Está en la página 1de 11

Unidad 1 / Escenario 2

Lectura Fundamental

La ética y los retos de la sociedad


actual

Contenido

1 Problemas relacionados con la sociedad, el medio ambiente y la ecología

2 La ética y la moral en América latina

Palabras clave:
Ética, Moral, Pobreza, Desigualdad, Minorías
Introducción
Como ya ha visto y estudiado, la ética impregna toda la vida social. Está relacionada con los derechos
y deberes de los ciudadanos, con la estructura fundamental de este sistema social, político y
económico, y con la construcción íntima y fundamental de los seres humanos y miembros de la
sociedad.

En otras palabras, la ética no es ajena a ninguna actividad humana, de forma que se puede hablar de
una “ética médica”, una “ética profesional” y una “ética política”, por solo nombrar algunas.

La ética exige la coherencia personal, es decir, integridad, en el sentido que las acciones del individuo
estén en clara sintonía con su escala de valores y los calificativos morales de los mismos, para que
el actuar de los individuos dentro de la sociedad sea armónico con los valores existentes, que están
reflejados en la ley y así, impedir la desviación y deformación de los valores sociales, por medio de
los actos que van contra los demás individuos de la sociedad (crímenes y delitos) y la violación de los
derechos de los demás.

Sin embargo, este ejercicio ético conlleva una serie de problemas dentro de la aplicación a los
individuos y a la sociedad, entre los cuales se encuentran:

1. Problemas relacionados con la sociedad, el medio ambiente y la


ecología
En este campo de análisis de los aspectos éticos que influyen dentro del entorno del ser humano,
Hans Jonas (1999) introduce un nuevo precepto ético, recordando a Imanuel Kant, quién, a su vez,
trae el concepto del imperativo categórico y el imperativo de la responsabilidad, el cuál formula
de la siguiente forma: “Actúa de tal manera que los efectos de tu acción sean compatibles con la
permanencia de una vida humana auténtica sobre la Tierra”.

De acuerdo con lo anteriormente expresado, la mitigación de los efectos de la actividad humana


sobre la naturaleza, las relaciones sociales y su entorno están basados en la construcción de los valores
éticos que tiene la sociedad frente a la preservación de su entorno.

Así pues, la relación que tiene el ser humano con su entorno, expresada en las actuaciones con
respecto a la conservación y preservación del medio ambiente, está centrada en el desarrollo ético de
una sociedad.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 2
¿Sabía qué...?
El imperativo categórico es un concepto central de la ética kantiana, y
de toda la ética moderna. Pretende ser un mandamiento autónomo (no
dependiente de ninguna religión ni ideología) y autosuficiente, capaz de
regir el comportamiento humano en todas sus manifestaciones. Es decir,
es una norma independiente de cualquier influencia, que rige todas las
facetas y aspectos del ser humano.

1.1. Tratamiento ético a las minorías

El trato a las minorías, como pilar ético del mandato de acción de la Organización de las Naciones
Unidas, fue contemplado por la asamblea general en su resolución 47/135 del 18 de diciembre de
1992. (Organización de las Naciones Unidas, 1992).

Esta resolución se centra en la idea de que las minorías no sean discriminadas de ninguna manera
y en ninguna circunstancia. De esta forma, en el cuerpo de la resolución se cita: “La promoción y
protección de los derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales o étnicas, religiosas y
lingüísticas contribuyen a la estabilidad política y social de los Estados en que viven” (Organización de
las Naciones Unidas, 1992).

Siguiendo con esta idea, para llegar al cumplimiento de los acuerdos estipulados en la resolución, se
llega a dos procedimientos que garantizan una efectiva atención al problema de la discriminación a las
minorías. A continuación, se muestra sobre qué gira cada una de estas medidas:
1.1.1. Discriminación positiva

Este concepto, a diferencia de como se entiende tradicionalmente la discriminación, busca generar


mecanismos que garanticen el acceso transparente y adecuado a poblaciones vulnerables y con
características especiales a servicios y recursos. De esta forma, se reducen las brechas de acceso a
servicios básicos, y así se cumplen con los imperativos categóricos inscritos en la carta fundacional de
la ONU.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 3
1.1.2. Sistema de cuotas

El sistema de cuotas se centra en la idea de otorgar escaños especiales y asientos dentro de las
instancias de poder a representantes de poblaciones vulnerables y de sectores marginados de la
sociedad.

