Está en la página 1de 31

Fisioterapia y salud ocupacional: acciones profesionales en promoción y prevención

Physiotherapy and occupational healt: professional actions in its promotion and


prevention
K. Alvis Gómez, C. Ángela Castro, L. Angélica Forero
Palabras clave
Salud ocupacional; Fisioterapia; Terapia física; Trabajo; Movimiento corporal humano;
Salud

Artículo

Fisioterapia y salud ocupacional: acciones profesionales en promoción y prevención

Physiotherapy and occupational healt: professional actions in its promotion and prevention

K. Alvis G.1C. Ángela Castro2L. Angélica Forero3

1Directora Académica Carreras de Terapia Física, Terapia Ocupacional y Fonoaudiología.


Universidad Nacional de Colombia. Profesor Asistente de la Carrera de Terapia Física.
Universidad Nacional de Colombia.
2 Fisioterapeuta Egresada Universidad Nacional de Colombia.
3 Fisioterapeuta Egresada Universidad Nacional de Colombia.

RESUMEN

El artículo presenta una reflexión sobre la relación entre la profesión de Terapia Física y la
Salud Ocupacional y brinda elementos de análisis de por qué el fisioterapeuta puede y debe
ser uno de los miembros fundamentales del equipo interdisciplinario responsable de la
salud ocupacional de la población trabajadora. De igual forma describe las acciones
profesionales que el fisioterapeuta podría desarrollar en el ámbito de la promoción en salud
y la prevención de las deficiencias, disfunciones y discapacidades.

Este trabajo forma parte de la línea de investigación que sobre «Fisioterapia y Salud
Ocupacional» se adelanta al interior de la Unidad de la Fisiocinética Humana de la
Universidad Nacional de Colombia.
PALABRAS CLAVE

Salud ocupacional; Fisioterapia; Terapia física; Trabajo; Movimiento corporal humano;


Salud.

ABSTRACT

This article contains the analysis of the relationship between Physiotherapy and
Occupational Health.

It explains the importance of the Physiotherapisin his condition of member of the


interdisciplinary team encharged of the working class''s occupational health. It also
describes the professional actions to be taken in health promotion and in order to prevent
deficiencies, dysfunctions and disabilities.

This work has been registered under the research line titled «Physiotherapy and
Occupational Health» developed by the Human Physio Kinetics Unit at the Universidad
Nacional of Colombia.

KEY WORDS

Occupational Health; Physiotherapy; Physical Therapy; Work; Promotion; Prevention;


Movement; Health.

El texto que se presenta a continuación constituye parte fundamental de las reflexiones que
sobre la relación entre terapia física y salud ocupacional se plantean en el trabajo de
investigación titulado «Acciones profesionales del fisioterapeuta en el Área de Salud
Ocupacional», inscrito en la línea de investigación «Fisioterapia y Salud Ocupacional» que
se adelanta al interior de la Unidad de la Fisiocinética Humana de la Universidad Nacional
de Colombia4.

Es objetivo de este artículo presentar a la comunidad de fisioterapeutas los elementos


fundamentales que hacen que el fisioterapeuta pueda tener un papel preponderante como
miembro activo del equipo interdisciplinario y especificar las acciones que el profesional en
Terapia Física puede llegar a desarrollar en cuanto a promoción y prevención como
miembro del equipo interdisciplinario de salud.
TERAPIA FISICA Y SALUD OCUPACIONAL

El trabajo como condición generadora de vida y movimiento del ser humano, marca
definitivamente un fenómeno social que necesita ser estudiado como cualquier otro, pero
no como objeto de la curiosidad sino como un fenómeno en el que todas las disciplinas
pueden y deben aportar su conocimiento.

La terapia física al tener múltiples ámbitos de acción, pues se desempeña donde el hombre
se mueve: es decir, en donde vive, se recrea y trabaja, encuentra en este último, un proceso
en el cual a través del movimiento aporta al desarrollo humano y a la calidad de vida de las
personas. De esta manera al manejar el movimiento corporal humano como elemento de
la salud y el bienestar del individuo la fisioterapia se hace responsable por las acciones de
promoción del desarrollo cinético del hombre, prevención y recuperación de sus
alteraciones y participación de los procesos de habilitación y rehabilitación de las personas
con potencialidades cinéticas diferentes5.

Desde esta perspectiva la terapia física ve el trabajo como actividad esencial del hombre
que lleva inmerso un sin número de componentes cinéticos en su ejecución; el hombre para
satisfacer sus necesidades dedica gran parte de su vida al trabajo el cual puede llegar a
influir sobre la salud y la calidad de vida del individuo.

Teniendo en cuenta el impacto que genera el trabajo en la persona, es necesario crear


mecanismos en pro de la salud de la población trabajadora, la cual es el objeto de estudio
de la salud ocupacional.

La terapia física a través del movimiento puede optimizar la salud del trabajador, logrando
beneficios para el individuo en su interacción con el medio y en todas las labores que debe
realizar. Desde esta perspectiva se ve entonces inmersa la terapia física en la relación salud
trabajo.

Partiendo de esta relación, el presente texto hace una aproximación a las formas de actuar
que caracterizan la terapia física en el campo de la Salud Ocupacional, haciendo un
acercamiento al por qué la terapia física en Salud Ocupacional, para posteriormente analizar
estos dos ejes temáticos, terapia física y Salud Ocupacional, aclarando sus conceptos, su
relación y determinando las principales funciones del fisioterapeuta en esta área.

¿POR QUÉ LA TERAPIA FISICA EN SALUD OCUPACIONAL?

La terapia física es una profesión del área de la salud que estudia el movimiento corporal
humano, el cual está involucrado en toda actividad humana, incluyendo el trabajo. De forma
paralela, la Salud Ocupacional, es la encargada de estudiar las modificaciones que ejerce el
trabajo sobre la salud del individuo. Tanto la Salud Ocupacional como la Terapia Física
tienen en común el velar por la salud; la primera vela por la salud de los trabajadores como
un todo y la segunda interviene desde el movimiento en la ocupación humana y por tanto
en la salud de la población trabajadora.

Para ampliar esta relación partiremos del objeto de estudio de la terapia física y su
implicación en la ocupación humana y de esta manera en la Salud Ocupacional.

Como ya se mencionó, la terapia física es una profesión de la salud, cuyo objetivo es el


cuidado de la salud del individuo a través del movimiento, en cualquier edad y condición;
además se encarga del estudio, comprensión y manejo científico y teórico de los procesos
relativos al movimiento corporal humano6.

El movimiento corporal humano es una condición básica para el bienestar del hombre, ya
que determina su calidad de vida, por cuanto le permite subsistir, ser libre, identificarse,
comunicarse, relacionarse, y además es el medio por el cual el hombre transforma su
entorno para satisfacer sus necesidades7.

El hombre a partir de su cuerpo y por medio del movimiento cumple una serie de funciones
para suplir sus necesidades básicas en forma autónoma y hacer presencia social, como un
elemento productivo generador de interacción. Esta tendencia innata y espontánea del
hombre para explorar y dominar el ambiente es la base de la ocupación humana8.

La ocupación humana es considerada entonces como la interacción del hombre con el


ambiente, donde éste desarrolla actividades, elementos y relaciones no sólo como
individuo sino como parte de un colectivo y permite, entre otras, la potencialización de la
creatividad, la inteligencia y la fuerza; por esto se debe tomar la ocupación humana como
una actividad fundamental que desarrolla el individuo9.

Además de ser la ocupación humana una condición por la que el hombre se desarrolla,
también influye directamente sobre el estado de salud de la persona, es así, por ejemplo,
la forma como se ejecute puede llegar a causar alteración en la salud del trabajador.

Si se tiene en cuenta la importancia de la ocupación a través del ciclo vital humano y que
ésta se realiza a través del movimiento, la terapia física encuentra una relación directa con
los procesos correspondientes a la ocupación humana, para a través del movimiento no
sólo promover la salud sino prevenir o intervenir en los procesos que puedan afectarla.

Por lo anterior, la terapia física encuentra un gran campo de acción en la Salud Ocupacional,
siendo ésta última la encargada de explorar, comprender y transformar las modificaciones
que ejerce la ocupación sobre la salud de las personas.

Los aspectos mencionados anteriormente nos llevan a determinar la intervención del


fisioterapeuta dentro del campo laboral (Salud Ocupacional), como interventor de la
relación movimiento-hombre-salud-trabajo.
Pero para poder determinar la intervención del fisioterapeuta en Salud Ocupacional
debemos primero analizar en qué áreas se desarrolla éste y qué actividades desarrolla.

¿EN QUÉ AREAS SE DESEMPEÑA EL FISIOTERAPEUTA?

El fisioterapeuta desarrolla su ejercicio profesional en «tres áreas muy interrelacionadas: a)


como profesional del área de servicios humanos; b) en el campo de investigación, y c) y en
la praxis»10, que le permiten un cumplimiento óptimo en sus funciones a cualquier nivel.

En el área de los servicios humanos permite al fisioterapeuta «actuar cuando se presentan


factores de riesgo que alteran la competencia cinética de la persona. Entendida ésta como
la capacidad (potencial y efectiva) de realizar movimientos corporales que al verse alterada
incide desfavorablemente en el desarrollo, evolución y desempeño de la persona como
tal»11. En este contexto el fisioterapeuta se desenvuelve al nivel de atención primaria,
secundaria y terciaria.

El fisioterapeuta en el área de los servicios humanos cumple actividades y funciones de


promoción, prevención, evaluación-diagnóstica, asesoría, consejería y administración.

