Está en la página 1de 20

CURSO VIRTUAL

APRENDA A SER UN MEJOR PADRE Y


MADRE
MODULO 6: COMPRENDIENDO
CÓMO PIENSAN Y SIENTEN LOS
NIÑ@S DE 0 A 9 AÑOS.

DOCENTE:
LIC. FRANZ BALLIVIÁN POL

INDICE
0 a 6 meses 2

6 a 12 meses 4

1 a 2 años 5

2 a 3 años 9

3 a 5 años 11

5 a 9 años 14

BIBLIOGRAFIA 16
COMPRENDIENDO CÓMO PIENSAN Y
SIENTEN LOS NIÑ@S DE 0 A 9 AÑOS.
0 a 6 meses
ž Los recién nacidos son totalmente nuevos para el
mundo. No pueden entender el sentido de las cosas. Se
asustan fácilmente. Necesitan sentir que están seguros
y protegidos.
ž Es muy importante en esta etapa que los padres y
madres proporcionen al niñ@ mucho afecto.
ž Dar estructura no es necesario en esta etapa. Los bebés
no comprenden las normas ni las explicaciones. Sólo
necesitan que sus necesidades sean satisfechas.
ž Los bebés no saben expresarse con palabras. Lloran
para hacernos saber cuándo necesitan algo. Y pueden
aprender rápidamente si confían en nosotros para
escuchar y responder.
ž Lo más importante que los padres y madres pueden
hacer en esta etapa es responder a un bebé y tratar de
averiguar lo que él necesita
ž Una de las cosas que los bebés necesitan es ser
acariciados, llevados en brazos y mecidos.
ž Dar cariño a su hij@ en esta etapa de su vida es muy
importante en su relación. Si se siente seguro con usted,
no va a tener miedo de aprender cosas nuevas cuando
llegue el momento.
ž El cariño físico también es importante para el desarrollo
del cerebro de la criatura.
ž Mecerla y llevarla en brazos son como alimentos
porque construyen conexiones entre las células
cerebrales.
ž Los bebés no entienden sus propios sentimientos.
Asimismo, tampoco entienden cómo se siente usted.
Cuando lloran, no están tratando de que usted se enoje.
ž ¡Ni siquiera saben qué significa "enojarse"! ¡Ni siquiera
saben por qué lloran! A veces, su propio llanto puede
asustarlos. Recuerde que el llanto es normal, incluso si
continúa aun cuando usted intenta reconfortar a su
bebé. Y es normal que el llanto dure mucho tiempo,
especialmente hacia el atardecer.
ž En esta etapa, lo más importante que los padres y
madres pueden hacer es demostrar a su bebé que está
seguro. Cuando él se siente seguro con usted,
desarrollará un fuerte apego hacia usted.
ž Este apego, o vínculo, será la base de la relación con su
hijo para los próximos años.
ž Durante esta etapa, los bebés aprenden a utilizar sus
músculos, a tomar objetos y a masticar. Les encanta
agarrar las cosas y metérselas a la boca.
ž Agarrar y masticar objetos desarrolla los músculos de su
bebé. Agarrando es que aprenden a usar sus manos y
dedos. Masticando es cómo ejercitará los músculos
necesarios para comer alimentos sólidos y para hablar.
ž Cuando su bebé agarra sus joyas y la coloca en su boca,
no es que sea "malo". Sólo actúa por instinto. El bebé
está utilizando el único método que conoce para
aprender qué son esos objetos. Y de esa manera está
ejercitando músculos muy importantes.
ž Tan pronto como los bebés son capaces de poner las
cosas en la boca, la tarea de un padre y madre es
asegurarse de que no haya nada cerca que pueda
dañarlos. Si los bebés se meten objetos pequeños en la
boca, se pueden asfixiar. En caso de que se metan
productos químicos o suciedad, pueden enfermarse.
ž Es muy importante eliminar cualquier cosa que pueda
perjudicar al bebé si se la lleva a la boca.
ž Recuerde que los bebés de esta edad no entienden de
peligro.
ž La mejor solución es garantizar que el medio ambiente
sea seguro. Más tarde, cuando su lenguaje y
comprensión se desarrollen, podrá empezar a enseñar
a su hij@ acerca del peligro.
6 a 12 meses
ž A esta edad, por lo general los bebés sonríen más y
lloran menos.
ž Cuando lloran, tal vez sea porque tienen miedo cuando
usted desaparece. Un bebé de esta edad se dará cuenta
de que ha salido de la habitación, pero no entiende que
usted volverá.
ž Esto puede ser muy aterrador para un bebé. Puede
sentirse completamente desvalido.
ž Una de sus tareas más importantes durante esta etapa
es construir la confianza de su hij@ en usted. El necesita
