad correspondiente dentro
de los quince (15) días siguientes a la fecha del decomiso o recibo, incurrirá por
esta sola conducta en prisión de uno (1) a dos (2) años.
 Artículo 163. Peculado por extensión.
Incurrirá en las penas previstas en los artículos anteriores y los pertinentes del
Código Penal sobre la materia, el que realice cualquiera de las conductas en ellos
descritas, respecto de bienes o efectos, cuya administración, custodia o tenencia,
se le hayan confiado por razón o con ocasión de sus funciones y que pertenezcan
o se hayan destinado para los centros de recreación, casinos o tiendas de agentes
o soldados, economatos de la Fuerza Pública, o de bienes de asociaciones o
fundaciones sin ánimo de lucro del ramo de Defensa Nacional.

CAPÍTULO II Del tráfico de Influencias


 Artículo 164. Tráfico de influencias para obtener ascensos, distinciones, traslados
o comisiones.
El que invocando influencias reales o simuladas, reciba, haga dar o prometer para
sí o para un tercero dinero o dádiva, con el fin de obtener un ascenso, distinción,
traslado o comisión del servicio, incurrirá en prisión de uno (1) a cuatro (4) años.
CAPÍTULO III
Del Abuso de Autoridad
 Artículo 165. Abuso de autoridad especial.
El que fuera de los casos especialmente previstos como delitos, por medio de las
armas o empleando la fuerza, con violencia sobre las personas o las cosas,
cometa acto arbitrario o injusto, incurrirá por esta sola conducta en prisión de uno
(1) a tres (3) años.

CAPÍTULO IV De la Omisión de Apoyo


 Artículo 166. De la omisión de apoyo especial.
El que sin justa causa rehúse o demore indebidamente el apoyo pedido en la
forma establecida por la ley, reglamentos, directivas, planes, circulares u órdenes,
por el comandante de una Fuerza, unidad, buque o aeronave, para prestar auxilio
en operaciones de campaña o de control del Orden Público, incurrirá en prisión de
dos (2) a cinco (5) años.
La pena prevista en el inciso anterior será de tres (3) a seis (6) años de prisión, si
como consecuencia de la omisión de apoyo se produjeren perjuicios materiales
para la Fuerza Pública, sin perjuicio de lo previsto para el caso del concurso de
conductas punibles.
Si el apoyo de que trata el inciso 1° del presente artículo, se refiere a las
solicitudes de las autoridades civiles, la pena imponible será prisión de uno (1) a
cuatro (4) años.

T Í T U L O VIII Modificado por el art. 100, Ley 1765 de 2015 OTROS DELITOS
 Artículo 167. Violación de habitación ajena. El miembro de la fuerza pública que
abusando de sus funciones se introduzca o permanezca en habitación ajena o en
sus dependencias inmediatas por esta sola conducta incurrirá en prisión de uno (1)
a dos (2) años.
 Artículo 168. Hurto de armas y bienes de defensa.
El que se apodere de armas municiones, material de guerra o efectos destinados a
la seguridad o defensa nacional, con el propósito de obtener provecho para sí o
para otro, incurrirá en prisión de siete (7) a quince (15) años.
 Artículo 169. Hurto de uso.
Cuando el apoderamiento se cometiere con el fin de hacer uso de la cosa, y esta
se restituyere en término no mayor de veinticuatro (24) horas, la pena será de
prisión de seis (6) a ocho (8) meses.
Cuando la cosa se restituyere con daño o deterioro grave, la pena se aumentará
hasta en la mitad.
 Artículo 170. Daño en bien ajeno.
El que destruya, inutilice, haga desaparecer o de cualquier otro modo dañe bien
ajeno, mueble o inmueble, incurrirá en prisión de seis (6) a doce (12) meses.
Cuando el monto del daño exceda de diez (10) salarios mínimos mensuales
legales la pena se incrementará hasta en otro tanto, siempre que la conducta no
constituya delito sancionado con pena mayor.

LEY 418 DE 1997 (diciembre 26) Diario Oficial No. 43.201, de 26 de diciembre de
1997 Por la cual se consagran unos instrumentos para la búsqueda de la
convivencia, la eficacia de la justicia y se dictan otras disposiciones.
ARTÍCULO 6o. En la parte general del plan nacional de desarrollo y en los que
adopten las entidades territoriales se señalarán con precisión las metas,
prioridades y políticas macroeconómicas dirigidas a lograr un desarrollo social
equitativo y a integrar a las regiones de colonización, o tradicionalmente
marginadas o en las que la presencia estatal resulta insuficiente para el
cumplimiento de los fines previstos en el artículo 2o. de la Constitución Política con
el objeto de propender por el logro de la convivencia, dentro de un orden justo,
democrático y pacífico.
 ARTÍCULO 7o. <Artículo modificado por el artículo 4 de la Ley 1421 de 2010. El
nuevo texto es el siguiente:> Las mesas directivas de las Comisiones Primeras de
Senado y Cámara conformarán una comisión en la que tendrán asiento todos los
partidos y movimientos políticos representados en las respectivas Comisiones,
encargada de efectuar el seguimiento de la aplicación de esta ley, recibir las
quejas que se susciten en ocasión de la misma y revisar los informes que se
soliciten al Gobierno Nacional.
El Gobierno deberá presentar informes dentro de los primeros diez (10) días de
cada período legislativo a las comisiones de que trata este artículo, referidos a la
utilización de las atribuciones que se le confieren mediante la presente ley, así
como sobre las medidas tendientes a mejorar las condiciones económicas de las
zonas y grupos marginados de la población colombiana.
 Los informes presentados a las comisiones deberán mostrar articuladamente
mediante indicadores el cumplimiento de los propósitos generales y específicos
contenidos en la presente ley.

TÍTULO I. INSTRUMENTOS PARA LA BÚSQUEDA DE LA CONVIVENCIA


CAPÍTULO I. DISPOSICIONES PARA FACILITAR EL DIÁLOGO Y LA
SUSCRIPCIÓN DE ACUERDOS CON GRUPOS ARMADOS ORGANIZADOS AL
MÁRGEN DE LA LEY PARA SU DESMOVILIZACIÓN, RECONCILIACIÓN
ENTRE LOS COLOMBIANOS Y LA CONVIVENCIA PACÍFICA.
ARTÍCULO 8o. <Artículo modificado por el artículo 1 de la Ley 1779 de 2016. El
nuevo texto es el siguiente:> Los representantes autorizados expresamente por el
Gobierno nacional, con el fin de promover la reconciliación entre los colombianos,
la convivencia pacífica y lograr la paz, podrán:
- Realizar todos los actos tendientes a entablar conversaciones y diálogos con
grupos armados organizados al margen de la ley.
- Adelantar diálogos, negociaciones y firmar acuerdos con los voceros o miembros
representantes de los grupos armados organizados al margen de la ley, dirigidos
a: obtener soluciones al conflicto armado, lograr la efectiva aplicación del derecho
internacional humanitario, el respeto de los derechos humanos, el cese de
hostilidades o su disminución, la reincorporación a la vida civil de los miembros de
estas organizaciones o su tránsito a la legalidad y la creación de condiciones que
propendan por un orden político, social y económico justo.
Los acuerdos y su contenido serán los que a juicio del Gobierno sean necesarios
para adelantar el proceso de paz y su cumplimiento será verificado por las
instancias nacionales o internacionales que para el efecto y de común acuerdo
designen las partes.
Estos acuerdos deben garantizar el normal y pleno funcionamiento de las
instituciones civiles de la región en donde ejerce influencia el grupo armado al
margen de la ley que lo suscribe.
Cuando así lo disponga el Gobierno nacional según lo acordado por las partes, en
el marco de un proceso de desarme, una instancia internacional podrá estar
encargada de funciones tales como la administración, registro, control, destrucción
o disposición final del armamento del grupo armado organizado al margen de la ley
y las demás actividades necesarias para llevar a cabo el proceso.
A la respectiva instancia internacional que acuerden las partes se les otorgarán
todas las facilidades, privilegios, de carácter tributario y aduanero, y protección
necesarios para su establecimiento y funcionamiento en el territorio nacional.
PARÁGRAFO 1o. De conformidad con las normas del Derecho Internacional
Humanitario, y para los efectos de la presente ley, se entiende por grupo armado
organizado al margen de la ley, aquel que bajo la dirección de un mando
responsable, ejerza sobre una parte del territorio un control tal que le permita
realizar operaciones militares sostenidas y concertadas.
Se entiende por miembro-representante, la persona que el grupo armado
organizado al margen de la ley designe como representante suyo para participar
en los diálogos, negociación o suscripción de acuerdos con el Gobierno nacional o
sus delegados.
Se entiende por vocero persona de la sociedad civil que sin pertenecer al grupo
armado organizado al margen de la ley, pero con el consentimiento expreso de
este, participa en su nombre en los procesos de paz, diálogos, negociaciones y
acuerdos. No será admitida como vocero, la persona contra quien obre, previo al
inicio de estos, resolución o escrito de acusación.
PARÁGRAFO 2o. Una vez iniciado un proceso de diálogo, negociación o firma de
acuerdos, y con el fin de facilitar el desarrollo de los mismos, las autoridades
judiciales correspondientes suspenderán las órdenes de captura que se hayan
dictado o se dicten en contra de los miembros representantes de las
organizaciones armadas al margen de la ley con los cuales se adelanten diálogos,
negociaciones o acuerdos de paz.
Para tal efecto, el Gobierno nacional comunicará a las autoridades señaladas el
inicio, terminación o suspensión de diálogos, negociaciones o firma de acuerdos y
certificará la participación de las personas que actúan como voceros o miembros
representantes de dichos grupos armados organizados al margen de la ley. Las
partes acordarán mecanismos de verificación conjunta de los acuerdos, diálogos o
acercamientos y de considerarlo conveniente podrán acudir a instituciones o
personas de la vida nacional o internacional para llevar a cabo dicha verificación.
Igualmente, se suspenderán las órdenes de captura que se dicten en contra de los
voceros con posterioridad al inicio de los diálogos, negociaciones o suscripción de
acuerdos, por el término que duren estos.
Se garantizará la seguridad y la integridad de todos los que participen en los
procesos de paz, diálogos, negociaciones y acuerdos de que trata esta ley.
PARÁGRAFO 3o. El Gobierno nacional o los representantes autorizados
expresamente por el mismo, podrán acordar con los voceros o miembros
representantes de las organizaciones armadas al margen de la ley, en un proceso
de paz, y para efectos del presente artículo, su ubicación temporal o la de sus
miembros en precisas y determinadas zonas del territorio nacional, de
considerarse conveniente. En las zonas aludidas quedará suspendida la ejecución
de las órdenes de captura contra estos y los demás miembros del grupo
organizado al margen de la ley al igual que durante el transcurso del
desplazamiento hacia las mismas hasta que el Gobierno así lo determine o declare
que ha culminado dicho proceso. Adicionalmente, si así lo acordaran las partes, a
solicitud del Gobierno nacional y de manera temporal se podrá suspender la
ejecución de las órdenes de captura en contra de cualquiera de los miembros del
grupo armado organizado al margen de la ley, por fuera de las zonas, para
adelantar actividades propias del proceso de paz.
En esas zonas, que no podrán ubicarse en áreas urbanas, se deberá garantizar el
normal y pleno ejercicio del Estado de Derecho. El Gobierno definirá la manera
como funcionarán las instituciones públicas para garantizar los derechos de la
población. De conformidad con lo que acuerden las partes en el marco del proceso
de paz, el Gobierno al establecer las zonas deberá:
1. Precisar la delimitación geográfica de las zonas.
2. Establecer el rol de las instancias nacionales e internacionales que participen en
el proceso de dejación de armas y tránsito a la legalidad de las organizaciones
armadas al margen de la ley.
3. Establecer las condiciones y compromisos de las partes para definir la
temporalidad y funcionamiento de las zonas mencionadas.
PARÁGRAFO 4o. El Presidente de la República, mediante orden expresa y en la
forma que estime pertinente, determinará la localización y las modalidades de
acción de la Fuerza Pública, siendo fundamental para ello que no se conculquen
los derechos y libertades de la comunidad, ni generen inconvenientes o conflictos
sociales.
PARÁGRAFO 5o. Cuando se trate de diálogos, negociaciones o firma de acuerdos
con el Gobierno nacional, la calidad de miembro del grupo armado organizado al
margen de la ley de que se trate, se acreditará mediante una lista suscrita por los
voceros o miembros representantes designados por dicho grupo, en la que se
reconozca expresamente tal calidad.
Esta lista será recibida y aceptada por el Alto Comisionado para la Paz de buena
fe, de conformidad con el principio de confianza legítima, base de cualquier
acuerdo de paz, sin perjuicio de las verificaciones correspondientes.

TIPOS PENALES ACTUALIZADOS MEDIANTE LA LEY 1453 DE 2011


“ARTÍCULO 8°.Utilización ilícita de redes de comunicaciones. El artículo 197 de la
Ley 599 de 2000, quedará así
Artículo 197. Utilización ilícita de redes de comunicaciones. El que con fines ilícitos
posea o haga uso de equipos terminales de redes de comunicaciones o de
cualquier medio electrónico diseñado o adaptado para emitir o recibir señales,
incurrirá, por esta sola conducta, en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años.
La pena se duplicará cuando la conducta descrita en el inciso anterior se realice
con fines terroristas.”
En la redacción anterior de la norma se incluía la expresión “aparatos de radiofonía
o televisión”. En este tipo penal hay que demostrar la finalidad, pero nótese que no
está calificado el título de la posesión (legal o ilegal). Aunque parece relacionarse
inicialmente con uso espectro, es preciso que la doctrina precise sus alcances
dado lo amplio de la redacción. La finalidad terrorista pareciera llamar a estudiar el
concurso con la nueva redacción del art. 345 del Código Penal:
“ARTÍCULO 16. Financiación del terrorismo y de actividades de delincuencia
organizada y administración de recursos con actividades terroristas y de
delincuencia organizada. El artículo 345 de la Ley 599 de 2000, modificado por el
artículo 16 de la Ley 1121 de 2006, quedará así:
Artículo 345. Financiación del terrorismo y de grupos de delincuencia organizada y
administración de recursos relacionados con actividades terroristas y de la
delincuencia organizada. El que directa o indirectamente provea, recolecte,
entregue, reciba, administre, aporte, custodie o guarde fondos, bienes o recursos,
o realice cualquier otro acto que promueva, organice, apoye, mantenga, financie o
sostenga económicamente a grupos de delincuencia organizada, grupos armados
al margen de la ley o a sus integrantes, o a grupos terroristas nacionales o
extranjeros, o a terroristas nacionales o extranjeros, o a actividades terroristas,
incurrirá en prisión de trece (13) a veintidós (22)
años y multa de mil trescientos (1.300) a quince mil (15.000) salarios mínimos
legales mensuales vigentes.”
Respecto de celulares, se encuentra lo siguiente, destacando desde ahora que
los operadores tienen el deber de retener los equipos que encuentren alterados:
“Artículo 105. Manipulación de equipos terminales móviles. El que manipule,
reprograme, remarque o modifique los terminales móviles de los servicios de
comunicaciones en cualquiera de sus componentes, con el fin de alterar las bases
de datos positivas y negativas que se crearán para el efecto y que administrará la
entidad regulatoria correspondiente, incurrirá en prisión de seis (6) a ocho (8) años
y multa de seis (6) a setecientos (700) salarios mínimos mensuales legales
vigentes.
La reglamentación para la elaboración de las referidas bases de datos será
máximo tres (3) meses después de expedida la ley. A más tardar el 1° de enero de
2012 las bases de datos deberán estar en funcionamiento.
La pena se incrementará en una tercera parte, si quien realice las conductas
descritas en el inciso anterior hace parte de una red, grupo u organización de
carácter delincuencial o criminal.
Queda excluido de este delito el desbloqueo de las bandas de los terminales
móviles.
En la misma pena incurrirá la persona que active terminales móviles de servicios
de comunicaciones con violación de las disposiciones y procedimientos
establecidos en la ley o fijados por la entidad regulatoria correspondiente.
Los equipos terminales que hayan sido alterados, conforme a los verbos rectores
de este tipo penal, serán decomisados por las autoridades de policía. Cuando la
detección la haga el proveedor de servicios, procederá a efectuar la respectiva
denuncia ante las autoridades competentes previa retención del equipo.
Artículo 106. Adiciónese un numeral 21 al artículo 22 de la Ley 1341 de 2009, así:
21. Definir las condiciones en las cuales los operadores de comunicaciones,
comercializadores y distribuidores deberán garantizar que las bandas de los
terminales móviles estén desbloqueadas para que el usuario pueda activarlos en
cualquier red, así como definir las condiciones y características de bases de datos,
tanto positivas como negativas, que contengan la información de identificación de
equipos terminales móviles, así como establecer las obligaciones de los
proveedores de redes y servicios de comunicaciones, comercializadores,
distribuidores o cualquier comerciante de equipos terminales móviles, y las
relativas al reporte de la información de identificación de dichos equipos ante la
CRC y al suministro de esta información a los usuarios. Las bases de datos de que
trata el presente numeral, deberán ser implementadas y administrativas de manera
centralizada, a través de un tercero, por parte de los proveedores de redes y
servicios de comunicaciones y la información consignada en dichas bases de
datos tendrá carácter público, sin perjuicio de la información que contenga datos
personales, la cual será protegida de conformidad con lo establecido por la ley.”
En materia de interceptación de comunicaciones, ahora la norma es esta:
“Artículo 52. Interceptación de comunicaciones. El artículo 235 de la Ley 906 de
2004 quedará así:
Artículo 235. Interceptación de comunicaciones. El fiscal podrá ordenar, con el
objeto de buscar elementos materiales probatorios, evidencia física, búsqueda y
ubicación de imputados, indiciados o condenados, que se intercepten mediante
grabación magnetofónica o similares las comunicaciones que se cursen por
cualquier red de comunicaciones, en donde curse información o haya interés para
los fines de la actuación. En este sentido, las autoridades competentes serán las
encargadas de la operación técnica de la respectiva interceptación así como del
procesamiento de la misma. Tienen la obligación de realizarla inmediatamente
después de la notificación de la orden y todos los costos serán a cargo de la
autoridad que ejecute la interceptación.
En todo caso, deberá fundamentarse por escrito. Las personas que participen en
estas diligencias se obligan a guardar la debida reserva.
Por ningún motivo se podrán interceptar las comunicaciones del defensor.
La orden tendrá una vigencia máxima de seis (6) meses, pero podrá prorrogarse, a
juicio del fiscal, subsisten los motivos fundados que la originaron.
La orden del fiscal de prorrogar la interceptación de comunicaciones y similares
deberá someterse al control previo de legalidad por parte del Juez de Control de
Garantías.”
En lo que tiene que ver con toma de información de personas transmitida por
redes de telecomunicaciones, aparece lo siguiente:
“Artículo 53. Recuperación de producto de la transmisión de datos a través de las
redes de comunicaciones. El artículo 236 de la Ley 906 quedará así:
Artículo 236. Recuperación de información producto de la transmisión de datos a
través de las redes de comunicaciones. Cuando el fiscal tenga motivos
razonablemente fundados, de acuerdo con los medios cognoscitivos previstos en
este código, para inferir que el indiciado o imputado está transmitiendo o
manipulando datos a través de las redes de telecomunicaciones, ordenará a
policía judicial la retención, aprehensión o recuperación de dicha información,
equipos terminales, dispositivos o servidores que pueda haber utilizado cualquier
medio de almacenamiento físico o virtual, análogo o digital, para que expertos en
informática forense, descubran, recojan, analicen y custodien la información que
recuperen; lo anterior con el fin de obtener elementos materiales probatorios y
evidencia física o realizar la captura del indiciado, imputado o condenado.
En estos casos serán aplicables analógicamente, según la naturaleza de este acto,
los criterios establecidos para los registros y allanamientos.
La aprehensión de que trata este artículo se limitará exclusivamente al tiempo
necesario para la captura de la información en él contenida. Inmediatamente se
devolverán los equipos incautados, de ser el caso. “
En materia de seguimiento de personas, se autoriza todo tipo de medidas, así:
“Artículo 54. Vigilancia y seguimiento de personas. Vigilancia y seguimiento de
personas. El artículo 239 de la Ley 906 de 2004 quedará así:
Artículo 239. Vigilancia y seguimiento de personas. Sin perjuicio de los
procedimientos preventivos que adelanta la fuerza pública, en cumplimiento de su
deber constitucional, el fiscal que tuviere motivos razonablemente fundados, de
acuerdo con los medios cognoscitivos previstos en este código, para inferir que el
indiciado o el imputado pudiere conducirlo a conseguir información útil para la
investigación que se adelanta, podrá disponer que se someta a seguimiento
pasivo, por tiempo determinado, por parte de la Policía Judicial. Si en el lapso de
un (1) año no se obtuviere resultado alguno, se cancelará la orden de vigilancia,
sin perjuicio de que vuelva a expedirse, si surgieren nuevos motivos.
En la ejecución de la vigilancia se empleará cualquier medio que la técnica
aconseje. En consecuencia, se podrán tomar fotografías, filmar videos y, en
general, realizar todas las actividades relacionadas que permitan recaudar
información relevante a fin de identificar o individualizar los autores o partícipes,
las personas que lo frecuentan, los lugares adonde asiste y aspectos similares,
cuidando de no afectar la expectativa razonable de la intimidad del indiciado o
imputado o de terceros.
En todo caso se surtirá la autorización del Juez de Control de Garantías para la
determinación de su legalidad formal y material, dentro de las treinta y seis (36)
horas siguientes a la expedición de la orden por parte de la Fiscalía General.
Vencido el término de la orden de vigilancia u obtenida la información útil para la
investigación el fiscal comparecerá ante el Juez de Control de Garantías, para que
realice la audiencia de revisión de legalidad sobre lo actuado.
Parágrafo. La autoridad que recaude la información no podrá alterar ninguno de
los medios técnicos anteriores, ni tampoco hacer interpretaciones de los mismos.”
Obsérvese la insistencia en el aspecto de recaudo, de modo que no puede haber
creación de información por quien ejerce la vigilancia (véase el parágrafo).
En materia probatoria, esta se extiende a lo tecnológico:
“Artículo 77. El artículo 9A de la Ley 793 de 2002 quedará así:
Artículo 9A. Medios de prueba. Son medios de prueba la inspección, la peritación,
el documento, el testimonio, la confesión y el indicio.
El fiscal podrá decretar la práctica de otros medios de prueba no contenidos en
esta ley, de acuerdo con las disposiciones que lo regulen, respetando siempre los
derechos fundamentales.
Se podrán utilizar los medios mecánicos, electrónicos y técnicos que la ciencia
ofrezca y que no atenten contra la dignidad humana.
Las pruebas practicadas válidamente en una actuación judicial o administrativa
dentro o fuera del país, podrán trasladarse y serán apreciadas de acuerdo con las
reglas de la sana crítica y con observancia de los principios de publicidad y
contradicción sobre las mismas. “
En la Ley 1453 también se encuentran tipos penales bastante amplios en materia
de contaminación ambiental, lo que debe llamar la atención de las industrias de las
TICs, con tanto uso de partes desechables o cambiables en el corto plazo
(celulares, baterías, computadores viejos, en fin).
“ARTÍCULO 34. El artículo 332 del Código Penal quedara así:
Artículo 332. Contaminación ambiental. El que con incumplimiento de la
normatividad existente, provoque, contamine o realice directa o indirectamente
emisiones, vertidos, radiaciones, ruidos, depósitos o disposiciones al aire, la
atmósfera o demás componentes del espacio aéreo, el suelo, el subsuelo, las
aguas terrestres, marítimas o subterráneas o demás recursos naturales, en tal
forma que ponga en peligro la salud humana o los recursos fáunicos, forestales,
florísticos o hidrobiológicos, incurrirá, sin perjuicio de las sanciones administrativas
a que hubiere lugar, en prisión de cincuenta cinco (55) a ciento doce (112) meses
y multa de ciento cuarenta (140) a cincuenta mil (50.000) salarios mínimos legales
mensuales vigentes.
La pena se aumentará de una, tercera parte a la mitad cuando en la comisión de
cualquiera de los hechos descritos en el artículo anterior sin perjuicio de las que
puedan corresponder con arreglo a otros preceptos de este Código concurra
alguna de las circunstancias siguientes:
1. Cuando la conducta se realice con fines terroristas sin que la multa supere el
equivalente a cincuenta mil (50.000) salarios mínimos mensuales legales vigentes.
2. Cuando la emisión o el vertimiento supere el doble de lo permitido por la
normatividad existente o haya infringido más de dos parámetros.
3. Cuando la contaminación, descarga, disposición o vertimiento se realice en
zona protegida o de importancia ecológica.
4. Cuando la industria o actividad realice clandestina o engañosamente los
vertimientos o emisiones.
5. Que se hayan desobedecido las órdenes expresas de la autoridad
administrativa de corrección o suspensión de las actividades tipificadas en el
artículo anterior.
6. Que se haya ocultado o aportado información engañosa o falsaria sobre los
aspectos ambientales de la misma.”
Pasa algo similar con la disposición de residuos sólidos peligrosos, entre los
cuales se incluyen los escombros.
“Artículo 35. Se adiciona al Título XI del Código Penal el siguiente artículo:
Artículo 332A. Contaminación ambiental por residuos sólidos peligrosos. El que
con incumplimiento de la normatividad existente almacene, transporte o disponga
inadecuadamente, residuo sólido, peligroso o escombros, de tal manera que
ponga en peligro la calidad de los cuerpos de agua, el suelo o el subsuelo tendrá
prisión de dos (2) a nueve (9) años y multa de ciento treinta y tres punto treinta y
tres (133.33) a cincuenta mil (50.000) salarios mínimos legales mensuales
vigentes.
La pena se aumentará de una tercera parte a la mitad cuando en la comisión de
cualquiera de los hechos descritos en el artículo anterior se ponga en peligro la
salud humana.”

LEY 1476 DEL 2011


LIBRO II. PARTE SUSTANTIVA.
TÍTULO I. ÁMBITO DE APLICACIÓN Y DESTINATARIOS.
 ARTÍCULO 12. ÁMBITO DE APLICACIÓN. Las disposiciones contenidas en la
presente ley se aplicarán a sus destinatarios cuando den lugar a la pérdida o daño
de bienes de propiedad o al servicio del Ministerio de Defensa Nacional, sus
entidades adscritas o vinculadas o la Fuerza Pública.

 ARTÍCULO 13. DESTINATARIOS. Son destinatarios las personas naturales que


presten sus servicios en el Ministerio de Defensa Nacional, sus entidades adscritas
o vinculadas o la Fuerza Pública, los alumnos de las escuelas de formación y
quienes presten servicio militar obligatorio en la Fuerza Pública, aunque con
posterioridad se hayan retirado.
También se aplicará a las personas naturales contratadas como trabajador oficial,
por prestación de servicios u otra modalidad.
El personal que preste el servicio militar obligatorio en las Fuerzas Militares o en la
Policía Nacional, será sujeto de la actuación administrativa, aunque ya no se
encuentre prestando dicho servicio.

TÍTULO II. DE LA RESPONSABILIDAD.


 ARTÍCULO 14. INDIVIDUALIZACIÓN DE LA RESPONSABILIDAD. Los
destinatarios responden en dinero o en especie.
Cuando la responsabilidad sea en especie, se establecerá con base en los
términos consagrados en el artículo 32 de la presente codificación, por la pérdida o
daño que causen a los bienes, se encuentren o no bajo su custodia.

 ARTÍCULO 15. RESPONSABILIDAD POR ORDEN CONTRARIA A


DERECHO. Los daños o pérdidas que resulten de orden contraria a derecho,
acarrean igual responsabilidad administrativa para quien la impartió.
 ARTÍCULO 16. ELEMENTOS DE LA RESPONSABILIDAD ADMINISTRATIVA. La
responsabilidad administrativa se estructura cuando se configuran
concomitantemente los siguientes elementos:
1. Una conducta desplegada por el destinatario de la presente ley que crea un
riesgo jurídicamente desaprobado o pone en peligro los bienes protegidos en la
presente ley.
2. Un daño antijurídico o pérdida producidos a los mismos.
3. La concreción de dicho riesgo o puesta en peligro en un resultado.
PARÁGRAFO. El grado de culpa a partir del cual se podrá establecer la
responsabilidad administrativa será el de culpa leve.

 ARTÍCULO 17. CAUSALES EXONERATIVAS DE LA RESPONSABILIDAD. Son


causales exonerativas de la responsabilidad administrativa:
1. La fuerza mayor o caso fortuito.
2. El hecho de un tercero.
3. El deterioro natural, uso normal y legítimo del bien.

 ARTÍCULO 18. RESPONSABILIDAD CONJUNTA. Si el daño o la pérdida fueren


producidos por dos o más destinatarios de la presente ley, responderán
conjuntamente. De la misma forma lo hará quien determine a otro a cometerlo.

TÍTULO III. COMPETENCIA.


 ARTÍCULO 19. FACTORES QUE DETERMINAN LA COMPETENCIA. La
competencia para fallar se determinará teniendo en cuenta la cuantía del daño o la
pérdida y la unidad o dependencia donde se encuentre en inventario el bien.
Cuando el bien no se encuentre en inventarios pero esté al servicio del Ministerio
de Defensa Nacional, sus entidades adscritas o vinculadas o la Fuerza Pública,
conocerá y fallará la autoridad administrativa competente de la unidad que tenga la
administración, custodia o uso del bien.

 ARTÍCULO 20. COMPETENCIA A PREVENCIÓN. La autoridad con atribuciones


administrativas del lugar donde se presente la pérdida o daño del bien, ordenará la
investigación correspondiente y remitirá las diligencias practicadas dentro de los
quince (15) días siguientes para que el funcionario competente continúe con el
trámite.

LEY 1801 DE 2016 (julio 29) Por la cual se expide el Código Nacional de
Policía y Convivencia
EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA DECRETA: LIBRO PRIMERO
DISPOSICIONES GENERALES
TÍTULO I OBJETO DEL CÓDIGO, ÁMBITO DE APLICACIÓN Y AUTONOMÍA.
BASES DE LA CONVIVENCIA
CAPÍTULO I Objeto del Código, Ámbito de Aplicación y Autonomía
 Artículo 1°. Objeto. Las disposiciones previstas en este Código son de carácter
preventivo y buscan establecer las condiciones para la convivencia en el territorio
nacional al propiciar el cumplimiento de los deberes y obligaciones de las personas
naturales y jurídicas, así como determinar el ejercicio del poder, la función y la
actividad de Policía, de conformidad con la Constitución Política y el ordenamiento
jurídico vigente.
 Artículo 2°. Objetivos específicos. Con el fin de mantener las condiciones
necesarias para la convivencia en el territorio nacional, los objetivos específicos de
este Código son los siguientes:
1. Propiciar en la comunidad comportamientos que favorezcan la convivencia en el
espacio público, áreas comunes, lugares abiertos al público o que siendo privados
trasciendan a lo público.
2. Promover el respeto, el ejercicio responsable de la libertad, la dignidad, los
deberes y los derechos correlativos de la personalidad humana.
3. Promover el uso de mecanismos alternativos, o comunitarios, para la
conciliación y solución pacífica de desacuerdos entre particulares.
4. Definir comportamientos, medidas, medios y procedimientos de Policía.
5. Establecer la competencia de las autoridades de Policía en el orden nacional,
departamental, distrital y municipal, con observancia del principio de autonomía
territorial.
6. Establecer un procedimiento respetuoso del debido proceso, idóneo, inmediato,
expedito y eficaz para la atención oportuna de los comportamientos relacionados
con la convivencia en el territorio nacional.
 Artículo 3°. Ámbito de aplicación del Derecho de Policía. El derecho de Policía se
aplicará a todas las personas naturales o jurídicas, de conformidad con este
Código.
Las autoridades de Policía sujetarán sus actuaciones al procedimiento único de
Policía, sin perjuicio de las competencias que les asistan en procedimientos
regulados por leyes especiales.
 Artículo 4°. Autonomía del acto y del procedimiento de Policía. Las disposiciones
de la Parte Primera del Código de Procedimiento Administrativo y de lo
Contencioso Administrativo no se aplicarán al acto de Policía ni a los
procedimientos de Policía, que por su misma naturaleza preventiva requieren
decisiones de aplicación inmediata, eficaz, oportuna y diligente, para conservar el
fin superior de la convivencia, de conformidad con las normas vigentes y el
artículo 2° de la Ley 1437 de 2011. Por su parte las disposiciones de la parte
segunda de la Ley 1437 de 2011 se aplicarán a la decisión final de las autoridades
de Policía en el proceso único de Policía, con excepción de aquellas de que trata
el numeral 3 del artículo 105 de la ley en mención.

CAPÍTULO II Bases de la convivencia y seguridad ciudadana


 Artículo 5°. Definición. Para los efectos de este Código, se entiende por
convivencia, la interacción pacífica, respetuosa y armónica entre las personas, con
los bienes, y con el ambiente, en el marco del ordenamiento jurídico.
 Artículo 6°. Categorías jurídicas. Las categorías de convivencia son: seguridad,
tranquilidad, ambiente y salud pública, y su alcance es el siguiente:
1. Seguridad: Garantizar la protección de los derechos y libertades
constitucionales y legales de las personas en el territorio nacional.
2. Tranquilidad: Lograr que las personas ejerzan sus derechos y libertades, sin
abusar de los mismos, y con plena observancia de los derechos ajenos.
3. Ambiente: Favorecer la protección de los recursos naturales, el patrimonio
ecológico, el goce y la relación sostenible con el ambiente.
4. Salud Pública: Es la responsabilidad estatal y ciudadana de protección de la
salud como un derecho esencial, individual, colectivo y comunitario logrado en
función de las condiciones de bienestar y calidad de vida.
 Artículo 7°. Finalidades de la convivencia. Son fines esenciales de las normas de
convivencia social previstas en este Código:
1. Que el ejercicio de los derechos y libertades sean garantizados y respetados en
el marco de la Constitución y la ley.
2. El cumplimiento de los deberes contenidos en la Constitución, la ley y las
normas que regulan la convivencia.
3. El respeto por las diferencias y la aceptación de ellas.
4. La resolución pacífica de los desacuerdos que afecten la convivencia.
5. La convergencia de los intereses personales y generales para promover un
desarrollo armónico.
6. prevalencia de los valores sociales de solidaridad, tolerancia, responsabilidad,
honradez, respeto, bondad, libertad, justicia, igualdad, fraternidad, lealtad,
prudencia y paz.
 Artículo 8°. Principios. Son principios fundamentales del Código:
1. La protección de la vida y el respeto a la dignidad humana.
2. Protección y respeto a los derechos humanos.
3. La prevalencia de los derechos de niños, niñas y adolescentes y su protección
integral.
4. La igualdad ante la ley.
5. La libertad y la autorregulación.
6. El reconocimiento y respeto de las diferencias culturales, la autonomía e
identidad regional, la diversidad y la no discriminación.
7. El debido proceso.
8. La protección de la diversidad e integridad del ambiente y el patrimonio
ecológico.
9. La solidaridad.
10. La solución pacífica de las controversias y desacuerdos de los conflictos.
11. El respeto al ordenamiento jurídico y a las autoridades legalmente constituidas.
12. Proporcionalidad y razonabilidad. La adopción de medios de Policía y medidas
correctivas debe ser proporcional y razonable atendiendo las circunstancias de
cada caso y la finalidad de la norma. Por lo tanto, se debe procurar que la
afectación de derechos y libertades no sea superior al beneficio perseguido y
evitar todo exceso innecesario.
13. Necesidad. Las autoridades de Policía solo podrán adoptar los medios y
medidas rigurosamente necesarias e idóneas para la preservación y
restablecimiento del orden público cuando la aplicación de otros mecanismos de
protección, restauración, educación o de prevención resulte ineficaz para alcanzar
el fin propuesto.
Parágrafo. Los principios enunciados en la Ley 1098 de 2006 deberán observarse
como criterio de interpretación y aplicación de esta ley cuando se refiera a niños,
niñas y adolescentes.
 Artículo 9°. Ejercicio de la libertad y de los derechos de los asociados. Las
autoridades garantizarán a las personas que habitan o visitan el territorio
colombiano, el ejercicio legítimo de los derechos y las libertades constitucionales,
con fundamento en su autonomía personal, autorregulación individual y social.
 Artículo 10. Deberes de las autoridades de Policía. Son deberes generales de las
autoridades de Policía:
1. Respetar y hacer respetar los derechos y las libertades que establecen la
Constitución Política, las leyes, los tratados y convenios internacionales suscritos y
ratificados por el Estado colombiano.
2. Cumplir y hacer cumplir la Constitución, las leyes, las normas contenidas en el
presente Código, las ordenanzas, los acuerdos, y en otras disposiciones que
dicten las autoridades competentes en materia de convivencia.
3. Prevenir situaciones y comportamientos que ponen en riesgo la convivencia.
4. Dar el mismo trato a todas las personas, sin perjuicio de las medidas especiales
de protección que deban ser brindadas por las autoridades de Policía a aquellas
que se encuentran en situación de debilidad manifiesta o pertenecientes a grupos
de especial protección constitucional.
5. Promover los mecanismos alternativos de resolución de conflictos como vía de
solución de desacuerdos o conflictos entre particulares, y propiciar el diálogo y los
acuerdos en aras de la convivencia, cuando sea viable legalmente.
6. Recibir y atender de manera pronta, oportuna y eficiente, las quejas, peticiones
y reclamos de las personas.
7. Observar el procedimiento establecido en este Código, para la imposición de
medidas correctivas.
8. Colaborar con las autoridades judiciales para la debida prestación del servicio
de justicia.
9. Aplicar las normas de Policía con transparencia, eficacia, economía, celeridad y
publicidad, y dando ejemplo de acatamiento de la ley y las normas de convivencia.
10. Conocer, aplicar y capacitarse en mecanismos alternativos de solución de
conflictos y en rutas de acceso a la justicia.
11. Evitar al máximo el uso de la fuerza y de no ser esto posible, limitarla al
mínimo necesario.
Parágrafo transitorio. Dentro de los seis (6) meses siguientes a la entrada en
vigencia de la presente ley, el Gobierno nacional reglamentará y dispondrá lo
concerniente a los espacios físicos necesarios para que la Policía nacional reciba y
atienda de manera pronta, oportuna y eficiente las quejas, peticiones y reclamos
de las personas.

TÍTULO II PODER, FUNCIÓN Y ACTIVIDAD DE POLICÍA


CAPÍTULO I Poder de Policía
 Artículo 11. Poder de Policía. El poder de Policía es la facultad de expedir las
normas en materia de Policía, que son de carácter general, impersonal y abstracto,
ejercido por el Congreso de la República para regular el ejercicio de la libertad, los
derechos y los deberes constitucionales, para la convivencia y establecer los
medios y las medidas correctivas en caso de su incumplimiento.
 Artículo 12. Poder subsidiario de Policía. Las asambleas departamentales y el
Concejo Distrital de Bogotá, dentro de su respectivo ámbito territorial, ejercen un
poder subsidiario de Policía para dictar normas en materias que no sean de
reserva legal, en el marco de la Constitución y la ley.
Estas corporaciones en el ejercicio de poder subsidiario no podrán:
1. Establecer limitaciones, restricciones o normas adicionales a los derechos y
deberes de las personas, que no hayan sido previstas o autorizadas por el
legislador.
2. Establecer medios o medidas correctivas diferentes a las previstas por el
legislador.
3. Exigir requisitos adicionales para ejercer derechos o actividades reglamentadas
de manera general, ni afectar los establecidos en la ley.
Parágrafo 1°. El Concejo Distrital de Bogotá podrá establecer formas de control
policial sobre las normas de ordenamiento territorial, usos del suelo y defensa del
patrimonio ecológico y cultural.
Parágrafo 2°. Las normas de Policía y convivencia expedidas por el Concejo del
Distrito Capital de Bogotá no están subordinadas a las ordenanzas.
 Artículo 13. Poder residual de Policía. Los demás Concejos Distritales y los
Concejos Municipales dentro de su respectivo ámbito territorial, podrán
reglamentar residualmente los comportamientos que no hayan sido regulados por
la ley o los reglamentos departamentales de Policía, ciñéndose a los medios,
procedimientos y medidas correctivas establecidas en la presente ley.
Estas Corporaciones en el ejercicio del poder residual no podrán:
Establecer limitaciones, restricciones o normas adicionales a los derechos y
deberes de las personas, que no hayan sido previstas o autorizadas por el
legislador.
Establecer medios, procedimientos o medidas correctivas diferentes a las previstas
por el legislador.
Exigir requisitos adicionales para ejercer derechos o actividades reglamentadas de
manera general, ni afectar los establecidos en la ley.
Parágrafo. Los Concejos Municipales y Distritales podrán establecer formas de
control policial sobre las normas de ordenamiento territorial, usos del suelo y
defensa del patrimonio ecológico y cultural.
 Artículo 14. Poder extraordinario para prevención del riesgo o ante situaciones de
emergencia, seguridad y calamidad. Los gobernadores y los alcaldes, podrán
disponer acciones transitorias de Policía, ante situaciones extraordinarias que
puedan amenazar o afectar gravemente a la población, con el propósito de
prevenir las consecuencias negativas ante la materialización de un evento
amenazante o mitigar los efectos adversos ante la ocurrencia de desastres,
epidemias, calamidades, o situaciones de seguridad o medio ambiente; así mismo,
para disminuir el impacto de sus posibles consecuencias, de conformidad con las
leyes que regulan la materia.
Parágrafo. Lo anterior sin perjuicio de lo establecido en la Ley 9ª de 1979, la
Ley 65 de 1993, Ley 1523 de 2012 frente a la condición de los mandatarios como
cabeza de los Consejos de Gestión de Riesgo de Desastre y las normas que las
modifiquen, adicionen o sustituyan, con respecto a las facultades para declarar la
emergencia sanitaria.
 Artículo 15. Transitoriedad e informe de la gestión. Las acciones transitorias de
Policía señaladas en el artículo anterior, sólo regirán mientras dure la situación de
desastre o emergencia. La autoridad que las ejerza dará cuenta inmediata de las
medidas que hubiere adoptado a la Asamblea Departamental y/o al Concejo
Distrital o Municipal, en sus inmediatas sesiones, según corresponda.
En el caso en que se considere necesario darle carácter permanente a las
acciones transitorias de Policía dictadas de conformidad con lo establecido en el
artículo anterior, los gobernadores y los alcaldes, presentarán ante la Asamblea
Departamental o el Concejo Distrital o Municipal, según corresponda, el respectivo
proyecto, que será tramitado de la manera más expedita de conformidad con el
reglamento interno de cada corporación.

CAPÍTULO II Función y Actividad de Policía


 Artículo 16. Función de Policía. Consiste en la facultad de ha cer cumplir las
disposiciones dictadas en ejercicio del poder de Policía, mediante la expedición de
reglamentos generales y de acciones apropiadas para garantizar la convivencia.
Esta función se cumple por medio de órdenes de Policía.
 Artículo 17. Competencia para expedir reglamentos. En el ámbito nacional
corresponde al Presidente de la República reglamentar las leyes sobre materias de
Policía. Cuando las disposiciones de las asambleas o los concejos en asuntos de
Policía, requieran reglamentación para aplicarlas, los gobernadores o los alcaldes
podrán, según el caso, dictar reglamentos sólo con ese fin.
Las autoridades que expiden reglamentos no podrán regular comportamientos,
imponer medidas correctivas o crear procedimientos distintos a los establecidos en
la norma reglamentada, salvo que esta les otorgue dicha competencia.
 Artículo 18. Coordinación. La coordinación entre las autoridades de Policía debe
ser permanente, adecuada, eficiente, eficaz y oportuna, con el fin de asegurar las
condiciones necesarias para la convivencia.
 Artículo 19. Consejos de Seguridad y Convivencia y Comité Civil de
Convivencia. Los Consejos de Seguridad y Convivencia son cuerpos consultivos y
de decisión para la prevención y reacción ante los problemas relacionados con la
seguridad y la convivencia en el nivel nacional, regional, departamental, distrital,
municipal o metropolitano. El Gobierno nacional establecerá mediante
reglamentación los objetivos, funciones, integrantes y demás aspectos
relacionados con el funcionamiento de los Consejos de Seguridad y Convivencia.
De manera subsidiaria, las autoridades ejecutivas de los niveles distrital,
departamental y municipal, considerando su especificidad y necesidad, podrán
complementar la regulación hecha por el Gobierno nacional.
Créanse los Comités Civiles de Convivencia en cada municipio o distrito, cuyo
objeto será analizar hechos y fenómenos que afectan la convivencia así como
tramitar las quejas, denuncias, peticiones o reconocimientos reportados en
relación con la función y la actividad de Policía en su respectiva jurisdicción
priorizando los casos relacionados con actuaciones donde hubieren podido verse
afectados los intereses colectivos.
Estos Comités podrán emitir recomendaciones para mejorar la función y la
actividad de Policía y garantizar la transparencia en el ejercicio de sus funciones.
Así mismo, deberán fomentar e incentivar que la ciudadanía presente las
denuncias y quejas que correspondan y promoverá campañas de información
sobre los derechos, deberes y garantías de los ciudadanos ante las actividades de
Policía.
Este Comité estará conformado por el Alcalde, el Personero Municipal y el
Comandante de Estación del respectivo distrito, municipio o localidad.
Estos Comités deberán reunirse, al menos, una vez al mes.
Artículo 20. Actividad de Policía. Es el ejercicio de materialización de los medios y
medidas correctivas, de acuerdo con las atribuciones constitucionales, legales y
reglamentarias conferidas a los uniformados de la Policía Nacional, para concretar
y hacer cumplir las decisiones dictadas en ejercicio del poder y la función de
Policía, a las cuales está subordinada. La actividad de Policía es una labor
estrictamente material y no jurídica, y su finalidad es la de preservar la convivencia
y restablecer todos los comp ortamientos que la alteren.
 Artículo 21. Carácter público de las actividades de Policía. Todo procedimiento
policivo podrá ser grabado mediante cualquier medio de las tecnologías de
información y comunicación, por lo que le está prohibido a cualquier persona, salvo
las restricciones expresas de ley, impedir que sean realizadas dichas grabaciones.
La autoridad de Policía que impida la grabación de que trata este artículo sin la
justificación legal correspondiente incurrirá en causal de mala conducta.
 Artículo 22. Titular del uso de la fuerza policial. La utilización de la fuerza legítima
corresponde de manera exclusiva, en el marco de este Código, a los miembros
uniformados de la Policía Nacional, de conformidad con el marco jurídico vigente,
salvo en aquellos casos en los que de manera excepcional se requiera la
asistencia militar.
CAPÍTULO III Concreción de la Orden de Policía
 Artículo 23. Materialización de la orden. Consiste en la ejecución concreta de una
orden o norma de Policía. Esta es aplicada por la autoridad de Policía que la dictó
y por aquellas personas que, en razón de sus funciones, deban hacerlo o contribuir
a ejecutarla.

LIBRO SEGUNDO DE LA LIBERTAD, LOS DERECHOS Y DEBERES DE LAS


PERSONAS EN MATERIA DE CONVIVENCIA
TÍTULO I DEL CONTENIDO DEL LIBRO
CAPÍTULO ÚNICO Aspectos generales
 Artículo 24. Contenido. El presente libro establece los comportamientos contrarios
a la convivencia que no deben ser realizados por las personas que habitan o
visitan el territorio nacional.
El cumplimiento de los comportamientos favorables a la convivencia y el rechazo
de los que le son contrarios, serán promovidos por las entidades estatales y
organizaciones de la sociedad civil, y en particular por las autoridades de Policía,
quienes exaltarán los primeros y ejercerán un control sobre los segundos.
 Artículo 25. Comportamientos contrarios a la convivencia y medidas
correctivas. Quienes incurran en comportamientos contrarios a la convivencia
serán objeto de medidas correctivas de conformidad con esta ley, sin perjuicio de
las demás acciones que en derecho correspondan.
Parágrafo 1°. En atención a los comportamientos relacionados en el presente
Código, corresponde a las autoridades de Policía dentro del ámbito de su
competencia adelantar las acciones que en derecho correspondan respetando las
garantías constitucionales.
Parágrafo 2°. En caso de que el comportamiento contrario a la convivencia
también constituya una conducta tipificada en el Código Penal, la medida
correctiva a imponer no podrá tener la misma naturaleza que la sanción prevista
en este último. La autoridad de Policía lo pondrá en conocimiento de la Fiscalía
General de la Nación e impondrá las medidas de naturaleza distinta previstas en el
presente Código.

TÍTULO II
DE LOS COMPORTAMIENTOS CONTRARIOS A LA CONVIVENCIA
 Artículo 26. Deberes de convivencia. Es deber de todas las personas en el
territorio nacional comportarse de manera favorable a la convivencia. Para ello,
además de evitar comportamientos contrarios a la misma, deben regular sus
comportamientos a fin de respetar a las demás personas, en el ejercicio de sus
derechos y deberes ciudadanos, en su vida, honra y bienes, de conformidad con la
Constitución Política y las leyes, y especialmente con lo dispuesto en la presente
ley.

TÍTULO III DEL DERECHO DE LAS PERSONAS A LA SEGURIDAD Y A LA DE


SUS BIENES
CAPÍTULO I Vida e integridad de las personas
Artículo 27. Comportamientos que ponen en riesgo la vida e integridad. Corregido
por el art. 1, Decreto 555 de 2017. Los siguientes comportamientos ponen en
riesgo la vida e integridad de las personas, y, por lo tanto, son contrarios a la
convivencia:
1. Reñir, incitar o incurrir en confrontaciones violentas que puedan derivar en
agresiones físicas.
2. Lanzar objetos que puedan causar daño o sustancias peligrosas a personas.
3. Agredir físicamente a personas por cualquier medio.
4. Amenazar con causar un daño físico a personas por cualquier medio.
5. No retirar o reparar, en los inmuebles, los elementos que ofrezcan riesgo a la
vida e integridad.
6.Portar armas, elementos cortantes, punzantes o semejantes, o sustancias
peligrosas, en áreas comunes o lugares abiertos al público. Se exceptúa a quien
demuestre que tales elementos o sustancias constituyen una herramienta de su
actividad deportiva, oficio, profesión o estudio.
7.Portar armas neumáticas, de aire, de fogueo, de letalidad reducida o sprays,
rociadores, aspersores o aerosoles de pimienta o cualquier elemento que se
asimile a armas de fuego, en lugares abiertos al público donde se desarrollen
aglomeraciones de personas o en aquellos donde se consuman bebidas
embriagantes, o se advierta su utilización irregular, o se incurra en un
comportamiento contrario a la convivencia.
Parágrafo 1. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 2.
Amonestación; Participación en programa comunitario o
Numeral 2
actividad pedagógica de convivencia.
Numeral 3 Multa General tipo 3.
Participación en programa comunitario o actividad pedagógica
Numeral 4
de convivencia; Multa General tipo 2.
Construcción, cerramiento, reparación; o mantenimiento de
Numeral 5 inmuebles; Remoción de bienes; Reparación de daños
materiales de muebles; Destrucción de bien.
Multa General tipo 2. Prohibición de ingreso a eventos que
Numeral 6 involucren aglomeraciones de público complejas o no
complejas, destrucción de bien.
Multa General tipo 2. Prohibición de ingreso a eventos que
Numeral 7 involucren aglomeraciones de público complejas o no
complejas, destrucción de bien.
Parágrafo 2°. En todos los comportamientos señalados en el presente artículo, se
deberá utilizar la mediación policial como medio para intentar resolver el conflicto.

CAPÍTULO II De la seguridad en los servicios públicos


 Artículo 28. Comportamientos que afectan la seguridad y bienes en relación con
los servicios públicos. Los siguientes comportamientos que afectan la seguridad de
las personas y la de sus bienes y por lo tanto no deben realizarse al hacer uso de
los servicios públicos:
1. Poner en riesgo a personas o bienes durante la instalación, utilización,
mantenimiento o modificación de las estructuras de los servicios públicos.
2. Modificar o alterar redes o instalaciones de servicios públicos.
3. Arrojar en las redes de alcantarillado, acueducto y de aguas lluvias, cualquier
objeto, sustancia, residuo, escombros, lodo, combustibles o lubricantes, que
alteren u obstruyan el normal funcionamiento.
4. No reparar oportunamente los daños ocasionados a la infraestructura de
servicios públicos domiciliarios, cuando estas reparaciones corresponden al
usuario.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 3; Remoción de bienes; Destrucción de
Numeral 1
bien.
Multa General tipo 3; Reparación de daños materiales de
Numeral 2
muebles o inmuebles.
Numeral 3 Multa General tipo 4.
Multa General Tipo 3; Reparación de daños materiales de
Numeral 4
muebles o inmuebles

CAPÍTULO III Artículos pirotécnico s y sustancias peligrosas


 Artículo 29. Autorización de actos o eventos que involucren el uso y
aprovechamiento de artículos pirotécnicos de categoría tres. Los alcaldes
municipales, distritales o locales podrán autorizar actos o eventos que involucren
el uso y aprovechamiento de artículos pirotécnicos de categoría tres, previo
concepto de la Policía Nacional, los cuerpos de bomberos o unidades
especializadas y el consejo municipal o distrital para la gestión del riesgo o quien
haga sus veces, quienes determinarán los sitios y lugares autorizados y las
condiciones técnicas que se requieran. Previa presentación del plan de
contingencias en el cual el organizador establezca las condiciones particulares del
lugar, características técnicas de los elementos pirotécnicos, condiciones de
atención de situaciones de emergencia entre otros.
Así mismo, deberá incluir en su análisis de riesgo la actividad de transporte de los
elementos desde el lugar de fabricación hasta el sitio del evento y en todo caso
cumplir con lo establecido en las normas de transporte de sustancias y/o
elementos peligrosos.
Parágrafo. En esta materia se aplican las disposiciones y sanciones previstas en la
Ley 670 de 2001 o la que haga sus veces, sin perjuicio de la aplicación de las
normas pertinentes en este Código.
 Artículo 30. Comportamientos que afectan la seguridad e integridad de las
personas en materia de artículos pirotécnicos y sustancias peligrosas. Los
siguientes comportamientos o actividades afectan la seguridad de las personas y
la de sus bienes y por lo tanto no deben realizarse:
1. Fabricar, tener, portar, almacenar, distribuir, transportar, comercializar,
manipular o usar artículos pirotécnicos, fuegos artificiales, pólvora o globos sin el
cumplimiento de los requisitos establecidos en la normatividad vigente.
2. Salvo actos circenses, prender o manipular fuego en el espacio público, lugar
abierto al público, sin contar con la autorización del alcalde o su delegado o del
responsable del sitio, sin cumplir las medidas de seguridad.
3. Prender o manipular fuego, sustancias combustibles o mercancías peligrosas en
medio de transporte público.
4. Fabricar, tener, portar, distribuir, transportar, comercializar, manipular o usar
sustancias prohibidas, elementos o residuos químicos o inflamables sin el
cumplimiento de los requisitos establecidos.
5. Realizar quemas o incendios que afecten la convivencia en cualquier lugar
público o privado o en sitios prohibidos.
6. Utilizar calderas, motores, máquinas o aparatos similares que no se encuentren
en condiciones aptas de funcionamiento.
Parágrafo 1°. En los comportamientos señalados en el numeral 1, en el caso en
que los productos contengan fósforo blanco se pondrá en conocimiento de manera
inmediata a la autoridad competente para aplicar lo establecido en el artículo 9° de
la Ley 670 de 2001 y las normas que la adicionen o modifiquen.
Parágrafo 2°. El alcalde distrital o municipal reglamentará en su jurisdicción las
condiciones para la realización de actividades peligrosas y los requisitos para la
prevención y atención de incendios, referidos a los comportamientos señalados en
el presente artículo, de conformidad con las normas, regulaciones, e instructivos
nacionales.
Parágrafo 3°. A quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, se les aplicarán las siguientes medidas correctivas:

COMPORTAMIENTO MEDIADA CORRECTIVA A APLICAR


Multa General tipo 4. Destrucción de bien. Suspensión
Numeral 1
temporal de actividad.
Multa General tipo 4. Destrucción de bien. Suspensión
Numeral 2
temporal de actividad. Suspensión definitiva de la actividad.
Numeral 3 Multa General tipo 4. Destrucción de bien.
Multa General tipo 4. Destrucción de bien. Suspensión
Numeral 4
temporal de actividad. Suspensión definitiva de la actividad.
Numeral 5 Multa General tipo 4.
Numeral 6 Multa General tipo 4. Suspensión temporal de actividad.

Parágrafo 4°. La medida de destrucción mencionada en el presente artículo sólo


operará en los casos en que quien incurra en algunos de los comportamientos
descritos en los numerales 1, 2, 3 y 4, no cumpla con la totalidad de los requisitos
que exige la ley.

TÍTULO IV DE LA TRANQUILIDAD Y LAS RELACIONES RESPETUOSAS


 Artículo 31. Del derecho a la tranquilidad y a las relaciones respetuosas. El
derecho a la tranquilidad y a unas relaciones respetuosas es de la esencia de la
convivencia. Por ello, es fundamental prevenir la realización de comportamientos
que afecten la tranquilidad y la privacidad de las personas.

CAPÍTULO I Privacidad de las personas


 Artículo 32. Definición de privacidad. Para efectos de este Código, se entiende por
privacidad de las personas el derecho de ellas a satisfacer sus necesidades y
desarrollar sus actividades en un ámbito que le sea exclusivo y por lo tanto
considerado como privado.
No se consideran lugares privados:
1. Bienes muebles o inmuebles que se encuentran en el espacio público, en lugar
privado abierto al público o utilizados para fines sociales, comerciales e
industriales.
2. Los sitios públicos o abiertos al público, incluidas las barras, mostradores, áreas
dispuestas para: almacenamiento, preparación, fabricación de bienes
comercializados o utilizados en el lugar, así como también las áreas dispuestas
para el manejo de los equipos musicales o Disc jockey, y estacionamientos a
servicio del público.
 Artículo 33. Comportamientos que afectan la tranquilidad y relaciones respetuosas
de las personas. Corregido por el art. 2, Decreto 555 de 2017. Los siguientes
comportamientos afectan la tranquilidad y relaciones respetuosas de las personas
y por lo tanto no deben efectuarse:
1. En el vecindario o lugar de habitación urbana o rural: Perturbar o permitir que se
afecte el sosiego con:
a) Sonidos o ruidos en actividades, fiestas, reuniones o eventos similares que
afecten la convivencia del vecindario, cuando generen molestia por su impacto
auditivo, en cuyo caso podrán las autoridades de Policía desactivar temporalmente
la fuente del ruido, en caso de que el residente se niegue a desactivarlo;
b) Cualquier medio de producción de sonidos o dispositivos o accesorios o
maquinaria que produzcan ruidos, desde bienes muebles o inmuebles, en cuyo
caso podrán las autoridades identificar, registrar y desactivar temporalmente la
fuente del ruido, salvo sean originados en construcciones o reparaciones en horas
permitidas;
c) Actividades diferentes a las aquí señaladas en vía pública o en privado, cuando
trascienda a lo público, y perturben o afecten la tranquilidad de las personas.
2. En espacio público, lugares abiertos al público, o que siendo privados
trasciendan a lo público:
a) Irrespetar las normas propias de los lugares públicos tales como salas de
velación, cementerios, clínicas, hospitales, bibliotecas y museos, entre otros.
b) Realizar actos sexuales o de exhibicionismo que generen molestia a la
comunidad.
c) Consumir sustancias alcohólicas, psicoactivas o prohibidas, no autorizados para
su consumo.
d) Fumar en lugares prohibidos.
e) Limitar u obstruir las manifestaciones de afecto y cariño que no configuren actos
sexuales o de exhibicionismo en razón a la raza, origen nacional o familiar,
orientación sexual, identidad de género u otra condición similar.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 3; Disolución de reunión o actividad que
involucre aglomeraciones de público no complejas.
Numeral 2, literal a Multa General tipo 3.
Numeral 2, literal b Multa General tipo 3.
Numeral 2, literal c Multa General tipo 2; Disolución de reunión o actividad que
involucre aglomeraciones de público no complejas.
Numeral 2, literal d Amonestación.
Numeral 2, literal e Multa general tipo 1.
Parágrafo 2°. No constituyen actos sexuales o de exhibicionismo los besos o
caricias que las personas, sin importar su género, color de piel, orientación sexual
o identidad de género, manifiesten como expresiones de cariño, en ejercicio de su
derecho al libre desarrollo de la personalidad.

