Está en la página 1de 5

INDUCCIÓN IERA

BLOQUE 1
 Voz de recomendación más que de relax.
Ahora cierras los ojos… los cierras y dejas que te llegue esa
sensación dulce como si te fueras a dormir.

Cierras los ojos… y coges aire lenta y profundamente… Inspiras


lentamente por la nariz… Lenta y profundamente… Y expulsas el
aire… todo el aire. Y al tiempo que lo expulsas… vas aflojando el
cuerpo.

Y tu cuerpo parece hundirse dentro de sí mismo… Tu cuerpo pierde


tensión… y tu respiración ahora es más tranquila… más libre…

Inspiras lentamente por la nariz… Lenta y profundamente… Y


expulsas el aire… y al tiempo que lo expulsas vas aflojando el
cuerpo. Inspiras lentamente por la nariz… Y expulsas el aire… y
al tiempo que lo expulsas vas aflojando el cuerpo.

Aflojas ahora los músculos de la frente… los párpados… Sientes que


los párpados cada vez pesan más y más… Y la sensación de sueño es
cada vez más profunda… Pero sabes que no te vas a dormir… que
llegarás hasta el mismo umbral del sueño… pero no te vas a dormir…

Aflojas también los músculos de la boca… los labios… La boca se


entreabre ligeramente… no aprieta un labio contra otro…

Y los músculos de la barbilla pierden también tensión. La barbilla cae


ligeramente… y todos los músculos de tu cara han perdido ya
tensión. Están flojos… muy flojos… Pero volveremos a ellos por si
ha quedado algún punto de tensión.

Ahora haces lo mismo con los músculos de los hombros. Los aflojas.
Aflojas y relajas los músculos de los hombros… Tensas y destensas.
Aflójalos. Quitas tensión… y quedan también flojos y relajados los
músculos del cuello… y los músculos de la nuca…

Volveremos a los hombros, cuello y nuca por si quedan puntos de


tensión.

Ya sabes que en la cara, cuello y los hombros es dónde cargamos más


tensión. Así que vamos a aflojar los músculos de estas zonas. Y
aflojar no significa debilidad, ni que pierdes energía. Al contrario, al
aflojarse, los músculos se abren a la energía. Y esta energía no tensa,
es energía vital.

Y ahora… te dejas llevar… Ahora vas a entrar en una relajación


profunda.

Es sólo una relajación, pero una relajación que te llevará a esos 4


ciclos por segundo que hace posible que veas y sientas escenas de tu
vida.

Escenas que tienes que comprender para liberarte de tus problemas.

Así que ahora… tú te dejas llevar. Ni siquiera importa si las palabras


te llegan. Lo que importa es que te dejas acunar, te dejas acunar…

 Voz lenta y persuasiva, afectiva no impositiva.


Pones ahora la atención en tus pies… Sin esfuerzo…, es simplemente
como saber que tus pies están ahí. Y los aflojas… Aflojas los
músculos de tus pies… Tú no tienes que hacer nada… Nada… Tus
pies saben como aflojarse y lo hacen… Así que los músculos de los
pies se aflojan… Muy flojos los músculos de los pies…, los dedos de
los pies… todos los músculos de los pies… Muy flojos… muy
relajados… Y aflojas y relajas también los músculos de las
pantorrillas… y los músculos de los muslos… Muy flojos… muy
relajados… Y tus piernas ahora… desde las puntas de los dedos de
los pies hasta las caderas… quedan flojas… flojas… muy flojas…
perfectamente relajadas… Tus piernas ahora han perdido toda
tensión. Tus piernas ahora están flojas… sueltas… libres…
perfectamente relajadas…
Paz… mucha paz… Sabes que esto es muy saludable… Muy bueno
para ti… Y te encuentras muy bien. Sueño… Una sensación muy
agradable… Pero sabes que no te vas a dormir. Llegarás hasta el
umbral del sueño, pero no te vas a dormir.
Ahora, aflojas y relajas los músculos del abdomen… La sensación es
que el abdomen cae hacia el interior de sí mismo… Es una sensación
muy agradable… Y se aflojan… flojos… muy flojos y relajados…
los músculos del vientre… y los músculos del estómago… Todos los
órganos que alberga el abdomen… están ahora flojos… muy flojos…
perfectamente relajados…
Y un suave calor inunda tu abdomen… Es un calor suave… muy
agradable… que te adormece más y más… Más sueño… Más
sensación de sueño… pero no te vas a dormir.
Ahora, aflojas y relajas los músculos del tórax… y automáticamente
quedan flojos… flojos… muy flojos y relajados… los músculos del
pecho… y los músculos de la espalda… Muy flojos… muy
relajados…
Tu respiración ahora es más profunda… más libre… muy
saludable… Esto es muy bueno para ti… Respiras profunda y
libremente… Y te encuentras muy bien…

