Está en la página 1de 3

YERIS DAJANA RANGEL GUTIÉRREZ

Materia
Docente

BIODIVERSIDAD COLOMBIANA, GRAN POTENCIAL POCO PROVECHO

Colombia es considerado un país megadiverso del mundo, albergando gran


cantidad de especies vegetales y animales, producto de gran orgullo, como reza en
cualquier informe de las instituciones, como lo hace el Ministerio de Ambiente y
Desarrollo Sostenible (2017) “Colombia es el segundo país del mundo con más
biodiversidad, actualmente tiene reportadas 1.889 especies de aves, 4.000 de
orquídeas, 2.000 en peces marinos, 3.000 de mariposas y 1.239 de macrohongos,
entre otros”.
Pese a ello es aún inexplorada pues los intentos por entender su conocimiento han
sido frustrados y poco socializados, iniciando con una primera expedición botánica
frustrada y nunca concluida, tanto así como para que los libros de mayores
compendios e inventarios de biodiversidad se encuentran únicamente en inglés
como es el caso de “A Guide to the Birds of Colombia” de Steven Hilty & William L.
Brown, un ejemplo triste cuando por cultura general todos los colombianos debemos
saber que Colombia es el país más diverso en avifauna y orquídeas de todo el globo.
Sobre lo que conocemos, es claro que en el Ranquin mundial “Colombia es primer
lugar en especies de aves y orquídeas. Es el segundo en el mundo en riqueza de
plantas, anfibios, mariposas y peces de agua dulce. Somos tercer país en número
de especies de palmas y reptiles. Ocupamos el cuarto lugar en mamíferos” (Instituto
Humboldt, 2017). Siendo este un potencial inigualable.
Un análisis del contraste basado en el reporte de Reporte de Estado y Tendencias
de la Biodiversidad de Colombia que realiza EL ESPECTADOR (2017) arrojando
que existe “un estimado de 56.343 especies” sin embardo también señala que “se
estima que cerca de 1200 especies están amenazadas en el país según la
información obtenida de la serie Libros Rojos de Colombia, la resolución 092 de
2014 y los criterios establecidos por la Unión Internacional para la Conservación de
la Naturaleza (UICN)… Un total de 1503 especies serían objeto de comercio” (EL
ESPECTADOR, 2017), y para rematar 96 especies introducidas consideradas como
alto riesgo de invasión.
Para entrar en un análisis de dicho contraste, es necesario entender de igual
manera los conflictos ambientales que han generado presión en nuestros
ecosistemas; para ello los problemas identificados por el Foro Nacional Ambiental
(2013) “Que hacer en Colombia”, son clasificados en tres orígenes: “1) La
deforestación de 5 millones de hectáreas desde 1990, el 29 % en el Caribe por
expansión ganadera, y otro 20 % más en la Orinoquia y la Amazonia, muchas por
cultivos de coca como en la Sierra de La Macarena; 2) La locomotora minero-
energética, que además exporta esa “degradación ambiental”, con Áreas
Estratégicas proyectadas por 2,9 millones de hectáreas en franjas interandinas y
por 17 millones más en el nororiente amazónico y 3) Ciudades “dispersas”, fruto de
la falta de planeación urbana.” (Suarez, 2018). Problemáticas que al revisarse sobre
el territorio nacional, campean de extremo a extremo.
El planeta funciona como un complejo sistema de interacciones y dependencias que
pocas veces se logra identificar, sistemas que se hacen más complicados y a la vez
más susceptibles de cambios cuanto más diversos sean. Aunque los ecosistemas
tengan una cierta capacidad de recuperación no es ilimitada, mucho menos que su
recuperación y consecuencias se mantengan al margen de las actividades
humanas; claro ejemplo de ello son las perdidas productivas derivadas de la
afección de los procesos de polinización por pedida de especies de insectos y aves,
o la aridización de suelos y desbordes de causes fruto del cambio de especies de
flora nativas por foráneas.
Al mirar el panorama mundial no se hace más alentador “la mitad de las especies
silvestres están en riesgo de extinguirse en los próximos 100 años (nada más que
en 3 generaciones)… Desde los años 80, hace poco, la población de vertebrados
terrestres ha disminuido en un 25%. Las especies marinas desde los años 90 han
disminuido en un 28%”(IHOBE, s.f) menciona el instituto de la comunidad Autónoma
del País Vasco.
“En los últimos 50 años, los seres humanos hemos cambiado los ecosistemas con
más rapidez y en mayores proporciones que en ningún otro período comparable de
la historia de la humanidad”. Son palabras del Secretario Ejecutivo del Convenio
sobre la Diversidad Biológica en el marco del Programa de las Naciones Unidas
para el Medio Ambiente (PNUMA) Ahmed Djoghlaf (Djoghlaf, 2012; citado por
IHOBE et al., s.f)
En el contexto planteado, se evidencia que un desconocimiento y sumado a
prácticas económicas y administrativas han puesto en riesgo una biodiversidad no
del todo desconocida y en algunos casos ignorada por los mismos actores
involucrados. Por ende la raíz de dicho desconocimiento y apropiación está en la
educación en este, al igual que en otros aspectos, sumado el poco interés por parte
de a quienes les funciona un país que desconoce sus riquezas y las intercambia por
“cristales que reflejan imágenes”.
Por simple responsabilidad con el mundo habitado, pero aun por servicios
ambientales ofrecidos por ecosistemas diversos como agua, comida, energía,
recreación, incluso bienestar y calidad de vida; debemos establecer mecanismos de
propagación, educación y apropiación del conocimiento de nuestra mega-
biodiversidad, así como estrategias de conservación y recuperación de especies, y
como consecuencia lógica inversión en desarrollo e investigación científica.
Por ultimo cabe plantear la pregunta ¿Qué celebraremos en el día de la
biodiversidad en Colombia el 11 de septiembre en un siglo? ¿Cómo
conmemoraremos la muerte de José Celestino Mutis?, con un panorama nada
prometedor hoy poco más de un siglo de su deceso.

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA

IHOBE (s.f). Por qué conservar la biodiversidad. Recuperado de


http://www.ihobe.eus/Paginas/Ficha.aspx?IdMenu=ec4cff3b-7bb7-465a-9d14-
0381ecd815f1&Idioma=es-ES
Instituto Humboldt (11 de septiembre de 2017). Biodiversidad colombiana:
números para tener en cuenta. Recuperado de
http://www.humboldt.org.co/es/boletines-y-comunicados/item/1087-biodiversidad-
colombiana-numero-tener-en-cuenta
Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Sala de prensa. (11 de septiembre
de 2017). Colombia celebra su biodiversidad. Recuperado de
http://www.minambiente.gov.co/index.php/noticias/3196-colombia-celebra-su-
biodiversidad
El Espectador, Redacción VIVIR (13 de septiembre de 2017). Así está la
biodiversidad en Colombia. Recuperado de
https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/asi-esta-la-biodiversidad-
en-colombia-articulo-712964
Aurelio Suárez. (5 de abril de 2018). ¿Qué soluciones debe plantear Colombia
frente al cambio climático?. Recuperado de https://www.bluradio.com/opinion/que-
soluciones-debe-plantear-colombia-frente-al-cambio-climatico-columna-aurelio-
suarez-174311