Está en la página 1de 9

BALANCES DE ENERGÍA

Cuando consideramos por primera vez la ley de la conservación de la materia, observamos que
esta ley no es más que una simplificación conveniente. De acuerdo con los postulados de la teoría
de la relatividad, no se conservan independientemente ni la masa ni la energía; fo que se conserva
es la cantidad total de ambas. Sin embargo, se sabe que la interconversión de estas dos formas
ocurre únicamente durante reacciones nucleares, o bajo condiciones que se aproximen a la
velocidad de la luz, condiciones que no se enfrenta generalmente en la práctica. Por lo tanto, para
la mayoría de los casos de importancia en la Ingeniería, podemos afirmar que la masa y la energía
total de un sistema se conservan. A esta segunda afirmación se le conoce como el principio de la
conservación de la energía.

La masa es una variable dependiente fundamental de interés, y sus variables características se


determinan fácilmente, ya que es común y evidente, como se dé, la masa total o la masa de un
componente en particular. Por lo que no se hablara mucho de ella. En los problemas en que la
energía es la variable dependiente fundamental, la selección de las variables características no se
hace tan rápidamente, por lo tanto, es necesario que primero se estudie las diversas clases de
energía.

Y considerar las variables características que se emplean para medir la energía de un sistema.

BALANCES DE ENERGIA

CONCEPTOS FUNDAMENTALES

Una propiedad (variable; parámetro) extensiva. - es aquella cuyo valor es la suma de los valores
para cada uno de los subsistemas que constituyen el sistema completo. Por ejemplo, un sistema
gaseoso se puede dividir en dos subsistemas cuyos volúmenes o masas no son el mismo que el del
sistema original; por consiguiente, el volumen y la masa son propiedades extensivas.

Una propiedad (variable, parámetro) intensiva. - es aquella cuyo valor no es aditivo y no varía con
la cantidad de material que contenga el subsistema. Por ejemplo, la temperatura, la presión, la
densidad, etc., no varían en. las partes del sistema si éste se divide a la mitad o si las mitades se
vuelven a unir.

El número de propiedades intensivas independientes necesario y suficiente para fijar el estado del
sistema se puede determinar a partir de la regla de las fases:

La regla de las fases de Gibbs. - es útil para establecer cuántas propiedades, como presión y
temperatura, es necesario especificar para fijar definitivamente todas las propiedades restantes y
el número de fases que pueden coexistir en cualquier sistema físico. La regla sólo puede aplicarse
a sistemas en equilibrio. La regla de las fases de Gibbs nos dice que: F = C — P + 2

F = número de grados de libertad (es decir, el número de propiedades independientes que es


preciso especificar para determinar todas las propiedades intensivas de cada una de las fases el
sistema de interés).

C = número de componentes del sistema: en los casos en que intervienen reacciones químicas, C
no es idéntico al número de compuestos químicos del sistema, sino que es igual al número de
compuestos químicos menos el número de reacciones independientes y otras relaciones de
equilibrio entre estos compuestos.
P = número de fases que pueden existir en el sistema; una fase es una cantidad homogénea de
material como un gas, un líquido puro, una disolución o un sólido homogéneo.

El tipo de variables de las que se ocupa la regla de las fases se denomina variables de la regla de
las fases, y son propiedades intensivas del sistema (no dependen de la cantidad de material
presente).

Estado. - El conjunto dado de propiedades de los materiales en un momento dado. El estado de un


sistema no depende de la forma o la configuración del sistema sino sólo de sus propiedades
intensivas como la temperatura, la presión y la composición.

FORMAS DE ENERGIA ASOCIADAS CON LA MASA

Supóngase que se somete a un sistema en un estado específico, a algún proceso que provoca que
cambie dicho estado. Como la energía no puede crearse ni destruirse, para todos los casos debe
cumplirse que

Entrada de energía al sistema desde los alrededores = salida de energía del sistema hacia los
alrededores + acumulación de energía dentro del sistema

En otras palabras, todos los cambios en el inventario de energía del sistema, entre los estados
inicial y final, deben poderse explicar mediante intercambios de energía entre el sistema y sus
alrededores. Para convertir esta expresión cualitativa a una ecuación de balance útil, necesitamos
especificar las formas en que estos intercambios de energía pueden ocurrir y enumerar las formas
mediante las cuales puede mantenerse el inventario de energía.

