Está en la página 1de 3

Imposición de Manos

“Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. Cuando vio
Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu
Santo, les ofreció dinero; diciendo: Dadme también a mí este poder para que
cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. Entonces
Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios
se obtiene con dinero” (Hechos 8:17-20).

“La imposición de manos” es mencionada como una doctrina fundamental en


Hebreos 6:2 y también se le menciona como un “don de Dios” en Hechos 8:17-20.

“La imposición de manos” es definida como, “el acto por el cual una persona pone
sus manos en el cuerpo de otra persona con un propósito espiritual definido.
Usualmente está acompañado por la oración o por profecía verbal.”

Las manos del hombre, separados del poder del Espíritu Santo, son solo
instrumentos para comer, lavar, trabajar y escribir. Sin embargo, en situaciones
dadas el Espíritu es manifestado mediante la “imposición de manos.” El poder del
Espíritu Santo al parecer es transferido mediante sus manos.

Cuando simón vio que los samaritanos recibieron el Espíritu Santo mediante la
imposición de manos él quiso tener este poder. Sin embargo, este ministerio es solo
eficaz si es que el que lo practica es nacido de nuevo, ora, y tiene fe que Dios va a
obrar en la situación. El poder no está en nuestras manos sino en el Dios en quien
confiamos y tenemos confianza.

Por todo el Antiguo y Nuevo Testamentos encontramos la práctica de la imposición


de manos. En la imposición de manos encontramos una figura gráfica de
transferencia de poder y bendición de una persona a otra. Esta figura simbólica es
de mucho significado hoy en día. Se ha mostrado clínicamente que más de un tercio
de nuestros cinco millones de receptores de tacto están centrados en nuestras
manos. Nuestras manos son tan sensitivas que se les enseña a la gente ciega a leer
con los dedos.

El Doctor D. Krieger, profesor de enfermería en la Universidad de Nueva York, ha


encontrado varios estudios en el efecto de la imposición de manos. Este doctor
encontró que los niveles de hemoglobina en la corriente sanguínea de una persona
suben durante el acto de imposición de manos. A medida que estos niveles suben,
los tejidos del cuerpo reciben más oxígeno. Este incremento de oxígeno ayuda a la
persona en el proceso de regeneración si es que él o ella se encuentran enfermos.
En el reino espiritual, la imposición de manos es vital. Puede indicar la transferencia
de una bendición o de una maldición; es usado para ordenar e impartir varios dones
de Dios (como en el bautismo del Espíritu Santo y los Dones del Espíritu).

En la Biblia, la imposición de manos fue usada para impartir bendición, autoridad, y


sanidad. Una persona bendiciendo a otra persona impone las manos sobre ésta
(Génesis 48:14; Mateo 19:15; Números 27:18-20, 22-23; Deuteronomio 34:9; 2 Reyes
13:15-17).

La bendición del bautismo del Espíritu Santo también vino mediante la imposición
de manos como vemos en Hechos 8:17; Hechos 9:10-17; y Hechos 19:1-7. Cada
creyente puede ser usado en este tipo de ministerio como está indicado en Marcos
16:17-18.

Más de la mitad de los registros del recibimiento del Espíritu Santo estuvieron
asociados con la imposición de manos.

Los dones del Espíritu pueden ser impartidos mediante la imposición de manos
(Romanos 1:11-12; 1 Timoteo 4:14; 2 Timoteo 1:6).

También está asociado con la sanidad en Marcos 5:23; Lucas 4:40; Hechos 9:12; y
Santiago 5:14-15.

Los ministros del Evangelio (incluyendo a los diáconos) fueron comisionados y/o
ordenados mediante la imposición de manos (Hechos 6:1-6; Hechos 13:1-4). En el
Antiguo Testamento los sacerdotes y los Levitas fueron ordenados mediante la
imposición de manos. Josué, el sucesor de Moisés también fue confirmado de esta
manera (Números 27:23). Este reconocimiento público y abierto afirma delante de la
iglesia que alguien ha sido llamado al liderazgo.

De acuerdo a 1 Timoteo 5:22, se nos alienta a ver cuatro luces de precaución


(proceder con cuidado):

I. Debemos tener cuidado de imponer las manos sobre otra persona repentinamente.
No imponemos las manos sobre cualquiera que encontramos.
II. La imposición de manos está asociada con fe, oración y ayuno.
III. No debemos participar en los pecados de otros.
IV. Debemos mantenernos puros y buscar la guía de Dios al usar este
ministerio. Debemos permanecer humildes.
Preguntas de Estudio

1. La imposición de manos es una doctrina fundamental. ¿Dónde se encuentra


prueba de esto?

2. ¿Qué quiere decir imposición de manos?

3. ¿Qué sucede clínicamente cuando se imponen las manos sobre la gente?

4. ¿Qué indica en el reino espiritual la imposición de manos?

5. Provee citas bíblicas que muestran el bautismo del Espíritu Santo asociado con la
imposición de manos.

6. Provee prueba bíblica que los dones del Espíritu pueden ser impartidos mediante
la imposición de manos.

7. Da algunas referencias de gente en el Antiguo Testamento que fueron bendecidas


mediante la imposición de manos.

8. Da algunas citas bíblicas que muestren que la sanidad está asociada con la
imposición de manos.

9. ¿Quién fue, y es, comisionado y/o ordenado mediante la imposición de manos?

10. ¿Cuáles son algunas luces de precaución que se deben tener en cuenta con la
imposición de manos?