Está en la página 1de 12

EL RETRACTO

Breve Reseña Histórica

En derecho romano los pactos (pacta) eran entre los romanos convenios que no producían mas
que una obligación natural y una excepción, sin dar lugar jamás a una acción. Pero después se dio
a muchos pactos la misma fuerza que a las obligaciones civiles y desde entonces se clasificaron.

Comentaremos los que producían cambios y modificaciones en los contratos, ya que eran especies
de pactos agregados o convenios accesorios:

1-El Pactum Promiteseos: El vendedor de una cosa se reserva un derecho de retracto con
preferencia a cualquier otra persona, en el caso que el vendedor revendiese la cosa.

2-El Pactum de Retrovendendo (Retroventa): El vendedor de una cosa se reserva, después o


durante cierto tiempo, el derecho de rescatarla devolviendo el precio.

3-El Pactum Reservati domini: por medio del cual el vendedor, acreedor del precio de la venta, se
reserva la propiedad de la cosa vendida hasta el pago del precio o consigue una hipoteca de la
cosa vendida hasta el pago del precio o como de garantía.

4-El Pacto comisorio: era un convenio, en virtud del cual uno de los contratantes queda libre de su
obligación si el otro no cumple la suya en el tiempo determinado.

Etimología de la palabra retracto.

*Retrahere: traer atrás, ir hacia atrás. Jurídicamente: dejar sin efecto una transmisión anterior de
una cosa que se adquiere.

Venta con pacto de retracto.

Se trata de una venta de algún bien, mueble o inmueble, que a cambio de un precio determinado,
el vendedor se reserva el derecho de arrepentirse de esa venta por un tiempo estipulado y, antes
que termine ese lapso acordado, deberá devolverle al comprador el monto del precio pagado mas
los gastos y costos de dicha venta para lograr rescatar así lo que vendió. De no devolver el monto
del precio, quien le compró ese bien, adquirirá irrevocablemente la propiedad del mismo.

Fundamento Legal.

En el Articulo 1.533 del Código Civil Venezolano establece: “Independientemente de las causas de
nulidad y de resolución ya explicadas en este titulo y de las comunes a todas las convenciones, el
contrato de venta puede resolverse por el ejercicio del derecho de retracto.”

Clasificación

El derecho de retracto puede ser convencional o legal, según tenga su fuente en el contrato o
directamente en la ley.

Del retracto convencional.

Articulo 1.534: “El retracto convencional es un pacto por el cual el vendedor se reserva recuperar
la cosa vendida, mediante la restitución del precio y el reembolso de los gastos…”

Entendemos que: El retracto es un pacto de venta, que hace de ella una venta bajo condición
resolutoria, razón por la cual el ejercicio del derecho de retracto afecta a los terceros y no implica
un nuevo negocio traslativo. El derecho de retraer es un derecho facultativo no pudiendo pactarse
el retracto como obligación ya que tiene nulidad.

Tiene una duración, a falta de pacto expreso, de cinco años, durante los cuales la persona que
transmitió la propiedad de, por ejemplo, una determinada vivienda en virtud de un contrato de
compraventa, ostenta el derecho de recuperarla devolviendo al comprador la suma recibida y los
gastos referidos.

Del retracto legal


Artículo 1.546: “El retracto legal es el derecho que tiene el comunero de subrogarse al extraño que
adquiera un derecho en la comunidad por compra o dación en pago, con las mismas condiciones
estipuladas en el contrato. Este derecho solo podrá ejercerse en el caso de que la cosa no pueda
dividirse cómodamente o sin menoscabo”.

El derecho a subrogarse en lugar del que adquiere una cosa con las mismas condiciones
estipuladas en el contrato es lo que se llama retracto legal. Este derecho lo concede la ley en
algunos supuestos, entre ellos el derecho de “retracto de comuneros”, mediante el que cualquier
copropietario de algo tiene derecho preferente a adquirirlo sobre un extraño.

El retracto legal es un medio de circunscribir el estado de indivisión y las operaciones de partición


a los comuneros originales eliminando a cualquier extraño. Así viene a ser una expropiación por
causa de utilidad privada y un medio de defensa de la unidad familiar (ya que la mayoría son entre
coherederos parientes), contra el afán de lucro y el peligro de divulgaciones indiscretas de los
terceros.

Por comunidad debe entenderse la comunidad de Derecho común, por lo tanto no debe
distinguirse entre comunidad inmobiliaria o mobiliaria ni tampoco debe hacerse diferencia de
acuerdo al origen de la comunidad.

