Está en la página 1de 497

DERECHO APLICADO

PRÁCTICA
DEL
DERECHO SUCESORIO
MARCOS M. C ~ R D O B A
FRANCISCO A. M. FERRER

Práctica
del
derecho sucesorio
Modelos de aplicación profesional explicados
Sucesión "ab intestato". AcumuIación de procesos. Atracción
Denuncia de bienes, inventario y avalúo. Partición
Derechos y acciones de los herederos y acreedores
Testamentos. Legados. Administración de la herencia
Sucesión vacante. Honorarios judiciales

ASTñEA
BUENOS AIRES - BOGOTA - PORTO ALEGRE
2016
C6rdoba, Marcos M.
Práctica del derecho sucesorio / Marcos M. C6rdoba;
Francisco A. M. Ferrer - le ed. - Ciudad Aut6noma de Buenos Aires:
Astrea, 201 6.
496 p.; 23x 16 cm.

ISBN 978-987-706-120-8
1. Derecho Civil. 1. Ferrer, Francisco A. M. a. Titulo
CDD 346.01 5

O EDITORIAL ASTREASRL
Lavalle 1208 - (C1048AAF) Ciudad de Buenos Aires
(54-1 1 ) 4382- 1880 - 0800-345-ASTREA (278732)
www.astrea.com.ar - editorial@astrea.com.ar

La edici6n de esta obra se realiz6 e n EDITORIAL ASTREA,y fue impresa


en su taller, Ber6n de Astrada 2433, Ciudad de Buenos Aires, en la segunda
quincena de mayo de 20 1 6.

Queda hecho el depósito que previene la ley 1 1.723


I M P R E S O E N L A A R G E N T I N A
A I P Z ~ Smi
, mujer,
a su sabidurfa, a su dulzura,
a sus frutos, nuestros hijos y nietos.

A mi esposa Susana,
por su inquebrantable apoyo y paciencia.
A mis hijos Magin, Federico y Gabriela,
y a mis nietos, que iluminan nuestras vidas
con renovado amor y alegría.
Las dudas y los interrogantes que se suscitan en los
profesionales que se encuentran tramitando una sucesión,
en razón de las variadas alternativas y de la complejidad de
las cuestiones que se pueden plantear en sus diversas se-
cuencias procesales, y que hemos comprobado en el ejerci-
cio cotidiano de nuestra profesión, nos sugirió la necesidad
de contar con un nuevo instrumento de sustento y guía
para el tramite del proceso sucesorio y de sus incidentes y
acciones conexas.
Con esa finalidad eminentemente práctica hemos pro-
yectado esta obra, que fundamentalmente va dirigida a los
abogados ejercientes, sin perjuicio de que también pensa-
mos en su utilidad para los estudiantes avanzados, porque
los ayudara a comprender el funcionamiento de las institu-
ciones sucesorias.
Precisamente, mas que toda otra rama del derecho, el de
sucesiones asocia la teoría con la práctica. En el derecho
procesal sucesorio se aprecia la íntima interconexión entre
sus instituciones reguladas por el Código Civil y Comercial
y su instrumentación procesal.
Por eso no solamente hemos proyectado modelos de es-
critos para las peticiones y operaciones que corresponden
en cada etapa del trámite, y para cada una de las múltiples
alternativas que pueden presentarse en el curso del procedi-
miento, sino también modelos de incidentes y de las diver-
sas acciones sucesorias fundadas en el derecho de fondo.
El proceso o juicio sucesorio, como diversos autores y
en la práctica forense se lo denomina indistintamente, es un
proceso de jurisdicción voluntaria, porque en el marco de
este proceso el juez no decide entre pretensiones contradic-
torias, no dirime conflictos, sino que acttía jurisdiccional-
mente a pedido de parte para aplicar la ley y dar certeza ju-
rídica a un pretendido derecho y a situaciones respecto de
las cuales se interconectan diversas relaciones juridicas,
siendo el reconocimiento judicial de la calidad de heredero
o la aprobación del testamento algunas de dichas actuacio-
nes jurisdiccionales.
Sin perjuicio de ello, se pueden suscitar litigios entre
los herederos con relación a los bienes de la herencia (ac-
ciones de colación, reducción o petición de herencia, reforma
o nulidad de la partición, etc.), o entre acreedores o legata-
rios y los herederos, los cuales constituyen procesos conten-
ciosos que se tramitan ante el mismo juez de la sucesi6n,
pero por expedientes separados en cuanto son procesos
independientes, sin que por ello pierdan su naturaleza de
constituir ramificaciones del proceso troncal, que es propia-
mente el proceso sucesorio. Una vez resueltos, se determi-
narán sus consecuencias en el proceso principal o central.
Asimismo, el proceso sucesorio tiene carácter universal,
como la quiebra, porque ambos tienden a liquidar un patri-
monio -en nuestro caso el hereditario-, y por eso el juez del
sucesorio tiene competencia para resolver no solo las cues-
tiones que se susciten respecto de ese patrimonio, ya sea
entre los coherederos, sino tambien los litigios entre éstos y
terceros, quedando excluidas las acciones reales y aquellas
en los que los herederos sean legitimados activos.
Cabe tener presente, además, que el derecho sucesorio
es sustancialmente técnico. La liquidación de una sucesión
puede ser de gran complejidad, debido a la diversidad de in-
tereses presentes (acreedores, sucesores, beneficiarios de li-
beralidades), y se requiere el empleo de una rigurosa técnica
jurídica para la aplicación práctica de ciertas reglas (p.ej., las
de la colación y la reducción), y también de técnica liquida-
tiva, en la que tienen lugar procedimientos de valuaci6n, h e -
cuentemente retrospectivos, mediante pericias, empleo de
metodos determinados, y la realización de operaciones con-
tables.
Por todo ello consideramos indispensable contar con una
obra que suministre no solo modelos de escritos, sino tam-
bien precisas explicaciones necesarias para la comprensión
adecuada del tema de que se trate, indicando los criterios
doctrinales y jurisprudenciales que marcan la tendencia
predominante en la interpretación de las normas legales.
Y así lo hemos hecho, teniendo en cuenta, asimismo,
las modalidades procesales según las prácticas de las diver-
sas jurisdicciones.
En la Introducción desarrollamos los principios sobre
la ley que rige la sucesión, en cuanto al territorio y en cuan-
to al tiempo, de rigurosa actualidad.
Luego, en el Capitulo Primero desarrollamos el procedi-
miento de la sucesión ab intestato hasta la declaratoria de
herederos. Explicamos la legitimacidn activa para promo-
ver y tramitar el sucesorio, y la competencia, con toda la
batería de escritos sobre las diversas alternativas del trámite.
El Capitulo 11 lo destinamos al problema de la acumu-
lación de sucesiones y sus diversas cuestiones.
En el Capitulo 111 se desarrolla toda la etapa del pro-
ceso sucesorio posterior a la declaratoria de herederos: de-
nuncia de bienes y las operaciones de inventario, avalúo y
partición.
En el Capitulo IY se examina la puesta en práctica de
los derechos y acciones de los herederos: el abandono de la
herencia; las - demandas de exclusión de herederos por las
diversas causales y la exclusión del cónyuge supkrstite; las
demandas de colación, con y sin dispensa de colacionar; la
acción de reducción; la petición de herencia; y el contrato
de cesión de herencia y su presentación al juicio sucesorio.
El Capitulo V tiene por finalidad desarrollar el trámite
de la sucesion testamentaria, sea que esté basada en un tes-
tamento ológrafo o en un testamento por acto público; los
legitimados activos, la aprobación judicial del testamento.
En el Capitulo VI examinamos el variado contenido del
testamento (los sucesores instituidos, el fideicomiso testa-
mentario, etc.), y las acciones de nulidad del mismo, segiin
las diversas causales.
El Capitulo VI1 contiene un extenso desarrollo sobre la
administración de la herencia, la designación de adminis-
trador y las alternativas que pueden presentarse en el ejer-
cicio de su hnción.
El Capítulo VIII se destina a los acreedores de la heren-
cia y de los herederos, a sus derechos sobre la sucesión y
medios de ejercerlos.
En el Capítulo IX encontrarán los escritos y explicacio-
nes pertinentes sobre el proceso de la sucesión vacante,
cuando se publican los edictos citatorios del art. 2340 del
Cod. Civil y Comercial, y dentro del plazo de treinta días no
se presentan herederos aceptando la herencia, y tampoco
hay testamento del causante. Procede directamente, enton-
ces, la declaración de vacancia de la herencia y la designa-
ción de curador, que debe liquidar el patrimonio relicto y
determinar el remanente liquido para transferirlo al Estado
que corresponda.
Finalmente, reservamos un capítulo para tratar lo ati-
nente a los honorarios, por la complejidad que se puede
presentar a la hora de su regulación o de la impugnación
de ella.
Tal es el contenido y las características de la obra que
hemos elaborado como fruto de nuestra experiencia, y
que ahora ponemos a consideracion de los colegas, anima-
dos por la intención de que constituya un instrumento útil
para guiarlos en los diversos actos procesales que inte-
gran el proceso sucesorio y sus acciones colaterales.
ÍNDICE GENERAL

Prólogo .........................
...
.......................................IX

PRINCIPIOS SOBRE LA APLICACI~N


DE LAS NORMAS SUCESORIAS DE FONDO
Y DE FORMA CONTENIDAS
EN EL CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL

l . Ley sucesoria aplicable en cuanto al tiempo ........... 1


5 2. Eficacia inmediata de las normas procesales conte-
nidas en el Código Civil y Comercial ...................... 3
5 3. Aplicación de la ley sucesoria en cuanto al territo-
rio. Competencia internacional .............................. 5

S U C E S I ~ N"AB INTESTATO"
Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

l. Legitimación procesal para promover el proceso su-


cesorio .................................................................... 7
5 2. Iniciación del juicio sucesorio por mandatario ........ 11
3. Competencia y fuero de atracci6n ...........................12
5 4. Iniciación de1 proceso sucesorio para obtener decla-
ratoria de herederos .............................................. 21
f NDICE GENERAL

a) Inicia sucesión "ab intestato" (CPCCN y CPCCBA)


1) Mediante apoderado ...................... . . . .
......
2) Por derecho propio con patrocinio letrado ..
b) Inicia sucesión "ab intestato" (CPCC SFe) ........
1) Mediante apoderado ...................................
2) Por derecho propio con patrocinio letrado ..
5 5. Iniciación del proceso judicial sucesorio con su-
maria inforrnacion ...............................................
a) Sumaria informaci6n por diferencias en los nom-
bres del causante ..............................................
1) Ambito de la CABA y provincia de Buenos
Aires, aplicable también a la provincia de
Entre Ríos ...................................................
2) Ambito de las provincias de Santa Fe y C6r-
doba ............................................................
b) Sumaria información para acreditar el iíltimo
domicilio del causante ....................... . . . ......
6. Presentación y comprobación de la vocación here-
ditaria ...................................................................
7. Reconocimiento de coheredero .................... .......
8. Iniciación del juicio sucesorio por legatario ..........
9. Iniciación y tramite conjunto de sucesión "ab in-
testato" y sucesión testamentaria ...........................
a) Iniciación conjunta de sucesi6n "ab intestato" y
testamentaria ....................................................
b) Presentación del testamento a la sucesión "ab
intestato" ya iniciada. para tramitar ambas su-
cesiones conjuntamente ....................................
5 10 Texto del edicto citatorio ........................ . . . ......
5 11. Escrito presentando escritura de renuncia a la he-
rencia ....................................................................
5 12. Renuncia a la herencia antes de la declaratoria de
herederos ..............................................................
1 Renuncia a la herencia presentada después de la
declaratoria de herederos ....................... . . . ......
14 Escrito pidiendo inventario provisorio de los bie-
nes hereditarios .................................... .. .............
15. Solicita declaratoria de herederos .........................
1 Declaratoria de herederos ....................... . . . .
......
a) Auto de declaratoria de heredero .....................
b) Auto de declaratoria y aprobación del testa-
mento ....................... . . . . ...............................
f NDICE GENERAL

17. Oficio al Registro de Procesos Sucesorios informan-


do el dictado de la declaratoria de herederos ........ 59

ACUMULACI~NDE SUCESIONES

l. Registro de Procesos Sucesorios ..........................., . 61


5 2. Procesos sucesorios de una misma persona inicia-
dos dentro de una misma jurisdicción territorial .... 62
5 3. Procesos sucesorios promovidos en distintas juris-
dicciones territoriales ......................................... 62
3 4. Procesos sucesorios de distintas personas promovi-
dos en distintas jurisdicciones. Sucesiones vincula-
das ............................................................. 63

DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO


Y AVALÚO. PARTICION

Presentan denuncia de bienes ...................,............


Solicitan inscripción de dominio por el tracto suce-
sivo ..................................................... .. .........
Solicita audiencia para la designación de perito in-
ventariador y tasador .................... . . . .................
Solicita designación de perito inventariador y tasa-
dor por la unanimidad de los herederos .................
a) Ekcrito según el CPCCN, CPCCBA y CPCC Entre
Rios ............................................. . . ...........
b) Escrito según el CPCC de Santa Fe ..................
Solicita designación de perito inventariador, tasador y
partidor por la unanimindad de los herederos (según
el Código Procesal Civil y Comercial de Santa Fe) ..
Acta de aceptación del cargo ...................--------------.
Acta de inventario y avalúo conjuntos .....................
Presentación del inventario y avalúo al juicio sucesorio
Resolución aprobatoria del inventario y avalúo .......
f NDICE GENERAL

Impugnación del inventario por exclusión de bie-


nes .................... ................... ..............................
Impugnacion del avalúo de los bienes .................
Solicita la designación de perito partidor ............
Escrito de presentacibn de la cuenta particiona-
ria ................................................ ..................
Conformidad de los herederos con la partición ...
Auto aprobatorio de la partición .........................
Solicita libramiento de oficio para inscripción de
bienes en extraña jurisdicci6n ............................. 97
Acciones de nulidad de la partición ..................... 98
a) Por vicios formales .................. ....................... 98
b) Nulidad de la partición por vicio de dolo y le-
sión .............................................................. 102

DERECHOS Y ACCIONES
DE LOS HEREDEROS

1. Caracterización ...................... . . . .................. 107


3 2. Escrito del heredero manifestando que abandona
la herencia .....................................,................. 109
a) Según el Código Civil ..................................... 109
b) Según el C6digo Civil y Comercial .................. 110
3. Escrito de acreedor solicitando designación de cu-
rador de la sucesión abandonada por los herede-
ros beneficiarios .................... . . . ............ ...... 111

B) EXCLUSI~N
DE HEREDEROS

3 4. Demanda de exclusión de herederos por indigni-


dad .............. .........- - - - - - - - - - -.-..-.-..-..- .. ..... 112
5. Demanda de exclusión de heredero forzoso por des-
heredación .................................................... ...... 116
3 6. Demanda de exclusión del cónyuge supérstite ..... 1 19
f NDICE GENERAL XVII

7.Demanda de colación sin dispensa de colacionar .. 122


8, Demanda de colacion con dispensa de colacionar
por el exceso de la porci6n disponible ................. 135
9. Demanda de colación y reducción por el exceso
de la porción disponible y porción hereditaria del
donatario ....................
...
.............................141
1 0 Demanda de colación y simulación ...................... 147

5 11. Demanda ....................


.................................... 154
E) Accrb~DE P E T I C I ~ N DE HERENCIA

1 2 Demanda promovida por un heredero ausente que


reaparece ........................................................... 165
1 Demada de reclamación de la filiación extrama-
trimonial con acción de petición de herencia acu-
mulada ................................................................
172
14. Medidas de aseguramiento de pruebas, medidas
preparatorias ....................................................... 176
S Demanda de reclamación de la filiación extrama-
trimonial "post mórtem", resarcimiento de daño
moral, petición de herencia y nulidad de acto ju-
rídico (heredero aparente, artículo 3430, Código
Civil; articulo 23 15, Código Civil y Comercial) .... 180

F) A C C I ~ DE
N PETICI~NDE HERENCIA POR PRETERICI~N
DE HEREDERO FORZOSO

1 6 Concepto ........................................................192
1 7 Modelo de escrito. Acción por entrega de la legí-
tima ............................................................... 195

18 Análisis particularizado ....................................... 198


XVIII f NDICE GENERAL

1 9 Presentacion en el juicio sucesorio de una escritu-


ra de cesión de derechos hereditarios .................. 205
5 20. Cesión de derechos hereditarios por acta judicial .. 206
l . Cesión de derechos hereditarios y derechos sobre
la masa indivisa ganancial por acta judicial ......... 207

V
CAP~TULO
S U C E S I ~ NTESTAMENTARIA

El testamento: sus características y formas ......... 2 11


Trámite de reconocimiento y protocolizaci6n no-
tarial de testamento ol6grado ..............................2 13
a) Según el Código Civil ..................................... 2 13
b) Según el Código Civil y Comercial .................. 215
Trámite de reconocimiento y protocolización judi-
cial de testamento ológrafo .................................. 217
a) Modelo de escrito para la provincia de Santa
Fe según el Código Civil ................... . . . . ..... 222
b) Modelo de escrito para la provincia de Santa
Fe según el Código Civil y Comercial ............. 223
c) Modelo de escrito para la provincia de Entre
Ríos según el C6digo Civil .............................. 225
d) Modelo de escrito para la provincia de Entre
Ríos según el Código Civil y Comercial .......... 227
Escrito de iniciación de juicio sucesorio basado
en testamento ológrafo protocolizado .................. 229
Modelos de testamentos ológrafos .......................23 1
Escrito de iniciación de juicio sucesorio basado
en testamento por acto ptiblico que instituye he-
redero ............................................................. 232
Iniciacion de juicio testamentario por albacea con-
curriendo s61o legatarios particulares .................. 234
Iniciación del juicio sucesorio por albacea concu-
rriendo herederos .................... . . ..................... 237
Escrito solicitando el auto aprobatorio del testa-
mento ...............................................................240
a) Formulario por el apoderado del heredero res-
pecto de un testamento por acto público ........ 240
b) Formulado por el albacea testamentario res-
pecto de un testamento ol6grafo ..................... 241
f NDICE GENERAL XIX
10 Auto aprobatorio del testamento .......................... 243
3 11. Auto de declaratoria y aprobacibn del testamento .. 244
12 Escrito solicitando la entrega del legado ............. 245
13 Incidente por destitución del albacea a pedido de
herederos ................... .
...
.................................246

CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO .


REVOCACI~NDE LEGADOS

A) NOCIONES
GENERALES

1. Contenido ....................
...
.................................251
3 2 . Sucesores testamentarios ....................................... 252
a) El heredero instituido ........................
............ 252
b) El legatario de cuota .................................... 254
.
c) El legatario particular ......................................254
d) El beneficiario de un cargo ..............................255
e) Los sucesores por fideicomiso ..........................255
3 3. Nulidad del testamento .......................................... 256

5 4 . Constitución de un fideicomiso .............................257


a) Por testamento ................................................. 257
b) Escrito iniciando el juicio sucesorio. Por here-
deros forzosos con testamento que instituye un
fideicomiso ....................................................... 259
c ) Iniciación por el heredero fiduciario ................ 261
5 5. Presentación del hijo extramatrimonial reconocido
por testamento ...................................................... 262

C) NULIDAD
DE TESTAMENTO

5 6. Acción de nulidad ............................................ 264


3 7 . Nulidad por violación de una prohibición legal: sus-
titución fideicomisaria ........................................... 268
f NDICE GENERAL

8. Nulidad por violación de una prohibición legal:


cláusula que favorece a una persona inhabilitada
para recibir por testamento .................................271
9. Demanda de nulidad por falta de discernimiento
del testador y falsedad ideológica ........................ 274
3 O Acción de nulidad por dolo ................................. 283
3 11 . Acción de nulidad por violencia y dolo ............... 287
12. Acci6n de nulidad por falsedad material del testa-
mento ológrafo reconocido por dos testigos (ar-
tículo 3692. Código Civil) .................................... 291
3 Acci6n de revocación del legado por injurias gra-
ves contra la memoria del testador ...................... 297
9 14. Acción por revocación del legado por incumpli-
miento del cargo ................................................. 301

CAP~TULO
VI1
ADMINISTRACI~NDE LA HERENCIA

Régimen jurídico .................... . . . .....................


Concepto .............................................................
Normas aplicables ...............................................
Régimen del Código Civil y Comercial .................
Administrador convencional .................................
Administrador de hecho ......................................
Administración extrajudicial segtín el nuevo Códi-
go Civil y Comercial ............................................
Administrador judicial .........................................
Administración provisoria y adrninistración defi-
nitiva ...................................................................
Incidente de administración ................................
Designación por unanimidad de los sucesores uni-
versales ................................................................
Falta de acuerdo. Criterios de designación .........
Preferencia del cónyuge .......................................
Designación de un heredero ................................
Designación de un tercero ...................................
f NDICE GENERAL

16. Administración plural ......................... . . .......... 320


1 7 <A quién representa el administrador judicial? .... 320
5 1 . Funciones del administrador: pago de deudas y
legados ............................................................ 320
19. Facultades ........................................................... 322
a) Actos conservatorios ....................................... 322
b) Actos de administración para los cuales nece-
sita estar expresamente autorizado ................. 323
1) Arrendamiento de inmuebles ...................... 323
2) Acciones judiciales ..................................... 323
c) Actos de administración extraordinaria ........... 325
d) Actos de disposici6n ...................... . . ............ 326
5 20. Designación del administrador por el testador. Al-
bacea .......................
. . . . .................................326
2 1 Rendición de cuentas ........................................... 328
a) Códigos procesales y Código Civil ................... 329
b) Según el Código Civil y Comercial .................. 330
5 22 . Garantías. remuneración y gastos ........................330
3 23 . Remoción .................... . . . .............................331
a) En los códigos procesales ............................... 331
b) Según el Código Civil y Comercial .................. 332
5 24 . Incidente de administración y pedido de designa-
ción de administrador provisorio por unanimi-
dad ......................................................................333
9 25 . Incidente de administración y pedido de audien-
cia para nombrar administrador provisorio a uno
de los herederos ................................. . . ........ 335
5 26 . Pedido de designaci6n de dos administradores .... 336
9 27 . Pedido de venta privada de un inmueble ............. 338
3 28 . Pedido de autorización para acto de administra-
ción extraordinaria .............................................. 340
9 29. Pedido de autorización del administador para in-
tervenir en una sociedad en la que el causante era
accionista ...................................................... 345
5 30. Pedido para que el administrador rinda cuen-
tas ................... .
... ..................................... 348
3 1 Escrito presentando rendición de cuentas ............ 349
3 32 . Escrito promoviendo incidente de remoción del
administrador .................................................. 35 1
f NDICE GENERAL

DERECHOS Y ACCIONES
DE LOS ACREEDORES DE LA S U C E S I ~ N
Y DE LOS HEREDEROS

1. Introducción ..........................
...
................. 355

A) ACREEDORES
DE LA HERENCIA

Sujetos activos de las obligaciones hereditarias ...


Sujetos pasivos de las obligaciones sucesorias .....
a) Sistema del Código Civil .......................... . ..
b) Sistema del C6digo Civil y Comercial .............
Bienes afectados al pasivo sucesorio ....................
Competencia .......................... . . . .....................
Iniciación del juicio sucesorio por acreedor suce-
sorio e intervencibn en él. Requisitos ................
Requisitos específicos de la materia sucesoria .....
a) Según el sistema del Código Civil y de la juris-
prudencia ..................,,..... . . . ..... ................
b) Según el sistema del Código Civil y Comercial
Escrito pidiendo intimación a los herederos para
que ejerzan el derecho de opción ........................
Escrito de acreedor solicitando intimación a los
herederos para que practiquen inventario ............
Escrito de acreedor iniciando el juicio sucesorio y
pidiendo intimación para que los heredros efec-
túen inventario ..................... . . . . .....................
Escrito del acreedor urgiendo el trámite del suce-
sorio ....................................................................
Escrito de acreedor sucesorio pidiendo la declara-
ción de legítimo abono de su crédito ..................
Escrito de acreedor oponiéndose al pago de otros
acreedores (según el Código Civil) .......................
Escrito de acreedor denunciando su crédito en el
sucesorio y reclamando el pago según el Código
Civil y Comercial .................... . . . ............ .........
Escrito de acreedor oponiéndose a la entrega de
los bienes sucesorios a los herederos, y a los lega-
tarios sus legados ................................................
f NDICE GENERAL

1 6 Incidente de remoción del heredero beneficiario


administrador, a pedido de acreedores de la suce-
..
sión ......................... .
..................................... 396
17. Incidente promovido por acreedor para que se de-
clare la caduciad del beneficio de inventario de
los herederos, por incurrir en actos prohibidos se-
gún el Código Civil y que pierden la limitación de
la responsabilidad por incurrir en alguna de las
causales del articulo 2321 del Código Civil y Co-
mercial ...................... .
..................................... 400
1 8 Demanda de acreedor sucesorio por separación de
patrimonios ..................................................405
1 9 Pedido de quiebra de la sucesión por acreedor de
la herencia ..................... ............................410
B) ACREEDORES
DE LOS HEREDEROS

9 20. Introduccion ..................................4 16


....................
21 Derecho del acreedor del heredero a iniciar el pro-
ceso sucesorio y de instar su trámite ..................417
5 22. Solicitud de embargo del acredor de un heredero
sobre su cuota en el acervo hereditario ............... 4 18
3 23. Demanda de acreedor del heredero por revocaci6n
de su renuncia a la herencia ............................... 420
a) Según el sistema del Código Civil ................... 420
b) Según el sistema del Código Civil y Comercial . 423
3 24. Escrito de acreedor del heredero urgiendo la rea-
lización de las operaciones particionarias de la he-
rencia ..................................................................
426
5 25. Escrito de acreedor del heredero exigiendo que la
partición herederitaria se realice judicialmene con
fijación del plazo .................................................428

CAPITULO
IX
S U C E S I ~ NVACANTE

1. Régimen legal ...................................................... 431


2. Naturaleza del derecho del fisco. Responsabilidad
.
limitada ................... .. . .............................. 433
f NDICE GENERAL

Competencia ......................... . . . .......................


Denuncia de la vacancia ......................................
Repu taci6n de vacancia. Intervención del denun-
ciante ..................................................................
Denuncia judicial por el ente estatal ...................
Curador ...............................................................
Declaración de vacancia. Transferencia de los bie-
nes vacantes al Estado. Aparición de herederos ..
Legitimación del fisco para controvertir la vota-
ción hereditaria de sucesores ...............................
Escrito judicial de un particular denunciando una
herencia vacante .................... . . .......................
Escrito del representante del Ministerio de Edu-
cación solicitando se dicte resolución declarándo
la vacancia de la herencia segdn el Código Civil y
Comecial (reputación de vacancia segfin el Código
Civil) ...................................................................
Escrito del curador pidiendo se dicte resolución
declarando vacante la herencia, según el régimen
del Código Civil ..................... . . .......................
Conclusi6n del trámite según la normativa del C6-
digo Civil y Comercial .........................................
Escrito de acreedores denunciando su crkdito en
el sucesorio y reclamando el pago según el Códi-
go Civil y Comercial ............................................

X
CAP~TULO
HONORARIOS EN EL JUICIO SUCESORIO

l. Introducción ...................................................... 455


9 2. Fijación del monto de los honorarios .................... 461
PRINCIPIOS SOBRE LA A P L I C A C I ~ N
DE LAS NORMAS SUCESORIAS DE FONDO
Y DE FORMA CONTENIDAS
EN EL CODIGO CIVIL Y COMERCIAL

El Código Civil y Comercial sancionado por ley 26.994


rige desde el lo de agosto de 201 5.
Por lo tanto, se plantea la cuestión de establecer qué ley
se aplica a las sucesiones cuando el proceso sucesorio aún no
estaba concluido a la fecha en que el nuevo Código entró en
vigencia: ¿la vigente al tiempo del fallecimiento del causante
o la vigente al tiempo de la partición?
La cuestión se resuelve conforme al principio de que la
sucesión se rige por la ley vigente a la fecha del fallecimiento
del causante, aunque el proceso sucesorio no se hubiera con-
cluido a la fecha de entrada en vigencia de la nueva ley.
En consecuencia, la aplicación del nuevo Código a las su-
cesiones debe ajustarse a las siguientes reglas.
a) A las sucesiones por causa de muerte abiertas hasta el
31 de julio de 2015 se le aplican las normas del Código Civil
sancionado por ley 340, según lo dispuesto por sus arts. 3282
y 3420. El primero establece que "la sucesión o el derecho
hereditario se abre tanto en las sucesiones legitimas como en
las testamentarias, desde la muerte del autor de la sucesión, o
por la presuncion de muerte en los casos prescriptos por la
ley", y en su nota aclara que la muerte, la apertura y la trans-
misión de la herencia se causan en el mismo instante. A su
vez, el art. 3420 dispone que "el heredero, aunque fuera inca-
paz, o ignorase que la herencia se le ha deferido, es sin em-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

bargo propietario de ella, desde la muerte del autor de la su-


cesión".
En virtud de tales textos, el fallecimiento del causante es
el hecho generador de la transmisión hereditaria, por lo cual,
si posteriormente se sanciona una nueva ley sobre la materia,
las consecuencias ya están producidas; la muerte agotó el fe-
nómeno sucesorio. Por lo tanto, los efectos que de tal hecho
se derivan, la vocación sucesoria de los llamados a la heren-
cia, la transmisión a ellos del patrimonio relicto y el derecho
de opción que les confiere la ley, ya se cumplieron; no pueden
ser alcanzados por normas posteriores que los alteren o mo-
difiquen.
El Código Civil y Comercial consagra de manera expresa y
claramente este principio en su art. 2644, mejorando en este as-
pecto la tkcnica legislativa del C6digo Civil de V ~ L ESARSFIELD~.
Z
En consecuencia, de acuerdo con lo dispuesto en el art. 3 O
del C6d. Civil (art. 7", C6d. Civil y Comercial), las nuevas nor-
mas sucesorias serán aplicables sólo a las sucesiones que se
abran con posterioridad a su entrada en vigencia, pero no se apli-
can retroactivamente a las que se hubieran abierto con ante-
rioridad, puesto que los efectos derivados de la muerte ya se
han cumplido y no pueden ser alterados retroactivamente2.
Esta regla reconoce como excepciones que la forma del
testamento se rige por la ley vigente al tiempo de su confec-
ción, según el aforismo latino tempus regit actum. "Una ley
posterior no trae cambio alguno, ni a favor ni en perjuicio
del testamento, aunque sea dada viviendo el testador" -art.
3625, Cód, Civil-. "La ley vigente al tiempo de testar rige
la forma del testamento" -art. 2472, Cód. Civil y Comercial-,
y la capacidad del testador debe existir al momento de otor-

1 Sobre la ley aplicable a la sucesión en el miga Civil y Comercial ver:


KEMELMAJER DE CAIZLUCCI, La aplicaci6n de Cddigo C i d y Comrcikl a laJ &cw-
nes existentes, p. 165 y SS.; MEDINA,La aplicacidn de la en el tiempo, 'Revista
de Derecho Privado y Comunitario", 2015-1-445 y SS.; FERRER, La ley qere rige ¿a
sucesidn, "Revista de Derecho Privado y Comunitario", 20 15-1-479 y siguientes.
2 GUASTAWO, Eficacia temporal de las nuevas normas s u c a o ~JA, , 8-
1970-3; MORELLO, Eficacia de la ley nueva en el tiempo, JA, 3- 1969- 1 16.
De acuerdo con el art. 3 O del C6d. Civil, la nueva ley se aplica de manera in-
mediata a las consecuencias que se produzcan en el futuro -no a las ya pro-
ducidas- de relaciones o situaciones juridicas ya existentes al momento de
vigencia de la ley [FERREIRA RUBIO, en BUERES (dir.) - HIGHTON (coord.), Código
Civil. APlCi1isi.s doctrinario y jurispmhcial, t. 1, comentario al art. 33 p. 10 y
11; Rrwm, Cddigo Civil comentah. Ttbuhs preliminares. Personas, comen-
tario al art. 3", p. 291.
PRTNCIPIOS SOBRE LA APLICACI~NDE LAS NORMAS SUCESORIAS

gar el testamento, por lo cual se rige por la ley en vigor a


ese tiempo (arts. 3611 y 3613, C6d. Civil; arts. 2467, inc. c , y
2647, C6d. Civil y Comercial). Un testamento válido por esta
ley no puede anularse por una ley posterior, y recíproca-
mente.
b) A las sucesiones que tengan por causa la muerte de
una persona producida desde el primer instante del día lo
de agosto de 2015, se le aplican las normas del Código Civil y
Comercial de la Naci6n sancionado en 2014 por ley 26.994,
conforme a los principios explicados en el párrafo anterior.
Es decir, la ley vigente al tiempo de la muerte del causante
rige las cuestiones vinculadas a la vocación sucesoria, a la ca-
pacidad para heredar (art. 2279, C6d. Civil y Comercial), in-
cluidas las personas nacidas con posterioridad a la muerte
del de cuitks mediante las técnicas de reproducción humana
asistida con los requisitos previstos en el art. 56 1, al orden de
concurrencia de las diversas categorías de heredero, a la obli-
gación de colacionar, a la legitima, al derecho de los herede-
ros para reducir liberalidades, al carácter inoficioso de la do-
nación, al contenido del testamento (art. 2466), entre otros
supuestos. Las dos excepciones a esta regla son las mismas
que hemos visto en el párrafo anterior.

5 2. EFICACIA
INMEDIATA DE LAS NORMAS PROCESALES
CONTENIDAS EN EL C ~ D Z GCIVIL
O Y COMERCIAL
Por la ley 26.994 el Parlamento argentino sancionó el Có-
digo Civil y Comercial. Este nuevo ordenamiento es derecho
común, o sea, el formado por las leyes sancionadas por el
Congreso con arreglo a la competencia que le acuerda el art.
75, inc. 12, de la Const. nacional, incluyendo los Códigos
allí mencionados, que legisIan de manera general y estable
para todo el territorio de Ia República, y las leyes que se
declaran incorporadas a ellos, así como las que, no median-
do tal declaración, los integran, modifican o amplian (Fallos,
248:781).
El art. 121 de la Const. nacional establece, a su vez, que
las provincias conservan todo el poder no delegado por esta
Constitución al gobierno federal, por lo cual conservan el po-
der de legislar sobre la forma de los procesos judiciales, no
mencionada en el citado art. 75, inc. 12. Es decir, les com-
pete la regulación procesal de las instituciones de fondo. No
obstante, se ha reconocido la legitimidad de la reglamenta-
ción de aspectos procesales por la legislación de fondo en de-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

terminadas situaciones (Fallos, 138:157; 14 1 :254; 162:376; 247:


524; 265:30, entre otros). Así se han pronunciado destacados
juristas de nuestro país, entre ellos GUASTAWNO~ y también KE-
MELMAJER DE CARLUCCI, quien sostiene que el poder de las pro-
vincias en materia procesal no es absoluto, pues no cabe
desconocer las facultades del Congreso para dictar normas
procesales con el fin de asegurar la eficacia de las institucio-
nes reguladas por los códigos de fondo.
La cuestión también se ha planteado con respecto a la ley
24.432, que agregó el párr. 3" al art. 505 del C6d. Civil, que
pone un tope a las costas judiciales, Muchas opiniones alega-
ron que era inconstitucional, porque invadía la competencia
reservada a las provincias, y que para tener vigencia requería
previamente la adhesión expresa de cada provincia. Predo-
minó el criterio de la constitucionalidad, porque se trataba de
una norma incorporada al Código Civil, ley con vigencia na-
cional, de derecho común, que tiene operatividad inmediata y
no necesita de adhesiones provinciales para que tenga impe-
rio en toda la República. Por lo tanto, lo que se necesita no
es una ley de adhesión, sino las modificaciones locales a los
códigos de procedimientos y leyes arancelarias pertinentes2.
La misma doctrina cabe aplicar respecto a las normas
procesales que contiene el C6digo Civil y Comercial en mate-
ria sucesoria; es decir, son de aplicación inmediata desde su
entrada en vigencia, el lo de agosto de 2015, para las sucesio-
nes cuyos causantes hayan fallecido a partir de esa fecha y
también para las sucesiones en trámite, siempre que sean in-
herentes al funcionamiento de las normas sustantivas3, y que
ello no afecte la validez de los actos ya cumplidos y firmes
con arreglo a la ley anterior, segun doctrina pacífica judicial
y autora14.

GUASTAVINO, Derecho común y derecho federal, "Anales de la Academia


Nacional de Derecho", 1981, afio XV, no 18, separata, p. 19 y 20.
SC Mendoza, Sala 1, 8/9/96, DJ, 1997-2-301, voto de la doctora KEMEL-
MAJER DE CARLUCCI; ClaCivCom La Plata, Sala 111, 16/5/96, fallo 223.324; CCiv
Com Rosario, Sala 1, 3 1/5/95, "Zeus", 89-5-45, y JA, 1995-IiI-15;CSJN, 19/8/99,
U, 200 1-D-455. Por ejemplo, ver, a d e d , GANDOLLA, Howarios pfesiona-
les. íq 24.432, p. 85 y 86.
CNCiv, Sala F, 419115, "Savio, Herminia E., y otro slsucesión a& intes-
tato", Líonline.
CSJN, 26/12/49, U, 50-157; id., 2117152, LL, 68-202; id., 3/12/96, U,
1998-E-770;id., 315107, voto del doctor MAQUEDA, Uonline; SCBA, 19/8/69,
JA, 1969-IV-590;BORDA, Tmtado. Parte ge~iernl,p. 164; PALACIO,Derecho proce-
sal civil, p. 50 y 51; RIVERA,Zmtitmiones de dwecho civil. Parte general, p. 207.
PRTNCIPIOS SOBRE LA APLICACI~NDE LAS NORMAS SUCESORIAS

El Código Civil, en su art. 3283, establece la regla general


de que la sucesi6n se rige por la ley vigente en el domicilio del
causante al tiempo de su muerte, sean los sucesores naciona-
les o extranjeros. Respecto de las excepciones a esta regla,
se plantearon complejas cuestiones hermenéuticas que divi-
dieron a la doctrina y a la jurisprudencia, fundalmente acer-
ca de los alcances de la regla contenida en el art. 10, en cuan-
to a que los bienes inmuebles situados en la República se
rigen por las leyes del pais. Este principio ¿se aplica $610 a
las transmisiones por actos entre vivos, o también a las trans-
misiones por causa de muerte? El texto no muy explícito del
precepto dio lugar a diferentes criterios. Para unos sólo se
refiere a las transmisiones entre vivos, por lo cual en las su-
cesiones mortis causa sigue vigente la regla de la ley del últi-
mo domicilio del causante, que va a regir la transmisión su-
cesoria del inmueble hereditario aun cuando se encuentre en
un pais distinto del último domicilio del causante (tesis soste-
nida fundamentalmente por los autores de derecho interna-
cional privado). Para otros, principalmente para los civilistas,
el art. 10 se aplica también a las sucesiones mortis causa, y
constituye una excepci6n a la regla del art. 3283.
Esta última doctrina prevaleció y el C6digo Civil y Co-
mercial la consagró en el art. 2644, que dice que "la sucesión
por causa de muerte se rige por el derecho del domicilio del
causante al tiempo de su fallecimiento. Respecto de los bienes
inrnuebles situados en el país, se aplica el derecho argentino".
Esta cuestión de la ley aplicable territorialmente tiene co-
nexión con la competencia internacional, que el Código Civil
y Comercial también ha resuelto en su art. 2643, de manera
que "son competentes para entender en la sucesión por causa
de muerte los jueces del último domicilio del causante o los del
lugar de situación de los bienes inmuebles en el pais respecto
de &tos". Quiere decir que, fallecida una persona cuyo último
domicilio está en el extranjero, teniendo bienes inmuebles en
el pais, se abrirá una sucesión del causante ante el juez del lu-
gar de ubicación del inmueble y se aplicará la ley argentina
respecto de la transmisión sucesoria de dicho inmueble.
Ahora bien, si existen bienes inmuebles sucesorios situa-
dos en diversas jurisdicciones locales del pais, será competen-
te el juez de cualquiera de las jurisdicciones donde estén si-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

tuados los inmuebles, y cualquiera sea el valor o la cantidad


de dichos bienes, a elección de los interesados. Tal es la doc-
trina autora1 y judicial predominante, que mantendrá su vi-
gencia'.

CNCiv, Sala C, 27/5/77, LL, 1977-D-545; id., id., 1816180, ED, 90-442;
íd., Sala A, 29/4/92, LL, 1993-B-441; id., Sala B, 311 1/00, JA, 2001-111-789;
FORNIELES, Tratado de las sucesiones, t. 1, no 39; BORDA, Sucesiones, t. 1, no
54; GOYENACOPELLO, Curso de procedimiento sucesorio, p. 37 y 38; MAFF~A,
Tratado & las sucesiones, t. 1, no 75; PÉREZ LASALA - PÉREZ LASALA, Curso de
derecho sucesorio, p. 34;AZPIRI,Juicio sucesorio, 6 9, p. 50 a 60; NATALE, en
-
PEYRANOVAZQUEZ FERREYRA, Caigo Procesal Civil y C o m ' i ú de la Provincia
-
de Santa Fe, t. 3, p. 12, y en FERRERMEDINA, Código Civil comentado. Su-
cesiones, comentario al art. 3284, t. 1, p. 101; MEDYNA, Proceso sucesorio, t. 1,
Proceso sucesop.io, p. 12.
p. 40;CORNEJO,
S U C E S I ~ N"AB INTESTATO"
Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

1. LEGITZMACI~N
PROCESAL PARA PROMOVER
EL PROCESO SUCESORIO

Sin perjuicio de ampliar información en la oportunidad


pertinente, especificaremos ahora quiénes son parte legitima
para iniciar el trámite del proceso sucesorio, debiendo acredi-
tar el fallecimiento del causante con la partida de defunción,
y acompañando los documentos relativos al titulo que se in-
voca u ofreciendo justificarlo en la oportunidad correspon-
diente (art. 591, CPCC SFe), o justificar, prima facie, su legiti-
mación activa en la primera presentación (art. 689; art. 724,
CPCCBA; BORDA, Tratado de derecho civil. Sucesiones,t. 1; FASSI-
MAURINO,Código Procesal Civil y Comercial de la Nacidn. Co-
mentado, anotado y concordado, t. 4 ; GOYENA Copatto, Curso de
procedimiento sucesorio; MEDINA, Proceso sucesorio, t. 1; AZPIRI,
Juicio sucesono; VARELA, Juicio sucesorio; NATALE,en PEYRANO
(dir.) - VAZQUEZ FERREYRA (coord.), C6digo Procesal Civil y Co-
mercial de la Provincia de Santa Fe. Análisis doctrinario y
jurisprude~zciaí,t . 3, y en FERRER - MEDINA,Cbdigo Civil comen-
tado. Sucesiones, t. 1, comentarios a los arts. 3284 y 3285).
a ) Los herederos legales o testamentarios.
b) El heredero del heredero debe justificar su titulo con la
declaratoria de heredero de este último a su favor (FASSI),o
acompañar los instrumentos que acrediten los fallecimientos y
vínculos de la relación jurídica invocada a efectos de proce-
der a la tramitación única (C~RDOBA).
C ) El heredero instituido bajo una condicidn seaspepzsiva
puede iniciar el juicio sucesorio testamentario. Heredero con-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

dicional también es la persona no nacida, como asimismo


quien ha iniciado una acci6n de reclamación de la filiación
contra el causante, en vida de éste, y la continúa contra sus
herederos, o la promueve directamente contra estos últimos.
El primero está sujeto a la condición suspensiva del naci-
miento con vida (art. 70, Cod. Civil, y art. 21, Cod. Civil y Co-
mercial); el segundo, a que obtenga sentencia que lo declare
hijo del causante. El heredero condicional puede obtener me-
didas conservatorias de su derecho (art. 3773, Cod. Civil refe-
rido a los legatarios particulares, pero que se aplica también
a los herederos instituidos bajo condición -F~ssr-; el art. 589,
CPCC SFe, lo establece expresamente, e implícitamente el art.
690, CPCCN, y el art. 725, CPCCBA, al referirse a parte inte-
resada). Si los otros herederos piden la partición de la heren-
cia, deben asegurarle la porción que corresponde al heredero
condicional (art. 3458, C6d. Civil). A partir de la vigencia
del C6d. Civil y Comercial rige la norma contenida en su art.
2366 que ordena que "los herederos instituidos bajo condición
suspensiva no pueden pedir la partici6n mientras la condi-
ción no esté cumplida, pero pueden pedirla los coherederos,
asegurando el derecho de los herederos condicionales. Los
instituidos bajo condición resolutoria pueden pedir la parti-
ción, pero deben asegurar el derecho de quienes los sustitu-
yen al cumplirse la condición".
d) Respecto del cónyuge supkrstire, el cdnyuge separado de
hecho, mientras no se lo excluya de la herencia por sentencia
firme, tiene legitimación para promover y tramitar el juicio
sucesorio (MEDINA, VARELA), e incluso debe ser incluido en la
declaratoria de herederos, aun cuando se encuentre en trá-
mite la acción de exclusión de la herencia (CHECHLLE, La sepa-
ración de hecho entre cbnyuges en el derecho civil argentino,
p. 260); el cónyuge separado judicialmente y declarado ino-
cente conserva la vocación hereditaria y, por ende, tiene legi-
timación para iniciar el juicio sucesorio del cónyuge prefalle-
cido; el cónyuge divorciado carece de vocación sucesoria y,
por lo tanto, de legitimación procesal para iniciar el juicio su-
cesorio, pero puede intervenir a los efectos de la liquidación y
partición del patrimonio ganancial (F~ssr). En cuanto al cón-
yuge que celebd matrimonio en e2 extranjero en fraude a la ley
argentina, mediando impedimento de ligamen (aunque ya no
hay razón para celebrar tal matrimonio fraudulento, debido
a la vigencia del divorcio vincular, hay, no obstante, parejas
que -sin regularizar su situaci6n- contraen nuevo matrimo-
nio en el extranjero) este matrimonio no es inexistente ni nulo
de pleno derecho (art. 239, Cód. Civil, y art. 424, Cód. Civil
S U C E S I ~ N"AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

y Comercial), por lo cual el c6nyuge supérstite puede promo-


ver el juicio sucesorio (FASSI,MEDINA,AZARI; CSJN, 12111196,
JA, 1997-N-654; SCBA, 1316107, LLBA, 2008-2-172).
Ello así por cuanto ningún matrimonio será tenido por
nulo sin sentencia firme de juez competente que asi lo decla-
re a petición de parte legitimada (C~RDOBA) en función de los
arts. 424 y 425, C6d. Civil y Comercial.
e) La nuera viuda sin hijos tiene derecho a la cuarta par-
te de los bienes que le hubiesen correspondido a su marido
en la sucesión de sus suegros (art. 3576 bis, C6d. Civil). La
naturaleza jurídica de este derecho suscitó divergencias doc-
trinales. Un fallo plenario de la Cámara Nacional Civil resol-
vió que se trata de una sucesora universal legitimaria no he-
redera, sin derecho de acrecer (CNCiv, en pleno, 2918183,
"Gorbea de Buenocore, Gertrudis, suc.", JA, 1983-IV-6). No
obstante, predomina la doctrina de que es heredera forzosa
con todas sus consecuencias. Cualquiera que sea la postura
que se adopte, lo exacto es que la nuera viuda sin hijos esta
legitimada para promover el juicio sucesorio de su suegro o
suegra. El art. 3576 bis fue declarado inconstitucional por
la jurisprudencia, que le reconocid el mismo derecho al yerno
viudo (JuzgCivCom 27" nominación Córdoba, 3014109, "Zeus",
112-502; CNCiv, Sala B, 811 1/10, LL, 2010-F-367, con nota
aprobatoria de MEDINA; G A R CDE~ SOLAVAGIONE, El derecho del
yerno viudo en la sucesión de sus suegros), con base en el Pro-
yecto de Unificación de la Legislación Civil y Comercial que
obtuvo media sanción de la Camara de Diputados el 3 de no-
viembre de 1993 -según redacción dada por la Comision Fe-
deral de Juristas-, que igualó la situación del yerno con la de
la nuera respecto del derecho de esta írltima, impulsando, ade-
más, su vocación al todo de la herencia. Por ello, también el
yerno puede iniciar el juicio sucesorio,
Pero el Código Civil y Comercial suprimió el derecho de
la nuera viuda y, por consiguiente, el del yerno viudo, por lo
cual, para las sucesiones causadas en muertes producidas a
partir del lo de agosto de 2015, ha cesado el llamamiento de
los parientes afines, careciendo éstos de derecho hereditario.
f ) En cuanto a los legatarios de cuota, la jurisprudencia y
la doctrina predominantes le reconocieron el carácter de parte
del juicio sucesorio, y legitimación procesal para promoverlo
( P ~ R ELASALA,
Z Derecho de las sucesiones, t. 1, no 47-D; PALACIO,
Derecho procesal civil, t. IX, no 1502-h, p. 383, y jurispruden-
cia citada por estos autores). A partir de la vigencia del Có-
digo Civil y Comercial este tipo de sucesor no se encuentra
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

contemplado en el ordenamiento jurídico por imposición del


art. 2278, que determina que a quien se le transmite la uni-
versalidad o una parte indivisa de la herencia se lo considera
heredero. En correlación con este nuevo régimen, el Codigo
Civil y Comercial pasó a denominar al legatario de cuota "he-
redero de cuota" (art. 2488), por lo cual queda incluido en el
género "herederos",
g ) Respecto de los cesionarios de un heredero o de un le-
gatario de cuota, la jurisprudencia admite que pueda iniciar
la sucesión el cesionario total de los derechos de un heredero
o de un legatario de cuota, pero se le niega esa facultad al ce-
sionario parcial (ver cap. IV, G). Reiteramos que a partir de
la vigencia del Codigo Civil y Comercial el legatario de cuota
no se encuentra contemplado en el ordenamiento jurídico, por
imposición del art. 2278, que determina que a quien se le
transmite la universalidad, o una parte indivisa de la heren-
cia, se lo considera heredero. Se lo denomina "heredero de
cuota" segun el art. 2488, y queda incluido en el género "he-
rederos''.
h ) Los acreedores de Ea sucesión o del heredero y legatarios
particulares no son parte del juicio sucesorio. S610 pueden
promoverlo por vía subrogatoria luego del plazo procesal de
cuatro meses desde el fallecimiento del causante (arts. 694,
729 y 723, CPCC ERíos; el CPCC SFe establece un plazo de
sesenta días -arta 585-1, Asimismo, sin perjuicio de dicho
plazo procesal, y vencido el de nueve días de luto y llanto
-que se cuenta desde la muerte del causante-, deben inexcu-
sablemente intimar por vía judicial a los herederos (art . 33 14,
Cód. Civil, y art. 2289, Cód. Civil y Comercial) para que acep-
ten o repudien la herencia en los términos que establecen
dichos preceptos. Y sólo si resultan aceptantes podrán los
acreedores subrogarse en sus derechos hereditarios y promo-
ver el juicio sucesorio, para lo cuaI deberán encontrarse cum-
plidos los plazos procesales de espera (se amplia este tema en
el cap. VIII, primera parte, 9 5).
i) El albacea testamentario es la persona designada en el
testamento por e1 testador para que s e encarguede cumplir
sus disposiciones de última voluntad. En la situación del al-
bacea es clásico distinguir según existan o no herederos, sean
legales o testamentarios (CMCiv, Sala A, 3 1110169, ED, 37- 177;
íd., Sala E, 18/3/71, ED, 38-593; íd., íd., 15/6/81, LL, 1981-
D-468; íd., Sala C, 1513195, LL, 1995-D-543; PBREZLASALA, Tra-
tado de sucesiones, t. 11, p. 826; POCCARD,Intervención del alba-
cea en el juicio testamentario, JA, 45-46, secc. doctrina; BORDA,
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

Sucesiones, t. 11, p. 1658; PALACIO, t. IX, p. 38 1 y 382, apdo. g;


MEW~A ,
Proceso sucesorio, t. 1, p. 141 y 142; F~ssr- MAURINO,
Código Procesal, t. 4, comentario al art. 689, p. 755, 5 53; Go-
YENA COPELLO, CUYSOde procedimiento sucesorio, 9 30-a, p. 97 y
98; AZPIRI,Juicio sucesodo, p. 45).
En el primer caso, si el albacea no es heredero, su legiti-
mación se encuentra supeditada a la inactividad de aquéllos y
actuarán previa intimaci6n a &tos, subrogbdose en sus der-
chos, aun cuando el testador lo hubiese autorizado a iniciar
el juicio sucesorio (BORDA, Sucesiones, t. 11, no 1642, p. 540, y
no 1658-1; P ~ R ELASALA,
Z Tratado de sucesiones,t. II, p. 826), pues
en este caso sus atribuciones son s61o las de vigilancia y con-
trol del cumplimiento de las disposiciones del testador, y
no de iniciación y dirección del juicio, que corresponde a los
herederos como dueños del acervo (CNCiv, Sala E, 612187, JA,
1988-111-143; id., Sala F, 1019159, LL, 96-2 14) (arg. arts. 2528
y 2529, C6d. Civil y Comercial, y arts. 3852, 3859, 3861, 3862,
3868 y 3869, Cód. Civil). Por lo tanto, corresponde dar prefe-
rencia a la sucesi6n iniciada por los herederos frente a la inicia-
da por el albacea, si éste se hubiera adelantado (CNCiv, Sala
B, 411 1153, JA, 1953-1-113; BORDA, Sucesiones, t. 11, no 1658-1;
PGREZLASALA, Tratado de sucesiones, t. 11, p. 826).
En el segundo caso, cuando no concurren herederos a la
sucesión, no hay restricción alguna, tiene legitimación directa
para promover el proceso sucesorio y llevar adelante su trA-
mite, por cuanto la propia ley le confiere la representación de
la herencia y la administración del acervo hereditario (art.
2529, Cód. Civil y Comercial, y art. 3854, Cód. Civil).

Todos los legitimados para promover el juicio sucesorio


lo pueden hacer por un mandatario, debiendo éste contener
facultades expresas para aceptar la herencia y promover el
sucesorio por disposicibn del art. 1881, inc. 16, del C6d. Ci-
vil, y art. 375, inc. d, del C6d. Civil y Comercial, puesto que
la iniciación del sucesorio y pedido del dictado de la declara-
toria de heredero importa aceptación expresa de la herencia,
por cuanto el interesado en un acto judiciaI expresa una inten-
ción cierta de ser heredero (art. 3319, Cod. Civil; GUILISASTI,
La renuncia a la herencia y la renuncia a los derechos patrimo-
niales adquirEdos por herencia, DJ, 2008-11- 1 534). No obstan-
te, según el art. 2294, inc. a, del Cód, Civil y Comercial, cons-
tituye aceptación tácita.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

A continuación, desarrollaremos algunas características de


la competencia y el fuero de atraccidn,
a) Competencia. El juez del ultimo domicilio del causan-
te es el competente para entender en su juicio sucesorio. Así
lo establecían los arts. 90, inc. 7, y 3284, del C6d. Civil y ac-
tualmente los arts. 2336 y 2643 del C6d. CiviI y Comercial.
Estas normas se refieren al domicilio real del causante al
tiempo de su fallecimiento, caracterizándose el domicilio
real como el lugar donde las personas tienen el asiento prin-
cipal de su residencia y de sus negocios (art. 89, C6d. Civil).
En caso de que una persona tenga establecida su familia en
un lugar y sus negocios en otro, el primero es el lugar de su
domicilio (art. 94, Cod. Civil). En aquellos casos en que rige
el Código Civil y Comercial debe atenderse al art. 73, que es-
tablece como domicilio real de la persona humana el lugar de
su residencia habitual. Si ejerce actividad profesional o eco-
nómica lo tiene en el lugar donde la desempeña para el cum-
plimiento de las obligaciones emergentes de dicha actividad
(art. 73, parr. 2", Cod. CiviI y Comercial).
b) Orden público e improrrogabilidad. En principio, la
norma del art. 3284 del C6d. Civil, como la del art. 2336, del
C6d. Civil y Comercial, son de orden público, por lo cual la
competencia del juez del último domicilio del causante no
puede ser prorrogada ni aun con la conformidad de todos los
herederos. No obstante, se ha admitido la prórroga dentro
de una misma provincia, si todos los herederos están de acuer-
do y son capaces, y si no se perjudica a terceros. Así lo han
resuelto tribunales de la provincia de Buenos Aires (BORDA,
MEDINA) de Entre Rios y de Misiones. También se ha admiti-
do que, fallecido un heredero durante el trámite de la suce-
sión, y antes de la partición, su juicio sucesorio puede trami-
tarse ante el juez que entiende en el primero, siempre que el
acervo hereditario sea el mismo -aunque sea parcialmente-,
que haya acuerdo de los herederos y que la prórroga se dé
dentro de los tribunales de una misma provincia, aunque tam-
bikn se ha admitido este supuesto excepcional entre distintas
provincias. Es el caso de las llamadas "sucesiones vincula-
das", que se fundan en razones de economía procesal (BORDA,
MEDINA,GOYENA COPELLO -ver capítulo 11-).
C) Determinación del taltimo domicilio. En cuanto al do-
micilio que surge de la partida de defunción,en general, consta
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

en la partida de defuncidn, pero como este documento prue-


ba el deceso y el lugar en que ocurrib -y no el domicilio que
tenia el causante-, tal constancia es sólo una presunción
que admite prueba en contrario, sin necesidad de impugnar-
lo (CNCom, Sala A, 1114191, LL, 1991-C-4 19, y DJ, 1991-2-497;
C2"CivCom La Plata, Sala 1, 712178, DJ, 1979-2-42, no 220;
C ~ R D O B- A
LEVY- SOLARI- WAGMAISTER, Derecho sucesorio, t. 1,
p. 59; MEDINA, Proceso sucesorio, t. 1, p. 36 y 37). Por ello,
cuando sea necesario demostrar que el último domicilio del
causante estaba radicado en lugar distinto del consignado en
la partida de defunción, bastará recurrir a una sumaria infor-
mación, debiendo el interesado cargar con la prueba corres-
pondiente, pudiendo valerse de todo género de pruebas. Lo
mismo rige respecto de las indicaciones domiciliarias que
constan en documentos de identidad, Cámara Electoral o Re-
gistro de las Personas, entre otros.
d) Fuero de atracción. Noción y caracteres. El art. 2336
del C6d. Civil y Comercial en su segundo párrafo establece el
fuero de atracci6n del proceso sucesorio, y menciona las ac-
ciones que son atraídas al juzgado donde tramita el sucesorio.
La doctrina judicial define al fuero de atracción como "la
asignación de competencia hecha a favor del órgano que co-
noce en un proceso universal, con respecto al conocimiento
de cierta clase de precisiones vinculadas con el patrimonio o
los derechos sobre los que versa este proceso" (CMCiv, Sala B,
14/6/83, JA, 1984-11-30; C S Tucumán, 30110196, LL, 1998-D-
872. También, PALACIO, Derecho procesal civil, t. 11, no 188).
En materia sucesoria lo establece el segundo párrafo del art.
2334 citado, y en el antiguo Cbdigo, el art. 3284. Tiene un
fundamento eminentemente prActico: facilitar la liquidación
de la herencia, el pago de las deudas y la particibn del rema-
nente entre los sucesores, en interés de estos mismos y de los
terceros interesados en la sucesión. Además, se logra la se-
guridad jurídica de la uniformidad de criterio del juez, evi-
tando la posibilidad de resoluciones contradictorias, y facilita
la economía procesal.
El fuero de atracción es excepcional, porque importa una
alteración de las reglas comunes de la competencia, por lo
cual es de interpretación estricta en cuanto a su procedencia
(PERRINO, Derecho de las sucesiones, t. 1, no 166); es relativo,
porque no comprende a las acciones reales; funciona s61o pa-
sivamente, cuando la sucesión es demandada; tiene comienzo
desde la iniciación del tramite para obtener la declaratoria de
herederos o el auto aprobatorio de testamento, y concluye
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

con la partición total inscripta en los respectivos registros, no


bastando la inscripci6n de la declaratoria en el Registro de la
Propiedad (art. 2363, Cód. Civil y Comercial), aunque excep-
cionalmente el fuero de atracción puede seguir funcionando
en algunos casos, como cuando se ataca la partición por re-
forma o nulidad, o se promueve la acción de petici6n de he-
rencia (CNCiv, Sala F, 12111179, RepED, 14-152 a 158). Final-
mente, es improrrogable y de orden público (CSJN, 16/3/82,
LL, 1982-C-360; íd., 2313193, Fallos, 3 16:340; id., 1419104, LL
online; C ~ R D O B Orden
A, publico en el derecho sucesorio, no XII,
LL, 18/11/15; FASSI- MAURINO, Código Procesal, t. 4 , comentario
al art. 689, 5 2 1, p. 718; ALSINA,Tratado teórico prdctn'co, t. VI,
p. 693); las partes no pueden alterarlo por convenio o acuer-
dos celebrados entre sí.
e ) Acciones atrafdas y excluidas. Como la finalidad del
fuero de atracci6n es concentrar ante un solo juez las accio-
nes concernientes al patrimonio hereditario, sea que se tra-
miten entre herederos o entre éstos y terceros (BORDA, Suce-
siones, t . 1, no 57; PERRINO,Derecho de las sucesiones, t . 1, no
165; VARELA, Juicio sucesorio, 3 28), el art. 2336, párr. ZO, del
C6d. Civil y Comercial dispone que "el mismo juez conoce de
las acciones de peticidn de herencia, nulidad de testamento, de los
demás litigios que tienen lugar con motivo de la administración
y liquidacidn de la herencia, de la ejecución de las disposicio-
nes testamentarias, del mantenimiento de la indivisión, de las
operaciones de parricidn, de la garantía de los lotes entre los
coparticipes y de la reforma y nulidad de la partición".
Este elenco de acciones no es taxativo, por lo cual cabe
computar, sin pretender agotar la ejemplificación, a las accio-
nes que tramiten entre los herederos con relación a los bienes
hereditarios, como la colación, la de entrega de la legítima
(preterición de heredero forzoso, art. 2450, Cód. Civil y Co-
mercial); la acción de complemento de la legitima (art. 245 l),
la acción de reducción de disposiciones testamentarias (art.
2452), la acción de reducción de donaciones, incluido el su-
puesto de donaciones efectuadas a terceros por razón de su
conexidad con el proceso sucesorio y el patrimonio heredita-
rio (arts. 2453, 2454 y 2458)) y asimismo la eventual accibn
de simulacion que se les puede acumular a las acciones de
colación y reducción de donaciones; la de exclusi6n del cónyu-
ge supérstite (CNCiv, Sala D, 2013184, U, 1984-C-338). Igual-
mente cae en el fuero de atraccibn la acci6n de indignidad,
aun cuando sea promovida por herederos contra uno o más
legatarios.
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

También son atraídas las acciones personales de los acree-


dores del causante, que deben ser continuadas o promovidas
ante el tribunal donde se tramita la sucesi6n de aquél. No
obstante, en razón de que el art. 2336 no las menciona explí-
citamente como lo hacia el antiguo art. 3284 del C6d. Civil,
se ha difundido entre algunos tribunales de primera instancia
de diversas jurisdicciones el criterio restrictivo de que ya no
existe el fuero de atracción para estas acciones (SODERO, NO-
tas sobre la reforma al fuero de atracción del sucesorio en el
Código Civil y Comercial y su ignorancia en un nuevo prece-
dente per incuriam de la Corte Suprema de Ea Nación, LL,
5110115). Consideramos errónea tal doctrina, porque el mis-
mo art. 2336 en su último párrafo da por supuesta la compe-
tencia del juez del sucesorio para entablar o continuar estas
acciones. En efecto, la nueva norma expresa que "si el cau-
sante ha dejado un solo hemde~o,las acciolzes personales de los
acreedores del causaPtte pueden dirigirse, a sea opcid~t,ante el
juez del último domicilio del causante o ante el que correspon-
de al domicilio del heredero único". Por lo tanto, cuando hay
concurrencia de pluralidad de herederos, los acreedores no
tienen la opción que les atribuye esta norma, en consecuencia,
deben necesariamente acudir al juez de la sucesión, o sea, al
juez del último domicilio del causante, pues la ley no les con-
cede otra alternativa1. De taI modo, el mismo texto legal está
presuponiendo el fuero de atracción del sucesorio en caso
de herencia indivisa entre varios herederos [FERRER, en ALTERINI
(dir.), Cbdigo Civil y Comercial. Tratado exegético, t. XI,p. 287,
no 31.
Además, el art. 2336 expresamente establece que el juez
del ultimo domicilio del causante conoce de "todos 10s litigios
que tienen lugar con motivo de la administración y liquida-
ción de la herencia", y liquidar la herencia significa pagar sus
deudas y legados, para luego repartir el remanente entre los
herederos, conforme al principio "antes pagar que heredar"
(AZPIRI,Incidencias del Código Civil y Comercial. Derecho su-
cesorio, p. 126). Y el pago de Ias deudas puede ser forzado,
mediante ejecución judicial, pues ninguna norma legal prohi-
be o suspende el ejercicio de las acciones individuales de los
acreedores del causante [FERRER, en ALTERINI(dir.), Caigo Civil y

1 CCivCom San Isidro, Sala m, 15/9/15, "Revista Miga Civil y Comer-


cial", no 5, nov. 2015, p. 99 y SS., con comentario favorable de BORETTO,y en
Rubinzal Online, RCJ 6137115. La regla para estos casos (pluralidad de he-
rederos) es la competencia del juez del sucesorio, siendo excepcional la posi-
bilidad de competencia del juez del domicilio del heredero único.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Comercial. Tratado exegbtico, t. X I , p. 360, no 31, quienes, por


consiguiente, han de continuar o promover sus acciones ante
el juez de la sucesión, ante quien se concentra precisamente
la "liquidación de la herencia", es decir, la satisfaccidn del pa-
sivo sucesorio, y ante cuyo magistrado se han de presentar a
hacer valer sus derechos (arg. arts. 2340 y 2356, Cód. Civil y
Comercial). El fuero de atracción facilita así la liquidación
de la herencia tanto en beneficio de los acreedores como de
la sucesión2.
Como ya dijimos, existen también otras acciones que son
atraídas por el fuero de atracción del proceso sucesorio y que
no están expresamente mencionadas en el art. 2336 del Cod.
Civil y Comercial (acciones de indignidad, de exclusión o in-
clusión de bienes en el inventario, etc.), pero ello no es un
obstáculo para que funcione la atracción en virtud de que es-
tán vinculadas a la transmisión hereditaria y al derecho de
los herederos (AZPIRI, Incidencias del Cúdigo Civil y Comercial.
Derecho sucesorio, p. 127 y 128). La interpretaci6n restricti-
va que rechazamos lleva a concluir que, con respecto a estas
acciones, tampoco funcionaria el fuero de atracci6n del suce-
sorio (GARC~A, ,.Se conservan las acciones de los acreedores del
causante dentro del fuero de atraccidn sucesorio del Cddigo Ci-
vil y Comercial?, en newslegaldoc.com.ar), lo cual constituye
un dislate.
La atracción al sucesorio de estas acciones, como las de
los acreedores del causante, la impone en definitiva una ele-
mental razón de economía judicial, para evitar un verdadero
dispendio de actividad jurisdiccional, pues resulta preciso que
no haya m8s que un solo tribunal para decidir sobre todas las
cuestiones relativas a la sucesión aún indivisa. Está en jue-
go, en definitiva, el interés general de la justicia y, en suma,
el interés social en una justicia eficiente, segura y rápida.

2 La CSJN ha confirmado el funcionamiento del fuero de atracción


para las acciones personales de los acreedores del causante, en fallo del
8/9/15, "Vilchi de Marchi, Maria A., y otros c1PAMI (INSSJP) y otros s/
dafios y perjuicios", LL, 5110115. Ademals, ver SC SFe, 27110115, AyS,
t. 265, p. 458; C laCivCom San Isidro, Sala III, del 1519115, "Revista Código
Civil y Comercial", no 5 , nov. 2015, p. 99 y SS., IJ-XCIJ-830, y en Rwbinzal
Online, RCJ 6 137115; en el mismo sentido: FEWR - GUTIÉRREZ DALLAFONTANA,
Fuero de atraccidn y accio~espersonales de los acreedores del causante, "Revis-
ta Foro de Práctica Profesional", Homenaje a Carlos Fayt, 2015, p. 73 y SS.,
U o n l i n e y Rubinzal OPiline; C ~ R D O B A , ptablico en derecho sucesorio,
Orden
no NI,LL, 1811 111 5; BORETTO, Aplicaciones del Código Civil y ComerciaE: el
fuero de atraccidn en el juicio sucesorio, "Revista C6digo Civil y Comercial",
no 5, p. 99.
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

Cabe precisar que no solamente quedan comprendidas en


la atracción sucesoria las acciones derivadas de obligaciones
contraídas por el causante, sino también las generadas por
la conservación y administración de los bienes hereditarios,
contraídas por los herederos, por el administrador de la he-
rencia o el albacea; así, por ejemplo, las cargas de la sucesi6n
(gastos de última enfermedad, entierro, cobro de impuestos
nacionales o provinciales, honorarios por la tramitación del
juicio, etc.; nota art. 3474, Cód. Civil; BORDA, Sucesiones, t. 1,
no 61; FASSI- MAURINO, Cbdigo Procesal, t. 4 , p. 727).
Con respecto a la ejecución hipotecaria, la jurisprudencia
y doctrina actualmente predominantes sostienen que la ga-
rantía hipotecaria es accesoria de un crédito personal, y, por
lo tanto, captada por el fuero de atracción sucesorio (conf.
QUINTANA TEMN,El fuero de atracciún del juicio sucesorio y las
ejecuciones hipotecarias, LL, 118-1072; BORDA, Sucesiones, t. 1,
no 61; FASSI- MAURINO, Cbdigo Procesal, t . 4 , p. 731, no 7; NATALE,
en FERRER - MEDINA,Sucesiones, t. 1, p. 104; CSJN, 2 1/3/00, LL,
2000-D-346; CCiviCom SFe, Sala 11, 3011 1/94, ED, 161-264; CN
Civ Trib de Superintendencia, 812196, LL, 1997-E-1075; CNCiv,
Sala A, 517104, RepLL, 2004-304, sum. no 93).
El cobro de las expensas de unidades habitacionales so-
metidas al régimen de la propiedad horizontal, es atraído al
juzgado donde se tramita la sucesión del propietario de la
misma, porque constituyen cargas de la sucesi6n3.
Es aplicable el fuero de atracción a las acciones laborales
personales de los acreedores del difunto, por haber sido dero-
gado expresamente el art. 265 de la ley de contrato de traba-
jo, por el art. 293 de la ley 24.522 (ley de concursos; CLab
Rosario, 1014108, "Jurisprudencia Santafesina", 85-138; TS La
Rioja, 22112197, BJ, 1999-1-53; CApel Noreste Chubut, 3014199,
DJ, 2001-1-588. En contra: TS Córdoba, 3011 1101, LLCba,
2002-731; CTrab Tucumán, Sala 3*, 511 1/98, LLNOA, 1999-355).

Aunque la cuestión esta debatida, la soluci6n correcta es que las ex-


pensas de un inmueble hereditario indiviso son carga de la sucesi6n, mientras
la comunidad no haya concluido por partici6n cumplida, siendo competente
para su cobro el juez del sucesorio por la vigencia del fuero de atracción:
CNCiv, Sala K, 3/2/03, DJ, 2003-11-744; íd., Sala B, 1416107, JA, 2007-IV-809;
GOYENA COPELU),Curso de procedimiento sucesorio, p. 60; NATALE, en FERRER-
MEDINA,Sucesiones, t. 1, p. 104; FERRER,en ALTERINI(dir.), Cddigo Civil y
Comercial. Tratado exegético, t. XI, p. 288; ponencia de GUTI~RREZ DALLA
FONTANA, presentada en las XXIU Jornadas Naciodes de Derecho Civil, Tu-
cumán 29 y 30 de septiembre de 2011, la cual, cuando se trat6 en la Comi-
si6n VII, provocb dos despachos discordantes, uno a favor y otro en contra.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Pero, por otra parte, se ha precisado que los créditos labora-


les se ejecutan ante el juez de la sucesión, correspondiendo a
la competencia del juez laboral la parte declarativa y la apro-
bación de la liquidacidn (CApel SFe, Sala 2", 8/5/13, Infojus,
IJ-LXVIII-795).
Si la sucesión es reconvenida, aquélla atrae el juicio en
que tuvo lugar (FASSI - MAURINO, Código Procesal, t. 4, comenta-
rio al art. 679, § 27, d, p. 726).
En caso de litisconsorcio pasivo del causante con otros
deudores, el fallecimiento de uno de ellos desplaza la compe-
tencia hacia el juez de la sucesión (FASSI- MAURINO, Código Pro-
cesal, t. 4, comentario al art. 689, § 27, j, p. 728; FORNIELES,
Tratado de las sucesiones, t. 1, p. 107 y 108, no 5 1 bis; CSJN,
4/11/63, ED, 7-510; íd., 21/12/62, ED, 7-511). Pero si los dos
demandados han fallecido no hay atracción, pues no hay mo-
tivo para preferir una sucesión sobre otra (BORDA, Sucesiones,
t. 1, no 62, p. 60;FASSI- MAURINO, Código Procesal, t. 4, comen-
tario al art. 689, § 27, j, p. 728; CNCiv, Sala F, 26112197, LL,
1998-C-541), salvo que sean cónyuges y la sucesión se tramite
en el mismo expediente (CNCiv, Sala C, 2/12/80, JA, 1981-111-
27, sum. 12). Igualmente, si fallece más de un demandado,
no funciona el fuero de atracción (CSJN, 16/3/82, JA, 1982-
111-24, secc. índice; CNCiv, Sala F, 12/3/85, JA, 1985-11-29, secc.
índice; id., Sala B, 2 1/6/77?JA, 1977-N-26, secc. índice).
Cuando reciben la herencia del de cuius varios sucesores
universales, y se forma entre ellos el estado de indivisión, las
demandas por deudas de la sucesión deben sustanciarse con
todos, porque éstos responden con la masa hereditaria indivi-
sa, habiéndose suprimido la regla de la división de las deudas
(art. 2317, C6d. Civil y Comercial).
La acción que corresponde a otro fuero en razón de la
materia, por ejemplo la demanda de filiación que originaria-
mente es atribuida a los tribunales de familia, también es
atraída por la sucesión, cuando deriva del reconocimiento de
la filiación una pretensión a la herencia del pretendido proge-
nitor (CPazCap, en pleno, 17/12/60, JA, 1970-8-900, consid.
17; id., id., 27/4/70, JA, 1970-8-900, consid. 18, y ED, 40-230;
CCivCom Rosario, Sala 2") 2 01 12/06, Jurisprudencia Santafesi-
na 76-135; id., Sala 3", 7/7/05, Zeus, 99-J-776; id., Sala 4",
15/10/91, Zeus, 58-J-344;íd., id., 12/12/96, Zeus, 74-5- 441; id.,
id., 6/5/97, LLLitoral, 1997-672; FASSI- M A U R ~ O ,
Código Proce-
sal, t. 4 , comentario al art. 689, 5 27, k, p. 728).
La atracción se ejerce aunque se trate de causas que co-
rrespondan o se hayan tramitado ante el fuero federal (BORDA,
Sucesiones, t. 1, p. 60, no 62).
S U C E S I ~ N"AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

Finalmente, debe destacarse que las causas atraídas son


únicamente las que se encuentran en primera instancia, ex-
cluyendo así a las pendientes de apelación, mientras ksta se
decida. La atracción entra a jugar nuevamente cuando, al
dictarse la sentencia definitiva, se inicia luego el trámite de
ejecución (CSJN, 19110127, JA, 26- 14; id., 27/5/29, JA, 29-599;
PODETTI, Tratado de la competencia, p. 49 1; BORDA, Sucesiones,
t. 1, p. 62; FASSI- MAURINO, Cbdigo Procesal, t. 4, comentario
al art. 689, 5 27, c, p. 726; FORNIELES,Tratado de las sucesiones,
t. 1, p. 107, no 51).
Son excluidas las acciones reales en general (CSJN, 4/61
75, JA, 1975-28-168; C2"CivCom La Plata, Sala la, 28/5/96, LL
online), la acción de reivindicacidn (CNCiv, Sala B, 26110161,
ED, 7-5 14; CNCiv, Sala G, 17/7/98, LL, 1999-B-259); la de divi-
sión de condominio (CNCiv, Sala B, 16/7/62, ED, 3-194; id.,
Sala A, 19/2/64, ED, 7-514; id., Sala F, 9/5/78, LL, 1978-D-750.
Sin embargo, se ha resuelto lo contrario si uno de los code-
mandados es el causante de la sucesión que atrae la demanda
de división de condominio -CSJN, 4/12/64, Rep LL, XXV-159,
no SO-. Incluso, en supuestos especiales, se ha admitido el
fuero de atracción por razones de orden práctico y de eco-
nomía procesal -CNCiv, SaIa B, 9/4/69, ED, 29-574 y LL,
137-784, 22971-S-); la de usucapión (CSJN, 3011 1/76, JA,
1978-111-287; id., 1813186, LL, 1987-A-120 y ED, 118-422;
CCivCom San Nicolás, 6/4/76, Zeus, 12-5- 155; CCivCom San
Isidro, Sala 1, 14/7/92, ED, 155-223. En contra, considerando
a la prescripción adquisitiva como una acci6n personal y, por
ende, de competencia del juez del domicilio del demandado,
y ante su muerte, del juez de su sucesión: CCivCom Rosario,
Sala 3", 12/9/80, Zeus, 23-5-97]; los interdictos o acciones po-
sesorias, que por su caracter real corresponden al juez del
lugar de la situación del bien (SCBA, 23/7/40, LL, 19-811;
BORDA, Sucesiones, t. 1, no 63; FORNIELES, Tratado de las suce-
siones, t. 1, no 46; FASSI- MAURINO, Cbdigo Procesal, t. 4, co-
mentario al art. 689, 9 27, o, p. 733). También la expropia-
ción (art. 19, párr. lo, ley 2 1.499), y la ejecución prendaria
(BORDA, Sucesiones, t. 1, p. 61, no 63; FASSI- MAURINO, Código
Procesal, t. 4, comentario al art. 689, 27, o, p. 733; CSJN,
25/10/61, ED, 7-512; id., 7/6/63, ED, 7-512; íd., 23/4/85, LL,
1985-D-685, no 438; id., 10112197, Fallos, 320:2769).
Esto es así porque el instrumento público que es la parti-
da de defuncibn hace plena fe hasta que sea argüido de falso,
por acción civil o criminal (art. 995, C6d. Civil, y art. 296,
C6d. Civil y Comercial), s61o con respecto al acontecimiento
de la muerte y lugar en que se produjo, pues el objeto esencial
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

de dicho instrumento radica en la acreditación de la muerte de


la que el oficial público toma conocimiento mediante elemen-
tos que la acreditan, en tanto que la información comple-
mentaria llega a su conocimiento mediante simple manifesta-
ción de quien efectiia Ia diligencia.
Puede suceder que, por múItiples razones, se desconozca
cuál ha sido el último domicilio del causante, caso en que esta
incertidumbre la resolvía el Código derogado estableciendo
que prevalece el último domicilio conocido, cuando no es co-
nocido el nuevo (art. 98, Cód. Civil). El art. 76 del Cód. Civil
y Comercial dispone que, ignorándose el domicilio de la perso-
na, se considera que lo tiene en el lugar donde se encuentra, y
sólo si éste también se ignora en el último domicilio conocido.
f) Heredero. Respecto del heredero único, la competencia
del juez del último domicilio del causante se mantiene aun-
que exista un solo heredero, porque -como lo ha dicho la
Corte Suprema de Justicia de la Nación- "el art. 3285 sólo
fija la jurisdicción del juez que corresponde entender en las
acciones personales que se dirigen contra el heredero único
que hubiese aceptado la herencia (art. 3284, inc. 41, pero no
señala otro lugar que el previsto para la apertura del juicio
sucesorio" (CSJN, 3 1/7/68, J A , 1968-V-341; íd., 1019185, JA,
1986-11-94; CMCiv, Sala A, 20/12/84, LL, 1985-D-556; id., Sala
C, 6/3/80, LL, 1980-B-630; id., Sala D, 19/11/93, LL, 1994-E-
704. En igual sentido, FASI - MAURINO,Código Procesal, t. 4,
comentario al art. 689, 9 15, p. 712; NATALE, en FERRER - ME-
DINA, Sucesiones, t. 1, p. 120 a 123, en igual sentido, FASSIy
NATALE). Por lo tanto, el heredero único debe abrir el juicio
sucesorio ante el juez del último domicilio del de cuius, y allí
tramitar la declaratoria de herederos, precisamente para de-
mostrar que es heredero único (GUASTAVINO, EL~AS P., Compe-
tencia sucesoria en caso de heredero único, JA, 1968-V-341).
Se ha sostenido que el único juez competente para pro-
mover el juicio sucesorio y obtener declaratoria de herederos
o auto aprobatorio de testamento debe ser el del último do-
micilio del causante, ya que la existencia de herederos múlti-
ples o heredero único $610 se conoce con posterioridad a la
iniciación del proceso. Es decir, cuando ya un juez está in-
terviniendo, trasladar las actuaciones atentaria contra princi-
pios procesales de economia y privaría de ciertos efectos de
seguridad y control que brinda el sistema (CORDOBA - LEW -
SOLARI - WAGMAISTER,Derecho sucesorio, t. 1, p. 60).
El Código Civil y Comercial resolvió el caso de1 heredero
único en este mismo sentido; así, debe abrir el sucesorio y
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

obtener declaratoria de herederos o auto aprobatorio de tes-


tamento ante el juez del último domicilio del causante pero
los acreedores del causante tendran a su opción la facultad
de dirigirse ante el juez del último domicilio del causante, o
ante el que corresponde al domicilio del heredero único (art.
2336, párr. último).
g ) t?ltimo domicilio en el extranjero y existencia de bienes
en el país. En cuanto al supuesto de último domicilio del
causante en el extranjero, existiendo bienes en nuestro país, la
doctrina de los autores y los fallos judiciales han conside-
rado que si aqui quedan bienes sujetos a la ley nacional, como
los bienes inmuebles y los bienes muebles de situación per-
manente y que se conservan sin intención de transportarlos
(arts. 10 y 11, C6d. Civil), sera competente el juez argentino
del lugar donde se encuentren los bienes. Y si los hay en va-
rias jurisdicciones, será cualquiera de ellos, a elección de
quien inicie el juicio sucesorio, sin importar su mayor canti-
dad o valor (BORDA, NATALE;nota de VÉLEZSARSFIELD al art.
3283, C6d. Civil, y -por analogía- art, 16, ley 14.394 y Trata-
dos de Montevideo de 1889 y 1940, arts. 66 y 63, respectiva-
mente; C ~ R D O B- A
LEW- SOLARI - WAGMAISTER, Derecho sucesorio,
t. 1, p. 59; FERRER, Bien mueble de situación permanente y cau-
sante domiciliado en el extranjero. Ley aplicable y competen-
cia seacesoria, LL, 2014-D-8; C~RDOBA, Orden público en el dere-
cho sucesorio, LL, 18111115).
El Código Civil y Comercial resuelve esta cuestión de com-
petencia internacional en su art. 2643, diciendo que "son
competentes para entender en la sucesión por causa de muer-
te los jueces del último domicilio del causante, o los del lugar
de situación de los bienes inmuebles en el país respecto de éstos".
Quiere decir que, fallecida una persona cuyo último dornici-
lio está en el extranjero -teniendo bienes inmuebles aqui en
el pais-, se abrirá una sucesión del causante ante el juez del
lugar de ubicación del inmueble y se aplicar&la ley argentina
respecto a la transmisión sucesoria de dicho inmueble (ver 3 3,
Introducción).

5 4. Im~crónrDEL PROCESO SUCESORIO PARA OBTENER


DECLARATORIA DE HEREDEROS

a) Prueba de la legitimación para iniciar el tramite. "Quien


pretende iniciar un juicio sucesorio debe necesariamente reu-
nir 10s requisitos exigidos por la ley, probando su calidad de
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

parte legitima en razón de su calidad de heredero, esto es, su


vocacibn sucesoria y la muerte del causante, siendo las parti-
das del Registro Civil el medio hábil para justificar ambas
circunstancias. En cuanto a la libreta de familia, considera-
mos que es perfectamente idónea para acreditar tanto el ma-
trimonio de los c6nyuges como el nacimiento de los hijos
Proce-
(arts. 23 y 24, ley 26,413; art, 197, Cód, Civil)" (MEDXNA,
so sucesorio, t. 1, p. 177 a 180). Asimismo, se admite que el
testimonio auténtico de una declaratoria anterior, dictada en
otro juicio, y la prueba de su subsistencia mediante informe
del Registro General de la Propiedad, constituye prueba sufi-
ciente del vínculo invocado (art. 596, párr. 2", CPCC SFe;
CNCiv, Sala F, 2918183, LL, 1984-A-493; id., id., 2415184, LL,
1984-C-386). Las fotocopias de las partidas o de la libreta de
familia certificadas por escribano son suficientes para acredi-
tar el vinculo en el proceso sucesorio (CNCiv, Sala C, 4/5/82,
LL, 1982-D-389). El estado de familia tambikn puede acredi-
tarse con instrumentos públicos emitidos en el extranjero au-
tenticados por la apostille de La Haya (Convención de La
Haya de 1961, aprobada por la Argentina en ley 23.458),
La presunta hija natural no reconocida por su presunto
padre está capacitada procesalmente para promover simultá-
neamente e1 juicio por reclamaciiin de la filiación extrama-
trimonial y el sucesorio de su presunto padre. Todo esto sin
perjuicio de la acción de contestación de estado que pudieran
tener otros interesados. La madre, durante el embarazo, pue-
de iniciar la sucesi6n del padre ilegítimo del hijo por nacer,
sin que en esa oportunidad pueda ser objeto del pronuncia-
miento la extensión del derecho que tenga para intervenir en
el juicio. La persona que ha promovido juicio de filiación
tiene derecho a iniciar el juicio sucesorio de su pretendido
padre y a solicitar medidas de caracter precautorio tendientes
a determinar el acervo hereditario y conservarlo (CCivFam y
Sucesiones Tucumán, 517178, JA, 1979-IV-486). Y si estuviera
ya iniciado el sucesorio, se debe admitir la intervención de la
madre del hijo por nacer (CNCiv, Sala C, 2/3/82, LL, 1983-
A-580, no 4886).
b) Acreditación precaria de &z lega'tirnacidn. El art. 689 del
CPCCN, y el art. 724 del CPCCBA, ordenan que "quien solici-
tare la apertura del proceso sucesorio, deberá justificar prima
facie su carácter de parte legitima y acompañar la partida de
defunci6n del causante". Esto significa que no es requisito
la prueba concluyente del estado de familia invocado respec-
to del causante, sino que basta a ese fin que su pretensi6n se
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

vea avalada por antecedentes que demuestren su razonabili-


dad [CNCiv, Sala A, 8111178, LL, 1979-A-527, citado por AREAN,
en HIGHTON - AREAN (dirs.), Código Procesal Civil y Comercial de
Ea Nación, t. 13, p. 3821. Así, se han realizado presentaciones
a las que se les dio favorable acogida donde la legitimación de
los presentados se acreditó mediante el aporte al proceso de
elementos mínimos que demostraron prima facie que los peti-
cionantes podían estar dotados de vocación hereditaria.
La doctrina se ha manifestado respecto a esta cuestión
sosteniendo que no es necesaria para la apertura de la suce-
si6n la prueba concluyente del vinculo que se invoca, ya que la
declaración de esta no otorga derechos a quien lo logra y
además es revisable; simplemente da la oportunidad de pro-
bar lo que se invoca. Por ello, con toda raziin se ha admiti-
do la simple prueba testimonial para acreditar el carácter de
hijos de los peticionantes. Consideramos acertada dicha so-
lución, que puede ampliarse a distintos casos que se presen-
tan a diario, como la falta de partidas que se encuentran en
otros expedientes u otras jurisdicciones o documentos o cons-
tancias, etc., pues la apertura de la sucesión pone en marcha
el engranaje jurisdiccional que permite y coloca al alcance de
las partes el poder lograr, mediante mandatos emanados del
mismo juez del sucesorio, elementos que un simple requiren-
te no podría lograr y que son necesarios, no sólo para obte-
nerlos con mayor garantía, sino con la seguridad del respeto
que da el Poder Judicial (conf. GOYENA COPELLO, Curso de pro-
cedimiento sucesorio, p. 76) y "si bien no es exigible la prueba
concluyente de la legitimacidn, en general, y del vínculo invo-
cado en particular, para justificar este último, frente a la
alegada imposibilidad de obtener las partidas de estado civil,
corresponde aportar elementos de juicio suficientemente de-
mostrativos de aqueI" (PALACIO, Derecho procesal civil, t. IX,
p. 368).
La jurisprudencia se ha manifestado en el mismo sentido,
sosteniendo que para justificar el vínculo invocado, hente a
la imposibilidad alegada de obtener las respectivas partidas
de nacimiento, deben aportarse elementos de juicio suficien-
temente demostrativos del vínculo (CNCiv, Sala C , 29/9/81, LL,
1982-A-425).
c) I~necesadedadde la deptuncia de bienes. No existe nor-
ma del derecho positivo que imponga a los peticionantes,
como requisito previo a la apertura del proceso judicial su-
cesorio, la denuncia de los bienes que componen el acervo
hereditario. Como sostiene ALSINA, "no es indispensable de-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

nunciar la existencia de bienes para la iniciación del juicio


sucesorio, porque ellos resultaran del inventario que se prac-
tique, y aun pueden no existir bienes, ya que el heredero pue-
de tener interks en que se declare su calidad para ejercer ac-
ciones que no sean patrimoniales, y el acreedor para hacer
efectivo su crédito" (ALSINA, Tratado tebrico-practico de dere-
cho procesal civil y comercial, t. VI, p. 677). En sentido con-
cordante se expresa MEDINA(Proceso sucesorio, t. 1, p. 215) y
se advierte que esta cuestión está estrechamente ligada a la
estructura y desarrollo del proceso sucesorio, pues éste, en su
primera etapa, tiene por objeto dar certeza sobre quiénes son
los herederos del causante, y para ello no se necesita denun-
ciar los bienes que componen el acervo sucesorio. Luego, en
un segundo tramo, determinar objetivamente los bienes y las
deudas dejados por el causante, y, por último, liquidar el pa-
sivo y distribuir el remanente de los bienes entre los herede-
ros mediante la operación particionaria (C~RDOBA, conferencia
en Jornadas sobre Derecho Procesal, Proceso Sucesorio, Uni-
versidad Abierta Interamericana, Buenos Aires, 1317106; C ~ R -
DOBA, Finalidad del proceso sucesono. Ambiro de conocimien-
to del juez de la sucesibn, "Revista del Colegio de Magistrados
y Funcionarios del Departamento Judicial de San Isidro",
no 25, p. 123; GUGLIELMINO - PEREYRA,La denuncia de bienes no
es requisito de apertura del proceso judicial sucesorio, "Revista
Derecho de Familia y de las Personas", oct. 2014, p. 110).
En la provincia de Santa Fe también se ha sostenido que
la determinacidn del haber dejado por el causante y su ulte-
rior distribución entre los herederos o beneficiarios recién
procede una vez dictada la declaratoria de herederos, que le
es previa e independiente, resultando procesalmente indebida
la denuncia de bienes efectuada por uno o algunos de los he-
rederos -con patrocinio letrado o mediante apoderado-, antes
del dictado de la susodicha declaratoria, práctica incorrecta
que a veces es motivada por el reprochable afán del profesio-
nal de asegurarse anticipadamente honorarios (NATALE, La de-
nuncia de bienes en e2 proceso sucesorio, "Revista del Colegio
de Abogados de Santa Fe", no 1, p. 112).
El Código Civil y Comercial ha previsto la denuncia de
bienes en el art. 2342, que dice que "por voluntad unanime
de los copropietarios de la masa indivisa, el inventario puede ser
sustituido por la denuncia de bienes, excepto que et iptventurio
haya sido pedido por acreedores o Lo imponga otra disposicibn
de la ley". Correctamente este articulo está ubicado en el
Capitulo 111 del Titulo VI1 sobre "Proceso sucesorio", luego
del Capitulo 11 sobre "Investidura del titulo de heredero", en
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

el cual se contempla la declaratoria judicial de herederos o el


auto aprobatorio de la validez formal del testamento (arts.
2337 y 2338). La sedes m a t e r i ~ ,o sea, el lugar donde esta
colocada la norma en el Código, es un elemento de la intepre-
tación sistemática de la ley, y en este caso su ubicación nos
esta. indicando claramente que la ley establece que la denun-
cia de bienes, como el inventario, se deben confeccionar des-
pués de haber investido de su título a los herederos mediante
el auto de declaratoria o de aprobación del testamento. En
tal sentido, "mientras no haya razones inexcusables, abando-
nar las pautas que se desprenden del método legislativo sería
abdicar de una de las principales características y ventajas de
la legislación codificada" (GUASTAVINO, Derecho sucesorio de la
nuera, LL, 134-1346, no 8; además, C A S T ~TOBERAS,
N Teoría de
la aplicación e investigación del derecho, p. 245).
d) Declaratoria de herederos. Si el trámite sobre decla-
ratoria no lo inician todos los herederos, se debe denunciar
la existencia de los otros herederos y su domicilio si se co-
noce, a fin de notificarlos (art. 689, CPCCN; art, 724, CPCCBA;
art. 592, CPCC SFe; art. 655, CPCC Córdoba; art. 718, CPCC
ERios). Así lo establece también el art. 2340, párr. lo, del
C6d. Civil y Comercial.
Es innecesario que se acredite que no existen otros here-
deros con derecho preferente o concurrente respecto del que
ha iniciado el trámite. Así, por ejemplo, si promueve el jui-
cio el cónyuge supérstite, éste no debe justificar el falleci-
miento de los progenitores del causante o la inexistencia de
hijos, para ser declarado heredero. Le basta con acreditar su
propia vocaci6n sucesoria (CNCiv, Sala D, 1813182, LL, 1983-
A-582, y ED, 99-407).
La declaratoria de herederos es un procedimiento que no
admite controversia de partes, debiendo únicamente los jue-
ces apreciar el mkrito de la prueba que los interesados hayan
aportado y pronunciarse sobre sus respectivas pretensiones;
únicamente faculta para que cada postulante acredite su pro-
pio vinculo, mas no para atacar la posible vocación de los de-
más (CApel Rosario, Sala 11, 8110179, "Zeus", 19-65). Para
ello se deberá iniciar la acci6n judicial pertinente.
Debe dictarse la declaratoria de herederos en favor de los
que se han presentado y acreditado su vocaci6n sucesoria,
prescindiendo de los que debidamente citados no han concu-
rrido, sin perjuicio de que ella podrá ser ampliada por el juez
en cualquier estado del proceso a petición de parte legitima,
si correspondiere (arts. 700 y 703, CPCCN).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

En la declaratoria de herederos no pueden ser compren-


didas las personas que en ningún momento expresaron por
vía de comparecencia directa o a travks de apoderado su vo-
luntad de ser reconocidas como tales, aun cuando sean los
hijos del causante y se hayan arrimado las correspondien-
tes partidas. Es que la inclusión en la declaratoria de here-
deros implica no sólo los derechos de tal, sino también las
obligaciones, por lo que únicamente debe declararse a los le-
gitimados que así lo han solicitado explícitamente, para lo
cual se precisa una expresión explitica y categórica de volun-
tad en ese sentido (CNCiv, Sala D, 24/5/84, ED, 111-255; id.,
Sala K, 22/4/92, LL, 1992-E-526; CCivCom San Isidro, Sala 1,
20112198, LLBA, 1999-1233).
No deben ser incluidos en la declaratoria de herederos
quienes en ningún momento expresaron en el expediente su
voluntad de ser considerados tales; la justicia no debe suplir
de oficio la voluntad de las partes. Pero distinta es la situa-
ción del cónyuge supérstite, quien mantiene la titularidad de
su parte en los bienes gananciales sin que sea necesaria su
presentación en el sucesorio y su omisión no puede afectar
sus derechos. Fundamento de el10 es el régimen patrimonial
del matrimonio (CNCiv, Sala B, 23/4/8 1, LL, 198 1-D-46 1).

a) INICIAS U C E S I ~ M'ÁB INTESTATO" (CPCCN Y CPCCBA)

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto al tO... f O ... [Colegio de Aboga-
dos que corresponda], constituyendo domicilio a los efectos
procesales en la calle ... de la ciudad de Buenos Aires, a VS
respetuosamente me presento y digo:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el poder que en
original y copia se acompaña, declaro bajo juramento que se
halla vigente, soy apoderado de FM y BBZ, cuyos demás da-
tos de identidad personal obran en el mandato mencionado
y que solicito se tenga como parte integrante de este escrito.
11. OBJETO. En ese carácter y siguiendo expresas ins-
trucciones de mis mandantesi, vengo a iniciar el proceso ju-

1 El poder para tramitar la declaratoria de herederos debe ser especial,


porque solicitarle al juez que lo declare heredero es tornar "título de herede-
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

dicial sucesorio de don ZZ fallecido el ..., en la ciudad de


..., tal como lo acreditó con la partida de defunción respec-
tiva, que se acompaña.
111. V~NCULO HEREDITARIO. El causante estaba unido en
matrimonio con FM, circunstancia que se comprueba con
la pertinente partida de matrimonio, que adjunto. De di-
cha unión nació un hijo llamado BBZ, cuya partida de naci-
miento también se adjunta. Ambos me han otorgado po-
der especial para promover y tramitar la sucesi6n de su
esposo y padre, respectivamente.
IV. DERECHO. Fundo el derecho de mis representados
en los arts. 2426 y 2433 del Cód. Civil y Comercial [arts.
3565 y 2570, C6d. Civil], y en los arts. 689, 699 y SS. del
CPCCN. [Si se tratara del ámbito de Ia provincia de Bue-
nos Aires, arts. 734 a 736, CPCCBA].
V. COMPETENCIA.
VS es competente porque en esta ciu-
dad estuvo radicado el último domicilio del causante [art.
2336, Cód. Civil y Comercial (art. 3284, Cód. Civil)], según
se acredita con la partida de defunción adjunta.
VI. PETITORIO.Por todo lo expuesto y documental acom-
pañada de VS solicito:
a) Me tenga por presentado en el carhcter invocado en
mérito al poder acompañado, y por constituido el domicilio
a los efectos procesales.
b) Se agregue la documentación acompañada.
C) Se declare la apertura del proceso judicial sucesorio
de quien en vida fuera don ZZ.
d ) Se disponga la publicación de edictos citatorios por
el tkrmino de ley, art. 699 del CPCCN2.

ro en un acto ... judicial ..., manifestando una intencidn cierta de ser heredero",
según el art. 2294, inc. a, C6d. Civil y Comercial [art. 3319, C6d. Civil]. O
sea, se trata de una aceptación tácita de la herencia, por lo cual si el herede-
ro otorga un mandato para que otra persona en su representacibn acepte la
herencia o para que promueva el trámite de la declaratoria de heredero o
auto aprobatorio de testamento, ese mandato debe ser especial por disposici6n
del art. 375, inc. d, del Cód. Civil y Comercial [art. 1881, inc. 16, Cód. Civil].
2 El Código Civil y Comercial, en su art. 2340, establece que la publica-
ción de edictos es por un dia en el diario de publicaciones oficiales, para que
acrediten su derecho dentro de los treinta días siguientes.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

e) Oportunamente se dicte declaratoria de herederos a


favor de FM y BBZ.
Proveer de conformidad.

