Está en la página 1de 17
La mujer en la legislacion venezolana Helena Fierro Herrera * Revista de la Facultad de Ciencias Jurfdicas y Politicas, N° 100 Universidad Central de Venezuela Caracas, 1996 SUMARIO CAPITULO I. NORMAS PROGRESISTAS CONQUISTADAS 1) Constitucién Nacional. 2) Ley del Trabajo. 3) Cédigo de Comercio. 4) Cédigo Civil. 5) Cédigo Penal. 6) Cédigo de Enjuiciamiento Criminal. 7) * Helena Fierro Herrera failecié en Caracas cl 15 de febrero de 1996. Obtuvo su titulo de Doctor cn Ciencias Politicas en esta Casa de Estudios (1950), previa presentacién de la tesis de grado intitulada Homicidios. Inmediatamente después de graduada concurs6 por la beca post-grado de Ja Facultad de dicho aio: declarada ganadora, se especializé en Derecho Penal y Ciencias Criminolégicas, bajo la Gireccién del Profesor Grispigny, en la Universidad de Roma. Concluidos los cursos, estudié, a sus propias expensas, la misma especializacién, en la Universidad de Paris, por espacio de un afto. Entre 1948 y 1950 presté servicios en esta Facultad, ad honorem y.remunerados, en Seminario, Preseminario y actué como Secretaria del Seminario de Ciencias Penales (1948-1950) y Jefe de Trabajos Practicos de la Cétedra Derecho Penal, Seccién B, desde el 31-de enero de 1950 hasta julio del mismo afto, Ingresé en el personal ordinario el 7 de marzo de 1958, como Adjunta a la Direccién de! Instituto de Ciencias Penales y permanecié como tal hasta su jubilacién, a partir de! 24 de septiembre de 1987. Ejercié la docencia desde las cétedras de Ktaliano Juridico, Derecho Penal -I y Il- y dirigié tas Précticas de esta tiltima asignatura. Ascendié a Profesor Agregado en 1962 y a Profesor Asociado en 1972, previa presentacién del trabajo A instancia de agraviada por acusacién o querella de la parte agraviada. El Jurado Examinador -integrado por los doctores José Ramén Medina, José Ramén Berrizbeitia y Aquiles ‘Monagas- «tomando en consideracién la importancia det tema desarrollado, la originalidad y profundidad con que es analizada la materia en cuestién y los novedosos aportes que se ponen de relieve en su proceso de investigacién, asi como el cuerpo de sus conclusiones. altamente significativas para la doctrina y la practica del derecho procesal venezolano no (... vacil6) en solicitar para esta obra una menciGn honorifica, ala vez que (...recomendé) ampliamente su publicacidne, sin hacerse solidario de las ideas emitidas por la autora. El 14 de junio de 1979, el Congreso de la Repiblica la designé Primer Suplente de la Sala de Casacin Penal, Corte Suprema de Justicia, a la cual se incorpord en virrud de la falta absoluta producida por la muerte del Magistrado Doctor Antonio José Losada, y culminé el periodo constitucional en 1986. (248 Helena Fiera Herrera Ley sobre Derechos de Autor. 8) Ley de Vagos y Maleantes. 9) Ley de Educacién. 10) Estatuto de Menores. 11) Ley de Proteccién Familiar. 12) Ley de Impuesto sobre la Renta. 13) Ley del Seguro Social Obligatorio. 14) Ley de Reforma Agraria. CAPITULO II. NORMAS DISCRIMINATORIAS AUN VIGENTES 1) Cédigo Civil. 2) Cédigo Penal. 3) Cédigo de Comercio. 4) Cédigo de Procedimiento Civil. CAPITULO III. REFORMAS LEGALES SOLICITADAS CAPITULO I NORMAS PROGRESISTAS CONQUISTADAS En la época anterior al descubrimiento de América la situacién de la mujer podria decirse que era la sumisién incondiciona! y la privaci6n total de derechos civiles. Sin embargo ejemplos aislados en la historia y literatura nos hablan de mujeres excepcionales como la cacique Urimare de la zona de Sucre, Anzoategui, Margarita, hasta el litoral guairefio, bella y batalladora india caribe, quien dirigié la batalla de La Guaira contra los piratas del mar; las leyendas de amor de la princesa india Tibisay y de la misteriosa Maria Lionza. El régimen colonial espajiol no trae mejoras a esta situacién y slo conocemos en esta época el ejemplo de Isabel Manrique de Villalobos, Gobernadora de Margarita aproximadamente en 1524 quien por herencia de Reales Cédulas y Encomiendas llega a dicho cargo por muerte de su esposo nombrado Gobernador. Funda La Asuncién y su hija Aldonza Manrique fue igualmente por herencia, Gobernadora de Margarita. Es esta Dofia Isabel Manrique de Villalobos, la que habria de apadrinar a otra mujer célebre, la cacique Isabel, madre de Francisco Fajardo. La independencia Nacional conquistada al término de una guerra sangrienta que dura mas de-diez afios (1810-1824) acabando con més de 1/3 de la poblacién, arruinando al pais y en la cual las mujeres contribuyeron con patriotismo y abnegacién, hasta recordar como por ejemplo los nombres de