saber que usted siempre está cerca.
ž Los bebés de esta edad también pueden llorar porque
le están saliendo dientes. La dentición puede causar
mucho dolor, pero el bebé aún no puede decir que le
duele.
ž Otra razón para llorar en esta etapa es la enfermedad.
Sin lenguaje, su bebé no puede decirle cuándo se siente
enfermo.
ž Los hij@s tan pequeños no saben cómo decir que tienen
fiebre, dolor de cabeza, de estómago, de garganta, o
que sienten náuseas. Sólo pueden llorar.
ž Otra de las razones por las que los bebés lloran, es
porque sus cerebros se hacen cada vez más
"organizados".
ž Es normal que los bebés lloren a la misma hora cada
noche. Esta es una señal de que sus cuerpos y cerebros
están desarrollando un ritmo. Llorar es parte de este
proceso.
ž Pero su bebé no entiende lo que le está sucediendo. Le
ayuda saber que usted está cerca en el momento en que
se siente superado por los sentimientos que
acompañan al llanto.
ž Una de las cosas más emocionantes que ocurre en esta
etapa es que los bebés comienzan a hablar. Al principio,
balbucean. Luego harán sonidos como "ba", "da" o
"ma".
ž Los niñ@s aprenden los sonidos de su lengua materna
cuando sus padres y madres responden a sus
balbuceos. Cuando su bebé diga "ba", le puede
responder con "ba ba ba".
ž Cuando usted responde balbuceando, él aprende que
"ba" es un sonido importante y le sirve para su
aprendizaje el repetirlo. De a poco ese sonido llegará a
ser una palabra.
ž También aprende que cuando habla, es escuchad@ y se
le responde.
ž Responder a los balbuceos de su hijo es uno de los
pilares más importantes de su relación, pues fomenta la
comunicación.
ž En esta fase inicial, puede ayudar a su niñ@ a aprender
a expresar sentimientos. También puede demostrar
que usted está dispuesto a escuchar lo que tiene que
decir y que va a respetar sus intentos por comunicarse
con usted.
1 a 2 años
ž Durante esta etapa, su hij@ comenzará a caminar y
sufrirá una "explosión de lenguaje"
ž El caminar lo cambia todo. Ahora su niñ@ puede ir donde
él quiere. Puede alcanzar cosas que antes no pudo.
ž El bebé está muy emocionado con su nueva
independencia. Le encanta explorar cada esquina,
tocarlo todo, saborear todo.
ž Esta exploración es el viaje de descubrimientos de su
hij@. Es la forma en que aprende acerca de este
fascinante mundo.
ž Todos los niñ@s necesitan explorar, tocar y saborear.
Es absolutamente necesario para su desarrollo cerebral.
ž Cuando explora, su hij@ es un científico. Va a hacer
experimentos para saber qué objetos hacen ruido,
cuales se caen, cuáles flotan. Estos experimentos le
enseñan acerca de los objetos en su mundo.
ž Por ejemplo, dejará caer un juguete una y otra y otra
vez. No lo hace por molestarl@.
ž Lo que hace es tratar de comprender lo que es "caer".
ž El meterá las manos en su alimento para descubrir su
textura. Se meterá juguetes en la boca para descubrir
su sabor. Escupirá su comida para saber cómo se siente.
ž Ninguno de estos comportamientos es "malo". Es tarea
de su hij@ en esta etapa descubrir su mundo. Él es un
explorador@.
ž Es tarea de los padres y madres asegurarse de que el
mundo es seguro para la exploración. Si su niñ@ puede
hacerla con seguridad, va a aprender mucho con gran
rapidez. También aprenderá que su mundo es un lugar
seguro.
ž Con todos esos experimentos, su niñ@ conocerá una
impresionante cantidad de nuevas palabras y muy
rápidamente. Va a querer saber el nombre de todo lo
que ve.
ž Esta es una oportunidad maravillosa para dar a los
hij@s un rico vocabulario e infundirles el amor por las
palabras. Es importante:
• Hablar con él(ella)
• Leerle
• Escucharle
• Responder a sus preguntas
ž Durante esta fase, su tarea es fomentar la
independencia de su hij@.
ž El necesita saber que usted va a respetar la necesidad
de independencia y que apoyará su fuerte deseo de
aprender.
ž La necesidad de independencia de su niñ@ podría dar
lugar a algunos conflictos con usted.
ž En esta etapa, los niñ@s empiezan a decir "¡no!".
Cuando un niñ@ dice, "¡no!", no significa que está
siendo desobediente o desafiante, sino que está
