Está en la página 1de 12

Ensayos personaje histórico: "Simon Rodriguez"

1.-Ensayo Simón Rodríguez

Facilitadora: Deivi Delgado BOL 46

Se distinguió como educador, escritor y filósofo. Nació en caracas 28- de octubre del 1769 de
origen humilde, trabajo en diversos oficios para su subsistencia .obtuvo el título de maestro el 23
de mayo 1791, desde entonces se dedicó hasta el final de su vida, a la enseñanza. Enseñaba
dividendo en la escuela de primera letras entre la esquina de veroe y tesuira en caracas, muchos
lo consideraban un revolucionario, otros lo tildaban de incongruente. El libertador lo llamo “el
Sócrates de caracas “simpatizo con el movimiento de Gual y España 1797, cuando se delato este
movimiento, emigro a Jamaica, donde cambio su nombre por el de Samuel Robinson, allí estudio
inglés, luego viajo a estados unidos y finalmente a Europa. Realizo estudios sistemáticos de
francés, italiano, alemán y portugués.

Los encuentros entre Bolívar y Rodríguez en 1792 se estableció el primer contacto,5 años duro
esta relación, los encuentros eran casi a diario, en la casa natal del niño, al tiempo que Rodríguez
asistió al abuelo Feliciano palacios en la correspondencia y en las cuentas después en la escuela.

En 1804 su estadía en Europa, se encontraron y le brindó apoyo a Bolívar, cuando enviudo.

En 1805 realizaron una gira por las ciudades europeas y los Alpes siguieron muy de cerca los
triunfos y las derrotas del libertador

Regreso a tierras americanas en 1823 y fundo la escuela-taller en Bogotá (1824) y en Bolivia


(1826).

1824 Bolívar, manifestó su gran aprecio y agradecimiento por su maestro y amigo.


Rodríguez amaba a sus discípulos: tanto que en 1830.escribio la obra el libertador del mediodía de
américa y sus compañeros de armas, difundido por un amigo de la causa social.

Cuyo fin era defender al libertador.

Murió en la aldea peruana de Amotape, el 28 de febrero de 1854, a los 83 años pobre y sin hogar.

Sus restos que reposaban desde 1924 en el panteón de los héroes de lima, fueron trasladados a
caracas y depositados en el panteón nacional el 28 de febrero de 1954, en ocasión del centenario
de su muerte.

2.-Ensayo Simón Rodríguez

NOMBRE DE LA CELULA II : “ERNESTO CHE GUEVARA”.

PERSONAJE HISTÓRICO: “SIMÓN RODRÍGUEZ”.

TEMÁTICA POLÍTICA: “EDUCACIÓN POPULAR”.

Facilitadora: Evenyn Leon BOL 05

Son tan limitados nuestros conocimientos acerca de Simón Rodríguez, que cuando
escuchamos hablar de él lo primero que decimos es que el "fue el maestro del libertador", porque
es lo único que conocemos de la vida de este gran hombre, quizás nos imaginamos que toda su
vida estuvo dedicada a la enseñanza de Bolívar o que pasó su vida enseñando como un simple
maestro pero no fue así. Rodríguez pasó su vida enseñando y luchando por cambiar el sistema
educativo de Venezuela y América, que estaba aún bajo los vicios y mentalidad colonial, aunque ya
vivíamos en una América libre no pudo cambiar las cosas, sus ideas y pensamientos son de nuestro
tiempo porque fue pronunciada con una carga de porvenir que sólo podía nacer de un profundo
conocimiento de las necesidades de su tiempo ahora cuando la educación se debate en una
profunda crisis, debemos volver los ojos a Rodríguez y así retomar sus pensamientos y aplicar los
cambios necesarios para socializar todo el país por medio de la escuela. Para mejorar tantas
innovaciones presentes en la sociedad donde hay diferencias de clases políticas y cada quien tiene
su independencia, es claro que; sólos no podemos desempeñar todas las funciones sociales, por
eso es necesario dividir voluntades a través de instituciones que vayan dirigidas hacia el
mismo fin, el cual no es mas que impulsar la educación del pueblo pues la formación de estas
nuevas generaciones serán muy productivas para la sociedad, ya que la educación popular era
uno de sus proyectos mas importantes. El fin primordial de la educación es formar ciudadanos y
es por eso que todos debemos tener acceso a ella, ya que, como decía Rodríguez "sin educación
popular no habrá verdadera sociedad…"Esta educación debe estar vinculada a la solidaridad que
se expresa en las múltiples y pequeñas dimensiones del vivir y convivir diario. Para tener personas
y auténticos ciudadanos, debemos superar la pobreza y profundizar la democracia, y esto requiere
de un proceso simultáneo. La democracia se puede construir dependiendo de nuestra actitud, de
nuestra voluntad, de nuestra voluntad de cooperación, de nuestro respeto, de nuestra
responsabilidad, de nuestra solidaridad. Podemos hacer una escuela y una universidad diferente,
de docentes, de administrativos, de representantes y comunidad que tengan en su horizonte los
intereses de la mayoría y la construcción y vivencia de la genuina democracia.

