Está en la página 1de 4

TEMA: ANALISIS Y EVOLUCION DEL DESEMPLEO EN EL PERU DESDE

EL AÑO 2000 AL 2016

HISTORIA O ANTECEDENTES:

¿Qué es el desempleo?

Es la Situación en la que se encuentran las personas que teniendo edad,


capacidad y deseo de trabajar no pueden conseguir un puesto de trabajo
viéndose sometidos a una situación de paro forzoso".

Causas del desempleo

El desempleo es el ocio involuntario de una persona que desea encontrar


trabajo, esta afirmación común a la que se llega puede deberse a varias
causas. Las mismas que citamos a continuación:
Cuando existe un descenso temporal que experimenta el crecimiento
económico caracterizado por la disminución de la demanda, de la inversion y
de la productividad y por el aumento de la inflación. La actividad económica
tiene un comportamiento cíclico, de forma que los períodos de auge en
la economía van seguidos de una recesión o desaceleración del crecimiento.
En el momento que se da una situación en la que el número de personas que
demanda empleo sobrepasa las ofertas de trabajo existentes, debido a que los
elevados salarios reales atraen a un mayor número de desempleados a buscar
trabajo e imposibilitan a las empresas ofrecer más empleo.
ANALISIS:

El desempleo es uno de los temas de debate más importantes en relación con


el mercado laboral peruano. A pesar de esta importancia, la discusión
académica no ha llegado aún a niveles muy sofisticados y la mayor parte de los
estudios desarrollados en nuestro medio se han concentrado en la descripción
de este fenómeno.

Más aún, la mayor parte de las referencias disponibles se han concentrado en


el análisis de la tasa de desempleo abierto, indicador estático de amplio uso
internacional a nivel oficial. Sin embargo, para entender cabalmente las
diversas variantes en relación con el desempleo hay que tomar en cuenta la
gran movilidad laboral existente en el mercado de trabajo peruano.
En el presente documento precisamente se utilizan herramientas que permiten
explorar la naturaleza fundamentalmente dinámica de este fenómeno. En
particular se analiza las implicancias de incorporar la movilidad del estatus
laboral de los individuos sobre los análisis del desempleo.

Los principales hallazgos del estudio se pueden resumir en tres grandes temas:
El análisis de dinámica del mercado de trabajo general revela que existe una
gran movilidad en el estatus laboral de los individuos. En particular, se
encuentra que las principales transiciones laborales observadas ocurren entre
el empleo y la inactividad y no entre el empleo y el desempleo. Más aún, se
encuentra que existen inactivos permanentes (un 20% de la PET) e inactivos
temporales, siendo estos últimos quienes cambian frecuentemente de estatus
laboral.
Tomar en cuenta estas características del mercado laboral tiene importantes
implicancias en el análisis de la incidencia del desempleo. La gran importancia
de la inactividad plantea interrogantes conceptuales sobre la metodología de
clasificación de la fuerza laboral y respecto a las posibles diferencias entre los
desempleados y los inactivos temporales
. Ante ello, se plantea que es necesario adecuar los instrumentos de análisis a
un mercado cada vez más cambiante, ya sea incorporando eventualmente la
medición de la PEA habitual que toma como período de referencia un plazo
más amplio, o analizando la posibilidad de incorporar encuestas continuas que
cubran todo el año para tener una visión completa de todos los eventos que
ocurren en el mercado de trabajo.
Es importante también el análisis de los flujos de entrada y salida al
desempleo. Las personas que entran al desempleo pueden provenir del empleo
o de la inactividad, y cuando vienen del empleo puede ser por razones
involuntarias o voluntarias. Se encuentra que los despidos y las renuncias
explicarían – cada una – un 20 % del total del desempleo.
Los aspirantes representan sólo uno de cada 10 casos de desempleo, lo cual
constituye un cambio respecto a décadas anteriores. En el caso de los flujos de
salida del desempleo se encuentra que muchas personas, aproximadamente la
mitad, dejan el desempleo porque se convierten en inactivas y no porque
encuentran trabajo. Esto tiene importantes implicancias para el análisis de la
duración del desempleo.

El análisis de la duración del desempleo indica que la duración esperada


promedio es baja si nos referimos a la duración incompleta (unas 12 semanas),
pero la que duración completa es mayor (18 semanas y media).
El análisis econométrico que se realiza indica que la duración del desempleo
muestra dependencia positiva para el caso de las salidas a la inactividad y
dependencia unitaria con respecto a las salidas al empleo. Es decir, mientras
más tiempo se está desempleado el riesgo de salir a la inactividad crece
mientras que el riesgo de salir al empleo permanece prácticamente inalterado.
En otras palabras, las ofertas de empleo arriban a una tasa constante lo cual
puede llevar a la existencia de concentración del desempleo. En otras palabras,
la idea que la duración del desempleo es corta porque los empleos se crean y
destruyen muy rápidamente, no sería suficiente para explicar las diferentes
situaciones que se producen en el mercado de trabajo ya que una parte
significativa de los episodios de desempleo terminan en inactividad.

SITUACION DEL DESEMPLEO EN EL PERU ANTES DEL 2000

Uno de los hechos más conocidos del mercado laboral peruano es que las
tasas de desempleo son bajas. Esta afirmación resulta evidente si se observa
en nivel de las tasas de desempleo registradas en el país y se las compara con
las de otros países de latino América.
En el Perú el desempleo en la década de los noventa ha afectado a un 8% de
la población económicamente activa (PEA) porcentaje que se ubica en el
promedio de otros países en Latina América

La baja incidencia del desempleo mostradas por estas cifras contrasta con la
percepción que tiene la población respecto al desempleo según encuestas de
opinión aproximadamente un 40% de la población manifiesta que uno de los
principales problemas del país es el desempleo.
A nuestro juicio esto surge debido a que el desempleo es un fenómeno
eminentemente dinámico e indicadores estáticos como la tasa de desempleo
tienen limitaciones importantes para mostrar en su real dimensión todas las
variantes del problema.
En general el mercado de trabajo es un espacio muy dinámico donde se crean
y destruyen empleos muy rápidamente y, en particular, los desempleados nos
son los mismos de siempre. En este sentido el análisis del desempleo requiere
de indicadores y marcos analíticos dinámicos, que permitan evaluar fenómenos
usualmente no observados en las tasas del desempleo.