Está en la página 1de 30

Financial Ethics

Sesión 02
Historia y Teoría Predominantes

• Como lo afirmamos anteriormente el tema y los


problemas en torno a la ética, la moral y los
valores, son aspectos recurrentes en los debates
que se suceden entre las personas, ya sean
profesionales o no, referidos a problemas
complejos y trascendentales de carácter
político, económico, científico, tecnológico o,
simplemente, a la vida cotidiana
Teorías Predominantes

Platón
• Para Platón (Grecia 427-347 AC) el mundo es una copia
efímera de lo real, el mundo es el de las ideas. De este
último proviene el hombre y su objetivo es regresar a él
para utilizar sus logros, su conocimiento, la razón. Lo
moral es darse cuenta a través de la razón de que el
mundo real es el ideal. La razón lleva junto al bien, lo
bello y lo justo. Aunque no alcancemos el mundo ideal
no importa, la intención es valiosa en sí misma.
• Afirma que el hombre actúa de manera irracional,
porque lo hace en este mundo que no es el verdadero. La
ética de Platón es idealista y se aleja de las soluciones
reales a los problemas humanos.
Teorías Predominantes

Aristóteles
• Fundador (Grecia 384-322 AC) de la ética como disciplina
filosófica. Reconocido como el padre de la ética, por
haber escrito el primer tratado sobre el tema que
conoció la humanidad. El dedicó este tratado a su hijo y
lo denominó Moral a Niccómaco en el cual argumenta
las categorías fundamentales de la ética y a su vez
explicaba qué debía hacer y de qué debía abstenerse el
ser humano para ser un hombre virtuoso.
• Con ello definió unos de los rasgos característicos del
saber ético y el más tradicional que ha llegado hasta
nuestros días, el carácter normativo o ética de las
virtudes.
Teorías Predominantes

El sistema ético de Aristóteles se conforma de


cinco partes, a saber:
• 1. La felicidad, fin supremo.
• 2. El bien, fin de todas las acciones.
• 3. Las virtudes, que pueden ser
Teorías Predominantes

San Agustín (354-430 Cartago, África) y Tomás de Aquino (Italia 1224-


1274)
• El idealismo, objetivo del pensamiento aristotélico, como base de su
ética, fue retomado en la época medieval por San Agustín y Tomás de
Aquino, los que desarrollaron un pensamiento ético en función de la
concepción religiosa del mundo que predominó en esa época. Las
normas y juicios morales se subordinaron a la religión, como
manifestación de la fe en Dios y en la revelación de la voluntad divina,
por lo que la Ética fue considerada una doctrina oficial de la Iglesia
Católica. Esta fue también una vía para la moralización de los
individuos que se educaban en la dogmática y escolástica concepción
ético religiosa. En la actualidad esta concepción ética sobre la moral
tiene su expresión en el neotomismo con el desarrollo del humanismo
cristiano y de una Ética religiosa en la que la moral se concibe como
un fundamento esencial de la doctrina y la actitud religiosa.
Teorías Predominantes

Petrarca (Roma, 1304-1374)