Estas leyes han sido promulgadas por casi la totalidad de estados del mundo, pero la idea de estas
circunstancias especiales es que desaparezcan en la medida que se alcance un satisfactorio estado de
igualdad. Así pues, se busca proteger el libre acceso de todos los ciudadanos a ser representados, y
a ser tenidos en cuenta dentro de sus particularidades y especificidades. De esta forma, se garantiza
que todos sus derechos y requerimientos, que la sociedad debe cumplir, basados en imperativos
éticos y morales, sean cumplidos.

1.2. Problemas éticos relativos a las prácticas homofóbicas

A pesar de los avances que se han visto en los últimos años con respecto a la aceptación y a la
discusión de los problemas relativos a la comunidad homosexual, sobre este hecho recaen muchos
prejuicios y señalamientos sociales que hacen que la población gay deba ser reconocida como sujetos
de protección de sus derechos y de conservación de los principios éticos y morales de igualdad, que
todas las sociedades y estados deben respetar y preservar.

Estas garantías son reconocidas y hechas efectivas mediante el ejercicio y cumplimiento de acuerdos
sociales expresados en las leyes. De esta forma, la población homosexual tiene la garantía de sus
derechos y de los valores éticos que la sociedad debe contemplar para su desarrollo.

1.3. Problemas relacionados con el ámbito profesional.

Las prácticas profesionales y laborales han venido evolucionando vertiginosamente desde las últimas
décadas debido a los avances en ciencia y tecnología, y en la garantía y reconocimiento de los
derechos a nivel mundial.

De esta forma, se ha buscado que todos los cambios sociales relativos a las prácticas laborales estén
regulados desde los códigos legales, que son quienes finalmente van a aterrizar todas las disposiciones
internacionales con respecto a los temas relacionados con el ámbito profesional.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 4
Estos códigos tienen profundas raíces filosóficas dentro de la concepción de lo que es la ética, pues
la columna vertebral de estos documentos es la percepción ética y moral de las prácticas relacionadas
con el mundo del trabajo.

De esta manera, Jeremy Bentham (1834) define por primera vez la deontología en general como la
“ciencia de los deberes o teoría de las normas morales”, es decir, la deontología es la rama de la ética
que busca que todas las acciones tengan un sustento o una base en el “deber ser” (Losada, casas,
2002). Así pues, toda la ética deontológica se centra en la idea del deber ser de las cosas, y este
deber ser está basado en los conceptos del bien y del mal dados por la moral.

De esta manera, la deontología es la base del desarrollo de todas las normas éticas que una sociedad
debe contemplar para lograr un desarrollo satisfactorio, y los profesionales deben conservar estas
normas de manera muy estricta para lograr un deber ser adecuado dentro del desarrollo de su
profesión. A esto lo llamamos ética profesional.

1.4. La ética de la globalización

La globalización, entendida como la interconexión social, política, económica, biológica, ambiental,


científica y, en general, de todos los renglones que rigen la vida de los seres humanos actuales, tal vez
es la piedra angular de la sociedad moderna.

Así pues, a partir de la idea de la globalización se puede afirmar que está centrada en la interconexión
de todo tipo entre los actores de la sociedad moderna, que pasa por medio de las relaciones
comerciales, los flujos migratorios y los intercambios culturales, los contactos biológicos y el libre flujo
de las ideas y la comunicación. Todo esto teniendo como base la plataforma tecnológica e informática
que actualmente posee el mundo.

Así como la globalización abre caminos muy amplios y ventajas enormes a los individuos, también
tiene una serie de problemas en sí misma. El primero de ellos es que, así como se globalizan las
ventajas de este libre flujo, también se comparten los problemas que este genera, es decir, aquello que
sucede en un pequeño lugar afecta directa o indirectamente al resto del mundo.

Y es aquí donde se ve la incongruencia entre los valores éticos anteriormente planteados; por
ejemplo, de los valores éticos que subyacen sobre el problema del correcto aprovechamiento de los
recursos naturales y el desarrollo de la sociedad moderna.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 5
1.5. La globalización de la pobreza

La globalización se mueve bajo el modelo del liberalismo económico, es decir, el libre flujo de los
mercados de capital y la libre influencia de la oferta y la demanda. Pero esta dinámica genera que
individuos no puedan acceder a los bienes y servicios ofrecidos por el sistema económico, de esta
manera se abre la brecha de la inequidad y la exclusión.