Estudiaremos los mecanismos mediante los cuales puede transferirse energía entre el sistema y
sus alrededores.

TIPOS DE ENERGÍA

ENERGÍA CINÉTICA. - La energía cinética (Ec) es la energía que un sistema posee en virtud de su
velocidad relativa respecto al entorno que se encuentra en reposo.

La velocidad v en la expresión anterior se refiere al movimiento relativo del centro de gravedad del
objeto. No incluye movimientos traslacionales o rotacionales de moléculas ni de átomos; incluye
únicamente movimiento en el nivel macroscópico,

ENERGÍA POTENCIAL. - La energía potencial (Ep), es la energía debida a la posición del sistema en
un campo potencial (como el campo gravitacional o el campo electromagnético). Es la energía que
un sistema posee debido a la fuerza que un campo gravitacional o electromagnético ejerce sobre
él respecto a una superficie de referencia.

Nótese que la energía potencial es proporcional a la masa del objeto, por lo que se trata de una
propiedad extensiva, Si z es positiva, la energía potencial es positiva, por lo que el objeto tendría
un nivel de inventario de energía (o contenido de energía0 superior al que tendría si estuviera
sobre el plano de referencia. Esta energía almacenada puede transferirse fácilmente a otro objeto.

ENERGÍA INTERNA. - La energía interna (U) es la energía debida al movimiento de las moléculas
con respecto al centro de masa del sistema, al movimiento de rotación y vibración, a las
interacciones electromagnéticas de las moléculas y al movimiento e interacciones de los
constituyentes atómicos o subatómicos de las moléculas. La energía interna es una medida
macroscópica de las energías molecular, atómica y subatómica, todas las cuales obedecen reglas
de conservación microscópicas. Dado que no existen instrumentos capaces de medir la energía
interna directamente en una escala macroscópica, esta energía debe calcularse a partir de ciertas
variables que sí pueden medirse microscópicamente, como la presión, el volumen, la temperatura
y la composición.

Generalmente se denota la energía interna mediante el símbolo U. Podemos resumir mediante la


afirmación: la acumulación total de energía dentro de un sistema que pasa de un estado a otro.

FORMAS DE ENERGIA EN TRANSICION

Puede intercambiarse energía entre un sistema y sus alrededores de cuatro maneras


fundamentales:

1.- Mediante transferencia de masa

2.- Mediante el desempeño de trabajo

3.- Mediante transferencia de calor

4.- Mediante efectos de campo

La primera es la más fácil de visualizar. Es claro que el contenido de energía de un sistema puede
cambiar debido a la transferencia de masa, ya que dicha masa llevará asociada cierta cantidad de
energía interna. Entonces, si agregamos una masa unitaria de agua al sistema constituido por un
depósito de agua, la energía interna de la masa unitaria añadida. Las otras tres maneras de
transferir energía son un poco menos obvias, e históricamente han sufrido considerables errores
de interpretación. Por lo tanto, las analizaremos con mayor detalle.

TRABAJO. - El trabajo (W) es una forma de energía que se transfiere entre el sistema y el entorno
en respuesta a cualquier cambio que no sea una diferencia de temperatura. No es posible
almacenar trabajo. El trabajo es positivo si se realiza sobre el sistema y negativo si el sistema lo
realiza sobre el entorno.

CALOR. - El calor (Q) comúnmente se define como la parte del flujo total de energía a través de la
frontera de un sistema que se debe a una diferencia de temperatura entre el sistema y su entorno.
El calor no se almacena ni se crea (no es cierto que tengamos "calor, tendremos temperatura). La
dirección del flujo siempre es de mayor a menor temperatura. El calor es positivo cuando se
transfiere al sistema desde los alrededores y negativo cuando se transfiere desde el sistema al
entorno- El calor pude transferirse por conducción, convección o radiación.

El calor, al igual que el trabajo, es una función de trayectoria. El calor es una forma de energía en
transición, en vez de una cantidad almacenada en el sistema, y se reconoció a la temperatura
como una propiedad intensiva de un sistema, un potencial que se utiliza como una medida de la
fuerza motriz para la transferencia de calor.