Señor Juez:
FM y BBZ, por derecho propio, con domicilio real en la
calle ..., constituyendo domicilio a los efectos procesales en
la calle ... de la ciudad de Buenos Aires, juntamente con el
letrado que nos patrocina doctor NN inscripto al tO ..., f O ...
[Colegio de Abogados que corresponda], a VS respetuosa-
mente nos presentamos y decimos:
1. OBJETO.Venimos a iniciar el proceso judicial suce-
sorio de don ZZ, fallecido el ..., en la ciudad de ..., tal como
lo acredito con la partida de defuncion respectiva, que se
acompaña.
11. V~NCULO HEREDITARIO. Que e1 causante estaba unido
en matrimonio en FM, circunstancia que se comprueba con
la pertinente partida de matrimonio, que adjuntamos. De
dicha unión nació un hijo llamado BBZ, cuya partida de na-
cimiento también se adjunta. En tal carácter promovemos
la sucesión de nuestro esposo y padre, respectivamente.
111. DERECHO. Que fundamos nuestro derecho en los
arts. 2426 y 2433 del Cód. Civil y Comercial [arts. 3565 y
3570, C6d. Civil], y en los arts. 689, 699 y SS. del CPCCN3.
COMPETENCIA. VS es competente porque en esta ciu-
dad estuvo radicado el último domicilio del causante (art.
2336, C6d. Civil y Comercial y art. 3284, C6d. Civil), según
acreditamos con la partida de defunción adjunta.
V. Pa~rrorcro. Por todo lo expuesto y documental acom-
pañada de VS solicitamos:
a) Nos tenga por presentados, en el carActer invocado,
y por constituido el domicilio a los efectos procesales.

3 Si se tratara del hmbito de la provincia de Buenos Aires son los are.


734 a 736 del CPCCBA.
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

b) Se agregue la documentación acompañada.


c) Se declare la apertura del proceso judicial sucesorio
de quien en vida fuera don ZZ.
d ) Se disponga la publicación de edictos citatorios por
el término de ley, art. 699 del CPCCN4.
e) Oportunamente se dicte declaratoria de herederos a
favor de FM y BBZ.
Proveer e conformidad.

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva, con
fianza vigente, constituyendo domicilio a los efectos legales
en calle ... de la ciudad de ..., comparezco ante VS y expreso:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el poder que en
original y copia se acompaña, soy apoderado de FM y BBZ
cuyos dem8s datos de identidad personal obran en el man-
dato mencionado y que solicito se tenga como parte inte-
grante de este escrito.
11. OBJETO. En ese carácter y siguiendo especiales ins-
trucciones de mis mandantes conferidas en dicho mandato,
vengo a iniciar gestiones tendientes a obtener la declarato-
ria de herederos de don ZZ, fallecido el ..., en la ciudad de
..., tal como lo acredito con la partida de defunción respec-
tiva, que se acompaña.
111. HECHOS.El causante estaba unido en matrimonio
con FM, circunstancia que se comprueba con la pertinente
partida de matrimonio, que adjunto. De dicha unión nació
un hijo llamado CBZ, cuya partida de nacimiento también
se adjunta. Ambos me han otorgado poder especial para

4 El Código Civil y Comercial, en su art. 2340, establece que la publica-


ci6n de edictos es por un día en el diario de publicaciones oficiales para que
acrediten su derecho dentro de los treinta días.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

promover y tramitar la sucesión de su esposo y padre, res-


pectivamente.
IV. DERECHO. Fundo el derecho de mis representados
en los arts. 2426 y 2433 del C6d. Civil y Comercial [arts.
3565 y 3570, Cód. Civil] y en los arts. 584, 591 y SS. del
CPCC SFe [arts. 655, 658 y SS., CPCC Córdoba].
V. COMPETENCIA. VS es competente porque en esta ciu-
dad estuvo radicado el último domicilio del causante [art.
2336, C6d. Civil y Comercial], segtín se acredita con la par-
tida de defunción adjunta.
VI. PETTTOKIO. Por todo lo expuesto y documental acom-
pañada a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado en mérito al poder acompañado, acordándose-
me la participación legal correspondiente.
b) Tenga por iniciada esta gestión sobre declaratoria de
herederos de don ZZ, se agreguen a los autos las partidas
acompañadas y se disponga la publicacidn de los edictos cita-
torios en el Boletín Oficial ... por el término de ley [de acuer-
do con e1 Código Civil y Comercial, los edictos se publican por
un solo día en el diario de publicaciones oficiales -art. 23405
coincide con el art. 592 del CPCC SFe, ley 11.2871951.
c) Se ordene oficiar a la Caja de Asistencia Social (ley
51 10, Santa Fe) y al API (Administración Provincial de
Impuestos, Santa Fe).
d) Se comunique la iniciación de la presente causa al
Registro de Procesos Sucesorios, y se oficie al Registro de
Testamentos del Colegio de Escribanos para que informe
sobre la existencia de testamento del causante o de otra dis-
posici6n de última voluntad.
e) Se dé intervención a los Ministerios Ptíblicos.
f ) Oportunamente, se sirva declarar que por fallecimien-
to de don ... son sus únicos y universales herederos, sin
perjuicio de terceros, su cónyuge supérstite doña FM y su
hijo llamado CBZ, sin perjuicio de terceros.
Proveer de conformidad.
S U C E S I ~ N"AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

2 ) POR DERECHO PROPIO CON PATROCINIO LETRADO

El escrito es similar al modelo del punto anterior.

9 5. INICIACI~N
DEL PROCESO JUDICIAL SUCESORIO
CON S U ~ I IN
AF O W C I ~ N

a) SUMARIA
INFORMACIdN POR DIFERENCIAS EN LOS NOMBRES
DEL CAUSANTE

1) AMBITODE LA CABA Y PROVINCIA DE BUENOS


AIRES,
APLICABLE TAMBIEN A M PROVINCIA DE ENTRERfos
Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, con
fianza vigente, constituyendo domicilio a los efectos legales
en calle ... no ... de la ciudad de W, comparezco ante VS y
expongo:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el poder especial
que se acompaño, soy apoderado de la señora BB, cuyos de-
más datos de identidad personal obran en el referido ins-
trumento, el que solicito se tenga como parte integrante de
este escrito. Se aclara que la señora BB otorgó el mandato
por sí y por sus hijos menores FFX y JJX.
11. OBJETO. En ese carácter, y siguiendo expresas ins-
trucciones de mi mandante, vengo a promover la apertura
del proceso sucesorio del esposo de la misma, don ZX o
ZBX,que falleciera el día ... en esta ciudad, conforme acre-
dito con la partida de defunción que se acompaña.
111. HECHOS. El causante estaba casado en primeras
nupcias con mi mandante como se comprueba con el acta
de matrimonio que adjunto. Que de esa uniOn nacieron
los hijos llamados FFX y JJX,en fecha ..., respectivamente.
Se acompañan las correspondientes partidas de nacimiento.
IV. COMPETENCIA. El dltimo domicilio del causante es-
tuvo radicado en esta ciudad, en calle LP no ..., según se
acredita con la partida de defunción acompañada, de donde
surge la competencia de VS para entender en este juicio
[art. 2336, Cód. Civil y Comercial (art. 3284, Cód. Civil)].
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

V. SUMARIA INFORMACI~N. Juntamente Con esta gestidn,


y en razón de que el causante figura con distintos nombres
en las partidas acompañadas, se debe demostrar que era
conocido indistintamente como ZX o ZBX, siendo una mis-
ma e idéntica persona, a cuyo efecto inicio sumaria infor-
mación a fin de dejar acreditada tal circunstancia, a cuyos
efectos ofrezco la siguiente prueba:
a) Documental: 1) partida de nacimiento; 2) partida de
defunción; 3) fotocopia autenticada de la libreta de enrola-
miento no ..., todas del causante, y 4) partida de matrimo-
nio, donde se pueden apreciar las diferencias de nombres
ya señaladas.
b) Testimonial: de la señora GH, argentina, mayor de
edad, de profesión ama de casa, domiciliada en calle JH no
3450, de esta ciudad, LC no ... y del señor ZC, argentino,
mayor de edad, de profesi611 ingeniero, LE no ..., con domi-
cilio en calle KI no ..., de esta ciudad, quienes depondrán a
tenor del siguiente interrogatorio:
1 ) Por las generales de la ley.
2) Para que diga si sabe y c6mo lo sabe que el causante
era conocido indistintamente como ZX o ZBX.
3) Para que diga si sabe y c6mo lo sabe que se trataba
de una misma e idéntica persona.
4) De público y notorio.
VI. DERECHO. Fundo el derecho de mi representada en
los arts. 2426 y 2433 del C6d. Civil y Comercial [arts. 3565
y 3570, Cód. Civil] y arts. 689, 699 y SS. del CPCCN [arts.
7341736, CPCCBA; arts. 718, 728 y concs., CPCC ERíos].
VII. PETITORIO.Por lo expuesto a VS pido:
a ) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado, acordándoseme la participacibn legal corres-
pondiente.
b) Por iniciada la apertura del proceso sucesorio de don
ZX o ZBX,y disponga se publiquen edictos citatorios en el
Boletín Oficial y diario ... por el término de ley [de acuerdo
con el C6digo Civil y Comercial los edictos se publican por
un solo día en el diario de publicaciones oficiales -arta
2340-1.
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

c) Se comunique la iniciación de la presente causa al


Registro de Procesos Sucesorios, y se oficie al Registro de
Testamentos del Colegios de Escribanos para que informe
sobre la existencia de testamento del causante o de otra dis-
posición de dltima voluntad.
d) Se dé intervención a los Ministerios Públicos y se
ordene librar el oficio al Instituto de Previsión Social a los
fines que informe si el causante era beneficiario de jubilación
o pensiOn [esta petici6n corresponde a procesos judiciales
sucesorios con tramite en la provincia de Buenos Aires].
e) Tenga también por iniciada conjuntamente sumaria
información tendiente a acreditar que el causante don ZX y
ZBX es una misma e idéntica persona.
fl Se tenga presente la prueba ofrecida y fije día y hora
de audiencia para receptar la testimonial propuesta.
g) Oportunamente, se dicte resolución aprobando la su-
maria información y declare abierto el proceso judicial suce-
sorio de quien en vida fuera ZX o ZBX.

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, con
fianza vigente, constituyendo domicilio a los efectos legales
en calle no ... de la ciudad de W, comparezco ante VS y ex-
pongo:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el poder especial
que acompaño, soy apoderado de la Sra. BB, cuyos demás da-
tos de identidad personal obran en el referido instrumento, el
que solicito se tenga como parte integrante de este escrito.
Se aclara que la señora BB otorgó el mandato por si y por
sus hijos menores FFX y JJX.
11. OBJETO. En ese carácter, y siguiendo expresas ins-
trucciones de mi mandante, vengo a promover esta gestion
sobre declaratoria de herederos del esposo de la misma, don
ZX o ZBX, que falleciera el dia ... en esta ciudad, conforme
acredito con la partida de defunción que se acompaña.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

111. HECHOS. El causante estaba casado en primeras


nupcias con mi mandante como se comprueba con el acta
de matrimonio que adjunto. Que de esa unión nacieron
los hijos llamados FFX y JJX, en fecha, respectivamente.
Se acompañan las correspondientes partidas de nacimiento.
IV. COMPETENCIA. E1 último domicilio del causante es-
tuvo radicado en esta ciudad, en calle LP no,según se acre-
dita con la partida de defunci6n acompañada, de donde sur-
ge la competencia de VS para entender en este juicio [art.
2336, C6d. Civil y Comercial (art. 3284, C6d. Civil)].
V. SUMARIA INFORMACI~N. Juntamente con esta gestibn,
y en razón de que el causante figura con distintos nombres
en las partidas acompañadas, se debe demostrar que era
conocido indistintamente c o m o ZX o ZBX,siendo una mis-
ma e idéntica persona, a cuyo efecto inicio sumaria infor-
mación a fin de dejar acreditada tal circunstancia, a cuyos
efectos ofrezco la siguiente prueba:
a) Documental: 1 ) partida de nacimiento; 2) partida de
defunción; 3) fotocopia autenticada de la libreta de enrola-
miento no ..., todas del causante, y 4) partida de matrimo-
nio, donde se pueden apreciar las diferencias de nombres
ya señaladas.
b) Testimonial: de la señora GH, argentina, mayor de
edad, de profesi6n ama de casa, domiciliada en calle JH no
3450, de esta ciudad, LC no ... y del señor ZC, argentino
mayor de edad, de profesión ingeniero, LE no ..., con domi-
cilio en calle KI no ..., de esta ciudad, quienes depondran a
tenor del siguiente interrogatorio:
1) Por las generales de la ley.
2) Para que diga si sabe y cómo lo sabe que el causante
era conocido indistintamente como ZX o ZBX.
3) Para que diga si sabe y cómo lo sabe que se trataba
de una misma e idéntica persona.
4) De público y notorio.
VI. DERECHO. Fundo el derecho de mi representada en
los arts. 2426 y 2433 del Cód. Civil y Comercial [arts. 3565
y 3570, Cód Civil] y arts. 584, 591 y SS. del CPCC SFe [arts.
655, 658 y SS., CPCC Córdoba].
S U C E S I ~ N"AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

VII. PBTITORTO. Por lo expuesto, a VS pido:


a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado, acordhndoseme la participación legal corres-
pondiente.
b) Por iniciada esta gestión sobre declaratoria de here-
deros de don ZX o ZBX,y disponiendo se publiquen edictos
citatorios en el Boletin Oficial ... por el término de ley [de
acuerdo con el Código Civil y comercial los edictos sé pu-
blican por un solo día en el diario de publicaciones oficia-
les -art. 2340-; coincide con el art. 592 del CPCC SFe, ley
112871951.
c) Se comunique la iniciación de la presente causa al
Registro de Procesos Sucesorios, y se oficie al Registro de
Testamentos del Colegios de Escribanos para que informe
sobre la existencia de testamento del causante o de otra dis-
posición de ultima voluntad.
d) Se dé intervención a los Ministerios Públicos y se re-
caben los informes de la ley ... y del API (Administración
Provincial de Impuestos).
e) Tenga también por iniciada conjuntamente sumaria
información tendiente a acreditar que el causante don ZX y
ZBX es una misma e identica persona.
f) Se tenga presente la prueba ofrecida y fije día y hora
de audiencia para receptar la testimonial propuesta.
g) Oportunamente, dicte resolución aprobando la suma-
ria información y declare que por fallecimiento de ZX o ZBX,
son sus únicos y universales herederos, sin perjuicio de ter-
ceros, su cónyuge supkrstite, doña BB y sus hijos FFX y JJX.

b) SUMARIA
INFORMACIÓN PARA ACREDITAR EL ÚLTIMO DOMICILIO
DEL CAUSANTE

La partida de defunción acredita el fallecimiento de la


persona, pero a la vez consigna el domicilio del sujeto falleci-
do entre los datos que contiene el formulario, y ese domicilio
puede no coincidir con el domicilio real del causante (por
ejemplo, se trasladó transitoriamente a otra ciudad para some-
terse a una intervención quirúrgica y allí falleció; o la muerte
lo sorprende por cualquier otra causa en un lugar ubicado en
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

jurisdicción distinta de la de su domicilio real). Y como por


el art. 2336 del Cód. Civil y Comercial [art. 3284, Cód. Civil]
la competencia para entender en el juicio sucesorio corres-
ponde al juez del último domicilio del causante (que en estos
supuestos es distinto de1 lugar de fallecimiento y del domici-
lio consignado en la partida de defunción), se debe acreditar
por sumaria información cuál era el verdadero y real domici-
lio del causante al tiempo de su fallecimiento.

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en ... ["con fianza vigente" para
el caso de la provincia de Santa Fe], constituyendo domici-
lio a los efectos legales en calle ... no ... de la ciudad de W,
comparezco ante VS y expongo:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el poder especial
que acompaño, soy apoderado de la señora BB, cuyos de-
más datos de identidad personal obran en el referido ins-
trumento, el que solicito se tenga como parte integrante de
éste escrito. Se aclara que la señora BB otorg6 el mandato
por sí y por sus hijos menores FFX y JJX.
1 OBJETO. En ese carácter, y siguiendo expresas ins-
trucciones de mi mandante, vengo a promover esta gestión
sobre declaratoria de herederos de su esposo, don ZX, que
falleciera el día ... en la ciudad de BA, conforme acredito
con la partida de defunción que se acompaña.
111. HECHOS. El causante estaba casado en primeras
nupcias con mi mandante, como se comprueba con el acta
de matrimonio que adjunto. Que de esa unión nacieron
los hijos llamados FFX y JJX, en fecha ..., respectivamente.
Se acompañan las pertinentes las correspondientes partidas
de nacimiento.
IV. COMPETENCIA. NO obstante que en la partida de de-
función consta como último domicilio del causante el de calle
... no ..., de la ciudad de XX, lo exacto es que allí se encon-
traba transitoriamente por razones de trabajo, y lo sorpren-
di6 la muerte a causa de un infarto masivo, dejandose
constancia de su domicilio ocasional en aquella ciudad. El
último domicilio real del causante estuvo radicado en esta
ciudad, en calle LP no ..., para probar lo cual promuevo si-
multánea y conjuntamente sumaria información, a fin de
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

dejar debidamente acreditada la competencia de VS para


entender en este juicio [art. 2336, Cód. Civil y Comercial (art.
3284, Cód. Civil)].
V. SUMARIA INFORMACI~N. Juntamente con esta gestibn,
y en razón de que el causante figura en la partida de defun-
ción con domicilio en la ciudad de XX, promuevo esta su-
maria informaci6n tendiente a acreditar que su último do-
micilio real estuvo radicado en esta ciudad, calle ... no ..., a
cuyos efectos ofrezco la siguiente prueba:
a) Documental: 1) Fotocopia autenticada de la libreta
de enrolamiento del causante no ...; 2) fotocopia auténtica
del carnet de conductor.
b) Informativa: De la AFIP, para que informe cuál era
el domicilio denunciado por el causante a los fines imposi-
tivos; de la Secretaria del Juzgado Federal con competencia
electoral de esta ciudad, para que informe cuál era el domi-
cilio del causante; del Banco de la Nación Argentina, para
que informe cuál era el domicilio del causante, titular de la
tarjeta Visa no ... y de la cuenta de caja de ahorros no ...
c) Testimonial: De la señora GH, argentina, mayor de
edad, de profesión ama de casa, domiciliada en calle JH no
3450, de esta ciudad, LC no ..., y del señor ZC, argentino
mayor de edad, de profesión ingeniero, LE no ..., con domi-
cilio en calle M no ..., de esta ciudad, quienes depondrh a
tenor del siguiente interrogatorio:
1 ) Por las generales de la ley.
2 ) Para que diga si sabe y cómo lo sabe que el último
domicilio del causante estuvo radicado en esta ciudad, calle
... no ...
3) De público y notorio.
VI. Fundo el derecho de mi representada en
DERECHO.
los arts. 2426 y 2433 del Cód. Civil y Comercial [arts. 3565 y
3570, C6d Civil] y en los arts. 689, 699 y SS. del CPCCN [arts.
734 a 736, CPCCBA;arts. 584, 591 y S S . , CPCC SFe; arts. 655,
658 y SS., CPCC C6rdoba; arts. 728 a 730, CPCC ERios].
VII. PETITORIO. Por lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carac-
ter invocado, acordándoseme la participación legal corres-
pondiente.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

b) Por iniciado el proceso de apertura de la sucesión


de don ZX [en caso de Capital Federal o la provincia de
Buenos Aires, o Entre Ríos], o por iniciada esta gestión so-
bre declaratoria de herederos de don ZX [para provincia de
Santa Fe y Córdoba], disponiendo se publiquen edictos cita-
torios en el Boletín Oficial y diario ... por el término de ley
[de acuerdo con el Código Civil y Comercial los edictos se
publican por un solo dia en el diario de publicaciones ofi-
ciales -art. 2340-1.
c ) Se comunique la iniciación de la presente causa al
Registro de Procesos Sucesorios, y se oficie al Registro de
Testamentos del Colegios de Escribanos para que informe
sobre la existencia de testamento del causante o de otra dis-
posici6n de última voluntad.
d) Se de intervención a los Ministerios Públicos y se re-
caben los informes [para el caso de la provincia de Buenos
Aires: oficio al Instituto de Previsi6n Social; para la provin-
cia de Santa Fe: oficio de la ley 51 10, etcétera].
e) Tenga también por iniciada conjuntamente sumaria
informaci6n tendiente a acreditar el último domicilio del
causante en esta ciudad.
f ) Se tenga presente la prueba ofrecida, fije día y hora
de audiencia para receptar la testimonial propuesta y orde-
ne oficiar a los fines indicados.
g) Oportunamente, admita su competencia y se declare
abierto el proceso judicial sucesorio de ZX [en caso de Ca-
pital Federal o la provincia de Buenos Aires, o Entre Rios];
o [tratándose de provincia de Santa Fe y Córdoba] se ad-
mita su competencia y se dicte oportunamente resolución
declarando que por fallecimiento de ZX son sus iinicos y
universales herederos, sin perjuicio de terceros, su cónyuge
supérstite, doña BB y sus hijos FFX y JJX.

9 6. P R E S E N T AY~COMPROBACZ~N
Z~N DE LA VOCACIÓN HEREDITARIA

El trámite para llegar a la declaratoria de herederos cons-


tituye una etapa procesal en la cual se debe comprobar la vo-
cación hereditaria de los pretendientes a la herencia, que se
acredita con los documentos preexistentes que justifican el
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

parentesco invocado con el causante, o la supletoria corres-


pondiente al reconocimiento de coherederos.
A las personas que invoquen derechos hereditarios les bas-
ta con acreditar su propia vocación, sin que deban soportar
la carga de la demostraci6n del vinculo de otros parientes o la
inexistencia de ellos (CNCiv, Sala D, 1813182, LL, 1983-A-582,
y ED, 99-407; íd., Sala F, 14/2/84, LE, 1984-C-188).
Cuando el vinculo del cónyuge supérstite fue acreditado
mediante la partida de matrimonio, cuya validez se ataca, de-
berá estarse a ella, hasta tanto medie pronunciamiento que
establezca lo contrario (arts. 993 y 994, Cód. Civil; arts. 293 y
296, C6d. Civil y Comercial). En esa etapa se trata de esta-
blecer quién está legitimado para intervenir en el sucesorio, y
no quién es el heredero, lo que sera materia de ulterior pro-
nunciamiento; la intervención de aquélla, por tanto, excluye
la de los hermanos del causante. Igualmente, aI cónyuge su-
pérstite separado de hecho le basta para ser incluido en la de-
claratoria acreditar el matrimonio con la partida respectiva;
los oponentes deben acudir a la acción ordinaria por exclu-
sión de heredero (CNCiv, Sala G, 1212182, LL, 1982-D-452; CCiv
Com y Lab VTuerto, 4/7/91, "Juris", 90-3281, y en su caso, pe-
ticionar oportunas medidas cautelares.

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva ["con
fianza vigente" para el caso de la provincia de Santa Fe],
constituyendo domicilio a los efectos legales en calle W
no ... de esta ciudad, en los autos caratulados "FFG slsuce-
sión", expte. no ..., comparezco ante VS y expreso:
1 PERSONER~A. Como lo acredito con el poder que en
original y copia se acompaña, soy apoderado de ZZ, cuyos
demas datos de identidad personal obran dicho mandato, el
cual se tendr6 como parte integrante de este escrito.
11. OBJETO. Cumpliendo expresas instrucciones de mi
mandante, me presento por parte en el carácter invocado
en estos autos.
Mi representado es hijo del causante, carácter que com-
pruebo con la partida de nacimiento respectiva, que acompa-
ño al presente, y pido se agregue, teniéndose por acreditada
su vocación sucesoria.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

111. DERECHO. Fundo el derecho que asiste a mi parte


en lo dispuesto en el art. 2426 del Cód. Civil y Comercial
[art. 3565, SS. y concs., Cód. Civil] y en los arts. 689, 699 y
SS. del CPCCN [arts. 734 a 736, CPCCBA; arts. 584, 591 y SS.,
CPCC SFe; arts. 655, 658 y SS., CPCC C6rdoba; arts. 728 a
730, CPCC ERíos].
IV. PETICI~N.Por lo expuesto, y derecho citado, a VS
solicito:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado en mérito al poder acompañado, acordándose-
me la participacibn legal correspondiente.
b) Se agregue la documental acompañada, y se tenga
por acreditada la vocación hereditaria de mi representado.
c) Oportunamente y previa vista a los Ministerios Pd-
blicos se dicte declaratoria de herederos incluyendo en la
misma a mi mandante, en su carácter de hijo legítimo del
causante.
Proveer de conformidad.

9 7. &%CONOCIMIENTO DE COHEREDERO

Los herederos mayores de edad que hubieren acreditado


su vínculo pueden, por voluntad unAnime, admitir coherede-
ros que no hubiesen justificado su derecho. De la misma
forma que la ley los autoriza al reconocimiento de coherede-
ros, los habilita al reconocimiento de acreedores (C~RDOBA -
LEVY- S O L -~WAGMAISTER,
I Derecho sucesorio, t. 1, p. 66).
Nos explica PALACIO que "el reconocimiento puede formu-
larse antes o con posterioridad al dictado de la declaratoria
de herederos, debe ser expreso y es en todo caso irrevocable"
(Derecho procesal civil, t. IX,p. 419).
El reconocimiento efectuado por un coheredero de la exis-
tencia de otros, resulta insuficiente si dichas personas no se
han presentado al expediente requiriendo su admisión en tal
cargcter, ni han manifestado su voluntad en dicho sentido
(CApel SFe, Sala 1, 27/ 10108, LLLitoraE, 2009-2 17).
El reconocimiento suple la presentación de la partida res-
pectiva, o de la prueba supletoria, pero no importa otorgarle
estado de familia al heredero reconocido, sino tan solo recono-
S U C E S I ~ N"AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

cimiento de su derecho hereditario a la transmisidn. Sus efec-


tos se limitan a la sucesión en que ha tenido lugar (GOYENA
COPELLO, PTOCCSO
Curso, p. 90; MEDINA, sucesorio, t. 1, p. 188; y
fallo de la CCivCom SFe, Sala 1, LLLitoraE, 2009-217).
En caso de no poder conseguir las partidas, ni de ser posi-
ble el reconocimiento, procede la prueba supletoria, debiendo
demostrarse el supuesto de hecho que provoca la imposibili-
dad de obtener la prueba documental pertinente. El criterio
para admitirla es restrictivo. La jurisprudencia ha exigido
que a falta de prueba documental (instrumento público) de la
vocación hereditaria -en los casos que las partidas deban
provenir de otro país-, para que sea procedente la prueba su-
pletoria, es necesario que se acredite previamente la imposi-
bilidad material de su obtención (en el caso por tratarse de
constancias que se encontraban en paises que formaban el
bloque dominado por la Union Soviética, se admitió la prue-
ba supletoria teniendo por cierta la imposibilidad de obtener-
las por los obst~culospúblicos y notorios que existen en la
obtención de dichas constancias (CCivCom BBlanca, Sala 11,
518180, JA, 198 1-1-679).

Señor Juez:
FF, MF y PF, por la participación que tenemos acredita-
da en autos "F, ML slsucesión", expte. n" ..., año ..., con el
patrocinio letrado de NN, abogado, inscripto en la matricu-
la respectiva ["con fianza vigente" para el caso de la provin-
cia de Santa Fe], manteniendo el domicilio constituido a
los efectos legales en calle W no ... de esta ciudad, compa-
recemos ante VS y exponemos:
Hemos iniciado este juicio sucesorio en carhcter de ki-
jos del causante, y hemos acreditado nuestra vocación suce-
soria con las partidas de nacimiento agregadas a fs. ... de
autos, siendo todos mayores y capaces.
En tal calidad, y ejerciendo el derecho que nos acuerda
el art. 596 del CPCC SFe (art. 701, CPCCN; art. 736, CPCC
BA;art. 730, CPCC ERíos), venimos por el presente a admitir
y reconocer como coheredero a JF, DNI ..., también en su ca-
lidad de hijo extramatrimonial del causante, solicitando a VS
que lo incluya en tal carácter en la declaratoria de herederos.
JF suscribe este escrito en prueba de conformidad con
el reconocimiento y petición efectuados.
En consecuencia, a VS solicitamos:
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Tenga presente el reconocimiento de coheredero a favor


de JF, en cuya virtud pedimos también que se lo declare he-
redero del causante en calidad de hijo.

Aquí se debe distinguir entre el legatario de parte alícuo-


ta (que recibe un tercio, un cuarto o un quinto de la heren-
cia), según art. 3719 del Cód. Civil, denominado heredero de
cuota por el art. 2488 del Cod. Civil y Comercial, y el legata-
rio particular (que recibe un bien determinado y concreto de
la herencia), segiin los arts. 3263 y 3796, C6d. Civil, y el art.
2278 del C6d. Civil y Comercial.
Cuando se trata del primero, la jurisprudencia le ha reco-
nocido el carácter de parte legitima en el proceso sucesorio
(CCivlaCap, 5/9/27, JA, 25-1276; íd., 23110131, J A , 36-1380; CCiv
ZaCap, 19/8/29, JA, 30-709; CNCiv, Sala A, 5/9/58, JA, 1959-
1-411; id., Sala B, 8/8/1962, LL, 108-945, 8614-S; id., Sala D,
29/6/56, JA, 1956-111-295; id., id., 4/4/63, LL, 112-787, 9600-5;
id., id., 26/11/64, LL, 118-47; id., id., 2019177, LL, 1977-D-605;
id., Sala E, 1013166, LL, 123-979, 13.964-S), con la consi-
guiente legitimación para promover el juicio sucesorio (CN
Civ, Sala D, 2019/77, LL, 1977-D-606, y ED, 77-141; íd., Sala
G, 24/12/80, LL, 198143-466)) con apoyo de la doctrina de au-
tores como FASI, PÉREZ LASALA, MEDINAy otros. En conse-
cuencia, tiene legitimación directa para iniciar el proceso
sucesorio testamentario del causante, La misma legitimación
como heredero de cuota cabe reconocerle bajo la vigencia del
nuevo C6digo Civil y Comercial.
Con respecto a los legatarios particulares, están asimila-
dos a los acreedores de la sucesi6n (CCivCap, en pleno, 29/81
1916, JA, 5-49), aunque de menor rango que los quirografa-
rios, pues son desplazados eIlos. Por lo tanto, no tienen legi-
timación para promover el juicio sucesorio, excepto los casos
en que, no existiendo herederos forzosos, el testamento distri-
buyera en legados particulares toda la herencia sin que exista
albacea, o que existiendo albacea designado por el testador
fuese remiso; o bien que habiendo instituido uno o varios he-
rederos, éstos renunciaran a la herencia o hubiesen prefalle-
cid0 al testador sin existir descendientes ni sustitución testa-
mentaria. Asimismo, si hay herederos legales o testamentarios
y &tos fuesen negligentes, el legatario particular podría ini-
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

ciar el juicio sucesorio subrogándose en los derechos de aque-


llos, siempre que cumpla los requisitos exigidos a los acree-
dores para promover la sucesión, a cuyo capítulo nos remi-
timos.

9 9. I N I C I A ~YI ~T&ITE
N CONJUNTO DE S U C E S I ~ N"M INTESTATO"
Y S U C E S I ~ NTESTAMENTARIA

La herencia de una misma persona puede deferirse, en


una parte, por voIuntad del hombre, y en otra por dispo-
sición de la ley (arts. 2444, 2446 y 2462, C6d. Civil y Comer-
cial, y art. 3280, párr. 2", Cód. Civil). Si una persona tiene
hijos y cónyuge, bienes propios y gananciales, puede, no obs-
tante, disponer libremente de una porción de su herencia: en
vigencia del Código Civil sería de un quinto de su patrimo-
nio, o sea del 20% (arts. 3591, 3593 y 35951, y en vigencia del
Código Civil y Comercial, de un tercio (arts. 2445 y 2446).
El ejercicio de tal facultad requiere otorgamiento de testa-
mento, mediante e1 cual instituirá un legado de cuota (o he-
redero de cuota, art. 2488, Cod. Civil y Comercial) o legados
particulares. En este caso la sucesión tramitar& como legal
y testamentaria, y podrá tramitarse simultánea y conjunta-
mente en un solo expediente, ante el juez del último domici-
lio del causante (art. 2336, Cód. Civil y Comercial; art. 3284,
C6d. Civil).
Una vez cumplidos los trámites que habiIiten la declara-
toria, el juez dictará ésta a favor de los herederos llamados
por la ley, y a la vez aprobará el testamento en cuanto a sus
formas, confirmando Ia institución de legatario de cuota, o
heredero de cuota (según la vigencia temporal de los códigos
referidos), o de legados particulares.
Si el testamento por el cual se instituye legatario de cuo-
ta (o heredero de cuota -arta 2488, Cód. Civil y Comercial-)
se hubiese otorgado bajo la forma olbgrafa, se deberá realizar
previamente el trámite de reconocimiento y protocolización
del testamento prescripto por el art. 3692 del C6d. Civil, y las
disposiciones de los códigos rituales al respecto. Nos remiti-
mos al capitulo sobre sucesión testamentaria.
Y en vigencia del art. 2339 del Cód. Civil y Comercial, "si
el testamento es ológrafo, debe ser presentado judicialmente
para que se proceda, previa apertura si estuviese cerrado, a de-
jar constancia del estado de2 documento, y a la comprobación
de la autenticidad de la escritura y la firma del testador, me-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

diante pericia caligrbfica, Cumplidos estos trdrnites, el juez


debe rubricar el principio y fin de cada una de sus páginas y
mandar a protucolizarlo. Asimismo, si algún interesado lo pide,
se le debe dar copia certificada del testamento. La protocoliza-
cidn no impide que sean impugnadas la autenticidad ni la vali-
dez del testamento mediante proceso contencioso".

a) INICIACZ~N
CONJUNTA DE S U C E S I ~ N'ÁB ZNTESTATO~Y TESTAMENTARIA

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva, con
fianza vigente (segdn practica de la prov. de Santa Fe), cons-
tituyendo domicilio legal en calle ... de esta ciudad, compa-
rezco ante VS y expreso:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el poder especial
que acompaño soy apoderado de ZZ, NZ y KZ,cuyos demás
datos de identidad personal obran en el mencionado instru-
mento de mandato, que solicito se considere parte integran-
te de este escrito.
11. OBJETO. En tal caracter promuevo la sucesión ab
intestato y testamentaria del causante don JZ, fallecido en
esta ciudad, el ..., según acredito con la partida de defun-
ción que adjunto.
Mis representados ZZ y NZ son hijos del causante, se-
gún acredito con las partidas de nacimiento que acompaño
al presente.
A su vez el causante otorg6 testamento por acto público
ante el registro del escribano de esta ciudad don ..., en fe-
cha, según escritura no ..., cuyo testimonio auténtico tam-
bién adjunto al presente, en cuyo acto de última voluntad
favorece a su hermano KZ con el legado de la porción dis-
ponible, instituyéndolo heredero del quinto de su herencia
[es decir, heredero de cuota, según el art. 2488, Cód. Civil y
Comercial; o legatario de parte alicuota con arreglo al Có-
digo Civil].
Tanto los hijos del causante como el heredero de cuota
[en vigencia del Código Civil, legatario de parte alícuota]
me han otorgado poder especial para que promueva y tra-
mite la sucesión del causante. En consecuencia, corres-
ponde que se declare únicos y universales herederos del
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

causante a sus dos hijos mencionados, y en la misma reso-


lución se apruebe el testamento en cuanto a sus formas,
confirmando la institución o del heredero de cuota [en vi-
gencia del Código Civil, legatorio parciario] a favor del her-
mano del causante.
111. DERECHO. Fundo el derecho de mis representados
en los arts. 2462 y 2426 del C6d. Civil y Comercial [arts.
3280, 3606, 3607, 3565, 3719, y concs., Cód. Civil]; art. 708
del CPCCN [art. 742, CPCCBA; art. 737, CPCC ERios -10s
ordenamientos de Santa Fe y C6rdoba no tienen disposicio-
nes sobre trámite de la sucesión testamentaria, salvo en 10
que respecta a la protocolización de testamentos ológrafos
y cerrados, en el capitulo sobre "actos de jurisdicci6n vo-
luntaria"-].
IV. COMPETENCIA. Estando radicado en esta ciudad el
último domicilio del causante, según surge de la partida de
defunción, VS es competente para entender en esta sucesión
(art. 2336, Cód. Civil y Comercial -art. 3284, Cód. Civil-).
V. PETXTORXO. Por lo expuesto a VS solicito:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado, otorgándoseme la participación legal corres-
pondiente.
b) Por iniciado el proceso sucesorio de don JZ y apro-
bación formal de su testamento por acto público acompa-
ñado, disponiéndose la publicación de los edictos citato-
ríos por el término de ley en el Boletin Oficial y diario ...
[De acuerdo con el Código Civil y Comercial los edictos se
publican por un solo día en el diario de publicaciones ofi-
ciales -art. 2340-1.
c) Se comunique la iniciación de la presente causa al
Registro de Procesos Sucesorios, y se oficie al Registro de
Testamentos del Colegios de Escribanos para que informe
sobre la existencia de testamento del causante o de otra dis-
posición de última voluntad.
d) Se de intervención a los Ministerios Públicos y se re-
caben los informes [para el caso de la provincia de Buenos
Aires, oficio al Instituto de Previsión Social; para la provin-
cia de Santa Fe, el oficio de la ley 51 10 y del API].
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

e) Oportunamente, y previo los trámites de ley se dicte


declaratoria de herederos indicando que por fallecimiento
de NB son sus únicos y universales herederos sus hijos ZZ y
NZ, y apruebe el testamento por acto público en cuanto a
sus formas, confirmando la institucibn de heredero de cuo-
ta [en vigencia de1 Código Civil legatario de cuota] a favor
de KZ.

b) PRESENTACZ~N
DEL TESTAMENTO A LA SUCESION "AB ZNTESTATO-
YA INICIADA, PARA TRAMITAR AMBAS SUCESIONES CONJUNTAMENTE

Señor Juez:
NM, abogado, inscripto en la matrícula respectiva [con
fianza vigente -según prhctica de la provincia de Santa Fe-],
constituyendo domicilio legal en calle ... de esta ciudad, com-
parezco ante VS y expreso:
1 PERSONERIA. Como lo acredito con el poder especial
que acompaño, soy apoderado de don ZZ, cuyos demas da-
tos de identidad personal obran en el mencionado instru-
mento legal y que solicito se considere parte integrante de
este escrito. En tal carácter me presento por parte a tomar
la intervención legal correspondiente en autos "NB slsuce-
sión ab intestato", expte. no ..., año ..., en trámite ante este
Juzgado Civil no ..., Secretaría ...
11. OBJETO. Mi representado ha sido instituido herede-
ro de cuota [en los terminos del Código Civil, legatario] del
causante en virtud del testamento por acto público otorga-
do por éste ante el registro del escribano ..., de esta ciudad,
según escritura no...de fecha ..., cuyo testimonio auténtico
acompaño para ser reservado en Secretaría, agregándose co-
pia a los autos.
Cumpliendo expresas instrucciones de mi mandante ven-
go a presentarme a la sucesi6n ab intestato promovida por
los herederos legítimos del causante, su esposa supérstite e
hijos, a fin de solicitar y obtener que VS, a la vez que decla-
re herederos a los mencionados, también simulthneamente
apruebe el testamento acompañado en cuanto a sus formas,
y confirme la institución a favor de mi representado, desig-
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

nado heredero de cuota [en los términos del C6digo Civil,


legatario de cuota] en un tercio (o un quinto si el causante
falleció antes del 1/8/15) de la herencia por el testador.
111. DERECHO. Fundo el derecho de mi representado en
los arts. 2338, 2462, 2488 del Cód. Civil y Comercial [arts.
3280, 3606, 3607, 3719, y concs., Cód. Civil]; art. 708 del
CPCCN [art. 742, CPCCBA; art. 737, CPCC ERios -el Códi-
go Procesal de Santa Fe y el de Córdoba no contienen dis-
posiciones sobre trámite de la sucesión testamentaria, salvo
en lo que respecta a la protocolización de testamentos 016-
grafos y cerrados, en el capítulo sobre "actos de jurisdic-
ción voluntariaN-].
IV. PETITORIO. Por lo expuesto a VS solicito:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado, otorgándoseme la participación legal corres-
pondiente.
b) Por iniciada esta gestión sobre aprobación del testa-
mento por acto público otorgado por el causante, y se co-
munique la iniciacion de la presente causa al Registro de
Procesos Sucesorios, que se tramitará conjuntamente con la
sucesión ab intestato, ya iniciada en este Juzgado.
c) Oportunamente, y previo los trámites de ley, dicte
resolución declarando, en primer lugar, que por fallecimien-
to de NB son sus únicos y universales herederos su esposa
supérstite NN y sus hijos ZZ y SS, y en segundo tkrmino,
apruebe el testamento por acto público en cuanto a sus for-
mas, confirmando la institución de heredero de cuota [en
los términos del Código Civil y Comercial (en los términos
del Código Civil)], a favor de mi representado.

1 . TEXTO
DEL EDICTO CITATORIO

El art. 592 del CPCC SFe, ley 11,287195, establece que los
edictos se publican por un día en el Boletín Oficial, siendo de
treinta días corridos el plazo de citacibn de los interesados
en la sucesibn, coincidiendo con el art. 2340 del Cód. Civil y
Comercial (art. 3539, U d . Civil). En otras jurisdicciones se pu-
blican por tres días en el Boletin Oficial y en otro periódico
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

del lugar del juicio, si el haber hereditario excede de cierto


monto (art. 699, CPCCN; art. 734, CPCCBA; art. 728, inc. 2,
CPCC ERíos), estableciendo en treinta días el plazo de la cita-
ción, con lo cual, en este aspecto, coinciden con la legislación
de fondo. El CPCC de Córdoba dispone que la publicación de
edictos se hará en el Boletín Oficial, en el diario de mayor
circulación del lugar del último domicilio del causante, y, a
criterio del tribunal, en una radiodifusora local, de acuerdo
con la Reglamentación del Superior TribunaI, disponiendo que
le plazo de al citación sera de veinte días (arts. 152 y 6581,
con lo cual se contrapone a la legislación de fondo.

Por disposicidn del señor juez de Primera Instancia de


Distrito en lo Civil y Comercial de la ... Nominacibn, en au-
tos "NN slsucesión", expte. no ..., año ..., se ha dispuesto ci-
tar y emplazar a los herederos, legatarios y acreedores del
causante don NN, DNI ..., para que comparezcan a hacer
valer sus derechos dentro del término y bajo los apercibi-
mientos legales, lo que se publica a sus efectos en el Bole-
tín Oficial y hall de Tribunales ... Santa Fe, ... de ... de ...
..., secretaría del Juzgado.

9 11 . ESCRITO
PRESENTANDO ESCRITURA DE RENUNCIA
A LA HERENCIA

La renuncia a la herencia siempre tiene que ser expresa,


clara e inequívoca; se excluye todo tipo de presunción o supo-
sición (art. 3345, Cód. Civil).
No obstante que el art. 3346 del C6d. Civil estabIece que
la renuncia se puede hacer por instrumento privado, lo cierto
es que el art. 1184, inc. 6", dispone que la repudiación de la
herencia se debe efectuar por escritura pública, y tal forma es
la recomendable, porque efectuada de ese modo hace plena fe
de su contenido (arts. 993 y 994, Cód. Civil), tiene efectos
frente a acreedores y legatarios (art. 3345, C6d. Civil) y es
irrevocable (art. 3347, Cód. Civil). La escritura de renuncia
a la herencia debe presentarse al juicio sucesorio para que
goce de la debida publicidad.
También se puede hacer por escrito judicial presentado al
juez de la sucesión. Pero en este caso, y aunque el heredero
renunciante este patrocinado por un abogado, el heredero de-
ber& ratificar el escrito ante el juez, según la priictica judicial.
Tiene eficacia equivalente a la renuncia por escritura pública
SUCESI~N "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

(CCivCom SFe, Sala 111, 2914180, "Zeus", 20-J-353). Para que la


renuncia sea irrevocable, la herencia debe haber sido acepta-
da por otros coherederos. Mientras ello no ocurra, puede ser
retractada por el renunciante (arts. 3347 y 3348, Cód. Civil).
En vigencia del Código Civil y Comercial, la renuncia de
la herencia puede ser expresada en escritura pública o en acta
judicial (art. 2299).

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva [con
fianza vigente -según práctica en la provincia de Santa Fe-],
con domicilio legal en calle ... de esta ciudad, comparezco
ante VS y expreso:
1. PERSONER~A. Como lo justifico con el poder especial
que acompaño, soy apoderado de don ZZ, cuyos demás da-
tos de identidad personal obran en el mencionado instru-
mento legal de mandato, que solicito se den por reproduci-
dos y se tenga como parte integrante de este escrito.
11. OBJETO. En tal carácter me presento por parte a
los autos caratulados "JZ slsucesión ab intestato", expte. no...,
año ..., a tomar la intervención legal correspondiente.
Según me ha instruido mi mandante, vengo a presen-
tar la escritura pública número ... de fecha ..., pasada ante
el registro del escribano ..., de esta ciudad, por la cual aquel
renuncia a la herencia de don JZ, cuyo sucesorio se tramita
en este Juzgado (expte. no ... año ...), en su carácter de hijo
del causante.
Mi representado ha ejercido el derecho a repudiar la
herencia que le ha sido deferida, y que le acuerdan los arts.
2298 y 2299 del Cód. Civil y Comercial, con los efectos del
art. 2301.
111. PETITORIO. Por lo expuesto a VS solicito:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado.
b ) Tenga presente a sus efectos la renuncia del herede-
ro ZZ a la herencia de su padre ZZ, agregue a los autos la
escritura respectiva acompañada, y lo haga saber a los fines
que hubiere lugar.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

1 RENUNCIA
A u HERENCIA
ANTES DE LA DECLARATORIA DE HEREDEROS

Este escrito procede bajo la vigencia del Código Civil, aun-


que reiteramos lo ya dicho respecto a la renuncia por escrito
judicial presentado al juez de la sucesión: más allá de que el
heredero renunciante esté patrocinado por un abogado, debe-
r6 ratificar el escrito ante el juez, según la prhctica judicial.
Tiene eficacia equivalente a la renuncia por escritura pública
(CCivCom SFe, Sala 111, 2914180, Zeus, 20-J-353). La renuncia
sera irrevocable si la herencia hubiese sido aceptada por otros
coherederos. Mientras ello no ocurra, puede ser retractada
por el renunciante (art. 2300, C6d. Civil y Comercial; arts.
3347 y 3348, C6d. Civil). Este último indica que el heredero
renunciante puede retractarse mientras no haya caducado su
derecho de opcibn, si la herencia no ha sido aceptada por
otros herederos ni se ha puesto al Estado en posesión de los
bienes. La retractación no afecta los derechos adquiri-
dos por terceros sobre los bienes de la herencia.
En vigencia del C6digo Civil y Comercial la renuncia de la
herencia s61o puede ser expresada en escritura pública o en
acta judicial (art. 2299, C6d. Civil y Comercial), no contempIa
el escrito suscripto por el renunciante, aunque sea con patro-
cinio letrado.
Además, recordamos que el art. 2298 del Cód. Civil y Co-
mercial ordena que el heredero puede renunciar a la herencia
en tanto no haya mediado acto de aceptación. Por lo tanto,
debe tenerse presente que según prescribe el art. 2294, inc. a,
la presentacidn en un juicio en el cual se pretende la calidad
de heredero o derechos derivados de tal calidad, implica la
aceptación de la herencia.

Señor Juez:
NN argentino, DNI no ..., casado, comerciante, domici-
liado en calle ... de esta ciudad, y a los efectos legales en
calle ..., también de esta ciudad, en autos caratulados "VN
slsucesión", expte. no ..., año ..., comparezco ante VS y ex-
pongo:
Por este acto vengo a renunciar a la herencia de mi pa-
dre VN y, en consecuencia, solicito a VS que no me incluya
en la declaratoria de herederos, todo de conformidad al de-
recho que me acuerdan los arts. 2298 y 2299 del Cód. Civil y
Comercial (arts. 331 1, 3313, 3345 3346 y SS., Cód. Civil).
S U C E S I ~ N"AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

Por lo expuesto a VS, solicito:


a) Tenga presente la renuncia efectuada a la herencia
de VM, con los efectos del art. 2301 del C6d. Civil y Comer-
cial), y la haga saber a sus efectos.
b) En su consecuencia, no me incluya en la declarato-
ria de herederos.

1 3 RENUNCIAA LA HERENCLA PRESENTADA D E S P U ~ S


DE LA DECLARATORIA DE HEREDEROS

Recordamos que el art. 2298 del Cód. Civil y Comercial


ordena que el heredero puede renunciar a la herencia en tan-
to no haya mediado acto de aceptación. Por lo tanto, debe
tenerse presente que según prescribe el art. 2294, inc. a, la
presentación en un juicio en el cual se pretende la calidad de
heredero, o derechos derivados de tal calidad, implica la acep-
tación de la herencia. Por lo tanto, este escrito s610 procede-
rá si el heredero no ha consentido previamente en forma ex-
presa su inclusión en la declaratoria de herederos.

Señor Juez:
NN argentino, DNI no ..., casado, comerciante, domici-
liado en calle ... de esta ciudad, y a los efectos legales en
calle ..., también de esta ciudad, en autos caratulados "VM
slsucesión", expte. no ..., año ..., comparezco ante VS y ex-
pongo:
Por escritura no ... de fecha ..., pasada ante el registro
del Eno. Pco. ZZZ de esta ciudad, que adjunto, he renuncia-
do a la herencia de mi padre VN, y en consecuencia, solici-
to a VS me excluya de la declaratoria de herederos, todo de
conformidad al derecho que me acuerdan los arts. 2298 y
2299 del Cód. Civil y Comercial.
Habiéndose ya dictado en fecha... el auto declaratoria
de herederos, fs. ..., en la cual se me incluye en mi carác-
ter de hijo del causante, y no habikndose realizado la adju-
dicación de los bienes ni tampoco inscripto dicho auto
en el Registro General de la Propiedad, solicito se proceda
a modificarlo, dictando una resolución por la cual se me
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

excluya de la declaratoria, en razón de que ella es esencial-


mente modificable, pues no produce los efectos de la cosa
juzgada1.
Por lo expuesto a VS pido:
a) Tenga presente la renuncia a la herencia de mi pa-
dre que formulo en este escrito, y que ratificaré cuando VS
así lo disponga.
b) Dicte resoluciOn en tal sentido, modificando la de-
claratoria ya dictada en autos, en el sentido de excluirme
d e la misma.

9 1 4. ESCRITO
PIDIENDO INVENTARIO PROVISORZO
DE LOS BIENES IIEKEDITAlPIOS

De acuerdo con el art. 717 del CPCCN, los herederos y


cualquier interesado pueden solicitar en cualquier estado del
trámite del proceso sucesorio, la realización de un inventario
de los bienes del acervo hereditario, el cual tendrh un carác-
ter provisional si se realiza antes de la declaratoria de here-
deros o de la aprobación del testamento (CNCiv, Sala B, 16/
10191, ED, 148-735).
Dictada la declaratoria de herederos o aprobado el tes-
tamento, con la conformidad de las partes, podrá otorgar-
se carácter definitivo al inventario provisional y, si existie-
ren incapaces o ausentes, se requerir& la conformidad de
los representantes legales de los incapaces o ausentes, en
función del art. 718 del CPCCN (GOYENA COPELLO, Curso, p. 168
y 169).
Si se trata del inventario provisorio que se realiza antes
de la declaratoria de herederos, no deben observarse para
la designación del inventariador las normas de los arts. 732
y 754 del CPCCBA (CCivCom BBlanca, 815179, DJBA, 117-
192).

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva [con
fianza vigente -según práctica de la provincia de Santa Fe-],

Proceso
MEDINA, S U C R S O ~ ~ Ot.
, 1, p. 306 y siguientes.
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

domiciliado en calle ..., de esta ciudad, en autos "FF slsuce-


sión ab intestato", comparezco ante VS y expongo:
1. PERSONER~A. Corno lo acredito con el mandato espe-
cial adjunto, soy apoderado de don NMF, argentino, co-
merciante, cuyos demás datos obran en dicho instrumento,
que se dan por reproducidos, en cuya representación com-
parezco a estos autos a fin de solicitar que se me otorgue la
participación legal que me corresponde.
11. OBJETO. En tal carácter, solicito que al dictarse el
auto de declaratoria, VS declare a mi representado herede-
ro del causante, en carácter de hijo del causante, según par-
tida de nacimiento que también acompaño para justificar
su vocación sucesoria.
AdemBs, y cumpliendo sus instrucciones, vengo a solici-
tar se confeccione un inventario provisorio de los bienes
de esta herencia, de conformidad al derecho que me acuerda
el art. 717 del CPCCN [art. 752, CPCCBA; art. 746, CPCC
ERios], el cual tendrá carácter provisional atento a que aún
no se ha dictado declaratoria de herederos, y se pide a títu-
lo de medida de seguridad (art. 690, CPCCN). El inven-
tario se deberá efectuar en la vivienda que fue el último
domicilio del causante, calle ..., de esta ciudad, y en su re-
sidencia veraniega ubicada en calle ... de la localidad de Va-
leria del Mar, Partido de Pinamar, provincia de Buenos
Aires, librándose mandamiento al señor Oficial de Justicia
para practicar el inventario en el domicilio de esta ciudad,
y oficio al señor juez con jurisdicción en la mencionada lo-
calidad de la costa bonaerense. Se facultar& aI suscripto
para intervenir en el diligenciamiento.
111. PETICI~N. En consecuencia, a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoca en mkrito al poder acompañado, que se agre-
gará a los autos.
b) Se agregue a los autos la partida de nacimiento de
mi representado.
c) Se despache la medida de seguridad peticionada, y a
tal fin se libre mandamiento al señor oficial de justicia, y
oficio al juez con jurisdicci6n en Valeria del Mar, a sus efec-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

tos, autorizando al suscripto y/o quien éste designe a inter-


venir en su diligenciamiento.
d) Oportunamente, al dictarse declaratoria de herede-
ros de don FF, se lo declare a mi representado en su carác-
ter de hijo del causante, sin perjuicio de terceros.

9 15. SOLICITA
DECLARATORIA DE HEREDEROS

Señor Juez:
NN, abogado, por la participación que tengo acreditada
en autos "RB slsucesión a b intestato, expte. no ..., año ...,
comparezco ante VS y digo:
En estos autos se ha acreditado el fallecimiento del cau-
sante con la partida de dehnci6n agregada a fs. ...; y la vo-
cación hereditaria de los pretendientes a la herencia con la
partida de matrimonio de fs. ..., y las partidas de nacimiento
de fs. ...
Se han publicado los edictos citatorios por el término
de ley, sin que se hayan presentado otros interesados en la
herencia. Adjunto los edictos para ser incorporados a los
autos con certificación de la actuaria.
Se han recabado los informes previos de la Caja de Pen-
siones Sociales de la Provincia y del API, el informe del
Archivo de Testamentos del Colegio de Escribanos, adjun-
tando tales informes, y se ha dado intervención a los Minis-
terios Públicos.
En consecuencia, y de acuerdo con los arts. 2426 y 2433
del Cód. Civil y Comercial [arts. 3565 y 3570, Cód. Civil], y
los arts. 699, 670 y concs. del CPCCN [arts. 734 y 735,
CPCCBA; art. 591 y SS., CPCC SFe; arts. 655, 658, 661 y
concs., CPCC Córdoba; arts. 728, 729 y concs., CPCC ERios],
a VS pido:
a) Agregue los edictos acompañados con certificación
de la actuaria, y los informes que se adjuntan.
b) Se corra vista a los Ministerios Públicos.
c) Oportunamente, dicte resolución declarando que por
fallecimiento de don R B son sus únicos herederos su esposa
S U C E S I ~ N"AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

supérstite doña ..., y sus hijos ..., sin perjuicio de terceros,


debiendo cesar la intervención fiscal, oficiándose al Regis-
tro de Procesos Universales a fin de que se registre la misma.

El auto o sentencia de declaratoria de herederos produce


efectos meramente patrimoniales, no prejuzga acerca de los
vínculos familiares y no causa estado, se dicta siempre sin
perjuicio de terceros según disponen los códigos procesa-
les (arts. 702 y 703, CPCCN; art. 595, CPCC SFe; art. 737,
CPCCBA; arts. 73 1 y 732, CPCC ERios; arts. 663 a 665, CPCC
Córdoba; SCBA, 15/9/81, ED, 98-266). Esto significa que no
produce los efectos de la cosa juzgada material, por lo cual
puede ser ampliada en cualquier etapa del proceso sucesorio,
y aun después, incluyendo a un heredero excluido, como
igualmente se puede excluir a herederos declarados, en am-
bos casos por acuerdo de partes, o por vía de acción ordi-
naria, sea petición de herencia o de exclusión de heredero,
según los casos.
Además, también establecen los códigos rituales que la
declaratoria de herederos pone en posesiiin de la herencia a
quienes no la tuvieren de pleno derecho por el solo hecho de
la muerte. Poner en posesión de la herencia equivale a in-
vestir del titulo de heredero, y es lo que hace en relación con
los herederos colaterales hasta el cuarto grado (arts. 2337,
2338, 2438 y 2440, Cód. Civil y Comercial -arts. 3412, 3417 y
3585 a 3587, C6d. Civil-); los herederos forzosos ya tienen
automáticamente la posesión hereditaria (título de heredero)
desde el mismo momento de la muerte del causante (descen-
dientes, ascendientes y cónyuge (art. 3410, Cód. Civil, y art.
2337, C6d. Civil y Comercial). Aunque, si existen bienes re-
gistrables en la herencia, igualmente estos últimos deben ob-
tener declaratoria de herederos e inscribirla en los registros
pertinentes a fin de poder disponer de dichos bienes (art.
2337, C6d. Civil y Comercial). Por consiguiente, tener pose-
sión de la herencia, o posesión hereditaria, consiste en estar
investido del título de heredero (por el juez mediante la de-
claratoria de herederos -herederos colaterales-, o por la ley
-herederos forzosos), lo cual genera la presunción iuris tan-
turn de ser heredero y produce efectos frente a toda la cornu-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

nidad, erga omnes, permitiendo ejercer todos los derechos y


obligaciones inherentes a la calidad de heredero, con la limi-
tación para los herederos forzosos respecto de los actos de
disposición de los bienes registrables.
Cabe aclarar que en nuestro derecho la sucesión carece
de personalidad jurídica, razón por la cual no debe deman-
darse a la sucesión, sino a los herederos (CTCivCom La Pla-
ta, Sala 1, 27/5/80, DJBA, 119-851). Los herederos forzosos
no requieren inexcusablemente haber sido declarados judicial-
mente herederos para demandar a un deudor de la Sucesión
(CCivCom BBlanca, 1311 1/70, LL, 143-578, 26.686-S; CCiv 2"
Cap, 29/12/49, LL, 58-578, y JA, 1950-11-527; CNCiv, Sala B,
218176, JA, 1977-11-474; CCivCom SFe, Sala 1, 23110169, "Ju-
ris", 39-100), o el desalojo de un inmueble sucesorio (p.ej.,
CCivCom y Lab VTuerto, 21/5/01, "Zeus", 87-5-270); ni tampo-
co lo requieren para ser demandados por un tercero (v.gr.,
CNCiv, Sala D, 3/4/92, JA, 1992-IV-271; CCivCom y Lab Obe-
rá, 22/4/99, LLLitoral, 2000-154). También se ha resuelto que
cuando se trata de demandar a un tercero por cobro de un
crédito divisible, es preciso contar con la declaratoria de he-
rederos porque al dividirse éste de pleno derecho (art. 3485 y
SS., Cód. Civil), la declaratoria de herederos sirve para deter-
minar la cuota del heredero actor (CNCiv, Sala B, 2911 1191,
LL, 1992-C-364, y DJ, 1992-2-507)-

..., 30 de junio de 2015.


AUTOSY VISTOS: autos caratulados "JJ slsucesión", expte.
no ..., año ..., que tramitan por ante este Juzgado Civil de la
... Nominación, de los que resulta: que se ha iniciado la su-
cesión ab intestato de don NN, fallecido en esta ciudad el
,..m y
CONSIDERANDO: que con la partida de defunción agregada
a fs. ... se acredita el fallecimiento del causante don ... Con
la partida de matrimonio de fs. ... y las de nacimiento de fs.
..., se acredita la vocación hereditaria de la esposa supérsti-
te del causante, doña ..., y de los hijos ...
Que se publicaron edictos citatorios por el término de
ley sin que se hayan presentado otros pretendientes a los
bienes de la herencia, los cuales constan a fs. ... de autos;
SUCESIÓN "AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

se han recabado los informes pertinentes de la AFIP [o el


organismo fiscal que corresponda]; de la Caja de Asistencia
Social y del Registro de Testamento [o de Actos de Última
Voluntad] del Colegio de Escribanos, y los Ministerios Pú-
blicos han dictaminado de conformidad (fs. ...) .
Por todo ello, constancias de autos, y lo dispuesto por
los arts. 2426 y 2433 del C6d. Civil y Comercial [arts. 3565,
3570 y concs., Cód. Civil] y arts. 699, 700 y concs., CP
CCN [arts. 734 y 735, CPCCBA; art. 591 y SS., CPCC SFe;
arts. 655, 658, 661 y concs., CPCC C6rdoba; arts. 728, 729
y concs., CPCC ERíos].
R ~ s v ~ i t v oDeclarar
: que por fallecimiento de NN (DNI
no ...), son sus únicos y universales herederos, sin perjuicio
de terceros, su cónyuge supérstite, doña ..., y sus hijos ...
Póngaselos en posesión de los bienes de la herencia no po-
seídos por terceras personas1. Hágase saber, insértese, agré-
guese copia e inscríbase en el Registro de Procesos Suceso-
nos. Cese la intervencidn fiscal.

Buenos Aires, 30 de junio de 2015.


AUTOSY VISTOS: autos caratulados "JJ s/sucesiÓn", expte.
no ..., año ..., que tramitan por ante este Juzgado Civil y Co-
mercial de la ... Nominación, de los que resulta: que se ha
iniciado la sucesión ab intestato y testamentaria de don NN,
fallecido en esta ciudad el ..., y
CONSIDERANDO: que con la partida de defunción agregada
a fs. ... se acredita el fallecimiento del causante don ... Con
la partida de matrimonio de fs. ... y las de nacimiento de fs.
..., se acredita la vocación hereditaria de la esposa supérsti-
te del causante, doña ..., y de los hijos ...

1 En realidad no se puede afirmar que sean los únicos herederos, por-


que pueden luego aparecer otros; afirmar que son "universales"es una tauto-
logia: los herederos forzosos de por si ya son universales. Y ponerlos en
posesión de los bienes de la herencia es repetir lo que dispone el Código
Civil y Comercial (arts. 2880, párr. P, 1901 y 1935) y el C6digo Civil dero-
gado (en sus arts. 2475, 3418 y 4004). Pero el formulario de la declarato-
ria ya nos viene desde la kpoca de la Colonia.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Que a su vez con el testamento por acto público otorga-


do por el causante ante el escribano de esta ciudad, don ...
de fecha ..., agregado a fs. ... se comprueba la vocación su-
cesoria testamentaria de ..., a quien el testador ha institui-
do legatario de la porción de su patrimonio que la ley le
permite disponer libremente, siendo, por ende, heredero de
cuota [art. 2488, C6d. Civil y Comercial -en vigencia del
Código Civil, legatorio de parte alicuota-1.
Que se publicaron edictos citatorios por el término de
ley sin que se hayan presentado otros pretendientes a
los bienes de la herencia, los cuales constan a fs. ... de au-
tos; se han recabado los informes pertinentes de la AFIP
[o del organismo fiscal que corresponda]; de la Caja de
Asistencia Social y del Registro de Testamento [o de Ac-
tos de Última Voluntad] del Colegio de Escribanos, y los
Ministerios Públicos han dictaminado de conformidad
(fs. ..J.
Por todo ello, constancias de autos y lo dispuesto por
los arts. 2426 y 2433 del Cód. Civil y Comercial [arts. 3565,
3570, 3606, 3607, 3719, y concs., Cód. Civil]; art. 708 del
CPCCN [art. 742, CPCCBA; art. 737, CPCC ERíos; arts. 584,
591 y concs., CPCC SFe; arts. 655, 658 y concs., CPCC C6r-
dobaI2.
RESUELVO:
lo) Declarar que por falkcimiento de NN (DNI
no ...), son sus iinicos y universales herederos, sin perjui-
cio de terceros, su cónyuge supérstite, doña ..., y sus hi-
jos ... 2') Aprobar en cuanto a sus formas el testamento
por acto público del causante otorgado el ... ante el escri-
bano ... de esta ciudad, y confirmar la institución heredita-
ria de la porción disponible a favor de ... Póngaselos en
posesión de los bienes de la herencia no poseídos por terce-
ras personas.
Hágase saber, insértese, agreguese copia e inscríbase en
el Registro de Procesos Sucesorios. Cese la intervencibn
fiscal.

2 Los Códigos de Santa Fe y de C6rdoba no contienen disposiciones so-


bre trámite de la sucesidn testamentaria, salvo en lo que respecta a la proto-
colizacibn de testamentos olbgrafos y cerrados en el capítulo sobre "actos de
jurisdicción voluntaria".
S U C E S I ~ N"AB INTESTATO" Y DECLARATORIA DE HEREDEROS

1 7 OFICIO
AL &GISTRO DE SUCESORIOS
PROCESOS
INFORMANDO EL DICTADO DE LA DECLARATORIA
DE HEREDEROS

Santa Fe, ... de ... de 201 5.

Por estar así dispuesto en autos caratulados "... slsuce-


sorio", expte. no ..., folio ..., año ..., que se tramitan por
ante este Juzgado de Primera Instancia en lo Civil Comer-
cial de la Nominación de los tribunales de la ciudad de ...,
se notifica a Ud. que por resolución no ... que consta en el
folio ..., libro ..., de fecha ..., se ha dictado resoluci6n de
declaratoria de herederos, la cual deberá registrar, y que se
transcribe a continuación:
[Transcripción integra de la declaratoria]
Lo saluda atentamente.
El Registro de Procesos Sucesorios funciona en el contexto
del Registro de Procesos Universales que funciona en cada ju-
risdicción local dependiente del Poder Judicial, y en él se ins-
cribe la iniciación y radicación de los procesos sucesorios y
concursales.
En general, tales registros son públicos, y en ellos se ins-
criben de manera ordenada la iniciación de todos los juicios
sucesorios a b intestato, testamentarios, y protocolización de
testamentos. Asimismo, se inscriben declaratorias de here-
deros, autos aprobatorios de testamentos o de declaración de
vacancia de la sucesión, con indicación del juzgado donde se
tramitan y de los profesionales que intervienen1.
El Registro se forma con los formularios que deben lle-
nar los abogados que inician juicios sucesorios, o bien, segun
las jurisdicciones, con las comunicaciones que hagan llegar
los secretarios de los juzgados dentro de los tres días de ini-
ciados los juicios, consignando el nombre y apellido del cau-
sante, profesión domicilio, etcétera. El Registro debe contes-
tar la comunicación, informando de la inscripción, numero
consignado y demás datos, debiendo certificar sobre la exis-
tencia de otro juicio similar respecto del mismo causante. El

1 En Capital Federal está regulado por decr. 3003/56, y art. 690 del
CPCCN;en provincia de Buenos Aires, ley 7205; en la provincia de Santa Fe,
el Registro de Procesos Universales y de Accidentes y Enfermedades Ocu-
pacionales fue creado por leyes 8100,8744 y 11.025, y funciona en las ciu-
dades de Santa Fe, Rosario, Venado Tuerto, Reconquista y Rafaela.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

informe del Registro de Procesos Sucesorios se debe agregar


al expediente para que se tenga por cumplida la diligencia.
Si del informe surge que ya hay en trámite otro juicio suceso-
rio del mismo causante, el juez deberá remitir la actuación al
juzgado que ha intervenido con anterioridad, a fin de proceder
a la acumulación de los procesos.
Los jueces no deben dictar declaratorias de herederos ni
aprobar los testamentos sin el cumplimiento de este requisito.
En la provincia de Santa Fe, si el interesado no cumple
estas diligencias, el juez, de oficio, intimara su realización en
el plazo de dos días, bajo apercibimiento de tenerlo por desis-
tido y ordenar el archivo de las actuaciones (arts. 4" y So, ley
8744).

5 2. PROCESOS
SUCESOMOS DE UNA MISMA PERSONA INZCZADOS
DENTRO D E UNA MISMA J U R I S D Z C C I ~ NTERRITORIAL

Para evitar la promocion de dos o más juicios sucesorios


de una misma persona -cuando existen varios llamados a la
herencia legitimados para iniciar el trámite-, se crearon los
Registros de Procesos Sucesorios, por lo cual al iniciar uno
de estos juicios hay que comunicarlo a dicho Registro.
Con el funcionamiento y los informes del Registro, el su-
cesorio iniciado en último término deberá acumularse al que
se inicio cronológicamente con anterioridad, debiendo el juez
disponer de oficio la acumulacion.

9 3. PROCESOS
SUCESORZOS PROMOVIDOS EN DISTINTAS
JURISDZCCIONES TERRITORIALES

Esta situación se puede producir cuando el causante ha


tenido domicilios en distintas provincias, o en distintos de-
partamentos o partidos de una misma provincia, y existen
dudas acerca de cuál fue el último.
Como los Registros de Procesos Universales son locales de
cada jurisdicción, se tomara conocimiento ocasionalmente
de la existencia de los dos juicios sucesorios de la misma per-
sona iniciado en distintas jurisdicciones judiciales, por denun-
cia de los mismos interesados.
El conflicto se resolverá con la prueba y determinación
del ÚItimo domicilio del causante (art. 2336, C6d. Civil y Co-
mercial; arts. 90, inc. 7") y 3284, C6d. Civil) debiendo efec-
ACUMULACI~NDE SUCESIONES

tuarse la acumulación sobre el juicio sucesorio en trAmite


ante el juez del último domicilio, aun cuando el sucesorio
promovido ante juez incompetente se encuentre con mayor
grado de avance, con la salvedad de que estas actuaciones
mantendrán su validez y deben continuar sustanciándose ante
el juez competente por razones de economía procesal y de
unidad sucesoria (CSJN, 1 1/4/06, LL, 2006-D-662).
La acumulación es procedente siempre que no haya fina-
lizado el proceso sucesorio con la adjudicación de los bienes
(CNCiv, Sala D, 7/10/80, ED, 92-205; id., Sala G, 30/6/82, LL,
1983-A-451).

9 4. PROCESOS
SUCESORlOS DE DISTINTAS PERSONAS PROMOVIDOS
EN DISTINTAS JURZSDICClOhlES. SUCESIONES
VINCULADAS

Pueden acumularse juicios sucesorios de distintas perso-


nas cuando existe una conexidad manifiesta entre ambos pro-
cesos debido a que concurren los mismos herederos y el acer-
vo hereditario es común a los dos juicios. La acuhulación
de sucesiones en estos casos constituye una situación excep-
cional y se fundamenta en razones de economía procesal, se-
guridad jurídica y unidad sucesoria, y procede aun cuando
las sucesiones se tramiten en jurisdicciones distintas (CSJN,
12/6/07, DJ, 2007-111-763, y LLonline; CNCiv, Sala C, 22111179,
LL, 1980-B-205, y ED, 87-658).
Esta acumulación se da en los supuestos de las llamadas
"sucesiones vinculadas": se admite la conveniencia práctica de
que el juez que interviene en la sucesión de uno de los conyu-
ges, lo haga también en la del entonces supérstite, y aun en
la de los hijos, cuando existen bienes comunes y todavía no
se realizó la partición (CNCiv, Sala E, 2 1/3/80, ED, 87-664).
De igual modo, si fallece un hijo durante Ia tramitación de la
sucesión del padre, su juicio sucesorio puede tramitar ante el
juez que entiende en el primer sucesorio, aunque sean de dis-
tintas jurisdicciones.

Señor Juez:
NN, abogado, por la participación acreditada en los au-
tos caratulados "LM slsucesorio", expte. no ..., año ..., que
se tramitan por ante este Juzgado de Primera Instancia en
lo Civil y Comercial de la ... Nominación de esta ciudad, a
VS digo:
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Que ha tomado conocimiento en virtud de lo informado


por el Registro de Procesos Sucesorios correspondiente, que
en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial
de la ciudad de ..., Provincia de ..., se tramita la sucesión de
FM, padre del causante cuya sucesión aqui se tramita;
que FM falleció el ..., o sea, con anterioridad al faIlecimiento
de su hijo LM, que el acervo sucesorio es el mismo en am-
bas sucesiones, resultando en ambas los mismos herederos,
y que ambos juicios se encuentran actualmente en trámite.
Por tales razones y por motivos de economía procesal y
de unidad sucesoria, solicita, en consecuencia, que este jui-
cio sucesorio de LM, fallecido con posterioridad a su padre
FM, sea acumulado al sucesorio de este tíltimo por tratarse
de sucesiones vinculadas.
Ofrece la siguiente prueba documental:
a) Informe del Registro de Procesos Sucesorios de la ju-
risdicciiin de los Tribunales de ... donde consta la radicaci6n
del sucesorio de FM, y la fecha de iniciación del mismo.
b) Constancia del Juzgado ..., donde tramita dicho su-
cesorio, sobre el avance del trámite correspondiente.
c) Copia auténtica de la declaratoria y del inventario y
avalúo de los bienes de la herencia de FM.
d ) Constancias documentales del presente juicio suce-
sorio de LM, de las cuales surge que son los mismos bienes
hereditarios que constituyen el objeto de ambas sucesiones,
y que los reciben los mismos herederos.
En consecuencia, a VS solicito:
Que por las razones expuestas y prueba documental
acompañada, disponga la remisión de este expediente suce-
sorio al Juzgado Civil y Comercial de la ... Nominación de
la ciudad de ..., a fin de que se acumule a los autos caratu-
lados "FM slsucesi6n", expte. no..., año ...
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO
Y AVALUO. PARTICI~N

El Código Procesal Civil y Comercial de la Nación dispo-


ne en su art. 716 que puede sustituirse el inventario formal
por la denuncia de bienes, denominada también inventario
privado, siempre que el inventario judicial no haya sido soli-
citado por algunos de los herederos con beneficio de inventa-
rio, que no haya sido designado curador de la herencia, que
no lo soliciten acreedores de la herencia o de los herederos,
o que corresponda por otra disposición de la ley (art. 751,
CPCCBA; art, 745, CPCC ERíos; art. 760, CPCC Córdoba). Se
practica frecuentemente para simplificar los trámites y dismi-
nuir gastos, y se considera equivalente a las operaciones de
inventario y avalúo.
El Código Procesal Civil y Comercial de Santa Fe no con-
tiene el trámite denominado "de denuncia de bienes", pero lo
menciona la ley de aranceles profesionales 6767 (reformada
por ley 12.851), art. 7", inc. c, y se emplea también con
frecuencia. Debe contar también con la conformidad de
todos los herederos que hayan comparecido al juicio suceso-
rio; de lo contrario no puede ser tenida como inventario. La
omisión de denunciar bienes muebles se salva con el ajuste
del 5% sobre el valor del activo, establecido en la ley fis-
cal (CCivCom Rosario, Sala 1, 28112179, Juris, 65-141, y Zeus,
22-5-233).
Si hubiera incapaces, se requiere la conformidad del Mi-
nisterio Pupilar (art. 7 16, CPCCN).
Cualquier omisión en la denuncia de bienes del sucesorio
es subsanable mediante una ampliación en cualquier etapa
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

del proceso desde que la ley tiende a proteger la incolumi-


dad del patrimonio que a cada uno pueda corresponder (CNCiv,
Sala F, 2216183, LL, 1983-D-146).
La denuncia de bienes no requiere auto aprobatorio, siem-
pre que exista acuerdo unánime de los herederos mayores y
capaces o, en su caso, la conformidad del Ministerio Pupilar.
La cuestión queda limitada a la orden de inscripción al Re-
gistro de la Propiedad (CNCiv, Sala C, 2/3/82, U, 1982-D-173,
y JA, 1982-11-577).
El Código Civil y Comercial ha previsto expresamente la
denuncia de bienes. Así, el art. 2342 establece que "por la vo-
luntad unánime de los copropietarios de la masa indivisa, el in-
ventario puede ser sustituido por la denuncia de bienes, excepto
que el inventario haya sido solicitado por acreedores o lo im-
ponga otra disposicidn de la ley". No obstante, los acreedores
y legatarios de la sucesión pueden intimar judicialmente a los
herederos la realización del inventario en un plazo de tres
meses bajo pena de perder aquéllos la limitaci6n de su respon-
sabilidad (arts. 234 1 y 232 1, inc. a, C6d. Civil y Comercial).
En este caso los herederos deberán realizar el inventario judi-
cial del acervo hereditario, mediante un perito designado se-
gún lo disponen los Códigos procesales, con arreglo a las for-
malidades que establecen éstos.

Señor Juez:
FG, MG y HG, herederos declarados en autos "G, R S/
sucesión", expte. no ..., año ..., con patrocinio letrado del
doctor ..., comparecemos ante VS y exponemos:
Que venimos a efectuar la denuncia de los bienes que
componen la herencia del causante como sigue:

a) Inmuebles: 1 ) [transcribir descripción íntegra según


titulo, con los datos de inscripción de dominio y de la par-
tida para el pago del impuesto inmobiliario]
Se valúa en la suma de $ ...
2 ) ...
Se valúa en la suma de $ ...
b) Automotor: ... [transcribir todos los datos de la tarje-
ta verde]
Se valúa en la suma de $ ...
Total $ ...
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

11. PASIVO.Crédito personal tomado en el Banco de Za


Nación Argentina, existiendo un saldo deudor a la fecha de
$ 15.800.
Se adjuntan fotocopias de los títulos de dominio de los
inmuebles y del automotor, como también constancia de
deuda del Banco de la Nación Argentina.
En consecuencia, a VS solicitamos:
a) Tenga por efectuada denuncia de los bienes dejados
por el causante.
b ) Ordene recabar los informes previos pertinentes.
c ) Se corra vista a la Caja Forense (Provincia de Santa
Fe o AFIP en la CABA, etcétera).

5 2. SOLICITAN
I N S C R I P C I ~ N DE DOMINIO
POR EL TRACTO SUCESIVO

Este supuesto es usual en la provincia de Santa Fe, aun-


que cabe tener presente el art. 2363 del C6d. Civil y Comer-
cial, en cuanto establece que la indivisión hereditaria solo
cesa con la partición.

Señor Juez:
NN, abogado, por la representación que ejerce en autos
"F, GL slsucesión ab intestato", expte. no ..., año ..., compa-
rezco a Ud y digo:
Que en autos se ha dictado declaratoria de herederos y
ha sido inscripta en el Registro de Procesos Sucesorios (fs.
...); se denunciaron los bienes de la herencia por todos los
herederos declarados, se han recabado los informes previos
pertinentes, confirmando la titularidad del dominio a nom-
bre del causante (fs. ...), se ha dado intervenci6n a la Caja
Forense, y se han pagado los impuestos correspondientes
(fs. ...).
Por lo tanto, solicita se ordene la inscripciiin de domi-
nio de los bienes hereditarios denunciados, con relación a la
declaratoria de herederos, oficiándose a sus efectos (arts. 7",
inc. 4", y 29, inc. lo, ley 6435 organica del Registro General)
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

[en Entre Ríos, art. 7 O , inc. d , ley 6964; CABA, ley 17.801,
art. 16, y art. 34, decr. 2080180, y disposiciones del Registro
de la Propiedad].

9 3. SOLICITAAUDIENCIA PARA LA DESIGNACION DE PERiTO


INVENTARIADOR Y TASADOR

De acuerdo con los ordenamientos procesales de la Na-


ción y de las provincias de Buenos Aires y de Entre Ríos, pe-
rito inventariador debe ser un escribano, y tasador una perso-
na experta, con conocimientos idóneos respecto de los bienes
que hay que valuar, cuando sea necesario. De lo contrario
podrá ser el mismo escribano. Ambos peritos, inventariador
y tasador, si fueran distintas personas, se designan en la mis-
ma audiencia, sin perjuicio de que el tasador pueda ser desig-
nado en otra audiencia que se fije a tal efecto. De acuerdo
con el ordenamiento santafesino, un abogado debe ser el pe-
rito inventariador, tasador y partidor (arts. 601 y 609). No
hay inconvenientes que en la misma audiencia se designe
también perito partidor. El régimen cordobés no trae preci-
siones acerca de quién puede actuar como perito inventaria-
dor, tasador y partidor.
El juez designará perito inventariador y tasador al que pro-
ponga la unanimidad de los herederos, o la mayoría de ellos
presentes en el acto, como dicen los arts. 719 y 722 del CP
CCN (art. 754, CPCCBA; art. 748, CPCC ERios)'. En su de-
fecto, disponen las citadas normas, el perito sera nombrado
por el juez, El ordenamiento santafesino, en su art. 601,
dispone que "el perito serA nombrado de comiin acuerdo, o,

1 Cómo se forma esa rnayoria es cuestión que ha generado opiniones


encontradas. Para una opinidn, se trataría de mayoría computada por per-
sonas, dado que el precepto se refiere a los "presentes en el acto" (GOYENA
COPELLO, Curso, p. 17 1; PALACIO,Derecho procesal civil, t. M,p. 477; VARELA, Jui-
cio szm.sorio, p. 344; PBRRINO, Derecho de las sucesiones, t. 11, no 1187; ZANNONI,
h e c h o civil. Derecho de fcas sucesiones, t. 1, 5 692). Para otros, se debe tra-
tar de la mayoría de capital, es decir, de partes hereditarias, porque es una
cuesti6n patrimonial y está en juego el mayor inteds que puedan tener sobre
los bienes de la herencia (FASSI- Mauw~o,Cddigo Pvocesd, t. 4, p. 872 a 873;
~ R I Juicw
, swesoTio, p. 598; F E N O C H-IARAZI,
E ~ Cddigo Procesal Cid y Co-
mercial íik l& N a c h , t. 3, p. 447; k z h m ,Derecho de las sucesiunes, t. 1,
p. 556). De no lograrse mayoría, o de existir graves discrepancias entre los
herederos, el perito será nombrado por el juez (art. 719, párr. úitimo, CPCCN).
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

en su defecto, el juez designará a quien cuente con la confor-


midad de la mayoría de los interesados que asistieren con de-
recho a no menos de la mitad de la herencia, incluidos los
bienes gananciales. No será necesaria la conformidad de la
mayoría, cuando los interesados en minoría numérica repre-
senten mAs de la mitad del patrimonio de la sucesión. No
reuniéndose las condiciones expresadas en este articulo, el
perito será nombrado por sorteo de la lista de abogados".
En su art. 671 el régimen cordobés establece que "el perito
será nombrado de comiin acuerdo por las partes legitimas
que asistieren a la audiencia, o por el tribunal, en defecto de
acuerdo para el nombramiento".
El Código Civil y Comercial nada dice sobre la designa-
ción de perito inventariador (art. 234 l), por lo que, como diji-
mos, son aplicables las normas procesales locales que hemos
citado. En cuanto a la tasación, el perito será designado por
los herederos de común acuerdo si todos son plenamente ca-
paces; en caso contrario, lo nombrar& el juez, de acuerdo con
la ley local (art. 2343).

Señor Juez:
NN, abogado, en carácter de apoderado de los herede-
ros NL y ML, en los autos "L, J slsucesión ab intestato",
expte. no ..., año ..., comparezco ante VS y digo:
Que en la representación invocada vengo a solicitar se
fije de audiencia a los fines de designar perito inventaria-
dor y tasador de los bienes de esta herencia (arts. 716 y 719,
CPCCN; arts. 754 y 757, CPCCBA; arts. 600 y 601, CPCC
SFe; arts. 670 y 671, CPCC C6rdoba; art. 748, CPCC ERíos).
Proveer de conformidad.

5 4. SOLICITA
D E S I G N A C I ~ N DE PERITO INVENTARIADOR
Y TASADOR POR LA UNANIMIDAD DE LOS HEREDEROS

Aunque sean dos personas distintas los peritos inventaria-


dor y tasador, las dos operaciones se deberán realizar simul-
táneamente en tanto sea posible (art. 722, CPCCN; art. 757,
CPCCBA; art. 751, CPCC ERíos).
El abogado al cual todos los herederos le hayan otorgado
poder para tramitar la sucesión, obtener declaratoria de here-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

deros y designar perito inventariador, tasador y partidor, po-


drá presentar un escrito oportunamente y hacerse designar
perito (arts. 2343 y 2373, Cód. Civil y Comercial).
El abogado al cual todos los herederos, o la mayoria de
ellos, le hayan otorgado poder para tramitar la sucesión, ob-
tener declaratoria de herederos y designar perito inventaria-
dor, tasador y partidor, podrá presentar un escrito y hacerse
designar perito para realizar las tres operaciones (arg. art.
603, CPCC SFe).

a) ESCRITOSEGÚN EL CPCCN, CPCCBA Y CPCC ERfos

Señor Juez:
NG, HG,LG y MD de G , todos herederos declarados del
causante FG en autos "G, MF slsucesión ab intestato", expte.
no ..., año ..., comparecemos ante VS y expresamos:
Que todos los comparecientes hemos sido declarados he-
rederos segun declaratoria de fecha ..., fs. ..., y estamos de
acuerdo en solicitar a VS por unanimidad, la designacibn
de perito inventariador en la persona del escribano NN,
con domicilio en ... de esta ciudad. Y también la designa-
ción de perito tasador en la persona del corredor inmobilia-
rio FP: domiciliado en ...
En consecuencia, prescindimos de la audiencia del art.
697 y 716 del CPCCN, y solicitamos a VS designe directa-
mente a los propuestos como peritos inventariadores y tasa-
dores respectivamente, a quienes se los deberá citar para
que comparezcan a aceptar el cargo.

b) ESCRITOS E G ~ J NEL CPCC DE FE


SANTA

Señor Juez:
NG, HG, LG y MD de G, todos herederos declarados en
autos "G, MF slsucesión ab intestato", expte. no ..., año ...,
comparecemos ante VS y expresamos:

1 Cabe recordar que, si la naturaleza y caracteristicas de los bienes no


requieren la tasaci6n por un experto, el mismo escribano inventariador tam-
bien podrfa actuar como tasador (ZANNONI, Lkmho de las suc~simm,t. 1, 692).
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

Que todos los comparecientes hemos sido declarados he-


rederos según declaratoria de fecha ..., fs. ..., y estamos de
acuerdo en solicitar a VS, por unanimidad, la designación
de perito inventariador y tasador en la persona de nuestro
abogado patrocinante Dr. NN, con domicilio legal en calle...
de esta ciudad. Por ello prescindimos de la audiencia se-
ñalada por el art. 600 del CPCCN, de acuerdo con lo previs-
to por el art. 602 del CPCCN.
En consecuencia, solicitamos a V S designe directa-
mente al propuesto como perito inventariador y tasador,
a quien se deberá citar para que comparezca a aceptar el
cargo.

9 5. SOLICITA
D E S I G N A C I ~ N DE PERITO INVENTARIADOR, TASADOR
r PARTIDOR POR LA UNANIMIDAD DE LOS HEREDEROS (SECON
EL C ~ D I GPROCESAL
O CIVILY COMERCIAL DE SANTA FE)
De acuerdo con el CPCC SFe, un mismo perito abogado
puede ser inventariador, tasador y partidor, y puede presentar
las tres operaciones conjuntamente al tribunal (art. 603).

Señor Juez:
NG, HG,LG y MD de G, todos herederos declarados en
autos "G,M F slsucesión ab intestato", expte. no ..., año ...,
comparecemos ante VS y expresamos:
Que todos los comparecientes hemos sido declarados he-
rederos según declaratoria de fecha ..., fs. ..., y estamos de
acuerdo en solicitar a VS, por unanimidad, la designación
de perito inventariador, tasador y partidor en la persona de
nuestro abogado patrocinante Dr. NN, con domicilio legal
en calle ... de esta ciudad. Por ello prescindimos de la au-
diencia señalada por los arts. 600 y 609 del CPCCM.
En consecuencia, solicitamos a VS designe directamen-
te al propuesto como perito inventariador, tasador y parti-
dor, a quien se deberá citar para que comparezca a aceptar
el cargo.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Todos los peritos designados deben cumpIir con la forma-


lidad de la aceptación del cargo.

En la ciudad de Buenos Aires, a los catorce días de ju-


lio de 2015, siendo las 8 hs., en el expediente no ..., año ...,
caratulado "NN slsucesi6n a b intes tato", comparece a la
presencia judicial el escribano NGF, DNI ..., quien manifies-
ta que viene a aceptar el cargo de perito inventariador para
el cual ha sido designado por decreto de fecha ..., jurando
desempeñarlo fiel y legalmente, y fija domicilio legal en
calle ..., no ..., de esta ciudad. Oído lo cual, el juzgado tie-
ne por aceptado el cargo y presente el domicilio constitui-
do. Con lo que terminó el acto, firmando el compareciente
por ante mí que doy fe. Firma: el compareciente y el actua-
riola del Juzgado.

El art. 2343 del Cod. Civil y Comercial (art. 3466, Cod.


Civil) impone la tasación pericia1 de los bienes hereditarios
como antecedente de la partición judicial. Paralelamente la
finalidad de dicha exigencia de la ley sustantiva queda de ma-
nifiesto a través del art. 753 del CPCCN, en cuanto este pre-
cepto dispone que la partición s61o procede una vea aproba-
das las operaciones del inventario y avalúo: ello implica que
no pueden partirse bienes hereditarios mientras no estén in-
dividualizados y valuados, porque sólo en conocimiento de
los valores totales involucrados, es posible proceder a una dis-
tribución proporcional de la masa (CNCiv, Sala B, 2110178,
RepED, 13-903, no 67; id., Sala C, 23111179, LL, 1980-B-579;
íd, Sala D, 313181, LL, 1981-B-497). En igual sentido, art. 761,
CPCCBA; art. 755, CPCC ERíos; art. 682, CPCC Córdoba).
El mismo art. 2343 de1 C6d. Civil y Comercial establece
que el valor de los bienes se debe fijar a la época más próxi-
ma posible a1 acto de partición.
En lo concerniente a automotores, ni siquiera su valora-
ción acorde a las cifras que brindan publicaciones especiali-
zadas resulta idónea, toda vez que en el presente trance no se
trata de valuar vehículos indiscriminadamente, sino especí-
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

ficamente aquellos que componen el acervo hereditario (CN


Civ, Sala D, 14110180, ED, 91-604).
Si el causante es titular de acciones o cuotas de sociales
an6nimas o de responsabilidad, lo que se debe tasar es el va-
lor de esas acciones o cuotas, y no el valor de los bienes que
integran el activo de dichas sociedades (CNCiv, Sala B, 9/3/83,
ED, 104-122; id., Sala G,2119183, ED, 107-225).
Es nula la diligencia del inventario, si alguno de los que
debieron ser citados por el perito para que comparezcan a
ella (herederos, acreedores, Iegatarios), no lo fueron e invo-
can perjuicio (FASSI- MAURINO, Código Procesal, t. 4, comenta-
rio al art. 637 bis, p. 440, § 1 1 y 12).
Si algunos de los presentes se niega a firmar el acta, los
peritos dejarán constancia de tal circunstancia.

En la ciudad de ..., a los quince días de julio de 201 5,


siendo las ..., los que suscriben escribano NNN, y GGG, mar-
tillero público, designados peritos inventariador y tasador,
respectivamente, en autos "GF slsucesión ab intestato", expte.
no ..., año ..., en trámite ante el Juzgado Civil no ... de esta
Capital, nos constituimos en el domicilio que fue del cau-
sante, sito en calle ..., no ..., de esta ciudad, donde fuimos
atendidos por los herederos ..., a quienes impusimos de nues-
tro cometido consistente en inventariar y avaluar los bienes
hereditarios, quienes manifiestan que no han ocultado ni
existen otros bienes de la sucesión que los que a continua-
ci6n el heredero..., DNI ..., procede a especificar (art. 721,
CPCCN; art. 756, CPCCBA; art. 750, CPCC ERíos; art. 605, CP
CC SFe; arts. 673, 674 y 676, CPCC Ciirdoba, y el art. 673,
último párrafo, aclara que las operaciones las llevarán a
cabo ante el actuario del Juzgado, oficial de justicia o juez
de paz).

a) Bienes gananciales1:
1 ) Inmuebles. Una fracción de terreno con todo lo cla-
vado, plantado y edificado, ubicado ... (transcribir la des-
cripción según titulo, con todos los datos de inscripción de

1 Se coloca la valuación del 100% del bien ganancial, y no de la mitad,


pues hay que partirlo con el cbnyuge supérstite. La sociedad conyugal se liqui-
da en el juicio sucesorio, por lo cual se toman íntegros los bienes gananciales.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

dominio y no de partida para el pago del impuesto inmobi-


liario). Se valúa en la suma de ...
2 ) Muebles:
a) Automotor: un automóvil marca ..., modelo ..., cha-
pa patente no..., carroceria no ... y motor no ... que se tasa
en Ia suma de $ ...
b) Depósito en Caja de Ahorros no ..., del Banco de
la Provincia de Buenos Aires, cuyo saldo al ... asciende a la
suma de $ ...
c ) Muebles diversos2:
1 ) Un cuadro que lleva la firma de ... Se tasa en la
suma de $ ...
2) Otro cuadro, con firma de ... Se tasa en la suma $ ...
3) U n juego de comedor compuesto de una mesa (de
2,30 por 1,15 mts), con ocho sillas y dos sillones de cabece-
ra, se tasa en la suma de $ ...
4) U n aparador de tres cuerpos y trinchante, en made-
ra, se tasa en $ ...
5 ) Una juego de loza marca .-..de cuarenta y cuatro
piezas, valor $ ...
Etcétera.
b) Bienes propios:
1) Inmueble: un departamento ubicado en la ciudad de
Mar del Plata, sito ... [transcribir la descripción según títu-
lo, con todos los datos de inscripción de dominio y no de
partida para el pago del impuesto inmobiliario]. Se valda
en Ia suma de $ ...
2 ) Muebles:
a) Un juego de sillones "Chesterfield" compuesto de un
sillón de cuatro cuerpos y dos sillones individuales; se tasa
en Ia suma de $ ...
b ) U n juego de doce de copas de champagne de cristal
de "Bohemia", y veinticuatro copas de vino y agua de la
misma calidad. Se valúan en $ ...

2 Si se tratare de los bienes de la casa habitación del causante, la va-


luacidn por peritos podrA ser sustituida por declaracibn jurada de los intere-
sados (art. 723, pairr. 2", CPCCN; art. 752, CPCC ERíos; art. 758, CPCCBA).
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

c) Un juego de cubiertos de plata Lappa, de setenta y


dos piezas, se valúa en $ ...
TOTAL DEL ACTIVO (propios y gananciales) $ ...
Se agregan al presente fotocopias de las escrituras de
titularidad de dominio a nombre del causante de los inmue-
b l e ~inventariados, como también título del automotor, y
constancia del saldo de la Caja de Ahorro del causante.

El causante ha dejado pendiente las siguientes deudas:


a) Saldo de hipoteca que grava el departamento de M a r
del Plata a favor del Banco de la Provincia de Buenos Aires,
sucursal Mar del Plata, que asciende a la suma de $ ...
Se adjunta fotocopia de la escritura de hipoteca y cons-
tancia del saldo deudor expedida por el banco acreedor.
b) Saldo deudor de la cuenta corriente no ... del Banco
Santander Río, sucursal ..., que asciende a la suma de $ ...
TOTAL DEL PASIVO $ ...
En este estado, y siendo las ... horas, el exponente ma-
nifiesta que no existen más bienes que inventariar ni deudas
que denunciar, por lo cual los suscriptos dimos por termi-
nado el acto, dejando constancia que agregamos al presente
las notificaciones efectuadas a todos los herederos para ci-
tarlos a este acto, quienes todos firman de conformidad.
[Firmas]

9 8. P R E S E N T A C I ~ NDEL INVENTARIO Y AVAL~O


AL JUICIO SUCESORIO

Señor Juez:
NNN, escribano público, y GGG, rnartillero público, de-
signados peritos inventariador y tasador respectivamente,
en autos "GF sfsucesión a b intestato", expte. no ..., año ...,
comparecemos ante VS y exponemos:
Que cumpliendo nuestro cometido el día ... nos consti-
tuimos en el domicilio que fue del causante y allí fuimos
atendidos por los herederos.. ., con quienes procedimos a
confeccionar el inventario y avalúo de los bienes relictos,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

levantando el acta que contiene las operaciones realizadas,


que adjuntamos para que se agregue al expediente y se pon-
ga de manifiesto en la Secretaría del Juzgado por cinco días
[art. 724, CPCCN; art. 759, CPCCBA;art. 753, CPCC ERios;
el tkrmino es de seis a doce dias, art. 606, CPCC SFe; de
cinco a diez días, art. 678, CPCC Córdoba].
Por todo lo expuesto a VS pedimos: se agregue a los au-
tos el acta de inventario y avalúo que acompañamos y se
ponga de manifesto por el término de ley.

9 9. R E S O L W C Z ~ NAPROBATORIA DEL INVENTARIO Y AVAL^

Buenos Aires, de julio de 2 105.


Y VISTOS: autos caratulados "NM s/sucesión ab intestato"
expte. no ..., año ..., de los que resulta: que se ha solicitado
la aprobación de las operaciones de inventario y avalúo
practicadas por los peritos designados en autos, escribano
... y martillero público, respectivamente. Y,
CONSIDERANDO: que se han recabado los informes previos
pertinentes de los registros respectivos, confirmando el do-
minio del causante sobre los bienes registrables denunciados
(fs. ...); que se han abonado los impuestos de ley (fs. ...);
que los peritos cumplieron con las citaciones formales a to-
dos los interesados, herederos y acreedores presentados en
autos, para que concurran al lugar, día y hora fijados para
la realizacibn de las operaciones
- de inventario y avalúo,
obrando a fs. ... las notificaciones pertinentes; que confec-
cionaron el acta con arreglo a los recaudos establecidos por
el CPCCN,la cual h e suscripta por todos los interesados; que
puestas de manifiesto las operaciones en Secretaria por el
plazo de cinco dias (o el que corresponda de acuerdo a la
norma que se aplique),
- - las mismas no fueron observadas.
Por todo ello, y de acuerdo con e1 art. 724 y concs. del
CPCCN,
RESUELVO: Aprobar las operaciones de inventario y ava-
lúo practicadas en autos.
Insértese, agréguese copia y notifiquese.
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

El art. 2344 del C6d. Civil y Comercial establece que los


copropietarios de la masa indivisa, acreedores y legatarios,
pueden impugnar total o parcialmente el inventario y el ava-
lúo o la denuncia de bienes. Y como no agrega nada más al
respecto, tales impugnaciones se regirán por las normas lo-
cales.
La impugnación del inventario puede tener por objeto la
inclusión o la exclusión de bienes, sin perjuicio de aprobarse
el inventario en la parte no observada. No resultan admisi-
bles planteos más complejos sobre la posesión o el dominio de
los bienes, que deberán ser ventiladas en las acciones poseso-
rias o petitorias correspondientes (FASSI - MAURINO,Código Pro-
cesal, t. 4, comentario al art. 725, § 1 a 4, p. 886 y 887).

Señor Juez:
FM, abogado, por la intervención que tienen en autos
"NML slsucesi6n ab ilztestato", expte. no ..., año ..., en carác-
ter de apoderado del heredero JL, comparezco ante VS y
expongo:
Que cumpliendo instrucciones de mi representado pro-
muevo contra los herederos GL, RL y GK de L, domiciliados
en ..., incidente de impugnación del inventario practicado en
autos por el escribano ..., dentro del término de manifiesto
que me fue notificado el día ..., según cédula que adjunto al
presente, a fin de que se excluya el cuadro que se encuentra
en el domicilio que fuera del causante, firmado por ..., por-
que pertenece a mi representado. Con costas.
En efecto dicho cuadro de un paisaje de las sierras de
Córdoba firmado por el pintor ..., lo adquir6 mi mandante
en una galeria de arte de esta ciudad, en fecha ... y pagó la
suma de $ 15.000, según acredito con el recibo pertinente
otorgado por el gerente de dicha galería. Como en esa
oportunidad no tenía mi representado un lugar apropiado
en su casa, debido a que estaba transitoriamente alquilan-
do la vivienda, le pidi6 a su padre que se lo tuviera por un
tiempo hasta que se trasladase a su residencia definitiva,
que estaba en construcci6n. Durante ese tiempo se produ-
jo el fallecimiento del causante, y en oportunidad de levan-
tarse el inventario JL no encontró el recibo, y sus coherede-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

ros no hicieron fe en su palabra y lo denunciaron como de


propiedad del causante, por lo cual su mandante se negó a
suscribir el inventario.
Pues ahora encontró el recibo y lo ofrece como prueba
a fin de demostrar que el mencionado cuadro le pertenece
y se excluya del inventario.
1. PRUEBA.a ) DocurnentaZ: 1 ) Fotocopia de las opera-
ciones de inventario y avaliio practicadas en autos; 2) reci-
bo de fecha ... por la suma de $ 15.000, por compra del
cuadro del pintor ..., suscripto por el señor DP, domiciliado
en calle ..., de esta ciudad, quien deberá ser citado a reco-
nocerla.
b) Testimonial: del señor ..., comerciante, domiciliado en
calle ..., quien depondrá a tenor del siguiente interrogatorio:
1 ) Por las generales de la ley. 2) Para que diga si es gerente
de la Galería de A r t e "Monet". 3) Para que diga si es suya
la firma obrante la pie del recibo de fecha ... que se le exhi-
be en este acto. 4) Para que diga si el cuadro del pintor ... a
que alude el recibo que se le exhibió, se encontraba a la ven-
ta en la Galena de Arte "Monet". 5) De público y notorio.
11. PETICI~N. Por todo lo expuesto, y de conformidad a
lo dispuesto en los arts. 725, parr. lo, y 177 y SS. del CPCCN
(arts. 760 y 177 y S S . , CPCCBA; arts. 754, y 174 y SS., CPCC
ERlos)', a VS pido:
a) Tenga por promovido contra los herederos GL, RL
y GK de L, incidente de impugnación del inventario practi-
cado en autos, a fin de que se excluya del mismo el cuadro
de paisaje de las sierras de Córdoba del pintor ...
b) Corra traslado a los demandados por el término de
ley.
c ) Tenga presente la prueba ofrecida, reserve la docu-
mental acompañada en Secretaría y agregue copia a los au-
tos; y oportunamente fije fecha de audiencia para receptar
la declaración del testigo propuesto.