• En la época del Renacimiento, la Ética estuvo marcada por la
orientación humanista que caracterizó al pensamiento en esa
etapa, en la que el modo de producción capitalista se abría
paso con la irrupción de sus poderosas fuerzas productivas
acompañadas de los adelantos científicos y culturales, el
surgimiento de una nueva clase burguesa adinerada sobre la
base de la propiedad privada sobre los medios de producción
y la explotación del trabajo de los obreros y campesinos. Abre
paso a la modernidad. En tal contexto, todo giró en torno a la
razón y en contraposición al predominio de la fe y a la
escolástica como manifestaciones absolutas del saber y del
rígido régimen de castas sociales que anulaban al individuo
en la época medieval.
Comportamiento ético y no ético en el
trabajo
Ética profesional y trabajo. La ética profesional
se refiere al conjunto de normas o principios
por los cuales debe regirse una persona en el
ámbito laboral.El comportamiento de
la ética es totalmente libre y responsable de
las consecuencias que pueda llegar a tener,
independientemente de las buenas
intenciones.
Comportamiento ético y no ético en el
trabajo
¿Por qué es tan importante mantener un
comportamiento ético en el trabajo? ¿Qué
trascendencia tiene en nuestra vida? ¿Y en la
carrera profesional? Comportarnos éticamente en
nuestro puesto de trabajo no sólo es prioritario
para poder sentirnos alineados entre nuestra vida
profesional y personal, también nos ayudará a
crecer en nuestra empresa. Pero ¿a qué nos
referimos cuando hablamos de comportamiento
ético?
Comportamiento ético y no ético en el
trabajo
Respetar a compañeros, clientes y proveedores.
El respeto es básico en cualquier relación
interpersonal, pero mucho más en un entorno
profesional. No debemos perder los nervios, ni faltar
al respeto. ¡Ojo! Esto tampoco significa quedarse
callado cuando se debe exigir un determinado
comportamiento o cuando hay que quejarse porque
no se está obteniendo el servicio por el que se ha
pagado. Mucho cuidado sobre todo con la forma en
la que se expone el problema, la petición o la queja.
La amabilidad debe primar dejando a un lado la
amenaza.
Comportamiento ético y no ético en el
trabajo
Honestidad. La sinceridad es básica para que nuestros
clientes lleguen a nosotros. Estamos acostumbrados a leer
y escuchar preciosas cifras y altos porcentajes relacionados
con el éxito de una compañía. Y muchas veces nos
preguntamos hasta qué punto serán reales las estadísticas
que se publican. Obviamente, no tiene sentido que la
empresa saque a relucir sus puntos débiles, pero aquella
información que vea la luz debe ser real. La honestidad con
nuestro cliente será la clave del éxito. Ser sincero también
con los proveedores a la hora de definir las necesidades y
las carencias o posibilidades de actuación de la empresa. Es
la única forma de que estos te ayuden a crecer
Comportamiento ético y no ético en el
trabajo
Actúa de acuerdo a tus valores. No hay nada peor
que un empleado que no actúa como lo haría fuera
de la oficina. Si en la atmosfera privada, te comportas
de acuerdo a unos criterios o valores, no tienes por
qué dejar de tenerlos como referente en el trabajo.
Somos personas fuera y dentro del trabajo, así que
cuando debas relacionarte con tus semejantes,
procura tratarles tal y como lo harías si estuvieras
fuera del entorno de trabajo. No sólo te sentirás
mucho mejor, también te reconocerán como una
persona íntegra y con valores. ¿Quién no querrá
trabajar contigo? ¿Quién no se fiará de tu palabra?
Comportamiento ético y no ético en el
trabajo
• En la realidad actual nos enfrentamos a diversas
actuaciones que no son ÉTICAS. Un ejemplo de
ello es cuando un jefe abusando de su
autoridad exige o solicita comportamientos a
subalternos que no van con los valores. Otro
ejemplo se da en la educación cuando un
facilitador abusando de su autoridad, dominio o
control solicita conductas antiéticas para lograr
un resultado.
Valores morales y su aplicación en el
ámbito laboral
Definición de valor moral
• Los valores morales han sido objeto de estudio
y, por lo tanto, de definición por un gran
número de autores y de maneras muy diversas.
A continuación se expondrán algunas
definiciones.
“El valor moral es esencialmente una creencia o
convicción profunda que guía la existencia
humana"
Valores morales y su aplicación en el
ámbito laboral
"Los valores constituyen un modelo ideal de
realización personal que intentamos a lo largo de
la vida plasmar en nuestra conducta, sin llegar a
agotar nunca la realización del valor. El valor es
como una creencia básica a través de la cual
interpretamos el mundo, damos significado a los
acontecimientos y a nuestra propia existencia".
Valores morales y su aplicación en el
ámbito laboral
• A continuación se presenta un resumen de los
valores más relevantes en el momento actual,
sin que se menosprecie el gran número de
valores morales que las diferentes sociedades y
grupos humanos comparten, en su día a día, y
sin los cuales sería imposible su existencia.
• Sin lugar a duda que su aplicación en el ámbito
laboral mejoran la relación entre los seres
humanos
Valores morales y su aplicación en el
ámbito laboral
Diálogo
• Hoy, más que nunca, es necesaria una cultura del
diálogo para solucionar conflictos. Es ineludible
desechar el monólogo y los exclusivismos culturales,
raciales, económicos, religiosos y otros. El diálogo
reconoce la irrenunciable dignidad del otro, su
afirmación como identidad personal y colectiva.
 Tolerancia