Sobre este punto, mencionaré a Ernesto Che Guevara el cual decía que “Son los pueblos
quienes se liberan a sí mismos”... donde el insistió una y otra vez, siendo él mismo ejemplo de sus
ideas al instaurar el trabajo voluntario sin más remuneración que la del deber cumplido. Esto lo
impulsó, en todo momento, a no contentarse con hacer posible la revolución en un solo país, sino
que en Cuba ya ocupando diversos cargos de responsabilidad en el gobierno revolucionario amplió
sus horizontes, asumiendo la importante tarea de estudiar y difundir la teoría revolucionaria del
socialismo, sin que ello significara una aceptación tácita, carente de alguna crítica objetiva, de lo
que observó. Nunca eludió la crítica ni la autocrítica. Su praxis siempre se enlazó con sus ideales
socialistas. Para él, la condición de revolucionario representaba el máximo escalón al cual podría
aspirar cualquier ser humano. Ése era parte de su credo revolucionario y socialista y, por ello
mismo, se mantiene en plena su vigencia como el revolucionario que siempre fue.

3.-Ensayo Simón Rodríguez

Facilitador: Ken Shamsundar

Simón Rodríguez fue uno de los intelectuales americanos más importantes de su tiempo,
destacando por su profundo conocimiento de la sociedad hispanoamericana, el cual
posteriormente trasmitirá a SimónBolívar al desempeñarse como su maestro y mentor.

Con su pluma, sus ideas, conocimientos, filosofía y pedagogía, Simón Rodríguez se encargó junto a
Andrés Bello de educar e inspirar al futuro Libertador de América.
Simón Rodríguez expresaba con frecuencia: “No quiero parecerme a los árboles, que echan raíces
en un solo lugar; sino al viento, al agua, al sol, a todas esas cosas que marchan sin cesar”.

Rodríguez repitió una y otra vez: “Yo no pido que me den, sino que me ocupen,que me den
trabajo. Si estuviera inválido, pediría ayuda. Sano y fuerte debo trabajar. Solo permitiré que me
carguen a hombros, cuando me lleven a enterrar”

4.-Ensayo Simón Rodríguez

correo: infocentrolosculies@gmail.com

Facilitadora: Ilzari solano

LA EDUCACION POPULAR

Es donde la persona aprende del medio que lo rodea, de su entorno si necesidad de asistir a una
institución o escuela. Se caracteriza por ser un espacio de reflexión de dialogo intercambio de
ideas , donde todos se auto educan sin que el maestro sea el que mande el que lleve la batuta.
Todos tienen derecho a dar su opinión. Que todos se estimen, que sean amigos crear un ambiente
armónico de felicidad.

La educación se vuelve un espacio de producción, de intercambios y de consumo de saberes y


rebasa el marco de las prácticas y de las instituciones .

SIMÓN RODRÍGUEZ

Simón Rodríguez contemplaba asumir el carácter político, formar personas útiles y con voluntad
de trabajo, sin menos cabo de su condición ni raza , y consciente de que cada persona debía estar
formada para asumir procesos.

Simón Rodríguez tomada en cuenta la integración de los niños pobres los enseñar a pensar, pensar
con cabeza propia, pensar, no repetir como loros. Enseñar cosas útiles, desde el trabajo. Enseñar a
los niños a ser preguntones para usar la razón y no repetir lo que el maestro quería si no lo que
ellos entiendan de la clase.
FORMACION DE CELULA PRIORIZADA N° II

En esta formación adquirir nuevos conocimientos sobre la educación popular y la educación


tradicional, que el papel del facilitador es saber escuchar las opiniones e ideas de cada persona o
individuo que el aprendizaje sea mutuo que no sea solo el facilitador el que lleve la batuta y que
hay que saber enseñar cosas que sean útiles para los niños y jóvenes.