Retracto Convencional.

El Retracto convencional es un pacto por el cual el vendedor se reserva en recuperar la cosa


vendida, mediante la restitución del precio y el reembolso de los gastos que se expresan en el
artículo (1.544 C.C) El vendedor que hace uso del derecho de retracto, debe rembolsar al
comprador no solo el precio recibido, sino también los gastos y costos de la venta, los de las
reparaciones necesarias y los de las mejoras que hayan aumentado el valor del fundo hasta la
concurrencia del mayor valor que ésta tenga.

Debe observarse que el retracto es un pacto de la venta, que hace de ella una venta bajo
condición resolutoria, razón por la cual el ejercicio del derecho de retracto afecta a los terceros y
no implica un nuevo negocio traslativo y el derecho de retraer en un derecho facultativo no
pudiendo pactarse el retracto como obligación, so pena de nulidad de la misma.

Utilidad

En nuestro medio hace algún tiempo, la retroventa o venta con pacto de retro o de rescate era
muy utilizada con fines de garantía. Así era frecuente que el prestatario en vez de constituir una
hipoteca, vendiera al prestamista un inmueble por la suma requerida (a veces, por una suma
mayor para comprender así los intereses), reservándose el derecho de recuperar el inmueble
mediante el reembolso de su “precio y de los gastos señalados por la ley”. Esta operación tenía
una serie de ventajas para las partes, imposibles de lograr bajo la forma de préstamo hipotecario.

Para el prestamista, presentaba las siguientes ventajas:

Eludía la prohibición del pacto comisorio, de modo que si el prestatario no cumplía con su
obligación, el prestamista adquiría irrevocablemente la propiedad sin necesidad de seguir ningún
procedimiento judicial.

Podía burlarse la limitación legal de la tasa de interés al fijar como precio de rescate una suma
determinada que en realidad representaba el capital del préstamo más los intereses calculados a
la tasa deseada,

Evitaba la necesidad de entablar procedimientos de ejecución.

Para el prestatario,la operación tenia también sus ventajas:

Limitaba sus responsabilidades por incumplimiento al valor de la cosa vendida.

Ponía los riesgos de la cosa a cargo del prestamista.

Permitía obtener con la misma cosa mayor crédito que si la ofrecía como garantía ( Hipotecaria) .

Pero precisamente porque con una aparente venta sub-retro el prestamista en particular y el
acreedor en general pueden obtener una garantía que les permite burlar preceptos de orden
público, es necesario advertir que si en un caso concreto puede demostrarse que una aparente
venta sub-retro tiene la finalidad de constitución de garantía, procede declarar la nulidad del
contrato. A su vez se consideran indicios de que la venta sub-retro constituye un préstamo con
garantía: el hecho de que la venta sea vil; el establecimiento de precio de rescate superior al
precio de la venta; la circunstancia de que el vendedor permanezca como arrendatario de la cosa
vendida, especialmente si el monto del “canon” es proporcional al interés y el hecho de que el
comprador haya realizado muchas compras sub-retro.
Supuestos Especiales de validez

Que se trate de un pacto de una venta. La estipulación posterior al contrato es válida, pero no
constituye una cláusula de retracto convencional sino una promesa de venta de modo que si el
vendedor ejerce el derecho en cuestión habrá un segundo negocio traslativo de la propiedad que
no opera retroactivamente a menos que así lo convengan las partes, ( sin que en tal caso las
“retroactividad” afecte a los terceros o que el acuerdo aunque sea posterior a la celebración de la
venta, haya sido anterior a la trasmisión de la propiedad.

Que el derecho de retraer no se estipule por un plazo mayor a cinco años, so pena de reducción a
este plazo (Art. 1535 C.C.) Cuando se haya estipulado un tiempo más largo, se reducirá a este
plazo…

La limitación dicha no impide que puedan estipularse nuevas prórrogas para ejercer el derecho de
rescate, aunque el plazo fijado originalmente sumado a esas prórrogas llegue a exceder de 5 años.
En todo caso, téngase en cuenta que la prorroga debe convenirse antes de expirado el plazo
inicial, ya que caso contrario la propiedad del comprador se habrá consolidado irrevocablemente y
la llamada prórroga no será si no una promesa de venta hecha por el comprador al vendedor. Por
otra parte, debe sancionarse con nulidad la prórroga cuando conste que la voluntad de las partes
ha sido burlar la limitación quinquenal establecida por la ley.

