Está en la página 1de 22

LOS 7 HÁBITOS DE LOS ADOLESCENTES ALTAMENTE EFECTIVOS

Primera parte. Los preparativos

-Adquirir el hábito. Te hace o deshace.

Primero hacemos nuestros hábitos y luego los hábitos nos hacen a nosotros. La vida para
los jóvenes ya no es un juego es una jungla, este libro puede ayudarte a navegar, ya que
dicho de otro modo son las sietes características que tienen en común los jóvenes felices y
exitosos del mundo. Los hábitos son: 1 Ser proactivo, 2 comenzar con el fin en la mente, 3
poner primero lo primero, 4 pensar en ganar-ganar, 5 buscar primero entender, luego ser
entendido; 6 sinergizar y 7 afilar la sierra.

Los hábitos parecen simples pero pueden ser muy poderosos y la mejor manera de
comprender lo que son los 7 hábitos es comprender lo que no son: 1 Reacciona, 2 comenzar
sin un fin en la mente, 3 primero lo último, 4 pensar en ganar-perder, 5 primero hablar, y
luego fingir que se escucha, 6 no cooperar y 7 desgastarse.

Los hábitos son cosas que hacemos repetidamente, pero la mayor parte del tiempo no
estamos consientes de que lo tenemos. Están en piloto automático. Dependiendo de lo que
sean nuestros hábitos pueden hacernos o deshacernos. Los 7 hábitos pueden ayudarte a
tener el control sobre tu vida, a mejorar las relaciones con tus amigos, a tomar decisiones
más prudentes, a aumentar tu seguridad, a ser feliz entre otras.

-Paradigmas y principios. Lo que ves es lo que tienes.

Otra palabra para paradigma es percepción. Un paradigma es la forma en que vemos algo,
nuestro punto de vista, marco de referencia o creencia que con frecuencia no es acertado, y
por consiguiente crea limitaciones. Como resultado lo que ves es lo que obtienes. Existen
distintos tipos de paradigmas como: Paradigma a nosotros mismos, si se examina la
mayoría de los problemas con relación a la autoestima y a la actitud son el resultado de uno
o dos paradigmas equivocados que tiene cada una de las personas. Paradigmas de otros, ver
las cosas desde un ángulo distinto puede ayudarnos a entender por qué los demás actúan de
tal forma, con demasiada frecuencia juzgamos a los demás sin tener todos los datos en la
mano. Paradigmas de la vida, hay paradigmas del mundo en general, lo más importante
para tu se convertirá en tu paradigma o llamado de otra forma tu centro de vida.

Algunos centros de vida populares para los jóvenes son: Los amigos, las cosas materiales,
los novios, la escuela, los padres, los deportes/pasatiempos, enemigos, uno mismo. Estos
centros no nos dan la estabilidad que necesitamos. El centro que realmente funciona es
centrarse en principios. Si vives según ellos, obtendrás la excelencia, si vas en contra de
ellos, fracasarás. Los principios nunca fallan y la clave está en que los principios sean
primero para llegar a ser una persona de carácter.
Ensayo: Primera parte. Los preparativos

Si bien el título del libro tiene tintes de ser la típica guía de auto ayuda y motivación que
regalan los padres para que los adolescentes traten de superar sus problemas y
complejidades, me atrevo a decir que están en un error puesto que el autor a través de una
enumeración de ciertos hábitos no trata de convencerte de que la vida es color de rosa y
todos es maravilloso, sino que presenta algunos relatos sobre experiencias de vida con una
forma fresca de expresarse al plasmar los errores que comúnmente cometemos en la
adolescencia y dando pauta a formas de evitarlas o corregirlas.

Desde mi punto de vista la primera parte del libro da un panorama general de los hábitos
que tratará a lo largo de él e introduce al lector de manera paulatina comenzando con
definiciones sobre qué es un hábito, cuáles son buenos hábitos y cuáles no lo son para que
de cierta forma comprendamos el porqué los hábitos que maneja en el libro son los 7
hábitos efectivos que ayudan a que los adolescentes sean exitosos en todos los ámbitos. A
lo largo de la lectura se van mostrando casos y anécdotas comunes con las cuáles un
adolescente suele identificarse dentro de las situaciones para hacernos participe de la
realidad que nos plasma el autor Sean Covey. Trata de hacernos ver cuál es la mentalidad
que generalmente tiene un adolescente con respecto a sus hábitos o prioridades en la vida.

Por otro lado nos muestra la importancia de que cada persona tiene su propio criterio y
percepción lo que da lugar generar un sin fin de paradigmas tanto de nosotros mismos
como de los demás y de la misma manera nos creamos paradigmas de la vida. Esta parte del
libro nos hace reflexionar sobre los temores a los que nos enfrentamos y los juicios que
cada quien hace en muchas ocasiones de forma errónea principalmente como un
mecanismo de defensa ante los demás por lo que es necesario ponerse en los zapatos de
otro de vez en cuando y observar todo lo que sucede a nuestro alrededor.

A partir de la lectura de adquirir el hábito y paradigmas y principios puedo concluir que al


adquirir ciertas costumbres te pueden ayudar a mejorar tu conducta y tu percepción sobre
las cosas, que si bien es importante pensar en uno mismo no es en lo único que nos
debemos enfocar, puesto que hay aun más a nuestro alrededor y no somos el centro del
universo. Es importante romper los paradigmas y despojarnos completamente de ellos ya
que más que servirnos de algo, por el contrario son una de las más grandes limitantes que
uno mismo se va forjando en la vida. Es importante que aprendamos a cambiar nuestros
paradigmas y reconocer nuestros errores para crecer día con día.
Segunda parte. La victoria Privada

-La cuenta de banco personal. Comenzar con quien está en el espejo.

La verdadera tragedia es la del hombre que nunca en su vida se impulsa para un esfuerzo
supremo, nunca utiliza todo su potencial, nunca llega a su plena estatura. Las victorias
privadas son siempre antes que las victorias públicas.