5.-Ensayo Simón Rodríguez

Facilitadora: Yusber Aguilera

LA EDUCACIÓN POPULAR

Es aquella que nace del pueblo de las comunidades donde participan niños , jóvenes , y adultos.
La educación popular es el lugar donde se hacen amigos, no solo en aulas, pizarras, programas,
horarios, conceptos…la educación popular es sobre todo, gente que trabaja, que estudia, que se
alegra, se conoce, se estima. Es importante en la educación popular saber que en la escuela no es
sólo estudiar, no es sólo trabajar, es también crear lazos de amistad, es crear un ambiente de
camaradería, es convivir, es unirse.

La educación popular es crecer, hacer amigos, educarse, ser feliz , en mi comunidad se emplea
cada día en el agricultor en el campesino que sin ir a la escuela aprendieron a realizar buenas
cosechas, en los niños en los jóvenes que aprenden de ellos sin tener un patrón que seguir esa es
la educación popular .

SIMÓN RODRIGUEZ

Simon Rodriguez En el proyecto de educación popular del maestro contemplaba asumir el


carácter político en tanto había que formar personas útiles y con voluntad de trabajo para superar
la situación de depresión en que se hallaba la América,les enseño que cada persona debía estar
formada para asumir las responsabilidades a su vez fue un impulsador de la educación popular se
encargaba de darle clase a los niños pobres les enseño a tener decisiones propias a tomar
decisiones les enseño de la educación popular.

FORMACION DE CELULA PRIORIZADA N° II


En esta formación retomamos los conocimientos que ya teníamos sobre Simón Rodríguez a su vez
aprendimos de la educación popular educación tradicional, que en la tradicional no se escuchaba
las opiniones y todo era como decía un libro y teniamos que seguir un patron en general mas sin
embargo en la educación popular se escucha las opiniones se le da la participación a las
comunidades en nuestro caso aprendemos de los usuarios así como ellos de nosotros.

6.-Ensayo Simón Rodríguez

FACILITADORA: RUBENNY MARQUEZ.

Simón Rodríguez. Utilizó a menudo el seudónimo de Samuel Robinsón, por lo que su sistema
de pensamiento es conocido como robinsoniano. Fue un gran pensador venezolano,
latinoamericano y universal, el objetivo de toda su actividad intelectual fue servir a la liberación
de los pueblos sometidos por el yugo del imperio español y a su integración en hermandad. A
través de sus métodos para una educación liberadora, propugnó la emergencia del nuevo hombre
americano y la creación de Repúblicas de hombres y mujeres libres.

Para él la educación no era formar aristócratas, sino hacer de todos los habitantes verdaderos
ciudadanos al servicio de la República. Las herramientas para lograrlo son una educación
liberadora, el trabajo dignificante y la participación activa en los procesos de transformación
política.

Simón Rodríguez con sus ideales y propuestas sobre sistemas de gobierno, política y
educación nos enseña el valor de interesarnos por nuestro pueblo y sobre todo en la educación
popular, para cada día alcanzar la excelencia y aprender de los errores.

Él intentaba en esa época colonial mejorar la estructura política, que el hombre se


incorporara a la sociedad logrando ser competente, educado con valores bien fundados para
impulsar al cambio de un país y convertirlo en una República libre e independiente, una educación
popular libre de prejuicios y centrada en nuestras propias necesidades, sin copiar los sistemas de
gobierno del Norte ni Europa, solo buscando nuestro bienestar e intereses ya que nuestra cultura
y costumbre son distintas a otros países.

El proyecto de educación popular de Simón Rodríguez, planteaba una educación liberadora


que llegara a los lugares mas humildes, donde todos los ciudadanos sin distinción de ningún tipo
tuvieran oportunidad a recibir una educación de calidad, con el objetivo de formar personas
útiles, independientes y con voluntad de trabajo para sacar el país adelante sin tener que
depender de otros, el quería formar hombres capaces de producir lo que comen y brindar a otros
lo que producen, que enseñemos a los niños a ser preguntones para que siempre busquen el
porque de todo y se acostumbren a obedecer la razón no a la autoridad como los limitados, no a la
costumbre como los estúpidos.

La fundación infocentro a través de sus facilitadores esta implementando la educación


popular la cual desde los espacios brindamos a los habitantes de las comunidades, incluyendo a
todos sin importar clase social, desde niños y niñas, hasta adultos mayores, ha acercarse al uso de
las tecnologías de información y comunicación de forma gratuita, donde lo que aprendamos lo
enseñemos a otros para así todos ir construyendo conocimientos que ayuden al desarrollo de
nuestro país.