Al tener en cuenta la terapia física como «campo de investigación, generalmente se


reconoce esta profesión como un sector de la actividad humana en la cual, difunden y
utilizan conocimientos. «La terapia física contiene fondo teórico formal constituido por
teorías y métodos lógicos y matemáticos actuales y un fondo teórico específico que dispone
de aquello proporcionado por la física, química, biología humana, psicología, antropología
y sociología» (tomado de Alvarado, en García). Estos campos de investigación proporcionan
a la terapia física no sólo una colección de datos, hipótesis y teorías actuales bien
sustentadas pero modificables, sino también métodos de investigación, diseños y modelos
de práctica12.

En general, el fisioterapeuta en la investigación encuentra un campo abierto y en evolución


permanente, en el cual el interés de estudio se centra en el movimiento corporal humano
y sus alteraciones.

Finalmente, la praxis del fisioterapeuta se «caracteriza por la unión dialéctica del hacer
(actuación-práctica) y del saber (compresión racional de las cosas, entre ellas la misma
actuación). Se manifiesta esta unión dialéctica del hacer y del saber en la reciprocidad entre
los servicios y la investigación»13.

Es aquí en la praxis donde se demanda una renovación constante con base en la


comprensión racional de las cosas incluyendo la misma prestación de servicios en los
diversos ámbitos de salud y bienestar14.

El fisioterapeuta, teniendo en cuenta sus roles de desempeño generales, realiza su ejercicio


profesional, entendiendo éste como cumplimiento íntegro de las funciones
predeterminadas15, en amplios y diversos campos con y sin pacientes, dentro de éstos
encontramos, tradicionalmente hospitales, sitios de rehabilitación, hogares, escuelas y
sitios de educación, auspicios, servicios de entrenamiento deportivo (colegiatura, amateur
y profesional, centro de fitness), y como otra opción encontramos, centros de salud
industrial, industrias, sitios de trabajo16, que para este estudio se constituye en punto de
partida.

Para saber cuáles son las acciones del fisioterapeuta en este campo revisaremos cuál es el
concepto Salud Ocupacional.

¿QUÉ ES SALUD OCUPACIONAL?

Por Salud Ocupacional se entiende, en la expresión jurídica colombiana, el conjunto de


medios o acciones dirigidas a preservar, mejorar y restaurar la salud de las personas en su
vida de trabajo individual y colectivo. Y en términos generales se refiere al conjunto de
actividades multidisciplinarias e interdisciplinarias encaminadas a la formación, educación,
prevención, control, recuperación y rehabilitación de los trabajadores, para protegerlos de
los riesgos de su ocupación y ubicarlos en un ambiente de trabajo de acuerdo a sus
condiciones fisiológicas, ergonómicas, psicológicas y sociales17.

La organización mundial de la salud define la Salud Ocupacional como: «la promoción y el


mantenimiento del más alto grado de bienestar físico, mental y social de los trabajadores
en todas las ocupaciones; la prevención entre los trabajadores de desviaciones de salud
causada por sus condiciones de trabajo; protección de los trabajadores en su empleo de
riesgos resultantes de factores adversos a su salud; ubicación y mantenimiento del
trabajador en un ambiente ocupacional adaptado a su condición fisiológica y, para resumir,
la adaptación del trabajo al hombre y la relación del hombre con su ocupación»18.

Ya que el objeto de estudio de la Salud Ocupacional son los procesos que la ocupación
genera en el hombre, es decir, la relación salud-trabajo, existen diversas maneras de
abordar este objeto de estudio, lo cual hace referencia a los diferentes enfoques
conceptuales y sus maneras de estudiar y abordar estos procesos 19.

Enfoques como el clásico enfatizan su estudio en los factores de riesgo, los cuales son
agentes productores o predisponentes de enfermedad profesional o accidente de trabajo y
para su intervención se basa en los dos programas legalmente establecidos como son: a)
Higiene y seguridad industrial; b) Medicina preventiva y del trabajo.

A diferencia del enfoque clásico, el enfoque de condiciones de trabajo, estudia éstas, como
el conjunto de variables que definen la realización de una tarea concreta y el entorno en
que ésta se realiza. Para el estudio de las variables las han agrupado en cinco categorías. a)
Las condiciones de seguridad, estudia condiciones materiales que influyen sobre la
accidentalidad: elementos móviles, cortantes, electrificados, combustibles, etc. b) El medio
ambiente físico de trabajo, estudia el medio ambiente de trabajo, específicamente las
condiciones físicas: ruido, vibraciones, iluminación, condiciones térmicas, carga física y
mental y radiaciones. c) Contaminantes químicos y biológicos, estudia los contaminantes
químicos y biológicos que pueden estar presentes en el medio ambiente de trabajo, sus
efectos sobre la salud y las medidas correctivas para controlarlos. d)La carga del trabajo,
estudia las exigencias que la tarea impone al individuo que la realiza como esfuerzos,
manipulación de cargas y posturas de trabajo, asociados a cada tipo de actividad, para
poder determinar la carga de trabajo tanto física como mental de cada tipo de tarea. e) La
organización del trabajo. Estudia cómo intervienen en la salud del trabajador factores como:
reparto de tareas, distribución horaria, velocidad de ejecución y relaciones dentro del
centro del trabajo20.

Como ya se ha esbozado, la Salud Ocupacional es, pues, una práctica que posee un objeto
de estudio complejo al igual que su dinámica, y exige del esfuerzo cooperativo de diversas
disciplinas en el cual se comparten conocimientos y herramientas propias de cada campo;
de este modo se da una estructuración teórica interdisciplinaria que permita la resolución
de enigmas y la aplicación de soluciones prácticas a retos21.

Cuando se habla de interdisciplinariedad se refiere a disciplinas que hacen su aporte desde


su área de conocimiento para el abordaje de un objeto de estudio, en este caso, «la salud
de los trabajadores» desde una perspectiva «integradora de saberes y experiencias
específicas, lo que lleva a la adopción de un lenguaje común»22, planteamiento, análisis y
resolución de problemáticas, como la confrontación de los postulados teóricos con la
realidad empresarial.

La interdisciplinariedad debe ser construida a partir de la excelencia personal y profesional


disciplinaria23, de ahí partir de la multidisciplinariedad, en donde cada disciplina, en este
caso la terapia física, conoce su hacer ante un objeto de estudio en común (salud de los
trabajadores) y lo aborda desde su disciplina para de esta manera cimentarlo al interior de
ésta y luego trascenderlo a las otras disciplinas y así dar a conocer el área propia de
conocimiento de ese objeto de estudio en el que el fisioterapeuta es experto, la relación
movimiento-salud-trabajo.

A continuación se presentarán parte de los resultados obtenidos durante el desarrollo de la


investigación realizada, donde se analizan las acciones profesionales que el fisioterapeuta
podría llegar a desarrollar desde la perspectiva de su objeto de estudio, como miembro del
equipo interdisciplinario de salud ocupacional en cuanto a promoción y prevención.

Éstos son sólo resultados parciales de la totalidad de la investigación. Los planteamientos


de las acciones profesionales en cuanto a diagnóstico, interacción, consultoría, asesoría,
docencia, administración y gestión se desarrollarán en otro artículo, de tal forma que la
totalidad de la investigación pueda ser sometida a la opinión y crítica constructiva de la
comunidad profesional.
Funciones del fisioterapeuta en promoción en Salud Ocupacional

Dentro del marco legal de la Salud Ocupacional la promoción juega un papel preponderante
y se convierte en el principal vehículo para lograr niveles óptimos de salud dentro de la
población trabajadora.

La promoción en salud es la suma de las acciones de la población, los servicios de salud, las
autoridades sanitarias y otros sectores sociales y productivos encaminadas a mejorar
condiciones de salud individual y poblacional. Sus principios fundamentales radican en el
concepto positivo de la salud, en la importancia del consenso colectivo y en la
transformación del medio24.

El concepto positivo de salud, mira ésta no desde la perspectiva de la enfermedad, o de lo


que puede producirla, sino con el propósito de buscar salud individual, familiar y colectiva25,
es decir, bienestar integral.

La promoción se entiende en el campo de la salud cinética «como el conjunto de acciones


que favorecen la generación de condiciones de movimiento normal óptimo y el análisis de
los factores sociales y ambientales en los que se desarrolla y funciona el hombre a través
del movimiento y se constituye así en la base por medio de la cual se puede dirigir la toma
de decisiones»26, para la realización de programas en pro de la salud en este caso de los
trabajadores dentro del programa de Salud Ocupacional.

En promoción el fisioterapeuta al crear condiciones óptimas para el movimiento, crea


también condiciones óptimas para la actividad laboral, ya que ésta se desarrolla a través del
movimiento, permitiendo mejores condiciones de salud no sólo para el trabajador sino para
la empresa en general.

En Salud Ocupacional, desde la perspectiva de promoción la terapia física, tiene dos campos
de acción:

* Análisis de los factores sociales y ambientales en que se desarrolla y funciona el hombre


a través del movimiento.

* Generación de condiciones de movimiento normal óptimo.

Para el fisioterapeuta el medio donde se desenvuelve el individuo influye en la ejecución


del movimiento, siendo éste un punto importante en su intervención profesional.

El análisis de los factores sociales y ambientales da la posibilidad al fisioterapeuta de


potencializar la capacidad del individuo de realizar movimientos y con ello, mejorar el
desempeño y la eficiencia del trabajador, en el ambiente.
Por otra parte, la generación de condiciones de movimiento normal óptimo en el ámbito de
la ocupación humana permite al individuo ejecutar movimientos especializados de forma
eficiente, lo que conlleva al trabajador a mínimos desgastes y gastos a nivel biológico,
psicológico, social y para la empresa el aumento de productividad por buen desempeño.

Debemos aclarar que la generación de condiciones de movimiento normal óptimo, enmarca


una relación armónica en donde la actividad u ocupación se realiza con un mínimo gasto
energético27. Lo que depende de la condición de los sistemas coadyuvantes para la
realización de la actividad tales como el biológico social, cultural y emocional.

