Está en la página 1de 4

Trabajo de:

Educación en Sociedad

Tema:
La Familia

Sustentantes y Matriculas:
Pieranllys Pérez Medina 15-MPSS-4-003
José Luis Martínez 15-MPSS-4-001
Laura Stefany Presinal 15-MPSS-4-005
Geidy De La Rosa 15-MPSS-4-010
María Mejía 13-EPDS-4-041

Facilitador:

Fecha de entrega:
22 de Marzo de 2019
Tema VI: La Familia

El presente tema a tratar es sobre la institución más importante para formar la


sociedad, esta es La Familia. La familia es la primera escuela de virtudes humanas
sociales, que todas las sociedades necesitan; por medio de la familia se introduce
en la sociedad civil a las personas.

Estructuralmente, la familia es “un conjunto invisible de demandas funcionales que


organizan los modos en que interactúan sus miembros” (Minuchin. 1974) y
contempla aspectos de su organización tales como subsistema, parentesco,
tamaño, limites, roles y jerarquía. La familia es polifacética y multifuncional y esto
se expresa en la variedad de tipologías existentes, las cuales se pueden agrupar en
tres bloques: tipologías tradicionales, familias de nuevo tipo y formas de convivencia
diferente a la familia.

Existe un vínculo entre dos personas que puede ser por consanguinidad, afinidad,
adopción, matrimonio u otra relación estable de afectividad, que se denomina
parentesco.

En otro orden, un momento histórico que cambió el transforma de estructura familiar


fue la industrialización. Los efectos de la industrialización en la familia han sido:
 debilidad de los lazos familiares,
 el avance tecnológico es uno de los causantes de las familias disfuncionales,
 embarazos a temprana edad,
 hogares monoparentales,
 aumento de divorcios y
 reducción de embarazos.

Schiamberg (1983) listó las siguientes funciones de la familia:


1) La socialización de los niños
2) La cooperación económica y la división de las labores
3) El cuidado, la supervisión, la monitorización y la interacción
4) Las relaciones sexuales legítimas
5) La reproducción
6) La proporción de estatus: estatus social; atribuido, como el orden de
nacimiento; y logrado, con base en el esfuerzo del individuo.
7) Afecto, apoyo emocional y compañerismo

La expansión del industrialismo, que produjo cambios en la estructura de parentesco,


ha también afectado la vida familiar en todos los lugares en los que ha ocurrido.
Desde el momento en que la tecnología industrial y la organización que usualmente
la acompaña han impuesto algunas exigencias semejantes en toda sociedad,
parecen producir resultados similares dondequiera que ocurren, no obstante las
diferencias en cultura y en organización social.

Al transformar los papeles y las relaciones ocupacionales entre el seno de la familia,


una economía industrial disminuye la necesidad de una familia extendida o
compuesta, la cual tenía funciones importantes en una economía agrícola o pastoral.

Otro efecto de la industrialización, ha sido el aumento de los divorcios. Estos se


conocen como la disolución del matrimonio, mientras que, en un sentido amplio, se
refiere al proceso que tiene como intención dar término a una unión conyugal. En
términos legales modernos, el divorcio fue asentado por primera vez en el Código
Civil francés de 1804, siguiendo por cierto aquellos postulados que veían al
matrimonio como una verdadera unión libre (para contraerlo basta el acuerdo libre
de los esposos), y al divorcio como una necesidad natural; en este sentido, el
divorcio moderno nace como una degeneración de un matrimonio vincular cristiano,
siguiendo la lógica de la secularización de éste, teniendo por cierto raíces
provenientes del Derecho romano.

Entre las principales causas del divorcio son:


 Situaciones críticas o problemáticas del matrimonio y de la vida.
 Problemas importantes de comunicación.
 Rutina y aburrimiento.
 Violencia intrafamiliar de parte de cualquiera de las dos personas, hacia la
pareja o hacia los hijos.
 Alcoholismo o drogadicción.
 Etc.

La incorporación masiva de la mujer al mercado de trabajo ha modificado los


patrones de funcionamiento de los hogares latinoamericanos. Aun cuando las tasas
de actividad más altas corresponden a las mujeres más educadas, la creciente
dificultad económica que hay en los hogares ha impulsado la integración de las
mujeres menos educadas. Así se está poniendo fin al sistema de aporte único en
los hogares más expuestos a la vulnerabilidad social.

Si bien los cambios demográficos han sido lentos, la incorporación de la mujer al


mercado laboral ha continuado a un ritmo ascendente. Diversos estudios han
demostrado que las mujeres en las etapas del ciclo reproductivo o al tener hijos
pequeños son las que se han incorporado en mayor proporción al mundo laboral.
Así mismo el aporte económico de las mujeres contribuye a una proporción
importante de los hogares situados sobre la línea de pobreza.