1 De acuerdo al CPCC SFe las reclamaciones sobre inclusión o exclu-


sibn de bienes se sustanciarán por pieza separada y por el trAmite que m
responda según la naturaleza de la demanda (art. 607). Igual disposici6n
tiene el CPCC Chrdoba en su art. 680.
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

d) Producida la prueba, proceda a dictar sentencia, ad-


mitiendo esta demanda incidental y disponga la exclusión
del inventario del bien mueble aquí individualizado, por ser
propiedad de mi representado. Con costas.

El art. 2344 del C6d. Civil y Comercial en su último pA-


rrafo dispone que si Ia tasación no resulta conforme con el
valor de los bienes, el juez debe ordenar la retasa total o par-
cial de éstos, a cuyo efecto podrá designar un nuevo perito
(FERRER, en ALTERINI (dir.), Cbdigo Civil y Comercial comenta-
do. Tratado exegético, t. XI, p. 328).

Señor Juez:
FM, abogado, por la intervención que tienen en autos
"NML slsucesión ab intestato", expte. no ..., año ...,en carác-
ter de apoderado del heredero JL, comparezco ante VS y
expongo:
Que cumpliendo instrucciones de mi representado pro-
muevo contra los herederos GL, RL y GK de L, domiciliados
..., incidente de impugnación de avalúo del departamento
ubicado en calle ... de la ciudad de Mar del Plata practica-
do en el inventario de fs. ... por el perito ..., y lo hago den-
tro del término de manifiesto que me fue notificado el dia ...,
según cddula que adjunto al presente, a fin de que sea ele-
vada la tasación a una suma no menor de $ ... Con costas.
En efecto, dicho departamento está ubicado en un cuar-
to piso, sobre la calle ..., no ..., a cuatro cuadras de la playa
Bristol, y a diez cuadras de las peatonales del centro, y a
cuatro cuadras del centro comercial de calle Güemes; tiene
dos dormitorios, cocina con lavadero, living y comedor, y
baño, se encuentra en muy buen estado de conservación.
La tasación del martillero es extremadamente baja, pues no
valora adecuadamente las características de esta unidad ha-
bitacional en cuanto a ubicación privilegiada, cerca de la
playa y de los centros comerciales, comodidades y excelente
estado de conservaci6n. El valor asignado por el perito
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

constituye un perjuicio para la sucesión y provocará, a no


dudar, incidencias en la partición.
1. PRUEBA.a) Doctkrnental: dos tasaciones de Ias inmo-
biliarias MN y JJ de la ciudad de Mar del Plata, por las cua-
les se tasa la propiedad del causante en la suma de $ ... y
de $ ... respectivamente. Se citará a los representantes le-
gales de dichas firmas para que reconozcan la autenticidad
de dichas tasaciones, a cuyo efecto se exhortará al juez de
igual categoría y jurisdicción en aquella ciudad, autorizan-
do al suscripto yfo quien éste designe para intervenir en el
diligenciamiento del exhorto.
b) Pericial: a cargo de un corredor inmobiliario de la
ciudad de Mar del Plata, para que tase el departamento del
causante, conforme a su valor real y actual, a cuyo efecto se
exhortará al señor juez de igual categoría y con jurisdiccibn
en aquella ciudad, para que proceda al sorteo de la lista res-
pectiva de un corredor inmobiliario a fin de que practique
la tasaci6n. Se remitirán las llaves de1 departamento, y la
diligencia se efectuará por medio del señor Oficial de Justicia.
11. PETICI~N. Por todo lo expuesto, y de conformidad
a lo dispuesto en el art. 725, párrs. 2" a 4", CPCCN (art.
760, párrs. 2" a 41, CPCCBA; art. 754, párrs. 2" a 4",CPCC
ERios)', a VS pido:
a) Tenga por promovido contra los herederos GL, RL y
GK de L, incidente de impugnación del inventario practica-
do en autos, a fin de que se eleve la tasación del departa-
mento de Mar del Plata a una suma no menor de $ ...
b) Fije fecha de audiencia y cite a los herederos deman-
dados y al perito tasador, bajo apercibimientos de ley.
c ) Tenga presente la prueba ofrecida, reserve la docu-
mental acompañada en Secretaría y agregue copia a los au-

1 El art. 808 del CPCC SFe dispone que el juez debe resolver sin recurso
alguno en la audiencia a la cual convoca a los interesados y al perito, pudien-
do nombrar de oficio a un nuevo perito para que haga una retasa, así como
dictar cualquier otra medida para mejor proveer. Si los que dedujeron la o p
sición no concurren a la audiencia, se los ten& por desistidos con costas a
su cargo. Y si no concurriere el perito, perderá el derecho a sus honorarios.
El CPCC Chrdoba s61o dispone que si las reclamaciones versaren sobre el
avalúo, seguirán el trámite del juicio abreviado (arts. 681 y 507 y siguientes).
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

tos; y oportunamente disponga exhortar conforme lo solici-


tado, autorizando al suscripto y10 quien este designe para
intervenir en el diligenciamiento.
d) En caso de no arribar a un acuerdo en la audiencia,
solicito se imprima al presente el trámite incidental y, en
definitiva, dicte resoluci6n elevando la tasaci6n del departa-
mento de Mar del Plata a una suma no inferior a $ ... Con
costas.

2 . SOLICITA
LA DESIGNACI6N DE PERITO PARTIDOR

Aqul cabe tener presente la disposición del art. 2373 del


C6d. Civil y Comercial, según la cual el perito partidor, que
puede ser uno o varios y que deben actuar conjuntamente, lo
designan los herederos por acuerdo unánime o, en su defecto,
el nombramiento lo hace el juez.
Cualquiera de los interesados puede pedir audiencia a los
fines de la designación de perito partidor, o todos por unani-
midad prescindiendo de la audiencia, de la misma forma que
en el caso de perito inventariador y tasador. De acuerdo con
el ordenamiento procesal santafesino puede pedirlo por escri-
to la mayoría de los herederos que represente la mayoria del
caudal hereditario (art. 6011, pero esta norma queda alcanza-
da por el art. 2373 del C6d. Civil y Comercial que exige una-
nimidad a falta de la cual lo designa el juez, Esta incidencia
la sufren también las restantes normas procesales que exigen
solamente mayoria de herederos para la designación de peri-
to partidor (art. 727 y 719, CPCCN).
El perito partidor debe ser un abogado, por los conoci-
mientos jurídicos específicos que requiere la operación. Así lo
establecen convenientemente en forma expresa la mayoría de
los códigos procesales (v.gr., art. 727, CPCCN; art. 762, CPCC
BA; art. 609, CPCC SFe; art. 349, inc. 3") CPCC La Rioja; art.
727, CPCC Corrientes; art. 727, CPCC Chubut; art. 745, CPCC
SdelEstero; art. 755, CPCC Misiones; art. 727, CPCC RNegro;
art. 703, CPCC La Pampa; art. 671, CPCC Tucumán). Otros
códigos establecen que podrá ser un abogado o un contador
público (art. 751, CPCC Salta; art. 441, CPCC Jujuy; art. 756, CP
CC ERíos). El CPCC Mendoza, inexplicablemente, establece que
solo podrá ser perito inventariador, tasador y partidor un doc-
tor en ciencias económicas o cantador público (arts. 322, inc.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

3") y 352). Lo exacto es que en estas jurisdicciones donde


actúa un contador, siempre requiere el asesoramiento o patro-
cinio de un abogado. El C6digo Civil y Comercial no aclara
nada al respecto en su art. 2373, no obstante que la Federación
Argentina de Colegios de Abogados (FACA) pidió que se acla-
re expresamente que debía ser un abogado.

Señor Juez:
NN, abogado, por la participación que tengo acreditada
en autos "JJ sísucesión ab intestato", expte. no ..., año ..., como
apoderado del heredero ..., comparezco ante VS y expongo:
Que habiéndose aprobado las operaciones de inventario
y avaldo de los bienes relictos, vengo por el presente a pe-
dir se fije fecha de audiencia a los fines de la designacibn
de perito partidor, de conformidad a lo dispuesto- en los
arts. 727 y 719 del CPCCN (arts. 762 y 754, CPCCBA; arts.
756 y 748, CPCC ERíos)I.
En consecuencia, pide fije fecha de audiencia a los fi-
nes indicados.

3 . ESCRITO
DE PRESENTACIÓN DE LA CUENTA PARTICZONARIA

a ) Legitimación activa y oportunidad para pedirla. Causa-


les de suspensión de lk paríición. La partición de los bienes

El CPCC SFe dispone que el perito partidor será designado en la for-


ma establecida para el perito inventariador y tasador (art. 609), procedimien-
to que regula en los arts. 600 a 602. Por el art. 600, completada la re-
presentacidn de los incapaces, el juez fija fecha para la audiencia a fin de
designar perito inventariador y tasador. En su art. 601 dispone que "el peri-
to será nombrado de común acuerdo, o, en su defecto, el juez designar&a
quien cuente con la conformidad de la mayoría de los interesados que asis-
tieren con derecho a no menos de la mitad de la herencia, incluidos los bie-
nes gananciales. No será necesaria la conformidad de la mayoría, cuando
los interesados en minoria numérica representen más de la mitad del patri-
monio de la sucesidn. No reunikndose las condiciones expresadas en este
articulo, el perito será nombrado por sorteo de la lista de abogados". Si
hay acuerdo unAnime o mayoritario según la pauta prevista, el nombrarnien-
to se podrá proponer directamente prescindiendo de la audiencia (art. 602).
El CPCC C6rdoba en su art. 671 establece que "el perito será nombrado de
común acuerdo por las partes legítimas que asistieren a la audiencia, o por
el tribunal, en defecto de acuerdo para el nombramiento".
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

que componen el acervo hereditario puede ser peticionada


por todos los que tienen en la sucesión algún derecho recono-
cido por la ley (art. 3452, C6d. Civil), o sea, en primer tkrmi-
no, los herederos legales o testamentarios (universales o de
cuota, arts. 2486 y 2488, C6d. Civil y Comercial) y sus cesio-
narios, y por vía subrogatoria los acreedores personales del
heredero, y también los beneficiarios de legados o de un car-
go impuestos a un heredero (art. 2364, C6d. Civil y Comer-
cial). Los acreedores sucesorios carecen de interés en la par-
tici6n de la herencia, puesto que pueden embargar y ejecutar
cualquier bien herditario. La herencia en su totalidad es la
garantfa común de sus crkditos. La partición no se puede
pedir si previamente no hay declaratoria de herederos, y apro-
bación del inventario y avalúo de los bienes relictos.
Y así lo establece adecuadamente el Código Civil y Co-
mercial en el art. 2365: "La particion puede ser solicitada en
todo tiempo despub de aprobados el inventario y avaluo de los
bienes". Además, el parr. 2" del citado artículo incorpora una
novedad al disponer que "cualquiera de 10s copartícipes puede
pedir que la partición se postergue total o parcialmente por el
tiempo que fije el juez si su realizacion inmediata puede redun-
dar en perjuicio del valor de los bienes indivisos". La situa-
ción puede producirse en épocas de graves crisis económicas
en que se distorsionan y alteran los valores de los bienes, de
tal modo que hacer la tasación y la partición en ese tiempo
puede perjudicar el valor de éstos y producir daño a los co-
partícipes; o también en oportunidad de encontrarse afecta-
dos temporariamente los bienes por fenómenos de la natura-
leza (inundaciones, cenizas volcanicas, etc.), por lo tanto lo
prudente es suspenderla hasta tanto se normalice la situa-
ción, cuyo plazo lo debe fijar el juez en razón de las circuns-
tancias del caso [ALTERINI(dir.), Código Civil y Comercial co-
mentado, t. XI, p. 38 1i C~RDOBA, en LORENZETTI, Cddig0 Civil y
Comercial comentado, t. XI, p. 6871.
También el C6digo Civil y Comercial contiene otras cau-
sas de suspensión de la partición, que son las indivisiones
forzosas provenientes de la derogada ley 14.394, pero con as-
pectos novedosos: en primer lugar, el testador puede imponer
la indivisión de la herencia de un bien determinado o de par-
ticipaciones sociales por un máximo de diez años (art. 2330)
y, además, tal indivisión también la pueden convenir los mis-
mos coherederos (art. 23311, pudiendo el juez en ambos ca-
sos, antes del vencimiento del plazo, a pedido de algunos de
ellos, hacer lugar a la división concurriendo causas graves o
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

de manifiesta utilidad, o justificadas, respectivamente. En


segundo término, el cónyuge supérstite puede oponerse a la
partición de un establecimiento productivo o de participacio-
nes sociales, que ha adquirido o constituido en todo o en par-
te, o que ha participado activamente en su explotación, man-
teniendo la indivisión por un plazo máximo de diez años,
pudiendo pedir judicialmente su prórroga hasta su fallcimien-
to, y ejercer durante ese lapso la administración del estableci-
miento o de las participaciones sociales (art. 2332). En igua-
les circunstancias, el mismo derecho se acuerda a cualquiera
de los coherederos que en vida del causante haya participado
activamente en la explotacidn de una empresa de &te (art.
2333). En ambos supuestos, cualquiera de los otros coparti-
cipes, antes del vencimiento del plazo, puede pedir el juez
que admita la partición del bien, si existen causas graves o de
manifiesta utilidad económica (art . 2332, párr. 5").
b ) Forma judicial. La partici6n debe efectuarse necesa-
riamente en forma judicial cuando existen menores, incapa-
ces o simples ausentes, o no hay unanimidad entre los here-
deros, o se oponen terceros interesados a que la partición sea
privada (art. 3465, C6d. Civil; art. 2371, C6d. Civil y Comer-
cial).
Si la partición debe hacerse judicialmente, por no existir
acuerdo de partes, la operación tiene que realizarse por me-
dio de perito partidor, y no por el juez. Si el juez dicta una
sentencia en la que practica una partición de los bienes pres-
cindiendo del perito partidor designado, consuma un acto
nulo (CCivCom BBlanca, Sala 1, 1313181, DJBA, 121-141).
El Código Civil y Comercial no ha previsto la forma mix-
ta del art. 1184, inc. 2", del C6d. Civil, o sea, cuando los here-
deros efectúan la partición por instrumento privado que pre-
sentan al juez para su homologacion, pero entendemos que
no habría obstAculo legal para admitirla bajo la vigencia del
Código Civil y Comercial.
C) Particibn de bienes gananciales. Si bien 10s ganancia-
les del cónyuge que sobrevive no integran el acervo, el proceso
sucesorio es el ámbito en que debe concretarse la adjudica-
ción al cónyuge sobreviviente de la parte que le corresponde
como socio de la sociedad conyugal disuelta por la muerte
del causante. Por ello, el primer paso que debe realizarse en
la etapa de partici6n es liquidar y partir la masa de ganancia-
les formada por los bienes gananciales de titularidad de cada
uno de los cónyuges, o de titularidad conjunta de los dos,
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

para separar la mitad que le corresponde al supérstite por su


participación en la sociedad conyugal (art. 1315, Cód. Civil;
art. 498, Cód. Civil y Comercial), y la otra, correspondiente al
cónyuge fallecido, va a unirse con sus bienes propios forman-
do el acervo hereditario (CNCiv, Sala C, 9/9/83, ED, 108-553).
Esta liquidación y partici6n se efectúa en el proceso suce-
sorio por virtud del fuero de atracción de él (art, 3284, Cód.
Civil; art. 2336, Cód. Civil y Comercial).
A falta de acuerdo unánime, corresponde que el partidor
dé preferencia al cónyuge supérstite en la adjudicación de los
bienes gananciales de su propia administracidn, permitien-
do que este continúe su propia actividad económica (FASSI-
MAURINO, Código Procesal, t. 4, comentario al art. 729, p. 913;
MAFF~A, Tratado de las sucesiones, t. 1, no 589), compensando a
los otros herederos con bienes propios, o con efectivo, aun-
que estos bienes sean extraños al acervo hereditario, como
veremos (partición con saldos).
d ) Partición en especie. Diversas pautas. El art. 3475 bis
del Cód. Civil sienta el principio de la división en especie de
los bienes hereditarios y establece que, "existiendo posibili-
dad de dividir y adjudicar los bienes en especie, no se podrá
exigir por los coherederos la venta de ellos". El mismo prin-
cipio consagra el art. 2374 del Cod. Civil y Comercial. O
sea, la mayorfa de los herederos no puede imponer la venta
de ellos a fin de distribuir luego el producido de la enajena-
ción. Pero la regla no es absoluta, pues la aplicación del ci-
tado principio no puede conducir al extremo de contrariar la
finalidad misma de la partición, que consiste en disolver defi-
nitivamente la comunidad hereditaria, materializar la porción
ideal que tiene cada uno de los herederos en el patrimonio
relicto y convertir a &tos en dueños exclusivos de las cosas
que se les adjudican. Por eso, el Código Civil y Comercial
permite vender parte de los bienes si es necesario para posi-
bilitar la formación de los lotes (art. 2374, párr. último). Asi-
mismo, si un bien es materialmente imposible de dividir, se
podrá vender para repartirse el efectivo producido de la ven-
ta. Tampoco procederá la partición en especie cuando la di-
visión del bien convierta en antieconómica el uso y aprove-
chamiento de las partes resultantes (arts. 3475 bis y 2326, Cod.
Civil). El art. 2375 del C6d. Civil y Comercial recepta este
principio y, además, el art. 228, párr. 2", dispone que en
materia de inmuebles la reglamentación del fraccionamiento
parcelario corresponde a las autoridades locales, por lo tanto,
la división de un inmueble rural sera posible si las fracciones
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

resultantes encuadran en las superficies mínimas que consti-


tuyen unidades econbmicas según la ley local (p.ej., ley 93 19
de la Provincia de Santa Fe).
Para determinar si la división del acervo es posible debe
evaluarse el conjunto de los bienes, prescindiendo de la natu-
raleza particular de cada uno de los objetos que componen el
haber, y a que la circunstancia de que algunos de éstos sean
impartibles no obsta a la formaci6n de lotes, si pueden ser
adjudicados íntegramente a determinados herederos (CNCiv,
Sala C, 19110181, LL, 1981-D-556).
No es aconsejable adjudicar bienes en condominio entre
los coherederos, porque son propensos a provocar litigios, a
menos que así lo soliciten los interesados o la necesidad im-
ponga esta solución. El Código Civil y Comercial establece
que "debe evitarse el parcelamiento de los inmuebies y la divi-
si6n de las empresas" (art. 2377, pdrr. lo).
Es posible adjudicar separadamente la nuda propiedad y
el usufructo de un inmueble si ello contribuye a facilitar la
división de la herencia y los herederos mayores y capaces es-
tán de acuerdo. Lo que esta vedado es que el juez de oficio,
y en contra de la voluntad de algunos herederos, constituya
usufructos en la partición de los bienes (art. 281 8, C6d. Civil
y art. 2 133, Cód. Civil y Comercial). [De acuerdo con esto,
ROWR~GUEZ SAGER, Constitución del derecho real de usufmcto en
particiones judiciales, Zeus, 32-D- 133; ALTERINI (dir. ), Código
Civil y Comercial comentado, t . X I , p. 406. En igual sentido,
CCivCom SFe, Sala 3, 22110184, Zeus, 37-J-128; id., Sala 2,
26/12/83,Zeus, 35-R-63, sum. 53651.
e ) Licitación. El Código Civil y Comercial restablece el
instituto de la licitación -que había derogado la ley 17.7 11-
establecer en el art. 2372 que "cualquiera de los coparticipes
puede pedir La licitación de alguno de los bienes & la herencia
para que se le adjudique dentro de su hijuela por un valor su-
perior al del avalúo... de ese bien. La oferta puede hacerse por
dos o mús coparticipes, caso en el cual el bien se adjudica en
copropiedad a los licitante$, y se imputa proporcionalmente en la
hijuela de cada uno de ellos. No puede pedirse la licitación
después de pasados treinta dz'as de la aprobación de la tasa-
ción". El juez, ante el pedido de licitación de un bien deter-
minado efectuado por un heredero, debe convocar a los de-
más a una audiencia a fin de que todos tengan oportunidad
de pujar y superar la oferta del licitante. El bien ser& adju-
dicado al heredero que ofrezca el mayor valor [ALTERINI(dir.),
Código Civil y Comercial comntado, t. XI, p. 393 a 3951.
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

f ) Atribuciones preferenciales. El Código Civil y Comer-


cial las establece a favor del ciinyuge supérstite o de un here-
dero del establecimiento comercial, industrial, agrícola, arte-
sanal o de servicios que constituya unidad económica y en
cuya formación haya participado. La adjudicación se hace
con cargo de pagar el saldo, si lo hay, y debe ser al contado,
excepto acuerdo en contrario (art. 2380). El cónyuge sobre-
viviente o un heredero pueden también pedir la atribución
preferencial: 1 ) de la propiedad o del derecho de locación del
inmueble que le sirve de habitación y alli residía al tiempo de
la muerte del causante, y los muebles existentes en él; 2) de la
propiedad o derecho de locación del local de uso profesional
donde ejercía su actividad y de los muebles existentes; 3) del
conjunto de cosas muebles necesarias para la explotación de
un bien rural realizada por el causante como arrendatario o
aparcero, cuando el arrendamiento o aparecia continúa en
provecho del demandante o se contrata un nuevo arrenda-
miento con éste (art. 2381).
Si la atribución preferencial es solicitada por varios co-
partícipes que no acuerdan en que les sea asignada conjunta-
mente, el juez la debe decidir teniendo en cuenta la aptitud de
los postulantes para continuar la explotación y la importan-
cia de su participacidn personal en la actividad (art. 2382).
g) Partición con saldos. Así denomina el supuesto en que al
formar los lotes se adjudiquen a un heredero bienes que no
alcancen a cubrir el valor de su porción hereditaria, y el valor
de los bienes adjudicados a otro coheredero supera el monto de
su hijuela. Esas diferencias se cubren asignando un crédito
al que recibió menos de su porción hereditaria, por el valor
del faltante, contra su copartícipe que recibió en exceso. Para
cubrir ese saldo es posible incluir en la partición bienes ex-
traños al acervo hereditario, sea dinero o bienes de otra natu-
raleza, a fin de lograr una compensación equitativa de las hi-
juela~,y para respetar el principio de igualdad y por razones
de economia procesal. Se fundamenta esa solución sostenien-
do que la partici6n es un negocio jurídico único que absorbe
los negocios incidentales o auxiliares que contiene (compra-
venta, permuta, cesión, donacibn), lo cual determina los dis-
tintos aspectos secundarios del negocio único particionario
[MÉNDEZCOSTA, Partición de gananciales: negocio jurídico eáni-
co, LL, 1986-E-155; ZANNONI, Derecho de sercesiones, t. 1, 3 681;
PERRINO,Derechos de las sucesiones, t. 11, no 1237; FERRER, La
partición desvifluada, DJ, 14/5/14, p. 18; NATALE, Partición con
saldos, "Jurisprudencia Santafesina", no 17, p. 29, y en PEY-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

RANO (dir.) - VAZQUEZFERREYRA (coord,) , Cddigo Procesal de


Santa Fe, t. 3, p. 151 y 152; CNCiv, Sala A, 27/2/87, LL, 1987-
C-308; íd., Sala C , 7/4/76, ED, 69-270; SCBA, 9110162, JA, 1963-I-
550; íd., 19/8/69, LL, 138-967, 23.787-S,etcétera]. El C6digo
Civil y Comercial contempla el caso de que la composición de
la masa de bienes no permita formar lotes de iguales valores,
caso en que las diferencias entre el valor de los bienes que
se adjudican y el monto de la hijuela correspondiente de-
ben ser cubiertas con dinero (art. 2375, parr. 2"). El art.
2377 reitera esta norma y agrega que debe garantizarse el sal-
do pendiente a satisfaccidn del acreedor (pfirr. 2 O ) . El saldo,
agrega el precepto, no puede ser superior a la mitad del valor
del lote, excepto que se trate de atribución preferencial (art.
2377). Estos arreglos dependeriin, desde luego, de lo que
convengan los herederos. El párr. 3" de este precepto dis-
pone que si se hubiera financiado el pago del saldo, y por
circunstancias económicas el valor de los bienes que le han
sido atribuidos aumenta o disminuye apreciablemente, las su-
mas debidas aumentan o disminuyen en igual proporción.
Advibrtase que la norma del C6digo Civil y Comercial estable-
ce dos limitaciones: 1 ) s61o permite cubrir la diferencia con
dinero, restricción que impedirá ofrecer otros bienes para
compensar ese saldo, y 2) ese saldo no puede superar la mitas
del valor del lote. Estas limitaciones no se justifican, pues se
trata de cuestiones patrimoniales entre coherederos que, siendo
capaces y estando presentes, pueden hacer la partición por
la forma y el modo que estimen conveniente (art. 2369, C6d.
Civil y Comercial).
h) Pasivo hereditario. El capitulo de la cuenta particio-
naria rotulado como "bajas comunes'' será comprensivo no
solo de las deudas dejadas por el causante, sino también de
las contraídas o generadas posteriormente durante el estado
de indivisión hereditaria, pendiente de pago al momento del
acto particionario. Es así una típica carga del ente suceso-
rio, y seran llamados a soportarla todos los herederos en pro-
porción a su haber hereditario. Así lo establece el art. 2384
del Cád. Civil y Comercial, diciendo que "los gastos causados
por la partición o liquidación, y los hechos en beneficio co-
mbn, se imputan a !u masa". Asimismo se dispone que se de-
ben reservar bienes suficientes para solventar las deudas y
cargas pendientes, así como los legados impagos (art. 2378,
párr. 2"), con 10s cuales se formará la hijuela de bajas (art.
2378, -párr. 2", C6d. Civil y Comercial).
La circunstancia de que una deuda haya sido adjudicada
totalmente a la hijuela de uno de los herederos no desobliga
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

a los restantes respecto del acreedor, cuyo derecho legal no


puede ser alterado por los convenios de aquellos (arts. 3497 y
3498, Cód. Civil). Es lógico que así sea, porque de lo contra-
rio podrían los herederos adjudicar la deuda a un coheredero
insolvente, defraudando al acreedor (CNCiv, Sala C, 1/3/84,
JA, 1904-111-742). La misma soluci6n contiene el rkgimen del
Código Civil y Comercial por aplicación de los arts. 1632 y
1634, que regulan la cesión de deudas.
En el sistema de liquidación del pasivo del Código Civil y
Comercial, durante la etapa de comunidad, en caso de plura-
lidad de herederos, éstos responden con Ia masa indivisa (art.
2317, párr. último). Se deroga todo el regimen de divisi6n
de las deudas hereditarias del art. 3490 y siguientes. Los
acreedores deben presentarse a la sucesión a denunciar su
crédito, pueden solicitar la declaración de legitimo abono de
ellos, y la función del administrador de la sucesión, además
de gestionar los bienes hereditarios, consiste en pagar a los
acreedores y legatarios, haciendo al final una rendición de
cuentas, después de cuya aprobación recién se practicará la
partición con el remanente de los bienes de la herencia (arts.
2356 a 2362).
i) Derecho real de habitación del cónyuge supérstite. En
el rkgimen del C6digo Civil el derecho de habitación del cón-
yuge supdrstite esta ubicado en el orden de las sucesiones in-
testadas, en el capitulo de sucesión de los cónyuges (art. 3573
bis). Con mejor técnica legislativa, el Código Civil y Comer-
cial trasladó este precepto al Titulo VI11 sobre partición, y
ademas le introduce importantes modificaciones. La nueva
norma contenida en el art. 2383 dispone que "el cónyuge su-
pérstite tiene derecho real de habitación vitalicio y gmtuito de
pleno derecho sobre el inmueble de propiedad del causante, que
constituyó el último hogar conyugal, y que a la apertura de la
sucesión no se encontraba en condominio con otras personas.
Este derecho es inoponible a los acreedores del causante".
Es decir, esta norma se diferencia del régimen del C6digo
Civil (art. 3573 bis), en lo siguiente: 1 ) no exige que se trate
del único inmueble habitable del acervo hereditario y que su
valor no supere el limite máximo requerido para inscribir una
vivienda como bien de familia; 2) tampoco requiere que el
c6nyuge supérstite deba pedirlo al juez de la sucesión, antes
de la particibn, pues de acuerdo con la nueva norma funcio-
na de pleno derecho; 3) no ha previsto causales de caducidad
del derecho, como el precepto del Codigo Civil que contempla
las nuevas nupcias del cónyuge supérstite como causal de p é -
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

dida del derecho. AdemBs, la nueva norma exige que el in-


mueble no se encuentre en condominio entre el causante y
otras personas a la fecha de apertura de la sucesión, lo cual
ya lo requería la jurisprudencia pacíficamente, Finalmen-
te, en el iiltimo párrafo, el art. 2383 dispone que este dere-
cho es inoponible a los acreedores de la sucesión, lo cual ya
admitía la doctrina.

Señor Juez:
NN, perito partidor designado en autos "M, F slsuce-
sión ab intestato", expte. no ..., año ..., comparezco ante VS
y digo:
Que vengo a presentar la operación particionaria reali-
zada, con arreglo a la voluntad de los herederos y a las nor-
mas legales aplicables:
1. PRENOTADOS. El causante, don FM, falleció intestado
en esta ciudad el día ..., lo que se acredita con la partida de
defunción obrante a fs. ... de autos.
En fecha ... la c6nyuge supérstite doña GD de M sus hi-
jos GM y E M inician el trámite tendiente a obtener la de-
claratoria de herederos ante este Juzgado de Distrito de la
... Nominación Civil y Comercial, expte. no ..., año ..., acre-
ditando su vocación sucesoria con la partida de matrimonio
y las de nacimientos agregadas a fs. ...
Se da intervención a los Ministerios Públicos, se reca-
ban informes al AFIP, al Registro de Procesos Universales
y al Registro de Testamentos Públicos (fs. ...), se publican
edictos citatorios, según consta a fs. ..., y el trámite queda
en estado de dictar declaratoria, la que obra a fs. ..., y que
textualmente expresa:
"NNN, .. . de ... de ... [transcribir íntegramente la decla-
ratoria de herederos y los datos de su inscripción en el Re-
gistro de la Propiedad].
11. CUERPO GENEKAL DE BIENES. Con posterioridad a la
declaratoria de herederos se designan peritos inventariador
y tasador al escribano ... y al martillero pdblico don ...,
quienes aceptaron el cargo, y el día ... procedieron a con-
feccionar el siguiente inventario del activo de la sucesión,
valuando a la vez los bienes integrantes de él:
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

a) Bienes gananciales
1) Inmuebles: una fracción de terreno con todo lo cla-
vado, plantado y edificado, ubicado ... [transcribir la des-
cripción según titulo, con todos los datos de inscripción de
dominio y no de partida para el pago del impuesto inmobi-
liario]. Se valha en la suma de $ ...
2) Muebles.
a) Automotor: un automóvil marca ..., modelo ..., cha-
pa patente ..., carroceria no ... y motor no ... que se tasa en
la suma de $ ...
b) Depósito en Caja de Ahorros no..., del Banco de
la Provincia de Buenos Aires, cuyo saldo al ... asciende a la
suma de $ ...
c) Muebles diversos1:
1 ) Un cuadro que lleva la firma de ... Se tasa en la
suma $ ...
2) Otro cuadro, con firma de ... Se tasa en la suma $ ...
3) Un juego de comedor compuesto de una mesa (de
2,30 por 1,15 mts), con ocho sillas y dos sillones de cabece-
ra, se tasa en la suma de $ ...
4 ) Un aparador de tres cuerpos y trinchante, en made-
ra, se tasa en $ ...
5) Un juego de loza marca ... de cuarenta y cuatro pie-
zas, valor $ ...
Etcétera.
b) Bienes propios
1 ) Inmueble: un departamento ubicado en la ciudad de
M a r del Plata, sito en ... [transcribir la descripcidn según tí-
tulo, con todos los datos de inscripción de dominio y no de
partida para el pago del impuesto inmobiliario]. Se valúa
en la suma de $ ...
2) Muebles.

1 Si se tratare de los bienes de la casa habitación del causante, la va-


luaci6n por peritos podrai ser sustituida por declaraci6n jurada de los intere-
sados (art. 723, pArr. 2", CPCCN; art. 752, CPCC ERíos; art. 758, CPCCBA).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

a) Un juego de sillones "Chesterfield" compuesto de un


sillón de cuatro cuerpos y dos sillones individuales; se tasa
en Ia suma de $ ...
b ) Un juego de doce de copas de champagne de cristal
de "Bohemia" y veinticuatro copas de vino y agua de la
misma calidad. Se valúan en $ ...
c) U n juego de cubiertos de Plata Lappas, de setenta y
dos piezas, se valúa en $ ...
TOTALDEL ACTWO $ ...
Se agregan al presente fotocopias de las escrituras de
titularidad de dominio a nombre del causante de los in-
muebles inventariados, como también título del automo-
tor, y constancia del saldo de la Caja de Ahorro del cau-
sante.
A fs. ... obran constancias del pago del impuesto ..., así
como la tasa de justicia y sellado de actuación, quedando
satisfechas las obligaciones fiscales.
Estas operaciones de inventario y avalúo fueron apro-
badas por resolución de fecha ..., que obra a fs. ..., la cual
fue notificada (fs. ...), y quedó firme.
111. BAJASCOMUNES. El perito inventariador Eno. Pco.
procedió también a inventariar el pasivo que grava el acervo
relicto, el cual es el siguiente:
PASIVO.El causante ha dejado pendiente las siguientes
deudas:
a) Saldo de hipoteca que grava el departamento de Mar
del Plata a favor del Banco de la Provincia de Buenos Aires,
sucursal Mar del Plata, que asciende a la suma de $ ...
Se adjunta fotocopia de la escritura de hipoteca y cons-
tancia del saldo deudor expedida por el Banco acreedor.
b) Saldo deudor de la cuenta corriente no ... del Banco
Santander Rio, sucursal ..., que asciende a la suma de $ ...
TOTAL DEL PASIVO $ ...

V. PARTIBLE. En resumen, el remanente de la


L~QVJIDO
herencia que corresponde partir entre los herederos es el si-
guiente:
a) Cuerpo general de bienes (activo) $ ...
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

b) Bajas comunes $ ...


Activo líquido a partir $ ...
V. HIJUELA
DE BAJAS. Se adjudican al heredero EM los
bienes que a continuaci6n se detallan, con la finalidad cle
que los liquide y con su producido proceda a pagar las deu-
das que dejó el causante:
Monto del pasivo $ ...
Se le adjudican a ... los siguientes bienes para saldar di-
cha suma
a) Automotor: un autombvil marca ... modelo ... chapa
patente ..., carrocería no ... y motor no ... que se tasa en la
suma de $ ...
b) Depósito en Caja de Ahorros no ..., del Banco de
la Provincia de Buenos Aires, cuyo saldo al ... asciende a la
suma de $ ...
C) Un cuadro que lleva la firma de ... Se tasa en la
suma $ ...
d) Otro cuadro, con firma de .-- Se tasa en la suma $
***

Queda cubierta esta hijuela.


NNN, ... de ... de ...
VI. PARTICI~N. Concurren a esta herencia la c6nyuge
supérstite GD de M y su dos hijos GM y EM, y habiendo
bienes gananciales y propios, a la cónyuge le corresponde
la mitad de los gananciales a titulo de socia de la disuelta
sociedad conyugal, y en los propios una porción hereditaria
igual a la de los hijos [arts. 1315, 3565 y 3570, C6d. Civil;
en el Código Civil y Comercial la solución es la misma si
los cónyuges estaban sujetos al régimen de comunidad -arts.
498, 2426 y 2433-1.
Por consiguiente, y habiendo escuchado a los herederos
sobre sus preferencias que se manifestaron con espíritu con-
ciliatorio (art. 729, CPCCN; art. 764, CPCCBA; art. 758, CP
CC ERíos; art. 610, párr. 2", CPCC SFe; art. 685, CPCC Cór-
doba), he confeccionado la siguiente cuenta particionaria:
a) HIJUELA DE LA C ~ N Y U G E SUPÉRSTITE GD DE M.
Ha de haber por su porción como cónyuge supkrstite en
los bienes gananciales, la suma equivalente a la mitad del
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

valor total ellos, más la tercera parte que le corresponde


como heredera en los bienes propios del causante, o sea la
suma total de $ ...
Se le adjudican en pago de dicha suma los siguientes
bienes:
1) Una fracci6n de terreno con todo lo clavado, planta-
do y edificado, ubicado en ... [transcribir la descripción se-
gún título, con todos los datos de inscripción de dominio y
no de partida para el pago del impuesto inmobiliario]. Se
valua en la suma de $ ...
2 ) U n juego de comedor compuesto de una mesa (de
2,30 por 1,15 mts), con ocho sillas y dos sillones de cabece-
ra, se tasa en la suma de $ ...
3) Un aparador de tres cuerpos y trinchante, en made-
ra, se tasa en $ ...
4 ) U n juego de loza marca ... de cuarenta y cuatro pie-
zas, valor $ ...
5 ) U n juego de sillones "Chesterfield" compuesto de un
sillón de cuatro cuerpos y dos sillones individuales; se tasa
en la suma de $ ...
6) U n juego de doce copas de champagne de cristal de
"Bohemia" y veinticuatro copas de vino y agua de la misma
calidad. Se valhan en $ ...
7) U n juego de cubiertos de Plata Lappas, de setenta y
dos piezas, se valúa en $ ...
TOTAL$ ...
Queda cubierta esta hijuela.
NNN, ... de ... de ...
b) HIJUELA DE LOS HIJOS GM Y EM.
Ha de haber por sus porciones hereditarias en carácter
de hijos matrimoniales del causante, sobre la mitad de los
gananciales y las dos terceras partes de bienes propios, la
suma total que asciende a $ ...
Se les adjudica en pago, en condominio y por partes
iguales, los siguientes bienes que se describen a continua-
ción:
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

1) Inmueble: un departamento ubicado en la ciudad de


M a r del Plata, sito en ... (transcribir la descripción según ti-
tulo, con todos los datos de inscripción de dominio y no de
partida para el pago del impuesto inmobiliario). Se valúa
en la suma de $ ...
2) Un crédito contra su señora madre en compensación
por las partes que les corresponde en el mobiliario que en
su totalidad se le adjudicó a la misma por la suma $ ...
TOTAL $ ...
Se deja constancia que el crédito adjudicado en este hi-
juela ya fue abonado por la Sra. GD de M, sirviendo esta
constancia de recibo cancelatorio.
Queda cubierta esta hijuela.
NNN, ... de ... de ...
Por todo lo expuesto, en mi carácter de perito partidor
a VS pido:
a) Tenga por practicadas las operaciones particionarias
y las ponga de manifiesto en Secretaría por el término de
ley (art. 731, CPCCN; art. 766, CPCCBA; art. 611, CPCC
SFe; art. 686, CPCC Córdoba; art. 760, CPCC ERíos).
b ) En prueba de conformidad, suscriben este escrito los
herederos declarados en autos.
c) Oportunamente, y si no hubiere oposición, dicte re-
solución aprobándolas y ordenando la inscripción de las hi-
juela~en los registros pertinentes, oficiándose a sus efectos.

Los herederos pueden prestar la conformidad suscribien-


do el mismo escrito que contiene la operación particionaria,
renunciando al término de manifiesto, y solicitando directa-
mente la aprobación de la operación. Si no consta la con-
formidad de los herederos en el escrito de partición, éste se
presenta al juzgado, al juicio sucesorio y el juez la pone de
manifiesto por el término que fije el Código Procesal respecti-
vo, durante el cual los interesados pueden impugnarla. De
lo contrario, si estan todos de acuerdo, pueden dejar pasar el
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

término de manifiesto y pedir la aprobación, o, para m8s cer-


teza, presentar el escrito que sigue a continuación.

Señor Juez:
GD de M, GM y EM, todos herederos declarados en au-
tos "M, F slsucesión ab intestato", comparecemos ante VS y
exponemos:
Que habiendo sido notificados del manifiesto de las ope-
raciones particionarias practicadas por el perito doctor ...,
venimos a manifestar a V S que tales operaciones han sido
realizadas conforme a nuestras instrucciones, que estamos
de acuerdo y por lo tanto prestamos nuestra expresa con-
formidad con ellas.
En consecuencia, solicitamos se dicte resolución apro-
bando la partición en cuanto por derecho corresponde, y
disponiendo la inscripción de las respectivas hijuelas, ofi-
ciándose a sus efectos.

NNN, ... de ... de ...


AUTOSY VISTOS:autos caratulados "M, F slsucesión a b in-
testato", de los que RESULTA que el perito doctor ha presenta-
do la partici6n de los bienes hereditarios, y los herederos
han pedido su aprobación,
CONSIDERANDO: Que las operaciones particionarias se han
realizado cumpliendo las prescripciones del C6digo ritual;
que todos los herederos declarados han prestado su expresa
conformidad por escrito glosado a fs. ...; que al aprobarse
las operaciones de inventario y avalúo se verific6 el pago de
los impuestos y tasas.
Por todo ello,
RESUELVO: aprobar la partici6n practicada en autos en
cuanto por derecho corresponde, y ordenar la inscripción
de las hijuelas en los registros correspondientes, oficiándose
a sus efectos.
Notifíquese, insértese, agréguese copia.
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

6 SOLICITA
LIBRAMIENTO DE OFICIO PARA Z N S C R I P C Z ~ N
DE BIENES EN EXTRMA
JURISDICCI~N

Quien tiene intervención en la verificación de la situación


jurídica del inmueble y quien autoriza la inscripción al orde-
narla es el juez del sucesorio, y no puede delegar en ninguna
otra autoridad el cumplimiento de esos recaudos mientras no
se implemente otro mecanismo en los registros locales que
satisfaga ese requisito (CNCiv, Sala G,221718 1, ED, 95-367).
Es el juez de la sucesión quien tiene jurisdicción -con ex-
clusión de cualquier otro- para disponer la inscripción en
el Registro Inmobiliario de la declaratoria de herederos, en 61
dictada (CNCiv, Sala F, 311 2/82, LL, 1983-B-161).
Dispone el art, 7" de la ley 22.172 que cuando se trata de
cumplir resoluciones que deban inscribirse en los registros
de otra jurisdicción territorial, debe presentarse testimonio del
pronunciamiento, con los recaudos previstos en el art. 3" de
dicha ley y con la constancia que la resolución esta. ejecuto-
riada. Y de acuerdo con el precepto contenido en el artículo
citado el instrumento debe contener -entre otros recaudos- el
sello del tribunal y la firma del juez y del secretario en cada
una de sus fojas.
El nuevo art. 730 del C6d. Procesal -que reemplaza al
art. 757 de anterior ordenamiento- no ha tenido en cuenta
las prescripciones de la ley 22.172 que tornan innecesaria la
expedición de exhortos para la inscripción en los registros
provinciales. Ello es así por cuanto el tramite se hace con la
presentación directa de un testimonio con las formalidades
que especifica el art. 7" o eximiendo únicamente de la justi-
ficación previa del pago de los gravámenes, porque tal con-
tralor se concreta por las autoridades recaudadoras locales
(CNCiv Sala G, 221718 1, ED, 95-367; id, Sala A, 27/4/82, ED,
99-55 1).

Señor Juez:
NN, abogado, por la participación acreditada en autos
caratulados "M, F slsucesorio" expte. no ..., año ..., compa-
rezco ante VS y digo:
Que habiendo confirmado la subsistencia de dominio
del inmueble sucesorio a nombre del causante con el infor-
me registra1 de fs. ..., vengo a solicitar se libre oficio ley
22.172 al director del Registro General de la Propiedad de
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

la ciudad de Rosario, a fin de que proceda a inscribir Ia


declaratoria de herederos dictada en autos y obrante a fs.
..., y el dominio del inmueble sito en esa ciudad calle ...
no ..., adjudicado al heredero RM en la operación particio-
naria aprobada por auto de fecha ..., obrante a fs. ...
Se deberá dejar constancia de que se han abonado los
impuestos respectivos, se han realizados los aportes a las ca-
jas profesionales de abogados, y que consta el pago de los
honorarios del abogado intervinientes doctor ...
En el oficio se transcribirh el auto de declaratoria y la
descripción del inmueble, disponiéndose que el Registro de
la Propiedad de aquella jurisdicción proceda a inscribir la
transmisión de dominio a favor del heredero mencionado,
transcribiendo la parte resolutiva del auto aprobatorio de la
partición.
Proveer de conformidad.

9 17. ACCIONES
DE NULIDAD DE LA P A R T Z C I ~ N

La partición judicial es un acto jurídico civil y procesal,


que puede ser anulado por vicios de la voluntad previstos por
el Código Civil y Comercial para los actos jurídicos en general,
y por violación de los principios específicos de la partición en
especie y fundamentalmente por violaci6n del principio de
igualdad. Asimismo, son causales los vicios procesales por
incumplir los requisitos de los c6digos rituales. Estos vicios
de la voluntad y procesales operan como causa explicativa de
la violación del principio de igualdad, en función de lo cual
resulta el perjuicio del actor (PI~REZ LASALA - MEDINA,Acciones
judiciales en el derecho sucesorio, p. 371 y SS.; WAGNER, La par-
tición hereditaria; GUAGLIANONE, Nulidad de la partición heredi-
taria, JA, 1956-111- 129, secc. doctrina). La partición extraju-
dicial puede ser invalidada por vicios de fondo.

Señor Juez:
GM, argentino, DNI ..., casado, comerciante, domicilia-
do realmente en calle ..., ciudad de ..., con patrocinio letra-
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

do, y constituyendo domicilio a a los efectos legales en el


estudio de mi abogado patrocinante, calle ... de esta ciudad.
comparezco ante VS y expongo:
1. Acc16~. En mi carácter de heredero del causante
FM, promuevo acción de nulidad de la partición practicada
por el perito doctor ..., en los autos "M, F slsucesión a b in-
testato", expte. no ..., año ..., que se tramita ante este mismo
Juzgado, contra el mencionado perito, domiciliado en ..., y
contra los herederos GP de M, y RM, domiciliados en ...,
a fin de que se declare nula la partición y se reformule por
un nuevo perito que se sorteará de la lista de abogados,
debiendo éste escuchar a las partes previamente, y respetar
el principio de igualdad. Con costas.
11. HECHOS.El ... de ... de ... falleció en esta ciudad
mi padre, FM, y junto con mi madre GP y mi hermano RM
promovimos la sucesión ante este Juzgado, obteniendo de-
claratoria de herederos a nuestro favor en fecha ..., la cual
se inscribió en el Registro General de la Propiedad bajo el
no..., tomo ..., folio ...
A continuación propusimos que se designe perito inven-
tariador, tasador y partidor al Dr. ..., quien habia sido ami-
go de nuestro padre y mantenía buena relación con nuestra
madre.
Yo hacía años que vivía en la localidad de ..., donde
ejerzo mi profesión de veterinario, por lo tanto quienes aquí
llevaron adelante el trámite fueron mi madre y mi herma-
no RM.
El haber hereditario, como consta en el inventario de
fs. ..., esta compuesto de diversos y valiosos bienes inmue-
b l e ~urbanos y rurales, y muebles, como también semovien-
tes y automotores (una camioneta y un autom6vil).
Pues bien, yo me enteré de la partición cuando ya esta-
ba realizada y me presentaron un escrito para que lo firme
expresando nuestra conformidad con ella. Al leerlo me doy
cuenta de que se me había perjudicado manifiestamente en
la distribución de los bienes, por lo tanto no firmé el escri-
to y fui a consultar al abogado que hoy me patrocina.
La partición se presentó al sucesorio y se puso de ma-
nifiesto por el término de ley. Como no firmé el escrito
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

prestando conformidad, fui notificado el día ..., según acre-


dito con la cédula adjunta y en el plazo legal vengo a im-
pugnar la partición por los siguientes motivos:
En primer término, la partición judicial adolece de de-
fectos formales: el perito no aceptó el cargo, y no se reunió
previamente con los herederos para escuchar sus pretensio-
nes en cuanto a la distribucibn de los bienes. Es una regla
consagrada por la legislación procesal argentina la norma
establecida en el art. 6 10 del CPCC SFe en cuanto dispone
que "para hacer la adjudicación el perito oirá a los interesa-
dos a fin de obrar de conformidad con ellos en todo lo que
estén de acuerdo o de conciliar en lo posible sus pretensio-
nes" (v.gr., art. 729, CPCCN; art. 764, CPCCBA; art. 758,
CPCC ERíos; art. 685, CPCC Córdoba). En este caso resul-
taba imperioso escucharnos porque somos tres herederos,
había bienes diversos e importantes, gananciales y propios,
rurales y urbanos, y que yo, en mi carácter de veterinario,
atendia la hacienda de mi padre. Nunca fui llamado por el
perito; no me convocó para enterarse de mi situación y de mis
pretensiones, pues si éstas no hubiesen concordado con la de
los otros dos herederos, era su deber intentar conciliarlas.
Hizo la partición seguramente de acuerdo con mi madre y
mi hermano y directamente la presentó al Juzgado. Recién
me llamaron para firmar el escrito prestando conformidad
a la partición que ya estaba presentada en el Juzgado.
En segundo lugar, como consecuencia de esa violaci6n
formal, se ha violado el principio de igualdad. En efecto,
el campo de trescientos cincuenta hectáreas, cuatrocientos
animales vacunos, tractor, demás implementos agrícolas y
la camioneta se adjudicaron a mi madre y a mi hermano, o
sea, una unidad econ6mica en plena producci6n; a mi ma-
dre además la casa que fue el hogar familiar y el automóvil,
y a mi dejan un departamento de dos dormitorios, un terre-
no baldío en un barrio periférico, ambos sobrevaluados,
más unos pocos bienes muebles que adornaban la casa del
causante. No se necesita una pericia sobre el valor de las
propiedades para advertir la gruesa diferencia de valores
entre los bienes adjudicados a mis coherederos y los que
dejaron a mi. No tuvieron en cuenta que si existe actual-
mente un plantel de cuatrocientos animales vacunos fue por-
que lo vengo atendiendo y asesorando a mi padre desde
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

hace varios años. Además del perjuicio económico que me


causa este tratamiento absolutamente desequilibrado en la
división de los bienes, groseramente violatorio del princi-
pio de igualdad, se suma la irritante desconsideración de
no haberme siquiera consultado mi opinión sobre la for-
ma de hacer la división, que era un deber legal del perito
partidor.
Por todo ello, pido se declare nula la partición (C2"Civ
Com Córdoba, 29/8/58 y 2817159, RepLL, 1963-1448, no 46,
47 y 38), y se reformule nuevamente designándose otro pe-
rito por sorteo de la lista de abogados, quien deberá previa-
mente escuchar a las parte sobre su pretensiones y tratar
de conciliarlas.
111. DERECHO. Fundo mi derecho en el art. 610 del CPCC
SFe y en el principio de igualdad de la partición, que aun-
que no está expresamente plasmado en los artículos del Có-
digo Civil, surge del propio concepto de particihn, cuyo fin
es determinar los bienes concretos que corresponden al he-
redero según la alícuota del patrimonio hereditario en esta-
do de indivisión, y además lo invoca expresamente VÉLEZ
SARSFIELD en la nota al art. 35 14'. El mecanismo de la cola-
ción (art. 2385 y s ~ . ,C6d. Civil y Comercial; art. 3476 y
SS., Cód. Civil) está destinado precisamente a restablecer
la igualdad entre los herederos, quebrada por una liberali-
dad efectuada en vida por el causante a favor de uno de
ellos. Por último, la igualdad particionaria es una proyec-
ción de la norma constitucional que consagra la igualdad
ante la ley (art. 16, Const. nacional).
W . PRUEBA.Ofrece la siguiente documental:
Todas las constancias documentales del expediente ca-
ratulado "M, F sIsucesi6n ab intestato", expte. no ..., año ...,
en tramite ante este mismo Juzgado.
V. TEMPORANEIDAD
DE ESTA A C C I ~ N . Promuevo esta acci6n
dentro del plazo de manifiesto de las operaciones particio-
narias, cuyo proveído me fue notificado el día ..., según cé-
dula que adjunto.

Acciones judiciales en el derecho sucesorio,


- MEDINA,
1 P ~ s a zLASALA
p. 398 y 399.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

VI. COMPETENCIA DE VS. VS es competente para enten-


der en esta acci6n en virtud del fuero de atracci6n del jui-
cio sucesorio, dispuesto para esta acción especialmente por
el art. 2336 del C6d. Civil y Comercial (en igual sentido, inc.
2" del art. 3284, Cód. Civil).
VII. PETICION. Por todo lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco.
b) Tenga por promovida demanda de nulidad de parti-
ci6n contra el perito partidor Dr. ..., y los herederos GP de
M y RM a quienes se citará para que en el término de ley
comparezcan a estar a derecho y contestar la demanda.
c) Tenga presente la prueba ofrecida.
d) Oportunamente, admita esta demanda y declare la
nulidad de la partición practicada en autos, y mande refor-
mularla por un nuevo perito que se sorteará de la lista de
abogados, debiendo éste escuchar a las partes previamente,
y respetar el principio de igualdad. Con costas.

Señor Juez:
ML, argentino, DNI ..., casado, en su carácter de here-
dero declarado de don JL, con domicilio real en y a los
efectos legales en el estudio de su abogado patrocinante,
calle ... de esta ciudad, comparezco ante VS y expongo:
1. A C C I ~ NPromuevo
. acción ordinaria de nulidad de
la partición practicada por el perito Dr. RL en autos "L, JF
slsucesión ab intestato", expte. no ..., año ..., en trámite ante
este mismo Juzgado, contra el mencionado perito, domici-
liado en calle ..., ciudad, que a Ia vez es heredero declarado
junto con el suscripto, en carhcter de hijos del causante
JFL, a fin de que se anule la partici6n impugnada y las
inscripciones dominiales efectuadas en su consecuencia, se
designe un nuevo perito y se proceda a una nueva parti-
ción, Con costas,
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

11. HECHOS. El patrimonio relicto estaba compuesto


por un campo de novecientas cincuenta hectáreas, con des-
tino mixto de ganadería y agricultura, sito en jurisdicción
de..., ochocientos vacunos, una camioneta Ford y diversos
implementos agricolas, todos inventariados en el inventa-
rio practicado a fs. ... de los autos sucesorios. Y además
un departamento en la ciudad de ...
Pues bien, por mi parte desde siempre me dediqué al tra-
bajo del campo junto a mis padres. Después del fallecimien-
to de nuestra madre, seguí con mi padre dedicado a las ta-
reas agrícolas ganaderas, mientras mi hermano se fue a la
ciudad a estudiar abogada y una vez recibido se quedó allá
dedicado al ejercicio de su profesión, viniendo de vez en cuan-
do al campo, porque atendía a diversos clientes de la zona.
Fallecido nuestro padre, nada más natural que firmarle
un poder general con amplias facultades a favor de mi her-
mano, en quien confiaba plenamente.
Pues bien, hubimos de vender doscientos animales para
pagar los gastos del sucesorio, y después de un tiempo me
dijo que estaba todo concluido, y que siguiera trabajando
tranquilo en el campo, pero que debíamos arreglar las con-
diciones de la explotaci6n. Como no entendfa muy bien
las explicaciones que me daba, y como pretendía llevarse
prácticamente todas las utilidades de las cosechas sin apor-
tar nada, además del 50% por ciento de la producción gana-
dera, hablé con el contador y éste me aconsejó que fuese a
ver un abogado.
Mi abogado patrocinante pudo ver y estudiar el expe-
diente sucesorio, y de ese examen surge que utilizando el
poder que le otorgara, mi hermano se hizo nombrar perito
inventariador, tasador y partidor y realizó la valuación y
partición de la herencia a su exclusivo gusto y beneficio,
haciéndome firmar escritos dando Ia conformidad con 10
actuado, cuando en rigor de verdad nunca fui informado,
ni nunca me explicó como hizo realmente la operación par-
ticionaria, que nunca vi. La partición fue aprobada por re-
soluci6n de fecha ..., y los bienes se inscribieron en el Re-
gistro de la Propiedad de la siguiente forma ...
El demandado utilizó la astucia, el artificio, desplegó
una conducta engañosa, venia seguido a verme al campo,
me daba tranquilidad de que todo se hacía bien, que debía-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

mos pagar gastos e impuestos y vendí en total doscientos


animales vacunos para hacer frente a esas obligaciones. Y
después me dijo que habia concluido el trámite, que estaba
todo arreglado. Se aprovechó de mi ligereza, ignorancia,
inexperiencia en cuestiones jurídicas, y de la plena confian-
za que en él habia depositado.
Resulta que el campo de novecientas cincuenta hectá-
reas, que era un bien propio de mi padre, lo inscribi6 ínte-
gramente a su nombre, como también la mitad de los ani-
males vacunos restantes (trescientos animales) y las maquinas
agrícolas. A mi me adjudic6 el departamento y la otra mi-
tad de los vacunos. Es de público conocimiento que nues-
tro campo en la zona en que está ubicado tiene un valor no
menor de US$ 3.000 la hectárea, o sea un valor total de US$
2.850.000,y el departamento no vale mAs de US$ 300.000,
por lo cual la partición que hizo lesiona palmariamente mi
legítima hereditaria, pues con los bienes que me adjudicó
no se cubre ni remotamente la cuota que me corresponde
en el patrimonio relicto.
Se configura asi no solamente el dolo con los requisitos
de los arts. 271 y 272 del C6d. Civil y Comercial (arts. 931 y
932, Cód. Civil), sino también el vicio de lesión previsto por
el art. 332 del C6d. Civil y Comercial (art. 954, pArr. 2", C6d.
Civil) por la ventaja patrimonial grosera, excesiva y des-
proporcionada que ha obtenido el perito partidor y here-
dero a la vez2, con el acto particionario que impugno por
medio de esta acción por el gravísimo perjuicio que me in-
flige, en cuanto lesiona mi legitima y el principio de igual-
dad de la partición, aprovechándose de mi ignorancia e
inexperiencia.
Se trata de vicios de fondo, por lo cual la aprobación
de la partición no constituye obstáculo alguno para la pro-
rnoci6n de esta acci6n nulificatoria fundada en normas del
Código Civil, en cuanto a los requisitos de la acción y en
cuanto a los plazos de prescripci6n.
Se deberán asimismo anular consecuentemente las ins-
cripciones dominiales efectuadas como corolario de la apro-
bación de la partición, oficiandose a sus efctos.

Derecho de las
2 Sobre el vicio de lesi6n en la particih, ver ZANNONI,
sucesiones, t. 1, 716.
DENUNCIA DE BIENES, INVENTARIO Y AVALÚO. PARTICI~N

111. PRUEBA.Ofrezco la siguiente documental:


Todas las constancias documentales del expediente ca-
ratulado "L, JF slsucesión ab intestato", expte. no ..., año ..,
en trámite ante este mismo Juzgado.
IV. DERECHO. Fundo mi derecho en los arts. 271, 332
y concs. del C6d. Civil y Comercial [arts. 931, 932, 954 y
concs., Cód. Civil], y en el art. 330 y SS. del CPCCN [art.
330 y SS., CPCCBA; art. 390 y SS., CPCC SFe; art. 485 y SS.,
CPCC Córdoba; art. 3 18 y SS., CPCC ERios].
V. COMPETENCIA DE VS. Usía es competente para enten-
der en esta acción en virtud del fuero de atracción del jui-
cio sucesorio, dispuesto para esta acci6n especialmente por
el art. 2336 del Cód. Civil y Comercial (en igual sentido, inc.
2 O , art. 3284, C6d. Civil y Comercial).
VI. PETICI~N. Por todo lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito a lo expuesto.
b) Tenga por promovida demanda ordinaria de nulidad
de la partición practicada en los autos sucesorios de L, JF
contra el perito partidor y heredero RL, a quien se citará y
emplazará para que comparezca en el término de ley a es-
tar a derecho y contestar la demanda.
c) Tenga presente la prueba ofrecida.
d) Oportunamente, admita esta demanda y declare la
nulidad de la partición practicada en autos, y de las ins-
cripciones dominiales efectuadas en su consecuencia, y man-
de reformularla por un nuevo perito que se sorteara de la
lista de abogados, debiendo este escuchar a las partes pre-
viamente y respetar el principio de igualdad. Con costas.
DERECHOS Y ACCIONES
DE LOS HEREDEROS

A) ABANDONO
DE LA HERENCIA

a ) Según el Código Civil. El abandono es un instituto in-


tegrante del régimen del beneficio de inventario, que consti-
tuye una facultad del heredero beneficiario de liberarse de las
deudas que gravan el acervo sucesorio, mediante el traspaso
a los acreedores y legatarios de la posesión de los bienes su-
cesorio~a fin de que los administren, los liquiden y se cobren
sus créditos y legados, quedando para el heredero abando-
nante, que conserva su carácter de tal y de propietario de la
herencia, el remanente que eventualmente pudiese quedar,
pues el abandono no implica la renuncia a la herencia (arts.
3379 a 3391, Cód. Civil).
Nada dispone el Código Civil sobre la forma de concretar
el abandono; la doctrina está de acuerdo en que se debe for-
mular mediante escrito presentado al juez de la sucesión.
El abandono es un derecho individual de cada heredero;
si algunos herederos abandonan y otros no, estos últimos de-
berán tomar a su cargo la administracih y liquidación de la
herencia. Si abandonan todos, los acreedores y legatarios de-
ben asumir esas funciones, para lo cual deben proponer al
juez un administrador y, si no hay acuerdo, lo designa el juez
de oficio. Se lo denomina "curador", porque se trata de un
administrador de bienes ajenos. Pagados los acreedores y le-
gatarios, el curador debe entregar el remanente, si hubiere, a
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

los herederos (FERRER, El abandono del heredero beneficiario y


la liquidación de la herencia, LL, 155-1024, y sus referencias).
Durante el trámite de liquidacidn de la herencia a cargo
del curador, la doctrina y jurisprudencia están de acuerdo en
que el juez debe suspender el tramite de las ejecuciones indi-
viduales de los acreedores sucesorios, debiendo aplicarse por
analogía las normas concursales (FORNIELES, Tratado de las su-
cesiones, t. 1, no 138 bis; BORDA, Tratado. Sucesiones, t. 1, no
399; PERRINO, Derecho de las sucesiones, t. 1, no 668; FERRER, La
sucesión beneficiaria, no 191, 199 y 286).
b) En el Código Civil y Comercial. El nuevo Código no
ha contemplado explícitamente el abandono del heredero be-
neficiario, pero observamos que si la ley limita la responsa-
bilidad del heredero a los mismos bienes hereditarios (arts.
2280, párr. 3", y 23 16), quedando a salvo su patrimonio per-
sonal, y si los acreedores sucesorios adquieren derecho a ser
satisfechos con el relictum como si contasen con un derecho
real de garantía (ag. art. 23 16, Cód. Civil y Comercial), con-
sideramos que entregando por vía judicial esos bienes a todos
los acreedores y legatarios de la sucesi6n presentados en au-
tos o conocidos, queda liberado de responsabilidad por el
pasivo hereditario, aun cuando esa facultad de abandono haya
sido suprimida.
Adquiere importancia el abandono cuando la aceptación
del heredero se torna irrevocable, y luego advierte que el pa-
sivo de la herencia es voluminoso y que poco o nada le que-
dar& por lo cual debería continuar con farragosos tramites
judiciales, sin obtener al final ninghn beneficio. En esas cir-
cunstancias, le conviene entregar los bienes a los acreedores
y legatarios para que los liquiden y se cobren, liberhdose
de aquella carga y de asumir la calidad de sujeto pasivo en
las acciones de los acreedores y legatarios. En materia de
hipoteca también en el Código Civil y Comercial se suprimió
la facultad de abandonar el inmueble gravado del propietario
no deudor (tercer poseedor); no obstante, se considera viable
esta opción del propietario del bien gravado, con lo cual se
facilita el procedimiento de ejecución (RIVERA- MEDINA, Código
Civil y Comercial de la Nacion Comentado, t. VI comentario
del art. 2200, p. 840). La situaci6n del tercer poseedor del
inmueble hipotecado es similar a la del heredero con respon-
sabilidad limitada a los bienes hereditarios (esta similitud ya
la planteó C~cu,Derecho de las sucesiones. Parte general, trad.
J . M . GONZALEZPORRAS, p. 84, 88, 93 y 95). En igual sentido,
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

DE GASPERI,Tratado del derecho heredita~o,t. 1, no 136 in fine),


por lo cual es factible la misma solución.
Hay que destacar que en el Código Civil derogado la acep-
tación se presumía hecha bajo beneficiario de inventario y
que esta aceptación se tornaba irrevocable después de venci-
do el plazo de treinta días a contar desde la presentación al
Juzgado del sucesorio del inventario de los bienes relictos,
practicado espontáneamente por e1 heredero, o como conse-
cuencia de una intimación judicial de parte interesada, para
lo cual tenia un plazo de tres meses desde la intimación
(arts. 3363 y 3366, C6d. Civil). Esa posibilidad de retractar-
se de la anterior aceptacidn en ese plazo de treinta días pos-
teriores a la presentación de inventario, ha desaparecido en el
Código Civil y Comercial; por lo tanto, la aceptación es irrevo-
cable desde el momento en que se hace (conf. P ~ R ELASALA, Z
Tratado de sucesiones, t. 1, no 322 al final), la cual confirma el
art. 2298, según el cual el heredero puede renunciar, mientras
no haya mediado acto de aceptacidn. O sea, que la acepta-
ción en el nuevo Código es irrevocable desde el momento en
que se realiza. De ahí entonces que asuma trascendencia
práctica la facultad de abandonar los bienes hereditarios. Y
esta facultad del heredero con responsabilidad limitada a los
bienes sucesorios la puede seguir ejerciendo, reiteramos, aun
cuando haya sido suprimida la regulación del abandono en el
nuevo Código (conf. ALTERINI, Código Civil y Comercial comen-
tado, t. XI, p. 116 y 1171,

5 2 . ESCRITO
DEL HEREDERO MANIFESTANDO QUE ABANDONA
LA HERENCIA

Señor Juez:
NN, heredero declarado de don MN, según declaratoria
dictada en fecha ... (fs. ...), domiciliado realmente en ... y a
los efectos legales en el estudio de su abogado patrocinante,
doctor ..., calle ..., comparezco ante VS y digo:
Como heredero beneficiario, de conformidad a lo dis-
puesto en el art. 3363 del C6d. Civil, vengo a ejercer el de-
recho que me confiere el art. 3379 del mismo Código, por
lo cual por este acto hago abandono de todos los bienes de
la sucesión a favor de los acreedores y legatarios del cau-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

sante, con los alcances prescriptos en la norma citada y en


el art. 3381 del C6d. Civil.
Esta decisión deberá notificarse a los acreedores cono-
cidos o presentados en autos a fin de que adopten las medi-
das pertinentes para la administracidn y liquidación de los
bienes relictos.
Por lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco.
b) Tenga presente el abandono que por este acto hago
de los bienes de la sucesi6n de mi padre don ...
c) Lo haga saber a los acreedores y legatarios a sus
efectos.

Señor Juez:
NN, heredero declarado de don MN, según declaratoria
dictada en fecha ... (fs. ...), domiciliado realmente en ... y a
los efectos legales en el estudio de su abogado patrocinante,
doctor ..., calle ..., comparezco ante VS y digo:
Que siendo heredero aceptante con responsabilidad li-
mitada a los bienes de la herencia (art. 2280, C6d. Civil y
Comercial), y teniendo los acreedores y legatarios de la su-
cesión derecho a cobrarse con dichos bienes con preferen-
cia a mis eventuales acreedores personales (art. 23 16), bie-
nes que por ello mismo se encuentran legalmente separados
de mi patrimonio personal, vengo por este acto a efectuar
el abandono todos los bienes de la sucesión a favor de los
acreedores y legatarios del causante. Esta facultad la reco-
nocían expresamente los arts. 3379 a 338 1 del antiguo Có-
digo, pero aunque no hayan sido receptados en el nuevo,
eso no significa que por principios generales no siga vigen-
te esta facultad.
En consecuencia, se deberá notificar a los acreedores
conocidos o presentados en autos a fin de que adopten las
medidas pertinentes para la administración y liquidación de
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

los bienes relictos, nombrando un curador para que proce-


da a la liquidación de los mismos y pago de las deudas le-
gados.
Por lo expuesto a VS pido:
1 ) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco.
2) Tenga presente el abandono que por este acto hago
de los bienes de la sucesión de mi padre don ...
3) Lo haga saber a los acreedores y legatarios a sus
efectos.

5 3. ESCRITO
DE ACREEDOR SOLICITANDO D E S Z G I V A C I ~ N
DE CURADOR DE LA SUCESIdN ABANDONADA
POR LOS HEREDEROS BENEFICIARIOS

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva, con
fianza vigente, constituyendo domicilio a los efectos legales
en calle ... de esta ciudad, comparezco ante VS y expreso:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el poder que en
original y copia se acompaña, soy apoderado de F M Com-
pañía Financiera SA, con domicilio en Av. ... de esta ciudad.
11. PRESENTACIÓN POR PARTE. En tal carhcter me presen-
to por parte en el juicio "ZZ sIsucesión ab intestato", expte.
no ..., año ..., en tramite ante este Juzgado, a tomar la inter-
vención legal correspondiente.
111. OBJETO. Mi representada es acreedora de don ZZ,
en razón de que le otorgó un préstamo personal del cual
a la fecha de su fallecimiento quedó un saldo deudor de
$ 35.000, según acredita con el contrato de mutuo suscripto
por el causante y certificado de saldo deudor expedido por
el contador de la empresa W, documentos que adjunta a
esta presentación.
Los herederos son la cónyuge supérstite M de 2,domi-
ciliada en calle ..., y su hijo MZ, domiciliado en calle ...,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

ambos de esta ciudad, según declaratoria dictada en estos


autos, fs. ...
Ambos herederos han abandonado la herencia, según
escrito presentado a fs. ...
A su vez mi representada ha sido notificada de dicho
acto cumplido por los herederos declarados en autos, y como
ninguna medida tendiente a instar el procedimiento se ha
dictado, mi mandante me ha instruido para que solicite a
VS la fijación de una audiencia con la finalidad de designar
un curador que se haga cargo de la administracibn y liqui-
dación de los bienes hereditarios, y proceda a pagar a los
acreedores y legatarios presentados, debiendo entregar el
remanente, si lo hubiere, a los herederos abandonantes.
Se deberá citar a dicha audiencia a todos los acreedo-
res y legatarios presentados, para que propongan la perso-
na que ejercerá el cargo de curador, y si no se logra mayoría
que lo designe el juez, practicándose un sorteo de la lista
de abogados.
IV. DERECHO. Fundo esta pretensión en los arts. 2280,
23 16 y concs. del C6d. Civil y Comercial [arts. 3379 a 3381,
C6d. Civil], y en la jurisprudencia y doctrina sobre la aplica-
ción de dichas normas.
V. Por todo lo expuesto a VS pido:
PETICI~N.
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carhc-
ter que invoco, en mérito a la documentación acompañada.
b) Fije fecha de audiencia a fin de designar curador a
esta herencia abandonada, citando a todos los acreedores y
legarios presentados.

9 4. DEMANDA
DE EXCLUSIÓN DE HEREDERO POR ZNDIGNZDAü

La indignidad es una sanción lega1 operada mediante una


sentencia judicial a petición de los legitimados activos, en vir-
tud de la cual se excluye de la herencia al heredero o legata-
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

rio que haya inferido al causante algunas de las ofensas tipifi-


cadas por la ley (arts. 3291 a 3293, 3295, 3296 y 3296 bis,
Cód. Civil; art. 2281, Cód. Civil y Comercial, que amplió el
elenco de causales). La novedad en el Código vigente es que
en todos los supuestos enunciados en el art. 2281 basta la
prueba de que al indigno le es imputable el hecho lesivo, sin
necesidad de condena penal (último párrafo del articulo).
Los legitimados activos son los parientes a quienes les
toca suceder en concurrencia o con exclusión del indigno
(art. 3304)) a los que la doctrina agrega el cónyuge supérstite
y el heredero instituido no pariente. El Código Civil y Co-
mercial simplifica esta enumeración, y dispone que pueden
demandar por indignidad "quienes pretendan los derechos
atribuidos al indigno", pudiéndose promover la acci6n s61o
después de abierta la sucesión (art. 2283). Legitimados pasi-
vos son los herederos (legítimos o testamentarios) y legata-
rios particulares, que hayan incurrido en algunas de las cau-
sales de indignidad. Cabe recordar que el legatario de cuota
es denominado en el Código Civil y Comercial como "herede-
ro de cuota", segíin art. 2488. Además, segan el párr. 2" del
art. 2283 del C6d. Civil y Comercial, pueden ser demandados
los sucesores a título gratuito del indigno y los sucesores par-
ticulares a título oneroso de mala fe. Se considera de mala
fe a quien conoce la existencia de la causal de indignidad.
La demanda se debe tramitar según las reglas del juicio
ordinario, y se promueve ante el juez del sucesorio (art. 3284,
inc. lo, C6d. Civil; art. 2336, C6d. Civil y Comercial, aunque
éste no menciona explícitamente la acción de indignidad).

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva, con
fianza vigente, con domicilio constituido en calle ... de esta
ciudad, comparezco ante VS y digo:
1. PERSONER~A. Soy apoderado de ..., cuyos demás da-
tos personales obran el poder adjunto, al cual me remito.
11. OBJETO. En tal carácter vengo a promover formal
demanda ordinaria contra ..., domiciliado en calle ... de ...,
en su carácter de heredero de don ..., a fin de que VS decla-
re su indignidad por la causal prevista en el art. 228 1, inc.
a, del C6d. Civil y Comercial [atentado contra la vida de la
esposa del causante; art. 3291 del C6d. Civil, excluyéndo10
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

de la herencia del causante, cuyo sucesorio se tramita ante


este mismo Juzgado (expte. no ..., año ...), ordenando la res-
titución a sus herederos de los bienes hereditarios que ten-
ga en su poder, con los alcances de los arts. 3305 [arts.
2285, 1935 y 1936, Cód. Civil y Comercial]. Con costas.
Todo de conformidad a las consideraciones de hecho y de
derecho que se detallan a continuación.
111. HECHOS.El causante, don ..., falleció en esta ciu-
dad el ..., promoviéndose el juicio sucesorio ante el Juzgado
Civil y Comercial de la ... Nominación de esta ciudad. Y
como su esposa ... falleció con anterioridad, y carece de
descendientes y ascendientes, lo heredan sus parientes cola-
terales, o sea, los actores de este juicio, quienes fueron los
iniciadores del juicio sucesorio. El demandado es hijo del
hermano prefallecido, don ..., y se ha presentado al suceso-
rio pretendiendo que se le declare heredero.
Ante esa pretensión, mis representados decidieron pro-
mover esta demanda a fin de que se lo excluya de la heren-
cia por haber injuriado al causante atentando contra la vida
de su esposa, incurriendo en la causa1 de indignidad del
art. 2281 inc. a, del C6d. Civil y Comercial [art. 3291, C6d.
Civil].
Efectivamente, en fecha ..., el heredero demandado aten-
t6 contra la vida de la esposa del causante, doña ..., como
consta en el sumario penal caratulado "... sltentativa de ho-
micidio", el cual se tramit6 por ante el Juzgado Penal no ...,
de los Tribunales de ... En una reunión familiar, suscitán-
dose una violenta discusibn, el demandado le imputó a la
esposa del causante un fraude en una empresa familiar per-
judicándolo gravemente; ésta le contestó muy mal y el de-
mandado extrajo un revólver y le disparó dos tiros, que afor-
tunadamente no dieron en el blanco. En dicha causa se
dictó sentencia en fecha ..., que condenó al demandado a
... años de prisidn, condena que fue confirmada en la Excma.
Cámara de Apelaciones en lo Penal, y que ya ha cumplido.
En consecuencia, y tratándose de una tentativa dolosa
de homicidio de la esposa del causante, y existiendo conde-
na firme, ha quedado configurada la causal de indignidad
invocada en esta demanda, por lo cual corresponde que así
lo declare VS y lo excluya de la herencia de ...
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

IV. PRUEBA.Ofrece como prueba documental, la si-


guiente:
El expediente caratulado "NNN sltentativa de homicidio",
expte. no ..., año ..., radicado en el Juzgado Penal no ... de
los Tribunales de ..., y todas sus constancias documentales.
V. DERECHO. Fundo esta acción en lo prescripto por
los arts. 2281, inc. a, 2283, 2285 y concs. del Cód. Civil y
Comercial [arts. 3291, 3302, 3304, 3305 y concs., Cód. Civil];
art. 330 y SS. del CPCCN [art. 390 y SS. y concs., CPCC
SFe; art. 330 y SS., CPCCBA; art. 485 y SS., CPCC Córdoba;
art. 318 y SS., CPCC ERíos].
VI. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta causa porque se trata de una acción que se tramita en-
tre coherederos y relativa a los bienes de la herencia de don
..., cuyo juicio sucesorio está radicado ante este Juzgado,
funcionando, por consiguiente, el fuero de atracción (art .
2336, C6d. Civil y Comercial; art. 3284, inc. lo, C6d. Civil).
VII. PETITORIO.
Por lo expuesto a VS solicito:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado en mkrito al poder acompañado, acordándose-
me la participación legal correspondiente.
b) Tenga por promovida formal demanda ordinaria con-
tra el heredero don ..., por declaración de indignidad a los
fines de su exclusi6n de la herencia de don ..., por haber
incurrido en la causal prevista en el art. 228 1, inc. a, Cód.
Civil y Comercial [art. 3291, Cód. Civil].
c) Cite y emplace al demandado para que comparezca a
estar a derecho (y a contestar la demanda, según los códi-
gos procesales de que se trate), en el término y bajo aperci-
bimientos de ley.
d) Tenga presente la prueba ofrecida y se ordene exhor-
tar al señor juez penal de los Tribunales de ..., a los fines
de la remisión del expediente caratulado "... sltentativa de
homicidio", expte. no ..., año ...
e) Oportunamente, declare indigno para suceder al cau-
sante don ..., al heredero demandado, excluyéndolo de la
sucesión, y ordenando la restitución a sus herederos de los
bienes hereditarios que tenga en su poder, con los alcances
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

de los arts. 2285, 1935, 1936 y 1938 del C6d. Civil y Comer-
cial [arts. 3305 y 3306, Cód. Civil]. Con costas.
SERA JUSTICIA

La desheredación consiste en la exclusión de la herencia


de un heredero forzoso por voluntad expresa del causante
manifestada en un testamento, y fundada en una causa legal
(arts. 3744 a 3478). S610 procede respecto de los descendien-
tes y ascendientes. Con relación al cónyuge, el Código Civil
no habia previsto causales de desheredación, no obstante tra-
tarse de un heredero forzoso.
Para un sector de la doctrina, basta presentar el testa-
mento en el juicio sucesorio para que produzca sus efectos y
quede excluido ab e'nitio el desheredado de la sucesión. S610
tienen que defender la desheredacibn en él pronunciada en el
supuesto de que el desheredado impugne el testamento o nie-
gue la existencia de la causal. Otros entienden que siempre
es preciso que los interesados promuevan el juicio de exclu-
sión del desheredado y prueben la causal invocada por el tes-
tador, para que la desheredación produzca sus efectos. Ante
la duda, es conveniente promover el juicio de exclusión por
desheredación y probar la causal indicada en el testamento.
Esta demanda s61o procede con respecto a una sucesión
cuyo causante haya fallecido con anterioridad al lo de agosto
de 2015, puesto que si el fallecimiento se produjo con poste-
rioridad a dicha fecha, regirá el Código Civil y Comercial
que ha suprimido la desheredación, considerándola englobada
dentro de la indignidad. Y lo ha hecho contra prácticamente
la opinión unánime de la doctrina que sostenía la convenien-
cia de mantener este instituto, complementario del sistema
de legitimas que impone al causante los herederos forzosos,
siendo este instituto, por consiguiente, un paliativo del siste-
ma legitimario al darle a aquél la posibilidad de excluir de su
herencia al heredero forzoso que lo hubiese ofendido grave-
mente. Asimismo, el causante es Ia persona que está en con-
diciones de evaluar con justeza la gravedad de la ofensa.

Señor Juez:
NN, argentino, DNI ..., casado, comerciante, domici-
liado realmente en ..., y FN, argentina, DNI ..., docente,
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

domiciliada realmente en ..., y ambos a los efectos legales


en el estudio de su abogado patrocinante doctor ..., sito en
calle ... de esta ciudad. Comparecemos ante VS y expo-
nemos:
1. Acc16~. Los suscriptos actuamos en nuestro carac-
ter de hijos matrimoniales de don DN y en tal calidad pro-
movimos ante este Juzgado la sucesión de nuestro padre
(expte. no ..., año ...), manifestando que eramos los únicos
y universales herederos, pues nuestra madre ya falleció hace
algunos años (expte. no ..., año ...). En tal carácter, promo-
vemos ahora demanda ordinaria contra GN, también hijo
del causante, domiciliado en calle ..., ciudad ..., por ecclta-
sión de la herencia de nuestro padre, por haberlo éste deshe-
redado por testamento por acto público otorgado ante el
registro de la escribana ... de esta ciudad, según escritura
de fecha ..., no ..., cuyo testimonio adjuntamos y desde ya
solicitamos se tenga como parte integrante de esta deman-
da. Copia auténtica de él también obra agregada a los au-
tos sucesorios de nuestro padre, don DN.
11. HECHOS. Desde la niñez nuestro hermano ... mani-
festó un carácter rebelde, discolo, independiente. Nun-
ca obedecía las órdenes que le impartían sus progenito-
res. En la escuela secundaria tuvo frecuentes y cotidianos
problemas de conducta, tanto con sus profesores como con
sus compañeros, y con sus padres. Finalmente, en el cuar-
to año abandonó los estudios causando un profundo dis-
gusto familiar. A partir de entonces dedicó todo su tiem-
po a diversiones, a frecuentar clubes, al juego. Falleció
nuestra madre, y d1 continuó con el mismo tren de vida.
No hacia caso a los consejos de nuestro padre, que le ro-
gaba que buscase trabajo, pues sus ingresos no alcanza-
ban para financiarle todos sus esparcimientos. Cuando
le negaba dinero, lo insultaba y trataba muy mal. La si-
tuación se fue agravando, hasta que se fue del hogar pa-
terno, lo cual no impidi6 que siempre apareciese a pedir
fondos.
En una ocasi6n le reclam6 una fuerte suma de dinero a
nuestro padre, y éste cansado de los constantes requerimien-
tos y viendo que su hijo no ejercía ninguna profesión ni ofi-
cio útil, no obstante los años transcurridos, le manifestó
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

con vehemencia que nunca más le daría dinero para man-


tener sus vicios y que buscase un trabajo honrado. GN reac-
cionó violentamente, lo insultó y lo agredió a golpes de
puños hasta derribarlo y dejarlo con la cara totalmente en-
sangrentada. Se fue, y nunca más se volvieron a ver, salvo
en ocasión de declarar ante el juez correccional que intervi-
no en la denuncia que por agresión y lesiones le hizo nues-
tro padre, quien poco despuks de este lamentable suceso
concurrió a la escribanía de la escribana pública ..., y allí
otorgó el testamento que se adjunta, donde deshereda a su
hijo por haberlo éste agredido por las vías de hecho, po-
niéndole con violencia las manos encima, configurándose Ia
causal prevista en el art. 3747, inc. lo, del C6d. Civil.
Las Iesiones en la cara se constataron por el médico de
policía, y en el expediente correccional constan las declara-
ciones de mi padre, y del testigo señor ..., que precisamente
en esos momentos se encontraba de visita. Se lo condenó
por lesiones leves.
GN ni siquiera apareció en ocasi6n del fallecimiento de
nuestro padre, no obstante lo cual se presentó al juicio su-
cesorio acompañando partida de nacimiento y pidiendo que
se lo declare heredero, desconociendo la existencia de la
causal de desheredación que menciona el testamento, lo
cual nos obliga a promover esta demanda.
111. PRUEBA.Ofrecemos como prueba documental el ex-
pediente del Juzgado Correccional de la ... NominaciCin, cara-
tulado "NG sllesiones leves", expte. no ..., año ... Se exhortará
a fin de que sea remitida dicha causa ad effectum videndi.
IV. DERECHO. Fundamos esta acci6n en las disposicio-
nes de los arts. 3744 a 3747, inc. lo, y concs. del Cód. Civil;
art. 330 y SS. del CPCC [art. 390 y SS., CPCC SFe; art. 330 y
SS., CPCCBA; art. 485 y SS., CPCC Córdoba; art. 318 y SS., CP
CC ERíos].
V. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta causa porque en este Juzgado se tramita el juicio suce-
sorio del testador, don ..., expte. no ..., año ..., y esta acción
se tramita entre coherederos y con relaci6n a los bienes de
esta herencia, por lo cual queda comprendida en el inc. lo
del art. 3284, funcionando, por consiguiente, el fuero de
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

atracción de dicho proceso universal (art. 2336, C6d. Civil y


Comercial).
VI. PETITORIO.Por todo lo expuesto a VS pedimos:
a) Nos tenga por presentados, domiciliados y en el ca-
rácter que invocamos.
b) Tenga por iniciada demanda ordinaria por ExctwsrbN
DE HEREDERO contra ... por desheredación, a quien se citara y
emplazará para que comparezca a estar a derecho (y a con-
testar la demanda, según los códigos procesales de que se
trate), e n el plazo y bajo apercibimientos de ley.
c) Agregue a los autos el testimonio autkntico del testa-
mento del causante otorgado por escritura ptíblica n" ..., de
fecha ..., ante el registro de la escribana pBblica ...
d) Oportunamente, admita esta demanda y disponga la
exclusión del heredero de esta sucesión, confirmando la des-
heredación efectuada por el causante, con costas.

a ) Régimen según d Código Civil. El art. 3575 del Cód.


Civil no se limita a configurar la separacidn de hecho sin vo-
luntad de unirse como causal objetiva de divorcio o separa-
ción personal, sino que inserta el factor subjetivo, la culpa, al
atribuir al cónyuge supérstite la posibilidad de conservar la
vocación sucesoria que alega su inocencia en Ia separación, e
imputa la culpa de la separaci6n fáctica del cónyuge prefalle-
cido, provocando un pleito entre éste y los herederos del cau-
sante que la pretenden excluir.
La carga de la prueba sobre la separacion de hecho sin
voluntad de unirse corre por cuenta de los actores; la deman-
dada podrá alegar que ella fue inocente de la separación y
probar su inocencia, o sea, en rigor, tiene que probar la culpa
del cónyuge fallecido respecto de las circunstancias que pro-
vocaron la separación (art. 3575, párr. 2"). Si logra conven-
cer al juez de que el culpable fue el causante, mantendrA su
vocación hereditaria.
b ) Regimen según el Cddigo Civil y Comercial. Este orde-
namiento suprime la separación personal y elimina la culpa
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

en el rggimen del divorcio, y se decreta a solicitud de cual-


quiera de los cónyuges, con el fundamento de su sola volun-
tad, sin esperar plazo alguno luego de contraído el matrimo-
nio (arts. 435, inc. c , 437, 438 y siguientes). La separación
de hecho sin voluntad de unirse es causal de cese de la voca-
ción sucesoria conyugal (art. 2437), sin ninguna alusión a la
culpa o inocencia de los cónyuges.
Quien pretenda excluir al cónyuge supérstite de la suce-
sión, tiene la carga de probar el hecho objetivo de la separa-
ción fáctica sin voluntad de unirse, a la época del fallecimiento
del causante, y nada más. Deberá probar todas las circuns-
tancias conducentes a generar en el juez la convicción de que
esa separacibn era definitiva, siendo admisibles todos los me-
dios de prueba.

Señor Juez:
NN, argentino, DNI ..., médica, domiciliada realmente
en calle ..., ciudad, y ZN, argentino, contador pdblico, do-
miciliado realmente en ..., y constituyendo domicilio legal
en el estudio de su abogado patrocinante doctor ..., en calle
..., ciudad ..., comparecemos ante VS y exponemos:
1. A C C I ~ NLos
. suscriptos en nuestro carácter de hijos
matrimoniales de nuestro padre ... cuyo sucesorio inicia-
mos en este Juzgado (expte. n" ..., año ...), promovemos
contra FGC, en su carácter de cónyuge supérstite en segun-
das nupcias, demanda ordinaria por exclusión de heredera,
fundada en la causal de separaci6n de hecho sin voluntad
de unirse, según el art. 2437 del C6d. Civil y Comercial [art.
3575, Cód. Civil]. Con costas, en caso de oposici6n.
11. HECHOS. Nuestro padre contrajo matrimonio en pri-
meras nupcias con RF, y de dicha unión nacimos los sus-
criptos, según acreditamos con las partidas de nacimiento
que adjuntamos.
Posteriormente, el ... de ... de ... falleció nuestra madre,
tramitándose su sucesi6n ante el Juzgado Civil y Comercial
de la ... Nominación, declarándose herederos a su esposo
supérstite y sus dos hijos matrimoniales.
Luego de dos años y medio, nuestro padre comenzó una
relación con la demandada, y al poco tiempo contrajo se-
gundas nupcias con ella, según acreditamos con la partida
de matrimonio que acompañamos al presente.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

De dicha unión no hubo hijos, pero desde el comienzo


las relaciones conyugales fueron conflictivas, tensas y con-
mocionadas por continuas reyertas. Finalmente se separa-
ron de hecho, constituyendo domicilios separados.
A la fecha de fallecer nuestro padre ya llevaban cuatro
años de separación fáctica, con domicilios independientes,
y sin ninguna intención de volverse a unir.
La situación era pública y notoriamente conocida en las
relaciones familiares y sociales de los cdnyuges, lo cual se
demostrarA con abundante prueba, que ofreceremos en la
etapa oportuna.
No obstante ello, a poco de iniciarse los tramites para
obtener la declaratoria de herederos, se presentó la deman-
dada pretendiendo que también se la declare heredera de su
esposo.
Ante esa pretensión, nos vimos en la obligación de pro-
mover esta demanda para excluirla de la herencia, en ra-
z6n de haber incurrido en la causal tipificada por el art.
2437 del C6d. Civil y Comercial [art. 3575, Cód. Civil].
111. DERECHO. Fundamos esta acci6n en las disposicio-
nes del art. 2437 y concs. del Cód. Civil y Comercial [art.
3575, Cód. Civil]; art. 330 y SS. del CPCCN [art. 330 y SS.,
CPCCBA; art. 390 y SS., CPCC SFe; art. 485 y SS., CPCC C6r-
doba; art. 318 y SS., CPCC ERios].
N. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta causa porque en este Juzgado se tramita el juicio suce-
sorio del causante don ..., expte. no ..., año ..., y esta acción
se tramita entre coherederos y con relaci6n a los bienes de
esta herencia, por lo cual queda comprendida en el art.
2336 del Cód. Civil y Comercial, funcionando, por consi-
guiente, el fuero de atracción de dicho proceso universal
[art. 3284, inc. lo, Cód. Civil].
V. PETITORIO. Por todo lo expuesto a VS pedimos:
1) Nos tenga por presentados, domiciliados y en el ca-
rActer que invocamos.
2) Tenga por iniciada demanda ordinaria por EXCLUSIÓN
DE HEREDERA contra ..., a quien se citará y emplazará para
que comparezca a estar a derecho (y a contestar la dernan-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

da según los códigos procesales de que se trate), en el plazo


y bajo apercibimientos de ley.
3) Oportunamente, admita esta demanda y disponga la
exclusión de la cónyuge supérstite demandada de esta suce-
sión, con costas, en caso de oposición.