Esta generación de condiciones óptimas de movimiento debe partir desde el logro y


aprendizaje de habilidades motoras hasta el entrenamiento de praxias complejas para la
elaboración de la tarea; teniendo en cuenta el desarrollo y control motor del individuo y la
manera cómo se le puede potencializar estas habilidades para una mejor actividad laboral.

Por lo anterior, el fisioterapeuta debe promover la salud a través del movimiento por medio
de la implantación de políticas generales y la educación, todo en pro de una empresa
saludable.

Para tal fin debe orientar las políticas y la educación a la población trabajadora y al área
administrativa encargada de manejar y controlar el entorno laboral del individuo. Las
políticas a la población trabajadora se dirigirán desde tres aspectos concretos:
condicionamiento físico, autocuidado y acciones en la empresa, las políticas dirigidas al
entorno se trabajarán con base en la visión ergonómica, es decir, con la interfaz hombre-
objeto-ambiente (gráfico 1).

* Políticas dirigidas a la población trabajadora. Todas las políticas a implantar dependerán


de las condiciones de seguridad, de la tarea, medio ambiente físico, químicas y biológicas y
la proyección de la empresa, de tal forma, que podrán ser aplicadas de manera grupal o
poblacional por medio de programas concretos de condicionamiento físico y programas de
educación continuada en donde se cree conciencia de la importancia de la actividad física
como parte de las actividades diarias y el auto cuidado como parte fundamental del
bienestar cinético y general del individuo, que contribuyan a una relación armónica del
individuo con su medio.

Por tal motivo, las políticas a desarrollar dirigidas a la población trabajadora tendrán tres
puntos básicos: el condicionamiento físico, el autocuidado y estrategias a generar en la
empresa.
Gráfico 1. Promoción.

A) Condicionamiento físico

La condición física se entiende como la capacidad del ser humano para desempeñar las
tareas diarias, con salud, vigor, alerta mental, y energía de reserva para afrontar
emergencias y disfrutar de actividades recreativas en el tiempo libre, a través de la práctica
científica, ordenada y adecuada del ejercicio y el deporte durante toda su vida 28.

El estado de la condición física determina la relación entre el trabajador y su ambiente


laboral, entre más apropiada sea esta relación mayores serán las condiciones del sistema
sensorial especialmente los exteroceptores; el sistema cinestésico; las características
antropométricas, estructurales y dinámicas, además de fortalecer el sistema
osteomuscular, aumentando la eficiencia biomecánica y mejorando la resistencia
cardiovascular. De igual forma, las actividades dirigidas al acondicionamiento físico sirven
como compensación al trabajador por su carácter lúdico, participativo, creativo y de
aprovechamiento del tiempo libre29.

Estos beneficios se ven reflejados en un mejor desempeño laboral, ya que aumenta la


capacidad de realizar un trabajo físico por períodos prolongados de tiempo, con un mejor
rendimiento, habilidad y capacidad para desarrollar la tarea, además de propiciar un estado
de salud adecuado, motivar emocional y socialmente al trabajador por medio de un
ambiente laboral óptimo y agradable30.

Algunos de los componentes de la condición física que se relacionan con la salud del
individuo susceptible de modificarse o mejorarse a través de procesos de
acondicionamiento físico son: factores físicos (resistencia cardiovascular, fuerza y
resistencia muscular, flexibilidad, composición corporal), factores psicológicos, sociales y la
actitud respecto al trabajo.

1. Factores físicos

* Resistencia cardiovascular: a través de un condicionamiento aeróbico se producen en el


trabajador adaptaciones fisiológicas y funcionales, aumenta la eficiencia del transporte de
oxigeno y su utilización y además permite un peso ideal para la ejecución de actividades
laborales y situaciones estresantes.

El ejercicio aeróbico dentro del medio laboral contribuye a la disminución del ritmo
cardíaco, aumento del flujo sanguíneo, aumento de la capacidad de trabajo,
enriquecimiento del movimiento articular, activación y regulación del metabolismo,
disminución del estrés, mejoramiento de la autoestima, integración con otros trabajadores,
desarrollo y mejoramiento de la coordinación y equilibrio31. Todo lo anterior facilita la
utilización de praxias complejas necesarias para un adecuado desempeño en la ocupación.

* Fuerza y resistencia muscular: cuando estas habilidades se generan dentro del


condicionamiento se logra aumento de la capacidad cardio respiratoria, mejoramiento de
la fuerza y potencia, activación y regulación del metabolismo, reducción del estrés, entre
otros, lo que va a generar en el trabajador resistencia no sólo aeróbica, sino muscular,
desempeñando su tarea con un menor gasto energético y con alto nivel de rendimiento.

* Flexibilidad: dentro de la actividad laboral y en general en las actividades de la vida diaria


la flexibilidad asegura un mejoramiento del sistema articular, disminución del estrés,
mejora la simetría corporal, enriquece el movimiento corporal, facilita la eficacia en la labor
ocupacional sin sobre esfuerzo de estructuras, lo que lleva a un mejor desempeño laboral.

* Composición corporal: dependiendo del equilibrio existente en la composición corporal


se modifican procesos básicos de la cinética humana tales como el manejo de ejes y centro
de gravedad en el desarrollo de cualquier actividad, además de condicionar el
funcionamiento de los sistemas biológico, psicológico y social en los que se desenvuelve el
hombre.

El fisioterapeuta teniendo en cuenta las necesidades propias para cada tarea puede
determinar y modificar el componente magro y no magro según sea necesario, siempre
estando dentro de los estándares propios de los diferentes tipos biométricos y las
características requeridas de la tarea.

Algunos beneficios de una adecuada composición corporal son: favorece la capacidad


aeróbica, mejora el trabajo cardiovascular, mejora la resistencia muscular, mejora el
desempeño de la actividad física, mejora la autoestima, contribuye a una buena postura y
eficiencia motriz, facilita las actividades cotidianas y laborales, además de generar
movimientos más eficaces y propiciar una mejor calidad y actitud respecto al trabajo 32.

2. Factores psicológicos y sociales

Cuando se examinan las implicaciones de las características laborales sobre el trabajador y


su ejecución, se está en el campo de lo psicosocial. Los factores psicosociales se relacionan
con el contenido del trabajo y las disposiciones laborales. Factores psicosociales tales como
ritmo de trabajo, relaciones interpersonales, niveles de comunicación, estilos de mando,
iniciativa, identificación con la tarea, la percepción de sí mismo y la personalidad, factores
característicos de un individuo condicionan el desempeño del trabajador.

Desde esta perspectiva, el fisioterapeuta genera condiciones psicosociales óptimas en el


sitio de trabajo y en el mismo trabajador desde la perspectiva de la multidimensionalidad
del movimiento corporal humano; entonces, por ejemplo, potenciando el movimiento por
medio del condicionamiento físico permitirán una mejor interacción del hombre con su
ambiente, haciendo no sólo agradable sino benéfico y productivo el sitio de trabajo, además
de crear una actitud de pertenencia hacia la empresa que va a repercutir en un mejor
desempeño y productividad laboral33.

3. La actitud respecto al trabajo se refiere al interés que muestra el empleado frente a su


trabajo y a la forma como acepta ser supervisado34. Este punto va de la mano con los
factores sociales y psicológicos en que se desenvuelve el trabajador y por medio del
condicionamiento lo que se busca es crear una actitud positiva y de superación en el
empleado, lo cual es potencializador de su salud y de su desempeño laboral.

B) Autocuidado

Dentro de la promoción, una de las estrategias es la educación a los trabajadores donde se


busca concientizarlos de la importancia de adoptar para su vida una serie de conocimientos,
actitudes y prácticas que contribuyen a mejorar su estado de salud 35.

Uno de los puntos a enfatizar en el actuar del fisioterapeuta dentro de la educación es el


autocuidado, ya que abarca todas las medidas y comportamientos que están encaminados
al propio cuidado de la salud del trabajador. Éste, desde la perspectiva la terapia física,
concibe todas las acciones que se generan a través del movimiento con el fin de mejorar o
brindar salud a la población trabajadora.

El movimiento, debido a su potencial multidimensional (psicológico, biológico y socio


cultural), permite generar en el individuo medidas y comportamientos, de manera integral
que mejoren tanto su aspecto biológico, como su relación con el medio.

Ejemplos claros que son manejados, pero que se enfocan básicamente a la parte biológica
son los programas dirigidos a la higiene postural, la higiene respiratoria y el
condicionamiento físico, sin embargo se deben tener en cuenta las repercusiones en todas
las dimensiones y esferas en las que se desenvuelve el hombre en movimiento al realizar
estos programas de autocuidado.

El programa de auto cuidado de higiene postural debe brindar al trabajador todos los
conocimientos acerca de la postura y cómo ésta interviene en su vida de relación con el
medio y consigo mismo, y los beneficios en su salud, laborales y sociales que implican una
adecuada postura.
Una correcta postura depende en gran parte de la percepción sensorial que cada uno tiene
de su propio cuerpo. En ciertas condiciones laborales la persona tiende a mantenerse de
una misma manera por un período de tiempo prolongado, como adaptación para responder
a los requerimientos del medio. Esto hace que los estímulos psicosensoriales no sean los
más eficientes, haciendo que su salud esté condicionada al medio 36.

El estado emocional también se refleja en la postura, pues la confianza, satisfacción,


bienestar, contribuyen a mantener la postura erecta, mientras que en los estados de
depresión se tiende a adoptar una postura desgarbada, la cual implica un mayor gasto
energético, fatiga rápida y lentificación de la actividad laboral37.

Por el contrario, los entornos, el clima, los espacios propicios en los que se desarrolle el
individuo además de una buena condición física del trabajador, hace que el hábito postural
se convierta en un potencializador hacia la creación de un estilo de vida saludable, benéfico
no sólo para el trabajador sino para la empresa.