El plazo para ejercer el retracto corre desde la celebración de la venta o desde otra fecha fijada en
el contrato pero la limitación legal se reserva a cinco años contados a partir de la fecha de la
celebración.

Ejercicio del Derecho de Retracto Convencional.

Pueden ejercer el derecho de retracto, en primer término, el vendedor o sus causahabientes a


titulo universal, así como quienes hayan adquirido titulo particular de uno o de otros, el derecho
de retracto ya que esto es cesible.

En caso de pluralidad de vendedores o de herederos del vendedor, deben tenerse en cuenta las
siguientes reglas expresas:
Cuando varias personas hayan vendido conjuntamente y por un solo contrato un fundo común, o
cuando un solo vendedor ha dejado varios herederos, el comprador no puede ser obligado a
consentir en rescates parciales. En este caso, si no hay acuerdo entre los vendedores o los
herederos, puede cualquiera de ellos, verificarlo en totalidad y por su propia cuenta Art. 1541 la
prohibición de rescate parcial se justifica por la consideración de que el comprador ha adquirido la
cosa como un todo y no como una suma de partes, y ademas, por el deseo de evitar que el
comprador quede en comunidad contra su voluntad sin embargo, por una parte, es valido el pacto
en contrario y por otra el comprador puede no oponerse al rescate parcial.

“Si los copropietarios de un fundo no han vendido conjuntamente y en totalidad, sino que cada
uno ha vendido solo su parte, pueden ejercer el derecho de retracto separadamente, cada uno por
la porción que le corresponda. El comprador no puede obligar al que ejerce la acción de esa
manera a que rescate el fundo enero”, Art. 1542. la hipótesis ocurre cuando el comprador
adquiere las distintas partes de la cosa por diversos contratos sucesivos o cuando lo adquiere en
un mismo acto, pero con indicación por separado de las partes vendidas y de sus precios. En
ambos casos el retrayente puede rescatar en la proporción que le corresponde o, si los demás no
quieren rescatar el todo. La diferencia de la reglamentación de este supuesto con el anterior se
explica porque aquí el comprador no ha adquirido la cosa con un todo.

En caso de pluralidad de causahabientes a titulo particular del vendedor en ese derecho, se


aplican por analogía las normas correspondientes a la pluralidad de los vendedores y de los
herederos de estos.

Por otra parte, los acreedores del vendedor pueden ejercer el derecho de retracto, incluso cuando
no sean Quirografarios, Art. 1539 Ap.2º, pero el comprador tiene frente a los mismos el beneficio
de excusión. Por analogía con las normas sobre el beneficio de excusión el fiador debe concluirse
que el beneficio tiene que ser invocado por el comprador (no procede de pleno derecho), que este
a de señalar bienes conforme a las disposiciones citadas y que debe anticipar los gastos de la
excusión.

Capacidad y Poder para Ejercer el Derecho de Retracto.

Rige en la materia el derecho común con la advertencia de que, en principio, retraer es un acto de
disposición, salvo que por la poca importancia que tenga en relación con el patrimonio del
retrayente, deba ser considerado como acto de simple administración. Así pues, para ejercer el
derecho de retracto se quiere, en principio, capacidad o poder para realizar actos de disposición.
Legitimación pasiva.

El Retracto puede ser ejercido contra el comprador y sus causahabientes a título universal y contra
los terceros adquirientes.

En caso de retracto frente al Comprador o sus causahabientes a título universal deben tenerse en
cuenta dos normas expresas en la ley:

Si el comprador con pacto de retro de una parte indivisa de un fundo lo adquiere

en su totalidad por adjudicación que se le haga en remate judicial resultante de una licitación
provocada contra él, podrá obligar a su vendedor a rescatar la totalidad del fundo, si quisiera
ejercer el derecho de retracto, Art. 1.540. Como se sabe, la ley ordena para el caso de partición de
herencia que si los inmuebles no pueden dividirse cómodamente, se hará su venta en subasta
pública, norma que es aplicable a toda división entre Comuneros. Pues bien, si el comprador de
una parte indivisa de un fundo se hace adjudicatario de todo él en remate originado por el hecho
de que otro comunero haya exigido la partición, el comprador adjudicatario puede obligar a su
vendedor a rescatar no sólo la parte del fundo que había vendido sino la totalidad del mismo, si es
que quiere ejercer su derecho de retracto.

Por otra parte, si el comprador hubiera dejado varios herederos, el derecho de Retracto no podrá
ejercerse sino contra uno de ellos y por la otra parte que le corresponda, sea que la cosa vendida
esté indivisa o que se le haya dividido entre ellos. Pero si la herencia se hubiera dividido y la cosa
vendida se hubiera comprendido en la porción de uno de los herederos, la acción podrá intentarse
contra éste por el todo.