Los estudios reflejan que la realidad


sociológica plural no genera
automáticamente comportamientos de
respeto al otro. Un sistema plural en
todos los sentidos puede estar
salpicado de rechazo por diferencias
culturales, raciales y la xenofobia.
Nacionalismos esencialistas expulsan
de la comunidad a cuantos no
participan de un mismo origen, raza o
ideas políticas fundamentalistas.
Valores morales y su aplicación en el
ámbito laboral
Libertad
• Se ha vaciado hasta el extremo el concepto de
libertad, se habla de libertad en una sociedad
que tolera la existencia de millones de seres
humanos atrapados por la miseria.
• La verdadera libertad no puede estar encerrada
en los principios formales, por el contrario sus
efectos reales deben imantar la vida diaria de
los individuos y pueblos
Valores morales y su aplicación en el
ámbito laboral
Solidaridad
• La solidaridad como exigencia posibilita un
nuevo modelo de relaciones al interior de la
sociedad y una transformación de las relaciones
entre los pueblos
Justicia
• La justicia debe ser socializada, debe decirnos
algo sobre cómo hacemos la vida entre todos
Modelos de toma de decisiones éticas
• Los modelos no son universales, varían dependiendo
de la industria, en la realidad nos enfrentamos con
decisiones de negocios relacionadas con la ética casi
todos los días. Muchas son sencillas y requieren poca
reflexión consciente para tomarlas: hacer lo correcto
simplemente surge de forma natural. Sin embargo,
algunas decisiones pueden ser complejas y plantear
grandes desafíos. Si bien todos sabemos distinguir el
bien del mal, el proceso de decidir qué es lo
correcto, y hacerlo, no siempre es evidente. De
hecho, las decisiones éticas a menudo resultan ser
de las más difíciles que tomamos en los negocios.
También implican algunas de las consecuencias más
significativas.
HECHOS No
¿He analizado los hechos razonablemente?
Si

No
RECURSOS

MODELO DE TOMA DE DECISIONES


¿He util zado los recursos de los que dispongo?
Si STOP
Vuelva a
No considerar esta
PROBLEMAS
¿He tenido en cuenta todos los problemas?
pregunta
Si detenidamente
antes de
No continuar.
OPCIONES
¿He considerado detenidamente mis opciones
Si
No
CONSECUENCIAS
¿He calculado las consecuentas de mis elec iones?
Si

HECHOS PRUEBA DEL PASO DE TIEMPO

Si
No

¿Superá mi decisión la prueba del paso del tiempo? No


MI DECISIÓN ESTÁ

¿He analizado los hechos razonablemente? SOPESADA DESDE


UNA PERSPECTIVA
ÉTICA

Si

No
RECURSOS
¿He utilizado los recursos de los que dispongo?
Si STOP
Vuelva a
No considerar esta
PROBLEMAS
¿He tenido en cuenta todos los problemas?
pregunta
Si detenidamente
antes de
No continuar.
OPCIONES
¿He considerado detenidamente mis opciones
Si
No
CONSECUENCIAS
¿He calculado las consecuentas de mis elecciones?
Si
No
PRUEBA DEL PASO DE TIEMPO
¿Superá mi decisión la prueba del paso del tiempo?
Si