En este aspecto el fisioterapeuta debe contribuir a analizar cuál es la postura más adecuada
en términos biomecánicos, biológicos y productivos en la ejecución de la tarea.

La promoción en relación a la higiene respiratoria tiene como objetivo dar a conocer la


importancia del intercambio gaseoso, para la realización de cualquier actividad cinética.
Busca fomentar hábitos de un buen patrón respiratorio, por medio de la potencialización
de músculos torácicos y abdominales, además de favorecer una condición mecánica óptima
en la caja torácica, de tal forma que en el proceso ventilatorio los volúmenes y capacidades
favorezcan el intercambio gaseoso, aunado al manejo específico del intercambio, el logro
de una buena condición física mejora y optimiza el rendimiento cardiopulmonar para el
desempeño de la actividad física.

La suma de los resultados que se obtienen de una buena condición física, resistencia
cardiovascular y un estilo de vida saludable, conduce a perseguir un bienestar general para
el trabajador, que se expresa en un óptimo desempeño y para la empresa en aumento en
la calidad y productividad.

En el manejo de la higiene respiratoria, desde la parte organizacional, se tiene en cuenta


propiciar unas adecuadas condiciones ventilatorias por medio del manejo del medio
ambiente, manteniendo o diseñando sitios de trabajo aireados, con buena ventilación, y a
una temperatura adecuada, permitiendo no sólo un ambiente de trabajo agradable, sino
saludable.

C) Estrategias de promoción dirigidas a la salud cinética de la empresa

Las políticas a generar dentro de la empresa, en promoción, también se pueden arraigar


desde las características cinéticas de los trabajadores y sus requerimientos mínimos para la
realización de la tarea además de otros procesos que van de la mano.
Estos procesos generan un especial interés determinando actividades como la
caracterización demográfica, la vigilancia epidemiológica, el diagnóstico cinético
poblacional, el análisis de las necesidades cinéticas de la tarea (el cual debe efectuarse
previo a la selección de personal), la selección de personal y entrenamiento para la
realización de la tarea específica.

* Caracterización demográfica

Aquí se miran las características propias de la población trabajadora tanto cuantitativas:


morbilidad cinética, accidentabilidad y ausentismo laboral por factores asociados al
movimiento, etc.; como cualitativas: sexo, edad, estado de salud, características
intelectuales, entre otras, las cuales determinan las direccionalidad y formas propias del
actuar fisioterapéutico frente a la población trabajadora y brindan la posibilidad clara de
determinar el potencial cinético de la población según sus características (perfiles) y las
condiciones propias de la empresa.

* Diagnóstico cinético poblacional

Dentro de la promoción en terapia física el diagnóstico poblacional juega un punto de


partida claro para definir las acciones específicas a potencializar o enfatizar en la población
trabajadora.

El fisioterapeuta, gracias a sus conocimientos acerca del movimiento corporal humano, está
en la capacidad de determinar las características de movimiento, dentro de la empresa,
analizando aspectos biométricos, neurocinéticos, cardiorespiratorios, osteomusculares,
psicológicos y sociales de los trabajadores, además, debe tener en cuenta aspectos
demográficos como la edad, género y las condiciones ambientales y de trabajo dentro de la
empresa.

El resultado del diagnóstico cinético poblacional será la caracterización específica de las


condiciones de movimiento de la población trabajadora, sin dejar a un lado los objetivos y
recursos en el desarrollo de la actividad laboral, y la misión y visión de la empresa.

Al determinar la condición cinética de los individuos en su medio laboral, las condiciones


propias de la empresa según su misión y visión, los recursos existentes en el desarrollo del
proceso productivo; se obtiene un panorama general de donde el fisioterapeuta puede
partir para la planeación de sus acciones profesionales.

* Vigilancia epidemiológica

La vigilancia epidemiológica es fundamentalmente información para la acción. A partir del


seguimiento ambiental y biológico se obtienen datos que informan del comportamiento de
las condiciones de trabajo y su efecto en la salud. De esta manera se sientan las bases para
una proyección real de las políticas de promoción a generar dentro de la empresa, además
define los criterios para la obtención de información y análisis de las tendencias de la
morbilidad cinética ocupacional y compila información para la implementación de medidas
de intervención, teniendo un espectro de acciones que se contemplan desde la atención
primaria hasta la atención terciaria.

El dato más importante a rescatar de la situación diagnóstica es el de la morbilidad cinética


ocupacional para la aplicación de medidas con el fin de potencializar las características
cinéticas de la población trabajadora y así disminuir la tasa de morbilidad cinética y mejorar
las condiciones de salud y rendimiento dentro de la empresa.

* Análisis de las necesidades cinéticas de la tarea

Cada tarea posee unas características propias, entre las que se destacan la técnica para
realizarla, la habilidad, el manejo de fuerzas, cargas, motivación, ejecución, organización,
adaptabilidad y la resistencia cardiovascular. Estas características influyen no sólo en los
grupos musculares, las palancas y las praxias a utilizar, sino en la parte emocional,
conductual, social y lúdica, que potencializa la capacidad de llevar a cabo un trabajo físico38.

Al hablar de técnica para realizar un trabajo nos referimos a la forma cómo el trabajador
lleva a cabo su tarea y si necesita de movimientos específicos para realizarla. Sin embargo,
la técnica estará ligada a las limitaciones de la tarea y el fisioterapeuta puede llegar a hacerla
más eficiente utilizando su conocimiento sobre el movimiento corporal humano.

En cuanto al manejo de fuerzas y cargas en la realización del trabajo, hablamos de


condiciones biomecánicas propias de la actividad laboral, que el fisioterapeuta debe
analizar desde la manera como las realiza el trabajador y cómo éstas pueden ser
potencializadas.

La ejecución hace referencia a la forma como se llevan a cabo las acciones necesarias para
lograr la consecución de objetivos propuestos39, ésta no sólo va a afectar la manera como
lleve a cabo sus movimientos, sino su desempeño laboral.

La organización es la forma como el trabajador estructura la información, los recursos y


demás elementos pertinentes, con el fin de facilitar objetivos propuestos. Y la adaptabilidad
hace referencia a la facilidad del trabajador para ajustarse a nuevas condiciones de trabajo
y a los cambios de la organización40.

En estos aspectos el fisioterapeuta debe guiar el proceso de organización de tiempo y


espacio de acuerdo a las características de movimiento y los requerimientos cinéticos de la
tarea; es así como debe analizar los cambios de posición, posturas, organización propia del
sitio de trabajo y distribución de tareas y horarios, teniendo en cuenta el tiempo de
recuperación de los tejidos y los ciclos circadianos del individuo.
Los anteriores items van a motivar al trabajador mejorando su ambiente y la percepción del
trabajo, lo que no sólo va a influir en la calidad de movimientos propios de la tarea sino en
su estado emocional y social.

Además el análisis y manejo de las características específicas del movimiento que se


necesitan tales como velocidad, fuerza, flexibilidad, agilidad, coordinación, equilibrio y/o
resistencia permite la potencialización del desarrollo de habilidades físicas del movimiento
importantes al momento de desempeñar una actividad laboral.

También se debe tener en cuenta si la tarea requiere de un trabajo estático o dinámico y


con manipulación de herramientas, pues cada una de estas condiciones modificarán los
requerimientos cinéticos del individuo.

* Selección de personal por parte del fisioterapeuta según las habilidades requeridas en la
tarea

La selección del personal dependerá entre otros factores, de las habilidades mínimas
requeridas para el óptimo desempeño de la tarea y del conocimiento que el trabajador
tenga de ésta.

La habilidad se define como coordinación de movimientos esmerados y precisos a escala


general, en un sector corporal o en un miembro41, el análisis de las habilidades en el trabajo
debe mirar en el individuo; la anatomía funcional, los sistemas biológico, social, emocional
y conductual, enfocados a la precisión y efectividad del movimiento y los factores
antropométricos, las características biomecánicas que coadyuvan a la realización sincrónica
del movimiento en la ejecución de la tarea.

Otro factor que contribuye en la habilidad al realizar una determinada tarea y que se debe
tener en cuenta a la hora del análisis y selección de personal, es el conocimiento que el
individuo posea de la tarea; la técnica utilizada, la motivación, rendimiento, iniciativa,
creatividad, criterio, organización y planeación de las tareas y los hábitos y procesos
cinéticos en el manejo de las herramientas previas, pues éstas determinarán las sinergias
utilizadas, que, contribuyen a la potencialización o no de habilidades, según sea su
utilización adecuada o no y, por ende, a la salud del trabajador42.

Otro punto importante a desarrollar es la selección de personas con discapacidad, la cual


se hará teniendo en cuenta los criterios anteriores, analizando según la discapacidad la
actividad laboral que pueda desempeñar la persona, todos los análisis que se realicen deben
contar con la colaboración de un equipo inter y multidisciplinario para una adecuada
selección y ubicación a nivel laboral.

Una vez realizada la selección se busca generar condiciones que propendan por un mejor
desempeño y beneficio en la salud del individuo.
* Entrenamiento en la realización de la tarea

Durante el entrenamiento lo que se busca es generar en el trabajador la destreza necesaria


para una correcta ejecución de la tarea. Las destrezas son series complejas de respuestas
con un elevado grado de pericia, no sólo se limitan a los movimientos corporales sino
también a las respuestas características del individuo.

Al entrenar la destreza y coordinación el fisioterapeuta no debe olvidarse incluir en el


entrenamiento las cualidades cinéticas del movimiento que contribuyen a lograr un
movimiento específico más eficaz, se debe tener en cuenta también la actividad que
desarrolle el trabajador, los grupos musculares que necesite para ejecutar la actividad, el
diseño del puesto de trabajo, manejo de herramientas, rendimiento, habilidades y
destrezas requeridas, conocimiento del cargo, actitud respecto al trabajo, creatividad y
adaptabilidad por cuanto van a influir en la capacidad de desarrollar su actividad laboral 43.