LA FUNCION ENTALPIA

ENTALPIA. - La entalpía (H) una propiedad extensiva de la sustancia que puede calcularse a partir
de la energía interna, la presión y el volumen de acuerdo a: H=U+PV

A fin de calcular la entalpía por unidad de masa, aprovechamos la propiedad de que la entalpía
también es un diferencial exacto- En el caso de una sustancia pura, la entalpía de una sola fase se
puede expresar exclusivamente en términos de la temperatura y la presión (más conveniente que
el volumen específico)

Una propiedad de los gases ideales que debemos destacar es que sus entalpías y sus energías
internas son funciones sólo de la temperatura, y no influyen en ellas los cambios de presión ni en
el volumen específico, respectivamente.

Como en el caso de la energía interna, la entalpía no tiene un valor absoluto; sólo podemos
evaluar sus cambios. A menudo utilizamos un conjunto de condiciones de referencia al calcular los
cambios de entalpía (estado estándar: 298 K y 1 atm). Esto no significa que la entalpía valga cero
en esas condiciones, sino simplemente que hemos asignado en forma arbitraria un valor de cero a
la entalpía en tales condiciones. Al calcular los cambios de entalpía, las condiciones de referencia
se cancelan, como puede verse a continuación:

CALOR DE FORMACION

El calor de formación estándar ("calor de formación"), es la entalpía para la formación de un mol


de un compuesto a partir de sus elementos constituyentes en el estado estándar, Al definir que el
calor de formación en el estado estándar es cero para cada elemento, es posible diseñar un
sistema para expresar los calores de formación de todos los compuestos a 25 0C y 1 atm. los
valores de los calores de formación estándar son negativos para las reacciones exotérmicas.

Calor sensible. - energía transferida entre dos cuerpos a diferente temperatura o la energía
presente en el cuerpo en virtud de su temperatura.

Calor latente. - calor asociado a un cambio de fase: fusión, vaporización, sublimación y


condensación a presión y temperatura constantes.

BALANCES DE ENERGÍA

La energía total de un sistema corresponde a la sumatoria de tres tipos de energía:

1.- Energía Cinética: energía debida al movimiento traslacional del sistema considerado como un
todo, respecto a una referencia (normalmente la superficie terrestre) o a la rotación del sistema
alrededor de un eje.

2.- Energía Potencial: energía debida a la posición del sistema en un campo potencial (campo
gravitatorio o campo electromagnético)

3.- Energía Interna: toda energía que posee un sistema que no sea cinética ni potencial, tal como la
energía debida al movimiento relativo de las moléculas respecto al centro de masa del sistema o
energía debida a la vibración de las moléculas o la energía producto de las interacciones
electromagnéticas de las moléculas e interacciones entre los átomos y/o partículas subatómicas
que constituyen las moléculas.

Recordemos que, al estudiar balances de materia, definimos un proceso cerrado como aquel
proceso en el que no hay transferencia de materia con los alrededores mientras el mismo se lleva
a cabo. Sin embargo, nada dice de la transferencia de energía, o sea, en este sistema, la energía
puede ser intercambiada con los alrededores (el sistema puede recibirla o entregarla) y seguir
siendo cerrado. Las dos formas de energía en tránsito son calor y trabajo.
Calor: energía que fluye como resultado de una diferencia de temperatura entre el sistema y sus
alrededores. La dirección de este flujo es siempre de la mayor temperatura a la menor
temperatura. Por convención, el calor es positivo cuando la transferencia es desde los alrededores
al sistema (o sea, el sistema recibe esta energía)

Trabajo: energía que fluye como consecuencia de cualquier fuerza impulsora diferente a un
gradiente de temperatura, tal como una fuerza, una diferencia de voltaje, etc. Por ejemplo, si un
gas en un cilindro en su expansión mueve un pistón venciendo una fuerza que restringe el
movimiento, este gas efectúa un trabajo sobre el pistón (la energía es transferida desde el sistema
a los alrededores (que incluyen el pistón) como trabajo.

Definiremos el trabajo como positivo cuando es realizado por los alrededores sobre el sistema (la
convención opuesta también suele emplearse; la elección es arbitraria siempre que se use de
manera consistente con el resto de las definiciones: sin embargo, para evitar confusiones al leer
referencias termodinámicas es fundamental asegurarse la convención adoptada).