Bajo esta perspectiva, a pesar de que existen todas las vías para que los recursos puedan ser
equitativamente distribuidos entre toda la población, y cumplir con valores éticos de igualdad y
bienestar general para todos, a partir del supuesto que esto es moralmente deseable y bueno, en los
hechos reales no sucede de esta forma en la sociedad mundial.

Así pues, la pobreza puede ser definida como la incapacidad para acceder a los bienes y servicios que
brinda el modelo económico, y de esta forma, el cubrimiento de las necesidades básicas del individuo
se ve limitado.

Siguiendo con esta línea, se pueden vislumbrar dos clases de pobreza:

1.5.1. Pobreza absoluta

Según la oficina para el desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), la pobreza absoluta es “aquella que
afecta a las personas que viven con menos de un dólar al día, ingresos que resultan insuficientes
para cubrir las necesidades básicas relacionadas con la subsistencia” (ONU - PNUD, Objetivos
del milenio, 2000). Este tipo de pobreza la sufre el 10% de la población mundial, es decir,
aproximadamente 610 millones de personas. Es importante anotar que, estas son las personas que
reciben menos de un dólar al día, pero si se suman los que reciben menos de dos (2) dólares al día, la
cifra resulta en 1.800 millones de personas que son, aproximadamente, un tercio de la humanidad.

1.5.2. Pobreza relativa

Esta clasificación de la pobreza se mide en relación al consumo medio de cada país. Esto quiere decir
que: “hay un determinado número de personas que, aún poseyendo más de dos dólares al día, son
pobres e incluso pobres absolutos porque sus ingresos no les permiten acceder a los productos de
primera necesidad en el país en que viven”(FMI, 2002).

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 6
La tercera parte de los casos de pobreza (absoluta y relativa) se da en el tercer mundo. De esta
forma, el sistema económico que genera este tipo de desequilibrios y de brechas no es justo, y con
lo estudiado en el módulo, no se acerca a lo que se podría considerar como comportamiento ético o
moral.

Es pertinente observar que el mundo es capaz de producir bienes y servicios, lo que no hace
eficientemente es distribuirlos de forma equitativa entre toda la población. Esto genera un
desequilibrio y una incongruencia en la forma como se están tomando los parámetros éticos y morales
para las políticas de desarrollo del mundo. De esta forma, una de las consecuencias de la pobreza
es la aparición de integrantes de la sociedad que son marginados y excluidos por no cumplir con los
estándares de inclusión que la misma sociedad fija. La gran mayoría de estos individuos marginados
son habitantes de los países del tercer mundo, en donde no pueden acceder correctamente a los
bienes y servicios ofrecidos por la sociedad, pero también la exclusión se presenta en los países
desarrollados, en donde también hay importantes sectores de la población que se ven relegados
dentro la dinámica económica y social.

1.6. El reto a superar de la igualdad femenina

Las mujeres han sido tradicionalmente un sector en donde la pobreza se ha enraizado en una
proporción mayor, debido a la asimetría que estas tienen para acceder a los bienes y servicios de la
sociedad, de esta forma las mujeres no han podido acceder de una manera correcta a las dinámicas
económicas presentes dentro del mundo globalizado.

Ante esta situación, la comunidad internacional y las Naciones Unidas no han logrado que los
protocolos internacionales lleguen efectivamente a todas las mujeres del mundo. Esto va en contravía
directa de los parámetros éticos de igualdad de oportunidades y de reconocimiento de las diferencias,
expresados directamente desde su carta fundacional.

Las cifras al respecto son claras: “aproximadamente el 78% de los pobres del mundo son mujeres, al
igual que el 90% de las víctimas de la prostitución infantil, tres quintas partes de los menores que no
reciben educación escolar o los dos tercios de los 870 millones de analfabetos” (Informe de desarrollo
humano, PNUD – ONU, 2012).