Si quieres producir un cambio en tu vida, el lugar inicial está en ti mismo, y no en tus


padres, tu pareja, o tu profesor. Todo cambio se inicia en ti. Todo va de adentro hacia
afuera, no de afuera hacia adentro. Primero se debe comenzar por cambiar la persona que
está en el espejo. La forma en que te sientes contigo mismo es como una cuenta de banco,
puedes hacer depósitos y retiros con las cosas que piensas, dices y haces. Hay algunos
síntomas para evaluar tu posición sobre el estado financiero, los posibles síntomas de una
mala CBP son: luchas con sentimientos de depresión e inferioridad, te preocupas
demasiado por lo que piensan los demás de ti, actúas de forma arrogante para ocultar tus
inseguridades, entre otras. Los posibles síntomas de una CBP saludable son: no te preocupa
demasiado ser popular, confías en ti mismo, defiendes tu posición y te resistes a la presión
de tus compañeros.

Algunas cosas que pueden ayudarte a mejorar tu CBP son:

Cumplir con promesas: debemos de tratar los compromisos con nosotros mismos con la
misma seriedad con que hacemos ante las personas más importantes de nuestras vidas.

Realizar pequeños actos generosos: Lo mejor es hacer algo por los demás ya que nos
mantiene dirigidos hacia afuera y no hacia el interior lo cual produce que nosotros mismos
nos sintamos bien.

Ser amable con uno mismo: significa no esperar ser perfecto para mañana, debes ser
paciente y darte tiempo para desarrollarte.

Ser honesto: primero está la honestidad con nosotros mismos y luego la honestidad en
nuestras acciones. La honestidad es siempre la mejor política.

Renovarse: se necesita tomar un poco de tiempo para ti mismo, descansar y renovarte, de


esta manera no perderás la chispa de la vida.

Aprovecha tus talentos: Descubrir y desarrollar un talento, pasatiempo, o interés en especial


es una de las mejores formas de enriquecerte a ti mismo. No importa donde estén tus
talentos, hacer lo que te gusta y para lo que tengas talento, es una forma de autoexpresión y
autoestima.
Ensayo: -La cuenta de banco personal. Comenzar con quien está en el espejo.

En la segunda parte del libro se maneja lo que se conoce como la cuenta de banco personal
la cual hace referencia a como estamos las personas en nuestro interior y se maneja así ya
que se enriquece o empobrece con nuestras acciones y al final arroja buenos o malos
resultados los cuales serían como un estado de cuentas sobre nosotros mismos, el resumen
de nuestras acciones, ideas y pensamientos.

El libro maneja una lista de cosas que pueden ayudarte a enriquecer a tu persona o a tu
cuenta de banco personal como se maneja aquí. Y es muy cierto que para poder adquirir
buenos hábitos y mejorar como personas es indispensable primero conocernos a nosotros
mismos, en qué condiciones estamos en el interior para después trabajar en lo que haga
falta, en lo que se está fallando y poder mejorarlo.

Entre las recomendaciones que se dan en el libro está el cumplir con las promesas a
nosotros mismos, pero más que eso es tomar el control de ti para poder fortalecer tu
confianza la cual será parte fundamental para desarrollarte plenamente como persona.
Desde mi punto de vista éste consejo es la pieza clave para poder crecer, desarrollar o
adquirir un buen hábito, ya que sino confías en ti y en tus capacidades nadie más lo hará y
en lugar de avanzar te estancaras al ponerte limitantes, por eso es necesario conocerse bien
y tener plena confianza en que uno puede lograr todo lo que se proponga, la clave se
encuentra en comprometernos con nosotros mismos, en ser honestos y reconocer nuestras
fortalezas y debilidades, en aprovechar nuestros talentos al máximo e irnos renovando a
cada momento de nuestras vidas para no perder esa chispa que caracteriza a cada uno de los
seres humanos.

Muchas veces el hacer algo por los demás genera mayor satisfacción de la que puede darte
el hacer algo para ti mismo, por lo que pienso que es importante tener siempre en cuenta a
los demás para generar un equilibrio armonioso en nuestro interior y poder de esta manera
ir creciendo desde adentro para después proyectarlo afuera. Si hay armonía en el interior, la
habrá en el exterior sólo hay que aprender a transmitirla de manera correcta.

¿Estás dispuesto a tomar el compromiso? ¿Te atreves a desarrollarte al máximo? La


decisión de querer ser mejor persona tanto en el interior como en el exterior está en cada
uno de nosotros.
Segunda parte. La victoria Privada

-Hábito 1: Ser proactivo. Yo soy la fuerza.

Existen dos tipos de personas en el mundo, los proactivos y los reactivos, quienes toman la
responsabilidad de sus vidas y quienes culpan a los demás; aquellos que hacen que las
cosas sucedan y aquellos a quienes las cosas les sucedieron. El ser proactivo es la clave
para desarrollar los demás hábitos porque al decir yo soy la fuerza indica que yo soy el
capitán de mi vida y puedo elegir mi actitud. Soy responsable de mi propia felicidad o
infelicidad o infelicidad.

Las personas reactivas toman decisiones con base en impulsos, por otro lado las personas
proactivas toman decisiones con base en valores, piensan antes de actuar, reconocen que no
pueden controlar todo lo que les sucede, pero sí pueden controlar lo que pueden hacer al
respecto.

Hay personas que tienen el virus de la victimitis el cual es pensar que los demás están en su
contra y que el mundo les debe algo, lo cual no es cierto. Además de sentirse victimas los
reactivos se ofenden fácilmente, culpan a los demás, se enojan y dices cosas que después
lamentan, se quejan y lloran, esperan a que las cosas sucedan y cambian únicamente cuando
no les queda otra opción.

En contraste lo proactivos son de un tipo totalmente distinto, la personas proactivas no se


ofenden fácilmente, toman la responsabilidad de sus decisiones piensan antes de actuar,
vuelven a hacer el intento cuando sucede algo malo, siempre hallan la forma de que las
cosas sucedan y se concentran en las cosas que pueden hacer y no se preocupan por aquello
donde no tienen ningún control.

Sola hay una cosa que podemos controlar las personas y esta es: el cómo reaccionamos a lo
que nos sucede. Es importante que aprendamos a convertir nuestras fallas en triunfos y
poder superar los maltratos y abusos que se puedan presentar en la vida. Para llegar a
nuestras metas se necesita tomar la iniciativa y tomar el tiempo necesario para analizar una
situación y tomar una decisión correcta y prudente de cómo reaccionaras.