 Comprueba si el paciente respira más lenta y profundamente,


en caso contrario insiste un poco más en esta parte de la
relajación.
Ahora, conciencias tus manos… tomas conciencia de ellas y dejas
flojos… flojos… muy flojos… los músculos de las manos… los
dedos de las manos… los músculos todos de las manos… Y aflojas y
relajas también los músculos de tus brazos… Flojos… muy flojos…
Y tus brazos ahora… desde las puntas de los dedos de las manos
hasta los hombros… están flojos… sueltos… libres…perfectamente
relajados… Tus brazos ahora han perdido toda su tensión…
Vuelves ahora a los hombros… Si ha quedado algún punto de
tensión… se afloja… Los hombros, flojos… muy flojos… sin
tensión… perfectamente relajados… Y también el cuello… y la
nuca… No hay tensión… Perfectamente relajados…
Y vuelves a la barbilla… al mentón… Más flojo… sin puntos ya de
tensión… Flojo… Y el mentón cae ligeramente más… Muy relajado.
Y la boca se entreabre también ligeramente más… Los músculos del
entorno de la boca flojos… La lengua… El paladar… La boca muy
relajada, perfectamente relajada… Y los ojos… La sensación ahora es
como si los ojos cayeran hacia el interior de tu cuerpo… flojos… Y
tu cuerpo se relaja todavía más… Sientes como si los ojos cayeran…
Más sueño… más sueño… Sabes que no te vas a dormir. Sabes que
vas a llegar hasta el mismo umbral del sueño, pero no te vas a dormir.
Y aflojas los músculos de la frente… y los músculos todos de la
cara… Muy flojos… muy relajados… Y tu cuerpo ahora… desde las
puntas de los pies… hasta lo más alto de la cabeza está flojo…
libre… perfectamente relajado.
Tu cuerpo está ahora relajado… perfectamente relajado… pero debes
relajar también tu cerebro… tu mente… Ya sabes… la mente es como
una feria… luces… colores… ruidos… Son los pensamientos… que
van y vienen… que no nos dejan… Así que ahora tú sientes como si
bajaras una palanca, de esas que apagan luces y motores, y el ruido se
ha ido… Todo queda en paz… Ya no hay pensamientos… Y si alguno
llega, déjalo pasar… No lo combatas… no lo retengas… se va… ya
no hay pensamientos en tu mente… Hay una gran quietud… Una
gran sensación de paz… Y esto es muy bueno para ti… Y te sientes
cada vea mejor… Nada te perturba ya… Sólo paz… y sueño… Pero
ya sabes que no te vas a dormir. Y te dejas llevar… Mucha paz…
Mucho sueño…

BLOQUE 2 Bajar la voz y espaciar más las palabras.


Ahora estás perfectamente relajado…Tu cuerpo…. Tu mente… están
perfectamente relajados… Te encuentras en un perfecto relax dentro
de la banda alfa… Y esto, por sí mismo, es ya muy saludable… Pero
ahora vas a bajar tus ritmos… Vas a entrar en la banda zeta… vas a
bajar a esos cuatro ciclos que harán posible que veas o sientas esas
imágenes desconocidas que te dañan… De las que te irás liberando…
Tú estás a catorce ciclos y bajas ahora a trece… Tu cerebro… tu
mente… se ralentiza… se sosiega… se va tranquilizando… Y esto es
muy bueno para ti… Posiblemente nunca has encontrado la paz que
ahora vas a sentir… Que vas sintiendo ya… Porque tu cerebro… tu
mente… se sosiega más… y más…
Y bajas ahora a 12 ciclos por segundo… Y según van bajando tus
ritmos cerebrales… según vas sosegando tu mente… la sensación es
que vas descendiendo suavemente… lenta y suavemente… por el
interior de ti mismo… Vas descendiendo lenta y suavemente por tu
universo interior… por ese extenso universo interior que es tu
conciencia… Y esto es muy agradable… Y te dejas llevar… Cada vez
tienes más sueño… Más sueño… Pero no te vas a dormir… Mucha
paz… Sueño…
Bajas ahora a once ciclos… Sigues descendiendo… Ya no hay un
mundo exterior… Nada hay fuera de ti… Desde fuera tan solo te
llega mi voz… y te dejas llevar por ella… te dejas llevar por ella…
Paz… mucha paz… Nada te perturba… Paz… Sueño…
Bajas a diez… más paz… más sueño… pero ya sabes que no te vas a
dormir… Aunque vas a llegar hasta el mismo umbral del sueño…
Nueve… paz… sueño… Mucha paz…
Ocho… Vas descendiendo… Suavemente… Mucha paz… Mucho
sueño…
Siete… paz… sueño…
Seis… Estás llegando ya al mismo centro de tu conciencia… Donde
encontrarás las imágenes que van a resolver tus problemas…
Cinco… y cuatro.
Estás ya en el centro de tu conciencia… Estás en condiciones de ver
y sentir… Así que ahora…

Intereses relacionados