CAPÍTULO II De los establecimientos educativos


 Artículo 34. Comportamientos que afectan la convivencia en los establecimientos
educativos relacionados con consumo de sustancias. Corregido por el art. 3,
Decreto 555 de 2017. Los siguientes comportamientos afectan la convivencia en
los establecimientos educativos y por lo tanto no deben efectuarse:
1. Consumir bebidas alcohólicas, drogas o sustancias prohibidas, dentro de la
institución o centro educativo.
2. Tener, almacenar, facilitar, distribuir, o expender bebidas alcohólicas, drogas o
sustancias prohibidas dentro de la institución o centro educativo.
3. Consumir bebidas alcohólicas, sustancias psicoactivas en el espacio público o
lugares abiertos al público ubicados dentro del área circundante a la institución o
centro educativo de conformidad con el perímetro establecido en el artículo 83 de
la presente ley.
4. Tener, almacenar, facilitar, distribuir, o expender bebidas alcohólicas, sustancias
prohibidas en el espacio público o lugares abiertos al público dentro del perímetro
circundante de conformidad con lo establecido en el artículo 84 de la presente ley.
5. Destruir, averiar o deteriorar bienes dentro del área circundante de la institución
o centro educativo.
Parágrafo 1°. Los niños, niñas y adolescentes que cometan alguno de los
comportamientos señalados en los numerales anteriores serán objeto de las
medidas dispuestas en la Ley 1098 de 2006 y demás normas vigentes en la
materia.
También procederá la medida de destrucción del bien, cuando haya lugar.
Parágrafo 2º. La persona mayor de edad que incurra en uno o más de los
comportamientos antes señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes
medidas correctivas, sin perjuicio de lo establecido en los reglamentos internos de
cada establecimiento educativo:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 3; Destrucción de bien
Numeral 2 Multa General tipo 4; Destrucción de bien
Numeral 3 Multa General tipo 3; Destrucción de bien
Multa General tipo 4; Destrucción de bien; Suspensión
Numeral 4
temporal de actividad
Multa General tipo 2;Reparación de daños materiales de
Numeral 5
muebles o inmuebles
 Artículo 35. Comportamientos que afectan las relaciones entre las personas y las
autoridades. Los siguientes comportamientos afectan la relación entre las
personas y las autoridades y por lo tanto no deben realizarse. Su realización dará
lugar a medidas correctivas:
1. Irrespetar a las autoridades de Policía.
2. Incumplir, desacatar, desconocer e impedir la función o la orden de Policía.
3. Impedir, dificultar, obstaculizar o resistirse a procedimiento de identificación o
individualización, por parte de las autoridades de Policía.
4. Negarse a dar información veraz sobre lugar de residencia, domicilio y actividad
a las autoridades de Policía cuando estas lo requieran en procedimientos de
Policía.
5. Ofrecer cualquier tipo de resistencia a la aplicación de una medida o la
utilización de un medio de Policía.
6. Agredir por cualquier medio o lanzar objetos que puedan causar daño o
sustancias que representen peligro a las autoridades de Policía.
7. Utilizar inadecuadamente el sistema de número único de seguridad y
emergencia.
Parágrafo 1°. El comportamiento esperado por parte de los habitantes del territorio
nacional para con las autoridades exige un comportamiento recíproco. Las
autoridades y en particular el personal uniformado de la Policía, deben dirigirse a
los habitantes con respeto y responder a sus inquietudes y llamado con la mayor
diligencia. Los habitantes del territorio nacional informarán a la autoridad
competente en caso de que no sea así.
Parágrafo 2°. A quien incurra en cualquiera de los comportamientos antes
señalados, se le aplicarán las siguientes medidas correctivas de manera
concurrente:
COMPORTAMIENTOS MEDIDAS CORRECTIVAS A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 2.
Multa General tipo 4; Participación en programa
Numeral 2
comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Multa General tipo 4; Participación en programa
Numeral 3
comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Numeral 4 Multa General tipo 4.
Multa General tipo 4; Participación en programa
Numeral 5
comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Multa General tipo 4; Participación en programa
Numeral 6
comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Multa General tipo 4; Participación en programa
Numeral 7
comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Parágrafo 3°. Las multas impuestas por la ocurrencia de los comportamientos
señalados en el numeral 7 del presente artículo se cargarán a la factura de cobro
del servicio de la línea telefónica de donde se generó la llamada. La empresa
operadora del servicio telefónico trasladará mensualmente a las entidades y
administraciones territoriales respectivas las sumas recaudadas por este concepto
según lo establecido en la reglamentación de la presente ley.
Parágrafo 4°. La Policía debe definir dentro de los tres (3) meses siguientes a la
entrada en vigencia de esta ley, un mecanismo mediante el cual un ciudadano
puede corroborar que quien lo aborda para un procedimiento policial,
efectivamente pertenece a la institución.

TÍTULO V DE LAS RELACIONES RESPETUOSAS CON GRUPOS


ESPECÍFICOS DE LA SOCIEDAD
CAPÍTULO I Niños, niñas y adolescentes
 Artículo 36. Facultades de los alcaldes para la restricción de la movilidad o
permanencia de niños, niñas y adolescentes en el espacio público o en lugares
abiertos al público. Con el fin de prevenir la ocurrencia de eventos que puedan
poner en peligro o afectar la vida, la integridad o la salud de los niños, niñas y
adolescentes, excepcionalmente el alcalde podrá restringir su movilidad o
permanencia en el espacio público o en lugares abiertos al público, de manera
temporal y en forma motivada.
Parágrafo. En la implementación se contará con el acompañamiento del Instituto
Colombiano de Bienestar Familiar y del Ministerio Público con el fin de determinar
que la medida no atenta contra los derechos de los niños, niñas y adolescentes
consagrados en el Código de la Infancia y Adolescencia.
 Artículo 37. Reglamentación para la protección de niños, niñas y adolescentes. El
alcalde distrital o municipal determinará mediante acto motivado las actividades
peligrosas, las fiestas o eventos similares, a los que se prohíbe el acceso o parti
cipación a los niños, niñas y adolescentes.
Así mismo, los niños, niñas y adolescentes deberán cumplir lo establecido en la
Ley 1554 de 2012 con respecto a la edad permitida para participar o ingresar a
establecimientos que prestan el servicio de videojuegos.
 Artículo 38. Comportamientos que afectan la integridad de niños, niñas y
adolescentes. Corregido por el art. 4, Decreto 555 de 2017. Los siguientes
comportamientos afectan la integridad de los niños, niñas y adolescentes y por lo
tanto no deben realizarse. Su incumplimiento da lugar a medidas correctivas, sin
perjuicio de lo establecido por la normatividad vigente sobre la materia y de la
responsabilidad penal a que haya lugar:
1. Permitir, auspiciar, tolerar, inducir o constreñir el ingreso de los niños, niñas y
adolescentes a los lugares donde:
a) Se realicen espectáculos o actividades cinematográficas aptas solo para
mayores de 18 años;
b) Se preste el servicio de videojuegos salvo que sean aptos para la edad del niño,
niña o adolescente, en las condiciones establecidas por la Ley 1554 de 2012;
c) Se practiquen actividades peligrosas, de acuerdo con la reglamentación
establecida por el Gobierno nacional;
d) Se realicen actividades sexuales o pornográficas, o se ejerza la prostitución, o la
explotación sexual;
e) Se realicen actividades de diversión destinadas al consumo de bebidas
alcohólicas y consumo de cigarrillo, tabaco y sus derivados y sustancias
psicoactivas;
f) Se desarrollen juegos de suerte y azar localizados;
2. Inducir, engañar o realizar cualquier acción para que los niños, niñas y
adolescentes ingresen o participen de actividades que les están prohibidas por las
normas vigentes.
3. Permitir o inducir a los niños, niñas y adolescentes a utilizar las
telecomunicaciones, publicaciones y documentos para acceder a material
pornográfico.
4. Emplear o inducir a los niños, niñas y adolescentes a utilizar indebidamente las
telecomunicaciones o sistemas de emergencia.
5. Facilitar, distribuir, ofrecer, comercializar, prestar o alquilar, cualquiera de los
siguientes elementos, sustancias o bebidas, a niños, niñas o adolescentes:
a) Material pornográfico;
b) Bebidas alcohólicas, cigarrillo, tabaco y sus derivados, sustancias psicoactivas o
cualquier sustancia que afecte su salud;
c) Pólvora o sustancias prohibidas;
d) Armas, neumáticas o de aire, o que se asimilen a estas, elementos cortantes,
punzantes, contundentes o sus combinaciones;
6. Inducir a niños, niñas o adolescentes a:
a) Consumir bebidas alcohólicas, cigarrillo, tabaco y sus derivados, sustancias
psicoactivas o cualquier sustancia que afecte su salud;
b) Participar en juegos de suerte y azar;
c) Ingresar a fiestas o eventos similares en los cuales exista previa restricción de
edad por parte de las autoridades de Policía, o esté prohibido su ingreso por las
normas vigentes.
d) La explotación laboral.
7. Permitir que los niños, niñas y adolescentes sean tenedores de animales
potencialmente peligrosos.
8. Ejercer, permitir, favorecer o propiciar el abuso, los actos y la explotación sexual
de niños, niñas o adolescentes.
9. Utilizar a niños, niñas y adolescentes para evitar el cumplimiento de una orden
de Policía.
10. Permitir que los niños, niñas y adolescentes hagan uso de piscinas y
estructuras similares, de uso colectivo o de propiedad privada unihabitacional, sin
el cumplimiento de los requisitos establecidos por la Ley 1209 de 2008 y las
normas que la adicionen o modifiquen.
11. Permitir que los niños, niñas y adolescentes sean parte de confrontaciones
violentas que puedan derivar en agresiones físicas.
Parágrafo 1°. En los comportamientos señalados en el literal b) del numeral 1 del
presente artículo, se impondrá solo la medida correctiva de suspensión temporal
de actividad y se pondrá en conocimiento de manera inmediata a la autoridad
competente para aplicar lo establecido en la Ley 1554 de 2012 y las normas que la
adicionen o modifiquen.
Parágrafo 2°. En los comportamientos señalados en el literal d) del numeral 1 del
presente artículo, será procedente también la medida correctiva de suspensión
definitiva de la actividad.
Parágrafo 3°. En los comportamientos señalados en el literal d) del numeral 1 y en
el numeral 8, se impondrán las medidas correctivas en el presente Código y se
pondrá en conocimiento de manera inmediata a la autoridad competente para
aplicar lo establecido en las Leyes 679 de 2001, 1236 de 2008, 1329 de 2009 y las
normas que las adicionen o modifiquen.
Parágrafo 4°. En los comportamientos señalados en el numeral 11, se impondrán
las medidas correctivas en el presente Código y se pondrá en conocimiento de
manera inmediata a la autoridad competente para aplicar lo establecido en la Ley
1209 de 2008 y las normas que la adicionen o modifiquen.
Parágrafo 5º. En los casos en los que los derechos de los niños, niñas y
adolescentes se encuentren amenazados, inobservados o vulnerados se aplicará
lo dispuesto en la Ley 1098 de 2006.
Parágrafo 6°. A quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, se le aplicarán las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4. Suspensión temporal de
Numeral 1
actividad; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4. Suspensión temporal de
Numeral 2
actividad.
Numeral 3 Multa General tipo 4. Destrucción de bien.
Numeral 4 Multa General tipo 1.
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4. Suspensión temporal de
Numeral 5
actividad. Destrucción de bien.
Multa General tipo 4. Suspensión temporal de
Numeral 6
actividad. Destrucción de bien.
Numeral 7 Multa General tipo 2.
Numeral 8 Suspensión definitiva de actividad.
Numeral 9 Multa General tipo 4.
Numeral 10 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 11 Multa General tipo 4.
Parágrafo 7º. Al menor de 18 años que cometa cualquiera de los anteriores
comportamientos se le aplicarán las medidas previstas en el Código de Infancia y
Adolescencia.
Parágrafo 8º. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida reincida en alguno de los comportamientos prohibidos en el presente
capítulo que dan lugar a la medida de suspensión temporal, será objeto de
suspensión definitiva de la actividad.
Artículo 39. Prohibiciones a niños, niñas y adolescentes. Además de los
comportamientos prohibidos en el presente Código y en las normas vigentes, se
prohíbe a niños, niñas y adolescentes:
1. Comercializar, distribuir, tener, almacenar, portar o consumir sustancias
psicoactivas o tóxicas, alcohólicas o demás sustancias estimulantes que puedan
afectar su salud o que produzcan dependencia, que estén restringidas para
menores de edad.
Parágrafo 1°. A quien incurra en el comportamiento antes señalado se le aplicará
la siguiente medida correctiva: Para los menores de 16 años, amonestación; para
los mayores de 16 años, participación en programa comunitario o actividad
pedagógica de convivencia.
Parágrafo 2°. El niño, niña o adolescente que incurra en el comportamiento antes
descrito será objeto de protección y restablecimiento de sus derechos de
conformidad con la ley.
Parágrafo 3°. Las administraciones municipales o distritales determinarán los
sitios adecuados a los que se podrán trasladar los niños, niñas y adolescentes que
incurran en el comportamiento señalado en el presente artículo, para su protección
e imposición de la medida correctiva correspondiente.
CAPÍTULO II
Grupos de Especial Protección Constitucional
Artículo 40. Comportamientos que afectan a los grupos sociales de especial
protección constitucional. Los siguientes comportamientos afectan a los grupos
sociales de especial protección (personas en condiciones de vulnerabilidad,
discapacidad, niños, adultos mayores, mujeres en estado de embarazo) y por lo
tanto no deben realizarse:
1. Perpetrar, permitir o inducir abusos o maltrato físico, verbal, psicológico o sexual
en lugar público o privado, incluido su lugar de trabajo.
2. Utilizar a estas personas para obtener beneficio económico o satisfacer interés
personal.
3. Omitir dar la prelación a las personas en condición de discapacidad, personas
de la tercera edad o adulto mayor, mujeres en estado de embarazo, personas con
niños en brazos y personas que por su condición de salud requieran preferencia,
especialmente en las filas, en el uso de los vehículos de transporte público,
colectivo o individual y en todos los sitios, bienes y lugares públicos o abiertos al
público.
4. Dificultar, obstruir o limitar información e insumos relacionados con los derechos
sexuales y reproductivos de la mujer, del hombre y de la comunidad LGBTI,
incluido el acceso de estos a métodos anticonceptivos.
5. Irrespetar las manifestaciones y reuniones de las personas en el espacio público
o en lugares privados, en razón a su etnia, raza, edad, género, orientación sexual,
creencias religiosas, preferencias políticas y apariencia personal.
6. Limitar u obstruir las manifestaciones de afecto público que no configuren actos
sexuales, de exhibicionismo en razón a la raza, orientación sexual, género u otra
condición similar.
Parágrafo. A quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, se les aplicarán las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 4
Numeral 2 Multa General tipo 1
Numeral 3 Amonestación
Numeral 4 Multa General tipo 3
Numeral 5 Multa General tipo 4
Numeral 6 Multa General tipo 1
Artículo 41. Atención Integral a la Población Habitante de y en Calle. De
conformidad a la Ley 1641 de 2013, establézcase un modelo de atención integral
por ciclo vital y diferencial a la población habitante de y en calle, orientada a
promover, prevenir, atender, proteger y restablecer derechos, modelo que tendrá
como principios la igualdad, diversidad, equidad, universalidad y reconocimiento
del individuo, la familia y la comunidad como sujetos de atención y que procure el
diálogo y reconocimiento de realidades sociales del territorio y contribuya al
bienestar y desarrollo integral del ser.
Parágrafo 1°. Con base en el marco conceptual de la Ley 1641 de 2013 y en la
caracterización cuantitativa y cualitativa que las entidades territoriales realicen, el
modelo de atención integral que contemplará las metodologías de intervención,
procedimientos, rutas de atención y servicios requeridos; así mismo, tendrá como
ejes la atención psicosocial, la formación y capacitación, gestión de oportunidades,
movilización social y reconstrucción de redes, todo ello orientado a la
reincorporación responsable, digna y sostenible de los habitantes de y en calle, a
sus familias y a la sociedad.
Parágrafo 2°. Para establecer los alcances y resultados del modelo de atención
integral, las entidades territoriales serán autónomas en definir los servicios
integrales requeridos de acuerdo a los lineamientos que dicte el Ministerio de
Salud y teniendo en cuenta la caracterización poblacional de cada municipio. Los
entes territoriales deberán definir los equipos interdisciplinarios necesarios y
pertinentes, que faciliten en el tiempo y de manera integral la intervención oportuna
para el restablecimiento de los derechos de los habitantes de y en calle.
Parágrafo 3°. La Policía Nacional deberá trasladar en el término de la distancia a
los hogares o centros de atención que el ente territorial tenga dispuesto para dicho
efecto, a los ciudadanos habitantes de y en calle que se encuentren bajo el efecto
de sustancias psicoactivas que les vulneren su voluntad y que generen alteración
de la convivencia afectando los derechos de los demás ciudadanos.
CAPÍTULO III
Ejercicio de la prostitución
Artículo 42. Ejercicio de la prostitución. El ejercicio de la prostitución como tal,
no da lugar a la aplicación de medidas correctivas por razones de perturbación a la
convivencia, toda vez que las personas en situación de prostitución se encuentran
en condiciones de especial vulnerabilidad para ser víctimas de trata de personas,
explotación sexual o feminicidios, todas formas de graves violencias de género
contra población tradicionalmente discriminada, excepto cuando se incurra en los
comportamientos contrarios a esta.
Artículo 43. Requisitos de los establecimientos, inmuebles o lugares donde
se ejerza la prostitución. Los propietarios, tenedores, administradores o
encargados de los establecimientos, inmuebles o lugares donde se ejerza la
prostitución, así como el personal que labore en ellos, deben cumplir con las
siguientes condiciones:
1. Obtener para su funcionamiento el concepto sanitario expedido por la Secretaría
de Salud o su delegado o quien haga sus veces.
2. Proveer o distribuir a las personas que ejercen la prostitución y a quienes
utilizan sus servicios, preservativos aprobados por las entidades competentes y
facilitarles el cumplimiento de las medidas recomendadas por las autoridades
sanitarias.
3. Promover el uso del preservativo y de otros medios de protección,
recomendados por las autoridades sanitarias, a través de información impresa,
visual o auditiva, y la instalación de dispensadores de tales elementos en lugares
públicos y privados de dichos establecimientos, inmuebles o lugares.
4. Colaborar con las autoridades sanitarias y de Policía cuando se realicen
campañas de inspección y vigilancia y asistir a los cursos que ellas organicen.
5. Tratar dignamente a las personas que ejercen la prostitución, evitar su
discriminación o rechazo y la violación de sus derechos a la libre movilización y al
desarrollo de la personalidad.
6. No permitir ni propiciar el ingreso de niños, niñas o adolescentes a estos
establecimientos, inmuebles o lugares.
7. No permitir, ni favorecer o propiciar el abuso y la explotación sexual de menores
de edad o de personas con discapacidad .
8. En ningún caso, favorecer, permitir, propiciar o agenciar el maltrato, su
utilización para la pornografía, la trata de personas o la Explotación Sexual
Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes (Escnna).
9. No inducir ni constreñir al ejercicio de la prostitución a las personas o impedir, a
quien lo realiza, retirarse del mismo si fuere su deseo.
10. No mantener en cautiverio o retener a las personas que ejercen la prostitución.
11. No realizar publicidad alusiva a esta actividad en la vía pública, salvo la
identificación del lugar en su fachada.
12. Velar por el cumplimiento de los deberes y comportamientos de las personas
que ejercen la prostitución.
13. Proveer los elementos y servicios de aseo necesarios para garantizar el
cumplimiento de las medidas recomendadas por las autoridades.
14. Intervenir en caso de controversia, entre las personas que utilizan el servicio y
las que ejercen la prostitución, para evitar el detrimento de los derechos de estas
últimas.
Artículo 44. Comportamientos en el ejercicio de la prostitución. Los siguientes
comportamientos afectan la convivencia y por lo tanto no deben ser realizados por
las personas que ejercen la prostitución:
1. Incumplir cualquiera de los requisitos establecidos en la normatividad vigente
para los establecimientos, inmuebles o lugares en donde se ejerza la prostitución.
2. Ejercer la prostitución o permitir su ejercicio por fuera de las zonas u horarios
asignados para ello o contrariando lo dispuesto en las normas o en el reglamento
pertinente de carácter distrital o municipal.
3. Ejercer la prostitución sin el cumplimiento de las medidas sanitarias y de
protección requeridas.
4. Realizar actos sexuales o exhibicionistas en la vía pública o en lugares
expuestos a esta.
5. Negarse a:
a) Portar el documento de identidad;
b) Utilizar los medios de protección y observar las medidas que ordenen las
autoridades sanitarias;
c) Colaborar con las autoridades sanitarias que ejercen la prevención y el control
de enfermedades de transmisión sexual y VIH, atender sus indicaciones.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos señalados será
objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 1
actividad.
Multa General tipo 4; Al responsable del lugar
Numeral 2 donde ejerce la actividad: Suspensión temporal de
actividad.
Multa General tipo 3; Al responsable del lugar
Numeral 3 donde ejerce la actividad: Suspensión temporal de
actividad.
Multa General tipo 3; Al responsable del lugar
Numeral 4 donde ejerce la actividad: Suspensión temporal de
actividad.
Amonestación; Al responsable del lugar donde
Numeral 5 ejerce la actividad: Suspensión temporal de
actividad.
Parágrafo 2°. Quien en el término de un (1) año contado a partir de la aplicación
de la medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en
el presente capítulo que dan lugar a la medida de suspensión temporal, será
objeto de suspensión definitiva de la actividad.
Parágrafo 3º. Cuando haya lugar a la aplicación de las medidas previstas en el
numeral 5 del parágrafo primero, la autoridad de Policía deberá dar aviso a la
Defensoría del Pueblo o al Personero Municipal o Distrital según corresponda.
Artículo 45. Comportamientos de quienes soliciten servicios de
prostitución. Corregido por el art. 5, Decreto 555 de 2017. Los siguientes
comportamientos no deben ser realizados por quienes solicitan los servicios de
prostitución en tanto afectan a quienes prestan dicho servicio:
1. Irrespetar, agredir o maltratar física o psicológicamente a las personas en el
ejercicio de la prostitución, en sus derechos, dignidad o libertad.
2. Obligar a las personas en el ejercicio de la prostitución a realizar actividades
contrarias a su voluntad.
3. Solicitar o usar los servicios de las personas en ejercicio de la prostitución
incumpliendo las condiciones del artículo 45.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos señalados será
objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 4
Numeral 2 Multa General tipo 4
Multa General tipo 4; participación en programa
Numeral 3
comunitario o actividad pedagógica de convivencia