Un buen análisis de la situación requiere de la utilización de tus cuatro herramientas


humanas para decidir qué hacer, estas herramientas son: autoconocimiento, conciencia,
imaginación y voluntad independiente.
Ensayo -Hábito 1: Ser proactivo. Yo soy la fuerza.

Las personas reaccionamos de distinta manera de acuerdo a las situaciones que se nos
presentan, es importante analizar como reaccionamos ante estas circunstancia ya que el ser
proactivo o reactivo nos pueden abrir o cerrar muchas de las puertas en nuestra vida.

Considero que una persona no es completamente ninguna de estas clasificaciones, sino más
bien somos una mezcla de ellas ya que en ocasiones influyen factores que no están en
nuestras manos modificar, lo relevante en este punto es cómo vamos a reaccionar ante estas
adversidades. Si analizamos un poco el tema podremos darnos cuenta que la primera
reacción ante una situación de estrés o conflicto es reactivo, decimos las cosas sin pensar,
nos exaltamos, culpamos a todos los demás y nos ofendemos sin motivo alguno, además de
optar por una zona de confort en la cual sólo se espera a ver como suceden las cosas.

Si bien tenemos un poco de ambas partes entre proactivo y reactivo, lo ideal es tratar de
inclinar la balanza y tener más actitudes proactivas la cuales son las que realmente te
ayudaran a crecer y superarte en todos los aspectos ya que una persona que es proactiva va
en busca de que sucedan las cosas y no se queda esperando sentada a que sucedan, este
tipo de personas toman el control de sus vidas y se vuelven actores de su futuro en lugar de
sólo ser espectadores, de lo malo que les suceda toman lo bueno, aprenden de sus errores y
los convierten en triunfos al no dejar de intentar lograr lo que se proponen.

A mi parecer todo este tema nos lleva a reflexionar sobre la actitud que cada uno de
nosotros muestra hacia los acontecimientos cotidianos, nos lleva a detenernos un momento
y ponernos a pensar en lo que sucede a nuestros alrededor para contestar cuestionamientos
como:¿qué tipo de persona soy?, y más importante aún, ¿qué tipo de persona quiero ser? Y
¿qué debo hacer para lograrlo?

No hay que cerrarse al cambio, por el contrario es necesario romper nuestros paradigmas,
creer en que lo imposible puede ser posible, adoptar una actitud positiva ante la vida es una
parte indispensable para la proactividad, no te quedes sentado a que las cosas te caigan del
cielo ve en busca de ellas, atrévete a tomar el riesgo con responsabilidad y compromiso.
Segunda parte. La victoria Privada

-Hábito 2: Comenzar con el fin en la mente. Controla tu destino, o lo hará otra persona.

Comenzar con el fin en la mente significa desarrollar una clara imagen del lugar al que
quieres llegar en tu vida, es decir fijar tus metas y seleccionar tus valores. Hay dos razones
por las cuales es importante tener un fin en mente, la primera es que la etapa de la
adolescencia es un cruce crítico de la vida, y los caminos que elijas hoy podrán afectarte
para siempre. Lo segundo es que si no decides tu propio futuro alguien más lo hará por ti.

Los caminos que elijas hoy pueden moldearte para siempre. El que tengamos que tomar
tantas decisiones cruciales, siendo tan jóvenes y llenos de hormonas, es algo que asusta a la
mayoría, pero que al mismo tiempo nos emociona, así es la vida. La adolescencia dura sólo
siete años, pero esos siete afectaran a los 61 años restantes, para bien o para mal de forma
muy intensa.

Es importante ser prudente al elegir a nuestros amigos en esta etapa, porque gran parte de tu
futuro depende de con quién te llevas. Lo que hagas con tu educación escolar también
puede moldear tu futuro. Somos libres para elegir nuestros caminos, pero no podemos
elegir las consecuencias de esto, al hacer una elección ya no puedes detenerte, tienes que
vivir con las consecuencias hasta el final.

Es importante que crees una visión, que tengas tu propio fin en mente, con frecuencia si no
se tiene sigues a cualquiera que esté dispuesto a dirigir, incluso hacia cosas que no te
llevarán muy lejos. Nunca supongas que el rebaño sabe hacia dónde va, porque
generalmente no es así. Así mismo el elaborar una misión personal te dará como un plano
de lo que quieres en tu vida. Sin embargo hay que poner cuidado en no colocar en las
misiones: etiquetas negativas, el no castigarte por algún error cometido en el pasado y el
estar seguro en que la vida que llevas te dirige hacia la dirección adecuada.

Al tener establecidas tu visión y tú misión es importante que fijes tus metas considerando:
el costo, hacerlo por escrito, llevarlo a cabo, utilizar impulsos momentáneos, busca una
motivación. Es sumamente importante recordar que la vida es una misión, no una carrera y
una misión es una causa. Hay que convertir nuestras debilidades en fortalezas luchando
para desarrollar nuestros talentos.
Ensayo: -Hábito 2: Comenzar con el fin en la mente. Controla tu destino, o lo hará otra
persona.

El decir que se requiere comenzar con un fin en la mete se refiere a saber qué es lo que
queremos lograr en la vida. Durante la etapa de la adolescencia es cuando hay más
conflictos personales porque es el momento de tomar decisiones serias que afectaran todo
nuestro futuro, por lo que se necesita que las decisiones sean analizadas con calma, se vean
las distintas opciones que se poseen, desafortunadamente ésta es la etapa en la que más
influenciables somos debido a que nos dejamos llevar por los que nos rodean como
nuestros padres o nuestros amigos.

Es aquí el momento crucial en el cual debemos de tomarnos un tiempo y sentarnos a pensar


con calma ¿qué es lo que quiero hacer en mi vida?, ¿hacia dónde quiero dirigirme?, ¿qué
debo hacer para lograr mis metas?, ¿cuál es el camino que debo seguir para realizarme?
Estas sólo son algunas de las preguntas que nos agobian con frecuencia.

Por ello es necesario tener como un plan de vida, para saber qué rumbo tomar y en
determinado momento poder detenernos y pensar si estamos en el camino correcto o ya nos
hemos desviado de los objetivos que nos habíamos planteado con anterioridad. Ya que si no
somos nosotros los que tomamos estas decisiones seguramente alguien más lo hará por
nosotros sin tomar en cuenta si es lo que realmente te gusta o deseas.