De igual forma el trabajo social y comunitario, que se realiza desde los infocentros permiten
el desarrollo y crecimiento de cada uno de los facilitadores teniendo como objetivo generar
políticas de formación integral y mas allá de ello poder brindarle la capacitación correcta a
nuestros usuarios en cada una de las comunidades.

7.-Ensayo Simón Rodríguez

Facilitador: José Moreno BOL 03

Simón rodríguez

(Simón Narciso Jesús Rodríguez; caracas, Venezuela, 1769 - amotape, Perú, 1854) pedagogo y
escritor venezolano. Sus fueron padres Cayetano Carreño y Rosalía Rodríguez. Se cambió el
apellido paterno por el materno, a raíz de una violenta discusión que tuvo con su hermano carnal
Cayetano que era conservador y concupiscente, con ideas contrarias al espíritu liberal y reformista
que evidenciaba simón desde muy joven. Un día discutieron tan violentamente, que simón para no
parecerse en nada a su hermano, decidió adoptar el apellido Rodríguez.

Jamás la historia de la América independentista ha sido tan injusta con uno de sus grandes
personajes como lo fue con la obra del insigne educador y gran pensador americano don simón
Rodríguez. El relato de su vida, atrapado en el sobrenombre de el maestro del libertador, se
destacó en la historia por el mérito de haber forjado el espíritu y las ideas de bolívar, reduciendo a
pasividad lo que fue realmente una activa relación de reciprocidad.
Pero simón Rodríguez no nació para hacer de bolívar el futuro libertador de América; se hizo a sí
mismo, más bien, para convertir en verdaderas repúblicas a los territorios conquistados por la
libertad. El proyecto diseñado por Simón Rodríguez, basado en la colonización del continente por
sus propios habitantes y en la formación de ciudadanos por medio del saber, lo dibuja como un
gran pensador americano a quien, en virtud de su incesante lucha en favor de la educación
popular, sería más justo recordar como el gran maestro de muchos. La originalidad de sus
pensamientos, su sentido estricto de la honestidad, la trascendencia renovadora de sus ideas
pedagógicas y sociales y la heterodoxia y excentricidad de sus métodos hablan de un hombre con
sentido propio, ajeno al contexto de su época.

Para mayo de 1791 con 21 años de edad, el cabildo de caracas le concede un puesto como
profesor en la “escuela de lectura y escritura para niños”, donde tiene la oportunidad de ser el
tutor de simón bolívar.

En 1794 presentó un escrito crítico “reflexiones sobre los defectos que vician la escuela de
primeras letras en caracas y medios de lograr su reforma por un nuevo establecimiento”.

Su participación en la conspiración de Gual y España en contra de la corona española en el año de


1797, lo obliga a dejar el territorio venezolano. Viaja a Kingston, Jamaica, donde cambia su
nombre a Samuel robinsón, y después de varios años en los estados unidos, viaja a Francia en el
año de 1801, ya para el año de 1804 se encuentra con el libertador simón bolívar y juntos realizan
un largo viaje por Europa.

Simón rodríguez y el libertador simón bolívar, son testigos presénciales de la coronación de


napoleón Bonaparte en Milán, como rey de Italia y de roma, también es testigo del juramento de
simón bolívar sobre el monte sacro.

Entre los años de 1806 y 1823, se hospeda en Italia, Alemania, Rusia, Prusia y Holanda.

Ya para el año de 1823, regresa a América usando nuevamente el nombre de simón rodríguez, en
el año de 1824 en Colombia establece la primera escuela taller.

Atendiendo el llamado de simón bolívar desde el Perú es nombrado “director de la educación


pública, ciencias, artes físicas y matemáticas” y “director de minas, agricultura y vías públicas” de
Bolivia.

En el año 1826, establece una segunda escuela taller en Bolivia, pero el mariscal Antonio José de
Sucre, quien era presidente de Bolivia, no tenía buenas relaciones con él, por lo que simón
rodríguez renuncio el mismo año, dedicándose el resto de su vida como educador y escritor,
viviendo entre Perú, chile y ecuador.

Su trabajo titulado sociedades americanas, es muy importante en la necesidad de buscar


soluciones propias para los problemas de Hispanoamérica y está dividido en varias ediciones
publicadas en Arequipa (1828), concepción (1834), Valparaíso (1838) y lima (1842).
Otra obra de gran importancia es “el libertador del mediodía de América y sus compañeros de
armas” en 1830, un alegato sobre la lucha social que emprendía simón bolívar en esa época.

