Está en la página 1de 5

Instituto Bach – Escuela de Técnicas Psico – Homeopáticas Farma Green

AUTOESTIMA:

POSICIÓN EXISTENCIAL
Y FLORES DE BACH

Suele suceder que una vez identificados los mandatos negativos impresos en
nosotros, sea necesario reajustar o modificar también nuestra Posición Existencial.
La información y el conocimiento son esenciales en esta etapa. Gracias a ellos,
podremos identificar, en una primera instancia, cuál es nuestra Posición Existencial en la
vida. Al tomar conciencia de nuestros mandatos negativos conoceremos, al menos en parte,
las causas que nos llevaron, en nuestra primera infancia (alrededor de los 8 años) a decidir
esa Posición Existencial y de manera opuesta, cuando “actuamos” desde alguna de las
posiciones existenciales “patológicas”, actuamos nuestros mandatos desde allí para
justificar nuestra posición existencial y manipulamos situaciones para poder cumplir con
estas decisiones tomadas.
El conocimiento actualizado, real, se ubica en nuestro Adulto. Pero, así como los
mandatos están grabados en el Niño Adaptado, la Posición Existencial fue tomada por el
Pequeño Profesor. Esa decisión fue tomada sin datos precisos, guiándose por su intuición,
y con falta de conocimientos, sin los datos ni la comprensión de los hechos característica
del Adulto. La información que recaba el Adulto en el presente es necesaria para ser tenida
en cuenta para lograr el cambio, pero esa información no opera sobre las emociones
asociadas a las situaciones que actúan como disparadores.
Algunos medicamentos homeopáticos y algunas esencias florales del Dr. Bach,
pueden proporcionar el medio adecuado para influir positivamente sobre esas emociones
(carga energética), lo cual nos facilitará la tarea de modificar nuestra Posición Existencial,
con miras a lograr un bienestar integral. El objeto es actuar desde la posición existencial
realista Yo estoy Bien (con mis limitaciones y defectos) / Ellos están Bien (con sus
limitaciones y defectos), ésta es la única posición no patológica dado que las otras, a la
larga, suelen causar serios problemas.
Un ejemplo de reconocimiento de esta posición existencial en la Filosofía del Dr.
Bach figura cuando nos enseña que:
“. . . que en toda alma viviente hay algo bueno, y que en los mejores de nosotros
hay algo malo”.
Recordemos que la Flores trabajan sobre las emociones, las que se ubican en el
Niño. Como ya hemos dicho, para lograr el cambio de Posición debemos desarticular las
emociones ligadas a ella, y que no podemos, o resulta más difícil lograrlo sólo desde el
conocimiento y el razonamiento.
La mayoría de estas psicoterapias, incluyendo las psicoanalíticas, tienen como
objetivo la ampliación del campo de conciencia, “hacer conciente lo inconsciente”, como
dijo Freud. Si bien este fenómeno se daría concomitantemente con una modificación

www.institutobach.com.ar floresdebach@argentina.com
Instituto Bach – Escuela de Técnicas Psico – Homeopáticas Farma Green

energética, lo que se expresa en cambios emocionales, en la práctica este objetivo no se


logra tan frecuentemente como sería de esperar. Hoy priman más las defensas del tipo de la
disociación que las de la represión, siendo a mi juicio las primeras más difíciles de resolver
a través de la palabra que la segunda. Esto hace que la mayoría de los pacientes adquieran
más un conocimiento intelectual, que una verdadera ampliación del campo de conciencia
con su lógico correlato emocional, es decir energético. Cuando se habla de “correlato
emocional”, no nos referimos a la descarga emocional, sino a un cambio en la calidad de la
emoción. En estos casos, la asociación de la psicoterapia con los remedios florales del
Sistema Bach es utilísima, porque al actuar estos en el plano energético, provocan
modificaciones energéticas que facilitan la elaboración.
¿CUÁLES SON LAS FLORES DE BACH A UTILIZAR PARA SALIR DE LAS
POSICIONES EXISTENCIALES PROBLEMÁTICAS?

Posición Existencial: Yo estoy bien / tú estás mal:

Las características fundamentales de esta posición son: querer ser perfecto, ya que
el afecto de tus progenitores (o sustitutos) provenía, en la primera infancia, de cumplir
correctamente con lo que se esperaba de ti, es decir que era condicional. Esto te pudo
llevar a no tener sentimientos, con el objetivo de ocultar el dolor que te producía el captar
que no eras querido por lo que eras, sino por lo que tenías que hacer, representar o
demostrar.