Los términos "trabajo" y "calor" se refieren sólo a energía que está siendo transferida: es posible
hablar de calor o trabajo agregado a un sistema o transferido por él, pero no tiene sentido hablar
de calor o trabajo poseído o contenido dentro de un sistema.

La al igual que el trabajo tiene unidades de fuerza*distancia, por ejemplo, Joules (N.m), erg
(dina.cm) o ft.lbf. También es usual definir unidades de energía en términos de la cantidad de calor
que debe transferirse a una masa especificada de agua para aumentar su temperatura en un
intervalo especificado a una presión constante de 1 atmósfera. Las unidades de este tipo más
comunes se tabulan a continuación.

La conversión entre estas unidades y otras de unidades de energía se realiza empleando las
conversiones. correspondientes.

1 joule = 10^7 ergios 0.23901 cal = O. 7376 ft-lbf= 9.486x10^4 Btu = 2.778x10^-7 kW.h

BALANCE DE ENERGÍA EN SISTEMAS CERRADOS

El principio que rige los balances de energía es la ley de conservación de la energía que establece
que la energía no puede crearse ni destruirse (excepto en procesos nucleares).

Esta ley es también llamada primer principio de la termodinámica. En la más general de sus
formas, la primera ley dice que la velocidad a la cual la energía (cinética + potencial + interna) es
ingresada a un sistema por un fluido, más la velocidad a la cual ingresa energía en forma de calor,
menos la velocidad a la cual la energía es transportada por el fluido fuera del sistema, menos la
velocidad a la cual el sistema realiza trabajo sobre los alrededores, es igual a la velocidad a la cual
la energía se acumula en el sistema. Veamos su aplicación a un sistema cerrado.

Un sistema será abierto o cerrado según la masa pueda o no atravesar los límites del mismo
durante el período de tiempo en que se plantea el balance de energía. Por definición, un proceso
batch o por lotes es cerrado mientras que un semibatch o un proceso continuo son abiertos.

El balance integral de un sistema cerrado debe ser planteado entre dos instantes de tiempo (¿por
qué?). Como la energía no puede crearse ni destruirse, los términos de generación o consumo no
tienen sentido, llegando a:

Acumulación= entrada - salida


Cuando planteamos los balances de masa en un sistema cerrado los términos de entrada y salida
de materia se cancelaban ya que no había cruce de masa en las fronteras del sistema. Sin
embargo, en un sistema cenado, la energía puede ser transferida en los límites del sistema como
calor o trabajo, por lo tanto, los términos anteriores de entrada y salida no pueden eliminarse (sí
se eliminan los términos de entrada/salida de energía transportada por el fluido dentro o fuera del
sistema).

Por lo expuesto, el balance integral de energía de un sistema cerrado será:

Energía final del sistema - Energía inicial del sistema =Energía neta transferida al sistema (entrada -
salida)

Energía inicial del sistema = Ui + Eci + Epi

Energía final del sistema = Uf+ Ecf+ EPf

Energía transferida = Q +W

donde los subíndices i y f se refieren a los estados inicial o final del sistema, U, Ek, Ep, Q y W
representan energía interna, energía cinética, energía potencial, calor transferido al sistema por
los alrededores y trabajo realizado por los alrededores sobre el sistema.

o si empleamos el símbolo A para significar (final - inicial): UU + Ec + = Q+W

La última ecuación es conocida como la Primera Ley de la Termodinámica para sistemas cerrados.
Para aplicar esta ecuación a un proceso cerrado deben tenerse en cuenta las siguientes
consideraciones;

1.- La energía interna de un sistema depende casi exclusivamente de su composición química,


estado de agregación (sólido, líquido o gas) y de la temperatura del sistema material. Es
independiente de la presión para gases ideales y prácticamente independiente de la presión para
líquidos y sólidos. Si no hay cambios de temperatura, ni cambios de fase ni reacción química en el
sistema cerrado y si los cambios de presión son pequeños o menos de unas pocas atmósferas,
entonces AU = 0.

2.- Si un sistema no se está acelerando (o retardando), AEC 0. Si un sistema no está ascendiendo ni


cayendo, entonces AEp = 0

3.- Si un sistema o sus alrededores están a la misma temperatura o el sistema está perfectamente
aislado, entonces Q = 0. Este proceso se denomina adiabático.