5 7. DEMANDA
DE COLACIÓN SIN DISPENSA DE COLACIONAR
El instituto de la colacián tiene por finalidad mantener la
igualdad y proporcionalidad de las porciones hereditarias de
los herederos forzosos, y el C6digo Civil y Comercial práctica-
mente sigue los mismos lineamientos básicos con los que esta
regulado en el C6digo Civil de VI?LHZ S~RSFIEED. Entre las mo-
dificaciones que introduce, hay que destacar que suprime la
obligación de colacionar de los ascendientes; y en otros casos
sigue la jurisprudencia y doctrina predominantes, que vere-
mos a continuación.
a ) Características. Se presume como adelanto de heren-
cia la donación hecha por el causante a uno de sus herederos
forzosos, y genera la obligación del heredero de traer a la
masa el valor de los bienes que le fueron donados (art. 2385,
Cód. Civil y Comercial; arts. 1805 y 3477, Cod. Civil).
Funciona el instituto de la colación en la sucesión legiti-
maria, entre el cónyuge y los descendientes, habiéndose eli-
minado la obligación de colacionar de los ascendientes (art.
2385, Cód. Civil y Comercial). También rige en la sucesión
testamentaria, siempre que el testador llame a recibir las mis-
mas porciones que correspondieren al cónyuge o a los des-
cendientes en la sucesión intestada. Así lo sostuvo la doctri-
na predominante bajo la vigencia del Código Civil (BORDA,
Tratado. Sucesiones, t. 1, no 653; ZANNONI;Derecho de las su-
cesiones, t. 1, § 780; C ó ~ n o -s LEVY
~ - SOLARI
- WAGMAISTER, De-
recho sucesorio, t. 11, p. 147; PGREZLASALA, Curso, n" 319; PE-
RRINO, Derecho de las sucesiones, t. 11, no 1379; entre otros),
habiendo el Código Civil y Comercial receptado este correcto
criterio en el art. 2385, párr. 3".
La colación se efectúa en la oportunidad de efectuarse la
particiiin mediante dos pasos: computación del valor de la do-
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

nación en la masa hereditaria, e imputación de ese valor a la


hijuela del coheredero donatario, conformando una opera-
ción aritmética que debe ser realizada por el partidor de la
herencia en su momento (CNCiv, Sala C, 312177, ED, 78-328).
En este sentido, el art. 2396 del C6d. Civil y Comercial dispo-
ne que la colación se efectúa sumando el valor de la donaci6n
al de la masa hereditaria después de pagadas las deudas, y
luego atribuyendo ese valor en el lote del donatario.
La forma de la dispensa de colacionar o cláusula de me-
jora era cuestión controvertida en el Código Civil. Para al-
gunos, puede hacerse en la escritura de donación de padres a
hijos (art. 1805); para otros se debe hacer por testamento,
siempre y en todos los casos (art. 3484). El Código Civil y
Comercial concluye esta controversia, y dispone que la dis-
pensa de colacionar o cláusula de mejora puede otorgarse de
modo expreso tanto en la escritura de donación como en el
testamento (art. 2385, párr. lo). Como excepción, establece
un caso de mejora presumida por la ley: el legado hecho al
descendiente o al cónyuge se considera realizado a titulo de
mejora, excepto que el testador haya dispuesto expresamente
lo contrario (art. 2385, párr. iiltimo).
Nuestro Código Civil desechó el sistema de la colación
en especie, que admiten algunas legislaciones, y que consiste en
restituir el bien donado a la masa con el fin de ser incluido
en la partición para imputarlo luego a la hijuela del donata-
rio. Adoptó por el contrario el criterio de la colación ficticia,
ya que los bienes donados se consideran irrevocablemente
transferidos en propiedad al donatario (CNCiv, Sala B, 151
5/79, LL, 1979-C-4281, por lo cual este debe aportar a la masa
hereditaria s61o el valor del bien donado, para que luego se lo
imputen a su hijuela, es decir, se lo descuenten de la porci6n
hereditaria que le corresponde (CCivCom Morón, Sala 1, 231
10180, ED, 92-201), puesto que esa donación ha constituido
un anticipo de su herencia. Esta operación permite compen-
sar a los demás herederos en bienes hereditarios equivalentes
a los que fueron donados al colacionante, con lo cual se equi-
libran las porciones hereditarias (CCivCom Morón, Sala 1,
23110/80, ED, 92-201). Tal es también el sistema del Código
Civil y Comercial.
El objeto de la colaci6n son las donaciones que el cau-
sante ha efectuado a un heredero forzoso (art. 3476, Cód. Ci-
vil; art. 2385, C6d. Civil y Comercial). El art. 1789 del C6d.
Civil establece que "habrá donación cuando una persona por
un acto entre vivos transfiera de su libre voluntad gratuita-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

mente a otra, la propiedad de una cosa". Similar definición


encontramos en el art. 1542 del Cód. Civil y Comercial, que
dice que "hay donacion cuando una parte se obliga a transfe-
rir gratuitamente una cosa a otra, y ésta lo acepta". El Códi-
go Civil y Comercial trae coma novedad una ampliación del
objeto de la colación: no solamente son las donaciones de co-
sas, sino también los beneficios recibidos a consecuencia de
convenciones hechas por los descendientes y el cónyuge con
el causante, que tuvieron por objeto procurarles a aquellos
una ventaja particular, excepto dispensa y lo dispuesto para
el heredero discapacitado (mejora especial, art. 2448). Una
antigua jurisprudencia ya había adelantado esta solución al
considerar una liberalidad colacionable el arrendamiento de
un predio rural a uno de los hijos a un precio vil y por un
largo plazo (ST SFe, 2913149, JTSF, 28-57, voto de los docto-
res FERRER y DE FEO;id., 30112149, JTSF, 28-233).
También el C6digo CiviI y Comercial considera colaciona-
bles, apartándose de la soluci6n del art. 3480 del C6d. Civil,
el pago de las deudas de los descendientes, y además las pri-
mas pagadas por el causante al asegurador hasta la concu-
rrencia del premio cobrado por el heredero forzoso asegura-
do (art. 2392).
Constituye donacibn colacionable el mayoritario aporte
realizado por el causante a una sociedad de familia constitui-
da con algunos de sus hijos, representativo de la casi totali-
dad de su patrimonio (CNCiv, Sala E, 512179, LL, 1979-D-178).
No se debe colación por los gastos de alimentos, ni por
los de asistencia médica por extraordinarios que sean, ni
por los de educaci6n y capacitación profesional o artística de
los descendientes, excepto que sean desproporcionados con la
fortuna y condición del causante; ni por los gastos de boda
que no excedan de lo razonable, ni por los presentes de uso.
En esto coinciden el art. 3480 del Cod. Civil y el art. 2392 del
C6d. Civil y Comercial, aclarando que este último incorporó
los matices que adicionaron la doctrina y la jurisprudencia.
Otra novedad del Código Civil y Comercial es que, en
caso de perecimiento de la cosa donada, no se debe colación
si el bien ha perecido sin culpa del donatario, pero si este ha
percibido una indemnización, la debe por su importe (art.
2393).
La colación se convierte en una deuda iiiz'neraria si el va-
lor de la porción hereditaria del heredero donatario no alcan-
za para compensar el valor de la donación que le hizo en vida
el causante, porque este lo excede a aquel, habiendo recibido
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

como anticipo de herencia más de lo que le ha correspondi-


do en la sucesión. En consecuencia, el valor del exceso de la
porción hereditaria se convierte en una deuda pecuniaria, de-
biendo el obligado pagar en efectivo la diferencia a favor de
los herederos que reclaman la colación (CSJN, 26110199, ED,
186-437). Ahora bien, si el valor de la donación excede el va-
lor de la porción legitima del donatario -y además el de la
porción disponible hubiese o no dispensa de colacionar, lesio-
nando de tal modo la legitima de sus coherederos- y el obli-
gado resulta insolvente, por el valor del exceso procede la
acción de reducción (CNCiv, Sala A, 29/8/85, LL, 1986-B-85;
XVIII Jornadas Nacionales de Derecho Civil, Buenos Aires,
2001, comisión 6, conclusiiin 11-1). En doctrina siguen este
criterio LAJE,LOS actos gratuitos del causante y la protección
de la legitima, JA, 1948-1-63, secc. doctrina; OVSEJEVICH, Legiti-
ma, en "Enciclopedia Jurídica Omeba", t. XVIII, p. 128 y 129;
BORDA, Tratado. Sucesiones, t. 11, no 996; GOYENA COPELLO, Tra-
tado del derecho de sucesidn, t. 111, p. 3 11; ZANNONI, Derecho
de las sucesiones, t. 2, 9 998; DI LELLA, Reduccidn de la dona-
ci6n a heredero forzoso, JA, 1995-IV-687; HERNANDEZ, Relación
entre la colación y la reducción y el art. 3604 del C6digo Civil,
LLLitoral, 1997-22; LLOVERAS - ORLANDI, L ColaciOn o reduccion
entre coherederos?, JA, 2002-111-1144; FERRER, en FERRER - ME-
DINA, Sucesiones, t. 11, p. 167; NATALE, La accion de reduc-
cibn, p. 199 a 206; Lo PRETE, Acciones protectoras de Ea legitima,
p. 100 a 101, 110 y 111; Russo, Valores colacionables y s u
cuantificación, DJ, 1514109, p. 943. El Código Civil y Co-
mercial consagra esta solución en el art. 2386, receptando la
doctrina autora1 y jurisprudencia1 mayoritaria que hemos
citado. La acción de reducci6n la regula en los arts. 2453
y 2454.
La colaci6n no opera de oficio; hay que exigirla a trav6s
de la acción de colación, que es incidental de la partición, y
se tramita en forma separada e independiente; es una acción
personal que tienen individualmente cada uno de los herede-
ros forzosos legitimados, en proporción a su cuota heredita-
ria, quienes pueden o no iniciarla, según su interés individual;
y culmina con la sentencia que fija la suma colacionable, que
se hará valer en las operaciones particionarias. Juez compe-
tente es el juez del sucesorio por el fuero de atracción, según
art. 3284, inc. lo, del Cód. Civil (art. 2336, C6d. Civil y Co-
mercial). Para el ejercicio de la acción se requiere la declara-
toria de herederos, pues el carácter incidental que la colación
tiene respecto del acto particionario presupone la existencia
de esa declaratoria (PÉREZLASALA,en PÉREZLASALA - MEDINA,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Acciones judiciales en el derecho sucesop-e'o, p. 274 y SS.; UGAR-


TE, Acción de colación, afinidades y diferencias con la acción
de reducción, LL, 1987-E-620; COMPAGNUCCI DE CASO,Acción de
colación, LL, 1995-C-470).
La acción de colación es divisible; "no opera de pleno de-
recho sino a petición de parte interesada". Si unos herede-
ros la reclaman y otros no, sólo el reclamante se beneficiará
con ella (CCivComLab y Minería SRosa, 31/7/80, JA, 1980-
IV-428). La acción tendiente a colacionar no beneficia a los
herederos que no la hubiesen promovido, y torna necesaria
dos operaciones: 3) formar una-masa con las agregaciones de
los valores colacionables extrayendo de ella la hijuela del he-
redero reclamante, y 2) otra masa sin esta agregación para
sacar el monto que toca a los demas (CCivCom Morón, Sala
1, 23/10/80, JA, 1980-IV-686, y ED, 92-201). Tal es, también,
la concepción del Código Civil y Comercial.
La obligación de colacionar es una deuda de valor (1 Jor-
nadas de Derecho Civil, Santa Fe, 1963; CCivCom SFe, Sala
11, 15/2/78, RepLL, 1979-2155, no 129; BANCHIO, ObIigaciones de
valor, p. 165 y SS.; GUASTAVINO, EL derecho civil ante la infla-
ción, LL, 116-1080; LLAMB~AS, Tratado de derecho civil. Obli-
gaciones, t. 11, no 887, p. 178, texto y nota 17; BORDA, Tratado.
Sucesiones, t. 1, no 644; CAZEAVX - TRIGOREPRESAS, Derecho de 10s
obligaciones, t. 11, no 733 bis; ALTERINT - AMEAL- LOPEZCABANA,
Derecho de obligaciones civiles y comerciales, no 1133, entre
otros; sobre deuda de valor, además, CASIELLO, La deuda de va-
lor, LL, 104-957, y ese valor se determina al tiempo de aper-
tura de la sucesión seghn el Código derogado (reforma de la
ley 17.711 -art. 3477, párr. 2", C6d. Civil-), habikndose im-
puesto el criterio en la doctrina y jurisprudencia de adecuar
este precepto a la realidad económica, reajustando a la fecha
de realización de las tasaciones que sirven de base a la opera-
ción particionaria, el valor del bien donado fijado a la fecha de
la muerte del causante, desactualizado como consecuencia
de la inflación. Por lo tanto, se trabaja con una unidad mo-
netaria homogénea para tasar todos los bienes que serán ob-
jeto de la partici6n (CSJN, 4/7/78, E D , 79-488; SCBA, 5/6/79,
ED, 84-498; CCivCorn Rosario, Sala 11, 113179, "Zeus", 18-J-
198; CMCiv, Sala E, 5/2/79, LL, 1979-D-178; CCivCom Mor6nJ
Sala 1, 23/9/80, JA, 1980-IV-686, y ED, 92-201; CNCiv, Sala
C, 13/12/90, JA, 1991-11-411; id., íd., 13112190, LL, 1992-B-
289; id., Sala B, 2012102, LL, 2002-D-925; id., id., 8/2/06, LL,
2006-D-290; íd., Sala G, 20/3/07, JA, 2007-111-844 y LL, 2008-
A-402, entre otros, recomendación de las 1 Jornadas de Dere-
cho Civil, Santa Fe, 1963; BORDA, Tratado. Sucesiones, t. 1,
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

no 644-a; B~t~wscro, E¡ valor de las donaciones a los efectos de


fa colación y del cálcub de la legítima en el Código Civil y en la
ley 17.711, U, 135-1241, no 22, y El art. 3604, Cdd. Civil,la cola-
cidn y los intereses, LL, 2008-A-402; MAFF~A, Tratado de la su-
cesiones, t. 1, no 666; ZANNONI, Derecho de las sucesiones, t.
1, 5 759; PERRINO, Derecho de las sucesiones, t. 11, no 1412;
AZPIRI, Derecho sucesorio, p. 467, y en FERRER- MEDINA, Suce-
siones, t. 1, comentario al art. 3477, p. 591 a 592; entre otros).
Desde hace tiempo la jurisprudencia venia resolviendo que de-
ben estimarse los valores colacionables teniendo en cuenta la
notoria pérdida del valor adquisitivo de nuestro signo mone-
tario. No hacerlo así importaria caer en la injusticia de olvi-
dar las previsiones del codificador en materia de colación o de
reducción de las donaciones, destinadas a mantener la incolu-
midad de la legítima de 10s herederos forzosos (CCivCom SFe,
Sala 11, 1512178, RepLL, 1979-2155, no 129).
Para solucionar el problema inflacionario y establecer un
mecanismo equitativo y que permita trabajar con valores ho-
mogéneos a la fecha de la operación particionaria, el Código
Civil y Comercial establece que el valor colacionable se fija a
la época de la partición según el estado del bien a la época
de la donación (art. 2385, párr. 2O).
El modo de cálculo del valor colacionable es determinado
por la finalidad del instituto, que es consagrar la igualdad en-
tre los herederos, y adema$ por el principio de equidad. Con
esa finalidad, al tasar el bien donado se ha de tener en cuenta
el estado en que se recibió y las modificaciones o alteraciones
que sufri6 desde la epoca de la donación, o más propiamente
desde que el donatario entr6 en posesión del bien, distinguien-
do según el origen de los cambios producidos, pues algunas
variaciones se tendrán en cuenta para la tasación y otras no,
que se excluirán como si no hubieran ocurrido. De tal modo,
se excluirán las variaciones de valor, en más o en menos, que
le son imputables al donatario (construcci6n de mejoras, am-
pliación de la superficie cultivable o deterioros o minusvalias
atribuibles a aquél), y serán tomadas en cuenta las variacio-
nes de valor producidas independientemente de la actividad
de aquél (fluctuaciones económicas, alteraci6n del valor de la
moneda, procesos urbanisticos, construcci6n de infraestructu-
ras urbanas revalorizadoras, entre otras). Lo que importa es
la imputabilidad de la plusvalia o minusvalía del bien dona-
do, pues si el bien hubiese quedado en el patrimonio del cau-
sante, no habria éste aprovechado el mayor valor, ni sufrido
las depreciaciones provenientes de la actividad del donatario.
A las alteraciones, en más o en menos, provenientes del he-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

cho del donatario, se las denomina variaciones intrínsecas; a las


que son extrañas a la actividad del donatario se las llama va-
riaciones exh'nsecas. A las primeras no se las tiene en cuenta
para la fijación del valor colacionable; las segundas deben
computarse. Ambas se toman en cuenta desde la fecha de
la donacion (FERRER, Colación, valor colacionable y Proyecto
de C6digo Civil, no X, en "Revista de Derecho de Familia y de
las Personas", may. 2014, p. 1 15 y siguientes). Esta es la so-
lución que ya se venia elaborando en la doctrina y en la juris-
prudencia, y que, como dijimos, sigue el Código Civil y Comer-
cial; así, el valor colacionable se determina a la época de la
partición según el estado del bien a la época de la donacion
(art. 2385, párr. 2"), fórmula que proviene directamente del
art. 860, párr. lo, del C6d. Civil francés.
En consonancia con la tendencia predominante, el Códi-
go Civil y Comercial establece que el donatario no debe los
frutos de los bienes sujetos a colaci6n (porque el donatario es
propietario del bien donado; la colación no resuelve la trans-
misión de dominio operada por la donación); pero debe los
intereses del valor colacionable desde la notificación de la de-
manda (art. 2394).
b ) Legitimados activos. Según el régimen del Código Ci-
vil, pueden demandar la colaci6n los herederos forzosos (arts.
3478 y 3483, interpretados en conexión con el art. 3476).
Como el art. 3478 no hace ninguna distincidn entre los cohe-
rederos que pueden demandar la colación, es decir, si se trata
de los que ya existían al momento de la donacion, o de los
que existan a la fecha de apertura de la sucesión, se ha recu-
rrido a la aplicación analógica del art. 1832, inc. lo, referido
a quiénes pueden demandar la reducción de donaciones, por
lo que tienen legitimación activa para demandar la colacibn
s61o los herederos forzosos que existían a la época de la do-
nación. En consecuencia, un fallo plenario decidió por ma-
yoría que "el cónyuge supérstite no se encuentra legitimado
para demandar la colación de donaciones realizadas antes de
contraer matrimonio con el causante" (CNCiv, en pleno, 221
8102, "S, E M G clS, A G M, y otro", JA, 2002-IV-739; LL,
2002-E-456, y ED, 199-34); ver también, P$REZLASALA, en P m z
LASALA - MEDINA, Acciones judiciales en el derecho sucesorio, p.
287 a 290; AZPIRI, Derecho sucesorio, p. 459 a 460; ARIANNA, El
cónyuge supérstite y las donaciones anteriores al matrimonio.
Su legitimación para demandar la colación, ED, 199-90s; PE-
RRINO, Derecho de las sucesiones, t. 11, no 1451).
El régimen del Código Civil y Comercial sigue en este
caso la doctrina autora1 y judicial mayoritaria, aclarando y
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

precisando el regimen del Código Civil; o sea que "la colacidn


sólo puede ser pedida por quien era coheredero presuntivo a la
fecha de la donación" (art. 2395, parr. lo). Se entiende que
se trata de descendientes y cónyuge supérstite, porque los as-
cendientes en el Código Civil y Comercial no son sujetos acti-
vos ni pasivos de la colación. Como consecuencia del princi-
pio expuesto, el cónyuge supérstite no puede pedir la colación
de las donaciones hechas por el causante antes de contraer
matrimonio (art. 2395, párr. 2"). Ahora bien, no se previó la
situación de los descendientes; el padre puede hacer dona-
ción de un bien importante a un hijo, pero éste no podrh pe-
dir la colaci6n de aquella donación, pues no era heredero
presuntivo a la fecha en que se hizo. Procede invocar el prin-
cipio de igualdad y de integridad de la legítima para impug-
nar esta solución.
c ) Legitimados pasivos. Según el rdgimen del C6digo Ci-
vil, ellos son los herederos forzosos (art. 3478), que tienen tal
carácter a la época de la donación, en razón de lo dispuesto
en el art. 3476. Si lo que se colaciona es el anticipo de he-
rencia, para que haya tal anticipo es necesario que el benefi-
ciario sea heredero forzoso al tiempo de la donacibn, puesto
que quien no lo es no puede estar recibiendo un anticipo de
su porción hereditaria, y por lo tanto no puede estar obligado
a colacionar, Así, podemos mencionar la donación que el
abuelo le hace a su nieto en vida de su padre, seghn el art.
3842 (CNCiv, Sala E, 2015183, JA, 1983-IV-369; PÉREZ LASALA,
en P ~ R ELASALA
Z - MEDINA,Acciones judiciales en el derecho su-
cesorio, p. 292 a 297; Azpmr, Derecho sucesorio, p. 464 y 465).
Ahora, cuando los nietos suceden al abuelo en representación
del padre, deben traer a colación todo lo que debiera traer el
padre si viviera (art. 3482). Cabe recordar que entre cónyu-
ges están prohibidas las donaciones (art. 1807, inc. lo, C6d.
Civil), y sólo permitidas las donaciones prenupciales (art .
12 17, inc. 3", Cód. Civil). En este sentido, la donación a la
concubina con quien luego el donante contrae matrimonio se
ha considerado similar a la donación prenupcial (art. 12 17,
inc. 3", C6d. Civil), y por lo tanto colacionable (CNCiv, Sala F,
29/8/78, JA, 1979-1-598; íd., Sala E, 3/9/68, ED, 31-200). El
cónyuge no está obligado a colacionar lo donado por el sue-
gro o suegra a su consorte, aunque el donante disponga lo
contrario (art. 3842).
El rkgimen del Código Civil y Comercial mantiene solu-
ciones del Código Civil, y recepta la doctrina autora1 y ju-
dicial predominantes que la mejoran. Según el art. 2385, los
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

descendientes del causante y el c6nyuge supdrstite que concu-


rren a la sucesión intestada deben colacionar a la masa here-
ditaria el valor de 10s bienes que les fueron donados por el
causante, excepto dispensa o cláusula de mejora expresa en
el acto de donación o en el testamento. Suprime a los as-
cendientes como sujetos de la colacidn, y se establece que su-
jeto pasivo de la colación sólo puede serlo quien era heredero
presuntivo a la fecha de la donación, pues dispone que el des-
cendiente que no era heredero presuntivo en ese momen-
to -pero que luego resulta heredero-, no debe colación (art.
2388). Tal es el caso de la donación que el abuelo le hace
a su nieto en vida de su padre, y también el del cónyuge
que tampoco debe colación cuando la donación se realiza an-
tes del matrimonio (art. 2388, párr. 2"). En estos supuestos,
la donación se considera como efectuada a un extraño, por lo
cual se imputa a la porción disponible, y si la excede, corres-
ponde reducirla. Igual tratamiento corresponde atribuir a las
siguientes donaciones: 1 ) las efectuadas al cónyuge o des-
cendientes cuando éstos renuncian a la herencia, que pueden
conservar la donación recibida o reclamar el legado hecho,
siempre hasta el limite de la porción disponible (art. 2387);
2) las hechas al descendiente del heredero (donaci6n hecha
por el abuelo al nieto, el hijo no tiene obligación de colacio-
narla -art. 2389, Cód. Civil y Comercial-), y 3) las donaciones
hechas al cónyuge de1 heredero no deben ser colacionadas
por éste (art. 3481, Cod. Civil; art. 2390, Cod. Civil y Co-
mercial).
Pero se deben colacionar las siguientes donaciones: 1 ) el
descendiente del donatario que concurre a la sucesi6n del do-
nante por representacidn debe colacionar la donación hecha
al ascendiente representado (art. 2389, Cód. Civil y Comer-
cial), y 2) las hechas conjuntamente a ambos cónyuges deben
ser colacionadas por la mitad por el que resulta heredero
(art. 2390).
Cabe destacar que se mantienen prohibidas las donacio-
nes entre cónyuges sujetos al régimen de comunidad (art. 1002,
inc. d, Cód. Civil y Comercial).
d ) Prescripción. La acción de colación no tiene plazo ex-
preso de prescripción, pero se le aplica el plazo común de
prescripcibn de las acciones personales, de diez años, según
art. 4023 del C6d. Civil, que corre a partir de la muerte del
causante o del momento en que el heredero toma conocimien-
to de la liberalidad, debiendo en todo caso probar la fecha en
que tomo ese conocimiento. El Código Civil y Comercial re-
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

dujo ese plazo común de prescripcidn a cinco años (art. 2560).


Pero si el causante falleció antes del lo de agosto de 2015 ha-
biendo efectuado una donacion a un heredero forzoso,el cur-
so de prescripción de la acción de donación es alcanzado por
la disposición del art. 2537 del nuevo Código.

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, con
fianza vigente, constituyendo domicilio a los efectos legales
en calle ..., de esta ciudad, comparezco ante VS y expongo:
1. PERSONER~A. Corno lo acredito con el poder especial
que acompaño, soy apoderado de don CB, cuyos demás da-
tos de identidad personal obran en el mandato mencionado
y que solicito se den por reproducidos en este escrito y for-
mando parte integrante de él. Se aclara que CB actúa en
carácter de heredero forzoso de don LB segtín declaratoria
dictada en fecha ..., a fs. ... de los autos caratulados "B, L
slsucesi6n", expte. no ..., año ..., que tramitan ante este mis-
mo Juzgado.
11. A C C I ~ N .Cumpliendo expresas instrucciones de mi
mandante, vengo a promover acción de colación contra MB,
en su carácter de heredero forzoso de don LB, a fin de que
le ordene colacionar el valor del inmueble que éste le dona-
ra en vida por escritura n" ..., otorgada el ... de ... de ...,
ante el registro del escribano público ... de esta ciudad, don
..., valor que estimamos a la fecha en la suma de $ 500.000,
sin perjuicio de la que en más o en menos fije VS en la sen-
tencia de acuerdo a la prueba que se produzca en autos.
Con costas.
111. HECHOS. El causante LB falleció en esta ciudad el
..., y ante este Juzgado se promovió el juicio sucesorio, en
el cual se declararon herederos sus tres hijos: CB, RB y MB
según declaratoria de fs. ... Aclaro que la esposa del cau-
sante y madre de mi mandante falleció con anterioridad a
su esposo, adjuntando fotocopia autenticada de la declara-
toria de herederos de ella.
Pues bien, se designó perito inventariador y tasador al
Dr. ... (o escribano, según sea el Código Procesa1 que co-
rresponda aplicar), y en el acto de confeccionar el inventa-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

rio mi representado, el coheredero CB, soIicitó que se in-


corpore como activo el importe del "valor de la donaci6n
del inmueble de calle ... de esta ciudad, que el causante hi-
ciera en vida al coheredero MB según escritura no ..., de fe-
cha ..., pasada ante el escribano ... de esta ciudad, cuya fo-
tocopia auténtica se presenta en este acto. El dominio se
inscribió a nombre de M B el ..., bajo el no ..., tomo ..., folio
..., Departamento La Capital, Secci6n Dominio del Registro
General. Estimó el valor del inmueble a esa fecha en la
suma de $ 500.000". Oído lo cual el perito partidor le dio
la palabra al heredero MB, quien si bien reconoció la exis-
tencia de la donación, alegó que el causante tambikn había
hecho donativos a los otros hijos, y en especial a quien hizo
el reclamo, y además, negó que el inmueble tuviese ese va-
lor. El coheredero RB se abstuvo de hacer el reclamo. No
se logró conciliar las posiciones, por lo cual el perito dejó
constancia de todo, y no incluyó el valor colacionable en el
inventario.
Lo expuesto consta en el acta de inventario agregada a
fs. ... del juicio sucesorio de LB, y ante la imposibilidad de
arribar a un acuerdo con el heredero MB mi mandante se
ha visto obligado a promover esta demanda de colación por
la porción que a él le corresponde, en razón de que la obli-
gación de colacionar es divisible, respecto de cada uno de
los herederos en particular. O sea, el derecho a pedir la
colación es individual de cada heredero (arts. 805, 808 y
2385, C6d. Civil y Comercial; arts. 667 y 3478, C6d. Civil),
por lo cual si unos reclaman la colación y otros no, como
en este caso, el partidor debe confeccionar diversas opera-
ciones para cada grupo de herederos, formando una masa
con agregación del valor colacionable para deducir a partir
de ella la hijuela del o de los herederos reclamantes1.
Que la donación efectuada en vida por el causante a su
hijo MB altera la relación de igualdad que debe existir en-
tre los herederos, por lo cual mediante esta acción de cola-
ción se pretende restablecer el equilibrio de las porciones
hereditarias, mediante la inclusi6n en e1 activo del inventa-

1 BORDA, Tratado. Sucesio~es,t. 1, n" 649; -, Tratado de las suce-


siones, t. 1, no 634; CNCiv, Sala D, 17112190, JA, 1991-W-538.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

rio del valor del inmueble donado, calculado a la kpoca de


la partición según el estado del bien a la época de la dona-
ción (art. 2385, párr. 2") Cód. Civil y Comercial)*, para lue-
go, una vez calculadas las porciones hereditarias de cada he-
redero, imputar a la hijuela del heredero donatario el valor
de la donación. Es decir, dicho valor se le descuenta de su
hijuela.
Los cAlculos serian asi:

1 ) Inmueble de calle San Martin no ...


2) Automdvil Toyota Corolla modelo 2013,
chapa patente ...
3) Departamento de Mar del Plata
4) Depbsito plazo fijo Banco Nación
5) Casa del country Los Molinos
Total

Deudas dejadas por el causante: crédito


obtenido en el Banco Santander Río,
tiene un saldo deudor de
Activo líquido
Valor colacionable estimado
Total a repartir entre los herederos

A cada heredero le corresponde una hijuela de $ 1 -061 -666.


Al heredero donatario se le descontará de su hijuela el valor
que ya recibid en vida, o sea la suma de $ 500.000, por 10
cual, de los bienes hereditarios, $610 debe retirar por valor
de $ 561.666, y mi representado la suma de $ 1.561.666.
Respecto del coheredero RM que no reclamó colación se
debe efectuar otra operaci6n sin incluir el valor colaciona-

Según el art. 3477, párr. ZO, del C6d. Civil, el valor colacionable se de-
terminaba a la fecha de apertura de la sucesidn, y según la doctrina y juris-
prudencia predominantes, se actualizaba a la fecha de la particibn.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

ble y dividir directamente el activo liquido por tres, por lo


cual su porción hereditaria será de $ 895.000.
Se deja constancia de que el valor del inmueble donado
al demandado es meramente estimativo y que resultará de
la prueba pericia1 a producirse en autos, sin perjuicio del
que en más o en menos fije VS en la sentencia.
IV. PRUEBA.Ofrezco como prueba documental el expe-
diente caratulado "B, L slsucesión", expte. no ..., año ..., que
tramita ante este mismo Juzgado.
V. DERECHO. Fundo esta acción en lo dispuesto en art.
2385 y S S . del Cód. Civil y Comercial [art. 3476 y ss. y concs.,
Cód. Civil]; y el art. 330 y SS. del CPCCN [art. 330 y SS.,
CPCCBA; art. 485 y SS., CPCC SFe; art. 390 y SS., CPCC Cór-
doba; art. 3 18 y SS., CPCC ERios].
VI. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta causa porque en este Juzgado se tramita el juicio su-
cesorio del causante don LB, expte. no ..., año ..., y esta
acci6n se tramita entre coherederos y con relación a los
bienes de esta herencia, por lo cual funciona, el fuero de
atracción de dicho proceso universal (art. 2336, Cód. Civil y
Comercial; art. 3284, inc. lo, C6d. Civil).
VII. PETITORIO.Por todo lo expuesto a VS pedimos:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gara a los autos.
b) Tenga por iniciada demanda ordinaria por C O L A C I ~ N
contra el coheredero CB, a quien se citará y emplazará para
que comparezca a estar a derecho (y a contestar la deman-
da según los códigos procesales que se trate) en el plazo y
bajo apercibimientos de ley.
c) Oportunamente, admita esta demanda y ordene la co-
lación del valor del inmueble donado en vida por el causan-
te a CB, cuyo valor resultará de la pericia a practicarse en
autos, y que se incluir6 en el activo hereditario a fin de cal-
cular la porción hereditaria de mi representado, con costas
al demandado por haber dado lugar a la reclamaci6n.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

9 8. DEMANDA
DE COLACZÓN CON DISPENSA DE COLACIONAR
POR EL EXCESO DE LA P O R C I ~ ~ V
DISPONIBLE

Aclaramos que en este ejemplo se promueve la acción de


colación por el excedente de la porción disponible y de la
porci6n hereditaria, reclamándose el pago de la suma de di-
nero que representa el valor excedente y que resulta necesaria
para cubrir la legítima de los herederos forzosos demandan-
tes, porque el heredero demandado conserva el bien donado y
es solvente. Si hubiere enajenado el bien donado y además
se hubiese insolventado, corresponderia promover la acción
de colaci6n juntamente con la de reducción, para reivindicar
el bien donado en la medida necesaria para satisfacer la legí-
tima de los demandantes (art. 2386, Cód. Civil y Comercial),
pues de lo contrario el demandante se vería defraudado en su
derecho legitimario, caso que veremos a continuación.
Dispensa o mejora del heredero forzoso. En el régimen
del Código Civil, cuando el causante le hace una donaci6n a
un heredero forzoso, puede mejorarlo dispensandolo de cola-
cionar en la medida de la porción disponible, la cual debe ser
expresamente manifestada en el testamento (art. 3484, Cód.
Civil), pero cuando se trata de la donaci6n de padre a hijo, se
discutía si el donante puede hacer la dispensa en la misma
escritura de donaci6n (art. 1805), o si solo la puede hacer por
testamento (art. 3484). Asimismo, puede mejorarlo hacién-
dole un legado en los limites de la porción disponible, acla-
rando que ese legado se hace a titulo de mejora. La regla,
entonces, es que la mejora debe ser expresa.
El Código Civil y Comercial contiene el mismo régimen
de dispensa de la colación, aunque ahora establece en forma
explícita que la dispensa, o la cláusula de mejora, puede ha-
cerse por testamento o en el mismo acto de donación (art.
2385, párr. lo), concluyendo con la controversia suscitada por
las citadas normas del Código Civil (arts. 1805 y 3484).
Innova tambi6n el C6digo Civil y Comercial al disponer
una mejoría tácita; la ley presume la intenci6n de mejorar
cuando el causante ha hecho un legado al descendiente o al
cónyuge, salvo que haya dispuesto expresamente lo contrario
(art. 2385, párr. ultimo).
La misma soluci6n resulta del art. 2461; si por acto entre
vivos a titulo oneroso el causante transmite a algunos de los
legitimarios la propiedad de bienes con reserva de usufructo,
uso, habitación o con cargo de una renta vitalicia, el acto se
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

presume gratuito y el valor de los bienes se imputar6 a la


porción disponible, o sea, la ley presume la intención de me-
joras del causante. Igual tratamiento se atribuye a la dona-
ción de bienes a legitimarios con esa reserva de usufructo,
uso, habitación o con cargo de una renta vitalicia.

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, con
fianza vigente, constituyendo domicilio a los efectos legales
en calle ..., de esta ciudad, comparezco ante VS y expongo:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el poder especial
que acompaño, soy apoderado de los sres. CB y RB, cuyos
demás datos de identidad personal obran en el mandato
mencionado y que solicita se den por reproducidos en este
escrito y formando parte integrante de él. Se aclara que
ambos mandantes actúan en carácter de herederos forzo-
sos de don LB segiín declaratoria dictada en fecha ..., a fs.
... de los autos caratulados "B, L slsucesión", expte. no ...,
año ..., que tramitan ante este mismo Juzgado.
11. Accrb~. Cumpliendo expresas instrucciones de mis
mandantes, vengo a promover acci6n de colaci6n contra
MB, en su carácter de heredero forzoso de don LB, a fin de
que le ordene colacionar, en la medida en que exceda la
porci6n disponible, el valor del inmueble que éste le donara
en vida por escritura no ..., otorgada el ... de ... de ..., ante
el registro del escribano ptíblico ... de esta ciudad, don ...,
valor que estimamos a la fecha en la suma de $ 3.500.000,
sin perjuicio de la que en más o en menos fije VS en la sen-
tencia de acuerdo con la prueba que se produzca en autos, y
lo condene también a pagar a los actores las sumas necesa-
rias para cubrir sus porciones legitimas, las cuales resulta-
rán del excedente del valor colacionable sobre la porción dis-
ponible y la porción hereditaria del demandado. Con costas.
111. HECHOS.El causante LB falleció en esta ciudad el
..., y ante este Juzgado se promovió el juicio sucesorio, en
el cual se declararon herederos sus tres hijos: CR y MB se-
gún declaratoria de fs. ... Aclaro que la esposa del causan-
te y madre de mis mandantes falleció con anterioridad a su
esposo, adjuntando fotocopia autenticada de la declaratoria
de sus herederos.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

El causante ademas de donar el valioso inmueble al de-


mandado MB, luego otorgó un testamento por acto público
en fecha ... de ... de ..., ante el registro del escribano ..., de
esta ciudad, cuya copia auténtica adjunta al presente, me-
diante el cual mejoró al donatario, dispensándolo de colacio-
nar (art. 2385, C6d. Civil y Comercial; arts. 3484, 3524 y
3605, Cód. Civil).
Pues bien, se designó perito inventariador y tasador al
doctor ... [o escribano, según sea el Código Procesal que co-
rresponda aplicar], y en el acto de confeccionar el inventa-
rio mis representados, los coherederos C y RB, solicitaron
que se incorpore como activo el importe del excedente de la
porción disponible del "valor de la donación del inmueble
de calle ... de esta ciudad, que el causante hiciera en vida al
coheredero M B según escritura no ..., de fecha ..., pasada
ante el escribano ... de esta ciudad, cuya fotocopia auténtica
se presenta en este acto. El dominio se inscribió a nombre
de MB el ..., bajo el no ..., tomo ..., folio ..., Departamento
La Capital, Sección Dominio del Registro General. Esti-
maron el valor del inmueble a esa fecha en la suma de
$ 3.500.000". Oído lo cuaI el perito partidor le dio lapala-
bra al heredero MB, quien, si bien reconoció la existencia
de la donación, alegó que el causante también había hecho
donativos compensatorios a los otros hijos, y además negó
que el inmueble tuviese ese valor, y que no existe excedente
alguno. Los coherederos reclamantes negaron haber recibi-
do "donativos compensatorios" del causante. No se logró
conciliar las posiciones, por lo cual el perito dejó constancia
de todo, y no incluyó el valor colacionable en el inventario.
Lo expuesto consta en el acta de inventario agregada a
fs. ... del juicio sucesorio de LB, y ante la imposibilidad de
arribar a un acuerdo con el heredero MB mis mandantes se
kan visto obligados a promover esta demanda de colación.
Que la donación efectuada en vida por el causante a su
hijo MB, aun cuando ha sido mejorado por testamento con
la porci6n disponible, altera la relación de igualdad que
debe existir entre los herederos, porque el valor del bien
donado excede el monto de la cuota legalmente disponible,
por lo cual con esta acción de colación se pretende resta-
blecer el equilibrio de las porciones hereditarias median-
te la inclusión en el activo hereditario del valor de la
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

donación que exceda de la porción disponible, calculado a


la época de la partici6n seghn el estado del bien a la kpoca
de Ia donación (art. 2385, párr. ZO, Cód. Civil y Comercial,
si el causante falleció después del 1/8/15; si falleció antes de
esa fecha se aplica el art. 3477, párr. 2", y la doctrina juris-
prudencial sobre éste) para luego, una vez calculadas las
porciones hereditarias de cada heredero, imputar a la hijue-
la del heredero donatario el valor excedente de la donación.
Comprobaremos también que su porción hereditaria resul-
tará excedida, y ese exceso constituye un crédito dinerario
de mis representados contra el heredero donatario, cuyo re-
conocimiento se requiere también por esta demanda1.
Los cálculos serían así [de la misma manera se hacen
de acuerdo con la normativa del Código Civil derogado, aun-
que ahora s61o vam'an los porcentajes de la legítima y de la
porción disponible]:

1 ) Inmueble de calle San Martin no ...


2 ) Automóvil Toyota Corolla modelo 2013,
chapa patente ...
3) Departamento de Mar del Plata
4) Depósito plazo fijo Banco Nación
5) Casa del country Los Molinos
Total

Deudas dejadas por el causante: crédito


obtenido en el Banco Santander Río,
tiene un saldo deudor de
Activo liquido
Valor colacionable estimado
Total

1 F ~ RColaCidn,
, valor colacionable y Proyecto de Cddigo Civil, "Revis-
ta de Derecho de Familia y de las Personas", may. 2014, p. 115 y siguientes.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

Porción legítima [M%;art. 2445, Cád. Civil y


Comercial]
Porción disponible (33%)
Porción hereditaria de cada hijo (surge de
dividir la porción legitima entre tres):
Excedente del valor donado ($ 3.500.000)
sobre la porción disponible ($ 2.04 1.250)
Aplicando el excedente de la porción disponible
sobre la porci6n hereditaria del heredero
donatario, da un exceso de

En suma, señor Juez, el heredero donatario recibió una


donación con la dispensa de colacionar en la medida de la
porción disponible. Pues bien, el valor colacionable exce-
di6 el límite de la porci6n disponible en $ 1.458.950, y a su
vez esa suma, que es el objeto de la colación, se imputa a
la porción hereditaria del donatario y también la excede en
$ 98.250. Al incurrir en ese exceso, la donación avanz6 so-
bre la porción legítima de mis representados, y no existen
bienes en la herencia suficientes para compensar esa dife-
rencia. Por lo tanto, de acuerdo con la doctrina judicial y
autora1 mayoritaria argentina, ese excedente se transforma
en un crédito en dinero a favor de los restantes coherederos
que vienen reclamando la colación para cubrir su porción
hereditaria2. O sea, esa suma se debe dividir por dos pues
aquí son dos los otros herederos, para adjudicar la mitad a
cada uno de ellos a fin de completar su hijuela.
Por lo tanto, cada uno de mis representados debe reti-
rar del acervo hereditario las sumas de $ 1.342.500 m8s la
suma que el demandado debe abonarles a cada uno para
cubrir sus porciones hereditarias, con más los intereses des-
de la notificación de la demanda (art. 2394, C6d. Civil y Co-
mercial).
Se deja constancia que el valor del inmueble donado al
demandado es meramente estimativo, y que resultará de la

2 CSJN, 26110199, ED, 186-437; CNCiv, Sala K, 3110199, JA, 2001-IV-803;


CCivCom Mercedes, Sala 11, 615104, DJ, 2004-2-1231, y ED, 210-397;BORDA,
Tratado. Sucesiones, t. 1, no 642; MAFF~A, Tratado de las sucesiones, t. 1,
no 632; entre otros.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

prueba pericia1 a producirse en autos, sin perjuicio del mon-


to que en más o en menos fije VS en la sentencia.
IV. PRUEBA.Ofrezco como prueba documental el expe-
diente caratulado "B, L slsucesión", expte. no ..., año ..., que
se tramita ante este mismo Juzgado.
V. DERECHO. Fundo esta acción en lo dispuesto en
los arts. 2385, 2394, 2445 y concs. del Cód. Civil y Comer-
cial [art. 3476 y SS., Cód. Civil], y el art. 330 y SS., del
CPCCN [art. 330 y S S . , CPCCBA; art. 390 y S S . , CPCC SFe;
art. 485 y SS., CPCC Córdoba; art. 318 y SS., CPCC ERios].
VI. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta causa porque en este Juzgado se tramita el juicio suce-
sorio del causante don LB, expte. no ..., año ..., y esta ac-
ción se tramita entre coherederos y con relación a los bie-
nes de esta herencia, por lo cual queda comprendida en el
art. 2336 C6d. Civil y Comercial [art. 3284, inc. lo, C6d. Ci-
vil], funcionando, por consiguiente, el fuero de atracci6n de
dicho proceso universal.
VII. MEDIDACAUTELAR. A fin de evitar sorpresas y exis-
tiendo posibilidad de que el demandado MB enajene el in-
mueble que le donara el causante, ofrece la fianza del se-
ñor MJF, comerciante, domiciliado en calle ..., ciudad ..., a
fin de que bajo esta contracautela se trabe embargo sufi-
ciente para cubrir la suma de $ ..., m8s la de $ ..., que se
deberá estimar provisoriamente para intereses y costas. Se
oficiará al Registro de la Propiedad a sus efectos.
VIII. PETITORIO. Por todo lo expuesto a VS pedimos:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gará a los autos.
b) Tenga por iniciada demanda ordinaria por COLACIÓN
contra el coheredero CB a quien se citara y emplazara para
que comparezca a estar a derecho (y a contestar la deman-
da según los códigos procesales de que se trate), en el plazo
y bajo apercibimientos de ley.
c ) Bajo la fianza del señor ..., que previamente se cons-
tituirá en autos con acreditacibn de solvencia, se trabe em-
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

bargo sobre el inmueble denunciado, inscripto a nombre del


demandado bajo matricula no ... [o bajo el no ..., tomo ..., fo-
lio ..., del Dpto. ..., de esta provincia], suficiente para cubrir
la suma de $ ..., más la de $ ..., que VS deberá estimar provi-
soriamente para intereses y costas, oficiándose a sus efectos.
d) Oportunamente, admita esta demanda, disponga la
colación del excedente sobre la porción disponible del valor
del inmueble donado en vida por el causante a CB, cuyo va-
lor resultará de la pericia a practicarse en autos, y además
condene al demandado a pagar a los actores la suma nece-
saria para cubrir sus porciones legitimas, resultante del exce-
dente del valor colacionable sobre la porci6n disponible y la
porcibn hereditaria del demandado, con más sus intereses y
costas, por haber dado lugar el demandado a la reclamaci6n.

9 9. DEMANDA
DE COLACIÓN Y REDUCCZdN POR EL EXCESO
DE LA PORCIÓN DISPONIBLE Y P O R C I ~ N HEREDITARIA
DEL DONATARIO

Es preciso destacar que de acuerdo con el párr. 2" del art.


2385 del Cód. Civil y Comercial, el valor colacionable se de-
termina a la época de Ia partición, seghn el estado del bien al
momento de la donación. AdemAs, el C6digo Civil y Comer-
cial ha receptado la moderna doctrina judicial y autora1 cita-
da, seghn la cual la donación hecha a un descendiente o al
cónyuge cuyo valor excede la suma de la porcidn disponible
más la porción legitima del donatario, aunque haya dispensa
de colación o mejora, está sujeta a reducción (art. 2386). Es
lo que ocurre en este caso, por lo cual se persigue el bien do-
nado bajo titularidad del subadquirente. El efecto reiperse-
cutorio de la acción de reducción puede ser detenido por la
prescripción adquisitiva del poseedor contemplada en el art.
2459, que analizaremos al tratar específicamente la acción de
reducción.

NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva, con


fianza vigente, constituyendo domicilio a los efectos legales
en calle ..., de esta ciudad, comparezco ante VS y expongo:
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

1 PERSONBR~A. COMO 10 acredito con el poder especial


que acompaño, soy apoderado de los señores CB y RB, cu-
yos demás datos de identidad personal obran en el mandato
mencionado y que solicita se den por reproducidos en este
escrito y formando parte integrante de él. Se aclara que
ambos mandantes actúan en carácter de herederos forzosos
de don LB según declaratoria dictada en fecha ..., a fs. ...
de los autos caratulados "B, L slsucesión", expte. no ..., año
..., que tramitan ante este mismo Juzgado.
11. Accrb~. Cumpliendo expresas instrucciones de mis
mandantes, vengo a promover acción de colación y reducción
contra MB, en su carácter de heredero forzoso de don LB, a
fin de que le ordene colacionar, en la medida en que exceda
la porción disponible y su porción hereditaria, el valor del
inmueble que éste le donara en vida por escritura no ... otor-
gada el ... de ... de ..., ante el registro del escribano público
... de esta ciudad, don ..., valor que estimamos a la fecha en
la suma de $ 4.500.000, sin perjuicio de la que en más o en
menos fije VS en la sentencia de acuerdo con la prueba que
se produzca en autos, y por reducción de la donación con-
tra M B y JF, domiciliado en ..., en carácter de subadquiren-
te del inmueble donado, en la medida necesaria para cubrir
sus porciones legítimas lesionadas por ese excedente de la
porción disponible y la porción hereditaria del demandado,
ante la inexistencia de bienes hereditarios para completar
sus legítimas e insolvencias del donatario. Con costas.
111. HECHOS. El causante LB falleci6 en esta ciudad el
..., y ante este Juzgado se promovió el juicio sucesorio, en
el cual se declararon herederos sus hijos: CR y MB según
declaratoria de fs. ... Aclaro que la esposa del causante y
madre de mis mandantes falleció con anterioridad a su es-
poso, adjuntando fotocopia autenticada de la declaratoria
de herederos de ella.
El causante, además de donar el valioso inmueble al de-
mandado MB, luego otorg6 un testamento por acto público
en fecha ... de ... de ..., ante el registro del escribano ..., de
esta ciudad, cuya copia auténtica adjunta al presente, me-
diante el cual mejoró al donatario, dispensandolo de cola-
cionar (art. 2385, Cód. Civil y Comercial; arts. 3484, 3524 y
3605, C6d. Civil).
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

Pues bien, se designó perito inventariador y tasador al


Dr. ... [o escribano, según sea el código procesal que corres-
ponda aplicar], y en el acto de confeccionar el inventario
mis representados, los coherederos C y RB, solicitaron que
se incorpore como activo el importe del excedente de la
porci6n disponible del "valor de la donación del inmueble
rural de ochocientos cincuenta hectáreas del distrito ..., pro-
vincia de Santa Fe, que el causante hiciera en vida al cohe-
redero MB según escritura no ... de fecha ..., pasada ante el
escribano ... de esta ciudad, cuya fotocopia auténtica se pre-
senta en este acto. El dominio se inscribó a nombre de
M B el ..., bajo el no ..., tomo ..., folio ..., Departamento La
Capital, Secci6n Dominio del Registro General. Estimaron
el valor del inmueble a esa fecha en la suma de $ 4.500.000".
Oído lo cual el perito partidor le dio la palabra al heredero
MB, quien si bien reconoció la existencia de la donación,
alegó que el causante también había hecho donativos com-
pensatorio~a los otros hijos, y ademas, negó que el inmue-
ble tuviese ese valor, y que no existe excedente alguno. Los
coherederos reclamantes negaron haber recibido "donativos
compensatorios" del causante. No se logró conciliar las po-
siciones, por lo cual el perito dejó constancia de todo, y no
incluyó el valor colacionable en el inventario.
Lo expuesto consta en el acta de inventario agregada a
fs. ... del juicio sucesorio de LB, y ante la imposibilidad de
arribar a un acuerdo con el heredero MB mis mandantes se
han visto obligados a promover esta demanda de colación.
Que la donación efectuada en vida por el causante a su
hijo MB, aun cuando ha sido mejorado por testamento con
la porción disponible, altera la relación de igualdad que
debe existir entre los herederos, porque el valor del bien
donado excede el monto de la cuota disponible, por lo cual
mediante esta acci6n de colación se pretende restablecer el
equilibrio de las porciones hereditarias mediante la inclu-
sión en el activo hereditario del valor de la donación que
exceda de la porcion disponible, calculado a la época de
la partición según el estado del bien a la época de la dona-
ci6n (art. 2385, párr. 2 O , C6d. Civil y Comercial)', para luego,

1 Según el art. 3477, párr. ZO, del C6d. Civil, el valor colacionable se de-
terminaba a la fecha de apertura de la sucesi6n y se actualizaba a la fecha
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

una vez calculadas las porciones hereditarias de cada here-


dero, imputar a la hijuela del heredero donatario el valor
excedente de la donación. Comprobaremos también que su
porción hereditaria resultará excedida, y ese exceso lesiona
la integridad de las cuotas legitimas de mis mandantes,
pues no existen bienes en el acervo sucesorio para compen-
sar ese excedente. Asimismo, el demandado vendió el cam-
po objeto de la donación hace unos meses, previendo segu-
ramente este juicio, y se ha insolventado, por lo cual y
conforme a la más moderna doctrina y jurisprudencia2, re-
ceptada por el art. 2386 del Cód. Civil y Comercial, debe-
mos recurrir a las normas de la reducción para demandar
al subadquirente, con base en el efecto reipersecutorio de la
acción de reducción, según los arts. 2454 y 2458 del Cód.
Civil y Comercial (art. 3955, Cód. Civil), y obtener el reinte-
gro en especie del bien donado en la medida suficiente para
cubrir las legitimas afectadas por la donación inoficiosa.
Los cálculos serían así (art. 2445, Cód. Civil y Comercial):

1 ) Inmueble de calle San Martín no ...


2 ) Automóvil Toyota Corolla modelo 2013, cha-
pa patente ...

en que se realizaban las operaciones particionarias, según la doctrina judi-


cial y autoral predominantes.
* CNCiv, Sala A, 2918185, U ,1986-13-85; BORDA,Tratudo. Sucesim, t. 11,
no 996; GOYENA COPELU),Tratado, t. 111, p. 3 1 1; ZANNONI,Derecho de las suce-
siones, t. 2, g 998; DI LBLLA,Reduccidn de la donacidn a heredero forzoso, JA,
1995-W-687; H E R N ~ D E&hcidn
Z, entre la colacidn y la redwci6n y el art.
3604, CM. Civil, LLLitoral, 1997-22; LLOVERAS - ORLANDI,
¿Colación o reducciún
entre cohredems?, JA, 2002-111- 1144; FERRER, en FERRER- MEDINA, Sucesiones,
t. 11, p. 167, y Accidn de reduccidn: derecho vigente y derecho proyectado, en
"Homenaje a la Dra. María J. Mendez Costa", p. 97 y ss.; NATALE, La acci6n
de reducción, p. 199 a 206; ORLANDI, h legitima y s w modos de proteccibn,
p. 252 a 255; Lo TE, Acciones protectoras de la lagitimu, p. 100, 101, 110 y
1 1 1 ; Russo, Valora colacionables y su cuantificacidn, DJ, 15/4/09,p. 943. En
este sentido, fue la recomendacibn aprobada por las XVIII Jornadas Nacie
nales de Derecho Civil, Buenos Aires, 2001 que exponía que "la acci6n de m-
lación de que gozan los herederos forzosos no obsta el ejercicio de la accion
de reducci6n por parte de los mismos cuando se encuentra vulnerada la legi-
tima". Es la soluci6n receptada por el Código Civil y Comercial (art. 2386).
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

3) Departamento de Mar del PIata


4) Depbsito plazo fijo Banco Nación
5) Casa del country Los Sauces
Total

Deudas dejadas por el causante: crédito


obtenido en el Banco Santander Río,
tiene un saldo deudor de
Activo líquido
Valor colacionable estimado
Total

Porcibn legítima (66%)


Porci6n disponible (33%)
Porci6n hereditaria de cada hijo (surge de
dividir Ia porción legitima entre tres)
Excedente del valor donado ($ 4.500.000) sobre
la porción disponible ($ 2.371.050)
Aplicando el excedente de la porción disponible
sobre la porción hereditaria del heredero
donatario, da un exceso de

En suma, señor Juez, el heredero donatario recibió una


donación con la dispensa de colacionar en la medida de la
porci6n disponible. Pues bien, el valor colacionable exce-
di6 el límite de la porci6n disponible en $ 2.128.950, y a su
vez esa suma, que es el objeto de la colación, se imputa a
la porción hereditaria del donatario y también la excede en
$ 548.250. De acuerdo con la moderna doctrina judicial y
autora1 argentina que hemos citado y con lo dispuesto en
el art. 2386 del Cód. Civil y Comercial, esa suma, que cons-
tituye la lesi6n a la legitima de mis representados, ante la
insolvencia del heredero donatario, abre la acción de reduc-
ción contra el subadquirente JF, la cual resuelve la donación
en la medida necesaria para cubrir la legítima de ambos ac-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

tores, y en esa proporción reivindica el bien en especie, al


patrimonio de ambos.
Por lo tanto, cada uno de mis representados deben re-
tirar del acervo hereditario bienes hasta cubrir la suma de
$ 1.342.500, y se debe hacer lugar a la reducción de la dona-
ción en la medida que falta para cubrir sus porciones legíti-
mas, o sea, en total, se debe ordenar la restituci6n de una
superficie del inmueble rural en la proporción de $ 548.250, lo
cual surgirá de las pericias tecnicas a producirse en autos. Si
resulta imposible la subdivisión del predio rural, "la cosa debe
quedar para quien le corresponde una porción mayor con un
crédito a favor de la otra parte por el valor de su derecho"
(art. 2454, Cód. Civil y Comercial). Sin perjuicio, desde luego,
del derecho del demandado de desinteresar a mis demandan-
tes pagándoles en dinero la lesión a su cuota legítima (arts.
2454, párr. 3", y 2458, Cód. Civil y Comercial). O también
mi representado aceptaría quedar en condominio si el de-
mandado no puede o no quiere pagar el valor de su derecho.
Se deja constancia que el valor del inmueble donado al
demandado es meramente estimativo a los fines de demos-
trar el carácter inoficioso de la donación efectuada por el
causante, y que resultará de la prueba pericial, sin perjuicio
del monto que en m8s o en menos fije VS en la sentencia.
IV. PRUEBA.Ofrezco como prueba documental el expe-
diente caratulado "B, L s/sucesión", expte. no ..., año ..., que
se tramita ante este mismo Juzgado.
V. DERECHO. Fundo esta acción en lo dispuesto en los
arts. 2385, 2386, 2453, 2454, 2458 y SS. del Cód. Civil y Co-
mercial [arts. 1830 a 1832, 3600, 3602, 3955 y concs., 3476
y ss. del C6d. Civil]; y art. 330 y SS. del CPCCN [art. 330 y
SS., CPCCBA; art. 390 y SS., CPCC SFe; art. 485 y SS., CPCC
Córdoba; art. 318 y SS., CPCC ERiosJ.
VI. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta causa porque en este Juzgado se tramita el juicio suce-
sorio del causante don LB, expte. no ..., año ..., y esta ac-
ción se tramita entre coherederos y con relación a los bie-
nes de esta herencia, por lo cual queda comprendida en
el art. 2336 Cód. Civil y Comercial (art. 3284, inc. lo, Cód.
Civil) funcionando, por consiguiente, el fuero de atraccibn
de dicho proceso universal.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

VII. MEDIDA CAUTELAR. A fin de evitar sorpresas y exis-


tiendo posibilidad de que el demandado JF enajene el in-
mueble adquirido al heredero donatario del causante, ofre-
ce la fianza del señor MJF, comerciante, domiciliado en
calle ..., ciudad ..., a fin de que bajo esta contracautela se
anote como litigioso el inmueble donado inscripto a nombre
del demandado JF bajo los siguientes datos ... Se oficiará
al Registro de la Propiedad a sus efectos.
VIII. PETITORIO. Por todo lo expuesto a VS pedimos:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gara a los autos.
b) Tenga por iniciada demanda ordinaria por colación
y reducción contra el coheredero CB y JF, a quienes se cita-
rá y emplazará para que comparezcan a estar a derecho (y
a contestar la demanda según los códigos procesales de que
se trate), en el plazo y bajo apercibimientos de ley.
c) Bajo la fianza ofrecida que previamente se constitui-
rá en autos con acreditación de solvencia, se anote como li-
tigioso el inmueble donado y vendido al codemandado JF,
oficiándose a sus efectos al Registro de la Propiedad.
d ) Oportunamente, admita esta demanda, y ordene la
colaci6n del excedente sobre la porción disponible del valor
del inmueble donado en vida por el causante a CB, cuyo va-
lor resultará de la pericia a practicarse en autos, y además
disponga la reducci6n de la donacidn y la consiguiente rei-
vindicación del inmueble donado, en la proporción del va-
lor del excedente de la porcion disponible y de la porción
hereditaria, contra MB y JF, en la medida necesaria para
cubrir las porciones legítimas lesionadas de los actores, ante
la inexistencia de bienes hereditarios para completar sus le-
gitimas. Con costas.

a) Donaciones simuladas y mejora. Salvo la existencia de


testamento que expresamente lo disponga, no puede verse en
el hecho de la donación encubierta una mejora al heredero
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

con la porci6n disponible del causante. Por ello, las dona-


ciones simuladas bajo la apariencia de acto oneroso, una vez
decIarada la simulación, no constituyen dispensa de colación,
pues la ley no presume la intención de mejorar, ya que ésta
debe realizarse expresamente por testamento, art. 3484 del
Cód. Civil, o bien por testamento o en el acto mismo de la
donación, art. 2385 del C6d. Civil y Comercial (BORDA, Trata-
do. Sucesiones, t. 1, n" 647).

b) Prescripción cuando se deben promover ambas accio-


nes. Ninguna previsión contienen el Código Civil y el Cádigo
Civil y Comercial sobre la cuestión de la prescripción que
suscita la necesidad de promover una acciiin de simulacibn
para dejar al descubierto la donación disfrazada de venta que
el causante hizo a un heredero forzoso, a fin de obligarlo a
colacionar. O sea, hay que promover las acciones de simula-
ción y colación, que se pueden acumular y promover conjun-
tamente. Ambas son acciones autónomas que tienen distintos
plazos de prescripci6n: en el Código Civil, la acción de cola-
ción prescribe a los diez años (art. 4023), y la de simulación
a los dos años (art. 4030, parr. 2"), y en el Código Civil y Co-
mercial la de colaciiin prescribe a los cinco años (art. 2560) y
la de simulación a los dos años (art. 2562, inc. a). Para un
criterio minoritario, ambos plazos de prescripción corren in-
dependientemente para cada acción; para otra tendencia pre-
dominante, el pIazo más largo, el de la acción de colación,
absorbe al más breve de la simulación, por el carkter instru-
mental y accesorio de esta acción, por lo cual es el único que
debe computarse. El fallo plenario "Arce" consagró por ma-
yoría esta última interpretación (CNCiv, en pleno, 11211l, "Re-
vista de Derecho de Familia y de las Personas", mar. 201 1,
p. 119, con nota aprobatoria de FERRER; JA, 20 11-11-654, con
comentario favorable de UGARTE; LL, 201 1-A-565, con nota fa-
vorable de SOLARI, y comentario critico de MART~NEZ ALCORTA,
LL, 201 1-B-44, y en LLonline; ver, tambikn, argumentos de or-
den ético, que se desarrollan en los votos de la mayoría del
plenario "Arce", en CORDOBA, Acción instrumental de simula-
ci6n y principal de colación, "Revista de Derecho de Familia y
de las Personas", jun. 2010, p. 153). Los plazos se cuentan a
partir de la muerte del causante, o desde una fecha posterior
si los herederos prueban que solo después de la apertura de
la sucesión tomaron conocimiento de la enajenación. El C6-
digo Civil y Comercial, como adelantamos, no ha puesto fin a
esta controversia.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

c ) Bibliopafia sobre simulación. Ver, al respecto, CAMARA,


SirnuIacidn en los actos jurídicos; MOSSETITURRASPE, Nego-
cios simulados, fraudulentos y fiduciarios, t. 1; DURIGON,
Acción
de simulacibn; BORDA, Tratado de derecho civil. Parte gene-
ral, t . 1.

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva, con
fianza vigente, constituyendo domicilio a los efectos lega-
les en calle ..., de esta ciudad, comparezco ante V S y ex-
pongo:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el poder especial
que acompaño, soy apoderado de los señores CB y RB, cu-
yos demás datos de identidad personal obran en el mandato
mencionado y que solicita se den por reproducidos en este
escrito y formando parte integrante de 61. Se aclara que am-
bos mandantes actdan en carácter de herederos forzosos de
don LB según declaratoria dictada en fecha ..., a fs. ... de los
autos caratulados "B, L slsucesión", expte. no ..., año ..., que
tramitan ante este mismo Juzgado.
11. A C C I ~ N .Cumpliendo expresas instrucciones de mis
mandantes, vengo a promover acción de simulación contra
MB, en su carácter de heredero forzoso de don LB, a fin de
que se declare simulada la venta que le hizo el causante del
inmueble ubicado en calle ..., de esta ciudad, por escritura
pública no ... de fecha ..., pasada ante el registro del escri-
bano público don ..., a fin de dejar al descubierto la dona-
ción que benefició al demandado y, como consecuencia de
ello, acumula la de colación, para que VS lo condene a co-
lacionar a la masa hereditaria el valor del bien donado, que
estimamos provisoriamente en la suma de $ 500.000, todo
con costas.
111. HECHOS. Que el causante LB fallecib en esta ciu-
dad el ..., y ante este Juzgado se promovió el juicio suceso-
rio (expte. no ..., año ...), en el cual se declararon herederos
sus hijos: CR y M B según declaratoria de fs. ... Aclaro que
la esposa del causante y madre de mis mandantes falleció
con anterioridad a su esposo, adjuntando fotocopia autenti-
cada de la declaratoria de herederos de ella.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

El causante decidido a beneficiar al demandado, en fe-


cha ..., le "vendió" por escritura no ..., por ante el registro
del escribano público don ..., el valioso inmueble de carác-
ter propio del vendedor, sito en calle ..., de esta ciudad, por
la suma de $ ... Desde su más temprana edad nuestro pa-
dre no ocultaba su preferencia por este hijo, que siempre
vivió a su lado.
Esta venta es simulada, señor Juez. El aparente com-
prador tenia sólo veintiún años, en ese momento dedicaba
todo su tiempo al estudio en la Facultad de Ciencias Econó-
micas de la Universidad Nacional de ...; no trabajaba y ca-
recía de recursos econ6micos, como no sea el que le pro-
veía su padre para que concluyera los estudios; no tenia
ahorros, ni había ganado la Iotería, ni recibido ninguna he-
rencia que justificase el origen de los fondos con los cuales
habría supuestamente pagado el precio de compra que figu-
ra en la escritura. Además, en la escritura se expresa que
"el vendedor declara haber recibido el importe del precio
de venta antes de este acto", otro indicio importante para
demostrar la simulación del acto. El precio de venta es
menor al 50% del precio real de mercado a la fecha de la
venta. Y, por último, el demandado nunca tuvo la posesión
efectiva del inmueble de tal modo adquirido, pues el cau-
sante hasta su muerte percibía directamente los alquileres
de la locaci6n de dicho inmueble, y era el que se encarga-
ba de todo lo relativo a su administración y mantenimiento,
como oportunamente se probará.
Este cúmulo de indicios precisos, serios y concordantes
demuestra a las claras el carácter aparente de la supuesta
venta realizada por nuestro padre.
La enajenación efectuada ficticiamente a titulo oneroso
constituye la cobertura del verdadero acto jurídico realiza-
do: una donación, cuya validez no se discute. Por ello se
persigue la declaración de nulidad del acto simulado para
dejar al descubierto el acto gratuito, y demandar consecuen-
temente la colaciiin del valor del bien donado, porque la
donacibn efectuada en vida por el causante a su hijo M B
altera la relación de igualdad que debe existir entre los he-
rederos, y para restablecer el equilibrio de las porciones
hereditarias se promueve esta acción, destinada a lograr la
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

inclusión en el activo del inventario del valor del inmueble


donado, calculado a la kpoca de la partición según el es-
tado del bien a la época de la donación -art. 2385, párr.
2", C6d. Civil y Comercial- [bajo el régimen del C6digo
Civil se calculaba a la fecha de apertura de la sucesi6n
-art. 3477, párr. ZO- y se actualizaba a la fecha en que se
realizaban las operaciones particionarias de acuerdo con
la doctrina y jurisprudencia predominantes], para luego,
una vez calculadas las porciones hereditarias de cada here-
dero, imputar a la hijuela del heredero donatario el valor de
la donación. Es decir, dicho valor se le descuenta de su hi-
juela.
Pues bien, se designó perito inventariador y tasador al
Dr. ... [o escribano, según sea el Código Procesal que co-
rresponda aplicar], y en el acto de confeccionar el inventa-
rio mis representados, los coherederos C y RB, se denunció
la simulación, afirmando que ocultaba la donación que
nuestro padre hizo al demandado, y, en consecuencia, se pi-
di6 que se incorpore como activo el importe del valor del
bien donado estimado en la suma de $ 500.000. Oído 10
cual el perito partidor le dio la palabra al heredero MB,
quien mantuvo que la venta fue real, que no hubo dona-
ción, y se opuso a la pretensión de mis representados, por
lo cual el perito dej6 constancia de todo, y no incluy6 el
valor colacionable en el inventario.
Lo expuesto consta en e1 acta de inventario agregada a
fs. ... del juicio sucesorio de LB, y ante la imposibilidad de
arribar a un acuerdo con el heredero MB los actores han
debido recurrir a esta vía judicial para descubrir la verdade-
ra naturaleza gratuita del acto realizado por el causante a
favor del demandado, y lograr restablecer la igualdad de los
herederos en la repartición de esta herencia mediante la
coalición.
La prueba de la simulación denunciada que producire-
mos es categbrica, por ello la nulidad relativa del acto de
venta es inevitable.
Dejada al descubierto la donación, procede la acción de
colación a fin de computar en el activo hereditario el valor
del bien donado, para luego imputarlo a la hijuela del he-
redero donatario,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Los cálculos de la colación serían así:

1 ) Inmueble de calle San Martin no ...


2) Automóvil Toyota Corolla modelo 2013,
chapa patente ...
3) Departamento de Mar del Plata
4) Depósito plazo fijo Banco Nación
5 ) Casa del country Los Molinos
Total

Deudas dejadas por el causante: crkdito


obtenido en el Banco Santander Río,
tiene un saldo deudor de
Activo liquido
Valor colacionable estimado
Total a repartir entre los herederos

A cada heredero le corresponde una hijuela de $ 1 .O 6 1.66 6.


Al heredero donatario se le descontará de su hijuela el valor
que ya recibió en vida, o sea la suma de $ 500.000, por lo
cual de los bienes hereditarios s61o debe retirar por valor
de $ 561.666, y a mis representados se le han de adjudicar
por un valor de $ 2.123.332.
Se deja constancia que el valor del inmueble donado al
demandado es meramente estimativo, y que resultara de la
prueba pericial, sin perjuicio del monto que en más o en
menos fije VS en la sentencia.
IV. PRUEBA.Ofrezco como prueba documental: 1 ) El
expediente caratulado "ByL slsucesión", expte. no ..., año ...,
que se tramita ante este mismo Juzgado. 2) Copia auténti-
ca de la escritura no ..., de fecha ..., pasada ante el escriba-
no público ..., por la cual el causante "vendió"al demanda-
do el inmueble de calle ... por la suma de $ ... 3) Informe
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

del Registro de la Propiedad, por el cual se informa la sub-


sistencia del dominio de dicho inmueble en cabeza del de-
mandado.
V. DERECHO. Fundo esta acción en lo dispuesto en los
arts. 333, 334, 2385 y SS. y concs. del C6d. Civil y Comercial
[arts. 955, 956 y SS.; 3476 y SS. y concs., Cód. Civil], y el
art. 330 y ss. del CPCCN [art. 330 y SS., CPCCBA; art. 390 y
SS., CPCC SFe; art. 485 y SS., CPCC Córdoba; art. 318 y SS.,
CPCC ERios].
VI. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta causa porque en este Juzgado se tramita el juicio suce-
sorio del causante don LB, expte. no ..., año ..., y, esta ac-
ción se tramita entre coherederos y con relación a los bie-
nes de esta herencia, por lo cual queda comprendida en el
art. 2336 del C6d. Civil y Comercial [art. 3284, inc. lo, C6d.
Civil] funcionando, por consiguiente, el fuero de atracción
de dicho proceso universal.
1 PETITORIO. Por todo lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gara a los autos.
b) Tenga por iniciada demanda ordinaria por simula-
ción y colacidn contra el coheredero MB, a quien se citará
y emplazará para que comparezca a estar a derecho (y a
contestar la demanda según los códigos procesales de que
se trate) en el plazo y bajo apercibimientos de ley.
c) Tenga presente la prueba documental ofrecida, y se
agregue a los autos las mencionadas en los puntos b y c.
d) Oportunamente, admita esta demanda y declare si-
mulada la venta que hizo el causante al coheredero ... por
escritura no ... de fecha ..., pasada ante el registro del escri-
bano público don ..., a fin de dejar al descubierto la dona-
ción que benefició al demandado, y, como consecuencia de
ello, lo condene a colacionar a la masa hereditaria el va-
lor del bien donado, que estimamos provisoriamente en la
suma de $ 500.000, todo con costas.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

a ) Bibliografía sobre acción de reducción. Ver entre otros,


NATALE, La accion de reducción; P ~ R ELASALA,
Z en P ~ R ELASALA
Z -
MEDINA, Acciones judiciales en el derecho sucesorio, caps. 1 y
11; ORLANDI, La legitima y sus modos áe protección; Lo PRETE,
Acciones protectoras de la legitima; FERRER, La acciún de re-
ducción, en ZANNONI- FERRER - ROLANDO (coords.), "Sucesiones",
p. 193 y siguientes.
La reducci6n cumple una funci6n correctiva del compor-
tamiento liberal del causante lesivo de la legítima de sus he-
rederos forzosos, pues la liberalidad que excede la porción
disponible e invade la cuota legitima, es reducible. Los here-
deros afectados deben promover la acción de reducción, que
tiene contenido patrimonial; como la colación, es transmisi-
ble, es renunciable después de la muerte del causante, y es
divisible; cada heredero forzoso tiene derecho a su propia
legitima que le es particular y que ejercerá o no la acción se-
gún su propia decisión, y, en su caso, en la medida de su de-
recho hereditario. En virtud de este carácter individual del
derecho legitimario de cada heredero, el Código Civil y Co-
mercial dispone en su art. 2445, párr. 3") que "pam el cómpu-
to de la porción de cada descendiente sólo se toman en cuenta
las donaciones colacionables o reducibles, efectuadas a partir
de los trescientos días anteriores a SU nacimiento o, en su caso,
al nacimiento del ascendiente a quien represeizta) y para el del
cónyuge, las hechas despub del matrimonio".
b) Cálctrlo de cuotas. El Código Civil y Comercial modi-
fica las cuotas legitimas de los herederos forzosos: reduce la
de los descendientes de 415 (80%) a 213 (66%) de la masa de
cálculo, y la de los ascendientes de 213 a 112 (50%). El c6n-
yuge permanece igual (112, o sea el 50% de los bienes propios
y el 50% de la mitad de los gananciales que corresponden al
causante). El mecanismo de cálculo para determinar la legí-
tima y su eventual violación es el mismo en ambos códigos.
c) Acción personal y efecto mipersecutorio. La accion de
reducci6n tiene carácter personal, porque persigue resolver la
donación por cumplimiento de la condici6n resoIutoria impli-
cita a la que estaba sujeta, consistente en la vulneración de la
legítima de los herederos forzosos presuntivos del donante,
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

existentes a la fecha de la donacidn, y se resuelve en la me-


dida necesaria para cubrir la legitima lesionada (arts. 1830
y 1831, C6d. Civil; arts. 1565, 2444, 2445 y 2454, Cód. Civil y
Comercial). La resolución de la donación, de acuerdo con el
régimen del Código Civil, destruye retroactivamente el domi-
nio del donatario sobre el inmueble (arts. 543 y 555), y según
la normativa del Código Civil y Comercial, el cumplimiento
de la condición no opera sus efectos retroactivamente, salvo
pacto en contrario (art. 346), que en este caso no existe. La
resolución de la donación puede producirse en forma total o
parcial, segiin lo requiera la cobertura de la legitima perjudi-
cada. Por lo tanto, al resolver en esa medida el dominio del
donatario, en esa proporci6n el bien debe revertir en especie
al patrimonio del heredero accionante (art. 3955, C6d. Civil,
y arts. 2454 y 2458, Cod. Civil y Comercial), pero si la cosa es
indivisible hay que en tener en cuenta la soluci6n innovadora
del art. 2454, párr. 2", de1 C6d. Civil y Comercial, que referimos
en el modelo de escrito que anotamos. La vicisitud que re-
cae sobre la donaciiin no es la nulidad, sino la resolución de
su dominio, lo cual abre la acci6n reipersecutoria del herede-
ro forzoso perjudicado para perseguir la cosa en poder de los
subadquirentes, aun a titulo oneroso, si los hubiere, quienes
por tratarse de resolución y no de nulidad de la donación,
no podrán ampararse en el art. 1051 del Cód. Civil [es el crite-
rio de la moderna doctrina mayoritaria, aplicable a la norma-
tiva del art. 392, Cód. Civil y Comercial -v.gr., GUASTAVLNO, La pro-
teccibn a terceros adquirentes de inmuebles, JA, doctrina 1973-
111; BORDA, Tratado. Sucesiones, t. 11, no 998; ZAMNONI, Dere-
cho de las sucesiones, t. 2, 5 984; ORLANDI, L11. legítima y sus
modos de protección, p. 203 y 204; NATALE, La acción de reduc-
ciún, p. 263 a 265; FERRER- MEDINA, Sucesiones, t. 11, p. 174
y 175; Lo PRETE,Acciones protectoras de la legitima, p. 121 y
122-1, y además porque deben saber, por el estudio de títulos,
que en la cadena de transmisiones había una donación, con
el consiguiente riesgo de reducción, lo cual les impide invo-
car buena fe. En el régimen del Código Civil este efecto rei-
persecutorio sólo funciona tratándose de la donación de bie-
nes inmuebles y de su transmisidn a terceros (art. 3 9 5 3 , y no
desvirtúa el carácter personal de la acción, en cuanto es con-
secuencia de la resolución retroactiva de la donación, en fun-
ción de los arts. 543 y 555 del Cód. Civil (CCivCom SFe, Sala
1, 19/2/03, Zeus, 92-5-574). Según la normativa del Código
Civil y Comercial, la acción reipersecutoria funciona contra
los subadquirentes de bienes registrables (art. 2458)) o sea,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

pueden ser inmuebles o muebles, siempre que sean registra-


bles, y el efecto del cumplimiento de la condición, como diji-
mos, carece de efectos retroactivos (art. 346).
d) Colación y redeacce'dn. Tradicionalmente se han traza-
do diferencias entre ambas acciones. La colación procede
sólo cuando el donatario es un heredero forzoso y persigue
restablecer la igualdad de los herederos legitimarios que con-
curren a la sucesión. Para lograr este fin la colación no
afecta la eficacia de la transmisión de dominio operada por
la donación, sino que trae a la masa el valor de la donación y
lo compensa con la cuota hereditaria del donatario. La re-
ducción funciona cuando la donación se ha hecho a una per-
sona extraña y su valor supera la porcion disponible del cau-
sante, a fin de restablecer la integridad de la cuota legitima
lesionada por ese exceso. Para lograr este objetivo, la reduc-
ci6n resuelve la donación en la medida del exceso, y reivindi-
ca el bien in natura, o sea, en especie, lo cual significa que
tiene efectos reales y reipersecutorios. Cada una tiene un ré-
gimen legal propio y excluyente: la primera está regida por
los arts. 3476 a 3483; la segunda por los arts. 1830 a 1832,
3601, 3602 y 3955 (el Código Civil y Comercial regula la pri-
mera en el art. 2385 y SS., y la segunda en el art. 2453 y si-
guientes).
No obstante, un criterio herrnenéutico que se ha difundido
en las últimas décadas considera que la diferenciación entre
ambas acciones no es tan tajante y que pueden complemen-
tarse. Sin desconocer las diferencias en el funcionamiento
de la colaci6n y la reducción, se sostiene que cuando el valor
colacionable supera la porci6n disponible y la cuota heredita-
ria del heredero donatario, el excedente ya no se puede consi-
derar un anticipo de la porcion hereditaria porque ésta ya fue
cubierta y ya no queda cuota hereditaria para compensar,
pues dicha cuota está agotada. Por lo tanto, en la medida
del excedente, el valor donado constituye una donación co-
mún regida por las reglas de la reducción. La donación a
herederos forzosos esta regida por las reglas de la colación en
la medida en que el valor donado no exceda, la cuota heredi-
taria del donatario; en cuanto la exceda procede la reducción
del exceso con todos sus alcances. De tal modo, en el su-
puesto de colación, al conectarla con la reducción, se protege
adecuadamente a los herederos forzosos contra la eventual
insolvencia del heredero donatario (ver mas arriba el modelo:
"3. Demanda de colación y reducción por el exceso de la
porción disponible y porción hereditaria del donatario"). La
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

protección de la legitima no depende de quien sea el donata-


rio beneficiado, que puede ser un heredero o un tercero ex-
traño (recomendación unánime de las XVIII Jornadas Nacio-
nales de Derecho Civil, Bs. As,, 2001; FERRER, La accion de
redebccibn: derecho vigente y derecho proyectado, "Homenaje a
la doctora María J. Méndez Costa", p. 97 y ss.; F E ~ E- R ME-
DXNA, Sucesiones, t. 11, p. 167). El Código Civil y Comercial re-
cepta esta solución en el art. 2386: "La donación hecha a un
descendiente o al cónyuge cuyo valor excede la suma de la
porción disponible más la porción legitima del donatario,
aunque haya dispensa de colación o mejora, está sujeta a re-
ducci6n por el valor del exceso".
e ) Extincidn de lu accidn. La acción de reducci6n no tie-
ne plazo expreso de prescripción, pero se le aplica el plazo
común de prescripción de las acciones personales, de diez
años (art. 4023, Cód. Civil), que corre a partir de la muerte
del causante o del momento en que el heredero toma conoci-
miento de la liberalidad, debiendo en todo caso probar la fe-
cha en que tomaron ese conocimiento. El Código Civil y Co-
mercial redujo ese plazo común de prescripción a cinco años
(art. 2560).
La acción también se extingue por aplicación de la pres-
cripción adquisitiva prevista por el art. 2459 del C6d. Civil y
Comercial, el cual dispone que "Ia acción de reducción no pro-
cede contra el donatario ni contra el subadquirente que han
poseído la cosa donada durante diez años computados desde
la adquisición de la posesión. Se aplica el art. 1901".
Como medio para detener el efecto reipersecutorio de la
acción de reducción, este artículo prevé la prescripción breve
de diez años ejercida por el donatario y, en su caso, por el
subadquirente que puede completar dicho plazo, continuando
la posesión del donatario (art. 1901, Cód. Civil y Comercial).
La posesión breve requiere buena fe y justo titulo (arts. 1898
y 1902, Cód. Civil y Comercial). El heredero donatario po-
seedor debe contar con la escritura pública que instrumente
la donación que le ha hecho el causante, bajo pena de nuli-
dad (art. 1552, Cód. Civil y Comercial). Por lo cual si no hay
escritura, no podrá invocar la usucapión breve porque le fal-
tará el ''justo titulo". Para oponer la defensa de prescripción
adquisitiva (aunque se critique la alusi6n a "prescripcibn ad-
quisitiva", y se considere un error, pues si la posesi6n a que
se refiere la norma implicase un caso de usucapión breve, no
interesaría la donación como tal, pues la prescripción adqui-
sitiva es un modo originario y no derivado de adquirir el do-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

minio -ZANNONI,Algunos aspectos sobre la igualdad entre here-


deros forzosos y la protecciún de la legitima en el Proyecto de
Cddigo Civil, "Revista de Derecho Privado y Counitario", 2012,
no 3, p. 667, nota 25, y Algunos aspectos del derecho sucesorio
en el nuevo Cbdigo Civil, 2015, niimero extraordinario, p. 395,
nota 36-; aún así, lo exacto es que la ley califica a este su-
puesto como prescripción adquisitiva y le asigna el plazo de
diez años, como prescripción breve, por lo cual no cabe sino
admitir esa calificación legal y sus consecuencias), no es ne-
cesario que cuente con sentencia que declare la adquisición
del dominio por usucapion, pues basta que haya cumplido los
diez años de posesión para adquirir la propiedad. Los efec-
tos legales de la usucapión se operan por el mero curnpli-
miento del plazo legal, y el usucapiente puede oponerla como
defensa ante el heredero forzoso que lo demanda por reduc-
ción, sin necesidad de que previamente haya obtenido la sen-
tencia declarativa de adquisición de la propiedad (BORDA, Tra-
tado de derecho civil. Derechos reales, act. DELFINAM . BORDA,
no 407, p. 341, y no 408).
Aunque con esta norma se persigue neutralizar en alguna
medida el efecto reivindicatorio de la reducción para consoli-
dar el titulo de dominio adquirido por donación y brindar se-
guridad al trafico jurídico inmobiliario, lo exacto es que con
este extraño remedio decae el régimen de legítima y la protec-
ción del derecho de los herederos forzosos por las siguientes
razones.
1 ) Porque dicho plazo de prescripción adquisitiva empie-
za a correr desde que el donatario entra en posesi6n del bien,
y no desde la fecha de la escritura traslativa de dominio.
AdemAs corre en vida del causante, cuando el heredero forzo-
so presuntivo no tiene acción para defenderse, la cual recién
le hace con la muerte del donante, cuando adquiere la cali-
dad de heredero. En esa oportunidad, frecuentemente, ya se
habrá cumplido aquel plazo de diez años, con lo cual se con-
suma la lesión a la legitima. En otras palabras, cuando nace
la acción, ya nace muerta por causa de un plazo de prescrip-
ci6n que se cumplid cuando aquella aún no había nacido,
contrariando así el principio jurídico elemental de que el cur-
so de la prescripción nace con la acción. Esto implica que
aunque el derecho exista, la prescripción no corre si no
está abierta y expedita la acción del interesado al cual se le
va a oponer aquella prescripción ( L ~ P E HERRERA,
Z Tratado de
la prescripcidn liberatoria, p. 108). No obstante, al heredero
cuando demanda la reducción se le puede oponer un plazo de
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

prescripcidn cumplido durante un tiempo en que carecía del


titulo de heredero y, por consiguiente, de acción para inte-
rrumpir dicha prescripción. Resulta claro, ademhs, que con
el arbitrio proyectado se lesiona el derecho de defensa del
herdero forzoso perjudicado por la donación del autor de la
sucesión, pudiendo, en consecuencia, impugnar de inconsti tu-
cional dicha norma y además revocar la suspensión del curso
de la prescripción por aplicación analógica del art. 2550 del
Cod. Civil y Comercial, habilitada por el art. 2 O del mismo or-
denamiento.
2) Además, se desconoce otra elemental noción sucesoria.
El cálculo de la legítima recién se puede efectuar despuks de
fallecer el causante, sobre la masa de bienes que dejó en ese
momento, menos las deudas, a cuyo resultado se suman el
valor de las donaciones que hizo en vida. Y es en esta opor-
tunidad, y no en vida del causante, que podrá el heredero for-
zoso determinar si su porción legitima ha sido o no violada
por el acto liberal de su causante; y si comprueba la lesibn,
entonces recién podrá ejercer la acción protectora, que es la
de reducción.
Por estas razones, la única prescripción oponible al here-
dero forzoso perjudicado en su legitima por la donaci6n de
su causante, es aquella que empieza a correr desde el falleci-
miento de este ultimo, cuando tiene la oportunidad de verifi-
car si su cuota legitima ha sido afectada, y, en tal caso, nace
la acción para reclamar la integración de su derecho heredi-
tario vulnerado (De acuerdo: FERRER- C~RDOBA - NATALE, Obser-
vaciones al Pmyecto de Código Civil y Comercial en materia su-
cesoria, "Derecho de Familia y de las Personas", oct. 202, no
26, p. 127; FERRER, El derecho de sucesiones en el Proyecto de
Código Civil y Comercial, no XXII, p. 6 10 y 6 1 1, ap. 4; ZANNONI,
Algunos aspectos sobre la igualdad entre herederos forzosos y Ea
proteccibn de la legítima en el Proyecto de Código Civil, "Revista
de Derecho Privado y Comunitario", 2012, no 3, p. 667 y 668, y
Algunos aspectos de2 derecho sucesorao en e2 nuevo Código Civil,
2015, número extraordinario, p. 394 y 395; AZPIRI, Incidencias
del Cbdigo Civil y Comercial. Derecho sucesop-io, p. 268 y 269;
AMARANTE,Lu legítima en el Proyecto de Cbdigo Civil y Comer-
cial, "Revista de Derecho de Familia y de las Personas", no 10,
nov. 2012, p. 171 a 173; DI LELLA, Aproximacibn a las modifica-
ciones más relevantes en materia de sucesiones que propone el
Anteproyecto de Código Civil, JA, 20 12-111-1402).
Por consiguiente, consideramos que es absolutamente an-
tijurídico y lesivo del derecho a la legitima hereditaria, prote-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

gido constitucionalmente, el hecho de que el curso de esta


prescripción adquisitiva del donatario o de sus sucesores em-
piece a correr desde que aquel entró en posesión del bien do-
nado en vida del donante, y cuando el heredero presuntivo no
ha podido defenderse. Se abre con este arbitrio la vía para
eludir la vigencia del sistema de legítimas, y para arrebatar a
los herederos forzosos sus cuotas legitimas, de las cuales, no
obstante, imperativamente, no pueden ser privados por actos
a titulo gratuito, porque el sistema es de orden público. Se
viola así abiertamente el art. 2444, y resulta contradictoria la
norma que comentamos con el mantenimiento del régimen
de legítimas, porque se lo debilita notablemente [conf. FERRHR,
en ALTERINI (dir.), Código Civil y Comercial comentado, t. X I ,
p. 608 y 6091.
f ) Acción de simzblaci6n y de reducción. Ninguna previ-
sión contienen el Código Civil y el Código Civil y Comercial
sobre la cuestión de la prescripción que suscita la necesidad
de promover una acci6n de simulaci6n para dejar al descu-
bierto la donación disfrazada de venta que el causante hizo a
un heredero forzoso, a fin de tornar procedente la reducción
en la medida del valor del exceso de la porción disponible.
O sea, hay que promover las acciones de simulación y reduc-
ción, que se pueden acumular y promover conjuntamente. El
caso es similar al de la colación, que hemos visto. Simulación
y reducción son acciones autónomas que tienen distintos plazos
de prescripción: en el Código Civil, la acción de reducción, por
ser personal, prescribe a los diez afios (art. 4023), y la de simu-
lación a los dos años (art. 4030, párr. 2", Cód. Civil), y en el Có-
digo Civil y Comercial la de reducción prescribe a los cinco
años (art. 2560) y la de simulación a los dos años (art. 2562, inc.
a). Para un criterio minoritario, ambos plazos de prescrip-
ción corren independientemente para cada acción; para la
tendencia predominante, el plazo mas largo, el de la acción
de reduccidn, absorbe al más breve de la simulacidn, por el
carácter instrumental y accesorio de esta acción, por lo cual
aquel plazo más extenso es el único que debe computarse.
El fallo plenario "Arce" consagrb por mayoría esta última in-
terpretación (CNCiv, en pleno, 1/2/ 11, "Revista de Derecho
de Familia y de las Personas", mar. 20 11, p. 119, con nota
aprobatoria de FERRER, JA, 20 11-11-654, con comentario favo-
rable de UGARTE, U, 201 1-A-565, con nota favorable de SOLARI,
y comentario crítico de MART~NEZ ALCORTA,LL, 20 11-B-44, y
LLonZine; ver, además, argumentos de orden ético, que se de-
sarrollan también en votos de la mayoría del plenario "Arce",
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

en C~RDOBA, Acción instrumental de simulación y principal de


colación, "Revista de Derecho de Familia y de las Personas",
jun. 2010,p. 153). Los plazos se cuentan a partir de la muerte
del causante, o desde una fecha posterior si los herederos prue-
ban que solo despuks de la apertura de la sucesión tomaron
conocimiento de la enajenación. El Código Civil y Comercial,
como adelantamos, no ha puesto fin a esta controversia.

Señor Juez:
RB, argentino, DNI ..., agrimensor, domiciliado en ..., y
JB, argentino, DNI ..., comerciante, domiciliado en calle ...,
ambos de esta ciudad, y casados, y constituyendo domicilio
legal en el estudio de nuestro abogado patrocinante, com-
parecemos ante VS y exponemos:
1. Accrb~. Venimos a promover acción de reducción
contra JL, empleada, domiciliada en calle ... de esta ciudad,
a fin de que se reduzca en especie la donación del inmueble
sito en calle ... de esta ciudad, que le hiciera nuestro padre
LB por escritura no ... de fecha ..., pasada ante el registro
del escribano público ..., en Ia medida en que el valor del
bien donado exceda la porción disponible de que disponía el
donante, y suficiente para cubrir nuestra legítima heredita-
ria, lesionada por esa liberalidad inoficiosa, con valores ac-
tualizados a la fecha de efectuar la reducción, todo de acuer-
do a las siguientes consideraciones de hecho y de derecho.
11. HECHOS.La demandada fue íntima amiga de nues-
tro padre durante muchos años. Trabajaron juntos en la mis-
ma profesión de abogados y, en fin, mantuvieron siempre
una invariable relación hasta el final de la vida de nuestro
progenitor. El afecto que &te tenía por la demandada segu-
ramente lo indujo a demostrarlo a travks de la donación que
por esta demanda se impugna.
El objeto de la liberalidad fue un importante inmueble
bien ubicado en calle ... de esta ciudad.
Nos enteramos de ese acto liberal poco después del fa-
llecimiento de nuestro padre. Asi que iniciamos el trámite
de la sucesión ante este Juzgado (expte. no ..., año ...), se ob-
tuvo declaratoria de herederos a nuestro favor en fecha ...
(fs. ...), pues nuestra madre falleció con anterioridad, y lue-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

go procedimos a efectuar e1 cálculo de valores establecido


por el art. 2445 del C6d. Civil y Comercial [art. 3602, Cód.
Civil], a efectos de determinar si los bienes relictos eran su-
ficientes para cubrir nuestra legítima hereditaria, y allí se
constató que la donación a favor del demandado era inofi-
ciosa (arts. 1565, 2445, 2453 y ss. y concs., C6d. Civil y Co-
mercial; art. 1830, Cód. Civil).
De conformidad al citado articulo 2445, del Cód. Civil y
Comercial, para formar la masa de cálculo de la legitima pri-
mero se obtiene el valor de 10s bienes quedados a la muerte
del causante, luego se le deducen las deudas, y al resultado
se le suma el valor de1 bien donado fijado a la época de la
partición segdn el estado del bien a la época de la donación,
según el art. 2445 del C6d. Civil y Comercial [art. 3602,
Cód. Civil; ver notas sobre valor colacionable, en el 3 8 in
fipte], lo cual nos arroja el siguiente esquema de cálculos1:

a) Hogar conyugal, casa de calle


b ) Automóvil Toyota Corolla
c ) Terreno country club
Total
Deudas del causante
Activo líquido

A dicho valor resultante se le debe agregar el valor de


la donación efectuada en vida por el causante según el

CSJN, 4/1/78, ED, 79-488; SCBA, 5/4/79, ED, 84-498; CCivCom Rosa-
rio, Sala 11, 113179, "Zeus", 18-J-198; CCivCom Morón, Sala 1, 2319180, JA,
1980-W-686, ED, 92-20 1; CNCiv, Sala E, 512179, LL, 1979-D-178; id., Sala C,
13112190, JA, 1991-Xl-611; id., íd., 13112190, U, 1992-B-289; íd., Sala B, 201
2102, LL, 2002-D-925; id., id., 812106, LL, 2006-D-290; id., Sala G, 2013107, JA,
2007-111-344, y LL, 2008-A-402; entre otros. Recomendacibn de las 1 Jor-
nadas de Derecho Civil, Santa Fe, 1963; BORDA, Tratado. Sucesiones, t. 1,
no 644-a; BELLUSCIO, El vabr de las donaciones a los efectos de la colaci6n y del
cdkulo de h legítima en el Código Civil y en la ky 17.711, U,135- 124 1, no 22;
y El art. 3604, Cbd. Civil, la colacidn y los internes, U , 2008-A-402, no 6, al
final; MAFF~A, Tratado de la smesiones, t. 1, no 666; ZANNONI,Derecho de hs sw
cesiones, t. 1, 5 759; PERRINO, Derecho de las sucasiop.ies,t. 11, no 1412; AZPIRI,
Derecho sucesorio, p. 467, y e n FERRER - MEDINA, Sucesiones, t. 1, p. 591 y 592,
entre otros.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

valor del bien donado que será ajustado a la fecha de los


cálculos:
a ) Activo liquido
b ) Valor de la donación
Total masa de cálculo
Porci6n legitima (66%)
Porción disponible (33%)
Valor de la donación
Porción disponible
Exceso

De los cálculos efectuados fácilmente se deduce que al


efectuar el causante la donación a su intima amiga señora
..., se excedió del limite de la porción disponible en la suma
de $ 567.050. En consecuencia, la donación es inoficiosa
en la medida en que, al exceder la porción de libre disposi-
ción del causante, invadió la cuota legítima de los descen-
dientes, que asciende al ochenta por ciento del capital he-
reditario.
Como han fracasado todas las gestiones amistosas reali-
zadas con la demandada tendientes a llegar a un acuerdo
extrajudicial que repare nuestro derecho legitimario lesio-
nado, lamentablemente nos vemos en la obligación de pro-
mover esta demanda a fin de que, una vez demostrado el
exceso de la porción disponible, VS ordene la reducción de
la donación para cubrir nuestra legítima lesionada, y sien-
do indivisible la cosa quedará "para quien le corresponde
una porcidn mayor, con un crédito a favor de la otra parte
por e2 valor de su derecho. En todo caso, el donatario puede
impedir la resolucidn entregando al legitimario la suma de di-
nero necesaria para completar el valor de SU porción legítima.
El donatario es deudor desde la notificación de la demanda,
de los frutos o, en caso de formular la opcidn prevista en el
~ " 2454, Cód. Civil y C~mercial)~.
pámfo anterior, de i n t m ~ (art.

2 En el régimen del Código Civil, siendo indivisible la cosa, quedaba en


condominio entre las partes en la proporcibn del monto del perjuicio a la le-
gitima. Esta es la soluci6n tradicional durante la vigencia del C6digo Civil,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

111. PRUEBA.Ofrece como prueba documental: a) el ex-


pediente caratulado "B, L ~Isucesión",expte. no ..., año ...,
que se tramita ante este mismo Juzgado; b) copia auténtica
de la escritura no ... de fecha ..., pasada ante el registro del
escribano público don ..., por la cual nuestro padre don6 a la
demandada el inmueble de calle ... ciudad, y c) informe del
Registro de la Propiedad confirmando la subsistencia de do-
minio de dicho inmueble a nombre de la demandada.
Iv DERECHO. Fundamos esta acci6n en las disposicio-
nes de los arts. 1565, 2445, 2453, 2454, 2458 del Cód. Civil
y Comercial [arts. 1830 a 1832, 3602, 3591, 3593, 3955 y
concs., C6d. Civil; art. 330 y SS., CPCCN; art. 330 y SS.,CPC
CBA; art. 485 y SS., CPCC Córdoba; art. 318 y SS., CPCC
ERíos; art. 390 y SS., CPCC SFe].
V. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta causa porque en este Juzgado se tramita el juicio suce-
sorio del causante don LB, expte. no ..., año ..., y, esta ac-
ción se promueve por herederos que han sido lesionados en
su legítima, por lo cual tiene relaci6n directa con los bienes
de esta herencia, y conexidad con el juicio sucesorio del do-
nante, pues la sentencia que ordena entregar los bienes a
los actores es un acto tipico de jurisdicción sobre la suce-
sión, por lo cual queda comprendida en el art. 2336 del
Cód. Civil y Comercial [art. 3284 de1 Cód. Civil], funcio-
nando, por consiguiente, el fuero de atracción de dicho
proceso universal3.
VI. MEDIDA CAUTELAR. A fin de evitar sorpresas y exis-
tiendo posibilidad de que la demandada enajene el inmue-
ble objeto de esta acción, ofrece la fianza del señor MJF,
comerciante, domiciliado en calle ... de esta ciudad, a fin de
que bajo esta contracautela se anote como litigioso dicho
bien inmueble inscripto a nombre de la demandada con los
siguientes datos: ... Se oficiará al Registro de la Propiedad
a sus efectos.

como consecuencia del principio de la restitucibn en especie de la cosa dona-


da (art. 3955). Ver FERRER, La accidn de reduccidn, en ZANNONI- FERRER-
ROLANDO (coords.), "Sucesiona",p. 223; NATALE,La acción & reducc&, p. 252;
CCivCom SFe, Sala 1, 19/2/03,"Zeus", 92-J-573.
3 Por todos, ver NATALE, La accidn de redtdccidn, p. 240 a 241.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

WI. PETITORIO. De conformidad a lo expuesto a VS so-


licitamos:
a) Nos tenga por presentados, domiciliados y en el ca-
rácter que invocamos en mérito a la fotocopia auténtica de
la declaratoria de herederos del causante, cuyo sucesorio se
tramita por ante este mismo Juzgado en lo Civil y Comer-
cial de la ... Nominación.
b) Tenga por iniciada demanda de reducción de dona-
ción por inoficiosidad contra doña ..., a quien se citará para
que dentro del plazo y bajo los apercibimientos de ley com-
parezca a estar a derecho (y a contestar la demanda según
los codigos procesales de que se trate), bajo apercibimiento
de rebeldía.
c) Bajo la fianza ofrecida que previamente se constitui-
rá en autos con acreditación de solvencia, se anote como li-
tigioso el inmueble denunciado, oficiándose a sus efectos.
d) Tenga presente la prueba documental acompañada,
y la agregue a los autos.
e) Oportunamente, admita esta demanda, declare inofi-
ciosa la donación efectuada por el causante a favor de doña
..., por escritura no ... de fecha ..., pasada ante el escribano
público, y cuyo dominio se inscribi6 bajo el no ..., folio ...,
tomo ..., Sección Dominio del Departamento La Capital, del
Registro de la Propiedad, y siendo indivisible el bien donado
disponga la aplicaci6n del art. 2454, phrr. 2", del C6d. Civil
y Comercial, fijando el monto del crédito que no correspon-
de por lesión a nuestra legítima, de conformidad a valores
actualizados a la fecha de los cálculos, con costas y si el de-
mandado no puede o no quiere pagar el crédito, por nues-
tra no tenemos inconvenientes en quedar en condominio.

E) Accrb~DE P E T I C I ~ N DE HERENCIA

1 DEMANDA
PROMOVIDA POR UN HEREDERO AUSENTE
QUE REAPARECE

Sobre la acción de petición de herencia, ver PI?REZ LASALA,


- MEDINA,Acciones judiciales en el derecho suce-
en P ~ R ELASALA
Z
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

sorio, p. 465 y SS.; QUINTEROS,


Peficidn de herencia; VIDALTAQUINI,
Caducidad e imprescriptibe'lidad de la accidn de peticibn de
herencia, ED, 117-88 1; OVSEJEVICH, Petición de herencia, en
"Enciclopedia Jurídica Omeba", t. XXII, p. 306 y siguientes.
a ) Concepto. La petici6n de herencia es la acción por la
cual se pretende el reconocimiento de la calidad de heredero
o sucesor universal invocada por el que la ejercita, contra
quien ostenta esa investidura y niega la del accionante y con-
secuentemente no reclama la entrega de todos los objetos que
componen la herencia, o de una parte alicuota de ella, según
el titulo hereditario en que se funda la pretensión (CCivCom
BBlanca, Sala 11, 1/7/80, ED, 91-791).
El Código Civil y Comercial ha reglamentado en forma
más precisa y clara que el Código Civil la acción de petición
de herencia, siguiendo los mismos lineamientos del Código
Civil y la jurisprudencia predominante formada sobre el tema
(arts. 2310 a 2315).
b ) Competencia. La acción de petici6n de herencia debe
tramitarse ante el juez del sucesorio del causante (art. 3284,
C6d. Civil; art. 2336, párr. 2", C6d. Civil y Comercial), incluso
aunque éste hubiera concluido, caso en que se reabre si se
trata de acciones que interesan a la relación jurídica suceso-
ria (BORDA, Tratado. Sucesiones, t. 1, no 467; MAFF~A, Tratado
de la sucesiones, t . 1, no 431), pues si la acción se admite, el
juez debe declarar heredero a l actor y proceder a la reforma
o nulidad de la partición, y de las inscripciones dominiales
efectuadas por orden de aquel juez del sucesorio. En el su-
puesto de que haya un sólo heredero, debe considerarse a
esta acción como formando parte del juicio sucesorio mismo;
no es propio entonces excluirla del fuero natural del suceso-
rio mediante la interpretación extensiva de la norma del art.
3285 del C6d. Civil, que solo debe entenderse referida a las
acciones del inc. 4" del art. 3284, es decir, a las acciones per-
sonales de los acreedores del causante (CCivCom Rosario,
Sala 11, 1116174, Zeus, 2-J-313; id., íd., 28/8/74, Zeus, 4-J-142;
CCivCom San Isidro, Sala 1, 29/12/98, LLBA, 1999-861; GUAS-
TAVINO, Competencia sucesoria en caso de heredero único, JA,
1968-V-341 ; ZANNONI,Derecho de las sucesiones, t. 1, 5 110;
P ~ R E LASALA,
Z en P ~ R ELASALA
Z - MEDINA, Acciones judiciales en
el derecho sucesorio, p. 497; MAFPÍA, Tratado de la sucesiones,
t. 1, no 431). La misma argumentación cabe con respecto al
art. 2336, párrs. 2" y 3", del C6d. Civil y Comercial.
c ) Legitimados activos. Son todas aquellas personas que
titularizan un derecho mejor o igual al de la persona que se
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

encuentra en posesión material de los bienes hereditarios,


quien a su vez invoca titulo de heredero, y se opone a la pre-
tensión del reclamante. Por lo tanto, el accionante quiere
excluir al demandado, o compartir con él Ia herencia, y peti-
ciona la entrega de los bienes hereditarios que le correspon-
den conforme a su título. Son legitimados activos el herede-
ro, el cesionario de los derechos y acciones hereditarios, los
acreedores personales del heredero por vía subrogatoria (siem-
pre que la acción de petición de herencia no esté subordinada
al ejercicio de la acción de reclamacibn de la filiación), los
herederos del heredero; el legatario de cuota ("heredero de
cuota", segiin el art. 2488, C6d. Civil y Comercial), su cesio-
nario, sus acreedores personales, sus herederos; el Estado, aun-
que no es heredero, reclama la totalidad de la herencia en
caso de vacancia. Tal doctrina es aplicable en el régimen del
Código Civil y Comercial.
El legatario de cosa cierta no tiene esta accibn, pues tie-
ne a su disposicidn la acci6n específica por entrega del le-
gado, y dispone de la reivindicatoria contra el poseedor de
la cosa.
d ) Legitimados pasivos. La cuesti6n estaba debatida a
raíz de las expresiones equívocas del art. 3422 del C6d.
Civil. Para la doctrina prevaleciente, la acción procede s61o
contra el que posee los bienes hereditarios e invoca título de
heredero (poseedor pro herede); para otros también procede
contra el simple poseedor (poseedor pro possessore). El Có-
digo Civil y Comercial concluye con esta cuestión estable-
ciendo expresamente que la acción de petición de herencia
solo procede "contra el que esta en posesibn material de la
herencia, e invoca el título de heredero" (art. 2310), descar-
tando de tal modo que pueda promoverse contra el simple
poseedor.
e ) Poseedor de buena o mala fe. Según el Código Civil, el
poseedor de la herencia es de buena fe cuando por error de
hecho o de derecho se cree legitimo propietario de la heren-
cia, cuya posesión tiene (art. 3428). La buena fe se presume.
Es de mala fe cuando conoce la existencia del pariente más
próximo o que concurre con él a la herencia, y sabe que no
se ha presentado porque ignora la apertura de la sucesión
(art. 3428). La jurisprudencia ha decidido que desde el mo-
mento de la notificación de la demanda cesa la buena fe. So-
bre las consecuencias de la buena o mala fe se aplican las
mismas soluciones que para el poseedor de buena o mala fe
en general (arts. 243 1 y 2435).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Según el Código Civil y Comercial se establece en el art.