Desde mi punto de vista el tener un plan de vida es algo necesario ya que tu futuro
dependerá de ello, no se puede ir por la vida esperando a ver cómo te llegan las cosas o
como te resultan, si bien estoy de acuerdo con que hay disfrutar el momento, debemos
pensar las consecuencias que esto conlleva ya que pueden ser positivas o por el contrario
negativas y cambiar por completo nuestras vidas. El ir a la deriva sin querer tomar el
control de nuestro futuro a la larga nos puede llevar a caminos inciertos dirigidos y caer
bajo el control de alguien más, el cual en muchas ocasiones sólo busca su propio beneficio.

Al tener en cuenta tus metas puedes trabajar en tus talentos y habilidades para fortalecerlos,
incluso uno llega a descubrir cuáles son nuestras debilidades que se pueden convertir en
fortalezas al desarrollarlas, para poder así lograr lo que nos propongamos. “La mayoría de
nosotros nunca hará grandes cosas. Pero podemos hacer cosas pequeñas de forma
grandiosa”.
Segunda parte. La victoria Privada

-Hábito 3: Poner primero lo primero. El poder del querer y no querer.

Mientras mejor te organizas más cosas puedes hacer, los cuadrantes del tiempo es un
modelo el cual te ayuda a distribuir mejor tu tiempo y las cosas que tienes que hacer. Está
compuesto de dos partes primarias: la importante que son las cosas que deben ir primero y
el urgente, que son las cosas que no pueden esperar. En general pasamos nuestro tiempo en
cuatro cuadrantes los cuales son:

El moroso: es para cosas importantes y urgentes, siempre habrá cosas que no podamos
controlar y que deban ser hechas. El estar demasiado ahí genera tensión, angustia,
agotamiento y desempeño mediocre.

El que marca prioridades: es para cosas importantes que no urgen, es el cuadrante de la


excelencia. Estar en él genera control de tu vida, equilibrio, alto desempeño.

El sumiso: es para cosas urgentes no importantes, se caracteriza por complacer a los demás.
Estar en él genera falta de disciplina, reputación de querer complacer a todos, sentir que es
la alfombra de todos.

El flojo: es para cosas que no importan y tampoco urgen, es la categoría del desperdicio y el
exceso. Estar ahí genera falta de responsabilidad, culpabilidad, fragilidad.

Es importante conseguir una agenda y planificar semanalmente, primero las cosas más
importantes y apartarles un tiempo y después programar todo lo demás. Hay que adaptarse
según sea necesario.

Otra parte de este hábito es aprender a sobre ponerse al temor y a la presión de los que te
rodean, no hay que permitir que nuestros temores decidan por nosotros, hay que tener
valentía para sobreponernos a ellos y vencerlos. Se requiere aprender a ser fuertes en los
momentos difíciles cuando uno no sabe si hacer lo correcto o hacer lo más fácil, esos son
los momentos que nos definen en la vida y la forma en que lo manejamos puede
cambiarnos para siempre.

“Ganar, no es más que levantarse cada vez que caigas”


Ensayo: -Hábito 3: Poner primero lo primero. El poder del querer y no querer.

Indiscutiblemente la organización del tiempo es una pieza clave para hacer cualquier cosa
en nuestras vidas, desde levantarnos y desayunar hasta hacer la tarea o asistir a algún
compromiso. El priorizar nuestras actividades nos ayuda a hacerlas de manera efectiva y
sana para nuestro cuerpo al no tener presión o tensión, incluso se propicia a no saltarse
comidas por falta de tiempo.

Ahora bien a mi parecer el detalle se encuentra en tener una buena disciplina y


organización para poder cumplir con las actividades que establezcas en tiempo y forma, si
bien es cierto que en ocasiones no es posible cumplir al pie de la letra con lo planeado hay
que aprender a ajustarse a las situaciones que estén fuera de nuestras manos. De igual forma
considero que es importante aclarar que una buena planeación no quiere decir atiborrar la
agenda de actividades programadas cada 20 min. Sino más bien es darle el espacio
adecuado dependiendo de las necesidades que cada actividad requiera dejando espacios
para poder descansar estar con la familia o con uno mismo.

Por otro lado tercer hábito también comprende una parte fundamental de: el poder del
querer y no querer. Esto se refiere a las dificultades que tenemos que superar para poder
alcanzar lo que queremos y nuestro principal obstáculo es el temor. El temor puede ser en
referencia a muchas cosas pero aquí los principales son el temor a uno mismo y a la
sociedad, esto debido a que en muchas ocasiones permitimos que el temor se convierta en
una limitante y decida por nosotros, por el otro lado la presión que ejerce la sociedad al no
concordar con nosotros, se requiere de un gran valor para sobre ponernos y mantenernos
firmes con nuestras convicciones e ideales.

Una de las partes más difíciles de llevar a cabo en la práctica es ser fuerte en los momentos
difíciles. Y esto es porque principalmente los momentos difíciles es cuando se debe tomar
una decisión con respecto a nuestra vida, aquí es cuando nuestras decisiones nos definen
para siempre aceptando todas las consecuencias que ésta conlleve. La diferencia estará en el
camino que cada quien elija y la forma en que decida cruzarlo, no hay que sacrificar nuestra
futura felicidad por momentos de goce. La decisión final del rumbo de nuestras vidas está
en cada uno de nosotros.
Tercera parte. La victoria Pública

-La cuenta de banco de las relaciones. Aquello de lo que está hecha la vida.

La victoria pública te ayuda a sentirte interdependiente, es decir ayudarte a aprender a


trabajar en cooperación con los demás para que puedas decir: “juego en equipo y tengo
influencia y poder en los demás, ya que tu habilidad para llevarte con los demás
determinará en gran medida el éxito que tengas en tu carrera y tu nivel de felicidad
personal.

La cuenta de banco de las relaciones representa la confianza y seguridad que tienes en cada
una de tus relaciones. En esta cuenta se puede mejorar o debilitar la relación de acuerdo a
los depósitos y retiras que se hagan, entre más depósitos mejor será la relación. Las
principales características de esta cuenta son: se tiene un CBR con cualquier persona que
conozcamos, una vez que se abre un CBR, nunca la puedes cerrar y en una CBR necesitas
hacer continuamente pequeños depósitos en tus relaciones más importantes para que sigan
teniendo un saldo positivo.

