Está en la página 1de 5

Trabajo de la unidad caso 3

Jenny Camila Cano Riaño

Rocío del Pilar Vanegas


Administradora de Empresas

Corporación Universitaria de Asturias


Administración y Dirección de Empresa
Relaciones Laborales
Cuarto Semestre
Año 2018

Página 1|5
Caso Práctico No. 3

Enunciado:
Debe leerse la sentencia C-871-14, la cual trata sobre el estudio de constitucionalidad
del artículo 306 del código sustantivo del trabajo, en donde se trata de determinar, a la
luz constitucional, la exequibilidad o inexequibilidad de un aspecto propio de la prima
de servicios contenida en dicha norma.
ORIENTACIÓN: Para el desarrollo de este caso práctico es importante leer con sumo
cuidado y detalle lo que se esgrime en los acápites de los cargos de la demanda o
demanda las consideraciones y la decisión, pues es en estos y no en otros donde se
puede encontrar lo que aquí se está solicitando.
Cuestiones: Una vez leída la sentencia deberán:
1. ¿La sentencia aparte de recoger la naturaleza de la prima de servicios, que otro
aspecto también analiza?
En la sentencia recoge también los derechos laborales de los(as) trabajadores(as)
domésticos(as) donde también se puede evidenciar en las sentencias C-051 de
1995, C-034 y C-042 de 2003, C-100 de 2005 o C-825 de 2006. la Corte
reconoce en la parte motiva de la decisión la importancia del trabajo doméstico y
su déficit de protección.
La contribución significativa del trabajo doméstico a la economía del país, el
déficit de protección por su infravaloración e invisibilidad, la necesidad de
disfrutar de condiciones no menos favorables que de los trabajadores en general,
el hecho que esta labor se cumple principalmente por mujeres y niñas, y
finalmente que el concepto de “empresa” ha evolucionado hacia una concepción
amplia gracias al dinamismo del derecho humano laboral (CORTE
CONSTITUCIONAL, s.f.)

2. Concluya con sus propias palabras este tema.

La sentencia C-871 de 2014 de la Corte Constitucional colombiana estudia la


interpretación del reconocimiento y pago de la prima de servicios para las
trabajadoras y trabajadores domésticos. No solo del trabajo doméstico
remunerado sino del trabajo doméstico no remunerado desarrollado al interior
del hogar. La decisión judicial reconoce la existencia de un déficit de protección
en materia de derechos laborales que afecta a las trabajadoras domésticas.
Además, es un primer paso para las transformaciones sociales y jurídicas que
debe afrontar el país.

Sin embargo, en este caso la Corte ha hecho uso del principio de colaboración
entre los poderes públicos y ha dejado el desarrollo legislativo del derecho de las
trabajadoras y trabajadores domésticos a recibir la prima de servicios. Ahora
tendremos que esperar que el legislador cumpla, en el menor tiempo posible, con

Página 2|5
el exhorto de la Corte Constitucional y evite que se prolongue la vulneración
sistemática los derechos de las trabajadoras y trabajadores domésticos.

Por otra parte, como señaló la Corte en su sentencia C-871/2014, la norma


asume que los trabajadores domésticos no generan valor económico o social.
Esto es falso, al menos por dos motivos:

1. Porque el tiempo que los empleadores no destinan a realizar quehaceres


propios del servicio doméstico, lo pueden usar para trabajar o descansar. Por
tanto, la contratación de servicios domésticos puede tener un efecto
significativo sobre la productividad de los patronos. Por ejemplo, un estudio
del Banco de la República encontró que la presencia de servicio doméstico
incidía positivamente sobre la tasa de participación de las mujeres no jefes
de hogar en el mercado laboral colombiano.

2. Porque el trabajo doméstico puede generar valor económico por sí mismo.


Este es el caso, según la Corte Constitucional, del cuidado que asumen los
trabajadores domésticos "de las personas más vulnerables de la familia,
animales domésticos y de los bienes y enseres de la casa de familia". Según
el DANE la economía del cuidado aporta un 20 por ciento del PIB
colombiano.

Página 3|5
Conclusión

La Corte Constitucional ha reconocido que las trabajadoras y los trabajadores


dedicados a los servicios domésticos son un grupo económica y socialmente
vulnerable, y el artículo 13 de la Constitución ordena al Estado promover "las
condiciones para que la igualdad sea real y efectiva" y adoptar "medidas en
favor de grupos discriminados o marginados".

Página 4|5
Referencia Bibliográfica

http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2014/C-871-14.htm

Página 5|5