Está en la página 1de 8

Introduccion

Un discurso es una reflexión. El Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia


nos ayuda a entender que un discurso es la facultad de usar la mente (el razonamiento) para
reflexionar o analizar los antecedentes, principios, indicios o señales de cualquier asunto
con el fin de entenderlo. Por lo tanto, cuando reflexionas, estás discursando, es decir,
aplicando tu inteligencia, para entender un tema y hasta para ser capaz de explicarlo
inteligentemente a otras personas. Es una tarea que realizas en el interior de tu mente, una
línea de razonamiento que sigues al deducir los asuntos.
¿Qué es discurso?
El concepto de discurso es muy amplio y puede referirse a varias cuestiones. En
general, el discurso es lo que decimos, es decir, el término se asocia con la
transmisión de un mensaje mediante las palabras. Este mensaje puede ser escrito
u oral, independientemente. Un discurso es la forma en que un emisor construye un
mensaje y las características que este mensaje posee. Un discurso es una instancia
de comunicación.

El discurso también se utiliza en la presentación de productos o servicios. Un


empresario, en este sentido, puede convocar a la prensa y dar un discurso para
anunciar la creación de una nueva marca.

En una situación comunicativa intervienen varios elementos, pero lo indispensable


es la transmisión de un mensaje (discurso) entre un emisor y un receptor utilizando
un código (que usualmente es el lenguaje) y a través de un canal, que puede ser
oral, escrito, etcétera. Un discurso se da en un contexto determinado, en un tiempo
y lugar específicos y bajo ciertas condiciones.

 Ampliar: Elementos de la comunicación.

Discurso proviene de la palabra latina discursus que significa ‘carrera de un lugar


a otro’ que a su vez deriva de 'conversación' en el sentido de ‘expresión oral de
un razonamiento. Un discurso puede ser pronunciado por cualquier persona
siempre y cuando sea indicado y aprobado por el público o la entidad
organizadora.

Sin embargo, socialmente, lo que llamamos discurso y el concepto más


generalizado es en referencia a cuando una persona habla ante un público y emite
un mensaje previamente preparado, es decir, un texto (escrito anteriormente) y leído
frente a una determinada audiencia.

En los actos importantes se efectúan discursos, así como lo hacen los políticos, los
directivos de una empresa o colegio, etcétera. Un discurso busca orientarse a un
tema o temas en particular y desarrollarlo de manera que capte el interés del
público. Muchos discursos se apoyan en recursos informáticos como
presentaciones de diapositivas, vídeos, imágenes expuestas en pantallas, entre
otras cosas.
Estructura del Discurso
El discurso no tiene por qué ser una pieza literaria, lo que sí debe primar es la
claridad. Al ser escuchado (y no leído) el público no tiene tiempo de analizar
detenidamente el lenguaje utilizado, la estructura de las frases, etc.

A. INTRODUCCIÓN O SALUDO:

 1) El orador o participante tomará una posición firme, decidido, con porte,


mirando fijamente a su interlocutor; procederá a saludar, pero guardando
siempre el orden jerárquico de ciertas personalidades que se encuentran en
el lugar.
 2) Luego tendrá como objetivo plantear el tema que se va a abordar y la
idea que se quiere transmitir, y ubicar al auditorio, en el lugar mismo donde
se desarrollarán los hechos o acontecimientos.
 3) Es necesario y elegante que el orador haga pensar al auditorio,
utilizando citas, ejemplos, pensamientos o experiencias personales.

B. DESARROLLO O CUERPO DEL DISCURSO:

 1) Quizás es la parte más importante del discurso, por la capacidad del


conocimiento intelectual que tenga el orador sobre el tema y su inmensa
capacidad de memoria, que será muy valiosa en un determinado momento.
 2) CICERÓN no se equivoca cuando llama a la memoria tesoro de todas
las cosa; así mismo, como es de nuestro conocimiento todos los problemas
o desarrollos sociales tienen sus raíces históricas, sean nacionales e
internacionales, políticas, culturales, científicas, etc., lo que significa que
será necesario, cuando abordemos un tema, tener en cuenta esta
recomendación, quiere decir, hacer una reseña histórica sobre el tema, y
aquí la importancia de su conocimiento y preparación intelectual, como la
capacidad de memoria.