Los seis principales depósitos para mejorar la CBR son:

Cumplir promesas: Si eres genuino y haces todo lo posible por cumplir con tus promesas, la
gente comprenderá cuando suceda algo. Si la relación con tus padres está en malas
condiciones trata de mejorarla cumpliendo con tus compromisos, porque de esta manera
ellos confiarán en ti.

Pequeños actos de generosidad: “Una palabra amable puede entibiar tres meses invernales.
No se necesita de mucho para hallar oportunidades de actos generosos, al igual que estos
actos no tienen que ser forzosamente de uno al otro también puedes unirte a otros actos para
hacer un depósito.

Sé leal: ¿Qué es lo que hace leal a una persona? Una de las características es que las
personas leales guardan secretos en vez de salir corriendo a decirles a todos. También las
personas leales evitan los chismes además, estas personas son la que defienden a los demás
cuando se quiere hablar mal de las personas.

Escucha: Todos necesitamos ser escuchados y la mayoría de las personas no lo hacen. Si te


tomas el tiempo para nutrir a los demás, crearas muy buenas amistades

Discúlpate: No permitas que tu orgullo o falta de valor te impida disculparte ante personas
que pudiste ofender, porque nunca es tan terrible como parece y te hará sentirte muy bien
después; además, las disculpas desarman a los demás ya que al disculparte se elimina el
deseo de la otra persona por querer pelear contigo.

Fijar expectativas claras: Es importante tomarnos el tiempo necesario para poner las
expectativas sobre la mesa ya que muchos de los problemas se suscitan debido a que una
persona supone una cosa, y la otra supone otra cosa.

Ensayo: -La cuenta de banco de las relaciones. Aquello de lo que está hecha la vida.

En esta tercera parte del libro se habla sobre la victoria privada la cual busca trabajar
nuestras relaciones personales y nos va guiando con ciertos consejos sobre cómo podemos
hacerle para mejorar nuestras relaciones con las demás personas ya que para poder tener
éxito en nuestra vida y en nuestra carrera debemos saber relacionarnos con los demás.

En la cuenta del banco de las relaciones nos dicen cuáles son las principales acciones que
debemos tomar en cuenta para ir mejorar las relaciones que establecemos con los demás y
también nos dice la contra parte de estas acciones las cuales hacen que una relación se vaya
debilitando.

Entre los consejos que se nos dan se encuentra cumplir con nuestras promesas ya que de
esta manera nosotros nos aceptamos la responsabilidad de nuestras palabras, nos aporta
credibilidad y también genera que los demás tengan confianza en nosotros la cual considero
que es una de las principales herramientas para poder tener una buena relación con
cualquier tipo persona con la que interactuemos.

Otro punto que a mi parecer tiene gran relevancia es el saber escuchar y esto se debe a que
la gran mayoría de las personas no lo sabe hacer sólo se limitan a oír, incluso algunos ni si
quiera se detienen a esto y aquí es cuando muchas personas comienzan a tener problemas
emocionales ya que el ser escuchados la gente puede desahogar sus problemas y sentirse
aliviados con el simple hecho de haber sido escuchados. Por otro lado el no saber escuchar
genera conflictos en una relación ya que una persona supone una cosa y la otra persona
supone otra al no saber escuchar.

Si bien en la lectura se dan más consejos, desde mi punto de vista una de las cosas más
difíciles de hacer para alguien es aceptar que cometió un error; pero es mucho más difícil el
pedir una disculpa ya que se necesita de gran valor y humildad para poder vencer a nuestro
orgullo y admitir ante los demás que te equivocaste o que cometiste una imprudencia al
ofender a alguien. El reconocer tus errores e ir y ofrecer una disculpa hace que se
fortalezcan las relaciones que se tienen con los demás.
Es importante mantener nuestras relaciones en buen estado, tiene que ser como una planta;
se debe cuidar y regar todos los días para que con el paso del tiempo ésta se fortalezca y
mantenga su esplendor siempre.

Tercera parte. La victoria Pública

-Hábito 4: Pensar: Ganar-Ganar. La vida es un buffet de todo lo que puedas comer.

Pensar Ganar – Ganar es una actitud hacia la vida, un marco de referencia mental que dice:
“Yo puedo ganar, y tú también”. Es el fundamente para llevarse bien con los demás.
Aunque mucha gente te diga que el mundo actual es competitivo y si no eres el mejor no
llegas a ser nadie esto no aplica en las relaciones, es útil en los negocios, deportes y
escuela. Las relaciones por otra parte son la sustancia de la que está hecha la vida, resulta
tan absurdo como decirle a tu pareja “¡Yo voy ganando en la relación!” Ahora bien hay que
comenzar por explorar las opciones que no son Ganar-Ganar.

Ganar-Perder: El tótem.- Es una actitud hacia la vida donde no importa que haya alguien
mejor que tú, siempre y cuando tú seas mejor que alguien más. Es competitivo y está lleno
de orgullo. Puedes terminar en la cima del tótem pero, estarás ahí solo y sin amigos.

Perder-Ganar: El tapete.- Es el síndrome del tapete “Haz lo que quieras conmigo. Límpiate
los pies en mí. Todos los demás lo hacen” Este tipo de personas son débiles y ceden con tal
de no entrar en discusiones. Piensan que es mejor obedecer que entrar en conflicto.

Perder-perder: La espiral descendiente.- Es lo que normalmente pasa cuando dos personas


Ganar-Perder se juntan. Como ambas quieren ganar a toda costa, en vez de llegar a un
acuerdo, ambos pierden.