MI DECISIÓN ESTÁ
SOPESADA DESDE
UNA PERSPECTIVA
ÉTICA
Cultura Corporativa y Liderazgo ético

La cultura corporativa u organizacional es, básicamente,


la ideología de una empresa: el conjunto de actitudes,
hábitos, creencias y comportamientos del grupo humano
que la conforma, el modo en que interactúan y la
manera en que gestionan las transacciones comerciales
externas.
Cultura Corporativa y Liderazgo ético
La cultura corporativa constituye el conjunto de
normas, valores y pautas de conducta que comparten
los integrantes de la empresa, que se ve reflejado en
sus comportamientos. Es determinada por factores
tales como: la personalidad de sus directivos y
empleados, por la historia de la compañía, el entorno
social donde se desarrolla, etc. La cultura es un factor
de integración, ya que los miembros del grupo para
sentirse parte de la cultura deben cumplir con las
pautas establecidas. Se puede trabajar y gestionar
sobre la misma para alinearla con la filosofía y lograr
una identidad coherente en todos los sentidos.
El código de conducta
Código de Conducta.
Muchas empresas crean sus propios Códigos de
Conducta, los cuales pueden ser utilizados como
modelos. La mayoría de estos códigos incorpora las
leyes laborales locales y patrones de conducta
internacionalmente aceptados. Deje claro a sus
proveedores cuáles son sus expectativas en relación
con las prácticas laborales adoptadas por ellos. Un
código de conducta puede ser una guía para que el
personal de su empresa pueda inferir hasta qué
punto los ítems allí establecidos están siendo
cumplidos en forma justa.
El código de conducta
Características del Código de Conducta:

• Facilita la toma de decisiones y una mejor conducta


profesional
• Proporciona un modelo de actuación común, dentro del
marco de referencia de nuestros valores de la empresa.
• Está basado en los nuestros valores (Excelencia, Trabajo en
Equipo, Liderazgo), y muestra cómo estos valores se aplican
en nuestras prácticas empresariales diarias
• Ofrece una guía de cómo debemos comportarnos, orienta a
nuestros profesionales en cuáles han de ser sus pautas de
conducta y ofrece apoyo a sus preocupaciones
El código ético
El código ético es el documento que establece las
reglas y principios que definen el comportamiento de
la organización y que, por tanto, configura el marco
normativo y los criterios que determinan lo que es
correcto o no.
Aunque suele haber códigos éticos sectoriales que la
empresa puede asumir, cada organización debe
redactar su código ético en el que explicite y
comunique su carácter propio que la identifica y
diferencia de otras empresas. Lejos de ser un libro de
recetas o una lista de prohibiciones, el código ético es
una presentación ante todas las partes interesadas de
la conducta de la empresa
EL CÓDIGO ÉTICO CUMPLE LAS SIGUIENTES FUNCIONES
1 . Institucionaliza los valores, normas y criterios de decisión que definen el
proyecto de empresa y que deben regir toda la actividad de la organización.
2. Crea la cultura de la empresa y un clima ético que fortalece la
identificación de los miembros de la organización con el proyecto común.
3. Establece un criterio para la toma de decisiones que elimina las
incertidumbres y las divergencias en las soluciones a los dilemas éticos.
4. Define la responsabilidad, los derechos y las obligaciones así como el
compromiso de la empresa en la satisfacción de las partes interesadas.
5. Ser un instrumento estratégico para la creación, mantenimiento y
desarrollo de la confianza.
6. Comunicar a las partes interesadas el carácter de la empresa y crear así
una imagen pública.
7. Explicitar las líneas de actuación a las que la empresa se compromete
respecto a sus partes interesadas.
8. Generar credibilidad en la sociedad mediante la definición de su
compromiso social y ambiental y las medidas a implantar para su
cumplimiento.