Artículo 46. Comportamientos de los propietarios, tenedores,


administradores o encargados de los establecimientos, inmuebles o lugares
donde se ejerza la prostitución. Los siguientes comportamientos afectan la
convivencia y por lo tanto no deben ser realizados por propietarios, tenedores,
administradores o encargados de los establecimientos, inmuebles o lugares donde
se ejerza la prostitución, así como las personas que organizan la provisión de ese
tipo de actividad:
1. Incumplir cualquiera de los requisitos establecidos en la normatividad vigente
para los establecimientos, inmuebles o lugares en donde se ejerza la prostitución.
2. Propiciar el ejercicio de la prostitución o permitir su ejercicio por fuera de las
zonas u horarios asignados para ello o contrariando lo dispuesto en las normas o
en el reglamento pertinente de carácter distrital o municipal.
3. Propiciar cualquiera de los comportamientos previstos en el artículo 44.
4. Incumplir cualquiera de las condiciones previstas en el artículo 43.
Parágrafo. Quien incurra en uno de los comportamientos señalados será objeto de
la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de
Numeral 1
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de
Numeral 2
actividad.
Multa General tipo 3; Suspensión definitiva de
Numeral 3
actividad.
Multa General tipo 3; Suspensión definitiva de
Numeral 4
actividad.
TÍTULO VI
DEL DERECHO DE REUNIÓN
CAPÍTULO I
Clasificación y reglamentación
Artículo 47. Definición y clasificación de las aglomeraciones de público. Para
efectos de las obligaciones relacionadas con el derecho de reunión, entiéndase
como aglomeración de público toda reunión de un número plural de personas
producto de una convocatoria individual o colectiva. En razón a sus características
y requisitos, se establecen tres categorías:
1. Reuniones o manifestaciones públicas y pacíficas en el espacio público.
2. Actividades que involucran aglomeraciones de público no complejas.
3. Actividades que involucran aglomeraciones de público complejas.
Parágrafo. El Gobierno nacional determinará, dentro del año siguiente de la
expedición de este Código, las variables tales como: aforo, tipo de evento,
clasificación de edad para el ingreso, lugar donde se desarrolla, infraestructura a
utilizar, entorno del lugar, características del público, frecuencia, características de
la presentación, carácter de la reunión, que determinarán la clasificación del
evento como uno de los señalados en los numerales 2 y 3 del presente artículo. En
concordancia con las características de cada uno de los municipios del país en
cuanto a condiciones operativas y funcionales de los concejos municipales o
distritales de gestión de riesgo de desastre.
Artículo 48. Reglamentación. Las autoridades municipales en concurso con los
consejos municipales y distritales de gestión del riesgo, reglamentarán las
condiciones y requisitos para la realización de actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas y no complejas de conformidad con lo
expresado en este Código y con sujeción a la reglamentación que para el efecto
expida el Gobierno nacional.
Artículo 49. Consumo controlado de bebidas alcohólicas en lugares
habilitados para aglomeraciones. En los lugares habilitados para
aglomeraciones, se autoriza el consumo de bebidas alcohólicas de acuerdo con
las siguientes disposiciones:
1. El expendio de alcohol se realizará únicamente en las áreas especialmente
dispuestas para tales efectos.
2. Las ventas se interrumpirán veinte (20) minutos antes de la finalización del
evento.
3. Estará prohibido el porte y consumo de bebidas alcohólicas, durante el ingreso,
salida o evacuación de los eventos.
4. El organizador del evento deberá establecer zonas en las que no se permita el
consumo de alcohol, para que los espectadores decidan en que área desean
presenciar el espectáculo público.
5. El organizador se abstendrá de vender alcohol a personas que presenten
comportamientos o síntomas de intoxicación etílica.
Parágrafo 1º. Se prohíbe el expendio y/o consumo de bebidas alcohólicas en el
espacio público que esté alrededor del recinto donde se lleva a cabo el
espectáculo público, sin que la prohibición se extienda a los espacios privados,
situados dentro del área mencionada, en los cuales operen establecimientos de
comercio que expendan bebidas alcohólicas, conforme las reglas que regulan
dicha actividad. La respectiva administración municipal determinará el perímetro
de prohibición.
Parágrafo 2º. Los alcaldes podrán prohibir el consumo de bebidas embriagantes
en aglomeraciones, cuando existan antecedentes de comportamientos que
afectaron la convivencia en eventos similares realizados por los mismos
organizadores.
Artículo 50. Cuidado del espacio público. Al terminar el uso del espacio público
para el desarrollo de actividades que generen aglomeraciones de público, el lugar
utilizado se debe dejar aseado y en las mismas condiciones en que se encontraba
antes de su uso.
Artículo 51. Daño y contaminación visual en el espacio público. En caso de
daños al espacio público que ocurran con ocasión de actividades de
aglomeraciones de público complejas y no complejas se impondrá multa especial
por contaminación visual y las medidas correctivas de destrucción del bien y
reparación de daños materiales de muebles e inmuebles de que trata el presente
Código, a los empresarios del espectáculo público y coordinadores logísticos del
evento.
Artículo 52. Colaboración en actividades que involucran aglomeraciones de
público complejas y no complejas. La Policía Nacional podrá intervenir para
garantizar que los asistentes ingresen con boleta, contraseña o invitación, al lugar
donde se celebre un espectáculo o actividad que involucre aglomeraciones de
público que así lo requiera y para que el público respete las indicaciones de
porteros, acomodadores y personal de logística o apoyo. Asimismo, impedirá el
cobro de derechos de entrada distintos a lo legal o reglamentariamente
autorizados, según el caso.
Parágrafo 1º. De manera excepcional la Policía Nacional podrá prestar servicios
de vigilancia y seguridad dentro y fuera de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas, cuando existan razones de fuerza mayor,
seguridad u orden público que lo aconsejen, y no descuiden o distraigan esfuerzos
relacionados con la seguridad y convivencia del municipio o departamento.
Parágrafo 2º. El personal destinado por la organización deberá contar con la
capacitación correspondiente en cuanto a la aplicación de protocolos de seguridad
en aglomeraciones de público en concordancia con las amenazas identificadas en
los eventos a adelantar.
Parágrafo 3º. Las actividades que involucren aglomeraciones de público
complejas y no complejas, convocadas por las entidades públicas, contarán con la
presencia de la Policía Nacional, siempre y cuando las situaciones lo exijan, para
garantizar la seguridad y el orden público.
CAPÍTULO II
Expresiones o manifestaciones en el espacio público
Artículo 53. Ejercicio del derecho de reunión y manifestación pública y
pacífica en el espacio público. Toda persona puede reunirse y manifestarse en
sitio público con el fin de exponer ideas e intereses colectivos de carácter cultural,
político, económico, religioso, social o de cualquier otro fin legítimo.
Con tales fines debe darse aviso por escrito presentado ante la primera autoridad
administrativa del lugar o mediante correo electrónico. Tal comunicación o correo
debe ser suscrito por lo menos por tres personas.
Tal aviso deberá expresar día, hora y sitio de la proyectada reunión y se
presentará con 48 horas de anticipación indicando el recorrido prospectado.
Toda reunión y manifestación que cause alteraciones a la convivencia podrá ser
disuelta.
Parágrafo 1º. Las reuniones y manifestaciones espontáneas de una parte de la
población no se considerarán por sí mismas como alteraciones a la convivencia.
Parágrafo 2º. El que irrespete las manifestaciones y reuniones de las personas en
el espacio público, en razón a su etnia, raza, edad, género, orientación sexual,
creencias religiosas, preferencias políticas y apariencia personal, será objeto de
aplicación de medida correctiva correspondiente a Multa General Tipo 4.
Artículo 54. Uso de vías para el ejercicio del derecho de reunión o
manifestación pública y pacífica en el espacio público. Los alcaldes distritales
o municipales, salvo circunstancias excepcionales o de fuerza mayor, deberán
autorizar el uso temporal de vías dentro de su jurisdicción para actos o eventos de
ejercicio del derecho de reunión o manifestación pública y pacífica en el espacio
público. En el caso de las vías arterias principales o corredores de transporte
público colectivo deberán establecer un plan efectivo de desvíos para la
movilización de los ciudadanos que no participan del acto o evento, como medida
de protección de los derechos de los demás ciudadanos.
Artículo 55. Protección del ejercicio del derecho de reunión y manifestación
pública frente a señalamientos infundados. Con el fin de amparar el ejercicio
del derecho a la reunión o movilización pacífica, queda prohibido divulgar
mensajes engañosos en torno a quienes convocan o participan en las
manifestaciones, así como hacer públicamente señalamientos falsos de la relación
de los manifestantes con grupos armados al margen de la ley o deslegitimar por
cualquier medio el ejercicio del derecho constitucional de reunión y manifestación
pública y pacífica.
Artículo 56. Actuación de la Fuerza Pública en las movilizaciones
terrestres. De conformidad con los estándares internacionales, es función de la
Policía garantizar los derechos de toda la ciudadanía que interviene directa o
indirectamente en el ejercicio de la movilización. El uso de la fuerza debe ser
considerado siempre el último recurso en la int ervención de las movilizaciones.
La actuación de la Policía Nacional deberá ser desarrollada en todo momento
mediante personal y equipos identificados de tal manera que dicha identificación
resulte visible sin dificultades. La fuerza disponible deberá estar ubicada de
manera que su actuación pueda hacerse de forma oportuna, pero sin afectar el
desarrollo de la movilización que se haga de conformidad con las normas de
convivencia.
Los cuerpos de Policía intervendrán sólo cuando se considere que su actuación es
necesaria, atendiendo al principio de proporcionalidad y a la garantía de los
derechos de los manifestantes y de los demás habitantes que puedan verse
afectados por su actuación. Los escuadrones móviles antimotines sólo serán
enviados cuando no sea posible por otro medio controlar graves e inminentes
amenazas a los derechos.
Las Fuerzas Militares no podrán intervenir en el desarrollo de operativos de
control, contención o garantía de la realización de las movilizaciones sociales
terrestres, salvo los casos en los que excepcionalmente los autoriza la
Constitución y la ley.
Artículo 57. Acompañamiento a las movilizaciones. Los alcaldes distritales o
municipales con el apoyo de funcionarios de los entes de control encargados de
velar por la protección de los Derechos Humanos, acompañarán el ejercicio del
derecho a la movilización pacífica. Cuando se presenten amenazas graves e
inminentes a otros derechos, los alcaldes podrán intervenir, por medio de gestores
de convivencia de naturaleza civil, para garantizar el goce efectivo de los derechos
de la ciudadanía durante el desarrollo de la movilización.
Cuando se haya agotado la intervención de los gestores de convivencia y
persistan graves amenazas para los derechos a la vida y la integridad, la Policía
Nacional podrá intervenir.
CAPÍTULO III
Actividades que involucran aglomeraciones de público no complejas
Artículo 58. Definición de actividades que involucran aglomeraciones de
público no complejas. Las actividades que involucran aglomeraciones de público
no complejas son aquellas que de acuerdo con variables tales como: aforo, tipo de
evento, clasificación de edad para el ingreso, lugar donde se desarrolla,
infraestructura a utilizar, entorno del lugar, características del público, frecuencia,
características de la presentación, carácter de la reunión, den lugar a riesgos bajos
o moderados de afectación a la comunidad o a los bienes y con baja probabilidad
de ocurrencia, además de no generar afectación de la dinámica normal del
municipio, distrito o del área específica en que se realizan y que por ello no
requieren condiciones especiales para su desarrollo, determinadas por el Gobierno
nacional de conformidad con el parágrafo del artículo 47 del presente Código.
Parágrafo 1°. La seguridad interna y externa en actividades que involucran
aglomeraciones de público no complejas será responsabilidad de los
organizadores, quienes en caso de ser necesario deberán contratarla con
empresas de vigilancia y seguridad privada y/o empresas de logística legalmente
constituidas.
Los organizadores o las empresas de seguridad y vigilancia privada y/o empresas
de logística podrán designar de manera específica a los encar gados de informar
de manera inmediata a las autoridades de Policía sobre aquellas personas que
estén contrariando la ley y las normas de convivencia dentro de las actividades
que involucran aglomeraciones de público no complejas.
En casos excepcionales de riesgo grave a la convivencia y a la seguridad
ciudadana, la Policía Nacional podrá, sin descuidar sus responsabilidades frente al
resto de la población, complementar la seguridad privada en las actividades que
involucran aglomeraciones de público no complejas.
La Policía Nacional podrá, sin embargo, ingresar a las actividades que involucran
aglomeraciones de público no complejas, en el cumplimiento de sus funciones.
Parágrafo 2°. El Gobierno nacional reglamentará las condiciones especiales de
operación de las empresas de vigilancia y seguridad privada y/o empresas de
logística, que pretendan prestar el servicio de vigilancia en actividades que
involucran aglomeraciones de público no complejas.
Artículo 59. Comportamientos que ponen en riesgo la vida e integridad de las
personas en las actividades que involucran aglomeraciones de público no
complejas. Los siguientes comportamientos ponen en riesgo la vida e integridad
de las personas en las actividades que involucran aglomeraciones de público no
complejas y por tanto no deben realizarse:
1. Realizar acción es que constituyan un riesgo para la propia vida o la de terceros,
antes, durante o después de tales actividades.
2. No utilizar los implementos de seguridad en la actividad que los exige.
3. Incumplir con las instrucciones o reglamentos específicos de los organizadores
o responsables de la actividad o desatender las recomendaciones de los grupos
de logística en lo que tiene que ver con la ubicación y tránsito de lugares no
autorizados para el público.
4. Carecer o no proporcionar los implementos de seguridad exigidos por la
actividad, o proporcionarlos en mal estado de funcionamiento.
5. Incumplir las disposiciones legales o la reglamentación distrital o municipal
pertinente.
6. No respetar la asignación de la silletería en caso de haberla.
7. Ingresar o introducir niños, niñas o adolescentes a los actos o eventos que
puedan causar daño a su integridad o en los cuales exista previa restricción de
edad por parte de las autoridades de Policía, o esté prohibido su ingreso por las
normas vigentes.
8. Invadir los espacios no abiertos al público.
9. Quienes, al desplazarse a un acto o evento, o durante el desarrollo del mismo,
en el recinto o en sus alrededores, porten, consuman, o estén bajo los efectos de
sustancias psicoactivas, alcohólicas o sustancias combinadas química o
físicamente, que produzcan estados irregulares en el cuerpo humano y estén
prohibidas por las normas vigentes, o por la reglamentación expedida de
conformidad con el artículo 47 del presente Código.
10. Pretender ingresar, o estar en posesión o tenencia de cualquier tipo de arma u
objetos prohibidos por las normas vigentes, por el alcalde o su delegado.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR DE
COMPORTAMIENTOS
MANERA GENERAL
Prohibición de ingreso a actividad que involucra
aglomeraciones de público complejas o no
Numeral 1
complejas. Participación en programa comunitario
o actividad pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 2
pedagógica de convivencia.
Numeral 3 Amonestación.
Numeral 4 Multa General tipo 3
Multa General tipo 4; Disolución de reunión o de
Numeral 5 actividad que involucre aglomeración de público no
compleja.
Numeral 6 Amonestación
Numeral 7 Amonestación; Multa General tipo 1
Numeral 8 Multa General tipo 3
Prohibición de ingreso a actividad que involucra
aglomeraciones de público complejas o no
complejas; participación en programa comunitario
Numeral 9 o actividad pedagógica de convivencia y remisión a
los centros de atención en drogadicción (CAD) y
servicios de farmacodependencia a que se refiere
la Ley 1566 de 2012
Numeral 10 Multa General tipo 3; Destrucción de bien
CAPÍTULO IV
Actividades que involucran aglomeraciones de público complejas
Artículo 60. Definición de las actividades que involucran aglomeraciones de
público complejas. Corregido por el art. 7, Decreto 555 de 2017. Las actividades
que involucran aglomeraciones de público complejas son aquellas que de acuerdo
con variables tales como: aforo, tipo de evento, clasificación de edad para el
ingreso, lugar donde se desarrolla, infraestructura a utilizar, entorno del lugar,
características del público, frecuencia, características de la presentación, carácter
de la reunión, den lugar a riesgos de afectación a la comunidad o a los bienes,
generando una alta afectación de la dinámica normal del municipio, distrito o del
área específica en que se realizan, y que por ello requieren condiciones especiales
para su desarrollo, determinadas por el Gobierno nacional de conformidad con el
parágrafo del artículo 46 del presente Código.
Parágrafo 1°. Toda actividad que involucra la aglomeración de público compleja
exige la emisión de un permiso, por parte del alcalde o su delegado. El permiso
para el desarrollo de actividades que involucran aglomeraciones de público
complejas en escenarios habilitados o no habilitados se concederá previo
cumplimiento de los requisitos y las normas vigentes para cada tipo de escenario.
Parágrafo 2°. Para los fines del presente artículo, se entenderá que no procede el
otorgamiento del permiso ni la realización de la reunión en áreas de espacio
público protegidas, reservadas o determinadas por los concejos municipales o
distritales competentes.
Artículo 61. Actividades que involucran aglomeraciones de público
complejas en establecimientos que desarrollen actividades económicas. El
alcalde distrital o municipal reglamentará las actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas en establecimientos abiertos al público.
Artículo 62. Participación de la seguridad privada en las actividades que
involucran aglomeraciones de público complejas. La seguridad interna y
externa en las actividades que involucran aglomeraciones de público complejas
será responsabilidad de los organizadores, quienes deberán contratarla con
empresas de vigilancia y seguridad privada y/o empresa de logística legalmente
constituidas. El servicio de seguridad será prestado desde el montaje o
preparación de la actividad hasta su reacondicionamiento.
Las empresas de seguridad y vigilancia privada y/o empresas de logística podrán
designar de manera específica a miembros de la empresa para que informen de
manera inmediata a las autoridades de Policía sobre aquellas personas que estén
contrariando la ley y las normas de convivencia en las actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas.
En casos excepcionales de riesgo grave a la convivencia y a la seguridad
ciudadana, la Policía Nacional podrá, sin descuidar sus responsabilidades frente al
resto de la población, complementar la seguridad privada en las actividades que
involucran aglomeraciones de público complejas.
La Policía Nacional podrá, sin embargo, por iniciativa propia, ingresar en todo
momento y bajo cualquier circunstancia a las actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas, en el cumplimiento de sus funciones.
Parágrafo. El Gobierno nacional reglamentará las condiciones especiales de
operación de las empresas de vigilancia y seguridad privada y/o empresas de
logística, que pretendan prestar el servicio de vigilancia en las actividades que
involucran aglomeraciones de público complejas.
Artículo 63. Requisitos para la programación de actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas en escenarios habilitados y no
habilitados. Para la realización de cualquier actividad que involucre
aglomeraciones de público complejas, ya sea público o privado, se tendrán en
cuenta las siguientes condiciones, que deberán cumplir los escenarios habilitados
cada vez que renueven su permiso y los no habilitados para cada actividad con
aglomeración de público compleja:
1. No se autorizará la realización del evento, sin que el responsable presente su
programa acompañado de la autorización de los titulares o representantes de los
derechos de autor y conexos.
2. Presentar e implementar, el plan de emergencia y contingencia, de acuerdo con
los reglamentos expedidos por las autoridades competentes, y que debe contener:
descripción del evento; aforo; cronograma de actividades; análisis de riesgo;
organización interna del evento; planes de acción: plan de seguridad, vigilancia y
acomodación, plan de atención de primer auxilio APH y atención médica, plan de
protección contra incendios, plan de evacuación, plan de información pública, plan
de atención temporal a los afectados, plan del lugar; recursos necesarios para
cada plan.
3. Presentar e implementar el plan de manejo ambiental, de acuerdo con la
normatividad expedida por las autoridades competentes; de igual forma será
obligación del organizador o promotor del evento retirar los materiales sobrantes,
escombros, basura y mantener y/o entregar el escenario donde se realice el
mismo en perfecto estado de limpieza.
4. Disponer los medios necesarios para la conformación y el funcionamiento del
puesto de mando unificado, de acuerdo con lo dispuesto en la normatividad
vigente. Para el inicio y desarrollo del evento, es obligatoria la presencia
permanente de los organismos de prevención y atención de emergencias,
desastres, o quienes hagan sus veces, y del puesto de mando unificado. Por
motivos de fuerza mayor o caso fortuito, el espectáculo debe darse por terminado.
5. Ubicar el evento fuera del perímetro definido.
6. Presentar el Análisis de Riesgo de la Estructura, previa certificación de la
capacidad estructural o física del lugar destinado al espectáculo, expedida por el
alcalde o su delegado.
7. Disponer la venta o distribución del número de boletas que corresponda a dicho
aforo.
8. Constituir las garantías bancarias o de seguros que amparen los riesgos que el
evento conlleva.
9. Cumplir con las medidas sanitarias exigidas por las autoridades competentes,
de acuerdo con la clase de espectáculo a desarrollar.
Parágrafo 1º. Para la realización de los eventos que involucren aglomeraciones de
público complejas de que trata el presente artículo, el organizador o promotor del
mismo deberá solicitar por escrito la autorización al alcalde distrital o municipal del
lugar o su delegado. En la solicitud se deben registrar y acreditar los requisitos
establecidos en la presente ley, así como también especificar las condiciones de
hora, sitio, duración y tipo de evento que se presentará, a fin de adoptar las
medidas policiales necesarias para garantizar la convivencia dentro del
espectáculo. Esta solicitud se tendrá que presentar con una anticipación no inferior
a quince (15) días.
Dentro de los cinco (5) días siguientes a la fecha de radicación de la solicitud, el
alcalde distrital o municipal mediante resolución motivada, podrá conceder la
autorización para realizar el evento, modificar sus condiciones o desaprobarlo.
Contra este acto solo procede el recurso de reposición.
El alcalde o su delegado deberán dar aviso al comandante de Policía respectivo,
con cuarenta y ocho (48) horas de anticipación a la realización del evento.
Parágrafo 2º. Los Alcaldes definirán el perímetro de ubicación de las
aglomeraciones, teniendo en cuenta la existencia de las estaciones de servicio,
depósitos de líquidos, químicos o sustancias inflamables, clínicas u hospitales.
Artículo 64. De los planes de emergencia y contingencia. Se entiende por plan
de emergencia y contingencia el documento básico que prepara el organizador de
espectáculos, actividades culturales en el espacio público, mediante el cual se
señalan los lineamientos generales para proyectar, presentar y cumplir su
realización. En este se analizan integralmente los riesgos para responder a las
situaciones perturbadoras o de desorden, desastres, calamidades o emergencias
generadas por hechos o fenómenos naturales o humanos, y se determinan las
medidas de prevención, mitigación y respuesta, de conformidad con la forma y
condiciones que para tales efectos establezca la entidad respectiva de prevenc ión
y atención de emergencias.
Artículo 65. Registro de los planes de emergencia y contingencia. Los planes
de emergencia y contingencia serán registrados y aprobados con anterioridad a la
realización de la actividad que implique la reunión de personas, en los tiempos,
términos y condiciones señalados en la presente norma y deberán considerar las
siguientes variables:
1. El posible número de personas que se van a reunir.
2. El concepto técnico acerca de los comportamientos estructurales y funcionales
de la edificación (con cargas fijas y móviles) y funcionales (entradas y salidas y
dispositivos para controlar incendios) del escenario, de conformidad con lo
establecido en la normatividad dispuesta para tal efecto.
3. La actividad que da origen a la reunión, en que se señala si se trata de una
actividad económica, de prestación de servicios o institucional.
4. La naturaleza, contenido, finalidad, organización y programa de la reunión
prevista.
5. La naturaleza de las edificaciones, instalaciones y espacios, a fin de diferenciar
la calidad de los bienes privados, públicos o de uso público.
6. Señalar la diferencia de la reunión en el tiempo (permanente, periódica o
temporal), las modalidades de frecuencia, o la naturaleza temporal de las
actividades.
7. La indicación de los lugares y las condiciones para el ingreso y salida de niños,
niñas o adolescentes y personas con discapacidad y/o con movilidad reducida.
Artículo 66. De la expedición de los planes tipo. La entidad respectiva de
prevención y atención de emergencias, dentro de los noventa (90) días hábiles
siguientes a la entrada en vigencia del presente Código, expedirá documentos de
planes de emergencia tipo, los cuales incluirán los análisis de riesgos y las
medidas de prevención, mitigación y respuesta frente a cada condición
amenazante identificada, los cuales se denominarán planes de contingencia.
En ellos también se establecerán protocolos y procedimientos con los
componentes específicos, los términos técnicos y en todo caso se contemplarán
las fases de preingreso, ingreso, desarrollo del evento y salida de la respectiva
reunión, en que se privilegia a los niños, niñas, adolescentes, adultos mayores,
mujeres embarazadas y las personas con discapacidad y/o con movilidad
reducida.
Durante los noventa (90) días hábiles señalados en el inciso anterior, se seguirán
aplicando los planes tipo y los procedimientos vigentes al momento de entrada en
vigencia del presente Código.
Artículo 67. Atención y control de incendios en actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas. Las instituciones de bomberos del país,
definirán las condiciones de los planes contra incendios, con fundamento en los
siguientes factores:
1. Mercancías peligrosas
2. Fuentes de explosiones.
3. Uso de elementos pirotécnicos.
Parágrafo. En el evento en que estas instituciones no dispongan de los recursos
humanos y logísticos para el cubrimiento del acto o evento, el servicio de
operación de atención y control de incendios podrá ser prestado por una persona
jurídica de derecho privado o público, previamente certificada ante dicha unidad.
Artículo 68. Planes de emergencia y contingencia por temporadas. Cuando
los organizadores de las reuniones previstas en el presente título las realicen a lo
largo del año, o por temporadas, cuyas variables generadoras de riesgo sean las
mismas, anualmente o por temporada, se adoptará un solo plan de emergencia y
contingencia, sin perjuicio de la obligación de informarlo. En todo caso, dicho plan
de contingencia nunca podrá exceder la vigencia del permiso otorgado para la
realización de la actividad que involucre aglomeraciones de público complejas. En
el caso de realizarse dicha aglomeración de público compleja en escenarios
habilitados de conformidad con la ley y las normas vigentes, el plan de emergencia
y contingencia se establecerá por el mismo tiempo que contemple el permiso
otorgado a estos escenarios.
Parágrafo 1°. Si una de las variables generadoras de riesgo para alguna reunión
descrita en el presente artículo, cambia, se deberá inscribir en el medio destinado
para tal efecto.
Parágrafo 2º. El plan de emergencia y contingencia adecuado para dicha actividad
exige su registro, para ser evaluado y aprobado, so pena de la aplicación de las
medidas correctivas a que haya lugar.
Artículo 69. Lugares donde se realizan actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas. La autoridad que haya expedido el
permiso para la realización de la actividad que involucra aglomeraciones de
público complejas, podrá impedirlo cuando el recinto o el lugar donde vaya a
realizarse no cumpla con los requisitos exigidos en las normas vigentes, si así lo
solicitan las autoridades de Policía respectivas, una vez comprobado el
incumplimiento de tales exigencias.
Artículo 70. Espectáculos taurinos. La preparación, organización y desarrollo de
los espectáculos taurinos y de las actividades relacionadas con la tauromaquia, se
realizarán de conformidad con lo establecido en las normas vigentes y en el plan
de emergencias correspondiente, cuyo cumplimiento será verificado por las
autoridades de Policía.
Artículo 71. Supervisión de las actividades que involucran aglomeraciones
de público complejas. Toda actividad que involucre aglomeraciones de público
que requiera permiso, será supervisado e inspeccionado por la autoridad
municipal, distrital o competente, con el fin de verificar el cumplimiento de las
condiciones establecidas y su correcto desarrollo.
Artículo 72. Ingreso del cuerpo de Policía. El personal uniformado de la Policía
Nacional, podrá ingresar a los lugares en que se desarrollen actividades que
involucren aglomeraciones de públicos complejas o no complejas, en cualquier
momento y solamente para cumplir con su función.
Artículo 73. Comportamientos de los organizadores que ponen en riesgo la
vida e integridad de las personas en las actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas y su correcto desarrollo. Los siguientes
comportamientos por parte de los organizadores ponen en riesgo la vida e
integridad de las personas y el correcto desarrollo y realización de las actividades
que involucran aglomeraciones de público complejas y por tanto no deben
efectuarse:
1. Permitir el ingreso de personas con edad inferior a la señalada en la
clasificación y normatividad pertinente.
2. Incumplir las disposiciones legales en materia de protección a los niños, niñas o
adolescentes.
3. No disponer el servicio de acomodadores e incumplir con la numeración de los
puestos.
4. No asear el escenario entre las sesiones, cuando haya varias presentaciones.
5. Autorizar la venta o permitir el ingreso a espectáculos, de bebidas o comestibles
en empaques que puedan ofrecer riesgo para la integridad de las personas o de
los bienes.
6. Permitir el ingreso o consumo de sustancias, bebidas o elementos prohibidos
por la normatividad vigente o por la reglamentación expedida de conformidad con
el artículo 47 del presente Código.
7. Incumplir las normas de higiene en el manejo de los alimentos.
8. No disponer la presencia de personal médico, paramédico y de equipos de
primeros auxilios durante el espectáculo o sus actos preparatorios.
9. No contar con las unidades sanitarias necesarias.
10. No disponer de la señalización adecuada, ni de las vías despejadas para la
circulación.
11. No disponer los espacios necesarios para la protección de niños, niñas,
adolescentes o personas que requieran protección especial.
12. No disponer de sistemas temporales de almacenamiento de residuos sólidos.
13. No disponer de los medios indispensables para la instalación del puesto de
mando unificado.
14. No promover acciones de prevención y cultura que garanticen la seguridad de
las personas, el ambiente y las instalaciones.
15. Vender boletas a un precio mayor del fijado y/o vender un número superior a
las correspondientes a la capacidad del lugar.
16. Demorar injustificadamente el acceso de las personas a los actos o eventos.
17. Incumplir el horario autorizado para el inicio o finalización de un acto o evento.
18. Incumplir la programación anunciada.
19. No presentar a los artistas previstos sin justa causa.
20. No atender las órdene s o disposiciones que las autoridades de Policía emiten
para garantizar la convivencia.
21. Propiciar, tolerar o permitir la perturbación de la convivencia por hechos
relacionados con el acto o evento.
22. No disponer de equipos y personal entrenado para el control de incendios.
23. Afectar el entorno del sitio donde se realice el acto o evento, e incumplir con
las normas vigentes sobre ruido y publicidad exterior visual, en las condiciones de
la autorización que para la realización del mismo haya expedido la autoridad
competente.
24. Incumplir con los requisitos establecidos para la realización de actividades que
involucren aglomeraciones de público complejas y la realización de actividades
peligrosas.
25. No adoptar las medidas de vigilancia y seguridad durante el desarrollo del
espectáculo, mediante la contratación de empresas de vigilancia y/o empresas de
logística debidamente autorizadas.
26. No elaborar, presentar, ejecutar y/o respetar el plan de emergencia y
contingencia aprobado, de conformidad con las normas vigentes.
27. No presentar el permiso respectivo.
28. No presentar el espectáculo en el sitio, día u hora anunciados.
29. Carecer o no proporcionar los implementos de seguridad exigidos por la
actividad, o proporcionarlos en mal estado de funcionamiento.
30. Incumplir las disposiciones o la reglamentación distrital o municipal pertinente.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 1 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 2 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
M ulta especial por comportamientos de los
Numeral 3 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 4 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 5 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 6 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 7 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 8 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 9 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 10 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 11 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 12 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 13 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 14 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 15 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 16 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 17 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 18 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 19 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 20 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 21 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 22 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 23 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 24 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 25 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 26 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 27 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas; suspensión
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 28 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 29 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 30 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Artículo 74. Comportamientos de los asistentes que ponen en riesgo la vida e
integridad de las personas y el correcto desarrollo de las actividades que
involucran aglomeraciones de público complejas. Los siguientes
comportamientos por parte de los asistentes ponen en riesgo la vida e integridad
de las personas y el correcto desarrollo de las actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas y por lo tanto no deben efectuarse:
1. No respetar la asignación de la silletería.
2. Incumplir con las instrucciones o reglamentos específicos de los organizadores
o responsables de la actividad o desatender las recomendaciones de los grupos
de logística en lo que tiene que ver con la ubicación y tránsito de lugares no
autorizados para el público.
3. Ingresar niños, niñas o adolescentes a los actos o eventos que puedan causar
daño a su integridad o en los cuales exista previa restricción de edad por parte de
las autoridades de Policía, o esté prohibido su ingreso por las normas vigentes.
4. Invadir los espacios no autorizados al público.
5. Quienes al desplazarse a un acto o evento, o durante el desarrollo del mismo,
en el recinto o en sus alrededores, evidencien o manifiesten estar en grave estado
de alteración de la conciencia por los efectos del consumo de bebidas alcohólicas
o sustancias psicoactivas o tóxicas, combinadas química o físicamente, que
produzcan estados irregulares en el cuerpo humano y estén prohibidas por las
normas vigentes o la reglamentación expedida de conformidad con el artículo 47
del presente Código.
6. Pretender ingresar, o estar en posesión o tenencia de cualquier tipo de arma u
objetos prohibidos por las normas vigentes, por el alcalde o su delegado.
7. Promover o causar violencia contra cualquier persona.
8. Agredir verbalmente a las demás personas.
9. Realizar acciones que constituyan un riesgo para la propia vida o la de terceros,
antes, durante o después de tales actividades.
10. No utilizar los implementos de seguridad en la actividad que los exige.
11. Irrespetar, dificultar u obstaculizar el acceso o afectar el funcionamiento de
templos, salas de velación, cementerios, centros de salud, clínicas, hospitales,
bibliotecas, museos, y centros educativos o similares.
12. Ingresar con boletería falsa.
13. Vender o canjear boletería, manillas, credencial o identificaciones facilitando el
ingreso a un espectáculo público, actuando por fuera de las operaciones
autorizadas para determinado evento.
14. Ingresar al evento sin boletería, manilla, credencial o identificación dispuesta y
autorizada para el mismo o trasladarse fraudulentamente a una localidad diferente
a la que acredite su boleta, manilla, credencial o identificación dispuesta y
autorizada.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Amonestación
Numeral 2 Amonestación
Numeral 3 Amonestación; Multa General tipo 1
Numeral 4 Multa General tipo 3
Prohibición de ingreso a actividad que involucra
Numeral 5 aglomeraciones de público complejas o no
complejas.
Numeral 6 Multa General tipo 3; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Prohibición de ingreso a
Numeral 7 actividad que involucra aglomeraciones de público
complejas o no complejas.
Numeral 8 Amonestación.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 9
pedagógica de convivencia.
Numeral 10 Multa General tipo 4.
Numeral 11 Multa General tipo 4.
Multa General Tipo 1; Prohibición de ingreso a
Numeral 12 actividad que involucra aglomeraciones de público
complejas o no complejas.
Multa General Tipo 1; Prohibición de ingreso a
Numeral 13 actividad que involucra aglomeraciones de público
complejas o no complejas.
Multa General Tipo 1; Prohibición de ingreso a
Numeral 14 actividad que involucra aglomeraciones de público
complejas o no complejas.
Artículo 75. Requisitos para la realización de actos o eventos en escenarios
habilitados y no habilitados. Para todas las clases de aglomeraciones de público
definidas en esta ley, la definición de escenarios habilitados y no habilitados, así
como la autoridad pública competente para realizar la habilitación del escenario y
el procedimiento previsto para el efecto de dicha habilitación serán los previstos en
la Ley 1493 de 2011, sus disposiciones reglamentarias y las leyes que la
modifiquen, adicionen o sustituyan.
Para la realización de actos o eventos que involucren aglomeraciones de público
complejas o no complejas, se deberá cumplir con los requisitos establecidos en el
presente Código, además de los establecidos en la Ley 1493 de 2011 para el
reconocimiento de los escenarios habilitados o no habilitados.
En todo caso, por los comportamientos contrarios a la convivencia señalados en el
presente título, se impondrán las medidas correctivas establecidas en el presente
Código mediante el procedimiento establecido en el mismo.
TÍTULO VII
DE LA PROTECCIÓN DE BIENES INMUEBLES
CAPÍTULO I
De la posesión, la tenencia y las servidumbres
Artículo 76. Definiciones. Para efectos de este Código, especialmente los
relacionados con el presente capítulo, la posesión, mera tenencia y servidumbre
aquí contenidas, están definidos por el Código Civil en sus
artículos 762, 775 y 879.
Artículo 77. Comportamientos contrarios a la posesión y mera tenencia de
bienes inmuebles. Son aquellos contrarios a la posesión, la mera tenencia de los
bienes inmuebles de particulares, bienes fiscales, bienes de uso público, bienes de
utilidad pública o social, bienes destinados a prestación de servicios públicos.
Estos son los siguientes:
1. Perturbar, alterar o interrumpir la posesión o mera tenencia de un bien inmueble
ocupándolo ilegalmente.
2. Perturbar la posesión o mera tenencia de un inmueble o mueble por causa de
daños materiales o hechos que la alteren, o por no reparar las averías o daños en
el propio inmueble que pongan en peligro, perjudiquen o molesten a los vecinos.
3. Instalar servicios públicos en inmuebles que hayan sido ocupados ilegalmente.
4. Omitir el cerramiento y mantenimiento de lotes y fachadas de edificaciones.
5. Impedir el ingreso, uso y disfrute de la posesión o tenencia de inmueble al titular
de este derecho.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Restitución y protección de bienes inmuebles.
Reparación de daños materiales por perturbación a
Numeral 2
la posesión y tenencia de inmuebles o mueble.
Numeral 3 Multa General tipo 3
Multa General tipo 3; construcción, cerramiento,
Numeral 4
reparación o mantenimiento de inmueble.
Numeral 5 Restitución y protección de bienes inmuebles.
Artículo 78. Comportamientos contrarios al derecho de servidumbres. Los
siguientes comportamientos son contrarios al derecho de servidumbre y por lo
tanto no deben efectuarse:
1. Impedir, alterar o interrumpir el continuo uso de servidumbres por las vías de
hecho.
2. No permitir el acceso al predio sobre el cual pesa el gravamen de servidumbre
para realizar el mantenimiento o la reparación.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos señalados, será
objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Restablecimiento del derecho de servidumbre y
Numeral 1
reparación de daños materiales;
Numeral 2 Multa General tipo 2.
Artículo 79. Ejercicio de las acciones de protección de los bienes
inmuebles. Para el ejercicio de la acción de Policía en el caso de la perturbación
de los derechos de que trata este título, las siguientes personas, podrán instaurar
querella ante el inspector de Policía, mediante el procedimiento único estipulado
en este Código:
1. El titular de la posesión o la mera tenencia de los inmuebles particulares o de
las servidumbres.
2. Las entidades de derecho público.
3. Los apoderados o representantes legales de los antes mencionados.
Parágrafo 1°. En el procedimiento de perturbación por ocupación de hecho, se
ordenará el desalojo del ocupante de hecho si fuere necesario o que las cosas
vuelvan al estado que antes tenía. El desalojo se deberá efectuar dentro de las
veinticuatro (24) horas siguientes a la orden.
Parágrafo 2°. En estos procedimientos se deberá comunicar al propietario inscrito
la iniciación de ellos sin perjuicio de que se lleve a cabo la diligencia prevista.
Parágrafo 3°. La Superintendencia de Notariado y Registro, el Instituto Agustín
Codazzi y las administraciones municipales, deberán suministrar la información
solicitada, de manera inmediata y gratuita a las autoridades de Policía.
El recurso de apelación se concederá en efecto devolutivo.
Parágrafo 4°. Cuando por caso fortuito o fuerza mayor demostrados,
excepcionalmente deba suspenderse la audiencia pública, la autoridad competente
decretará el statu quo sobre los bienes objeto de la misma, dejando constancia y
registro documental, fijando fecha y hora para su reanudación.
Artículo 80. Carácter, efecto y caducidad del amparo a la posesión, mera
tenencia y servidumbre. El amparo de la posesión, la mera tenencia y las
servidumbres, es una medida de carácter precario y provisional, de efecto
inmediato, cuya única finalidad, es mantener el statu quo mientras el juez ordinario
competente decide definitivamente sobre la titularidad de los derechos reales en
controversia y las indemnizaciones correspondientes, si a ellas hubiere lugar.
Parágrafo. La acción policial de protección a la posesión, la mera tenencia y
servidumbres de los inmuebles de los particulares, caducará dentro de los cuatro
(4) meses siguientes a la perturbación por ocupación ilegal.
Artículo 81. Acción preventiva por perturbación. Cuando se ejecuten acciones
con las cuales se pretenda o inicie la perturbación de bienes inmuebles sean estos
de uso público o privado ocupándolos por vías de hecho, la Policía Nacional lo
impedirá o expulsará a los responsables de ella, dentro de las cuarenta y ocho (48)
horas siguientes a la ocupación.
El querellante realizará las obras necesarias, razonables y asequibles para impedir
sucesivas ocupaciones o intentos de hacerlas por vías de hecho, de conformidad
con las órdenes que impartan las autoridades de Policía.
Artículo 82. El derecho a la protección del domicilio. Quien se encuentre
domiciliado en un inmueble y considere que su derecho ha sido perturbado o
alterado ilegalmente, podrá acudir al inspector de Policía, para iniciar querella
mediante el ejercicio de la acción de protección, por el procedimiento señalado en
este Código.
La protección del domicilio es una medida de efecto inmediato, cuya única
finalidad es mantener el statu quo, mientras el juez ordinario competente decide
definitivamente sobre los derechos en controversia y las indemnizaciones
correspondientes si a ellas hubiera lugar.
Parágrafo. La medida de que trata el presente artículo garantizará el statu quo
físico y jurídico del bien y deberá ser reportada a la oficina de registro de
instrumentos públicos de la jurisdicción del inmueble.
TÍTULO VIII
DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA
CAPÍTULO I
De la actividad económica y su reglamentación
Artículo 83. Actividad económica. Es la actividad lícita, desarrollada por las
personas naturales y jurídicas, en cualquier lugar y sobre cualquier bien, sea
comercial, industrial, social, de servicios, de recreación o de entretenimiento; de
carácter público o privado o en entidades con o sin ánimo de lucro, o similares o
que siendo privados, sus actividades trasciendan a lo público.
Parágrafo. Los alcaldes fijarán horarios para el ejercicio de la actividad económica
en los casos en que esta actividad pueda afectar la convivencia, y en su defecto lo
hará el gobernador.
Artículo 84. Perímetro de impacto de la actividad económica. A partir de la
expedición del presente Código, alrededor de hospitales, hospicios, centros de
salud, centros que ofrezcan el servicio educativo en los niveles de preescolar,
básica, media, superior o de educación para el trabajo y desarrollo humano, o
centros religiosos, no podrán desarrollarse actividades económicas relacionadas
con el ejercicio de la prostitución, juegos de suerte y azar localizados, concursos, o
donde se ejecute, por cualquier medio, música o ruidos que afecten la tranquilidad.
Corresponderá a los Concejos Distritales o Municipales a iniciativa de los Alcaldes
establecer el perímetro para el ejercicio de las actividades mencionadas en el
presente artículo, dentro del año siguiente a la publicación de la presente ley.
Parágrafo 1º. Para el caso de los establecimientos de prestación de servicio de
videojuegos, estos deberán cumplir lo dispuesto por la Ley 1554 de 2012 en su
artículo 3°, o por las normas que la modifiquen o adicionen.
Parágrafo 2º. Se respetarán los derechos adquiridos de los establecimientos
legalmente constituidos.
Artículo 85. Informe de registro en Cámaras de Comercio. Las Cámaras de
Comercio permitirán el acceso permanente en tiempo real a la administración
municipal o distrital correspondiente y a la Policía Nacional a las matrículas
mercantiles registradas o modificadas.
Corresponde a la administración municipal o distrital verificar que las actividades
económicas estén autorizadas por la reglamentación de las normas de uso del
suelo y las que la desarrollen o complementen, de la respectiva jurisdicción.
Parágrafo. En caso de cualquier modificación del nombre, datos de ubicación del
empresario o el establecimiento de comercio, cambio de domicilio o de la actividad
económica con actividades de alto impacto que involucren venta y consumo de
bebidas alcohólicas, o servicios sexuales, se requerirá aportar certificación de
donde conste que el uso del suelo para el desarrollo de estas actividades
mercantiles es permitido, el cual deberá ser expedido por la oficina de planeación
municipal o el sistema que se establezca para tal efecto, en caso contrario la
Cámara de Comercio se negará a efectuar la inscripción correspondiente.
Artículo 86. Control de actividades que trascienden a lo público. Las personas
jurídicas con o sin ánimo de lucro establecidas o que funcionen bajo la
denominación de clubes sociales sin ánimo de lucro cuya actividad pueda afectar
la convivencia y el orden público, casas culturales, centros sociales privados o
clubes privados o similares, que ofrezcan servicios o actividades de recreación,
diversión, expendio o consumo de licor, sala de baile, discoteca, grill, bar, taberna,
whiskería, cantina, rockola, karaoke, sala de masajes o cualquier tipo de
espectáculo para sus asociados o para el público en general, estarán sujetos a las
normas del presente Código.
Parágrafo 1º. Como consecuencia de lo anterior, los alcaldes distritales o
municipales podrán establecer horarios de funcionamiento para los
establecimientos antes mencionados, y determinar las medidas correctivas por su
incumplimiento, de conformidad con lo previsto en el presente Código.
Parágrafo 2º. Facúltese a las autoridades de Policía y Comandantes de Estación
de Policía para ingresar a los establecimientos mencionados en el presente
artículo con el fin de verificar el cumplimiento de horarios dispuestos por los
alcaldes distritales o municipales y para imponer las medidas correctivas que
correspondan.
Artículo 87. Requisitos para cumplir actividades económicas. Es obligatorio,
para el ejercicio de cualquier actividad: comercial, industrial, de servicios, social,
cultural, de recreación, de entretenimiento, de diversión; con o sin ánimo de lucro,
o que siendo privadas, trasciendan a lo público; que se desarrolle o no a través de
establecimientos abiertos o cerrados al público, además de los requisitos previstos
en normas especiales, cumplir previamente a la iniciación de la actividad
económica los siguientes requisitos:
1. Las normas referentes al uso del suelo, destinación o finalidad para la que fue
construida la edificación y su ubicación.
2. Mantener vigente la matrícula mercantil de la Cámara de Comercio de la
respectiva jurisdicción donde se desarrolle la actividad.
3. La comunicación de la apertura del establecimiento, al comandante de estación
o subestación de Policía del lugar donde funciona el mismo, por el medio más
expedito o idóneo, que para tal efecto establezca la Policía Nacional.
4. Para la comercialización de equipos terminales móviles se deberá contar con el
permiso o autorización expedido por el Ministerio de Tecnologías de la Información
y las Comunicaciones o su delegado.
Durante la ejecución de la actividad económica deberá cumplirse con los
siguientes requisitos:
1. Las normas referentes a los niveles de intensidad auditiva.
2. Cumplir con los horarios establecidos para la actividad económica desarrollada.
3. Las condiciones de seguridad, sanitarias y ambientales determinadas en el
régimen de Policía.
4. El objeto registrado en la matrícula mercantil y no desarrollar otra actividad
diferente.
5. Para aquellos establecimientos donde se ejecuten públicamente obras
musicales causantes de pago, protegidas por las disposiciones legales vigentes
sobre derechos de autor, mantener y presentar el comprobante de pago al día.
6. Para ofrecer los servicios de alojamiento al público u hospitalidad, se debe
contar con el registro nacional de turismo.
Parágrafo 1º. Los anteriores requisitos podrán ser verificados por las autoridades
de Policía en cualquier momento, para lo cual estas podrán ingresar por iniciativa
propia a los lugares señalados, siempre que estén en desarrollo de sus actividades
económicas.
Parágrafo 2º. Ninguna autoridad podrá exigir licencia, permiso o requisito adicional
de funcionamiento, para el desarrollo de actividades económicas salvo lo previsto
en la ley.
Artículo 88. Servicio de baño. Es obligación de todos y cada uno de los
establecimientos de comercio abiertos al público, prestar el servicio de baño a
niños, mujeres en evidente estado de embarazo y adultos de la tercera edad
cuando así lo soliciten, sin importar que los mismos sean sus clientes o no. La
inobservancia de la presente norma tendrá como consecuencia la imposición de
una Multa General Tipo 1 o suspensión temporal de actividad.
Será potestad de los establecimientos de comercio en mención el cobro del
servicio enunciado el cual deberá ser regulado por los correspondientes entes
territoriales.
CAPÍTULO II
Estacionamientos o parqueaderos
Artículo 89. Definición de estacionamiento o parqueaderos. Son los bienes
públicos o privados, destinados y autorizados de acuerdo con lo dispuesto en las
normas de uso del suelo y en las normas que lo desarrollen o complementen por
los concejos distritales o municipales, para el estacionamiento y depósito temporal
de vehículos automotores, motos o bicicletas, a título oneroso o gratuito.
Parágrafo. Los estacionamientos o parqueaderos ubicados en inmuebles de uso
público, como parques, zonas verdes y escenarios deportivos o culturales, sólo
podrán ser utilizados para el estacionamiento de vehículos con fines relativos a la
destinación de tales bienes.
Artículo 90. Reglamentación de los estacionamientos o parqueaderos
abiertos al público. Para el funcionamiento y administración de los
estacionamientos o parqueaderos abiertos al público, se observarán los siguientes
requisitos:
1. Constitución de póliza de responsabilidad civil extracontractual, para la
protección de los bienes depositados y las personas. En el recibo de depósito del
vehículo se informará el número de la póliza, compañía aseguradora y el
procedimiento de reclamación.
2. Expedir recibo de depósito del vehículo al momento del ingreso, en el que se
consigne el número de placa del vehículo y la hora de ingreso.
3. Ofrecer al conductor del vehículo la opción de relacionar bienes adicionales al
que deja en depósito.
4. Cumplir con las tarifas establecidas por la autoridad distrital o municipal.
5. Cumplir los requisitos de carácter sanitario, ambiental y de tránsito.
6. Contar con seguridad permanente, y de acuerdo con la clasificación del
estacionamiento o parqueadero, con acomodadores uniformados con licencia de
conducción y con credenciales que faciliten su identificación por parte de los
usuarios.
7. Señalizar debidamente la entrada y la salida de vehículos y demarcar el espacio
que ocupa cada vehículo y los corredores de giro y movilidad.
8. Cumplir las exigencias para el desarrollo de actividades económicas.
9. Adecuar o habilitar plazas para el estacionamiento de bicicletas.
CAPÍTULO III
Comportamientos que afectan la actividad económica
Artículo 91. Comportamientos que afectan la actividad económica. Los
comportamientos que afectan la actividad económica comprenden
comportamientos relacionados con el cumplimiento de la normatividad,
comportamientos relacionados con la seguridad y la tranquilidad, comportamientos
relacionados con el ambiente y la salud pública.
Artículo 92. Comportamientos relacionados con el cumplimiento de la
normatividad que afectan la actividad económica. Corregido por el art. 8,
Decreto 555 de 2017. Los siguientes comportamientos relacionados con el
cumplimiento de la normatividad afectan la actividad económica y por lo tanto no
deben realizarse:
1. Vender, procesar o almacenar productos alimenticios en los sitios no permitidos
o contrariando las normas vigentes.
2. No presentar el comprobante de pago, cuando a ello hubiere lugar, de obras
musicales protegidas por las disposiciones legales vigentes sobre derechos de
autor.
3. No comunicar previamente de la apertura del establecimiento, al comandante de
estación o subestación de Policía de la jurisdicción, a fin de facilitar posteriormente
su labor de convivencia, de acuerdo al procedimiento que para tal fin se
establezca.
4. Quebrantar los horarios establecidos por el Alcalde.
5. Desarrollar actividades diferentes a las registradas en el objeto social de la
matrícula o registro mercantil.
6. Permitir el ingreso de personas o elementos en un número superior a la
capacidad del lugar.
7. Entregar, enviar, facilitar, alquilar, vender, comercializar, distribuir, exhibir, o
publicar textos, imágenes, documentos, o archivos audiovisuales de contenido
pornográfico a menores de dieciocho (18) años.
8. Almacenar, elaborar, poseer, tener, facilitar, entregar, distribuir o comercializar,
bienes ilícitos, drogas o sustancias prohibidas por la normatividad vigente o las
autoridades competentes.
9. Permitir o facilitar el consumo de drogas o sustancias prohibidas por la
normatividad vigente o las autoridades competentes.
10. Propiciar la ocupación indebida del espacio público.
11. Tolerar, incitar, permitir, obligar o consentir actividades sexuales con niños,
niñas y adolescentes.
12. Incumplir las normas referentes al uso reglamentado del suelo y las
disposiciones de ubicación, destinación o finalidad, para la que fue construida la
edificación.
13. Instalar servicios eléctricos, hidráulicos u otros e speciales, sin previa
autorización escrita de la empresa de servicios públicos respectiva.
14. Arrendar o facilitar un inmueble, contrariando las normas sobre el uso del
suelo.
15.Cuando en el término de dos (2) años y en diferentes hechos, se incurra en dos
o más comportamientos contrarios a la convivencia que motivan la suspensión
temporal de actividad o la multa o se repita dicho comportamiento contrario en
alguna de ellas.
16. Desarrollar la actividad económica sin cumplir cualquiera de los requisitos
establecidos en la normatividad vigente.
17. Ofrecer servicios que son prestados por las entidades de apoyo al tránsito, sin
la debida autorización, habilitación o reconocimiento por parte de las autoridades o
entidades competentes.
Parágrafo 1°. En los comportamientos señalados en los numerales 7 y 11, se
impondrán las medidas correctivas y se pondrá en conocimiento de manera
inmediata a la autoridad competente para aplicar lo establecido en las Leyes 679
de 2001, 1236 de 2008, 1329 de 2009 y las normas que las adicionen o
modifiquen.
Parágrafo 2°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 2; Destrucción de bien;
Numeral 1
suspensión temporal de actividad.
Multa General tipo 3; Suspensión temporal de
Numeral 2
actividad.
Numeral 3 Programa pedagógico
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 4
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 5
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 6
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 7
actividad; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 8
actividad; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 9
actividad; Destrucción de bien.
Multa General tipo 2; Suspensión temporal de
Numeral 10
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de la
Numeral 11
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de
Numeral 12
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 13
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 14
actividad.
Numeral 15 Suspensión definitiva de actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 16
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de
Numeral 17
actividad.
Parágrafo 3°. Se mantendrá la aplicación de las medidas correctivas si se
continúa desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se modifique o cambie la no menclatura, el nombre del
establecimiento, su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 4°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias.
Parágrafo 5°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 6°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente artículo que dan lugar a la medida de suspensión temporal, será objeto
de suspensión definitiva de la actividad.
Artículo 93. Comportamientos relacionados con la seguridad y tranquilidad
que afectan la actividad económica. Los siguientes comportamientos
relacionados con la seguridad y tranquilidad afectan la actividad económica y por
lo tanto no deben realizarse:
1. No informar los protocolos de seguridad y evacuación en caso de emergencias
a las personas que se encuentren en el lugar.
2. Auspiciar riñas o incurrir en confrontaciones violentas que puedan derivar en
agresiones físicas o escándalos.
3. Generar ruidos o sonidos que afecten la tranquilidad de las personas o su
entorno.
4. Incumplir los protocolos de seguridad exigidos para el desarrollo de la actividad
económica y el funcionamiento del establecimiento.
5. Omitir la instalación de mecanismos técnicos de bloqueo por medio de los
cuales los usuarios se puedan proteger de material pornográfico, ilegal, ofensivo o
indeseable en relación con niños, niñas y adolescentes en establecimientos
abiertos al público.
6. Permitir o tolerar el ingreso o permanencia al establecimiento abierto al público,
de personas que porten armas.
7. No fijar la señalización de los protocolos de seguridad en un lugar visible.
8. No permitir el ingreso de las autoridades de Policía en ejercicio de su función o
actividad.
9. Mantener dentro del establecimiento, mercancías peligrosas, que no sean
necesarios para su funcionamiento.
10. Comercializar, facilitar, almacenar, prestar, empeñar, guardar, tener o poseer
elementos, sustancias o bienes de procedencia ilícita.
11. Almacenar, tener, comercializar y poseer mercancías, sin demostrar su lícita
procedencia.
12. Engañar a las autoridades de Policía para evadir el cumplimiento de la
normatividad vigente.
13. Utilizar, permitir, patrocinar, tolerar o practicar el pregoneo o actos similares en
actividades de alto impacto que impidan la libre movilidad y escogencia del
consumidor, en poblaciones superiores a cien mil (100.000) habitantes.
14. Limitar o vetar el acceso a lugares abiertos al público o eventos públicos a
personas en razón de su raza, sexo, orientación sexual, identidad de género,
condición social o económica, en situación de discapacidad o por otros motivos de
discriminación similar.
Parágrafo 1°. En los comportamientos señalados en el numeral 5, se aplicarán las
medidas correctivas y se pondrá en conocimiento de manera inmediata a la
autoridad competente para aplicar lo establecido en las Leyes 679 de 2001, 1236
de 2008, 1329 de 2009 y las normas que las adicionen o modifiquen.
Parágrafo 2°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General Tipo 1
Numeral 2 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 3 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 4 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 5 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 6 Suspensión temporal de actividad; Decomiso.
Numeral 7 Multa General Tipo 1.
Numeral 8 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 9 Multa General Tipo 4; Destrucción de bien.
Multa General Tipo 4; Destrucción de bien;
Numeral 10
suspensión temporal de actividad.
Multa General Tipo 4; Destrucción de bien;
Numeral 11
suspensión temporal de actividad.
Multa General Tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 12
actividad.
Multa General Tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 13
actividad.
Numeral 14 Multa General Tipo 4
Parágrafo 3°. Se mantendrá la aplicación de las medidas correctivas si se
continúa desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se cambie la nomenclatura, el nombre del establecimiento,
su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 4°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias.
Parágrafo 5°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 6°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente artículo que dan lugar a la medida de suspensión temporal de actividad,
será objeto de suspensión definitiva de la actividad.
Artículo 94. Comportamientos relacionados con la salud pública que afectan
la actividad económica. Los siguientes comportamientos relacionados con la
salud pública afectan la actividad económica y por lo tanto no deben realizarse:
1. Incumplir las normas o disposiciones de seguridad o sanidad, para el desarrollo
de la actividad económica, de acuerdo con su objeto social, previo concepto de la
autoridad especializada.
2. No separar en la fuente los residuos sólidos, ni depositarlos selectivamente en
un lugar destinado para tal efecto.
3. Permitir el consumo de tabaco y/o sus derivados en lugares no autorizados por
la ley y la normatividad vigente.
4. Permitir la permanencia de animales de cualquier especie que afecte las
condiciones de higiene, salubridad y seguridad o que impida la correcta prestación
del servicio de acuerdo con las disposiciones vigentes.
5. Comercializar en el establecimiento artículos de mala calidad, caducados o
adulterados que puedan constituir peligro para la salud pública.
6. Comercializar, almacenar, poseer o tener especies de flora o fauna que
ofrezcan peligro para la integridad y la salud.
7. No retirar frecuentemente los residuos de las áreas de producción o depósito y
no evacuarlas de manera que se elimine la generación de malos olores, y se
impida el refugio y alimento de animales y plagas.
8. No facilitar la utilización de los servicios sanitarios limpios y desinfectados a las
personas que así lo requieran, en los establecimientos abiertos al público y
proveer de los recursos requeridos para la higiene personal.
9. No destruir en la fuente los envases de bebidas embriagantes.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 1
actividad.
Numeral 2 Multa General tipo 3.
Multa General tipo 1; Suspensión temporal de
Numeral 3
actividad.
Multa General tipo 3; Suspensión temporal de
Numeral 4
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 5
actividad
Multa General tipo 1; Suspensión temporal de
Numeral 6
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 7
actividad.
Numeral 8 Amonestación.
Multa General tipo 1; Suspensión temporal de
Numeral 9
actividad.
Parágrafo 2°. Se mantendrá la aplicación de las medidas correctivas si se
continúa desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se cambie la nomenclatura, el nombre del establecimiento,
su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 3°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias.
Parágrafo 4°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 5°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente artículo que dan lugar a la medida de suspensión temporal de actividad,
será objeto de suspensión definitiva de la actividad.
CAPÍTULO IV
De la Seguridad de los Equipos Terminales Móviles y/o Tarjetas Simcard
(IMSI)
Artículo 95. Comportamientos que afectan la seguridad de las personas y
sus bienes relacionados con equipos terminales móviles. Los siguientes
comportamientos afectan la seguridad de las personas y sus bienes, y por lo tanto
no deben realizarse:
1. Comprar, alquilar o usar equipo terminal móvil con reporte de hurto y/o extravío
en la base de datos negativa de que trata el artículo 106 de la Ley 1453 de 2011 o
equipo terminal móvil cuyo número de identificación físico o electrónico haya sido
reprogramado, remarcado, modificado o suprimido.
2. Comercializar equipos terminales móviles sin la respectiva autorización del
Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones o por un
proveedor de redes y servicios de telecomunicaciones móviles, de conformidad
con la normatividad vigente.
3. Tener, poseer, y almacenar tarjetas madre o blackboard de manera ilícita en el
establecimiento.
4. Distribuir, almacenar, transportar u ofrecer al público equipos terminales móviles
con reporte de hurto y/o extravío en la base de datos negativa de que trata el
artículo 106 de la Ley 1453 de 2011 o equipos terminales móviles o tarjetas madre
cuyo n úmero de identificación físico o electrónico haya sido reprogramado,
remarcado, modificado o suprimido.
5. Vender, alquilar, aceptar, permitir o tolerar la venta, almacenamiento o bodegaje
de equipo terminal móvil nuevo o usado, de origen ilícito o que carezca de
comprobante de importación, factura de venta o documento equivalente de
conformidad con la normatividad vigente o que se encuentre reportado por hurto
y/o extravío en la base de datos negativa de que trata el artículo 106 de la Ley
1453 de 2011.
6. Alterar, manipular, borrar, o copiar, no estando autorizado para hacerlo o con un
fin no justificado o ilícito, las bases de datos negativa y positiva de equipos
terminales móviles.
7. Incumplir las condiciones, requisitos u obligaciones para la importación,
exportación, distribución, comercialización, mantenimiento y reparación,
establecidas por la normatividad vigente.
8. No solicitar o no realizar el registro individual de equipo terminal móvil con su
número de IMEI al momento de ser importado al país.
9. No enviar, transmitir, o registrar en la manera y tiempos previstos, la información
sobre la importación individualizada de equipo terminal móvil, al responsable de
llevar la base de datos positiva.
10. Alterar, manipular, borrar, o copiar, no estando autorizado para hacerlo o con
un fin no justificado o ilícito, el registro individual de equipo terminal móvil en los
procesos de importación.
11. Reprogramar, remarcar, modificar o suprimir el número de identificación físico
o electrónico asociado a un equipo terminal móvil o facilitar estos
comportamientos.
12. Activar líneas telefónicas sin que el usuario haya suministrado al prestador del
servicio, los datos biográficos en el momento de la activación.
13. Activar Sim Card (IMSI) sin que el usuario haya suministrado al prestador del
servicio, los datos biográficos en el momento de la activación.
Parágrafo 1°. Se entiende por equipo terminal móvil, todo dispositivo que posea
un IMEI (Identificador Internacional de Equipo Móvil), por sus siglas en inglés, o
aquel identificador que cumpla una función equivalente a este, y por medio del cual
el usuario accede a las redes de telecomunicaciones móviles para la prestación de
servicios de comunicaciones de voz y/o datos.
Parágrafo 2°. Corresponde a las personas naturales o jurídicas verificar que el
equipo a comprar, alquilar, usar, distribuir, almacenar o vender, no se encuentre
reportado como hurtado y/o extraviado en la base de datos negativa de que trata el
artículo 106 de la Ley 1453 de 2011 y proceder al registro en base de datos
positiva. La consulta pública de la base de datos negativa estará disponible a
través del sitio web que indique la Comisión de Regulación de Comunicaciones y
para el registro de los equipos terminales móviles en la base de datos positiva los
proveedores deberán disponer de los medios definidos en la regulación.
Parágrafo 3°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas, sin
perjuicio otras medidas y sanciones establecidas en la ley:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 2; Destrucción de bien;
Numeral 1
Suspensión temporal de actividad.
Multa General tipo 3; Destrucción de bien;
Numeral 2
Suspensión temporal de actividad.
Multa General tipo 3; Destrucción de bien;
Numeral 3
Suspensión definitiva de actividad.
Multa General tipo 3; Destrucción de bien,
Numeral 4
Suspensión definitiva de actividad.
Multa General tipo 3; Destrucción de bien,
Numeral 5
Suspensión definitiva de actividad.
Multa General tipo 3; Destrucción de bien;
Numeral 6
Suspensión definitiva de actividad.
Numeral 7 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Numeral 8 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Numeral 9 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Destrucción de bien;
Numeral 10
Suspensión definitiva de actividad.
Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Numeral 11
Suspensión definitiva de actividad.
Numeral 12 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Numeral 13 Multa General tipo 4; Destrucción de bien
Parágrafo 4°. Si el número de equipos móviles comprometido en los
comportamientos es superior a uno se aplicará la medida correctiva señalada por
cada equipo móvil. La autoridad policial deberá judicializar a las personas de
conformidad con la ley penal.
Parágrafo 5°. Se aplicarán o mantendrán las medidas correctivas si se continúa
desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se cambie la nomenclatura, el nombre del establecimiento,
su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 6°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias.
Parágrafo 7°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 8°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente capítulo que dan lugar a la medida de suspensión temporal, será objeto
de suspensión definitiva de la actividad.
TÍTULO IX
DEL AMBIENTE
Artículo 96. Aplicación de medidas preventivas y correctivas ambientales y
mineras. Las autoridades de Policía en el ejercicio de sus funciones, velarán por
el cumplimiento de las normas mineras y ambientales vigentes e informarán de los
incumplimientos a las autoridades competentes con el fin de que estas apliquen
las medidas a que haya lugar.
Las medidas correctivas establecidas en este Código para los comportamientos
señalados en el presente título, se aplicarán sin perjuicio de las medidas
preventivas y sanciones administrativas contempladas por la normatividad
ambiental y minera.
CAPÍTULO I
Ambiente
Artículo 97. Aplicación de medidas preventivas. Las autoridades de Policía
podrán imponer y ejecutar las medidas preventivas consagradas en la Ley 1333 de
2009 por los comportamientos señalados en el presente título. Una vez se haya
impuesto la medida preventiva deberán dar traslado de las actuaciones a la
autoridad ambiental competente dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la
imposición de la misma, tal como lo ordena el artículo 2 de la Ley 1333 de 2009.
Artículo 98. Definiciones. Los vocablos utilizados en el presente título deberán ser
interpretados a la luz de las disposiciones contenidas en el régimen ambiental.
Artículo 99. Facultades particulares. La autoridad ambiental competente del área
protegida, de conformidad con el régimen ambiental, podrá reglamentar la
introducción, transporte, porte, almacenamiento, tenencia o comercialización de
bienes, servicios, productos o sustancias, con el fin de prevenir comportamientos
que deterioren el ambiente.
CAPÍTULO II
Recurso hídrico, fauna, flora y aire
Artículo 100. Comportamientos contrarios a la preservación del agua. Los
siguientes comportamientos son contrarios a la preservación del agua y por lo
tanto no deben efectuarse:
1. Utilizarla en actividades diferentes a la respectiva autorización ambiental.
2. Arrojar sustancias contaminantes, residuos o desechos a los cuerpos de agua.
3. Deteriorar, dañar o alterar los cuerpos de agua, zonas de ronda hídrica y zonas
de manejo y preservación ambiental en cualquier forma.
4. Captar agua de las fuentes hídricas sin la autorización de la autoridad
ambiental.
5. Lavar bienes muebles en el espacio público, vía pública, ríos, canales y
quebradas.
6. Realizar cualquier actividad en contra de la normatividad sobre conservación y
preservación de humedales, y sobre cananguchales y morichales.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Amonestación; Suspensión temporal de actividad
Amonestación; Multa general tipo 4; Suspensión
Numeral 2
temporal de actividad
Numeral 3 Suspensión temporal de actividad
Numeral 4 Amonestación; Suspensión temporal de actividad
Numeral 5 Multa general tipo 4
Amonestación; Multa general tipo 4; Suspensión
Numeral 6
temporal de actividad
Artículo 101. Comportamientos que afectan las especies de flora o fauna
silvestre. Los siguientes comportamientos afectan las especies de flora o fauna y
por lo tanto no deben efectuarse:
1. Colectar, aprovechar, mantener, tener, transportar, introducir, comercializar, o
poseer especies de fauna silvestre (viva o muerta) o sus partes, sin la respectiva
autorización ambiental.
2. Aprovechar, recolectar, almacenar, extraer, introducir, mantener, quemar, talar,
transportar o comercializar especies de flora silvestre, o sus productos o
subproductos, sin la respectiva autorización de la autoridad competente.
3. Movilizar maderas sin el respectivo salvoconducto único de movilización o guía
de movilización.
4. Presentar el permiso de aprovechamiento, salvoconducto único de movilización,
registro de plantación y guía de movilización para transportar maderas con
inconsistencias o irregularidades.
5. Talar, procesar, aprovechar, transportar, transformar, comercializar o distribuir
especies o subproductos de flora silvestre de los parques nacionales o regionales
naturales, salvo lo dispuesto para las comunidades en el respectivo instrumento de
planificación del parque.
6. La caza o pesca industrial sin permiso de autoridad competente.
7. Contaminar o envenenar recursos fáunicos, forestales o hidrobiológicos.
8. Experimentar, alterar, mutilar, manipular las especies silvestres sin el permiso
de autoridad ambiental competente.
9. Violar los reglamentos establecidos para los períodos de veda en materia de
caza y pesca.
10. Tener animales silvestres en calidad de mascotas.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Amonestación; Participación en programa
Numeral 1 comunitario o actividad pedagógica de convivencia;
Suspensión temporal de actividad.
Amonestación; Participación en programa
Numeral 2 comunitario o actividad pedagógica de convivencia;
Suspensión temporal de actividad.
Amonestación; Participación en programa
Numeral 3 comunitario o actividad pedagógica de convivencia;
Suspensión temporal de actividad.
Amonestación; Participación en programa
Numeral 4 comunitario o actividad pedagógica de convivencia;
Suspensión temporal de actividad.
Amonestación; Participación en programa
Numeral 5 comunitario o actividad pedagógica de convivencia;
Suspensión temporal de actividad.
Suspensión temporal de actividad; Participación en
Numeral 6 programa comunitario o actividad pedagógica de
convivencia.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 7
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numera l 8
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 9
actividad.
Numeral 10 Multa General tipo 3; Decomiso.
Parágrafo 2°. Se mantendrá la aplicación de las medidas correctivas si se
continúa desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se cambie la nomenclatura, el nombre del establecimiento,
su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 3°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias y de las competencias de las
autoridades ambientales.
Parágrafo 4°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 5°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente capítulo que dan lugar a la medida de suspensión temporal, será objeto
de suspensión definitiva de la actividad.
Artículo 102. Comportamientos que afectan el aire. Los siguientes
comportamientos afectan el aire y por lo tanto no se deben efectuar:
1. Realizar quemas de cualquier clase salvo las que de acuerdo con la
normatividad ambiental estén autorizadas.
2. Emitir contaminantes a la atmósfera que afecten la convivencia.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 1
actividad
Numeral 2 Multa General tipo 4.
CAPÍTULO III
Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP)
Artículo 103. Comportamientos que afectan las áreas protegidas del Sistema
Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) y áreas de especial importancia
ecológica. Los siguientes comportamientos afectan las áreas protegidas del
Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) y áreas de especial importancia
ecológica y por lo tanto no se deben efectuar:
1. Ocupar ilícitamente áreas protegidas, de manera temporal o permanente.
2. Suministrar alimentos a la fauna silvestre.
3. Alterar elementos naturales como piedras, rocas, peñascos, árboles, con pintura
o cualquier otro medio, que genere marcas.
4. Transitar con naves o vehículos automotores no autorizados, fuera del horario y
ruta establecidos y/o estacionarlos en sitios no señalados para tales fines.
5. Vender, comerciar o distribuir productos comestibles de cualquier índole, con
excepción de aquellos autorizados expresamente.
6. Ingresar sin permiso de la autoridad ambiental competente.
7. Permanecer en las áreas del Sistema de Parques Nacionales Naturales más
tiempo del autorizado.
8. No exhibir ante los funcionarios y autoridades competentes la autorización
respectiva cuando se requiera.
9. Promover, realizar o participar en reuniones o actividades que involucren
aglomeración de público no autorizadas por la autoridad ambiental.
10. No usar los recipientes o demás elementos dispuestos para depositar los
residuos y desechos sólidos.
11. Hacer cualquier clase de fuegos fuera de los sitios o instalaciones en las
cuales se autoriza el uso de hornillas o de barbacoas.
12. Alterar, modificar o remover señales, avisos o vallas destinados para la
administración y funcionamiento de las áreas del Sistema de Parques Nacionales
Naturales.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Restitución y protección de
Numeral 1 bienes inmuebles; Inutilización de bienes;
Destrucción de bien.
Numeral 2 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Numeral 3 Multa General tipo 4.
Numeral 4 Multa General tipo 4; Inutilización de bienes.
Multa General tipo 4; Inutilización de bienes;
Numeral 5
Destrucción de bien.
Numeral 6 Multa General tipo 1.
Numeral 7 Multa General tipo 1.
Numeral 8 Multa General tipo 1.
Multa General tipo 4; Disolución de reunión o
Numeral 9 actividad que involucra aglomeraciones de público
no complejas.
Numeral 10 Multa General tipo 1.
Numeral 11 Multa General tipo 4.
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 12 Multa General tipo 2.
TÍTULO X