Ganar-Ganar: El buffet en que puedes comer todo lo que puedas, es creer que todos pueden
ganar. Te preocupas por los demás y quieres que tengan éxito, pero también quieres triunfar
y te preocupas por tus necesidades. Sin embargo esto puede resultar difícil, también, y es
aquí cuando se generan varias preguntas ¿Cómo poder sentirme feliz porque mi amigo
obtuvo la mejor calificación y yo no? ¿Cómo evitar sentirte inferior cuando tu compañero
tiene un mejor celular que el tuyo? Aquí se hablan de dos maneras. Ganar primero la
victoria privada.- Siéntete seguro de ti mismo de esta forma te será más fácil alegrarte por
los logros de los demás. Por otro lado si eres inseguro sentirás celos, envidia y te será
extremadamente difícil pensar en Ganar-Ganar.
Tumores gemelos.- Competir y Comparar. Estos dos hábitos pueden interferir a la hora de
pensar en Ganar-Ganar, te carcomen lentamente. La competencia es saludable cuando
compites contra ti mismo, o cuando te desafía a sacar lo mejor de ti. Se hace mala cuando
relacionas tu autoestima con el ganar, o cuando lo utilizar para ponerte por encima de otro.
Comparar es igual de desastroso que competir ya que todos tenemos capacidades diferentes
y no todos nos desarrollamos de la misma forma que el de junto. Cada quien tiene
obstáculos hechos para sus propias habilidades, de nada sirve decir “yo puedo hacer
mejores galletas que tú” cuando siempre habrá alguien que las haga mejor. De esa manera
nunca será suficiente el esfuerzo, nada nos llenará. Pensar en Ganar-Ganar es difícil, sí,
pero traerá grandes beneficios y de ésta manera siempre saldrás ganando en las relaciones.
No te conformes con un Ganar-Perder, Perder-Ganar o Perder-Perder, establece un trato y
si Ganar-Ganar no es opción para ellos, entonces no hay trato.

Ensayo: -Hábito 4: Pensar: Ganar-Ganar. La vida es un buffet de todo lo que puedas


comer.

Dentro de este capítulo se nos mencionan los perfiles que la mayoría de las personas
adoptan para conducirse en su vida de acuerdo a las actitudes que toman con respecto a las
distintas situaciones que se presentan en la vida cotidiana.

Por un lado se muestra la persona que piensa en ganar perder la cual busca ganar a toda
costa sin importar lo que tenga que hacer, para este tipo de personas ganar lo es todo en la
vida sin importar los medios que utilice para conseguir su fin, son la punta del tótem.

También se encuentran los que adoptan una posición de ganar perder los cuales son los que
siempre ceden, se dejan manipular, prefieren que alguien más tome una decisión por ellos,
ya sea porque son muy buenas personas, se sienten débiles o simplemente con tal de no
generar un conflicto, son los que comúnmente agarran de tapete de los demás.

Por otra parte se encuentran los que tienen una actitud de perder- perder, estas personas
adoptan una actitud negativa hacia ellos y hacia los demás son movidos por resentimientos
y venganzas, tienen la mentalidad que si ellos se hunden se hunden con los demás, no solo
ellos; regularmente esto surge cuando se reúnen dos personas negativas.

Por último encontramos la actitud de ganar. Ganar la cual es la que la mayoría debería de
adoptar ya que este pensamiento se rige en creer que todos pueden ganar no sólo tú. Aquí
no sólo te preocupas por ti mismo sino que también por los demás y te alegras de los éxitos
que tengan tienen una actitud muy positiva ante todo lo que se les presenta.
Yo considero que si bien la actitud de ganar-ganar es la ideal no siempre podemos tenerla
ya que muchas veces las emociones juegan un papel fundamental en nuestra actitud, más
bien lo que tenemos que aprender es a autocontrolarnos y convertir nuestras actitudes en
actitudes de ganar-ganar, sin embargo habrá situaciones en las que no se pueda llegar a una
solución de este tipo por lo que ya será decisión de cada quien como afrontarán las
situaciones.

Tercera parte. La victoria Pública

-Hábito 5: Busca primero entender, luego ser entendido. Tienes dos orejas y una boca…
¡Hola!

Nuestra tendencia es responder a los problemas de los demás sin comprenderlos antes. No
escuchamos. La clave para comunicarse con las personas que tienes una relación y tener,
hasta cierto punto, poder e influencia puede resumirse en una simple frase, pero a que
muchos cuesta comprender “busca primero entender, y luego ser entendido”

Ahora te preguntarás ¿Por qué debo comprender primero a los demás y luego ser entendido
yo? Bien, como todos sabemos, los humanos somos seres sentimentales y que se ofenden
con facilidad. Así como nos gusta que nos den un buen trato, preferencia o nos den elogios,
también nos encanta que nos escuchen. El ser escuchado es una manera de desahogarse de
aquella persona que está hablando, y si la otra persona está verdaderamente poniendo
atención a lo que le están diciendo es una forma de lograr un gran depósito en la CBR.

El comprender a alguien antes que tratar de atender al problema puede causar un gran
cambio para su vida, de manera positiva.

Para comprender a otra persona, debes escucharla. El problema es que la mayoría de la


gente no sabe como escuchar. Cuando los demás hablan generalmente estamos demasiado
ocupados buscando una respuesta, juzgando o filtrando palabras que nos interesen.

Cinco malos hábitos para escuchar:

Distraerse: Significa que alguien no está hablando pero ignoramos a esa persona porque
estamos pensando en otras cosas.

Fingir que se escucha: Se finge estar escuchando a la persona y dan respuestas cortas como
“aja”.

Escuchar selectivamente: Es cuando ponemos atención a la conversación pero únicamente a


la parte que nos interesa.
Escuchar sólo a palabras: Realmente se pone atención a lo que la otra persona está diciendo
pero sólo escuchamos el significado literal de las palabras y no lo que realmente quieren
decir, los sentimientos envueltos en ellas.

Escuchar de forma egocéntrica: Vemos todo desde nuestro punto de vista. No sabemos
exactamente como se sienten ellos, pero si sabemos cómo nos sentimos nosotros es por eso
que suponemos que ellos se sienten del mismo modo.

Cuando escuchamos desde nuestro punto de vista, normalmente respondemos a uno de


estos tres modos: Juzgamos (mentalmente estamos juzgando todo lo que nos dicen y no
prestamos verdadera atención, todos queremos ser escuchados mas no juzgados),
Aconsejamos (damos consejos en base a nuestra propia experiencia sin que nos lo pidan) y
Sondeamos (tratas de buscar emociones antes que los demás estén listos para hacerlo).

Escuchar genuinamente para poder hacer eso se necesita

Escuchar con tus ojos, oídos y corazón. Es importante que escuches lo que dicen pero
también fíjate de sus movimientos corporales y en énfasis que pone en cada una de las
palabras.

Ponte en su lugar. Intenta ver el mundo como ellos lo ven y trata de sentir como ellos lo
hacen.

Practica el reflejo. Repite con tus propias palabras lo que la otra persona dice y siente.