tratando de decirle cómo se siente.
ž Aunque los niñ@s conocen los nombres de muchos
objetos, aún no saben el nombre de los sentimientos. Es
muy difícil para ellos explicar sus sentimientos.
ž Cuando un niñ@ dice "¡no!" Podría estar tratando de
decir:
• "No me gusta eso"
• "No quiero dejarlo"
• "Yo quiero eso"
• "Yo quiero elegir mi propia ropa"
• "Estoy frustrad@"
ž Tampoco saben cómo se sienten las otras personas. Si
no pueden hablar de sus propios sentimientos, por
cierto que tampoco pueden nombrar los de los otros.
ž Cuando estás cansado y necesitas paz y tranquilidad, tu
hij@ no es capaz de entender lo que necesitas. Si hace
ruidos, no es que sea “malo”. Es que no entiende cómo
tú te sientes.
ž Cuando estás apurado y tu hij@ no se viste
rápidamente, no es porque esté tratando de que
llegues atrasado. Es porque no entiende por qué tiene
que salir ahora, justo cuando está dibujando su obra
maestra.
ž Cuando está lloviendo y quieres que tu niñ@ se ponga
su impermeable y él dice "¡no!", no es porque te desafíe.
Es porque no entiende aun lo que se siente cuando se
tiene la ropa mojada, o porque quiere elegir por sí
mismo qué ponerse.
ž Los pequeñ@s sufren muchas frustraciones en esta
etapa. Quieren ser independientes, pero no podemos
permitirles siempre que hagan lo que ellos quieran.
ž No sólo dicen mucho "¡no!", sino que también escuchan
muchos “¡no!".
ž Los niñ@s se sienten frustrados muchas veces a lo largo
del día, porque los adultos les dicen "¡no!" muy a
menudo. Estamos tratando de mantenerlos seguros y
de enseñarles normas importantes.
ž Pero ellos no entienden nuestras intenciones. Sólo
sienten la frustración de oír siempre "¡no!"
ž Como resultado, los niñ@s pequeños hacen rabietas.
La frustración se acumula en ellos y no saben cómo
expresarla. Su lenguaje no está lo suficientemente
desarrollado para manifestar sus sentimientos.
ž Así es que a veces se dejan abrumar por la tristeza, el
desánimo y la frustración. Y expresan esos sentimientos
a través de las lágrimas, gritos, o arrojándose al suelo.
ž Muchos padres reconocen esta experiencia. A veces
nos sentimos frustrados al no entender la intención de
nuestros niñ@s cuando dicen "¡no!", y también
hacemos una rabieta.
ž En esta situación, podemos enseñar a nuestros hij@s
cosas importantes, tales como la forma de manejar la
frustración y expresar los sentimientos de manera
constructiva.
ž Esta primera enseñanza de solución constructiva de
conflictos es otro elemento importante en el desarrollo
de su niñ@. Se fortalecerá su relación y aprenderán
habilidades que les durarán toda la vida.
2 a 3 años
ž Durante esta etapa, los padres y madres verán cambios
en el comportamiento de su hij@ que podrían
preocuparles, pero en realidad se trata de signos de su
creciente comprensión del mundo que los rodea.
Comúnmente, estos cambios adoptan la forma de
temores.
ž Hay niñ@s que tienen miedo de la oscuridad. O quizás
comiencen a temer a los animales, a nuevos sonidos, o
a sombras. O también su hij@ se puede echar a llorar
desconsoladamente cuando usted se marcha.
ž A menudo, los padres y madres se preocupan por estos
cambios. Piensan que sus niñ@s están actuando
inmaduramente. Pero en realidad, son signos de que
están madurando.
ž A medida que su niñ@ entienda más lo que es el peligro,
aprenderá a temer ser herido. A medida que crece y usa
su imaginación para pensar en cosas que no puede ver,
es cuando comienza el temor a monstruos y fantasmas.
ž Este puede ser un momento muy atemorizante para
él(ella). Todavía no tiene suficiente experiencia para
saber la diferencia entre ficción y realidad. Cree que lo
que ve realmente existe.
ž De pronto, podría mostrar miedo a máscaras, a dibujos
en los libros, o a juguetes con aspecto monstruoso. Esto
ocurre porque ha aprendido sobre el peligro, pero
todavía no sabe que algunas cosas no son reales.
ž En la mente de su hij@, todo está vivo. Si usted se
coloca una máscara de miedo, el piensa que usted se ha
convertido esa criatura. Si él imagina que hay un
monstruo debajo de su cama, lo va a dar por cierto.