C. CONCLUSIÓN:

 1) El orador, luego de haber motivado al receptor, dará por finalizado su


discurso utilizando las famosas arengas, ya que ellas se utilizan en
discursos combativos y persuasivos con el fin de enardecer y estimular sus
nobles sentimientos a la motivación profunda.
 2) EL ORADOR DIRÍA "¡VIVA EL PERÚ! ¡VIVA LA JUVENTUD!"
 3) SIEMPRE LEVANTANDO LOS BRAZOS Y CON VEHEMENCIA.
 4) NOTA. El orador, luego de haber expuesto su discurso, será necesario
que no utilice esta frase; por ejemplo "PARA TERMINAR", HE DICHO"....
todo ello demuestra incapacidad para concluir un discurso.
Características del discurso
1. Concepto: El concepto de discurso puede ser definido, según el lingüista
francés Émile Benveniste, como “la aplicación concreta del sistema lingüístico,
cuando éste se queda a cargo o es asumido, incluso transformado, por el locutor
en su acto de habla”.

2. Tipos de discurso: De acuerdo a su propósito y a los elementos de la realidad a


los que presta atención, podemos hablar de los siguientes tipos de discurso:

3. Formas del discurso: Las formas del discurso son las estrategias puntuales que
permiten al emisor transmitir el mensaje de manera más efectiva o apropiada para
la situación.

4. Contextos: En el estudio de los discursos, se toma muy en cuenta la serie de


factores meta y extra discursivos que lo acompañan, es decir, el contexto en que
la comunicación se produce. Las gestualidades, la información previa, la situación
comunicativa propiamente, todo influye en la elaboración de un discurso, dado que
todo esto brinda al receptor información.

5. Especialización: Los discursos pueden ser más o menos especializados, lo


cual significa que pueden ser decodificados por personas más o menos
informadas, estudiadas o preparadas de algún modo para el abordaje del tema
que se está comunicando. Por ejemplo, una conferencia sobre matemáticas
probablemente requiera de un público medianamente especializado, mientras que
la lectura de un noticiero apunta a un público masivo y diversificado.

6. Precisión: Los discursos pueden ser más o menos precisos, esto es, pueden
centrarse más o menos en la temática o intención que persiguen. Un discurso
preciso será aquel que enfoque de manera más directa sus cometidos, mientras
que uno impreciso será más errante, menos certero, tenderá a divagar y
extraviarse.

7. Verificabilidad: No todos los discursos son verificables, ni han de serlo. Los


discursos religiosos y estéticos no aspiran a ser verificados, es decir, a que se
compruebe la verdad de lo que exponen. Otro tipo de discursos, como el científico,
el histórico o en educativo, en cambio, sustentan su capacidad de convencimiento
y de información en la verificabilidad total de sus contenidos.

8. Continuidad

Los discursos son continuos, vale decir, se sostienen en el tiempo y no ocurren de


una vez, como pudiera pasar con las acciones. Los discursos por lo general
suceden en el tiempo, dada su naturaleza lingüística: se necesita llegar al final de
la frase dicha para entender su significado completo, así como se debe leer hasta
la última palabra de un escrito para saber qué cosa dice.
Tipos de discursos según la temática
Discursos políticos Tal como su nombre lo indica se orientan al ambiente
político, y sus temáticas discursivas tienen que ver con planes o proyectos para
lograr ocupar algún puesto político. El objetivo principal es convencer al oyente de
sus ideas y que sea éste el que luego le provea un voto.

Discursos empresariales Los discursos de este tipo son dictados por personas
que ocupan altos cargos en las empresas o que se ocupan de la motivación del
personal.

Discurso religioso Este tipo de discurso es dado por el sacerdote, es


comúnmente denominado también homilía.
Tipos de discursos según la estructura
Discurso expositivo Este tipo de discurso tal como su nombre lo indica intenta
exponer o dar razones sobre un tema determinado.
Discurso argumentativo Este tipo discursivo explica cuáles son las razones que
llevan a una conclusión dada
Discurso informativo Este tipo tiene como objetivo transmitir datos o información
exacta, para la exposición en muchos casos se brindan datos estadísticos o
provenientes de la realidad. Es de suma importancia que el expositor deje de lado
sus opiniones personales para no generar desconfianza.
Discurso publicitario Este tipo es muy aplicado por el marketing, posee como
intención principal la de vender un producto o servicio. Es por eso que el expositor
intentará mediante el uso del lenguaje de convencer a sus oyentes de que el
producto es único en el mercado, es sumamente necesario y tiene muchas
ventajas. Lo malo de esto es que se ocultan las desventajas de su adquisición
Importancia del discurso
La importancia del discurso radica en la manera en que se transmite a un público.
La mejor manera de hacerlo es siguiendo una serie de pautas que nos va a ayudar
a que se discurso llegue mucho mejor, sea entendible irreconocible y, lo más
importante, lo que le transmitir aquello que quiere que el auditorio reciba.