MINERÍA
CAPÍTULO I
Medidas para el control de la explotación y aprovechamiento ilícita de
minerales
Artículo 104. Ingreso de maquinaria pesada. Las autoridades aduaneras
exigirán la instalación de dispositivos tecnológicos para la identificación y
localización de la maquinaria pesada que ingrese o se importe al territorio
colombiano. El Gobierno nacional a través del Ministerio de Transporte o de quien
haga sus veces establecerá una central de monitoreo para estos efectos.
El Ministerio de Transporte, en coordinación con el Ministerio de Defensa Nacional
y la Policía Nacional, establecerá los mecanismos de control y monitoreo, de
conformidad con la reglamentación expedida por el Gobierno nacional.
La maquinaria que no cumpla con el requisito antes mencionado no podrá ingresar
al territorio aduanero nacional.
En caso de que la maquinaria no cuente con el dispositivo o este no funcione, será
inmovilizada hasta que su propietario o tenedor demuestre el efectivo
funcionamiento del dispositivo electrónico. En todo caso será objeto de multa
equivalente al 10% del valor comercial de la maquinaria. En caso de reiteración la
maquinaria será decomisada.
Artículo 105. Actividades que son objeto de control en el desarrollo de la
minería. Las siguientes actividades son contrarias a la minería y por lo tanto no
deben efectuarse. Su realización dará lugar a medidas correctivas o a la
imposición de medidas preventivas de que trata la Ley 1333 de 2009, según sea el
caso y sin perjuicio de las de carácter penal o civil que de ellas se deriven:
1. Desarrollar actividades mineras de exploración, explotación, o minería de
subsistencia o barequeo en bocatomas y áreas declaradas y delimitadas como
excluibles de la minería tales como parques nacionales naturales, parques
naturales regionales, zonas de reserva forestal protectora, páramos y humedales
Ramsar.
2. Realizar exploraciones y explotaciones mineras sin el amparo de un título
minero debidamente inscrito en el registro minero nacional, autorizaciones
temporales, solicitudes de legalización, declaratoria de área de reserva especial,
subcontratos de formalización o contrato de operación minera y sin la obtención de
las autorizaciones ambientales necesarias para su ejecución.
3. Explorar y explotar los minerales en playas o espacios marítimos sin el concepto
favorable de la autoridad competente, además de los requisitos establecidos en la
normatividad minera vigente.
4. No acreditar el título minero, autorización temporal, solicitud de legalización,
declaratoria de área de reserva especial, subcontrato de formalización o contrato
de operación minera, cuando sean requeridos por las autoridades.
5. Realizar explotaciones mineras sin contar con licencia ambiental o su
equivalente, de conformidad con la normativa vigente.
6. Generar un impacto ambiental irreversible, de acuerdo con las normas sobre la
materia.
7. Incumplir los requisitos legales vigentes para realizar actividades de barequeo y
demás actividades de minería de subsistencia.
8. Producir, almacenar, transportar, trasladar, comercializar o procesar insumos
químicos utilizados en la explotación ilícita de minerales.
9. Comercializar minerales sin el cumplimiento de los requisitos y permisos
establecidos en la normatividad minera vigente.
10. Fundir, portar, almacenar, transportar o tener minerales sin contar con el
certificado de origen que demuestre la procedencia lícita de estos.
11. Beneficiar minerales sin el certificado de inscripción en el Registro Único de
Comercializadores (RUCOM), o sin estar en el listado de este registro cuando la
planta se encuentra dentro de un título minero.
12. Beneficiar minerales sin demostrar su lícita procedencia o con incumplimiento
de la normatividad minera vigente.
13. Utilizar medios mecanizados en actividades de explotación que no cuenten con
el amparo de un título minero inscrito en el registro minero nacional, licencia
ambiental o su equivalente según la normatividad vigente.
14. Beneficiar oro en zonas de uso residencial, comercial, institucional o recreativo.
Parágrafo 1º. Quien incurra en una o más de las actividades antes señaladas,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
ACTIVIDADES MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Restitución y protección de bienes inmuebles;
Numeral 1
Inutilización de bienes; Destrucción de bien.
Restitución y protección de bienes inmuebles;
Numeral 2 Inutilización de bienes; Destrucción de bien;
Suspensión temporal de la actividad.
Suspensión definitiva de actividad; Inutilización de
Numeral 3
bienes; Destrucción de bien.
Numeral 4 Suspensión temporal de actividad
Numeral 5 Suspensión temporal de actividad; Decomiso.
Numeral 6 Suspensión temporal de actividad.
Restitución y protección de bienes inmuebles;
Numeral 7
Suspensión definitiva de actividad; Decomiso.
Inutilización de bienes; Destrucción de bien;
Numeral 8
Suspensión temporal de actividad; Decomiso.
Multa General Tipo 4; Decomiso; Suspensión
Numeral 9 temporal de actividad; Suspensión definitiva de
actividad.
Numeral 10 Multa General tipo 4; Decomiso.
Suspensión definitiva de actividad; Destrucción de
Numeral 11
bien; Inutilización de bienes.
Numeral 12 Decomiso; Suspensión temporal de actividad.
Destrucción de bien; Suspensión temporal de
Numeral 13
actividad.
Decomiso; Suspensión definitiva de la actividad;
Numeral 14
Multa General Tipo 4.
Parágrafo 2º. Cuando se aplique cualquiera de las medidas enunciadas en el
presente artículo, la autoridad de Policía deberá informar dentro de los tres (3) días
siguientes a las autoridades competentes.
Parágrafo 3º. Sin perjuicio de las medidas correctivas establecidas en el parágrafo
primero del presente artículo, en caso que algunas de las actividades descritas se
realicen directa o indirectamente por organizaciones criminales o grupos al margen
de la ley o en beneficio de los mismos, procederá la inutilización o destrucción del
bien.
Parágrafo transitorio. En tratándose de la actividad prevista en el numeral 10 del
presente artículo, durante los doce (12) meses siguientes a la expedición de esta
ley, será admisible para demostrar su licita procedencia un medio de prueba
distinto al certificado.
Artículo 106. Instrumentos de detección. El Gobierno nacional a través de los
Ministerios, Departamentos Administrativos o entidades descentralizadas,
suministrará a la Policía Nacional y demás instituciones que conside re
pertinentes, información o instrumentos técnicos indispensables para la detección
de sustancias, elementos o insumos químicos utilizados en la actividad minera y
garantizará el fortalecimiento de las unidades de la Policía encargadas, para el
efectivo cumplimiento de lo dispuesto en el presente título.
Artículo 107. Control de insumos utilizados en actividad minera. El Gobierno
nacional establecerá controles para el ingreso al territorio nacional, transporte,
almacenamiento, comercialización, producción, uso, y disposición final, entre otros,
de los insumos y sustancias químicas utilizados en la actividad minera.
Artículo 108. Competencia en materia minero-ambiental. La Policía Nacional, a
efectos de proteger y salvaguardar la salud humana y preservar los recursos
naturales renovables, no renovables y el ambiente, deberá incautar sustancias y
químicos como el zinc, bórax, cianuro y mercurio utilizados en el proceso de
exploración, explotación y extracción de la minería ilegal.
Parágrafo. Cuando se trate de la presencia de más de una actividad de
explotación de minerales sin título de un Municipio, o más de una actividad de
explotación de minerales sin título o de situaciones de ocupación, perturbación o
despojo dentro de un mismo título minero, la persona o entidad denunciante o el
beneficiario del título minero podrán interponer directamente ante el gobernador,
como autoridad de Policía las medidas de amparo administrativo correspondientes
para su respectiva ejecución.
TÍTULO XI
SALUD PÚBLICA
CAPÍTULO I
De la Salud Pública
Artículo 109. Alcance. El presente capítulo tiene por objeto la regulación de
comportamientos que puedan poner en peligro la salud pública por el consumo de
alimentos. Las Secretarías de Salud de las entidades territoriales y el Instituto
Nacional de Vigilancia de Alimentos y Medicamentos (INVIMA) serán las
encargadas de ejercer las facultades de conformidad con sus competencias de
inspección, vigilancia y control.
Artículo 110. Comportamientos que atentan contra la salud pública en
materia de consumo. Los siguientes comportamientos atentan contra la salud
pública en materia de consumo y por lo tanto no deben efectuarse:
1. No acreditar la inscripción ante la Secretaría de Salud o quien haga sus veces,
de la respectiva entidad territorial, para el almacenamiento o expendio de
alimentos que lo requieran, así como de carne, productos y derivados cárnicos
comestibles, de acuerdo con la normatividad sanitaria vigente.
2. Almacenar o comercializar carne, productos cárnicos comestibles que no
provengan de plantas de beneficio animal (mataderos) autorizadas o que no
cumplan con las disposiciones o normatividad sanitaria vigente.
3. Almacenar, transportar o vender derivados cárnicos que no cumplan con las
disposiciones de inocuidad establecidas por el Ministerio de Salud y Protección
Social y garantizar en todo momento la procedencia de los mismos.
4. Adquirir alimentos, carne, productos cárnicos comestibles y derivados cárnicos
de proveedores que no se encuentren autorizados y registrados ante la autoridad
sanitaria competente o que no hayan entregado el producto a la temperatura
reglamentada o transportado en vehículos que no garanticen el mantenimiento de
la misma.
5. No contar con un sistema de refrigeración que garantice el mantenimiento de la
temperatura reglamentada para los productos.
6. No mantener en refrigeración a la temperatura reglamentada, la carne o los
productos cárnicos o lácteos.
7. No acreditar la autorización sanitaria de transporte expedido por la Secretaría de
Salud de la entidad territorial correspondiente o quien haga sus veces, para el
transporte de carne, productos cárnicos comestibles y derivados cárnicos
destinados para el consumo humano, de acuerdo con la normatividad sanitaria
vigente.
8. No contar con soporte documental en el cual conste que los productos
transportados provienen de un establecimiento registrado, aprobado e
inspeccionado. Para la carne, productos cárnicos comestibles y derivados
cárnicos, deberán contar con la guía de transporte de producto de acuerdo con lo
establecido en la normatividad sanitaria.
9. No garantizar el mantenimiento de la cadena de frío del producto y las
condiciones de transporte requeridas por la normatividad sanitaria vigente, de
manera que se evite la contaminación de los alimentos transportados.
10. No conservar en el lugar donde se expendan o suministren, sus accesos y
alrededores limpios y libres de acumulación de basuras.
11. No mantener las superficies del lugar donde se preparan, almacenan,
expenden o suministren alimentos debidamente protegidos de cualquier foco de
insalubridad.
12. Vender alimentos para consumo directo sin cumplir con los requisitos
establecidos por las normas sanitarias.
13. Expender cualquier clase de alimentos en sitios expuestos a focos de
insalubridad, que representen riesgo de contaminación.
14. Utilizar agua no apta para el consumo humano en la preparación de alimentos.
15 . Incumplir con los requisitos para el transporte de alimentos, carne y productos
cárnicos, o lácteos, para el consumo humano, establecidos por las normas y
disposiciones vigentes.
16. Sacrificar animales para el consumo humano, en sitios no permitidos por la
legislación sanitaria correspondiente.
Parágrafo 1°. La autoridad de Policía que imponga las medidas correctivas
señaladas en el presente artículo pondrá en conocimiento de manera inmediata a
la autoridad competente para adelantar los procedimientos e imponer las acciones
que correspondan de conformidad con la normatividad específica vigente.
Parágrafo 2°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 2; Suspensión temporal de
Numeral 1
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 2
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 3
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 4
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 5
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 6
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 7
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 8
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 9
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 10
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 11
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 12
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 13
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 14
actividad, Destrucción de bien.
Numeral 15 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Destrucción de bien,
Numeral 16
suspensión definitiva de actividad.
Parágrafo 3°. Se mantendrá la aplicación de las medidas correctivas si se
continúa desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se cambie la nomenclatura, el nombre del establecimiento,
su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 4°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias.
Parágrafo 5°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 6°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente artículo que dan lugar a la medida de suspensión temporal de actividad,
será objeto de suspensión definitiva de la actividad.
CAPÍTULO II
Limpieza y recolección de residuos y de escombros
Artículo 111. Comportamientos contrarios a la limpieza y recolección de
residuos y escombros y malas prácticas habitacionales. Los siguientes
comportamientos son contrarios a la habitabilidad, limpieza y recolección de
residuos y escombros y por lo tanto no deben efectuarse:
1. Sacar la basura en horarios no autorizados por la empresa prestadora del
servicio o en sitio diferente al lugar de residencia o domicilio.
2. No usar los recipientes o demás elementos dispuestos para depositar la basura.
3. Arrojar residuos sólidos y escombros en sitios de uso público, no acordados ni
autorizados por autoridad competente.
4. Esparcir, parcial o totalmente, en el espacio público o zonas comunes el
contenido de las bolsas y recipientes para la basura, una vez colocados para su
recolección.
5. Dejar las basuras esparcidas fuera de sus bolsas o contenedores una vez
efectuado el reciclaje.
6. Disponer inadecuadamente de animales muertos no comestibles o partes de
estos dentro de los residuos domésticos.
7. Dificultar de alguna manera, la actividad de barrido y recolección de la basura y
escombros, sin perjuicio de la actividad que desarrollan las personas que se
dedican al reciclaje.
8. Arrojar basura, llantas, residuos o escombros en el espacio público o en bienes
de carácter público o privado.
9. Propiciar o contratar el transporte de escombros en medios no aptos ni
adecuados.
10. Improvisar e instalar, sin autorización legal, contenedores u otro tipo de
recipientes, con destino a la disposición de basuras.
11. Transportar escombros en medios no aptos ni adecuados.
12. No recoger los residuos sólidos en los horarios establecidos por la misma
empresa recolectora, salvo información previa debidamente publicitada, informada
y justificada.
13. Arrojar en las redes de alcantarillado, acueducto y de aguas lluvias, cualquier
objeto, sustancia, residuo, escombros, lodos, combustibles y lubricantes, que
alteren u obstruyan el normal funcionamiento.
14. Permitir la presencia de vectores y/o no realizar las prácticas adecuadas para
evitar la proliferación de los mismos en predios urbanos.
15. No permitir realizar campañas de salud pública para enfermedades
transmitidas por vectores dentro de los predios mencionados en el anterior inciso.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 1
pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 2
pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 3
pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 4
pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 1
pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 5
pedagógica de convivencia.
Numeral 6 Amonestación.
Numeral 7 Amonestación.
Numeral 8 Multa General tipo 4.
Numeral 9 Multa General tipo 3.
Numeral 10 Multa General tipo 2.
Numeral 11 Multa General tipo 2.
Numeral 12 Multa General tipo 4 por cada hora de retraso.
Numeral 13 Multa General tipo 4.
Numeral 14 Multa General tipo 2
Numeral 15 Multa General tipo 2
Parágrafo 2°. El Gobierno nacional y los alcaldes, en coordinación con las
autoridades competentes, desarrollarán y promoverán programas que estimulen el
reciclaje y manejo de residuos sólidos con las características especiales de cada
municipio y según las costumbres locales de recolección de basuras o desechos.
Las personas empacarán y depositarán, en forma separada, los materiales tales
como papel, cartón, plástico y vidrio, de los demás desechos.
Parágrafo 3°. Frente al comportamiento descrito en el numeral 8 del presente
artículo respecto a la disposición final de las llantas, los productores y/o
comercializadores en coordinación con las autoridades locales y ambientales
deberán crear un sistema de recolección selectiva y gestión ambiental de llantas
usadas.
TÍTULO XII
DEL PATRIMONIO CULTURAL Y SU CONSERVACIÓN
CAPÍTULO I
Protección de los Bienes del Patrimonio Cultural y Arqueológico
Artículo 112. Obligaciones de las personas que poseen bienes de interés
cultural o ejercen tenencia de bienes arqueológicos. Las personas naturales o
jurídicas pueden poseer bienes de interés cultural y ejercer la tenencia de
patrimonio arqueológico de manera excepcional y especial siempre y cuando
cumplan con las siguientes obligaciones adicionales:
1. Registrar los bienes de interés cultural. Para el caso del patrimonio arqueológico
el registro se debe realizar ante el Instituto Colombiano de Antropología e Historia
de acuerdo a lo establecido en las normas vigentes que regulan la materia, las que
las adicionen o modifiquen, y sus decretos reglamentarios.
2. Mantener en buen estado y en un lugar donde no tengan riesgo de deterioro,
ruptura o destrucción, los bienes de interés cultural o el patrimonio arqueológico
que estén bajo su tenencia, cumpliendo las disposiciones que regulan la materia.
3. No efectuar una intervención de un bien de interés cultural salvo que se realice
con la supervisión de profesionales idóneos en la materia y con la autorización de
la autoridad que haya efectuado la declaratoria. Para el caso del patrimonio
arqueológico la intervención debe contar con la aprobación de la autorización de
intervención arqueológica otorgada por el Instituto Colombiano de Antropología e
Historia.
4. No realizar la intervención de un bien de interés cultural sin la autorización de la
entidad competente que haya efectuado dicha declaratoria; si el bien de interés
cultural es arqueológico, deberá cumplirse con los requisitos del numeral anterior.
5. Abstenerse de exportar de manera temporal o definitiva los bienes muebles de
interés cultural del ámbito nacional, incluido el patrimonio arqueológico, sin la
debida autorización de la autoridad que corresponda. Para el caso de los bienes
de interés cultural del ámbito territorial es necesaria la autorización de la entidad
territorial respectiva.
Parágrafo 1°. Ningún particular nacional o extranjero podrá abrogarse la titularidad
del patrimonio cultural inmaterial, ni afectar los derechos fundamentales, colectivos
y sociales de las personas y las comunidades en lo que respecta al acceso,
disfrute, goce o creación de dicho patrimonio.
Parágrafo 2°. Se reconoce el derecho de las igles ias y confesiones religiosas de
ser propietarias del patrimonio cultural que hayan creado, adquirido o que estén
bajo su legítima posesión, sin perjuicio de la obligación de mantenerlos y
protegerlos como corresponde bajo la asesoría de expertos en conservación o
restauración y los debidos permisos de las autoridades. Igualmente, deben
proteger la naturaleza y finalidad religiosa de los bienes, las cuales no podrán ser
obstaculizadas ni impedidas por su valor cultural.
El Ministerio de Cultura podrá supervisar y verificar su correcto uso y preservación,
y en caso de que un bien que sea patrimonio cultural no esté siendo bien utilizado
o preservado, podrá solicitar la aplicación inmediata de medidas para su correcto
uso o preservación, sin perjuicio de la aplicación de las medidas correctivas
pertinentes señaladas en este Código.
Parágrafo 3°. Por tratarse de bienes identificados como patrimonio cultural, de así
considerarlo el Ministerio de Cultura, las iglesias o confesiones religiosas deberán,
en las condiciones que señale el Gobierno nacional, facilitar su exhibición y
disfrute por parte de la ciudadanía.
Artículo 113. Uso de bienes de interés cultural. Las Asambleas
Departamentales, los Concejos Distritales y Concejos Municipales reglamentarán
las normas generales de uso de los bienes de interés cultural de su respectivo
territorio, de conformidad con lo dispuesto en las normas especializadas de orden
nacional sobre la materia y lo dispuesto en planes de ordenamiento territorial y en
las normas que lo desarrollen o complementen.
Artículo 114. Estímulos para la conservación. Las autoridades territoriales
podrán establecer estímulos adicionales a los de la nación, para que los
propietarios, administradores o tenedores de bienes de interés cultural los
conserven y faciliten el disfrute ciudadano, a las personas y organizaciones
ciudadanas que promuevan la difusión, protección, conservación y aumento del
patrimonio cultural.
Artículo 115. Comportamientos contrarios a la protección y conservación del
patrimonio cultural. Corregido por el art. 9, Decreto 555 de 2017. Además de lo
establecido en el artículo 15 de la Ley 397 de 1997 modificado por el artículo 10 de
la Ley 1185 de 2008, los siguientes comportamientos atentan contra el patrimonio
cultural y por lo tanto no deben efectuarse:
1. No dar aviso inmediato a las autoridades del hallazgo de bienes del patrimonio
arqueológico o no dar aviso sobre bienes de interés cultural y patrimonio cultural
adquiridos ilícitamente por terceros, de conformidad con las normas sobre la
materia.
2. Incumplir las disposiciones sobre conservación, preservación y uso de las áreas
e inmuebles de interés cultural de acuerdo con las leyes nacionales y los Planes
Especiales de Manejo y Protección (PEMP) aprobados por el Ministerio de Cultura
o la autoridad competente, normas que son de superior jerarquía a los Planes de
Ordenamiento Territorial.
3. Intervenir, en los términos establecidos por el numeral segundo del artículo 11
de la Ley 397 de 1997, modificado por el artículo 7° de la Ley 1185 de 2008, un
bien de interés cultural o patrimonio arquitectónico, sin la respectiva licencia o
autorización de la autoridad que hubiere efectuado la decl aratoria o sin la asesoría
en restauración de personal autorizado para ello.
4. Destruir, dañar, dar utilización ilícita o explotación ilegal a bienes materiales de
interés cultural.
5. Exportar bienes de interés cultural sin la autorización de la autoridad cultural
competente, sustraerlos, disimularlos u ocultarlos del control aduanero, o no
reimportarlos en el término establecido en la autorización de exportación temporal.
6. Llevar a cabo, permitir o facilitar exploraciones, excavaciones o cualquier tipo de
intervención de bienes arqueológicos sin la autorización requerida para ello.
7. Omitir o no llevar a cabo las acciones necesarias de adecuado mantenimiento
que le competan al poseedor, tenedor o propietario de un inmueble o mueble
declarado como Bien de Interés Cultural, de tal forma que esto lleve a un deterioro
de la estructura del inmueble y puesta en riesgo de los valores culturales,
históricos, arquitectónicos, arqueológicos, patrimoniales, culturales, urbanísticos o
paisajísticos del inmueble.
Parágrafo 1°. La autoridad de Policía que conozca la situación remitirá el caso a la
autoridad cultural que haya realizado la declaratoria de Bien de Interés Cultural, la
cual impondrá y ejecutará las medidas establecidas en las normas vigentes que
regulan la materia, las que las adicionen o modifiquen, y sus Decretos
Reglamentarios.
Parágrafo 2°. Frente a los comportamientos en que se vean involucrados bienes
arqueológicos, la autoridad de Policía que conozca de la situación remitirá el caso
al Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), que impondrá y
ejecutará las medidas establecidas en las normas vigentes que regulan la materia,
las que las adicionen o modifiquen, y sus decretos reglamentarios.
Parágrafo 3°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas, sin
perjuicio de las medidas establecidas en la normatividad específica:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 1
pedagógica de convivencia.
Numeral 2 Suspensión temporal de actividad.
Suspensión temporal de actividad y Multa General
Numeral 3
tipo 2.
Suspensión temporal de actividad, programa o
Numeral 4 actividad pedagógica de convivencia y multa
General tipo 4.
Decomiso; Suspensión temporal de actividad y
Numeral 5
Multa General tipo 2.
Suspensión temporal de actividad, programa o
Numeral 6 actividad pedagógica de convivencia y multa
General tipo 2.
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 7
actividad.
TÍTULO XIII
DE LA RELACIÓN CON LOS ANIMALES
CAPÍTULO I
Del respeto y cuidado de los animales
Artículo 116. Comportamientos que afectan a los animales en general. Los
siguientes comportamientos afectan a los animales en general y por lo tanto no
deben efectuarse. Su realización genera medidas correctivas:
1. Promover, participar y patrocinar actividades de apuestas en cualquier recinto,
en donde, de manera presencial, se involucren animales, con excepción a lo
previsto en la Ley 84 de 1989.
2. La venta, promoción y comercialización de animales domésticos en vía pública,
en municipios de más de cien mil (100.000) habitantes.
3. El que permita, en su calidad de propietario, poseedor, tenedor o cuidador que
los semovientes deambulen sin control en el espacio público.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
MEDIDA CORRECTIVA A APLIC AR DE
COMPORTAMIENTOS
MANERA GENERAL
Numeral 1 Multa General tipo 3
Numeral 2 Multa General tipo 3
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 3
pedagógica de convivencia
Parágrafo 2º. Lo anterior sin perjuicio de las disposiciones contenidas en la
Ley 1774 de 2016 y demás normas relacionadas con la protección animal y
prevención del maltrato a los animales.
Parágrafo 3°. Se prohíbe usar animales cautivos como blanco de tiro, con objetos
susceptibles de causarles daño o muerte con armas de cualquier clase,
exceptúese la casa deportiva.
CAPÍTULO II
Animales domésticos o mascotas
Artículo 117. Tenencia de animales domésticos o mascotas. Solo podrán
tenerse como mascotas los animales así autorizados por la normatividad vigente.
Para estos animales el ingreso o permanencia en cualquier lugar, se sujetará a la
reglamentación de los lugares públicos, abiertos al público o edificaciones
públicas.
En las zonas comunes de propiedades horizontales o conjuntos residenciales, los
ejemplares caninos deberán ir sujetos por medio de traílla y, en el caso de los
caninos potencialmente peligrosos, además irán provistos de bozal y el
correspondiente permiso, de conformidad con la ley.
Parágrafo 1º. Siempre se permitirá la presencia de ejemplares caninos que, como
guías, acompañen a su propietario o tenedor.
Parágrafo 2º. La permanencia de un animal doméstico o mascota se sujetará a la
reglamentación interna de las edificaciones públicas, que por su naturaleza así lo
requieran. Salvo por circunstancias extraordinarias que así lo ameriten, no se
podrá prohibir la permanencia de los mismos.
Artículo 118. Caninos y felinos domésticos o mascotas en el espacio
público. En el espacio público, en las vías públicas, en los lugares abiertos al
público, y en el transporte público en el que sea permitida su estancia, todos los
ejemplares caninos deberán ser sujetos por su correspondiente traílla y con bozal
debidamente ajustado en los casos señalados en la presente ley para los
ejemplares caninos potencialmente peligrosos y los felinos en maletines o con
collares especiales para su transporte.
Artículo 119. Albergues para animales domésticos o mascotas. En todos los
distritos o municipios se establecerá un lugar seguro, sea este un centro de
bienestar animal, coso municipal u hogar de paso público o privado, a donde se
llevarán los animales domésticos o mascotas que penetren predios ajenos o vague
por sitios públicos y se desconozca quién es el propietario o tenedor del mismo, y
que por su condición física o situación de riesgo ameriten la atención o su custodia
temporal. Si transcurridos treinta (30) días calendario, el animal no ha sido
reclamado por su propietario o tenedor, las autoridades lo declararán en estado de
abandono y procederán a promover su adopción o, como última medida, su
entrega a cualquier título.
Artículo 120. Adopción o entrega a cualquier título. Las autoridades
municipales promoverán la adopción, o, como última medida, su entrega a
cualquier título de los animales domésticos o mascotas declaradas en estado de
abandono, siempre y cuando estos no representen peligro para la comunidad y
serán esterilizados previamente antes de su entrega.
Será un veterinario, preferiblemente etólogo, el que determine cuando un animal
representa un peligro para la comunidad y el tratamiento a seguir.
Artículo 121. Información. Es deber de la Alcaldía Distrital o Municipal establecer
un mecanismo para informar de manera suficiente a la ciudadanía el lugar a donde
se llevan los animales que sean sorprendidos en predios ajenos o vagando en el
espacio público y establecer un sistema donde se pueda solicitar información y
buscar los animales en caso de extravío. La administración distrital o municipal
podrá establecer una tarifa diaria de público conocimiento, correspondiente al
costo del cuidado y alimentación temporal del animal. En las ciudades capitales y
en municipios con población mayor a cien mil habitantes deberá además
establecerse un vínculo o un sitio en la página web de la Alcaldía en donde se
registre la fotografía de cada animal encontrado para facilitar su búsqueda. La
entrega de dichos animales s erá reglamentada por la Administración Municipal
correspondiente.
La información publicada en la página web cumplirá con el estándar dispuesto por
el Ministerio de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, de datos
abiertos y de lenguaje para el intercambio de la misma.
Artículo 122. Estancia de caninos o felinos domésticos o mascotas en zonas
de recreo. Los concejos distritales y municipales, mediante acuerdos, regularán el
ingreso de caninos o felinos domésticos o mascotas a las zonas de juegos
infantiles ubicados en las plazas y parques del área de su jurisdicción.
Artículo 123. Transporte de mascotas en medios de transporte público. Los
alcaldes distritales o municipales reglamentarán las condiciones y requisitos para
el transporte de mascotas en los medios de transporte público, con observación de
las condiciones de salubridad, seguridad, comodidad y tranquilidad.
CAPÍTULO III
De la Convivencia de las Personas con Animales
Artículo 124. Comportamientos que ponen en riesgo la convivencia por la
tenencia de animales. Los siguientes comportamientos ponen en riesgo la
convivencia por la tenencia de animales y por lo tanto no deben efectuarse:
1. Dejar deambular semoviente, animales feroces o dañinos, en espacio público y
privado, lugar abierto al público, o medio de transporte público, sin las debidas
medidas de seguridad.
2. Impedir el ingreso o permanencia de perros lazarillos que, como guías,
acompañen a su propietario o tenedor, en lugares públicos, abiertos al público,
sistemas de transporte masivo, colectivo o individual o en edificaciones públicas o
privadas.
3. Omitir la recogida de los excrementos de los animales, por parte de sus
tenedores o propietarios, o dejarlos abandonados después de recogidos, cuando
ello ocurra en el espacio público o en áreas comunes.
4. Trasladar un canino de raza potencialmente peligrosa en el espacio público,
zonas comunes o en los lugares abiertos al público o en el transporte público en
que sea permitida su estancia, sin bozal, trailla o demás implementos establecidos
por las normas vigentes.
5. Incumplir las disposiciones para el albergue de animales.
6. Incumplir la normatividad vigente de impo rtación, registro, posesión, compra,
venta, traspaso, donación o cualquier cesión del derecho de propiedad sobre
animal clasificado como potencialmente peligroso en la ley.
7. Tolerar, permitir o inducir por acción u omisión el que un animal ataque a una
persona, a un animal o a bienes de terceros.
8. Entrenar ejemplares caninos para su participación en peleas como espectáculo,
para la agresión de las personas, a las cosas u otros animales o establecer
asociaciones caninas orientadas para este fin.
9. Permitir que animales o mascotas esparzan, parcial o totalmente, en el espacio
público o zonas comunes, el contenido de las bolsas y recipientes para la basura,
una vez puestas para su recolección.
Parágrafo 1°. Lo dispuesto en el presente artículo no aplica para los animales
utilizados en la prestación de los servicios de vigilancia privada y en labores de
seguridad propias de la fuerza pública, cuyo manejo se regirá por las normas
especiales sobre la materia.
Parágrafo 2°. A quien incurra en uno o más de los comportamientos señalados en
el presente artículo, se le aplicarán las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 2
Numeral 2 Multa General tipo 2
Numeral 3 Multa General tipo 1
Numeral 4 Multa General tipo 2
Numeral 5 Multa General tipo 2
Numeral 6 Multa General tipo 2
Numeral 7 Multa General tipo 4
Numeral 8 Multa General tipo 4
Numeral 9 Multa General tipo 1
Parágrafo 3°. Lo anterior sin perjuicio de las disposiciones contenidas en la Ley
1774 de 2016 y demás normas relacionadas con la protección animal y prevención
del maltrato a los animales.
Artículo 125. Prohibición de peleas caninas. Las peleas de ejemplares caninos
como espectáculo quedan prohibidas en todo el territorio nacional.
CAPÍTULO IV
Ejemplares caninos potencialmente peligrosos
Artículo 126. Ejemplares caninos potencialmente peligrosos. Se consideran
ejemplares caninos potencialmente peligrosos aquellos que presenten una o más
de las siguientes características:
1. Caninos que han tenido episodios de agresiones a personas; o le hayan
causado la muerte a otros perros.
2. Caninos que han sido adiestrados para el ataque y la defensa.
3. Caninos que pertenecen a una de las siguientes razas o a sus cruces o híbridos:
American Staffordshire Terrier, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Dogo de
Burdeos, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, Bull Terrier, Pit Bull Terrier, American
Pit Bull Terrier, de presa canario, Rottweiler, Staffordshire Terrier, Tosa Japonés y
aquellas nuevas razas o mezclas de razas que el Gobierno nacional determine.
Artículo 127. Responsabilidad del propietario o tenedor de caninos
potencialmente peligrosos. El propietario o tenedor de un canino potencialmente
peligroso, asume la total responsabilidad por los daños y perjuicios que ocasione a
las personas, a los bienes, a las vías y espacios públicos y al medio natural, en
general.
Parágrafo. El Gobierno reglamentará en un término de seis (6) meses lo
relacionado con la expedición de las pólizas de responsabilidad civil
extracontractual que cubrirán este tipo de contingencias.
Artículo 128. Registro de los ejemplares potencialmente peligrosos. Las
categorías señaladas en los artículos anteriores de este capítulo, deben ser
registrados en el censo de caninos potencialmente peligrosos que se establecerá
en las alcaldías, para obtener el respectivo permiso. En este registro debe constar
necesariamente:
1. Nombre del ejemplar canino.
2. Identificación y lugar de ubicación de su propietario.
3. Una descripción que contemple las características fenotípicas del ejemplar que
hagan posible su identificación.
4. El lugar habitual de residencia del animal, con la especificación de si está
destinado a convivir con los seres humanos o si será destinado a la guarda,
protección u otra tarea específica. Para proceder al registro del animal, su
propietario debe aportar póliza de responsabilidad civil extracontractual, la que
cubrirá la indemnización de los perjuicios patrimoniales que dichos ejemplares
ocasionen a personas, bienes, o demás animales; así como el registro de vacunas
del ejemplar, y certificado de sanidad vigente, expedido por la Secretaría de Salud
del municipio. Será obligatorio renovar el registro anualmente, para lo cual se
deberán acreditar los requisitos establecidos para la primera vez. En este registro
se anotarán también las multas o medidas correctivas que tengan lugar, y los
incidentes de ataque en que se involucre el animal. Una vez registrado el ejemplar,
la autoridad distrital, municipal o local delegada, expedirá el respectivo permiso
para poseer esta clase de perros. Este permiso podrá ser requerido en cualquier
momento por las autoridades de Policía respectivas.
Parágrafo. El propietario que se abstenga de adquirir la póliza de responsabilidad
civil extracontractual, acarreará con todos los gastos para indemnizar
integralmente al (los) afectado(s) por los perjuicios que ocasione el ejemplar, sin
perjuicio de las sanciones que establezca la ley.
Artículo 129. Control de caninos potencialmente peligrosos en zonas
comunales. En los conjuntos cerrados, urbanizaciones y edificios con régimen de
propiedad horizontal, podrá prohibirse la permanencia de ejemplares caninos
potencialmente peligrosos, a solicitud de cualquiera de los copropietarios o
residentes y por decisión calificada de tres cuartas partes de las asambleas o de
las juntas directivas de la copropiedad.
Artículo 130. Albergues para caninos potencialmente peligrosos. Las
instalaciones de albergues para los ejemplares de razas potencialmente
peligrosas, deben tener las siguientes ca racterísticas: las paredes y vallas ser
suficientemente altas y consistentes y estar fijadas a fin de soportar el peso y la
presión del animal; puertas de las instalaciones resistentes y efectivas como el
resto del contorno y con un diseño que evite que los animales puedan desencajar
o abrir ellos mismos los mecanismos de seguridad. El recinto estará
convenientemente señalizado con la advertencia que hay un perro peligroso en el
lugar.
Artículo 131. Cesión de la propiedad de caninos potencialmente
peligrosos. Toda compra, venta, traspaso, donación o cualquier cesión del
derecho de propiedad, sobre el ejemplar canino clasificado como potencialmente
peligroso, se anotará en el registro del censo de caninos potencialmente
peligrosos, y en caso de cambio de distrito, municipio o localidad del ejemplar se
inscribirá nuevamente donde se ubique la nueva estancia, con la copia del registro
anterior.
Artículo 132. Prohibición de la importación y crianza de caninos
potencialmente peligrosos. Dado su nivel de peligrosidad, se prohíbe la
importación de ejemplares caninos de las razas Staffordshire terrier, American
Staffordshire terrier, Bull Terrier, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, o de
caninos producto de cruces o híbridos de estas razas, así como el establecimiento
de centros de crianza de esta clase de ejemplares caninos en el territorio nacional.
Parágrafo. Lo dispuesto en el presente artículo no aplica para los animales
utilizados en la prestación de los servicios de vigilancia privada y en labores de
seguridad propias de la fuerza pública, cuyo manejo se regirá por las normas
especiales sobre la materia.
Artículo 133. Tasas del registro de caninos potencialmente
peligrosos. Autorízase a los municipios para definir las tasas que se cobrarán a
los propietarios por el registro en el censo de caninos potencialmente peligrosos, la
expedición del permiso correspondiente, así como las condiciones por las cuales
se suspenda o cancele el permiso para poseer ejemplares caninos potencialmente
peligrosos.
Artículo 134. Comportamientos en la tenencia de caninos potencialmente
peligrosos que afectan la seguridad de las personas y la convivencia. Los
siguientes comportamientos ponen en riesgo la seguridad de las personas y la
convivencia por la tenencia de caninos potencialmente peligrosos y por lo tanto no
deben efectuarse:
1. Dejar deambular caninos potencialmente peligrosos en espacio público y
privado, lugar abierto al público, o medio de transporte público.
2. Trasladar un ejemplar canino potencialmente peligroso en el espacio público,
zonas comunes o en los lugares abiertos al público o en el transporte público en
que sea permitida su estancia, sin bozal, trailla o demás implementos establecidos
por las normas vigentes.
3. Incumplir las disposiciones establecidas para el albergue de caninos
potencialmente peligrosos.
4. Importar o establecer centros de crianza de razas de caninos potencialmente
peligrosos sin estar autorizado para ello.
5. Incumplir la normatividad vigente de registro, posesión, compra, venta, traspaso,
donación o cualquier cesión del derecho de propiedad sobre caninos
potencialmente peligrosos.
6. Permitir a niños, niñas o adolescentes la posesión, tenencia o transporte de
ejemplares caninos potencialmente peligrosos.
7. Permitir tener o transportar ejemplares caninos potencialmente peligrosos a
personas que tengan limitaciones físicas o sensoriales que les impidan el control
del animal.
8. Tener o transportar caninos potencialmente peligrosos estando en estado de
embriaguez o bajo el influjo de sustancias psicoactivas.
9. No contar con póliza de responsabilidad civil extracontractual por la propiedad o
tenencia de ejemplares caninos potencialmente peligrosos, una vez el Gobierno
nacional expida la reglamentación sobre la materia.
Parágrafo 1°. A quien incurra en uno o más de los comportamientos señalados en
el presente artículo, se le aplicarán las siguientes medidas correctivas:
MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR DE
COMPORTAMIENTOS
MANERA GENERAL
Numeral 1 Multa General tipo 2
Numeral 2 Multa General tipo 2
Numeral 3 Multa General tipo 4
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de la
Numeral 4
actividad
Numeral 5 Multa General tipo 4
Numeral 6 Multa General tipo 2
Numeral 7 Multa General tipo 2
Numeral 8 Multa General tipo 2
Numeral 9 Multa General tipo 4
Parágrafo 2°. Si un ejemplar canino potencialmente peligroso ataca a otra
mascota, su propietario será sancionado por la autoridad municipal competente
con Multa General tipo 3 y estará obligado a pagar por todos los daños causados a
la mascota. Si el animal es reincidente se procederá al decomiso, siendo un
veterinario, preferiblemente etólogo, el que determine el tratamiento a seguir.
Parágrafo 3°. Si un ejemplar canino potencialmente peligroso ataca a una persona
infligiéndole lesiones permanentes de cualquier tipo, su propietario será
sancionado por la autoridad municipal competente con Multa General tipo 4 y
estará obligado a pagar por todos los daños causados a la persona. Si el animal es
reincidente se procederá al decomiso, siendo un veterinario, preferiblemente
etólogo, el que determine el tratamiento a seguir.
Parágrafo 4°. Lo anterior sin perjuicio de las disposiciones contenidas en la
Ley 1774 de 2016 y demás normas relacionadas con la protección animal y
prevención del maltrato a los animales.
TÍTULO XIV
DEL URBANISMO
CAPÍTULO I
Comportamientos que afectan la integridad urbanística
Artículo 135. Comportamientos contrarios a la integridad
urbanística. Corregido por el art. 10, Decreto 555 de 2017. Los siguientes
comportamientos, relacionados con bienes inmuebles de particulares, bienes
fiscales, bienes de uso público y el espacio público, son contrarios a la convivencia
pues afectan la integridad urbanística y por lo tanto no deben realizarse, según la
modalidad señalada:
A) Parcelar, urbanizar, demoler, intervenir o construir:
1. En áreas protegidas o afectadas por el plan vial o de infraestructura de servicios
públicos domiciliarios, y las destinadas a equipamientos públicos.
2. Con desconocimiento a lo preceptuado en la licencia.
3. En bienes de uso público y terrenos afectados al espacio público.
4. En terrenos aptos para estas actuaciones, sin licencia o cuando esta hubiere
caducado;
B) Actuaciones en los inmuebles declarados de conservación e interés cultural,
histórico, urbanístico, paisajístico y arquitectónico:
5. Demoler sin previa autorización o licencia.
6. Intervenir o modificar sin la licencia.
7. Incumplir las obligaciones para su adecuada conservación.
8. Realizar acciones que puedan generar impactos negativos en el bien de interés
cultural, tales como intervenciones estructurales, arquitectónicas, adecuaciones
funcionales, intervenciones en las zonas de influencia y/o en los contextos del
inmueble que puedan afectar las características y los valores culturales por los
cuales los inmuebles se declararon como bien de interés cultural;
C) Usar o destinar un inmueble a:
9. Uso diferente al señalado en la licencia de construcción.
10. Ubicación diferente a la señalada en la licencia de construcción.
11. Contravenir los usos específicos del suelo.
12. Facilitar, en cualquier clase de inmueble, el desarrollo de usos o destinaciones
del suelo no autorizados en licencia de construcción o con desconocimiento de las
normas urbanísticas sobre usos específicos;
D) Incumplir cualquiera de las siguientes obligaciones:
13. Destinar un lugar al interior de la construcción para guardar materiales,
maquinaria, escombros o residuos y no ocupar con ellos, ni siquiera de manera
temporal, el andén, las vías o e spacios públicos circundantes.
14. Proveer de unidades sanitarias provisionales para el personal que labora y
visita la obra y adoptar las medidas requeridas para mantenerlas aseadas, salvo
que exista una solución viable, cómoda e higiénica en el área.
15. Instalar protecciones o elementos especiales en los frentes y costados de la
obra y señalización, semáforos o luces nocturnas para la seguridad de quienes se
movilizan por el lugar y evitar accidentes o incomodidades.
16. Limpiar las llantas de los vehículos que salen de la obra para evitar que se
arroje barro o cemento en el espacio público.
17. Limpiar el material, cemento y los residuos de la obra, de manera inmediata,
cuando caigan en el espacio público.
18. Retirar los andamios, barreras, escombros y residuos de cualquier clase una
vez terminada la obra, cuando esta se suspenda por más de dos (2) meses, o
cuando sea necesario por seguridad de la misma.
19. Exigir a quienes trabajan y visitan la obra, el uso de cascos e implementos de
seguridad industrial y contar con el equipo necesario para prevenir y controlar
incendios o atender emergencias de acuerdo con esta ley.
20. Tomar las medidas necesarias para evitar la emisión de partículas en
suspensión, provenientes de materi ales de construcción, demolición o desecho,
de conformidad con las leyes vigentes.
21. Aislar completamente las obras de construcción que se desarrollen aledañas a
canales o fuentes de agua, para evitar la contaminación del agua con materiales e
implementar las acciones de prevención y mitigación que disponga la autoridad
ambiental respectiva.
22. Reparar los daños o averías que en razón de la obra se realicen en el andén,
las vías, espacios y redes de servicios públicos.
23. Reparar los daños, averías o perjuicios causados a bienes colindantes o
cercanos.
24. Demoler, construir o reparar obras en el horario comprendido entre las 6 de la
tarde y las 8 de la mañana, como también los días festivos, en zonas
residenciales.
Parágrafo 1°. Cuando se trate de construcciones en terrenos no aptos o sin previa
licencia, se impondrán de inmediato la medida de suspensión de construcción o
demolición, y se solicitará a las empresas de servicios públicos domiciliarios la
suspensión de los servicios correspondientes si no hubiese habitación.
Parágrafo 2°. Cuando se realice actuación urbanística sin previa licencia en
predios aptos para estos menesteres, sin perjuicio de la medida de multa y de la
suspensión temporal de la obra, se concederá un término de sesenta (60) días
para que el infractor solicite el reconocimiento de la construcción ante la autoridad
compete nte del distrito o municipio; si pasado este término no presenta licencia de
reconocimiento, no podrá reanudar la obra y se duplicará el valor de la multa
impuesta.
Parágrafo 3°. Las reparaciones locativas no requieren licencia o autorización; en
el caso de bienes de interés cultural las reparaciones locativas no requieren
licencia o autorización siempre y cuando estas correspondan a las enunciadas en
el artículo 26 de la Resolución número 0983 de 2010 emanada por el Ministerio de
Cultura o la norma que la modifique o sustituya.
Parágrafo 4°. En el caso de demolición o intervención de los bienes de interés
cultural, de uno colindante, uno ubicado en su área de influencia o un bien
arqueológico, previo a la expedición de la licencia, se deberá solicitar la
autorización de intervención de la autoridad competente.
Parágrafo 5°. Cuando el infractor incumple la orden de demolición, mantenimiento
o reconstrucción, una vez agotados todos los medios de ejecución posibles, la
administración realizará la actuación urbanística omitida a costa del infractor.
Parágrafo 6º. Para los casos que se generen con base en los numerales 5 al 8, la
autoridad de Policía deberá tomar las medidas correctivas necesarias para hacer
cesar la afectación al bien de Interés Cultural y remitir el caso a la autoridad
cultural que lo declaró como tal, para que esta tome y ejecute las medidas
correctivas pertinentes de acuerdo al procedimiento y medidas establecidas en la
Ley 397 de 1997 modificada por la Ley 1185 de 2008. La medida correctiva
aplicada por la autoridad de Policía se mantendrá hasta tanto la autoridad cultural
competente resuelva de fondo el asunto.
Parágrafo 7°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDAS CORRECTIVAS A APLICAR
Multa especial por infracción urbanística;
Numeral 1
Demolición de obra; Construcción, cerramiento,
COMPORTAMIENTOS MEDIDAS CORRECTIVAS A APLICAR
reparación o mantenimiento de inmueble;
Remoción de muebles
Multa especial por infracción urbanística;
Demolición de obra; Construcción, cerramiento,
Numeral 2
reparación o mantenimiento de inmueble;
Remoción de muebles
Multa especial por infracción urbanística;
Demolición de obra; Construcción, cerramiento,
Numeral 3
reparación o mantenimiento de inmueble;
Remoción de muebles.
Multa especial por infracción urbanística;
Demolición de obra; Construcción, cerramiento,
Numeral 4
reparación o mantenimiento de inmueble;
Remoción de muebles.
Multa especial por infracción urbanística;
Numeral 5
Suspensión temporal de actividad
Multa especial por infracción urbanística;
Numeral 6
Suspensión temporal de Actividad;
Multa especial por infracción urbanística;
Numeral 7
Suspensión temporal de actividad
Multa especial por infracción urbanística;
Numeral 8
Suspensión temporal de la actividad
Multa especial por infracción ur banística;
Numeral 9
Suspensión definitiva de la actividad
Multa especial por infracción urbanística;
Numeral 10
Suspensión definitiva de la actividad
Multa especial por infracción urbanística
Numeral 11
Suspensión definitiva de la actividad
Multa especial por infracción urbanística;
Numeral 12 Demolición de obra; Construcción, cerramiento,
reparación o mantenimiento de inmueble
Numeral 13 Suspensión de construcción o demolición
Numeral 14 Suspensión de construcción
Numeral 15 Suspensión de construcción
Numeral 16 Suspensión de construcción
Numeral 17 Suspensión de construcción
Numeral 18 Suspensión de construcción; Remoción de bienes
Numeral 19 Suspensión de construcción
Numeral 20 Suspensión de construcción
Numeral 21 Suspensión de construcción
Suspensión de construcción o demolición;
Numeral 22 Reparación de daños materiales de muebles;
Reparación de daños materiales por perturbación a
COMPORTAMIENTOS MEDIDAS CORRECTIVAS A APLICAR
la posesión y tenencia de inmuebles.
Suspensión de construcción o demolición;
Reparación de daños materiales de muebles;
Numeral 23
Reparación de daños materiales por perturbación a
la posesión y tenencia de inmuebles.
Numeral 24 Suspensión de construcción
Artículo 136. Causales de agravación. Tiene el carácter de grave toda infracción
urbanística contemplada en el presente Código, que genere impactos ambientales
no mitigables o el deterioro irreparable de los recursos naturales o del patrimonio
natural, urbanístico, arquitectónico, arqueológico y cultural. También tiene ese
carácter, la repetición en la infracción de normas urbanísticas estructurales del
plan de ordenamiento territorial o el incumplimiento de la orden de suspensión y
sellamiento de la obra.
Artículo 137. Principio de favorabilidad. Las infracciones urbanísticas que no
hayan originado actos administrativos en firme, a la fecha de expedición de este
Código, se decidirán con base en estas normas, en cuanto sean más favorables
para el infractor.
Las multas se tasarán en salarios mínimos legales mensuales o diarios vigentes, a
la fecha de ocurrencia de los hechos que motivaron la imposición de la misma.
En cualquiera de los eventos de infracción urbanística, si el presunto infractor
probare el restablecimiento del orden urbanístico, antes de que la declaratoria de
infractor quede en firme, no habrá lugar a la imposición de multas.
Artículo 138. Caducidad de la acción. El ejercicio de la función policial de control
urbanístico, caducará en tres (3) años sólo cuando se trate de: parcelar, urbanizar,
intervenir y construir en terrenos aptos para estas actuaciones.
CAPÍTULO II
Del cuidado e integridad del espacio público
Artículo 139. Definición del espacio público. Es el conjunto de muebles e
inmuebles públicos, bienes de uso público, bienes fiscales, áreas protegidas y de
especial importancia ecológica y los elementos arquitectónicos y naturales de los
inmuebles privados, destinados por su naturaleza, usos o afectación, a la
satisfacción de necesidades colectivas que trascienden los límites de los intereses
individuales de todas las personas en el territorio nacional.
Constituyen espacio público: el subsuelo, el espectro electromagnético, las áreas
requeridas para la circulación peatonal, en bicicleta y vehicular; la recreación
pública, activa o pasiva; las franjas de retiro de las edificaciones sobre las vías y
aislamientos de las edificaciones, fuentes de agua, humedales, rondas de los
cuerpos de agua, parques, plazas, zonas verdes y similares; las instalaciones o
redes de conducción de los servicios públicos básicos; las instalaciones y los
elementos constitutivos del amoblamiento urbano en todas sus expresiones; las
obras de interés público y los elementos históricos, culturales, religiosos,
recreativos, paisajísticos y artísticos; los terrenos necesarios para la preservación
y conservación de las playas marinas y fluviales; los terrenos necesarios de
bajamar, así como sus elementos vegetativos, arenas, corales y bosques nativos,
legalmente protegidos; la zona de seguridad y protección de la vía férrea; las
estructuras de transporte masivo y, en general, todas las zonas existentes y
debidamente afectadas por el interés colectivo manifiesto y conveniente y que
constituyen, por consiguiente, zonas para el uso o el disfrute colectivo.
Parágrafo 1°. Para efectos de este Código se entiende por bienes fiscales,
además de los enunciados por el artículo 674 del Código Civil, los de propiedad de
entidades de derecho público, cuyo uso generalmente no pertenece a todos los
habitantes y sirven como medios necesarios para la prestación de las funciones y
los servicios públicos, tales como los edificios, granjas experimentales, lotes de
terreno destinados a obras de infraestructura dirigidas a la instalación o dotación
de servicios públicos y los baldíos destinados a la explotación económica.
Parágrafo 2°. Para efectos de este Código se entiende por bienes de uso público
los que permanentemente están al uso, goce, disfrute de todos los habitantes de
un territorio, como por ejemplo los parques, caminos o vías públicas y las aguas
que corren.
Artículo 140. Comportamientos contrarios al cuidado e integridad del espacio
público. Corregido por el art. 11, Decreto 555 de 2017. Los siguientes
comportamientos son contrarios al cuidado e integridad del espacio público y por lo
tanto no deben efectuarse:
1. Omitir el cuidado y mejoramiento de las áreas públicas mediante el
mantenimiento, aseo y enlucimiento de las fachadas, jardines y antejardines de las
viviendas y edificaciones de uso privado.
2. Realizar obras de construcción o remodelación en las vías vehiculares o
peatonales, en parques, espacios públicos, corredores de transporte público, o
similares, sin la debida autorización de la autoridad competente.
3. Alterar, remover, dañar o destruir el mobiliario urbano o rural tales como
semáforos, señalización vial, teléfonos públicos, hidrantes, estaciones de
transporte, faroles o elementos de iluminación, bancas o cestas de basura.
4. Ocupar el espacio público en violación de las normas vigentes.
5. Ensuciar, dañar o hacer un uso indebido o abusivo de los bienes fiscales o de
uso público o contrariar los reglamentos o manuales pertinentes.
6. Promover o facilitar el uso u ocupación del espacio público en violación de las
normas y jurisprudencia constitucional vigente.
7. Consumir bebidas alcohólicas, sustancias psicoactivas o prohibidas en estadios,
coliseos, centros deportivos, parques, hospitales, centros de salud y en general, en
el espacio público, excepto en las actividades autorizadas por la autoridad
competente.
8. Portar sustancias prohibidas en el espacio público.
9. Escribir o fijar en lugar público o abierto al público, postes, fachadas,
antejardines, muros, paredes, elementos físicos naturales, tales como piedras y
troncos de árbol, de propiedades públicas o privadas, leyendas, dibujos, grafitis,
sin el debido permiso, cuando este se requiera o incumpliendo la normatividad
vigente.
10. Drenar o verter aguas residuales al espacio público, en sectores que cuentan
con el servicio de alcantarillado de aguas servidas y en caso de no contar con
este, hacerlo incumpliendo la indicación de las autoridades.
11. Realizar necesidades fisiológicas en el espacio público.
12. Fijar en espacio público propaganda, avisos o pasacalles, pancartas,
pendones, vallas o banderolas, sin el debido permiso o incumpliendo las
condiciones establecidas en la normatividad vigente.
Parágrafo 1°. Las empresas de servicios públicos pueden ocupar de manera
temporal el espacio público para la instalación o mantenimiento de redes y
equipamientos, con el respeto de las calidades ambientales y paisajísticas del
lugar, y la respectiva licencia de intervención expedida por la autoridad
competente.
Parágrafo 2°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR DE
COMPORTAMIENTOS
MANERA GENERAL
Construcción, cerramiento, reparación o
Numeral 1
mantenimiento de inmueble.
Numeral 2 Multa General tipo 3.
Multa General tipo 4; Reparación de daños
Numeral 3 materiales de muebles; Construcción, cerramiento,
reparación o mantenimiento de inmuebles;
Numeral 4 Multa General tipo 1.
Multa General tipo 3; Reparación de daños
materiales de muebles o inmuebles; Construcción,
Numeral 5
cerramiento, reparación o mantenimiento de
inmueble.
Numeral 6 Multa General tipo 4; Remoción de bienes
Multa General tipo 2; Destrucción de bien.
Participación en programa comunitario o actividad
pedagógica de convivencia y remisión a los
Numeral 7
Centros de Atención en Drogadicción (CAD) y
Servicios de Farmaco dependencia a que se
refiere la Ley 1566 de 2012.
Numeral 8 Multa General tipo 2; Destrucción de bien.
Multa General tipo 2; Reparación de daños
materiales de muebles o inmuebles; Construcción,
Numeral 9
cerramiento, reparación o mantenimiento de
inmueble.
Numeral 10 Multa General tipo 4.
Multa General tipo 4; Programa o actividad
Numeral 11
pedagógica de convivencia.
Multa especial por contaminación visual;
Reparación de daños materiales de muebles o
Numeral 12 inmuebles; Construcción, cerramiento, reparación
o mantenimiento de inmueble; Remoción de
bienes; Destrucción de bien.
Parágrafo 3°. Cuando el comportamiento de ocupación indebida del espacio
público a que se refiere el numeral 4 del presente artículo, se realice dos (2) veces
o más, se impondrá, además de la medida correctiva prevista en el parágrafo
anterior, el decomiso o la destrucción del bien con que se incurra en tal ocupación.
Parágrafo 4°. En relación con el numeral 9 del presente artículo bajo ninguna
circunstancia el ejercicio del grafiti, justificará por sí solo, el uso de la fuerza, ni la
incautación de los instrumentos para su realización.
TÍTULO XV
DE LA LIBERTAD DE MOVILIDAD Y CIRCULACIÓN
CAPÍTULO I
Circulación y derecho de vía
Artículo 141. Derecho de vía de peatones y ciclistas. La presencia de peatones
y ciclistas en las vías y zonas para ellos diseñadas, les otorgarán prelación,
excepto sobre vías férreas, autopistas y vías arterias, de conformidad con lo
establecido en el artículo 105 de la Ley 769 de 2002. En todo caso, los peatones y
ciclistas deben respetar las señales de tránsito. Las autoridades velarán por
sistemas de movilidad multimodal que privilegien el interés general y el ambiente.
En razón a este derecho de vía preferente, los demás vehículos respetarán al
ciclista. Serán por tanto especialmente cuidadosos y atentos frente a su
desplazamiento, evitarán cualquier acción que implique arrinconar u obstaculizar
su movilidad, y le darán prelación en los cruces viales.
CAPÍTULO II
De la movilidad de los peatones y en bicicleta
Artículo 142. Ciclorrutas y carriles exclusivos para bicicletas. Los alcaldes
distritales o municipales promoverán el uso de medios alternativos de transporte
que permitan la movilidad, estableciendo un sistema de ciclo rutas y carriles
exclusivos de bicicletas, como una alternativa permanente de movilidad urbana o
rural teniendo en cuenta en especial los corredores más utilizados en el origen y
destino diario de los habitantes del municipio.
Artículo 143. Reglamentación de ciclorrutas y carriles exclusivos para
bicicletas. Los alcaldes distritales y municipales podrán reglamentar el uso de
ciclo rutas y carriles exclusivos para bicicletas, en su jurisdicción. En los casos de
municipios que conurben, los alcaldes podrán acordar una reglamentación
conjunta para el desplazamiento entre los respectivos municipios.
Artículo 144. Comportamientos contrarios a la convivencia en ciclorrutas y
carriles exclusivos para bicicletas por parte de los no usuarios de
bicicletas. Los siguientes comportamientos por parte de los no usuarios de
bicicletas afectan la vida e integridad de los usuarios y por lo tanto no deben
efectuarse:
1. Obstruir por cualquier medio la ciclo ruta o carril exclusivo para las bicicletas.
2. Arrinconar, obstruir, o dificultar la libre movilidad del usuario de bicicleta.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR DE
COMPORTAMIENTOS
MANERA GENERAL
Numeral 1 Multa general tipo 1; Remoción de bienes
Numeral 2 Multa general tipo 1; Remoción de bienes
Artículo 145. Disposición de las bicicletas inmovilizadas. Si pasados seis (6)
meses sin que el propietario o poseedor haya retirado la bicicleta de los patios y no
haya subsanado la causa que dio origen a la inmovilización y no esté a paz y salvo
con la obligación generada por servicios de parqueadero, la autoridad de tránsito
respectiva, podrá mediante acto administrativo declarar el abandono de las
bicicletas inmovilizadas. Acto administrativo que deberá garantizar el derecho a la
defensa, conforme a lo establecido en las normas del Código de Procedimiento
Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.
CAPÍTULO III
Convivencia en los Sistemas de Transporte Motorizados
Artículo 146. Comportamientos contrarios a la convivencia en los sistemas
de transporte motorizados o servicio público de transporte masivo de
pasajeros. Los siguientes comportamientos son contrarios a la convivencia en los
sistemas de transporte público colectivo e individual de pasajeros y por lo tanto no
deben efectuarse:
1. Realizar o permitir el control informal de los tiempos durante el rodamiento del
vehículo, mientras se encuentran estos en circulación.
2. Impedir el ingreso o salida prioritaria a mujer embarazada, adulto mayor,
persona con niños o niñas, o personas con discapacidad.
3. Transportar mascotas en vehículos de transporte público incumpliendo la
reglamentación establecida para tales efectos por la autoridad competente.
4. Irrespetar la enumeración y los turnos establecidos en estos medios, así como
el sistema de sillas preferenciales, y no ceder el lugar a otra persona por su
condición vulnerable .
5. Agredir, empujar o irrespetar a las demás personas durante el acceso,
permanencia o salida de estos.
6. Consumir alimentos, bebidas o derivados del tabaco o sustancias cuando estén
prohibidas.
7. Evadir el pago de la tarifa, validación, tiquete o medios que utilicen los usuarios
para acceder a la prestación del servicio esencial de transporte público de
pasajeros, en cualquiera de sus modalidades.
8. Destruir, obstruir, alterar o dañar los sistemas de alarma o emergencia de los
vehículos destinados al transporte público o sus señales indicativas.
9. Obstaculizar o impedir la movilidad o el flujo de usuarios en estos sistemas.
10. Poner en peligro la seguridad operacional de los sistemas de transporte
masivo, colectivo o individual, aéreo, fluvial o terrestre, con los siguientes
comportamientos:
a) Operar durante el vuelo o sus fases preparatorias, teléfonos móviles, radios
transmisores o receptores portátiles, computadoras y demás equipos electrónicos,
que puedan interferir con los sistemas de vuelo, comunicaciones o navegación
aérea, contrariando las indicaciones de la tripulación;
b) Transitar, sin autorización de la autoridad aeronáutica, por las pistas de los
aeropuertos, rampas o calles de rodaje;
c) Introducir, sin autorización de las autoridades aeronáuticas, bienes muebles a
las pistas, rampas o calles de rodaje de los aeropuertos;
d) Operar, sin autorización de la autoridad aeronáutica, vehículos aéreos
ultralivianos en aeropuertos controlados, parapentes, aeromodelos, paracaídas,
cometas tripuladas o no, y demás artefactos de aviación deportiva cerca de las
cabeceras de las pistas o dentro de sus zonas de aproximación;
e) Sustraer, o hacer mal uso de los chalecos salvavidas y demás equipos para la
atención en los sistemas de transporte público;
f) Resistirse a los procesos de seguridad en los filtros de los sistemas de
transporte público;
g) Introducir al medio de transporte cualquier sustancia o elemento que pueda
poner en peligro la salud de los tripulantes y demás pasajeros;
h) Contravenir las obligaciones que se determinen en los reglamentos y/o
manuales de uso y operación, que establezcan las autoridades encargadas al
respecto;
11. Perturbar en los medios de transporte públicos, la tranquilidad de los demás
ocupantes mediante cualquier acto molesto;
12. Ingresar y salir de las estaciones o portales por sitios distintos a las puertas
designadas para el efecto.
13. Alterar, manipular, deteriorar, destruir o forzar, las puertas de las estaciones o
de los buses articulados, metro, tranvía, vehículo férreo, cable aéreo, o de los
diferentes medios de transporte de los sistemas de servicio público urbano de
transporte masivo de pasajeros, impedir su uso y funcionamiento normal, salvo en
situaciones de emergencia.
14. Omitir, por parte de las empresas prestadoras del servicio de transporte, el
deber de mantener los vehículos de transporte público en condiciones de aseo
óptimas para la prestación del servicio.
15. Perturbar en los medios de transporte públicos, la tranquilidad de los demás
ocupantes mediante cualquier acto obsceno.
16. Irrespetar a las autoridades del sistema.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR DE
COMPORTAMIENTOS
MANERA GENERAL
Numeral 1 Amonestación
Numeral 2 Multa General Tipo 1
Numeral 3 Multa General tipo 2
Numeral 4 Amonestación
Numeral 5 Multa General Tipo 1
Numeral 6 Multa General Tipo 1
Numeral 7 Multa General tipo 2
Numeral 8 Multa General tipo 4
Numeral 9 Multa General tipo 3
Numeral 10 Multa General tipo 4
Numeral 11 Amonestación
Numeral 12 Multa General tipo 1
Multa General tipo 3; Reparación de daños
Numeral 13
materiales de muebles o inmuebles
Numeral 14 Multa General Tipo 3.
Numeral 15 Multa General Tipo 4.
Numeral 16 Multa General Tipo 3.
Parágrafo 2°. En el marco de la regulación del servicio público de transporte
masivo, las empresas públicas, privadas o mixtas que presten el servicio público
de transporte masivo de pasajeros deberán implementar cámaras de vigilancia
dentro de los vehículos destinados a la prestación del servicio, so pena de incurrir
en Multa General Tipo 4 e inmovilización del vehículo.
Esta medida solo será exigible a los vehículos destinados a la prestación del
servicio que entren en circulación a partir de la expedición de la presente ley.
Artículo 147. Obligaciones del piloto de embarcación fluvial o aeronave. El
piloto de la aeronave o embarcación fluvial, tomará las medidas necesarias y
eficaces al momento de la comisión del acto indebido contra la seguridad
operacional del medio de transporte cometido a bordo, para controlar las
situaciones, informando oportunamente a las autoridades de Policía, para que
estas procedan a la aplicación de la medida, de conformidad con los
procedimientos establecidos en el presente Código.
Artículo 148. Publicidad de horarios en el transporte público. Las empresas de
transporte público o privado darán a conocer al público los horarios y lugares de
parada de sus distintos servicios.
LIBRO TERCERO
MEDIOS DE POLICÍA, MEDIDAS CORRECTIVAS, AUTORIDADES DE POLICÍA
Y COMPETENCIAS, PROCEDIMIENTOS, MECANISMOS ALTERNATIVOS DE
SOLUCIÓN DE DESACUERDOS O CONFLICTOS
TÍTULO I
MEDIOS DE POLICÍA Y MEDIDAS CORRECTIVAS
CAPÍTULO I
Medios de Policía
Artículo 149. Medios de Policía. Los medios de Policía son los instrumentos
jurídicos con que cuentan las autoridades competentes para el cumplimiento
efectivo de la función y actividad de Policía, así como para la imposición de las
medid as correctivas contempladas en este Código.
Los medios de Policía se clasifican en inmateriales y materiales.
Los medios inmateriales son aquellas manifestaciones verbales o escritas que
transmiten decisiones de las autoridades de Policía.
Son medios inmateriales de Policía:
1. Orden de Policía.
2. Permiso excepcional.
3. Reglamentos.
4. Autorización.
5. Mediación policial.
Los medios materiales son el conjunto de instrumentos utilizados para e l
desarrollo de la función y actividad de Policía.
Son medios materiales de Policía:
1. Traslado por protección.
2. Retiro del sitio.
3. Traslado para procedimiento policivo.
4. Registro.
5. Registro a persona.
6. Registro a medios de transporte.
7. Suspensión inmediata de actividad.
8. Ingreso a inmueble con orden escrita.
9. Ingreso a inmueble sin orden escrita.
10. Incautación.
11. Incautación de armas de fuego, no convencionales, municiones y explosivos.
12. Uso de la fuerza.
13. Aprehensión con fin judicial.
14. Apoyo urgente de los particulares.
15. Asistencia militar.
Artículo 150. Orden de Policía. La orden de Policía es un mandato claro, preciso
y conciso dirigido en forma individual o de carácter general, escrito o verbal,
emanado de la autoridad de Policía, para prevenir o superar comportamientos o
hechos contrarios a la convivencia, o para restablecerla.
Las órdenes de Policía son de obligatorio cumplimiento. Las personas que las
desobedezcan serán obligadas a cumplirlas a través, si es necesario, de los
medios, medidas y procedimientos establecidos en este Código. Si la orden no
fuere de inmediato cumplimiento, la autoridad conminará a la persona para que la
cumpla en un plazo determinado, sin perjuicio de las acciones legales pertinentes.
Parágrafo. El incumplimiento de la orden de Policía mediante la cual se imponen
medidas correctivas configura el tipo penal establecido para el fraude a resolución
judicial o administrativa de Policía establecido en el artículo 454 de la Ley 599 de
2000.
Artículo 151. Permiso excepcional. Es el medio por el cual el funcionario público
competente, de manera excepcional y temporal, permite la realización de una
actividad que la ley o normas de Policía establecen como prohibición de carácter
general, de conformidad con las normas que la regulen. El permiso solo se
otorgará cuando no altere o represente riesgo a la convivencia.
Parágrafo. Solicitado el permiso, este deberá concederse o negarse por escrito, y
ser motivado. Si se concede, debe expresar con claridad las condiciones de
tiempo, modo y lugar, su vigencia y las causales de suspensión o revocación.
Cuando se expida en atención a las calidades individuales de su titular, así debe
constar en el permiso y será personal e intransferible. De tal permiso se enviará
copia a las entidades de control pertinentes.
Artículo 152. Reglamentos. Son aquellos que dicta el Presidente de la República,
el Gobernador o el Alcalde municipal o distrital y las corporaciones administrativas
del nivel territorial en el ámbito de su jurisdicción, de conformidad con la ley.
Su finalidad es la de establecer condiciones al ejercicio de una actividad o derecho
que perturbe la libertad o derechos de terceros, que no constituyen reserva de ley.
Artículo 153. Autorización. Es el acto mediante el cual un funcionario público, de
manera temporal, autoriza la realización de una actividad cuando la ley o las
normas de Policía subordinen su ejercicio a ciertas condiciones. Dicha actividad no
podrá realizarse sin la autorización y cumplimiento de estas.
Parágrafo. Solicitada la autorización deberá concederse o negarse por escrito y
ser motivada. Si se concede, deberá expresar las condiciones de su vigencia y las
causales de suspensión o revocación. Si se expide en atención a las calidades
individuales de su titular, así debe manifestarse, y será personal e intransferible.
Artículo 154. Mediación Policial. Es el instrumento que nace de la naturaleza de
la función policial, cuyas principales cualidades son la comunitariedad y la
proximidad, a través del cual la autoridad es el canal para que las personas en
conflicto decidan voluntariamente resolver sus desacuerdos armónicamente.
Artículo 155. Traslado por protección. Cuando la vida e integridad de una
persona o de terceros esté en riesgo o peligro, el personal uniformado de la Policía
Nacional, podrá trasladarla para su protección o la de terceros, en los siguientes
casos:
Cuando deambule en estado de indefensión o de grave alteración del estado de
conciencia por aspectos de orden mental, o bajo efectos del consumo de bebidas
alcohólicas o sustancias psicoactivas o tóxicas, cuando el traslado sea el único
medio disponible para evitar el riesgo a la vida o integridad de la persona o los
terceros.
Cuando esté involucrado en riña o presente comportamientos agresivos o
temerarios, realice actividades peligrosas o de riesgo que pongan en peligro su
vida o integridad o la de terceros, o esté en peligro de ser agredido cuando el
traslado sea el único medio disponible para evitar el riesgo a la vida o integridad de
la persona o los terceros.
Parágrafo 1°. Cuando el comportamiento señalado en el inciso 3 del presente
artículo se presente en contra de una autoridad de Policía, se podrá utilizar este
medio.
Parágrafo 2°. Antes del traslado y como primera medida, la autoridad de Policía
entregará la persona a un allegado o pariente que asuma la protección; en la
ausencia de estos, se trasladara la persona a un centro asistencial o de
protección, de salud u hospital o a un lugar especialmente destinado para tal fin
por la administración municipal, según sea necesario, o, en cuanto fuera posible,
se intentará llevarla a su domicilio. En ningún caso se hará traslados a sitios
destinados a la privación de libertad y la duración del mismo no podrá ser mayor a
doce (12) horas. Es deber de las Alcaldías definir el lugar al que pueden ser
enviadas las personas, separadas en razón del sexo.
En el centro asistencial o de protección deberá hacer presencia un representante
del Ministerio Público.
Parágrafo 3°. La autoridad de Policía que ordena y ejecuta el traslado, deberá
informar a la persona trasladada y al superior jerárquico de la unidad policial y
elaborar un informe escrito donde consten los nombres e identificación de la
persona trasladada por cualquier medio; de quien da la orden y quien la ejecuta, el
motivo, el sitio al que se traslada y el nombre del allegado o a quien la persona
trasladada informa para ser asistido, de ser ello posible. A la persona, sujeto de la
medida, se le deberá entregar copia de dicho informe.
Parágrafo 4°. La autoridad de Policía permitirá a la persona que va a ser
trasladada comunicarse con un allegado o con quien pueda asistirlo para
informarle, entre otras cosas, el motivo y sitio de traslado. Si la persona no tiene
los medios para comunicarse, la autoridad se los facilitará. Si se niega a informar a
otra persona o no es factible hacerlo, se enviará copia de inmediato del respectivo
informe escrito al Ministerio Público.
Parágrafo 5°. Cuando se trate de un traslado por alteración del estado de
conciencia, porque la persona se encuentra bajo el efecto del consumo de bebidas
alcohólicas o sustancias psicoactivas o tóxicas no podrá ser trasladada por el
simple hecho de estar consumiendo sino que deben existir motivos fundados y el
agente de Policía con fundamento en el principio de proporcionalidad determinará
si existen las razones objetivas previstas en este Código.
Artículo 156. Retiro de sitio. Consiste en apartar de un lugar público o abierto al
público o que siendo privado preste servicios al público, área protegida o de
especial importancia ecológica, a la persona que altere la convivencia y desacate
una orden de Policía dada para cesar su comportamiento, e impedir el retorno
inmediato al mismo, sin perjuicio de la utilización de otros medios, así como de las
medidas correctivas a que haya lugar.
El personal uniformado de la Policía Nacional podrá hacer uso de este medio
cuando sea necesario.
Artículo 157. Traslado para procedimiento policivo. Como regla general, las
medidas correctivas se aplicarán por la autoridad de Policía en el sitio en el que se
sucede el motivo.
Las autoridades de Policía solo podrán realizar un traslado inmediato y temporal
de la persona cuando sea necesario para realizar el proceso verbal inmediato, y no
sea posible realizarlo en el sitio por razones no atribuibles a la autoridad de
Policía.
El procedimiento se realizará inmediatamente y en ningún caso el tiempo de
traslado o permanencia en el sitio al que es trasladada la persona podrá exceder
de seis (6) horas, de conformidad con las exigencias de las distancias.
La autoridad de Policía permitirá a la persona que va a ser trasladada comunicarse
con un allegado o a quien pueda asistirlo para informarle el motivo y sitio de
traslado. Si la persona no tiene los medios para comunicarse, la autoridad se los
facilitará.
Parágrafo. La autoridad de Policía que ordena y ejecuta el traslado, deberá
informar a la persona trasladada y al superior jerárquico de la unidad policial y
elaborar un informe escrito donde consten los nombres e identificación de la
persona trasladada por cualquier medio, de quien da la orden y quien la ejecuta, el
motivo, el sitio al que se traslada, la justificación del tiempo empleado para el
traslado y el nombre del allegado o a quien la persona trasladada informa para ser
asistido, de ser ello posible. A la persona, sujeto de la medida, se le deberá
entregar copia de dicho informe.
Artículo 158. Registro. Acción que busca identificar o encontrar elementos, para
prevenir o poner fin a un comportamiento contrario a norma de convivencia o en
desarrollo de actividad de Policía, la cual se realiza sobre las personas y medios
de transporte, sus pertenencias y bienes muebles e inmuebles, de conformidad
con lo establecido en la ley.
Artículo 159. Registro a persona. El personal uniformado de la Policía Nacional
podrá registrar personas y los bienes que posee, en los siguientes casos:
1. Para establecer la identidad de una persona cuando la persona se resista a
aportar la documentación o cuando exista duda sobre la fiabilidad de la identidad.
2. Para establecer si la persona porta armas, municiones, explosivos, elementos
cortantes, punzantes, contundentes o sus combinaciones, que amenacen o
causen riesgo a la convivencia.
3. Para establecer si la persona tiene en su poder un bien hurtado o extraviado, o
verificar que sea el propietario de un bien que posee, existiendo dudas al respecto.
4. Para establecer que la persona no lleve drogas o sustancias prohibidas, de
carácter ilícito, contrarios a la ley.
5. Para prevenir la comisión de una conducta punible o un comportamiento
contrario a la convivencia.
6. Para garantizar la seguridad de los asistentes a una actividad compleja o no
compleja o la identidad de una persona que desea ingresar a un lugar.
Parágrafo 1°. El registro de personas y sus bienes podrá realizarse en las vías
públicas, en los espacios públicos, en establecimientos de comercio o de otra
naturaleza abiertos al público, en espacios privados con acceso o con servicios al
público, y en las zonas comunes de inmuebles de propiedad horizontal o similares,
o dentro de domicilio privado si el propietario, poseedor o inquilino, así lo autoriza.
Parágrafo 2°. El registro de personas y sus bienes podrá incluir el contacto físico
de acuerdo a los protocolos que para tal fin establezca la Policía Nacional. El
registro deberá ser realizado por persona del mismo sexo. Si la persona se resiste
al registro o al contacto físico, podrá ser conducido a una unidad de Policía, donde
se le realizará el registro, aunque oponga resistencia, cumpliendo las
disposiciones señaladas para la conducción.
Parágrafo 3°. El registro de personas por parte de las empresas de servicios de
vigilancia y seguridad privada no se realizarán mediante contacto físico, salvo que
se trate del registro de ingreso a espectáculos o eventos de conformidad con la
reglamentación que para tal efecto establezca el Gobierno nacional, o salvo que el
personal uniformado de la Policía Nacional lo solicite, en apoyo a su labor policial.
Parágrafo 4°. El personal uniformado de la Policía Nacional y el personal de las
empresas de vigilancia y seguridad privada, podrán utilizar medios técnicos o
tecnológicos para el registro de personas y bienes tales como detector de metales,
escáner de cuerpo entero, sensores especiales y caninos entrenados para tal fin.
El Gobierno nacional reglamentará el uso de ese tipo de medios y sus protocolos.
Artículo 160. Registro a medios de transporte. El personal uniformado de la
Policía Nacional podrá efectuar el registro de medios de transporte públicos o
privados, terrestres, aéreos, marítimos y fluviales, y de los paraderos, estaciones,
terminales de transporte terrestre, aeropuertos, puertos y marinas, de conformidad
con las disposiciones que rigen la materia, y en los siguientes casos, para
garantizar la convivencia y la seguridad:
Para establecer la identidad de los ocupantes y adelantar el registro de las