ž Su hij@ también puede tener miedo de que usted lo
deje solo. Esto es porque él ya entiende acerca del
peligro, pero todavía no se da cuenta que usted siempre
volverá. Puede sentirse muy asustado cuando se lo deja
solo, o con gente que no conoce muy bien.
ž En esta etapa, su niñ@ necesita mucho apoyo y
sensación de seguridad. Saber que usted entiende y
respeta sus sentimientos y que le garantiza su
seguridad.
ž Otro signo de desarrollo a esta edad es una repentina
timidez. Incluso niños que fueron muy desenvueltos
cuando más pequeños, en esta etapa pueden actuar de
manera muy diferente.
ž De repente, su hij@ se mostrará muy tímido ante
extraños. Este es un signo de su creciente comprensión
de las relaciones humanas.
ž Este nuevo comportamiento no es grosería o un
rechazo. Es una respuesta inteligente a la situación. Su
hij@ ya entiende el peligro y sabe la diferencia entre
extraños y las personas conocidas. Su cautela frente a
desconocidos demuestra que comprende más y más
acerca de su mundo.
ž Otro hecho que a menudo preocupa a los padres y
madres es la súbita negativa a ser tomados en brazos
por sus amigos o parientes.
ž Cuando esto sucede, no es que su niñ@ sea grosero. Es
que está queriendo tener control sobre su propio
cuerpo. Quiere decidir por sí mismo quién lo puede
tocar.
ž Este es un avance muy importante. Para enseñarles a
los niñ@ la seguridad y privacidad de su cuerpo
necesitamos respetar su derecho de controlar sus
propios cuerpos.
ž Recuerde que su hij@ todavía no entiende lo que otras
personas sienten.
ž Cuando llora porque usted se va, no entiende la razón
por qué usted tiene que salir de casa. Cuando no quiere
hablar con un extraño, no entiende que esa persona
está tratando de ser amable.
ž Su hij@ está recién empezando a comprender sus
propios sentimientos.
ž Pasará un buen tiempo antes de que pueda entender
los sentimientos de los demás.
ž La tarea más importante para los padres y madres en
esta etapa es de respetar los sentimientos de sus hij@s.
ž Enseñamos a los niñ@s a respetar a los demás,
respetando los sentimientos de ellos. Cuando ell@s
tienen confianza en que sus padres y madres respetan
sus sentimientos, confían más en ellos porque se
sienten seguros.
ž Respetar los sentimientos de un hij@ significa:
• Ayudarle a traducir sus sentimientos a palabras
• Decirle que usted también a veces se siente de
esa manera
• No avergonzarlo
• No castigarlo por tener miedo
3 a 5 años
ž Este es un momento emocionante. Su hij@ quiere
saberlo todo. Su mente y su cerebro se han desarrollado
enormemente para esta edad. Ahora percibe que es
capaz de aprender cualquier cosa.
ž Cuando ve algo nuevo, quiere saber cómo se llama, para
qué es, cómo funciona, la razón de por qué se mueve.
En esta etapa los niñ@s hacen muchas preguntas.
ž Algunos padres y madres se cansan de tratar de
responder a todas las preguntas de sus hij@s. Y a veces,
ni saben la respuesta.
ž Pero pueden crear una base sólida para el aprendizaje
de sus hijos, respondiendo las preguntas infantiles con
respeto.
ž Si respetamos la curiosidad de los niñ@s, ellos podrán
conocer el placer de aprender. Este sentimiento
perdurará en ellos cuando entren a la escuela.
ž Los padres que tratan de responder las preguntas de
sus hij@s o de ayudarles a que ellos mismos encuentren
las respuestas, están enseñando a sus hij@s muchas
cosas:
• Está bien no saberlo todo
• Sus ideas importan
• Hay muchas maneras de encontrar información
• La búsqueda de respuestas y la solución de
problemas son algo divertido
ž Los niños(as) que aprenden estas cosas van a tener más
confianza en sí mismos cuando enfrenten retos.
Aprenderán a tener paciencia y a que es bueno querer
aprender.
ž A veces, los niñ@s quieren aprender acerca de cosas
que son peligrosas. Por ejemplo, a encender una vela. O
qué sucederá si saltan de un árbol de gran altura. O lo
que ocurrirá si dejar caer su plato favorito.
ž Debido a que a los niñ@s no se les puede permitir hacer
cosas peligrosas, en esa etapa comenzarán a aprender
acerca de reglas. Mientras más comprendan las razones