23 13 que "se aplica a la petición de herencia lo dispuesto sobre
la reivindicacibn en cuanto a las obligaciones del poseedor de
buena o mala fe, gastos, mejoras, apropiación de los frutos y
productos, responsabilidad por pdrdidas y deterioros. Es po-
seedor de maIa fe el que conoce o debió conocer la existencia de
herederos preferentes o concurrentes que ignoraban su llama-
miento". Las res ti tuciones e indemnizaciones del poseedor
de buena o mala fe están previstas en los arts. 1935 y 1936.
fj Pvescripci6n de la accibn. Ante el silencio del Codigo
Civil, hubo distintas opiniones: algunos sostuvieron que se tra-
ta de una acción personal, y que prescribiria a los diez años
desde la muerte del causante (art. 4023); otros que es real y
reivindicatoria, por lo tanto imprescriptible. Tarnbikn se afir-
mo que es imprescriptible porque persigue el reconocimiento
del titulo de heredero, que no se pierde por el transcurso del
tiempo. La tesis de la imprescriptibilidad es la que predomi-
n6 en doctrina y jurisprudencia, con la salvedad de que se le
puede oponer al reclamante la prescripción adquisitiva de los
bienes singularmente considerados y poseídos (arts. 3460 y
4020). El Código Civil y Comercial sigue la doctrina mayori-
taria y dispone que la acción es imprescriptible, sin perjuicio
de la prescripción adquisitiva que puede operar con relación
a cosas singulares (art. 23 1 l), con lo cual puntualiza y con-
cluye con otra cuestión controvertida. Por otra parte, convie-
ne destacar que la acción se extingue al caducar el derecho
del pretendiente a optar entre la aceptación y la renuncia en
el plazo de veinte años desde la muerte del causante (art.
31 13, C6d. Civil), que se reduce a diez años en el Código Civil
y Comercial (art. 23 11).
g ) Heredero aparente. Los actos de administración del
heredero aparente son validos, tanto en el rkgimen del Código
Civil (art. 3429), como en el del Codigo Civil y Comercial,
aunque este último aclara además que son validos hasta la
notificación de la demanda de petición de herencia, excepto
que haya habido mala fe suya y del tercero con quien contra-
tó (art. 23 15). El Código Civil y Comercial modifica los pre-
supuestos para sostener la validez de los actos de disposición
del heredero aparente (el que perdió el juicio de petición de
herencia). Se debe tratar de un acto a titulo oneroso, que el
tercero adquirente ignore la existencia de herederos de mejor
o igual derecho y que también ignore que los derechos del he-
redero aparente están judicialmente controvertidos (art. 2 3 15).
Es decir, ya no se exige, como lo hace el art. 3430 del C6d.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

Civil, que el acto oneroso se refiera a bienes inmuebles, y que


el heredero aparente exhiba declaratoria de herederos o auto
aprobatorio de testamento. De todas maneras, este último
requisito resulta ineludible si se trata de disponer de bienes
registrables. El heredero aparente de buena fe debe restituir
al heredero el precio recibido; el de mala fe debe indemnizar
todo perjuicio que haya causado (art. 3430, párr. lo al final,
Cód. Civil; art. 23 15, parr. último, Cód. Civil y Comercial).

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva, cons-
tituyendo domicilio legal en calle ... de esta ciudad, compa-
rezco ante VS y digo:
1. PERSONER~A. Soy apoderado especial de don JB cu-
yos demás datos de identidad personal obran en el referido
instrumento legal y solicito se den por reproducidos en este
escrito y formando parte integrante de 61.
11. A C C I ~ N .Siguiendo instrucciones de mi mandante,
vengo a promover acción de petición de herencia contra los
señores GB, DNI ..., domiciliado en ..., y FG,DNI ..., domi-
ciliado en ..., de esta ciudad, a fin de que VS me declare
heredero de don RB, y condene a los demandados a en-
tregarme la tercera parte indivisa de su herencia, que
ellos están poseyendo, con más sus accesiones, frutos, pro-
ductos, intereses e indemnizacions que correspondan. Con
costas.
111. HECHOS.LOS demandados promovieron el juicio
sucesorio de RB ante este Juzgado Civil y Comercial de la
... Nominación, expte. no ..., año ..., en su carácter de hijos
del causante y, por tanto, herederos forzosos de él.
El suscripto también es hijo y hermano de los deman-
dados como acredita con la partida de nacimiento que ad-
junta.
Pero ocurre que ha estado muchos años afuera del país
ejerciendo su profesión de médico en la organizacidn "Mé-
dicos sin Fronteras", que lo llev6 a diversos continentes.
No obstante, esporádicamente, y cuando las circunstancias
se lo permitian, mantenía comunicación con su padre, a
quien le refería dónde se encontraba.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Cuando falleci6, ninguno de sus hermanos le hizo saber


la desgraciada noticia, no obstante que conocian su parade-
ro. Además, en la sede de la organización, en París, o en
su delegaci6n en Buenos Aires, perfectamente les hubiesen
dado la información necesaria y facilitado el trámite para
comunicarse con mi mandante. Pero no lo hicieron. Por
ello, ignorando el fallecimiento de su padre no se ha pre-
sentado a travks de apoderado al juicio sucesorio. Y ellos
sabían de la ignorancia de su hermano en el exterior sobre
el deceso de su padre.
Ahora, al regresar, se encuentra con la triste noticia del
fallecimiento ocurrido hace ya dos años (su madre ya ha-
bía fallecido antes de irse del país), y que sus hermanos le
han negado todo trato con él, y que ni siquiera denunciaron
su existencia en el juicio sucesorio.
Han tramitado rápidamente el sucesorio del causante
en este Juzgado, se han hecho declarar herederos por decla-
ratoria de fecha ..., fs. ..., y se han adjudicado todos los bie-
nes en condominio, cuyo inventario y avalúo obra a fs. ...,
encontrandose en posesi6n de ellos.
Se negaron a prestar su conformidad para que VS am-
plie la declaratoria de herederos a favor de mi representa-
do. Adjunto carta documento solicitando esa conformidad
y la entrega de la tercera parte de los bienes de esta heren-
cia, y ninguna respuesta recibió mi representado, lo cual
me obliga a promover esta acción.
En suma, han actuado de mala fe, y asi solicito que VS
lo declare en la sentencia, y los condene a restituir los bie-
nes que le corresponden a mi representado como poseedo-
res de mala fe [arts. 2310, 2312, 2313, Cód. Civil y Comer-
cial; arts. 3426 a 3428, Cód. Civil].
Por consiguiente, solicito a VS declare heredero del cau-
sante a mi mandante en su carácter de hijo matrimonial del
mismo, según partida de nacimiento que acompaño, y con-
dene a los demandados a entregarle la tercera parte de los
bienes inventariados a fs. ..., con m8s los frutos, intereses e
indemnizaciones pertinentes como poseedores de mala fe.
IV. PRUEBA.Ofrece la siguiente prueba documental: a)
expte. no ..., año ... caratulado "B, R slsucesión ab intesta-
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

to", que se tramita ante este Juzgado; b) partida de naci-


miento del suscripto, que se agregará a los autos.
V. DERECHO. Funda esta demanda en los arts. 2310,
2312, 2313 y SS. y concs. del Cód. Civil y Comercial [arts.
3421 a 3423, 3425 SS. y concs., Cód. Civil]; arts. 330 y SS.,
689 y 699 y concs. del CPCCN [arts. 330 y SS. 724 y SS., CP
CCBA; arts. 390 y SS. y 591, 596 y SS. y concs., CPCC SFe;
arts. 485 y S S . , 654 y SS., CPCC Córdoba; arts. 318 y SS., 718
y SS., CPCC ERíos].
VI. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta causa porque en este Juzgado se tramita el juicio suce-
sorio del causante don LB, expte. no ..., año ..., y esta ac-
ción se promueve entre herederos en relación directa con
los bienes de esta herencia, por lo cual funciona el fuero de
atracción de dicho proceso universal en virtud de lo dis-
puesto en el art. 2336 del Cód. Civil y Comercial [art. 3284,
inc. lo, C6d. Civil].
VII. MEDIDACAUTELAR. A fin de evitar sorpresas y exis-
tiendo posibilidad de que los demandados enajenen los bie-
nes hereditarios inscriptos a nombre de ellos, ofrece la
fianza del señor MJF, comerciante, domiciliado en calle ...,
ciudad ..., a fin de que bajo esta contracautela se anoten
como litigiosos los bienes registrables del causante inscrip-
tos a nombre de los dos demandados bajo los siguientes da-
tos: ... Se oficiar8 a los registros pertinentes para que se
tome nota de la cautelar.
VIII. PETITORIO.
De conformidad a lo expuesto a VS
solicito:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado.
b ) Tenga por iniciada demanda de petición de la heren-
cia de RB que corresponde a mi representado, contra los
herederos declarados y poseedores de los bienes heredita-
rios, señores GB y FB, a quienes se citará para que dentro
del plazo y bajo los apercibimientos de ley comparezcan a
estar a derecho (y a contestar la demanda según los códi-
gos procesales de que se trate), bajo apercibimiento de re-
beldía.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

c ) Bajo la fianza ofrecida que previamente se constitui-


rá en autos con acreditación de solvencia, se ordene la cau-
telar solicitada, oficiándose a sus efectos.
d) Tenga presente la prueba documental acompañada,
y la agregue a los autos.
e) Oportunamente, admita esta demanda y declare a
mi representado heredero del causante RB, y condene a los
demandados a entregarle los bienes hereditarios que le co-
rresponden por su títu10 hereditario, con más los frutos,
productos, intereses e indemnizaciones pertinentes, como
poseedores de mala fe, con costas.

3 DEMANDA
DE RECLAMACI~N DE LA FZLIACI~N
EXTRAMATRIMONIAL CON A C C I ~ NDE P E T I C I ~ N
DE HERENCIA ACUMULADA

Acreditada la filiación extramatrimonial de los actores


es procedente la acción de petición de herencia, ya que el
art. 3577 del Cód. Civil (luego art. 3565, según ley 23.264; art.
2426, Cód. Civil y Comercial), reconoce vocación sucesoria
a ellos en la sucesión del padre fallecido y el objeto es
el reconocimiento del titulo hereditario y consecuente de-
recho a los bienes que dejara el causante, en la propor-
ción correspondiente (CCivCom Paraná, Sala 1, 3/7/79, "Zeus",
19-J-174).
La inscripción en el Registro de la Propiedad de la adju-
dicación de los bienes efectuada a un heredero no impide la
posterior concurrencia de otros herederos (SCBA, 8/3/77, "P,
M y otra clP, L").

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, cons-
tituyendo domicilio legal en calle ... de esta ciudad, compa-
rezco ante VS y digo:
1. PERSONER~A. Soy apoderado especial de don MB cu-
yos demas datos de identidad personal obran en el referido
instrumento legal y solicito se den por reproducidos en este
escrito y formando parte integrante de él.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

11. Accrb~. Siguiendo instrucciones de mi mandante,


vengo a promover demanda por reclamación de la filiación
extramatrimonial post mortern, a la cual acumulo la peti-
ción de herencia, contra los herederos de JM, los señores
GM, DNI ..., domiciliado en ..., y FM, DNI ..., domiciliado
en ..., de esta ciudad, en su calidad de hermanos del cau-
sante, a fin de que VS lo declare hijo extramatrimonial
de don JM, y condene a los demandados a entregarle to-
dos los bienes de la herencia del causante, con sus acce-
siones, frutos, productos, intereses e indemnizaciones que
correspondan, y que le competen por su carácter de hijo, con
exclusión cle los colaterales. Con costas, en caso de opo-
sici6n.
111. HECHOS. LOS demandados promovieron el juicio
sucesorio de JM ante este Juzgado Civil y Comercial de la
... Nominación, expte. no ..., año ..., en su carácter de her-
manos de él; tramitaron el sucesorio en este Juzgado, se
han hecho declarar herederos por declaratoria de fecha ...,
fs. ..., y se han adjudicado los bienes en condominio, cuyo
inventario y avaldo obra a fs. ..., encontrándose en posesión
de ellos.
Pero mi poderdante es hijo del causante, como acredi-
tará con el análisis de ADN que ofrezco como prueba, y por
lo tanto excluye a los demandados [arts. 2426 y 2438, Cód.
Civil y Comercial; arts. 3565 y 3585, Cód. Civil].
En efecto, el causante mantuvo relaciones extrarnatri-
moniales con la madre de mi representado, doña MG, que
conoció ocasiondmente en un viaje de trabajo, y de dichas
relaciones nació mi representado el ..., según acredita con
la partida de nacimiento adjunta.
El causante, JM, la ayudó económicamente a NG du-
rante el embarazo y el parto, y luego durante la crianza del
niño, pero nunca lo reconoció por darle primacía a su fami-
lia matrimonial, situación que fue consentida por la madre.
Pasaron los años y antes de fallecer, hace dos meses,
NG le informa a mi representado sobre la realidad de su
origen biológico y quién era su padre, a fin de que reclame
la paternidad y los derechos patrimoniales que le corres-
ponden.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Mi mandante se entrevistó con sus tíos, hermanos del


causante, y les hizo saber que era hijo de JM, pero negaron
la veracidad de la historia y de la filiaci6n invocada, y con
esta actitud lo obligaron a promover esta demanda.
Por lo tanto, una vez acreditado el vinculo biológico fi-
lial de mi representado con el causante JM, pide a VS lo de-
clare hijo suyo y, por lo tanto, heredero, con exclusión de
los demandados, y condene a éstos a entregarle todos los
bienes de la herencia, inventariados a fs. ..., cuyo inventario
da por reproducido por razones de brevedad, adjuntando
fotocopia de él, debiéndose adicionar los frutos e intereses,
desde la fecha en que tomaron conocimiento del reclamo de
mi representado, con más las indemnizaciones pertinentes.
IV. PRUEBA.Ofrece la siguiente prueba:
a) DocumentaZ: 1) Expte. no ..., año ..., caratulado "M,
R. slsucesi6n ab intestato", que se tramita ante este Juzga-
do; 2) partida de nacimiento de mi representado, que se
agregará a los autos.
b) Pericia biológica. Se llevará a cabo por el bioquími-
co que se sortee de la lista de especialistas, a fin de que el
experto analice comparativamente el ADN del causante y de
mi representado, con el objeto de determinar si existe entre
ellos relación paterno filial. Para obtener muestras biol6-
gicas del causante, solicita se autorice la exhumación del
cadáver y a ese fin se oficiará a las autoridades del Cemen-
terio Municipal de esta ciudad, autorizando a efectuar la
extracción al perito que resulte sorteado y acepte el cargo,
con intervención del señor Oficial de Justicia. Para el su-
puesto de que no se hallen muestras en condiciones para
efectuar la pericia, desde ya pide que se extraiga ADN de
los dos demandados para compararlo con el de mi repre-
sentado, a fin de acreditar que tienen el mismo padre.
c ) Testimonial. De Ias siguientes personas: NMG, DNI
..., comerciante, domiciliado en ...; FGD, DNI ..., médico,
domiciliado en ...; doña ..., DNI ..., empleada, domiciliada
en ...; y doña ..., ama de casa, domiciliada en ... Depon-
drán a tenor del interrogatorio que se acompaña en sobre
cerrado para reservar en Secretaría [deben declarar que sa-
bían de las relaciones que mantuvieron el causante con NG,
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

porque los vieron juntos en reiteradas ocasiones; lo vieron


al causante visitar a NG en el hospital para conocer el bebé
y dejarle dinero; y también después visitarla en su casa y
preocuparse por la criatura, etcdtera].
V. DERECHO. Funda estas acciones en los arts. 582, 2310,
2312, 2426, 2438 y SS. y concs. del Cód. Civil y Comercial
[arts. 251, 253, 254 y concs., 3421, 3422, 3423 y ss. y concs.,
3545, 3565 y 3585, Cód. Civil]; y arts. 330 y SS., 689 y 699 y
concs. del CPCCN [arts. 330 y SS., 724 y SS., CPCCBA; arts.
390 y S S . , y 591, 596 y SS. y concs., CPCC SFe; arts. 485 y
SS., 654 y SS., CPCC Córdoba; arts. 318 y SS., 718 y SS., CP
CC ERíos].
VI. COMPETENCIA.VS es competente para entender en
esta causa porque en este Juzgado se tramita el juicio suce-
sorio del causante don JM, expte. no ..., año ..., y por cone-
xidad corresponde tramitar aquí la acción de filiación post
mortem a la cual se le acumula la acci6n de petición de he-
rencia, que se tramita entre herederos en relación directa
con los bienes de esta herencia, por lo cual funciona el fue-
ro de atracci6n de dicho proceso universal en virtud de lo
dispuesto en el art. 2336 del Cód. Civil y Comercial [art.
3284, inc. lo, Cód. Civil].
VII. MEDIDA CAUTELAR. A fin de evitar sorpresas y exis-
tiendo posibilidad de que los demandados enajenen los bie-
nes hereditarios inscriptos a nombre de ellos, ofrece la
fianza del señor MJF, comerciante, domiciliado en calle ...,
ciudad ..., a fin de que bajo esta contracautela se anoten
como litigiosos los bienes registrables del causante inscrip-
tos a nombre de los dos demandados bajo los siguientes
datos: ... Se oficiara a los Registros pertinentes para que
se tome nota de Ia cautelar.
VIII. PETITORIO. De conformidad a lo expuesto a VS
solicito:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gar& a los autos.
b) Tenga por iniciada demanda de reclamación de la fi-
liación post mortem y petición de herencia contra los here-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

deros declarados de JM, a quienes se citara y emplazará


para que comparezcan a estar a derecho (y contestar la de-
manda, segiin el Código procesal de que se trate), en el tér-
mino y bajo los apercibimientos de ley.
c ) Tenga presente la prueba ofrecida para su oportuni-
dad, y agregue la documental acompañada a los autos.
d) Bajo la fianza ofrecida, que previamente se consti-
tuirá en autos, se anoten como litigiosos los bienes registra-
bles de la sucesiiin denunciados, que eran propiedad del
causante, ofici8ndose a sus efectos.
e) Oportunamente, admita la demanda de filiación y de-
clare que mi representado es hijo extramatrimonial de JM,
oficiándose a sus efectos al Registro del Estado Civil y Ca-
pacidad de las Personas, y a la vez lo declare heredero de
él, y condene a los demandados a entregarle a mi represen-
tado todos los bienes de la herencia, que le correspondan en
su carácter de hijo del causante con exclusión de los colate-
rales, con más sus accesiones, frutos, productos, intereses e
indemnizaciones. Con costas, en caso de oposición.

1 5 . MEDIDASDE ASEGURAMIENTO DE PRUEBAS, MEDIDAS


PREPARATORIAS

Señor Juez:
MM, argentina, estado civil soltera, DNI ..., nacida el
día ..., domiciliada en calle ... de esta ciudad, con el patro-
cinio letrado de los doctores AD y GF, y constituyendo do-
micilio legal en ... de esta ciudad, comparezco ante VS y
digo:
1. OMETO. Vengo a promover medidas de aseguramien-
to de pruebas y medidas preparatorias en contra de los su-
cesores universales de NL, sus hijos señores ML, argentino,
DNI no ..., domiciliado en calle ... de la ciudad de ..., de
esta provincia, y AL, argentino, DNI ..., domiciliado en ca-
lle ... de esta ciudad, contra quienes promoveré acción de
reclamación de la filiaci6n extramatrimonial post mortem,
de petición de herencia, etc., y10 la que jurídicamente co-
rresponda, a los fines de que se declare mi calidad de hija y
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

heredera de don NL, y se me haga entrega de la parte que


me corresponde del acervo sucesorio de éste.
11. MEDIDADE ASEGURAMIENTO DE PRUEBAS. Actualmente la
ciencia se encuentra tkcnicamente preparada para determi-
nar mi filiacidn, por lo que ante la verdad que me ha sido
revelada por mi madre, y ante el fallecimiento de mi padre
bioIógico, he decidido comparecer ante la justicia a recla-
mar mi vinculo filiatorio paterno para completar mi verda-
dera identidad, y para ello es menester efectuar en la etapa
procesal oportuna la prueba pericia1 genetica de andisis de
ADN (ácido desoxirribonucleico) con los restos biológicos
de quien fuera mi padre. Ante la inminente posibilidad de
su desaparición, que constituyen la prueba básica y funda-
mental de mi vínculo genético, solicito que, en forma urgen-
te y atento al peligro en la demora, se ordene como medida
cautelar genérica y de aseguramiento de prueba1, el sellado,
la custodia y10 vigilancia policial del panteón de la familia
L, sito en el cementerio de esta ciudad, a cuyas autoridades
se deberá asimismo ordenar la prohibición de todo acto de
traslado o cremación de los restos mortales de NL, como
también se solicita que la medida sea proveída inaudita
parte, atento que la notificaci6n de ella conllevaría insito el
peligro de cremación y10 desaparición del cadáver, y por
ende se vería imposibilitada la vía probatoria de mi filia-
ción, provocándome un perjuicio irreparable al frustrarse
la protección de mi derecho a la identidad. Deberá oficiar-
se a las autoridades del cementerio municipal local y a la
comisaría con jurisdiccibn en la necrbpolis de esta ciu-
dad, con habilitación de dias y horas necesarios, a los fines
de que en forma URGENTE cumplimenten lo solicitado, con la
constancia que mis letrados patrocinantes se encuentran au-
torizados para realizar el diligenciamiento.
Al respecto se ha resuelto que "las medidas asegurativas
se disponen inaudita parte, deben ser sorpresivas para aquel
a quien van dirigidas, sin perjuicio de su derecho a solicitar
luego su levantamiento, reducción, sustitución, etc., lo que
le augura la bilateralidad y su derecho de defensa. Si la
providencia que ordena la medida asegurativa debe estar

1 FASSI - Y ~ E zCódigo
, Procesal, t. 2, comentario al art. 232, § 5, p. 205;
FAMA,iu filiacidn, p. 250.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

consentida por la parte contra quien aquella se dirige, va de


suyo que dicha conformidad y frustración serian una mis-
ma cosa" (CCivCom SFe, Sala 1, 1816193, "Zeus", 63-J-28).
III. MEDIDASPREPARATORIAS. A 10s fines de poder aCci0-
nar oportunamente contra los demandados, es necesario que
ellos declaren sobre hechos cuyo conocimiento es necesario
para el ejercicio de la acción de petición de herencia. Por
ello se solicita se fije audiencia a los fines de que los seño-
res ML y AL absuelvan posiciones a tenor del pliego que
en sobre cerrado se acompaña a la presente. Esta medida
preparatoria me posibilitará una correcta conformación de
la traba de la litis.
Asimismo, es menester que los demandados presenten
en testimonio de la escritura por la cual ellos transfieren
a la razón social Cometa SA los inmuebles que provenían
de la sucesión de su padre NL, y constituyen un fideicomi-
so, de los cuales ellos mismos son los beneficiarios. Se tra-
ta de la escritura no ... pasada el ... ante el registro de la es-
cribana ... de la ciudad de ..., inscripta el ... de ... de ...
bajo el no ..., folio ..., no ..., Sección Dominio, Dpto. [o
Partido] ..., del Registro de la Propiedad Inmueble. Como
la ficha dominial es un extracto de la escritura, resulta
indispensable conocer el contenido de ella para el ade-
cuado ejercicio de la acci6n de petición de herencia. Por
lo cual solicito se los intime a que presenten un testimonio
de ella en el plazo de cinco días o en el que fije VS.
IV. DERECHO. Fundo lo solicitado en los arts. 232, 323,
incs. lo y 4", y 327 del CPCCN [arts. 232, 323, incs. lo y 4", y
327 CPCCBA; arts. 272, 390, incs. lo y 4 O , 394 y 395, CPCC
SFe; arts. 229, 311, incs. lo y 4"; y 315, CPCC ERios; arts.
484, 485, incs. lo y 4", y 489, CPCC C6rdobaI.
V. COMPETENCIA. VS es competente porque ante este Juz-
gado se tramit6 la sucesión de don NL, según acredita con
la fotocopia certificada de su declaratoria de herederos, y
se trata de preparar la via para iniciar una acciiin de re-
clamaci6n de filiaci6n post mortem contra los sucesores
universales del pretendido progenitor, a la que se acumula-
rán la petición de herencia y las que en derecho corres-
pondan contra los herederos aparentes, acciones que son
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

atraídas por el fuero de atracción del sucesorio del cau-


sante, auún cuando el trámite se haya concluido, según es
doctrina autora1 y judicial pacifica (art. 2336, C6d. Civil y
Comercial; art. 3284, inc. lo, Cód. Civil). Los sucesores uni-
versales de NL, que han recibido sus bienes, son sus hijos
M y AL. Adjunta fotocopia auténtica de la declaratoria de
herederos de NL, e informe de subsistencia de ella del Regis-
tro de la Propiedad.
VI. HABILITACI~N DE DIAS Y HORAS. Solicito para la medi-
da de aseguramiento de pruebas la habilitacidn de días y
horas inhábiles, atento el peligro inminente de que despa-
rezcan elementos probatorios que la demora puede acarrear
a esta parte y a los derechos que nos asisten.
VII. PETITORIO. En virtud de lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentada, por parte, con patrocinio
letrado, y por constituido domicilio legal.
b) Tenga por iniciadas medidas de aseguramiento de
pruebas y preparatorias contra los herederos de don NL,
sus hijos señores ML y AL, a los fines de promover contra
ellos las acciones de reclamación de filiación, de petición
de herencia, etc. y/o la que jurídicamente corresponda, a
fin de que se declare mi carácter de hija y heredera de NL
y se me haga entrega de la parte del acervo sucesorio que
me corresponda.
c) Provea la medida de aseguramiento de prueba en la
forma y con los alcances peticionados, autorizándose a mis
letrados patrocinantes al diligenciamiento de la medida,
oficiándose a sus efectos. Habilítense los días y horas in-
kabiles, atento el riesgo de la demora.
d) Fije día y hora de audiencia de los demandados para
que absuelvan posiciones, y reserve en Secretaría el sobre
con el pliego de las posiciones que deberán absolver.
e) Se intime a los demandados para que en el plazo de
cinco días, o en el que fije VS procedan a presentar a estas
medidas preparatorias un testimonio auténtico de la escritura
no ..., pasada el ... de ... de ... ante el registro de la escribana ...
de esta ciudad, por la cual los demandados transfieren los in-
muebles a Cometa SA y constituyen un fideicomiso a su favor.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

1 5 . DEMANDA
DE RECLAMACI~N DE LA FZLZACZÓN
EXTRAMATRIMONIAL "POST MORTEM", RESARCIMIENTO
DE DAÑO MORAL, P E T Z C Z ~ NDE HERENCIA
Y N ULZDAD DE ACTO JUR~DICO (HEREDERO APARENTE,
ART~CULO 3430, ~ Ó D I W CIVIL;A R T ~ C U U ~2315,
C ~ D I GCIVIL
O Y COMERCIAL)

Señor Juez:
MM, argentina, estado civil soltera, DNI ..., nacida el
día ... de ... de ..., domiciliada en calle ... de esta ciudad,
con patrocinio letrado, y constituyendo domicilio legal en
el estudio de sus abogados patrocinantes, calle ... de esta
ciudad, comparezco ante VS y digo:
INTRODUCCI~N. En este Juzgado se tramitaron las medi-
das de aseguramiento de pruebas y preparatorias al juicio
de reclamación de la filiación extramatrimonial y petición de
herencia contra los herederos demandados ML y AL, expte.
no ..., año ..., que han concluido, por lo cual ahora promue-
vo la demanda debiendo tenerse aquel expediente como par-
te integrante de ella, el cual también ha fijado la competen-
cia de este Juzgado.
1. ACCIONES.En tal carhcter vengo a promover accibn
de reclamación de la filiación extramatrimonial post mor-
tem y resarcimiento de daño moral contra los herederos de
NL, señores ML, domiciliado en ... de esta ciudad, y AL,
domiciliado en calle ..., no ..., de la ciudad de ..., de esta
provincia, en cuanto éstos son hijos y únicos herederos de-
clarados de don NL, tendiente a que VS declare mi calidad
de hija extramatrimonial de don NL, y solicito asimismo se
condene a los demandados a resarcir el daño moral causa-
do a la suscripta, por la falta de reconocimiento volunta-
rio como hija propia de1 causante, cuyo monto estimo pro-
visoriamente en la suma de pesos $ 80.000, dejando sujeta la
cuantificación definitiva a lo que en más o en menos fije
VS en la sentencia de acuerdo a la prueba que se produzca
en autos, con más sus intereses. Con costas.
Asimismo, acumulo a esta acción la de petición de he-
rencia y nulidad parcial de acto jurídico contra los nom-
brados hijos de don NL, y además contra Cometa S A con
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

domicilio en calle ..., no ..., de esta ciudad, y "La Noria fidei-


comiso de administracidn y desarrollo inmobiliario", sus
beneficiarios y destinatarios finales de los bienes fideico-
mitidos, tendiente a que se me reconozca y declare HERE-
DERA del causante NL, en mi caracter de hija extramatri-
monial de éI, y se me haga entrega de la parte del acervo
sucesorio de mi progenitor que por derecho me correspon-
de, con más 10s resarcimientos pertinentes por los bienes
que hubiesen vendido, y los frutos e intereses desde que
fueron notificados de las medidas preparatorias. Con
costas.
11. ~ C L A M A C I ~DE
N LA FILIACI~NEXTRAMATRIMONIAL. HECHOS.
En fecha 16 de enero de 1967 nací en la ciudad de Pergami-
no, siendo hija natural de mi madre, VM, lo que acredito
con partida de nacimiento que acompaño. Que mi madre
recientemente decidió contarme quien era mi padre, mani-
festándome que cuando ella tenía dieciocho años y transcu-
rría el año ..., ingresó a trabajar como empleada doméstica
en Ia casa de familia del señor NL, sita en calle ... de esta
ciudad, con quien se relacionó sentimentalmente, lo cual la
llev6 a mantener relaciones sexuales producto de las cuales
quedó embarazada a los veinte años de mi. Me cont6 que
mi padre no quiso reconocerme porque estaba casado con
otra señora y en esa época le hubiese provocado un divor-
cio, por lo que decidió preservar su familia, quizá por ver-
güenza, quizá por no herir a su esposa engañada. Es así
que mi madre afrontó el embarazo y luego mi crianza sin
ningún tipo de ayuda, ni económica ni espiritual, por parte
de mi padre. Me manifest6 que nunca me había dicho
quien era mi padre porque tal situaci6n le provocaba mu-
cho dolor y afectaba su honra y buen nombre; pero que
ahora, transcurriendo ya sus dltimos años de vida, decidió
romper el secreto para que conozca quien era mi progenitor
y pudiera gozar de mi identidad completa y también para
brindarme a mí y a mis hijos un futuro con mejores posibi-
lidades.
Por ello solicito a VS que oportunamente declare la exis-
tencia de vinculo paterno filial entre MM y NL, atento a
que el derecho de reclamar la filiación no se extingue por
prescripción ni por renuncia expresa o tácita.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

111. EL "DERECHO A LA IDENTIDAD COMPLETA" DE LA SERORA


MM Y EL DEBER DE SU PROGENITOR DE RECONOCERLA. Me he visto
privada, señor Juez, durante m& de sesenta años, de uno
de los fundamentales derechos del ser humano, EL DERECHO A
LA IDENTIDAD, gravisimo perjuicio derivado del no reconoci-
miento por parte de mi progenitor, y en relación a ello, la
jurisprudencia ha establecido que "el derecho a la identidad
del hijo tiene como contrapartida el deber de los progenito-
res de reconocer su descendencia" (C3" Civ Com Minas, Paz
y Trib Mendoza, 13/3/01, LLGC, 2001- 520).
Mi identidad ha sido amputada por faltarle la determi-
nación de la filiación paterna, imputable directamente a la
dolosa omisión de mi progenitor de reconocerme como hija.
Si bien el reconocimiento se concreta a través de un acto
voluntario, no puede ser realizado en forma discrecional o
arbitraria, puesto que no se trata de un derecho subjetivo
puro, concedido en interés exclusivo del progenitor y de li-
bre ejercicio de éste, sino que constituye un derecho-deber
familiar, enderezado al interés de otro y estrechamente li-
gado al cumplimiento de deberes de sus titulares. Quien
procrea o concibe asume responsabilidades frente al nuevo
ser, que, entre otras exigencias, implica de modo priorita-
rio el deber de reconocer o establecer jurídicamente su fi-
liación.
El hijo tiene un derecho subjetivo constitucional y su-
pranacional a la identidad, o sea, a conocer sus orígenes
biológicos, a saber quienes son sus padres por naturaleza y,
por consiguiente, a tener establecida una filiación completa,
paterna y materna, y a que se respete su dignidad. Estos
derechos están implícitamente comprendidos en el art. 33
de la Const. nacional, en los arts. 7O y 8' de la Convención
sobre los Derechos del Niño; y en los arts. 17, 18 y 19 de la
Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de
San José de Costa Rica), integrando estas normas interna-
cionales el ordenamiento constitucional argentino (art. 75,
inc. 22, Const. nacional).
Pero para tener una filiación paterna extramatrimonial
establecida y una identidad completa se requiere, lógica-
mente, el reconocimiento del padre. Si el progenitor no lo
realiza voluntariamente, la ley le acuerda al hijo acción
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

para obtener el reconocimiento judicial forzado [art. 582,


Cbd. Civil y Comercial; arts. 254 y 255, Cód. Civil]. Toda
esta red normativa fundamenta la existencia legal de un
derecho subjetivo del hijo al reconocimiento por parte de
quien ha sido su progenitor biológico.
El derecho del hijo a conocer sus orígenes, a ser reco-
nocido, a obtener un emplazamiento filiatorio y a reclamar
judicialmente su filiación supone correlativamente el deber ju-
n'dico del padre de reconocerlo, de no ocultar el nexo bio-
16gico y de exteriorizarlo mediante el reconocimiento. Si lo
incumple injustificadamente, incurre en un hecho ilicito,
porque viola el deber jurídico de reconocer a su hijo y, por
consiguiente, el deber constitucional de no dañar (art. 19,
Const. nacional), y asume responsabilidad por los daños que
ocasione a quien tenía derecho a ese reconocimiento. Por
ello, el Ministerio Público de Menores tiene el deber de pro-
curar la determinacidn de la paternidad y el reconocimien-
to del hijo por el presunto padre [art. 583, C6d. Civil y Co-
mercial; art. 255, C6d. Civil].
Si fuera licito no reconocer a un hijo, la ley no le dada
acción a éste para reclamar el reconocimiento judicial for-
zado [art. 582, Cód. Civil y Comercial; arts. 254 y 255, Cód.
Civil], y no estaría sancionado el progenitor con la pérdida
del derecho al usufructo sobre los bienes del hijo menor no
reconocido voluntariamente [art. 287, Cód. Civil; en el Códi-
go Civil y Comercial se suprimió el usuhucto paterno -arts.
697 y 698-1 y con la sanción de indignidad para suceder10
[art. 228 1, inc. f, C6d. Civil y Comercial; art. 3296 bis, C6d.
Civil]; como tampoco se reprimida el reconocimiento tardio,
post mortem, con la pkrdida del derecho hereditario [art.
573, phrr. 2", C6d. Civil y Comercial; art. 249, C6d. Civil].
N. Dmo MOKAL. En palabras de ZANNONI,el hijo que
no fue espontáneamente reconocido por su progenitor, y
que debe reclamar judicialmente su filiación, tiene derecho
a demandar el resarcimiento por los daños y perjuicios su-
fridos por la omisión del progenitor; particularmente, el
resarcimiento se referirá al daño moral padecido. La pro-
creación engendra el deber de reconocer al hijo y empla-
zarlo en el estado que le corresponde, con los consecuentes
derechos que de ello derivan. No habiéndolo hecho el pro-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

genitor, sabiendo que lo era, su omisi6n es un proceder an-


tijuridico que engendra su responsabilidad (ZANNONI,Derecho
de familia, t. 2, 3 899 y 900).
La falta de reconocimiento voluntario de mi padre, Sr.
NL, gener6 en mi un grave daño moral, ya que fui privada
del contacto paterno-filial, que es uno de los m8s trascen-
dentales para la formación de la personalidad psicológica-
afectiva de cualquier individuo. Asf lo determinó la ju-
risprudencia al decir que "la omisión del reconocimiento
espontáneo de su padre, habilita al hijo damnificado a
reclamar el resarcimiento del daño que ha sufrido como
consecuente de su conducta omisiva" (C3"CivCom, Paz y
Trib Mendoza, 1313101, LLGC, 520-2001).
Esta pesada carga que sufrí, y aún sigo sufriendo, por
el abandono de que fui víctima por mi padre, su falta de
asistencia, mi padecimiento por no haber podido ostentar
el apellido paterno que me corresponde y desenvolverme
en el ámbito de mis relaciones como hija de mi progeni-
tor, entre otros, constituyen todas estas circunstancias una
clara lesi6n a legítimos intereses extrapatrimoniales, que
sin lugar a dudas debe ser resarcida.
U n clarificante fallo determinó que "quien se ha negado
a reconocer la paternidad de su hijo, cuando menos oportu-
namente, está obligado a resarcir por el daño moral que in-
fringiera" (C3"CivCom, Paz y Trib Mendoza, 131310 1, LLGC,
200 1-520) y esta indemnización tiene una función reparado-
ra que no se logra con las sanciones que el Código impone
al padre no reconociente.
La falta de reconocimiento, como ya dije, constituye un
obrar ilícito, pues mi progenitor violó el deber legal de reco-
nocerme como hija, vulnerando mi derecho subjetivo y cons-
titucional a tener establecida mi filiación paterna. La con-
ducta antijurídica surge de la sola omisión de reconocerme
cuando no tuvo ningiin obstAculo para hacerlo. Su omi-
sión me ha generado un profundo e hiriente daño moral
(art. 1741, Cód. Civil y Comercial; art. 1078, Cód. Civil) pues
afectó mi derecho a ostentar mi apellido paterno, a conocer
mis orígenes biológicos, a gozar de mi identidad completa,
y, en definitiva, lesionó mi personalidad en su proyección
intima y social. He sufrido un menoscabo a mi proyecto
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

de vida, perdí la chance de una formaci6n educativa supe-


rior y de acceder a otros goces de la vida si oportunamente
hubiese sido reconocida y asistida por mi padre (CCivCom
San Isidro, Sala 1, 4112102, "Derecho de Familia", 2002, no 24,
p. 179; TColFam SFe no 2, 17/3/03, Zeus, 95-J-641). Por todo
ello, quien ha eludido voluntariamente el deber jurídico de
reconocimiento es responsable de los daños originados, pues
su conducta omisiva importa una ilicitud que desencadena
el sistema de responsabilidad civil.
El Código Civil y Comercial expresamente establece en
su art. 587 que "el daño causado al hijo por la falta de reco-
nocirniento es reparable, reun idos 20s requisitos previstos en el
Capitulo I del Titulo V del Libro Tercero de este Código". O
sea, se deben acreditar los presupuestos generales de la res-
ponsabilidad civil (antijuridicidad, factor de atribución, daño,
relacibn de causalidad).
El daño moral no necesita probarse, se prueba por si
mismo, in re ipsa loquitur, y ello es así porque ningún he-
cho notorio requiere prueba en nuestro sistema legal. El
daño se infiere del mismo hecho u omisión violatoria de los
deberes legales. Así, ha dicho un importante tribunal que
"el daño moral no requiere prueba específica alguna, en
cuanto ha de tenérselo por demostrado por el solo hecho de
la acci6n antijurídica. Corresponde al responsable del hecho
dañoso acreditar la existencia de una situaci6n objetiva que
excluya la posibilidad de dolor moral" (SCBA, 26110176, JA ,
1977-1-207).
En cuanto al monto del daño moral, debe ser determi-
nado por el prudente y soberano arbitrio de VS. El daño
moral debe ser establecido directamente por el juzgador,
conforme a las circunstancias que surjan de autos y con
arreglo a su soberano arbitrio, sin que sea indispensable
para esa determinación que se haya establecido la situación
económica del obligado (MEDINA, Cuantificación del daño en
materia de familia, "Revista de Derecho de Daños", 2001-
1-227; SC Mendoza, Sala 1, 24/7/01, LLGC, 2001-808; TCol
Fam Rosario, 27/4/07, Zeus, 75-5-363;MÉNDEZ COSTA- FERRER -
D'ANTONIO, Derecho de familia,t. IV, p. 585 a 593).
Sin perjuicio de ello, estimo el daño moral que he pade-
cido en la suma de $ 80.000, provisoriamente y sujeta en
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

definitiva a la cantidad que en más o en menos fije VS con-


forme a las circunstancias que se acrediten en la causa.
V. A c c 1 6 ~DE P E T I C I ~ NDE HERENCIA Y DE NULIDAD PARCIAL DE
ACTO JUR~DICO. Una vez comprobada mi relaci6n de filiaci6n
biológica con el causante don NL, fallecido el ... de ... de ...,
mediante la prueba genética del ADN, entra a funcionar la
acción de petici6n de herencia, que promuevo acumulada, y
persigue que VS me declare heredera de él en mi carácter
de hija extramatrimonial, ampliando la declaratoria de he-
rederos dictada en los autos sucesorios del causante, expte.
no ..., año ..., que se tramitó ante este Juzgado, y que está
inscripta bajo el no ..., folio ..., tomo ... de la Sección Decla-
ratorias del Registro General. Acompaño fotocopia de ella e
informe sobre su subsistencia.
Según esta declaratoria, sus únicos herederos son sus
hijos M y AL, a quienes se transmitieron los bienes de titu-
laridad de nuestro padre. Y la presente acción de petición
de herencia tiende precisamente a lograr que se me entre-
gue la totalidad de los bienes que integran mi porción here-
ditaria que me corresponde como hija extramatrimonial de
NL, o, en su caso, el pago de sumas de dinero en su reem-
plazo o indemnizaciones que correspondan, por los bienes
hereditarios que hubiesen vendido a título oneroso a terce-
ros de buena fe (art. 23 15, C6d. Civil y Comercial; art. 3430,
C6d. Civil), circunstancias particulares del caso, que se di-
lucidarán una vez producida la prueba pertinente.
Los bienes denunciados en el sucesorio de don NL y
que se transmitieron a sus herederos demandados, son los
siguientes: ... [no es preciso efectuar una descripción com-
pleta, basta su identificación y los datos de inscripción de
dominio. También se puede remitir al inventario practi-
cado y aprobado en el juicio sucesorio, agregándose una fo-
tocopia autenticada a este escrito].
La totalidad de dichos bienes se encontraban en el pa-
trimonio de mi padre al momento de su muerte, por lo que
se me deberh hacer entrega de los que corresponden a mi
porci6n hereditaria, equivalente a la mitad de la que co-
rresponde a cada uno de los hijos legítimos, por aplicación
del art. 8" de la ley 14.367, vigente al momento de fallecer
mi padre, pues la sucesión se rige por la ley imperante al
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

momento de fallecer el causante [art. 2644, C6d. Civil y Co-


mercial; arts. 3282 y su nota, y 3283, C6d. Civil]'.
Los herederos demandados M y AL constituyeron la ra-
z6n social "Cometa SA", por un plazo de treinta años, según
estatuto del ... de ... de ..., como únicos accionistas y con
un capital de un mill6n pesos, aportados por partes iguales
entre ambos, con un amplio objeto social, aunque fun-
damentalmente actividades agropecuarias, cuyo estatuto
se inscribió en el Registro Público de Comercio de ... el ...
de ... de ..., bajo el no ..., folio ... del Libro ... de Socie-
dades Anónimas. Se acompaña copia certificada del es-
tatuto social.
Pues bien, ambos herederos por escritura no ... del ... de
... de ..., pasada ante la escribana ... de esta ciudad, transfi-
rieron los mencionados bienes hereditarios a dicha razón
social Cometa SA, integrada, como dijimos, por los mismos
herederos como únicos accionistas, y al mismo tiempo en el
mismo acto constituyeron un fideicomiso "La Noria", del
cual los beneficiarios son ellos mismos, o sea, ambos de-
mandados. La escritura se inscribió el ... de ... de ... en el
tomo ..., folio ..., no ..., Sección Dominio, Dpto. ... [o Parti-
do], Registro de la Propiedad. Se adjunta fotocopia de la
ficha dominial y el testimonio de la escritura no ... obra
agregado a Ias medidas preparatorias (expte. no ..., año ...) .
Aquí conviene recordar que una misma persona puede
reunir en sí las cualidades de heredero real y de heredero
aparente, lo cual ocurre siempre que un coheredero no haya
entrado solo en posesión de su cuota parte de la herencia,
sino también en posesión de la que correspondia a otro
coheredero. Es lo que en nuestro caso ha ocurrido: los ki-
jos de NL entraron en posesi6n de toda la herencia, y han
estado poseyendo la porción hereditaria que correspondía a
la otra heredera, MM, hija extramatrimonial de NL. En la
medida de esa cuota hereditaria que no les pertenece, son
considerados por la ley herederos aparentes [arts. 2312 y
2315, C6d. Civil y Comercial; arts. 3425 y 3430, C6d. CivilI2.

Eficacia temporal de las nuevas normas sucesoias,


Ver GUASTAVINO,
JA, 8-1970-3.
Ver,BORDA,
Tratado. Sucesiones, t. 1, no 486.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Pues bien, en esa calidad de herederos aparentes los


hermanos L han dispuesto de la cuota hereditaria que me
corresponde en los bienes sucesorios que provienen de la
herencia de NL.
Ahora bien, para que los actos de disposici6n de bienes
inmuebles a título oneroso efectuados por los herederos
aparentes sean válidos, se requiere que hayan contado con
declaratoria de herederos a su favor y que el tercero adqui-
rente sea de buena fe (art. 3430, Cód. Civil). Al contrario,
no son vhlidos si el acto de disposición es a título gratuito
y no hay buena fe del adquirente. Según el Código Civil y
Comercial, la validez de los actos requiere que se trate de
actos de disposici6n a título oneroso a favor de terceros
que ignoran la existencia de herederos de igual o mejor de-
recho que el heredero aparente, o que los derechos de éste
están judicialmente controvertidos (art . 23 15, párr. 2").
En nuestro caso, la transferencia de dominio a Cometa
SA de los bienes hereditarios que venían de la sucesión de
don NL, efectuada por sus hijos, no encuadra en la excep-
ción del art. 3430 (ni en la del art. 23 15, Cód. Civil y Co-
mercial), por dos motivos:
a) Porque la transferencia h e gratuita, según surge de
la ficha registral, y del texto de la escritura no ..., del ... de
... de ..., pasada ante la escribana ..., que obra agregada a
las medidas preparatorias.
b) La sociedad adquirente no puede invocar buena fe,
porque esta. conformada dnicamente por los dos hermanos
demandados, hijos del causante M y AL, quienes casi inme-
diatamente después de fallecer su padre NL, en forma por
demás sugerente, constituyen la sociedad, y luego le trans-
fieren los bienes hereditarios que provenían de la herencia
del abuelo, y constituyen un fideicomiso, de los cuales son
los beneficiarios.
Por lo tanto, esa transferencia y constitución de fideico-
miso es ineficaz o invhlida en lo que a mi respecta, con re-
lación a la cuota hereditaria de bienes que me corresponde
y cuya entrega reclamo.
La ley solo protege al tercero de buena fe que adquiere
a título oneroso del heredero aparente los bienes suceso-
rios, conforme al régimen establecido por el art. 231 5, párr.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

2", del C6d. Civil y Comercial y art. 3430 del C6d. Civil. La
tutela legal cesa cuando el acto es gratuito, porque aquí
prevalece la protección del heredero real, y además forzoso,
que ha sido dejado de lado en la sucesión. Este heredero
actúa para evitar un perjuicio, y los otros, los poseedores y
aparentes herederos, intentan conservar un lucro, por lo
cual el interés de aquel es más respetable y la ley le otorga
preeminencia3.
Y con más razón en este caso en que los favorecidos
por el acto gratuito son los mismos herederos demanda-
dos, ocultos detrás de la fachada de una sociedad anónima,
quienes para mayor protecci6n de su accionar en perjuicio
de la heredera real, constituyeron un fideicomiso institu-
yéndose como beneficiarios de él. lQu6 buena fe pueden
invocar? Absolutamente ninguna. Ellos mismos son los
transmitentes, adquirentes y beneficiarios. El velo de la
personería societaria no alcanza para disimular que son
ellos mismos, M y AL, los iIinicos socios de Cometa SA quie-
nes están detrAs de esta maniobra de distracción para sus-
traer los bienes de la acción de la heredera forzosa de su
padre NL.
En suma, no hay buena fe ni título oneroso, señor
Juez, por lo que resulta manifiestamente inaplicable la nor-
ma del art. 3430 del C6d. Civil (y la del art. 23 15, párr. 2",
Cód. Civil y Comercial), de donde cabe la sanción de nuli-
dad por aplicación del principio general de que nadie puede
transmitir un derecho mejor o más extenso que el que tenía
(arts. 953 y 3270, Cód. Civil, y arts. 270 y 399, Cód. Civil y
Comercial).
En consecuencia, solicito a VS que declare la nulidad
parcial de la transferencia de los bienes hereditarios, en la
proporción en que afecta mi porción hereditaria, concreta-
da por los demandados a favor de Cometa SA por escritura
no ..., del ... de ... de ..., pasada ante la escribana ... de esta
ciudad, y del fideicomiso constituido en el mismo acto, del
cual los beneficiarios son ellos mismos, inscripta la escritu-
ra el ... de ... de ... en el tomo ..., folio ..., no ..., Sección Do-
minio, Dpto. (o Partido) ... del Registro de la Propiedad.

3 Derecho de las suce-


BORDA,Tmtado. Sucesiones, t. 1, no 495; ZANNONI,
siones, Derecho de Zas sucesiones, t. 1, no 889-b.
t. 1, 490; PERRINO,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Consecuentemente, condene a los demandados a entregar-


me los bienes en especie en la medida de mi porción here-
ditaria, que de acuerdo al art. 8 O de la ley 14.367, vigente a
la fecha del fallecimiento de NL (arts. 3282 y 3283, C6d. Ci-
vil; art. 2644, Cód. Civil y Comercial), es la mitad de la cuo-
ta que corresponde a un hijo matrimonial.
Para obtener la parte del hijo extramatrimonial se sigue
la regla del antiguo art. 3579: se supone el duplo del núme-
ro de hijos legítimos y se le suma el número de hijos extra-
matrimoniales, haciendo luego tantas partes iguales cuanto
sea el número de hijos ficticios; luego los hijos matrimonia-
les tomarán dos partes y cada hijo extramatrimonial una par-
te. En nuestro caso el cálculo es el duplo de hijos legítimos,
o sea, cuatro, más la hija extramatrimonial (1); por consi-
guiente la herencia se divide por cinco, cada hijo legitimo
toma dos partes, y la hija extramatrimonial toma una parte4.
Se adicionarán los intereses y frutos correspondientes
desde la constituci6n en mora con la notificacidn de la de-
manda, y los resarcimientos que correspondieren de acuer-
do con la prueba que se produzca en autos (arts. 2437 y SS.,
3427, 3430, C6d. Civil; arts. 1935, 1936 y 23 13, C6d. Civil y
Comercial).
VI. DERECHO. Fundo las presentes acciones en las nor-
mas contenidas en los arts. 270, 399, 587, 1935, 1936, 2313,
2315, 2644 del C6d. Civil y Comercial [arts. 18, 240, 247,
251, 253, 254, 1068, 1078, 1109, 3270, 3279, 3282, 3283,
3417, 3422, 3427, 3430 y SS. y concs., Cód. Civil]; art. 8 O de
la ley 14.367; arts. 319, 330 y SS. del CPCCN [arts. 319, 330
y SS., CPCCBA; arts. 307, 318 y SS., CPCC ERios; art. 493 y
SS., CPCC Córdoba; art. 387 y SS. y concs., CPCC SFe].

VII. DOCUMENTAL. Adjunto a la presente:


a) Partida de nacimiento debidamente certificada de la
señora MM.
b ) Copia auténtica expedida por el Registro Público de
Comercio de ..., del estatuto de la razón social "Cometa SA"
integrada por dos socios, M y AL.

4 FOIWIELES, Tmtado de las stacesiones, t. 11, no 52; M A ~


Trata&
, de fas
sucesiones, t. 11, no 751.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

c) Fotocopia auténtica de la fichas registrales del domi-


nio de los inmuebles hereditarios inscriptos a nombre de
Cometa SA, y del dominio fiduciario a nombre del fideico-
miso "La Noria" de los mismos inmuebles.
d) Fotocopia de la declaratoria de heredero de NL e
informe del Registro de la Propiedad sobre subsistencia de
ella, agregadas en el expediente sobre medidas de asegura-
miento de pruebas y preparatorias, expte. n" ..., año ..., en
trámite ante este mismo Juzgado.
e) Expediente caratulado "L, N s/sucesión~~, no ..., año
..., que se tramitó ante este Juzgado. Se requerirá del Ar-
chivo de Tribunales, oficiándose a sus efectos.
V I MEDIDAPRECAUTORIA. Para evitar se torne iluso-
rio mi derecho hereditario, solicito a VS se anoten como li-
tigioso~los inmuebles denunciados que provienen de la su-
cesión de mi padre don NL, oficiándose a sus efectos al
Registro de la Propiedad Inmueble. Como se me ha conce-
dido el beneficio para litigar sin gastos, solicito se me exi-
ma de la contracautela, como también de las tasas de justi-
cia correspondientes.
IX. PETITORIO.
Por todo lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentada, domiciliada y por parte,
con patrocinio letrado.
b) Tenga por iniciadas: 1) demanda ordinaria por recla-
mación de la filiación extramatrimonial y resarcimiento de
daño moral contra los señores M y AL, tendiente a lograr
mi emplazamiento en el estado de hija extramatrimonial del
señor NL, y se condene a los demandados al pago de la
suma de ochenta mil pesos en concepto de daño moral, o
la que en mAs o en menos fije VS conforme a la prueba que
se produzca en autos; 2) acumulada, la de petición de heren-
cia y nulidad parcial de acto juridico, contra los nombrados
hermanos L y además contra Cometa S A con domicilio en
calle ... de esta ciudad; y "La noria fideicomiso de adminis-
tración y desarrollo inmobiliario", sus beneficiarios y desti-
natarios finales de los bienes fideicomitidos.
c) Se tenga presente la prueba documental acompaña-
da, y se ordene oficiar al Archivo de Tribunales a los fines
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

de que se remita el expediente "L, N slsucesi6n ab intesta-


to",expte. no ..., año ...
d) Se decrete la precautoria solicitada, y se ordene ofi-
ciar a sus efectos al Registro de la Propiedad.
e) Cite y emplace a los demandados para que en el tér-
mino y bajo apercibimientos de ley comparezcan a estar a
derecho [y a contestar la demanda, según los códigos proce-
sales].
f ) Oportunamente haga lugar a la demanda, me declare
hija de NL, y condene a sus herederos a pagar el impor-
te del daño moral que he sufrido y que VS habrá de fijar en
definitiva en la sentencia; además, y consecuentemente,
me declare heredera de NL, y condene a los demandados a
entregarme los bienes que me corresponden por mi porción
hereditaria, con los resarcimientos pertinentes que surjan
de la prueba a producirse en autos, frutos e intereses. Todo
con costas.

F) A C C I ~ DE
N PETICI~N DE HERENCIA POR PRETERICX~N
DE HEREDERO FORZOSO

"Preterir" es hacer caso omiso de una persona, según el


diccionario de la Real Academia Española. Y puntualmente,
en el derecho sucesorio, consiste en omitir en la institución
de herederos a los que son forzosos. Es decir, el causante
hace un testamento en el cual instituye uno o varios herede-
ros, y no menciona para nada a sus herederos forzosos, o a
uno de ellos, sino que los omite.
a) Rdgimen del Código Civil. El art. 3715 disponia que
"la pretericidn de alguno o todos los herederos forzosos, sea
que vivan a la fecha del testamento o que nazcan después de
otorgado, no invalida la institución hereditaria; salvada que
sea la legitima y pagadas las mandas, el resto debe entregarse
al heredero instituido".
El heredero forzoso, por consiguiente, tiene derecho a que
se cubra su legítima, confinando al heredero instituido a los
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

límites de la porción disponible, la cual se cubre con el valor


de las donaciones que hizo en vida el causante, con los lega-
dos particulares o mandas, y si queda un remanente lo recibe
el heredero instituido.
La circunstancia de que la institución de heredero man-
tenga su vaIidez, no significa que el heredero forzoso pierda
por ese motivo su carácter de heredero y su vocación univer-
sal, es decir, su vocación al todo, porque el heredero institui-
do, con olvido de aquel, nunca podrá pretender más de la
cuota de libre disposicidn del causante. Ni dispone la ley
que el heredero forzoso pierda su carácter de tal, ni el texto
del art. 37 15 permite que se pueda deducir tal conclusión.
En consecuencia, la preterición de heredero forzoso pone
en funcionamiento a favor del preterido una acción que en ri-
gor técnico es una típica acción de petici6n de herencia, por
lo cual el heredero instituido asumirá el carácter de heredero
aparente en los términos de los arts. 3422, 3423 y concs. del
Cod. Civil. La accion de preterición de heredero forzoso vie-
ne a ser, por lo tanto, una variante de la acción de petición
de herencia (ZANNONI, Derecho de las sucesiones, t. 2, 9 972).
Legitimados activos son los herederos forzosos omitidos,
sea que vivan a la fecha del testamento o que nazcan des-
pués, según el art. 3715 del Cód. Civil.
b) Mgimen del Código Civil y CornerciaZ. Este ordenamien-
to adopta otra solución; así, el heredero preterido se convierte
en heredero de cuota, y tiene una accion por "entrega de la le-
gitima" contra el heredero instituido (arts. 2450 y 2488), y quien
mantiene la condición de heredero universal (art. 24871, con
derecho de acrecer, es el heredero instituido (art. 2450). La
norma del art. 2450 sigue fundamentalmente el criterio de GUA-
GLMNONE (La preterición de Iegitimarios antes y después de la re-
forma del Cbdigo Civil, cap. 111; BELLUSCID, La Ees'tima en la refor-
ma del Código Civil, "Lecciones y Ensayos", no 43-45? p. 93, y
Vocacidn suceso&, p. 102; GOYENA COPULO,Tratado, t. 11, p. 196
y 51 1 y SS.),para quien la legítima es parte de los bienes del
causante, y no de la herencia, por lo cual no se necesita el ca-
rácter de heredero para recibir la legitima: el caso del heredero
preterido, de la nuera viuda, del heredero forzoso que recibe
su legitima en vida del causante mediante una donación. Son
legitimarios no herederos, figura similar a la situación del le-
gatario de cuota. Contradicen estos autores la doctrina del
plenario "Camb6" (CNCiv, en pleno, 1018153, "Cambó, Francis-
co de Asís", JA, 1953-IV-15), y la doctrina argentina ampliamen-
te mayoritaria, para la cual el derecho a la legitima está co-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

nectado inescindiblemente a la calidad de heredero forzoso. Las


VI Jornadas de Derecho Civil, celebradas en la Universidad
Nacional del Litoral, Santa Fe, 1977, concluyeron rechazando
la posibilidad de la existencia de legitimarios no herederos
(Tema 11). Con la solución del Código Civil y Comercial se
transforma al heredero forzoso preterido en heredero de cuo-
ta (o sea, legatario de cuota según el régimen del Código
Civil), privándolo de su carácter universal y del consiguiente
derecho de acrecer, sin que se aprecie fundamento legal para
ello, como no sean razonamientos deductivos de dudosa ló-
gica, y se desconecta la calidad de heredero de la legítima,
cuando el derecho a reclamar ésta se adquiere al fallecer el
causante, invocando el título de heredero forzoso, y se calcu-
la sobre el valor líquido de la herencia, más el valor de las
donaciones que hizo en vida el causante, a propios y extra-
ños. Se afecta la legitima al amputarle la vocaci6n a la uni-
versalidad del heredero forzoso por voluntad del testador,
contraviniendo el art. 2447, según el cual el testador no puede
imponer gravamen ni condición aIguna a la legítima. Si un
legatario particular renuncia al legado, el bien objeto del le-
gado acrecentaría al heredero instituido y no al heredero for-
zoso preterido. Si el heredero instituido es a la vez heredero
forzoso, y luego se descubre que el testador además le había
hecho una donacibn en vida, el heredero preterido no podrá
reclamarle colación porque no es heredero forzoso, lo redu-
jeron a "heredero de cuota". Le arrebataron injustificada-
mente aquella calidad, olvidando además que si hay varios he-
rederos forzosos y el causante instituye heredero a uno solo
de ellos, esa disposición constituye una cláusula de mejora y
no institución de heredero porque el testador no puede impo-
ner condición ni gravamen alguno a la legitima (arts. 2385
y 2447, Cód. Civil y Comercial). Se lesiona asi el principio
de igualdad de los herederos, y su derecho a heredar, porque
lo cercenaron, siendo que este derecho es consecuencia
necesaria del derecho de propiedad y está amparado consti-
tucionalmente (arts. 17 y 33, Const. nacional; CSJN, Fallos,
190:159); además está consagrado en el art. So, inc. d, vi, de
la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las
Formas de Discriminacibn Racial, 1967, aprobada por ley
17.722, que integra nuestro plexo constitucional (art. 75, inc.
22, Const. nacional), y en la Convención sobre los Derechos
de las Personas con Discapacidad, aprobada por la Asamblea de
las Naciones Unidas en 2006 y ratificada por Argentina por
ley 26.378 de 2008, cuyo art. 12.5 declara el derecho de las
personas discapacitadas a ser propietarias y a heredar bienes.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

Por todo lo expuesto, consideramos cuestionable la constitu-


cionalidad de este precepto.
Esta nueva caracterizacibn legal del heredero forzoso pre-
terido, y de la acción denominada "por entrega de la legiti-
ma", no impide considerar que esta acción constituya una va-
riante de la acción de petici6n de herencia, pues en definitiva
se trata de reclamar la entrega de bienes hereditarios con sus
accesorios, y que le corresponden al accionante en propor-
ción a su cuota legitima.

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva, cons-
tituyendo domicilio legal en calle ... de esta ciudad, compa-
rezco ante VS y digo:
1. PERSONER~A. Soy apoderado especial de don JB, cu-
yos demás datos de identidad personal obran en el referido
instrumento legal y solicito se den por reproducidos en este
escrito y formando parte integrante de él.
11. A C C I ~ N Siguiendo
. instrucciones de mi mandante,
vengo a promover acción ordinaria por petición de herencia
y entrega de la legitima, según el art. 2450 del Cód. Civil y
Comercial contra los señores GN, DNI ..., domiciliado en ...,
y FT, DNI, domiciliado en ..., de esta ciudad, a fin de que
VS lo declare heredero de don RB, y condene a los deman-
dados a entregarle las dos terceras partes de la herencia del
causante que están poseyendo, cuota que constituye su por-
ción legitima en su carácter de hijo de RB [art. 2445, Cód.
Civil y Comercial], de la cual fue privado por su testamen-
to que instituye herederos a los dos demandados, habiendo
preterido a su hijo JB [art. 3715, Cód. CivilJ1. Asimismo,
la entrega de los bienes hereditarios se deber& efectuar con

Quien es titular de la porcibn legitima de una sucesibn, lo es en su


calidad de heredero del causante y tiene derecho a que se lo declare tal si
fuera omitido en el testamento. El trámite de la sucesión intestada es el
único medio que puede seguir la heredera preterida para que se dicte decla-
ratoria de herederos a su favor y se le reconozca de este modo el derecho
que pretende (CNCiv, Sala E, 515178, ED, 80-602).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

más las accesiones, frutos, productos, intereses e indemni-


zaciones que correspondan. Con costas.
111. HECHOS. LOSdemandados promovieron el juicio su-
cesorio testamentario de RB ante este Juzgado Civil y Co-
mercial de la ... Nominación, expte. no ..., año ..., en su ca-
rácter de herederos instituidos por testamento otorgado por
el causante en escritura pública no ... de fecha ... pasada
ante el escribano público don ZZ de esta ciudad.
Mi representado es hijo extramatrimonial del causante,
según acreditó con la partida de nacimiento que adjunta.
No obstante fue omitido por el testador, que s610 instituyó
herederos a los señores GN y FT, amigos suyos de toda la
vida.
El padre de mi mandante fallecid sin ascendientes ni
cónyuge, y él es su único heredero forzoso, que en los últi-
mos años ha estado fuera del pais ejerciendo su profesión
de médico en la organización "Médicos sin Fronteras", que
lo llevó a diversos continentes. No obstante, esporádica-
mente, y cuando las circunstancias se lo permitían, mante-
nía comunicación con su padre, a quien le refería dónde se
encontraba.
Cuando falleció ninguno de los herederos instituidos le
hizo saber la desgraciada noticia, no obstante que conocían
su paradero. Además, en la sede central de la organiza-
ción, o en su delegación en Buenos Aires, perfectamente les
hubiesen dado la informaci6n necesaria y facilitado el trá-
mite para comunicarse con mi mandante. Pero no lo hi-
cieron. Por ello, ignorando el fallecimiento de su padre no
se ha presentado a travks de apoderado al juicio sucesorio.
Y ellos sabían de la ignorancia del hijo del causante en el
exterior sobre el deceso de su padre.
Ahora, a1 regresar, se encuentra con la triste noticia del
fallecimiento ocurrido hace ya casi dos años, y que además
ha otorgado testamento excluyéndolo de la sucesión. Los
demandados, además, le han negado todo trato con él, no
habiendo ni siquiera denunciado su existencia en el juicio
sucesorio.
Han tramitado rápidamente la sucesi6n testamentaria
del causante en este Juzgado, han obtenido el auto aproba-
torio del testamento en fecha ..., fs. ..., y se han adjudicado
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

todos los bienes en condominio, cuyo inventario y avalúo


obra a fs. ..., encontrándose en posesión de ellos.
Esta situación ha colocado a mi mandante en la alter-
nativa de promover esta acción ejerciendo su derecho here-
ditario a que se le entreguen los bienes sucesorios en la
medida necesaria para cubrir su cuota legítima, que la ley
civil le asigna imperativamente.
En suma, han actuado de mala fe, porque conocían la
existencia del hijo y que ignoraba el fallecimiento de su pa-
dre, y así solicito que VS lo declare en la sentencia, y los
condene a restituir los bienes que le corresponden a mi re-
presentado como poseedores de mala fe [art. 2313, C6d. Civil
y Comercial; arts. 3426 a 3428, C6d. Civil].
Por consiguiente, solicito a VS declare a mi mandante
heredero del causante RB en su carácter de hijo extramatri-
monial del mismo, según partida de nacimiento que acom-
paño, y condene a los demandados a entregarle las dos ter-
ceras partes del haber hereditario inventariado a fs. ..., con
más los frutos, productos, intereses e indemnizaciones per-
tinentes como poseedores de mala fe.
IV. PRUEBA.Ofrece la siguiente prueba documental: a)
expte. no ..., año ..., caratulado "B, R s/sucesión testamenta-
ria, que se tramita ante este Juzgado; b) partida de naci-
miento del suscripto, que se agregara a los autos.
V. DERECHO.
Funda esta demanda en los arts. 2310,
2312, 2313, 2445, 2450 y concs., Cód. Civil y Comercial
[arts. 3421 a 3423, 3425 y SS., 3591, 3593, 3715 y concs. del
Cód. Civil] y arts. 330 y SS., 689 y 699 y concs. del CPCCN
[arts. 330 y S S . , 724 y SS., CPCCBA;arts. 390 y SS., 591, 596
y SS. y concs., CPCC SFe; arts. 485 y SS., 654 y SS., CPCC
Córdoba; arts. 318 y SS., 718 y SS., CPCC ERíos].
VI. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta causa porque en este Juzgado se tramita el juicio suce-
sorio del causante don RB, expte. no ..., año ..., y esta ac-
ción se promueve entre herederos en relación directa con
los bienes de esta herencia, por lo cual funciona el fuero de
atracci6n de dicho proceso universal en virtud de lo dis-
puesto en el art. 2336 del Cód. Civil y Comercial (art. 3284,
inc. lo, Cód. Civil).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

VII. PETITORIO.De conformidad a lo expuesto a VS so-


licito:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado.
b ) Tenga por iniciada demanda de petición de la heren-
cia de RB en la proporción de las 415 partes, que corres-
ponde a mi representado en su calidad de heredero forzoso
preterido, contra los herederos testamentarios y poseedores
de los bienes hereditarios, señores ..., a quienes se citará
para que dentro del plazo y bajo los apercibimientos de ley
comparezcan a estar a derecho (y contestar la demanda se-
gún el Código Procesal de que se trate), bajo apercibimiento
de rebeldía.
c) Tenga presente la prueba documental acompañada, y
la agregue a los autos.
d) Oportunamente, admita esta demanda, y declare a mi
representado heredero del causante RB, y condene a 10s de-
mandados a entregarle las dos terceras partes de los bienes
hereditarios que le corresponden en su calidad de heredero
forzoso preterido y para cubrir su cuota legitima, con más
los frutos, productos, intereses e indemnizaciones pertinen-
tes, como poseedores de mala fe, con costas.

G ) CESI~N
DE DERECHOS HEREDITARIOS

a ) Caracterización. El C6digo Civil no reguló el contrato


de cesión de herencia, no obstante que VÉLEZS~RSFIELD, en la
nota al art. 1484, anuncia que reserva esta materia para regu-
larla en el libro de sucesiones. Sobre la cesión de derechos
hereditarios, por lo tanto, $610 hay disposiciones aisladas en
el Código Civil (arts, 1184, inc. 6", 2 160 a 2 163 y 3322), por
lo cual se le aplican, en cuanto corresponda, las normas de la
cesión de créditos (art. 1434 y SS.), porque se la considera
una especie dentro de la figura genérica de la cesión d e dere-
chos (art. 1444, C6d. Civil). Respecto de las deudas suceso-
rias que conjuntamente se transfieren con los activos, se apli-
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

ca la figura de la delegaci6n de deudas (art, 814, Cád. Civil).


Por lo tanto, en virtud de tal norma, y como los acreedores
sucesorios normalmente no prestan su conformidad a la ce-
si6n de herencia, el heredero cedente no queda excluido de
las acciones de aquellos (CMCiv, Sala G, 2 11518 1, ED, 94-5 18).
Pero si paga una deuda de la sucesión, podrá repetir contra
el cesionario.
El C6digo Civil y Comercial, cubriendo este vacío, la re-
glamenta en el libro de sucesiones, en los arts. 2302 a 2309,
pero la forma del contrato la contempla en el art. 1618, inc.
a, exigiendo escritura pública. La nueva regulación sigue en
general la doctrina autora1 y jurisprudencia1 predominante
vigente hasta hoy.
La cuota indivisa de cada coheredero o legatario de parte
alícuota (heredero de cuota según el art. 2488, C6d. Civil y
Comercial) sobre la universalidad jurídica hereditaria, inde-
pendiente y autónoma de las cuotas de los otros sucesores
universales, con la aceptación de la herencia ingresa definiti-
vamente a su patrimonio personal, tiene carácter patrimonial,
dado el contenido del acervo, y no está excluida del comercio
(art. 234, C6d. Civil y Comercial; art. 2336, C6d. Civil), por lo
cual puede enajenarla libremente (arts. 1184, 1444, 2676 y
3322, Cód. Civil; arts. 1616, 1989, 2294, inc. e, Cód. Civil y Co-
mercial), sin necesidad del consentimiento de los restantes
herederos ni de autorizacibn judicial, y por ello no pierde
el beneficio de inventario (FERRER, La sucesión beneficiaria,
no 174 y sus referencias; y FERRER - MEDINA,Sucesiones, t. 1,
comentario al art. 3390, no 31, o la limitación de la responsa-
bilidad (art. 232 1, Cód. Civil y Comercial).
La cesión de herencia o de derechos hereditarios es un
contrato oneroso o gratuito en virtud del cual un heredero
transfiere a otra persona, coheredero o extraño, todos los de-
rechos y obligaciones patrimoniales que le corresponden en
una sucesión determinada, o una parte alícuota de los mis-
mos. El cedente, no obstante, sigue siendo heredero, porque
esta cualidad es personalísima e intransferible (CNCiv, Sala
G, 615183, ED, 106-623). El cesionario queda colocado en la
posición que tenia el cedente en la sucesibn, pues la cesión
de herencia importa el traspaso de los derechos y obligacio-
nes patrimoniales derivados del carácter de heredero (art.
2304, C6d. Civil y Comercial). En tal sentido, el cesionario to-
tal puede intervenir en el sucesorio en calidad de parte, exclu-
yendo al heredero cedente a quien sustituye, y con los mismos
derechos que éste tiene (CNCiv, Sala G, 26/5/81, ED, 96-206).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

La cuota que cede el heredero efectivamente va gravada,


como adelantamos, con las deudas sucesorias que integran el
patrimonio hereditario y por las cuales el heredero responde
proporcionalmente a su cuota y con los bienes heredados; por
ende, lo que en realidad se transfiere al cesionario es el dere-
cho al remanente que quede de la herencia despuks de satis-
fechos los acreedores, dada la preferencia que éstos tienen
para cobrar sus créditos sobre los bienes dejados por el de
cuius ("antes que heredar hay que pagar las deudas", regla
que se desprende de la correlacibn de los arts. 3343, 3371,
3431, 3432, 3474, 3475 y 3602, así como de los arts. 2277,
párr. 2", 2280, párr. 3", 2316, 2317, 2359 y concs., C6d. Civil
y Comercial). Por esta razón es un contrato aleatorio (art.
968, Cód. Civil y Comercial). El cesionario debe reembolsar
al cedente lo que este hubiese pagado por su parte en las
deudas y cargas de la sucesión hasta el limite del valor de su
porci6n hereditaria (art. 2307, C6d. Civil y Comercial).
En el contrato de cesión no se especifican los bienes que
integran el acervo hereditario, pues van considerados sub es-
pecie universitatis, y no a titulo singular, es decir, que que-
dan comprendidos indiferenciadamente en la abstracción en
que consiste la universalidad jurídica que es la herencia (art.
3281, Cód. Civil), sobre la cual el heredero cede la porción in-
divisa que le corresponde.
El contrato de cesión de herencia o de derechos heredita-
rios -que es consensual y no real- no requiere, tanto respecto
de las partes como de terceros, la tradición de las cosas mue-
bles o inmuebles comprendidas en la universalidad de hecho
transmitida, máxime que efectuada esa cesión en el estado de
comunidad hereditaria, mal podría referirse ella a bienes de-
terminados o a una porcion determinada de la herencia y de
los que, antes de la partición o división, ningún coheredero
puede llamarse propietario en particular (CCivCom SFe, Sala
1, 29/3/82, JA, 1983-11-352).
La cesión se puede realizar desde el fallecimiento del
causante (CNCiv, Sala A, 4/9/00, ED, 191-130) y hasta la adju-
dicación de los bienes (XI Jornadas Nacionales de Derecho
Civil, Buenos Aires, 1987, comisión 6). La cesión es inde-
pendiente de la iniciaci6n del proceso sucesorio y del hecho
de la previa inscripción de la declaratoria de herederos o auto
aprobatorio de testamento, que s61o tienen por finalidad pu-
blicitar frente a terceros el estado de comunidad hereditaria,
y no implica la constitución de un condominio entre los co-
partícipes (en las XXIII Jornadas Nacionales de Derecho Civil,
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

TucumBn, 201 1, sobre la base de una ponencia de los profeso-


res GA~RIEL ROLLERI y JAVIERMOREIRA,se aprobó por unanimidad
la recomendación de que la cesión de derechos hereditarios
se puede hacer hasta el momento de la partición, indepen-
dientemente de la previa inscripción de la declaratoria de he-
rederos o del testamento, que $610 tiene fines de publicidad a
terceros -Comisión VII-; se discute si la cesión procede hasta
la aprobación de la particiiin o hasta la inscripción registra1
de ella -MAFF~A, Tratado de las sucesiones, t. 1, no 48% Asi-
mismo, se puede hacer antes de la aceptación de la herencia,
pues, precisamente, la cesión de los derechos hereditarios im-
porta aceptación tacita de la herencia (art. 3322, C6d. Civil;
art. 2294, inc. e, C6d. Civil y Comercial), compatible con el
beneficio de inventario, y con la responsabilidad limitada del
heredero, según el Código Civil y Comercial (art. 2321).
b) Forma. En el régimen del Código Civil, siendo el re-
caudo de la escritura pública exigido para la renuncia o cesi6n
de la herencia por el art. 1184, inc. BO, con carácter ad proba-
tionem, la escritura puede ser sustituida por un acta judicial
labrada en el expediente o por un escrito allí presentado y re-
conocido por los firmantes, o declarada auténtica por el juez.
Tal solución aparece más clara con la supresión de la locución
'%ajo pena de nulidad efectuada por la ley 17.711 al citado art.
1184 y resulta ponderable por acordar mayor agilidad al nego-
cio sin desmedro de la autenticidad del acto y el resguardo
de los derechos de terceros (ST ERíos, Sala CivCom, 11/9/80,
"Zeus" 24-5-227; CCivCom SFe, Sala 11, 23/9/83, "Zeus", 34-J-
64; CCivCom Rosario, Sala IV,7/2/86, "Zeus", 42-27, secc. rese-
ñas, no 7241; CCivCom BBlanca, Sala 11, 5/9/06, EDdigiial, 101
10108, no 18890; entre otros). En la doctrina autoral, sostie-
nen este criterio BORDA, SPOTAy GOYENA COPELLO,entre otros.
Sin embargo, el plenario "Rivera de Vignatti, suc." resolvió
que la escritura pública es la única forma idónea para instru-
mentar la cesión de derechos hereditarios (CNCiv, en pleno,
24/2/86, LL, 1986-E-155). También otros tribunales sostienen
este criterio estricto, no permitiendo que la escritura pública
sea sustituida por acta judicial (CCivCom y Lab Rafaela, 31/51
96, JA, 1999-11-231, secc. índice, no 16 y 17). Importantes
autores participan de esta opinión (v.gr., FORNIELES, M~NDEZ
COSTA, PBREZLASALA, ZANNONI,MAPF~A, AZPIW; XI Jornadas Na-
cionales de Derecho Civil, Buenos Aires, 1987, Comisión 6).
El Código Civil y Comercial receptó este último criterio: la
escritura pública es la única forma valida de instrumentar
la cesión de derechos hereditarios (art. 1618, inc. a).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

C) Momento a partir del cual produce efectos la cesidn.


En el régimen del C6digo Civil, entre las partes la cesi6n de
derechos hereditarios produce efectos desde su celebración
(XI Jornadas Nacionales de Derecho Civil, Buenos Aires, 1987,
Comisión 6; JuzgCivCom 4" Nominación Rosario, 6/4/79, fir-
me, "Zeus", 24-J-224). La carencia de Ia inscripción de la
cesión de derechos hereditarios no perjudica las relaciones
entre el cedente y el cesionario. Para ellos el acto de escritu-
ración pública mediante el cual ceden sus derechos es sufi-
ciente para que la cesión sea plenamente eficaz entre dichas
partes contractuales a partir de la fecha de aquél. El ceden-
te, por lo tanto, carece de legitimación para demandar la nu-
lidad de un contrato celebrado por el cesionario respecto de
un bien hereditario, en función del art. 1184, inc. 6") del Cód.
Civil (CCivCom Junín, 21718 1, JA, 1982-11-467).
Frente a terceros (fundamentalmente acreedores persona-
les del heredero cedente) la cesión de derechos hereditarios
tiene efectos desde el momento de la agregación de la escritu-
ra pertinente al expediente sucesorio. Si el juicio sucesorio
aun no esta iniciado, el cesionario está habilitado para ini-
ciarlo. Bste es el criterio predominante (CNCiv, Sala A, 911 11
98, LL, 2000-A-549,42.260-S; id., Sala B, 29/12/77, ED, 78-610;
id., Sala G, 9/9/83, ED, 108-537; id., id., 22/7/85, LL, 1985-E-
368; CCivCom Rosario, Sala 11, 14/6/79, "Zeus", 18-J-55; id.,
Sala M, 21/5/04, LL, 2004-E-872; SC Tucumán, 21/2/96, DJ,
1996-2-135; S C Mendoza, Sala 1, 1/12/98, ED, 184-110, y
LL, 2000-A-577, 42.363-S; CCivCom Mordn, Sala 11, 141111
00, JA, 2001-IV-808; CCivCom y Penal Zárate-Campana, 14/8/08,
LLOnline; CCivCom y Penal Necochea, 1019102, -A, 2003-94;
entre otros. En doctrina, XI Jornadas Nacionales de Dere-
cho Civil, Buenos Aires, 1987, Comisión 6; FORNIELES, Tratado
de las sucesiones, t. 11, no 466, p. 36 1; BORDA, Tratado. Sucesio-
nes, t. 1, no 763; BELLUSCIO, Efectos de la cesión de derechos he-
reditarios, en "Estudios en homenaje a1 doctor Guillermo A.
Borda", p. 15 y SS.;MÉNDEZ COSTA,Forma y oponibilidad de la
cesión de herencia en el derecho proyectado argentino,LL, 1994-
B-1190; ZANNONI, Derecho de las sucesiones, t . 1, 5 564, 566 y
567; AZPIRI,Derecho sucesorio, p. 3 18 y 3 19; GOYENACOPELLO,
Tratado, t. 111, p. 482; PERRINO, Derecho de las sucesiones, t. 1,
no 1055; ANDORMO - MARCOL~N DE ANDORNO, LCI ley nacional regis-
tml inmobiliaria 1 7.801. Comentada, Anotada, p. 5 12 y 5 13).
El régimen del Código Civil y Comercial siguió estos cri-
terios, al disponer en el art. 2302 que entre los contratantes
tiene efectos desde su celebración; respecto de otros herede-
ros, legatarios y acreedores del cedente, desde que la escritu-
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

ra pública se incorpora al expediente sucesorio; y respecto del


deudor de un crédito de la herencia, desde que se le notifica
la cesión.
No obstante, hay que tener presente que en algunas juris-
dicciones los Registros de la Propiedad tienen secciones don-
de inscriben las cesiones de derechos hereditarios, caso en
que la cesión producir6 efectos frente a terceros desde la ins-
cripción (BORDA, Tratado. Sucesiones, t. 1, no 763-c, p. 581).
Así, el decr. 2080180 -LO. decr. 466199-, que reglamenta la
apIicacion de la ley 17.801 en la Capital Federal, creo el Re-
gistro de Anotaciones Personales donde se inscriben las cesio-
nes de derechos hereditarios anteriores a la registracidn de la
respectiva declaratoria o testamento (art . 37, decr. 466199))
por lo cual la cesión producirá efectos frente a terceros desde
su inscripción registra1 (CN Civ, Sala A, 28/5/02, LL, 2002-E-
473). Esta mecánica deberá adecuarse a la nueva normativa
del Código Civil y Comercial.
d) Cesión de derechos hereditarios sobre un bien determi-
nado. Para un sector de la doctrina, fundado en el art. 3264,
según el cual los sucesores universales son a la vez sucesores
particulares en los objetos singulares que dependen de la uni-
versalidad, la comunidad entre los sucesores universales se
replica en cada uno de los bienes particulares de la herencia.
El derecho hereditario indiviso de los copartícipes sobre un
bien hereditario concreto es provisorio y condicional, porque
está sujeto a la partición. Solo se consolidará si se cumple
la condición suspensiva de que el bien le sea adjudicado en su
lote al copartícipe. Pero se extinguirá si se cumple la condi-
ci6n resolutoria d e que el bien fuese adjudicado a otro comu-
nero, Esto en raz6n del efecto declarativo y retroactivo de la
partición consagrado en el art. 3503 del Cód. Civil y en el art.
2403 del Cód. Civil y Comercial. Pero la circunstancia de
que se trate de un derecho condicional no constituye obstácu-
lo legal para que el heredero o legatario de parte alícuota
pueda disponer de los derechos hereditarios en un objeto de-
terminado de la herencia.
Esta posibilidad la niega otra corriente doctrinal y ju-
dicial, para la cual la división por cuota recae sólo sobre la
universalidad hereditaria, y no sobre los bienes singulares
que la componen, por lo cual se concluye que la cesión de de-
rechos hereditarios $610 puede tener por objeto la universa-
lidad de la herencia si se trata de heredero único, o una
parte alicuota de ella, si fuesen varios, y que el sucesor uni-
versal no podría ceder la cuota indivisa que le corresponde
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

en un bien determinado. Tal negocio sería una venta, dona-


ción o permuta, pero no cesión de derechos hereditarios
(CNCiv, Sala A, 26/12/78, LL, 1979-B-136; id., Sala C, 21/9/82,
LL, 1983-B-142; id., Sala D, 1115170, J A , 1970-8-330; CS Salta,
27/8/74, "Revista del Notariado", no 738, p. 2307 y SS.; ClaCiv
Com BBlanca, 3 1/8/78, ED, 81-534; ZINNY, Cesión de herencia,
p. 29 a 31; PERRINO, Derecho de las sucesiones, t. 1, no 1034
y jurisprudencia que cita; MEDINA - BURGOS BARANDA,Compraven-
ta y sucdóvl, "Revista de Derecho Privado y Comunitario", 2004-
1-244). Por lo tanto, en esta línea, el acto de venta, dona-
ción o permuta que realiz6 el comunero sería un acto de eje-
cución diferida: tendría que practicarse la partición, y si el
bien le resulta adjudicado al disponente, recién entonces éste
podría perfeccionar la enajenación, transmitiéndole al com-
prador el bien o la cuota indivisa que le adjudicaron.
En rigor, no se aprecia impedimento legal para admitir
las dos vías que tiene el coindivisario para disponer de su de-
recho sobre un bien hereditario determinado: cederlo, o bien
venderlo, donarlo o permutarlo. En el supuesto de cesión
del derecho hereditario sobre un determinado bien del acer-
vo, el cesionario no es participe de la comunidad hereditaria,
aunque se deberá insertar en el proceso sucesorio para lograr
que eventualmente le adjudiquen el bien o el derecho indiviso
sobre él; en el supuesto de caracterizar el acto como venta,
donación u otros, el adquirente deberá esperar a que se Ie ad-
judique el bien al comunero enajenante y luego que éste se
lo transfiera. Cabe señalar que en cualquiera de los dos su-
puestos los jueces no admiten la presentación del cesionario,
comprador o donatario en el juicio sucesorio.
En ambas variantes, sea que el acto se considere cesión de
derechos hereditarios, o venta o donación, la enajenación que
realice el comunero respecto de su cuota indivisa en un bien
sucesorio determinado, siempre tendrá carácter condicional,
pues su eficacia estará subordinada a los resultados de la par-
tición. La ley en ninguna parte prohíbe acto semejante y es
válido desde e1 momento en que también puede validarse la
venta de cosa ajena (art. 1330). El bien sigue incluido en
la masa a partir, y si es atribuido a quien lo enajenó totaImen-
te o solo cedió su derecho indiviso sobre él, el acto de dispo-
sición será retroactivamente validado (art . 1330, párr. 2"); si
el bien es atribuido a otro copartícipe, se cumple la condi-
ción resoIutoria a que estaba sujeto, y el acto no producirá
ningún efecto porque se realizó a non domino, dado que se
considera que el enajenante nunca fue propietario del bien
debido al efecto retroactivo de la partición. Igual vicisitud
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

extintiva acecha al embargo de un acreedor personal del co-


munero, pues su derecho de agresión no puede ser más am-
plio y mejor que el derecho resoluble de su deudor.
El Código Civil y Comercial sobre este tema dispuso que
la cesión de derechos hereditarios sobre bienes determinados
de la herencia no se rige por las normas de la cesión de heren-
cia, sino por las del contrato que corresponde (compraventa,
donacibn, entre otras), y su eficacia está subordinada a que el
bien sea atribuido al cedente en la partici6n (art. 2309).
El Codigo Civil y Comercial en su art. 2303 preciso algu-
nas cuestiones sobre extensión de la cesion y exclusiones, que
suscitaban dudas y litigios ante el vacío del Código Civil.
a) La cesión comprende las ventajas que puedan resultar
ulteriormente por colación, por renuncia a disposiciones par-
ticulares del testamento, o por la caducidad de éstas.
b) La cesion no comprende, salvo pacto en contrario: 1 )
lo acrecido con posterioridad en razón de una causa diversa
de la expresada, como la renuncia o exclusión de un herede-
ro; 2) lo acrecido anteriormente por una causa desconocida
al tiempo de la cesión, y 3) los derechos sobre los sepulcros,
los documentos privados del causante, distinciones honorifi-
cas, retratos y recuerdos de familia.
e ) Eviccibn. El Codigo Civil y Comercial simplifica la
normativa del Código Civil (arts. 2160 a 2163)) y dispone en
su art. 2305 que si la cesion es onerosa, el cedente garantiza
al cesionario su calidad de heredero y la parte indivisa que le
corresponde en la herencia, excepto que sus derechos hayan
sido cedidos como litigiosos o dudosos, sin dolo de su parte.
No responde por la evicción ni por los vicios de los bienes de
la herencia, excepto pacto en contrario. En lo demás, su res-
ponsabilidad se rige por las normas relativas a la cesión de
derechos (arts. 1628, 1631 y concs., C6d. Civil y Comercial).

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, cons-
tituyendo domicilio legal en calle ... de esta ciudad, en au-

1 Específimmente sobre a i 6 n de derechos hereditarios ver ZINNY,Cesión


de h i a ; LASALA, Contrato de cesidn de herencia, en BALLARIN y otros,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

tos caratulados "M, NL slsucesión ab intestato", expte. no ...,


año ..., comparezco ante VS y digo:
Que soy apoderado de don ZZ cuyos demas datos de
identidad personal obran en el poder especial que acompa-
ño, que solicito forme parte integrante de este escrito y se
agregue a los autos, y en tal carácter comparezco a tomar
legal intervención en los autos arriba individualizados.
Mi representado don ZZ comparece en calidad de cesio-
nario total de los derechos y acciones hereditarios del here-
dero, quien se los cedió por escritura no ..., de fecha ..., pa-
sada por ante el registro del escribano ..., de esta ciudad,
adjuntando el testimonio auténtico respectivo, el cual se de-
berá agregar a los autos.
En consecuencia a VS solicito:
a) Me tenga por presentado, domiciliado, y por parte
en el carácter invocado, en mérito al poder acompañado,
que se agregará a los autos, otorgándoseme la participación
legal que por derecho me corresponde.
b) Asimismo, agregue a los autos sucesorios el testimo-
nio auténtico de la escritura de cesión acompañada.

9 20. C E S I ~DEN DERECHOS HEREDITARIOS POR ACTA JUDICIAL

En la ciudad de ..., a los ... días del mes de ... de ...,


siendo día y hora de audiencia, comparecen ante la presen-
cia judicial la señora ..., argentina, DNI ..., estado civil ...,
de profesión ..., con domicilio en calle ..., no ..., de esta ciu-

"Familia y sucesiones. Enfoque actual";F E R N ~ D ECesidn Z, de h h o s hzere-


ditar¿os y gananciales, "Derecho de Familia", no 34, p. 9 y SS.; LOYARTE, Ce-
sidn de derechos hereditarios, "Revista Notarial", no 901; M ~ N D ECOSTA,
Z For-
ma y oponibiíidad de la cssidn de herencia en el derecho proyectado
argentino, LL, 1994-B-1190, y El cesionario y la titularidad de las acciones
del heredero,JA, 2001-IV-945. AdemAs de las obras generales sobre derecho
sucesorio (BORDA,ZANNONI, PÉREZ LASALA, MAFF~A, GOYENA COPELLO, AZPIRI,
PERWNO), en algunos tratados sobre contratos tarnbien se ocupan de esta es-
pecie de cesión, LÓPEZ DE ZAVAL~A, Teoría de los contratos. Parte especial,
t . 2-lo;LORENZETTI,Tratado de los contratos, t . 11; SPOTA- LENA FERNANDEZ, Con-
tratos. Instituciones de d e r e c b civil, t. IV; G A R R-IZAGO,
~ Contratos civiles y
comrciales, t. 11.
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

dad, por una parte, y por la otra el señor ..., argentino, DNI
..., estado civil, profesión ..., con domicilio en calle ..., no
..., de esta ciudad. Abierto el acto y concedida que le fue
la palabra a la señora ... dice: que cede y transfiere a favor
del señor ..., argentino, DNI ..., etc., todos los derechos y
acciones que le corresponden y le pudieran corresponder,
como heredera de su padre fallecido don ..., cuyo sucesorio
caratulado ... slsucesión ab intestato", expte. no ..., año ...,
11

folio ..., se tramita por ante este Juzgado de Primera Instan-


cia en lo Civil y Comercial de la ... Nominación. Manifiesta
la compareciente que no se encuentra inhibida para dispo-
ner de sus bienes, acompañando certificado de libre inhibi-
ci6n, que solicita se agregue formando parte de esta acta.
Esta cesión se realiza por el precio único y total de $ ...
[en letras ...], importe que la cedente recibe en este acto de
manos del cesionario en dinero efectivo, sirviendo el pre-
sente de recibo suficiente y carta de pago. Se pacta expre-
samente que la cesión comprende eventuales incrementos
en el activo sucesorio que se produzcan por cualquier cau-
sa, incluso acrecimientos por renuncia de legatarios o here-
deros, y las ventajas que pudiesen producirse por colación;
como también las disminuciones por aparici6n de acreedo-
res desconocidos, no dando lugar a reclamo alguno a nin-
guna de las partes estas vicisitudes. Leida y ratificada el
acta por ambas partes, firman dos ejemplares de un mismo
tenor y a un sólo efecto por ante mí, secretario, que doy fe.

