Está en la página 1de 8

COMIDA DE LOS MAYAS

Los Mayas tenían una dieta muy variada, consumían


papayas, aguacates, zapotes, guayabas, mameyes, la chaya
de alto valor medicinal, jícama, camotes y raíces.
El chicle es una savia extraída del árbol de chicozapote el
cual crece en la Península de Yucatán y en la región del
Petén, Guatemala. Por muchos años, dicha savia era la base
de la industria internacional de la goma de mascar; hoy en día
se utilizan substitutos sintéticos.
La base de su alimentación fue el maíz, que les sirvió para
hacer bebidas (como el atole), usando su pasta (nixtamal)
cocinaban alimentos como los tamales y tortillas.
En cuanto a los tamales, están compuestos por una pasta de
maíz que contiene una mezcla de carne, vegetales o ambos.
Todo lo anterior se envuelve dentro de hojas de maíz u otra
planta.
El balché, "vino sagrado" producto de la corteza de un árbol, y
el saká, "pozol sagrado"; árbol y maíz, plantas sagradas,
significan vida y fertilidad, eran y son utilizadas aún hoy en
día en las ceremonias como ofrendas para pedir ayuda y dar
gracias al Dios Chaak por la lluvia en la milpa y la protección
de los animales.
En sus inicios era frecuentemente consumido por los
hombres de milpa pues es muy refrescante si se toma frío,
pero por ser hecho de masa también calma el hambre
Comían manatíes, de los cuales utilizaban la grasa para
hacer un tipo de manteca comestible. Los manatíes se
encontraban/encuentran en el sureste de México. Por eso los
cazaban, porque e encontraban cerca.
Los mayas los cazaban para obtener la piel y para la carne.
El venado cola blanca se encuentra en los bosques secos de
las laderas aquí en México.