Una vez analizadas las estrategias de promoción dirigidas a la salud cinética de la empresa,
pasaremos al segundo punto dentro de la promoción que son las políticas enfocadas al
entorno.

POLITICAS ENFOCADAS AL ENTORNO

Cuando desde la terapia física se hace referencia a las políticas enfocadas al entorno lo que
se busca es que el medio le brinde al trabajador todas las condiciones necesarias para que
su actividad cinética se efectúe de la manera más eficaz y además le permita generar o
potencializar habilidades propias de la tarea que le brinden beneficios para su vida
cotidiana.

Desde la perspectiva fisioterapéutica la visión ergonómica brinda una amplia gama de


actividades a realizar en manejo del entorno en el que se desarrolla el movimiento corporal
humano en la vida laboral.

La ergonomía interconecta los aspectos de calidad de los servicios, la eficiencia de las tareas
y las condiciones propias del trabajo44. La actuación ergonómica está orientada al ajuste
entre las exigencias de las tareas y las necesidades y posibilidades de las personas, respecto
a las dimensiones físicas, psicológicas y organizacionales del trabajo.

El fisioterapeuta, tomando como piedra angular el movimiento, ve la ergonomía como una


estrategia activa en el diseño y adecuación de los sitios de trabajo, teniendo en cuenta que
la creación de estos espacios debe facilitar la potencialización de habilidades motoras.

Como ya hemos mencionado en reiteradas ocasiones en este texto, la potencialización de


las habilidades motoras y el condicionamiento físico son fundamentales en el desarrollo de
políticas de promoción de la salud por medio del movimiento. En el gráfico 2 se esquematiza
los beneficios en pro de la política general de una empresa saludable con relación al
mejoramiento del estilo de vida partiendo desde la programación de actividades.

Gráfico 2. Beneficios empresariales del mejoramiento en el estilo de vida.

Una vez analizadas las actividades que puede desempeñar el fisioterapeuta en promoción,
analizaremos las actividades a desarrollar en Salud Ocupacional en el campo de la
prevención, desde los parámetros de prevención primaria, secundaria y terciaria.

FUNCIONES EN PREVENCION EN SALUD OCUPACIONAL

Por prevención se entiende la designación de estrategias para reducir los factores de riesgo
de enfermedades específicas, o bien reforzar factores personales que disminuyan la
susceptibilidad a la enfermedad45.

En terapia física se entiende como el conjunto de actividades encaminadas a eliminar o


inhibir la presentación y desarrollo de problemas del movimiento, a través de la disminución
y/o control de la susceptibilidad o exposición a factores de riesgo o la modificación del
proceso de evolución y así prevenir complicaciones46.

La labor del fisioterapeuta para la puesta en marcha de un programa de prevención cinética


en una empresa dependerá de enmarcar el panorama de riesgos generales, en zonas
problema por exposición a algún factor de riesgo específico, para de esta manera dar
dirección a las acciones a realizar ya sea en prevención primaria, secundaria o terciaria.

* El panorama de riesgos se refiere a la técnica para detectar e identificar los factores de


riesgo existentes en un proceso que puede causar alteraciones tanto para la salud de la
población trabajadora como para la producción misma, incluidos sus elementos
materiales47. El fisioterapeuta debe detectar e identificar los factores de riesgo que puedan
alterar la competencia cinética del trabajador en su ambiente laboral.

Para la identificación de los factores de riesgo las variables que se deben determinar
claramente son: a) Proceso donde está presente el riesgo para la competencia cinética del
trabajador. b) Descripción del riesgo y su caracterización, para establecer si el factor es
intrínseco al proceso o si se origina en una condición especial del método o los medios de
producción.
A continuación se presenta una clasificación de factores de riesgo con la cual se puede
generar su propio panorama48.

Biológicos: se determina factor de riesgo biológico a la presencia de virus, bacterias, hongos,


animales, plantas en el sitio de trabajo que pueden llegar a producir procesos infecciosos
pulmonares, bronquitis agudas y crónicas entre otras, que para el fisioterapeuta se
constituye en un factor de riesgo cinético en el momento en que se ve alterado el
intercambio gaseoso entre otros procesos que determinan la condición cinética en la
realización de la tarea en el trabajador.

Eléctricos: este factor de riesgo se refiere al contacto directo, o indirecto con objetos
eléctricos o con el manejo de electricidad estática. Sus posibles efectos son, contactos
eléctricos con lesiones múltiples a nivel de los diferentes sistemas desde el tegumentario
hasta lesiones que comprometan totalmente segmentos corporales49, e inclusive sistema
nervioso central. El fisioterapeuta en el manejo de estos factores contribuye desde el diseño
de espacios hasta la organización del sitio de trabajo y el manejo de las habilidades cinéticas
en éste, todo esto en busca de evitar alteraciones de movimiento como consecuencia de
estos factores.

Ergonómicos: se habla de factor de riesgo ergonómico cuando éste influye en la interacción


ambiental, espacial y física del trabajo con el trabajador. Aquí encontramos actividades
básicas que son consideradas riesgo ergonómico entre éstas está el levantamiento de
cargas, transporte de carga, diseño del puesto de trabajo, diseño de herramientas que por
su mal manejo pueden conducir a lesiones del sistema osteomuscular, alteraciones
biomecánicas, alteraciones sensoriales entre otras que estarían modificando el movimiento
corporal del trabajador50.

Incendio y explosión: estos dos causales de pérdidas humanas y materiales, pueden ser
manejados desde su perspectiva de movimiento por el fisioterapeuta teniendo en cuenta
la distribución de espacios y el manejo de situaciones de estrés, sin embargo consideramos
que el manejo de este factor de riesgo puede estar mejor abordado desde otras disciplinas.

Físicos: dentro de estos factores encontramos el ruido, la iluminación, las temperaturas


extremas, las vibraciones y radiaciones ionizantes, radiaciones no ionizantes, humedad.
Estos factores pueden repercutir en el movimiento corporal humano, por ejemplo la
iluminación deficiente va ha llevar al trabajador a adquirir hábitos posturales específicos
que suplan la deficiencia en la visibilidad, las temperaturas extremas producen reacciones
fisiológicas propias tanto a nivel del sistema nervioso (conducción), cardiovascular,
respiratorio, entre otros, que van a determinar las características cinéticas del trabajador
en la realización de su tarea. Algunos de los posibles efectos son, trauma acústico, vértigo,
dermatitis, afecciones del sistema respiratorio, posturas inadecuadas, microtrauma
acumulativo en articulaciones y tejidos51,52.
Químicos: son considerados factores químicos a los polvos, humos, gases y vapores,
neblinas y rocíos, líquidos, sólidos. Sus posibles efectos son, irritación en conjuntiva o piel,
quemaduras al contacto con la piel, alergias, afecciones del sistema respiratorio, edema
pulmonar, asma, cáncer pulmonar, hepático, de vejiga entre otros53. Aquí el fisioterapeuta
desde sus conocimientos en movimiento corporal humano debe propender por programas
de sensibilización sobre la utilización de elementos de seguridad personal, de tal forma que
no se alteren los procesos propios de la cinética humana y los que se relacionan con ésta.

Mecánicos: los factores de riesgo mecánico son trabajo en altura, elementos cortantes,
punzantes y contundentes, superficies y elementos ásperos, material en movimiento,
maquinas y herramientas, transporte mecánico, partes en movimiento, material
proyectado, caída de objetos54. Los efectos por su no control son: contusiones, fracturas,
lesiones en tejidos blandos, cortaduras, amputaciones, laceraciones, entre otras.

En cuanto al control que el fisioterapeuta puede dar a este factor de riesgo se ofrecen varias
posibilidades, una de ellas el entrenamiento de habilidades motoras propias para la
ejecución de la tarea con herramientas de diferentes clases (móviles, no móviles, cortantes,
contundentes...), otro punto es el diseño y organización del sitio de trabajo según las
necesidades cinéticas de la tarea.

Locativos: dentro de estos factores encontramos defectos en escaleras, barandas, piso


(lisos, irregulares, húmedos), techos, presencia de estructuras que obstaculicen la
visibilidad, distribución inadecuada de espacios de trabajo, falta de orden y aseo, falta de
señalización, almacenamiento inadecuado. Sus posibles efectos son, hacinamiento de
equipos y puestos de trabajo, obstrucción de vías de acceso y circulación, tropezones y
caídas a nivel o altura, aumento en la probabilidad de ocurrencia de accidentes de trabajo;
para lo cual el fisioterapeuta debe, tomando como base la ergonomía, propiciar el ambiente
organizacional en la estación de trabajo que se requiera para un óptimo desempeño.

Psicosociales: cuando se habla de estos factores se hace referencia a la interacción entre el


ambiente de trabajo, las condiciones de organización del mismo con capacidades,
necesidades, aspectos personales de los trabajadores que pueden influir negativamente en
la salud, el rendimiento y las formas de vida, que significan convivencia y sociabilidad55.
Entre éstos encontramos la carga de trabajo, relaciones personales, niveles de
comunicación, estilos de mando, cooperación, niveles de comunicación, atención al público,
turnos y sobretiempos, monotonía y repetitividad, satisfacción personal, aislamiento,
desconocimiento, falta de destreza, con posibles efectos como estrés, alteraciones
psíquicas, cambios de comportamiento

Como ya se mencionó en la parte de las políticas de promoción, el fisioterapeuta, maneja


este factor de riesgo por medio de la potencialización del movimiento a través del
acondicionamiento físico, manejo de estrés, adecuación del sitio laboral, entre otras
actividades para de esta manera permitir una mejor interacción del hombre con su
ambiente y todos los beneficios que éstos conllevan en la productividad y en el desempeño
del trabajador.