Ser entendido. Se necesita valor para poder hablar y expresar lo que sientes pero si eres
capaz de escuchar a los demás y comprenderlos entonces hay una gran posibilidad para que
alguien te escuche y comprenda. No te quedes con ser “El tapete, Perder-Ganar” Aprende a
expresarte, no está mal que lo hagas, todo el mundo merece ser comprendido y tú también.
Ensayo: -Hábito 5: Busca primero entender, luego ser entendido. Tienes dos orejas y
una boca… ¡Hola!

El secreto para poder ser entendido es primero entender a los demás, y esto se logra
escuchando a las personas, sin embargo el saber escuchar es una de las cosas más
complicadas de lograr para las personas debido a que se requiere mucha concentración. De
esta manera se puede tener una buena comunicación con las personas, porque retomando un
poco el subtítulo de este capítulo nos dice que tenemos dos orejas y una boca, por lo tanto
deberíamos de escuchar el doble de lo que decimos.

Sin embargo la mayoría de las personas no saben comunicarse correctamente debido a que
mientras hablamos con alguien realmente no lo escuchamos, tendemos a distraernos con
cualquier cosa sin prestarle una mínima atención, algunos fingen que están escuchando
haciendo pequeños comentarios para que la persona que está hablando tenga la sensación
de ser escuchado cuando en verdad ni se tiene idea de lo que se nos está diciendo.

Algunas otras personas escuchan sólo partes de la conversación ya sea porque algo les
llama la atención o les interesa en ese momento. También tendemos a escuchar las palabras
que nos están diciendo pero no sabemos el verdadero significado porque no se puso
atención en el diálogo. Por último una de las peores formas de escuchar es cuando
comenzamos a dar nuestro propio punto de vista internamente mientras escuchamos ya que
se empieza a juzgar a las personas, se presentan los consejos con base en nuestra
experiencia o podemos sondear a las personas, lo cual resulta muy incomodo y
desagradable para los demás.

Partiendo de estos métodos erróneos para escuchar creemos que realmente estamos
comprendiendo a los demás pero en realidad no lo estamos y que por esto ellos deberían de
entendernos a nosotros, pero no es así ya que el escuchar no sólo implica poner atención a
la otra persona o saber de que está hablando, sino que también debemos de fijarnos en otros
detalles más a fondo, como la forma en que se nos está diciendo algo, la gesticulación de la
persona, etc.

Muchas veces al escuchar a alguien no es necesario emitir un comentario con el simple


hecho de realmente escuchar a alguien se puede lograr que la persona se sienta mejor o se
sienta aliviada con respecto a lo que nos cuenta, ya que cuando uno realmente escucha a los
demás estos tienden a sentir una comodidad y seguridad en ellos, lo que los lleva a abrirse
hacia los demás y platicar las cosas desde el fondo de su ser.

Yo considero que el saber escuchar es la base y clave del éxito de cualquier tipo de relación
que se pueda llegar a entablar, puesto que de una u otra manera todas las personas buscan
poder ser entendidos por los demás.
Tercera parte. La victoria Pública

-Hábito 6: Sinergizar. La vida “elevada”

La sinergia se logra cuando dos o más personas trabajan conjuntamente para crear una
mejor solución de lo que ambos pudieras lograr por cuenta propia. Aprender a sinergizar es
aprender a hacer formaciones, en vez de tratar de volar solo por la vida. La sinergia está en
todas partes, muchos animales y plantas viven juntos en relaciones simbólicas, la sinergia
no es algo nuevo.

La sinergia no es algo que simplemente sucede, y el fundamento para llegar hasta halla es
el siguiente: aprender a celebrar las diferencias. El mundo se está convirtiendo rápidamente
en un gran crisol de culturas, razas, religiones e ideas. Estas son tres posibles actitudes que
puedes tomar. Nivel 1 evitar la diversidad, Nivel 2 tolerar la diversidad, Nivel 3 celebrar la
diversidad.

Perfil de quien evita: los que evitan y temen, a las diferencias, están convencidos de que su
forma de vivir es la mejor, correcta o única. El perfil del que tolera: piensa que todos tienen
el derecho a ser distintos, no evitan la diversidad, pero tampoco la adoptan. Perfil del que
celebra: los celebradores valoran las diferencias, las consideran ventajas y no debilidades,
se dan cuenta de que celebrar diferencias no significa que necesariamente estemos de
acuerdo con las diferencias. Obstáculos para celebrar las diferencias. Tres de los principales
obstáculos para la sinergia son la ignorancia, las camarillas y los prejuicios.

Llegar a la sinergia existe un plan de acción para llegar a ella y estos son: define la
oportunidad o problema, la vía de los demás buscar primero entender las ideas de los
demás, mí vía busca ser entendido hablando de tus ideas, tormenta de ideas crear nuevas
opciones e ideas, vía elevada hallar la mejor solución.

El plan de acción para llegar a la sinergia puede utilizarse en todo tipo de situaciones, el
plan de acción para llegar a la sinergia es un criterio y nada más, los pasos no siempre
deben estar en orden, y no siempre tienes que realizar todos los pasos. La sinergia no es
algo que simplemente sucede, es un proceso puedes llegar a ese punto.
Ensayo: -Hábito 6: Sinergizar. La vida “elevada

En este capítulo se muestra como diferentes cosas pueden funcionar y hacer que algo sea
mejor al ponerlos en conjunto. Sin embargo para algunas personas es difícil el poder lograr
ésta sinergia en sus proyectos o actividades y considero que esto se debe a que aun se
tienen ciertos paradigmas sobre la diversidad y en cuanto a diversidad me refiero a todo lo
que sea diferente.

Eh aquí la problemática para que haya y fluya la sinergia con las personas, algunas
personas evitan a toda costa las diferencias para estas personas sólo lo que se parece a ellos
no es lo aceptable, sino lo único, también hay personas que sólo toleran las diferencias,
estas son aquellas que saben que hay diversidad, las aceptan pero no las adoptan; y por el
lado opuesto hay quienes celebran las diferencias porque para esas personas son de gran
valor más que un defecto son una ventaja.

Cada persona es única e irrepetible tiene características propias e inigualables por lo que
debemos celebrar que todos somos distintos, no hay que rechazar y evitar las cosas
diferentes, en lugar de cerrarnos a una sola cosa, debemos abrirnos a todas las distintas
posibilidades que pueden surgir y crear algo maravilloso y nuevo.

