Está en la página 1de 7

TIPOS DE ECOSISTEMAS

A continuación veremos los principales tipos de ecosistemas, con sus


variaciones climáticas, biológicas y orográficas.
Ecosistema terrestre
El tipo de ecosistema terrestre está formado por toda aquella porción de tierra
que encuentra en los continentes o en el subsuelo de estos, pero que se
encuentran separados del mar.
Dentro de dicho ecosistema encontraremos que los seres vivos más numerosos
serán los insectos, de los cuales se conocen unas 900.000 especies, en segundo
lugar dentro del ranking encontraríamos a las aves con 8.500 tipos diferentes y en
un tercer lugar a los mamíferos con 4.100. dentro de este grupo podemos hacer
una serie de subapartados:
 Selvas tropicales: son ecosistemas densos en los cuales en un área muy
pequeña cohabitan varias tipos diferentes de especies. Se suelen encontrar por
debajo de los 1.200 m de altura y poseen una luz y una temperatura bastante
constante a lo largo del año.
 Bosques tropicales: tienen una gran vegetación con una gran diversidad de
especies vegetales, de las cuales resaltaremos enormes árboles, es en dichas
vegetaciones donde encontraremos diferentes tipos de especies animales,
dependiendo del nivel de altura donde nos encontremos. Suelen tener unas
precipitaciones anuales de 400 pulgadas.
 Bosques templados: los árboles, musgos y helechos suelen conformar este tipo
de ecosistemas. El clima en dichos lugares suele variar entre invierno y verano,
perdiendo en inviernos las hojas los árboles.
 Tundra: se caracteriza por tener un clima frio, de hecho el suelo permanece
helado durante gran parte del año, descongelándose en verano. La pluviosidad es
muy baja por lo cual no suele albergar muchas comunidades de seres vivos. No
encontraremos por tanto una gran vegetación, sino que al contrario, lo que habrá
será musgos, líquenes y algunas especies arbóreas de pequeño tamaño.
 Taiga: es el paso entre las regiones climáticas templadas y las árticas, y suele
determinarse por su vegetación de coníferas. Suele además presentar
temperaturas por debajo de los cero grados durante medio año y el resto de los
meses es hábitat de las aves migratorias y de los insectos.
 Desierto: apenas tiene un 25% de precipitación anual, por otro lado abarca el
17% de nuestro planeta. Tenemos que advertir que la fauna y la flora serán
bastante escasos en la mayoría de sus partes, dentro de esta encontraremos:
 Sabana: son las denominadas praderas tropicales, en las cuales encontraremos
pocos árboles, aunque si encontraremos un gran número de herbívoros y
carnívoros.
 Praderas: no encontraremos ningún árbol, solamente encontraremos hiervas,
altas, medias y largas.
 Montaña: encontraremos una gran diversidad de fauna y flora, en las zonas más
altas, las condiciones de vida de hacen casi imposibles, por lo cual
encontraremos una pequeña proporción de vegetación (no árboles) y las pocas
comunidades de seres vivos que encontraremos poseerán una gruesa capa de
piel.
En esta otra lección de unPROFESOR te descubrimos las partes de la Tierra.

Ecosistema Acuático
Siguiendo con nuestra lección sobre los diferentes tipos de ecosistemas y sus
características, nos detenemos ahora en todo lo que concierne a los ríos, lagos y
océanos. Las diferentes especies que encontraremos en dichos espacios tendrán
una gran similitud, podemos dividir dicho ecosistema en agua dulce y agua salada.
Por otro lado debemos de saber que dicho tipo de ecosistema representa el 75%
de nuestro planeta. Dentro de este podemos encontrar diferentes comunidades de
seres vivos como son:
 Bentónico: se encuentra en el fondo de los ecosistemas y están formadas por
algas.
 Nectónicos: son animales que tienen un fuerte nivel de desplazamiento y usan
las corrientes acuáticas para desplazarse a mayor velocidad.
 Plactónicos: son seres vivos que flotan en el agua y son arrastrados por la
corriente, es decir, no tienen movilidad alguna.
 Neustónicos: viven también en la superficie marina y son arrastrados por la
corriente al igual que los anteriores.

Ecosistema aéreo
Es un ecosistema de transición, es decir, que no es habitado permanentemente
por ningún ser vivo, pues deben de bajar al ecosistema terrestre para descansar,
alimentarse,… por ello en muchas ocasiones se suele meter dentro del
ecosistema terrestre.
Otros tipos de clasificación de los ecosistemas
Podemos decir que además de los tipos de ecosistemas que hemos visto con
anterioridad, hay otra manera de resumirlos:
 Ecosistemas naturales: en los cuales el hombre no ha actuado para su
formación como son los lagos, desiertos o bosques.
 Ecosistemas artificiales: el hombre ha intervenido en su formación como son
las presas, los jardines…
También se pueden clasificar según el tamaño y, es así, como tenemos estos dos
tipos:
 Microsistemas: podemos decir que son elementos muy minúsculos como puede
ser una gota de agua o una maceta, entre otros objetos,…
 Macrosistemas: estos elementos pueden ser un océano, una cordillera, un
desierto,….