Una vez identificados los factores de riesgo por zonas y áreas generales, se debe seleccionar
el sistema de control de riesgos considerando su eficacia, los costos y la facilidad de la
aplicación, lo que requiere un análisis cuidadoso de cada situación particular, el factor de
riesgo, el origen, la factibilidad de aplicación y el grado de control que puede obtenerse 56.

Este control se puede efectuar desde la fuente, el medio, y el trabajador57.

* Control de la fuente: consiste en la eliminación del riesgo en el lugar donde se produce,


sea máquina, equipo, herramienta u operación industrial. Es el sistema que ofrece mayor
eficacia ya que se supone que la causa del riesgo desaparece y únicamente requerirá un
seguimiento periódico para asegurarse de la ausencia de las circunstancias o elementos que
lo producen.

El fisioterapeuta utiliza los procesos ergonómicos, incluidos diseño y adecuación de


espacios para manejar el factor de riesgo cinético desde la fuente58.

* Control del medio: el medio es aquello que se interpone entre el origen del riesgo y el
trabajador59, para el control de éste el fisioterapeuta emplea también el proceso
ergonómico, rotación del personal y la adecuación y el diseño de espacios, manejando todos
los factores de riesgo cinético del medio que condicionen la ejecución de la tarea del
trabajador.

* Control del trabajador: este sistema debe ser paralelo con las otras medidas de control,
al emplear este método no se controla el riesgo sino que se impide que actúe sobre el
trabajador, las estrategias que puede utilizar el fisioterapeuta son la capacitación en pro de
estilos de vida saludable, entrenamiento de habilidades motoras específicas para la tarea,
condicionamiento físico y utilización de elementos de protección permanentes, entre
otras60.

Otro sistema que puede utilizar el fisioterapeuta para la prevención de alteraciones en la


competencia cinética es la vigilancia epidemiológica.

Un sistema de vigilancia epidemiológica es un proceso continuo para transformar las


condiciones con interrelación de tres elementos, información, análisis e intervención,
organizados para transformar las condiciones de vida y mejorar la competencia cinética a
través de la planeación, organización, ejecución y evaluación de las acciones emprendidas
para mejorar en este caso, las condiciones cinéticas de los trabajadores.

La vigilancia epidemiológica tiene como finalidad la prevención y control de problemas que


atenten contra la competencia cinética y la salud del trabajador.
Este proceso se inicia con la percepción de la población sobre sus problemas de salud que
puedan afectar el movimiento, posteriormente, será necesario establecer pautas y
protocolos para saber qué debe hacer el equipo de Salud Ocupacional frente a
determinados problemas, estableciendo adecuados sistemas de registro, información y
estadística.

El programa de vigilancia epidemiológica debe orientarse a identificar precozmente las


alteraciones de salud de los trabajadores, establecer indicadores que le permitan evaluar el
impacto del programa de Salud Ocupacional en la población trabajadora, informar a los
trabajadores sobre los factores de riesgo presentes en el ambiente de trabajo y ofrecer
soluciones oportunas, eficaces y eficientes para los riesgos presentes.

El fisioterapeuta debe analizar dentro de este equipo en qué condiciones se encuentra la


salud cinética de los trabajadores, sus alteraciones y plantear posibles soluciones en pro de
la salud laboral.

Para las condiciones de salud cinética de la población trabajadora y en su medio ambiente


básicamente el fisioterapeuta mira la accidentalidad laboral, los índices estadísticos de
accidentalidad en donde se tiene en cuenta la discapacidad, la limitación funcional, las
lesiones discapacitantes, la tasa de ausentismo por accidentes de trabajo y grado de
desempeño en todo el proceso productivo61.

Teniendo estos puntos el fisioterapeuta desde sus bases teóricas está en la capacidad de
hacer parte de una evaluación de factores de riesgo enfocándose en la morbilidad que
involucre factores cinéticos, presentes en la empresa para de esta manera tomar las
medidas necesarias para modificar o suprimir estos factores ya sean propios del individuo
o del ambiente.

Una vez hecho el análisis del panorama general de riesgos y vigilancia epidemiológica el
fisioterapeuta emprenderá las acciones preventivas necesarias, éstas pueden ser enfocadas
desde la prevención primaria, secundaria o terciaria.

PREVENCION PRIMARIA

Para determinar las acciones del fisioterapeuta en este nivel, partiremos del concepto de
prevención primaria que hace referencia a las actividades encaminadas a determinar
factores de riesgo que pudiesen llegar a causar cualquier tipo de alteración en la
competencia cinética, se busca entonces, dependiendo del factor de riesgo disminuir la
susceptibilidad del individuo a éste (modificando su proceso de evolución) o disminuyendo
la exposición del individuo a éstos.

Para modificar o disminuir la exposición del individuo al factor de riesgo es necesario


conocerlos, y analizar las tasas de morbilidad cinética y de accidentalidad laboral que creen
discapacidad y limitación funcional. En prevención primaria el fisioterapeuta lo que busca
es manejar el factor de riesgo para evitar la aparición de disfunciones primarias que
produzcan alteración del movimiento y conlleven a ocasionar limitación funcional y
discapacidad, afectando la salud y la actividad laboral del individuo. Además debe mirar
cómo el perfil psicológico, la parte motivacional, las destrezas y habilidades, pueden llegar
a incidir en el movimiento y por lo tanto alterar el desempeño del trabajador.

Los factores de riesgo que pueden alterar la capacidad cinética del individuo pueden
ubicarse en dos contextos: los que afectan al individuo de manera directa y los que afectan
al individuo desde el ambiente (gráfico 3).

Gráfico 3. Prevención primaria.

A) ¿Cómo prevenir las alteraciones cinéticas por factores de riesgo propios al individuo?

Para prevenir las posibles alteraciones de movimiento que sobrevienen a los factores de
riesgo se hace necesario el conocimiento de cuáles son y cómo afectan al individuo a tal
punto de causar alteración cinética.

Los factores de riesgo que afectan al individuo pueden ser intrínsecos o extrínsecos. Entre
los factores intrínsecos se encuentran, la predisposición genética a ciertas enfermedades,
el sexo, la raza, el somatotipo, la herencia, entre otros. En los factores extrínsecos
encontramos, el tabaquismo, el alcoholismo, la drogadicción, los estilos de vida, la
nutrición, estrés, entre otros.

El manejo fisioterapéutico del factor de riesgo intrínseco, hace referencia básicamente a


disminuir la susceptibilidad del individuo a este factor, es el caso de la predisposición
genética a las enfermedades degenerativas articulares, o la herencia biológica de
enfermedad coronaria o la hipertensión arterial (HTA). En estos casos lo que se busca es
generar programas en pro de estilos de vida saludables que decrezcan la posibilidad de
generación de estas patologías o trastoque su proceso evolutivo en favor de la salud de los
trabajadores.

Para esto, dentro del campo laboral, se debe tener en cuenta las habilidades que requiera
la tarea y las capacidades que posea el individuo, de forma tal que el tipo de cargas axiales
y la cantidad de resistencia cardiorespiratoria que posea la persona y necesite la tarea,
estén siempre dentro de los límites de no perjuicio a la salud del trabajador; sin generar
desgastes mecánicos, metabólicos, físicos, entre otros.
El manejo fisioterapéutico de los factores extrínsecos, lleva consigo crear estrategias que
concienticen y cambien el hábito cinético inadecuado, es decir, modifiquen y disminuyan la
exposición a este factor, para de esta manera disminuir la posibilidad de generación de
enfermedad por medio del control de un factor extrínseco que depende casi
exclusivamente de la conciencia que el individuo tenga de su bienestar.

El control de los factores extrínsecos se podría llegar a realizar gracias a la implementación


de programas específicos de acuerdo a cada factor que se requiera manejar, por ejemplo,
en el caso del tabaquismo, la implantación de un programa de «no fumadores» en la
empresa que busque disminuir la población fumadora y la creación de zonas específicas de
fumadores, además por medio de la actividad física se busca disminuir el monóxido de
carbono en sangre para aumentar así el transporte de oxígeno, disminuyendo la resistencia
al aire dado por el edema crónico de las mucosas de la vía respiratoria, para llegar así a
disminuir el grado de toxicidad pulmonar y a controlar la dependencia y disminuir en gran
medida el riesgo de presencia de enfermedad coronaria, bronquitis, enfisema, cáncer, etc.;
además de mejorar la capacidad aeróbica y resistencia cardiovascular, con lo que se logra
mejorar el rendimiento laboral y, por ende, la productividad para la empresa 62.

En el caso del alcoholismo y la drogadicción la implementación de campañas educativas en


pro de la actividad física como medio lúdico y de motivación emocional y social, busca
mejorar el aspecto conductual de la población expuesta a estos factores reduciendo la
dependencia física y psíquica gracias a la sensación de bienestar y placer general producido
por la actividad física.

En el caso del estrés la creación de programas educativos sobre su manejo, la


implementación de programas de ejercicios seguidos de relajación, reducirá la presencia de
enfermedades cardiovasculares y osteomusculares, tensión muscular, psicológica y fatiga,
incrementando la productividad y la efectividad en la realización de la tarea, pues según sea
la fase en la que se encuentre el estrés (alarma, resistencia, agotamiento), el organismo del
trabajador sufre diferentes respuestas fisiológicas a las que se condiciona la realización de
las diversas actividades, es así como, por ejemplo, en la fase de alarma, Selye afirma que,
en ésta se ponen en acción todas las reservas de energía del cuerpo y aunque todos los
componentes de los sistemas se encuentran involucrados en el proceso, uno de los cambios
más significativos es el aumento de la secreción de la hormona adenocorticotrópica por
parte de la glándula pituitaria, que provoca el aumento en la secreción de corticoides como
adrenalina.