Para ello debemos partir de una serie de elementos que son esenciales para que
discurso tenga defecto que queremos. Por un lado tenemos que tener muy claro
que más allá de la media hora, máximo 45 minutos, la atención del auditorio, del
público, decae, por lo que debe extenderse hasta el máximo de lo indicado. Por
otro lado debemos de dividir el discurso en tres partes concretas: lo primero una
breve introducción del tema que vamos a tratar, una segunda parte en la que
desarrollemos de una manera sencilla y que sea fácil de entender por el auditorio
el tema a tratar y, finalmente un colofón de su discurso que introduzca o bien
preguntas del auditorio o que termine cerrando un poco el tema del que estamos
tratando.

Tenemos que evitar cualquier tipo de dispersión del discurso, de intentar


improvisarse no tenemos esa facilidad, o de dispersarnos en hacer una especie de
micro discursos que, de alguna manera hagan perder el hilo conductor del mismo
y, por extensión, hagan que la atención decaiga antes de lo que nosotros hemos
pensado. La importancia de un buen discurso es el conseguir que el auditorio, una
vez finalizada nuestra exposición tenga la sensación de que se le ha quedado
corto. Siempre es mejor dejar esa sensación a querer hacer un discurso
demasiado largo y que, al final, la sensación que quiere es que se ha hecho
pesado. Otro de los elementos fundamentales en el discurso es que todo lo que
digamos tiene que ser fácilmente entendible por los que lo llevan. Si no
conseguimos que la gente entienda lo que decimos, será imposible conseguir su
atención y que quieran participar de lo que queremos transmitir. Las frases
hechas, muy utilizadas en los discursos, son elemento que, realmente no
interesan.

La importancia del discurso está en la capacidad que uno tiene en enviar un


mensaje a través de la palabra, partiendo de un texto escrito.
Elementos de un discurso
Es importante tanto el fondo del pensamiento, es decir, el contenido ideológico del
discurso, como la forma en que es comunicada por el orador; o sea, las palabras y
las oraciones, el tono, el volumen, los gestos, las actitudes, etcétera. Los
elementos esenciales de la oratoria y de su concordancia, estructuración y manejo
dependerá la eficacia de la comunicación y por ende, del éxito del orador.

El discurso es una idea codificada, un mensaje y por lo tanto su objeto es la misma


que la de toda forma de comunicación: crear o modificar actitudes en el receptor y
en este caso particular, en el público del auditorio.
Se sugiere el empleo de frases cortas y periodos breves que son fáciles de emitir y
de percibir.
En oratoria es preciso ser claros en las formas y en el fondo, es decir, en las
palabras y en las ideas. Se consideran en el Discurso seis partes esenciales:
Elementos

En cuanto al discurso y sus elementos se deben considerar unos términos


concretos que el emisor debe asumir e interiorizar para cómo hacer un discurso
enfocándose en lo que realmente importa. Los elementos de un discurso son los
siguientes:

 Emisor: El emisor es la persona que emite el discurso, usa siempre un


lenguaje más formal y claro para que el público sea capaz de comprender
la charla sin necesidad de repeticiones.
 Receptor: El receptor es el grupo de personas que escucha al emisor, es
decir, el colectivo al que va dirigido el mensaje.
 Mensaje: El mensaje es el contenido que emite el emisor y es dirigido al
receptor. Es un conjunto de ideas relacionadas con el tema que queremos
transmitir.
 Tema: El tema es el término que engloba todo lo que se transmite en el
mensaje.
 Contexto: Es la situación en la que se desarrolla el discurso.
 Canal: Es la conexión existente entre el emisor y receptor.
 Código: Es el lenguaje o signos que deben tener en común el emisor y
receptor para que de esta manera se pueda comprender el mensaje sin
ningún impedimento.

Es importante que tengas en cuenta al receptor en tu discurso pues va a ser el


elemento primordial durante todo el transcurso. Para empezar consulta cómo
hacer un discurso que te mostrará el camino para tener un buen discurso.
Conclusión

Por lo tanto, un discurso es una línea de razonamiento que te ayuda a discernir o entender
un asunto, así como para explicarlo a otros. Cuando lo haces delante de otros se llama
discurso público, para lo cual le añades un comienzo que despierta el interés en lo que
dirás, y una conclusión que mueva a actuar.