4.- El trabajo efectuado por el sistema o sobre él, está acompañado de un movimiento de los
límites o contorno del sistema contra una fuerza (por ejemplo, el movimiento de un pistón o
rotación de un eje o el paso de una corriente eléctrica o radiación en el contorno). Si no hay partes
móviles, ni comentes eléctricas, ni radiación en los límites del sistema, entonces tenemos W = 0.

BALANCE DE ENERGÍA EN SISTEMAS ABIERTOS EN ESTADO ESTACIONARIO

Por definición de proceso abierto, en estos hay un flujo de materia que atraviesa los límites del
mismo mientras el proceso se lleva a cabo. Por lo tanto, para que la masa ingrese al sistema es
necesario efectuar un trabajo para empujar esta masa en el sistema y el sistema debe realizar un
trabajo sobre los alrededores para que la masa pueda salir del sistema.
Ambos trabajos (tan.to para ingresar la materia o que está egrese) deben ser incluidos en el alance
de energía, y la diferencia entre ambos es el trabajo de flujo, En realidad en estos sistemas, más
que hablar de trabajo decimos velocidad de transferencia de energía como trabajo o
trabajo/tiempo)

Trabajo de Flujo y Trabajo en el Eje

El trabajo neto realizado por el sistema sobre los alrededores puede ser escrito como: W’ =
W’s+W’fl

donde:

W’s: es el trabajo en el eje o velocidad a la cual el sistema realiza trabajo sobre partes móviles del
sistema (por ejemplo, una bomba)

W’fl: es el trabajo de flujo o velocidad a la cual el fluido realiza trabajo para salir del sistema
menos la velocidad a la cual los alrededores realizan trabajo sobre el sistema para introducir el
fluido en el proceso. (Recuerde que por convención el trabajo que realiza el sistema es negativo).

Si en el sistema ingresa o egresa más de una corriente, deben tenerse en cuenta todos los
productos P. V' (cada corriente tiene su propio P. V')

Propiedades específicas y entalpía

Las propiedades de un material pueden ser intensivas o extensivas de acuerdo a que estas
propiedades varíen o no según la cantidad de materia considerada. La masa, el número de moles,
el volumen (o flujos másicos, molares o caudales en corrientes continuas), la energía cinética,
potencial o interna (o velocidades de transporte de estas cantidades por una corriente continua)
son propiedades extensivas mientras que la temperatura, presión y densidad son intensivas.

Una propiedad específica es una propiedad intensiva que se obtiene al dividir una propiedad
extensiva (o su velocidad de flujo) por la masa total (o flujo másico) de material procesado. Ej. a) el
volumen de un fluido es de 200 cm3 la masa total del mismo es de 200 g, entonces el volumen
específico del fluido es I cm [g. b) una corriente transporta energía cinética a una velocidad de 300
J/min y el flujo másico es de 100 kg/min, entonces la energía cinética específica (Êc) será 3 J/kg

Vale aclarar que igualmente hubiésemos obtenido propiedades específicas dividiendo por el
número de moles o flujo molar en lugar de masa o flujo másico.

Entalpía específica: H Ü + P.V donde P es la presión y Ü y V la energía interna específica y el


volumen específico respectivamente.

Volviendo al balance de energía para un sistema abierto en estado estacionario, tenemos que la
primera ley de la termodinámica tiene la forma: entrada = salida

(¿Por qué los términos de acumulación, generación y consumo se hacen cero?). "Entrada" significa
la velocidad total de transporte de energía cinética, energía potencial y energía interna para todas
las corrientes de entrada al sistema más la velocidad a la cual se le transfiere energía al sistema en
forma de calor, más la velocidad a la cual los alrededores transfieren energía como trabajo al
sistema, y "salida" es la velocidad total en que la energía es transportada por las corrientes de
salida del proceso.

BALANCE DE ENERGÍA MECÁNICA


En los procesos químicos, las unidades tales como reactores, columnas de destilación,
evaporadores, intercambiadores de calor, el trabajo en el eje y los cambios de energía cinética y
potencial tienden a ser despreciables frente al calor intercambiado y los cambios de energía
interna y entalpía. El balance de energía en estas unidades toma una forma muy sencilla: AU — Q
(sistemas cerrados) y AH' = Q' (sistemas abiertos).