2 l . C E S Z ~DEN DERECHOS HEREDITARIOS Y DERECHOS


SOBRE LA MASA INDIVISA GANANCIAL POR ACTA JUDICIAL

Los tribunales que aceptan la celebración de la cesión de


derechos hereditarios por acta judicial, en general imponen la
limitación de que se admite esta forma sólo si se efectúa en-
tre los herederos de la sucesión de que se trate.
Predomina el criterio de que es necesario que el cedente
obtenga un certificado del Registro de la Propiedad respec-
to a que no se encuentra inhibido, pues con ello se garanti-
za que el cesionario no será burlado en sus derechos (CN
Civ, Sala C, 3 1110175, E D , 65-130;BORDA, Tratado. Sucesio-
nes, t. 1, no 761; FORNIELES, Tratado de las sucesiones, t. 11,
no 469 bis).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Cabe recordar que en los bienes gananciales el cónyuge


supérstite recibe la mitad a titulo de socio de la disuelta so-
ciedad conyugal, y no como heredero, y si concurre con des-
cendientes, es excluido de la otra mitad correspondiente al
cónyuge fallecido. Si concurre con ascendientes, también se
lleva la mitad, como heredero, de la porcibn ganancial del
causante, que es el 50% del total ganancial. En los bienes
propios, si concurre con descendientes, hereda como un hijo
mas. Si concurre con ascendientes, le corresponde la mitad
del acervo propio (arts. 1315, 3565, 3567, 3570 y 3571). Si
no han quedado descendientes ni ascendientes, los cónyuges
se heredan recíprocamente, con exclusi6n de los parientes co-
laterales (art. 3572, Cód. Civil). La normativa del Código Ci-
vil y Comercial es igual, si los cónyuges estaban sujetos al ré-
gimen de comunidad (arts. 498, 2433, 2434 y 2435).
El cónyuge supérstite puede hacer cesión, sin duda, de
sus derechos hereditarios. Pero, entonces, se deben efectuar
distinciones.
a) Si recibe bienes como heredero, y además hay bienes
gananciales, de los cuales le corresponde retirar la mitad
como socio, la cesión de derechos hereditarios técnicamente
s61o comprende los bienes recibidos como heredero. Para
comprender a los gananciales, el c6nyuge supérstite cedente
expresamente debería aclarar que también cede sus derechos
indivisos sobre la masa ganancial que se debe liquidar y divi-
dir con los herederos del causante ( M ~ N D ECOSTA,
Z Considera-
ciones sobre la naturaleza y Ea forma de la cesi6n de herencia,
"Revista del Notariado", no 730, p. 1417; L ~ P E Z DEL CARRIL,
Aspectos de la cesión de derechos hereditarios, LL, 1982-B-723;
FERNANDEZ, Cesiún de derechos hereditarios y gananciales, "De-
recho de Familia", n" 34, p. 18).
b ) Si todos 10s bienes del sucesorio son gananciales, y el
cónyuge concurre con descendientes, al ceder sus derechos he-
reditarios en realidad no cede nada, pues el c6nyuge como
heredero carece de herencia, limitándose a recibir su mitad a
titulo de socio, no como heredero. En consecuencia, no se
trata de cesión "de derechos hereditarios", sino de cesión de
"sus derechos sobre los bienes gananciales indivisos". De to-
das formas, si en este supuesto aparece una cesión de "dere-
chos hereditarios", o "cesión de herencia", hay que interpretar
el contrato de acuerdo con lo que las partes razonablemente
entendieron o pudieron entender (arts. 1061 y 1063, Cod. Civil
y Comercial; art. 1198, C6d. Civil), considerando, con arreglo
a los términos del convenio, que esas expresiones no están uti-
DERECHOS Y ACCIONES DE LOS HEREDEROS

lizadas en su sentido técnico, sino en su acepción vulgar, y


que se refieren a los bienes gananciales que le corresponden
al cedente en su calidad de socio, porque de lo contrario no
tendría sentido (SCBA, 914146, JA, 1946-11-344; id,, 11110160,
JA, 1961-IV-540; id., 11110161, JA, 1961-IV-540, y LL, 101-308;
CNCiv, Sala J, 2412104, LL, 2004-D-446; BORDA, Tratado. Szdce-
siones, t. 1, no 77 1-2; ZANNONX,Derecho de las sucesiones, t. 1,
5 572; PERRINO, Derecho de las sucesiones, t. 1, no 1075; en un
precedente se considero que la exclusión de la parte que co-
rresponde al cedente en los gananciales no puede ser inferida
sin mas y automáticamente de la mera circunstancia de que
la cesi6n solo aluda a los derechos hereditarios del cedente, y
que constituye una cuestión de hecho a resolver según las cir-
cunstancias del caso, si en la cesión de herencia están com-
prendidos los bienes gananciales -CCivCom Parana, Sala 11,
26/3/96, JA, 1999-11-232, secc. índice, no 21; CCivCom Junin,
1414111, "Derecho de Familia y de las Personas", jul. 20 11, p.
155, con nota de CASADO-;en este sentido, ver GUASTAVINO, Li-
mites a la invocabilidad del álea en la cesión de herencia, JA,
1970-331). Además, se incurriría en un exceso de formalis-
mo, generando inútiles gastos y demoras a los interesados.
Resulta básico, para evitar cuestiones litigiosas, que los
abogados y escribanos en cuanto intervienen como asesores
de las partes en la elaboración y redacción de estos contra-
tos, actúen con especial cuidado, prolijidad y previsión, preci-
sando con las voces jurídicas adecuadas el objeto del acto.
El Código Civil y Comercial expresamente dispone que
la normativa sobre cesión de herencia se aplica a la cesión
de los derechos que corresponden a un c6nyuge en la indivi-
sión poscomunitaria que acaece por muerte del otro cónyuge
(art. 2308).
En la ciudad de ..., a los ... días del mes de ... de ...,
siendo día y hora de audiencia, comparecen ante la presen-
cia judiciaI la señora ..., argentina, DNI ..., viuda, de profe-
sión ..., con domicilio en calle ..., no ..., de esta ciudad, por
una parte, y por la otra el señor ..., argentino, DNI ..., esta-
do civil, profesión ..., con domicilio en calle ..., no ..., de
esta ciudad. Abierto el acto y concedida que le fue la pala-
bra a la señora ... dice: que cede y transfiere a favor del
señor ..., heredero también del causante en su carácter de
padre de 61, todos los derechos y acciones que le correspon-
den y le pudieran corresponder, como heredera de su espo-
so prefallecido don NN, cuyo sucesorio caratulado "NN S/
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

sucesi6n testamentaria", expte. no..., año ..., folio ..., se trami-


ta por ante este Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y
Comercial de la ... Nominación. Asimismo, cede todos los
derechos que le corresponden como socia de la sociedad
conyugal disuelta [art. 1315, Cód. Civil] sobre la masa ga-
nancial poscomunitaria. Manifiesta la compareciente que
no se encuentra inhibida para disponer de sus bienes, acom-
pañando certificado de libre inhibicibn, que solicita se agre-
gue formando parte de la presente acta. Esta cesión se
realiza por el precio iinico y total de $ ... [en letras ...], im-
porte que la cedente recibe en este acto de manos del cesio-
nario en dinero efectivo, sirviendo el presente de recibo
suficiente y carta de pago. Se pacta expresamente que la
cesi6n comprende eventuales incrementos en el activo suce-
sorio que se produzcan por cualquier causa, incluso acreci-
mientos por renuncia de legatarios o herederos, y las venta-
jas que pudiesen producirse por colación; como también las
disminuciones por aparición de acreedores desconocidos,
en el caudal hereditario o ganancial, no dando lugar a re-
clamo alguno a ninguna de las partes estas visicitudes.
Leida y ratificada el acta por ambas partes, firman dos
ejemplares de un mismo tenor y a un s61o efecto por ante
mi, secretario, que doy fe.
a ) En el régimen del Código Civil, el testamento es un
acto escrito y unilateral (arts. 3607 y 946), de ultima volun-
tad (art. 3607), de contenido predominantemente patrimonial,
que adquiere eficacia sólo después del fallecimiento del testa-
dor (arts. 947 y 952); formal solemne, pues el incumplirnien-
to de u n requisito formal provoca su nulidad (arts. 3607,
3630 y 3632); personalísimo, pues debe ser expresión directa
de la voluntad del testador, excluyéndose el otorgamiento de
mandato para testar (arts. 18 19, 3619 y 371 1); esencialmente
revocable (art. 38241, y unipersonal, estando prohibidos los
testamentos conjuntos (art. 3618); es un acto complejo, por-
que formalmente es indivisible (art. 3630). Un vicio de for-
ma provoca su nulidad total y, en cuanto a su contenido, es
divisible, dado que, si se han cumplido las formas, unas cláu-
sulas pueden ser nulas, y las demás válidas (la nulidad de la
disposicidn a favor del escribano en el testamento por acto
publico, no provoca la nulidad de las demás cláusulas del
testamento, segun el art. 3664; la nulidad de un legado por
dolo o error no invalida las demás disposiciones, etcétera).
Y es un acto autónomo y autosuficiente, sus disposiciones de-
ben bastarse a si mismas, no se puede integrar o completar
con otros escritos del testador, y el cumplimiento de las for-
malidades debe surgir del mismo acto testamentario (arts.
3620 y 3627).
En cuanto a las formas, el Código contempla las formas
ordinarias de testar, que son el testamento olografo (arts.
3639 a 3650), el testamento por acto público (arts. 3651 a
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

3664) y el testamento cerrado (arts. 3665 a 3671). Este últi-


mo, cuyo texto el testador debe colocar en un sobre que debe
cerrar y, con cinco testigos, debe entregar a un escribano,
desde hace décadas que no se usa, y por ello los Proyectos de
Código Civil proponen suprimirlo (Proyecto de 1936, Antepro-
yecto de 1954, Proyecto de 1998 y Proyecto de 2012) (FASSI,
Tratado de los testamentos, ts. 1 y 2; HERNANDE~ - UGARTE,Wgi-
men jurídico de los testamentos; L L A M B -~ M
S ~ N D ECOSTA,
Z Códi-
go Civil anotado, t. V-C.;FERRER- MEDINA,Código Civil CO-
mentado. Sucesiones, t. 11).
b) El régimen del C6digo Civil y Comercial es similar al
antiguo Código, pero trae dos innovaciones: omite definir
el testamento, como lo hace el art. 3607 del Cód. Civil, y se
refiere a las disposiciones extrapatrimoniales que también
puede contener el testamento (art. 2462, Cód. Civil y Co-
mercial).
El testamento es un acto escrito y unilateral, de conteni-
do predominantemente patrimonial, que es morte's causa y de
ultima voluntad y por ello adquiere eficacia solo después del
fallecimiento del testador; formal solemne, pues el incurnpli-
miento de un requisito formal provoca su nulidad (art. 2474);
personalisirno, pues debe ser expresión directa de la voIun-
tad del testador, excluyéndose el otorgamiento de mandato
para testar (art . 2465); esencialmente revocable (art. 25 11), y
unipersonal, estando prohibidos los testamentos conjuntos
(art. 2465); es un acto complejo, porque formalmente es in-
divisible (un vicio de forma provoca su nulidad total); y en
cuanto a su contenido, es divisible (si se han cumplido las
formas, unas cláusulas pueden ser nulas y las demás válidas,
según el art. 2474, pues la nulidad de un legado por dolo o
error, no invalida las demás disposiciones). Y es un acto
autónomo y autosuficiente; sus disposiciones deben bastarse
a si mismas, no se puede integrar o completar con otros
escritos del testador (art. 2465), y el cumplimiento de las
formalidades debe surgir del mismo acto testamentario (art.
2473).
En cuanto a las formas, el C6digo Civil y Comercial s61o
contempla dos formas ordinarias de testar, que son e1 testa-
mento ológrafo (arts. 2477, 2478 y 2339, párr. 2") y el testa-
mento por acto público (arts. 2479 a 2481).
Ha suprimido el testamento cerrado y las formas extraor-
dinarias de testar, excepto el testamento consular (art. 2646)
y el aeronáutico (art. 85, C6d. Aeronáutico).
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

Señor Juez:
NN, argentino, DNI no ..., soltero, comerciante, domici-
liado realmente en calle ..., ciudad ..., y a los efectos legales

1 La protocolización notarial no la exige el Código Civil, pues en su art.


3692 se refiere a que el juez debe entregar el testamento y las diligencias he-
chas al "escribano actuario" que en esa &pocaera el secretario del juez. El
C6digo Civil y Comercial sólo dispone que el juez mandara protocolizar
el testamento, sin disponer que lo haga un escribano (art. 2339, párr. 2").
Igualmente el CPCC SFe en su art. 678. La protocolizaci6n notarial la dis-
ponen expresamente el CPCCN (art. 705); CPCCBA (art. 740); CPCC C6rdo-
ba (arts. 870 y 865), entre otros códigos.
2 El testamento ológrafo es el que está todo escrito, fechado y firmado
de puño y letra por el testador; puede estar escrito con lápiz, birome, lapice-
ra a tinta, tiza, carbón, craydn, y otros, sobre papel, cartón, madera, piza-
rrdn, nailon, etcetera. Debe ser escrito en caracteres alfabkticos, en cual-
quier idioma. No es necesario que indique el lugar del otorgamiento, y debe
ser un acto separado e independiente de otros escritos o libros del testador.
Los agregados de mano extraña invalidan el testamento si han sido hechos
por orden o con consentimiento del testador; el testador no está obligado a
redactar su testamento de una sola vez, puede escribir sus disposiciones en
dpoca diferentes, pudiendo fecha y firmar cada una de ellas separadamente o
poner a todas la fecha y la firma el dia que termine el testamento (arts. 3639
a 3650, C6d. Civil). Siendo un instrumento privado, para promover la suce-
si6n testamentaria es preciso previamente demostrar la autenticidad del tes-
tamento olbgrafo, a cuyo efecto el C6digo Civil dispone en el art. 3692 que
debe ser examinado por testigos que reconozcan la autenticidad de la letra y
firma del testador. La misma caracterizacibn del testamento ológrafo con-
tiene el nuevo m i g o Civil y Comercial (arts. 2477 y 2478), aunque establece
que su autenticidad debe ser comprobada por una pericia caligrAfica (art.
2339, párr. 2"). Las cartas por expresas que sean respecto de la disposición
de bienes no constituyen testamento oldgrafo (arts. 3648, párr. 2", C6d. Ci-
vil). No obstante esta explicita disposición que niega carActer de testamento
a las cartas misivas, la doctrina y jurisprudencia mayoritarias considera
que si la carta no es un mero proyecto, promesa o deseo, sino una expre-
sión manifiesta de la voluntad actual del autor de disponer de sus bienes
para después de su muerte, designando beneficiarios, y está manuscrita, fe-
chada y firmada, entonces la soluci6n razonable y justa es reconocerle el ca-
rActer de testamento (LLERENA, RBBORA,LAFAILLE,BORDA, FASSI,GOYENA CO-
PELLO, ZANNONI, PEw LASALA,MEDINA, AZPIRI, H~RNANDEZ- UGARTE, FERRER;SCBA,
13/10165, JA, 1966-11-356; CNCiv, Sala B, 19111190, LL, 1991-B-401, y ED,
141-138; id., Sala K, 13/9/04, ED, 210-114; CCivCom Azul, Sala 1, 29/3/96,
"Revista Derecho Privado y Comunitario", no 14, p. 346; CCivCom Rosario,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

en el estudio de mi abogado patrocinante, doctor MM, calle


... también de esta ciudad, comparezco ante VS y digo:
Que vengo a promover trámite sobre reconocimiento de
autenticidad y protocolización notarial del testamento oló-
grafo de LG, fallecido en esta ciudad el dia ... de ... de 2014,
seghn acredito con la partida de defunci6n que adjunto.
El causante LG había testado en forma ol6grafa institu-
yéndome único y universal heredero de todos sus bienes,
cuyo testamento me había confiado y ahora acompaño con
este escrito.
A fin de tramitar la sucesión testamentaria promuevo
previamente esta diligencia a fin de probar la autenticidad
de dicho testamento ol6grafo y protocolizarlo, y a ese efec-
to, de conformidad a lo dispuesto en el art. 3692 del C6d.
Civil, propongo como testigos a los señores NN, contador
público, domiciliado en ...; y FF, empleado bancario, domi-
ciliado ..., quienes depondrán a tenor del siguiente interro-
gatorio: 1 ) por las generales de la ley; 2) para que diga el
testigo si reconoce la letra y la firma del testamento que se
le exhibe como pertenecientes al causante LG, dando raz6n
de sus dichos; 3) de público y notorio.
Efectuado el reconocimiento de la autenticidad del tes-
tamento, VS dictará resolución ordenando su protocoliza-
ción ante el registro del escribano MM, con domicilio en
calle ..., de esta ciudad3.

Sala 1, 2 116102, LLL.itora1, 2002- 1078; CCivCom Junin, 1911211 3, "Derecho de


Familia y de las Personas",may. 2014, p. 145 y SS., con nota aprobatoria de
TAMBOREMEA). Esta doctrina se ha visto confirmada por la supresi6n de la ci-
tada norma del art. 3648, pQrr. 2", del C6d. Civil y Comercial.
En la provincia de Santa Fe son los interesados quienes proponen al
juez el escribano que deberá realizar la protocolización. En el orden nacio-
nal y en otras jurisdicciones, algunos tribunales entienden que es facultad
privativa del juez (CNCiv, Sala F, 25/11/83, U, 1984-B-6); otros consideran
que el juez para apartarse de la propuesta de los interesados, debe tener razo-
nes suficientes que deben surgir de la causa en el supuesto de que la preten-
si6n importe un apartamiento de una ley imperativa (CNCiv, Sala G, 7/8/83, U ,
1983-C-548). En rigor, no vemos inconveniente alguno en designar al escri-
bano propuesto por las partes, cuando no exista causa seria para apartarse de
lo que éstas solicitan [en este sentido ver PALACIO, Derecho procesal civil, t. IX,
no 1527-b, p. 440; NATALE, en PEYRANO (dirs.) - V h o u u FERREYRA {coord.), CO-
digo Procesal Civil de Santa Fe, t. 3, comentario al art. 676, p. 274; VARELA,
Juicio sucesop.io, 5 92-d; FERRER, en LLAMB~AS - MBNDEZCOSTA, Cddigo Civil ano-
tado,t. V-C,comentario al art. 3692, p. 2891.
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

VS es competente porque es el juez del último domici-


lio del causante, radicado en esta ciudad, segdn acredito
con la partida de defunción adjunta (art. 3284, Cód. Civil;
además, art. 5 O , inc. h, CPCCN; art. 5 O , inc. 10, CPCCBA;
art. 6", CPCC Córdoba; art. 5O, inc. 10, CPCC ERíos).
Por lo expuesto, y atento lo establecido en el art. 3692
del Cód. Civil, y arts. 704 y 705 del CPCCN (arts. 677 y 678,
CPCC SFe; arts. 739 a 740, CPCCBA; arts. 867 a 871 y 865,
CPCC Córdoba) a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado.
b) Tenga por iniciadas estas medidas tendientes al re-
conocimiento y protocolizaci6n del testamento ol6grafo de
don LG, reservándose el testamento original en secretaría y
agregando fotocopia a los autos.
c) Señale fecha de audiencia a fin de que los testigos
propuestos reconozcan la letra y la firma del testador, de
conformidad al interrogatorio consignado más arriba.
d) Cite al señor agente fiscal (según CPCC SFe, art. 677,
párr. 2"; y CPCC Córdoba, art. 868).
e) Oportunamente dicte resolución teniendo por reco-
nocida la autenticidad del testamento ológrafo de don LG, y
ordene su protocolización ante el registro del escribano NM
de esta ciudad, quien deberá aceptar el cargo4.

Señor Juez:
NN, argentino, DNI no ..., soltero, comerciante, domici-
liado realmente en calle ..., ciudad ..., y a los efectos legales

9 1 escribano tiene que concurrir al Juzgado y aceptar el cargo, retirar


el testamento, y entrevistarse con el juez para solicitarle sus datos persona-
les, pues el magistrado es el otorgante de la escritura de protocolización.
En la escritura se transcriben las actuaciones judiciales llevadas a cabo y el
texto del testamento. El testamento original quedad archivado con el proto-
colo de la escritura, en la escribanía, en el libro de protocolos, y el escribano
otorgará un testimonio de ella a los interesados, con el cual i n i c i a d la su-
cesi6n testamentaria.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

en el estudio de mi abogado patrocinante, doctor MM, ca-


lle ... también de esta ciudad, comparezco ante VS y digo:
Que vengo a promover trámite sobre comprobación de
autenticidad y protocolización notarial del testamento ológra-
fo de LG, fallecido en esta ciudad el día ... de ... de 2014,
según acredito con la partida de defunción que adjunto.
El causante LG había testado en forma ológrafa institu-
yéndome único y universal heredero de todos sus bienes,
cuyo testamento me había confiado y ahora acompaño con
este escrito.
A fin de tramitar la sucesión testamentaria promuevo
previamente esta diligencia a fin de probar la autenticidad
de dicho testamento ológrafo y protocolizarlo, y a ese efec-
to, de conformidad a lo dispuesto en el art. 2339, phrr. 2",
del Cód. Civil y Comercial, pido a VS fije fecha para el
sorteo de un perito calígrafo de la lista oficial [o se oficie
al organismo pertinente de1 Poder Judicial a fin de que
realice el sorteo de perito caligrafo, según la jurisdicción
de que se trate] a fin de que practique la pericia caligráfi-
ca para determinar la autenticidad de la letra y firma del
testador.
Como el perito debe cotejar la letra y firma del testador
con otras firmas indubitadas del causante, ofrezco los si-
guientes instrumentos públicos: 1) escritura otorgada ante el
escribano ... de esta ciudad, no ..., de fecha ..., por la cual
el testador vendió el inmueble de calle ...; 2) escritura otorga-
da ante el escribano ... de esta ciudad, no ..., de fecha ..., por
la cual el testador adquirió el departamento de calle ...;
los protocolos originales de dichas escrituras obran en el
archivo notarial, donde estan a disposicihn del señor perito;
3) acta judicial de fecha ..., obrante a fs. ..., del expte. no
..., año ..., caratulado "NNN c/MZ slcobro de pesos", trami-
tado ante el Juzgado Civil no ... de esta ciudad. Se reque-
rirá por exhorto dicho expediente; 4 ) registro de la firma
del testador obrante en el Banco ..., donde tenía caja de
ahorro y cuenta corriente. Se requerirán por oficio los
instrumentos donde el Banco tenía registradas las firmas
del testador.
Una vez comprobada la autenticidad de la letra y firma
del testador por medio de esta pericia, VS dictará resolu-
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

ción ordenando su protocolizaci6n ante el registro del escri-


bano MM, con domicilio en calle ..., de esta ciudad5.
VS es competente porque es el juez del último domicilio
del causante, radicado en esta ciudad, segdn acredito con la
partida de defunción adjunta (art. 2336, Cód. Civil y Comer-
cial; además, art. 5O, inc. h, CPCCN; art. 5O, inc. 10, CPC
CBA; art. ti0, CPCC Córdoba; art. So, inc. 10, CPCC ERios).
Por lo expuesto, y atento lo establecido en el art. 2339,
párr. 2", del C6d. Civil y Comercial, y arts. 704 a 705 del
CPCCN (arts. 677 y 678, CPCC SFe; arts. 739 y 740, CPCCBA;
arts. 867 a 871 y 865, CPCC C6rdoba) a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado.
b) Tenga por iniciadas estas medidas tendientes a la
comprobación de la autenticidad y protocolizaci6n del tes-
tamento ológrafo de don LG, reservándose el testamento ori-
ginal en secretaría, previa constancia que se deberá consig-
nar en autos sobre el estado en que se encuentra (art. 2339,
párr. 2"), y se agregue fotocopia a los autos.
C) Señale fecha de audiencia a fin de proceder al sorteo
de perito calígrafo [o, en su caso, se oficie al organismo ju-
dicial que corresponda para que efecttíe el sorteo].
d) Cite al señor agente fiscal (según el CPCC SFe, art.
677, párr. 2 O ; y el CPCC Córdoba, art. 868).
e) Oportunamente dicte resolución teniendo por com-
probada la autenticidad del testamento olbgrafo de don LG,
y ordene su protocolización ante el Registro del escribano
NN de esta ciudad, quien deber6 aceptar el cargo6.