personas que ocupan el medio y sus bienes, de conformidad con este Código.
Para establecer la titularidad del derecho de dominio del medio de transporte y
verificar la procedencia y la legalidad del medio de transporte, y de los bienes y
objetos transportados.
Para constatar características o sistemas de identificación del medio de transporte.
Cuando se tenga conocimiento o indicio de que el medio de transporte está siendo
utilizado o sería utilizado, para la comisión de un comportamiento contrario a la
convivencia o una conducta punible.
En desarrollo de una operación policial ordenada por la institución policial o por
mandamiento judicial, en cuyo caso se atenderán los procedimientos establecidos.
Parágrafo 1°. Se entiende por medio de transporte todo medio que permita la
movilización o el desplazamiento de una persona o grupo de personas, de un lugar
a otro, independientemente de sus características o tipo de tracción utilizada.
Parágrafo 2°. Si en el desarrollo del registro se encuentran elementos que
justifiquen el inicio de una acción penal, el personal uniformado de la Policía
Nacional deberá iniciar los procedimientos establecidos en el Código de
Procedimiento Penal.
Parágrafo 3°. Se exceptúan del registro señalado los medios de transporte que
gozan de inmunidad diplomática, salvo que existan indicios de una suplantación,
para lo cual deberá contar con autorización de la misión diplomática.
Parágrafo 4º. En las aguas jurisdiccionales colombianas la actividad de Policía
será ejercida por el cuerpo de guardacostas de la Armada Nacional;
excepcionalmente podrá hacerlo la Policía Nacional, previa coordinación con la
Armada Nacional. En la interfase buque-puerto ejercerán concurrentemente las
diferentes autoridades de acuerdo a sus competencias.
Artículo 161. Suspensión inmediata de actividad. Es el cese inmediato de una
actividad, cuya continuación implique un riesgo inminente para sus participantes y
la comunidad en general. Una vez aplicado este medio, la autoridad de Policía
informará por escrito y de manera inmediata a la autoridad competente a la que le
corresponda imponer la medida correctiva a que hubiere lugar.
Artículo 162. Ingreso a inmueble con orden escrita. Los alcaldes podrán dictar
mandamiento escrito para el registro de domicilios o de sitios abiertos al público,
en los siguientes casos:
1. Para aprehender a persona con enfermedad mental que se encuentre en un
episodio de la enfermedad de crisis o alteración que pueda considerarse peligrosa
o enfermo contagioso.
2. Para inspeccionar algún lugar por motivo de salubridad pública o transgresión
de las normas ambientales.
3. Para obtener pruebas, cuando existan motivos fundados, sobre la existencia de
casas de juego o establecimiento que funcione contra la ley o reglamento.
4. Para practicar inspección ordenada en procedimiento de Policía.
5. Para examinar instalaciones de energía eléctrica y de gas, chimeneas, hornos,
estufas, calderas, motores y máquinas en general y almacenamiento de sustancias
inflamables o explosivas con el fin de prevenir accidente o calamidad, cuando
existan indicios de riesgo o peligro.
6. Verificar que no exista maltrato, abuso o vulneración a los derechos de los
niños, niñas y adolescentes, mujeres y adultos mayores y discapacitados.
7. Verificar el desarrollo de actividades económicas, comerciales, industriales, de
prestación, venta o depósito de bienes o servicios contrarios a la ley o reglamento.
8. Cuando se adelante obra en un inmueble, para determinar el cumplimiento de
las normas en materia de usos de suelo, obras o urbanismo.
9. En establecimientos públicos o de comercio o en inmuebles donde se estén
desarrollando obras o actividades económicas, cuando se requiera practicar
diligencia o prueba ordenada en un procedimiento de Policía, para utilizar un
medio o para ejecutar una medida correctiva de Policía.
Parágrafo 1°. La orden de ingreso a inmueble deberá ser escrita y motivada. Así
mismo, deberá levantarse un acta en la que conste el procedimiento de Policía
adelantado. El funcionario que autorizó el ingreso al inmueble deberá enviar de
inmediato la orden de ingreso y el acta al Ministerio Público. Podrán utilizarse y
enviarse otros medios de documentación del procedimiento.
Parágrafo 2°. El ingreso a un inmueble deberá realizarse de manera respetuosa,
tanto con las personas como con sus bienes. En caso de oposición a la orden de
ingreso, la autoridad podrá hacer uso de la fuerza de manera excepcional y
proporcional a los actos opuestos.
Parágrafo 3°. Para la práctica de pruebas los gobernadores y alcaldes podrán
disponer comisión para el ingreso al inmueble determinado.
Parágrafo 4°. Si de manera circunstancial o por descubrimiento inevitable en el
procedimiento, se encuentran elementos que justifiquen la iniciación de una acción
penal, la autoridad de Policía informará al personal uniformado de la Policía
Nacional o a la Policía Judicial para que inicie el procedimiento estipulado en el
Código de Procedimiento Penal.
Artículo 163. Ingreso a inmueble sin orden escrita. La Policía podrá penetrar en
los domicilios, sin mandamiento escrito, cuando fuere de imperiosa necesidad:
1. Para socorrer a alguien que de alguna manera pida auxilio.
2. Para extinguir incendio o evitar su propagación o remediar inundación o conjurar
cualquier otra situación similar de peligro.
3. Para dar caza a animal rabioso o feroz.
4. Para proteger los bienes de personas ausentes, cuando se descubra que un
extraño ha penetrado violentamente o por cualquier otro medio al domicilio de
estas personas.
5. Cuando desde el interior de una casa o edificio se proceda por la vía de hecho
contra persona o propiedad que se halle fuera de estos.
6. Para proteger la vida e integridad de las personas, si en el interior del inmueble
o domicilio se están manipulando o usando fuegos pirotécnicos, juegos artificiales,
pólvora o globos sin el debido cumplimiento de los requisitos establecidos en la
ley.
Parágrafo 1°. El personal uniformado de la Policía Nacional que realice un ingreso
a inmueble sin orden escrita, de inmediato rendirá informe escrito a su superior,
con copia al propietario, poseedor o tenedor del inmueble, donde conste la razón
por la cual se realizó el ingreso. Si el propietario, poseedor o tenedor considera
que no había razón para el ingreso o que se hizo de manera inapropiada, podrá
informar a las autoridades competentes. En todo caso, previo al ingreso al
inmueble, las personas podrán exigir la plena identificación de la autoridad a fin de
evitar la suplantación, verificación a realizar mediante mecanismos provistos o
aceptados por la autoridad policial.
Parágrafo 2°. El personal uniformado de la Policía Nacional, por razones propias
de sus funciones, podrá ingresar sin orden escrita a un bien inmueble cuando esté
abierto al público.
Artículo 164. Incautación. Es la aprehensión material transitoria de bienes
muebles, semovientes, flora y fauna silvestre que efectúa el personal uniformado
de la Policía Nacional, cuya tenencia, venta, oferta, suministro, distribución,
transporte, almacenamiento, importación, exportación, porte, conservación,
elaboración o utilización, constituya comportamiento contrario a la convivencia y a
la ley. El personal uniformado de la Policía Nacional documentará en un acta el
inventario de los bienes incautados, las razones de orden legal que fundamentan
la incautación, entregará copia a la persona a quien se le incauten y serán puestos
a disposición de las autoridades competentes en el término de la distancia y
conforme al procedimiento que para tal fin establezca la Policía Nacional o las
autoridades pertinentes de conformidad con la normatividad vigente.
Parágrafo transitorio. El Gobierno nacional, dentro del año siguiente a la
promulgación de la presenta ley, definirá mediante decreto, la entidad del orden
nacional o territorial responsable del traslado, almacenamiento, preservación,
depósito, cuidado y administración de los bienes incautados por las autoridades y
la asignación de los recursos para tal fin, de conformidad con el régimen de Policía
vigente. En el marco de esta facultad, el Gobierno nacional podrá considerar la
tercerización, contratación y concesión de dichos servicios.
Los concejos municipales en un plazo de un (1) año a partir de la promulgación de
la presente ley, establecerán los cosos (centros de bienestar animal) destinados a
albergar los animales domésticos incautados por las autoridades de Policía.
El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, en un plazo
de un (1) año a partir de la promulgación de la presente ley, determinará la
dependencia que se encargará de recibir los equipos terminales móviles
incautados por la Policía Nacional; mientras tanto, se continuará con el
procedimiento vigente al momento de entrada en vigencia de esta ley para los
equipos terminales móviles incautados.
Artículo 165. Incautación de armas de fuego, no convencionales, municiones
y explosivos. La Policía Nacional tendrá como una de sus funciones la de
incautar y decomisar toda clase de armas, accesorios, municiones y explosivos,
cuando con estas se infrinjan las normas, y procederá a la toma de muestras,
fijación a través de imágenes y la documentación de los mismos.
Los elementos incautados serán destruidos, excepto cuando las armas o
municiones sean elementos materiales probatorios dentro de un proceso penal.
Una vez finalizado el proceso, estas armas serán devueltas a la Policía Nacional
para que procedan de conformidad con el presente artículo. El personal
uniformado de la Policía Nacional documentará en un acta el inventario de las
armas o municiones incautadas, las razones de orden legal que fundamentan la
incautación y entregará copia a la persona a quien se le incaute.
Artículo 166. Uso de la fuerza. Es el medio material, necesario, proporcional y
racional, empleado por el personal uniformado de la Policía Nacional, como último
recurso físico para proteger la vida e integridad física de las personas incluida la
de ellos mismos, sin mandamiento previo y escrito, para prevenir, impedir o
superar la amenaza o perturbación de la convivencia y la seguridad pública, de
conformidad con la ley.
El uso de la fuerza se podrá utilizar en los siguientes casos:
1. Para prevenir la inminente o actual comisión de comportamientos contrarios a la
convivencia, de conformidad con lo dispuesto en el régimen de Policía y en otras
normas.
2. Para hacer cumplir las medidas correctivas contempladas en este Código, las
decisiones judiciales y obligaciones de ley, cuando exista oposición o resistencia.
3. Para defenderse o defender a otra persona de una violencia actual o inminente
contra su integridad y la de sus bienes, o protegerla de peligro inminente y grave.
4. Para prevenir una e mergencia o calamidad pública o evitar mayores peligros,
daños o perjuicios, en caso de haber ocurrido la emergencia o calamidad pública.
5. Para hacer cumplir los medios inmateriales y materiales, cuando se presente
oposición o resistencia, se apele a la amenaza, o a medios violentos.
Parágrafo 1°. El personal uniformado de la Policía Nacional sólo podrá utilizar los
medios de fuerza autorizados por ley o reglamento, y al hacer uso de ellos siempre
escogerá entre los más eficaces, aquellos que causen menor daño a la integridad
de las personas y de sus bienes.
Parágrafo 2°. El personal uniformado de la Policía Nacional está obligado a
suministrar el apoyo de su fuerza por iniciativa propia o a petición de persona que
esté urgida de esa asistencia, para proteger su vida o la de terceros, sus bienes,
domicilio y su libertad personal.
Parágrafo 3°. El personal uniformado de la Policía Nacional que dirija o coordine
el uso de la fuerza, informará al superior jerárquico y a quien hubiese dado la
orden de usarla, una vez superados los hechos que dieron lugar a dicha medida,
precisando las circunstancias de tiempo, modo y lugar, y desenlace de los hechos.
En caso de que se haga uso de la fuerza que cause daños colaterales, se remitirá
informe escrito al superior jerárquico y al Ministerio Público.
Artículo 167. Medios de apoyo. El personal uniformado de la Policía Nacional
podrá utilizar medios de apoyo de carácter técnico, tecnológico o de otra
naturaleza, que estén a su alcance, para prevenir y superar comportamientos o
hechos contrarios a la convivencia y la seguridad pública. De tratarse de medios
de apoyo que puedan afectar físicamente a la persona, deberán ser usados bajo
los criterios de necesidad, proporcionalidad y racionabilidad según las
circunstancias específicas; su empleo se hará de manera temporal y sólo para
controlar a la persona. Cuando el personal uniformado de la Policía haga uso de
medios de apoyo deberá informarse por escrito al superior jerárquico.
Artículo 168. Aprehensión con fin judicial. El personal uniformado de la Policía
Nacional, podrá aprehender a una persona en sitio público o abierto al público, o
privado, cuando sea señalada de haber cometido infracción penal o sorprendida
en flagrante delito o cuando un particular haya pedido auxilio o la haya
aprehendido, siempre que el solicitante concurra conjuntamente al despacho del
funcionario que deba recibir formalmente la denuncia.
El personal uniformado de la Policía Nacional la conducirá de inmediato a la
autoridad judicial competente, a quien le informará las causas de la aprehensión,
levantando un acta de dicha diligencia.
Artículo 169. Apoyo urgente de los particulares. En casos en que esté en
riesgo inminente la vida e integridad de una persona, el personal uniformado de la
Policía Nacional, podría solicitar y exigir el apoyo de los particulares a las
funciones y actividades de Policía y hacer uso inmediato de sus bienes para
atender la necesidad requerida. Las personas sólo podrán excusar su a poyo
cuando su vida e integridad quede en inminente riesgo.
Artículo 170. Asistencia militar. Es el instrumento legal que puede aplicarse
cuando hechos de grave alteración de la seguridad y la convivencia lo exijan, o
ante riesgo o peligro inminente, o para afrontar emergencia o calamidad pública, a
través del cual el Presidente de la República, podrá disponer, de forma temporal y
excepcional de la asistencia de la fuerza militar. No obstante, los gobernadores y
Alcaldes Municipales o Distritales podrán solicitar al Presidente de la República tal
asistencia, quien evaluará la solicitud y tomará la decisión. La asistencia militar se
regirá por los protocolos y normas especializadas sobre la materia y en
coordinación con el comandante de Policía de la jurisdicción.
Parágrafo. En caso de emergencia, catástrofe o calamidad pública, la asistencia
militar se regirá por los procedimientos y normas especializadas, bajo la
coordinación de los comités de emergencia y oficinas responsables en la materia.
Artículo 171. Respeto mutuo. La relación de las personas y las autoridades de
Policía, se basará en el respeto. Las personas tienen derecho a ser tratados de
manera respetuosa, con consideración y reconocimiento a su dignidad. El irrespeto
a las personas por parte de las autoridades de Policía, será causal de
investigación disciplinaria. Las autoridades de Policía a su turno, merecen un trato
acorde con su investidura y la autoridad que representan, por tal motivo, es
obligación de las personas prestar atención a las autoridades de Policía, reconocer
su autoridad, obedecer sus órdenes, y hacer uso de un lenguaje respetuoso. El
irrespeto por parte de las personas a las autoridades de Policía, conllevará la
imposición de medidas correctivas. La agresión física a las autoridades de Policía
se considera un irrespeto grave a la autoridad, sin perjuicio de la acción penal a
que haya lugar.
CAPÍTULO II
Medidas correctivas
Artículo 172. Objeto de las medidas correctivas. Las medidas correctivas, son
acciones impuestas por las autoridades de Policía a toda persona que incurra en
comportamientos contrarios a la convivencia o el incumplimiento de los deberes
específicos de convivencia. Las medidas correctivas tienen por objeto disuadir,
prevenir, superar, resarcir, procurar, educar, proteger o restablecer la convivencia.
Parágrafo 1°. Las medidas correctivas no tienen carácter sancionatorio. Por tal
razón, deberán aplicarse al comportamiento contrario a la convivencia las medidas
correctivas establecidas en este código y demás normas que regulen la materia.
Parágrafo 2°. Cuando las autoridades de Policía impongan una medida correctiva
deberán informar a la Policía Nacional para que proceda a su registro en una base
de datos de orden nacional y acceso público. La información recogida en estas
bases de datos está amparada por el derecho fundamental de Hábeas Data.
Artículo 173. Las medidas correctivas. Corregido por el art. 12, Decreto 555 de
2017. Las medidas correctivas a aplicar en el marco de este Código por las
autoridades de Policía, son las siguientes:
1. Amonestación.
2. Participación en programa comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
3. Disolución de reunión o actividad que involucra aglomeraciones de público no
complejas.
4. Expulsión de domicilio.
5. Prohibición de ingreso a actividad que involucra aglomeraciones de público
complejas o no complejas.
6. Decomiso.
7. Multa General o Especial.
8. Construcción, cerramiento, r eparación o mantenimiento de inmueble.
9. Remoción de bienes.
10. Reparación de daños materiales de muebles o inmuebles.
11. Reparación de daños materiales por perturbación a la posesión y tenencia de
inmuebles.
12. Restablecimiento del derecho de servidumbre y reparación de daños
materiales.
13. Restitución y protección de bienes inmuebles.
14. Destrucción de bien.
15. Demolición de obra.
16. Suspensión de construcción o demolición.
17. Suspensi ón de actividad que involucre aglomeración de público compleja.
18. Suspensión temporal de actividad.
19. Suspensión definitiva de actividad.
20. Inutilización de bienes.
Artículo 174. Amonestación. Es un llamado de atención en privado o en público
con el objetivo de concientizar a la persona de la conducta realizada y de su efecto
negativo para la convivencia, en procura de un reconocimiento de la conducta
equivocada, el compromiso a futuro de no repetición y el respeto a las normas de
convivencia.
Parágrafo. Por su naturaleza de carácter pedagógico, esta medida podrá ser
impuesta por la autoridad de Policía competente para todos los comportamientos
contrarios a la convivencia contenidos en el presente Código, sin perjuicio de las
demás medidas correctivas que deban ser impuestas.
Artículo 175. Participación en programa comunitario o actividad pedagógica
de convivencia. Es la obligación de participar en una actividad de interés público
o programa pedagógico en materia de convivencia, organizado por la
administración distrita l o municipal, en todo caso tendrá una duración de hasta
seis (6) horas.
Parágrafo 1°. Por su naturaleza de carácter pedagógico, esta medida podrá ser
impuesta por la autoridad de Policía competente para todos los comportamientos
contrarios a la convivencia contenidos en el presente Código, sin perjuicio de las
demás medidas correctivas que deban ser impuestas.
Parágrafo 2°. El programa o actividad pedagógica de convivencia que se aplique
como medida correctiva a niños, niñas o adolescentes, deberá contar con el
enfoque adecuado para esta población de acuerdo con la legislación vigente.
Parágrafo 3°. Para materializar la medida correctiva de que trata el presente
artículo, la Policía Nacional podrá trasladar de inmediato al infractor al lugar
destinado para tal efecto.
Artículo 176. Disolución de reunión o actividad que involucra
aglomeraciones de público no complejas. Es la orden de Policía que consiste
en notificar o coercer a un grupo de personas con el objeto de terminar una
reunión o actividad que involucra aglomeraciones de público no complejas que
contraríen la ley.
Artículo 177. Expulsión de domicilio. Consiste en expulsar del domicilio por
solicitud de su morador, poseedor o tenedor, a quien reside en el mismo, en contra
de su voluntad, y que haya ingresado bajo su consentimiento, haya permanecido
gratuitamente y no tenga derecho legítimo de permanecer en él.
Artículo 178. Prohibición de ingreso a actividad que involucra
aglomeraciones de público complejas o no complejas. Consiste en impedir el
ingreso a actividad que involucra aglomeraciones de público complejas o no
complejas entre seis (6) meses y tres (3) años, para:
1. Conjurar hechos que atenten o afecten la convivencia.
2. Hacer reconsiderar al infractor sobre la inconveniencia de repetir este tipo de
conductas.
3. Interrumpir la comisión de un comportamiento contrario a la convivencia.
Artículo 179. Decomiso. Es la privación de manera definitiva de la tenencia o la
propiedad de bienes muebles no sujetos a registro, utilizados por una persona en
comportamientos contrarios a las normas de convivencia, mediante acto motivado.
Parágrafo 1°. Los bienes muebles utilizados en la comisión de los
comportamientos contrarios a la convivencia contenidos en el presente Código,
serán decomisados.
Parágrafo 2°. Cuando se trate de bebidas, comestibles y víveres en general que
se encuentren en mal estado, o adulterados, o medicamentos vencidos o no
autorizados por las autoridades de salud, o elementos peligrosos, el inspector de
Policía ordenará su destrucción, sin perjuicio de lo que disponga la ley penal.
Parágrafo transitorio. El Gobierno nacional, dentro del año siguiente a la
expedición de la presente ley, definirá la entidad de orden nacional o territorial
responsable del traslado, almacenamiento, preservación, depósito, cuidado,
administración y destino definitivo de los bienes decomisados por las autoridades y
la asignación de los recursos para tal fin, en razón al tipo de bien decomisado, a la
especialidad de la entidad, y la destinación. Los bienes decomisados podrán ser
donados o rematados de conformidad con la reglamentación. En el marco de esta
facultad, el Gobierno nacional podrá considerar la tercerización, contratación y
concesión de dichos servicios. Mientras se expida y toman las medidas para la
implementación de esa ley, las entidades que a la fecha vienen adelantando esa
labor, la continuarán realizando y se mantendrá la destinación actual de dichos
bienes.
Artículo 180. Multas. Corregido por el art. 13, Decreto 555 de 2017. Es la
imposición del pago de una suma de dinero en moneda colombiana, cuya
graduación depende del comportamiento realizado, según la cual varía el monto
de la multa. Así mismo, la desobediencia, resistencia, desacato, o reiteración del
comportamiento contrario a la convivencia, incrementará el valor de la multa, sin
perjuicio de los intereses causados y el costo del cobro coactivo.
Las multas se clasifican en generales y especiales.
Las multas generales se clasifican de la siguiente manera:
Multa Tipo 1: Cuatro (4) salarios mínimos diarios legales vigentes (smdlv).
Multa Tipo 2: Ocho (8) salarios mínimos diarios legales vigentes (smdlv).
Multa Tipo 3: Dieciséis (16) salarios mínimos diarios legales vigentes (smdlv).
Multa Tipo 4: Treinta y dos (32) salarios mínimos diarios legales vigentes (smdlv).
Las multas especiales son de tres tipos:
1. Comportamientos de los organizadores de actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas.
2. Infracción urbanística.
3. Contaminación visual.
Parágrafo. Las multas serán consignadas en la cuenta que para el efecto
disponga las administraciones distritales y municipales, y se destinarán a
proyectos pedagógicos y de prevención en materia de seguridad, así como al
cumplimiento de aquellas medidas correctivas impuestas por las autoridades de
Policía cuando su materialización deba ser inmediata, sin perjuicio de las acciones
que deban adelantarse contra el infractor, para el cobro de la misma. En todo
caso, mínimo el sesenta por ciento (60%) del Fondo deberá ser destinado a la
cultura ciudadana, pedagogía y prevención en materia de seguridad.
Cuando los Uniformados de la Policía Nacional tengan conocimiento de la
ocurrencia de un comportamiento, que admita la imposición de multa general,
impondrán orden de comparendo al infractor, evidenciando el hecho.
Es deber de toda persona natural o jurídica, sin perjuicio de su condición
económica y social, pagar las multas, salvo que cumpla la medida a través de la
participación en programa comunitario o actividad pedagógica de convivencia, de
ser aplicable. A la persona que pague la multa durante los cinco (5) días hábiles
siguientes a la expedición del comparendo, se le disminuirá el valor de la multa en
un cincuenta (50%) por ciento, lo cual constituye un descuento por pronto pago.
A cambio del pago de la Multa General tipo 1 y 2 la persona podrá, dentro de un
plazo máximo de cinco (5) días hábiles siguientes a la expedición del comparendo,
solicitar a la autoridad de Policía que se conmute la multa por la participación en
programa comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Si la persona no está de acuerdo con la aplicación de la multa señalada en la
orden de comparendo o con el cumpl imiento de la medida de participación en
programa comunitario o actividad pedagógica de convivencia, cuando este aplique,
podrá presentarse dentro de los tres (3) días hábiles siguientes ante la autoridad
competente, para objetar la medida mediante el procedimiento establecido en este
Código.
Una vez liquidadas y comunicadas, si las multas no fueren pagadas dentro del
mes siguiente, el funcionario competente deberá reportar la existencia de la deuda
al Boletín de Responsables Fiscales de la Contraloría General de la República y
así mismo deberá reportar el pago de la deuda.
La administración distrital o municipal podrá reglamentar la imposición de la
medida correctiva de participación en programa pedagógico para los
comportamientos contrarios a la convivencia que admitan multa tipo 1 y 2, en
reemplazo de la multa.
Parágrafo transitorio. Durante el primer año de vigencia de la presente ley, las
personas a las que se les imponga una Multa General tipo 3 o 4 podrán obtener un
descuento adicional al previsto por el pronto pago de la multa, en un porcentaje del
veinticinco por ciento (25%) de su valor total, siempre y cuando soliciten a la
autoridad de Policía competente que se les permita participar en programa o
actividad pedagógica de convivencia, dentro de los cinco (5) días siguientes a la
expedición del comparendo.
Artículo 181. Multa especial. Las multas especiales se clasifican en tres tipos:
1. Comportamientos de los organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas. Sin perjuicio de la acción penal y civil
contractual y extracontractual, que se derive del incumplimiento a que haya lugar,
se aplicará la medida de multa a los organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas que incumplan lo dispuesto en este Código,
en el Capítulo IV de la Ley 1493 de 2011, para el caso de espectáculos públicos
de las artes escénicas, y/o en las condiciones previstas en el acto administrativo
de autorización del evento, de la siguiente manera dependiendo del aforo:
a) Entre cien (100) y ciento cincuenta (150) salarios mínimos legales mensuales
vigentes cuando el aforo sea de hasta trescientas (300) personas;
b) Entre ciento cincuenta y uno (151) y doscientos cincuenta (250) salarios
mínimos legales mensuales vigentes cuando el aforo sea de entre trescientas una
(301) y seiscientas (600) personas;
c) Entre doscientos cincuenta y uno (251) y trescientos cincuenta (350) salarios
mínimos legales mensuales vigentes cuando el aforo sea entre seiscientas una
(601) y cinco mil personas;
d) Entre quinientos (500) y ochocientos (800) salarios mínimos legales mensuales
vigentes cuando el aforo sea superior a cinco mil (5.000) personas.
2. Infracción urbanística. A quien incurra en cualquiera de las infracciones
urbanísticas señaladas en el Libro II del presente Código o en las disposiciones
normativas vigentes, se le impondrá además de otras medidas correctivas que
sean aplicables y las sanciones de tipo penal a que haya lugar, multa por metro
cuadrado de construcción bajo cubierta, de área de suelo afectado o urbanizado o
de intervención sobre el suelo, según la gravedad del comportamiento, de
conformidad con el estrato en que se encuentre ubicado el inmueble, así:
a) Estratos 1 y 2: de cinco (5) a doce (12) salarios mínimos legales mensuales
vigentes;
b) Estratos 3 y 4: de ocho (8) a veinte (20) salarios mínimos legales mensuales
vigentes;
c) Estratos 5 y 6: de quince (15) a veinticinco (25) salarios mínimos legales
mensuales vigentes.
Cuando la infracción urbanística se realice en bienes de uso público o en suelo de
protección ambiental, la multa se aumentará desde un 25% hasta en un 100%.
Tratándose de infracción por usos, cuando la actividad desarrollada es comercial o
industrial del nivel de más alto impacto, según las normas urbanísticas del
municipio o distrito, la multa se incrementará en un 25%.
En ningún caso, la multa podrá superar los doscientos (200) salarios mínimos
legales mensuales vigentes y el valor del total de las multas impuestas y
liquidadas, no podrá ser superior al valor catastral del inmueble.
Para la adopción de decisión sobre infracciones urbanísticas, se seguirá el
procedimiento establecido en el presente Código.
La medida de multa por comportamientos contrarios a la integridad urbanística no
se impondrá a través de comparendo. El personal uniformado de la Policía
Nacional pondrá en conocimiento de estos comportamientos mediante informe al
inspector de Policía.
3. Contaminación visual: multa por un valor de uno y medio (11/2) a cuarenta (40)
salarios mínimos legales mensuales vigentes, atendiendo a la gravedad de la falta
y al número de metros cuadrados ocupados indebidamente.
La multa se impondrá al responsable de contrariar la normatividad vigente en la
materia.
En caso de no poder ubicar al propietario de la publicidad exterior visual, la multa
podrá aplicarse al anunciante o a los dueños, arrendatarios o usuarios del
inmueble que permitan la colocación de dicha publicidad.
Artículo 182. Consecuencias por mora en el pago de multas. El no pago de la
multa dentro del primer mes dará lugar al cobro de intereses equivalentes al
interés moratorio tributario vigente. Así mismo se reportará el Registro Nacional de
Medidas Correctivas, el cual será consultado por las entidades públicas, de
conformidad con las normas vigentes.
Si transcurridos noventa días desde la imposición de la multa sin que esta hubiera
sido pagada se procederá al cobro coactivo, incluyendo sus intereses por mora y
costos del cobro coactivo.
Artículo 183. Consecuencias por el no pago de multas. Si transcurridos seis
meses desde la fecha de imposición de la multa, esta no ha sido pagada con sus
debidos intereses, hasta tanto no se ponga al día, la persona no podrá:
1. Obtener o renovar permiso de tenencia o porte de armas.
2. Ser nombrado o ascendido en cargo público.
3. Ingresar a las escuelas de formación de la Fuerza Pública.
4. Contratar o renovar contrato con cualquier entidad del Estado.
5. Obtener o renovar el registro mercantil en las cámaras de comercio.
Las autoridades responsables de adelantar los trámites establecidos en el
presente artículo deberán verificar que la persona que solicita el trámite se
encuentra al día en el pago de las multas establecidas en el presente Código. Los
servidores públicos que omitan esta verificación incurrirán en falta grave y a los
que no ostenten esta calidad se les aplicará la multa tipo 4.
Parágrafo. El cobro coactivo de que trata la presente ley se regulará por lo
dispuesto en el artículo 100, numeral 2 de la Ley 1437 de 2011.
Artículo 184. Registro Nacional de Medidas Correctivas. La Policía Nacional
llevará un registro nacional de medidas correctivas que incluirá la identificación de
la persona, el tipo de comportamiento contrario a la convivencia, el tipo de medida
correctiva y el estado de pago de la multa o cumplimiento de la medida correctiva.
La Registraduría Nacional del Estado Civil facilitará a las autoridades de Policía el
acceso a sus bases de datos para la identificación e individualización de las
personas vinculadas a procesos de Policía por comportamientos que afecten la
convivencia.
Parágrafo. Solo las personas que sean registradas en dicha base de datos tienen
derecho a conocer, actualizar y rectificar las informaciones que se hayan recogido
en ella, en los términos contemplados en la ley.
Artículo 185. Organización administrativa para el cobro de dineros por
concepto de multas. Las administraciones distritales y municipales dispondrán de
la estructura administrativa para el cobro y recaudo de dineros que por concepto
de multas se causen.
Parágrafo. En caso de que el responsable del comportamiento contrario a la
convivencia susceptible de multa, sea menor de dieciocho (18) años, la multa
deberá ser pagada por quien detente la custodia o patria potestad.
Artículo 186. Construcción, cerramiento, reparación o mantenimiento de
inmueble. Es la orden de Policía de mantener, reparar, construir, cerrar o
reconstruir un inmueble en mal estado o que amenace ruina, con el fin de
regresarlo a su estado original o para que no implique riesgo a sus moradores y
transeúntes. Esta orden puede aplicarse a cualquier clase de inmueble. Se incluye
en esta medida el mantenimiento y cerramiento de predios sin desarrollo o
construcción.
Artículo 187. Remoción de bienes. Es la orden dada a una persona para que
remueva de manera definitiva bienes muebles de su propiedad, bajo su posesión,
tenencia o bajo su responsabilidad cuando contraríen las normas de convivencia.
Artículo 188. Reparación de daños materiales por perturbación a la posesión
y tenencia de inmuebles o muebles. Es la orden de Policía por medio de la cual
se exige a una persona, reparar un daño material causado en un bien inmueble o
mueble, sin perjuicio de los procedimientos y las acciones civiles a las que haya
lugar.
Quien sea objeto de esta medida deberá probar su cumplimiento a la autoridad
que la ordenó.
Artículo 189. Restablecimiento del derecho de servidumbre y reparación de
daños materiales. Consiste en permitir en el predio sirviente, el uso de la
servidumbre señalada en escritura pública a que tiene derecho y si se causaron
daños naturales repararlos a su costa.
Artículo 190. Restitución y protección de bienes inmuebles. Consiste en
devolver la posesión o tenencia a quien tiene el legítimo derecho sobre los bienes
inmuebles de particulares, baldíos, fiscales, de uso público, área protegida y de
especial importancia ecológica¸ bienes de empresas destinados a servicios
públicos cuando hayan sido ocupadas o perturbadas por vías de hecho.
Artículo 191. Inutilización de bienes. Consiste en la inhabilitación total de los
bienes empleados para actividades ilícitas que atenten contra los recursos
naturales, o ingresen, permanezcan, operen, en áreas protegidas y de especial
importancia ecológica.
Lo anterior no implica que el infractor, propietario, tenedor o poseedor, impute
cualquier responsabilidad patrimonial por acción o por omisión al Estado o a sus
agentes.
Para la aplicación de esta medida se documentará la actuación policial y después
de la inutilización, se informará a las autoridades competentes.
Artículo 192. Destrucción de bien. Consiste en destruir por motivos de interés
general un bien mueble cuando implique un riesgo o amenaza a la convivencia o al
ambiente, o sea utilizado de manera ilegal con perjuicio a terceros. El personal
uniformado de la Policía Nacional, definirá si la destrucción de bien deberá ser
inmediata, en el sitio o si debe ser llevado a un lugar especial para tal fin.
Para la aplicación de esta medida se documentará la actuación policial y después
de la destrucción, se informará a las autoridades competentes.
Artículo 193. Suspensión de construcción o demolición. Consiste en el
sellamiento y la suspensión de los trabajos de construcción o demolición de obra,
iniciada sin licencia previa, o adelantada con violación de las condiciones de la
licencia. La medida será efectiva hasta cuando se supere la razón que dio origen a
la misma.
Artículo 194. Demolición de obra. Consiste en la destrucción de edificación
desarrollada con violación de las normas urbanísticas, ambientales o de
ordenamiento territorial, o cuando la edificación amenaza ruina, para facilitar la
evacuación de personas, para superar o evitar incendios, o para prevenir una
emergencia o calamidad pública.
Artículo 195. Suspensión de actividad que involucre aglomeración de público
compleja. Consiste en impedir el inicio o desarrollo de un evento público o privado
por parte de la autoridad que haya expedido el permiso, mediante resolución
motivada, por el incumplimiento de lo dispuesto en el Título VI del Libro Segundo
de este Código, en el Capítulo IV de la Ley 1493 de 2011, para el caso de
espectáculos públicos de las artes escénicas, y/o en las condiciones previstas en
el acto administrativo de autorización del evento, o cuando el recinto o lugar donde
vaya a realizarse no cumpla con los requisitos exigidos por las normas existentes o
exista un riesgo inminente.
Parágrafo 1°. La suspensión de actividades que involucran aglomeraciones de
público complejas se hará a solicitud motivada de la autoridad de Policía. Recibida
la solicitud de suspensión por parte de la autoridad de Policía, la autoridad
competente suspenderá preventivamente la realización de la actividad que
involucre aglomeraciones de público complejas, hasta tanto las condiciones que
generaron dicha solicitud sean subsanadas o desaparezcan.
Parágrafo 2°. Independientemente de la suspensión de la actividad, la autoridad
competente podrá imponer las multas de que trata el numeral 1 del artículo 180 del
presente Código.
Artículo 196. Suspensión temporal de actividad. Es el cese por un término de
entre tres (3) a diez (10) días proporcional a la gravedad de la infracción, de una
actividad económica o sin ánimo de lucro, o que siendo privada ofrezca servicios al
público a la que está dedicada una persona natural o jurídica. El desacato de tal
orden o la reiteración en el comportamiento contrario a la convivencia, dará lugar a
un cierre de tres (3) meses, en caso de posterior reincidencia en un mismo año se
impondrá la suspensión definitiva sin perjuicio de las acciones penales que
correspondan.
Parágrafo. La medida se mantendrá, aun en los casos de cambio de
nomenclatura, razón social o de responsable de la actividad o cuando se traslada
la actividad a lugar distinto en la misma edificación o en inmueble colindante. Si se
prueba que el cambio de razón social, de responsable o de lugar, es para evadir la
medida correctiva se impondrá suspensión definitiva.
Artículo 197. Suspensión definitiva de actividad. Es el cese definitivo de una
actividad económica, formal o informal, con o sin ánimo de lucro, o que siendo
privada ofrezca servicios al público a la que está dedicada una persona natural o
jurídica; comprende la suspensión definitiva de la autorización o permiso dado a la
persona o al establecimiento respectivo, para el desarrollo de la actividad.
Parágrafo. La medida se mantendrá, aun en los casos de cambio de
nomenclatura, razón social o de responsable de la actividad o cuando se traslada
la actividad a lugar distinto en la misma edificación o en inmueble colindante. Si se
prueba que el cambio de razón social, de responsable o de lugar es para evadir la
medida correctiva, se impondrá además la máxima multa.
TÍTULO II
AUTORIDADES DE POLICÍA Y COMPETENCIAS
CAPÍTULO I
Autoridades de Policía
Artículo 198. Autoridades de Policía. Corresponde a las autoridades de Policía
el conocimiento y la solución de los conflictos de convivencia ciudadana.
Son autoridades de Policía:
1. El Presidente de la República.
2. Los gobernadores.
3. Los Alcaldes Distritales o Municipales.
4. Los inspectores de Policía y los corregidores.
5. Las autoridades especiales de Policía en salud, seguridad, ambiente, minería,
ordenamiento territorial, protección al patrimonio cultural, planeación, vivienda y
espacio público y las demás que determinen la ley, las ordenanzas y los acuerdos.
6. Los comandantes de estación, subestación y de centro de atención inmediata
de Policía y demás personal uniformado de la Policía Nacional.
Parágrafo 1°. El Ministerio de Cultura, el Instituto Colombiano de Antropología e
Historia, el Archivo General de la Nación y las entidades territoriales en lo de su
competencia, están investidos de funciones policivas especiales para la imposición
y ejecución de las medidas correctivas establecidas en esta la ley. Cuando se
presenten casos de afectación de Bienes de Interés Cultural se regirán
exclusivamente en lo de su competencia para la imposición y ejecución de
medidas correctivas por las disposiciones establecidas en la Ley 397 de 1997
modificada por la Ley 1185 de 2008.
Parágrafo 2°. Cuando las autoridades de Policía conozcan de un caso de
afectación a Bienes de Interés Cultural impondrán las medidas correctivas
respectivas encaminadas a detener la afectación al Bien de Interés Cultural y
remitirán el caso a la autoridad cultural competente para que tome las acciones
necesarias. En caso de encontrarse involucrado un bien arqueológico la remisión
se deberá realizar al Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH),
quien será el encargado de imponer las medidas correspondientes.
Artículo 199. Atribuciones del Presidente. Corresponde al Presidente de la
República:
1. Dirigir y coordinar a las autoridades de Policía y la asistencia de la fuerza
pública para garantizar la convivencia en todo el territorio nacional.
2. Ejercer la función de Policía para garantizar el ejercicio de los derechos y
libertades públicas, y los deberes, de acuerdo a la Constitución y la ley.
3. Tomar las medidas que considere necesarias para garantizar la convivencia en
el territorio nacional, en el marco de la Constitución, la ley y este Código.
4. Impartir instrucciones a los alcaldes y gobernadores para preservar y
restablecer la convivencia.
Artículo 200. Competencia del gobernador. El gobernador es la primera
autoridad de Policía del departamento y le corresponde garantizar la convivencia y
seguridad en su territorio.
Artículo 201. Atribuciones del gobernador. Corresponde al gobernador:
1. Dirigir y coordinar a las autoridades de Policía en el departamento.
2. Desempeñar la función de Policía para garantizar el ejercicio de los derechos y
libertades públicas, así como el cumplimiento de los deberes de conformidad con
la Constitución, la ley y las ordenanzas.
3. Dirigir y coordinar en el departamento, la asistencia de la fuerza pública en los
casos permitidos en la Constitución y la ley.
4. Conocer de aquellos asuntos de su competencia establecidos en este Código y
de aquellos que la Constitución, la ley u ordenanza le señalen.
5. Ejecutar las instrucciones del Presidente de la República en relación con el
mantenimiento y restablecimiento de la convivencia.
6. Elaborar e implementar el Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana,
dentro de los seis (6) meses del primer año de Gobierno, en el marco de las
políticas que para tal efecto establezca el Gobierno nacional, y del plan de
desarrollo territorial.
Artículo 202. Competencia extraordinaria de Policía de los gobernadores y
los alcaldes, ante situaciones de emergencia y calamidad. Ante situaciones
extraordinarias que amenacen o afecten gravemente a la población y con el
propósito de prevenir el riesgo o mitigar los efectos de desastres, epidemias,
calamidades, situaciones de inseguridad y disminuir el impacto de sus posibles
consecuencias, estas autoridades en su respectivo territorio, podrán ordenar las
siguientes medidas, con el único fin de proteger y auxiliar a las personas y evitar
perjuicios mayores:
1. Ordenar el inmediato derribo, desocupación o sellamiento de inmuebles, sin
perjuicio del consentimiento del propietario o tenedor.
2. Ordenar la clausura o desocupación de escuelas, colegios o instituciones
educativas públicas o privadas, de cualquier nivel o modalidad educativa,
garantizando la entidad territorial un lugar en el cual se pueden ubicar los niños,
niñas y adolescentes y directivos docentes con el propósito de no afectar la
prestación del servicio educativo.
3. Ordenar la construcción de obras o la realización de tareas indispensables para
impedir, disminuir o mitigar los daños ocasionados o que puedan ocasionarse.
4. Ordenar la suspensión de reuniones, aglomeraciones, actividades económicas,
sociales, cívicas, religiosas o políticas, entre otras, sean estas públicas o privadas.
5. Ordenar medidas restrictivas de la movilidad de medios de transporte o
personas, en la zona afectada o de influencia, incluidas las de tránsito por predios
privados.
6. Decretar el toque de queda cuando las circunstancias así lo exijan.
7. Restringir o prohibir el expendio y consumo de bebidas alcohólicas.
8. Organizar el aprovisionamiento y distribución de alimentos, medicamentos y
otros bienes, y la prestación de los servicios médicos, clínicos y hospitalarios.
9. Reorganizar la prestación de los servicios públicos.
10. Presentar, ante el concejo distrital o municipal, proyectos de acuerdo en que se
definan los comportamientos particulares de la jurisdicción, que no hayan sido
regulados por las leyes u ordenanzas, con la aplicación de las medidas correctivas
y el procedimiento establecidos en la legislación nacional.
11. Coordinar con las autoridades del nivel nacional la aplicación y financiación de
las medidas adoptadas, y el establecimiento de los puestos de mando unificado.
12. Las demás medidas que consideren necesarias para superar los efectos de la
situación de emergencia, calamidad, situaciones extraordinarias de inseguridad y
prevenir una situación aún más compleja.
Artículo 203. Competencia especial del gobernador. En caso de actos de
ocupación o perturbación por vías de hecho a la posesión o tenencia de bienes
inmuebles de particulares, fiscales, de uso público, áreas protegidas y de especial
importancia ecológica, de empresas de servicios públicos, de utilidad pública o de
interés social, o en actividades consideradas de actividad pública o de interés
social, en que a las autoridades de Policía distrital o municipal se les dificulte por
razones de orden público adelantar un procedimiento policivo o ejecutar las
órdenes de restitución, por solicitud del Alcalde Distrital o Municipal, o de quien
solicita la intervención de la autoridad de Policía, asumirá la competencia el
gobernador o su delegado, para que se proteja o restituya la posesión o tenencia
del bien inmueble, o la interrupción de la perturbación de la actividad de utilidad
pública o de interés social. También, ejecutará la orden de restitución de tierras
ordenada por un juez, cuando por razones de orden público a la autoridad de
Policía distrital o municipal se le dificulte materializarla.
De igual manera, cuando el alcalde distrital o municipal, no se pronuncien dentro
de los términos establecidos en las normas que para tal fin expida el Gobierno
nacional, a solicitud del accionante, o de oficio, el Gobernador del Departamento o
su delegado asumirá la competencia y procederá a hacer efectivo sin perjuicio de
las investigaciones disciplinarias a que haya lugar, conforme al Código
Disciplinario Único o las normas que lo adicionen, modifiquen o substituyan.
Cuando el Gobernador del Departamento ante quien se eleva la solicitud, no
asuma la competencia especial en el término establecido en las normas que para
tal efecto establezca el Gobierno nacional, este asumirá la competencia a través
de su delegado, y pedirá a la Procuraduría General de la Nación, las
investigaciones disciplinarias pertinentes.
Artículo 204. Alcalde distrital o municipal. El alcalde es la primera autoridad de
Policía del Distrito o Municipio. En tal condición, le corresponde garantizar la
convivencia y la seguridad en su jurisdicción.
La Policía Nacional cumplirá con prontitud y diligencia las órdenes que le imparta
el Alcalde por conducto del respectivo comandante.
Artículo 205. Atribuciones del alcalde. Corresponde al alcalde:
1. Dirigir y coordinar las autoridades de Policía en el municipio o distrito.
2. Ejercer la función de Policía para garantizar el ejercicio de los derechos y
libertades públicas, así como el cumplimiento de los deberes de conformidad con
la Constitución, la ley y las ordenanzas.
3. Velar por la aplicación de las normas de Policía en el municipio y por la pronta
ejecución de las órdenes y las medidas correctivas que se impongan.
4. Elaborar e implementar el Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana,
dentro de los seis (6) meses del primer año de Gobierno, en el marco de las
políticas que para tal efecto establezca el Gobierno nacional, y del plan de
desarrollo territorial.
5. Crear el Fondo Territorial de Seguridad y Convivencia, de conformidad con las
disposiciones que sobre la materia establezca el Gobierno nacional.
6. Coordinar y articular con todas las autoridades y organizaciones sociales,
económicas y comunitarias, las políticas y las actividades para la convivencia.
7. Resolver los impedimentos y recusaciones de las autoridades de Policía de
primera instancia.
8. Resolver el recurso de apelación en el procedimiento verbal abreviado, cuando
no exista autoridad especial de Policía en el municipio o distrito a quien se le haya
atribuido, en relación con las medidas correctivas que aplican los inspectores de
Policía rurales y urbanos o corregidores, en primera instancia.
9. Autorizar, directamente o a través de su delegado, la realización de juegos, rifas
y espectáculos.
10. Suspender, directamente o a través de su delegado, la realización de juegos o
rifas, espectáculos que involucran aglomeraciones de público complejas cuando
haya lugar a ello.
11. Imponer la medida de suspensión de actividad que involucre aglomeración de
público compleja.
12. Establecer, con el apoyo del Gobierno nacional, centros especiales o
mecanismos de atención y protección de personas trasladadas o conducidas por el
personal uniformado de la Policía y coordinar y desarrollar programas pedagógicos
para la convivencia, de conformidad con los lineamientos que para tal efecto
establezca el Gobierno nacional.
13. Tener en la planta de personal de la administración distrital o municipal, los
cargos de inspectores y corregidores de Policía necesarios para la aplicación de
este Código.
14. Resolver el recurso de apelación de las decisiones tomadas por las
autoridades de Policía, en primera instancia, cuando procedan, siempre que no
sean de competencia de las autoridades especiales de Policía.
15. Conocer de los asuntos a él atribuidos en este Código y en la ley, las
ordenanzas y los acuerdos.
16. Ejecutar las instrucciones del Presidente de la República en relación con el
mantenimiento y restablecimiento de la convivencia.
17. Conocer en única instancia de los procesos de restitución de playa y terrenos
de baja mar.
Parágrafo 1°. En el departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y
Santa Catalina conoce de la apelación, el gobernador o las autoridades
administrativas, con competencias especiales de convivencia, según la materia.
Parágrafo 2°. La Dirección General Marítima coadyuvará a la autoridad local
competente en las medidas administrativas necesarias para la recuperación de
playas y terrenos de baja mar.
Artículo 206. Atribuciones de los inspectores de Policía rurales, urbanos y
corregidores. Les corresponde la aplicación de las siguientes medidas:
1. Conciliar para la solución de conflictos de convivencia, cuando sea procedente.
2. Conocer de los comportamientos contrarios a la convivencia en materia de
seguridad, tranquilidad, ambiente y recursos naturales, derecho de reunión,
protección a los bienes y privacidad, actividad económica, urbanismo, espacio
público y libertad de circulación.
3. Ejecutar la orden de restitución, en casos de tierras comunales.
4. Las demás que le señalen la Constitución, la ley, las ordenanzas y los acuerdos.
5. Conocer, en única instancia, de la aplicación de las siguientes medidas
correctivas:
a) Reparación de daños materiales de muebles o inmuebles;
b) Expulsión de domicilio;
c) Prohibición de ingreso a actividad que involucra aglomeraciones de público
complejas o no complejas;
d) Decomiso.
6. Conocer en primera instancia de la aplicación de las siguientes medidas
correctivas:
a) Suspensión de construcción o demolición;
b) Demolición de obra;
c) Construcción, cerramiento, reparación o mantenimiento de inmueble;
d) Reparación de daños materiales por perturbación a la posesión y tenencia de
inmuebles;
e) Restitución y protección de bienes inmuebles, diferentes a los descritos en el
numeral 17 del artículo 205;
f) Restablecimiento del derecho de servidumbre y reparación de daños materiales;
g) Remoción de bienes, en las infracciones urbanísticas;
h) Multas;
i) Suspensión definitiva de actividad.
Parágrafo 1°. Los inspectores de Policía no ejercerán funciones ni realizarán
diligencias jurisdiccionales por comisión de los jueces, de acuerdo con las normas
especiales sobre la materia.
Parágrafo 2°. Cada alcaldía tendrá el número de inspectores de Policía que el
Alcalde considere necesario, para una rápida y cumpli da prestación de la función
de Policía en el municipio.
Habrá inspecciones de Policía permanentes durante veinticuatro (24) horas en las
ciudades capitales de departamento, en los distritos, y en los municipios que
tengan una población superior a los cien mil habitantes.
Parágrafo 3°. Para los efectos previstos en los artículos 18 y 19 del Decreto 785
de 2005, la formación profesional para el desempeño de los cargos de Inspector
de Policía Urbano Categoría Especial, 1ª Categoría y 2ª Categoría, será
únicamente la de abogado, y la formación técnica para el desempeño de los
cargos de Inspector de Policía 3ª a 6ª Categoría e Inspector de Policía Rural
requerirá la terminación y aprobación de los estudios de la carrera de derecho.
Artículo 207. Las autoridades administrativas especiales de Policía. Las
autoridades administrativas en salud, seguridad, ambiente, mineras, de
ordenamiento territorial, planeación, vivienda y espacio público y las demás que
determinen la ley, las ordenanzas y los acuerdos, conocerán del recurso de
apelación de las decisiones proferidas por los inspectores o corregidores de
Policía, según la materia.
En los municipios donde no existan estas autoridades, conocerá del recurso de
apelación el alcalde municipal.
Artículo 208. Función consultiva. La Policía Nacional actuará como cuerpo
consultivo en el marco de los Consejos de Seguridad y Convivencia y en virtud de
ello presentará propuestas encaminadas a mejorar la convivencia y la seguridad y
presentará informes generales o específicos cuando el gobernador o el Alcalde así
lo solicite.
Artículo 209. Atribuciones de los comandantes de estación, subestación,
centros de atención inmediata de la Policía Nacional. Corregido por el art. 14,
Decreto 555 de 2017. Compete a los comandantes de estación, subestación y de
Centros de Atención Inmediata de la Policía Nacional o sus delegados, conocer:
1. Los comportamientos contrarios a la convivencia.
2. Conocer en primera instancia de la aplicación de las siguientes medidas:
a) Amonestación;
b) Remoción de bienes que obstaculizan el espacio público;
c) Inutilización de bienes;
d) Destrucción de bien;
e) Disolución de reunión o actividad que involucra aglomeraciones de público no
complejas;
f) Participación en programa comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
3. Conocer en primera instancia la aplicación de la medida de suspensión temporal
de la actividad.
Artículo 210. Atribuciones del personal uniformado de la Policía
Nacional. Corregido por el art. 15, Decreto 555 de 2017. Compete al personal
uniformado de la Policía Nacional, conocer:
1. Los comportamientos contrarios a la convivencia.
2. Conocer en primera instancia la aplicación de las siguientes medidas de
conformidad con el proceso verbal inmediato de Policía contenido en el presente
Código:
a) Amonestación;
b) Participación en Programa comunitario o Actividad Pedagógica de Convivencia;
c) Remoción de Bienes que Obstaculizan el Espacio Público;
d) Inutilización de bienes;
e) Destrucción de bien.
Parágrafo 1°. La participación en programa comunitario o actividad pedagógica de
convivencia serán organizadas y realizadas por las alcaldías municipales,
distritales o locales, o sus delegados, de acuerdo con los lineamientos que para tal
fin, establezca el Gobierno nacional.
Parágrafo 2. Contra las medidas previstas en este artículo se concede el recurso
de apelación en el efecto devolutivo que resolverá un inspector de Policía.
Artículo 211. Atribuciones del Ministerio Público Municipal o Distrital. Los
personeros municipales o distritales, así como su personal delegado o autorizado
podrá en defensa de los Derechos Humanos o la preservación del orden
constitucional o legal, ejercer actividad de Ministerio Público a la actividad o a los
procedimientos de Policía. Para ello contará con las siguientes atribuciones:
1. Presentar conceptos ante las autoridades de Policía sobre la legalidad o
constitucionalidad de los actos o procedimientos realizados por estas.
2. Solicitar motivadamente la suspensión de actividades o decisiones de las
autoridades de Policía, en defensa de los derechos humanos o del orden
constitucional y legal y bajo su estricta responsabilidad.
3. Asistir o presenciar cualquier actividad de Policía y manifestar su desacuerdo de
manera motivada, así como interponer las acciones constitucionales o legales que
corresponda.
4. Realizar actividades de vigilancia especial a los procedimientos policivos, a
solicitud de parte o en defensa de los intereses colectivos.
5. Vigilar la conducta de las autoridades de Policía y poner en conocimiento de la
autoridad competente cualquier conducta que viole el régimen penal o disciplinario.
6. Recibir verbalmente o por escrito las quejas o denuncias que formulen los
ciudadanos contra los abusos, faltas o delitos cometidos por las autoridades de
Policía.
7. Las demás que establezcan las autoridades municipales, departamentales,
distritales o nacionales en el ámbito de sus competencias.
Parágrafo. Lo anterior sin perjuicio de la competencia prevalente atribuida
constitucionalmente a la Procuraduría General de la Nación.
Artículo 212. Reiteración del comportamiento y escalonamiento de
medidas. El incumplimiento o no acatamiento de una medida correctiva o la
reiteración del comportamiento contrario a la convivencia, dará lugar a las
siguientes multas, salvo que de manera específica se establezca algo distinto en el
presente Código:
1. En el caso de los comportamientos que incluyen multa como medida correctiva:
El incumplimiento de las medidas correctivas o la reiteración del comportamiento
darán lugar a la imposición de la multa correspondiente al comportamiento
aumentada en un cincuenta por ciento (50%).
La reiteración del comportamiento dentro del año siguiente a la imposición de la
mencionada multa, dará lugar a la imposición de la multa correspondiente al
comportamiento aumentada en un setenta y cinco por ciento (75%).
2. El incumplimiento de la medida correctiva de participación en programa
comunitario o actividad pedagógica de convivencia, dará lugar a la imposición de
Multa General tipo 1.
La reiteración del comportamiento que dio lugar a la imposición de la medida
correctiva de participación en programa comunitario o actividad pedagógica de
convivencia, dentro del año siguiente a la imposición de la mencionada multa, dará
lugar a la imposición de Multa General tipo 1 aumentada en un setenta y cinco por
ciento (75%).
Parágrafo. Es factible la aplicación de varias medidas correctivas de manera
simultánea.
TÍTULO III
PROCESO ÚNICO DE POLICÍA
CAPÍTULO I
Proceso Único de Policía
Artículo 213. Principios del procedimiento. Son principios del procedimiento
único de Policía: la oralidad, la gratuidad, la inmediatez, la oportunidad, la
celeridad, la eficacia, la transparencia y la buena fe.
Artículo 214. Ámbito de aplicación. El procedimiento único de Policía rige
exclusivamente para todas las actuaciones adelantadas por las autoridades de
Policía, en ejercicio de su función y actividad.
Parágrafo 1°. Los casos en los que se encuentren involucrados bienes de interés
cultural serán asumidos por la autoridad cultural competente que los haya
declarado como tal y en aquellos en que se involucren bienes arqueológicos serán
asumidos por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, quien será el
encargado de imponer las medidas que correspondan de conformidad con la
normatividad vigente, en ambos casos se regirán por la parte primera de la
Ley 1437de 2011 o la Ley que la modifique o sustituya.
Parágrafo 2°. Las autoridades de Policía pondrán en conocimiento de la Fiscalía
General de la Nación todos los hechos que constituyan conductas tipificadas en el
Código Penal, sin perjuicio de las medidas correctivas a imponer de conformidad
con lo dispuesto por el artículo 25 de este Código.
Artículo 215. Acción de Policía. Es el mecanismo que se inicia de oficio por parte
de las autoridades de Policía o a solicitud de cualquier persona para resolver ante
la autoridad competente, un conflicto de convivencia, mediante un procedimiento
verbal, sumario y eficaz, tendiente a garantizarla y conservarla.
Artículo 216. Factor de competencia. La competencia de la autoridad de Policía
para conocer sobre los comportamientos contrarios a la convivencia, se determina
por el lugar donde suceden los hechos.
Artículo 217. Medios de prueba. Son medios de prueba del proceso único de
Policía los siguientes:
1. El informe de Policía.
2. Los documentos.
3. El testimonio.
4. La entrevista.
5. La inspección.
6. El peritaje.
7. Los demás medios consagrados en la Ley 1564 de 2012
La práctica de los medios probatorios se ceñirá a los términos y procedimientos
establecidos en el presente Código.
Artículo 218. Definición de orden de comparendo. Entiéndase por esta, la
acción del personal uniformado de la Policía Nacional que consiste en entregar un
documento oficial que contiene orden escrita o virtual para presentarse ante
autoridad de Policía o cumplir medida correctiva.
Artículo 219. Procedimiento para la imposición de comparendo. Cuando el
personal uniformado de la Policía tenga conocimiento comprobado de un
comportamiento contrario a la convivencia, podrá expedir orden de comparendo a
cualquier persona.
Sin perjuicio de la aplicación de las medidas correctivas que sean competencia del
personal uniformado de la Policía Nacional, este deberá informar a la autoridad de
Policía competente para la aplicación de las demás medidas correctivas a que
hubiere lugar.
Parágrafo 1°. Las medidas correctivas por los comportamientos contrarios a la
integridad urbanística, o a la organización de eventos que involucren
aglomeraciones de público, no se impondrán en orden de comparendo. El personal
uniformado de la Policía Nacional pondrá en conocimiento de la autoridad
competente, los comportamientos mencionados mediante informe escrito.
Parágrafo 2°. Las autoridades de Policía al imponer una medida correctiva,
deberán de oficio suministrar toda la información al infractor, acerca de los
recursos que le corresponde y los términos que tiene para interponerlos.
Artículo 220. Carga de la prueba en materia ambiental y de salud pública. En
los procedimientos que se adelanten por comportamientos que afecten el
ambiente, el patrimonio ecológico y la salud pública, se presume la culpa o el dolo
del infractor a quién le corresponde probar que no está incurso en el
comportamiento contrario a la convivencia correspondiente.
Artículo 221. Clases de actuaciones. Las actuaciones que se tramiten ante las
autoridades de Policía, se regirán por dos clases: la verbal inmediata y la verbal
abreviada.
CAPÍTULO II
Proceso verbal inmediato
Artículo 222. Trámite del proceso verbal inmediato. Se tramitarán por el
proceso verbal inmediato los comportamientos contrarios a la convivencia, de
competencia del personal uniformado de la Policía Nacional, los comandantes de
estación o subestación de Policía, y los comandantes del Centro de Atención
Inmediata de Policía, en las etapas siguientes:
1. Se podrá iniciar de oficio o a petición de quien tenga interés directo o acuda en
defensa de las normas de convivencia.
2. Una vez identificado el presunto infractor, la autoridad de Policía lo abordará en
el sitio donde ocurran los hechos, si ello fuera posible o, en aquel donde lo
encuentren, y le informará que su acción u omisión configura un comportamiento
contrario a la convivencia.
3. El presunto infractor deberá ser oído en descargos.
4. La autoridad de Policía hará una primera ponderación de los hechos y procurará
una mediación policial entre las partes en conflicto. De no lograr la mediación,
impondrá la medida correctiva a través de la orden de Policía.
Parágrafo 1°. En contra de la orden de Policía o la medida correctiva, procederá el
recurso de apelación, el cual se concederá en el efecto devolutivo y se remitirá al
Inspector de Policía dentro de las veinticuatro (24) horas siguientes. El recurso de
apelación se resolverá dentro de los tres (3) días hábiles siguientes al recibo de la
actuación y será notificado por medio más eficaz y expedito.
Parágrafo 2°. En caso de que no se cumpliere la orden de Policía, o que el
infractor incurra en reincidencia, se impondrá una medida correctiva de multa,
mediante la aplicación del proceso verbal abreviado.
Parágrafo 3°. Para la imposición de las medidas correctivas de suspensión
temporal de actividad, inutilización de bienes, destrucción de bien y disolución de
reunión o actividad que involucra aglomeraciones de público no complejas, se
deberá levantar acta en la que se documente el procedimiento señalado en el
presente artículo, la cual debe estar suscrita por quien impone la medida y el
infractor.
CAPÍTULO III
Proceso verbal abreviado
Artículo 223. Trámite del proceso verbal abreviado. Se tramitarán por el
proceso verbal abreviado los comportamientos contrarios a la convivencia, de
competencia de los Inspectores de Policía, los Alcaldes y las autoridades
especiales de Policía, en las etapas siguientes:
1. Iniciación de la acción. La acción de Policía puede iniciarse de oficio o a petición
de la persona que tenga interés en la aplicación del régimen de Policía, contra el
presunto infractor. Cuando la autoridad conozca en flagrancia del comportamiento
contrario a la convivencia, podrá iniciar de inmediato la audiencia pública.
2. Citación. Las mencionadas autoridades, a los cinco (5) días siguientes de
conocida la querella o el comportamiento contrario a la convivencia, en caso de
que no hubiera sido posible iniciar la audiencia de manera inmediata, citará a
audiencia pública al quejoso y al presunto infractor, mediante comunicación
escrita, correo certificado, medio electrónico, medio de comunicación del que
disponga, o por el medio más expedito o idóneo, donde se señale dicho
comportamiento.
3. Audiencia pública. La audiencia pública se realizará en el lugar de los hechos,
en el despacho del inspector o de la autoridad especial de Policía. Esta se surtirá
mediante los siguientes pasos:
a) Argumentos. En la audiencia la autoridad competente, otorgará tanto al
presunto infractor como al quejoso un tiempo máximo de veinte (20) minutos para
exponer sus argumentos y pruebas;
b) Invitación a conciliar. La autoridad de Policía invitará al quejoso y al presunto
infractor a resolver sus diferencias, de conformidad con el presente capítulo;
c) Pruebas. Si el presunto infractor o el quejoso solicitan la práctica de pruebas
adicionales, pertinentes y conducentes, y si la autoridad las considera viables o las
requiere, las decretará y se practicarán en un término máximo de cinco (5) días.
Igualmente la autoridad podrá decretar de oficio las pruebas que requiera y
dispondrá que se practiquen dentro del mismo término. La audiencia se reanudará
al día siguiente al del vencimiento de la práctica de pruebas. Tratándose de
hechos notorios o de negaciones indefinidas, se podrá prescindir de la práctica de
pruebas y la autoridad de Policía decidirá de plano. Cuando se requieran
conocimientos técnicos especializados, los servidores públicos del sector central y
descentralizado del nivel territorial, darán informes por solicitud de la autoridad de
Policía;
d) Decisión. Agotada la etapa probatoria, la autoridad de Policía valorará las
pruebas y dictará la orden de Policía o medida correctiva, si hay lugar a ello,
sustentando su decisión con los respectivos fundamentos normativos y hechos
conducentes demostrados. La decisión quedará notificada en estrados.
4. Recursos. Contra la decisión proferida por la autoridad de Policía proceden los
recursos de reposición y, en subsidio, el de apelación ante el superior jerárquico,
los cuales se solicitarán, concederán y sustentarán dentro de la misma audiencia.
El recurso de reposición se resolverá inmediatamente, y de ser procedente el
recurso de apelación, se interpondrá y concederá en el efecto devolutivo dentro de
la audiencia y se remitirá al superior jerárquico dentro de los dos (2) días
siguientes, ante quien se sustentará dentro de los dos (2) días siguientes al recibo
del recurso. El recurso de apelación se resolverá dentro de los ocho (8) días
siguientes al recibo de la actuación.
Para la aplicación de medidas correctivas en asuntos relativos a infracciones
urbanísticas, el recurso de apelación se concederá en el efecto suspensivo.
Los recursos solo procederán contra las decisiones definitivas de las autoridades
de Policía.
5. Cumplimiento o ejecución de la orden de Policía o la medida correctiva. Una vez
ejecutoriada la decisión que contenga una orden de Policía o una medida
correctiva, esta se cumplirá en un término máximo de cinco (5) días.
Parágrafo 1°. Si el presunto infractor no se presenta a la audiencia sin comprobar
la ocurrencia de caso fortuito o fuerza mayor, la autoridad tendrá por ciertos los
hechos que dieron lugar al comportamiento contrario a la convivencia y entrará a
resolver de fondo, con base en las pruebas allegadas y los informes de las
autoridades, salvo que la autoridad de Policía considere indispensable decretar la
práctica de una prueba adicional.
Parágrafo 2°. Casos en que se requiere inspección al lugar. Cuando la autoridad
de Policía inicia la actuación y decreta inspección al lugar, fijará fecha y hora para
la práctica de la audiencia, y notificará al presunto infractor o perturbador de
convivencia y al quejoso personalmente, y de no ser posible, mediante aviso que
se fijará en la puerta de acceso del lugar de los hechos o parte visible de este, con
antelación no menor a veinticuatro (24) horas, de la fecha y hora de la diligencia.
Para la práctica de la diligencia de inspección, la autoridad de Policía se trasladará
al lugar de los hechos, con un servidor público técnico especializado cuando ello
fuere necesario y los hechos no sean notorios y evidentes; durante la diligencia
oirá a las partes máximo por quince (15) minutos cada una y recibirá y practicará
las pruebas que considere conducentes para el esclarecimiento de los hechos.
El informe técnico especializado se rendirá dentro de la diligencia de inspección
ocular. Excepcionalmente y a juicio del inspector de Policía, podrá suspenderse la
diligencia hasta por un término no mayor de tres (3) días con el objeto de que el
servidor público rinda el informe técnico.
La autoridad de Policía proferirá la decisión dentro de la misma diligencia de
inspección, o si ella hubiere sido suspendida, a la terminación del plazo de
suspensión.
Parágrafo 3°. Si el infractor o perturbador no cumple la orden de Policía o la
medida correctiva, la autoridad de Policía competente, por intermedio de la entidad
correspondiente, podrá ejecutarla a costa del obligado, si ello fuere posible. Los
costos de la ejecución podrán cobrarse por la vía de la jurisdicción coactiva.
Parágrafo 4°. El numeral 4 del presente artículo no procederá en los
procedimientos de única instancia.
Parágrafo 5°. El recurso de apelación se resolverá de plano, en los términos
establecidos en el presente artículo.
Artículo 224. Alcance penal. El que desacate, sustraiga u omita el cumplimiento
de las decisiones u órdenes de las autoridades de Policía, dispuestas al finalizar el
proceso verbal abreviado o inmediato, incurrirá en conducta punible de
conformidad con la legislación penal.
Artículo 225. Recuperación especial de predios. En los procesos
administrativos que adelante la Agencia Nacional de Tierras, o quien haga sus
veces, encaminados a la recuperación de bienes baldíos y bienes fiscales
patrimoniales, así como en aquellos que concluyan con la orden de restitución
administrativa de bienes a víctimas o beneficiarios de programas de la Agencia, la
ejecución del acto administrativo correspondiente será efectuada por la autoridad
de Policía dentro de los diez (10) días siguientes al recibo de la solicitud de la
Agencia Nacional de Tierras, una vez el acto se encuentre ejecutoriado y en firme.
Artículo 226. Caducidad y prescripción. Cuando se trate de hechos de
perturbación de bienes de uso público, bienes fiscales, zonas de reserva forestal,
bienes de propiedad privada afectados al espacio público, bienes de las empresas
de servicios públicos, o bienes declarados de utilidad pública o de interés social,
cultural, arquitectónico o histórico, no existe caducidad de la acción policiva. La
autoridad de Policía comunicará la iniciación de la actuación al personero, quien
podrá pedir directamente, o por intermedio de delegado, que se le tenga como
interesado en el proceso.
Las medidas correctivas prescribirán en cinco (5) años, a partir de la fecha en que
quede en firme la decisión de las autoridades de Policía en el proceso único de
Policía.
Artículo 227. Falta disciplinaria de la autoridad de Policía. La autoridad de
Policía que incumpla los términos señalados en este capítulo o que incurra en
omisión y permita la caducidad de la acción o de las medidas correctivas, incurrirá
en falta disciplinaria grave.
Artículo 228. Nulidades. Los intervinientes en el proceso podrán pedir
únicamente dentro de la audiencia, la nulidad del mismo por violación del debido
proceso consagrado en el artículo 29 de la Constitución Política, solicitud que se
resolverá de plano. Contra esta decisión solo procederá el recurso de reposición,
que se resolverá dentro de la misma audiencia.
Artículo 229. Impedimentos y recusaciones. Las autoridades de Policía podrán
declararse impedidas o ser recusadas por las causales establecidas en las
disposiciones del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso
Administrativo.
Parágrafo 1°. Los impedimentos y recusaciones serán resueltos por el superior
jerárquico en el término de dos (2) días.
Parágrafo 2°. En el caso de los Alcaldes Distritales, Municipales o Locales,
resolverá el impedimento o recusación, el personero municipal o distrital en el
término de dos (2) días. Cuando se declare el impedimento o recusación, conocerá
del asunto, el alcalde de la jurisdicción más cercana.
Artículo 230. Costas. En los procesos de Policía no habrá lugar al pago de
costas.
CAPÍTULO IV
Mecanismos alternativos de solución de desacuerdos y conflictos
Artículo 231. Mecanismos alternativos de solución de desacuerdos y
conflictos de convivencia. Los desacuerdos y los conflictos relacionados con la
convivencia pueden ser objeto de conciliación y de mediación, sólo en relación con
derechos renunciables y transigibles y cuando no se trate de situaciones de
violencia.
Artículo 232. Conciliación. La conciliación en materia de convivencia procederá
ante la autoridad de Policía que conozca del caso, en cualquier etapa del trámite
del procedimiento o en el momento en que se presente el desacuerdo o conflicto
de convivencia.
Una vez escuchados quienes se encuentren en desacuerdo o conflicto, la
autoridad de Policía o el conciliador, propondrá fórmulas de solución que aquellos
pueden acoger o no. De realizarse el acuerdo, se suscribirá el acta de conciliación,
donde se consignarán las obligaciones a cargo de cada uno de los interesados, lo
cual hará tránsito a cosa juzgada y prestará mérito ejecutivo ante las autoridades
judiciales competentes.
Las medidas correctivas de competencia de los comandantes de estación,
subestación o centro de atención inmediata de Policía, no son susceptibles de
conciliación.
No son conciliables los comportamientos que infringen o resultan contrarios a las
normas urbanísticas, ambientales, sanitarias, del uso del espacio público, del
ejercicio de la actividad económica, de la libertad de circulación, de las
interacciones entre las personas y las autoridades, los que afectan la integridad de
niños, niñas y adolescentes, del ejercicio de la prostitución, y del derecho de
reunión.
Artículo 233. Mediación. La mediación permite que el mediador escuche a las
personas que se encuentran en situación de conflicto de convivencia y facilite un
camino para encontrar una solución equitativa. De realizarse el acuerdo, se
suscribirá el acta de mediación, donde se consignarán las obligaciones a cargo de
cada uno de los interesados, la cual hará tránsito a cosa juzgada y prestará mérito
ejecutivo.
Parágrafo. En los procedimientos a que hace referencia el Título VII del Libro II,
será obligatorio la invitación a conciliar.
Artículo 234. Conciliadores y mediadores. Además de las autoridades de
Policía, pueden ser conciliadores o mediadores en el sector urbano o rural, los
jueces de paz, las personerías, los centros de conciliación de universidades, las
cámaras de comercio del país y demás centros de conciliación del sector privado,
siempre que el servicio sea gratuito.
CAPÍTULO V
Disposiciones finales, vigencia del código, normas complementarias y
derogatorias
Artículo 235. Sistema único para el mejoramiento y prevención de los abusos
en la actividad de Policía. La Policía Nacional, la Procuraduría General de la
Nación y el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones,
dentro del año siguiente a la promulgación del presente Código, establecerá un
sistema electrónico único de quejas, sugerencias y reclamos de cobertura nacional
que garantice un acceso fácil y oportuno a la ciudadanía.
El sistema electrónico único deberá reportar en tiempo real las actividades que
realicen las autoridades de Policía y el resultado de las mismas en materia de
seguridad y convivencia ciudadana, siempre y cuando no se afecten operaciones
policiales en desarrollo ni se contravenga la ley.
El Gobierno nacional reglamentará la implementación del sistema establecido en
este artículo para que el mismo pueda arrojar resultados estadísticos sobre la
actividad de Policía.
Artículo 236. Programa de educación y promoción del Código. Corregido por
el art. 16, Decreto 555 de 2017. El Gobierno nacional, a través de las autoridades
competentes, deberá diseñar programas, actividades y campañas de promoción
en todo el territorio nacional, de las disposiciones más relevantes contenidas en el
presente Código, especialmente de los comportamientos contrarios a la
convivencia y las consecuencias que se derivan de su realización, con el fin de
que la ciudadanía conozca y se actualice en torno a los aspectos trascendentales
de esta ley.
Así mismo deberá adelantar jornadas de capacitación y formación del nuevo
Código de Policía y convivencia a las autoridades de Policía, a partir de su
promulgación.
De igual forma, a través del Ministerio de Educación, desarrollará programas para
el fomento de competencias que fortalezcan la cultura ciudadana y la convivencia
así como el respeto por las normas y las autoridades, en concordancia con los
lineamientos definidos en la Ley 1013 de 2006 y la Ley 1732 de 2015 (sic).
Estos programas serán implementados por las Instituciones Educativas en el
marco de su autonomía escolar y su contenido.
Artículo 237. Integración de sistemas de vigilancia. La información, imágenes,
y datos de cualquier índole captados y/o almacenados por los sistemas de video o
los medios tecnológicos que estén ubicados en el espacio público, o en lugares
abiertos al público, serán considerados como públicos y de libre acceso, salvo que
se trate de información amparada por reserva legal.
Los sistemas de video y medios tecnológicos, o los que hagan sus veces, de
propiedad privada o pública, a excepción de los destinados para la Defensa y
Seguridad Nacional, que se encuentren instalados en espacio público, áreas
comunes, lugares abiertos al público o que siendo privados trasciendan a lo
público, se enlazará de manera permanente o temporal a la red que para tal efecto
disponga la Policía Nacional, de acuerdo con la reglamentación que para tal efecto
expida el Gobierno nacional.
Parágrafo. En tratándose de sistemas instalados en áreas comunes, lugares
abiertos al público o que siendo privados trasciendan a lo público, se requerirá
para el enlace a que hace referencia el presente artículo, la autorización previa por
parte de quien tenga la legitimidad para otorgarla.
Artículo 238. Reglamentación. El presente Código rige en todo el territorio
nacional y se complementa con los reglamentos de Policía expedidos por las
autoridades competentes, de conformidad con la Constitución Política y la ley. Las
disposiciones de la presente ley, prevalecen sobre cualquier reglamento de
Policía.
Artículo 239. Aplicación de la ley. Los procedimientos por contravenciones al
régimen de Policía, así como los procedimientos administrativos sustituidos por la
presente ley, que a la fecha de la entrada en vigencia de la misma se estén
surtiendo, serán adelantados hasta su finalización, conforme a la legislación
vigente a la fecha de ocurrencia de los hechos que motivaron su iniciación.
Artículo 240. Concordancias. Las disposiciones en materia de circulación o
movilidad, infancia y adolescencia, salud, ambiente, minería, recursos naturales y
protección animal establecidas en el presente Código, serán aplicadas en
concordancia con la legislación vigente.
Artículo 241. Comisión de seguimiento. A partir de la vigencia de la presente
ley, las mesas directivas de las Comisiones Primeras de Senado y Cámara
conformarán una Comisión en la que tendrán asiento todos los partidos y
movimientos políticos representados en las respectivas Comisiones, encargada de
efectuar el seguimiento de la aplicación de esta ley, recibir las quejas que se
susciten en ocasión de la misma y revisar los informes que se le soliciten al
Gobierno nacional.
El Gobierno deberá presentar informes dentro de los primeros diez (10) días de
cada periodo legislativo a las comisiones de que trata este artículo, referidos a la
utilización de las atribuciones que se le confieren mediante la presente ley.
Artículo 242. Derogatorias. El presente Código deroga todas las disposiciones
que le sean contrarias, en especial el Decreto-ley 1355 de 1970, la Ley 1356 de
2009 excepto los artículos 4° y del 218A al 218L; el Decreto número 522 de 1971;
la Ley 232 de 1995; el artículo 108 de la Ley 388 de 1997; los artículos 1° y 2° de
la Ley 810 de 2003; artículo 12 numeral 2,
artículo 17, 18, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 31, 33, 35 y 36 del Decreto
número 2876 de 1984; artículo 26 y último inciso o párrafo del artículo 10 de la Ley
679 de 2001, en razón a que se aplicará el proceso verbal abreviado establecido
en el presente Código; artículos 5°, 6°, 7° y 12 de la Ley 1259 de 2008; Ley 746 de
julio 19 de 2002; artículo 24, 29 e inciso final del artículo 31 de la Ley 1335 de
2009; y los artículos 12 y 13 de la Ley 140 de 1994.