En otro importante tipo de operaciones, lo opuesto es válido (el calor transferido y los cambios de
energía interna son mínimos comparados con los cambios de energía cinética, potencial y el
trabajo en el eje). La mayoría de las operaciones de este tipo, involucra el transporte de fluidos
desde o hasta tanques, reservorios o unidades de proceso. Los flujos de energía en estos casos se
plantean en términos de energía mecánica (o balances de energía mecánica).

Si partimos del balance de energía para un sistema abierto en estado estacionario para un fluido
incompresible que fluye a una velocidad másica m' y reemplazando el volumen específico por la
inversa de la densidad del líquido (1/ p), la ecuación 3 puede escribirse:

El trabajo en el eje es el trabajo realizado por el sistema sobre las partes móviles de la línea (en
realidad corresponde decir velocidad en que se transfiere trabajo o velocidad de producción de
trabajo ya que es W' energía/tiempo)

En muchos casos sólo una pequeña cantidad de calor es transferida hacia o desde los alrededores,
hay una variación muy pequeña de temperatura y además no hay cambios de fases ni ocurre
reacción química alguna. Aún bajo estas circunstancias, parte de la energía cinética o potencial es
convertida en energía térmica como consecuencia de la fricción producida por el movimiento del
fluido a través del sistema. En consecuencia, la cantidad (AÜ - Q'/ml ) siempre tiene un valor
positivo y se denomina a este término pérdidas por ficción y se lo simboliza por F.

Esta ecuación se conoce como balance de energía mecánica. Vale aclarar que la misma es válida
sólo para fluidos incompresibles en estado estacionario.

Una forma simplificada del balance de energía mecánica se obtiene cuando no hay pérdidas por
fricción (F = 0) y además no hay trabajo en el eje (o sea, no hay partes móviles) por lo que el
balance de energía mecánica se reduce a la ecuación de Bernoulli.

Balance de energía macroscópico

El concepto de balance de energía macroscópico, es similar al concepto del balance de materia


macroscópico.

Acumulación de energía dentro del sistema = Transferencia de energía hacia el sistema por el
límite del mismo - Transferencia de energía del sistema por el límite del mismo + Generación de
energía dentro del sistema - Consumo de energía dentro del sistema

En lo que respecta a la energía asociada con la masa, se divide en tres tipos: energía interna (U),
energía cinética (K) y energía potencial (P). También la energía puede transferirse por calor (Q) y
trabajo (W). La generación o consumo de energía dentro del sistema estará dada por reacción
química o causada por algún campo eléctrico o magnético externo.

El balance general de energía puede indicarse así:

Et2 - = 1+Q-W+Sr
1. Sin transferencia de masa (sistema cerrado o intermitente) y sin reacción.

Et2 -Etl =Q-W

2. Sin acumulación, transferencia de masa ni reacción. Q=W

3. Sin acumulación o reacción, pero con flujo de masa.

4. Sin acumulación y Q=O; W=O, Ky P (por unidad de masa) =0; Sr=O (balance de entalpía)

5. Sin acumulación y; W=O, Ky P (por unidad de masa) =0

Q = Sr

Conviene recordar algunos procesos especiales:

• Isotérmicos (dt=0), proceso a temperatura constante.

• Adiabático (Q=O), no hay intercambio de calor.

• Isobárico (dp=0), proceso a P constante.

• Isométrico o isocórico (dV=O), proceso a volumen constante.

Cabe acotar que los términos de energía introducidos en la fórmula son los más corrientes en uso.

Balances combinados de materia y energía

En todos los problemas de balance de energía, sin importar que tan simples sean, se debe conocer
la cantidad de material que entra y sale del proceso en caso de querer aplicar con éxito la ecuación
adecuada de balance de energía. Se trabajará en condiciones uniformes.

La ley de conservación de la masa suministra una serie completa de ecuaciones que incluyen para
un sistema dado:

• Balance de material total.

• Balance de material para cada componente (o para cada especie atómica en caso de que se
verifique alguna reacción química).

El principio de la conservación de la energía nos puede suministrar una ecuación independiente en


base total, aunque no puede establecerse un balance de energía para cada componente.

Es obvio que se requerirá una ecuación independiente para cada variable desconocida del
problema o situación dada, frecuentemente el balance de energía suministra el factor extra de
información que permite lograr la solución de algún cálculo aparentemente insuperable
constituido únicamente por los balances de material.