Es importante que las personas aprendan a aceptar los cambios y las diferencias ya que al
conjuntar las habilidades que cada persona tienen se puede lograr y crear algo mucho mejor
que si lo hicieran por separado, no por nada existe el dicho que dos cabezas piensan mejor
que una.

El trabajar con sinergia hace que se hace que las largas jornadas no se sientan pesadas
fomenta la creatividad, se pueden tener otras opiniones y puntos de vista distintos a los que
conocemos, sirve como retroalimentación para lograr un mejor resultado.
Cuarta parte. Renovación

-Hábito 7: Afilar la sierra. Es “mi” momento

Fue especialmente diseñado para ayudarte a lidian con estor problemas. El habito 7 es
como tener afilada tu personalidad para que puedas lidiar mejor con la vida, significa
renovar y reforzar regularmente las cuatro principales dimensiones de tu vida, cuerpo,
mente, corazón y alma, el equilibrio es mejor; algunas personas pasan muchas horas tratado
de tener un cuerpo perfecto pero descuidan sus mentes, el equilibrio es importante porque
lo que hagas en una dimensión de la vida afectara a las otras tres.

Tomate un tiempo para una pausa, examinaremos cada dimensión cuerpo, mente, corazón y
alma. Cuidar de tu cuerpo; tu cuerpo es una herramienta y si cuidas bien de ella te
funcionaria bien, los cuatro principales ingredientes de un cuerpo sano son dormir bien, el
descanso fisco, buena nutrición, y ejercicio adecuado. Primera regla: escucha a tu cuerpo,
por mucha atención a cómo te hace sentir los distintos alimentos, y a partir de ello
desarrolla tu propio criterio para comer. Segunda regla: practica la moderación y evita los
extremos, muchos de nosotros, es más fácil ser extremo que moderado. Si intentas tener un
mejor físico, asegúrate de no obsesionarte demasiado con tu aspecto y del mismo modo que
hay formas de cuidar tu cuerpo también hay formas de destruirlo

Cuida de tu cerebro, significa desarrollar un poder cerebral mediante la escuela, actividades


extra curriculares, pasatiempos, empleos y otras experiencias que realcen tu mente, existen
novedosas formas para expandir tu mente, el mejor enfoque puede ser simplemente leer.

Cuidar de tu corazón: la mejor forma es concentrarte en formar relaciones, o en toras


palabras, hacer depósitos frecuente en tu cuenta de banco de relaciones y en tu cuenta de
banco personal, al iniciar cada día busca oportunidades para hacer depósitos y formar
amistades duraderas.

Cuidar de tu alma: tu alma es tu centro donde están tus convicciones y valores más
profundos, tomarte tiempo para renovar y despertar ese yo interior, con frecuencia puedes
afilar tu sierra en más de un aspecto al mismo tiempo

¡Mantener viva la esperanza! Muchacho, moverás montañas.

Asegúrate de que cuando pises lo hagas con cuidado y mucho tacto, y recuerda que la vida
es de equilibrio un gran acto, ¿lo harás con éxito? Si, ciertamente, garantizado 98.75%,
muchacho moverás montañas.
Si después de leer este libro, elige dos o tres cosas en las que debas trabajar, de modo
gradual aumenta tu confianza, te sentirás más feliz, te pondrás en onda naturalmente, tus
metas se convertirán en realidad, tus relaciones mejoraran y te sentirás en paz. Si hay un
hábito o idea que realmente lograste la mejor forma de internalizarlo es enseñarlo a otra
persona mientras lo tengas fresco en la mente. Si alguna vez sientes que te quedas corto, no
te desanimes. Si sigues volviendo a tu plan, haciendo pequeños ajustes y manteniendo viva
la esperanza. Finalmente llegaras a tu destino.

Recuerda siempre que naciste con todo lo que necesitas para tener éxito

-Hábito 7: Afilar la sierra. Es “mi” momento

Es importante que todas las personas esta en optimas condiciones para realizar nuestras
actividades diarias y me refiero a que hay que estar bien de cuerpo, mente, corazón y alma.
Ningunas de estas partes es más o menos importante que la otra por lo que hay que buscar
el equilibrio en cada uno de ellos para poder realizarnos en todos nuestros aspectos.
Aunque la mayoría de las veces no le damos el debido cuidado a cada una de estas partes.

Nuestro cuerpo es sin duda una maravilla, ya que aun con toda su complejidad, está
diseñado para funcionar perfectamente, sin embargo con el paso del tiempo nosotros
mismos lo vamos dañando y descuidando poco a poco hasta deteriorarlo y es hasta que ya
estamos realmente en muy malas condiciones cuando nos preocupamos por él.

De igual manera debemos preocuparnos por nuestra mente y si suena raro el decir la mente
ya que no me refiero en sí a la parte del cuerpo que está ahí sino a la información que
vamos almacenando como si fuera un disco duro para poder utilizar esta información en
cualquier momento. Muchas veces no nos preocupamos por tener una mente sana
nutriéndola con información que realmente nos sirva o con contenido cultural muchas veces
nos limitamos a usarlo al mínimo de su capacidad.

En cuanto al corazón es importante mantener en buen estado todas nuestras relaciones, el


hecho de mantener una buena relación implica más que sólo conocer o hablar con alguien
unos minutos, es ir fomentando y nutriendo esa relación para que perdure en tiempo
indefinido.

Por último es necesario que nutras tu alma, de nada te sirve estar bien con todo lo demás
sino estas bien contigo mismo, es necesario tomarnos un tiempo para estar en contacto con
nosotros de vez en cuando y ver como andamos realmente en este aspecto, si vamos por
buen camino o debemos frenar y hacer algún cambio.
El equilibrio de estos elementos nos ayudará a poder tener una vida plena y feliz, por
consiguiente si estamos bien con nosotros mismos, es más fácil estar bien con los demás,
hay que empezar siempre desde adentro.

Para concluir no olvides mantener siempre la esperanza en todo momento, no importa que
tan mal vayan las cosas, siempre habrá manera de solucionarlas, no debemos quedarnos
estancados en algo que ya pasó, al final siempre habrá una esperanza y cuando menos lo
esperemos y muchas veces de quien menos lo esperemos la ayuda llegará.

También podría gustarte