LEY 1070 DEL 2015


LEY 1801 DE 2016
(julio 29)
Por la cual se expide el Código Nacional de Policía y Convivencia
EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA
DECRETA:
LIBRO PRIMERO
DISPOSICIONES GENERALES
TÍTULO I
OBJETO DEL CÓDIGO, ÁMBITO DE APLICACIÓN Y AUTONOMÍA.
BASES DE LA CONVIVENCIA
CAPÍTULO I
Objeto del Código, Ámbito de Aplicación y Autonomía
Artículo 1°. Objeto. Las disposiciones previstas en este Código son de carácter
preventivo y buscan establecer las condiciones para la convivencia en el territorio
nacional al propiciar el cumplimiento de los deberes y obligaciones de las personas
naturales y jurídicas, así como determinar el ejercicio del poder, la función y la
actividad de Policía, de conformidad con la Constitución Política y el ordenamiento
jurídico vigente.
Artículo 2°. Objetivos específicos. Con el fin de mantener las condiciones
necesarias para la convivencia en el territorio nacional, los objetivos específicos de
este Código son los siguientes:
1. Propiciar en la comunidad comportamientos que favorezcan la convivencia en el
espacio público, áreas comunes, lugares abiertos al público o que siendo privados
trasciendan a lo público.
2. Promover el respeto, el ejercicio responsable de la libertad, la dignidad, los
deberes y los derechos correlativos de la personalidad humana.
3. Promover el uso de mecanismos alternativos, o comunitarios, para la
conciliación y solución pacífica de desacuerdos entre particulares.
4. Definir comportamientos, medidas, medios y procedimientos de Policía.
5. Establecer la competencia de las autoridades de Policía en el orden nacional,
departamental, distrital y municipal, con observancia del principio de autonomía
territorial.
6. Establecer un procedimiento respetuoso del debido proceso, idóneo, inmediato,
expedito y eficaz para la atención oportuna de los comportamientos relacionados
con la convivencia en el territorio nacional.
Artículo 3°. Ámbito de aplicación del Derecho de Policía. El derecho de Policía
se aplicará a todas las personas naturales o jurídicas, de conformidad con este
Código.
Las autoridades de Policía sujetarán sus actuaciones al procedimiento único de
Policía, sin perjuicio de las competencias que les asistan en procedimientos
regulados por leyes especiales.
Artículo 4°. Autonomía del acto y del procedimiento de Policía. Las
disposiciones de la Parte Primera del Código de Procedimiento Administrativo y de
lo Contencioso Administrativo no se aplicarán al acto de Policía ni a los
procedimientos de Policía, que por su misma naturaleza preventiva requieren
decisiones de aplicación inmediata, eficaz, oportuna y diligente, para conservar el
fin superior de la convivencia, de conformidad con las normas vigentes y el
artículo 2° de la Ley 1437 de 2011. Por su parte las disposiciones de la parte
segunda de la Ley 1437 de 2011 se aplicarán a la decisión final de las autoridades
de Policía en el proceso único de Policía, con excepción de aquellas de que trata
el numeral 3 del artículo 105 de la ley en mención.
CAPÍTULO II
Bases de la convivencia y seguridad ciudadana
Artículo 5°. Definición. Para los efectos de este Código, se entiende por
convivencia, la interacción pacífica, respetuosa y armónica entre las personas, con
los bienes, y con el ambiente, en el marco del ordenamiento jurídico.
Artículo 6°. Categorías jurídicas. Las categorías de convivencia son: seguridad,
tranquilidad, ambiente y salud pública, y su alcance es el siguiente:
1. Seguridad: Garantizar la protección de los derechos y libertades
constitucionales y legales de las personas en el territorio nacional.
2. Tranquilidad: Lograr que las personas ejerzan sus derechos y libertades, sin
abusar de los mismos, y con plena observancia de los derechos ajenos.
3. Ambiente: Favorecer la protección de los recursos naturales, el patrimonio
ecológico, el goce y la relación sostenible con el ambiente.
4. Salud Pública: Es la responsabilidad estatal y ciudadana de protección de la
salud como un derecho esencial, individual, colectivo y comunitario logrado en
función de las condiciones de bienestar y calidad de vida.
Artículo 7°. Finalidades de la convivencia. Son fines esenciales de las normas
de convivencia social previstas en este Código:
1. Que el ejercicio de los derechos y libertades sean garantizados y respetados en
el marco de la Constitución y la ley.
2. El cumplimiento de los deberes contenidos en la Constitución, la ley y las
normas que regulan la convivencia.
3. El respeto por las diferencias y la aceptación de ellas.
4. La resolución pacífica de los desacuerdos que afecten la convivencia.
5. La convergencia de los intereses personales y generales para promover un
desarrollo armónico.
6. prevalencia de los valores sociales de solidaridad, tolerancia, responsabilidad,
honradez, respeto, bondad, libertad, justicia, igualdad, fraternidad, lealtad,
prudencia y paz.
Artículo 8°. Principios. Son principios fundamentales del Código:
1. La protección de la vida y el respeto a la dignidad humana.
2. Protección y respeto a los derechos humanos.
3. La prevalencia de los derechos de niños, niñas y adolescentes y su protección
integral.
4. La igualdad ante la ley.
5. La libertad y la autorregulación.
6. El reconocimiento y respeto de las diferencias culturales, la autonomía e
identidad regional, la diversidad y la no discriminación.
7. El debido proceso.
8. La protección de la diversidad e integridad del ambiente y el patrimonio
ecológico.
9. La solidaridad.
10. La solución pacífica de las controversias y desacuerdos de los conflictos.
11. El respeto al ordenamiento jurídico y a las autoridades legalmente constituidas.
12. Proporcionalidad y razonabilidad. La adopción de medios de Policía y medidas
correctivas debe ser proporcional y razonable atendiendo las circunstancias de
cada caso y la finalidad de la norma. Por lo tanto, se debe procurar que la
afectación de derechos y libertades no sea superior al beneficio perseguido y
evitar todo exceso innecesario.
13. Necesidad. Las autoridades de Policía solo podrán adoptar los medios y
medidas rigurosamente necesarias e idóneas para la preservación y
restablecimiento del orden público cuando la aplicación de otros mecanismos de
protección, restauración, educación o de prevención resulte ineficaz para alcanzar
el fin propuesto.
Parágrafo. Los principios enunciados en la Ley 1098 de 2006 deberán observarse
como criterio de interpretación y aplicación de esta ley cuando se refiera a niños,
niñas y adolescentes.
Artículo 9°. Ejercicio de la libertad y de los derechos de los asociados. Las
autoridades garantizarán a las personas que habitan o visitan el territorio
colombiano, el ejercicio legítimo de los derechos y las libertades constitucionales,
con fundamento en su autonomía personal, autorregulación individual y social.
Artículo 10 . Deberes de las autoridades de Policía. Son deberes generales de
las autoridades de Policía:
1. Respetar y hacer respetar los derechos y las libertades que establecen la
Constitución Política, las leyes, los tratados y convenios internacionales suscritos y
ratificados por el Estado colombiano.
2. Cumplir y hacer cumplir la Constitución, las leyes, las normas contenidas en el
presente Código, las ordenanzas, los acuerdos, y en otras disposiciones que
dicten las autoridades competentes en materia de convivencia.
3. Prevenir situaciones y comportamientos que ponen en riesgo la convivencia.
4. Dar el mismo trato a todas las personas, sin perjuicio de las medidas especiales
de protección que deban ser brindadas por las autoridades de Policía a aquellas
que se encuentran en situación de debilidad manifiesta o pertenecientes a grupos
de especial protección constitucional.
5. Promover los mecanismos alternativos de resolución de conflictos como vía de
solución de desacuerdos o conflictos entre particulares, y propiciar el diálogo y los
acuerdos en aras de la convivencia, cuando sea viable legalmente.
6. Recibir y atender de manera pronta, oportuna y eficiente, las quejas, peticiones
y reclamos de las personas.
7. Observar el procedimiento establecido en este Código, para la imposición de
medidas correctivas.
8. Colaborar con las autoridades judiciales para la debida prestación del servicio
de justicia.
9. Aplicar las normas de Policía con transparencia, eficacia, economía, celeridad y
publicidad, y dando ejemplo de acatamiento de la ley y las normas de convivencia.
10. Conocer, aplicar y capacitarse en mecanismos alternativos de solución de
conflictos y en rutas de acceso a la justicia.
11. Evitar al máximo el uso de la fuerza y de no ser esto posible, limitarla al
mínimo necesario.
Parágrafo transitorio. Dentro de los seis (6) meses siguientes a la entrada en
vigencia de la presente ley, el Gobierno nacional reglamentará y dispondrá lo
concerniente a los espacios físicos necesarios para que la Policía nacional reciba y
atienda de manera pronta, oportuna y eficiente las quejas, peticiones y reclamos
de las personas.
TÍTULO II
PODER, FUNCIÓN Y ACTIVIDAD DE POLICÍA
CAPÍTULO I
Poder de Policía
Artículo 11. Poder de Policía. El poder de Policía es la facultad de expedir las
normas en materia de Policía, que son de carácter general, impersonal y abstracto,
ejercido por el Congreso de la República para regular el ejercicio de la libertad, los
derechos y los deberes constitucionales, para la convivencia y establecer los
medios y las medidas correctivas en caso de su incumplimiento.
Artículo 12. Poder subsidiario de Policía. Las asambleas departamentales y el
Concejo Distrital de Bogotá, dentro de su respectivo ámbito territorial, ejercen un
poder subsidiario de Policía para dictar normas en materias que no sean de
reserva legal, en el marco de la Constitución y la ley.
Estas corporaciones en el ejercicio de poder subsidiario no podrán:
1. Establecer limitaciones, restricciones o normas adicionales a los derechos y
deberes de las personas, que no hayan sido previstas o autorizadas por el
legislador.
2. Establecer medios o medidas correctivas diferentes a las previstas por el
legislador.
3. Exigir requisitos adicionales para ejercer derechos o actividades reglamentadas
de manera general, ni afectar los establecidos en la ley.
Parágrafo 1°. El Concejo Distrital de Bogotá podrá establecer formas de control
policial sobre las normas de ordenamiento territorial, usos del suelo y defensa del
patrimonio ecológico y cultural.
Parágrafo 2°. Las normas de Policía y convivencia expedidas por el Concejo del
Distrito Capital de Bogotá no están subordinadas a las ordenanzas.
Artículo 13. Poder residual de Policía. Los demás Concejos Distritales y los
Concejos Municipales dentro de su respectivo ámbito territorial, podrán
reglamentar residualmente los comportamientos que no hayan sido regulados por
la ley o los reglamentos departamentales de Policía, ciñéndose a los medios,
procedimientos y medidas correctivas establecidas en la presente ley.
Estas Corporaciones en el ejercicio del poder residual no podrán:
1. Establecer limitaciones, restricciones o normas adicionales a los derechos y
deberes de las personas, que no hayan sido previstas o autorizadas por el
legislador.
2. Establecer medios, procedimientos o medidas correctivas diferentes a las
previstas por el legislador.
3. Exigir requisitos adicionales para ejercer derechos o actividades reglamentadas
de manera general, ni afectar los establecidos en la ley.
Parágrafo. Los Concejos Municipales y Distritales podrán establecer formas de
control policial sobre las normas de ordenamiento territorial, usos del suelo y
defensa del patrimonio ecológico y cultural.
Artículo 14. Poder extraordinario para prevención del riesgo o ante
situaciones de emergencia, seguridad y calamidad. Los gobernadores y los
alcaldes, podrán disponer acciones transitorias de Policía, ante situaciones
extraordinarias que puedan amenazar o afectar gravemente a la población, con el
propósito de prevenir las consecuencias negativas ante la materialización de un
evento amenazante o mitigar los efectos adversos ante la ocurrencia de desastres,
epidemias, calamidades, o situaciones de seguridad o medio ambiente; así mismo,
para disminuir el impacto de sus posibles consecuencias, de conformidad con las
leyes que regulan la materia.
Parágrafo. Lo anterior sin perjuicio de lo establecido en la Ley 9ª de 1979, la
Ley 65 de 1993, Ley 1523 de 2012 frente a la condición de los mandatarios como
cabeza de los Consejos de Gestión de Riesgo de Desastre y las normas que las
modifiquen, adicionen o sustituyan, con respecto a las facultades para declarar la
emergencia sanitaria.
Artículo 15. Transitoriedad e informe de la gestión. Las acciones transitorias de
Policía señaladas en el artículo anterior, sólo regirán mientras dure la situación de
desastre o emergencia. La autoridad que las ejerza dará cuenta inmediata de las
medidas que hubiere adoptado a la Asamblea Departamental y/o al Concejo
Distrital o Municipal, en sus inmediatas sesiones, según corresponda.
En el caso en que se considere necesario darle carácter permanente a las
acciones transitorias de Policía dictadas de conformidad con lo establecido en el
artículo anterior, los gobernadores y los alcaldes, presentarán ante la Asamblea
Departamental o el Concejo Distrital o Municipal, según corresponda, el respectivo
proyecto, que será tramitado de la manera más expedita de conformidad con el
reglamento interno de cada corporación.
CAPÍTULO II
Función y Actividad de Policía
Artículo 16. Función de Policía. Consiste en la facultad de ha cer cumplir las
disposiciones dictadas en ejercicio del poder de Policía, mediante la expedición de
reglamentos generales y de acciones apropiadas para garantizar la convivencia.
Esta función se cumple por medio de órdenes de Policía.
Artículo 17. Competencia para expedir reglamentos. En el ámbito nacional
corresponde al Presidente de la República reglamentar las leyes sobre materias de
Policía. Cuando las disposiciones de las asambleas o los concejos en asuntos de
Policía, requieran reglamentación para aplicarlas, los gobernadores o los alcaldes
podrán, según el caso, dictar reglamentos sólo con ese fin.
Las autoridades que expiden reglamentos no podrán regular comportamientos,
imponer medidas correctivas o crear procedimientos distintos a los establecidos en
la norma reglamentada, salvo que esta les otorgue dicha competencia.
Artículo 18. Coordinación. La coordinación entre las autoridades de Policía debe
ser permanente, adecuada, eficiente, eficaz y oportuna, con el fin de asegurar las
condiciones necesarias para la convivencia.
Artículo 19. Consejos de Seguridad y Convivencia y Comité Civil de
Convivencia. Los Consejos de Seguridad y Convivencia son cuerpos consultivos
y de decisión para la prevención y reacción ante los problemas relacionados con la
seguridad y la convivencia en el nivel nacional, regional, departamental, distrital,
municipal o metropolitano. El Gobierno nacional establecerá mediante
reglamentación los objetivos, funciones, integrantes y demás aspectos
relacionados con el funcionamiento de los Consejos de Seguridad y Convivencia.
De manera subsidiaria, las autoridades ejecutivas de los niveles distrital,
departamental y municipal, considerando su especificidad y necesidad, podrán
complementar la regulación hecha por el Gobierno nacional.
Créanse los Comités Civiles de Convivencia en cada municipio o distrito, cuyo
objeto será analizar hechos y fenómenos que afectan la convivencia así como
tramitar las quejas, denuncias, peticiones o reconocimientos reportados en
relación con la función y la actividad de Policía en su respectiva jurisdicción
priorizando los casos relacionados con actuaciones donde hubieren podido verse
afectados los intereses colectivos.
Estos Comités podrán emitir recomendaciones para mejorar la función y la
actividad de Policía y garantizar la transparencia en el ejercicio de sus funciones.
Así mismo, deberán fomentar e incentivar que la ciudadanía presente las
denuncias y quejas que correspondan y promoverá campañas de información
sobre los derechos, deberes y garantías de los ciudadanos ante las actividades de
Policía.
Este Comité estará conformado por el Alcalde, el Personero Municipal y el
Comandante de Estación del respectivo distrito, municipio o localidad.
Estos Comités deberán reunirse, al menos, una vez al mes.
Artículo 20. Actividad de Policía. Es el ejercicio de materialización de los medios
y medidas correctivas, de acuerdo con las atribuciones constitucionales, legales y
reglamentarias conferidas a los uniformados de la Policía Nacional, para concretar
y hacer cumplir las decisiones dictadas en ejercicio del poder y la función de
Policía, a las cuales está subordinada. La actividad de Policía es una labor
estrictamente material y no jurídica, y su finalidad es la de preservar la convivencia
y restablecer todos los comp ortamientos que la alteren.
Artículo 21. Carácter público de las actividades de Policía. Todo procedimiento
policivo podrá ser grabado mediante cualquier medio de las tecnologías de
información y comunicación, por lo que le está prohibido a cualquier persona, salvo
las restricciones expresas de ley, impedir que sean realizadas dichas grabaciones.
La autoridad de Policía que impida la grabación de que trata este artículo sin la
justificación legal correspondiente incurrirá en causal de mala conducta.
Artículo 22. Titular del uso de la fuerza policial. La utilización de la fuerza
legítima corresponde de manera exclusiva, en el marco de este Código, a los
miembros uniformados de la Policía Nacional, de conformidad con el marco
jurídico vigente, salvo en aquellos casos en los que de manera excepcional se
requiera la asistencia militar.
CAPÍTULO III
Concreción de la Orden de Policía
Artículo 23. Materialización de la orden. Consiste en la ejecución concreta de
una orden o norma de Policía. Esta es aplicada por la autoridad de Policía que la
dictó y por aquellas personas que, en razón de sus funciones, deban hacerlo o
contribuir a ejecutarla.
LIBRO SEGUNDO
DE LA LIBERTAD, LOS DERECHOS Y DEBERES DE LAS PERSONAS EN
MATERIA DE CONVIVENCIA
TÍTULO I
DEL CONTENIDO DEL LIBRO
CAPÍTULO ÚNICO
Aspectos generales
Artículo 24. Contenido. El presente libro establece los comportamientos
contrarios a la convivencia que no deben ser realizados por las personas que
habitan o visitan el territorio nacional.
El cumplimiento de los comportamientos favorables a la convivencia y el rechazo
de los que le son contrarios, serán promovidos por las entidades estatales y
organizaciones de la sociedad civil, y en particular por las autoridades de Policía,
quienes exaltarán los primeros y ejercerán un control sobre los segundos.
Artículo 25. Comportamientos contrarios a la convivencia y medidas
correctivas. Quienes incurran en comportamientos contrarios a la convivencia
serán objeto de medidas correctivas de conformidad con esta ley, sin perjuicio de
las demás acciones que en derecho correspondan.
Parágrafo 1°. En atención a los comportamientos relacionados en el presente
Código, corresponde a las autoridades de Policía dentro del ámbito de su
competencia adelantar las acciones que en derecho correspondan respetando las
garantías constitucionales.
Parágrafo 2°. En caso de que el comportamiento contrario a la convivencia
también constituya una conducta tipificada en el Código Penal, la medida
correctiva a imponer no podrá tener la misma naturaleza que la sanción prevista
en este último. La autoridad de Policía lo pondrá en conocimiento de la Fiscalía
General de la Nación e impondrá las medidas de naturaleza distinta previstas en el
presente Código.
TÍTULO II
DE LOS COMPORTAMIENTOS CONTRARIOS A LA CONVIVENCIA
Artículo 26. Deberes de convivencia. Es deber de todas las personas en el
territorio nacional comportarse de manera favorable a la convivencia. Para ello,
además de evitar comportamientos contrarios a la misma, deben regular sus
comportamientos a fin de respetar a las demás personas, en el ejercicio de sus
derechos y deberes ciudadanos, en su vida, honra y bienes, de conformidad con la
Constitución Política y las leyes, y especialmente con lo dispuesto en la presente
ley.
TÍTULO III
DEL DERECHO DE LAS PERSONAS A LA SEGURIDAD Y A LA DE SUS
BIENES
CAPÍTULO I
Vida e integridad de las personas
Artículo 27. Comportamientos que ponen en riesgo la vida e
integridad. Corregido por el art. 1, Decreto 555 de 2017. Los siguientes
comportamientos ponen en riesgo la vida e integridad de las personas, y, por lo
tanto, son contrarios a la convivencia:
1. Reñir, incitar o incurrir en confrontaciones violentas que puedan derivar en
agresiones físicas.
2. Lanzar objetos que puedan causar daño o sustancias peligrosas a personas.
3. Agredir físicamente a personas por cualquier medio.
4. Amenazar con causar un daño físico a personas por cualquier medio.
5. No retirar o reparar, en los inmuebles, los elementos que ofrezcan riesgo a la
vida e integridad.
6.Portar armas, elementos cortantes, punzantes o semejantes, o sustancias
peligrosas, en áreas comunes o lugares abiertos al público. Se exceptúa a quien
demuestre que tales elementos o sustancias constituyen una herramienta de su
actividad deportiva, oficio, profesión o estudio.
7.Portar armas neumáticas, de aire, de fogueo, de letalidad reducida o sprays,
rociadores, aspersores o aerosoles de pimienta o cualquier elemento que se
asimile a armas de fuego, en lugares abiertos al público donde se desarrollen
aglomeraciones de personas o en aquellos donde se consuman bebidas
embriagantes, o se advierta su utilización irregular, o se incurra en un
comportamiento contrario a la convivencia.
Parágrafo 1. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 2.
Amonestación; Participación en programa
Numeral 2
comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Numeral 3 Multa General tipo 3.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 4
pedagógica de convivencia; Multa General tipo 2.
Construcción, cerramiento, reparación; o
mantenimiento de inmuebles; Remoción de bienes;
Numeral 5
Reparación de daños materiales de muebles;
Destrucción de bien.
Multa General tipo 2. Prohibición de ingreso a
Numeral 6 eventos que involucren aglomeraciones de público
complejas o no complejas, destrucción de bien.
Multa General tipo 2. Prohibición de ingreso a
Numeral 7 eventos que involucren aglomeraciones de público
complejas o no complejas, destrucción de bien.
Parágrafo 2°. En todos los comportamientos señalados en el presente artículo, se
deberá utilizar la mediación policial como medio para intentar resolver el conflicto.
CAPÍTULO II
De la seguridad en los servicios públicos
Artículo 28. Comportamientos que afectan la seguridad y bienes en relación
con los servicios públicos. Los siguientes comportamientos que afectan la
seguridad de las personas y la de sus bienes y por lo tanto no deben realizarse al
hacer uso de los servicios públicos:
1. Poner en riesgo a personas o bienes durante la instalación, utilización,
mantenimiento o modificación de las estructuras de los servicios públicos.
2. Modificar o alterar redes o instalaciones de servicios públicos.
3. Arrojar en las redes de alcantarillado, acueducto y de aguas lluvias, cualquier
objeto, sustancia, residuo, escombros, lodo, combustibles o lubricantes, que
alteren u obstruyan el normal funcionamiento.
4. No reparar oportunamente los daños ocasionados a la infraestructura de
servicios públicos domiciliarios, cuando estas reparaciones corresponden al
usuario.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 3; Remoción de bienes;
Numeral 1
Destrucción de bien.
Multa General tipo 3; Reparación de daños
Numeral 2
materiales de muebles o inmuebles.
Numeral 3 Multa General tipo 4.
Multa General Tipo 3; Reparación de daños
Numeral 4
materiales de muebles o inmuebles
CAPÍTULO III
Artículos pirotécnico s y sustancias peligrosas
Artículo 29. Autorización de actos o eventos que involucren el uso y
aprovechamiento de artículos pirotécnicos de categoría tres. Los alcaldes
municipales, distritales o locales podrán autorizar actos o eventos que involucren
el uso y aprovechamiento de artículos pirotécnicos de categoría tres, previo
concepto de la Policía Nacional, los cuerpos de bomberos o unidades
especializadas y el consejo municipal o distrital para la gestión del riesgo o quien
haga sus veces, quienes determinarán los sitios y lugares autorizados y las
condiciones técnicas que se requieran. Previa presentación del plan de
contingencias en el cual el organizador establezca las condiciones particulares del
lugar, características técnicas de los elementos pirotécnicos, condiciones de
atención de situaciones de emergencia entre otros.
Así mismo, deberá incluir en su análisis de riesgo la actividad de transporte de los
elementos desde el lugar de fabricación hasta el sitio del evento y en todo caso
cumplir con lo establecido en las normas de transporte de sustancias y/o
elementos peligrosos.
Parágrafo. En esta materia se aplican las disposiciones y sanciones previstas en
la Ley 670 de 2001 o la que haga sus veces, sin perjuicio de la aplicación de las
normas pertinentes en este Código.
Artículo 30. Comportamientos que afectan la seguridad e integridad de las
personas en materia de artículos pirotécnicos y sustancias peligrosas. Los
siguientes comportamientos o actividades afectan la seguridad de las personas y
la de sus bienes y por lo tanto no deben realizarse:
1. Fabricar, tener, portar, almacenar, distribuir, transportar, comercializar,
manipular o usar artículos pirotécnicos, fuegos artificiales, pólvora o globos sin el
cumplimiento de los requisitos establecidos en la normatividad vigente.
2. Salvo actos circenses, prender o manipular fuego en el espacio público, lugar
abierto al público, sin contar con la autorización del alcalde o su delegado o del
responsable del sitio, sin cumplir las medidas de seguridad.
3. Prender o manipular fuego, sustancias combustibles o mercancías peligrosas en
medio de transporte público.
4. Fabricar, tener, portar, distribuir, transportar, comercializar, manipular o usar
sustancias prohibidas, elementos o residuos químicos o inflamables sin el
cumplimiento de los requisitos establecidos.
5. Realizar quemas o incendios que afecten la convivencia en cualquier lugar
público o privado o en sitios prohibidos.
6. Utilizar calderas, motores, máquinas o aparatos similares que no se encuentren
en condiciones aptas de funcionamiento.
Parágrafo 1°. En los comportamientos señalados en el numeral 1, en el caso en
que los productos contengan fósforo blanco se pondrá en conocimiento de manera
inmediata a la autoridad competente para aplicar lo establecido en el artículo 9° de
la Ley 670 de 2001 y las normas que la adicionen o modifiquen.
Parágrafo 2°. El alcalde distrital o municipal reglamentará en su jurisdicción las
condiciones para la realización de actividades peligrosas y los requisitos para la
prevención y atención de incendios, referidos a los comportamientos señalados en
el presente artículo, de conformidad con las normas, regulaciones, e instructivos
nacionales.
Parágrafo 3°. A quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, se les aplicarán las siguientes medidas correctivas:

COMPORTAMIENTO MEDIADA CORRECTIVA A APLICAR


Multa General tipo 4. Destrucción de bien.
Numeral 1
Suspensión temporal de actividad.
Multa General tipo 4. Destrucción de bien.
Numeral 2 Suspensión temporal de actividad. Suspensión
definitiva de la actividad.
Numeral 3 Multa General tipo 4. Destrucción de bien.
Multa General tipo 4. Destrucción de bien.
Numeral 4 Suspensión temporal de actividad. Suspensión
definitiva de la actividad.
Numeral 5 Multa General tipo 4.
Multa General tipo 4. Suspensión temporal de
Numeral 6
actividad.

Parágrafo 4°. La medida de destrucción mencionada en el presente artículo sólo


operará en los casos en que quien incurra en algunos de los comportamientos
descritos en los numerales 1, 2, 3 y 4, no cumpla con la totalidad de los requisitos
que exige la ley.
TÍTULO IV
DE LA TRANQUILIDAD Y LAS RELACIONES RESPETUOSAS
Artículo 31. Del derecho a la tranquilidad y a las relaciones respetuosas. El
derecho a la tranquilidad y a unas relaciones respetuosas es de la esencia de la
convivencia. Por ello, es fundamental prevenir la realización de comportamientos
que afecten la tranquilidad y la privacidad de las personas.
CAPÍTULO I
Privacidad de las personas
Artículo 32. Definición de privacidad. Para efectos de este Código, se entiende
por privacidad de las personas el derecho de ellas a satisfacer sus necesidades y
desarrollar sus actividades en un ámbito que le sea exclusivo y por lo tanto
considerado como privado.
No se consideran lugares privados:
1. Bienes muebles o inmuebles que se encuentran en el espacio público, en lugar
privado abierto al público o utilizados para fines sociales, comerciales e
industriales.
2. Los sitios públicos o abiertos al público, incluidas las barras, mostradores, áreas
dispuestas para: almacenamiento, preparación, fabricación de bienes
comercializados o utilizados en el lugar, así como también las áreas dispuestas
para el manejo de los equipos musicales o Disc jockey, y estacionamientos a
servicio del público.
Artículo 33. Comportamientos que afectan la tranquilidad y relaciones
respetuosas de las personas. Corregido por el art. 2, Decreto 555 de 2017. Los
siguientes comportamientos afectan la tranquilidad y relaciones respetuosas de las
personas y por lo tanto no deben efectuarse:
1. En el vecindario o lugar de habitación urbana o rural: Perturbar o permitir que se
afecte el sosiego con:
a) Sonidos o ruidos en actividades, fiestas, reuniones o eventos similares que
afecten la convivencia del vecindario, cuando generen molestia por su impacto
auditivo, en cuyo caso podrán las autoridades de Policía desactivar temporalmente
la fuente del ruido, en caso de que el residente se niegue a desactivarlo;
b) Cualquier medio de producción de sonidos o dispositivos o accesorios o
maquinaria que produzcan ruidos, desde bienes muebles o inmuebles, en cuyo
caso podrán las autoridades identificar, registrar y desactivar temporalmente la
fuente del ruido, salvo sean originados en construcciones o reparaciones en horas
permitidas;
c) Actividades diferentes a las aquí señaladas en vía pública o en privado, cuando
trascienda a lo público, y perturben o afecten la tranquilidad de las personas.
2. En espacio público, lugares abiertos al público, o que siendo privados
trasciendan a lo público:
a) Irrespetar las normas propias de los lugares públicos tales como salas de
velación, cementerios, clínicas, hospitales, bibliotecas y museos, entre otros.
b) Realizar actos sexuales o de exhibicionismo que generen molestia a la
comunidad.
c) Consumir sustancias alcohólicas, psicoactivas o prohibidas, no autorizados para
su consumo.
d) Fumar en lugares prohibidos.
e) Limitar u obstruir las manifestaciones de afecto y cariño que no configuren actos
sexuales o de exhibicionismo en razón a la raza, origen nacional o familiar,
orientación sexual, identidad de género u otra condición similar.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 3; Disolución de reunión o
actividad que involucre aglomeraciones de público
no complejas.
Numeral 2, literal a Multa General tipo 3.
Numeral 2, literal b Multa General tipo 3.
Numeral 2, literal c Multa General tipo 2; Disolución de reunión o
actividad que involucre aglomeraciones de público
no complejas.
Numeral 2, literal d Amonestación.
Numeral 2, literal e Multa general tipo 1.
Parágrafo 2°. No constituyen actos sexuales o de exhibicionismo los besos o
caricias que las personas, sin importar su género, color de piel, orientación sexual
o identidad de género, manifiesten como expresiones de cariño, en ejercicio de su
derecho al libre desarrollo de la personalidad.
CAPÍTULO II
De los establecimientos educativos
Artículo 34. Comportamientos que afectan la convivencia en los
establecimientos educativos relacionados con consumo de
sustancias. Corregido por el art. 3, Decreto 555 de 2017. Los siguientes
comportamientos afectan la convivencia en los establecimientos educativos y por
lo tanto no deben efectuarse:
1. Consumir bebidas alcohólicas, drogas o sustancias prohibidas, dentro de la
institución o centro educativo.
2. Tener, almacenar, facilitar, distribuir, o expender bebidas alcohólicas, drogas o
sustancias prohibidas dentro de la institución o centro educativo.
3. Consumir bebidas alcohólicas, sustancias psicoactivas en el espacio público o
lugares abiertos al público ubicados dentro del área circundante a la institución o
centro educativo de conformidad con el perímetro establecido en el artículo 83 de
la presente ley.
4. Tener, almacenar, facilitar, distribuir, o expender bebidas alcohólicas, sustancias
prohibidas en el espacio público o lugares abiertos al público dentro del perímetro
circundante de conformidad con lo establecido en el artículo 84 de la presente ley.
5. Destruir, averiar o deteriorar bienes dentro del área circundante de la institución
o centro educativo.
Parágrafo 1°. Los niños, niñas y adolescentes que cometan alguno de los
comportamientos señalados en los numerales anteriores serán objeto de las
medidas dispuestas en la Ley 1098 de 2006 y demás normas vigentes en la
materia.
También procederá la medida de destrucción del bien, cuando haya lugar.
Parágrafo 2º. La persona mayor de edad que incurra en uno o más de los
comportamientos antes señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes
medidas correctivas, sin perjuicio de lo establecido en los reglamentos internos de
cada establecimiento educativo:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 3; Destrucción de bien
Numeral 2 Multa General tipo 4; Destrucción de bien
Numeral 3 Multa General tipo 3; Destrucción de bien
Multa General tipo 4; Destrucción de bien;
Numeral 4
Suspensión temporal de actividad
Multa General tipo 2;Reparación de daños
Numeral 5
materiales de muebles o inmuebles
Artículo 35. Comportamientos que afectan las relaciones entre las personas
y las autoridades. Los siguientes comportamientos afectan la relación entre las
personas y las autoridades y por lo tanto no deben realizarse. Su realización dará
lugar a medidas correctivas:
1. Irrespetar a las autoridades de Policía.
2. Incumplir, desacatar, desconocer e impedir la función o la orden de Policía.
3. Impedir, dificultar, obstaculizar o resistirse a procedimiento de identificación o
individualización, por parte de las autoridades de Policía.
4. Negarse a dar información veraz sobre lugar de residencia, domicilio y actividad
a las autoridades de Policía cuando estas lo requieran en procedimientos de
Policía.
5. Ofrecer cualquier tipo de resistencia a la aplicación de una medida o la
utilización de un medio de Policía.
6. Agredir por cualquier medio o lanzar objetos que puedan causar daño o
sustancias que representen peligro a las autoridades de Policía.
7. Utilizar inadecuadamente el sistema de número único de seguridad y
emergencia.
Parágrafo 1°. El comportamiento esperado por parte de los habitantes del territorio
nacional para con las autoridades exige un comportamiento recíproco. Las
autoridades y en particular el personal uniformado de la Policía, deben dirigirse a
los habitantes con respeto y responder a sus inquietudes y llamado con la mayor
diligencia. Los habitantes del territorio nacional informarán a la autoridad
competente en caso de que no sea así.
Parágrafo 2°. A quien incurra en cualquiera de los comportamientos antes
señalados, se le aplicarán las siguientes medidas correctivas de manera
concurrente:
COMPORTAMIENTOS MEDIDAS CORRECTIVAS A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 2.
Multa General tipo 4; Participación en programa
Numeral 2
comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Multa General tipo 4; Participación en programa
Numeral 3
comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Numeral 4 Multa General tipo 4.
Multa General tipo 4; Participación en programa
Numeral 5
comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Multa General tipo 4; Participación en programa
Numeral 6
comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Multa General tipo 4; Participación en programa
Numeral 7
comunitario o actividad pedagógica de convivencia.
Parágrafo 3°. Las multas impuestas por la ocurrencia de los comportamientos
señalados en el numeral 7 del presente artículo se cargarán a la factura de cobro
del servicio de la línea telefónica de donde se generó la llamada. La empresa
operadora del servicio telefónico trasladará mensualmente a las entidades y
administraciones territoriales respectivas las sumas recaudadas por este concepto
según lo establecido en la reglamentación de la presente ley.
Parágrafo 4°. La Policía debe definir dentro de los tres (3) meses siguientes a la
entrada en vigencia de esta ley, un mecanismo mediante el cual un ciudadano
puede corroborar que quien lo aborda para un procedimiento policial,
efectivamente pertenece a la institución.
TÍTULO V
DE LAS RELACIONES RESPETUOSAS CON GRUPOS ESPECÍFICOS DE LA
SOCIEDAD
CAPÍTULO I
Niños, niñas y adolescentes
Artículo 36. Facultades de los alcaldes para la restricción de la movilidad o
permanencia de niños, niñas y adolescentes en el espacio público o en
lugares abiertos al público. Con el fin de prevenir la ocurrencia de eventos que
puedan poner en peligro o afectar la vida, la integridad o la salud de los niños,
niñas y adolescentes, excepcionalmente el alcalde podrá restringir su movilidad o
permanencia en el espacio público o en lugares abiertos al público, de manera
temporal y en forma motivada.
Parágrafo. En la implementación se contará con el acompañamiento del Instituto
Colombiano de Bienestar Familiar y del Ministerio Público con el fin de determinar
que la medida no atenta contra los derechos de los niños, niñas y adolescentes
consagrados en el Código de la Infancia y Adolescencia.
Artículo 37. Reglamentación para la protección de niños, niñas y
adolescentes. El alcalde distrital o municipal determinará mediante acto motivado
las actividades peligrosas, las fiestas o eventos similares, a los que se prohíbe el
acceso o parti cipación a los niños, niñas y adolescentes.
Así mismo, los niños, niñas y adolescentes deberán cumplir lo establecido en la
Ley 1554 de 2012 con respecto a la edad permitida para participar o ingresar a
establecimientos que prestan el servicio de videojuegos.
Artículo 38. Comportamientos que afectan la integridad de niños, niñas y
adolescentes. Corregido por el art. 4, Decreto 555 de 2017. Los siguientes
comportamientos afectan la integridad de los niños, niñas y adolescentes y por lo
tanto no deben realizarse. Su incumplimiento da lugar a medidas correctivas, sin
perjuicio de lo establecido por la normatividad vigente sobre la materia y de la
responsabilidad penal a que haya lugar:
1. Permitir, auspiciar, tolerar, inducir o constreñir el ingreso de los niños, niñas y
adolescentes a los lugares donde:
a) Se realicen espectáculos o actividades cinematográficas aptas solo para
mayores de 18 años;
b) Se preste el servicio de videojuegos salvo que sean aptos para la edad del niño,
niña o adolescente, en las condiciones establecidas por la Ley 1554 de 2012;
c) Se practiquen actividades peligrosas, de acuerdo con la reglamentación
establecida por el Gobierno nacional;
d) Se realicen actividades sexuales o pornográficas, o se ejerza la prostitución, o la
explotación sexual;
e) Se realicen actividades de diversión destinadas al consumo de bebidas
alcohólicas y consumo de cigarrillo, tabaco y sus derivados y sustancias
psicoactivas;
f) Se desarrollen juegos de suerte y azar localizados;
2. Inducir, engañar o realizar cualquier acción para que los niños, niñas y
adolescentes ingresen o participen de actividades que les están prohibidas por las
normas vigentes.
3. Permitir o inducir a los niños, niñas y adolescentes a utilizar las
telecomunicaciones, publicaciones y documentos para acceder a material
pornográfico.
4. Emplear o inducir a los niños, niñas y adolescentes a utilizar indebidamente las
telecomunicaciones o sistemas de emergencia.
5. Facilitar, distribuir, ofrecer, comercializar, prestar o alquilar, cualquiera de los
siguientes elementos, sustancias o bebidas, a niños, niñas o adolescentes:
a) Material pornográfico;
b) Bebidas alcohólicas, cigarrillo, tabaco y sus derivados, sustancias psicoactivas o
cualquier sustancia que afecte su salud;
c) Pólvora o sustancias prohibidas;
d) Armas, neumáticas o de aire, o que se asimilen a estas, elementos cortantes,
punzantes, contundentes o sus combinaciones;
6. Inducir a niños, niñas o adolescentes a:
a) Consumir bebidas alcohólicas, cigarrillo, tabaco y sus derivados, sustancias
psicoactivas o cualquier sustancia que afecte su salud;
b) Participar en juegos de suerte y azar;
c) Ingresar a fiestas o eventos similares en los cuales exista previa restricción de
edad por parte de las autoridades de Policía, o esté prohibido su ingreso por las
normas vigentes.
d) La explotación laboral.
7. Permitir que los niños, niñas y adolescentes sean tenedores de animales
potencialmente peligrosos.
8. Ejercer, permitir, favorecer o propiciar el abuso, los actos y la explotación sexual
de niños, niñas o adolescentes.
9. Utilizar a niños, niñas y adolescentes para evitar el cumplimiento de una orden
de Policía.
10. Permitir que los niños, niñas y adolescentes hagan uso de piscinas y
estructuras similares, de uso colectivo o de propiedad privada unihabitacional, sin
el cumplimiento de los requisitos establecidos por la Ley 1209 de 2008 y las
normas que la adicionen o modifiquen.
11. Permitir que los niños, niñas y adolescentes sean parte de confrontaciones
violentas que puedan derivar en agresiones físicas.
Parágrafo 1°. En los comportamientos señalados en el literal b) del numeral 1 del
presente artículo, se impondrá solo la medida correctiva de suspensión temporal
de actividad y se pondrá en conocimiento de manera inmediata a la autoridad
competente para aplicar lo establecido en la Ley 1554 de 2012 y las normas que la
adicionen o modifiquen.
Parágrafo 2°. En los comportamientos señalados en el literal d) del numeral 1 del
presente artículo, será procedente también la medida correctiva de suspensión
definitiva de la actividad.
Parágrafo 3°. En los comportamientos señalados en el literal d) del numeral 1 y en
el numeral 8, se impondrán las medidas correctivas en el presente Código y se
pondrá en conocimiento de manera inmediata a la autoridad competente para
aplicar lo establecido en las Leyes 679 de 2001, 1236 de 2008, 1329 de 2009 y las
normas que las adicionen o modifiquen.
Parágrafo 4°. En los comportamientos señalados en el numeral 11, se impondrán
las medidas correctivas en el presente Código y se pondrá en conocimiento de
manera inmediata a la autoridad competente para aplicar lo establecido en la Ley
1209 de 2008 y las normas que la adicionen o modifiquen.
Parágrafo 5º. En los casos en los que los derechos de los niños, niñas y
adolescentes se encuentren amenazados, inobservados o vulnerados se aplicará
lo dispuesto en la Ley 1098 de 2006.
Parágrafo 6°. A quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, se le aplicarán las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4. Suspensión temporal de
Numeral 1
actividad; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4. Suspensión temporal de
Numeral 2
actividad.
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 3 Multa General tipo 4. Destrucción de bien.
Numeral 4 Multa General tipo 1.
Multa General tipo 4. Suspensión temporal de
Numeral 5
actividad. Destrucción de bien.
Multa General tipo 4. Suspensión temporal de
Numeral 6
actividad. Destrucción de bien.
Numeral 7 Multa General tipo 2.
Numeral 8 Suspensión definitiva de actividad.
Numeral 9 Multa General tipo 4.
Numeral 10 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 11 Multa General tipo 4.
Parágrafo 7º. Al menor de 18 años que cometa cualquiera de los anteriores
comportamientos se le aplicarán las medidas previstas en el Código de Infancia y
Adolescencia.
Parágrafo 8º. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida reincida en alguno de los comportamientos prohibidos en el presente
capítulo que dan lugar a la medida de suspensión temporal, será objeto de
suspensión definitiva de la actividad.
Artículo 39. Prohibiciones a niños, niñas y adolescentes. Además de los
comportamientos prohibidos en el presente Código y en las normas vigentes, se
prohíbe a niños, niñas y adolescentes:
1. Comercializar, distribuir, tener, almacenar, portar o consumir sustancias
psicoactivas o tóxicas, alcohólicas o demás sustancias estimulantes que puedan
afectar su salud o que produzcan dependencia, que estén restringidas para
menores de edad.
Parágrafo 1°. A quien incurra en el comportamiento antes señalado se le aplicará
la siguiente medida correctiva: Para los menores de 16 años, amonestación; para
los mayores de 16 años, participación en programa comunitario o actividad
pedagógica de convivencia.
Parágrafo 2°. El niño, niña o adolescente que incurra en el comportamiento antes
descrito será objeto de protección y restablecimiento de sus derechos de
conformidad con la ley.
Parágrafo 3°. Las administraciones municipales o distritales determinarán los
sitios adecuados a los que se podrán trasladar los niños, niñas y adolescentes que
incurran en el comportamiento señalado en el presente artículo, para su protección
e imposición de la medida correctiva correspondiente.
CAPÍTULO II
Grupos de Especial Protección Constitucional
Artículo 40. Comportamientos que afectan a los grupos sociales de especial
protección constitucional. Los siguientes comportamientos afectan a los grupos
sociales de especial protección (personas en condiciones de vulnerabilidad,
discapacidad, niños, adultos mayores, mujeres en estado de embarazo) y por lo
tanto no deben realizarse:
1. Perpetrar, permitir o inducir abusos o maltrato físico, verbal, psicológico o sexual
en lugar público o privado, incluido su lugar de trabajo.
2. Utilizar a estas personas para obtener beneficio económico o satisfacer interés
personal.
3. Omitir dar la prelación a las personas en condición de discapacidad, personas
de la tercera edad o adulto mayor, mujeres en estado de embarazo, personas con
niños en brazos y personas que por su condición de salud requieran preferencia,
especialmente en las filas, en el uso de los vehículos de transporte público,
colectivo o individual y en todos los sitios, bienes y lugares públicos o abiertos al
público.
4. Dificultar, obstruir o limitar información e insumos relacionados con los derechos
sexuales y reproductivos de la mujer, del hombre y de la comunidad LGBTI,
incluido el acceso de estos a métodos anticonceptivos.
5. Irrespetar las manifestaciones y reuniones de las personas en el espacio público
o en lugares privados, en razón a su etnia, raza, edad, género, orientación sexual,
creencias religiosas, preferencias políticas y apariencia personal.
6. Limitar u obstruir las manifestaciones de afecto público que no configuren actos
sexuales, de exhibicionismo en razón a la raza, orientación sexual, género u otra
condición similar.
Parágrafo. A quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, se les aplicarán las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 4
Numeral 2 Multa General tipo 1
Numeral 3 Amonestación
Numeral 4 Multa General tipo 3
Numeral 5 Multa General tipo 4
Numeral 6 Multa General tipo 1
Artículo 41. Atención Integral a la Población Habitante de y en Calle. De
conformidad a la Ley 1641 de 2013, establézcase un modelo de atención integral
por ciclo vital y diferencial a la población habitante de y en calle, orientada a
promover, prevenir, atender, proteger y restablecer derechos, modelo que tendrá
como principios la igualdad, diversidad, equidad, universalidad y reconocimiento
del individuo, la familia y la comunidad como sujetos de atención y que procure el
diálogo y reconocimiento de realidades sociales del territorio y contribuya al
bienestar y desarrollo integral del ser.
Parágrafo 1°. Con base en el marco conceptual de la Ley 1641 de 2013 y en la
caracterización cuantitativa y cualitativa que las entidades territoriales realicen, el
modelo de atención integral que contemplará las metodologías de intervención,
procedimientos, rutas de atención y servicios requeridos; así mismo, tendrá como
ejes la atención psicosocial, la formación y capacitación, gestión de oportunidades,
movilización social y reconstrucción de redes, todo ello orientado a la
reincorporación responsable, digna y sostenible de los habitantes de y en calle, a
sus familias y a la sociedad.
Parágrafo 2°. Para establecer los alcances y resultados del modelo de atención
integral, las entidades territoriales serán autónomas en definir los servicios
integrales requeridos de acuerdo a los lineamientos que dicte el Ministerio de
Salud y teniendo en cuenta la caracterización poblacional de cada municipio. Los
entes territoriales deberán definir los equipos interdisciplinarios necesarios y
pertinentes, que faciliten en el tiempo y de manera integral la intervención oportuna
para el restablecimiento de los derechos de los habitantes de y en calle.
Parágrafo 3°. La Policía Nacional deberá trasladar en el término de la distancia a
los hogares o centros de atención que el ente territorial tenga dispuesto para dicho
efecto, a los ciudadanos habitantes de y en calle que se encuentren bajo el efecto
de sustancias psicoactivas que les vulneren su voluntad y que generen alteración
de la convivencia afectando los derechos de los demás ciudadanos.
CAPÍTULO III
Ejercicio de la prostitución
Artículo 42. Ejercicio de la prostitución. El ejercicio de la prostitución como tal,
no da lugar a la aplicación de medidas correctivas por razones de perturbación a la
convivencia, toda vez que las personas en situación de prostitución se encuentran
en condiciones de especial vulnerabilidad para ser víctimas de trata de personas,
explotación sexual o feminicidios, todas formas de graves violencias de género
contra población tradicionalmente discriminada, excepto cuando se incurra en los
comportamientos contrarios a esta.
Artículo 43. Requisitos de los establecimientos, inmuebles o lugares donde
se ejerza la prostitución. Los propietarios, tenedores, administradores o
encargados de los establecimientos, inmuebles o lugares donde se ejerza la
prostitución, así como el personal que labore en ellos, deben cumplir con las
siguientes condiciones:
1. Obtener para su funcionamiento el concepto sanitario expedido por la Secretaría
de Salud o su delegado o quien haga sus veces.
2. Proveer o distribuir a las personas que ejercen la prostitución y a quienes
utilizan sus servicios, preservativos aprobados por las entidades competentes y
facilitarles el cumplimiento de las medidas recomendadas por las autoridades
sanitarias.
3. Promover el uso del preservativo y de otros medios de protección,
recomendados por las autoridades sanitarias, a través de información impresa,
visual o auditiva, y la instalación de dispensadores de tales elementos en lugares
públicos y privados de dichos establecimientos, inmuebles o lugares.
4. Colaborar con las autoridades sanitarias y de Policía cuando se realicen
campañas de inspección y vigilancia y asistir a los cursos que ellas organicen.
5. Tratar dignamente a las personas que ejercen la prostitución, evitar su
discriminación o rechazo y la violación de sus derechos a la libre movilización y al
desarrollo de la personalidad.
6. No permitir ni propiciar el ingreso de niños, niñas o adolescentes a estos
establecimientos, inmuebles o lugares.
7. No permitir, ni favorecer o propiciar el abuso y la explotación sexual de menores
de edad o de personas con discapacidad .
8. En ningún caso, favorecer, permitir, propiciar o agenciar el maltrato, su
utilización para la pornografía, la trata de personas o la Explotación Sexual
Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes (Escnna).
9. No inducir ni constreñir al ejercicio de la prostitución a las personas o impedir, a
quien lo realiza, retirarse del mismo si fuere su deseo.
10. No mantener en cautiverio o retener a las personas que ejercen la prostitución.
11. No realizar publicidad alusiva a esta actividad en la vía pública, salvo la
identificación del lugar en su fachada.
12. Velar por el cumplimiento de los deberes y comportamientos de las personas
que ejercen la prostitución.
13. Proveer los elementos y servicios de aseo necesarios para garantizar el
cumplimiento de las medidas recomendadas por las autoridades.
14. Intervenir en caso de controversia, entre las personas que utilizan el servicio y
las que ejercen la prostitución, para evitar el detrimento de los derechos de estas
últimas.
Artículo 44. Comportamientos en el ejercicio de la prostitución. Los siguientes
comportamientos afectan la convivencia y por lo tanto no deben ser realizados por
las personas que ejercen la prostitución:
1. Incumplir cualquiera de los requisitos establecidos en la normatividad vigente
para los establecimientos, inmuebles o lugares en donde se ejerza la prostitución.
2. Ejercer la prostitución o permitir su ejercicio por fuera de las zonas u horarios
asignados para ello o contrariando lo dispuesto en las normas o en el reglamento
pertinente de carácter distrital o municipal.
3. Ejercer la prostitución sin el cumplimiento de las medidas sanitarias y de
protección requeridas.
4. Realizar actos sexuales o exhibicionistas en la vía pública o en lugares
expuestos a esta.
5. Negarse a:
a) Portar el documento de identidad;
b) Utilizar los medios de protección y observar las medidas que ordenen las
autoridades sanitarias;
c) Colaborar con las autoridades sanitarias que ejercen la prevención y el control
de enfermedades de transmisión sexual y VIH, atender sus indicaciones.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos señalados será
objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 1
actividad.
Multa General tipo 4; Al responsable del lugar
Numeral 2 donde ejerce la actividad: Suspensión temporal de
actividad.
Multa General tipo 3; Al responsable del lugar
Numeral 3 donde ejerce la actividad: Suspensión temporal de
actividad.
Multa General tipo 3; Al responsable del lugar
Numeral 4 donde ejerce la actividad: Suspensión temporal de
actividad.
Amonestación; Al responsable del lugar donde
Numeral 5 ejerce la actividad: Suspensión temporal de
actividad.
Parágrafo 2°. Quien en el término de un (1) año contado a partir de la aplicación
de la medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en
el presente capítulo que dan lugar a la medida de suspensión temporal, será
objeto de suspensión definitiva de la actividad.
Parágrafo 3º. Cuando haya lugar a la aplicación de las medidas previstas en el
numeral 5 del parágrafo primero, la autoridad de Policía deberá dar aviso a la
Defensoría del Pueblo o al Personero Municipal o Distrital según corresponda.
Artículo 45. Comportamientos de quienes soliciten servicios de
prostitución. Corregido por el art. 5, Decreto 555 de 2017. Los siguientes
comportamientos no deben ser realizados por quienes solicitan los servicios de
prostitución en tanto afectan a quienes prestan dicho servicio:
1. Irrespetar, agredir o maltratar física o psicológicamente a las personas en el
ejercicio de la prostitución, en sus derechos, dignidad o libertad.
2. Obligar a las personas en el ejercicio de la prostitución a realizar actividades
contrarias a su voluntad.
3. Solicitar o usar los servicios de las personas en ejercicio de la prostitución
incumpliendo las condiciones del artículo 45.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos señalados será
objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 4
Numeral 2 Multa General tipo 4
Multa General tipo 4; participación en programa
Numeral 3
comunitario o actividad pedagógica de convivencia