A su vez, esa misma condición te llevó a aprender a postergar tus necesidades y


deseos auténticos, anulando tu capacidad y tiempo de gozar y disfrutar para poder
sobrevivir o incluso por proteger y cuidar a los que te rodeaban y criaban, sin tomarte en
cuenta y sin poder pedir ni protección ni ayuda, pues para ti sería una derrota

Emoción básica predominante: RESENTIMIENTO, que se traduce en expresiones como:


“me las van a pagar”, “a mi nadie me manda”, “los voy a reventar”, “no se puede confiar en
nadie”.

Flor asociada: Willow

Esta flor está ubicada por el Dr. Bach en el grupo “Para el desaliento o la
desesperación”, y dice acerca de ella:

“Para quienes han sufrido una adversidad o una desgracia que les resulta difícil
aceptar sin quejas ni resentimiento, pues juzgan la vida de acuerdo con el éxito que aporta.
Sienten que no han merecido una prueba tan grande, que es injusto, y se vuelven
amargados. A menudo ponen menos interés y son menos activos en aquellas cosas de la
vida que antes disfrutaban.”

La persona con características de Willow, además de ser resentida y amargada,


generalmente culpa a los otros por su “desgracia”, es decir que no se hace responsable.
www.institutobach.com.ar floresdebach@argentina.com
Instituto Bach – Escuela de Técnicas Psico – Homeopáticas Farma Green

También puede sentir lástima de sí misma, ser “quejosa”, y mostrarse o sentirse irritable y/o
deprimido. La realidad es siempre vista como negativa. La lección que se debe aprender es
asumir la responsabilidad de la propia vida en forma positiva, por lo tanto:

Una persona con características Willow que se encuentra en la Posición


Existencial “yo estoy OK – tú estás OK”, es alguien que ante los problemas que debe
enfrentar y solucionar, no culpa a los demás, ni adjudica a otros la parte de
responsabilidad que le compete, sino que la asume y, en forma adulta y positiva, hace
su mejor esfuerzo por solucionar esos problemas.
Si en el proceso de revisión de los mandatos y toma de decisión para salir de esta
posición existencial aparece el sentimiento de rencor, resentimiento, bronca o amargura, se
utiliza Willow para facilitar el pasaje a la posición OK OK.

Posición Existencial Yo estoy mal / tú estás bien

Esta posición está caracterizada, fundamentalmente, por la falta de confianza e


inseguridad en uno mismo. Es habitual que cuando te encuentras en Yo estoy mal- Tú estas
bien, sientas que eres un inútil que no te vales por ti mismo, y necesitas de los otros en
toda circunstancia. Tus pensamientos más frecuentes son “no sirvo”, “lo que hago no
sirve”, y “no puedo o no sé pensar”, lo que te lleva a colocarte por debajo de los otros, y a
creer que no puedes competir
Así, se genera un sentimiento agresivo que sólo diriges contra ti mismo, al que
denominaremos FRUSTRACIÓN. Hay un intenso temor al fracaso.

Emoción básica predominante: la falta de confianza, que se traduce en expresiones como:


“yo tengo la culpa”, “no merezco que me quieran”, “no me atrevo”, “esto me pasa
solamente a mí”.

Flor asociada: Larch

Esta flor se encuentra ubicada en el mismo grupo que Willow (para el desaliento o
la desesperación), y textualmente, El Dr. Bach nos dice acerca de ella:

“Para los que no se consideran tan buenos ni tan capaces como quienes lo
rodean, que esperan el fracaso, que sienten que nunca van a alcanzar el éxito y por eso no
se arriesgan, ni hacen un intento suficientemente fuerte para lograrlo”.

Es la flor adecuada para aquellas personas que se sienten inferiores a los demás, y
por lo tanto ni intentan alcanzar ninguna meta, por que creen que el éxito, para ellos, es
imposible. Son personas inseguras, que no confían en sus propios juicios ni en sus propios
valores. Por esto, admiran profundamente el éxito de los demás. Consideran que ellos
siempre van a fracasar. La cualidad que deben trabajar en la confianza en si mismos.

www.institutobach.com.ar floresdebach@argentina.com
Instituto Bach – Escuela de Técnicas Psico – Homeopáticas Farma Green

La lección que se debe aprender es que el fracaso no tiene valor absoluto; son,
simplemente, experiencias, y aprender a tener las riendas de nuestra vida a pesar del miedo.

Por lo tanto, una persona de características Larch que se ubica en la posición


existencial “Yo estoy bien – tú estás bien”, es alguien firme en la determinación a
vencer, y resuelta en su voluntad para alcanzar sus metas con idoneidad.

