Está en la página 1de 5

Cambiamos de operador o contratamos por primera vez una

conexión de Internet fija y nos instalan un router (o


autoinstalamos, que es lo que está de moda) y ahí acaba
nuestra preocupación, a navegar se ha dicho. Pero lo cierto
es que no deberíamos olvidarnos de que ese aparato con
luces que nos plantan es la puerta que nos comunica con el
exterior y también al revés. Por eso es muy importante
saber cómo entrar en el router y configurar la
conexión.
Entrar puede resultar sencillo, pero hacer que tu conexión
gane en seguridad y calidad es una tarea que implica varios
pasos. Para ayudarte con esta tarea, a continuación te
vamos a contar paso a paso desde cómo acceder a la
configuración de tu router hasta establecer filtros para que
no se pueda conectar cualquiera o encontrar el mejor canal
para mejorar la velocidad de tu WiFi.
PUBLICIDAD

Cómo entrar en la configuración del


router: 192.168.1.1
Lo primero de todo es acceder a la configuración del router.
Lo más cómodo es usar un ordenador conectado a la red
WiFi del mismo router y teclear la siguiente dirección en
cualquier navegador: 192.168.1.1. Esos números
representan la puerta de entrada al panel de administrador
del router de la mayoría de los operadores, salvo en el caso
de Movistar, que el acceso es vía web.
En este punto tendremos que introducir el usuario y
contraseña, que en la gran mayoría de las ocasiones es
"admin" en ambos casos, y ese es el primer punto débil de
todo router. Mantener la configuración por defecto abre la
puerta a que cualquiera que logre conectarse a nuestra red
WiFi pueda entrar en la configuración del router.
Cómo configurar la conexión
Una vez hemos accedido al panel de configuración del
router veremos muchos menús y opciones que podremos
cambiar, pero no te aventures a cambiar datos, ya que
podrías quedarte sin conexión, aunque por suerte todos los
tienen un botón reset que pulsándolo varios
segundos reestablece la configuración inicial. A
continuación vamos a ver cómo configurar la conexión,
mejorando su seguridad y rendimiento.

Cambiar la contraseña de acceso al router

Para nuestra guía vamos a usar un router Comtrend,


modelo AR-5387, aunque la configuración de los routers
suministrados por los operadores es muy similar, por lo que
quizás los menús cambien algo pero serán muy similares.
En nuestro caso, para poder cambiar los datos de acceso al
router nos tenemos que dirigir a Management -> Access
Control, donde solo con introducir los datos de acceso por
defecto podremos establecer una nueva contraseña.

Cambiar el nombre de la red


Una vez ya nos hemos asegurado de que cualquiera que se
conecte a nuestro WiFi no pueda alterar la configuración de
nuestro router, toca hacer más difícil que se puedan
conectar a él. La primera medida, para evitar que se sepa a
qué compañía pertenece al router (que puede dar
facilidades) es la de cambiar el nombre de la red. Para ello
nos dirigimos a Wireless -> Basic y en el
apartado SSID cambiamos el nombre de la red al que
deseemos.
Otra opción más drástica pero que también puede ser muy
efectiva es directamente esconder la red, dejarla activada
pero que no sea visible a ningún dispositivo. Para ello
solo tendremos que hacer click en la opción Hide Point
Access de la misma ventana anterior. De esta manera, quien
quiera conectarse a nuestro WiFi tendrá que conocer
previamente el nombre de la red.

Cambiar la contraseña de la red WiFi


La siguiente medida, o la única que tomarían muchos, para
asegurar nuestro router es cambiar la contraseña que trae
por defecto. Dicha opción la encontraremos en Wireless ->
Security. En la opción Network Authentication podemos
seleccionar el tipo de seguridad que queremos emplear. Este
punto no es necesario cambiarlo si ya tenemos seleccionada
la opción WPA-PSK, si no la opción más segura es ésta.
En este punto tenemos que emplear la lógica. Si cambiamos
la contraseña por defecto para mejorar la seguridad de
nuestro WiFi tendremos que emplear una nueva
contraseña robusta, evitando contraseñas sencillas o que
empleen cumpleaños o similares. La mejor opción será
hacer una combinación de número y letras (mayúsculas y
minúsculas) que sea difícil de adivinar.

Filtrado por MAC de dispositivos


Otra medida de seguridad que puedes tomar para proteger
que indeseados se conecten a tu red WiFi es establecer un
filtrado de MACs. Ese palabrejo no es más que la matricula
del WiFi de cualquier dispositivo, y con ese número puedes
hacer que solo ciertos aparatos se puedan conectar o lo
contrario, que un dispositivo concreto no se pueda
conectar.
La posibilidad de hacer listas de MACs permitidas o no
permitida está en Wireless -> MAC Filter, donde has de
seleccionar Allow si quieres hacer una lista de MACs
permitidas (no dejaría conectarse a ningún otro dispositivo)
o Disallow si quieres restringir el acceso a ciertos
dispositivos concretos.