Artículo 46. Comportamientos de los propietarios, tenedores,


administradores o encargados de los establecimientos, inmuebles o lugares
donde se ejerza la prostitución. Los siguientes comportamientos afectan la
convivencia y por lo tanto no deben ser realizados por propietarios, tenedores,
administradores o encargados de los establecimientos, inmuebles o lugares donde
se ejerza la prostitución, así como las personas que organizan la provisión de ese
tipo de actividad:
1. Incumplir cualquiera de los requisitos establecidos en la normatividad vigente
para los establecimientos, inmuebles o lugares en donde se ejerza la prostitución.
2. Propiciar el ejercicio de la prostitución o permitir su ejercicio por fuera de las
zonas u horarios asignados para ello o contrariando lo dispuesto en las normas o
en el reglamento pertinente de carácter distrital o municipal.
3. Propiciar cualquiera de los comportamientos previstos en el artículo 44.
4. Incumplir cualquiera de las condiciones previstas en el artículo 43.
Parágrafo. Quien incurra en uno de los comportamientos señalados será objeto de
la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de
Numeral 1
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de
Numeral 2
actividad.
Multa General tipo 3; Suspensión definitiva de
Numeral 3
actividad.
Multa General tipo 3; Suspensión definitiva de
Numeral 4
actividad.
TÍTULO VI
DEL DERECHO DE REUNIÓN
CAPÍTULO I
Clasificación y reglamentación
Artículo 47. Definición y clasificación de las aglomeraciones de público. Para
efectos de las obligaciones relacionadas con el derecho de reunión, entiéndase
como aglomeración de público toda reunión de un número plural de personas
producto de una convocatoria individual o colectiva. En razón a sus características
y requisitos, se establecen tres categorías:
1. Reuniones o manifestaciones públicas y pacíficas en el espacio público.
2. Actividades que involucran aglomeraciones de público no complejas.
3. Actividades que involucran aglomeraciones de público complejas.
Parágrafo. El Gobierno nacional determinará, dentro del año siguiente de la
expedición de este Código, las variables tales como: aforo, tipo de evento,
clasificación de edad para el ingreso, lugar donde se desarrolla, infraestructura a
utilizar, entorno del lugar, características del público, frecuencia, características de
la presentación, carácter de la reunión, que determinarán la clasificación del
evento como uno de los señalados en los numerales 2 y 3 del presente artículo. En
concordancia con las características de cada uno de los municipios del país en
cuanto a condiciones operativas y funcionales de los concejos municipales o
distritales de gestión de riesgo de desastre.
Artículo 48. Reglamentación. Las autoridades municipales en concurso con los
consejos municipales y distritales de gestión del riesgo, reglamentarán las
condiciones y requisitos para la realización de actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas y no complejas de conformidad con lo
expresado en este Código y con sujeción a la reglamentación que para el efecto
expida el Gobierno nacional.
Artículo 49. Consumo controlado de bebidas alcohólicas en lugares
habilitados para aglomeraciones. En los lugares habilitados para
aglomeraciones, se autoriza el consumo de bebidas alcohólicas de acuerdo con
las siguientes disposiciones:
1. El expendio de alcohol se realizará únicamente en las áreas especialmente
dispuestas para tales efectos.
2. Las ventas se interrumpirán veinte (20) minutos antes de la finalización del
evento.
3. Estará prohibido el porte y consumo de bebidas alcohólicas, durante el ingreso,
salida o evacuación de los eventos.
4. El organizador del evento deberá establecer zonas en las que no se permita el
consumo de alcohol, para que los espectadores decidan en que área desean
presenciar el espectáculo público.
5. El organizador se abstendrá de vender alcohol a personas que presenten
comportamientos o síntomas de intoxicación etílica.
Parágrafo 1º. Se prohíbe el expendio y/o consumo de bebidas alcohólicas en el
espacio público que esté alrededor del recinto donde se lleva a cabo el
espectáculo público, sin que la prohibición se extienda a los espacios privados,
situados dentro del área mencionada, en los cuales operen establecimientos de
comercio que expendan bebidas alcohólicas, conforme las reglas que regulan
dicha actividad. La respectiva administración municipal determinará el perímetro
de prohibición.
Parágrafo 2º. Los alcaldes podrán prohibir el consumo de bebidas embriagantes
en aglomeraciones, cuando existan antecedentes de comportamientos que
afectaron la convivencia en eventos similares realizados por los mismos
organizadores.
Artículo 50. Cuidado del espacio público. Al terminar el uso del espacio público
para el desarrollo de actividades que generen aglomeraciones de público, el lugar
utilizado se debe dejar aseado y en las mismas condiciones en que se encontraba
antes de su uso.
Artículo 51. Daño y contaminación visual en el espacio público. En caso de
daños al espacio público que ocurran con ocasión de actividades de
aglomeraciones de público complejas y no complejas se impondrá multa especial
por contaminación visual y las medidas correctivas de destrucción del bien y
reparación de daños materiales de muebles e inmuebles de que trata el presente
Código, a los empresarios del espectáculo público y coordinadores logísticos del
evento.
Artículo 52. Colaboración en actividades que involucran aglomeraciones de
público complejas y no complejas. La Policía Nacional podrá intervenir para
garantizar que los asistentes ingresen con boleta, contraseña o invitación, al lugar
donde se celebre un espectáculo o actividad que involucre aglomeraciones de
público que así lo requiera y para que el público respete las indicaciones de
porteros, acomodadores y personal de logística o apoyo. Asimismo, impedirá el
cobro de derechos de entrada distintos a lo legal o reglamentariamente
autorizados, según el caso.
Parágrafo 1º. De manera excepcional la Policía Nacional podrá prestar servicios
de vigilancia y seguridad dentro y fuera de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas, cuando existan razones de fuerza mayor,
seguridad u orden público que lo aconsejen, y no descuiden o distraigan esfuerzos
relacionados con la seguridad y convivencia del municipio o departamento.
Parágrafo 2º. El personal destinado por la organización deberá contar con la
capacitación correspondiente en cuanto a la aplicación de protocolos de seguridad
en aglomeraciones de público en concordancia con las amenazas identificadas en
los eventos a adelantar.
Parágrafo 3º. Las actividades que involucren aglomeraciones de público
complejas y no complejas, convocadas por las entidades públicas, contarán con la
presencia de la Policía Nacional, siempre y cuando las situaciones lo exijan, para
garantizar la seguridad y el orden público.
CAPÍTULO II
Expresiones o manifestaciones en el espacio público
Artículo 53. Ejercicio del derecho de reunión y manifestación pública y
pacífica en el espacio público. Toda persona puede reunirse y manifestarse en
sitio público con el fin de exponer ideas e intereses colectivos de carácter cultural,
político, económico, religioso, social o de cualquier otro fin legítimo.
Con tales fines debe darse aviso por escrito presentado ante la primera autoridad
administrativa del lugar o mediante correo electrónico. Tal comunicación o correo
debe ser suscrito por lo menos por tres personas.
Tal aviso deberá expresar día, hora y sitio de la proyectada reunión y se
presentará con 48 horas de anticipación indicando el recorrido prospectado.
Toda reunión y manifestación que cause alteraciones a la convivencia podrá ser
disuelta.
Parágrafo 1º. Las reuniones y manifestaciones espontáneas de una parte de la
población no se considerarán por sí mismas como alteraciones a la convivencia.
Parágrafo 2º. El que irrespete las manifestaciones y reuniones de las personas en
el espacio público, en razón a su etnia, raza, edad, género, orientación sexual,
creencias religiosas, preferencias políticas y apariencia personal, será objeto de
aplicación de medida correctiva correspondiente a Multa General Tipo 4.
Artículo 54. Uso de vías para el ejercicio del derecho de reunión o
manifestación pública y pacífica en el espacio público. Los alcaldes distritales
o municipales, salvo circunstancias excepcionales o de fuerza mayor, deberán
autorizar el uso temporal de vías dentro de su jurisdicción para actos o eventos de
ejercicio del derecho de reunión o manifestación pública y pacífica en el espacio
público. En el caso de las vías arterias principales o corredores de transporte
público colectivo deberán establecer un plan efectivo de desvíos para la
movilización de los ciudadanos que no participan del acto o evento, como medida
de protección de los derechos de los demás ciudadanos.
Artículo 55. Protección del ejercicio del derecho de reunión y manifestación
pública frente a señalamientos infundados. Con el fin de amparar el ejercicio
del derecho a la reunión o movilización pacífica, queda prohibido divulgar
mensajes engañosos en torno a quienes convocan o participan en las
manifestaciones, así como hacer públicamente señalamientos falsos de la relación
de los manifestantes con grupos armados al margen de la ley o deslegitimar por
cualquier medio el ejercicio del derecho constitucional de reunión y manifestación
pública y pacífica.
Artículo 56. Actuación de la Fuerza Pública en las movilizaciones
terrestres. De conformidad con los estándares internacionales, es función de la
Policía garantizar los derechos de toda la ciudadanía que interviene directa o
indirectamente en el ejercicio de la movilización. El uso de la fuerza debe ser
considerado siempre el último recurso en la int ervención de las movilizaciones.
La actuación de la Policía Nacional deberá ser desarrollada en todo momento
mediante personal y equipos identificados de tal manera que dicha identificación
resulte visible sin dificultades. La fuerza disponible deberá estar ubicada de
manera que su actuación pueda hacerse de forma oportuna, pero sin afectar el
desarrollo de la movilización que se haga de conformidad con las normas de
convivencia.
Los cuerpos de Policía intervendrán sólo cuando se considere que su actuación es
necesaria, atendiendo al principio de proporcionalidad y a la garantía de los
derechos de los manifestantes y de los demás habitantes que puedan verse
afectados por su actuación. Los escuadrones móviles antimotines sólo serán
enviados cuando no sea posible por otro medio controlar graves e inminentes
amenazas a los derechos.
Las Fuerzas Militares no podrán intervenir en el desarrollo de operativos de
control, contención o garantía de la realización de las movilizaciones sociales
terrestres, salvo los casos en los que excepcionalmente los autoriza la
Constitución y la ley.
Artículo 57. Acompañamiento a las movilizaciones. Los alcaldes distritales o
municipales con el apoyo de funcionarios de los entes de control encargados de
velar por la protección de los Derechos Humanos, acompañarán el ejercicio del
derecho a la movilización pacífica. Cuando se presenten amenazas graves e
inminentes a otros derechos, los alcaldes podrán intervenir, por medio de gestores
de convivencia de naturaleza civil, para garantizar el goce efectivo de los derechos
de la ciudadanía durante el desarrollo de la movilización.
Cuando se haya agotado la intervención de los gestores de convivencia y
persistan graves amenazas para los derechos a la vida y la integridad, la Policía
Nacional podrá intervenir.
CAPÍTULO III
Actividades que involucran aglomeraciones de público no complejas
Artículo 58. Definición de actividades que involucran aglomeraciones de
público no complejas. Las actividades que involucran aglomeraciones de público
no complejas son aquellas que de acuerdo con variables tales como: aforo, tipo de
evento, clasificación de edad para el ingreso, lugar donde se desarrolla,
infraestructura a utilizar, entorno del lugar, características del público, frecuencia,
características de la presentación, carácter de la reunión, den lugar a riesgos bajos
o moderados de afectación a la comunidad o a los bienes y con baja probabilidad
de ocurrencia, además de no generar afectación de la dinámica normal del
municipio, distrito o del área específica en que se realizan y que por ello no
requieren condiciones especiales para su desarrollo, determinadas por el Gobierno
nacional de conformidad con el parágrafo del artículo 47 del presente Código.
Parágrafo 1°. La seguridad interna y externa en actividades que involucran
aglomeraciones de público no complejas será responsabilidad de los
organizadores, quienes en caso de ser necesario deberán contratarla con
empresas de vigilancia y seguridad privada y/o empresas de logística legalmente
constituidas.
Los organizadores o las empresas de seguridad y vigilancia privada y/o empresas
de logística podrán designar de manera específica a los encar gados de informar
de manera inmediata a las autoridades de Policía sobre aquellas personas que
estén contrariando la ley y las normas de convivencia dentro de las actividades
que involucran aglomeraciones de público no complejas.
En casos excepcionales de riesgo grave a la convivencia y a la seguridad
ciudadana, la Policía Nacional podrá, sin descuidar sus responsabilidades frente al
resto de la población, complementar la seguridad privada en las actividades que
involucran aglomeraciones de público no complejas.
La Policía Nacional podrá, sin embargo, ingresar a las actividades que involucran
aglomeraciones de público no complejas, en el cumplimiento de sus funciones.
Parágrafo 2°. El Gobierno nacional reglamentará las condiciones especiales de
operación de las empresas de vigilancia y seguridad privada y/o empresas de
logística, que pretendan prestar el servicio de vigilancia en actividades que
involucran aglomeraciones de público no complejas.
Artículo 59. Comportamientos que ponen en riesgo la vida e integridad de las
personas en las actividades que involucran aglomeraciones de público no
complejas. Los siguientes comportamientos ponen en riesgo la vida e integridad
de las personas en las actividades que involucran aglomeraciones de público no
complejas y por tanto no deben realizarse:
1. Realizar acción es que constituyan un riesgo para la propia vida o la de terceros,
antes, durante o después de tales actividades.
2. No utilizar los implementos de seguridad en la actividad que los exige.
3. Incumplir con las instrucciones o reglamentos específicos de los organizadores
o responsables de la actividad o desatender las recomendaciones de los grupos
de logística en lo que tiene que ver con la ubicación y tránsito de lugares no
autorizados para el público.
4. Carecer o no proporcionar los implementos de seguridad exigidos por la
actividad, o proporcionarlos en mal estado de funcionamiento.
5. Incumplir las disposiciones legales o la reglamentación distrital o municipal
pertinente.
6. No respetar la asignación de la silletería en caso de haberla.
7. Ingresar o introducir niños, niñas o adolescentes a los actos o eventos que
puedan causar daño a su integridad o en los cuales exista previa restricción de
edad por parte de las autoridades de Policía, o esté prohibido su ingreso por las
normas vigentes.
8. Invadir los espacios no abiertos al público.
9. Quienes, al desplazarse a un acto o evento, o durante el desarrollo del mismo,
en el recinto o en sus alrededores, porten, consuman, o estén bajo los efectos de
sustancias psicoactivas, alcohólicas o sustancias combinadas química o
físicamente, que produzcan estados irregulares en el cuerpo humano y estén
prohibidas por las normas vigentes, o por la reglamentación expedida de
conformidad con el artículo 47 del presente Código.
10. Pretender ingresar, o estar en posesión o tenencia de cualquier tipo de arma u
objetos prohibidos por las normas vigentes, por el alcalde o su delegado.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR DE
COMPORTAMIENTOS
MANERA GENERAL
Prohibición de ingreso a actividad que involucra
aglomeraciones de público complejas o no
Numeral 1
complejas. Participación en programa comunitario
o actividad pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 2
pedagógica de convivencia.
Numeral 3 Amonestación.
Numeral 4 Multa General tipo 3
Multa General tipo 4; Disolución de reunión o de
Numeral 5 actividad que involucre aglomeración de público no
compleja.
Numeral 6 Amonestación
Numeral 7 Amonestación; Multa General tipo 1
Numeral 8 Multa General tipo 3
Prohibición de ingreso a actividad que involucra
aglomeraciones de público complejas o no
complejas; participación en programa comunitario
Numeral 9 o actividad pedagógica de convivencia y remisión a
los centros de atención en drogadicción (CAD) y
servicios de farmacodependencia a que se refiere
la Ley 1566 de 2012
Numeral 10 Multa General tipo 3; Destrucción de bien
CAPÍTULO IV
Actividades que involucran aglomeraciones de público complejas
Artículo 60. Definición de las actividades que involucran aglomeraciones de
público complejas. Corregido por el art. 7, Decreto 555 de 2017. Las actividades
que involucran aglomeraciones de público complejas son aquellas que de acuerdo
con variables tales como: aforo, tipo de evento, clasificación de edad para el
ingreso, lugar donde se desarrolla, infraestructura a utilizar, entorno del lugar,
características del público, frecuencia, características de la presentación, carácter
de la reunión, den lugar a riesgos de afectación a la comunidad o a los bienes,
generando una alta afectación de la dinámica normal del municipio, distrito o del
área específica en que se realizan, y que por ello requieren condiciones especiales
para su desarrollo, determinadas por el Gobierno nacional de conformidad con el
parágrafo del artículo 46 del presente Código.
Parágrafo 1°. Toda actividad que involucra la aglomeración de público compleja
exige la emisión de un permiso, por parte del alcalde o su delegado. El permiso
para el desarrollo de actividades que involucran aglomeraciones de público
complejas en escenarios habilitados o no habilitados se concederá previo
cumplimiento de los requisitos y las normas vigentes para cada tipo de escenario.
Parágrafo 2°. Para los fines del presente artículo, se entenderá que no procede el
otorgamiento del permiso ni la realización de la reunión en áreas de espacio
público protegidas, reservadas o determinadas por los concejos municipales o
distritales competentes.
Artículo 61. Actividades que involucran aglomeraciones de público
complejas en establecimientos que desarrollen actividades económicas. El
alcalde distrital o municipal reglamentará las actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas en establecimientos abiertos al público.
Artículo 62. Participación de la seguridad privada en las actividades que
involucran aglomeraciones de público complejas. La seguridad interna y
externa en las actividades que involucran aglomeraciones de público complejas
será responsabilidad de los organizadores, quienes deberán contratarla con
empresas de vigilancia y seguridad privada y/o empresa de logística legalmente
constituidas. El servicio de seguridad será prestado desde el montaje o
preparación de la actividad hasta su reacondicionamiento.
Las empresas de seguridad y vigilancia privada y/o empresas de logística podrán
designar de manera específica a miembros de la empresa para que informen de
manera inmediata a las autoridades de Policía sobre aquellas personas que estén
contrariando la ley y las normas de convivencia en las actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas.
En casos excepcionales de riesgo grave a la convivencia y a la seguridad
ciudadana, la Policía Nacional podrá, sin descuidar sus responsabilidades frente al
resto de la población, complementar la seguridad privada en las actividades que
involucran aglomeraciones de público complejas.
La Policía Nacional podrá, sin embargo, por iniciativa propia, ingresar en todo
momento y bajo cualquier circunstancia a las actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas, en el cumplimiento de sus funciones.
Parágrafo. El Gobierno nacional reglamentará las condiciones especiales de
operación de las empresas de vigilancia y seguridad privada y/o empresas de
logística, que pretendan prestar el servicio de vigilancia en las actividades que
involucran aglomeraciones de público complejas.
Artículo 63. Requisitos para la programación de actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas en escenarios habilitados y no
habilitados. Para la realización de cualquier actividad que involucre
aglomeraciones de público complejas, ya sea público o privado, se tendrán en
cuenta las siguientes condiciones, que deberán cumplir los escenarios habilitados
cada vez que renueven su permiso y los no habilitados para cada actividad con
aglomeración de público compleja:
1. No se autorizará la realización del evento, sin que el responsable presente su
programa acompañado de la autorización de los titulares o representantes de los
derechos de autor y conexos.
2. Presentar e implementar, el plan de emergencia y contingencia, de acuerdo con
los reglamentos expedidos por las autoridades competentes, y que debe contener:
descripción del evento; aforo; cronograma de actividades; análisis de riesgo;
organización interna del evento; planes de acción: plan de seguridad, vigilancia y
acomodación, plan de atención de primer auxilio APH y atención médica, plan de
protección contra incendios, plan de evacuación, plan de información pública, plan
de atención temporal a los afectados, plan del lugar; recursos necesarios para
cada plan.
3. Presentar e implementar el plan de manejo ambiental, de acuerdo con la
normatividad expedida por las autoridades competentes; de igual forma será
obligación del organizador o promotor del evento retirar los materiales sobrantes,
escombros, basura y mantener y/o entregar el escenario donde se realice el
mismo en perfecto estado de limpieza.
4. Disponer los medios necesarios para la conformación y el funcionamiento del
puesto de mando unificado, de acuerdo con lo dispuesto en la normatividad
vigente. Para el inicio y desarrollo del evento, es obligatoria la presencia
permanente de los organismos de prevención y atención de emergencias,
desastres, o quienes hagan sus veces, y del puesto de mando unificado. Por
motivos de fuerza mayor o caso fortuito, el espectáculo debe darse por terminado.
5. Ubicar el evento fuera del perímetro definido.
6. Presentar el Análisis de Riesgo de la Estructura, previa certificación de la
capacidad estructural o física del lugar destinado al espectáculo, expedida por el
alcalde o su delegado.
7. Disponer la venta o distribución del número de boletas que corresponda a dicho
aforo.
8. Constituir las garantías bancarias o de seguros que amparen los riesgos que el
evento conlleva.
9. Cumplir con las medidas sanitarias exigidas por las autoridades competentes,
de acuerdo con la clase de espectáculo a desarrollar.
Parágrafo 1º. Para la realización de los eventos que involucren aglomeraciones de
público complejas de que trata el presente artículo, el organizador o promotor del
mismo deberá solicitar por escrito la autorización al alcalde distrital o municipal del
lugar o su delegado. En la solicitud se deben registrar y acreditar los requisitos
establecidos en la presente ley, así como también especificar las condiciones de
hora, sitio, duración y tipo de evento que se presentará, a fin de adoptar las
medidas policiales necesarias para garantizar la convivencia dentro del
espectáculo. Esta solicitud se tendrá que presentar con una anticipación no inferior
a quince (15) días.
Dentro de los cinco (5) días siguientes a la fecha de radicación de la solicitud, el
alcalde distrital o municipal mediante resolución motivada, podrá conceder la
autorización para realizar el evento, modificar sus condiciones o desaprobarlo.
Contra este acto solo procede el recurso de reposición.
El alcalde o su delegado deberán dar aviso al comandante de Policía respectivo,
con cuarenta y ocho (48) horas de anticipación a la realización del evento.
Parágrafo 2º. Los Alcaldes definirán el perímetro de ubicación de las
aglomeraciones, teniendo en cuenta la existencia de las estaciones de servicio,
depósitos de líquidos, químicos o sustancias inflamables, clínicas u hospitales.
Artículo 64. De los planes de emergencia y contingencia. Se entiende por plan
de emergencia y contingencia el documento básico que prepara el organizador de
espectáculos, actividades culturales en el espacio público, mediante el cual se
señalan los lineamientos generales para proyectar, presentar y cumplir su
realización. En este se analizan integralmente los riesgos para responder a las
situaciones perturbadoras o de desorden, desastres, calamidades o emergencias
generadas por hechos o fenómenos naturales o humanos, y se determinan las
medidas de prevención, mitigación y respuesta, de conformidad con la forma y
condiciones que para tales efectos establezca la entidad respectiva de prevenc ión
y atención de emergencias.
Artículo 65. Registro de los planes de emergencia y contingencia. Los planes
de emergencia y contingencia serán registrados y aprobados con anterioridad a la
realización de la actividad que implique la reunión de personas, en los tiempos,
términos y condiciones señalados en la presente norma y deberán considerar las
siguientes variables:
1. El posible número de personas que se van a reunir.
2. El concepto técnico acerca de los comportamientos estructurales y funcionales
de la edificación (con cargas fijas y móviles) y funcionales (entradas y salidas y
dispositivos para controlar incendios) del escenario, de conformidad con lo
establecido en la normatividad dispuesta para tal efecto.
3. La actividad que da origen a la reunión, en que se señala si se trata de una
actividad económica, de prestación de servicios o institucional.
4. La naturaleza, contenido, finalidad, organización y programa de la reunión
prevista.
5. La naturaleza de las edificaciones, instalaciones y espacios, a fin de diferenciar
la calidad de los bienes privados, públicos o de uso público.
6. Señalar la diferencia de la reunión en el tiempo (permanente, periódica o
temporal), las modalidades de frecuencia, o la naturaleza temporal de las
actividades.
7. La indicación de los lugares y las condiciones para el ingreso y salida de niños,
niñas o adolescentes y personas con discapacidad y/o con movilidad reducida.
Artículo 66. De la expedición de los planes tipo. La entidad respectiva de
prevención y atención de emergencias, dentro de los noventa (90) días hábiles
siguientes a la entrada en vigencia del presente Código, expedirá documentos de
planes de emergencia tipo, los cuales incluirán los análisis de riesgos y las
medidas de prevención, mitigación y respuesta frente a cada condición
amenazante identificada, los cuales se denominarán planes de contingencia.
En ellos también se establecerán protocolos y procedimientos con los
componentes específicos, los términos técnicos y en todo caso se contemplarán
las fases de preingreso, ingreso, desarrollo del evento y salida de la respectiva
reunión, en que se privilegia a los niños, niñas, adolescentes, adultos mayores,
mujeres embarazadas y las personas con discapacidad y/o con movilidad
reducida.
Durante los noventa (90) días hábiles señalados en el inciso anterior, se seguirán
aplicando los planes tipo y los procedimientos vigentes al momento de entrada en
vigencia del presente Código.
Artículo 67. Atención y control de incendios en actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas. Las instituciones de bomberos del país,
definirán las condiciones de los planes contra incendios, con fundamento en los
siguientes factores:
1. Mercancías peligrosas
2. Fuentes de explosiones.
3. Uso de elementos pirotécnicos.
Parágrafo. En el evento en que estas instituciones no dispongan de los recursos
humanos y logísticos para el cubrimiento del acto o evento, el servicio de
operación de atención y control de incendios podrá ser prestado por una persona
jurídica de derecho privado o público, previamente certificada ante dicha unidad.
Artículo 68. Planes de emergencia y contingencia por temporadas. Cuando
los organizadores de las reuniones previstas en el presente título las realicen a lo
largo del año, o por temporadas, cuyas variables generadoras de riesgo sean las
mismas, anualmente o por temporada, se adoptará un solo plan de emergencia y
contingencia, sin perjuicio de la obligación de informarlo. En todo caso, dicho plan
de contingencia nunca podrá exceder la vigencia del permiso otorgado para la
realización de la actividad que involucre aglomeraciones de público complejas. En
el caso de realizarse dicha aglomeración de público compleja en escenarios
habilitados de conformidad con la ley y las normas vigentes, el plan de emergencia
y contingencia se establecerá por el mismo tiempo que contemple el permiso
otorgado a estos escenarios.
Parágrafo 1°. Si una de las variables generadoras de riesgo para alguna reunión
descrita en el presente artículo, cambia, se deberá inscribir en el medio destinado
para tal efecto.
Parágrafo 2º. El plan de emergencia y contingencia adecuado para dicha actividad
exige su registro, para ser evaluado y aprobado, so pena de la aplicación de las
medidas correctivas a que haya lugar.
Artículo 69. Lugares donde se realizan actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas. La autoridad que haya expedido el
permiso para la realización de la actividad que involucra aglomeraciones de
público complejas, podrá impedirlo cuando el recinto o el lugar donde vaya a
realizarse no cumpla con los requisitos exigidos en las normas vigentes, si así lo
solicitan las autoridades de Policía respectivas, una vez comprobado el
incumplimiento de tales exigencias.
Artículo 70. Espectáculos taurinos. La preparación, organización y desarrollo de
los espectáculos taurinos y de las actividades relacionadas con la tauromaquia, se
realizarán de conformidad con lo establecido en las normas vigentes y en el plan
de emergencias correspondiente, cuyo cumplimiento será verificado por las
autoridades de Policía.
Artículo 71. Supervisión de las actividades que involucran aglomeraciones
de público complejas. Toda actividad que involucre aglomeraciones de público
que requiera permiso, será supervisado e inspeccionado por la autoridad
municipal, distrital o competente, con el fin de verificar el cumplimiento de las
condiciones establecidas y su correcto desarrollo.
Artículo 72. Ingreso del cuerpo de Policía. El personal uniformado de la Policía
Nacional, podrá ingresar a los lugares en que se desarrollen actividades que
involucren aglomeraciones de públicos complejas o no complejas, en cualquier
momento y solamente para cumplir con su función.
Artículo 73. Comportamientos de los organizadores que ponen en riesgo la
vida e integridad de las personas en las actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas y su correcto desarrollo. Los siguientes
comportamientos por parte de los organizadores ponen en riesgo la vida e
integridad de las personas y el correcto desarrollo y realización de las actividades
que involucran aglomeraciones de público complejas y por tanto no deben
efectuarse:
1. Permitir el ingreso de personas con edad inferior a la señalada en la
clasificación y normatividad pertinente.
2. Incumplir las disposiciones legales en materia de protección a los niños, niñas o
adolescentes.
3. No disponer el servicio de acomodadores e incumplir con la numeración de los
puestos.
4. No asear el escenario entre las sesiones, cuando haya varias presentaciones.
5. Autorizar la venta o permitir el ingreso a espectáculos, de bebidas o comestibles
en empaques que puedan ofrecer riesgo para la integridad de las personas o de
los bienes.
6. Permitir el ingreso o consumo de sustancias, bebidas o elementos prohibidos
por la normatividad vigente o por la reglamentación expedida de conformidad con
el artículo 47 del presente Código.
7. Incumplir las normas de higiene en el manejo de los alimentos.
8. No disponer la presencia de personal médico, paramédico y de equipos de
primeros auxilios durante el espectáculo o sus actos preparatorios.
9. No contar con las unidades sanitarias necesarias.
10. No disponer de la señalización adecuada, ni de las vías despejadas para la
circulación.
11. No disponer los espacios necesarios para la protección de niños, niñas,
adolescentes o personas que requieran protección especial.
12. No disponer de sistemas temporales de almacenamiento de residuos sólidos.
13. No disponer de los medios indispensables para la instalación del puesto de
mando unificado.
14. No promover acciones de prevención y cultura que garanticen la seguridad de
las personas, el ambiente y las instalaciones.
15. Vender boletas a un precio mayor del fijado y/o vender un número superior a
las correspondientes a la capacidad del lugar.
16. Demorar injustificadamente el acceso de las personas a los actos o eventos.
17. Incumplir el horario autorizado para el inicio o finalización de un acto o evento.
18. Incumplir la programación anunciada.
19. No presentar a los artistas previstos sin justa causa.
20. No atender las órdene s o disposiciones que las autoridades de Policía emiten
para garantizar la convivencia.
21. Propiciar, tolerar o permitir la perturbación de la convivencia por hechos
relacionados con el acto o evento.
22. No disponer de equipos y personal entrenado para el control de incendios.
23. Afectar el entorno del sitio donde se realice el acto o evento, e incumplir con
las normas vigentes sobre ruido y publicidad exterior visual, en las condiciones de
la autorización que para la realización del mismo haya expedido la autoridad
competente.
24. Incumplir con los requisitos establecidos para la realización de actividades que
involucren aglomeraciones de público complejas y la realización de actividades
peligrosas.
25. No adoptar las medidas de vigilancia y seguridad durante el desarrollo del
espectáculo, mediante la contratación de empresas de vigilancia y/o empresas de
logística debidamente autorizadas.
26. No elaborar, presentar, ejecutar y/o respetar el plan de emergencia y
contingencia aprobado, de conformidad con las normas vigentes.
27. No presentar el permiso respectivo.
28. No presentar el espectáculo en el sitio, día u hora anunciados.
29. Carecer o no proporcionar los implementos de seguridad exigidos por la
actividad, o proporcionarlos en mal estado de funcionamiento.
30. Incumplir las disposiciones o la reglamentación distrital o municipal pertinente.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 1 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 2 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
M ulta especial por comportamientos de los
Numeral 3 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 4 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 5 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 6 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 7 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 8 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 9 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 10 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 11 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 12 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 13 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 14 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 15 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 16 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 17 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 18 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 19 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 20 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 21 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 22 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 23 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 24 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 25 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 26 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
Numeral 27 organizadores de actividades que involucren
aglomeraciones de público complejas; suspensión
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 28 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 29 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Multa especial por comportamientos de los
organizadores de actividades que involucren
Numeral 30 aglomeraciones de público complejas; suspensión
de actividad que involucre aglomeración de público
compleja.
Artículo 74. Comportamientos de los asistentes que ponen en riesgo la vida e
integridad de las personas y el correcto desarrollo de las actividades que
involucran aglomeraciones de público complejas. Los siguientes
comportamientos por parte de los asistentes ponen en riesgo la vida e integridad
de las personas y el correcto desarrollo de las actividades que involucran
aglomeraciones de público complejas y por lo tanto no deben efectuarse:
1. No respetar la asignación de la silletería.
2. Incumplir con las instrucciones o reglamentos específicos de los organizadores
o responsables de la actividad o desatender las recomendaciones de los grupos
de logística en lo que tiene que ver con la ubicación y tránsito de lugares no
autorizados para el público.
3. Ingresar niños, niñas o adolescentes a los actos o eventos que puedan causar
daño a su integridad o en los cuales exista previa restricción de edad por parte de
las autoridades de Policía, o esté prohibido su ingreso por las normas vigentes.
4. Invadir los espacios no autorizados al público.
5. Quienes al desplazarse a un acto o evento, o durante el desarrollo del mismo,
en el recinto o en sus alrededores, evidencien o manifiesten estar en grave estado
de alteración de la conciencia por los efectos del consumo de bebidas alcohólicas
o sustancias psicoactivas o tóxicas, combinadas química o físicamente, que
produzcan estados irregulares en el cuerpo humano y estén prohibidas por las
normas vigentes o la reglamentación expedida de conformidad con el artículo 47
del presente Código.
6. Pretender ingresar, o estar en posesión o tenencia de cualquier tipo de arma u
objetos prohibidos por las normas vigentes, por el alcalde o su delegado.
7. Promover o causar violencia contra cualquier persona.
8. Agredir verbalmente a las demás personas.
9. Realizar acciones que constituyan un riesgo para la propia vida o la de terceros,
antes, durante o después de tales actividades.
10. No utilizar los implementos de seguridad en la actividad que los exige.
11. Irrespetar, dificultar u obstaculizar el acceso o afectar el funcionamiento de
templos, salas de velación, cementerios, centros de salud, clínicas, hospitales,
bibliotecas, museos, y centros educativos o similares.
12. Ingresar con boletería falsa.
13. Vender o canjear boletería, manillas, credencial o identificaciones facilitando el
ingreso a un espectáculo público, actuando por fuera de las operaciones
autorizadas para determinado evento.
14. Ingresar al evento sin boletería, manilla, credencial o identificación dispuesta y
autorizada para el mismo o trasladarse fraudulentamente a una localidad diferente
a la que acredite su boleta, manilla, credencial o identificación dispuesta y
autorizada.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Amonestación
Numeral 2 Amonestación
Numeral 3 Amonestación; Multa General tipo 1
Numeral 4 Multa General tipo 3
Prohibición de ingreso a actividad que involucra
Numeral 5 aglomeraciones de público complejas o no
complejas.
Numeral 6 Multa General tipo 3; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Prohibición de ingreso a
Numeral 7 actividad que involucra aglomeraciones de público
complejas o no complejas.
Numeral 8 Amonestación.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 9
pedagógica de convivencia.
Numeral 10 Multa General tipo 4.
Numeral 11 Multa General tipo 4.
Multa General Tipo 1; Prohibición de ingreso a
Numeral 12 actividad que involucra aglomeraciones de público
complejas o no complejas.
Multa General Tipo 1; Prohibición de ingreso a
Numeral 13 actividad que involucra aglomeraciones de público
complejas o no complejas.
Multa General Tipo 1; Prohibición de ingreso a
Numeral 14 actividad que involucra aglomeraciones de público
complejas o no complejas.
Artículo 75. Requisitos para la realización de actos o eventos en escenarios
habilitados y no habilitados. Para todas las clases de aglomeraciones de público
definidas en esta ley, la definición de escenarios habilitados y no habilitados, así
como la autoridad pública competente para realizar la habilitación del escenario y
el procedimiento previsto para el efecto de dicha habilitación serán los previstos en
la Ley 1493 de 2011, sus disposiciones reglamentarias y las leyes que la
modifiquen, adicionen o sustituyan.
Para la realización de actos o eventos que involucren aglomeraciones de público
complejas o no complejas, se deberá cumplir con los requisitos establecidos en el
presente Código, además de los establecidos en la Ley 1493 de 2011 para el
reconocimiento de los escenarios habilitados o no habilitados.
En todo caso, por los comportamientos contrarios a la convivencia señalados en el
presente título, se impondrán las medidas correctivas establecidas en el presente
Código mediante el procedimiento establecido en el mismo.
TÍTULO VII
DE LA PROTECCIÓN DE BIENES INMUEBLES
CAPÍTULO I
De la posesión, la tenencia y las servidumbres
Artículo 76. Definiciones. Para efectos de este Código, especialmente los
relacionados con el presente capítulo, la posesión, mera tenencia y servidumbre
aquí contenidas, están definidos por el Código Civil en sus
artículos 762, 775 y 879.
Artículo 77. Comportamientos contrarios a la posesión y mera tenencia de
bienes inmuebles. Son aquellos contrarios a la posesión, la mera tenencia de los
bienes inmuebles de particulares, bienes fiscales, bienes de uso público, bienes de
utilidad pública o social, bienes destinados a prestación de servicios públicos.
Estos son los siguientes:
1. Perturbar, alterar o interrumpir la posesión o mera tenencia de un bien inmueble
ocupándolo ilegalmente.
2. Perturbar la posesión o mera tenencia de un inmueble o mueble por causa de
daños materiales o hechos que la alteren, o por no reparar las averías o daños en
el propio inmueble que pongan en peligro, perjudiquen o molesten a los vecinos.
3. Instalar servicios públicos en inmuebles que hayan sido ocupados ilegalmente.
4. Omitir el cerramiento y mantenimiento de lotes y fachadas de edificaciones.
5. Impedir el ingreso, uso y disfrute de la posesión o tenencia de inmueble al titular
de este derecho.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Restitución y protección de bienes inmuebles.
Reparación de daños materiales por perturbación a
Numeral 2
la posesión y tenencia de inmuebles o mueble.
Numeral 3 Multa General tipo 3
Multa General tipo 3; construcción, cerramiento,
Numeral 4
reparación o mantenimiento de inmueble.
Numeral 5 Restitución y protección de bienes inmuebles.
Artículo 78. Comportamientos contrarios al derecho de servidumbres. Los
siguientes comportamientos son contrarios al derecho de servidumbre y por lo
tanto no deben efectuarse:
1. Impedir, alterar o interrumpir el continuo uso de servidumbres por las vías de
hecho.
2. No permitir el acceso al predio sobre el cual pesa el gravamen de servidumbre
para realizar el mantenimiento o la reparación.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos señalados, será
objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Restablecimiento del derecho de servidumbre y
Numeral 1
reparación de daños materiales;
Numeral 2 Multa General tipo 2.
Artículo 79. Ejercicio de las acciones de protección de los bienes
inmuebles. Para el ejercicio de la acción de Policía en el caso de la perturbación
de los derechos de que trata este título, las siguientes personas, podrán instaurar
querella ante el inspector de Policía, mediante el procedimiento único estipulado
en este Código:
1. El titular de la posesión o la mera tenencia de los inmuebles particulares o de
las servidumbres.
2. Las entidades de derecho público.
3. Los apoderados o representantes legales de los antes mencionados.
Parágrafo 1°. En el procedimiento de perturbación por ocupación de hecho, se
ordenará el desalojo del ocupante de hecho si fuere necesario o que las cosas
vuelvan al estado que antes tenía. El desalojo se deberá efectuar dentro de las
veinticuatro (24) horas siguientes a la orden.
Parágrafo 2°. En estos procedimientos se deberá comunicar al propietario inscrito
la iniciación de ellos sin perjuicio de que se lleve a cabo la diligencia prevista.
Parágrafo 3°. La Superintendencia de Notariado y Registro, el Instituto Agustín
Codazzi y las administraciones municipales, deberán suministrar la información
solicitada, de manera inmediata y gratuita a las autoridades de Policía.
El recurso de apelación se concederá en efecto devolutivo.
Parágrafo 4°. Cuando por caso fortuito o fuerza mayor demostrados,
excepcionalmente deba suspenderse la audiencia pública, la autoridad competente
decretará el statu quo sobre los bienes objeto de la misma, dejando constancia y
registro documental, fijando fecha y hora para su reanudación.
Artículo 80. Carácter, efecto y caducidad del amparo a la posesión, mera
tenencia y servidumbre. El amparo de la posesión, la mera tenencia y las
servidumbres, es una medida de carácter precario y provisional, de efecto
inmediato, cuya única finalidad, es mantener el statu quo mientras el juez ordinario
competente decide definitivamente sobre la titularidad de los derechos reales en
controversia y las indemnizaciones correspondientes, si a ellas hubiere lugar.
Parágrafo. La acción policial de protección a la posesión, la mera tenencia y
servidumbres de los inmuebles de los particulares, caducará dentro de los cuatro
(4) meses siguientes a la perturbación por ocupación ilegal.
Artículo 81. Acción preventiva por perturbación. Cuando se ejecuten acciones
con las cuales se pretenda o inicie la perturbación de bienes inmuebles sean estos
de uso público o privado ocupándolos por vías de hecho, la Policía Nacional lo
impedirá o expulsará a los responsables de ella, dentro de las cuarenta y ocho (48)
horas siguientes a la ocupación.
El querellante realizará las obras necesarias, razonables y asequibles para impedir
sucesivas ocupaciones o intentos de hacerlas por vías de hecho, de conformidad
con las órdenes que impartan las autoridades de Policía.
Artículo 82. El derecho a la protección del domicilio. Quien se encuentre
domiciliado en un inmueble y considere que su derecho ha sido perturbado o
alterado ilegalmente, podrá acudir al inspector de Policía, para iniciar querella
mediante el ejercicio de la acción de protección, por el procedimiento señalado en
este Código.
La protección del domicilio es una medida de efecto inmediato, cuya única
finalidad es mantener el statu quo, mientras el juez ordinario competente decide
definitivamente sobre los derechos en controversia y las indemnizaciones
correspondientes si a ellas hubiera lugar.
Parágrafo. La medida de que trata el presente artículo garantizará el statu quo
físico y jurídico del bien y deberá ser reportada a la oficina de registro de
instrumentos públicos de la jurisdicción del inmueble.
TÍTULO VIII
DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA
CAPÍTULO I
De la actividad económica y su reglamentación
Artículo 83. Actividad económica. Es la actividad lícita, desarrollada por las
personas naturales y jurídicas, en cualquier lugar y sobre cualquier bien, sea
comercial, industrial, social, de servicios, de recreación o de entretenimiento; de
carácter público o privado o en entidades con o sin ánimo de lucro, o similares o
que siendo privados, sus actividades trasciendan a lo público.
Parágrafo. Los alcaldes fijarán horarios para el ejercicio de la actividad económica
en los casos en que esta actividad pueda afectar la convivencia, y en su defecto lo
hará el gobernador.
Artículo 84. Perímetro de impacto de la actividad económica. A partir de la
expedición del presente Código, alrededor de hospitales, hospicios, centros de
salud, centros que ofrezcan el servicio educativo en los niveles de preescolar,
básica, media, superior o de educación para el trabajo y desarrollo humano, o
centros religiosos, no podrán desarrollarse actividades económicas relacionadas
con el ejercicio de la prostitución, juegos de suerte y azar localizados, concursos, o
donde se ejecute, por cualquier medio, música o ruidos que afecten la tranquilidad.
Corresponderá a los Concejos Distritales o Municipales a iniciativa de los Alcaldes
establecer el perímetro para el ejercicio de las actividades mencionadas en el
presente artículo, dentro del año siguiente a la publicación de la presente ley.
Parágrafo 1º. Para el caso de los establecimientos de prestación de servicio de
videojuegos, estos deberán cumplir lo dispuesto por la Ley 1554 de 2012 en su
artículo 3°, o por las normas que la modifiquen o adicionen.
Parágrafo 2º. Se respetarán los derechos adquiridos de los establecimientos
legalmente constituidos.
Artículo 85. Informe de registro en Cámaras de Comercio. Las Cámaras de
Comercio permitirán el acceso permanente en tiempo real a la administración
municipal o distrital correspondiente y a la Policía Nacional a las matrículas
mercantiles registradas o modificadas.
Corresponde a la administración municipal o distrital verificar que las actividades
económicas estén autorizadas por la reglamentación de las normas de uso del
suelo y las que la desarrollen o complementen, de la respectiva jurisdicción.
Parágrafo. En caso de cualquier modificación del nombre, datos de ubicación del
empresario o el establecimiento de comercio, cambio de domicilio o de la actividad
económica con actividades de alto impacto que involucren venta y consumo de
bebidas alcohólicas, o servicios sexuales, se requerirá aportar certificación de
donde conste que el uso del suelo para el desarrollo de estas actividades
mercantiles es permitido, el cual deberá ser expedido por la oficina de planeación
municipal o el sistema que se establezca para tal efecto, en caso contrario la
Cámara de Comercio se negará a efectuar la inscripción correspondiente.
Artículo 86. Control de actividades que trascienden a lo público. Las personas
jurídicas con o sin ánimo de lucro establecidas o que funcionen bajo la
denominación de clubes sociales sin ánimo de lucro cuya actividad pueda afectar
la convivencia y el orden público, casas culturales, centros sociales privados o
clubes privados o similares, que ofrezcan servicios o actividades de recreación,
diversión, expendio o consumo de licor, sala de baile, discoteca, grill, bar, taberna,
whiskería, cantina, rockola, karaoke, sala de masajes o cualquier tipo de
espectáculo para sus asociados o para el público en general, estarán sujetos a las
normas del presente Código.
Parágrafo 1º. Como consecuencia de lo anterior, los alcaldes distritales o
municipales podrán establecer horarios de funcionamiento para los
establecimientos antes mencionados, y determinar las medidas correctivas por su
incumplimiento, de conformidad con lo previsto en el presente Código.
Parágrafo 2º. Facúltese a las autoridades de Policía y Comandantes de Estación
de Policía para ingresar a los establecimientos mencionados en el presente
artículo con el fin de verificar el cumplimiento de horarios dispuestos por los
alcaldes distritales o municipales y para imponer las medidas correctivas que
correspondan.
Artículo 87. Requisitos para cumplir actividades económicas. Es obligatorio,
para el ejercicio de cualquier actividad: comercial, industrial, de servicios, social,
cultural, de recreación, de entretenimiento, de diversión; con o sin ánimo de lucro,
o que siendo privadas, trasciendan a lo público; que se desarrolle o no a través de
establecimientos abiertos o cerrados al público, además de los requisitos previstos
en normas especiales, cumplir previamente a la iniciación de la actividad
económica los siguientes requisitos:
1. Las normas referentes al uso del suelo, destinación o finalidad para la que fue
construida la edificación y su ubicación.
2. Mantener vigente la matrícula mercantil de la Cámara de Comercio de la
respectiva jurisdicción donde se desarrolle la actividad.
3. La comunicación de la apertura del establecimiento, al comandante de estación
o subestación de Policía del lugar donde funciona el mismo, por el medio más
expedito o idóneo, que para tal efecto establezca la Policía Nacional.
4. Para la comercialización de equipos terminales móviles se deberá contar con el
permiso o autorización expedido por el Ministerio de Tecnologías de la Información
y las Comunicaciones o su delegado.
Durante la ejecución de la actividad económica deberá cumplirse con los
siguientes requisitos:
1. Las normas referentes a los niveles de intensidad auditiva.
2. Cumplir con los horarios establecidos para la actividad económica desarrollada.
3. Las condiciones de seguridad, sanitarias y ambientales determinadas en el
régimen de Policía.
4. El objeto registrado en la matrícula mercantil y no desarrollar otra actividad
diferente.
5. Para aquellos establecimientos donde se ejecuten públicamente obras
musicales causantes de pago, protegidas por las disposiciones legales vigentes
sobre derechos de autor, mantener y presentar el comprobante de pago al día.
6. Para ofrecer los servicios de alojamiento al público u hospitalidad, se debe
contar con el registro nacional de turismo.
Parágrafo 1º. Los anteriores requisitos podrán ser verificados por las autoridades
de Policía en cualquier momento, para lo cual estas podrán ingresar por iniciativa
propia a los lugares señalados, siempre que estén en desarrollo de sus actividades
económicas.
Parágrafo 2º. Ninguna autoridad podrá exigir licencia, permiso o requisito adicional
de funcionamiento, para el desarrollo de actividades económicas salvo lo previsto
en la ley.
Artículo 88. Servicio de baño. Es obligación de todos y cada uno de los
establecimientos de comercio abiertos al público, prestar el servicio de baño a
niños, mujeres en evidente estado de embarazo y adultos de la tercera edad
cuando así lo soliciten, sin importar que los mismos sean sus clientes o no. La
inobservancia de la presente norma tendrá como consecuencia la imposición de
una Multa General Tipo 1 o suspensión temporal de actividad.
Será potestad de los establecimientos de comercio en mención el cobro del
servicio enunciado el cual deberá ser regulado por los correspondientes entes
territoriales.
CAPÍTULO II
Estacionamientos o parqueaderos
Artículo 89. Definición de estacionamiento o parqueaderos. Son los bienes
públicos o privados, destinados y autorizados de acuerdo con lo dispuesto en las
normas de uso del suelo y en las normas que lo desarrollen o complementen por
los concejos distritales o municipales, para el estacionamiento y depósito temporal
de vehículos automotores, motos o bicicletas, a título oneroso o gratuito.
Parágrafo. Los estacionamientos o parqueaderos ubicados en inmuebles de uso
público, como parques, zonas verdes y escenarios deportivos o culturales, sólo
podrán ser utilizados para el estacionamiento de vehículos con fines relativos a la
destinación de tales bienes.
Artículo 90. Reglamentación de los estacionamientos o parqueaderos
abiertos al público. Para el funcionamiento y administración de los
estacionamientos o parqueaderos abiertos al público, se observarán los siguientes
requisitos:
1. Constitución de póliza de responsabilidad civil extracontractual, para la
protección de los bienes depositados y las personas. En el recibo de depósito del
vehículo se informará el número de la póliza, compañía aseguradora y el
procedimiento de reclamación.
2. Expedir recibo de depósito del vehículo al momento del ingreso, en el que se
consigne el número de placa del vehículo y la hora de ingreso.
3. Ofrecer al conductor del vehículo la opción de relacionar bienes adicionales al
que deja en depósito.
4. Cumplir con las tarifas establecidas por la autoridad distrital o municipal.
5. Cumplir los requisitos de carácter sanitario, ambiental y de tránsito.
6. Contar con seguridad permanente, y de acuerdo con la clasificación del
estacionamiento o parqueadero, con acomodadores uniformados con licencia de
conducción y con credenciales que faciliten su identificación por parte de los
usuarios.
7. Señalizar debidamente la entrada y la salida de vehículos y demarcar el espacio
que ocupa cada vehículo y los corredores de giro y movilidad.
8. Cumplir las exigencias para el desarrollo de actividades económicas.
9. Adecuar o habilitar plazas para el estacionamiento de bicicletas.
CAPÍTULO III
Comportamientos que afectan la actividad económica
Artículo 91. Comportamientos que afectan la actividad económica. Los
comportamientos que afectan la actividad económica comprenden
comportamientos relacionados con el cumplimiento de la normatividad,
comportamientos relacionados con la seguridad y la tranquilidad, comportamientos
relacionados con el ambiente y la salud pública.
Artículo 92. Comportamientos relacionados con el cumplimiento de la
normatividad que afectan la actividad económica. Corregido por el art. 8,
Decreto 555 de 2017. Los siguientes comportamientos relacionados con el
cumplimiento de la normatividad afectan la actividad económica y por lo tanto no
deben realizarse:
1. Vender, procesar o almacenar productos alimenticios en los sitios no permitidos
o contrariando las normas vigentes.
2. No presentar el comprobante de pago, cuando a ello hubiere lugar, de obras
musicales protegidas por las disposiciones legales vigentes sobre derechos de
autor.
3. No comunicar previamente de la apertura del establecimiento, al comandante de
estación o subestación de Policía de la jurisdicción, a fin de facilitar posteriormente
su labor de convivencia, de acuerdo al procedimiento que para tal fin se
establezca.
4. Quebrantar los horarios establecidos por el Alcalde.
5. Desarrollar actividades diferentes a las registradas en el objeto social de la
matrícula o registro mercantil.
6. Permitir el ingreso de personas o elementos en un número superior a la
capacidad del lugar.
7. Entregar, enviar, facilitar, alquilar, vender, comercializar, distribuir, exhibir, o
publicar textos, imágenes, documentos, o archivos audiovisuales de contenido
pornográfico a menores de dieciocho (18) años.
8. Almacenar, elaborar, poseer, tener, facilitar, entregar, distribuir o comercializar,
bienes ilícitos, drogas o sustancias prohibidas por la normatividad vigente o las
autoridades competentes.
9. Permitir o facilitar el consumo de drogas o sustancias prohibidas por la
normatividad vigente o las autoridades competentes.
10. Propiciar la ocupación indebida del espacio público.
11. Tolerar, incitar, permitir, obligar o consentir actividades sexuales con niños,
niñas y adolescentes.
12. Incumplir las normas referentes al uso reglamentado del suelo y las
disposiciones de ubicación, destinación o finalidad, para la que fue construida la
edificación.
13. Instalar servicios eléctricos, hidráulicos u otros e speciales, sin previa
autorización escrita de la empresa de servicios públicos respectiva.
14. Arrendar o facilitar un inmueble, contrariando las normas sobre el uso del
suelo.
15.Cuando en el término de dos (2) años y en diferentes hechos, se incurra en dos
o más comportamientos contrarios a la convivencia que motivan la suspensión
temporal de actividad o la multa o se repita dicho comportamiento contrario en
alguna de ellas.
16. Desarrollar la actividad económica sin cumplir cualquiera de los requisitos
establecidos en la normatividad vigente.
17. Ofrecer servicios que son prestados por las entidades de apoyo al tránsito, sin
la debida autorización, habilitación o reconocimiento por parte de las autoridades o
entidades competentes.
Parágrafo 1°. En los comportamientos señalados en los numerales 7 y 11, se
impondrán las medidas correctivas y se pondrá en conocimiento de manera
inmediata a la autoridad competente para aplicar lo establecido en las Leyes 679
de 2001, 1236 de 2008, 1329 de 2009 y las normas que las adicionen o
modifiquen.
Parágrafo 2°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 2; Destrucción de bien;
Numeral 1
suspensión temporal de actividad.
Multa General tipo 3; Suspensión temporal de
Numeral 2
actividad.
Numeral 3 Programa pedagógico
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 4
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 5
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 6
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 7
actividad; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 8
actividad; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 9
actividad; Destrucción de bien.
Multa General tipo 2; Suspensión temporal de
Numeral 10
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de la
Numeral 11
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de
Numeral 12
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 13
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 14
actividad.
Numeral 15 Suspensión definitiva de actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 16
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de
Numeral 17
actividad.
Parágrafo 3°. Se mantendrá la aplicación de las medidas correctivas si se
continúa desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se modifique o cambie la no menclatura, el nombre del
establecimiento, su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 4°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias.
Parágrafo 5°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 6°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente artículo que dan lugar a la medida de suspensión temporal, será objeto
de suspensión definitiva de la actividad.
Artículo 93. Comportamientos relacionados con la seguridad y tranquilidad
que afectan la actividad económica. Los siguientes comportamientos
relacionados con la seguridad y tranquilidad afectan la actividad económica y por
lo tanto no deben realizarse:
1. No informar los protocolos de seguridad y evacuación en caso de emergencias
a las personas que se encuentren en el lugar.
2. Auspiciar riñas o incurrir en confrontaciones violentas que puedan derivar en
agresiones físicas o escándalos.
3. Generar ruidos o sonidos que afecten la tranquilidad de las personas o su
entorno.
4. Incumplir los protocolos de seguridad exigidos para el desarrollo de la actividad
económica y el funcionamiento del establecimiento.
5. Omitir la instalación de mecanismos técnicos de bloqueo por medio de los
cuales los usuarios se puedan proteger de material pornográfico, ilegal, ofensivo o
indeseable en relación con niños, niñas y adolescentes en establecimientos
abiertos al público.
6. Permitir o tolerar el ingreso o permanencia al establecimiento abierto al público,
de personas que porten armas.
7. No fijar la señalización de los protocolos de seguridad en un lugar visible.
8. No permitir el ingreso de las autoridades de Policía en ejercicio de su función o
actividad.
9. Mantener dentro del establecimiento, mercancías peligrosas, que no sean
necesarios para su funcionamiento.
10. Comercializar, facilitar, almacenar, prestar, empeñar, guardar, tener o poseer
elementos, sustancias o bienes de procedencia ilícita.
11. Almacenar, tener, comercializar y poseer mercancías, sin demostrar su lícita
procedencia.
12. Engañar a las autoridades de Policía para evadir el cumplimiento de la
normatividad vigente.
13. Utilizar, permitir, patrocinar, tolerar o practicar el pregoneo o actos similares en
actividades de alto impacto que impidan la libre movilidad y escogencia del
consumidor, en poblaciones superiores a cien mil (100.000) habitantes.
14. Limitar o vetar el acceso a lugares abiertos al público o eventos públicos a
personas en razón de su raza, sexo, orientación sexual, identidad de género,
condición social o económica, en situación de discapacidad o por otros motivos de
discriminación similar.
Parágrafo 1°. En los comportamientos señalados en el numeral 5, se aplicarán las
medidas correctivas y se pondrá en conocimiento de manera inmediata a la
autoridad competente para aplicar lo establecido en las Leyes 679 de 2001, 1236
de 2008, 1329 de 2009 y las normas que las adicionen o modifiquen.
Parágrafo 2°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General Tipo 1
Numeral 2 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 3 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 4 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 5 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 6 Suspensión temporal de actividad; Decomiso.
Numeral 7 Multa General Tipo 1.
Numeral 8 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 9 Multa General Tipo 4; Destrucción de bien.
Multa General Tipo 4; Destrucción de bien;
Numeral 10
suspensión temporal de actividad.
Multa General Tipo 4; Destrucción de bien;
Numeral 11
suspensión temporal de actividad.
Multa General Tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 12
actividad.
Multa General Tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 13
actividad.
Numeral 14 Multa General Tipo 4
Parágrafo 3°. Se mantendrá la aplicación de las medidas correctivas si se
continúa desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se cambie la nomenclatura, el nombre del establecimiento,
su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 4°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias.
Parágrafo 5°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 6°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente artículo que dan lugar a la medida de suspensión temporal de actividad,
será objeto de suspensión definitiva de la actividad.
Artículo 94. Comportamientos relacionados con la salud pública que afectan
la actividad económica. Los siguientes comportamientos relacionados con la
salud pública afectan la actividad económica y por lo tanto no deben realizarse:
1. Incumplir las normas o disposiciones de seguridad o sanidad, para el desarrollo
de la actividad económica, de acuerdo con su objeto social, previo concepto de la
autoridad especializada.
2. No separar en la fuente los residuos sólidos, ni depositarlos selectivamente en
un lugar destinado para tal efecto.
3. Permitir el consumo de tabaco y/o sus derivados en lugares no autorizados por
la ley y la normatividad vigente.
4. Permitir la permanencia de animales de cualquier especie que afecte las
condiciones de higiene, salubridad y seguridad o que impida la correcta prestación
del servicio de acuerdo con las disposiciones vigentes.
5. Comercializar en el establecimiento artículos de mala calidad, caducados o
adulterados que puedan constituir peligro para la salud pública.
6. Comercializar, almacenar, poseer o tener especies de flora o fauna que
ofrezcan peligro para la integridad y la salud.
7. No retirar frecuentemente los residuos de las áreas de producción o depósito y
no evacuarlas de manera que se elimine la generación de malos olores, y se
impida el refugio y alimento de animales y plagas.
8. No facilitar la utilización de los servicios sanitarios limpios y desinfectados a las
personas que así lo requieran, en los establecimientos abiertos al público y
proveer de los recursos requeridos para la higiene personal.
9. No destruir en la fuente los envases de bebidas embriagantes.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 1
actividad.
Numeral 2 Multa General tipo 3.
Multa General tipo 1; Suspensión temporal de
Numeral 3
actividad.
Multa General tipo 3; Suspensión temporal de
Numeral 4
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 5