El derecho de retracto convencional puede hacerse valer contra los terceros

Adquirientes sin necesidad de demandar previamente al comprador original y aun cuando en los
contratos de esos terceros no se haya hecho mención de retracto convenido, Art. 1.583. La regla
vale no sólo para los terceros adquirientes de la propiedad de la cosa que se trate, sino también
todos los terceros que hayan adquirido derechos (ejmp.Usufructo, uso, habitación, enfiteusis,
hipoteca) sobre la cosa.
Formas de ejercer el derecho de Retracto Convencional.

La ley no exige que se intente una acción judicial contra el comprador, sus causahabientes a título
universal o los terceros adquirientes.

Parte de la Doctrina exige que el vendedor, su causahabiente o acreedor, según los casos, haga
oferta real y depósito dentro del tiempo útil para ejercer el derecho, en caso de que el comprador,
sus causahabientes o el tercero, no den por ejercido el mismo; pero la Jurisprudencia Venezolana
con razón, considera válidamente ejercido el derecho de retracto, desde el momento en que el
vendedor ( u otro titular del mismo manifieste su voluntad al comprador de ejercer el derecho de
referencias aunque no pague el rescate) . Esa manifestación de voluntad, una vez conocida por el
comprador ( o por quien corresponda) y para surtir efectos frente a terceros requiere constar de
documento con fecha cierta. Dicho sea de paso, este sistema de no exigir el registro de la
manifestación de la voluntad de retraer, puede causar perjuicios a terceros que adquieren del
comprador después de haber sido el retracto.

Efectos del Pacto de Retro

1- “Pendente Conditione”

Pendiente la Condición, el comprador con pacto de retracto, en principio, ejerce todos los
derechos de su vendedor (C.C art. 1539 encab.) e incluso corre en su favor la prescripción contra el
verdadero propietario (si es que el vendedor no lo era) y contra todos los que pretenden tener
hipotecas u otros derechos sobre la cosa vendida (C.C 1539, ap. 1); pero si la cosa estaba
arrendada en condiciones en que normalmente el comprador hubiera sido oponible al nuevo
adquiriente la existencia del contrato, no podrá usar la facultad de despedir al arrendatario antes
de que se haga irrevocablemente propietario bajo condición suspensiva, de modo que pueda
ejercer todas las facultades del propietario en la medida en que sea compatible con el carácter
condicional de su derecho.

En protección del vendedor, la ley ha establecido que si en la venta con pacto de retro se ha
estipulado que el vendedor quede como arrendatario del fundo, será nula toda cláusula por la cual
se sancione la falta de pago de pensiones de arrendamiento con la perdida del derecho de rescate,
sin perjuicio de que el comprador exija judicialmente el cobro al arrendatario; pida la
desocupación del inmueble o ejerza los derechos que tenga contra el subarrendatario.

2-Fallida la Condición

Si el vendedor no ejerce el derecho de retracto en el término convenido, el comprador adquiere


irrevocablemente la propiedad o derecho.

3-Cumplida la Condición.

A) Ejercido el derecho por su titular, es decir, cumplida la condición, se producen los siguientes
efectos entre las partes:

a) El comprador debe restituir la cosa en el mismo estado con sus accesorios y con todo lo que se
le haya incorporado

b)El vendedor debe restituir el precio recibido, los gastos y costo de la venta, los de las
reparaciones necesarias y los de las mejorías que hayan aumentado el valor del fundo hasta
concurrencia del mayor valor que este tenga (C.C art. 1544, encab.)

c)La ley no establece plazo para hacer las restituciones dichas, aunque protege al comprador
estableciendo que el vendedor retrayente no puede entrar en posesión sino después de haber
satisfecho todas las obligaciones.

d)La ley no obliga al vendedor a pagar los intereses sobre el precio, ni al comprador a
restituir los frutos.

4-Frente a terceros.
El ejercicio del derecho de retracto opera como el cumplimiento de cualquier otra condición
resolutoria, y por lo tanto se aplica el principio de que “resoluto jure dantis, resolvitur jus
accipientis”. Así, el vendedor que entra en posesión del fundo en virtud del retracto, lo toma libre
de todas las cargas que le haya impuesto el comprador (Por ejemplo hipotecas, usufructos).

Requisitos para ejercer el retracto legal.

El Derecho de Retracto Legal presupone:

La adquisición de un derecho en la comunidad.