5 3. T-ZTE DE RECONOCZMIENTO Y P R O T O ~ O L ~ Z AJUDICIAL


~~~N
DE TESTAMENTO O L ~ G R A F O

Cabe destacar que el Código Civil y Comercial trae una


reforma importante al régimen del reconocimiento de auten-

5 Ver las aclaraciones al respecto en el modelo de escrito anterior.


6 Ver las aclaraciones al respecto en el modelo de escrito anterior.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

ticidad del testamento ológrafo. El Código Civil en su art,


3692 dispone que la autenticidad de la letra y firma del testa-
dor se acreditará con el testimonio de testigos; este medio de
prueba fue dejado de lado por el C6digo Civil y Comercial
con fundamento en los casos de fraude que se habían dado
en la práctica judicial, y lo sustituye por la pericia caIigrafi-
ca, normativa que empezó a regir directamente al entrar en
vigencia el nuevo Código, a partir del lo de agosto de 2015,
con respecto a las sucesiones abiertas desde esa fecha, como
lo advertimos al comienzo, desplazando a las normas proce-
sales que se refieren al reconocimiento del testamento ológra-
fo por testigos, sin necesidad de que las provincias adhieran
a esta legislación por tratarse de normas de fondo que con-
forma el derecho común (art. 75, inc. 12, Const. nacional).
La protocolizaciiin no es un acto procesal, sino que inte-
gra la forma misma del testamento ológrafo, y es, por ende,
materia de la ley de fondo [NATALE, en PEYRANO (dir.) - VAZQUEZ
FERREYRA (coord.), Código Procesal de Santa Fe, t. 3, comenta-
rio al art. 677, p. 2751.
La diligencia de protocolización de los testamentos 016-
grafos tiene el carficter de necesaria, pues sin ella no puede
promoverse el pertinente juicio testamentario, por lo cual re-
viste en la economía procesal la naturaleza de una medida
preparatoria de aquél (CCivCom SFe, Sala 1, 12/6/79, "Zeus",
19-5- 105), enderezada a reconocerle autenticidad al testamento
ol6grafo y brindarle seguridad a través de su protocolización
notarial. No prejuzga acerca de la validez del testamento, ni
produce cosa juzgada (art. 871, CPCC Córdoba); se trata de
una medida preparatoria, de jurisdicción voluntaria, tendiente a
reunir los elementos necesarios para la iniciación del proceso
sucesorio. Por lo tanto, el testamento ológrafo protocolizado
puede ser atacado por la parte a quien se oponga por medio
de una acción autónoma (FASSI- MAUWNO, Cbdigo Procesal, t. 4,
comentario al art. 705, 5 4, y nota 11, y sus referencias), que
se tramitara ante el juez que entiende en la sucesión (art. 3284,
inc. 3". C6d. Civil; art. 2336, C6d. Civil y Comercial).
La protocolización tiende a garantizar la conservación del
respectivo testamento y no hace al pronunciamiento sobre la
validez o eficacia de él (ST La Rioja, 1111 1/65, RepLL, 1968-
2861, no 195).
El testamento ológrafo no es un instrumento público y
por ello debe ser acreditada su autenticidad mediante el re-
conocimiento por testigos. Una vez reconocido, vale como
acto público y solemne en funci6n del art. 3650 del C6d. Civil
(CNCiv, Sala F, 12/9/79, ED, 86-633; id., Sala B, 19/10/82, LL,
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

1983-B-141). Al respecto, el C6digo Civil y Comercial, como


ya advertimos, trae una modificación trascendente: exige la
realización de una pericia caligráfica para acreditar la auten-
ticidad de la letra y firma del testador (art. 2339, párr. 2").
No admite la prueba testimonial.
Una vez acreditad la autenticidad del testamento, el juez
debe rubricar el principio y fin de cada phgina del testamen-
to, y dictar resolución mandando su protocolizaci6n ante el
escribano que designe (art. 705, CPCCN; art. 740, CPCCBA
-sobre la posibilidad de que el juez designe al escribano pro-
puesto por las partes, ver la nota nota 3 en el modelo de es-
crito del § 2, apdo. a, de este capitulo-). El Código Procesal
Civil y Comercial de Santa Fe s61o dispone que el juez man-
dará protocolizar el testamento, sin mencionar al escribano
(art. 678). El Código Civil y Comercial dispone que el juez
rubricará el principio y fin de cada pagina del testamento, y
luego solo expresa que el juez lo mandará protocolizar, sin
hacer mención del escribano (art. 2339, párr. 2").
Pueden presentarse nuevos testigos, luego de denegarse la
protocolización por insuficiencia de los que se ofrecieron pri-
mero (CCivlaCap, 10112130, "Gaceta del Foro", 90-90). El pro-
cedimiento de protocolización no tiene término ni existe lími-
te con relación al número de veces que puedan ser sometidas
a reconocimiento la letra y la firma del testador, por lo cual
si los testigos de la primera audiencia fueron insuficientes
pueden subsanarse con otros testimonios (CCivlaCap, 211 2/40,
LL, 17-686, y JA, 69-6 11; CNCiv, Sala C, 16/8/57, LL, 89-145).
Esta jurisprudencia sólo rige para el Código Civil, ya que pier-
de vigencia con la normativa del Código Civil y Comercial
(art. 2339, parr. 2 O ) , que suprime la prueba testimonial.
El juez no es un mero espectador en el procedimiento de
protocolización, sino que debe examinar el documento pre-
sentado y decidir prima facie si es un testamento, pues de lo
contrario no proseguirá la diligencia (CNCiv, Sala C, 15112154,
LL, 78-65; CApeI Corrientes, Sala IV, 21x113, MJ-JU-M-82600
AR - MJJ 82600). No bastara para esa decisión que el docu-
mento presente defectos formales subsanables (FASSI - MAURINO,
Cddigo Procesal, t. 4, comentario al art. 705, 9 1, p. 819 y sus
referencias).
No procede la protocolización de un testamento ológrafo
sin fecha, puesto que siendo ésta un elemento esencial, su au-
sencia determina la nulidad del testamento (CJ Salta, Sala
111, 211 1/77, JA, 1978-11-48). La falta de fecha de un testa-
mento ológrafo acarrea necesariamente su nulidad en todos
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

los casos (CNCiv, en pleno, 1414180, LL, 1980-B-356; J A , 1980-


11-238, y ED, 87-673). Por nuestra parte, entendemos que no
procede declarar de oficio la nulidad, aunque se considere
absoluta, porque no es manifiesta, se trata de un acto anula-
ble, desde que se requiere previamente una investigacibn: la
fecha puede estar contenida en las enunciaciones del testa-
mento, las cuales pueden completarse con el auxilio de prueba
externa, determinando así la data del testamento (art. 3643).
Si la omisión de la fecha no puede subsanarse, la declaración
de nulidad es inevitable (FASSI,Tratado de los testamentos, t. 2,
no 1828; FERRER, La fecha en el testamento o l d p f o , JA, 80' Ani-
versario, p. 171 y SS., no XVI; CFed BBlanca, 19110144, LL,
37-459, y JA, 1945-11-162).
Aun cuando el testamento ológrafo que fuera protocoliza-
do lleve una fecha incompleta (no se indica el mes), cabe
considerarlo suficiente al so10 efecto del análisis formal del
acto, si en el sobre que lo contenía consta la fecha íntegra
en que habría sido otorgado, de puño y letra del testador, en
función del art. 3643 del C6d. Civil, y del art. 2477, párr. 2",
del C6d. Civil y Comercial (CNCiv, Sala D, 1015155, LL, 79-598,
y JA, 1955-111-286).
Corresponde ordenar la protocolización del testamento
ológrafo a pesar de tener la fecha incompleta (solo menciona
el año), ya que el art. 3650 del Cód. Civil excluye la conside-
ración de oficio de la validez o nulidades del testamento 016-
grafo en lo que respecta a su fecha, y además la fecha in-
completa en esta clase de testamentos no configura nulidad
manifiesta en el concepto del art. 1047 del Cód. Civil, puesto
que según el art. 3643 ella puede ser completada con pruebas
obtenidas fuera del testamento (CFed BBlanca, 19110144, LL,
37-459, y JA, 1945-11-162).
Bajo la vigencia del C6digo Civil y Comercial esta juris-
prudencia podría ser aplicable si se considera que la fecha in-
completa no invalida el acto, si el testamento contiene enun-
ciaciones o elementos materiales que permitan establecerla de
una manera cierta (art. 2477, párr. 2"), lo cual indica que la
nulidad no es manifiesta, por lo cual no se puede declarar de
oficio (art. 387), requiriéndose una investigación previa para
determinar si esa fecha defectuosa se puede completar. Esto
aun para el caso de considerar que estamos en presencia de
un supuesto de nulidad absoluta por tratarse de la inobser-
vancia de un requisito de forma exigido ad solemnitatem (si-
guiendo a SEGOVIA,LLAMB~AS, ARAUZCASTEX,FASSI,CIFUENTES y
ZANNONI, entendemos que se trata de un supuesto de nulidad
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

absoluta, porque el fundamento de la solemnidad trasciende


el interés del testador, o de los beneficiarios; no obstante, y
como no es manifiesto el vicio, no procede la declaración de
oficio -FERRER, L,a fecha en el testamento olbgrafo, JA, 80" Ani-
versario, p. 184 y 185, y sus referencias-; para otros autores,
la falta de fecha o fecha incompleta es un vicio que ocasio-
na la nulidad relativa del testamento ológrafo -BORDA, BELLUSCIO,
MED~NA-); y, desde luego, tampoco se podría declarar de oficio
la nulidad si se la considera relativa. En ambas hipótesis,
$610 se podrá declarar la nulidad a instancia de parte inte-
resada.
No procede continuar la protocolización de un testamen-
to ológrafo mecanografiado, aunque firmado. Si estuviera
en parte mecanografiado y en parte manuscrito, la protoco-
lizaci6n se reducirá a esta última parte, si constituye en sí
misma un testamento ológrafo (CNCiv, Sala C, 15/12/54, LL,
78-65).
La protocolización judicial del testamento ol6grafo esth
prevista expresamente en el Código Procesal Civil y Comer-
cial de la Provincia de Entre Ríos, art. 734: "Si los testigos
reconocieren la letra y firma del testador, el juez rubricará el
principio y fin de cada uno de las páginas del testamento y
el secretario expedirá testimonio que se protocolizará en el libro
de autos y sentencias del juzgado". Y además la aceptan tri-
bunales de la provincia de Santa Fe, que transcriben el testa-
mento en la resolución que dispone la protocolizacion y lo
mandan insertar en el protocolo de sentencias del Juzgado,
junto con la susodicha resolución, en razón de que el art. 678
del CPCC SFe no exige que la protocolización del testamento
ológrafo deba hacerse en el registro de un escribano, pues or-
dena solamente "protocolizarlo", por lo que creemos acertada
la practica forense que permite hacerlo mediante la resolu-
ción judicial y su inserción en el libro de protocolo de senten-
cias del juzgado. La posibiIidad de efectuar la protocoli-
zación judicial es la solución que se conforma a lo dispuesto
en el art. 3692 del C6d. Civil, que se refiere al "escribano
actuario", o sea, al secretario del juez, y no a un escribano de
registro. Igualmente el Código Civil y Comercial no mencio-
na al escribano, y solo dispone que, acreditada la autentici-
dad del testamento con la pericia caligráfica, el juez rubricar&
el principio y fin de cada pagina y mandarfi protocolizarlo
(art. 2339, párr. 2"). Al no aclarar cómo debe hacerse la pro-
tocolización, queda desde luego autorizada tanto la forma no-
tarial como la judicial.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

a) MODELODE ESCRITO PARA LA PROVINCIA DE SANTAFE


SECON EL C ~ D X GCIVIL
O

Señor Juez:
NN, argentino, DNI no ..., soltero, comerciante, domici-
liado realmente en calle ..., ciudad ..., y a los efectos legales
en el estudio de mi abogado patrocinante, doctor MM, calle
... también de esta ciudad, comparezco ante VS y digo:
Que vengo a promover trámite sobre reconocimiento de
la autenticidad y protocolización judicial del testamento oló-
grafo de LG, fallecido en esta ciudad el día ... de ... de
20 14, según acredito con la partida de defunci6n que adjunto.
El causante LG había testado en forma ológrafa institu-
yéndome iínico y universal heredero de todos sus bienes,
cuyo testamento me había confiado y ahora acompaño con
este escrito.
A fin de tramitar la sucesión testamentaria promuevo
previamente esta diligencia a fin de probar la autenticidad
de dicho testamento ológrafo y protocolizarlo, a cuyo efecto
y de conformidad a lo dispuesto en el art. 3692 del Cód.
Civil, propongo como testigos a los señores NN, contador
público, domiciliado en ...; y FF, empleado bancario, domi-
ciliado ..., quienes depondrán a tenor del siguiente interro-
gatorio: 1 ) por las generales de la ley; 2) para que diga el
testigo si reconoce la letra y la firma del testamento que se
le exhibe como pertenecientes al causante LG, dando razbn
de sus dichos; 3) de publico y notorio.
Una vez efectuado el reconocimiento de la autenticidad
del testamento, de acuerdo con la doctrina judicial de los
tribunales de la provincia de Santa Fe, solicito a VS efectúe
la protocolización judicial de dicho acto de última voluntad
de don LG mediante su transcripción en el auto respectivo,
mandando insertar el original en el Libro de Protocolos de
Autos y Sentencias del Juzgado1.

1 Ver resoluciones, en tal sentido, del JuzgCivCom 5" norninaci6n Rosa-


rio,firme, 316180, U ,1981-A-533, con nota aprobatoria de BARBERO; id., l 1/5/93,
"Zeus", 65-5- 171; JuzgCivCom 8" nominaci6n SFe, firme, 618184, JA, 1985-11-
223; JuzgCiv Com 6" nominaci6n SFe, firme, 3018193, JA, 1993-IV433; ambos
con notas aprobatorias de FERRER; ZANNOM,L h z h o de Eas sucas-, .t 2, 5 1203;
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

VS es competente porque es el juez del último domici-


lio del causante, radicado en esta ciudad, según acredito
con la partida de defunci6n adjunta (art. 3284, C6d. Civil).
Por lo expuesto, y atento lo establecido en el art. 3692
del Cód. CiviI, y arts. 677 y 678 del CPCC SFe, a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carhc-
ter invocado.
b) Tenga por iniciadas estas medidas tendientes al re-
conocimiento y protocolización del testamento ológrafo de
don LG, reservándose el testamento original en secretaría y
agregando fotocopia a los autos.
c) Señale fecha de audiencia a fin de que los testigos
propuestos reconozcan la letra y la firma del testador, de
conformidad al interrogatorio consignado más arriba.
d) Cite al señor agente fiscal (según art. 677, párr. 2",
CPCC SFe).
e) Oportunamente, dicte resolución y tenga por recono-
cida la autenticidad del testamento ológrafo de don LG,
transcribiendo íntegramente su texto en ella y disponga su
protocolización mediante su insercibn en el Protocolo de
Autos y Sentencias del Juzgado.

Señor Juez:
NN, argentino, DNI no ..., soltero, comerciante, domici-
liado realmente en calle ..., ciudad, ... y a los efectos legales
en en el estudio de mi abogado patrocinante, doctor MM,
calle ... tambikn de esta ciudad, comparezco ante VS y digo:
Que vengo a promover trámite sobre comprobación de
la autenticidad y protocolización judicial del testamento 016-
grafo de LG, fallecido en esta ciudad el día ...de ... de 20 14,
según acredito con la partida de defunción que adjunto.

N~TALE, en PEYRANO (coord.), "Cúdigo Procesal de San-


(dir.) - V A z ~ u uFERREYRA
ta Fe", t. 3, comentario al art. 676; GOYENA COPELLO, Curso, p. 383 a 385;
MART~ NEZ CRESPO, Protocolizaci6n del testamento obgrafo, LL, 198 1-A-746, en-
tre otros.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

El causante LG habia testado en forma ológrafa institu-


yéndome único y universal heredero de todos sus bienes,
cuyo testamento me habia confiado y ahora acompaño con
este escrito.
A fin de tramitar la sucesión testamentaria promuevo
previamente esta diligencia a fin de probar la autenticidad
de dicho testamento ológrafo y protocolizarlo, y a ese efec-
to y de conformidad a lo dispuesto en el art. 2339, párr. 2"
del C6d. Civil y Comercial, solicita se proceda al sorteo de
un perito calígrafo de la lista oficial, fijándose fecha de au-
diencia a tal efecto [o se ordene, o se oficie al organismo
pertinente del Poder Judicial a fin de que realice el sorteo
de perito calígrafo, seghn la jurisdicción de que se trate] a
fin de que practique la pericia caligrgfica para determinar
la autenticidad de la letra y firma del testador.
Como el perito debe cotejar la letra y firma del testador
con otras firmas indubitadas de él, ofrezco los siguientes
instrumentos públicos: 1) escritura otorgada ante el escri-
bano ... de esta ciudad, no ..., de fecha ..., por la cual el tes-
tador vendió el inmuebIe de calle ...; 2) escritura otorgada
ante el escribano ... de esta ciudad, no..., de fecha ..., por
la cual el testador adquirió el departamento de calle ...; los
protocolos originales de dichas escrituras obran en el archi-
vo notarial, donde estan a disposición del señor perito; 3)
acta judicial de fecha ..., obrante a fs. del expte. no ..., año
..., caratulado "NNN clMZ slcobro de pesos", tramitado ante
el Juzgado Civil no ... de esta ciudad. Se requerirá por
exhorto dicho expediente; 4) registro de la firma del testa-
dor obrante en el banco ..., donde tenia caja de ahorros y
cuenta corriente. Se requerirán por oficio los instrumen-
tos donde el banco tenia registradas las firmas del testador.
Una vez efectuado el reconocimiento de la autenticidad
del testamento, de acuerdo con la doctrina judicial de los
tribunales de la provincia de Santa Fe, solicito a VS efectúe
la protocolización judicial de dicho acto de última voluntad
de don LG mediante su transcripción en el auto respectivo,
mandando insertar el original en el Libro de Protocolos de
Autos y Sentencias del Juzgado [se cita la misma doctrina y
jurisprudencia ya señalada en el modelo anterior].
VS es competente porque es el juez del dltimo dornici-
lio del causante, radicado en esta ciudad, según acredito
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

con la partida de defunción adjunta (art. 2336, C6d. Civil y


Comercial).
Por lo expuesto, y atento lo establecido en el art. 2339,
párr. 2", del Cód. Civil y Comercial, y arts. 677 y 678 del
CPCC SFe, a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado.
b) Tenga por iniciadas estas medidas tendientes a la
comprobación de la autenticidad y protocolización del tes-
tamento ológrafo de don LG, reservándose el testamento ori-
ginal en Secretaría, previa constancia que se deberá consig-
nar en autos sobre el estado en que se encuentra (art. 2339,
párr. 2 O ) , y se agregue fotocopia a los autos.
c) Señale fecha de audiencia a fin de proceder al sorteo
de perito calígrafo de la lista oficial [o, en su caso, se oficie
al organismo judicial que corresponda para que efectúe el
sorteo].
d) Cite al señor agente fiscal (según art. 677, párr. 2")
CPCC SFe).
e) Oportunamente, dicte resolución y tenga por com-
probada la autenticidad del testamento ológrafo de don LG,
transcribiendo íntegramente su texto en ella y disponga su
protocolizaci6n mediante su inserción en el Protocolo de
Autos y Sentencias del Juzgado.

Señor Juez:
NN, argentino, DNI no ..., soltero, comerciante, domici-
liado realmente en calle ..., ciudad ..., y a los efectos lega-
les en en el estudio de mi abogado patrocinante, doctor
MM, calle ... también de esta ciudad, comparezco ante VS
y digo:
Que vengo a promover trámite sobre reconocimiento
de autenticidad y protocolización judicial del testamen-
t o ol6grafo de LG, fallecido en esta ciudad el día ... de ... de
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

2014, según acredito con la partida de defunción que ad-


junto.
El causante LG había testado en forma ológrafa institu-
yéndome único y universal heredero de todos sus bienes,
cuyo testamento me lo había confiado y ahora acompaño
con este escrito.
A fin de tramitar la sucesión testamentaria promuevo
previamente esta diligencia con el objeto de probar la au-
tenticidad de dicho testamento ológrafo y protocolizarlo, a
cuyo efecto y de conformidad a lo dispuesto en el art. 3692
del C6d. Civil, propongo como testigos a los señores NN,
contador público, domiciliado en ...; y FF, empleado banca-
rio, domiciliado ..., quienes depondrán a tenor del siguiente
interrogatorio: 1 ) por las generales de la ley; 2 ) para que
diga el testigo si reconoce la letra y la firma del testamento
que se le exhibe como pertenecientes al causante LG, dando
razón de sus dichos, y 3) de público y notorio.
Una vez efectuado el reconocimiento de la autenticidad
del testamento, de acuerdo con los arts. 3692 del C6d. Civil
y 734 del CPCC ERíos, rubrique VS el principio y fin de
cada página del testamento y disponga que el secretario ex-
pida testimonio que se protocolizará en el libro de autos y
sentencias del Juzgado.
VS es competente porque es el juez de1 dltimo domici-
lio del causante, radicado en esta ciudad, según acredito
con la partida de defunción adjunta (art. 2336, Cód. Civil y
Comercial; ademAs, art. So, inc. 10, CPCC ERíos).
Por lo expuesto, y atento lo establecido en las citadas
normas, a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado.
b ) Tenga por iniciadas estas medidas tendientes al re-
conocimiento y protocolización del testamento ológrafo de
don LG, reservándose el testamento original en Secretaría y
agregando fotocopia a los autos.
c ) Señale fecha de audiencia a fin de que los testigos
propuestos reconozcan la letra y la firma del testador, de
conformidad al interrogatorio consignado mas arriba.
d) Oportunamente dicte resolución y tenga por recono-
cida la autenticidad del testamento ológrafo de don LG, dis-
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

poniendo que el Secretario expida testimonio a fin de proto-


colizarlo en el libro de autos y sentencias del Juzgado.
SERA
JUSTICIA

Señor Juez:
NN, argentino, DNI no ..., soltero, comerciante, domici-
liado realmente en calle ..., ciudad ..., y a los efectos legales
en en el estudio de mi abogado patrocinante, doctor MM,
calle ... también de esta ciudad, comparezco ante VS y digo:
Que vengo a promover trámite sobre comprobaci6n de
la autenticidad y protocolizaci6n judicial del testamento 016-
grafo de LG, fallecido en esta ciudad el día ... de ... de
2014, segdn acredito con la partida de defunción que ad-
junto.
El causante LG había testado en forma ológrafa institu-
yéndome único y universal heredero de todos sus bienes,
cuyo testamento me había confiado y ahora acompaño con
este escrito.
A fin de tramitar la sucesi6n testamentaria promuevo
previamente esta diligencia con el objeto de probar la au-
tenticidad de dicho testamento ol6grafo y protocolizarlo, a
cuyo efecto y de conformidad a lo dispuesto en el art. 2339,
párr. 2", del C6d. Civil y Comercial, solicita se proceda al
sorteo de un perito calígrafo de la lista oficial, fijándose fe-
cha de audiencia a tal efecto [o se ordene o se oficie al or-
ganismo pertinente del Poder Judicial a fin de que realice
el sorteo de perito calígrafo, según la jurisdicción de que se
trate], a fin de que practique la pericia caligrafica para de-
terminar la autenticidad de la letra y firma del testador.
Como el perito debe cotejar la letra y firma del testador
con otras firmas indubitadas de 61, ofrezco los siguientes
instrumentos ptíblicos: I ) escritura otorgada ante el escri-
bano ... de esta ciudad, no ..., de fecha ..., por la cual el tes-
tador vendió el inmueble de calle ...; 2 ) escritura otorgada
ante el escribano ... de esta ciudad, no ..., de fecha ..., por
la cual el testador adquirió e1 departamento de caIle ...;
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

los protocolos originales de dichas escrituras obran en el


archivo notarial, donde están a disposición del señor perito;
3) acta judicial de fecha ..., obrante a fs. del expte. no..., año
..., caratulado "NNN c/MZ slcobro de pesos", tramitado ante
el Juzgado Civil no ... de esta ciudad. Se requerirá por ex-
horto dicho expediente; 4) registro de la firma del testador
obrante en el Banco ..., donde tenia caja de ahorros y cuenta
corriente. Se requerirán por oficio los instrumentos donde
el Banco tenía registradas las firmas del testador.
Una vez efectuado el reconocimiento de la autenticidad
del testamento, de acuerdo con la doctrina judicial de los tri-
bunales de la provincia de Entre Rios, solicita a VS efectúe
la protocolizaci6n judicial de dicho acto de última voluntad
de don LG mediante su transcripcibn en el auto respecti-
vo, mandando insertar el original en el Libro de Protocolos
de Autos y Sentencias del Juzgado, según lo dispone el ar-
ticulo.
VS es competente porque es el juez de1 último domici-
lio del causante, radicado en esta ciudad, según acredito
con la partida de defuncidn adjunta (art. 2336, C6d. Civil y
Comercial; además, art. 5 O , inc. 10, CPCC ERios).
Por lo expuesto, y atento lo establecido en el art. 2339,
parr. 2", del C6d. Civil y Comercial, y art. 734 y concs. del
CPCC ERíos, a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado.
b ) Tenga por iniciadas estas medidas tendientes a la
comprobación de la autenticidad y protocolización del tes-
tamento ológrafo de don LG, reservándose el testamento
original en Secretaría, previa constancia que se deberh con-
signar en autos sobre el estado en que se encuentra (art.
2339, párr. 2"), y se agregue fotocopia a los autos.
C) Señale fecha de audiencia a fin de proceder al sorteo
de perito calígrafo de la lista oficial [o, en su caso, se oficie
al organismo judicial que corresponda para que efectúe el
sorteo].
d) Oportunamente, dicte resolución y tenga por com-
probada la autenticidad del testamento oliigrafo de don LG,
transcribiendo integramente su texto en ella y disponga su
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

protocolizaci6n mediante su inserci6n en el Protocolo de


Autos y Sentencias del Juzgado.

5 4. ESCRITO
DE I N I C Z A C Z ~ NDE JUICIO SUCESORlO BASADO
EN TESTMENTO O L ~ G R A F OPROTOCOLIWO

Señor Juez:
NN, argentino, DNI no ..., soltero, comerciante, domici-
liado realmente en calle ..., ciudad ..., y a los efectos legales
en el estudio de mi abogado patrocinante, doctor MM, calle
... también de esta ciudad, comparezco ante VS y digo:
El suscripto fue instituido único heredero por el cau-
sante don RB en su testamento ológrafo de fecha ..., el cual
ha sido reconocido y se orden6 su protocolizaci6n por reso-
lución de fecha ..., dictada en las actuaciones que promoví
ante este Juzgado en lo Civil y Comercial de la ... Nomina-
ción, que se caratulan "B, R slprotocolización de testamen-
to ológrafo", expte. no ..., año ..., que se tendrán como parte
integrante de este escrito.
La protocolización se realizó por escritura pública no ...
de fecha ..., otorgada por VS, y pasada ante el registro del
escribano ... de esta ciudad. Acompaña testimonio auténti-
co de lo escritura, en la que figura transcripto el testamento
del causante RB, cuyo testimonio también se tendrá como
parte integrante de este escrito y se agregará a los autos2.
En consecuencia, promuevo la sucesión testamentaria
de don RB a fin de que, cumplidos los trámites de ley, se
dicte resolución aprobando en cuanto a sus formas el testa-
mento ológrafo del causante, y confirme la institución de
heredero a mi favor.

1 La resolución del juez que tiene por auténtico el testamento ológrafo


del causante, y lo ordena protocolizar, no significa su aprobación, sino s6Io
que ha concluido con dicha resolución este trámite preparatorio para el jui-
cio testamentario. Con el testimonio del testamento protocolizado, que lo
entrega el escribano que autoriz6 la escritura, en el supuesto de protocoliza-
ción notarial, o el secretario del Juzgado en el caso de protocolización judi-
cial, se da inicio al juicio sucesorio testamentario.
2 Si la protocolizaci6n fue judicial, se hará referencia a la resoluci6n
del juez y al testimonio expedido por el secretario del juzgado.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

1. COMPETENCIA. VS es competente porque es el juez del


último domicilio del causante, radicado en este ciudad (art.
2336, Cód. Civil y Comercial; art. 3284, Cód. Civil), y por
una razón de conexidad por integración (FALC~N, Tratado de
derecho procesal civil y comercial, t. 1, p. 133), porque en
este Juzgado se tramitaron las medidas sobre protocoliza-
ción del testamento ológrafo del causante RB,procedimien-
to preliminar y básico para la sucesión testamentaria, y que
por ello mismo reviste el carácter de medida preparatoria y
radica el juicio sucesorio principal (art. 5O, inc. h, CPCC
SFe; FASSI- YAÑEz, Código Procesal, t. 1, comentario al art.
6", 9 7, p. 163 y sus referencias; PALACIO, Derecho procesal ci-
vil, t. 11, 5 187-C, p. 563 y 564).
11. PETITORIO. Por todo ello, y lo dispuesto en los arts.
2338, párr. 2", 2340, párr. 2", y 2484 del Cód. Civil y Comer-
cial [arts. 3413, 3710, 3713 y concs., C6d. Civil] y arts. 707
y 145 del CPCCN (arts. 742 y 145, CPCCBA; arts. 736 y 142,
CPCC ERíosI3, a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter invocado.
b) Tenga por promovida la sucesión testamentaria de
don RB, citándose por edictos que se publicarán por el tér-
mino de lef, a todos los que se consideren con derecho a
los bienes de esta herencia, para que comparezcan a hacer
valer sus derechos en el plazo legal [de acuerdo con el C6-
digo Civil y Comercial, los edictos se publican por un solo
día en el diario de publicaciones oficiales -art. 2340-1.
c) Se ordene oficiar a la Caja de Asistencia Social (ley
5 1 10) y a la API (Administraci6n Provincial de Impuestos).

3 En los C6digos Procesales de C6rdoba y Santa Fe no est8 regulado


el procedimiento de la sucesión testamentaria, destinado a obtener el auto
aprobatorio de testamento, por lo cual se aplican las disposiciones sobre
el trdmite de la declaratoria de herederos (arts. 658 a 660, CPCC C6rdoba;
592 y SS., CPCC SFe).
4 Cuando en e1 testamento hay instituci6n de heredero el CPCCN y
los códigos que lo siguen disponen que no se requiere la publicaci6n de
edictos citatorios (art. 699, CPCCN; art. 734, CPCCBA; art. 728, CPCC ERíos,
y otros). Asimismo, cabe recordar que el Código Civil y Comercial en su
art. 2340, párr. 2 O , establece que la publicaci6n de edictos es por un día en
el diario de publicaciones oficiales para que los interesados en la herencia
acrediten su derecho dentro de los treinta días.
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

d) Se comunique la iniciación de esta causa al Registro


de Procesos Sucesorios, y se oficie al Registro de Testamen-
tos del Colegios de Escribanos para que informe sobre la
eventual existencia de otro testamento del causante.
e) Se dé intervención a los Ministerios Públicos.
f) Oportunamente, se sirva dictar auto aprobatorio del
testamento ológrafo del causante en cuanto a sus formas, y
confirme la institución de heredero a favor del suscripto,
NN, sin perjuicio de terceros, mandando inscribirla en los
registros respectivos.

a) "Santa Fe, 10 de abril de 2013.


Yo, Anastasio Menéndez, argentino, DNI ..., jubilado,
domiciliado en calle ... de esta ciudad, por este acto designo
heredero de todos mis bienes a mi sobrino Juan Ramón
Fernández, DNI ...,,. [Firma, como acostumbra]
b) "Dejo todo mi patrimonio para mi ahijada Analia Pé-
rez. Buenos Aires, 10 de abril de 2014". [Firma]
c) "Cbrdoba, 10 de abril de 20 14.
No teniendo herederos forzosos, dejo mi herencia a Juan
González, amigo de toda la vida". [Firma]
d) "Paraná, 10 de abril de 2014.
Yo, Juana Domínguez, DNI ..., no teniendo herederos
forzosos y en pleno uso de mis facultades mentales, dispon-
go de mis bienes por este testamento de la siguiente forma:
para mi sobrina Juana Verotti, mi automóvil Toyota Coro-
lla; para mi sobrino Pedro lízaguirre, el plazo fijo que obra
a mi nombre en el Banco de la Nación, sucursal ...; a mi
ahijado Juan Struch, lego mi quinta de fin de semana de ...;
a mi heredera Nadia García le impongo el cargo de admi-
nistrar mi propiedad de calle ... y pasarle el importe de los
alquileres durante dos años a mi amiga Marta GonzAlez; a
mi fiel empleada Mariela Leguiza todos los artefactos elec-
trodomésticos de mi residencia, incluida mi computadora
personal. El resto de mis bienes quedan para mi sobrina
Nadia Garcia, a quien instituyo heredera". [Firma]
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

e) "Buenos Aires, 10 de abril de 2014.


Yo, José González, DNI ..., por este testamento distribu-
yo mi herencia de la siguiente forma: para mi sobrino Juan
Méndez, mi casa de calle ...; para mi amigo Pedro Martí-
nez, mi automóvil Ford Focus; para el capataz de mi campo,
Felipe Yermo, cincuenta vacas; mi establecimiento ganade-
ro 'La Clorinda' con todos sus implementos y máquinas
existentes en él, para mi hermano Mario González, con
trescientos vacunos; mi departamento de M a r del Plata,
para Lucia Pereyra; la suma de $ 25.000 en efectivo para
Roberto Mariño; las deudas, gastos y honorarios del juicio
sucesorio se pagarán con la venta del resto de la hacienda
vacuna, y si quedase un remanente en efectivo, será para
mi sobrino Juan Méndez. Designo albacea testamentario
a Enrique Gasparini, para que se encargue de cumplir mis
últimas disposiciones". [Firma]

9 6. Esc~1.mDE I N X C I A C ~ ~ NDE JUICIO SUCESORIO


BASADO EN TESTMENTO POR ACTO P~BLICO'
QUE INSTITUYE HEREDERO

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva, do-
miciliado legalmente en calle ..., de esta ciudad, comparez-
co ante VS y expongo:

Testamento por acto público es el que se otorga ante un escribano pú-


blico y tres testigos residentes en el lugar, de los cuales uno al menos tiene
que saber firmar, y deben ser dos los que sepan firmar si el testador no sabe
o no puede firmar. En este 6ltimo caso, el escribano debe hacer constar la
causa por la cuaI el testador no puede firmar. Si el testador no sabe o no
puede firmar, debe hacerlo por 61 otra persona o uno de los testigos. No pue-
den testar por acto público 10s sordos, los mudos y los sordomudos; mientras
que si lo puede hacer el ciego. El escribano debe dejar constancia respecto a
si el testador le entreg6 por escrito sus disposiciones o si se las dict6. Si el
testador no conoce el idioma nacional, puede testar igualmente, requiriéndose
la presencia de dos intérpretes que harh la traducción en castellano, y el tes-
tamento debe redactarse en los dos idiomas. Los testigos deben entender
uno y otro idioma. Finalmente, el escribano debe consignar que ley6 el testa-
mento en presencia del tectador y de los testigos que lo estaban viendo (arts.
3651 a 3664, C6d. Civil). El C6digo Civil y Comercial contempla el testarnen-
to por acto público con una reglamentaci6n más breve, pero similar (arts.
2479 a 2481), pero reduce a dos los testigos, el escribano debe dejar constancia
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

1. PERSONER~A. Como lo acredito con el mandato ad-


junto soy apoderado de don MG, DNI ..., argentino, conta-
dor público, domiciliado realmente en ... de esta ciudad.
11. SUCESI~N TESTAMENTARIA. Cumpliendo las instrucci0-
nes que mi representado expresamente me confiri6 en di-
cho mandato2, vengo a promover la sucesión testamentaria
don RB, fallecido en esta ciudad el dia ... de ..., según acre-
dito con la partida de defunción adjunta.
El causante, RB,otorgó testamento por acto público se-
gún escritura no ... de fecha ... de ... de ..., pasada ante el
escribano público don ..., de esta ciudad, por el cual me
instituyó único y universal heredero de todos sus bienes, en
razón de carecer de herederos forzosos. Acompaño al pre-
sente testimonio auténtico de la escritura testamentaria para
que se agregue a los autos.
Por lo tanto, promuevo este procedimiento a fin de que,
cumplidos los trámites de ley, se dicte resolución apro-
bando en cuanto a sus formas el testamento ológrafo del
causante, y confirme la institución de heredero a mi favor.
111. PETITORIO. Por lo expuesto y atento lo establecido
en los arts. 2338, párr. ZO,2340, párr. 2", del 2484 del Cód.
Civil y Comercial [arts. 3413, 3710, 3713, y concs., C6d. Civil],

respecto a si el testador le dio por escrito sus &posiciones o verbalmente, no


pudiendo en ningún caso invocarse las instrucciones escritas contra el conte-
nido de la escritura publica; luego se procede a su lectura y firma por los tes-
tigos y el testador, debiendo los testigos asistir desde el comienzo hasta el fin
del acto, lo que debe hacer constar el escribano. Se aplican a este testamento
las disposiciones sobre las escrituras piliblicas, art. 299 y SS. (art. 2479). Se
mantienen las mismas exigencias en cuanto a la firma del testador (art. 2480).
Los testigos deben ser personas capaces, y además enumera inhabilidades es-
peciales para actuar como tales en este testamento (art. 248 1); si interviene
en un testamento un testigo incapaz o inMbil, el testamento no es d i d o si,
excluido este testigo, no quedan otros en número suficiente (art. 248 1).
2 Recordemos que el poder para tramitar la declaratoria de herederos o
el auto aprobatorio de testamento debe ser especial, porque solicitarle al juez
que lo declare heredero o se confirme la institucidn de heredero es "tomar
título de heredero en un acto judicial, manifestando una intención cierta de
ser heredero", según el art. 33 19 del M.Civil, o sea, se trata de una acepta-
ción expresa de la herencia por lo cual si el heredero otorga un mandato
para que otra persona en su representacibn acepte la herencia, ese manda-
to debe ser especial por disposición del art. 1881, inc. 16, del C6d. Civil. El
mismo régimen reglamenta el C6digo Civil y Comercial.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

y arts. 145 y 707, 708 y concs. del CPCCN (arts. 742 y 145,
CPCCBA; arts. 736 y 142, CPCC E R ~ o s ) a~ ,VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carac-
ter invocado.
b) Tenga por promovida la sucesión testamentaria de
don RB, citándose por edictos4 que se publicarán por el tér-
mino de ley, a todos los que se consideren con derecho a
los bienes de esta herencia, para que comparezcan a hacer
valer sus derechos en el plazo legal [de acuerdo con el C6-
digo Civil y Comercial, los edictos se publican por un solo
día en el diario de publicaciones oficiales -art. 2340-1.
c) Se ordene oficiar a la Caja de Asistencia Social (ley
5 110) y a la API (Administración Provincial de Impuestos).
d) Se comunique la iniciación de esta causa al Registro
de Procesos Sucesorios, y se oficie al Registro de Testamen-
tos del Colegio de Escribanos para que informe sobre la
eventual existencia de otro testamento del causante.
e) Se dé intervención a los Ministerios Públicos.
f ) Oportunamente, se sirva dictar auto aprobatorio en
cuanto a sus formas del testamento por acto ptíblico del
causante RB, y confirme la institución de herederos a mi
favor, sin perjuicio de terceros, mandando inscribir la reso-
lución en los registros respectivos.

9 7. I N ~ A C IDE~ JUICIO
N TESTMENTARIO POR ALBACEA
CONCURRIENDO SOLO LEGATARIOS PARTICULARES

En el supuesto de que no concurran a la sucesi6n herede-


ros ni legatarios de cuota [o herederos legales, herederos uni-

3 Recordemos que en los Códigos Pmesales de Córdoba y de Santa Fe


no está regulado el procedimiento de la sucesi6n testamentaria destinado a
obtener el auto aprobatorio de testamento, por lo cual se aplican Ias disposi-
ciones sobre el trámite de la declaratoria de herederos (arts. 658 a 660,
CPCC Córdoba; art. 592 y SS., CPCC SFe).
4 Cuando en el testamento hay institución de heredero el CPCCN y los
chdigos que lo siguen disponen que no se requiere la publicaci6n de edictos ci-
tatorios (art. 699, CPCCN; art. 734 CPCCBA; art. 728, CPCC ERíos, y otros).
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

versales y herederos de cuota, según el Código Civil y Co-


mercial -arts. 2278, 2486 y 2488-1, habiendo distribuido el
testador toda su herencia en legados particulares, el albacea
tiene facultades amplísimas. Ostenta la posesión material de
los bienes de la herencia; inicia y tramita íntegramente el pro-
ceso sucesorio; es el administrador de la herencia y represen-
tante de ella; contra él se dirigen las demandas de acreedores
y legatarios, y él demanda a los deudores de la sucesión y
puede provocar la venta de los bienes hereditarios para cum-
plir su cometido (GARC~A DE SOLAVAGIONE, Tratado del albacea
testamentario, p. 120 y 12 1).

Señor Juez:
FM, argentino, DNI ..., casado, jubilado, domiciliado
realmente en calle ... y a los efectos legales en el estudio de
mi abogado patrocinante, doctor NM, calle ... de esta ciu-
dad, comparezco ante VS y expongo:
Que según acredito con la partida de defunción acom-
pañada, el día ... falleció en esta ciudad el señor RB, viudo,
y sin herederos forzosos, quien otorgó testamento por escri-
tura no ... pasada en fecha ..., ante el registro del escribano
NN, que tambikn adjunto en testimonio auténtico para que
se agregue a los autos. En dicho testamento me designa
su albacea testamentario, y hace cuatro legados particula-
res, dos a cada uno de sus sobrinos J M y PF, y otros dos a
cada uno de sus amigos, LD y RM, respectivamente, y dis-
pone que con el dinero efectivo que tiene depositado en el
Banco MM se han de pagar primeramente sus deudas, los
gastos y honorarios sucesorios, y si queda un remanente
lo destina por partes iguales a sus dos sobrinos mencio-
nados.
En consecuencia, y en el carácter invocado, promuevo
la sucesión testamentaria de don RB, cuyo último domicilio
se encontraba en calle ... de esta ciudad, para obtener en
primer término la aprobación formal de su testamento, y
en segundo lugar, la adjudicaci6n de los legados a sus bene-
ficiarios, previo pago de las deudas sucesorias.
A fin de cumplir la obligación que la ley civil impone al
albacea solicito que V S fije dia y hora a efectos de levantar
inventario de los bienes relictos con citación de los legata-
rios [arts. 2526 y 2529, Cód. Civil y Comercial; art. 3857,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

C6d. Civil] habiéndose de llevar a cabo la diligencia en el


que fuera último domicilio del testador.
Por ello y lo dispuesto por los arts. 2523, 2526 y 2529
del C6d. Civil y Comercial [arts. 3854, 3857 y concs., C6d.
Civil], arts. 584, inc. 2, 591, 592 y concs. del CPCC SFe (art.
656, inc. 5, CPCC Córdoba)' a VS pido lo siguiente:
PETITORZO. Por todo lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al testamento por acto piiblico
acompañado, que se agregará a los autos.
b) Tenga por iniciada la sucesión testamentaria de don
RB, debiendo citarse por edictos que se publicarán por el
término de ley en el Boletín Oficial..., a todos los que se
consideren con derecho a los bienes de esta herencia para
que comparezca a hacerlos valer en el plazo legal [de acuer-
do con el Código Civil y Comercial los edictos se publican
por un solo dia en el diario de publicaciones oficiales -art.
2340, párr. 2O-1.
c ) Se oficie al Registro de Procesos Universales y al Re-
gistro de Testamentos del Colegio de Escribanos.
d) Se recaben los informes previos de la AFIP y organis-
mos de la seguridad social (según las distintas jurisdicciones).
e) Se dé intervención a los Ministerios Pbblicos.
f ) Se fije día y hora a los efectos de levantar el inventa-
rio de los bienes sucesorios en el último domicilio del cau-
sante, citándose a tal acto a los legatarios.
g) Oportunamente, se dicte resoluci6n aprobando en
cuanto a sus formas el testamento por acto público otorga-
do por el causante y confirme la institucidn de los legados
particulares a favor de los beneficiarios JM, PF, LD y RM.

Los Códiga W e c de la Nación, de la pmvincia de Buenas A i m y de


Entre Ríos no establecen expresamente la legitimacihn del albacea para pro-
mover el juicio sucesorio cuando solo concurren legatarios a la sucesi6n, o si
concurren herederos y éstos son negligentes, pero su legitimación en estos ca-
sos surge de las normas de fondo (arts. 3844, 385 l , 3854 y SS., M. Civil).
Así, entre otros, FA=, MEDINA,GOYENA &PULO, NATAJE y GARC~ADE S~LAVAGIONE.
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

9 8. INICIACZ~N
DEL JUICIO SUCESORIO POR ALBACEA
CONCURRIENDO HEREDEROS

El albacea testamentario sólo puede iniciar directamente


la sucesión cuando toda la herencia se ha distribuido en lega-
dos particulares; de lo contrario, si concurriesen herederos,
legales o testamentarios, son estos los legitimados para pro-
mover el juicio sucesorio, aun cuando el testado~haya autori-
zado al albacea a promoverlo, y solo en caso de inactividad o
demora de los herederos, podrá actuar aquél. Debe esperar
el transcurso del plazo de luto y llanto del art. 3357 del Cód.
Civil (art. 2289, párr. 2", C6d. Civil y Comercial), intimar a
los herederos para que se pronuncien por la aceptación o re-
nuncia de la herencia (art. 2289, Cód. Civil y Comercial, y
art. 3314, C6d. Civil) y, si resultan aceptantes, respetar el pla-
zo de cuatro meses de espera desde la muerte del causante
(art. 694 CPCCN; art. 729, CPCCBA; art. 723 CPCC ERios; en
el CPCC SFe son sesenta días, según art. 585), siendo conve-
niente que vencido este plazo dispuesto por los ordenamien-
tos procesales requiera formalmente a los herederos la ini-
ciaci6n del sucesorio, para colocarlos en mora [CNCiv, Sala
A, 3018185, LL, 1985-D-131 ; FERRER - MEDINA,Sucesiones, t. 1,
comentario al art. 3852, p. 656, y sus referencias jurispru-
denciales, p. 658 a 659; NATALE, en PEYRANO (dir.) - VAZQUEZ
FERREYRA (coord.), C6dZgo Procesal de Santa Fe, t. 3, al comen-
tario al art. 585, p. 31 y 32; GARC~A DE SOLAVAGIONE, Tratado,
p. 1101.
Habiendo herederos, por lo tanto, el albacea no es parte
del juicio sucesorio y solo interviene para controlar el cum-
plimiento de las disposiciones testamentarias. Si se adelanta
a iniciar el juicio sucesorio sin cumplir los recaudos enun-
ciados, se ha resuelto que careciendo el albacea de autoriza-
ción para tramitar el sucesorio y de legitimación para hacer-
lo, su actuaci6n y lo obrado como consecuencia es nulo. El
perjuicio sufrido por los herederos forzosos y testamenta-
rios consiste en haberles sido conculcado el derecho que
tienen a tramitar la sucesión, que emana de la transmisión
de1 patrimonio. De ahí también el interks juridico que se
intenta proteger con la nulidad (CNCiv, Sala D, 4/7/78, ED,
79-262).
La regulaci6n del albacea en el C6digo Civil y Comercial
sigue los mismos lineamientos que el Código Civil (arts. 2523
a 2531).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Señor Juez:
FM, argentino, DNI ..., casado, jubilado, domiciliado
realmente en calle y a los efectos legales en el estudio de mi
abogado patrocinante, doctor NM, calle ... de esta ciudad,
comparezco ante VS y expongo:
Que según acredito con la partida de defunción acom-
pañada, el día ... de ... del año ... falleció en esta ciudad el
señor RB, viudo, siendo herederos forzosos sus hijos JB y
LB, pero a la vez otorgó testamento por escritura no ... pa-
sada en fecha ..., ante el registro del escribano NN, que
también adjunto en testimonio autkntico para que se agre-
gue a los autos.
En dicho testamento me designa su albacea testamenta-
rio, y hace cuatro legados particulares, dos a cada uno de
sus sobrinos J M y PF, y otros dos a cada uno de sus ami-
gos, LD y RM, respectivamente, y dispone que con el dinero
efectivo que tiene depositado en el Banco MM se han pagar
primeramente sus deudas, los gastos y honorarios suceso-
rios, y si queda un remanente lo destina por partes iguales
a sus dos sobrinos mencionados, dejando constancia que
estos legados no exceden el limite de su porción disponible
(arts. 2444, 2446 y 2462, Cód. Civil y Comercial; arts. 3591
y 3592, C6d. Civil).
Según consta en la partida de defunci6n hace ya más
de diez meses que falleció el causante y sus dos herederos
forzosos no han tomado la iniciativa de promover el juicio
sucesorio, por lo cual y habiendo interés de los legatarios
de tomar posesión de sus legados, pues se trata de bienes
importantes y potencialmente generadores de renta, le han
solicitado a aquellos que inicien el trAmite, pero ninguna
respuesta han obtenido.
Por ello, ante esa dilatada e injustificada inactividad de
los herederos, en mi carácter de albacea y en ejercicio de
mi función de hacer efectiva la voluntad testamentaria del
causante, procedí a requerirles por carta documento de fe-
cha ... que se pronuncien por la aceptación o repudiaci6n de
la herencia de su padre, don RB,en un plazo de treinta dias,
bajo apercibimiento de tenerlos por aceptantes, de confor-
midad con el art. 2289 del Cód. Civil y Comercial. Nada
contestaron, por lo tanto y conforme el apercibimiento con-
tenido en la citada norma legal, se los debe tener por acep-
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

tantes' . Seguidamente, y también por carta documento, les


requerí que inicien el juicio sucesorio en un plazo de diez
días hábiles de recibida la comunicación. Pero tampoco ob-
tuve respuesta alguna. Adjunta en sobre cerrado, y en foto-
copia para agregar a los autos, ambas comunicaciones.
Por consiguiente, y habiendo vencido con exceso el plazo
de cuatro meses desde el fallecimiento del causante que es-
tablece el art. 694 del CPCCN (art. 729, CPCCBA; art. 723, CP
CC ERíos; el plazo es de sesenta días según el art. 585, CPCC
SFe), promuevo la sucesión legitima y testamentaria del cau-
sante don RB, a fin de que VS declare herederos a sus dos
hijos JB y LB, y a la vez apruebe el testamento por acto pú-
blico que se adjunta en cuanto a sus formas, y confirme la
institución de legados efectuada por el testador.
A fin de cumplir la obligaci6n que la ley civil impone al
albacea, solicito que VS fije día y hora a efectos de levantar
inventario de los bienes relictos con citación de los legata-
rios [arts. 2523 y 2526, Cód. Civil y Comercial; art. 3857,
Cód. Civil] habiéndose de llevar a cabo la diligencia en el
que fuera último domicilio del testador.
Por ello y lo dispuesto por los arts. 2277, 2426, 2523,
2526 y concs. del Cód. Civil y Comercial [arts. 3280, 3565,
3854, 3857 y concs., Cód. Civil] y por los arts. 584, inc. 2,
59 1, 592 y concs. del CPCC SFe (art. 656, inc. 5, CPCC Cór-
VS pido lo siguiente:
d ~ b a a) ~
PETITORIO.Por todo 10 expuesto, a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carhc-
ter que invoco en mérito al testamento por acto público
acompañado, que se agregará a los autos.

1 Éste fue el criterio que siguió el Código Civil y Comecial, Por todos,
ver PERRINO, Derecho de h sucesiones, t. 1, no 415 a 417. El art. 3314 del
C6d. Civil no aclaraba en quk situaci6n quedaba el heredero intimado que
no contestaba, por lo cual la doctrina predominante sostenía que debla ser
considerada aceptante.
2 Los Códigos Procesales de la Nación, Provincia de Buenos Aires y
Entre Rios no establecen expresamente el elenco de legitimados procesales
para iniciar el juicio sucesorio, por lo cual la legitimacidn del albacea para
promover el juicio sucesorio cuando solo concurren legatarios a la suce-
si6n, o si concurren herederos y estos son negligentes, se basa en las nor-
mas de fondo (arts. 3844, 3851, 3854 y concs., G d . Civil; arts. 2423 y 2529,
C6d. Civil y Comercial). Concuerdan con esto FASSI,MEDINA,GOYENA C~PELU~,
NATALE y GARC~A DE SOLAVAGIONE, entre otros autores.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

b) Tenga por iniciada la sucesión ab ilztestato y testa-


mentaria de don RB, debiendo citarse por edictos3 que se
publicarán por el término de ley en el Boletin Oficial y dia-
rio ..., a todos los que se consideren con derecho a los bie-
nes de esta herencia para que comparezcan a hacerlos valer
en el plazo legal [de acuerdo con el C6digo Civil y Comer-
cial, los edictos se publican por un solo día en el diario de
publicaciones oficiales -art. 2340-1.
c) Se oficie al Registro de Procesos Universales y al Re-
gistro de Testamentos del Colegio de Escribanos.
d) Se recaben los informes de la AFIP y organismos de
la seguridad social (según las distintas jurisdicciones).
e) Se dé intervención a los Ministerios Públicos.
f ) Se fije día y hora a los efectos de levantar el inventa-
rio de los bienes sucesorios en el último domicilio del cau-
sante, citándose a tal acto a los herederos y legatarios.
g) Oportunamente, dicte resolución declarando únicos
herederos del causante a sus dos hijos JB y RB, y a la vez
apruebe en cuanto a sus formas el testamento por acto pú-
blico otorgado por el causante, confirmando la institución
de los legados particulares a favor de los beneficiarios JM,
PF, LD y RM.

a) FORMULADOPOR EL APODERADO DEL HEREDERO RESPECTO


DE UN TESTAMENTO POR ACTO PÚBLICO

Señor Juez:
NN, abogado, por la participación que tengo acreditada
en autos "RB slsucesión testamentaria", expte. no ..., año ...,
comparezco ante VS y digo:
Que en estos autos se ha acreditado el fallecimiento del
causante con la partida de defunción agregada a fs. ...; y la

3 Cuando en el testamento hay institución de heredero el CPCCN y los


c6digos que lo siguen disponen que no se requiere la publicaci6n de edictos
citatorios (art. 699,CPCCN; art. 734, CPCCBA;art. 728, CPCC ERíos).
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

vocación sucesoria del pretendiente a la herencia con el tes-


tamento por acto público del de cujus, por el cual designa
iinico heredero a mi representado, y cuyo testimonio autén-
tico obra a fs. ...
Que se han publicado los edictos citatorios por e1 tér-
mino de ley, sin que se hayan presentado otros interesados
en la herencia. Adjunta los edictos para ser incorporados a
los autos con certificación de la actuaria.
Se han recabado los informes previos de la Caja de Pen-
siones Sociales de la Provincia y de la API (Provincia de
Santa Fe), el informe del Archivo de Testamentos del Cole-
gio de Escribanos, adjuntando tales informes, y se ha dado
intervención a los Ministerios Públicos.
En consecuencia, y de acuerdo con los arts. 34 13, 37 10,
3713 y concs. del C6d. Civil; arts. 2338, 2484, 2486 y concs.
del Cód. Civil y Comercial; art. 708 y concs. del CPCCN (arts.
743, CPCCBA; art. 737 y concs., CPCC ERíos)', a VS pido:
a) Agregue los edictos acompañados con certificación
de la actuaria, y los informes que se adjuntan.
b) Se corra vista a los Ministerios Públicos.
c) Oportunamente, dicte resolución aprobando el testa-
mento de RB en cuanto a sus formas y confirme la institu-
ción de heredero a favor de JM, debiendo cesar la inter-
vención fiscal, y oficiarse al Registro de Procesos Universales
a fin de que ella se registre.

b) FORMULADOPOR EL ALBACEA TESTAMENTARIO RESPECTO


DE UN TESTAMENTO OLdGRAFO

Señor Juez:
NN, albacea testamentario en la sucesión testamentaria
de don RB, expte. no ..., año ..., con patrocinio letrado, com-
parezco ante VS y digo:

1 Recordemos que en los Cbdigos Procesales de Cbrdoba y Santa Fe no


estai regulado el procedimiento de la sucesi6n testamentaria destinado a obte-
ner el auto aprobatorio de testamento, por lo cual se aplican las disposicio-
nes sobre el trámite de la declaratoria de herederos (arts. 658 a 660, CPCC
Cdrdoba; art. 592 y SS., CPCC SFe).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Que en estos autos se ha acreditado el fallecimiento del


causante con la partida de defunción agregada a fs. ... de
los autos sobre protocolización de su testamento ológrafo
(expte. no ..., año ...); y también la vocación hereditaria de
los pretendientes a la herencia, que son todos legatarios
particulares instituidos en dicho testamento ológrafo de fe-
cha ..., el cual fue reconocido y protocolizado en el trámite
cumplido preliminarmente en el citado expediente, que in-
tegra estas actuaciones. El testimonio auténtico del testa-
mento ológrafo protocolizado obra a fs. ... de autos [Recor-
demos que, de acuerdo con el Código Civil y Comercial, la
comprobación de la autenticidad del testamento ológrafo se
deber realizar por pericia caligráfica, art. 2339, párr. 2'1.
Que se han publicado los edictos citatorios por el tér-
mino de ley, sin que se hayan presentado otros interesados
en la herencia. Adjunta los edictos para ser incorporados a
los autos con certificacibn de la actuaria.
Se han recabado los informes previos de la Caja de Pen-
siones Sociales de la Provincia y de la API (Provincia de
Santa Fe), el informe del Archivo de Testamentos del Cole-
gio de Escribanos, adjuntando tales informes, y se ha dado
intervención a los Ministerios Piiblicos.
En consecuencia, y de acuerdo con los arts. 2338, 2484,
2462, 2486 y concs. del Cód. Civil y Comercial (arts. 3413,
3751, 3752 y concs., C6d. Civil), y art. 708 y concs. del CP
CCN (art. 743, CPCCBA; art. 737 y concs., CPCC ERíos)*, a
VS pido:
a) Agregue los edictos acompañados con certificación
de la actuaria, y los informes que se adjuntan.
b) Se corra vista a los Ministerios Públicos.
c) Oportunamente, dicte resolución aprobando el testa-
mento de RB en cuanto a sus formas y confirme la institu-
ción de legatarios a favor de ..., debiendo cesar la interven-
ción fiscal, y oficiarse al Registro de Procesos Universales
(en las jurisdicciones que así se ordene) a fin de que ella se
registre.

2 Vale, al respecto, lo aclarado en la nota anterior.


SUCESIÓN TESTAMENTARIA

0 AUTO APROBATORIO DEL TESTAMENTO

..., 30 de junio de 2014.


AUTOSY VISTOS: estos caratulados "JJ slsucesion testamen-
taria", expte. no ..., año ..., que tramitan por ante este Juz-
gado Civil y Comercial de la ... Nominación, de los que re-
sulta que se ha iniciado la sucesión testamentaria de don
NN, fallecido en esta ciudad el ..., y
CONSIDERANDO: que con la partida de defunción agregada
a fs. ... se acredita el fallecimiento del causante don ... Con
el testamento otorgado por éste en fecha ... por escritura
pdblica no ..., pasada ante el registro del escribano pdblico
don ... de esta ciudad, cuyo testimonio auténtico obra a fs.
... de autos, se acredita la vocacibn sucesoria del heredero
instituido don ...
Que se publicaron edictos citatorios por el término de
ley sin que se hayan presentado otros pretendientes a los
bienes de la herencia, los cuales constan a fs. ... de autos;
se han recabado los informes pertinentes de la AFIP [o del
organismo fiscal que corresponda]; de la Caja de Asisten-
cia Social (o de la Caja de Previsión Social) y del Registro
de Testamento [o de Actos de a t i m a Voluntad] del Colegio de
Escribanos, y los Ministerios Públicos han dictaminado
de conformidad (fs. ...).
Por todo ello, con las constancias de autos y lo dispues-
to por los arts. 2338, 2462, 2484, 2486 y concs. del C6d.
Civil y Comercial (arts. 3413, 3606, 3607, 3654, 3710, 3713,
375 1 y concs., Cód. Civil) y el art. 708 y concs. del CPCCN
(art. 743, CPCCBA; art. 737 y concs., CPCC ERíos).
RESUELVO: Aprobar en cuanto a sus formas el testamento
por acto público de fecha ...,otorgado por el causante JJ por
escritura no ... pasada ante el escribano público don ..., y
confirmar la institución de heredero a favor de ... sin per-
juicios de terceros. Póngaselo en posesión de los bienes de
la herencia no poseídos por terceras personas. Hágase sa-
ber, insértese, agréguese copia e inscríbase en el Registro
de Procesos Sucesorios (en las jurisdicciones que así co-
rresponda). Cese la intervención fiscal.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

9 11. AUTODE DECLARATORIA Y APROBACI~N DEL TESTMENTO

El auto aprobatorio de testamento produce los mismos


efectos que la declaratoria de herederos, son resoluciones
equivalentes pues sus efectos son meramente patrimoniales, y
no causan estado, se dictan siempre sin perjuicio de terceros.
Esto significa que el auto aprobatorio de testamento carece
de los efectos de la cosa juzgada material, por lo cual el tes-
tamento puede ser impugnado por vicios formales, por inca-
pacidad mental del testador, por vicios de la voluntad; y el
heredero instituido puede ser confinado a la porción disponi-
ble por un heredero forzoso preterido que ejerce la acción
para que le cubran su legitima (art. 3715, Cód. Civil; esta Úl-
tima situación la contempla el C6digo Civil y Comercial de la
siguiente forma: el heredero legitimario excluido recibe su
porción legitima a título de heredero de cuota, y el heredero
instituido continúa como heredero universal, art. 2450). So-
bre esta cuestión ver capitulo IV, § 17).
AdemBs, el auto aprobatorio de testamento pone en pose-
sión de la herencia a los instituidos, o sea los inviste de su
calidad hereditaria frente a toda la comunidad, erga omnes,
permitiendo ejercer todos los derechos y obligaciones inhe-
rentes a la calidad de tales, como herederos universales o
herederos de cuota (herederos o legatarios de cuota en el len-
guaje del Código Civil). A los legatarios particulares los ha-
bilita a pedir la entrega de sus legados.

..., 30 de juniode 20 14.


AUTOSY VISTOS: estos caratulados "JJ slsucesión", expte .
no ..., año ..., que tramitan por ante este Juzgado CiviI y Co-
mercial de la ... Nominación, de los que resulta: que se ha
iniciado la sucesión ab intestato y testamentaria de don
NN, fallecido en esta ciudad el ..., y
CONSIDERANDO: que con la partida de defunción agregada
a fs. se acredita el fallecimiento del causante don ... Con
la partida de matrimonio de fs. ... y las de nacimiento de
fs. ..., se acredita la vocación hereditaria de la esposa su-
pérstite del causante, doña ..., y de los hijos ...
Que a su vez con el testamento por acto público otorga-
do por el causante ante el escribano de esta ciudad, don ...
de fecha ..., agregado a fs. ... se comprueba la vocación su-
cesoria testamentaria de ..., a quien el testador ha instituí-
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

do legatario de la porci6n de su patrimonio que la ley le


permite disponer libremente, siendo, por ende, legatario de
parte alícuota [heredero de cuota, segiin la denominación
del art. 2488, Cód. Civil y Comercial].
Que se publicaron edictos citatorios por el término de
ley sin que se hayan presentado otros pretendientes a los
bienes de la herencia, los cuales constan a fs. ... de autos;
se han recabado los informes pertinentes de la Administra-
ción Provincial de Impuestos; de la Caja de Asistencia So-
cial y del Registro de Testamento [o de Actos de Última Vo-
luntad] del Colegio de Escribanos, y los Ministerios Públicos
han dictaminado de conformidad (fs. ...) .
Por todo ello, constancias de autos y lo dispuesto por los
arts. 2338, 2426, 2433, 2462, 2484, 2488 y concs. del C6d. Civil
y Comercial (arts. 3565 y 3570, 3606, 3607, 3719 y concs.,
C6d. Civil) y los arts. 699, 700, 708 del CPCCN (arts. 735, 742,
CPCCBA; arts. 729, 737 y concs., CPCC ERíos; arts. 584, 591
y concs., CPCC SFe; arts. 655, 658 y concs., CPCC Córdoba1).
RESUELVO:1 ) Declarar que por fallecimiento de NN (DNI
no ...), son sus únicos y universales herederos, sin perjuicio
de terceros, su cónyuge supérstite, doña ..., y sus hijos ...
2) Aprobar en cuanto a sus formas el testamento por acto
público del causante otorgado el ... ante el escribano ... de
esta ciudad, y confirmar la institución en la porción dispo-
nible a favor de ... Póngaselos en posesi6n de los bienes de
la herencia no poseídos por terceras personas.
Hágase saber, insértese, agréguese copia e inscríbase en
el Registro de Procesos Sucesorios (en las jurisdicciones que
así corresponda). Cese la intervención fiscal.

2 . ESCRITO
SOLICITANDO LA ENTREGA DEL LEGADO

Señor Juez:
NN, abogado, por la participación acreditada en autos
"B, R slsucesi6n testamentaria", expte. no ..., año ..., en ca-

l Los Códigos Procesales de Santa Fe y Cbrdoba, según adelantamos,


no contienen disposiciones sobre el trAmite de la sucesi6n testamentaria, sal-
vo en lo que respecta a la protocolización de testamentos ológrafos y cerra-
dos, en el capítulo sobre "actos de jurisdicci6n voluntaria".
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

rácter de apoderado del legatario particular don ..., compa-


rezco ante VS y expongo:
Que mi representado ha sido instituido legatario por el
causante en su testamento por acto público d e fecha ...,
cuyo testimonio auténtico obra a fs. ... de autos, el cual fue
aprobado y confirmada la institución hereditaria por sen-
tencia de VS de fecha ..., fs. ... El testador le dej6 a mi re-
presentado su autom6vil Ford Focus modelo ... chapa pa-
tente ..., el cual se encuentra depositado en el garaje del
inmueble que tiene su vivienda.
Que habiendo sido aprobado el testamento, denunciado
los bienes y habikndose abonado los impuestos pertinentes
según consta a fs. ..., solicito a VS que, previa vista a los he-
rederos, lo ponga a mi mandante en posesión del bien lega-
do y lo autorice a conducirlo, librándose a tal efecto man-
damiento al señor Oficial de Justicia, y a la vez se oficie al
Registro Nacional del Automotor a los fines de que se trans-
fiera el dominio del vehiculo a nombre del legatario.
Por lo expuesto, y de acuerdo a lo establecido en los
arts. 2498 y 2499 del C6d. Civil y Comercial [arts. 3767,
3768 y concs. del Cód. Civil], a VS solicito:
a) Se corra vista por el término de ley a los herederos
de este pedido.
b) Agregue a los autos fotocopia certificada del registro
de conductor de mi mandante.
c ) Oportunamente, libre mandamiento y oficio confor-
me lo solicitado.

1 3. INCIDENTE
POR D E S T I T U C I ~ N DEL ALBACEA
A PEDIDO DE HEREDEROS

El albacea es un mandatario del testador y para que el


incumplimiento de sus obligaciones surta efectos legales debe
ser previamente constituido en mora (CNCiv, Sala E, 15/2/79,
ED, 84-520).

Señor Juez:
NN, abogado, por la participación acreditada en autos
"B, R slsucesión testamentaria", expte. no ..., año ..., en ca-
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

rácter de apoderado de los herederos instituidos NB y FB,


comparezco ante VS y expongo:
Que mis representados han sido instituidos herederos
por el causante en su testamento por acto público de fecha
..., cuyo testimonio auténtico obra a fs. ... de autos, el cual
fue aprobado y confirmada la institución hereditaria por
sentencia de VS de fecha ..., fs. ...
Que en la calidad invocada, y cumpliendo instrucciones
de mis representados, promuevo incidente de destitución del
albacea testamentario don ZZ en base a los hechos y al de-
recho que a continuación expondré.
1. HECHOS. El causante don RB en su testamento de-
signó como albacea al señor ZZ, para que se encargue del
cumplimiento de sus disposiciones de última voluntad, que
además de la institución de herederos a favor de mis repre-
sentados, comprenden varios legados particulares a favor
de diversas personas e instituciones, que, en total, no absor-
ben más del 20% de la herencia. De entrada el demandado
demostró su indebido apresuramiento para ejercer funciones
que exceden sus atribuciones en presencia de herederos ins-
tituidos por el testador, y que tienen derecho preferente a la
posesión y administración de los bienes hereditarios, en
cuanto son los verdaderos propietarios de la herencia y gra-
vados con el cumplimiento de los legados [arts. 2523, 2528,
2529 y concs., Cód. Civil y Comercial; arts. 3417, 3798 y
concs., C6d. Civil].
Después de efectuar el inventario de los bienes relictos,
el señor ZZ, invocando su calidad de albacea, se hizo cargo
de la administración de los bienes objeto de los legados,
dos propiedades urbanas arrendadas por el causante, y un
local comercial de venta de ropa de hombre en funciona-
miento con cuatro empleados, que administraba directamen-
te el causante, y que se lo ha dejado a sus dos empleados
más antiguos. Pues bien, ya ha transcurrido un año des-
de que se inici6 el tramite de esta sucesi6n, y el albacea
viene cobrando los arrendamientos de los dos inmuebles,
sin que haya rendido cuentas; como también viene perci-
biendo las utilidades del comercio sin rendir cuentas y sin
pagar las cargas fiscales no obstante contar con recursos
para ello; además hace tres meses que no paga el sueldo a
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

los empleados, ni las obligaciones de la seguridad social,


entreteniéndolos con falsas excusas, y de los cuales hemos
recibido quejas y reclamos, pues están próximos a iniciar
acci6n laboral contra la sucesibn, habiendo ya cursado la
intimación que acompañamos al presente.
Mis representados lo han intimado formalmente por
carta documento al albacea para que regularice la situación
laboral de los empleados, y rinda cuentas de su gesti6n ad-
ministradora, pero no obtuvieron respuesta alguna. Acom-
paño dicha carta en original y fotocopia, para agregar a los
autos.
El mal desempeño del albacea está ocasionando graves
perjuicios a los intereses de la sucesiiin, y su actuaciiin
irregular configura la causal de "mala conducta en sus fun-
ciones" prevista por los arts. 2528 y 2531 del C6d. Civil y
Comercial (art. 3864 del Cód. Civil), que por este acto invo-
camos expresamente para que VS aplique la sanción de des-
titución de su cargo.
11. PRUEBA.Ofrece la siguiente:
a) Documental: 1) Nota de los empleados del comercio
de la sucesión de fecha ... requiriendo el pago de los sala-
rios adeudados. 2) Carta documento remitida por mis re-
presentados al albacea exigiéndole rendici6n de cuentas de
su administración, de fecha.. .
b ) Testimonial: I ) De los dos arrendatarios de los in-
muebles sucesorios, señores ..., domicilado en ..., y ..., domi-
ciliado en ... Se 10s intimará para que en el acto de deponer
como testigos exhiban los recibos de pago de los arrenda-
mientos desde la fecha de apertura de la sucesión, o sea
desde el ... 2) De los empleados del comercio "ZZ", seño-
res ... Depondrgn a tenor del interrogatorio que en sobre
cerrado se adjunta.
c) Informativa: de la AFIP y del Anses, para que infor-
men sobre la deuda que registra el comercio "ZZ" y sus em-
pleados ...
111. DERECHO. Fundo esta demanda en los arts. 2528
y 253 1 del C6d. Civil y Comercial; el art. 3864 y concs. del
Cód. Civil; art. 175 y concs. del CPCCN (art. 175 y SS., CPC
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

CBA; arts. 387-c, inc. 3, y 413, CPCC SFe; art. 426 y SS.,
CPCC Córdoba; art. 172 y SS., CPCC ERíos).
Por todo lo expuesto a V S pedimos:
IV. PETITORTO.
a) Me tenga por presentado, domiciliaclo y en el carac-
ter invocado.
b ) Tenga por iniciado incidente sobre destitución del al-
bacea testamentario ZZ, a quien se le correrá traslado para
que conteste la demanda y ofrezca prueba, por el término y
bajo los apercibimientos de ley.
c) Tenga presente la prueba ofrecida.
d) Oportunamente, dicte resolución admitiendo esta pre-
tensión y disponiendo la destitución de sus funciones del
señor albacea testamentario ZZ por la causal invocada en
este escrito, con costas en caso de oposición.
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO.
REVOCACI~NDE LEGADOS

A) NOCIONES
GENERALES

a) En el Cbdigo Civil. En lo que respecta a su contenido,


el testamento es un acto fundamentalmente patrimonial, pues
así lo caracteriza expresamente el art. 3607 del Cod. Civil, pu-
diendo el testador disponer de sus bienes por las siguientes
vías: institución de heredero; designación de legatario de cuota;
institución de legados particulares; imposición de un cargo a
un heredero o legatario, en beneficio de un tercero; organi-
zar un fideicomiso testamentario. Si instituye heredero te-
niendo a su vez herederos forzosos (descendientes, ascendien-
tes o c6nyuge), &tos pueden reclamar su legitima y reducir el
llamado al heredero instituido a los límites de la porción
disponible (art. 37 15, C6d. Civil). Igualmente, si instituye
legatarios excediendo la porción disponible, aquéllos los re-
ducirán mediante el ejercicio de la acción de reducción (art.
3601). Y se reducen en orden inverso al orden de pago del
art. 3795.
El testamento tambibn puede contener disposiciones ex-
trapatrimoniales validas como reconocimiento de un hijo
extramatrimonial; designación de tutor para un hijo menor;
indicaciones sobre educación de los hijos; disposición sobre
partes separables del cadáver (órganos o materiales anatómi-
cos), para uso científico o para ser implantados en otros se-
res humanos (-art. 19, ley 24.163-), el reconocimiento de un
hecho, como la convivencia en concubinato con determinada
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

persona; imposici6n a herederos o legatarios de cargos o con-


diciones de naturaleza extrapatrimonial, entre otras.
El contenido del testamento se rige por la ley del último
domicilio del causante (art. 3283, C6d. Civil).
b) E n el Código Civil y Comercial. El ordenamiento vi-
gente mantiene sustancialmente la misma regulación jurídica
del testamento, en lo que respecta a su contenido y validez.
El testamento es también y fundamentalmente un acto de dis-
posición patrimonial, s61o que se cambian las denominaciones
de dos sucesores testamentarios; el heredero instituido pasa a
llamarse "heredero universal", y el legatario de cuota "herede-
ro de cuota". Si el testador instituye heredero universal, te-
niendo a su vez herederos forzosos, éstos pueden reclamar su
legítima y reducir el llamado al heredero instituido a los limi-
tes de la porci6n disponible. Igualmente, si instituye legata-
rios excediendo la porción disponible, aquéllos los reducirán
mediante el ejercicio de la acción de reducción, hasta obtener
el complemento de su legitima (art. 2452, Cód. Civil y Comer-
cial). Los legados, dispone el segundo párrafo de dicha nor-
ma, se reducirán en el mismo orden establecido por el art.
2358, párr. 2 O . Pero aquí se deslizó un error, porque los lega-
dos se reducen en orden inverso al dispuesto por el art. 2358;
de lo contrario no tendría sentido el orden de preferencia
para el pago de legados de este último precepto.
Puede también el testamento contener disposiciotzes extra-
patrimoniales, que el Código Civil y Comercial menciona ex-
presa y genéricamente en el art. 2462.
El contenido del testamento también se rige por la ley vi-
gente del domicilio del testador al tiempo de su muerte (arts.
2466 y 2644, Cód. Civil y Comercial).

a) EL HEREDERO INSTITUIDO

El heredero es, en el Código Civil, la figura máxima que


puede crear el testador, con iguales características esenciales
que el heredero Iegal. Tiene, como éste, su vocación a la uni-
versalidad, a abarcar toda la herencia. Pero no tiene la pose-
sión hereditaria (investidura del título de heredero) de pleno
derecho; tiene que solicitarla al juez, mediante el trámite de
la aprobación del testamento. El auto aprobatorio de testa-
mento equivale a la declaratoria de herederos; implica el re-
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

conocimiento judicial o investidura de su calidad de heredero


testamentario (art. 3413). Si fallece antes que el testador,
carece de derecho de repre~entaci6n~ o sea que no transmite
su derecho a sus herederos (art. 3743). El testador puede so-
lucionar esta carencia instituyendo heredero a una persona
determinada "y a sus herederos" (art. 3800), o bien previendo
una sustitución vulgar ("instituyo heredero a Juan, y si este
no quiere o no puede aceptar la herencia, instituyo heredero
a Pedro" -arta 3724-). No tiene el heredero testamentario
obligación de colacionar las donaciones que le hubiese hecho
en vida el causante. Para instituir heredero no hace falta
una fórmula sacramental, ni que expresamente el testador
consigne "instituyo heredero"; basta que dé a entender que le
deja toda su herencia, todo su patrimonio o todos sus bienes
(art. 3716). Tampoco es necesario que lo designe con nom-
bre y apellido; son suficientes indicaciones para que se lo
pueda identificar (art. 3621). Si el testador deja todo su pa-
trimonio a varias personas asignando partes alicuotas, no son
herederos, sino legatarios de cuota (art. 3719). El heredero
testamentario es quien tiene la legitimación procesal para ini-
ciar y tramitar el juicio sucesorio.
En el Código Civil y Comercial no hay variaciones signifi-
cativas en la configuración legal del heredero instituido. Son
aquellos que el testador instituye sin asignación de partes, y
los denomina "herederos universales"; si son varios suceden
al causante por partes iguales y tienen vocación a todos los
bienes de la herencia a los que el testador no hubiese dado
un destino diferente (art. 2486). Tienen derecho a acrecer
(arts. 2486 y 2489); no tienen de pleno derecho la posesión
hereditaria, a la que e1 citado ordenamiento denomina inves-
tidura del título de heredero (Capitulo 2, Título VII); tienen
que solicitarla al juez, mediante el trámite de la aprobación
del testamento, salvo que se haya instituido herederos a los
mismos herederos forzosos (art. 2338). Si el heredero insti-
tuido fallece antes que el testador, carece de derecho de re-
presentacidn, o sea que no transmite su derecho a sus here-
deros, salvo que el testador haya previsto una sustitución
vulgar (art. 2491, párr. 2") o que haya instituido a los herede-
ros forzosos sin alterar sus porciones hereditarias legales
(art. 2429, párr. 3"). No tiene el heredero universal obliga-
ción de colacionar las donaciones que le hubiese hecho en
vida el causante, salvo que fuese heredero forzoso (art. 2385,
párr. 3"). Para instituir heredero no hace falta que lo desig-
ne con nombre y apellido; son suficientes indicaciones para
que se lo pueda identificar sin dejar dudas (art. 2484). Si el
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

testador deja todo su patrimonio a varias personas asignando


partes alícuotas, sin atribuirles derecho de acrecer, no son
herederos universales sino herederos de cuota (art. 2488).

En el Código Civil, es aquel a quien el testador asigna


una parte alícuota de su herencia (v.gr., un medio, un cuar-
to, un quinto). No está reglamentado en el Código Civil,
sólo algunas disposiciones se refieren a él (arts. 3263, 37 19 y
su nota), pero la jurisprudencia le ha ido reconociendo facul-
tades y derechos a tal punto que prhcticamente queda hoy
equiparado a un heredero testamentario, s61o que carece de
derecho de acrecer.
En el C6digo Civil y Comercial, siguiendo al Proyecto de
Código Civil y Comercial de 1998, al legatario de cuota se lo
denomina "heredero de cuota'), sin vocación universal (art.
2488), y lo diferencia del "heredero universal", que goza de
aquella vocación consistente en el derecho a abarcar poten-
cialmente la totalidad de la herencia, como dijimos. Es de-
cir, el régimen legal del flamante heredero de cuota es equiva-
lente al del legatario de cuota.

C) EL LEGATARIO PARTICULAR

En el Código Civil, es aquel a quien el testador deja una


cosa o un bien determinado, o un conjunto de ellos (art. 3263,
párr. 2'); no es parte en el juicio sucesorio, no tiene legitima-
ción para iniciarlo, sólo puede actuar por vía oblicua (art.
1196, Cod. Civil), en caso de inacción de los herederos o de
los legatarios de cuota, igual que el acreedor de la sucesión.
La aceptaci6n del legado se presume (art. 3804). El legata-
rio tiene acción para reclamar la entrega de su legado, contra
el heredero, legatario de cuota o albacea (arts. 3767, 3768 y
3798). Si hay herederos forzosos, los legados no pueden ex-
ceder la porción disponible, según el art. 3591.
En el Código Civil y Comercial, la noción es la misma
(art. 22781, e igualmente su régimen jurídico. Ha comprimi-
do el elenco de los legados particulares (arts. 2494 a 2510), y
cabe destacar dos diferencias trascendentes. En primer lu-
gar, el legado de cosa ajena se puede convalidar si el testador
la adquiere antes de fallecer (art. 2507), no siendo ello posi-
ble en el Código Civil (art. 3752); en segundo término, la ley
ya no presume la aceptación (art. 3804, C6d. Civil), sino que
ésta debe ser expresa, y cualquier interesado puede pedir al
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

juez la fijación de un plazo para que el legatario instituido se


pronuncie, bajo apercibimiento de tenerlo por renunciante.
El legatario puede renunciar al legado mientras no lo haya
aceptado (art. 252 1).

d) EL B E N E F I C I A N 0 DE UN CARGO

En el Código Civil, no es técnicamente "sucesor" del cau-


sante, en el sentido del art. 3263, sino beneficiario de una li-
beralidad instituida mediante el mecanismo de imponer el tes-
tador una obligación a un heredero o legatario a favor de un
tercero (el Código sólo contempla el cargo impuesto a legata-
rios, pero nada impide que también lo imponga a los herede-
ros, según pacifica doctrina). La obligación puede consistir
en dar una suma de dinero, una cosa, o un hacer. El benefi-
ciario tiene acción por cumplimiento del cargo contra el gra-
vado; los herederos o el albacea tienen acción por revocaci6n
del legado o institucibn de heredero por incumplimiento del
cargo, cuando &te ha sido impuesto como causa final de la
liberalidad (art. 3841).
El C6digo Civil y Comercial mantiene el mismo régimen,
con alguna modificación. Establece expresamente que las re-
glas aplicables para los actos jurídicos se aplican a los testa-
mentos, en cuanto no sean alteradas por las disposiciones de
este título (art. 2463). Por lo tanto, se aplica a los legados
la normativa sobre el cargo en los actos juridicos (art. 354
a 357). Se establece que los cargos constituidos por hechos
imposibles o prohibidos por la ley, o contrarios a la moral,
son nulos, pero no afectan las disposiciones sujetas a ellos
(art. 2468), con lo cual se modifica la solución actual del Có-
digo Civil, en cuanto dispone que ese cargo prohibido anula
la disposición a que se halle impuesto (art. 3808). Sigue vi-
gente la revocación del legado por incumplimiento del cargo,
cuando éste ha sido impuesto como causa final del legado
(art. 2520, inc. b).

e ) Los SUCESORES POR FZDEZCOMZSO

En la ley 24.441 y en el Código Civil, tanto el fiduciario


como el beneficiario y el fideicomisario son sucesores mortis
causa del testador fiduciante, sujetos al régimen de las suce-
siones mortis causa, puesto que la causa de su adquisición se
encuentra en el testamento del causante, que organizó el fi-
deicomiso (XVII Jornadas Nacionales de Derecho Civil, Santa
Fe, 1999, comisión 6; FERRER, Estructura e instrumentación
sucesoria del fideicomiso testamentario, "Revista de Derecho
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Procesal", 2002-2-237, y Fideicomiso testamentario y derecho


sucesorio,y sus referencias). El fiduciario puede ser un he-
redero, legatario de cuota o legatario particular fiduciario,
segun que el testador haya destinado al fideicomiso toda su
herencia, una parte alícuota o un bien determinado; el bene-
ficiario es un legatario de frutos o de prestaciones periódi-
cas de sumas de dinero; el fideicomisario es un legatario par-
ticular.
El Código Civil y Comercial regula el contrato de fideico-
miso (art. 1666 y SS.) y dispone aplicables determinadas nor-
mas contractuales compatibles con el fideicomiso constituido
por testamento (arts. 1699 y 1700). Y en el Libro V, sobre
sucesiones, caracteriza al fiduciario como "heredero o legata-
rio", según que el testador haya dispuesto de toda la heren-
cia, de una parte indivisa o de bienes determinados para el
fideicomiso (art. 2493). Recordemos que el legatario de cuo-
ta en e1 nuevo Código se denomina "heredero de cuota" (art.
2488, C6d. Civil y Comercial). Aunque no los menciona, ello
no impide caracterizar al beneficiario y al fideicomisario de
un fideicomiso testamentario como sucesores rnortis causa del
testador por la razón expuesta en el párrafo anterior.

En el Código Civil, las causales de nulidad de testamento


están dispersas en varios preceptos. Así, la nulidad del testa-
mento puede sobrevenir por las siguientes causas.
a) Por violar una prohibición legal (v.gr., art. 3723).
b) Por vicios formales (incumplimiento de algún requisi-
to formal solemne (arts. 3625, 3627, 3630 y 3632).
c) Por falta de sanidad mental del testador (arts. 36 15 y
3616).
d) Por los vicios de la voluntad, aunque no hay normas
especificas en materia testamentaria, se aplican los principios
generales, en razón de que el testamento es un acto jurídico
(dolo -arto 93 1 y SS., Cód. Civil-, violencia -art. 936 y SS.-, si-
mulación por interposición de persona -art. 955 y siguientes-).
e) Por falsa causa o causa que no tiene efecto (art. 3832).
f ) Por inhabilidad del beneficiario para recibir por testa-
mento (arts. 3664, 3686, 3736 y 3739 a 3741).
El Código Civil y Comercial, con buena técnica legislati-
va, sistematiza y reúne las causales de nulidad en el art. 2467,
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

el cual dispone que es nulo el testamento o, en su caso, la


disposición testamentaria en los siguientes supuestos.
a) Por violar una prohibición legal.
b) Por defectos de forma.
c) Por haber sido otorgada por persona privada de razón
en el momento de testar. La falta de razón debe ser demos-
trada por quien impugna el acto.
d) Por haber sido otorgada por persona judicialmente de-
clarada incapaz. Sin embargo, ésta puede otorgar testamen-
to en intervalos lúcidos que sean suficientemente ciertos como
para asegurar que la enfermedad ha cesado por entonces.
e) Por ser el testador una persona que padece limitacio-
nes en su aptitud para comunicarse en forma oral, y además,
no saber leer ni escribir, excepto que lo haga por escritura,
con la participación de un intérprete en el acto.
f ) Por haber sido otorgado con error, dolo o violencia.
g) Por favorecer a persona incierta, a menos que por al-
guna circunstancia pueda llegar a ser cierta.

9 4. CONSTZTUCI~N
DE UN FIDEICOMISO

a) POR TESTAMENTO
El fideicomiso estaba regulado en la ley 24,441, la cual
en su art. 3 O establecía que se podía constituir por testamen-
to, pero nada miis previó con relaci6n a esta figura. Por lo
tanto, el fideicomiso testamentario se regia por las disposicio-
nes de1 fideicomiso contractual (arts. 4" a 18), en cuanto sean
compatibles con el acto de última voluntad que es el testa-
mento, y por las normas de la sucesión testamentaria del Códi-
go Civil (sobre fideicomiso testamentario, su instrumentación
y tramite sucesorio, ver FERRER - PBREZLASALA, El fideicomiso tes-
tamentario; BASSET, Fideicomiso testumentare'o; AZPIRI- REQUEIJO,
El fideicomiso y el derecho sucesorio, LL, 1995-D-1 127; MEDI-
NA, Fideicomiso testamenrario, JA, 1995-111-705; H E R N ~ D-E Z
UGARTE, Rkgimen jun'dicu de 20s testamentos, cap. IX-2").
Es recomendable instrumentar el fideicomiso testamenta-
rio notarialmente por las especificaciones y requisitos técni-
cos que se deben cumplir. Por ser el testamento un acto de
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

última voluntad y unilateral, el fideicomiso que instituya el


testador deberá ser de administración, es decir, un fideicomi-
so que no requiere previa negociación entre dos partes.
El testador puede destinar toda la herencia, una parte ali-
cuota o bienes determinados para constituir el fideicomiso,
que se deben individualizar debidamente. Si el testador tie-
ne herederos forzosos, $610 podrá destinar bienes que no ex-
cedan el valor de su porción disponible (art. 2445, Cód. Civil
y Comercial; art. 3591, C6d. Civil). Debe designar un fidu-
ciario, que será heredero universal, heredero de cuota o lega-
tario particular fiduciario, según que le deje toda la heren-
cia, una parte alicuota o bienes determinados, para constituir
el patrimonio fideicomitido; debe consignar las instrucciones
para la gesti6n del fiduciario, quien debe administrar los bie-
nes de acuerdo con dichas instrucciones, y las rentas que ob-
tenga debe entregárselas al beneficiario del fideicomiso, que
también debe designar el testador. El beneficiario es un le-
gatario de frutos o de prestaciones periódicas de sumas de
dinero. El fiduciario descontará previamente de dichas ren-
tas los gastos y su comisión. El testador, además, debe some-
ter el fideicomiso a una condición suspensiva (que el benefi-
ciario se reciba de abogado; que llegue a la mayoría de edad;
etc.), o bien ponerle un plazo, que no puede exceder de trein-
ta años, salvo que el beneficiario sea incapaz, caso en que se
prolongará hasta que recupere la salud o que fallezca. Cum-
plida la condición o vencido el plazo, se extinguirá el fideico-
miso, debiendo el testador prever que al producirse la extin-
ci6n el fiduciario deber&transmitir los bienes fideicomitidos
al fideicomisario, destinatario final del los bienes, que tam-
bién debe designar el testador. Puede igualmente designar
fiduciario, beneficiario y fideicomisario sustitutos, para el caso
de que los nombrados en primer término no quieran o no
puedan aceptar la disposición testamentaria.
Fallecido el testador, se debe iniciar su sucesión testa-
mentaria y obtener la resolución aprobatoria del testamento.
Si el testador ha designado heredero universal o de cuota fi-
duciario, tendrán legitimación procesal para promover y
tramitar el juicio sucesorio; si se trata de un legatario par-
ticular fiduciario, seran los herederos quienes iniciarán y tra-
mitarán la sucesi6n. Aquel solo podrA actuar e intervenir en
caso de inacción de estos. Habrá que hacer inventario, ava-
lúo y partición de los bienes relictos, y en la particibn confec-
cionar la hijuela del fiduciario, adjudicándole los bienes que
el testador destino al fideicomiso. Dichos bienes se inscribi-
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

rán a nombre del fiduciario, quien, como tal, será titular de


un dominio imperfecto (art. 2662, Cód. Civil).
El Código Civil y Comercial reglamentó el fideicomiso tes-
tamentario conforme a los lineamientos expuestos (arts. 2493
y 1699 a 1700), derogando los arts. lo a 16 de la ley 24.441, re-
feridos al fideicomiso testamentario (art. 3O, inc. e, ley 26.994).

b ) ESCRITO
INICIANDO EL JUICIO SUCESORIO. POR HEREDEROS
FORZOSOS CON TESTAMENTO QUE INSTITUYE UN FIDEICOMISO

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, do-
miciliado legalmente en calle ... de esta ciudad, comparezco
ante VS y expongo:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el mandato ad-
junto soy apoderado de los señores ..., cuyos demás datos
personales obran en dicho poder.
11. OBJETO. En tal carácter promuevo la sucesi6n legí-
tima y testamentaria del padre de mis representados, don
JL, fallecido en esta ciudad el ..., según acredito con Ia par-
tida de defunci6n que adjunto.
El causante era viudo de doña ..., cuya sucesión se tra-
mit6 ante el Juzgado Civil y Comercial de la ... de esta ciu-
dad, en la cual se dictó la declaratoria de herederos, que
acompaño, a favor de su esposo JL y sus hijos ... Acompa-
ño también las partidas de nacimiento de mis dos represen-
tados.
El causante otorgó testamento por acto público por es-
critura no ... de fecha ..., pasada ante el escribano don ...,
de esta ciudad, que acompaño al presente. En dicho testa-
mento constituye un fideicomiso de administración al cual
destina dos fincas urbanas, designando legatario fiducia-
rio de ellas a la firma inmobiliaria "RR" de esta ciudad, para
que las administre y pase las rentas al beneficiario CL, her-
mano del causante y tío de mis representados, durante un
plazo de diez años. Al vencer el plazo el fiduciario deberá
retransmitir dichas propiedades a mis representados, desti-
natarios finales de dichos bienes. En consecuencia, dicho
testamento deberá ser aprobado por VS, para luego prac-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

ticarse las operaciones de inventario, avalúo y particidn,


y adjudicar al fiduciario los inmuebles destinados al fi-
deicomiso, dejando constancia de las instrucciones del tes-
tador.
111. PETITORIO.Por lo expuesto, y conforme lo norma-
do en los arts. 2338, párr. 2", 2426, 2493 y concs. del C6d.
Civil y Comercial (arts. 3413, 3710 y concs., del C6d. Civil;
art. 3", ley 24.441), arts. 145, 699, 700, 707, 708 y concs. del
CPCCN (arts. 145, 734, 735 y 742, CPCCBA; arts. 142, 728,
729 y 736, CPCC ERíos; arts. 658 a 660, CPCC Córdoba;
art. 592 y SS., CPCC SFel), a VS pido lo siguiente:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoca en mérito al poder acompañado.
b) Tenga por promovida sucesi6n ab intestato y testa-
mentaria de don JL, debiendo citarse por edictos que se pu-
blicarán por el término de ley, a todos los que se conside-
ren con derecho a los bienes de esta herencia para que se
presenten a hacerlos valer en el plazo legal.
c ) Agregue a los autos el testimonio de la escritura de
testamento y las partidas acompañadas.
d ) Disponga la notificación al legatario fiduciario don
ZZ y al beneficiario del fideicomiso, don ..., en sus domici-
lios reales, de la iniciación de este sucesorio.
e) Se recaben los oficios a la Caja de Pensiones Socia-
les y a la API (provincia de Santa Fe).
f ) Se dé intervención a los Ministerios Públicos.
g ) Oportunamente, dicte resolución declarando que por
fallecimiento de don JL son sus hnicos herederos sus hijos
FL y DL, sin perjuicio de terceros, y apruebe el testamento
por acto público del causante, confirmando sus disposiciones
testamentarias, y se inscriba en los registros respectivos.

1 Recordemos que en los Cbdigos Procesales de C6rdoba y Santa Fe no


está regulado el procedimiento de la sucesión testamentaria destinado a obte-
ner el auto aprobatorio de testamento, por lo cual se aplican las disposicic-
nes sobre el trámite de la declaratoria de herederos (arts. 658 a 660, CPCC
Urdoba; art. 592 y SS., CPCC SFe).
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

c) INICIACI~N
POR EL HEREDERO FIDUCIARIO

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, do-
miciliado legalmente en calle ... de esta ciudad, comparezco
ante VS y expongo:
1. PERSONERIA. Como lo acredito con el mandato ad-
junto soy apoderado del señor ..., cuyos demás datos perso-
nales obran en dicho poder.
11. OBJETO. En tal carácter promuevo la sucesión tes-
tamentaria de don JL, fallecido en esta ciudad el ..., según
acredito con la partida de defunción que adjunto.
El causante era viudo de doña ..., cuya sucesión se tra-
mitó ante el Juzgado Civil y Comercial de la ... de esta ciu-
dad, en la cual se dictó la declaratoria de herederos, que
acompaño, a favor de su esposo JL. No tenían hijos ni as-
cendientes.
Careciendo de herederos forzosos, el causante otorgó
testamento por acto público por escritura no ... de fecha ...,
pasada ante el escribano don ..., de esta ciudad, que acom-
paño al presente. En dicho testamento constituye un fidei-
comiso de administración al cual destina toda su herencia,
designando heredero fiduciario a mi representado para que
administre los bienes hereditarios y pase las rentas por par-
tes iguales a sus dos sobrinos NM y J M y al Hospital Ga-
rrahan durante un plazo de veinte años. Al vencer el plazo
el fiduciario deberá retransmitir a los fideicomisarios los
bienes del fideicomiso de la siguiente forma: el inmueble de
calle ... al mencionado Hospital Garrahan; las acciones que
tiene en la sociedad ..., y el departamento de calle ... a su
sobrino NM; el campo de ... con el plantel de animales va-
cunos y todas sus instalaciones a su sobrino JM; a la Fun-
dación ... la suma de US$ ... En consecuencia, dicho testa-
mento deberá ser aprobado por VS, para luego inventariar
y tasar los bienes, pagar los impuestos respectivos, y adju-
dicar al heredero fiduciario los bienes hereditarios constitu-
tivos del fideicomiso, dejando constancia de las instruccio-
nes del testador.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

111. PETITORIO. Por lo expuesto, y conforme lo norma-


do en los arts. 2338, párr. 2O, 2486, 2486, 2493 y concs.
del C6d. Civil y Comercial (arts. 3413, 3710 y concs., C6d.
Civil; art. 3", ley 2 4 . 4 4 1); arts. 145, 699, 700, 707, 708
y concs. del CPCCN (arts. 145, 734, 735 y 742, CPCCBA;
arts. 142, 728, 729 y 736, CPCC ERíos; arts. 658 a 660,
CPCC Córdoba; art. 592 y SS., CPCC SFe), a VS pido lo si-
guiente:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoca en mérito al poder acompañado.
b) Tenga por promovida sucesión testamentaria de don
JL, debiendo citarse por edictos que se publicarán por el
término de ley, a todos los que se consideren con derecho a
los bienes de esta herencia para que se presenten a hacerlos
valer en el plazo legal.
c ) Agregue a los autos el testimonio de la escritura de
testamento.
d ) Disponga la notificaci6n a los beneficiarios del fidei-
comiso y a los destinatarios finales de los bienes, en sus do-
micilios reales, de la iniciacibn de este sucesorio.
e) Se recaben los oficios a la Caja de Pensiones Socia-
les y a la API (provincia de Santa Fe).
f ) Se dk intervencidn a los Ministerios Públicos.
g) Oportunamente, dicte resolución aprobando en cuan-
to a sus formas el testamento por acto público de don JL y
confirme sus disposiciones testamentarias, inscribiéndose
en 10s registros respectivos.

9 5 . PRESENTACZ~N
DEL HIJO EXTRAlCPATRIMONZAL RECONOCZDO
POR TESTMENTO

Si el reconocimiento se produce en un testamento ológra-


fo, habrá que efectuar el trámite que hemos descripto en el
capitulo anterior (reconocimiento de la autenticidad del testa-
mento, y su protocolización, como medida previa al trámite
sobre su aprobación -art. 2339, C6d. Civil y Comercial, y art.
3692, Cód. Civil-).
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

Señor Juez:
FG, argentino, DNI ..., empleado, domiciliado realmen-
te en calle ..., de esta ciudad, fijando domicilio legal en el
estudio de su abogado patrocinante, Dr. MM, calle ..., tam-
bién de esta ciudad, comparezco ante VS y expongo:
Que me presento por parte a tomar la intervención le-
gal correspondiente a los autos caratulados "F, M slsuce-
sión a b intestato", expte. no ..., año ..., en mi carácter de
hijo extramatrimonial del causante reconocido por testa-
mento.
Esta sucesión la prornovi6 la esposa supérstite del cau-
sante MF, de cuyo matrimonio no hay descendencia. Pero
resulta que el de cuius un año antes de fallecer otorgó testa-
mento por escritura n" ... de fecha ..., pasada ante el escri-
bano ... de esta ciudad, cuyo testimonio auténtico adjunto.
En dicho testamento procedió a reconocerme en forma
explícita como hijo suyo, fruto de una relación que mantu-
vo durante algunos años cuando era soltero, con la señora
..., ya fallecida. En efecto, soy hijo extramatrimonial de
la señora ..., acompañando al presente mi acta de naci-
miento.
En consecuencia, vengo a acumular a la sucesión ab in-
testato, la testamentaria a fin de que VS apruebe el testa-
mento del causante y disponga oficiar al Registro del Esta-
do Civil y Capacidad de las Personas a fin de que se proceda
a tomar nota marginal en mi acta de nacimiento de que soy
hijo de M E
Por lo expuesto, y atento lo establecido en los arts. 571,
inc. c, 2426 y concs. del Cód. Civil y Comercial [arts. 248 inc.
3", 3565 y concs., Cód. Civil], y normas aplicables del
CPCC, a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco.
b) Agregue a los autos el testimonio auténtico de la
escritura testamentaria, y del acta de nacimiento acompa-
ñados.
c) Que se publiquen los edictos citatorios y se dispon-
gan los oficios a la Caja de Pensiones Sociales y a la API.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

d) Oportunamente, dicte declaratoria de herederos a fa-


vor de la c6nyuge supérstite doña ..., y del suscripto en ca-
rácter de hijo del causante, y a la vez apruebe el testamento
en cuanto a sus formas, mandando oficiar al Registro del
Estado Civil y Capacidad de las Personas a fin de que se
tome nota del reconocimiento en mi partida de nacimiento.

El régimen jurídico de la acción de nulidad de testamen-


to o de alguna de sus cláusulas, es similar en el Código Civil
y en el Código Civil y Comercial, excepto algunas diferencias
que pondremos de relieve (legitimación pasiva del albacea y
plazos de prescripción). Las causales de nulidad en el Código
Civil están dispersas; el Código Civil y Comercial, con mejor
técnica, las ha reunido en el art. 2467 (ver 5 3) (MEDINA,
Nuli-
dad de testamento; BELLUSCIO, voz Nulidad de los testamento,
"Enciclopedia Jurídica Omeba", t. XX,p. 483 y siguientes).
a) Legitimación activa. La tienen todos aquellos que en
virtud de la ley o de otro testamento anterior vendrían a reci-
bir los bienes de1 causante si el testamento impugnado se anu-
lara. La nulidad por vicio de forma es total, hace caer el
testamento en su totalidad. La nulidad por vicios de la vo-
luntad, incapacidad mental del testador, o falsa causa, puede
afectar sólo a una cláusula, conservando validez las restantes,
Respecto de los acreedores personales del heredero, éstos
no podrían demandar la nulidad del testamento en ejercicio
de la acción subrogatoria, porque el heredero puede confir-
mar el testamento viciado cumpliéndolo, caso en que se ex-
tingue la acción de nulidad (FERRER, LOS acreedores del here-
dero y la sucesión, no 1 17. En contra, S ~ N C H D EEBUSTAMANTE,
Z
Accion oblicua, no 664; MEDINA, Nulidad de testamento, p. 256,
quienes s61o invocan el carácter patrimonial de la acción).
Los acreedores de la sucesión carecen de legitimación activa,
porque para cobrar sus créditos no necesitan invalidar el tes-
tamento, sino demandar a los herederos y embargar cualquier
bien sucesorio, pues toda la herencia constituye su garantía
patrimonial.
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

b) Legitimación pasiva. La tienen todos los que estan be-


neficiados en el testamento viciado de nulidad, tanto si se
trata sólo de herederos instituidos, como de herederos y lega-
tarios. Hay que demandar a todos. En caso de nulidad par-
cial del testamento, basta demandar a las personas favoreci-
das por la cláusula afectada del vicio invalidante.
1) Legitimace'ótt pasiva del escribano en el testamento por
acto público. En principio, es innecesaria la participación del
escribano como parte demandada en el juicio de nulidad de
testamento por acto público. La escritura pública es otorga-
da por el testador, que es la única parte de dicho acto, no por
el escribano, que sólo la autoriza (CNCiv, Sala C, 2216178, ED,
82-430, y LL, 1978-D-378; MEDINA, Nulidad de testamento, p.
268 y 269). Por ello, si se trata de vicios de forma imputa-
bles al escribano en cuanto profesional habilitado para con-
feccionar y autorizar escrituras públicas, se lo puede incluir
como legitimado pasivo en la demanda de nulidad del testa-
mento, para darle oportunidad de defenderse, y poder así acu-
mular la de daños y perjuicios, o promoverla posteriormente,
imputándole responsabilidad civil fundada en su negligencia
o desconocimiento del derecho. Es decir, la acción de resar-
cimiento de daños contra el escribano requiere que éste pre-
viamente haya sido parte en la acción de nulidad del acto ju-
rídico, en el cual intervino como autorizante (CNCiv, Sala M,
16/12/96, LL, 1997-B-808; PELOSI,El documento notarial, p. 348
y 349). El escribano tiene el deber de eficacia técnica en la
instrumentación de la escritura, y debe observar todos los re-
quisitos formales solemnes del testamento, siendo la viola-
ción de tales deberes causal de nulidad del acto (art. 986,
C6d. Civil; arts. 2479, párr. último, 299 y SS., y 309, C6d. Civil
y Comercial). Está obligado a confeccionar un instrumento
válido en cuanto a las formalidades legales que él debe obser-
var como autorizante. Asimismo, debe respetar las prohibi-
ciones de la ley de orden publico. Por ello, se responsabilizo
correctamente a un escribano que autoriz6 un testamento con-
junto recíproco, no obstante la prohibición expresa del art.
3618 del C6d. Civil (art. 2465, párr. 2", C6d. Civil y Comer-
cial; CNCiv, Sala D, 5/2/8 1, LL, 1981-D-178, y ED, 95-262).
La responsabilidad del escribano con relación a su cliente (el
testador) es contractual; y con relación a terceros (los benefi-
ciarios) es extracontractual (BUSTAMENTE ALSINA,Teoría general
de la responsabilidad civil, no 1478. Sobre responsabilidad del
escribano, L ~ P E MESA
Z - TRIGO REPRESAS,Responsabilidad civil de
íos profesionales, p. 295 a 296).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

El escribano incurre en falsedad ideoldgica cuando falta a


la verdad en la expresión de hechos como si hubiesen sido
cumplidos o presenciados por él, con referencia a la fe del
documento, y no a la eficacia del acto que corporiza. Es de-
cir, falta a la verdad al narrar hechos con fuerza probatoria
ocurridos en su presencia o cumplidos por él. O también
cuando consigna en la copia de la escritura (testimonio) cosa
contraria o distinta de lo que contenga la matriz (el original).
En la redargución de falsedad civil del testamento, sea por
vía de demanda autónoma o por vía incidental, la interven-
ción del escribano es necesaria por su eventual responsabili-
dad civil o penal, debiendo integrarse la litis también con
éste [BORDA, Tratado. Parte general, t. 11, no 989; MEDINA, Nu-
lidad de testamento, p. 269 a 270; RIVERA,Instituciones de dere-
cho civil. Parte general, t. 11, no 1249; ARMELLA,en BUERES
(dir.) - HIGHTON (coord.), Código Civil, t. 2-C, comentario a los
arts. 993 a 995, p. 62; HERNANDEZ - UGARTE, &gimen jurídico de
los testamentos, p. 679; MAFFÍA,Tratado de las sucesiones, t. 11,
no 1489; CNCiv, Sala C, 5/3/75, LL, 1975-B-747;id., Sala F,
21/8/74, ED, 58-142; íd., Sala D, 28/6/77, ED, 75-292 y LL,
1978-A-115. Comparar BREBBIA, Hechos y actos jurídicos,
t. 11, p. 469, para quien el escribano puede intervenir en ca-
lidad de tercero, ya sea citado por la partes, en forma coacti-
va o de modo voluntario, solicitando ser tenido como tercero
interesado. En igual sentido, PELOSI,El documento notarial,
p. 346 y siguientes].
2) Legitimacibn pasiva del albacea. Aqui hay diferencias
entre el Código Civil y el nuevo Código Civil y Comercial.
En el primero no es litisconsorcio necesario de los beneficia-
rios del testamento demandados, porque de acuerdo con el
art. 3862 "tiene derecho a intervenir en las contestaciones re-
lativas a la validez del testamento o sobre la ejecución de
las disposiciones que contenga". Es decir que la ley no le
impone la obligación de intervenir en estos pleitos en defen-
sa de la validez del testamento, sino que deja Iibrada a su cri-
terio su participacibn en ellos. Pero aunque la acción sea
dirigida s61o contra los herederos, debe igualmente notifi-
carse al albacea para darle la posibilidad de ejercer su dere-
cho a intervenir en el pleito y para que la sentencia produzca
a su respecto los efectos de la cosa juzgada (FERRER - MEDINA,
Sucesiones, t. 11, p. 655 y sus referencias; GUILISASTI, en LLAM-
B ~ A S- MBNDEZCOSTA, Cbdigo Civil anotado, t. V-C, p. 534). En
el Código Civil y Comercial la situación varia, pues en su
art. 2529, párr. 2", dispone que "siempre que se cuestione la
validez del testamento o el alcance de sus disposiciones, el
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

albacea es parte en el juicio aún cuando haya herederos insti-


tuidos".
c) Competencia. Es juez competente para entender en la
acci6n de nulidad del testamento el juez del proceso sucesorio,
si este se hubiere iniciado, y mantendrd la competencia aun
cuando se haya terminado el tramite de la sucesión testamen-
taria (CNCiv, Sala C, 1813186, LL, 1988-A-563, 37.899-S; FASSI,
Tratado de los testamentos, t. 2, no 1853; MEDINA,Nulidad de
testamento, p. 243; NATALE,en FERRER - MEDINA, Sucesiones, t. 1,
comentario al art. 3284, p. 103 y 104); si no hubiera sido ini-
ciado, será competente el juez del último domicilio del cau-
sante (art. 3284, C6d. Civil; art. 2336, C6d. Civil y Comercial)
(HERNANDEZ - UGARTE,Régimen juniico de los testamentos, p. 674).
d) Procedimiento. La acción de nulidad de testamento
debe tramitar por el procedimiento ordinario (FASSI,Tratado
de los testamentos, t. 2, no 1862; HERNANDEZ - UGARTE,Rkge'men
jurzdico de los testamentos, p. 676; CNCiv, Sala C, 1813186, LL,
1988-A-563, 37.899-S).
e) Efectos de la iniciación del juicio. No impide ni sus-
pende la protocolización del testamento ológrafo, ni tampoco el
auto aprobatorio en cuanto a las formas, sea el testamento 016-
grafo o por acto publico. No suspende, en consecuencia, el
curso del proceso sucesorio testamentario, sin perjuicio de
que el interesado puede requerir las medidas precautorias que
estime menester (CNCiv, Sala C, 3112176, LL, 1977-B324; id.,
Sala F, 20110177, ED, 84-524; FASSI,Tratado de los testamen-
tos, t. 2, no 1863; MEDINA,NtdEEdad de testamento, p. 291 a
293; HERNANDEZ - UGARTE, Régimen jurídico de los testamentos,
p. 682). El testamento es valido hasta que quede firme la
sentencia que decreta su anulacidn,
La prescripcidn de la acción de nulidad por falsa causa,
vicios de la voluntad, simulación por persona interpuesta,
prescribe a los dos años desde que el vicio fue conocido por
quien intenta la acci6n (art. 4030, C6d. Civil). Es la misma
la solución del C6digo Civil y Comercial (arts. 2562, inc. a, y
2563, inc. a). La nulidad por falta de discernimiento o de
sanidad mental del testador prescribe a los diez años desde
que el interesado tuvo conocimiento del testamento y de las
circunstancias en que se otorg6 (art. 4023, Cód. Civil). El
plazo en el Código Civil y Comercial se reduce a cinco años
(art. 2560, Cód. Civil y Comercial). Y por vicios de forma,
prescribe en el plazo común de diez años de las acciones per-
sonales según el Código Civil (art. 4023); plazo que en el Có-
digo Civil y Comercial se reduce a cinco años (art. 2560).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

f ) Declaración de oficio de la nulidad. La cuesti6n es


controvertida, y se mantendrá con el nuevo ordenamiento,
pues por un lado se sostiene que todas las nulidades testa-
mentarias son relativas porque afectan el interés de los parti-
Derecho de las sucesiones, t. 11, no 513).
culares ( P ~ R ELASALA,
Z
Pero la mayoría de la doctrina y jurisprudencia consideran
que cabe distinguir entre nulidades absolutas, como las clau-
sulas testamentarias cuyo objeto sea prohibido o ilícito (art.
953, Cód. Civil; art. 28 1, Cod. Civil y Comercial); que conten-
gan sustituciones fideicomisarias (art. 3723, C6d. Civil y art.
2491, Cód. Civil y Comercial); que condicionen o graven la le-
gitima (art. 3598, C6d. Civil, y art. 2447, C6d. Civil y Co-
mercial); o el testamento otorgado por dos personas con-
juntamente (art. 3618, Cód. Civil, y art. 2465, párr. 2", Cod.
Civil y Comercial). Y, por otra parte, las nulidades relativas
(vicios del consentimiento, falta de discernimiento de1 testa-
dor, art. 3615, C6d. Civil, falta de la edad legal para testar,
art. 3614, C6d. Civil; y arts. 2464 y 2467, incs. c y f , Cód.
Civil y Comercial; HERNANDEZ - UGARTE, Régimen jurídico de los
testamentos, p. 667 a 669). La nulidad por vicios de forma
es absoluta, porque se trata formalidades exigidas ad solem-
nitafem, bajo pena de nulidad, porque la tutela de la existen-
cia y autenticidad de la voluntad del testador trasciende el
interés privado, encontrándose involucrado el principio de se-
guridad jurídica general. Puede el juez declararla de oficio,
como en el caso de sustituciones fideicomisarias o de testa-
mentos conjuntos. No obstante, en el caso del testamento
ológrafo sin fecha o fecha incompleta, aunque se trata de nu-
lidad formal absoluta, el acto es anulable, porque se trata de
un vicio dependiente de juzgamiento, es decir, de investiga-
cidn, de pruebas y de apreciación judicial, por lo cual no
procede su declaración de oficio (arg. art. 3643, Cód. Civil, y
art. 2477, párr. ZO,C6d. Civil y Comercial) (FERRER, La fecha
en el testamento olbgrafb, JA, 80" Aniversario, p. 185, no XV
y XVI).

9 7. NULIDAD
POR V I O U C I ~ N DE UNA P R O H I B I C I ~ N
LEGAL: SUSTITUCI~NFIDEZCOMZSARIA

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, domi-
ciliado en calle ... de esta ciudad, comparezco ante VS y ex-
pongo:
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

1. PERSONER~A. Como lo acredito con el mandato ad-


junto soy apoderado de MP y GP, cuyos demás datos de
identidad obran en dicho poder, que se dan por reproduci-
dos, y pide se agregue a los autos.
Mis representados comparecen en carácter de herederos
legítimos de don DP, a quien suceden por representacibn
de su padre prefallecido, don JP, hermano del causante.
Adjunto partidas de defunción y de nacimiento de JP, y par-
tida de nacimiento de mis representados, para acreditar el
parentesco.
11. A C C I ~ N .En el carácter invocado y cumpliendo sus
instrucciones, vengo a promover contra LG, domiciliado en
calle ... de esta ciudad, acción de nulidad parcial del testa-
mento de don ML, en cuanto instituye una sustitución fidei-
cornisaria prohibida por la ley (art. 2491, C6d. Civil y Co-
mercial; art. 3723, C6d. Civil), y por consiguiente que se
declare su exclusión de la herencia de don DP.
111. HECHOS. En efecto, ML, soltero y sin descendien-
tes ni ascendientes, otorg6 testamento por escritura pública
no ... en fecha ... ante el escribano don ... de esta ciudad,
por medio del cual instituyó heredero de todos sus bienes a
don DP, y dispuso que &te debia conservar en su patrimo-
nio dichos bienes para que a su muerte se transmitan a LG.
Adjunto testimonio auténtico de dicho testamento.
La primera institución es válida, señor Juez, pues así lo
establece expresamente el art. 3730 del C6d. Civil (art. 2491,
C6d. Civil y Comercial), y por ello al fallecer ML, su here-
dero en primer grado, DP tramit6 la sucesión testamentaria
y heredó todos su bienes.
Pues bien, ahora fallece DP y el demandado LG, segun-
do heredero instituido sucesivamente en el testamento de
ML, abrió la sucesión testamentaria de aquel en este Juzga-
do, sobre la base del testamento del primer causante, pre-
tendiendo que se apruebe y que lo designen heredero de
DP, a cuyo efecto invoca la sustitución a su favor dispuesta
por ML en su testamento, a fin de recibir todos los bienes
que provienen de la sucesión de dicho testador.
El demandado basa su derecho hereditario en una sus-
titución fideicomisaria prohibida por la ley, pues ha sido
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

designado heredero en segundo término, para recibir los


bienes que DP, como heredero instituido en primer lugar,
recibió del testador ML, con la obligación de conservarlos
hasta su muerte para retransmitirlos al segundo, o sea, a LG.
Es decir, el testador organizó una doble institución de here-
deros, en forma sucesiva, para que los bienes que recibió el
primero se transmitan a su muerte al segundo heredero'.
Se trata claramente de una sustituci6n prohibida por el
art. 3723 del Cód. Civil (art. 2491, Cód. Civil y Comercial),
de la cual solo se salva la primera institución, a favor de
DP, invalidándose la segunda, que instituye a LG, por las
razones que V ~ L E~ARSFIELD
Z dio en la nota al art. 3724 de
su Código Civil. La prohibici6n es de orden público suce-
sorio, y como es manifiesta, se trata de un acto nulo y de
nulidad absoluta (arts. 386, 387, 2467, inc. a, C6d. Civil y
Comercial; arts. 1044 y 1047, C6d. Civil), y así solicita que
VS lo declare, decretando, en consecuencia, la exclusión de
LG de la sucesión de DP.
IV. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta acción porque en este Juzgado se tramita la sucesión
testamentaria de DP a favor de LG, a quien se deberá ex-
cluir por invocar una sustitución prohibida por la ley. Y
mis representados actúan invocando su carácter de herede-
ros legales de DP, según el art. 2439 del C6d. Civil y Comer-
cial [art. 3585, C6d. Civil], por lo cual se trata de un juicio
entre pretensos sucesores universales del causante, con re-
laci6n a los bienes de su herencia, y cuestionándose una
cláusula del testamento de ML que asigna un heredero pre-
cisamente a este segundo causante, DP, por lo cual funciona
el fuero de atracción del sucesorio de este último conforme
a lo dispuesto en el art. 2336 del Cód. Civil y Comercial
[art. 3284, incs. lo y 3", C6d. Civil].
V. DERECHO. Fundo esta acción en lo dispuesto por los
arts. 386, 387, 2467, inc. a, 2491 y concs. del C6d. Civil y

1 Se diferencia de la sustitución vulgar en que en esta el testador desig-


na a un heredero, y subsidiariamente (no en forma sucesiva), instituye un
segundo heredero, para el caso de que el primero no quiera (porque repudia
la herencia) o no pueda aceptarla (porque fallecid antes que el testador).
Esta sustitución llamada "vulgar" está permitida en el art. 3724 del C6d.
Civil, y art. 2491, párr. 2", del C6d. Civil y Comercial.
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

Comercial [arts. 1044, 1047, 3723 y concs., C6d. Civil]; art. 330
y SS. del CPCCN [art. 330 y SS., CPCCBA;art. 390 y SS., CPCC SFe;
art. 485 y SS., CPCC Córdoba; art. 318 y SS.,CPCC ERíos].
VI. PETITORIO.Por lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gará a los autos.
b) Tenga por promovida contra LG acción ordinaria de
nulidad parcial del testamento de ML en cuanto instituye
una sustitución fideicomisaria a su favor, designhndolo ile-
galmente heredero del causante DP.
c) Cite y emplace al demandado para que comparezca
a estar a derecho [y a contestar la demanda -CPCCN, CPCC
BA, CPCC ERíos-] en el plazo y bajo apercibimientos de ley.
d) Agregue a los autos las partidas acompañadas y el
testimonio auténtico del testamento por acto público de ML.
e) Oportunamente, dicte sentencia y declare nula la sus-
tituci6n fideicomisaria a favor de LG en el testamento de
ML, y con relación a la sucesión de DP, excluyéndolo de su
herencia. Con costas.

5 8. NULIDADPOR V I O L A C I ~ NDE UNA P R O H Z B I C Z ~ N


LEGAL: C ~ U S U L AQUE FAVORECE A UNA PERSONA
ZNHABILZTADA PARA RECIBIR POR TESTMENTO

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva, do-
miciliado en calle ... de esta ciudad, comparezco ante VS y
expongo:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el mandato ad-
junto soy apoderado de MP y GP, cuyos demás datos de
identidad obran en dicho poder, que se dan por reproduci-
dos, y pide se agregue a los autos.
Que mis representados comparecen en carácter de here-
deros legítimos de doña DP, a quien suceden por represen-
tación de su padre prefallecido, don JP, hermano de la cau-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

sante. Adjunto partidas de nacimiento de la causante y de


JP a fin de acreditar que son hermanos, y de MP y GP, para
acreditar que son sobrinos de la causante.
11. Accró~. En el carácter invocado y cumpliendo sus
instrucciones vengo a promover contra GL, domiciliada en
calle ..., de esta ciudad, acci6n de nulidad de la cláusula del
testamento de doña DP, por la cual efectúa el legado de su
departamento de Mar del Plata a favor de la señora GL,
madre del señor RM, quien intervino como testigo autori-
zante del testamento por acto piiblico otorgado por la cau-
sante en fecha ..., escritura no ..., mediante el cual hizo ese
legado, junto con otros más. Con costas.
111. HECHOS. En efecto, DP, soltera y sin descendien-
tes ni ascendientes, otorgó testamento por escritura pública
no ... en fecha ... ante el escribano don ... de esta ciudad, en
el cual hizo numerosos legados a determinados parientes
y amigas. Adjunto testimonio auténtico de dicho testamen-
to. En el resto de su herencia, funciona el llamamiento le-
gal a favor de mis representados, que suceden en represen-
taci6n del hermano de la causante prefdlecido (art. 2439,
C6d. Civil y Comercial; art. 3585, C6d. Civil).
Entre esos legados, figura el que hizo a la señora GL,
madre del testigo RM, según acredito con las partidas de
nacimiento de este último, que acompaño al presente.
Fundamento de acuerdo al Código Civil y Comercial.
Pues bien, la ley dispone que no pueden heredar ni el escri-
bano ni los testigos ante quienes se haya otorgado el testa-
mento, por el acto en el cual han intervenido (art. 2482,
inc. b). La prohibición que contiene esta norma constituye
una presunción de captación de la voluntad del testador. Y
agrega la ley que las disposiciones testamentarias a favor de
personas que no pueden suceder por testamento son de nin-
gún valor, aun cuando se hagan a nombre de personas in-
terpuestas. Se reputan tales, sin admitir prueba en con-
trario, los ascendientes, los descendientes y el cónyuge o
conviviente de la persona impedida de suceder (art. 2483,
Cód. Civil y Comercial; arts. 3664 y 3741, Cód. Civil). Es
un fraude presumido por la ley y la disposición es de nin-
gún valor.
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

Y aquí está muy claro: la causante no conocia al testigo


RM, ni menos a su madre aquí demandada; no tenia trato de
ninguna clase de relación con ninguna de los dos y, por 10
tanto, no tenia motivo alguno para hacerle una liberalidad
a dicha señora. S610 tuvo una relación estrictamente profe-
sional con el escribano autorizante, y por esa única vez acu-
di6 a él por indicación de una amiga. Antes no lo conocia,
ni tampoco a los testigos, que los indicb el mismo escribano.
Por lo tanto, ese legado en violación de la prohibición
del art. 3664 del C6d. Civil [arts. 2482, inc. b, y 2483, C6d.
Civil y Comercial] es de ningún valor, y solo se explica por
la influencia determinante ejercida sobre su voluntad por el
propio escribano, en connivencia con el testigo. Por consi-
guiente, el legado que impugno es nulo, y así solicito que
VS lo declare.
IV. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta acción porque en este Juzgado se tramita la sucesión
testamentaria y ab itztestato de DP (expte. no ..., año ...), a
favor de los legatarios instituidos por la testadora y de mis
representados llamados por la ley, por representación de su
padre prefallecido JP, hermano de la causante -art. 2439-,
quienes impugnan de nulidad parcial el testamento, en 10
que respecta a la cláusula que beneficia a la demandada
[art. 3585, C6d. Civil]. Por lo tanto, se trata de un juicio
atraído por el fuero de atracción del sucesorio de la causan-
te, según lo dispuesto por el art. 2336 del C6d. Civil y Co-
merial [art. 3284, inc. 3", C6d. Civil].
V. DERECHO. Fundo esta acción en lo dispuesto por los
arts. 2439, 2482, inc. b, 2483 y concs. del C6d. Civil y
Comercial [arts. 3585, 3664, 3741 y concs., Cód. Civil];
arts. 330 y SS. del CPCCN [art. 330 y SS., CPCCBA; art. 390 y
SS., CPCC SFe; art. 485 y SS., CPCC Córdoba; art. 318 y SS.,
CPCC ERios].
VI. PETITORIO.Por lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gará a los autos.
b) Tenga por promovida contra LG acción ordinaria
por nulidad de la cláusula del testamento de la causante
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

doña DP que la instituye legataria del departamento de Mar


del Plata.
c) Cite y emplace a la demandada para que comparezca
a estar a derecho (y a contestar la demanda, CPCCN, CPCC
BA, CPCC ERíos) en el plazo y bajo apercibimientos de ley.
d ) Agregue a los autos las partidas acompañadas y el
testimonio auténtico del testamento por acto público de DP.
e) Oportunamente, dicte sentencia declarando nula la
clAusula impugnada por violaci6n de la ley, con costas.

9 9. DEMANDA
DE NULIDAD POR FALTA DE DISCERNIMIENTO
DEL TESTADOR Y FALSEDAD Z D E O L ~ G I C A

La regla general es la presunción de sanidad mental, dado


que "la ley presume que toda persona esta en su sano juicio,
mientras no se pruebe lo contrario" (art. 3616, C6d. Civil).
De acuerdo al Código Civil y Comercial, "la capacidad general
de ejercicio de la persona humana se presume, aun cuando se
encuentre internada en un establecimiento asistencial" (art.
3 1, inc. a). La presunción es iuris tantum, y admite prueba
en contrario que debe producirse en un juicio de nulidad del
testamento por discapacidad mental del testador, y el testa-
mento serA válido mientras no exista sentencia firme que lo
invalide. La carga de la prueba corresponde a quien impug-
na el testamento de una persona que no sufre interdicción ju-
dicial para testar.
La presunción de sanidad mental no rige para los demen-
tes declarados totalmente incapaces por sentencia judicial, y
tampoco con respecto a los actos de administración o de dis-
posición que el juez determina en su sentencia que no podrá
realizar el individuo, de acuerdo al régimen establecido por el
art. 152 ter del C6d. Civil (ley 26.657). Son nulos los actos
realizados por personas absolutamente incapaces por su de-
pendencia de una representacion necesaria (art . 104l, C6d.
Civil).
El sistema es similar también en el Código Civil y Comer-
cial. Son nulos los actos de la persona incapaz y con capaci-
dad restringida que contrarien lo dispuesto en la sentencia
realizados con posterioridad a su inscripción en el Registro del
Estado Civil y Capacidad de las Personas (arts. 32, párr. 3", y 44).
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

La privaci6n de raz6n debe existir al tiempo de otorgar-


se el testamento (arts. 3613 y 3616, Cód. Civil; art. 2467,
inc. c).
Respecto del demente interdicto, la persona que ha sido
totalmente incapacitada por sentencia judicial o que soporta
la limitacidn también judicial de efectuar actos de disposi-
ción, incluso un acto personalísimo como el testamento (art.
152 ter, Cód. Civil, y art. 32, Cód. Civil y Comercial), ¿puede
testar válidamente en un intervalo lúcido? Según el art. 3615
del C6d. Civil el demente puede testar durante intervalos lhci-
dos que sean suficientemente ciertos prolongados como para
asegurarse que la enfermedad ha cesado por entonces. Pero
no aclara el precepto si comprende también a los dementes
interdictos judicialmente, por lo cual se mantuvo la polémica
acerca de si el demente declarado judicialmente puede o no
testar válidamente durante un intervalo lúcido, en funci6n de
si está o no incluido en dicha norma, El C6digo Civil y Co-
mercial ha resuelto expresamente esta ardua cuestión; así, la
persona declarada judicialmente incapaz puede otorgar vali-
damente testamento en intervalos lúcidos que sean suficiente-
mente ciertos como para asegurar que la enfermedad ha ce-
sado por entonces (art. 2467, inc. d).
La senilidad del testador no afecta por sí sola la validez
del testamento. La senilidad no es sinónimo de demencia se-
nil; los estados seniles o de semialienación derivados de en-
fermedades físicas no entrañan incapacidad, y solo se podrá
considerar que la persona carece de perfecta raz6n cuando
se compruebe la falta de discernimiento al momento de tes-
tar, de tal modo que no comprendía los alcances del acto de
disposición testamentario. Por lo tanto, la senilidad es una
cuesti6n de hecho, y no puede resolverse en abstracto si los
seniles son o no capaces de testar, debiendo estarse a las cir-
cunstancias particulares de cada caso (CNCiv, Sala C, 24/6/99,
ED, 187-204; id., Sala F, 2018198, JA, 2000-1-595, voto de la
doctora HIGHTON; id., Sala G, 5/6/95, ED, 163-517; id., Sala K,
1 113199, JA, 1999-IV-772).
El inhabilidad0 por el régimen legal del art. 152 bis del
C6d. Civil tiene capacidad para testar; la inhabilitacibn no
hace presumir la incapacidad del inhabilitado, por lo que el
demandante debe acreditar la falta de discernimiento del tes-
tador al tiempo de testar (CNCiv, Sala K, 2014198, ED, 181-
825; id., Sala C, 2416199, ED, 187-202; CApel CdelUruguay,
Sala CivCom, 22/8/95, LL, 1997-D-852). En el Código Civil y
Comercial se inhabilita sólo al pródigo (art. 48), siendo su ré-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

gimen jurídico similar al de los inhabilitados del art. 152 bis


del C6d. Civil.
La razonabilidad y la justificación de las disposiciones
testamentarias constituye la mejor prueba de la aptitud
mental del testador (CCivCom Rosario, Sala 11, 711116 1, LL,
105-754; CNCiv, Sala F, 10110172, JA, 1973-18-23). Máxime si
responden a las afecciones profundas del testador, o concuer-
dan con los propósitos que este siempre expresara (CCivCom
Rosario, Sala 11, 717172, "Juris", 4 1-122; CApel CdelUruguay
1913174, JA, 1974-25-670; CNCiv, Sala B, 6/5/88, LL, 1990-A-
293; id., Sala E, 25/8/76, LL, 1977-E331 y ED, 69-245; id., Sala
G, 2417185, JA, 1985-IV-541; CSaCivCom Cdrdoba, 25111187,
J A , 1991-1-815; TS Córdoba, Sala CivCorn, 6110189, LLCórdoba,
1990-587).
Cuando se ataca la validez de un testamento por falta de
discernimiento del testador, no s61o es conveniente, sino que
se diría inexcusable, analizar sus disposiciones y proyectarlas
en el cuadro de los sentimientos del causante, en el ámbito
de sus relaciones, de sus afecciones, sus inclinaciones de todo
orden, para determinar si aquellas armonizan con estas o,
por el contrario, las contradicen de manera que las tornan
sospechables o hasta inadmisibles, pues la armonia del texto
con los antecedentes referidos podrá ser el basamento de la
defensa de su validez (CApel CdelUruguay, Sala CivCom, 191
3174, JA, 1975-25-670).
En cuanto a la prueba testimonial en los juicios de inca-
pacidad mental del testador, lo que importa no es la opinión
de los testigos sobre el estado de salud mental o lucidez del
testador, sino los hechos concretos objetivamente relatados
por aquéllos, de los cuales el juez deberá extraer la conclu-
sión sobre si el testador gozaba o no de sanidad mental al
tiempo de testar. Especialmente se debe exigir que los testi-
gos sean serios, precisos y categóricos (BELLUSCIO, voz Nulidad
de los testamentos, "Enciclopedia Juridica Omeba", t. XX, p. 483;
LLAMB~AS - M ~ N D ECOSTA,
Z Código Civil anotado, t. V-C, p. 162).
Respecto del testimonio de los médicos, se ha resuelto que
debe prevalecer el que atendió en vida al enfermo por sobre
las opiniones del perito de autos, que no conoció al causante y
se limitó a expresar algunas conjeturas y posibilidades adver-
sas a la lucidez de aquel (CNCiv, Sala F, 6111191, LL, 1992-D-327).
Los testimonios de los facultativos que asistieron al testa-
dor en sus últimos tiempos tienen una trascendencia singular
en la indagación póstuma de la salud mental del otorgante.
Además, su relato de los hechos tiene mayor fuerza de con-
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

viccidn, por la especial condici6n de quienes lo emiten y su


experiencia cientifica, que la otorgable a la narración de los
testigos profanos en la ciencia médica, cuando se refieren a
signos demostrativos del estado mental del testador (CCivCom
Paraná, Sala 1, 1717191, "Zeus", 57-5-242).
Debe privilegiarse el testimonio de la médica neuróloga
que atendió a la testadora durante su última enfermedad has-
ta su fallecimiento, durante dos años, en cuanto sostiene que
la testadora no se hallaba al tiempo de testar en pleno goce
de sus facultades mentales (CApel CdelUruguay, Sala CivCom,
27/4/95,"Zeus", 69-J-286).
En cuanto al valor probatorio de las historius clínicas, si
bien adquieren un valor singular cuando emanan del estable-
cimiento donde estuvo internado el testador, no pueden ser
interpretadas sino con arreglo a la opinión de los profesiona-
les que efectuaron tales registraciones. Son ellos quienes se
encuentran en mejores condiciones para exponer los hechos
relativos al estado de salud mental concreto de la paciente,
particularmente cuando sus opiniones son coincidentes y no
se advierten indicios de insinceridad (CCivCom Paraná, Sala
1, 17/5191, "Zeus", 57-J-242).
Respecto de las pericias médicas la opinión del mkdico
que informa sobre las condiciones mentales de una persona
desaparecida a la que no pudo someter a examen, tiene el
aire de una conjetura y su valor es relativo (CNCiv, SaIa G,
27/6/83, JA, 1983-IV-177, y ED, 107-642; CCivCom San Isidro,
Sala 1, 8/6/93, JA, 1994-111-247).
Cuando se trata de determinar la capacidad del causante
al momento de redactar su testamento ológrafo, debe otorgar-
se mayor eficacia a la pericia psiquiátrica efectuada en vida
de este, que aquella realizada post rnortem (CNCiv, Sala D,
28/4/05, LLonline).
Ante la duda, si los testimonios de médicos y psiquiatras no
alcanzan a ser prueba concluyente de la insanidad mental del
testador, se debe admitir su capacidad y confirmar la validez
del testamento. Funciona el principio del favor testamenti. Es
jurisprudencia pacifica (LLAMBÍAS - M ~ N D ECOSTA,
Z Código Civil
anotado, t. V-C, ps. 83, 179180 y jurisprudencia allí citada).

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, do-
miciliado en calle ... de esta ciudad, comparezco ante VS y
expongo:
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

1 PERSONBR~A. Como lo acredito con el mandato ad-


junto soy apoderado de MP y GP, cuyos demás datos de
identidad obran en dicho poder, que se dan por reproduci-
dos, y pide se agregue a los autos.
Mis representados comparecen en carácter de herederos
legítimos de doña DP, a quien suceden por representación
de su padre prefallecido, don JP, hermano de la causante.
Adjunto partidas de nacimiento de la causante y de JP, y
también de M P y GP, para acreditar el parentesco.
11. Accrb~. En el carhcter invocado y cumpliendo sus
instrucciones vengo a promover contra LG, domiciliado en
calle ..., de esta ciudad, MR, domiciliado en ..., y contra el
escribano público AR, domiciliado en ... de esta ciudad, ac-
ción de nulidad del testamento de doña DP, por el cual ins-
tituye único hereclero a LG, y hace un legado de sesenta
hect8reas ubicadas en el distrito de Capilla del Señor, parti-
do de ..., provincia de Buenos Aires, al codemandado MR,
por falta de razón de la testadora y falsedad ideol6gica del
testamento. Con costas.
111. HECHOS. En efecto, DP, soltera y sin descendien-
tes ni ascendientes, otorgó testamento por escritura pública
no ... en fecha ... ante el escribano don ... de esta ciudad, en
el cual instituyó heredero de todos sus bienes a don LG, y a
la vez hizo un legado de sesenta hectáreas a favor del abo-
gado de LG, doctor MR. Adjunto testimonio auténtico de
dicho testamento.
La testadora ha sido una mujer de campo que siempre
ha vivido sola en su establecimiento rural de ..., heredado
de su padre, dedicado a la cria de animales vacunos y de
caballos. El demandado LG ha sido su encargado en los
Últimos veinte años, y vivia en el mismo campo, en una vi-
vienda cercana a la casa principal de la testadora. En el
último año de su vida la causante se vio afectada de un
cáncer a los huesos que la limitó totalmente en sus activi-
dades, pasando a depender de su encargado. Tres semanas
antes de fallecer hubo que internarla en el Hospital ... de
esta ciudad, padeciendo ya una situación terminal con do-
lores muy agudos, por lo cual enseguida le empezaron a su-
ministrar calmantes muy fuertes que la mantenían adorme-
cida, incluso en los últimos días se le inyectó morfina. La
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

madre de mis representados (cuñada de la causante) fue


casi todos los días a visitarla y acompañarla, por lo cual
le consta el estado de semiinconsciencia que la, afectaba, y la
falta de ubicación en tiempo y espacio.
Pues bien, en esa desesperante situación, dos días antes
de fallecer, en horas de la siesta se apersonaron a la habita-
ción de la causante su encargado, LG, acompañado del es-
cribano ..., y de su abogado MR, codemandado. Asi se die-
ron a conocer a la enfermera de guardia en ese momento.
Estuvieron unos pocos minutos en la habitación y luego se
retiraron.
Producido el fallecimiento de la causante, a la semana
el codemandado LG en su carácter de heredero promueve el
juicio sucesorio testamentario de la causante ante este Juz-
gado, fundado en el testamento por acto público que ella
otorgó el día ... por escritura no ..., pasada ante el escribano
público ..., por el cual lo declara su único y universal here-
dero, habiendo además dispuesto un legado particular a fa-
vor del doctor MR de sesenta hectáreas de su campo, lote
ubicado sobre la ruta provincial no ... y solicita su aproba-
ción, la cual se encuentra en trámite.
Ese testamento, señor Juez, es nulo por los siguientes
motivos :
Se otorgó dos días antes de fallecer la testadora; se en-
contraba internada, afectada de una enfermedad terminal
que le producía agudos dolores, por lo cual le suministra-
ban fármacos que la mantenían prácticamente en estado
de inconciencia, sin ubicación de tiempo y espacio. La
historia clínica demostrará suficientemente esta circuns-
tancia.
Le explicaron los demandados a la enfermera que de-
bían hacerle firmar unos importantes papeles a la paciente
para la AFIP, y aunque la enfermera les dijo que no estaba
en condiciones de comprender nada, lo mismo entraron a
la habitación.
La testadora, por los efectos de la medicación que le su-
ministraban, incluso morfina, no estaba en condiciones de
comprender el alcance y trascendencia del acto que le hicie-
ron otorgar. Su estado permanente era de semiinconscien-
cia, o directamente de inconsciencia.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

En esas condiciones era humanamente imposible que


la causante pudiera discernir disposiciones de última vo-
luntad.
Fundamento segtln el Cddigo Civil y Comercial. Mani-
fiestamente estaba privada de razón al momento de testar, lo
cual se acreditará contundentemente con la prueba que pro-
duciremos; por lo tanto, su testamento es nulo (art. 2467,
inc. c ; según el Código Civil carecía de perfecta o completa
razón, arts. 3515 y 3516).
La atestaci6n del escribano en la escritura testamenta-
ria de que la testadora estaba lúcida y en pleno ejercicio de
sus facultades mentales, no constituye prueba al respecto.
Los escribanos no tienen por función comprobar el esta-
do mental del testador, por lo cual su aseveración sobre
tal circunstancia carece de valor (CApel Azul, 2311013 1, JA,
36-1567; CZCivCom La Plata, Sala 11, 17/5/63, JA, 1963-
IV-66; CApel Junín, 14111/80, JA, 1980-111-14 1; CNCiv, Sala
B, 2317181, JA, 1982-111-51; id., Sala G, 27/6/83, ED, 107-642,
entre otros).
Además, era una mujer integrada en plenitud en su fa-
milia, que respetaba profundamente las tradiciones familia-
res, participando en todos los acontecimientos familiares,
con buenas relaciones con su cuñada ..., madre de sus re-
presentados, y cuyos sobrinos frecuentemente visitaban a
su tía. Por lo cual no se explica que el campo que había
heredado de su padre, y que venía de su abuelo paterno, lo
dejase a su encargado, y haga un legado de un lote muy va-
lioso a un abogado que ella no conocía, excluyendo a su fa-
miliares cercanos con los cuales mantenía una relación es-
trecha y afectuosa. No tiene explicaci611, salvo que haya
sido víctima de una maniobra artera de su encargado y de
su abogado asesor, que es lo que verdaderamente ocurri6.
Y además de la falta de razón y lucidez mental de la
testadora, se unen vicios formales que fulminan de nulidad
el testamento: el escribano da falsamente por cumplidos de-
terminados requisitos formales exigidos por el Código Civil,
pero en realidad no fueron observados.
En primer lugar, el testamento expresa que la testadora
le dictó verbalmente las instrucciones al notario (art. 2479,
párr. 2", C6d. Civil y Comercial; art. 3656, C6d. Civil).
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