En el proceso de cambio de la posición existencial, se utiliza para la inseguridad


de la propia persona y para el sentimiento de inferioridad.

Posición existencial Yo estoy mal / tú estás mal


El mensaje grabado en la primera infancia correspondiente a esta posición es: No
vivas. Este mensaje usualmente genera un gran sentimiento de culpa, justamente por estar
vivo. Hay una constante sensación de que “afuera está todo mal”, pero como tú también te
encuentras mal, por el “no vivas” y por la culpa, siempre terminas confundido, arrinconado
y sin salida.

En este círculo vicioso, sientes que nadie de afuera te puede ayudar (porque están
como tú), ya sea porque no crees en nadie o porque no tendrán la potencia necesaria para
sacarte de problemas o estados que para ti son insolubles.

Frente a cada situación vivencias un sentimiento de derrota y fracaso completos.


La soledad es la compañera habitual de tus conductas, junto con el sentimiento de no ser
querido y amado, llevándote a situaciones de hallarte arrinconado, rechazado y desesperado
la mayor parte de los días de tu vida.
Tu confusión interior es de tal magnitud que descalificas completamente tu
propia autoestima.

Emoción básica predominante: Angustia extrema, desolación, que se traduce en


expresiones como: “¿de qué sirve?” “No tiene importancia.” “Nada tiene sentido.” “No
somos nada.” “El mundo fue y será una porquería.” “Todo sigue igual, nada va a
cambiar.” O en su expresión contraria (patológica), la maníaca, con expresiones como:
“Todo va a salir bien”, “no pienses tanto”, “juégate”, “el amor todo lo puede”, “el mundo es
nuestro, juntos venceremos”.

Flor asociada: Sweet Chestnut. o Gorse.

SWEET CHESTNUT

Dice el Dr. Bach acerca de esta flor:

“Para esos momentos que sufren algunas personas en que la angustia es tan
grande que parece insoportable. Cuando la mente o el cuerpo sienten que ha llegado al
límite de su resistencia, y que ya no dan más. Cuando parece que solo queda por enfrentar
la destrucción y el aniquilamiento”.

www.institutobach.com.ar floresdebach@argentina.com
Instituto Bach – Escuela de Técnicas Psico – Homeopáticas Farma Green

Es la flor adecuada para aquellos que dentro de la posición Yo estoy mal - Tu


estás mal, sienten gran desesperación, soledad y desesperanza, encuadrado en la confusión
que ya hemos mencionado. Es exactamente para aquellos que han perdido la fe y sienten
que no pueden ser ayudados.

Cuando se está en proceso de crecimiento y de expansión de conciencia, se genera


angustia existencial, la que puede ser tratada con Sweet Chestnut.

La lección que enseña esta flor es para animarse a enfrentar momentos de cambio
sin sentir que uno se desintegra.

Por lo tanto, cuando una persona con características Sweet Chestnut se


encuentra en la posición existencial “Yo estoy bien – Tú estás bien”, es una persona
que, aún en los momentos de extrema tortura interna, no pierde la fe y espera la
ayuda, permitiendo, a su vez, que sea posible la transformación.

GORSE

Dice el Dr. Bach acerca de Gorse:

“Para quienes sufren una tremenda desesperanza y han abandonado la fe en que


algo más pueda hacerse por ellos. Pueden probar diferentes tratamientos solo bajo
persuasión o por complacer a otros, pero al mismo tiempo les aseguran que hay muy pocas
esperanzas de alivio”.

Esta flor es adecuada para las personas que creen que sus sufrimientos no podrán
desaparecer, o que son víctimas de un designio fatal. Gorse restablece la voluntad y el
deseo de lucha por eso es útil darlo al comienzo del proceso que llevará a cambiar la
posición existencial “Yo estoy mal – Tu estás mal”.

Las palabras claves son: desesperanza, sufrimiento permanente, pérdida de la fe.


Así mismo, la cualidad que facilita el uso de esta flor es la capacidad de integrar la alegría y
el pesar.

La lección es salir de la polarización en la que se halla la persona que se


encuentra en esta posición existencial (-/-), ya que es una polarización negativa,
aprendiendo a integrar a las mismas partes negativas, las positivas.

Por lo tanto la persona con características Gorse que se encuentra en la


posición existencial “Yo estoy bien – Tú estás bien”, mantiene la fe y la esperanza aún
en medio de las dificultades.

www.institutobach.com.ar floresdebach@argentina.com