Simón rodríguez murió en amotape, Perú, el 28 de febrero de 1854, sus restos fueron trasladados
desde el panteón de Perú en 1954 al panteón nacional de caracas, Venezuela.

8.-Ensayo Simón Rodríguez

Facilitador: Edicto Astudillo

SIMÓN RODRIGUEZ

Caracas, Venezuela, 1769 - Amotape, Perú, 1854) Pedagogo y escritor venezolano. Jamás la
historia de la América independentista ha sido tan injusta con uno de sus grandes personajes
como lo fue con la obra del insigne educador y gran pensador americano don Simón Rodríguez. El
relato de su vida, atrapado en el sobrenombre de El Maestro del Libertador, se destacó en la
historia por el mérito de haber forjado el espíritu y las ideas de Bolívar, reduciendo a pasividad lo
que fue realmente una activa relación de reciprocidad,Hace algo más de doscientos años, este
maestro de maestros que hizo sentir a Bolívar que debía liberar a América del yugo monárquico
español, expresó: "¿Quién escribe la historia del mundo? ¿Europa? En todo caso ¿de qué Europa
hablamos? Cuéntense los esclavos de Rusia, de Polonia y de Turquía, agréguense los millones de
judíos, que el desprecio mantiene en la abyección; óiganse las voces de millones de campesinos,
marineros y artesanos, ábranse las puertas de las cárceles y los hospicios, júntense los sirvientes
públicos y domésticos, visítense los lupanares, penétrese en los mercados y los vastos talleres y al
fin entren en las bibliotecas, los gabinetes, los teatros, donde unos pocos escriben la historia. ¡El
saber es de todos...! Sépanlo, la palabra, como el pan, será de todos." Pero Simón Rodríguez no
nació para hacer de Bolívar el futuro Libertador de América; se hizo a sí mismo, más bien, para
convertir en verdaderas repúblicas a los territorios conquistados por la libertad. El proyecto
diseñado por Simón Rodríguez, basado en la colonización del continente por sus propios
habitantes y en la formación de ciudadanos por medio del saber, lo dibuja como un gran pensador
americano a quien, en virtud de su incesante lucha en favor de la educación popular, sería más
justo recordar como el gran maestro de muchos. La originalidad de sus pensamientos, su sentido
estricto de la honestidad, la trascendencia renovadora de sus ideas pedagógicas y sociales y la
heterodoxia y excentricidad de sus métodos hablan de un hombre con sentido propio, ajeno al
contexto de su época,la educación, en Venezuela y América, se impartiera con calidad, en torno al
desarrollo personal de los individuos, su capacidad de comprender y analizar la sociedad en la que
viven, su desarrollo humano y personal en el contexto del desarrollo social y comunitario inspirado
en principios y valores como la igualdad, la equidad, libertad, emancipación social y humana. Una
educación que permita a cada uno desarrollar a plenitud sus talentos y construirse como persona
y ciudadano solidario y productivo. Que le enseñe a ser, a convivir, a aprender y a trabajar. En fin,
una educación que le enseñe a cada individuo crecer y desarrollarse como persona y a
preocuparse por su entorno social, que le enseñe los valores y principios de su sociedad.

09.-Ensayo Simón Rodríguez

Facilitador: Antonio Márquez. Bol 05

Simón Rodríguez, en la historia de América Latina, la que se hacía en su tiempo y la que escribió
sobre ese tiempo, una y otra, lo dejaron de lado, entonces y después. Tardíamente advertimos con
morosidad culpable, lo marginado de este personaje en la historia en el transitar de las veredas y
las conformidades de los cronistas consagrados.

Simón Rodríguez (1769-1854), preceptor de Simón Bolívar cuando niño éste en Caracas. Por
algunos motivos de la realidad de la época decidieron marginarlo de la historia. Pocos libros
proveen la imagen del hombre más dispuesto a ejercicios de vida que a servicio de letras, o sea,
letras haciendo profesión de oficio, no gastando en tintas más de lo que figuraba necesario a su
vitalidad.