Así pues, los informes del PNUD confirman que las cifras de desigualdad infieren que la vulneración
de los derechos de las mujeres y las brechas de pobreza aumentan, no solo dentro del tercer mundo,
sino del mundo desarrollado también.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 7
1.7. Problemas derivados de los flujos de población

Las migraciones siempre han estado dentro de la historia de la humanidad; las causas clásicas como el
comercio o la exploración han sido reemplazadas por las migraciones económicas que tienen su origen
en la búsqueda de mejores oportunidades para el cubrimiento de las necesidades básicas.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM): “El número de emigrantes en el
mundo ha pasado de 75 millones en 1965 a 191 millones en 2005, lo cual representa que casi 3 de
cada 100 personas son emigrantes” (OIM, 2005).

La estructura del comercio mundial se divide en un centro desarrollado y rico, y una periferia pobre
y surtidora de materias primas, básicas para las producciones manufacturadas y de servicios de las
economías del primer mundo, y hace que este tipo de asimetrías esté perfectamente aceptado e
insertado dentro de los valores y acuerdos básicos del mundo moderno.

De esta manera, los desafíos presentados por la globalización son gigantescos, ya que no representan
ningún concepto de construcción ética de las sociedades modernas, y no tiene ningún concepto de
beneficio y bienestar para la mayoría de personas del mundo. Así pues, se observa que la globalización
no ha logrado un desarrollo social, político ni económico para la totalidad de habitantes del mundo,
como lo sugiere la teoría. Sino que, al contrario, las diferencias y las brechas cada vez son más
grandes, y más difíciles de cerrar. Así pues, los imperativos que muestran que la construcción con
bases éticas y basadas en la moralidad, del bienestar para todas las personas, aún está muy lejos de ser
alcanzado.

2. La ética y la moral en América latina


Actualmente, América Latina es la región en el mundo donde se presenta en mayor medida el
fenómeno de la desigualdad, apoyado por la pobreza en sectores sustanciales de la población,
discriminación a diferentes niveles, acompañada de exclusión social y un sistema de justicia débil que
trae impunidad generalizada.

La exclusión social continúa siendo una de las principales características del devenir social del
continente. Estos fenómenos, anteriormente descritos, se asientan en una crisis generalizada de
valores éticos y morales en la región. Es decir, en América Latina se encuentra el terreno más fértil
para que esta serie de fenómenos aparezcan de manera generalizada en la sociedad.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 8
De igual manera, la participación política, el acceso masivo a la educación y el acceso sin restricciones
a la salud de todos los sectores de la población por igual sigue siendo restringido en todos los países de
la región (en mayor o menor medida).

Hablar de ética y moral en América Latina es aceptar que estos conceptos en esta parte del mundo
no garantizan el desarrollo de los individuos, ni el correcto desarrollo de las sociedades, sino que
favorece los intereses particulares de los grupos sociales favorecidos e insertados en la dinámica
económica de los países de la región.

La exclusión de enormes sectores de la población latinoamericana responde en buena medida a que


la mayor parte de los países no tiene políticas consistentes basadas dentro de conceptos de ética y
moral de cobertura universal, además que existe una fractura entre las políticas públicas, la ley y la
sociedad. En donde la ley, al tener un origen ético y moral, no tiene la capacidad de transmitir este
enfoque a los diseños de las políticas públicas y de igual manera, la sociedad civil se ve completamente
desprovista de un enfoque ético dentro de la aplicación de la ley por parte del Estado.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 9
Referencias bibliográficas
Fondo Monetario Internacional. (2002) Pobreza y desigualdad. FMI.

Losada, R. y Casas, A. (2008). Enfoques para el análisis político. Bogotá, Colombia: Pontificia
Universidad Javeriana.

Organización de las Naciones Unidas (PNUD). (2000). Objetivos del milenio.

Organización Internacional para las Migraciones (OIM). (2005). Flujos poblacionales y migraciones.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 10
INFORMACIÓN TÉCNICA

Módulo: Comunicación estratégica


Unidad 1: Fundamentación ética
Escenario 2: Los retos de la ética

Autor: Gabriel Clavijo

Asesor Pedagógico: Juan Felipe Mejia


Diseñador Gráfico: Diego Calderón
Asistente: Laura Delgado

Este material pertenece al Politécnico Grancolombiano. Por


ende, es de uso exclusivo de las Instituciones adscritas a la Red
Ilumno. Prohibida su reproducción total o parcial.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 11