actividad
Multa General tipo 1; Suspensión temporal de
Numeral 6
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 7
actividad.
Numeral 8 Amonestación.
Multa General tipo 1; Suspensión temporal de
Numeral 9
actividad.
Parágrafo 2°. Se mantendrá la aplicación de las medidas correctivas si se
continúa desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se cambie la nomenclatura, el nombre del establecimiento,
su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 3°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias.
Parágrafo 4°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 5°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente artículo que dan lugar a la medida de suspensión temporal de actividad,
será objeto de suspensión definitiva de la actividad.
CAPÍTULO IV
De la Seguridad de los Equipos Terminales Móviles y/o Tarjetas Simcard
(IMSI)
Artículo 95. Comportamientos que afectan la seguridad de las personas y
sus bienes relacionados con equipos terminales móviles. Los siguientes
comportamientos afectan la seguridad de las personas y sus bienes, y por lo tanto
no deben realizarse:
1. Comprar, alquilar o usar equipo terminal móvil con reporte de hurto y/o extravío
en la base de datos negativa de que trata el artículo 106 de la Ley 1453 de 2011 o
equipo terminal móvil cuyo número de identificación físico o electrónico haya sido
reprogramado, remarcado, modificado o suprimido.
2. Comercializar equipos terminales móviles sin la respectiva autorización del
Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones o por un
proveedor de redes y servicios de telecomunicaciones móviles, de conformidad
con la normatividad vigente.
3. Tener, poseer, y almacenar tarjetas madre o blackboard de manera ilícita en el
establecimiento.
4. Distribuir, almacenar, transportar u ofrecer al público equipos terminales móviles
con reporte de hurto y/o extravío en la base de datos negativa de que trata el
artículo 106 de la Ley 1453 de 2011 o equipos terminales móviles o tarjetas madre
cuyo n úmero de identificación físico o electrónico haya sido reprogramado,
remarcado, modificado o suprimido.
5. Vender, alquilar, aceptar, permitir o tolerar la venta, almacenamiento o bodegaje
de equipo terminal móvil nuevo o usado, de origen ilícito o que carezca de
comprobante de importación, factura de venta o documento equivalente de
conformidad con la normatividad vigente o que se encuentre reportado por hurto
y/o extravío en la base de datos negativa de que trata el artículo 106 de la Ley
1453 de 2011.
6. Alterar, manipular, borrar, o copiar, no estando autorizado para hacerlo o con un
fin no justificado o ilícito, las bases de datos negativa y positiva de equipos
terminales móviles.
7. Incumplir las condiciones, requisitos u obligaciones para la importación,
exportación, distribución, comercialización, mantenimiento y reparación,
establecidas por la normatividad vigente.
8. No solicitar o no realizar el registro individual de equipo terminal móvil con su
número de IMEI al momento de ser importado al país.
9. No enviar, transmitir, o registrar en la manera y tiempos previstos, la información
sobre la importación individualizada de equipo terminal móvil, al responsable de
llevar la base de datos positiva.
10. Alterar, manipular, borrar, o copiar, no estando autorizado para hacerlo o con
un fin no justificado o ilícito, el registro individual de equipo terminal móvil en los
procesos de importación.
11. Reprogramar, remarcar, modificar o suprimir el número de identificación físico
o electrónico asociado a un equipo terminal móvil o facilitar estos
comportamientos.
12. Activar líneas telefónicas sin que el usuario haya suministrado al prestador del
servicio, los datos biográficos en el momento de la activación.
13. Activar Sim Card (IMSI) sin que el usuario haya suministrado al prestador del
servicio, los datos biográficos en el momento de la activación.
Parágrafo 1°. Se entiende por equipo terminal móvil, todo dispositivo que posea
un IMEI (Identificador Internacional de Equipo Móvil), por sus siglas en inglés, o
aquel identificador que cumpla una función equivalente a este, y por medio del cual
el usuario accede a las redes de telecomunicaciones móviles para la prestación de
servicios de comunicaciones de voz y/o datos.
Parágrafo 2°. Corresponde a las personas naturales o jurídicas verificar que el
equipo a comprar, alquilar, usar, distribuir, almacenar o vender, no se encuentre
reportado como hurtado y/o extraviado en la base de datos negativa de que trata el
artículo 106 de la Ley 1453 de 2011 y proceder al registro en base de datos
positiva. La consulta pública de la base de datos negativa estará disponible a
través del sitio web que indique la Comisión de Regulación de Comunicaciones y
para el registro de los equipos terminales móviles en la base de datos positiva los
proveedores deberán disponer de los medios definidos en la regulación.
Parágrafo 3°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas, sin
perjuicio otras medidas y sanciones establecidas en la ley:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 2; Destrucción de bien;
Numeral 1
Suspensión temporal de actividad.
Multa General tipo 3; Destrucción de bien;
Numeral 2
Suspensión temporal de actividad.
Multa General tipo 3; Destrucción de bien;
Numeral 3
Suspensión definitiva de actividad.
Multa General tipo 3; Destrucción de bien,
Numeral 4
Suspensión definitiva de actividad.
Multa General tipo 3; Destrucción de bien,
Numeral 5
Suspensión definitiva de actividad.
Multa General tipo 3; Destrucción de bien;
Numeral 6
Suspensión definitiva de actividad.
Numeral 7 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Numeral 8 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Numeral 9 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Destrucción de bien;
Numeral 10
Suspensión definitiva de actividad.
Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Numeral 11
Suspensión definitiva de actividad.
Numeral 12 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Numeral 13 Multa General tipo 4; Destrucción de bien
Parágrafo 4°. Si el número de equipos móviles comprometido en los
comportamientos es superior a uno se aplicará la medida correctiva señalada por
cada equipo móvil. La autoridad policial deberá judicializar a las personas de
conformidad con la ley penal.
Parágrafo 5°. Se aplicarán o mantendrán las medidas correctivas si se continúa
desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se cambie la nomenclatura, el nombre del establecimiento,
su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 6°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias.
Parágrafo 7°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 8°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente capítulo que dan lugar a la medida de suspensión temporal, será objeto
de suspensión definitiva de la actividad.
TÍTULO IX
DEL AMBIENTE
Artículo 96. Aplicación de medidas preventivas y correctivas ambientales y
mineras. Las autoridades de Policía en el ejercicio de sus funciones, velarán por
el cumplimiento de las normas mineras y ambientales vigentes e informarán de los
incumplimientos a las autoridades competentes con el fin de que estas apliquen
las medidas a que haya lugar.
Las medidas correctivas establecidas en este Código para los comportamientos
señalados en el presente título, se aplicarán sin perjuicio de las medidas
preventivas y sanciones administrativas contempladas por la normatividad
ambiental y minera.
CAPÍTULO I
Ambiente
Artículo 97. Aplicación de medidas preventivas. Las autoridades de Policía
podrán imponer y ejecutar las medidas preventivas consagradas en la Ley 1333 de
2009 por los comportamientos señalados en el presente título. Una vez se haya
impuesto la medida preventiva deberán dar traslado de las actuaciones a la
autoridad ambiental competente dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la
imposición de la misma, tal como lo ordena el artículo 2 de la Ley 1333 de 2009.
Artículo 98. Definiciones. Los vocablos utilizados en el presente título deberán ser
interpretados a la luz de las disposiciones contenidas en el régimen ambiental.
Artículo 99. Facultades particulares. La autoridad ambiental competente del área
protegida, de conformidad con el régimen ambiental, podrá reglamentar la
introducción, transporte, porte, almacenamiento, tenencia o comercialización de
bienes, servicios, productos o sustancias, con el fin de prevenir comportamientos
que deterioren el ambiente.
CAPÍTULO II
Recurso hídrico, fauna, flora y aire
Artículo 100. Comportamientos contrarios a la preservación del agua. Los
siguientes comportamientos son contrarios a la preservación del agua y por lo
tanto no deben efectuarse:
1. Utilizarla en actividades diferentes a la respectiva autorización ambiental.
2. Arrojar sustancias contaminantes, residuos o desechos a los cuerpos de agua.
3. Deteriorar, dañar o alterar los cuerpos de agua, zonas de ronda hídrica y zonas
de manejo y preservación ambiental en cualquier forma.
4. Captar agua de las fuentes hídricas sin la autorización de la autoridad
ambiental.
5. Lavar bienes muebles en el espacio público, vía pública, ríos, canales y
quebradas.
6. Realizar cualquier actividad en contra de la normatividad sobre conservación y
preservación de humedales, y sobre cananguchales y morichales.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Amonestación; Suspensión temporal de actividad
Amonestación; Multa general tipo 4; Suspensión
Numeral 2
temporal de actividad
Numeral 3 Suspensión temporal de actividad
Numeral 4 Amonestación; Suspensión temporal de actividad
Numeral 5 Multa general tipo 4
Amonestación; Multa general tipo 4; Suspensión
Numeral 6
temporal de actividad
Artículo 101. Comportamientos que afectan las especies de flora o fauna
silvestre. Los siguientes comportamientos afectan las especies de flora o fauna y
por lo tanto no deben efectuarse:
1. Colectar, aprovechar, mantener, tener, transportar, introducir, comercializar, o
poseer especies de fauna silvestre (viva o muerta) o sus partes, sin la respectiva
autorización ambiental.
2. Aprovechar, recolectar, almacenar, extraer, introducir, mantener, quemar, talar,
transportar o comercializar especies de flora silvestre, o sus productos o
subproductos, sin la respectiva autorización de la autoridad competente.
3. Movilizar maderas sin el respectivo salvoconducto único de movilización o guía
de movilización.
4. Presentar el permiso de aprovechamiento, salvoconducto único de movilización,
registro de plantación y guía de movilización para transportar maderas con
inconsistencias o irregularidades.
5. Talar, procesar, aprovechar, transportar, transformar, comercializar o distribuir
especies o subproductos de flora silvestre de los parques nacionales o regionales
naturales, salvo lo dispuesto para las comunidades en el respectivo instrumento de
planificación del parque.
6. La caza o pesca industrial sin permiso de autoridad competente.
7. Contaminar o envenenar recursos fáunicos, forestales o hidrobiológicos.
8. Experimentar, alterar, mutilar, manipular las especies silvestres sin el permiso
de autoridad ambiental competente.
9. Violar los reglamentos establecidos para los períodos de veda en materia de
caza y pesca.
10. Tener animales silvestres en calidad de mascotas.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Amonestación; Participación en programa
Numeral 1 comunitario o actividad pedagógica de convivencia;
Suspensión temporal de actividad.
Amonestación; Participación en programa
Numeral 2 comunitario o actividad pedagógica de convivencia;
Suspensión temporal de actividad.
Amonestación; Participación en programa
Numeral 3 comunitario o actividad pedagógica de convivencia;
Suspensión temporal de actividad.
Amonestación; Participación en programa
Numeral 4 comunitario o actividad pedagógica de convivencia;
Suspensión temporal de actividad.
Amonestación; Participación en programa
Numeral 5 comunitario o actividad pedagógica de convivencia;
Suspensión temporal de actividad.
Suspensión temporal de actividad; Participación en
Numeral 6 programa comunitario o actividad pedagógica de
convivencia.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 7
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numera l 8
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 9
actividad.
Numeral 10 Multa General tipo 3; Decomiso.
Parágrafo 2°. Se mantendrá la aplicación de las medidas correctivas si se
continúa desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se cambie la nomenclatura, el nombre del establecimiento,
su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 3°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias y de las competencias de las
autoridades ambientales.
Parágrafo 4°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 5°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente capítulo que dan lugar a la medida de suspensión temporal, será objeto
de suspensión definitiva de la actividad.
Artículo 102. Comportamientos que afectan el aire. Los siguientes
comportamientos afectan el aire y por lo tanto no se deben efectuar:
1. Realizar quemas de cualquier clase salvo las que de acuerdo con la
normatividad ambiental estén autorizadas.
2. Emitir contaminantes a la atmósfera que afecten la convivencia.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 1
actividad
Numeral 2 Multa General tipo 4.
CAPÍTULO III
Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP)
Artículo 103. Comportamientos que afectan las áreas protegidas del Sistema
Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) y áreas de especial importancia
ecológica. Los siguientes comportamientos afectan las áreas protegidas del
Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) y áreas de especial importancia
ecológica y por lo tanto no se deben efectuar:
1. Ocupar ilícitamente áreas protegidas, de manera temporal o permanente.
2. Suministrar alimentos a la fauna silvestre.
3. Alterar elementos naturales como piedras, rocas, peñascos, árboles, con pintura
o cualquier otro medio, que genere marcas.
4. Transitar con naves o vehículos automotores no autorizados, fuera del horario y
ruta establecidos y/o estacionarlos en sitios no señalados para tales fines.
5. Vender, comerciar o distribuir productos comestibles de cualquier índole, con
excepción de aquellos autorizados expresamente.
6. Ingresar sin permiso de la autoridad ambiental competente.
7. Permanecer en las áreas del Sistema de Parques Nacionales Naturales más
tiempo del autorizado.
8. No exhibir ante los funcionarios y autoridades competentes la autorización
respectiva cuando se requiera.
9. Promover, realizar o participar en reuniones o actividades que involucren
aglomeración de público no autorizadas por la autoridad ambiental.
10. No usar los recipientes o demás elementos dispuestos para depositar los
residuos y desechos sólidos.
11. Hacer cualquier clase de fuegos fuera de los sitios o instalaciones en las
cuales se autoriza el uso de hornillas o de barbacoas.
12. Alterar, modificar o remover señales, avisos o vallas destinados para la
administración y funcionamiento de las áreas del Sistema de Parques Nacionales
Naturales.
Parágrafo. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Restitución y protección de
Numeral 1 bienes inmuebles; Inutilización de bienes;
Destrucción de bien.
Numeral 2 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Numeral 3 Multa General tipo 4.
Numeral 4 Multa General tipo 4; Inutilización de bienes.
Multa General tipo 4; Inutilización de bienes;
Numeral 5
Destrucción de bien.
Numeral 6 Multa General tipo 1.
Numeral 7 Multa General tipo 1.
Numeral 8 Multa General tipo 1.
Multa General tipo 4; Disolución de reunión o
Numeral 9 actividad que involucra aglomeraciones de público
no complejas.
Numeral 10 Multa General tipo 1.
Numeral 11 Multa General tipo 4.
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 12 Multa General tipo 2.
TÍTULO X
MINERÍA
CAPÍTULO I
Medidas para el control de la explotación y aprovechamiento ilícita de
minerales
Artículo 104. Ingreso de maquinaria pesada. Las autoridades aduaneras
exigirán la instalación de dispositivos tecnológicos para la identificación y
localización de la maquinaria pesada que ingrese o se importe al territorio
colombiano. El Gobierno nacional a través del Ministerio de Transporte o de quien
haga sus veces establecerá una central de monitoreo para estos efectos.
El Ministerio de Transporte, en coordinación con el Ministerio de Defensa Nacional
y la Policía Nacional, establecerá los mecanismos de control y monitoreo, de
conformidad con la reglamentación expedida por el Gobierno nacional.
La maquinaria que no cumpla con el requisito antes mencionado no podrá ingresar
al territorio aduanero nacional.
En caso de que la maquinaria no cuente con el dispositivo o este no funcione, será
inmovilizada hasta que su propietario o tenedor demuestre el efectivo
funcionamiento del dispositivo electrónico. En todo caso será objeto de multa
equivalente al 10% del valor comercial de la maquinaria. En caso de reiteración la
maquinaria será decomisada.
Artículo 105. Actividades que son objeto de control en el desarrollo de la
minería. Las siguientes actividades son contrarias a la minería y por lo tanto no
deben efectuarse. Su realización dará lugar a medidas correctivas o a la
imposición de medidas preventivas de que trata la Ley 1333 de 2009, según sea el
caso y sin perjuicio de las de carácter penal o civil que de ellas se deriven:
1. Desarrollar actividades mineras de exploración, explotación, o minería de
subsistencia o barequeo en bocatomas y áreas declaradas y delimitadas como
excluibles de la minería tales como parques nacionales naturales, parques
naturales regionales, zonas de reserva forestal protectora, páramos y humedales
Ramsar.
2. Realizar exploraciones y explotaciones mineras sin el amparo de un título
minero debidamente inscrito en el registro minero nacional, autorizaciones
temporales, solicitudes de legalización, declaratoria de área de reserva especial,
subcontratos de formalización o contrato de operación minera y sin la obtención de
las autorizaciones ambientales necesarias para su ejecución.
3. Explorar y explotar los minerales en playas o espacios marítimos sin el concepto
favorable de la autoridad competente, además de los requisitos establecidos en la
normatividad minera vigente.
4. No acreditar el título minero, autorización temporal, solicitud de legalización,
declaratoria de área de reserva especial, subcontrato de formalización o contrato
de operación minera, cuando sean requeridos por las autoridades.
5. Realizar explotaciones mineras sin contar con licencia ambiental o su
equivalente, de conformidad con la normativa vigente.
6. Generar un impacto ambiental irreversible, de acuerdo con las normas sobre la
materia.
7. Incumplir los requisitos legales vigentes para realizar actividades de barequeo y
demás actividades de minería de subsistencia.
8. Producir, almacenar, transportar, trasladar, comercializar o procesar insumos
químicos utilizados en la explotación ilícita de minerales.
9. Comercializar minerales sin el cumplimiento de los requisitos y permisos
establecidos en la normatividad minera vigente.
10. Fundir, portar, almacenar, transportar o tener minerales sin contar con el
certificado de origen que demuestre la procedencia lícita de estos.
11. Beneficiar minerales sin el certificado de inscripción en el Registro Único de
Comercializadores (RUCOM), o sin estar en el listado de este registro cuando la
planta se encuentra dentro de un título minero.
12. Beneficiar minerales sin demostrar su lícita procedencia o con incumplimiento
de la normatividad minera vigente.
13. Utilizar medios mecanizados en actividades de explotación que no cuenten con
el amparo de un título minero inscrito en el registro minero nacional, licencia
ambiental o su equivalente según la normatividad vigente.
14. Beneficiar oro en zonas de uso residencial, comercial, institucional o recreativo.
Parágrafo 1º. Quien incurra en una o más de las actividades antes señaladas,
será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
ACTIVIDADES MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Restitución y protección de bienes inmuebles;
Numeral 1
Inutilización de bienes; Destrucción de bien.
Restitución y protección de bienes inmuebles;
Numeral 2 Inutilización de bienes; Destrucción de bien;
Suspensión temporal de la actividad.
Suspensión definitiva de actividad; Inutilización de
Numeral 3
bienes; Destrucción de bien.
Numeral 4 Suspensión temporal de actividad
Numeral 5 Suspensión temporal de actividad; Decomiso.
Numeral 6 Suspensión temporal de actividad.
Restitución y protección de bienes inmuebles;
Numeral 7
Suspensión definitiva de actividad; Decomiso.
Inutilización de bienes; Destrucción de bien;
Numeral 8
Suspensión temporal de actividad; Decomiso.
Multa General Tipo 4; Decomiso; Suspensión
Numeral 9 temporal de actividad; Suspensión definitiva de
actividad.
Numeral 10 Multa General tipo 4; Decomiso.
Suspensión definitiva de actividad; Destrucción de
Numeral 11
bien; Inutilización de bienes.
Numeral 12 Decomiso; Suspensión temporal de actividad.
Destrucción de bien; Suspensión temporal de
Numeral 13
actividad.
Decomiso; Suspensión definitiva de la actividad;
Numeral 14
Multa General Tipo 4.
Parágrafo 2º. Cuando se aplique cualquiera de las medidas enunciadas en el
presente artículo, la autoridad de Policía deberá informar dentro de los tres (3) días
siguientes a las autoridades competentes.
Parágrafo 3º. Sin perjuicio de las medidas correctivas establecidas en el parágrafo
primero del presente artículo, en caso que algunas de las actividades descritas se
realicen directa o indirectamente por organizaciones criminales o grupos al margen
de la ley o en beneficio de los mismos, procederá la inutilización o destrucción del
bien.
Parágrafo transitorio. En tratándose de la actividad prevista en el numeral 10 del
presente artículo, durante los doce (12) meses siguientes a la expedición de esta
ley, será admisible para demostrar su licita procedencia un medio de prueba
distinto al certificado.
Artículo 106. Instrumentos de detección. El Gobierno nacional a través de los
Ministerios, Departamentos Administrativos o entidades descentralizadas,
suministrará a la Policía Nacional y demás instituciones que conside re
pertinentes, información o instrumentos técnicos indispensables para la detección
de sustancias, elementos o insumos químicos utilizados en la actividad minera y
garantizará el fortalecimiento de las unidades de la Policía encargadas, para el
efectivo cumplimiento de lo dispuesto en el presente título.
Artículo 107. Control de insumos utilizados en actividad minera. El Gobierno
nacional establecerá controles para el ingreso al territorio nacional, transporte,
almacenamiento, comercialización, producción, uso, y disposición final, entre otros,
de los insumos y sustancias químicas utilizados en la actividad minera.
Artículo 108. Competencia en materia minero-ambiental. La Policía Nacional, a
efectos de proteger y salvaguardar la salud humana y preservar los recursos
naturales renovables, no renovables y el ambiente, deberá incautar sustancias y
químicos como el zinc, bórax, cianuro y mercurio utilizados en el proceso de
exploración, explotación y extracción de la minería ilegal.
Parágrafo. Cuando se trate de la presencia de más de una actividad de
explotación de minerales sin título de un Municipio, o más de una actividad de
explotación de minerales sin título o de situaciones de ocupación, perturbación o
despojo dentro de un mismo título minero, la persona o entidad denunciante o el
beneficiario del título minero podrán interponer directamente ante el gobernador,
como autoridad de Policía las medidas de amparo administrativo correspondientes
para su respectiva ejecución.
TÍTULO XI
SALUD PÚBLICA
CAPÍTULO I
De la Salud Pública
Artículo 109. Alcance. El presente capítulo tiene por objeto la regulación de
comportamientos que puedan poner en peligro la salud pública por el consumo de
alimentos. Las Secretarías de Salud de las entidades territoriales y el Instituto
Nacional de Vigilancia de Alimentos y Medicamentos (INVIMA) serán las
encargadas de ejercer las facultades de conformidad con sus competencias de
inspección, vigilancia y control.
Artículo 110. Comportamientos que atentan contra la salud pública en
materia de consumo. Los siguientes comportamientos atentan contra la salud
pública en materia de consumo y por lo tanto no deben efectuarse:
1. No acreditar la inscripción ante la Secretaría de Salud o quien haga sus veces,
de la respectiva entidad territorial, para el almacenamiento o expendio de
alimentos que lo requieran, así como de carne, productos y derivados cárnicos
comestibles, de acuerdo con la normatividad sanitaria vigente.
2. Almacenar o comercializar carne, productos cárnicos comestibles que no
provengan de plantas de beneficio animal (mataderos) autorizadas o que no
cumplan con las disposiciones o normatividad sanitaria vigente.
3. Almacenar, transportar o vender derivados cárnicos que no cumplan con las
disposiciones de inocuidad establecidas por el Ministerio de Salud y Protección
Social y garantizar en todo momento la procedencia de los mismos.
4. Adquirir alimentos, carne, productos cárnicos comestibles y derivados cárnicos
de proveedores que no se encuentren autorizados y registrados ante la autoridad
sanitaria competente o que no hayan entregado el producto a la temperatura
reglamentada o transportado en vehículos que no garanticen el mantenimiento de
la misma.
5. No contar con un sistema de refrigeración que garantice el mantenimiento de la
temperatura reglamentada para los productos.
6. No mantener en refrigeración a la temperatura reglamentada, la carne o los
productos cárnicos o lácteos.
7. No acreditar la autorización sanitaria de transporte expedido por la Secretaría de
Salud de la entidad territorial correspondiente o quien haga sus veces, para el
transporte de carne, productos cárnicos comestibles y derivados cárnicos
destinados para el consumo humano, de acuerdo con la normatividad sanitaria
vigente.
8. No contar con soporte documental en el cual conste que los productos
transportados provienen de un establecimiento registrado, aprobado e
inspeccionado. Para la carne, productos cárnicos comestibles y derivados
cárnicos, deberán contar con la guía de transporte de producto de acuerdo con lo
establecido en la normatividad sanitaria.
9. No garantizar el mantenimiento de la cadena de frío del producto y las
condiciones de transporte requeridas por la normatividad sanitaria vigente, de
manera que se evite la contaminación de los alimentos transportados.
10. No conservar en el lugar donde se expendan o suministren, sus accesos y
alrededores limpios y libres de acumulación de basuras.
11. No mantener las superficies del lugar donde se preparan, almacenan,
expenden o suministren alimentos debidamente protegidos de cualquier foco de
insalubridad.
12. Vender alimentos para consumo directo sin cumplir con los requisitos
establecidos por las normas sanitarias.
13. Expender cualquier clase de alimentos en sitios expuestos a focos de
insalubridad, que representen riesgo de contaminación.
14. Utilizar agua no apta para el consumo humano en la preparación de alimentos.
15 . Incumplir con los requisitos para el transporte de alimentos, carne y productos
cárnicos, o lácteos, para el consumo humano, establecidos por las normas y
disposiciones vigentes.
16. Sacrificar animales para el consumo humano, en sitios no permitidos por la
legislación sanitaria correspondiente.
Parágrafo 1°. La autoridad de Policía que imponga las medidas correctivas
señaladas en el presente artículo pondrá en conocimiento de manera inmediata a
la autoridad competente para adelantar los procedimientos e imponer las acciones
que correspondan de conformidad con la normatividad específica vigente.
Parágrafo 2°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 2; Suspensión temporal de
Numeral 1
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 2
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 3
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 4
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 5
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 6
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 7
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 8
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 9
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 10
actividad.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 11
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 12
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 13
actividad, Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 14
actividad, Destrucción de bien.
Numeral 15 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Multa General tipo 4; Destrucción de bien,
Numeral 16
suspensión definitiva de actividad.
Parágrafo 3°. Se mantendrá la aplicación de las medidas correctivas si se
continúa desarrollando en el lugar la misma actividad económica que dio lugar a su
imposición, aun cuando se cambie la nomenclatura, el nombre del establecimiento,
su razón social, propietario, poseedor o tenedor del mismo.
Parágrafo 4°. Las medidas correctivas mencionadas para el incumplimiento de los
anteriores comportamientos, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en la
legislación especial que regula esas materias.
Parágrafo 5°. Cuando se aplique la medida de suspensión temporal de actividad
porque el responsable del establecimiento no permitió el ingreso de autoridades de
Policía, la medida se extenderá hasta tanto se autorice el ingreso de la autoridad
que en ejercicio de su función o actividad de Policía, requiera hacerlo.
Parágrafo 6°. Quien en el término de un año contado a partir de la aplicación de la
medida incurra nuevamente en alguno de los comportamientos prohibidos en el
presente artículo que dan lugar a la medida de suspensión temporal de actividad,
será objeto de suspensión definitiva de la actividad.
CAPÍTULO II
Limpieza y recolección de residuos y de escombros
Artículo 111. Comportamientos contrarios a la limpieza y recolección de
residuos y escombros y malas prácticas habitacionales. Los siguientes
comportamientos son contrarios a la habitabilidad, limpieza y recolección de
residuos y escombros y por lo tanto no deben efectuarse:
1. Sacar la basura en horarios no autorizados por la empresa prestadora del
servicio o en sitio diferente al lugar de residencia o domicilio.
2. No usar los recipientes o demás elementos dispuestos para depositar la basura.
3. Arrojar residuos sólidos y escombros en sitios de uso público, no acordados ni
autorizados por autoridad competente.
4. Esparcir, parcial o totalmente, en el espacio público o zonas comunes el
contenido de las bolsas y recipientes para la basura, una vez colocados para su
recolección.
5. Dejar las basuras esparcidas fuera de sus bolsas o contenedores una vez
efectuado el reciclaje.
6. Disponer inadecuadamente de animales muertos no comestibles o partes de
estos dentro de los residuos domésticos.
7. Dificultar de alguna manera, la actividad de barrido y recolección de la basura y
escombros, sin perjuicio de la actividad que desarrollan las personas que se
dedican al reciclaje.
8. Arrojar basura, llantas, residuos o escombros en el espacio público o en bienes
de carácter público o privado.
9. Propiciar o contratar el transporte de escombros en medios no aptos ni
adecuados.
10. Improvisar e instalar, sin autorización legal, contenedores u otro tipo de
recipientes, con destino a la disposición de basuras.
11. Transportar escombros en medios no aptos ni adecuados.
12. No recoger los residuos sólidos en los horarios establecidos por la misma
empresa recolectora, salvo información previa debidamente publicitada, informada
y justificada.
13. Arrojar en las redes de alcantarillado, acueducto y de aguas lluvias, cualquier
objeto, sustancia, residuo, escombros, lodos, combustibles y lubricantes, que
alteren u obstruyan el normal funcionamiento.
14. Permitir la presencia de vectores y/o no realizar las prácticas adecuadas para
evitar la proliferación de los mismos en predios urbanos.
15. No permitir realizar campañas de salud pública para enfermedades
transmitidas por vectores dentro de los predios mencionados en el anterior inciso.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas:
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 1
pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 2
pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 3
pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 4
pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 1
pedagógica de convivencia.
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 5
pedagógica de convivencia.
Numeral 6 Amonestación.
Numeral 7 Amonestación.
Numeral 8 Multa General tipo 4.
Numeral 9 Multa General tipo 3.
Numeral 10 Multa General tipo 2.
Numeral 11 Multa General tipo 2.
Numeral 12 Multa General tipo 4 por cada hora de retraso.
Numeral 13 Multa General tipo 4.
Numeral 14 Multa General tipo 2
Numeral 15 Multa General tipo 2
Parágrafo 2°. El Gobierno nacional y los alcaldes, en coordinación con las
autoridades competentes, desarrollarán y promoverán programas que estimulen el
reciclaje y manejo de residuos sólidos con las características especiales de cada
municipio y según las costumbres locales de recolección de basuras o desechos.
Las personas empacarán y depositarán, en forma separada, los materiales tales
como papel, cartón, plástico y vidrio, de los demás desechos.
Parágrafo 3°. Frente al comportamiento descrito en el numeral 8 del presente
artículo respecto a la disposición final de las llantas, los productores y/o
comercializadores en coordinación con las autoridades locales y ambientales
deberán crear un sistema de recolección selectiva y gestión ambiental de llantas
usadas.
TÍTULO XII
DEL PATRIMONIO CULTURAL Y SU CONSERVACIÓN
CAPÍTULO I
Protección de los Bienes del Patrimonio Cultural y Arqueológico
Artículo 112. Obligaciones de las personas que poseen bienes de interés
cultural o ejercen tenencia de bienes arqueológicos. Las personas naturales o
jurídicas pueden poseer bienes de interés cultural y ejercer la tenencia de
patrimonio arqueológico de manera excepcional y especial siempre y cuando
cumplan con las siguientes obligaciones adicionales:
1. Registrar los bienes de interés cultural. Para el caso del patrimonio arqueológico
el registro se debe realizar ante el Instituto Colombiano de Antropología e Historia
de acuerdo a lo establecido en las normas vigentes que regulan la materia, las que
las adicionen o modifiquen, y sus decretos reglamentarios.
2. Mantener en buen estado y en un lugar donde no tengan riesgo de deterioro,
ruptura o destrucción, los bienes de interés cultural o el patrimonio arqueológico
que estén bajo su tenencia, cumpliendo las disposiciones que regulan la materia.
3. No efectuar una intervención de un bien de interés cultural salvo que se realice
con la supervisión de profesionales idóneos en la materia y con la autorización de
la autoridad que haya efectuado la declaratoria. Para el caso del patrimonio
arqueológico la intervención debe contar con la aprobación de la autorización de
intervención arqueológica otorgada por el Instituto Colombiano de Antropología e
Historia.
4. No realizar la intervención de un bien de interés cultural sin la autorización de la
entidad competente que haya efectuado dicha declaratoria; si el bien de interés
cultural es arqueológico, deberá cumplirse con los requisitos del numeral anterior.
5. Abstenerse de exportar de manera temporal o definitiva los bienes muebles de
interés cultural del ámbito nacional, incluido el patrimonio arqueológico, sin la
debida autorización de la autoridad que corresponda. Para el caso de los bienes
de interés cultural del ámbito territorial es necesaria la autorización de la entidad
territorial respectiva.
Parágrafo 1°. Ningún particular nacional o extranjero podrá abrogarse la titularidad
del patrimonio cultural inmaterial, ni afectar los derechos fundamentales, colectivos
y sociales de las personas y las comunidades en lo que respecta al acceso,
disfrute, goce o creación de dicho patrimonio.
Parágrafo 2°. Se reconoce el derecho de las igles ias y confesiones religiosas de
ser propietarias del patrimonio cultural que hayan creado, adquirido o que estén
bajo su legítima posesión, sin perjuicio de la obligación de mantenerlos y
protegerlos como corresponde bajo la asesoría de expertos en conservación o
restauración y los debidos permisos de las autoridades. Igualmente, deben
proteger la naturaleza y finalidad religiosa de los bienes, las cuales no podrán ser
obstaculizadas ni impedidas por su valor cultural.
El Ministerio de Cultura podrá supervisar y verificar su correcto uso y preservación,
y en caso de que un bien que sea patrimonio cultural no esté siendo bien utilizado
o preservado, podrá solicitar la aplicación inmediata de medidas para su correcto
uso o preservación, sin perjuicio de la aplicación de las medidas correctivas
pertinentes señaladas en este Código.
Parágrafo 3°. Por tratarse de bienes identificados como patrimonio cultural, de así
considerarlo el Ministerio de Cultura, las iglesias o confesiones religiosas deberán,
en las condiciones que señale el Gobierno nacional, facilitar su exhibición y
disfrute por parte de la ciudadanía.
Artículo 113. Uso de bienes de interés cultural. Las Asambleas
Departamentales, los Concejos Distritales y Concejos Municipales reglamentarán
las normas generales de uso de los bienes de interés cultural de su respectivo
territorio, de conformidad con lo dispuesto en las normas especializadas de orden
nacional sobre la materia y lo dispuesto en planes de ordenamiento territorial y en
las normas que lo desarrollen o complementen.
Artículo 114. Estímulos para la conservación. Las autoridades territoriales
podrán establecer estímulos adicionales a los de la nación, para que los
propietarios, administradores o tenedores de bienes de interés cultural los
conserven y faciliten el disfrute ciudadano, a las personas y organizaciones
ciudadanas que promuevan la difusión, protección, conservación y aumento del
patrimonio cultural.
Artículo 115. Comportamientos contrarios a la protección y conservación del
patrimonio cultural. Corregido por el art. 9, Decreto 555 de 2017. Además de lo
establecido en el artículo 15 de la Ley 397 de 1997 modificado por el artículo 10 de
la Ley 1185 de 2008, los siguientes comportamientos atentan contra el patrimonio
cultural y por lo tanto no deben efectuarse:
1. No dar aviso inmediato a las autoridades del hallazgo de bienes del patrimonio
arqueológico o no dar aviso sobre bienes de interés cultural y patrimonio cultural
adquiridos ilícitamente por terceros, de conformidad con las normas sobre la
materia.
2. Incumplir las disposiciones sobre conservación, preservación y uso de las áreas
e inmuebles de interés cultural de acuerdo con las leyes nacionales y los Planes
Especiales de Manejo y Protección (PEMP) aprobados por el Ministerio de Cultura
o la autoridad competente, normas que son de superior jerarquía a los Planes de
Ordenamiento Territorial.
3. Intervenir, en los términos establecidos por el numeral segundo del artículo 11
de la Ley 397 de 1997, modificado por el artículo 7° de la Ley 1185 de 2008, un
bien de interés cultural o patrimonio arquitectónico, sin la respectiva licencia o
autorización de la autoridad que hubiere efectuado la decl aratoria o sin la asesoría
en restauración de personal autorizado para ello.
4. Destruir, dañar, dar utilización ilícita o explotación ilegal a bienes materiales de
interés cultural.
5. Exportar bienes de interés cultural sin la autorización de la autoridad cultural
competente, sustraerlos, disimularlos u ocultarlos del control aduanero, o no
reimportarlos en el término establecido en la autorización de exportación temporal.
6. Llevar a cabo, permitir o facilitar exploraciones, excavaciones o cualquier tipo de
intervención de bienes arqueológicos sin la autorización requerida para ello.
7. Omitir o no llevar a cabo las acciones necesarias de adecuado mantenimiento
que le competan al poseedor, tenedor o propietario de un inmueble o mueble
declarado como Bien de Interés Cultural, de tal forma que esto lleve a un deterioro
de la estructura del inmueble y puesta en riesgo de los valores culturales,
históricos, arquitectónicos, arqueológicos, patrimoniales, culturales, urbanísticos o
paisajísticos del inmueble.
Parágrafo 1°. La autoridad de Policía que conozca la situación remitirá el caso a la
autoridad cultural que haya realizado la declaratoria de Bien de Interés Cultural, la
cual impondrá y ejecutará las medidas establecidas en las normas vigentes que
regulan la materia, las que las adicionen o modifiquen, y sus Decretos
Reglamentarios.
Parágrafo 2°. Frente a los comportamientos en que se vean involucrados bienes
arqueológicos, la autoridad de Policía que conozca de la situación remitirá el caso
al Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), que impondrá y
ejecutará las medidas establecidas en las normas vigentes que regulan la materia,
las que las adicionen o modifiquen, y sus decretos reglamentarios.
Parágrafo 3°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas, sin
perjuicio de las medidas establecidas en la normatividad específica:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 1
pedagógica de convivencia.
Numeral 2 Suspensión temporal de actividad.
Suspensión temporal de actividad y Multa General
Numeral 3
tipo 2.
Suspensión temporal de actividad, programa o
Numeral 4 actividad pedagógica de convivencia y multa
General tipo 4.
Decomiso; Suspensión temporal de actividad y
Numeral 5
Multa General tipo 2.
Suspensión temporal de actividad, programa o
Numeral 6 actividad pedagógica de convivencia y multa
General tipo 2.
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Multa General tipo 4; Suspensión temporal de
Numeral 7
actividad.
TÍTULO XIII
DE LA RELACIÓN CON LOS ANIMALES
CAPÍTULO I
Del respeto y cuidado de los animales
Artículo 116. Comportamientos que afectan a los animales en general. Los
siguientes comportamientos afectan a los animales en general y por lo tanto no
deben efectuarse. Su realización genera medidas correctivas:
1. Promover, participar y patrocinar actividades de apuestas en cualquier recinto,
en donde, de manera presencial, se involucren animales, con excepción a lo
previsto en la Ley 84 de 1989.
2. La venta, promoción y comercialización de animales domésticos en vía pública,
en municipios de más de cien mil (100.000) habitantes.
3. El que permita, en su calidad de propietario, poseedor, tenedor o cuidador que
los semovientes deambulen sin control en el espacio público.
Parágrafo 1°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
MEDIDA CORRECTIVA A APLIC AR DE
COMPORTAMIENTOS
MANERA GENERAL
Numeral 1 Multa General tipo 3
Numeral 2 Multa General tipo 3
Participación en programa comunitario o actividad
Numeral 3
pedagógica de convivencia
Parágrafo 2º. Lo anterior sin perjuicio de las disposiciones contenidas en la
Ley 1774 de 2016 y demás normas relacionadas con la protección animal y
prevención del maltrato a los animales.
Parágrafo 3°. Se prohíbe usar animales cautivos como blanco de tiro, con objetos
susceptibles de causarles daño o muerte con armas de cualquier clase,
exceptúese la casa deportiva.
CAPÍTULO II
Animales domésticos o mascotas
Artículo 117. Tenencia de animales domésticos o mascotas. Solo podrán
tenerse como mascotas los animales así autorizados por la normatividad vigente.
Para estos animales el ingreso o permanencia en cualquier lugar, se sujetará a la
reglamentación de los lugares públicos, abiertos al público o edificaciones
públicas.
En las zonas comunes de propiedades horizontales o conjuntos residenciales, los
ejemplares caninos deberán ir sujetos por medio de traílla y, en el caso de los
caninos potencialmente peligrosos, además irán provistos de bozal y el
correspondiente permiso, de conformidad con la ley.
Parágrafo 1º. Siempre se permitirá la presencia de ejemplares caninos que, como
guías, acompañen a su propietario o tenedor.
Parágrafo 2º. La permanencia de un animal doméstico o mascota se sujetará a la
reglamentación interna de las edificaciones públicas, que por su naturaleza así lo
requieran. Salvo por circunstancias extraordinarias que así lo ameriten, no se
podrá prohibir la permanencia de los mismos.
Artículo 118. Caninos y felinos domésticos o mascotas en el espacio
público. En el espacio público, en las vías públicas, en los lugares abiertos al
público, y en el transporte público en el que sea permitida su estancia, todos los
ejemplares caninos deberán ser sujetos por su correspondiente traílla y con bozal
debidamente ajustado en los casos señalados en la presente ley para los
ejemplares caninos potencialmente peligrosos y los felinos en maletines o con
collares especiales para su transporte.
Artículo 119. Albergues para animales domésticos o mascotas. En todos los
distritos o municipios se establecerá un lugar seguro, sea este un centro de
bienestar animal, coso municipal u hogar de paso público o privado, a donde se
llevarán los animales domésticos o mascotas que penetren predios ajenos o vague
por sitios públicos y se desconozca quién es el propietario o tenedor del mismo, y
que por su condición física o situación de riesgo ameriten la atención o su custodia
temporal. Si transcurridos treinta (30) días calendario, el animal no ha sido
reclamado por su propietario o tenedor, las autoridades lo declararán en estado de
abandono y procederán a promover su adopción o, como última medida, su
entrega a cualquier título.
Artículo 120. Adopción o entrega a cualquier título. Las autoridades
municipales promoverán la adopción, o, como última medida, su entrega a
cualquier título de los animales domésticos o mascotas declaradas en estado de
abandono, siempre y cuando estos no representen peligro para la comunidad y
serán esterilizados previamente antes de su entrega.
Será un veterinario, preferiblemente etólogo, el que determine cuando un animal
representa un peligro para la comunidad y el tratamiento a seguir.
Artículo 121. Información. Es deber de la Alcaldía Distrital o Municipal establecer
un mecanismo para informar de manera suficiente a la ciudadanía el lugar a donde
se llevan los animales que sean sorprendidos en predios ajenos o vagando en el
espacio público y establecer un sistema donde se pueda solicitar información y
buscar los animales en caso de extravío. La administración distrital o municipal
podrá establecer una tarifa diaria de público conocimiento, correspondiente al
costo del cuidado y alimentación temporal del animal. En las ciudades capitales y
en municipios con población mayor a cien mil habitantes deberá además
establecerse un vínculo o un sitio en la página web de la Alcaldía en donde se
registre la fotografía de cada animal encontrado para facilitar su búsqueda. La
entrega de dichos animales s erá reglamentada por la Administración Municipal
correspondiente.
La información publicada en la página web cumplirá con el estándar dispuesto por
el Ministerio de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, de datos
abiertos y de lenguaje para el intercambio de la misma.
Artículo 122. Estancia de caninos o felinos domésticos o mascotas en zonas
de recreo. Los concejos distritales y municipales, mediante acuerdos, regularán el
ingreso de caninos o felinos domésticos o mascotas a las zonas de juegos
infantiles ubicados en las plazas y parques del área de su jurisdicción.
Artículo 123. Transporte de mascotas en medios de transporte público. Los
alcaldes distritales o municipales reglamentarán las condiciones y requisitos para
el transporte de mascotas en los medios de transporte público, con observación de
las condiciones de salubridad, seguridad, comodidad y tranquilidad.
CAPÍTULO III
De la Convivencia de las Personas con Animales
Artículo 124. Comportamientos que ponen en riesgo la convivencia por la
tenencia de animales. Los siguientes comportamientos ponen en riesgo la
convivencia por la tenencia de animales y por lo tanto no deben efectuarse:
1. Dejar deambular semoviente, animales feroces o dañinos, en espacio público y
privado, lugar abierto al público, o medio de transporte público, sin las debidas
medidas de seguridad.
2. Impedir el ingreso o permanencia de perros lazarillos que, como guías,
acompañen a su propietario o tenedor, en lugares públicos, abiertos al público,
sistemas de transporte masivo, colectivo o individual o en edificaciones públicas o
privadas.
3. Omitir la recogida de los excrementos de los animales, por parte de sus
tenedores o propietarios, o dejarlos abandonados después de recogidos, cuando
ello ocurra en el espacio público o en áreas comunes.
4. Trasladar un canino de raza potencialmente peligrosa en el espacio público,
zonas comunes o en los lugares abiertos al público o en el transporte público en
que sea permitida su estancia, sin bozal, trailla o demás implementos establecidos
por las normas vigentes.
5. Incumplir las disposiciones para el albergue de animales.
6. Incumplir la normatividad vigente de impo rtación, registro, posesión, compra,
venta, traspaso, donación o cualquier cesión del derecho de propiedad sobre
animal clasificado como potencialmente peligroso en la ley.
7. Tolerar, permitir o inducir por acción u omisión el que un animal ataque a una
persona, a un animal o a bienes de terceros.
8. Entrenar ejemplares caninos para su participación en peleas como espectáculo,
para la agresión de las personas, a las cosas u otros animales o establecer
asociaciones caninas orientadas para este fin.
9. Permitir que animales o mascotas esparzan, parcial o totalmente, en el espacio
público o zonas comunes, el contenido de las bolsas y recipientes para la basura,
una vez puestas para su recolección.
Parágrafo 1°. Lo dispuesto en el presente artículo no aplica para los animales
utilizados en la prestación de los servicios de vigilancia privada y en labores de
seguridad propias de la fuerza pública, cuyo manejo se regirá por las normas
especiales sobre la materia.
Parágrafo 2°. A quien incurra en uno o más de los comportamientos señalados en
el presente artículo, se le aplicarán las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR
Numeral 1 Multa General tipo 2
Numeral 2 Multa General tipo 2
Numeral 3 Multa General tipo 1
Numeral 4 Multa General tipo 2
Numeral 5 Multa General tipo 2
Numeral 6 Multa General tipo 2
Numeral 7 Multa General tipo 4
Numeral 8 Multa General tipo 4
Numeral 9 Multa General tipo 1
Parágrafo 3°. Lo anterior sin perjuicio de las disposiciones contenidas en la Ley
1774 de 2016 y demás normas relacionadas con la protección animal y prevención
del maltrato a los animales.
Artículo 125. Prohibición de peleas caninas. Las peleas de ejemplares caninos
como espectáculo quedan prohibidas en todo el territorio nacional.
CAPÍTULO IV
Ejemplares caninos potencialmente peligrosos
Artículo 126. Ejemplares caninos potencialmente peligrosos. Se consideran
ejemplares caninos potencialmente peligrosos aquellos que presenten una o más
de las siguientes características:
1. Caninos que han tenido episodios de agresiones a personas; o le hayan
causado la muerte a otros perros.
2. Caninos que han sido adiestrados para el ataque y la defensa.
3. Caninos que pertenecen a una de las siguientes razas o a sus cruces o híbridos:
American Staffordshire Terrier, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Dogo de
Burdeos, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, Bull Terrier, Pit Bull Terrier, American
Pit Bull Terrier, de presa canario, Rottweiler, Staffordshire Terrier, Tosa Japonés y
aquellas nuevas razas o mezclas de razas que el Gobierno nacional determine.
Artículo 127. Responsabilidad del propietario o tenedor de caninos
potencialmente peligrosos. El propietario o tenedor de un canino potencialmente
peligroso, asume la total responsabilidad por los daños y perjuicios que ocasione a
las personas, a los bienes, a las vías y espacios públicos y al medio natural, en
general.
Parágrafo. El Gobierno reglamentará en un término de seis (6) meses lo
relacionado con la expedición de las pólizas de responsabilidad civil
extracontractual que cubrirán este tipo de contingencias.
Artículo 128. Registro de los ejemplares potencialmente peligrosos. Las
categorías señaladas en los artículos anteriores de este capítulo, deben ser
registrados en el censo de caninos potencialmente peligrosos que se establecerá
en las alcaldías, para obtener el respectivo permiso. En este registro debe constar
necesariamente:
1. Nombre del ejemplar canino.
2. Identificación y lugar de ubicación de su propietario.
3. Una descripción que contemple las características fenotípicas del ejemplar que
hagan posible su identificación.
4. El lugar habitual de residencia del animal, con la especificación de si está
destinado a convivir con los seres humanos o si será destinado a la guarda,
protección u otra tarea específica. Para proceder al registro del animal, su
propietario debe aportar póliza de responsabilidad civil extracontractual, la que
cubrirá la indemnización de los perjuicios patrimoniales que dichos ejemplares
ocasionen a personas, bienes, o demás animales; así como el registro de vacunas
del ejemplar, y certificado de sanidad vigente, expedido por la Secretaría de Salud
del municipio. Será obligatorio renovar el registro anualmente, para lo cual se
deberán acreditar los requisitos establecidos para la primera vez. En este registro
se anotarán también las multas o medidas correctivas que tengan lugar, y los
incidentes de ataque en que se involucre el animal. Una vez registrado el ejemplar,
la autoridad distrital, municipal o local delegada, expedirá el respectivo permiso
para poseer esta clase de perros. Este permiso podrá ser requerido en cualquier
momento por las autoridades de Policía respectivas.
Parágrafo. El propietario que se abstenga de adquirir la póliza de responsabilidad
civil extracontractual, acarreará con todos los gastos para indemnizar
integralmente al (los) afectado(s) por los perjuicios que ocasione el ejemplar, sin
perjuicio de las sanciones que establezca la ley.
Artículo 129. Control de caninos potencialmente peligrosos en zonas
comunales. En los conjuntos cerrados, urbanizaciones y edificios con régimen de
propiedad horizontal, podrá prohibirse la permanencia de ejemplares caninos
potencialmente peligrosos, a solicitud de cualquiera de los copropietarios o
residentes y por decisión calificada de tres cuartas partes de las asambleas o de
las juntas directivas de la copropiedad.
Artículo 130. Albergues para caninos potencialmente peligrosos. Las
instalaciones de albergues para los ejemplares de razas potencialmente
peligrosas, deben tener las siguientes ca racterísticas: las paredes y vallas ser
suficientemente altas y consistentes y estar fijadas a fin de soportar el peso y la
presión del animal; puertas de las instalaciones resistentes y efectivas como el
resto del contorno y con un diseño que evite que los animales puedan desencajar
o abrir ellos mismos los mecanismos de seguridad. El recinto estará
convenientemente señalizado con la advertencia que hay un perro peligroso en el
lugar.
Artículo 131. Cesión de la propiedad de caninos potencialmente
peligrosos. Toda compra, venta, traspaso, donación o cualquier cesión del
derecho de propiedad, sobre el ejemplar canino clasificado como potencialmente
peligroso, se anotará en el registro del censo de caninos potencialmente
peligrosos, y en caso de cambio de distrito, municipio o localidad del ejemplar se
inscribirá nuevamente donde se ubique la nueva estancia, con la copia del registro
anterior.
Artículo 132. Prohibición de la importación y crianza de caninos
potencialmente peligrosos. Dado su nivel de peligrosidad, se prohíbe la
importación de ejemplares caninos de las razas Staffordshire terrier, American
Staffordshire terrier, Bull Terrier, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, o de
caninos producto de cruces o híbridos de estas razas, así como el establecimiento
de centros de crianza de esta clase de ejemplares caninos en el territorio nacional.
Parágrafo. Lo dispuesto en el presente artículo no aplica para los animales
utilizados en la prestación de los servicios de vigilancia privada y en labores de
seguridad propias de la fuerza pública, cuyo manejo se regirá por las normas
especiales sobre la materia.
Artículo 133. Tasas del registro de caninos potencialmente
peligrosos. Autorízase a los municipios para definir las tasas que se cobrarán a
los propietarios por el registro en el censo de caninos potencialmente peligrosos, la
expedición del permiso correspondiente, así como las condiciones por las cuales
se suspenda o cancele el permiso para poseer ejemplares caninos potencialmente
peligrosos.
Artículo 134. Comportamientos en la tenencia de caninos potencialmente
peligrosos que afectan la seguridad de las personas y la convivencia. Los
siguientes comportamientos ponen en riesgo la seguridad de las personas y la
convivencia por la tenencia de caninos potencialmente peligrosos y por lo tanto no
deben efectuarse:
1. Dejar deambular caninos potencialmente peligrosos en espacio público y
privado, lugar abierto al público, o medio de transporte público.
2. Trasladar un ejemplar canino potencialmente peligroso en el espacio público,
zonas comunes o en los lugares abiertos al público o en el transporte público en
que sea permitida su estancia, sin bozal, trailla o demás implementos establecidos
por las normas vigentes.
3. Incumplir las disposiciones establecidas para el albergue de caninos
potencialmente peligrosos.
4. Importar o establecer centros de crianza de razas de caninos potencialmente
peligrosos sin estar autorizado para ello.
5. Incumplir la normatividad vigente de registro, posesión, compra, venta, traspaso,
donación o cualquier cesión del derecho de propiedad sobre caninos
potencialmente peligrosos.
6. Permitir a niños, niñas o adolescentes la posesión, tenencia o transporte de
ejemplares caninos potencialmente peligrosos.
7. Permitir tener o transportar ejemplares caninos potencialmente peligrosos a
personas que tengan limitaciones físicas o sensoriales que les impidan el control
del animal.
8. Tener o transportar caninos potencialmente peligrosos estando en estado de
embriaguez o bajo el influjo de sustancias psicoactivas.
9. No contar con póliza de responsabilidad civil extracontractual por la propiedad o
tenencia de ejemplares caninos potencialmente peligrosos, una vez el Gobierno
nacional expida la reglamentación sobre la materia.
Parágrafo 1°. A quien incurra en uno o más de los comportamientos señalados en
el presente artículo, se le aplicarán las siguientes medidas correctivas:
MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR DE
COMPORTAMIENTOS
MANERA GENERAL
Numeral 1 Multa General tipo 2
Numeral 2 Multa General tipo 2
Numeral 3 Multa General tipo 4
Multa General tipo 4; Suspensión definitiva de la
Numeral 4
actividad
Numeral 5 Multa General tipo 4
Numeral 6 Multa General tipo 2
Numeral 7 Multa General tipo 2
Numeral 8 Multa General tipo 2
Numeral 9 Multa General tipo 4
Parágrafo 2°. Si un ejemplar canino potencialmente peligroso ataca a otra
mascota, su propietario será sancionado por la autoridad municipal competente
con Multa General tipo 3 y estará obligado a pagar por todos los daños causados a
la mascota. Si el animal es reincidente se procederá al decomiso, siendo un
veterinario, preferiblemente etólogo, el que determine el tratamiento a seguir.
Parágrafo 3°. Si un ejemplar canino potencialmente peligroso ataca a una persona
infligiéndole lesiones permanentes de cualquier tipo, su propietario será
sancionado por la autoridad municipal competente con Multa General tipo 4 y
estará obligado a pagar por todos los daños causados a la persona. Si el animal es
reincidente se procederá al decomiso, siendo un veterinario, preferiblemente
etólogo, el que determine el tratamiento a seguir.
Parágrafo 4°. Lo anterior sin perjuicio de las disposiciones contenidas en la
Ley 1774 de 2016 y demás normas relacionadas con la protección animal y
prevención del maltrato a los animales.
TÍTULO XIV
DEL URBANISMO
CAPÍTULO I
Comportamientos que afectan la integridad urbanística
Artículo 135. Comportamientos contrarios a la integridad
urbanística. Corregido por el art. 10, Decreto 555 de 2017. Los siguientes
comportamientos, relacionados con bienes inmuebles de particulares, bienes
fiscales, bienes de uso público y el espacio público, son contrarios a la convivencia
pues afectan la integridad urbanística y por lo tanto no deben realizarse, según la
modalidad señalada:
A) Parcelar, urbanizar, demoler, intervenir o construir:
1. En áreas protegidas o afectadas por el plan vial o de infraestructura de servicios
públicos domiciliarios, y las destinadas a equipamientos públicos.
2. Con desconocimiento a lo preceptuado en la licencia.
3. En bienes de uso público y terrenos afectados al espacio público.
4. En terrenos aptos para estas actuaciones, sin licencia o cuando esta hubiere
caducado;
B) Actuaciones en los inmuebles declarados de conservación e interés cultural,
histórico, urbanístico, paisajístico y arquitectónico:
5. Demoler sin previa autorización o licencia.
6. Intervenir o modificar sin la licencia.
7. Incumplir las obligaciones para su adecuada conservación.
8. Realizar acciones que puedan generar impactos negativos en el bien de interés
cultural, tales como intervenciones estructurales, arquitectónicas, adecuaciones
funcionales, intervenciones en las zonas de influencia y/o en los contextos del
inmueble que puedan afectar las características y los valores culturales por los
cuales los inmuebles se declararon como bien de interés cultural;
C) Usar o destinar un inmueble a:
9. Uso diferente al señalado en la licencia de construcción.
10. Ubicación diferente a la señalada en la licencia de construcción.
11. Contravenir los usos específicos del suelo.
12. Facilitar, en cualquier clase de inmueble, el desarrollo de usos o destinaciones
del suelo no autorizados en licencia de construcción o con desconocimiento de las
normas urbanísticas sobre usos específicos;
D) Incumplir cualquiera de las siguientes obligaciones:
13. Destinar un lugar al interior de la construcción para guardar materiales,
maquinaria, escombros o residuos y no ocupar con ellos, ni siquiera de manera
temporal, el andén, las vías o e spacios públicos circundantes.
14. Proveer de unidades sanitarias provisionales para el personal que labora y
visita la obra y adoptar las medidas requeridas para mantenerlas aseadas, salvo
que exista una solución viable, cómoda e higiénica en el área.
15. Instalar protecciones o elementos especiales en los frentes y costados de la
obra y señalización, semáforos o luces nocturnas para la seguridad de quienes se
movilizan por el lugar y evitar accidentes o incomodidades.
16. Limpiar las llantas de los vehículos que salen de la obra para evitar que se
arroje barro o cemento en el espacio público.
17. Limpiar el material, cemento y los residuos de la obra, de manera inmediata,
cuando caigan en el espacio público.
18. Retirar los andamios, barreras, escombros y residuos de cualquier clase una
vez terminada la obra, cuando esta se suspenda por más de dos (2) meses, o
cuando sea necesario por seguridad de la misma.
19. Exigir a quienes trabajan y visitan la obra, el uso de cascos e implementos de
seguridad industrial y contar con el equipo necesario para prevenir y controlar
incendios o atender emergencias de acuerdo con esta ley.
20. Tomar las medidas necesarias para evitar la emisión de partículas en
suspensión, provenientes de materi ales de construcción, demolición o desecho,
de conformidad con las leyes vigentes.
21. Aislar completamente las obras de construcción que se desarrollen aledañas a
canales o fuentes de agua, para evitar la contaminación del agua con materiales e
implementar las acciones de prevención y mitigación que disponga la autoridad
ambiental respectiva.
22. Reparar los daños o averías que en razón de la obra se realicen en el andén,
las vías, espacios y redes de servicios públicos.
23. Reparar los daños, averías o perjuicios causados a bienes colindantes o
cercanos.
24. Demoler, construir o reparar obras en el horario comprendido entre las 6 de la
tarde y las 8 de la mañana, como también los días festivos, en zonas
residenciales.
Parágrafo 1°. Cuando se trate de construcciones en terrenos no aptos o sin previa
licencia, se impondrán de inmediato la medida de suspensión de construcción o
demolición, y se solicitará a las empresas de servicios públicos domiciliarios la
suspensión de los servicios correspondientes si no hubiese habitación.
Parágrafo 2°. Cuando se realice actuación urbanística sin previa licencia en
predios aptos para estos menesteres, sin perjuicio de la medida de multa y de la
suspensión temporal de la obra, se concederá un término de sesenta (60) días
para que el infractor solicite el reconocimiento de la construcción ante la autoridad
compete nte del distrito o municipio; si pasado este término no presenta licencia de
reconocimiento, no podrá reanudar la obra y se duplicará el valor de la multa
impuesta.
Parágrafo 3°. Las reparaciones locativas no requieren licencia o autorización; en
el caso de bienes de interés cultural las reparaciones locativas no requieren
licencia o autorización siempre y cuando estas correspondan a las enunciadas en
el artículo 26 de la Resolución número 0983 de 2010 emanada por el Ministerio de
Cultura o la norma que la modifique o sustituya.
Parágrafo 4°. En el caso de demolición o intervención de los bienes de interés
cultural, de uno colindante, uno ubicado en su área de influencia o un bien
arqueológico, previo a la expedición de la licencia, se deberá solicitar la
autorización de intervención de la autoridad competente.
Parágrafo 5°. Cuando el infractor incumple la orden de demolición, mantenimiento
o reconstrucción, una vez agotados todos los medios de ejecución posibles, la
administración realizará la actuación urbanística omitida a costa del infractor.
Parágrafo 6º. Para los casos que se generen con base en los numerales 5 al 8, la
autoridad de Policía deberá tomar las medidas correctivas necesarias para hacer
cesar la afectación al bien de Interés Cultural y remitir el caso a la autoridad
cultural que lo declaró como tal, para que esta tome y ejecute las medidas
correctivas pertinentes de acuerdo al procedimiento y medidas establecidas en la
Ley 397 de 1997 modificada por la Ley 1185 de 2008. La medida correctiva
aplicada por la autoridad de Policía se mantendrá hasta tanto la autoridad cultural
competente resuelva de fondo el asunto.
Parágrafo 7°. Quien incurra en uno o más de los comportamientos antes
señalados, será objeto de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
COMPORTAMIENTOS MEDIDAS CORRECTIVAS A APLICAR
Multa especial por infracción urbanística;
Numeral 1
Demolición de obra; Construcción, cerramiento,
COMPORTAMIENTOS MEDIDAS CORRECTIVAS A APLICAR
reparación o mantenimiento de inmueble;
Remoción de muebles
Multa especial por infracción urbanística;
Demolición de obra; Construcción, cerramiento,
Numeral 2
reparación o mantenimiento de inmueble;
Remoción de muebles
Multa especial por infracción urbanística;
Demolición de obra; Construcción, cerramiento,
Numeral 3
reparación o mantenimiento de inmueble;
Remoción de muebles.
Multa especial por infracción urbanística;
Demolición de obra; Construcción, cerramiento,
Numeral 4
reparación o mantenimiento de inmueble;
Remoción de muebles.
Multa especial por infracción urbanística;
Numeral 5
Suspensión t