Por comunidad debe entenderse la comunidad de derecho común; no comunidad conyugal ni la


comunidad existente en el caso de propiedad horizontal respecto de lo bienes comunes a todos
los apartamentos o a un grupo de ellos ni mucho menos las sociedades. Pero, tratándose de
comunidad de derecho común no debe distinguirse entre comunidad inmobiliaria o mobiliaria ni
tampoco debe hacerse diferencia de acuerdo con el origen de la comunidad; el derecho de
retracto no solo existe en comunidades de origen sucesoral si no en toda comunidad de derecho
común.

Que la adquisición sea hecha por venta o dación de pago.

Algunos autores han pensado que también existe cuando la adquisición provenga de permuta, en
virtud de que ésta se rige por las reglas de la venta, en caso de permuta, el comunero retrayente,
salvo en casos excepcionales, no podría sustituirse al tercero permutante en las mismas
condiciones del contrato, porno ser el propietario de la cosa o el titular del derecho que éste da.

Se comprende fácilmente que el derecho de retracto no exista cuando la adquisición deriva de una
donación, ya que entonces el comunero retrayente vendría a aprovechar la liberalidad del
comunero enajenante para con el tercero, lo que es inadmisible por el elemento “Intuitu
personae” de la donación.
Que la adquisición sea hecha por el extraño.

Extraño a tal efecto es todo aquel que no sea comunero, cualesquiera que sea sus vínculos con los
demás comuneros. Asi, por ejemplo la Esposa de un comunero debe considerarse como un
extraño a los efectos señalados.

Que la cosa (o derecho) no pueda dividirse cómodamente o sin menoscabo.

O es, caso contrario, la simple división de la cosa (o derecho) permitiría a los comuneros originales
hacer cesar toda relación con el extraño.

Ejercicio del derecho del retracto legal

Legitimación Activa: pueden ejercer el derecho de retracto únicamente los comuneros (lo que
comprende también a los herederos de los comuneros, ya que son también comuneros); pero no
sus causahabientes a titulo particular, porque su ingreso a la comunidad podría provocar los
mismos males que se tratan con el derecho de retracto.

En el caso de que dos o más comuneros quieran usar del retracto sólo podrán hacerlo en
proporción a sus cuotas, Art. 1.546, ap. 2.

Capacidad y Poder: en la materia son aplicables las mismas reglas que en el caso de retracto
convencional.

Legitimación Pasiva: el retracto legal puede hacerse valer contra el extraño adquiriente y sus
causahabientes a cualquier título.

Forma de Ejercicio: de acuerdo con nuestra jurisprudencia, el retracto legal se ejerce en la misma
forma que el retracto convencional.
Plazo para ejercer el derecho de retracto legal: el derecho de retracto legal sólo puede ejercer, so
pena de caducidad, dentro de nueve días, contados desde el aviso que debe dar el vendedor o el
comprador al comunero. Si este no estuviere presente o no hubiere quien lo represente, el
término será de cuarenta días, contados desde la fecha del registro de la escritura, Art. 1.547. en
caso de que la persona que tiene el derecho de retraer sente, ha prevalecido el criterio de que
debe ejercer su derecho dentro del término de cuarenta días contados a partir del registro de la
escritura. En realidad, este supuesto no esta regulado por la ley; pero la solución dicha concilia el
interés individual de quien tiene derecho a retraer (ya que le acuerda el plazo mas largo) con el
interés social de que se consolide definitivamente la propiedad en una persona determinada.

Efectos del retracto legal.

Los Efectos del retracto legal antes de ejercerse, vencido el plazo para ejercerlo y ejercido
oportunamente, son iguales a los efectos del retracto convencional pendiente la condición, fallida
la condición y cumplida la condición. Sólo debe advertirse que, en el plazo del análisis teórico, el
ejercicio de derecho de retracto no resuelve el contrato original sin que produzca subrogación
personal ( con cambio de sujeto con el contrato), que opera retroactivamente para la fecha de la
adquisición verificada por el extraño y que afecta a los terceros.

En consecuencia, cuando el comunero ejerce su derecho de retracto no hace nacer un nuevo


retracto traslativo, sino que el mismo contrato que antes producía transferencia a favor del
extraño pasa a producirla, con efecto retroactivo, a favor del retrayente. En caso de contrato legal
no cabe duda del momento en que el retrayente debe pagar el precio, puesto que su subroga al
celebrado con el extraño. El extraño no queda obligado a saneamiento frente al retrayente.