Ahora bien, en la fase de resistencia desaparecen virtualmente las señales corporales de


reacción de alarma, sin embargo internamente continúan intensas y duraderas haciendo
que otros sistemas queden sin defensa o protección alguna. La fase de agotamiento aparece
luego de un proceso de acomodación al factor estresante terminando por agotarse la
energía, aumentando de nuevo el nivel de corticoides a niveles máximos63.
Todos estos aspectos deben tenerse en cuenta al momento en que se selecciona la tarea y
el personal para tareas específicas, ya que las cargas físicas o mentales elevadas pueden
generar niveles de estrés que repercutan en el desempeño del trabajador y su salud que se
expresan en sus procesos cinéticos; cuando el factor estresante aparece de forma ineludible
en la tarea se debe enseñar el manejo de estrés al trabajador por diferentes medios, uno
de ellos es la actividad física.

El implantar programas de estilo de vida saludable en la empresa pretende prevenir y


disminuir factores de riesgo y patologías como la hipertensión, desordenes causados por la
contaminación atmosférica, alimentación y automatización, además de ser un programa
que ayuda a controlar otros factores de riesgo como el tabaquismo y el estrés.

El análisis de las posturas individuales durante la realización de la tarea o la actividad es uno


de los medios del fisioterapeuta para prevenir alteraciones cinéticas a causa de malos
hábitos posturales. Debido a que todo trabajo para su realización requiere de una postura
determinada, las posturas inadecuadas además de ocasionar un esfuerzo adicional al
trabajador, causan un conflicto entre el ambiente mecánico externo (equipo mecánico
correspondiente al lugar de trabajo) y el ambiente mecánico interno (sistema
musculoesquelético), llevando a limitar la eficacia funcional del movimiento. Debido a esto,
los componentes musculares y nerviosos que participan en el mantenimiento de una
postura deben estar en perfecto equilibrio para dar estabilidad y coordinación al
movimiento64,65. Entre las posturas más utilizadas en el trabajo se encuentran la bípeda y la
sedente, descritas a continuación.

El trabajo en posición sedente disminuye la carga sobre extremidades inferiores, cuando


esta postura se asume con la espalda relajada, la curvatura lumbar se aplana en forma
compensatoria, la musculatura isquiotibial se relaja, el peso cae sobre los isquión y el sacro
y es soportado por los ligamentos más que por los músculos, esta posición también deforma
los discos intervertebrales, aumentando la tensión sobre la parte posterior de anillo fibroso
y el núcleo pulposo. La postura adoptada por la cabeza y el cuello están principalmente
determinadas por las demandas visuales de la tarea. La localización de los controles o
pantallas y los demás elementos que generen información visual pueden ocasionar una
flexión de cabeza, incrementando la actividad muscular con las correspondientes
consecuencias.

Por el contrario, la posición bípeda tiene mayor impacto en el cambio sufrido por la
inclinación de la pelvis hacia atrás, aplanando la curva lumbar y favoreciendo la postura
encorvada, aumentando el nivel de presión interna de los discos intervertebrales. Lo
anterior no sólo depende de la actitud postural del individuo, sino de la altura a la que debe
realizar el trabajo y del tipo de actividad, pues las personas que desarrollen un trabajo de
precisión deberán trabajar a una altura mayor debido a que la visión juega un papel
fundamental; en cambio los que desarrollen un trabajo en el que predomine el esfuerzo
físico deberán trabajar a una altura menor, ya que se debe aprovechar la fuerza de su
cuerpo; además la posición bípeda permite generar una gran fuerza muscular y
desplazamientos entre distintos puntos implicando una sobrecarga de los músculos de las piernas,
espalda y hombros, provocando fatiga física de manera precipitada (la fatiga se define como un
estado de homeostasis perturbada debido al trabajo y al medio ambiente del trabajo)66.

Es así como el fisioterapeuta, gracias a sus conocimientos de biomecánica, fisiología y ergonomía


debe realizar el análisis de posturas mirando de acuerdo a las fuerzas externas y las capacidades del
trabajador qué posición es la idónea para un desarrollo óptimo de la actividad que realiza,
permitiendo no sólo que la aparición de la fatiga sea tardía, debido a que el esfuerzo requerido será
mucho menor, sino la disminución del riesgo de enfermedad profesional67.

Por otro lado, al analizar las habilidades y destrezas que necesite el trabajador para llevar a cabo su
actividad laboral, el fisioterapeuta deberá mirar si la habilidad que tiene éste es la adecuada para
llevar a cabo su trabajo de manera eficiente y sin correr ningún riesgo para su salud, de no ser así,
se deberá realizar un entrenamiento de habilidades motoras al individuo para disminuir este factor
de riesgo potencial.

Otro factor de riesgo que se debe manejar es el perfil psicológico del trabajador, su parte
motivacional y organizacional pueden llegar a alterar su capacidad cinética en la realización de la
tarea, ya que el trabajador al no tener una buena relación con su medio tendrá una percepción
inadecuada del trabajo, afectando su salud y su desenvolvimiento laboral68.

Las reacciones psicológicas y fisiológicas que se presentan al estar alterada la parte motivacional,
comunicativa y emocional, pueden provocar en el trabajador distracción y estrés, causando
deterioro de la capacidad y productividad laboral, aumento en la probabilidad de ocurrencia de
accidentes laborales, alto ausentismo por enfermedad, baja iniciativa creativa y no sólo alteración
en la salud integral del individuo sino altos costos para la empresa.

B) ¿Cómo prevenir alteraciones cinéticas debidas a los factores de riesgo que se encuentran en el
ambiente?

Para determinar el factor de riesgo que lleva inmerso el ambiente laboral se toma como herramienta
la ergonomía. Ésta como estudio de la relación entre el hombre y su entorno de trabajo, lo toma
como un sistema dinámico, buscando que las condiciones físicas del individuo sean compatibles con
el ambiente laboral, la comodidad y la salud69; da la base para el estudio del ambiente de trabajo
evitando o retardando la presencia de alteraciones cinéticas.

Para ello se diseña y mejora el sitio de trabajo, los equipos y procedimientos de los trabajadores,
garantizando la seguridad, la salud y el logro eficiente de las metas del individuo y de la empresa.

El análisis ergonómico interconecta los aspectos de calidad de los servicios, la eficiencia de las tareas
y las condiciones propias del trabajo. La actuación ergonómica está orientada al ajuste entre las
exigencias de las tareas y las necesidades y posibilidades de las personas, respecto a las dimensiones
físicas, psicológicas y organizacionales del trabajo70.

En el análisis ergonómico se debe tener en cuenta, entonces, las fuentes generadoras de riesgo
ergonómico tales como: factores humanos individuales, ambiente organizacional, ambiente de
trabajo, diseño de la estación de trabajo y la prevención de accidentes de trabajo.
Se consideran factores humanos individuales el sedentarismo, sobrepeso, ansiedad y estrés, entre
otros, éstos dentro del ámbito de la prevención ya han sido considerados como parte de las políticas
generales en pro del bienestar empresarial desde el individuo.

El ambiente organizacional incluye los métodos de trabajo (tiempos y movimientos), jornada


laboral, programación de turno de trabajo, programas de selección, inducción o entrenamiento:
conocimiento de capacidades, habilidades y limitaciones. En general, lo que se busca desde el punto
de vista fisioterapéutico, en el ambiente organizacional, es determinar la capacidad del individuo al
desempeñar su tarea de una manera óptima frente a las demandas de ésta teniendo en cuenta la
periodicidad de la recuperación de los tejidos (óseo, muscular, ligamentoso, tendinoso, nervioso y
vascular); adaptación de ciclo circadiano, el manejo del estrés, connotación social y familiar a la
programación de turno de trabajo; factores que pueden modificar la labor cinética del individuo.
Además se debe tener en cuenta la participación activa del profesional de terapia física en la
inducción y entrenamiento al puesto de trabajo71.

En el ambiente de trabajo el fisioterapeuta debe analizar las condiciones ambientales generales


como el ruido, que lleva un aumento de la frecuencia cardiaca, vasoconstricción, aumento de la
frecuencia respiratoria y reducción de la atención y de la memoria inmediata la vibración, que puede
producir desde problemas a nivel óseo y articular hasta efectos vasomotores, trastornos laberínticos
y efecto de quemadura; la inadecuada iluminación, puede producir alteración en la coordinación
viso motora, dada por molestia, sobrecarga visual, cefalea, causando errores en la producción de
trabajo, lentificación de la cronaxia de movimiento y accidentes72.

Unas malas condiciones termo higrométricas pueden tener, en primer lugar, efectos fisiológicos
directos sobre las personas (frío: vasoconstricción, disminución de la frecuencia cardiaca,
respiratoria, hipotermia, etc.; calor: vasodilatación, aumento de la frecuencia cardiaca y
respiratoria, hipertermia, temprana aparición de fatiga)73, en segundo lugar puede afectar su
conducta, aumentando la fatiga y por tanto el riesgo de errores provocando daños a personas,
máquinas y productos, puede afectar además las actividades sensorimotrices y mentales de las
personas, dando lugar a una disminución de la atención, de la vigilancia, la destreza manual y la
rapidez, afectando su desempeño laboral74.

La organización en el sitio de trabajo se hace indispensable, ya que puede llegar a ser un factor
potencial de la seguridad, además de tener grandes ventajas económicas, estéticas y de salubridad
al disminuir los tiempos de producción y la aparición de enfermedad. El fisioterapeuta en este
aspecto debe estar pendiente de espacios, refiriéndose a los espacios de acceso en donde se debe
velar por prevenir golpes, tropezones o resbalones que interfieran con la realización de la tarea
(inclinación de rampas, manejo de herramientas, trafico peatonal o de maquinaria, almacenamiento
inadecuado, suelos resbaladizos...), y a los espacios dentro del puesto de trabajo, de tal forma que
permita realizar la tarea con las palancas adecuadas a la condición física del trabajador y a los
requerimientos cinéticos de la tarea.