Este Simón Rodríguez, que así se manifiesta, no presume de escritor; no se suscribe a las normas y
apariencias con que comienza a reconocer al oficio en esta tierra. Así no funciona como su amigo
Andrés Bello, conservador ilustrado, que ha colocado sus servicios intelectuales como misiones
institucionalizadoras. Su inconformidad a todo tiempo, que es estilo, de su naturaleza expansiva,
le permite saber dónde llaman las necesidades de los pueblos latinoamericanos, para la
constituirse como tales, y no le permite suponer que habrían de formase doctores para la
tradición. En sus escritos y prosas andan sus propios caminos. Desde estos caminos viene o
procede a invencionar y vierte su invención, su proyecto, en apurados párrafos, para hacer una
pronta asociación con el lector de literato sino con el lector de invencionador, de proyectista.
Dejando en el sentir del pueblo latinoamericano la inventiva de construir algo nuevo, para abolir el
sistema europeo de educación, como mencione anteriormente fue marginado por la historia por
los autores de la época. “Inventemos o erremos” es una de las frases, un legado que nos inspira a
esta generación revolucionara a impulsar este proceso socialista.

10.-Ensayo Simón Rodríguez

Facilitadora: Niraicy Tamaroni BOL 06

Simón Rodríguez el gran maestro de Simón Bolívar, filósofo y pedagogo venezolano, un hombre
preocupado no por enseñar solamente, sino porque se instruyeran muchos otros.

Para el maestro Simón Rodríguez, no existía distinción; todos eran iguales y representaban el
cambio, la educación era el camino hacia la transformación, el camino de un nuevo hombre en un
mundo de inclusión.

La formación es la base fundamental de todo individuo y es la manera de aprender y de enseñar a


ser personas humanitarias y solidarias, que su desarrollo fuese de calidad, inspirados en principios
y valores a favor de los afectados por todas las carencias, a través de su excelencia por la ruta del
saber y el trabajo.

La educación popular es reconocida hoy día en el proceso revolucionario, es un medio de


acercarse al individuo, es un camino de enseñanzas y aprendizajes, es un avance constante para
formar, planificar y organizar.

Al igual que Simón Rodriguez un hombre pensador, analítico y creyente de la revolución, el Che
Guevara, fue uno de los líderes de la Revolución Cubana. En la década de los años sesenta se
estableció con un pequeño grupo guerrillero en Bolivia, donde fuecapturado y ejecutado de
manera clandestina por el Ejército Boliviano con la colaboración de la CIA. Tras su muerte se ha
convertido en un símbolo de alcance mundial, para sus partidarios simboliza la luchacontra las
injusticias sociales o de rebeldía y espíritu incorruptible

11.-Ensayo Simón Rodríguez

Facilitador: Gabriel Barras

Simón Rodríguez nace en Caracas el 28 de Octubre de 1.769 no tiene padres conocidos, se dice
que es hijo de Cayetano Carreño y de Rosalía Rodríguez, aunque el mismo Simón se presenta
como expósito, de carácter altivo, duro e independiente.

Desde muy joven Simón Rodríguez manifestó su vocación magistral. Con apenas 21 años de edad
ya se desempeñaba como maestro en su ciudad natal, donde conoció en 1.792, entre el centenar
de sus discípulos, al niño Bolívar con tan solo nueve (9) años, quien desde fines de mayo de 1.793
paso a vivir en la casa de su maestro. El primer contacto de los dos Simones se produce cuando
Rodríguez es contratado por Feliciano Palacios, abuelo de Bolívar, para que en su propia casa le
sirva de escribiente.

Mas tarde, al fugarse de la casa de su tío Carlos Palacios,Bolívar ingresa a la escuela publica de
Rodríguez. Su vida como maestro la comenzó en Mayo de 1.791, cuando el cabildo de Caracas lo
admite para realizar trabajos en la escuela de primeras letras para niños, lugar al que llegará al año
siguiente Bolívar para iniciar su educación.

Dos años después, tras fugarse el niño Bolívar de la casa de su tutor, es enviado a casa de su
maestro Simón Rodríguez quien se encargará definitivamente de su formación. Durante este
tiempo Rodríguez fue ganado a la causa independentista debido a la lectura de los pensadores de
la Ilustración; por lo que en 1797 se vincula al proyecto de emancipación inspirado por el
pedagogo mallorquín Juan Bautista Picornell, en asociación con los venezolanos Manuel Gual y
José María España. Luego del descubrimiento y fracaso de esta primera tentativa revolucionaria,
Rodríguez es expulsado de Venezuela, adonde no regresará jamás. En 1797 luego de su salida del
país, se traslada a Kingston (Jamaica) donde residirá por algún tiempo y en el que cambiará su
nombre por el de Samuel Robinson. Posteriormente, viaja a Estados Unidos donde vive hasta fines
de 1800.