Ecosistema marino

Se trata del mayor tipo de ecosistema, ya que cubre la mayor parte de la


superficie terrestre: el 70%, aproximadamente. A pesar de que grandes
extensiones de los diferentes océanos tienen poca concentración de vertebrados,
el agua rica en minerales que contiene bulle de vida por prácticamente todos
lados.
Destacan los pastos marinos de algas, los arrecifes de coral y las fumarolas de las
grandes profundidades marinas.
Ecosistemas de agua dulce
Los lagos y los ríos también se basan en el agua, pero son ecosistemas muy
distintos a los de los mares y océanos.
A su vez, hay diferentes subtipos de ecosistemas de agua dulce: los sistemas
lénticos, los lóticos y los humedales. Los primeros están compuestos por lagos
y estanques, y en ellos el agua se mueve muy lentamente. Los segundos, en
cambio, están formados por ríos, en los que el agua se desliza con rapidez a
causa de la gravedad y el relieve del paisaje. En los humedales, los elementos del
ecosistema están saturados de agua.
En esta clase de ecosistema predominan tipos de vertebrados de tamaño medio o
pequeño, dado que no hay mucho espacio en el que desarrollarse. Algunos de los
animales más grandes que podemos encontrar son peces de la talla del siluro o
del esturión, ciertos tiburones que remontan ríos (como el tiburón toro), rayas y
una especie de foca que habita en los lagos de Finlandia.

Ecosistema desértico
Los desiertos se caracterizan por la bajísima frecuencia con la que hay
precipitaciones. Ni la fauna ni la flora es muy variada, ya que pocas formas de
vida grandes pueden subsistir en condiciones tan duras, y por eso
alteraciones en una especie produce efectos en cadena muy severos.
Los cactus y ciertos arbustos de hoja fina son plantas típicas de los desiertos,
mientras que los reptiles, algunas aves y mamíferos de talla mediana o pequeña
también pueden llegar a adaptarse bien al clima.
Ecosistema montañoso

Los relieves muy pronunciados forman montañas y altiplanos cuya verticalidad


forma otra clase de ecosistema a causa de las condiciones climáticas y
atmosféricas características de estas áreas. En estas zonas la vida animal suele
ser muy notoria en zonas bajas y medias, aunque no en los picos escarpados.
Animales como los rebecos, los íbices y ciertos tipos de lobo, así como las aves
rapaces como los buitres y las águilas, suelen ser frecuentes en este hábitat. Por
otro lado, en zonas nevadas la biodiversidad se reduce, y las formas de vida
deben procurar camuflarse.

Ecosistema forestal
Este tipo de ecosistema se caracteriza por la densidad de árboles o de flora en
general. Puede dividirse en selva, bosque seco, bosque templado y taiga. En los
casos en los que hay muchos árboles juntos, la diversidad de especies animales
suele ser muy alta.
Hay que tener en cuenta, sin embargo, que la altura juega un papel importante
en la presencia de flora. En muchos lugares. Por encima de los 2500 metros
sobre el nivel del mar no crecen árboles.
Los bosques son extensiones arboladas en las que prima la presencia de unas
pocas especies de árbol.

Ecosistema artificial
El ecosistema artificial es aquél en el que la acción del ser humano ha creado
espacios radicalmente distintos a los que existían hasta hace unos pocos
milenios.
La presencia de edificios, rascacielos y grandes extensiones cubiertas por luces,
cemento y pavimento hace que algunas especies se adapten a estos entornos y
otras no. Algunos ejemplos claros de estos animales pioneros son las palomas y
las cotorras argentinas de muchas grandes ciudades del mundo, así como los
gatos. Estos animales se benefician de la abundancia de comida y de la relativa
ausencia de depredadores que se deriva de la presencia de humanos en las
proximidades.

POBLACIÓN DE ANIMALES

se entiende al conjunto de individuos de la misma especie que poseen unas


características propias del grupo y que habitan en un área geográfica
determinada. Entre la características que identifican a la población de animales
destacan su densidad, natalidad o mortalidad, la edad de los animales, su
movimientos a otras zonas geográficas o los cambios relacionados con el número
de animales.

El lugar o espacio físico donde vive el animal se denomina hábitat. El nicho


ecológico responde a una concepción más amplia, concretamente desde el punto
de vista biológico se tiene en cuenta factores relacionados con sus funciones
dentro de la población, así como las relaciones de competencia que el animal
tiene frente a otras especies.

La comunidad biótica es el conjunto de poblaciones ubicados en un determinado


área geográfico denominado biotopo. En la comunidad biótica
existen grupos denominados mayores, los cuales están organizadas para ser
independientes, y grupos menores, que depende de otras poblaciones para
sobrevivir. Desde el punto de vista de las especies que habitan en una comunidad,
se consideran dominantes a aquellas que ejercen mayor grado de influencia.

Pueden existir comunidades de transición, ecotono, en estos casos la diversidad


de especies es mayor, es lo que se denomina como efecto borde. Un ejemplo lo
tenemos en las marismas donde se encuentra abundancia tanto en flora como en
fauna.

Características relacionadas con la población de animales


Densidad: número de animales que pueden vivir por unidad de superficie o
volumen. La densidad puede ser bruta, número de animales por unidad de espacio
total; y densidad relativa, número de individuos por unidad de espacio colonizable.

Natalidad: hace referencia a la frecuencia de nacimientos de animales en la


población. La natalidad absoluta o máxima se refiere al número de descendientes
que podrían surgir en la población en condiciones óptimas. La natalidad real o
ecológica es la que realmente se produce.

Mortalidad: a diferencia de lo anterior, es la pérdida de animales en una


determinada población. La mortalidad puede ser mínima, que expresa las pérdidas
de la población en condiciones normales desde el punto de vista de la edad o
expectativa de vida del animal; y mortalidad real, en este caso se estudia la
mortalidad realmente existente en un determinado área poblacional.

Distribución por edad: la edad del animal está condicionada a su capacidad


de reproducción, se trata de un criterio que sirve para distinguir diferentes
poblaciones:

– Población en expansión: mayor número de individuos jóvenes, por consiguiente


mayor capacidad de reproducción.

– Población estable: las edades de los animales se distribuye de manera uniforme.