Con relación al diseño de la estación de trabajo el fisioterapeuta participa enfocando su


conocimiento a la adecuación del puesto de trabajo según las características de los operarios,
partiendo de la importancia de minimizar movimientos de producción inútiles para reducir las
exigencias de la tarea, además se debe poner en cuestión todos los movimientos motivados por la
posición del trabajo, las dimensiones de la máquina y la situación espacial de los elementos de
control.
Para analizar estos aspectos se puede utilizar el estudio de los requerimientos musculares mínimos,
la dirección de los movimientos, la simetría de los movimientos, así mismo el análisis
antropométrico correspondiente a cada estación de trabajo, los factores ambientales que afectan
directamente la estación de trabajo (ruido, iluminación, vibración, temperatura), superficie en la
que se realiza la labor, herramientas o materiales aislados, posibilidad de alternancia de la posición,
uso de sillas y otros apoyos, paneles de control, diseño de tableros, sistema de señales, dimensión
de los comandos75.

* Dentro de la prevención de factores de riesgo, uno de los puntos de partida es el reporte de la


accidentabilidad laboral. Se entiende accidente de trabajo como «todo suceso repentino que
sobrevenga por causa o con ocasión del trabajo y que produzca en el trabajador una lesión orgánica,
una perturbación funcional, la enfermedad y la muerte»76.

Se considera que el accidente de trabajo es multicausal y la intervención del fisioterapeuta se


orienta a interrumpir la cadena de causalidad especialmente las causas primarias, es decir, las
ligadas a la presentación del evento o accidente.

Entonces esta intervención está dirigida a la protección de la salud mediante la vigilancia de los
movimientos específicos que tenga que hacer el trabajador para la realización de la tarea, los
sistemas de transmisión de fuerzas, el diseño de dispositivos manuales efectivos desde el punto de
vista ergonómico, el manejo de todos los factores psicosociales que condicionen la realización
segura de la tarea, desde el medio para evitar accidentes, el entrenamiento adecuado de praxias
complejas (si son necesarias) en la ejecución de la tarea, el manejo de estrés y todo lo que
corresponda a la organización y diseño del sitio de trabajo desde una perspectiva ergonómica, entre
otros.

PREVENCION SECUNDARIA

Las acciones del fisioterapeuta en esta área, calificadas como tempranas y oportunas, se dirigen a
trabajadores que presentan apenas indicios de posibles alteraciones en el movimiento corporal
debido a cambios aún reversibles en estructuras somáticas y/o psíquicas.

En prevención secundaria el fisioterapeuta debe manejar la disfunción primaria del trabajador


identificándola desde su estructura básica (la célula misma) y analizando las consecuencias para la
realización de sus movimientos y del movimiento en el proceso laboral que pueda producir o
aumentar esta disfunción, realizando este análisis no sólo desde el sistema biológico sino del social,
cultural y sociológico, evitando sus posibles complicaciones.

Todas las acciones profesionales del fisioterapeuta a este nivel deben llevar inmersa siempre una
intencionalidad en pro de la minimización o eliminación de toda discapacidad que se esté
presentando o pueda desarrollarse.
Para poder intervenir de manera eficaz el fisioterapeuta desde la perspectiva de prevención
secundaria deberá orientar sus acciones de igual forma al trabajador y al ambiente (Gráfico 4).

En el ambiente lo que se busca es detectar el factor de riesgo que está generando la alteración, de
tal forma que se modifique en pro de la salud cinética del trabajador o en lo posible se minimice o
se elimine.

Y en el grupo de trabajadores dependiendo de la vigilancia epidemiológica, se determinará la


población blanco de alteración cinética incipiente para de esta manera realizar campañas educativas
con un enfoque correctivo dependiendo de cada posible alteración y según las características
similares de las tareas. Por ejemplo, una detección de irritación del tracto respiratorio alto, que ha
ocasionado una disminución en la productividad, disminución de la resistencia y fatiga apresurada
en un grupo de pintores, nos harían generar un programa en donde se mire y detecte cuál es el
factor de riesgo, en este caso el no uso de la careta de protección de manera constante, para, con
base en esto, realizar un programa de concientización del uso de elementos de protección personal
y sus posibles consecuencias por mal o no uso de éstos.

Gráfico 4. Prevención secundaria.

Otro ejemplo es el caso de un aumento en la tasa de ausentismo en el departamento de


mantenimiento de una compañía automotriz; al revisar los causales de ausentismo se encuentra
que en la zona de hidrocarburos son frecuentes las fracturas de miembros inferiores, esguinces de
cuello de pie, dolor lumbar y leves laceraciones en piel. Lo que se encuentra al ir a la zona es un mal
manejo de las cargas al transportar los contenidos de hidrocarburos, lo que ocasiona
derramamiento de material, modificando las características de piso.

Entonces el fisioterapeuta debe llegar a generar programas de capacitación en pro de la


organización en el sitio de trabajo, para evitar caídas y pequeñas alteraciones al sistema
osteomuscular, además de crear conciencia de el uso de los aditamentos de protección en el
ejercicio de su trabajo y, por ende, en el de su movimiento corporal. La capacitación debe tener un
claro enfoque correctivo entonces hacia los malos hábitos de organización, protección y manejo de
cargas, además de tener un componente hacia el autocuidado.

PREVENCION TERCIARIA

En la prevención terciaria, las actividades se dirigen al trabajador que presentan discapacidades


permanentes (totales o parciales), resultantes de una pérdida estructural o impedimento funcional
irreversibles, con el propósito de potencializar sus posibilidades adaptativas a este hecho y a sus
consecuencias.

El fisioterapeuta, gracias a sus conocimientos en discapacidad, deberá manejar la disfunción


primaria, deficiencia y limitación funcional que presente el trabajador, analizando su capacidad
cinética para determinar junto con un equipo interdisciplinario la actividad laboral más apropiada
de acuerdo a sus habilidades, conocimientos y puesto de trabajo.

Para la intervención del fisioterapeuta en el equipo, éste debe partir de una evaluación y diagnóstico
fisioterapéutico que le permita determinar las potencialidades cinéticas que le den a la persona la
posibilidad de lograr una vinculación, ubicación o reubicación laboral, dando un manejo adecuado
a la discapacidad que se esté presentando.

Además, dentro de todo el manejo de la discapacidad de un trabajador, el fisioterapeuta debe


brindar asesoría a la empresa con respecto, por ejemplo, al manejo que el American with Disability
Act (ADA) tiene con relación a la contratación de personas discapacitadas77. Esta asociación habla
de cómo el fisioterapeuta debe proveer las condiciones ambientales, organizacionales y laborales
óptimas para que la persona discapacitada se pueda desenvolver sin riesgo y dentro de un ambiente
agradable y óptimo para realizar su actividad laboral. Teniendo en cuenta que estas condiciones
deben abarcar a todas las personas con discapacidad, desde el trabajador que presenta alergias
hasta el trabajador con cáncer o SIDA.

En esta parte, al manejar la discapacidad de un trabajador se hace necesaria la participación activa


de un equipo inter y multidisciplinario que aborde al trabajador desde todos los puntos de vista,
para lograr un diagnóstico y pronóstico preciso.

Como parte de este equipo, el fisioterapeuta por ser experto en el movimiento corporal humano y
discapacidad generada por alteración del movimiento puede realizar un análisis detallado del estado
de la función cinética del individuo determinando sus potencialidades y pronóstico con el fin de
ayudar a la vinculación laboral posterior.

En el ámbito de la Salud Ocupacional cuando ya se presenta una alteración orgánica (en cualquier
tejido) en un trabajador lo que se busca en primer momento es obtener la historia clínica laboral
completa de tal forma que se determine la conducta a seguir; en últimas, lo que se busca es ubicar
o reubicar el trabajador en el ambiente laboral de acuerdo a su potencial.

Para lograr una buena historia clínica se deben evaluar las habilidades del trabajador, conocimientos
y su puesto de trabajo, además de tener una completa revisión por sistemas en donde se cubra
desde las condiciones propias de la edad, características antropométricas, para una óptima
mecánica corporal, nivel endocrino y hormonal, estilo de vida, estado muscular, imbalances
musculares propios de la patología, estado psicológico, nivel de atención, balance, equilibrio,
propiocepción, función motora, función oromotora, función respiratoria, estado vascular e
integración sensorial78,79.

Dependiendo de la condición general que se detecte en el individuo se determinará la necesidad de


interconsulta o remisión con otros profesionales, para lograr armonizar al trabajador a las exigencias
de su trabajo, ya sea el mismo, con modificaciones, cambiando de trabajo o capacitándose para
cambiar de ocupación.

Al determinar la ubicación ocupacional del trabajador con discapacidad, se debe analizar si el medio
ambiente es adecuado para un óptimo rendimiento y mantenimiento de la condición de salud
existente, de no ser así, se deben realizar las modificaciones ergonómicas pertinentes en la estación
de trabajo para lograr una adecuada adaptación del ambiente laboral y facilitar el desempeño de la
tarea.

El fisioterapeuta entonces está en la capacidad de participar en todo el proceso de rehabilitación


profesional con una visión prevencionista desde la evaluación hasta la colocación y seguimiento del
trabajador en su sitio de trabajo, este proceso lleva inmersos procesos de orientación al trabajador,
en donde se le proporciona a éste conocimiento de sus posibilidades físicas, psíquicas e
intelectuales, así como los intereses, que le permitan elegir su mejor opción; adaptación y formación
del trabajador, que estarán determinados por los intereses propios del trabajador y sus
posibilidades cinéticas, en estos procesos se centran en la preparación y ajuste físico, mental y social
requerido por la persona con discapacidad, para adecuarse a las exigencias del medio familiar, social
y laboral80,81.

También podría gustarte