¿En que momento se las dictó? Ese dia, cuarenta y ocho


horas antes de fallecer, estaba completamente dopada, sin
noción de nada. Inconsciente. No estaba en condiciones
mentales de "dictar" nada. Es una falsedad que el escriba-
no asentó en el texto de la escritura.
En segundo término, el testamento se firmó en la habi-
tación del hospital encontrbdose presentes s61o el escriba-
no autorizante, y los beneficiarios del acto -el heredero y el
legatario instituidos-, o sea, los demandados. Brillaron por
su ausencia los tres testigos, y desde luego también faltó la
lectura del testamento (arts. 3654 y 3658, Cód. Civil; art.
2479, Cód. Civil y Comercial, con la diferencia de que exige
s61o dos testigos), porque no tenia sentido dado que la cau-
sante no comprendía ni escuchaba en esos momentos lo que
se hablaba. Lo dirá la historia clínica y el testimonio de
enfermeras y profesionales que la atendian.
Los tres testigos [dos testigos según el art. 2479, Cód.
Civil y Comercial] firmaron posteriormente el testamento,
no estuvieron presentes en el otorgamiento del acto, ni es-
tuvieron viendo a la testadora cuando supuestamente escu-
ch6 la lectura del testamento y lo firm6. Nadie los vio en
el hospital. Es otra falsedad ideológica en la que incu-
rrió el escribano, pues al narrar que los tres testigos estu-
vieron presentes en dicha circunstancia en el hospital, no
dijo la verdad.
Se incumplieron así los requisitos formales solemnes es-
tablecidos por el art. 3658, que dice "bajo pena de nulidad,
el testamento debe ser leido al testador en presencia de los
testigos, que deben verlo"' (art. 2479, párr. 3", Cód. Civil y
Comercial).
Y el escribano incurrió en falsedad ideológica al afir-
mar que tales hechos sucedieron, y por eso se lo demanda.
La prueba que produciremos es irrefutable.

1 Es preciso observar que, de acuerdo con el art. 992 del Cbd. Civil y el
art. 297 del Cúd. Civil y Comercial, los testigos de la escritura y el escribano
que la autoriz6 no pueden contradecir, variar ni alterar el contenido del do-
cumento, si no alegasen que testificaron el acto por dolo o violencia que se
les hizo, caso en que el instrumento piiblico no valdrá. Por lo tanto, la
prueba de la ausencia de los testigos en el momento de otorgar la causante
el testamento se debe producir con otros testigos y pruebas.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

El testamento, por lo tanto, es nulo, y así pido que lo


declare VS, porque ha sido fruto de una maquinacibn dolo-
sa llevada a cabo por los tres demandados (art. 27 1 y S S . ,
C6d. Civil y Comercial).
IV. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta acción porque en este Juzgado se tramita la sucesión
testamentaria de DP a favor del heredero testamentario LG
y del legatario MR, y mis representados actúan invocando
su carácter de herederos legales de DP, por representacidn
de su padre prefallecido JP, hermano de la causante (art.
2439, Cód. Civil y Comercial; art. 3585, Cód. Civil), deman-
dando la nulidad de ese testamento. Por lo tanto, se trata
de un juicio atraído por el fuero de atraccibn del suceso-
rio de la causante, según lo dispuesto por el art. 2336 del
C6d. Civil y Comercial (art. 3284, incs. lo y 3", C6d. Civil).
V. DERECHO. Fundo esta acci6n en lo dispuesto por
los arts. 271, 301, 305, inc. d, 2439, 2467, incs. b y c, 2479
y concs. del C6d. Civil y Comercial [arts. 986, 993, 3585,
3613, 3615, 3656, 3658 y concs., Ciid. Civil]; art. 330 y S S .
del CPCCN [art. 330 y SS., CPCCBA; art. 390 y S S . , CPCC
SFe; art. 485 y SS., CPCC Córdoba; 318 y SS., CPCC ERios].
VI. PETITORIO.Por lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gará a los autos.
b) Tenga por promovida contra LG, MR y el escribano
AR acción ordinaria de nulidad del testamento de DP por
falta de discernimiento de la testadora, falsedad ideológica
de la escritura y vicios formales.
c ) Cite y emplace a los demandados para que compa-
rezcan a estar a derecho (y a contestar la demanda, CPCCN,
CPCCBA, CPCC ERios) en el plazo y bajo apercibimientos
de ley.
d ) Agregue a los autos las partidas acompañadas y el
testimonio auténtico del testamento por acto público de DP.
e) Oportunamente, dicte sentencia declarando nulo el
testamento por acto público de DP con costas.
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

0 A C C I ~DE
N NULIDAD POR DOLO

a) La nulidad de testamento por dolo en el Código Civil. La


captación de la voluntad testamentaria es la forma de mani-
festarse el dolo en el caso de los testamentos y se caracteri-
za por hacerle creer al testador algo que no es cierto, indu-
ciéndolo a error o bien tratando de que el testador altere
ciertos conceptos o suplante afectos a través de una in-
fluencia maliciosa (CNCiv, Sala F, 18/11/81, JA, 1982-111-381,
y ED, 99-386).
La captación de la voluntad implica la realización de ma-
niobras dolosas, no pudiendo ser confundidas con las meras
atenciones dispensadas a la testadora, aunque hubieren teni-
do por finalidad la obtención de un beneficio post mortem.
No bastan, por ello, la adulación, el falso cariño, la entrega
de regalos, las demostraciones de amistad simuladas, los
cuidados excesivos con ánimo de atraerse la voluntad del
testador, Se requieren procedimientos reprobables, rnanio-
bras efectuadas con malicia, alegaciones falaces, calumnias
contra la familia, interceptación de correspondencia, men-
tiras, alejamiento de los parientes o servidores fieles, intru-
sión en los negocios, autoridad dominadora, etc., merced a
los cuales se haya conseguido un estado de espíritu sin el
cual el disponente no habría otorgado su liberalidad (CNCiv,
Sala C, 26/8/74?JA, 1975-27-144; id., Sala F, 12/9/79, JA, 1979-
IV-178 y ED, 86-632; id., id., 18/12/81, JA, 1982-111-381, y
ED, 99-386; id., Sala G, 27/6/83, J A , 1983-IV-177,y ED,
107-641; CCivCom Paraná, Sala 11, 3014/99, "Zeus", 81-5-154;
etcétera).

b ) La nulidad de testamento por dolo en el Código Civil y


Comercial. Esta prevista en el inc. f del art. 2467. Es nulo
el testamento si ha sido otorgado con dolo, correspondiendo
aplicar las reglas del dolo como vicio de los actos jurídicos
(art. 27 1 y SS., Cód. Civil y Comercial). La noción y requisi-
tos del dolo del Código Civil y Comercial no modifican la
normativa del C6digo Civil en su art. 931 y siguientes. Por
lo cual la doctrina jurisprudencia1 y doctrinal que se ha veni-
do elaborando sobre las singulares características de la ejecu-
ción del dolo por un tercero en el acto unilateral y de última
voluntad que es el testamento, siendo la víctima el testador,
es perfectamente aplicable en el ámbito de vigencia de la nue-
va norma legal,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matrícula respectiva, do-
miciliado IegaImente en calle ... de esta ciudad, comparezco
ante VS y expongo:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el mandato ad-
junto, soy apoderado de MP y GP, cuyos demás datos de
identidad obran en dicho poder, que se dan por reproduci-
dos, y pide se agregue a los autos.
Que mis representados comparecen en carácter de he-
rederos legítimos de doña DP, a quien suceden por repre-
sentación de su padre prefdlecido, don JP, hermano de la
causante. Adjunto partidas de nacimiento de MP, y GP, y
de la causante y de su hermano JP para acreditar los paren-
tescos.
11. Accró~. En el carácter invocado y cumpliendo sus
instrucciones vengo a promover contra LG, domiciliada en
calle ..., de esta ciudad, acción de nulidad del testamento
de doña DP, por el cual instituye iinica heredera a la de-
mandada, por captación dolosa de la voluntad de la testado-
ra. Con costas.
111. HECHOS.En efecto, DP, soltera y sin descendien-
tes ni ascendientes, otorgó testamento por escritura piíblica
no ... en fecha ... ante el escribano don ... de esta ciudad,
en el cual instituyó heredera de todos sus bienes a doña
LG. Adjunto testimonio autgntico de dicho testamento.
La testadora vivía sola y cuando ya por su edad no es-
tuvo en condiciones de satisfacer por si sola sus necesida-
des vitales, decidi6 internarse en un geriatrico de buen ni-
vel de vida, cuyos costos podía afrontar dada su excelente
situación económica. Durante los primeros años tenia au-
tonomía, salia de paseo, se tomaba un taxi y visitaba a sus
familiares, concurriría a festejos de la familia y aconteci-
mientos sociales.
Pero luego con los achaques propios de la edad y el mal
de Parkinson que la fue afectando cada vez más, dejó de
salir y quedó internada en el geriátrico.
Mis representados comenzaron a visitarla al menos una
o dos veces por semana, como también otras de sus amigas
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

y algunos parientes. Pero paulatinamente los empleados


del geriátrico la fueron aislando, impidiendo el contacto
con sus parientes y amigas, alegando que por prescripción
médica debía guardar reposo y no atender visitas.
Mientras tanto, la encargada del geriátrico, doña LG, se
habla hecho otorgar por la causante un poder general de
administración de sus bienes, con el cual cobraba las rentas
de ellos y su pensión. Según nos enteramos por otras per-
sonas que allí se hospedaban y sus parientes, la demandada
la rodeaba de atenciones, cuidados, afectos y adulaciones,
que llamaban la atención por ser manifiestamente excesi-
vos. A la vez, la misma causante, que se encontraba men-
talmente en buenas condiciones, comentaba con sus compa-
ñeras que sus familiares y amigas la habían abandonado,
que no iban a visitarla más, y que sus sobrinos ni siquiera
para el día de su cumpleaños le habían hablado. Inclu-
so para las fiestas de fin de año tampoco habían aparecido.
Y que ella le habia pedido a LG que tratara de comunicarse
con sus sobrinos y con alguna amiga, pero que le habían
dado pretextos fútiles para no venir a verla, e incluso se ha-
bían acordado mal de ella, lo cual le dolía y la entristecía
mucho.
Toda esta historia del abandono y de que hablamos mal
de la causante, señor juez, es un invento de la demandada,
una maquinación dolosa, orquestada en forma continua a
lo largo del tiempo con engaños, infundios y calumnias
contra los parientes, para captar la voluntad de la causante,
enemistándola con su círculo de familiares y amigas. Han
ido mis representados al geriátrico infinidad de veces, y
siempre se les decia que no estaba en condiciones de salud
para recibir visitas, que estaba durmiendo porque había pa-
sado una mala noche; que la habían llevado al hospital para
hacerle un control; etc., pero que le iban a transmitir el
interés de ellos por su tía; y lo mismo cuando hablaban por
teléfono: estaba en el baño, o con el médico, o estaba dur-
miendo. Para el último cumpleaños fueron a visitarla, pero
la demandada en persona les dijo que estaba muy decaida,
acostada descansando, y que no quería ver a nadie. Eran
mentiras, pues precisamente en ese día se lamentaba con
sus compañeras de que nadie se acordaba de ella.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Mediante esas maniobras artificiosas y rodeandola de


un falso afecto, logró la demandada aislar y enemistar a la
causante con sus familiares y amigas, captar e influir su vo-
luntad para que testara a su favor, lo cual hizo por acto pú-
blico pocos meses antes de fallecer, cuando la debilidad de
espiritu, su avanzada edad, su enfermedad y aislamiento ha-
bian vencido a la causante, encontrhdose en un estado de
sumisión de su voluntad a la de la demandada, con lo cual
esta logró su objetivo de convertirse en su única heredera y
apropiarse ilícitamente de su herencia.
Los preceptos que regulan el dolo son aplicables a los
testamentos, en cuyo ámbito asumen la forma de la capta-
ción artera y maliciosa de la voluntad de la testadora, como
ha ocurrido en este caso, en que el comportamiento doloso
de la demandada, prolongado en el tiempo, ha sido grave,
idóneo y determinante para inducir a la causante a testar
en su favor (art. 931 y SS., Cód. Civil; LLAMB~AS - MÉNDEZ
COSTA;Código Civil anotado, t. V-C, p. 51 y SS.; FERRER -
MEDINA, Sucesio~zes,t. 2, p. 199; y jurisprudencia citada en
estas obras; el art. 2463, C6d. Civil y Comercial dispone que
las reglas establecidas por los actos jurídicos se aplican a
los testamentos, en cuanto no sean alteradas por las dispo-
siciones del Título XI del Libro Quinto, por lo cual corres-
ponde aplicar a los testamentos la normativa del vicio de
dolo -art. 271 y siguientes-).
Por todo ello solicito que el testamento de DP de fecha
... otorgado por escritura piiblica no .. ., pasada ante el escri-
bano ..., sea anulado por el vicio de dolo.
IV. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta acci6n porque en este Juzgado se tramita la sucesión de
DP a favor de la heredera testamentaria LG, y mis representa-
dos actúan invocando su carácter de herederos legales de
DP, por representación de su padre prefallecido JP, herma-
no de la causante (art. 2439, Cód. Civil y Comercial; art.
3585, C6d. Civil), demandando la nulidad de ese testamen-
to. Por lo tanto, se trata de un juicio atraído por el fuero
de atracción del sucesorio de la causante, según lo dispues-
to por el art. 2336 del Cód. Civil y Comercial [art. 3284, inc.
3", Cód. Civil].
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

V. DERECHO. Fundo esta acci6n en lo dispuesto por los


arts. 271, 272, 2438, 2439 y concs. del Cód. Civil y Comer-
cial [arts. 931, 932, 3585 y concs., Cód. Civil]; art. 330
y SS. del CPCCN [art. 330 y SS., CPCCBA; art. 390 y SS.,
CPCCS Fe; art. 485 y SS., CPCC Córdoba; art. 318 y SS., CPCC
ERfos] .
VI. PETITORIO. Por lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gará a los autos.
b) Tenga por promovida contra LG acción ordinaria
por nulidad del testamento de DP por haber incurrido en
captación dolosa de su voluntad testamentaria.
c) Cite y emplace a la demandada para que comparez-
ca a estar a derecho [y a contestar la demanda -CPCCN,
CPCC BA, CPCC ERios-] en el plazo y bajo apercibimien-
tos de ley.
d ) Agregue a los autos las partidas acompañadas y
el testimonio auténtico del testamento por acto phblico
de DP.
e) Oportunamente, dicte sentencia declarando nulo por
el vicio de dolo el testamento por acto público de DP, con
costas.

9 1 1. A C C I ~DE
N NULIDAD POR VIOLENCIA Y DOLO

La violencia y el dolo no son inconciliables; pueden acu-


mularse si para determinar al causante a disponer se utiliza
concurrentemente la captación y la fuerza o intimidación
(FASSI,Tratado de los testamentos, t. 2, no 1945; ZANNONI,Dere-
cho de las sucesiones, t. 2, 3 1098; MAFF~A,Tratado de las suce-
siones, t. 11, no 1138).
Como el testamento es un acto revocable hasta el falleci-
miento del testador, la prueba de la violencia debe ser categb-
rica, en el sentido de generar la convicción de que el temor
irresistible que gener6 fue continuado hasta la muerte del
testador, para lo cual se deberá tener especialmente en cuenta
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

la situación de la persona que ha sido víctima de tal vicio: su


estado de salud, su postración, su edad avanzada, su aisla-
miento, entre otras.

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, do-
miciliado legalmente en calle ... de esta ciudad, comparezco
ante VS y expongo:
1. PERSONER~A. Como lo acredito con el mandato ad-
junto soy apoderado de MP, cuyos demás datos de identi-
dad obran en dicho poder, que se dan por reproducidos, y
pide se agregue a los autos.
Que mi representado comparece como heredero legiti-
mo de doña DP, a quien sucede por llamamiento legal en
carácter de sobrino de la causante, por derecho de repre-
sentación del hermano prefallecido de eIla, don GP. Adjun-
to partidas de nacimiento de DP y GP, y de mi representado,
para acreditar los parentescos.
11. Accrb~. En la calidad invocada y cumpliendo sus
instrucciones vengo a promover contra LG domiciliada en
calle ..., de esta ciudad, acción de nulidad del testamento
de doña DP, por el cual instituye única heredera a la de-
mandada, por obtener esa liberalidad ejerciendo violencia y
dolo sobre la testadora. Con costas.
111. HECHOS. En efecto, DP soltera y sin descendientes
ni ascendientes, otorgó testamento por escritura pública no
... en fecha ... ante el escribano don ... de esta ciudad, en el
cual instituyó heredera de todos sus bienes a doña LG.
Adjunto testimonio auténtico de dicho testamento.
L a testadora vivía sola y cuando ya por su edad no
estuvo en condiciones de satisfacer por sí sola a sus necesi-
dades vitales, decidió contratar una dama de compañia, la
señora LG, cuyos costos podia afrontar dada su excelente
situación económica. Durante los primeros años tenia au-
tonomía, calla de paseo, tomaba taxis y visitaba a sus ami-
gas y concurría a reuniones sociales.
Pero luego con los achaques propios de la edad, el mal
de Parkinson que la fue afectando cada vez más, y un pro-
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

blema de caderas que le dificultaba la locomoción, dejo de


salir y quedó aislada en su casa, bajo el cuidado y control
de Ia demandada.
Mi mandante vive en la ciudad de ..., o sea, a cuatro-
cientos kilómetros de la residencia de la causante. No obs-
tante, mantenía comunicación telefónica frecuente con ella,
se reunian para los festejos familiares, y la visitaba cuando
venía a esta ciudad por razones profesionales y también
para visitar parientes de su esposa, lo cual ocurría varias
veces al año. Pero paulatinamente la demandada la fue ais-
lando, impidiendo el contacto con mi mandante y con sus
amigas, alegando que por prescripción médica debía guar-
dar reposo y no atender visitas.
Mientras tanto, se había hecho otorgar por la causante
un poder general de administración de sus bienes, con el
cual cobraba las rentas de ellos y su pensi6n. Según se en-
teró mi mandante por otras personas que allí llevaban mer-
cadería y medicamentos, como también por enfermeras y
médicos que atendían a la causante, la demandada trata-
ba autoritariamente a la enferma, y era evidente la violen-
cia moral que ejercia sobre ella, pues le lleg6 a comentar a
una enfermera que la amenazaba con que no la iba a asear
ni a suministrarle los remedios si no hacia lo que le manda-
ba. Su estado de postración y de dependencia total para
sus menores necesidades le impedía reaccionar. A la vez,
la misma causante, que se encontraba mentalmente en bue-
nas condiciones, comentaba a veces con los profesionales
médicos y enfermeras que la atendían que sus familiares y
amigas la habían abandonado, que no iban a visitarla m&,
y que su sobrino ni siquiera para el día de su cumpleaños
le habia hablado. Incluso para las fiestas de fin de año
tampoco había aparecido. Y que ella le había pedido a LG
que tratara de comunicarse con 61 y con alguna amiga,
pero que le habian dado pretextos fútiles para no venir a
verla, e incluso se habían acordado mal de ella, lo cual le
dolla y la entristecía mucho.
Toda esta historia del abandono y de que el sobrino y
amigas hablaban mal de la causante, señor Juez, es un in-
vento de la demandada, una maquinación dolosa, orquesta-
da en forma continua a lo largo del tiempo con engaños,
infundios y calumnias contra los allegados de la testadora,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

para captar su voluntad, enemistándola con su círculo de


familiares y amigas. Mi representado ha querido comuni-
carse con la causante telefónicamente muchas veces, y siem-
pre se le decía que estaba en el baño, o con el médico, o que
estaba durmiendo porque había pasado una mala noche;
que la habian llevado al hospital para hacerle un control,
etc., pero que le iban a transmitir el interés de él por su tia.
Mediante esas maniobras artificiosas y logrando con el
ejercicio de violencia moral la sumisi6n de su voluntad,
pudo la demandada aisIar y enemistar a la causante de su
círculo familiar y de amistades, captar e influir su volun-
tad para que testara a su favor, lo cual hizo por acto públi-
co pocos meses antes de fallecer, cuando la debilidad de
espiritu, su avanzada edad, su enfermedad, y amenazas
que padecía por parte de la demandada, habían vencido a
la causante, encontrándose en un estado de sumisión de su
voluntad a la de la demandada, impotente de reaccionar
por su postración, por lo cual esta logró su objetivo de
convertirse en su dnica heredera y apropiarse ilicitamente
de su herencia (CNCiv, Sala D, 511 1/56, LL, 85-267 y JA,
1957-11-46, voto del doctor SANCHEZ DE BUSTAMANTE).
Los preceptos que regulan el dolo y la violencia como
vicios del consentimiento son aplicables a los testamentos,
ámbito en el que el dolo asume la forma de la captación ar-
tera y maliciosa de la voluntad de la testadora (art. 271 y
SS., Cód. Civil y Comercial; art. 931 y SS., Cód. Civil), como
ha ocurrido en este caso, y la violencia generalmente es
moral, como también ha ocurrido aquí, mediante las injus-
tas amenazas y trato autoritario y violento que la demanda-
da ejerci6 sobre la enferma configurando violencia moral
que ha viciado su consentimiento ante el temor de sufrir un
mal grave e inminente, siendo esta violencia determinante
para inducir a la causante a testar a favor de la demandada
(art. 936, 937 y concs.), aclarando que dicha intimidación se
ha prolongado en el tiempo hasta el fallecimiento de la cau-
sante (LLAMB~AS - M ~ N D ECOSTA;
Z Código Civil anotado, t. V-C,
p. 5 1 y SS.; FERRER - MEDINA, Sucesioples, t. 2, p. 199, y juris-
prudencia citada en estas obras).
Por todo ello solicito que el testamento de DP de fecha
... otorgado por escritura pública no ..., pasada ante el escri-
bano ..., sea anulado por los vicios de dolo y violencia.
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

N. COMPETENCIA. VS es competente para entender en


esta acción porque en este Juzgado se tramita la sucesión de
DP a favor de la heredera testamentaria LG, y mi represen-
tado actúa invocando su carácter de heredero legal de DP,
por representación de su padre prefallecido GP, hermano de
la causante (art. 2439, C6d. Civil y Comercial; art. 3585, C6d.
Civil), demandando la nulidad de ese testamento. Por 10
tanto, se trata de un juicio atraído por el fuero de atracción
del sucesorio de la causante, según lo dispuesto por el art.
2336 del Cód. Civil y Comercial [art. 3284, inc. 3", Cód. Civil].
V. DERECHO. Fundo esta acción en lo dispuesto por los
arts. 271 y SS., 2439, 2467, inc. f, y concs., Cód. Civil y Co-
mercial [arts. 931, 932, 936, 937, 3585 y concs., Cód. Civil];
art. 330 y SS. del CPCCN [art. 330 y SS., CPCCBA;art. 390 y
SS., CPCC SFe; art. 485 y SS., CPCC Córdoba; art. 318 y SS.,
CPCC ERios].
VI. PETITORIO.Por lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gar& a los autos.
b) Tenga por promovida contra LG acción ordinaria por
nulidad del testamento de DP fundada en los vicios de dolo
y violencia.
c) Cite y emplace a la demandada para que comparezca
a estar a derecho (y a contestar la demanda, CPCCN,CPCC
BA, CPCC ERios) en el plazo y bajo apercibimientos de ley.
d) Agregue a los autos las partidas acompañadas y el
testimonio auténtico del testamento por acto público de DP.
e) Oportunamente, dicte sentencia declarando nulo por
los vicios de dolo y violencia el testamento por acto público
de DP, con costas.

1 2 Acczd~DE NULIDAD POR FALSEDAD MATERIAL


DEL TESTMENTO OLÓGRAFO RECONOCIDO POR D O S TESTIGOS
(ART~CULO3692, C ~ D I GCIVIL)
O
Bajo la vigencia del nuevo Código se torna muy difícil
impugnar un testamento ológrafo por falsedad material debi-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

do a que exige pericia caligrAfica para demostrar su autenti-


cidad (art. 2339)) habiendo descartado la prueba testimonial
por los riesgos de fraude.
Tambikn, en principio, es causa de nulidad del testamen-
to ológrafo la fecha incompleta [le falta el día, el mes o el
año] o la falta total de fecha (art. 2467, inc. b, C6d. Civil y
Comercial; art. 3639, Cód. Civil).
Pero el defecto de fecha incompleta puede subsanarse
cuando se puede completar la fecha por enunciaciones o ele-
mentos que suministre el mismo testamento, o recurriendo a
prueba externa (art. 2477, párrs. lo y ZO, C6d. Civil y Comer-
cial; art. 3643, C6d. Civil). Así, se ha resuelto que es valido
el testamento que en la fecha le falta el mes, porque el testa-
mento se encontraba dentro de un sobre, en cuya cubierta es-
taba escrita de puño y letra del causante la fecha completa
(CNCiv, Sala D, 1015155, LL, 79-598, y J A , 1955-111-287). En
otro fallo se sostuvo que al existir dudas sobre el año en que
se otorg6 el testamento oldgrafo, la fecha se complet6 consi-
derando la edad que el causante manifestó tener en el mismo
testamento (CNCiv, Sala C, 11110178, JA, 1979-1-419; LL, 1979-
A-477,y ED, 80-774).
En cuanto al testamento ológrafo carente totalmente de
fecha, se ha resuelto que es válido porque se comprobó que el
papel sellado en que lo escribió el testador fue emitido el mis-
mo día de su fallecimiento, de modo que necesariamente
hubo de redactarlo ese día (C2"CivCom La Plata, 21711904, ci-
tado por el fiscal de Cámara, JA, 28-604, en nota). En la ju-
risprudencia francesa se registran varios precedentes en que
se tuvo por fecha del testamento ológrafo el día en que el tes-
tador se suicidó, atendiendo a la solemnidad de los terminos
empleados o a la voluntad expresada en el testamento de po-
ner fin a sus días (ver fallos citados en FERRER, La fecha en el
testamento oldgrafo, JA, 80" Aniversario, p. 183).
Cuando resulta imposible completar la fecha, o la falta
total de ella se torna insubsanable, las opiniones están dividi-
das: para unos, si en el caso particular no se discute ninguna
cuestión que deba resolverse teniendo en cuenta la fecha del
testamento, este es válido, porque la fecha en estos supues-
tos deja de ser un elemento útil y esencial (p.ej., cuando
no se halla en discusión la capacidad del testador, ni existe
otro testamento que requiera determinar la prioridad crono-
lógica entre ambos a fin de establecer cuál de ellos queda
revocado). Para otros, la fecha es un elemento formal so-
lemne, y que la ley impone sin condicionar su exigencia a
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

que exista ninguna situación específica; por lo tanto, no cabe


tener en cuenta los motivos que el legislador tuvo en conside-
raci6n para imponerla. Aun cuando en el caso concreto no
se den dichos motivos, es decir, cuando no se invoquen algu-
na de las circunstancias que la tornan particularmente útil
(que no se discuta la capacidad del testador; que no existan
dos testamentos, etc.); así todavía, el testamento sin fecha, o
Fecha incompleta insubsanable, es nulo. Asi lo declaro la ju-
risprudencia en un caso de testamento ológrafo al que le fal-
taba completamente la fecha (CNCiv, en pleno, 1414180, JA,
1980-11-238 y LL, 1980-13-356; también, CCivCom Rosario, Sala
11, 10110156, "Juris", 10-189; id., 1816192, "Zeus", 60-5-355; CJ
Salta, 211 1177, JA, 1978-111-49; CLaCivCom La Plata, Sala 1,
27/4/78, J A , 1989-111-1081, reseña; ST San Luis, 26110146, JA,
1947-1-414, y LL, 45-71 1 entre otros), La polémica subsistirá
bajo la vigencia de la normativa del Código Civil y Comercial,
pues no aclar6 la cuesti6n.
Cuando al ológrafo le falta la firma del testador, el testa-
mento será inexistente. Si tiene la firma y la fecha, pero no
está redactado de puño y letra del testador, sino con un me-
dio mecánico (computadora o máquina de escribir), será nulo.

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, do-
miciliado legalmente en calle ... de esta ciudad, comparezco
ante VS y expongo:
1. PERSONER~A. Que como lo acredito con el mandato
adjunto soy apoderado de MP, cuyos demás datos de identi-
dad obran en dicho poder, que se dan por reproducidos, y
pide se agregue a los autos.
Que mi representado comparece como heredero legiti-
mo de doña DP, a quien sucede por llamamiento legal en
carácter de sobrino de la causante, por derecho de repre-
sentación del hermano prefallecido de ella, don GP. Adjun-
to partidas de nacimiento de DP y GP, y de mi representa-
do, para acreditar los parentescos.
11. Accrb~. En la calidad invocada, y cumpliendo sus
instrucciones, vengo a promover contra LG domiciliada en
calle ..., de esta ciudad, acción por declaracidn de falsedad
total y declaración de inexistencia del testamento ológrafo
de doña DP, por el cual instituye única heredera a la de-
mandada,
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

111. HECHOS. En efecto, DP, soltera y sin descendien-


tes ni ascendientes, otorgó en fecha ... testamento ológrafo,
en el cual instituyó heredera de todos sus bienes a doña
LG. Adjunto fotocopia de dicho testamento, cuyo original
está reservado en este Juzgado, y fue presentado en el jui-
cio sucesorio testamentario de la causante (expte. no ..., año
...) , promovido por la heredera instituida.
La testadora vivia sola en un casa de calle ... en el ba-
rrio de esta ciudad, y cuando ya por su edad necesitaba co-
laboración para satisfacer sus necesidades, además de una
empleada, su vecina LG se aproximó solícitamente a cola-
borar y a acompañarla; la invitaba a almorzar, la acompa-
ñaba a pasear, le compraba medicamentos, la cuidaba cuan-
do se sentía mal, entre otras atenciones.
Mi mandante vive en la ciudad de ..., o sea, a cuatro-
cientos kilbmetros de la residencia de la causante. No obs-
tante, mantenía comunicaci6n telefdnica frecuente con ella,
y la visitaba cuando venía a esta ciudad por razones profe-
sionales y también para visitar parientes de su esposa, lo
cual ocurría varias veces al año.
Mientras tanto, la demandada se había ganado la con-
fianza de la causante, y se había hecho otorgar por ella un
poder general de administración de sus bienes, con el cual
cobraba las rentas de ellos y su pensión, debido a la dificul-
tad que ya tenia para su locomoción.
La salud de la causante se h e deteriorando y repentina-
mente falleci6 a raíz de un paro cardiaco. En esos mo-
mentos mi representado se encontraba en el exterior; al re-
gresar le avisan del fallecimiento de su tía y viaja a esta
ciudad, se encuentra que la casa de la causante estaba ocu-
pada por un señor que manifestó ser arrendatario de la de-
mandada, que se la había alquilado con algunos bienes mue-
bles, que eran de la tía de mi representado. Y después de
averiguaciones realizadas se entera de que en este Juzgado
se tramita la sucesión testamentaria de su tía, sobre la base
de un testamento ol6grafo que esta habría otorgado a fa-
vor de su vecina, LG, a quien instituy6 única heredera.
Requirió mis servicios profesionales, vinimos al Juzga-
do y pudimos examinar el original del testamento ológrafo,
llegando mi mandante a la conclusión de que es totalmente
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

falso. Su letra y la firma categóricamente no pertenecen a


la causante. Los testigos que reconocieron su supuesta "au-
tenticidad" han sido de favor, amigos de la demandada, que
mi mandante no conoce, y que deberán responder penal-
mente por su mendacidad.
Mi representado ha guardado varias cartas manuscritas
de la causante donde se aprecia su letra y firma, claramen-
te distintas de las que aparecen en el testamento. Además,
tambikn tiene el expediente sucesorio de su abuelo, don LP,
en el cual hay varios escritos firmados por la causante, in-
cluso el acto particionario, donde se puede constatar que su
firma autkntica nada tiene que ver con la firma del testa-
mento. Y hay también diversas escrituras públicas en que
la causante ha vendido y adquirido inmuebles, donde se po-
drá constatar su real rúbrica, que es distinta de la del testa-
mento.
Mi representado ya efectuó la denuncia penal por falsi-
ficaci6n de instrumento privado, delito previsto y sanciona-
do por el art. 292 del C6d. Penal, ante la Fiscalia Regional
de ..., expte. no ..., año ...
En suma, el acto testamentario de la causante ha sido
íntegra y materialmente falsificado, en su letra y su firma,
por lo cual es inexistente por falta de sujeto, y así pide a
VS que lo declare (BELLUSCIO, La teoria de la inexistencia y
su aplicación al testamento, en "Estudios de derecho privado
en homenaje a Pedro León", p. 87 a 88; HERNANDEZ - UGARTE,
Rkgimen jurídico de los testamentos, p. 433 a 634; MAPF~A,
Tratado de las sucesio~tes,t. 11, no 1457 y 1459-a). 0, en su
caso, declare VS la nulidad absoluta si no admite la teoría
de la inexistencia.
IV. PRUEBA
DOCUMENTAL. Ofrece la siguiente:

1 ) Expediente sucesorio de don LP, expte. no ..., año ...,


que se tramitó ante el Juzgado Civil y Comercial de la ...
Nominaci6n. Se requerirá por exhorto.
2) Denuncia penal por falsificación material de instru-
mento privado, Fiscalía Regional de ..., expte. no ..., año ...
Oportunamente se librará exhorto para que se remita ad
effectum videndi o se remitan fotocopias certificadas de di-
chas actuaciones.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

3) Las siguientes escrituras: no de fecha ... pasada ante


el registro del escribano ptíblico ... de esta ciudad, por la
cual la causante vende un inmueble sito en la localidad de ...;
escritura no ... de fecha ... pasada ante la escribana pública
..., de esta ciudad, por la cual la causante compra el inmue-
ble de calle ...; escritura no ... de fecha ..., pasada ante el re-
gistro del escribano ... de la ciudad de Mar del Plata, por la
cual compra la causante en condominio con ... un departa-
mento en aquella ciudad. Se requerirán oportunamente los
originales al archivo notarial al efecto de que el perito cali-
grafo practique la pericia caligráfica para cotejar las firmas
indubitadas con la firma impugnada del testamento.
La prueba demostrara categ6ricamente que el testamen-
to de DP es totalmente falso, por lo cual VS deberá decla-
rarlo así y privarlo de toda eficacia.
V. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta acción porque en este Juzgado se tramita la sucesidn
de DP a favor de la heredera testamentaria LG, y mi repre-
sentado actúa invocando su carácter de heredero legal de
DP, por representación de su padre prefallecido GP, herma-
no de la causante (art. 2439, C6d. Civil y Comercial; art.
3585, C6d. Civil). Por lo tanto, se trata de un juicio atrai-
do por e1 fuero de atracción del sucesorio de la causante,
según lo dispuesto por el art. 2336 del C6d. Civil y Comer-
cial [art. 3284, inc. 3", C6d. Civil].
VI. DERECHO. Fundo esta acción en lo dispuesto por
los arts. 386, 387, 2439 y concs. del Cód. Civil y Comercial
[arts. 1039, 1047, 3585 y concs., Cód. Civil]; art. 330 y SS. del
CPCCN [art. 330 y S S . , CPCCBA; art. 390 y SS., CPCC SFe;
art. 485 y SS., CPCC Córdoba; art. 318 y S S . , CPCC ERíos].
VII. MEDIDAS PRECAUTORIAS. Bajo la fianza de ..., que
previamente se constituirá en autos con acreditación de sol-
vencia, pido se anoten como litigiosos los inmuebles de pro-
piedad de la causante, inscriptos bajo matrícula del folio
real no ... y no ... [datos de inscripción según el sistema del
Registro de la Propiedad que corresponda]; y que se embar-
guen los arrendamientos mensuales que paga el arrendata-
rio de la finca de calle ..., que era la vivienda de la causan-
te, disponiendo que aquel los deposite todos los meses en
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

cuenta judicial que deberá abrirse a nombre de este juicio y


a la orden de VS. Se librara oficio al Registro de la Pro-
piedad Inmueble y mandamiento al señor oficial de justicia.
VIII. PETITORIO.
Por lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gará a los autos.
b) Tenga por promovida contra LG acción ordinaria por
declaración de falsedad material e ineficacia del testamento
ológrafo de DP.
c) Cite y emplace a la demandada para que comparezca
a estar a derecho [y a contestar la demanda, CPCCN, CPCC
BA, CPCC ERios] en el plazo y bajo apercibimientos de ley.
d ) Agregue a los autos las partidas acompañadas y fo-
tocopia del testamento ológrafo de la causante.
e) Se libre oficio al Registro de la Propiedad Inmueble
a fin de trabar la anotación litigiosa de los inmuebles de-
nunciados, y se libre mandamiento al señor oficial de Justi-
cia para que se constituya en el domicilio del inmueble
arrendado de Ia causante, calle ..., y notifique el embargo
de los alquileres al arrendatario, a fin de que proceda a
su depósito en la forma peticionada.
fl Oportunamente, dicte sentencia declarando totalmen-
te falso e ineficaz el testamento ológrafo de la causante,
con costas.

3 . Acczd~DE REVOCACI~N DEL LEGADO POR INJURIAS


GRAVES CONTRA LA MEMORIA DEL TESTADOR

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, do-
miciliado legalmente en calle ... de esta ciudad, comparezco
ante VS y expongo:
1. PERSONER~A. Corno lo acredito con el mandato ad-
junto soy apoderada de MP, cuyos demás datos de identidad
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

obran en dicho poder, que se dan por reproducidos, y pide


se agregue a los autos.
Mi representada comparece como heredera testamenta-
ria de doña DP, según testamento por acto público otorga-
do por la causante en escritura n" ... de fecha ... Ante el
escribano público ..., de esta ciudad. La sucesión testamen-
taria de la causante se tramita ante este mismo Juzgado y
ha sido iniciada por mi mandante (expte. no..., año ...).
11. Accxó~. En la calidad invocada y cumpliendo sus
instrucciones vengo a promover contra LG domiciliada en
calle ..., de esta ciudad, acción por revocación del legado
que le hiciera la causante en su testamento por acto público
otorgado por escritura no ... de fecha ... ante el escribano pú-
blico don ... de esta ciudad, por haber incurrido en la causal
de ingratitud contra la testadora (art. 2520, inc. a, C6d. Civil
y Comercial; art. 3843, inc. 2", Cód. Civil). Con costas.
111. HECHOS. La causante, viuda y sin descendientes ni
ascendientes, otorg6 en fecha ... testamento por acto públi-
co según escritura no...de fecha ... ante el escribano ..., de
esta ciudad, por el cual instituyó única heredera a su sobri-
na MP, y luego diversos legados, entre ellos, el más impor-
tante a favor de la demandada, a quien le dejb la valiosa
quinta que tenia la causante en el distrito de ..., de esta
provincia.
Mi representada me instruy6 para promover esta de-
manda revocatoria con base en los siguientes hechos:
La testadora, una vez que enviudó, vivía sola en un casa
de calle ... en el barrio de esta ciudad, y cuando ya por su
edad necesitaba colaboracidn para satisfacer sus necesida-
des, además de una empleada, su vecina, LG, se aproximó
solicitamente a colaborar y a acompañarla; la invitaba a
almorzar, la acompañaba a pasear, le compraba medicamen-
tos, la cuidaba cuando se sentía mal, entre otras atencio-
nes. Pero lo hizo movida por un interés meramente pecu-
niario según lo revelan los hechos posteriores.
Mi mandante vive en la ciudad de ..., que si bien es cer-
cana al lugar en que tenía su residencia la causante, no le
permitía por su trabajo mantener contacto personal cotidia-
no con ella, aunque mantenia frecuente comunicacibn tele-
fónica.
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

Mientras tanto, la demandada se había ganado la con-


fianza y el afecto de la causante, porque la acompañaba y
ayudaba debido a la dificultad que ya tenía para su loco-
moción. En esa época, la causante otorgó el testamento
en que le hizo el legado cuya revocación ahora se preten-
de. Al poco tiempo la testadora fallecid de un paro car-
díaco.
Una vez iniciado el proceso sucesorio, la demandada se
presentó a él a través de un apoderado, aceptó el legado y
entró en posesión de aquél.
Pero al mismo tiempo comenz6 a difundir calumnias y
agravios contra la memoria de la causante entre los familia-
res y personas de su amistad. Así, a su cuñada, hermana
del extinto esposo de la causante, señora GM, y con gran
sorpresa de ésta, le dijo que la causante habia sido una
adúltera desde que se casó, engañándolo a su marido reite-
radas veces, incluso con un amigo de él, y que por detrás se
burlaba de su marido porque creía firmemente en su amor y
fidelidad, y lo criticaba y se reía de él por sus costumbres
y por un defecto fisico, y que estas referencias burlonas y
humillantes para con su extinto consorte las hizo en cuanta
oportunidad se le presentaba con personas de su conoci-
miento. En realidad, nunca nadie había escuchado tales
cosas de la causante, que había sido una esposa ejemplar y
querida por todos cuantos la conocieron. No obstante, la
demandada la denigró después de fallecida, imputándole
que era una persona falsa, hipócrita y mala, no sólo adúlte-
ra, sino también "ladrona", porque le imputó que en la su-
cesión de su padre sustrajo una fuerte suma de dinero que
kabia en la casa de aquél, estafando a su hermana, ahora
también fallecida. Y después, que se habia robado en un
teatro un sacón de piel. Verdaderas calumnias. Y las re-
partió en todo el circulo de familiares y amistades de la
causante.
Los hechos cometidos por la demandada, esto es, los
agravios injuriosos a la memoria de la causante, la tornan
indigna de beneficiarse con el valioso legado que le ha he-
cho en su testamento, del cual tomó posesión al tiempo que
comenzaba a difamar su memoria. Procede, en consecuen-
cia, su revocación conforme lo establece el art. 2520, inc. a,
del Cód. CiviI y Comercial (art. 3843, inc. 3", Cód. Civil).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

La prueba testimonial que ofrecerá oportunamente de-


mostrará categóricamente los hechos aqui relatados y que
justifican sobradamente la revocación del legado.
IV. PRUEBA DOCUMENTAL. Ofrece la siguiente:
1 ) Expediente sucesorio testamentario de doña DP, expte.
no ..., año ..., en trámite ante este Juzgado.
2) Carta remitida a NNN, prima de la causante, donde
se refiere a ella como "vieja falsa y ladrona". La acompaña
en sobre cerrado y en fotocopia para agregar a los autos.
Será reconocida por la demandada al absolver posiciones.
V. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta acción porque en este Juzgado se tramita la sucesión
testamentaria de DP (expte. no ..., año ...), a favor de mi re-
presentada como heredera instituida y de diversos legata-
rios, entre cuyos legados figura el efectuado a favor de la
demandada, que aquí se impugna, por lo cual se trata de
un juicio atraído por el fuero del sucesorio de la causante,
según lo dispuesto por el art. 2336 del Cód. Civil y Comer-
cial [art. 3284, inc. 3 O , C6d. Civil].
VI. DERECHO. Fundo esta acci6n en lo dispuesto por el
art. 2520, inc. a, y concs., del C6d. Civil y Comercial [art.
3843, inc. ZO, y concs., Cód. Civil]; art. 330 y SS. del CPCCN
[art. 330 y ss., CPCCBA; art. 390 y SS., CPCC SFe; art. 485 y
SS., CPCC Córdoba; art. 3 18 y SS., CPCC ERios].

VII. MEDIDA PRECAUTORIA. Bajo la fianza de ..., que pre-


viamente se constituirá en autos con acreditación de solven-
cia, pido se anote como litigioso el inmueble de la causante,
inscripto bajo matrícula del folio real no ..., y no ... [datos
de inscripción según el sistema del Registro de la Propiedad
que corresponda], que ha sido objeto del legado a favor de
la demandada, librandose oficio al Registro de la Propiedad
Inmueble.
VIII. PETITORIO. Por lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carác-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gará a los autos.
b) Tenga por promovida contra LG acción ordinaria
por revocaci6n del legado que le hiciera la causante DP en
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

su testamento por escritura pública no ... de fecha ..., pasa-


da ante la escribana pública ... de esta ciudad.
c) Cite y emplace a la demandada para que comparezca
a estar a derecho [y a contestar la demanda, CPCCN,CPCC
IBA, CPCC ERíos] en el plazo y bajo apercibimientos de ley.
d) Agregue a los autos fotocopia de la documental acom-
pañada, reservándose en Secretaría los originales.
e) Se libre oficio al Registro de la Propiedad Inmueble a
fin de trabar la anotacibn litigiosa del inmueble denunciado.
f') Oportunamente, dicte sentencia y revoque el legado
particular a favor de la demandada, con costas.

1 4 Acczd~POR REVOCACI~N DEL LEGADO


POR INCUMPLIMIENTO DEL CARGO

El principio general es que la inejecución del cargo im-


puesto al legatario s61o da derecho a demandar su cumpli-
miento por vía de una acción personal ordinaria. Si éste ha
sido impuesto a favor de un tercero, legitimados activos son:
a) los favorecidos por el cargo; b) el albacea; c) los herederos;
d) los acreedores del beneficiario del cargo, en ejercicio de la
acción subrogatoria. Si el cargo hubiese sido impuesto a fa-
vor de la memoria o del alma del testador, pueden exigir su
cumplimiento el albacea o los herederos.
Hay dos supuestos en que el incumplimiento del cargo
puede dar lugar a la revocación del beneficio testamentario.
Uno, cuando el testador expresamente estableció la inejecu-
ción del cargo como condición de resolución de la liberalidad.
Aun así, siempre sera necesaria la sentencia del juez para que
el instituido gravado (legatario o heredero) pierda el benefi-
cio adquirido (arts. 559 y 2665 a 2667, Cod. Civil; según el
Cód. Civil y Comercial; arts. 1964, 1965 y 1968, no es necesa-
ria la sentencia judicial para la readquisición del dominio).
El otro, cuando el cargo ha constituido la causa final de la
disposición testamentaria (art. 2520, inc. b, Cód Civil y Co-
mercial; art. 384 l, C6d. Civil). Por causa final se entiende el
móvil impulsivo y determinante que ha inspirado al autor
del testamento y le ha dictado su gesto generoso. En la duda,
el legado o institución de heredero no es revocable. La revo-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

caci6n de los legados por inejecucidn de las cargas impuestas


se rige por lo dispuesto con respecto a la revocación por la
misma causa de las donaciones (art. 3842, que remite a los
arts. 1850 a 1857, 2667 y 2665). Ver LLAMB~AS - MBNDEZCOSTA,
Código Civil anotado, t., V-C, comentario a los arts. 3608 a
3610, p. 124 a 127; FASSI,Tratado de los testamentos, t. 2 ,
p. 12 1 a 126. E1 Código Civil y Comercial no ha previsto
esta rernisi6n expresa a las normas de la revocación de la do-
nación, aunque resultan aplicables por el principio de la ana-
logía (art. 2*, Cód. Civil y Comercial).

Señor Juez:
NN, abogado, inscripto en la matricula respectiva, do-
miciliado legalmente en calle ... de esta ciudad, comparezco
ante VS y expongo:
1. PERSONER~A. Corno lo acredito con el mandato ad-
junto, soy apoderada de MP, cuyos demás datos de identi-
dad obran en dicho poder, que se dan por reproducidos, y
pide se agregue a los autos.
Que mi representada comparece como heredera testa-
mentaria de doña DP, según testamento por acto ptíblico
otorgado por la causante en escritura no ... de fecha ... ante el
escribano público ..., de esta ciudad. La sucesión testamen-
taria de la causante se tramita ante este mismo Juzgado y
ha sido iniciada por mi mandante (expte. no ..., año ...).
11. Accró~. En la calidad invocada, y cumpliendo sus
instrucciones, vengo a promover contra LG, domiciliada en
calle ... de esta ciudad, acción por revocaci6n del legado
que le hiciera la causante en su testamento por acto públi-
co otorgado por escritura no ... de fecha ... ante el escribano
público don ... de esta ciudad, por haber incumplido el car-
go que le impusiera la causante, como causa final de la li-
beralidad. Con costas.
111. HECHOS.La causante, soltera y sin descendientes
ni ascendientes, otorgó en fecha ... testamento por acto pú-
blico según escritura no ... de fecha ... ante el escribano ...,
de esta ciudad, por el cual instituyó dnica heredera a su so-
brina MP, y luego diversos legados, entre ellos, el más im-
portante a favor de la demandada, a quien le dej6 un local
de comercio de grandes dimensiones en pleno centro de esta
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

ciudad, calle ... Adjunta fotocopia del testamento, cuyo tes-


timonio original se acompañ6 al expediente sucesorio.
Mi representada me instruyó para promover esta de-
manda revocatoria con base en los siguientes hechos:
La testadora vivia sola en una casa de la calle ... en el
barrio de esta ciudad, y tenia un importante patrimonio y
gozaba de rentas que le permitían mantener un muy buen
nivel de vida. Era sociable y mantenía buenas relaciones
con todos sus parientes y amigas, a quienes generosamente
ayudaba. Además de designar única heredera a mi repre-
sentaba, hizo en su testamento numeroso legados como VS
puede apreciar. Uno de ellos, lo dejó a su prima hermana
CR con quien siempre tuvo un trato afectuoso, dejándole
un bien productor de rentas, como es el importante local de
comercio de calle ..., pero lo hizo con un cargo, que le pase
las rentas del inmueble a la hermana de la testadora, AMP,
ya de edad avanzada (ochenta años), hasta que esta fallez-
ca, la cual se encuentra postrada debido a diversos proble-
mas de salud, a fin de ayudarla con 10s ingentes gastos que
le demanda su deficiente estado de salud. Asi lo aclar6 ex-
presamente en el testamento.
O sea, la testadora le hizo el legado con un cargo explí-
cito: que las rentas del bien legado la destine a la hermana
de aquella hasta su fallecimiento, para ayudarla a sufragar
los gastos que le demanda su enfermedad. Esa fue la cau-
sa final de la liberalidad.
La legataria ha cumplido durante los primeros meses
desde que entr6 en posesi6n del bien legado, pero luego de-
j6 de pagarle regularmente a la beneficiaria del cargo las
mensualidades del arrendamiento. Hubo que entrar a re-
clamarle el cumplimiento de su obligación. Y el incumpli-
miento se volvió crónico. Ya debe ocho meses de arren-
damientos; la señora AMP la intimó por carta documento;
no tuvo respuesta. Mi representada también la intimó al
cumplimiento y a pagar todas las sumas adeudadas, bajo
apercibimiento de promover demanda por revocación del le-
gado, pero tampoco tuvo éxito.
En consecuencia, y encontrándose manifiestamente en
mora la legataria (CCivlaCap, 16/5/37, LL, 6-23; LLAMB~AS -
MBNDEZCOSTA, Código Civil anotado, t. V-C,comentario a los
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

arts. 3608 a 3610, p. 125), de acuerdo con lo dispuesto en


el art. 3841 del Cbd. Civil -y art. 2520, inc. b, Cód. Civil y
Comercial-, se ha configurado la causal de revocación del
legado por incumplimiento de la carga impuesta por la tes-
tadora a la legataria del bien rentable, como causa final de
la liberalidad. Y legitimada activa para promover esta de-
manda revocatoria es la heredera instituida, o sea, mi repre-
sentada, pues el bien legado, al decretar VS la revocación clel
legado, volverá al patrimonio hereditario, y su representada
como heredera con derecho de acrecer será la titular de di-
cho inmueble, quien seguirá obligada a cumplir el cargo a
favor de la beneficiaria. A tales efectos, al admitir esta de-
manda, VS deberá ordenar se oficie al Registro de la Pro-
piedad Inmueble para que proceda en consecuencia, dejando
sin efecto el dominio a nombre de la demandada, y dispon-
ga su inscripción bajo titularidad de mi representada.
IV. PRUEBA DOCUMENTAL. Ofrece la siguiente:

a) Expediente sucesorio testamentario de doña DP, exp-


te. no ..., año ..., en trámite ante este Juzgado.
b) Fotocopia auténtica de la carta documento remitida
por la causante a la demandada en fecha.
c ) Carta documento remitida por mi representada a la
demandada en fecha ..., en original, y fotocopia para agre-
gar a los autos.
V. COMPETENCIA. VS es competente para entender en
esta acción porque en este Juzgado se tramit6 la sucesi6n
testamentaria de DP (expte. no ..., año ...), a favor de mi re-
presentada como heredera instituida y de diversos legata-
rios, entre cuyos legados figura el efectuado a favor de la
demandada, cuya revocación aquí se impetra, por lo cual se
trata de un juicio atraido por el fuero del sucesorio de la cau-
sante, según lo dispuesto por el art. 2336 del Cód. Civil y
Comercial [art. 3284, inc. 3", Cód. Civil], que funciona aun
cuando este se haya concluido dado la materia de este juicio.
VI. DERECHO. Fundo esta acción en lo dispuesto por el
art. 2520, inc. b, y concs. del Cód. Civil y Comercial [art.
3841 y concs., Cód. Civil]; art. 330 y SS. del CPCCN [art. 330
y SS., CPCCBA; art. 390 y SS., CPCC SFe; art. 485 y SS.,
CPCC Córdoba; art. 3 18 y SS., CPCC ERíos].
CONTENIDO Y NULIDAD DE TESTAMENTO

VII. MEDIDASPECAUTORMS. Bajo la fianza de ..., que pre-


viamente se constituira en autos con acreditación de solven-
cia, pido se anote como litigioso el inmueble objeto del le-
gado cuya revocación se solicita, inscripto bajo matricula
del folio real no ..., y no ... [datos de inscripción según el
sistema del Registro de la Propiedad que corresponda], que
ha sido objeto del legado a favor de la demandada, librán-
dose oficio al Registro de la Propiedad Inmueble.
WII. PETITORIO. Por lo expuesto a VS pido:
a) Me tenga por presentado, domiciliado y en el carhc-
ter que invoco en mérito al poder acompañado, que se agre-
gará a los autos.
b) Tenga por promovida contra LG acción ordinaria por
revocación del legado que le hiciera la causante DP en su
testamento por escritura pública no ... de fecha ..., pasada
ante la escribana pública ... de esta ciudad.
c) Cite y emplace a la demandada para que comparezca
a estar a derecho [y a contestar la demanda, CPCCN,CPCC
BA, CPCC ERiosJ en el plazo y bajo apercibimientos de ley.
d) Agregue a los autos fotocopia de la documental acom-
pañada, reservándose en Secretaría los originales.
e) Se libre oficio al Registro de la Propiedad Inmueble a
fin de trabar la anotaci6n litigiosa del inmueble denunciado.
f) Oportunamente, dicte sentencia revocando el legado
efectuado por la causante a favor de la demandada, oficián-
dose al Registro de la Propiedad Inmueble, a fin de dar de
baja la inscripción de dominio a nombre de aquella, y trans-
ferir el inmueble a nombre de mi representada. Con costas.
a) Sistema del Cddigo Civil de Vdez Sársfield. El sistema
de administración de la herencia del Código Civil argentino
sigue los lineamientos del sistema romano de la sucesión per-
sonal y universal, en virtud del cual el heredero sustituye de
pleno derecho al causante en la titularidad de sus bienes, cré-
ditos y deudas, desde el mismo momento de la apertura de la
sucesión (arts. 3282 y su nota, y 3420, Cód. Civil), aunque esa
adquisición es provisoria y está supeditada a la posterior acep-
tación de la herencia, que tiene efecto retroactivo a aquel mo-
mento (arts. 3341 y 3363). Por lo tanto, el heredero, como
propietario de la herencia, es su administrador. Es más,
para el heredero beneficiario es un deber legal administrar la
sucesión (art. 3382 y siguientes).
El codificador fue muy parco al tratar sobre la adminis-
traci6n de la herencia indivisa, debido a su convicción de que
la comunidad debía durar el menor tiempo posible, y de que la
ley no debe fomentar (art. 3451 y su nota), por ser una situa-
ción potencialmente conflictiva e inconveniente para el inte-
rés general, según la concepción imperante en esa época. La
falta de una reglamentación orgánica completa sobre el tema,
la confluencia de normas civiles y procesales que requieren
armonización, la indefinicidn sobre la naturaleza del admi-
nistrador sucesorio, la vacilante jurisprudencia sobre algunos
aspectos de sus facultades y sobre su legitimación procesal,
tornan complicada la labor de los abogados y magistrados.
b) Sistema del Código Civil y Comercial. &te contiene
una regulación detallada del régimen jurídico de administra-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

ci6n de la herencia, cubriendo el vacío del antiguo Código Ci-


vil, que iremos viendo a medida que avancemos en los diver-
sos temas de la administración.

La administracidn de la herencia es el conjunto de actos


jurídicos tendientes a la conservación, administración y dis-
posición de los bienes que componen el acervo sucesorio (ZA-
NNONI, Derecho de las sucesiones, t. 1, 3 578, p. 625; MEDINA,
Proceso sucesodo, t. 11, p. 44).
La administración de los bienes hereditarios no tiene por
fin necesario, como en el caso de1 patrimonio particular, pro-
ducir ganancias, sino que tiende a lograr el mantenimiento
adecuado de la integridad de la herencia conforme a la natu-
raleza de los bienes que integran el caudal, y hasta que lle-
gue el momento de la partición (GOYENA COPELLO, Curso, 5 100,
p. 190; BOMAGGIO, Administración de la sucesión por el cónyuge
supérstite, LL, 1991-E-733).

Como dijimos, el Código Civil carece de una regulación


orgánica sobre administración de la herencia indivisa entre
varios coherederos. El principio general lo establece en el
art. 3451, segun el cual "ninguno de los herederos tiene el po-
der de administrar los intereses de la sucesi6n. La decisión
y los actos del mayor número, no obligan a los otros cohere-
deros que no han prestado su consentimiento. En tales ca-
sos, el juez debe decidir las diferencias entre los herederos
sobre la administración de la sucesión".
Ésta es la regla basica que rige la administración de la
herencia durante la existencia de la comunidad hereditaria, y
a la cual se deben ajustar los ordenamientos procesales; toda
cuestión sobre administración de la herencia se resuelve por
el consenso unánime de los sucesores universales, a falta del
cual debe resolver el juez.
Pero a la vez se aplican otras normas del Código Civil,
por extensión o por analogía.
a) La regulación de la administración a cargo del heredero
beneficiario dnico y rkgirnepz de pago a los acreedores y legata-
rios. El codificador reglamentó la administración de la he-
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

rencia aceptada bajo beneficio de inventario (arts. 3382 a 3395,


y 3405 a 3409), pero se colocó en el supuesto de heredero
único. No obstante, la doctrina y jurisprudencia consideran
aplicable ese conjunto de normas al caso de pluralidad de
herederos, sean todos aceptantes beneficiarios, o bien sean
solo algunos beneficiarios y otros aceptantes puros y sim-
ples (CAFFERATA,Comunidad hereditaria e indivisión hereditarra,
no 183 y 191; NATALE, L.a administración en el supuesto de plu-
ralidad de herederos, en BREBBIA, "Estudios de derecho priva-
do. Homenaje al doctor Angel B. Chavarri", p. 426 y SS.;
FERRER, La stbcesidn beneficiaria, no 135 a 137, y sus referen-
cias). Asimismo, también resultan aplicables a los herederos
en situacion de comunidad la reglamentación del pago a
acreedores y legatarios (arts. 3396 a 3403).
b) E2 rdgimen legal del condominio. Por ser esta figura
una de las especies de la copropiedad, como la comunidad
hereditaria, se aplican a ésta, por analogía y en cuanto sean
adaptables, la normas que regulan el condominio (art. 2673 y
siguientes).
C ) Preceptos del Código Civil sobre L
a liqtsidaciún del pasi-
vo de la comunidad hereditaria, según los cuales "antes que he-
redar hay que pagar las deudas sucesorias". En función del
art. 3432, los acreedores sucesorios gozan contra los herede-
ros de los mismos medios de ejecución que contra el difunto
mismo, porque el heredero debe cumplir las obligaciones que
gravan el patrimonio del dihnto (art. 3431), en tanto es con-
tinuador de la personalidad jurídico-patrimonial del causan-
te, y deudor de todo lo que aquel era deudor (art. 3417). La
legitima, en consecuencia, se calcula sobre el activo heredita-
rio liquido, una vez deducidas las deudas del de cuius (art.
3602). El acervo hereditario, en consecuencia, permanece
unido y afectado prioritariamente al pago de las deudas suce-
sorias. Así surge claramente de los arts. 3474 y 3475. Por
el primero, los acreedores hereditarios pueden exigir que en
la operación particionaria se aparten bienes suficientes para
cobrarse sus créditos, y por el segundo pueden oponerse a
que se entreguen a los herederos sus porciones hereditarias y
a los legatarios sus legados, hasta no quedar ellos pagados de
sus créditos. De tales normas se deduce el carácter previo e
ineludible de la liquidaci6n o determinación del pasivo de la
comunidad hereditaria como paso previo a la particidn. A
los herederos se les transmite un patrimonio neto con sus
cargas liberadas [SCBA, 26112189, ED, 138-417, con nota de
GUASTAVINO, Acreedores de la sucesión y acreedores del heredero
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

fallido, y "Revista de Jurisprudencia Provincial (Bs. As. - La


Pampa)", dic. 1991, p. 21, con nota de FERRER, Afectación de
la herencia al pago de los acreedores de la sucesión].
d) Normativa de los códigos procesales sobre administra-
ci6n de la herencia indivisa. Ella complementa la regulación
del Código Civil, y prevk la designación de un administrador
de la herencia en caso de pluralidad de herederos, reglamen-
tando su actuación (v.gr., arts. 692 y 709 a 715, CPCCN; arts.
727, 744 a 750, CPCCBA; arts. 322, inc. lo, 336 a 345, CPCC
SFe; arts. 594 y 617 a 626, CPCC Mendoza; arts. 695 a 716,
CPCC Córdoba; arts. 738 a 744, CPCC ERíos).
e ) Reglas que provienen del ejercicio de la autonomía de la
voluntad, tanto las que emanen del testado?-,como las que con-
vengan los comuneros. El causante en su testamento puede
incluir cláusulas que regulen aspectos de la administracibn
del caudal relicto, siempre que respeten los límites impuestos
por la ley, la moral y el orden público.

Por su parte, la normativa del Código Civil y Comercial


reglamenta la administración extrajudicial (arts. 2323 a 2329)
y la administración judicial (arts. 2345 a 2362).
Los principios básicos expuestos del derogado Código si-
guen vigentes en el Código Civil y Comercial. No obstante,
debe recordarse que ha desaparecido la denominación "acep-
tación de herencia bajo beneficio de inventario", aunque sus
efectos no se hayan modificado y se presumen en toda acep-
tación de herencia según el Código vigente (arts. 2280 y
2317) pudiendo el heredero perder las ventajas de la respon-
sabilidad limitada si incurre en las causales del art. 2321 del
Cód. Civil y Comercial. El heredero aceptante es propietario
de la herencia y titular de los derechos y obligaciones del
causante (arts. 2277, 2280 y 23 17), y como tal, administrador
de la herencia y responsable del pasivo hereditario frente a
los acreedores y legatarios de la sucesión.
En lo que respecta a la administraci6n del acervo suceso-
rio, la innovaci6n consiste en la reglamentacidn de la admi-
nistración extrajudicial y de la judicial en el contexto del
proceso sucesorio, con arreglo a la predominante doctrina ju-
risprudencial y autoral. En el caso de la administración judi-
cial, la designación de administrador ya no se hace a pro-
puesta de la unanimidad de herederos (art. 335 1, Cód. Civil),
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

sino que basta la mayoría (art. 2346, C6d. Civil y Comercial),


y si no se logra lo designa el juez de acuerdo con las pautas
que le fija dicha norma. El nombramiento de administrador
judicial depende de la iniciativa de los herederos. También
constituye una novedad la regulación de las funciones del
administrador judicial como liquidador de la herencia; los
acreedores que no son titulares de garantías reales se deben
presentar al juicio sucesorio a denunciar sus créditos, y el ad-
ministrador debe pagarles segun el rango de preferencias de
la ley concursa1 (art. 2358, C6d. Civil y Comercial, y arts.
239 y cs., ley 24.522). Luego debe pagar a los legatarios, se-
gún el orden que establece el segundo párrafo del citado art.
2358. Finalmente, debe rendir cuentas y, aprobada la rendi-
ción final de cuentas, los herederos pueden proceder a la par-
tición (arts. 2361 y 2362).
La regulación de la administración judicial de la herencia
se superpone con la regulación de los códigos procesales; se
complementan y en aquellos aspectos en que difieren deberá
prevalecer la normativa del C6digo Civil y Comercial, pues
las reglas básicas de la administración de la herencia son ma-
teria de la legislación de fondo.

a ) Régimen del Código Civil. De ser todos mayores de


edad, capaces y encontrhndose presentes, los sucesores uni-
versales pueden otorgar mandato expreso a uno de ellos o a
un tercero para que se encargue de la administración de los
bienes relictos. En tal caso, el administrador asi designado
no es mas que un mandatario de los comuneros, cuyas fun-
ciones se regirán por las facultades conferidas y por las re-
glas del mandato [ROLANDO, en LLAMB~AS- MÉNDEZCOSTA, Código
Civil anotado, t. V-B, comentario al art. 3451, no 6, p. 44;
NATALE, en PEYRANO (dir.) - VAZQUEZ FERREYRA (coord.), Código
Procesal de Santa Fe, t. 3, comentario al art. 618, p. 185;
MEDINA,El administrador de la ssuesidn. Representación, fa-
cultades, problemas frente a la quiebra, "Derecho de Familia y
de las Personas", ago. 20 1 1, p. 1391. Por lo tanto, pueden re-
vocar la designación cuando lo estimen necesario o conve-
niente (arts. 963, inc. lo,y 1970, C6d. Civil).
b) Régimen del Cbdigo Civil y Comercial. En este aspecto
es igual al del Código Civil, con la diferencia de que el Códi-
go Civil y Comercial ha previsto explícitamente que los here-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

deros pueden otorgar un mandato general de administración


a uno o varios de ellos (art. 2325). Desde luego, lo podrán
hacer si todos son mayores, capaces y se encuentran pre-
sentes. Se aplican las reglas del mandato (art. 1319 y siguien-
tes). Pero son necesarias facultades expresas para todo acto
de administración que exceda la explotaci6n normal de los
bienes indivisos, y para la contratación y renovación de loca-
ciones (art. 2325).

A veces los herederos no recurren enseguida al trámite


judicial de designación de administrador. Y resulta común
en la práctica que consientan la circunstancia de que alguno
de ellos o el c6nyuge supérstite continúe de hecho adminis-
trando el patrimonio hereditario y ganancial, y esa administra-
ción se prolonga a veces por un tiempo considerable, Si la
circunstancia es conocida por los demás coherederos y la con-
sienten, habrh mandato tácito (arts. 1874 a 1876, Cód. Civil).
El Código Civil y Comercial ha contemplado expresamen-
te la situación de los herederos que toman a su cargo la ad-
ministración con conocimiento de los otros y sin oposición
de ellos, estableciendo que hay un mandato tácito para los
actos de administración que no requieren facultades expresas
(arts. 2325, párr. 3") y 1319, párr. 2").
El administrador de hecho de la sucesi6n con mandato
tácito se encuentra obligado a rendir cuentas de su gestión,
independientemente de s u cariicter de heredero.
Si los demás ignoran la actuación de su copartícipe, se
considera una gestión de negocios (art. 1781 y SS., Cód. Civil
y Comercial; art. 2288 y SS., Cod. Civil).

9 7. ADMINZSTRACZ~N EXTRAJUDZCZAL SEGÚN EL NUEVO


C ~ D I GCWIL
O Y COMERCIAL

Las disposiciones de este titulo se aplican en toda suce-


si6n donde hay mhs de un heredero, desde la muerte del
causante hasta la partición, si no hay administrador judicial
(art. 2323).
Cualquiera de los herederos puede realizar actos conserva-
torios y medidas urgentes respecto de los bienes hereditarios,
empleando incluso los fondos sucesorios que se encuentren
en su poder, y a falta de ellos puede obligar a los coherederos
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

a contribuir al pago de los gastos necesarios (art. 2324). Tam-


bién cualquiera de ellos puede solicitar al juez, aun antes de
la apertura del proceso judicial sucesorio, medidas urgentes
que el interés común de los herederos requiera, como ejerci-
cio de derechos derivados de títulos valores, acciones o cuo-
tas societarias, percepción de fondos comunes, o el otorga-
miento de actos para los cuales es necesario el consentimiento
de todos los coherederos, y la negativa de alguno de ellos
pone en peligro el interés común (art. 2327).
También el juez podrá nombrar un administrador provi-
sorio (art. 2327, phrr. último), y se ha previsto expresamente,
como vimos, el mandato tácito a favor de un administrador
de hecho (art. 23251, y la gestión de negocios (art. 2326).
Cada heredero puede usar y gozar de los bienes comunes
conforme a su destino, en la medida compatible con el dere-
cho de los demás coherederos. Si no hay acuerdo, este de-
recho debe ser regulado por el juez, El copartícipe que usa de
manera exclusiva un bien común debe satisfacer una indem-
nizaci6n a los demas, desde que le es requerida (art. 2328).
Los frutos de los bienes indivisos acrecen a la comunidad
indivisa, excepto que medie partición provisional (art. 2329).

9 8. ADMINISTRADOR
JUDICIAL

La necesidad o conveniencia del nombramiento de un ad-


ministrador judicial no es atribucidn del juez, sino que obe-
dece a la iniciativa de los interesados, de los propietarios de
la herencia, que son los herederos y legatarios de cuota, bas-
tando que pida la designación cualquiera de ellos.
a) Régimen del Código Civil. Como el ordenamiento ve-
lezano no ha reglamentado -en el contexto del proceso suce-
sorio- la intervencidn del juez en la administración de la
herencia ni, por consiguiente, el nombramiento de adminis-
trador judicial, son los códigos de procedimientos los que
han cubierto esta laguna, reglamentando la designación de
administrador judicial de la comunidad hereditaria, y el fun-
cionamiento de dicha administración. Esto no excluye que
los sucesores puedan prescindir del procedimiento judicial,
mediante Ia designación convencional de un administrador, o
simplemente consientan que uno de ellos actúe como admi-
nistrador de hecho, como hemos visto.
b) Regimen del Código Civil y Comercial. Este ordena-
miento regula detalladamente la administración judicial de la
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

sucesidn, la designacidn y remoci6n del administrador, garan-


tias, rendición de cuentas, sus funciones, el pago de las deu-
das y legados, y la conclusion de la administración (arts.
2345 a 2362). Administrador de la sucesión pueden ser las
personas humanas capaces y, lo que es una novedad, las per-
sonas jurídicas autorizadas por la ley o por sus estatutos para
administrar bienes ajenos (art. 2345).

3 9. ADMINISTRACI~N
PROVISORIA Y A D M Z N I S T R A C I ~ NDEFZNZTIKA

Los códigos procesales distinguen entre la administración


provisoria y la administracibn definitiva de la herencia.
La administración provisoria funciona desde la iniciación
del proceso sucesorio y hasta la declaratoria de herederos o
auto aprobatorio de testamento. Es provisoria porque toda-
vía no hay un reconocimiento judicial de la calidad de los he-
rederos que concurren a la sucesión, hábil para generar la
presunción frente a terceros de que se es heredero.
La segunda etapa, la de administracidn definitiva,comien-
za con la declaratoria de herederos o auto aprobatorio de tes-
tamento y transcurre hasta la partición. Se designa en esta
secuencia al administrador llamado definitivo, porque ya in-
tervienen en su designación los herederos universales o de
cuota que han acreditado su título y han sido investidos judi-
cialmente de su calidad de tales. Lo común es que el admi-
nistrador provisorio resulta confirmado por los herederos, o
directamente sigue en funciones.

Las actuaciones relacionadas con la administracion de la


herencia tramitan en expediente separado, cuando la comple-
jidad e importancia de aquella así lo aconsejaren (art. 7 11,
CPCCN; art. 746, CPCCBA; art. 740, CPCC ERíos). Otros có-
digos rituales disponen que en todos los casos se debe formar
pieza separada de todo lo relativo a la administracion de la
herencia (art. 6 17, CPCC SFe; art. 695, CPCCN). El inciden-
te de administración se rige por las reglas procesales perti-
nentes.
El administrador debe aceptar el cargo ante el secretario
del juzgado y sera puesto en posesión de los bienes de la he-
rencia por intermedio del oficial de justicia, y se le entregará
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

testimonio de la resolucidn que lo designa (art, 710, CPCCN;


art. 745, CPCCBA; art. 739, CPCC ERíos).
El ordenamiento procesal santafesino dispone que, nom-
brado el administrador, se lo pondrá en posesión del cargo,
previo juramento o afirmaciiin de desempeñarlo legalmente, y
constitución de fianza si fuese un tercero, excepto que sea re-
levado unánimemente por los interesados (art. 619). Similar
disposici6n contiene el homólogo nacional (art. 70 1).

9 1 1. DESIGNACI~N
POR UNANIMIDAD DE LOS SUCESORES
UNIVERSALES

a) Régimen del Cddigo Civil. En primer término, el juez


habrá de nombrar administrador a la persona propuesta por
los coherederos cuando estos actúen por unanimidad (art .
3451, C6d. Civil), y esa persona puede ser un heredero o un
tercero extraño al proceso sucesorio (PALACIO, Derecho proce-
sal civil, t. IX,no 1533, p. 453; FASSI- MAURINO, Cddigo Proce-
sal, t. 4 , comentario al art. 709, 5 5, p. 839).
Si hubiese consenso unánime de herederos y legatarios
de cuota sobre la persona que habrá de desempeñar el car-
go de administrador, presentan un escrito firmado por todos
y el juez debe acceder a la designacidn del propuesto, pues en
materia de administración prevalece el criterio unánime de
los herederos, conforme al principio general establecido por
el art. 3451 (art. 709, CPCCN) [NATALE, en PEYRANO (dir.) -
VAZQUEZ FERREYRA (coord.), C6dig0 Procesal de Santa Fe, t. 3,
comentario al art. 618, p. 1821.
A falta de unanimidad, deberá resolver el juez, según dis-
pone dicho precepto civil, quien a petición de cualquier here-
dero deberá convocar a la audiencia para designar adminis-
trador (art. 697, CPCCN, y art. 618, CPCC SFe).
b) Regimen del Código Civil y Comercial. El administra-
dor puede ser designado por la mayoría de los coherederos, y
prevé el modo de reemplazo (art. 2346), lo cual innova sobre
el Código Civil que requiere la unanimidad (art. 3451). No
aclara el nuevo ordenamiento de qué mayoría se trata, si de
personas o de capital.

a) Régimen de los cddigos procesales. En este supuesto,


los códigos procesales establecen criterios de preferencia a los
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

que, en principio, deben ajustarse los jueces, pero tienen fa-


cultades para apartarse de tales pautas con arreglo a los mo-
tivos especiales que se adujeren y probaren, y a las circuns-
tancias particulares de la causa.
b) Régimen del Código Civil y Comercial. Prevé expresa-
mente que, a falta de mayoria, cualquiera de las partes puede
solicitar judicialmente su designación, y, en tal caso, también
el nuevo ordenamiento establece un orden de preferencia al
cual, en principio, se deben ajustar los jueces.

3 . PREFERENCIA
DEL C Ó N W G E

a ) Rkgimen de los cbdigos procesales. Para el nombra-


miento de administrador provisorio, los ordenamientos proce-
sales disponen que recaerá en el cónyuge supérstite, o en el
heredero que haya acreditado mayor aptitud para el desempe-
ño del cargo. El juez podrá nombrar a un tercero cuando no
concurriesen esas circunstancias (art. 692, CPCCN). Cuando
se trata de un administrador provisorio, el Código Procesal
Civil y Comercial de la Nación no hace referencia a la mayo-
ría de herederos porque no se cuenta con declaratoria de he-
rederos. El art. 594 del ordenamiento santafesino establece
que se preferirá, en lo posible, al cónyuge supérstite.
Si, por el contrario, se trata de designar al administrador
definitivo -y no hay acuerdo de los herederos-, el juez nom-
brará al c6nyuge supérstite, y a falta, renuncia o inidoneidad
de éste, al propuesto por la mayoría (art. 709, CPCCN), solu-
ción que predomina en los códigos rituales del país.
b) Rdgimen del Cddigo Civil y Comercial. A falta de ma-
yoría, y ante el pedido de designacidn de un administrador
judicial, el art. 2346 establece que el nombramiento debe re-
caer preferentemente, de no haber motivos que justifiquen
otra decisión, sobre el cónyuge supérstite, y a falta, renuncia
o carencia de idoneidad de este, en alguno de los herederos,
excepto que haya razones especiales que lo hagan inconve-
niente, caso en el cual el juez puede designar a un extraiio
(art. 2346).
C) Fundamento y relatividad de la prdemncia a favor del
cónyuge en ambas regulaciones legales. Se fundamenta esta
preferencia en su doble interés en la herencia, como socio de
la sociedad conyugaI disuelta y que se debe liquidar en el
proceso sucesorio, y a la vez como heredero, por lo cual ge-
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

neralmente es la persona con mayores intereses en el patri-


monio hereditario. En el régimen del Código Civil y Comer-
cial, esto sucederá cuando los cónyuges se han regido por el
régimen de comunidad de ganancias. A ello s u m a el par-
ticular vinculo que la unía al causante (CNCiv, Sala A, 1012188,
LL, 1988-D-99; id., Sala B, 30111/78, JA, 1979-11-126, secc. in-
dice, no 22; id., Sala C, 417186, JA, 1986-IV-155, secc. indice,
no 24; íd., Sala D, 14/8/79, LLj 1979-D-282; id., Sala E, 28/8/79,
LL, 1980-C-574, 35.502-S; id., Sala F, 911 1/95, LL, 1996-C-204;
BORDA, Tratado. Sucesiones, t . 1, no 530, a).
La simple oposición de la mayoria no le hace perder al
cónyuge su preferencia (CCivlaCap, 1911011923, JA, 11-744;
CNCiv, Sala C, 2213183, LL, 1983-D-507; VIDELA, La administra-
ciún de la indivisibn hereditaria, "Revista Crítica de Jurispru-
dencia", t. 2, p. 82 y 83; MEDINA,Proceso sucesorio, t. 11, p. 55;
VARELA, Juicio sucesorio, 5 105; BOMAGGIO, Administracio~tde la
sucesión por el cónyuge serpLrstite, LL, 1991-E-733).
Tanto en el caso de administrador provisorio, como defi-
nitivo, la preferencia que la casi totalidad de los ordenamien-
tos procesales establecen a favor del cónyuge supérstite para
el supuesto de que no medie acuerdo entre los herederos
para la designación de administrador, no es un privilegio y
puede dejarse de lado si las circunstancias especiales de cada
caso, apreciadas con prudencia, revelan, a criterio del juez,
que su exclusiiin es más conveniente para el normal desenvol-
vimiento de la administración y preservación de los bienes
sucesorios (CNCiv, Sala J, 9/5/06, LL, 2007-B-517, con nota
aprobatoria de SOLARI, El administrador de la herencia. Situa-
cidn del cótzyuge; CCivCom San Isidro, Sala 1, 2 113106, LLBA,
2006-1243; CNCiv, Sala E, 12/8/05, DJ, 2005-3-494; íd., Sala
B, 3011 1178, JA, 1979-11-126, secc. indice, no 22; entre otros).
d) Criterio de la idoneidad. Algunos códigos procesales
no establecen la preferencia del conyuge supérstite sino que,
por el contrario, siguen acertadamente -a nuestro parecer- el
criterio de la idoneidad en la designación de administrador
definitivo. "El juez nombrará al cónyuge sobreviviente o al
y
heredero que a su juicio sea más apto ofrezca más garan-
tías para el desempeño del cargo" [NATALE, en PEYRANO (dir.) -
VAZQUEZ FERREYRA (coord.), Código Procesal de Santa Fe, t. 111,
comentario al art. 618, p. 182 y 183; art. 618, CPCC SFe; art.
697, CPCCN; art. 336-1 y 11, CPCC Mendoza]. Es decir que
no consagran la preferencia del cónyuge, sino que el juez tie-
ne la alternativa de decidir entre el conyuge o el heredero
que a su criterio sea el más apto para el ejercicio del cargo.
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Pero ante la norma del C6digo Civil y Comercial, que expre-


samente le acuerda al cónyuge preferencia para ser designado
administrador, cuando los coherederos no logran mayoría para
una propuesta, estos Códigos deberán adecuarse a la nueva
reglamentación de fondo.

4 . DESIGNACI~N
DE VN HEREDERO

a) Criterio de los códigos procesabs. Si fracasa la elección


del cdnyuge, por el motivo que fuere, o en virtud del criterio
de la idoneidad que consagran los códigos procesaIes santafe-
sino, cordobés y mendocino, el juez puede designar, a falta de
acuerdo unánime de los sucesores universales, al heredero
que a su juicio sea más apto y ofrezca mayores garantías.
En cambio, el art. 709 del CPCCN establece que, si se tra-
ta de designar al administrador definitivo y fracasa la prefe-
rencia del cónyuge supérstite, el juez debe designar al pro-
puesto por la mayoría de los herederos. Cabe aclarar que la
mayoría no es simplemente numérica de los herederos, sino que
se trata de la mayoría de capital; es decir, de los herederos
que representan el mayor porcentaje del caudal relicto, in-
cluidos los bienes gananciales, para evitar dudas y porque es
la solución más justa (CCivlaCap, 9112140, LL, 21-1 62; CNCiv,
Sala C , 117180, JA, 1981-IV-120, secc. indice, no 3 1; conclusión
de las X Jornadas Nacionales de Derecho Civil, Corrientes,
1985, comisión 6; GARBINO, La administmci6n del acervo suce-
sorio entre los comuneros, "Lecciones y Ensayos", no 40-41,
p. 36 1; FASSJ - MAURINO, Código Procesal, t. 4, comentario al
art. 709, 3 5, p. 839; GOYENA COPELLO, Curso, p. 200; FERRER-
NATALE,
C ~ R D O B- A Observaciones al Proyecto de Código Civil y
Comercial en materia sucesoria, "Derecho de Familia y de las
Personas", oct. 2012, p. 127, no 12).
El juez puede apartarse de la propuesta mayoritaria. La
mayoría no lo obliga si considera que la oposición minorita-
ria ha invocado y demostrado fundamentos serios para no de-
signar al propuesto por aquella (CNCiv, Sala A, 3011 1/79, LL,
1980-A-271; id., Sala C, 21/12/82, LL, 1983-B-43;íd., 24/3/81,
LL, 1981-B-307, y ED, 93-466;CCivCom Morón, Sala 11, 2 11
8103,JA, 2008-111-105,secc. índice, no 9).
b) Regulación del Código Civil y Comercial. Este ordena-
miento dispone que, a falta, renuncia o carencia de idoneidad
del cónyuge sobreviviente, el juez debe designar a algunos de
los herederos.
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

a) Rkge'men del Cddigo Civil y de los códigos procesales.


La designación de una persona extraña a la sucesión, de un
tercero, de oficio o a pedido de una de las partes, es medida
grave y excepcional que los jueces deben tomar con la mayor
prudencia, y solo cuando la designación del cónyuge o de un
sucesor universal, aunque sea propuesto por la mayoría, apa-
recen como manifiestamente inconvenientes para los intere-
ses de la comunidad.
b) Régimen del Código Civil y Comercial. Cuando medien
razones especiales que hagan inconveniente la designación de
un heredero, el juez podrá designar a un extraño (art. 2346))
aun cuando la designación de heredero haya sido propuesta
por la mayoría, pues esta no vincula al juez si cuenta con
motivos para apartarse.
C) Jurisprudencia y doctrina aplicable con ambas regula-
ciones legales. El auto del juez que designe administrador a
un tercero extraño debe ser fundado, como dispone el art.
352, inc. 2", del ordenamiento procesal de La Rioja, debiendo
analizarse severamente, con caracter restrictivo, los motivos
de la exclusión de los herederos llamados por la ley, a admi-
nistrar la herencia (CNCiv, Sala C, 27/3/57, LL, 86-704).
Deben existir causas graves o especiales, como una ex-
trema animosidad o notoria enemistad entre los herederos
o serias discrepancias traducidas en incidencias que dilatan
y obstaculizan seriamente el normal desarrollo del proceso, y
afecten la buena administración del caudal, o no fueren los
herederos suficientemente idóneos, todo lo cual dependerá de
la apreciación judicial (CCivCap, en pleno, 20/5/35, LL, 4-829;
CNCiv, Sala A, 26/3/57, LL, 86-704; id., id., 8/9/89, LL, 1990-A-
138; id., íd., 11/5/93, LL, 1995-A-347;id., id., 3/6/96, LL, 1996-
E-536; id., íd., 9/8/04, LL, 2004-E-675; íd., Sala C, 13/9/56, LL,
85-159; íd., id., 21/6/76, JA, 1977-11-127, secc. índice, no 12;
id., íd., 3/10/95, LL, 1996-B-728, 38.571-5; id., Sala E, 4/10/76,
JA, 1977-11-128, secc. índice, no 16; íd., Sala G, 26/5/81, ED,
96-206; id., Sala K, 2/10/07,JA, 2008-1-797; ST La Pampa,
17/5/62, LL, 107-230; GOYENA COPELLO, Curso, no 100, p. 201 y
202; MEDINA, Proceso sucesorio, t. 11, p. 62 y 63; SOLARI,Desig-
nacidn de un tercero como administrador de la sucesión, LL,
1995-A-347). No basta la mera invocación de intereses en-
contrados o la enemistad entre los coherederos para la desig-
nación de un tercero (CNCiv, Sala F, 18/8/77, RepED, 12-840,
sum. 28).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

No hay inconvenientes en que se designen dos o m& ad-


ministradores, cuando sea apropiado por la naturaleza, ubi-
cacion o conocimientos especiales que exijan los bienes que
se deben administrar. Si los herederos llegaron a un acuer-
do unánime sobre una administración plural e indistinta, el
juez debe proceder a su designación sin más trámites (SOLARI,
La administracibn del sucesorio, "Derecho de Familia y de las
Personas", oct. 201 1, p. 159).
El Código Civil y Comercial lo ha previsto de manera ex-
presa, estableciendo que ejercerán la función individualmente
en el orden en que fueron designados, excepto que se haya
dispuesto de modo explícito que la ejercerán en conjunto
(art. 2348).

3 7 . LA QUIEN REPRESENTA EL ADMINISTRADOR JUDICIAL?

El administrador judicial es un deIegado del juez, y admi-


nistra los bienes relictos de conformidad con las facultades
que le atribuyen los ordenamientos procesales o que le hayan
sido dadas por el juez.
A partir de la vigencia del Código Civil y Comercial, ejer-
cerá las funciones y las facultades que le acuerda este nuevo
cuerpo legal.
El administrador judicial de la sucesión ejerce su cometi-
do por cuenta y en representación de otras personas, que
son los sucesores universales del causante, y por ello, para el
criterio predominante de la jurisprudencia, el administrador
cumple su actuación en nombre y representación de los here-
deros, que son los propietarios de la herencia en estado de in-
división (SCBA, 1019174, JA, 1976-11-506, y ED, 58-575; CNCiv,
Sala A, 271218 1, LL, 1981-C-524, y ED, 93-799; id., Sala C,
23/11/76, LL, 1977-B-391; id., Sala G, 17/6/80, ED, 91-149).

El Código Civil no ha previsto la administración de la su-


cesión indivisa, corno ya hemos visto, Los códigos procesa-
les no definen las funciones del administrador, y sólo aluden
a los actos que pueden realizar por sí solos, y a los que no
puede ejecutar sin consenso unanime de los herederos o auto-
rización del juez.
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

El C6digo Civil y Comercial reglamenta sus funciones, es-


tableciendo que debe gestionar los bienes de la herencia, pro-
moviendo su realización en la medida necesaria para el pago
de las deudas y legados de la sucesi6n (art. 2353, párr. últi-
mo). Para su enajenación necesita el consentimiento unáni-
me de los herederos, o autorización judicial, salvo que se trate
de bienes perecederos, que puedan depreciarse rápidamente o
cuya conservaci6n es manifiestamente onerosa (art. 2 35 3,
párr. 2").
Asimismo, asigna al administrador la función de liquida-
dor del pasivo sucesorio. Los acreedores que no son titula-
res de garantías reales deben presentarse al juicio sucesorio y
denunciar sus créditos a fin de ser pagados. Los créditos
cuyos montos no se encuentran definitivamente fijados, se
denuncian provisoriamente sobre la base de una estimación
(art. 2356).
Los acreedores pueden solicitar la decLaraci6n de legitimo
abono de sus créditos, de la cual se correrá traslado a los he-
rederos, quienes pueden reconocerlo. En tal caso, el juez
emitirá tal declaración, y el acreedor reconocido sera paga-
do conforme al orden establecido en el art. 2358. A falta
de reconocimiento expreso y unánime de los herederos, el
acreedor podrá deducir las acciones que correspondan (art.
2357).
El administrador debe pagar a los acreedores presentados
según el rango de preferencia de cada crédito establecido en
la ley de concursos.
Pagados los acreedores, los legados se cumplen en los 1í-
mites de la porción disponible, en el siguiente orden: a) los
que tienen preferencia otorgada por el testamento; b) los de
cosa cierta y determinada, y c) los demás legados. Si hay
de la misma categoria, se pagan a prorrata (art. 2358).
Los acreedores del causante, 10s acreedores por cargas de
la masa y los legatarios pueden oponerse a la entrega de los
bienes a los herederos hasta el pago de sus créditos o legados
(art. 2359). Reconoce este articulo su fuente en Ia norma
del art. 3575 del Cód. Civil.
En caso de desequilibrio patrimonial o insuficiencia del
activo hereditario, los copropietarios de la masa pueden peti-
cionar la apertura del concurso preventivo o la declaración de
quiebra de la masa indivisa, conforme a las disposiciones
de la legislación concursal. Igual derecho, y de acuerdo con
la misma normativa, compete a los acreedores (art. 2360).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

Los actos de administración sobre el patrimonio heredi-


tario son de cuatro clases: actos conservatorios, actos de ad-
ministración, actos de administración extraordinaria y actos
de disposición.

a) ACTOS CONSERVATORIOS
1 ) Conforme al régimen del Código Civil, son aquellos
tendientes a la conservacidn y mantenimiento de los bienes
sucesorios, por ejemplo, reparaciones urgentes, interrupción
de prescripciones, pago de impuestos, entre otros. Son los
únicos actos que el administrador puede realizar por si solo,
y el fundamento no es otro que la norma básica del art. 345 1
del C6d. Civil. Por lo tanto, los actos que excedan la mera
conservación solo podrá realizarlos si previamente cuenta con
la conformidad de todos los coherederos o, en su defecto,
con la venia judicial correspondiente (CNCiv, Sala C, 241318 1,
LL, 198 1-B-307). Tal es lo dispuesto expresamente por el art.
712 del CPCCN (art. 747, CPCCBA; art. 741, CPCC ERios).
No obstante, para un criterio doctrinal habría actos con-
servatorios y el administrador tendría facultades para reali-
zarlos sin necesidad de autorización de todos los herederos ni
de la venia judicial, cuando debe comprar y vender mercade-
ría para el giro de un fondo de comercio; explotar un bien
productor de frutos mediante procedimientos normales o
realizar todas las actividades propias de un establecimiento
agropecuario (v.gr., sembrar y vender cosechas, tomar o dar
pastoreo, contratar personal). Es decir, el concepto abarca
todos los actos necesarios para mantener y garantizar la pro-
ductividad o rentabilidad de los capitales; esto es, continua-
ción del giro comercial o de la explotaci6n agropecuaria o in-
dustrial, que puede implicar enajenaciones (venta de cosechas,
de animales, de mercadería), como también adquisiciones de
insumos o mercadería que son en realidad actos de adminis-
tración, comprendidos en la autorizacibn para llevar adelante
el giro comercial o la explotacidn agropecuaria ( P ~ R ELASALA,
Z
Derecho de las sucesiones, t. 1, no 517-b; ZANNONI,Derecho de
las sucesiones, t. 1 , 5 598; MEDINA- BURGOS BARANDA, Compra-
venta y sucesión, "Revista de Derecho Privado y Comunita-
rio", 2004-1-233y 234).
2) Según el Código Civil y Comercial, el concepto de acto
conservatorio es amplio, siguiendo la citada doctrina autoral:
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

impone al administrador el deber de realizar los actos con-


servatorios y además continuar el giro normal de los nego-
cios del causante en el art. 2353, y la misma norma establece
que "puede, por si solo, enajenar las cosas muebles suscepti-
bles de perecer, depreciarse rápidamente o cuya conservación
es manifiestamente onerosa". Los c6digos procesales d e b e r h
ajustarse a este criterio.

Los ACTOS DE A D M I N I S T I Z A C I ~PARA


N LOS CUALES
NECESITA ESTAR EXPRESAMENTE AUTORIZADO

ARRENDAMIENTO
DE INMUEBLES

Según los c6digos procesales, el administrador no podrh


arrendar inmuebles de la sucesión sin el previo consentimien-
to unánime de los herederos o autorización judicial (v.gr.,
art. 712, CPCCN; art. 747, CPCCBA; art. 703, CPCC Córdo-
ba; art. 620, CPCC SFe; art. 741, CPCC ERios). De lo con-
trario, el acto es nulo (SCBA, 3019180, JA, 1981-1-418). El
Código Civil y Comercial nada establece acerca del arrenda-
miento de inmuebles sucesorios, pero en razón de la trascen-
dencia del acto de administración entendemos que se deben
aplicar las normas procesales vigentes.

Según los códigos procesales, como principio general el


administrador no tiene facultades para promover o proseguir
demandas a nombre de la sucesión si no cuenta con la autori-
zación unánime de los herederos o del juez (arts. 345 1 y 712,
párr. 3", CPCCN; CSJN, 29/4/82, LL, 1982-D-461; CNCiv, Sala
A, 2712181, LL, 1981-C-524)) salvo que se trate de acciones
urgentes con propósitos meramente conservatorios del dere-
cho, debiendo de inmediato informar al juez de la sucesión
(MEDINA, Proceso sucesorio, t. 11, p. 85, y El administrador de
la sucesión,"Derecho de Familia y de las Personas", ago. 20 11,
p. 139 y ss.), pues de lo contrario se torna procedente la de-
fensa de falta de acci6n del demandado (CSJN, 2914182, LL,
1982-D-461; CJ Catamarca, 12/9/05, U N O A , 2006-29; CCivCom
SFe, Sala 111, 1912190, "Juris", 90-181; CNCiv, Sala A, 27/2/81,
LL, 1981-C-524, y ED, 93-799; íd., Sala G , 17/6/80, ED, 91-149;
id., Sala E, 19/6/86,JA, 1986-IV-155, secc. índice, no 22).
La acci6n de división del condominio del inmueble del
que era titular de una parte indivisa el causante, importa el
ejercicio de un acto de disposición que requiere la actuación
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

unánime de los coherederos (CNCiv, Sala E, 31/5/85, LL, 1985-


D-385); igualmente para promover un juicio de daños contra
un tercero (CSJN, 29/4/82, LL, 1982-D-4611, por tratarse tam-
bién de un acto de disposición.
Asimismo, necesita autorización unánime de los herede-
ros o del juez para iniciar acción por cobro del canon loca-
tivo (CNCiv, Sala E, 16/4/35, LL, 1986-B-614, 37.214-S); y
tambikn para contestar demandas en nombre de la sucesi6n
(arts. 3451 y 712, párr. 3", CPCCN; CNCiv, Sala E, 19/6/86,
JA, 1986-IV-155, secc. indice, no 22; CCivCom SFe, Sala 111,
19/2/90, "Juris", 90-18 1; CApel CdelUruguay, Sala CivCom, 181
5/76, JA, 1977-11-127, secc. indice, no 11). Si el administra-
dor carece de esa autorizacibn, las demandas deben ser noti-
ficadas personalmente a cada uno de los herederos (CNCiv, Sala
B, 1514168, JA, reseñas, 1969-393, no 92).
Debe rechazarse la demanda de escrituracibn notificada
únicamente al administrador judicial de la sucesión, mas no
a los herederos, porque la sucesión carece de personalidad ju-
ridica y la escritura traslativa de dominio es un acto de dis-
posicibn (CNCiv, Sala A, 28/6/78, LL, 1979-B-668, 35.029-S).
La jurisprudencia predominante considera que, para ini-
ciar accidn de desalojo del locatario de un bien hereditario, el
administrador de la sucesión no necesita del consentimiento
unánime de los herederos ni de autorizaci6n judicial expresa,
porque se considera que el juicio de desalojo es un acto con-
servatorio (C2"CivCom La Plata, Sala 111, 15/7/76, J A , 1977-
IV-157, secc. indice, no 19 y 29; CNEspCivCom, Sala IV, 151
12/77, RepLL, 1979-731, no 30; ClaCiv Tucumán, 10111/80, JA,
1981-IV-335; CNCiv, Sala C, 2919189; LL, 1990-A-619; CCiv
Com Parana, Sala 1, 21/8/85, "Zeus", 1 1-J-586; CNCiv, Sala L,
28/2/94, ED, 163-321, y JA, 1985-1-339; id., Sala H, 10/7198,
LL, 1999-F-784, 42.196-S; CCivCom Minas Paz y Trib Mendo-
za, 2/2/01, LLGC, 2002-413); como también los interdictos de
conservar y recobrar la posesión (CNCiv, Sala C, 2919189; LL,
1990-A-619). Incluso el administrador provisorio tiene esta
facultad (CNEspCivCom, Sala 11, 214180, J A , 1981-11-129, secc.
indice, no 18). Igualmente para contestar un pedido de quie-
bra, pues ejerce un acto típicamente conservatorio (CMCom,
Sala C, 9/4/02, DJ, 2002-3-762).
Lo aconsejable es que, cuando se inicia el incidente de
designación de administrador, los herederos, en el escrito res-
pectivo, enumeren todos los actos de administración que de-
berá cumplir el administrador y para los cuales debe quedar
autorizado, y soliciten al juez que en la resolución que dic-
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

te consigne específicamente el elenco de todos los actos para


cuya realización queda facultado, a fin de evitar eventuales
cuestionamientos y excepciones procesales en los juicios que
deba promover.
El Código Civil y Comercial ha receptado la misma solu-
ción del CPCCN (art. 7121, siendo aplicable la jurisprudencia
elaborada al respecto. Dispone en su art. 2354 que previa
autorizacidn de los copartícipes, sin son plenamente capaces
y están presentes, el administrador debe continuar las accio-
nes promovidas por el causante, iniciar las que son necesa-
rias para hacer efectivos sus derechos y presentarse en los
procesos en los cuales el causante es demandado.
Cabe tener presente que se ha resuelto que si no hay ad-
ministrador designado, el coheredero que quiere contestar una
demanda contra la sucesión debe requerir autorizaci6n del
juez (CNCiv, SaIa E, 23/4/79, JA, 1980-111-136, secc. índice,
no 27). Es un criterio erróneo, pues contestar una demanda
es un acto de aceptación thcita de la herencia (art. 2294,
inc. d, C6d. Civil y Comercial; art. 3325, C6d. Civil), para el
cual no se necesita ninguna autorización. Además, en el ré-
gimen del Código Civil, es un deber legal del heredero benefi-
ciario (art. 3383, párr. lo).

1 ) Según la jurisprudencia son aquellos en los cuales el


acto principal es un acto de administracidn (pagar deudas o
gastos urgentes de la sucesión) que para ser cumplido se nece-
sita realizar un acto de disposición para disponer del efectivo
necesario (vender un automóvil o un inmueble). El acto de
disposición es accesorio y funcional al acto de administra-
ción, en el cual queda engoblado, adquiriendo el carácter
de principal el acto de administración, por lo cual, en caso de
oposición infundada de un coheredero, el juez, que no pue-
de suplir la oposici6n de un heredero si se tratase de una ven-
ta (art. 1324, Cód. Civil), recurre en este caso al art. 345 1 y,
valorando la conveniencia del acto, puede suplir la oposición
y autorizar la venta para cumplir con el acto administrativo
de pagar la deuda y evitar un perjuicio mayor (CNCiv, Sala A,
2/6/86, LL, 1987-A-240; ST SFe, Sala 11, 12111137, JTSF, 16-
610, fallo que dio origen a la norma del art. 453, párr. 3", del
ordenamiento procesal santafesino de 1940, reiterada en el
actual art. 623, párr. 3", del CPCC SFe, norma que expresa-
mente también recepta el CPCC Jujuy, art. 455, párr. 3". So-
bre estos actos ver C~RDOBA, Venta de inmueble hereditario con
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

autorizacidn judicial mediando oposición o ausencia de algún


heredero, JA, 1991-111-695. Además, comparar PÉREZLASALA,
La transferencia de bienes con anterioridad a la partición here-
ditaria,JA, 1991-11-756; P ~ ~ R LASALA,
EZ Enajenaciones de cosas
concretas antes de Ea partición, JA, 1991-11-754)-
2) En el Código Civil y Comercial, no obstante que no ha
previsto expresamente este tipo de actos, no se aprecian obs-
táculos para admitirlos con similares fundamentos, invocan-
do los precedentes mencionados, y el art. 2353, párr. 2".

Son aquellos que producen una alteración sustancial del


patrimonio hereditario, es decir, un egreso anormal de bienes
y una modificación sustancial de la composición del patrimo-
nio (CNCiv, Sala E, 31/5/85, LL, 1985-D-384). Requieren el
consenso unanime; la oposición de uno no puede ser suplida
por el juez. Nadie puede ser obligado a vender (art. 1128,
Cód. Civil y Comercial; art. 1324, Cód. Civil), salvo el supues-
to de los actos de administración extraordinaria (CNCiv, Sala
A, 216186, LL, 1987-A-240).
El Código Civil y Comercial consagra expresamente esta
solución al disponer que el administrador en ningún caso
puede realizar actos que importen disposición de los dere-
chos del causante (art. 2354, párr. último). Estos actos nece-
sitan inexcusablemente el consenso unánime de los herede-
ros. Pero puede el administrador, por si solo, enajenar las
cosas muebles susceptibles de perecer, depreciarse rápidamen-
te o cuya conservación es manifiestamente onerosa. Para la
enajenación de otros bienes necesita acuerdo unánime de los
herederos o, en su defecto, autorización judicial (art. 2353,
párr. 2O), con lo cual se constituye una excepción al principio
de que nadie puede ser obligado a vender (art. 11281, consti-
tuyendo este supuesto excepcional los actos de administra-
ción extraordinaria.

Según el Código Civil, en las sucesiones testamentarias, si


no existen herederas beneficiarios, legales o instituidos, el tes-
tador puede nombrar administrador de la herencia a un ter-
cero, quien podrá ejercer efectivamente la función.
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

Pero habiendo herederos aceptantes de la herencia,


como la aceptacion se presume hecha bajo beneficio de in-
ventario (art. 33631, dichos herederos -legales o testamenta-
rios- tienen el deber legal de administrar la herencia (art.
33821, del cual solamente pueden liberarse mediante el abando-
no de los bienes hereditarios (arts. 3382 y 3379 a 33811,
pues no está previsto en Ia ley que el testador los puede exi-
mir de dicha obligación. Por ello, el administrador debe
ser uno de ellos.
En principio, entonces, el testador podrá en su testamento
designar uno o más administradores de los bienes heredita-
rios y establecer el modo de su reemplazo o, en su caso, de-
signar albacea y acordarle la facultad de administrar los bie-
nes hereditarios, situaciones que son equivalentes. Pero lo
podrá disponer eficazmente siempre que no concurran a la
sucesión herederos -legales o testamentarios-, pues en tal
caso el albacea no asume la administracidn de la herencia,
sino que se limita a funciones de vigilancia y control con re-
laci6n al cumplimiento de los legados y mandas dispuestas
por el testador. Habiendo herederos, en consecuencia, las fa-
cultades del albacea deben interpretarse restrictivamente, pues
aquellos son los propietarios y poseedores de la herencia, y
los que tienen el deber de administrarla (arts. 3382, 3417,
3418, 3449 y 3852; CCivlaCap, 1511111926, JA, 23-224; CCiv2"
Cap, 2418138, JA, 63-570; C2*CivCom La Plata, Sala 1, 418109,
JUBAonline, 111282 RSI-186-9 1; MACHADO, Exposicidn y comen-
tario del Código Civil, t. X, p. 396, en nota; FORNIELES,Tratado de
las sucesiones, t. 11, no 431; BORDA, Tratado. Sucesiones, t. 11,
no 1644; CAPFERATA, El albacea testamentario en el derecho argen-
tino,p. 70 y 71; ZANNONI, Derecho de las sucesiones, t. 1, 9 1569;
PI?REZLASALA,Derecho de las sucesiones, t. 11, no 595; MEDINA,
Proceso sucesorio, t. 11, p. 64 a 65; PERRINO, Derecho de las su-
cesiones, t. 11, no 3102; GmfA DE SOLAVAGIONE, Tratado del albacm
testamentario, p. 89 a 93; CATAPANO MOSSO- HELUANO DE GILI,
Facultades del albacea testamentario, situaciones en que puede
ser administrador de la herencia, LL, 1985-D-1042).
Las facultades que le concede el testador al albacea, como
la de administrar la herencia, ha de ser "con arreglo a las le-
yes" (art. 385 1). Y en la nota al art. 3852, VBLEZS ~ S F I E L D
dice que el mandato hecho al albacea "no puede extenderse
más allá de las disposiciones de la ley". El art. 3852, a su
vez, dispone que "habiendo herederos forzosos, o herederos
instituidos en el testamento, la posesión de la herencia co-
rresponde a los herederos".
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

La expresión "herederos forzosos" del art. 3852 debe inter-


pretarse en el sentido de herederos legítimos o legales, in-
cluyendo a los colaterales hasta el cuarto grado, pues de lo
contrario no se explica su discriminación con respecto de los
instituidos, como no sea una inadvertencia del codificador.
A todos ellos les corresponde Ia posesión de la herencia como
propietarios de ella (GARCÍA DE SOLAVAGIONE, Tratado del albacea
testamentario, p. 95).
En lo atinente al Código Civil y Comercial, el art, 2347
dispone que el testador puede designar uno o varios adminis-
tradores y establecer el modo de su reemplazo. Se considera
nombrado administrador a quien el testador haya señalado
expresamente como tal, o lo haya designado como liquidador
de la sucesidn, albacea, ejecutor testamentario o de otra ma-
nera similar. No obstante, cabe observar que el testador
podrá designar administrador o liquidador de la herencia, o
albacea, siempre que no concurran herederos a la sucesión,
porque &tos son los propietarios de los bienes relictos y,
como tales, tienen derecho a administrarlos como discrecio-
nalrnente lo decidan, y con mayor razón si se tratase de here-
deros forzosos (de acuerdo, GOYENA COPELLO, Proceso suceso-
rio, en RIVERA - MEDINA, u C ~ m e n t a r i oal~ Proyecto de Código
Civil y Comercial de 2012", p. 1136), porque tal imposición
del testador aparecería como una restricción inadmisible a su
legítima, que se debe tener por no escrita conforme lo dispo-
ne el art. 2447 del Cód. Civil y Comercial. Y precisamente
ello surge a contrario de lo dispuesto en el art. 2529; cuando
no hay herederos o cuando los legados insumen la totalidad
del haber sucesorio y no hay derecho de acrecer entre ellos,
s61o entonces el albacea es el representante de la sucesión,
debe intervenir en todos los juicios en que la sucesi6n sea
parte y le compete la administración de los bienes sucesorios.

Como toda persona que haya administrado bienes, o ges-


tionado negocios total o parcialmente ajenos, el administra-
dor de la sucesión indivisa se encuentra en la obligación de
presentar las cuentas de su administración o gestión.
Corresponde que rindan cuentas, por consiguiente, tanto
el administrador de hecho o el administrador convencional
de los bienes hereditarios (CNCiv, Sala A, 14/5/85, ED, 116-
167), como también el administrador judicial provisorio y el
administrador definitivo de la sucesión (CCivCom Corrientes,
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

Sala IV, 1017108, LLLitoral, 2008- 1115). Y desde luego el al-


bacea administrador (art. 2526, párr. último, Cód. Civil y Co-
mercial; art. 3868, Cod. Civil).
La rendición de cuentas no s61o debe ser clara y detalla-
damente explicativa, sino también documentada (CNCiv, Sala
A, 8/5/84, LL, 1984-C-457).

a) C ~ D I G OPROCESALES
S Y C ~ D I GCIVIL
O
Los ordenamientos procesales reglamentan la obligación
de rendir cuentas, y el art. 713 del CPCCN establece que el
administrador de la sucesión está obligado a rendir cuentas de
su gestión cada tres meses, salvo que la mayoría de los here-
deros disponga fijar otro plazo. Al terminar sus hnciones
rendirá una cuenta final. Las rendiciones parciales y la final
se pondrán de manifiesto en la secretaría del juzgado durante
cinco y diez días, respectivamente, y si no fueren observadas
se aprobariin, si correspondiere. Si mediaren observaciones, se
le dará el trámite de los incidentes (art. 748, CPCCBA; art.
742, CPCC ERios). El ordenamiento cordobés no establece
la periodicidad de las rendiciones, que deja librada al criterio
de los herederos o del juez, pero deber& rendirlas cada vez
que lo soliciten los interesados por medio del tribunal, Asi-
mismo, dispone que presentadas las cuentas, parciales o la fi-
nal, se pondrán de manifiesto de cinco a diez días (arts. 713
a 715). El santafesino, por su parte, tampoco establece la
periodicidad de las rendiciones. Al concluir sus funciones el
administrador efectuará una rendici6n final de cuentas, sin
perjuicio de las que puedan reclamar durante el transcurso
de su gesti6n cualquiera de los legitimados (art. 625). Tam-
poco dispone el plazo por el cual se ponen de manifiesto las
rendiciones de cuentas presentadas al juzgado, pero se consi-
dera que se tramitarán de acuerdo con las reglas del juicio de
rendición de cuentas, por lo cual corresponde que se pongan
de manifiesto por un plazo de diez días [art. 528; NATALE, en
PEYRANO (dir.) - VAZQUEZ FERREYRA(coord.), Código Procesal de
Santa Fe, t. 3, comentario al art. 625, p. 197 y 1981.
Cabe destacar que los legitimados en exigir la rendición
de cuentas no solo son los coherederos, sino también los
acreedores y legatarios de la sucesión, conforme a la norma
del art. 3382 del Cód. Civil.
La prescripción de la acción para exigir rendición de cuen-
tas tiene lugar a los diez años desde que el administrador
cesó en el cargo (art. 4023; SCBA, 2511 1/80, JA, 1981-111-138).
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

En este ordenamiento, el administrador debe rendir cuen-


tas cada tres meses o con la periodicidad que establezca el
juez, salvo que la mayoría de los coherederos haya resuelto
otro plazo (art. 2355).
Concluida la administración, el administrador debe pre-
sentar la cuenta definitiva (art. 2361). Si todos los coherede-
ros son plenamente capaces y están de acuerdo, la rendición
de cuentas se hace privadamente, quedando los gastos a car-
go de la masa indivisa. Caso contrario, debe hacerse judi-
cialmente. De ella se debe dar vista a los copartícipes, quie-
nes pueden impugnarla (art. 2362).
En lo demás, y en cuanto sean compatibles, se aplican las
normas de los c6digos procesales.
Respecto de los legitimados activos, para exigir la rendi-
ción de cuentas, son los coherederos, acreedores, legatarios,
pues todos ellos pueden pedir la remoción del administrador
por mal desempeño; y una de las causales que configura mal
desempeño es, precisamente, la omisión de rendir cuentas.
En cuanto a la prescripción de la acci6n por rendición de
cuentas, se produce a los cinco años, plazo genérico de pres-
cripción de las acciones personales (art. 2560).

El Código Civil y Comercial trae una novedad referida a


las garantías del administrador. Establece que no está obli-
gado a garantizar el cumplimiento de sus obligaciones, excep-
to que el testador o la mayoría de los copropietarios de la
masa indivisa lo exijan, o que lo ordene el juez de la sucesi6n
a pedido de interesado que demuestre la necesidad de la me-
dida (art. 2350). Si, requerida la garantía, el administrador
omite constituirla o se rehusa a hacerlo, debe ser removido
del cargo (art. 2350, párr. 2").
En cuanto a los gastos, el administrador tiene derecho a
que se le reintegren los necesarios y iitiles realizados en el
cumplimiento de su funci6n. Tambien tiene derecho a remu-
neración. Si no ha sido fijada por el testador, ni hay acuer-
do entre el administrador y los copropietarios de la masa in-
divisa, debe ser determinada por el juez (art. 2349). Dado
que este precepto no hace ninguna distinción, el administra-
dor siempre tendrá derecho a remuneracidn, sea un heredero
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

o un extraño (el ordenamiento procesal de Santa Fe establece


que s61o cuando el administrador de la sucesión sea un extra-
ño podrá pedir regulación de honorarios, lo cual significa que
el heredero no tiene ese derecho -arta 626, párr. lo-. Esta
norma debe ceder con la entrada en vigencia del Código Civil
y Comercial). El juez fijara la retribución teniendo en cuen-
ta la importancia y extensión de los trabajos realizados, la
importancia de los bienes administrados, y el monto de los
ingresos obtenidos durante la administración.
En todo lo demás, resultaran aplicables las normas de
los códigos procesales que no contradigan la normativa del
C6digo Civil y Comercial (art. 715, CPCCN; art. 750, CPCC
BA; art. 716, CPCC Córdoba; art. 744, CPCC ERíos; art. 626,
párr. 2", CPCC SFe).

La remoción del administrador de una sucesión debe fun-


darse en causas graves, debiendo los interesados promover el
incidente respectivo, alegarlas y probarlas. No basta la mera
enemistad con alguno de los coherederos, ni que la solicite la
mayoría, pues lo decisivo es el modo en que ha cumplido sus
funciones (XANTHOS, Remoción del administrador de la suce-
sibn, LL, 1997-B-509). Debe incurrir en mal desempeño, el
cual se exterioriza por la negligencia y la incuria que demues-
tra en el cuidado y administración de los bienes hereditarios,
la deslealtad, la intencionalidad dolosa o mala fe en determi-
nados actos y conductas, en perjuicio de los intereses de la
sucesión, entre otros supuestos.
Con respecto al incumplimiento de la obligación de ren-
dir cuentas, el Código Civil no establece sanción alguna por
esta grave omisión, pero algunos ordenamientos procesales
disponen expresamente que si el administrador no cumple
esta bhsica obligacidn, será removido del cargo, e incluso per-
derá el derecho a percibir honorarios (art. 625, CPCC SFe;
art. 356-2", CPCC LRioja). Para ello, según doctrina y juris-
prudencia, se requiere previamente colocarlo en mora mediante
intimación fehaciente para que las rinda en un plazo pruden-
cial, bajo apercibimiento de remocibn, si no cumple (CNCiv,
Sala A, 1614102, LL, 2002-C-512; íd., Sala B, 22/9/76, JA, 1977-
1-732; GARBINO, La adrninistraciún de E acervo sucesorio entre
los comuneros, "Lecciones y Ensayos", no 40 y 41, p. 3771, caso
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

en que la sanción se torna inexcusable si medid requerimien-


to previo incumplido (CNCiv, Sala F, 19/9/77, J A , 1978-1-134,
secc. indice, no 41).
En otros códigos procesales se establece como causal de
remoción el mal desempeño del cargo (art. 714, CPCCN; art.
749, CPCCBA), y se interpreta que la falta de rendición de
cuentas constituye un caso de mal desempeño, siempre que el
administrador haya sido intimado previamente con el aperci-
bimiento de ser removido del cargo.
El pedido de remoción se tramita por vía incidental, con
intervencidn del administrador y de los demás herederos (CN
Civ, Sala B, 1315177, JA, 1977-111-151, secc. indice, no 38;
GARBWO, La administración del acervo sucesorio entre los co-
muneros, "Lecciones y Ensayos", no 40 y 4 l , p. 378).
En cuanto a la legitimación activa para promover el inci-
dente de remocibn, además de los sucesores universales (here-
deros y legatarios de cuota), los acreedores de la sucesión están
legitimados para pedir la remoción del administrador, aunque
no están mencionados expresamente por los códigos procesa-
les. Su derecho le viene de la ley de fondo, del régimen y la
finalidad de la sucesión beneficiaria [FERRER, Remoción del
heredero beneficiario administrador a pedido de acreedores, LL,
1975-A-993. Ademais, ver KEMELMAJER DE CARLUCCI, LOS acreedo-
res qeairogiafarios del causante, en ZANNONI - FHRREB - ROLANDO
(coords.), "Sucesiones", p. 73 y 74; MEDINA, Proceso sucesorio,
t. 11, p. 83 y 84; FASSI- MAURINO, Cddigo Procesal, t. IV, p. 854.
En contra, GARBINO, La administración del acervo sucesorio en-
tre los comuneros, "Lecciones y Ensayos", no 40-41, p. 3781.
Mientras se tramita el incidente de remoción, el juez pue-
de suspender en sus funciones al administrador, si las causas
invocadas fuesen graves y estuviesen prima facie acreditadas,
pudiendo el juez decretar su reemplazo por otro adrninistra-
dor, si así lo aconsejan las circunstancias (art. 714, párr. 3",
CPCCN; CNCiv, Sala A, 51 11/85, LL, 1986-B-270).
La remoción por mal desempeño, cuando éste es mani-
fiesto, puede ser dispuesta de oficio por el juez [CNCiv, Sala
F, 3 1/8/72, ED, 45-238; FASSI- MAURINO, Código Procesal, t. IV,
comentario al art. 714, no 6, p. 854; NATALE, en PEYRANO (dir.) -
VAzau~zFERREYRA (coord.), Cúdigo Procesal de Santa Fe, t. 3,
comentario al art. 625, p. 2011.

Este ordenamiento recepta la tendencia amplia en cuanto


a la legitimación activa para demandar la remoción del admi-
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

nistrador, y respecto de las causales sigue la solución del CPC


CN (art. 7141, estableciendo en su art. 235 1 que "todo intere-
sado puede solicitar al juez la remoción del administrador si
existe imposibilidad de ejercer el cargo o mal desempeño de
dste". Por consiguiente, tienen legitimación para demandar
la remoci6n los herederos, acreedores de la sucesi6n y legata-
rios. Y en cuanto a la causal de mal desempeño, y al trámite
del pedido de remociiin, resulta aplicable la doctrina y juris-
prudencia elaboradas sobre esta cuestión.
El segundo párrafo del art. 2351 dispone que "mientras
tramite el pedido, que se sustancia por la vía más breve que
permite la Legislación procesal, continúa en el ejercicio de sus
funciones si el juez no resuelve designar un administrador pro-
visional".
Respecto d e la "vía más breve que permite la legislación
procesal", deberá considerarse que debe respetarse el derecho
de defensa del administrador cuya remoción se pretende, que
se trata de hechos que deben probarse y que pueden ser con-
trovertidos, y que se debe dar intervención a todos los here-
deros, por lo cual el tramite de los incidentes parece la vía
más conveniente.

5 24. INCIDENTE
DE ADMZNISTRACI~NY PEDIDO DE D E S I G N A C I ~ N
DE ADMXNIS TRADOR PROVISOMO POR UNANIMIDAD

Señor Juez:
NN, abogado, por la participación acreditada en los au-
tos caratulados "ZZ slsucesorio", expte. no ..., año ..., que se
tramitan por ante este Juzgado de Primera Instancia en lo
Civil y Comercial de la ... Nominación, comparezco ante VS
y digo:
Conforme al mandato presentado al juicio sucesorio re-
presento a los herederos de don ZZ, su cónyuge supérstite
MZ, y sus tres hijos ..., quienes acreditaron su vocación he-
reditaria con las partidas de matrimonio y de nacimiento
agregadas a fs. ... de dichos autos, y me confirieron faculta-
des especiales para promover la sucesión y proponer admi-
nistrador de la herencia.
En la representación invocada, y conforme a lo dispues-
to en el art. 692 del CPCCN [art. 727, CPCCBA; art. 721,
CPCC ERios; art. 594, CPCC SFe], vengo a promover inci-
dente de nombramiento de administrador provisorio de los
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

bienes sucesorios, a fin de que VS designe administradora


a la cónyuge supérstite doña MZ, siendo necesario unificar la
gestión de los herederos por existir en el acervo hereditario
un establecimiento ganadero y otros bienes productivos que
por su importancia y complejidad requieren encontrarse
bajo control y cuidado de una persona capacitada para ta-
les tareas.
Existiendo acuerdo unánime de los herederos, solicitan
a VS designe al cónyuge supérstite en el carácter de admi-
nistradora provisoria de la sucesión, por reunir las condi-
ciones de idoneidad para el ejercicio de la funci6n) con la
obligación de rendir cuentas al menos dos veces al año.
En la resolución a dictarse, se la faculte en forma ex-
presa: 1) a vender hasta doscientos animales vacunos de la
sucesión y firmar los despachos pertinentes, con facultades
de elegir la firma consignataria de hacienda, cobrar y dar
recibo, a fin de afrontar los gastos de la explotación y de
sucesión; 2) a pagar los sueldos de los empleados, contratar
peones transitorios, y a realizar todo acto de administra-
ción ordinaria de1 establecimiento rural "Don Z", sito en ju-
risdicción de ...; 3) a cobrar los arrendamientos de los dos
inmuebles de la sucesión, ubicados en esta ciudad, cdle ...
y calle ..., dar recibos, y reclamar la restitución de las vi-
viendas una vez vencido el contrato de locaci6n) con facul-
tades para promover juicio por cobro de pesos en caso de
atraso en el pago de los arrendamientos. Todo con cargo
de oportuna rendición de cuentas.
Por lo expuesto, y de acuerdo a lo dispuesto en el art.
71 1 del CPCCN (art. 746, CPCCBA; art. 740, CPCC ERios;
art. 617, CPCC SFe; art. 695, CPCC Córdoba), a VS solicito:
a) Tenga por promovido incidente de nombramiento de
administrador provisorio de la herencia de don ZZ, y por
propuesta como administradora a la esposa supérstite del
causante M de Z con cargo de rendir cuentas dos veces
al año.
b) En la resoluciiin a dictarse, se le otorgue a la admi-
nistradora las facultades peticionadas.
c) Se la citara a fin de que acepte el cargo, y jure de-
sempeñarlo fielmente, poniéndosela en posesión de él.
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

5 25. INCIDENTEDE ADMINISTRACIÓN Y PEDIDO DE AUDIENCIA


PARA NOMBRAR ADMINISTRADOR PROVISORIO
A UNO DE LOS HEREDEROS

Señor Juez:
NN, abogado, por la participación acreditada en los au-
tos caratulados "ZZ slsucesorio", expte. no ..., año ..., que se
tramitan por ante este Juzgado de Primera Instancia en 10
Civil y Comercial de la ... Nominación, comparezco ante VS
y digo:
Conforme al mandato presentado al juicio sucesorio re-
presento a RZ, hijo del causante don ZZ, quien acreditó su
vocación hereditaria con la partida de nacimiento agregada
a fs. ... de dichos autos, y me confirió facultades especiales
para promover la sucesión y proponer administrador de la
herencia. Los otros herederos son la c6nyuge supérstite, M
de Z, y los otros dos hijos del causante.
En la representación invocada, vengo a promover inci-
dente de nombramiento de administrador provisorio de los
bienes sucesorios, a fin de que VS designe administrador de
la herencia a mi representado, por ser la persona con mas
experiencia e idoneidad para administrar el establecimiento
ganadero y otros bienes productivos que integran el haber
hereditario, que por su importancia y complejidad requie-
ren encontrarse bajo control y cuidado de una persona ca-
pacitada para tales tareas. Mi representado es veterinario
y ya viene trabajando en el campo colaborando con el cau-
sante desde hace más de cuatro años.
En consecuencia, y de acuerdo con el art. 692 del CPC
CN [art. 727, CPCCBA; art. 721, CPCC ERios; art. 594, CPCC
SFe; art. 696, CPCC Córdoba], vengo a solicitar a V S desig-
ne audiencia a los fines de resolver la designación de admi-
nistrador provisorio de la sucesión, proponiendo desde ya
el nombramiento de mi representado, por reunir las condi-
ciones de idoneidad para el ejercicio de la función, con la
obligación de rendir cuentas al menos dos veces al año.
En la resolucibn a dictarse, se lo faculte en forma ex-
presa: 1 ) a vender hasta doscientos animales vacunos de la
sucesión y firmar los despachos pertinentes, con facultades
de elegir la firma consignataria de hacienda, cobrar y dar
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

recibo, a fin de ahontar los gastos de la explotación y de


sucesión; 2) a pagar los sueldos de los empleados, contratar
peones transitorios, y a realizar todo acto de administra-
ción ordinaria de1 establecimiento rural "Don Z", sito en ju-
risdicción de ...; 3) a cobrar los arrendamientos de los dos
inmuebles de la sucesión, ubicados en esta ciudad, caIle ...
y calle ..., dar recibos, y reclamar la restitucibn de las vi-
viendas una vez vencido el contrato de locacibn, con facul-
tades para promover juicio por cobro de pesos en caso de
atraso en el pago de los arrendamientos. Todo con cargo
de oportuna rendición de cuentas.
Por lo expuesto, y de acuerdo a lo dispuesto en el art.
7 11 de1 CPCCN [art. 746, CPCCBA; art. 740, CPCC ERlos;
art. 617, CPCC SFe; art. 695, CPCC Córdoba], a VS solicito:
a) Tenga por promovido incidente de nombramiento de
administrador provisorio de la herencia de don ZZ, y fije fe-
cha de audiencia a tal efecto debiendo citarse a los restan-
tes herederos presentados en autos.
b) Tenga por propuesto como administrador a mi repre-
sentado RZ, con cargo de rendir cuentas dos veces al año.
C ) En la resolución a dictarse, se le otorgue al adminis-
trador las facultades peticionadas; y se lo citara a fin de
que acepte el cargo, y jure desempeñarlo fielmente, ponién-
doselo en posesión de él.

3 26. PEDIDODE D E S I G N A C I ~ NDE DOS ADMINISTRADORES

Señor Juez:
M de Z, RZ, MZ, NZ y LZ, con patrocinio letrado, cons-
tituyendo domicilio legal en el estudio de nuestro abogado
patrocinante, en el juicio sucesorio de don ZZ, expte. no ...,
año ..., comparecemos ante VS y expresamos:
Que todos comparecemos en carácter de herederos del
causante, la primera como cónyuge supérstite y los demás
como hijos matrimoniales de él, según acreditamos con
las partidas de matrimonio y de nacimiento, agregadas a fs.
..., de dichos autos sucesorios.
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

En el carácter invocado venimos a promover incidente


de nombramiento de administrador provisorio de los bienes
sucesorios, a efecto de lo cual hemos acordado por unani-
midad, siendo todos mayores y capaces, una administración
plural de acuerdo con la diversa naturaleza y destino de los
bienes sucesorios, proponiendo a VS que designe a la cón-
yuge supérstite, M de Z, administradora para los bienes
urbanos que están arrendados (dos inmuebles destinados a
vivienda, un local de comercio y cinco cocheras), y al hijo
MZ, de profesión médico veterinario, para que administre
el establecimiento ganadero ubicado en el distrito de ... de
esta provincia.
Se autorizar& a la primera a cobrar los arrendamientos,
otorgar recibo, promover las demandas de desalojo y cobro
de arrendamientos que fueren necesarios, prorrogar los con-
tratos vencidos por un plazo no mayor que un año, convi-
niendo el aumento de los alquileres, pagar tasas, impuestos
y contribuciones que devenguen los inmuebles urbanos. Al
segundo, se lo autorice: 1 ) a vender hasta doscientos cin-
cuenta animales vacunos de la sucesión y firmar los despa-
chos pertinentes, con facultades de elegir la firma consigna-
taria de hacienda, cobrar y dar recibo, a fin de afrontar los
gastos de la explotación y evolución de ella, y los gastos de
la sucesi6n; 2) a pagar los sueldos de 10s empleados, y con-
tratar peones transitorios, y a realizar todo acto de admi-
nistración ordinaria del establecimiento rural "Don Z", sito
en jurisdicción de ...
En consecuencia, y atento el acuerdo unánime de los
herederos, y lo dispuesto en los arts. 2348 del Cód. Civil y
Comercial, y art. 7 11 del CPCCN [art. 746, CPCCBA; art.
740, CPCC ERios; art. 617, CPCC SFe; art. 695, CPCC Cór-
doba], a VS solicitamos:
a) Tenga por promovido incidente de nombramiento de
administrador provisorio de la herencia de don ZZ.
b) En razón del acuerdo unánime de todos los herede-
ros, designe administradores a los propuestos, para actuar
conjuntamente y con las competencias que se solicitan, y el
cargo de rendir cuentas dos veces al año.
C) En la resolución a dictarse, se les otorgue a los ad-
ministradores las facultades peticionadas; y se los cite a fin
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

de que acepten el cargo, juren desempeñarlo fielmente, y se


los ponga en posesión de él.

9 27. PEDIDODE VENTA PRIVADA DE UN INMUEBLE

a) Fundamento segtílz el Cddigo Civil y Comercial. Esta


solicitud se funda en los arts. 2353, párrs. 2" y 3", y 2321, inc.
d, a contrario. Con este trámite y la citación de los acreedo-
res y legatarios, si los hubiere, los herederos cubren su res-
ponsabilidad a fin de evitar la pérdida de su limitación, siem-
pre que se cumplan todos los recaudos mencionados: que
todos actúen por unanimidad, que el precio sea conveniente y
que su importe total ingrese a la sucesión.
b) Fundamento segbn el Código Civil. Esta solicitud se
funda en el art. 3393 del C6d. Civil, y su interpretación am-
plia por aplicación analógica del art. 442 del mismo Código
referido a la venta de bienes de menores sometidos a tutela,
el cual admite que el juez autorice la venta del inmueble sin
remate publico, interpretación que cuenta con el aval de la
doctrina y jurisprudencia predominantes. Bastará, de acuerdo
con este criterio, contar con la conformidad de la mayoría de
los acreedores [CCivCom SFe, Sala 111, 8/9/82, "Zeus", 3 1-5-20;
CApel CdelUruguay, Sala Civil, 18/8/00, LLLiforaZ, 200 1-675, y
"Zeus", 86-J-455;POVINA, El beneficio de inventario en el dere-
cho argentino, no 103; GUASTAVINO, La venta de e'nmuebles por e2
heredero beneficiario, "Revista del Notariado", no 7 17, 1971,
separata, p. 23; ZANNONI,Derecho de las sucesiolzes, t. 1, 9 353;
FERRER, La sucesión benefecia~a,no 157 y sus referencias; VA-
NELLA - VAZQUEZ, en BUERES (dir.) - HIGHTON (coord.), Código Ci-
vil, t. 6A, p. 2971.

Señor Juez:
M de 2,RZ,MZ, NZ y LZ, con patrocinio letrado, cons-
tituyendo domicilio legal en el estudio de nuestro abogado
patrocinante, en el juicio sucesorio de don ZZ, expte. no ...,
año ..., comparecemos ante VS y expresamos:
Que todos comparecemos en carácter de herederos del
causante, la primera como cónyuge supérstite, y los demás
como hijos matrimoniales de él, segiin acreditamos con las
partidas de matrimonio y de nacimientos, agregadas a fs.
..., de dichos autos sucesorios.
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

En el carácter invocado venimos a solicitar autoriza-


cibn judicial para que el administrador de la sucesión, se-
ñor RZ, proceda a la venta privada del inmueble hereditario
de Ia Av. ..., de esta ciudad, por las siguientes razones:
El causante dejó varias deudas impagas y algunas en
curso de ejecución judicial. En efecto, ante este mismo
Juzgado, y por el fuero de atracción del sucesorio, se trami-
ta el juicio "Banco ... clZZ slejecutivo", expte. no ..., año ...,
que ejecuta el saldo deudor de un crédito personal obtenido
por el causante, por la suma de $ 47.500; también en este
Juzgado se ejecuta el saldo impago de la cuenta corriente
que el causante tenia en el Banco ..., por la suma de $
72.000; la AFIP también reclama extrajudicialmente el pago
del impuesto a las ganancias por la suma de $ 55.000, ad-
juntamos la intimación cursada; y se deben tasas muncipa-
les e impuestos inmobiliarios de los inmuebles sucesorios
por un valor de $ 34.700; y a diversos proveedores se deben
$ 60.000. Adjuntamos las facturas respectivas.
La sucesi6n carece actualmente de dinero efectivo, y las
deudas generan gastos e intereses, y además ambas institu-
ciones bancarias acreedoras han embargado Ia vivienda fa-
miliar donde habita la cónyuge supérstite. El daño en ex-
pectativa es, por lo tanto, grave.
La sucesión es propietaria de un antiguo galpón sito en
Av. ... que ocupa un terreno de 20 m de frente por 35 m
de fondo, actualmente desocupado, y en el que ninguno de
los herederos tenemos interés. Si se vendiera privadamen-
te se podría obtener por el bien como mínimo $ 2.000.000,
dado que ese es el valor real aproximado que actualmente
tiene en el mercado, conforme a las dos tasaciones de las
inmobiliarias ... y ..., que acompañamos al presente.
Con ese monto podríamos satisfacer totalmente el pasi-
vo hereditario, y pagar además todos los gastos y honora-
rios del proceso sucesorio, y evitar los mayores costos de
los juicios en trámite, y los próximos por iniciarse. Un re-
mate judicial seria a toda evidencia ruinoso, porque ese
mismo bien no saldría ni siquiera por trescientos mil pesos,
segdn nos informa le gente con experiencia en subastas pú-
blicas, lo cual es una situación de público conocimiento.
En consecuencia, soIicitan a VS fije una audiencia a la
brevedad posible, y cite a todos los acreedores menciona-
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

dos, notificAndolos en sus domicilios reales, a fin de tratar


la autorización para vender privadamente el inmueble de-
nunciado para obtener disponibilidad de efectivo a los efec-
tos de satisfacer el pasivo que grava la sucesión. El produ-
cido de la venta se depositará a la orden de VS y a nombre
de este juicio, y el embargo se levantara al s610 efecto de
otorgar la escritura traslativa de dominio ante el escribano
que se designe oportunamente, a quien se oficiar8 para que
retenga los fondos y 10s deposite judicialmente.
En consecuencia, a VS pedimos:
a) Tenga por promovida solicitud de venta privada del
inmueble hereditario de Av. ..., de esta ciudad, y por acom-
pañadas dos tasaciones de aquél que se reservarfin en secre-
taria, agregándose copia a los autos.
b) Fije fecha de audiencia a fin de tratar esta solicitud
con los acreedores arriba mencionados y presentados al jui-
cio sucesorio, debiendo citarselos y notificarlos en sus do-
micilios reales.
c) Oportunamente, se dicte resoluci6n autorizando la
venta privada del inmueble sucesorio individualizado, por
el precio mínimo fijado en las tasaciones que se adjuntan, y
encargando de ella al administrador de la sucesión, señor
RZ, a quien se lo debe facultar a designar corredores inmo-
biliarios, a pagar comisiones legales, a firmar todos los ins-
trumentos públicos y privados necesarios para la operación,
disponiendo oportunamente el levantamiento del embargo que
afecta al inmueble al solo efecto de la transferencia de do-
minio a favor del comprador ante el escribano que interven-
drá en la operaci6n a fin de que retenga el precio y lo depo-
site judicialmente a la orden de VS y a nombre de este juicio.

5 28. PEDIDODE A U T O R I Z A C I ~ NPARA ACTO


DE ADMINISTRACI~N EXTRAORVINARZA

a ) Fundamento segdn el Cddigo Civil y Comercial. No obs-


tante que no ha previsto expresamente este tipo de actos, no
se aprecian obstáculos para admitirlos con similares funda-
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

mentos, invocando los precedentes mencionados y el art. 2353,


párr. 2".
b ) Fundamento según el Código Civil. Esta solicitud se
funda en el art. 3393 del Cód. Civil, y su interpretación am-
plia por aplicación anal6gica del art. 442, referido a la venta
de bienes de menores sometidos a tuteIa, el cual admite que
el juez autorice la venta de inmueble sin remate público, in-
terpretación que cuenta con el aval de la doctrina y jurispru-
dencia predominantes [CApel CdelUruguay, Sala Civil, 18/31
00,LLLitoral 200 1-475, y "Zeus",86-J-455;POVIRA,El beneficio
de inventario en el derecho argentino, no 103; GUASTAVINO, La
venta de inmuebles por el heredero beneficiario, "Revista del
Notariado", no 717, 1971, separata, p. 23; ZANNONI,Derecho de
las sucesiones, t. 1, 3 353; FERRER,
La sucesi6~tbeneficiaria, no 157
y sus referencias; VANELLA - VAZQUEZ,
en BUERES (dir.) - HIGHTON
(coord.), Código Civil, t. 6A, p. 2971. Bastará, de acuerdo
con este criterio, contar con la conformidad de la mayoría de
los acreedores.

Señor Juez:
M de Z, RZ, MZ y LZ, con patrocinio letrado, constitu-
yendo domicilio legal en el estudio de abogado patrocinan-
te, en el juicio sucesorio de don ZZ, expte. no ..., año ...,
comparecemos ante VS y expresamos:
Que comparecemos en carácter de herederos del cau-
sante, la primera como cónyuge supérstite, y los demás como
hijos matrimoniales de él, según acreditamos con las parti-
das de matrimonio y de nacimiento, agregadas a fs. ..., de
dichos autos sucesorios.
En el carácter invocado venimos a solicitar autoriza-
ción judicial para que el administrador de la sucesión, se-
ñor RZ, proceda a la venta privada del inmueble hereditario
de Av. ..., de esta ciudad, aun cuando medie oposición del
coheredero NZ, por las siguientes razones:
El causante dejó varias deudas impagas y algunas en
curso de ejecuci6n judicial. En efecto, ante este mismo
Juzgado, y por el fuero de atracción del sucesorio, se tra-
mita el juicio "Banco ... c/ZZ slejecución hipotecaria", exp-
te. no ..., año ..., que ejecuta el saldo deudor de un crédito
hipotecario que tom6 el causante para integrar el precio
de compra de una fracción de campo ubicada en distrito ... de
PRACTICADEL DERECHO SUCESORIO

esta provincia adeudando a la fecha la suma de $ 160.000,


más intereses y las costas del juicio; la AFIP también recla-
ma judicialmente el pago del impuesto a las ganancias por
la suma de $ 45.000, adjuntamos la intimaciiin cursada; y
se deben tasas muncipales e impuestos inmobiliarios de los
inmuebles sucesorios por un valor de $ 15.700.
La sucesión carece actualmente de dinero efectivo, y las
deudas generan gastos e intereses, y además la institución
bancaria acreedora avanza en la ejecución hipotecaria, don-
de ya cuenta con sentencia que ordena llevar adelante la
ejecución del inmueble, una fracción de campo de 70 has
altamente productivas para la agricultura, y cuyo valor real
y actual supera ampliamente el saldo deudor. Hoy está va-
luada en $ 10.500.000, a razón de $ 150.000 la hectárea.
Por lo tanto, la sucesión sufrida un gravisimo perjuicio si
se llega a subastar ese inmueble productivo por una deuda
que no alcanza al 2% de su valor.
Es preciso, entonces, liquidar un bien menos valioso
para obtener efectivo a fin de pagar la deuda hipotecaria.
Para ello hemos pensado en una antigua vivienda propie-
dad del causante, ubicada en un barrio periférico, cuyo va-
lor de venta hoy ronda los $ 800.000, importe que nos per-
mitiría saldar la deuda con el Banco ... y pagar todas las
demás obligaciones sucesorias, sin perder un importante
bien productivo de utilidades. S610 reconoce el embargo
de la AFIP.
Acompañamos tasaciones de sendas inmobiliarias sobre
el valor de la fracción de campo hipotecada, y de la vivien-
da ubicada en calle ... de esta ciudad, para acreditar lo que
hemos expuesto.
No obstante la conveniencia manifiesta de las operacio-
nes que proponemos, el coheredero RZ se opone tenazmen-
te a dar su conformidad, y ha manifestado su oposición en
varias reuniones que hemos mantenido. Incluso lo hemos
intimado por carta documento a que preste su conformi-
dad, y nos ha contestado con una negativa escueta sin dar
fundamentos precisos. En realidad, carece de motivos ra-
zonables para oponerse, pues su actitud negativa responde
verdaderamente a un capricho derivado de viejos resenti-
mientos familiares.
ADMINISTRACIÓN DE LA HERENCIA

El daño en expectativa es grave, y por ello acudimos a


VS para que luego de escuchar al disidente, y una vez com-
probada la carencia de fundamentos de su oposición, la su-
Pla con su venia, autorizando la venta privada-que solicitamos
a fin de obtener dinero efectivo para pagar la deuda hipo-
tecaria en ejecución, y las demás obligaciones sucesorias.
-

Si bien, en principio, nadie puede ser obligado a vender


(art. 1128, Cód. Civil y Comercial; art. 1324, Cód. Civil), lo
exacto es que en este caso la venta es un acto accesorio y
funcional al acto principal que es de administración y que
consiste en pagar una deuda apremiante en estado de ejecu-
ción judicial, por lo cual la venta queda comprendida en
este último acto que tiene el carácter de principal, y aquel
de accesorio, revistiendo unificadamente la naturaleza de
un acto de administración extraordinaria. Y constituyendo
esta venta de un bien inmueble, para pagar una deuda en
ejecución, un acto de administración extraordinaria, cae
en la órbita del art. 3451 del Cód. Civil (art. 2353, párr. 2",
C6d. Civil y Comercial), por lo cual el juez, a falta de con-
senso unánime de los herederos, podrá resolver lo que sea
mhs beneficioso para el interés de la comunidad heredita-
ria, supliendo la oposición de un heredero y acordando la
venia para vender el bien1.
Asimismo, un remate judicial sería a toda evidencia
ruinoso, porque ese mismo bien no saldría ni siquiera por
$ 200.000, según nos informa le gente con experiencia en
subastas públicas, lo cual es una situación de público cono-
cimiento.
En conse