de las reglas, más probablemente es que las respeten.
ž Recuerde que su hij@ quiere saber "por qué": ¿Por qué
los pájaros vuelan? ¿Por qué los peces nadan? ¿Y por qué
no me dejan encender las velas?
ž Cuando su niñ@ le pregunta "¿por qué?", no es que lo
esté desafiando. Es que realmente quiere saber la
respuesta.
ž En esta etapa, a los niñ@s también les gustan los juegos
imaginarios. Pretenden ser toda tipo de cosas, incluso
adultos. A veces se extravían en sus propios juegos,
porque les resultan muy reales.
ž Jugar es el "trabajo" de su hij@. Es la forma en que
practica lo que otros sienten. Se pone a sí mismo en
situaciones de otras personas y ve las cosas a través de
los ojos de ellas. El juego es muy importante para el
desarrollo de la empatía de los niñ@s.
ž Jugar también es importante para el desarrollo cerebral
de un niñ@. A través del juego aprenden a resolver
problemas, a inventar cosas nuevas, a hacer
experimentos, y descubren cómo funcionan las cosas.
ž Los niñ@s necesitan tiempo para jugar. Se trata de otro
elemento básico en su desarrollo. Si tienen tiempo para
desarrollar su imaginación, serán más creativos para
resolver problemas. Si pueden desarmar cosas y
armarlas de nuevo, se darán cuenta de que pueden
resolver otras situaciones.
ž Si pueden dibujar y cantar, adquirirán más confianza en
sí mismos para expresarse a través del arte.
ž Si tienen la oportunidad de elaborar argumentos, serán
mejores en la solución de conflictos.
ž Otra característica de esta etapa es el deseo de los
niñ@s de ayudar. Querrán barrer el piso, preparar
bocadillos, lavar la ropa, pintar la casa, construir cosas.
ž Ayudar es para ellos “la práctica profesional”.
Aprenden habilidades importantes para la vida mirando
y ayudando.
ž Cuando los niñ@s ayudan, cometen muchos errores.
Tienen muy poca experiencia, por lo que no harán las
cosas como nos gustaría a nosotros que las hicieran.
ž Pero esta es la forma en que aprenden. Así como a
nosotros tampoco nos salen bien las cosas a la primera
vez, los niñ@s también necesitan la oportunidad de
cometer errores para así aprender.
ž Cuando alentamos a los niñ@s a que nos ayuden, les
estamos dando la oportunidad de aprender. Y cuando
les dejamos practicar, les estamos demostrando
respeto por sus aptitudes y sus capacidades.
ž Este mensaje tiene un gran impacto en los niñ@s. Si
ell@s se ven a sí mism@s como capaces, tendrán más
confianza para aprender cosas nuevas.
ž Una tarea importante para los padres y madres en esta
etapa es fomentar en sus hij@s la confianza en su
propia capacidad de esta manera:
• Responder a sus preguntas, o ayudarles a
encontrar las respuestas
• Asegurarse de que tienen tiempo para jugar
• Alentarlos a ayudar
ž La confianza de un niñ@ en su propia capacidad de
aprendizaje es la base de todo futuro aprendizaje.
ž El niñ@ se enfrentará a muchos retos en los próximos
años. Si comienza este viaje creyendo que es capaz, es
mucho más probable que pueda superar esos retos.
5 a 9 años
ž Esta etapa marca un importante punto de inflexión en
la vida del niñ@ y de los padres y madres. Durante este
período comienza la escuela.
ž Cuando un niño entra al colegio, su mundo cambia.
Debe aprender rápidamente a:
• Resolver por su cuenta, sin sus padres
• Llevarse bien con muchos niños desconocidos
• Satisfacer las expectativas de muchos adultos
que no conoce
• Seguir nuevos horarios y rutinas
ž La primera experiencia escolar de los niñ@s puede
afectar sus sentimientos hacia el colegio y su futuro
aprendizaje.
ž Aunque todos comienzan la escuela a la misma edad, no
están todos simultáneamente listos para ello. Los
niñ@s pueden tener muy diferentes temperamentos
que afecten la manera en que respondan a la escuela.
BIBLIOGRAFIA
ž Andrade, Richard. Criminología. Primera edición. J V
editora. Bolivia. 2012.
ž Alvarez, M. y Bisquerra, R. Manual de orientación y tutoría.
Barcelona. 2006.
ž Arce, Martha. "Con la Salud sí se Juega" Manual para
talleres de capacitación. Asociación Kallpa, Lima, Perú
2003.
ž Alcaraz, Delio. Valores y virtudes. Editorial Educación y
Cultura. Bolivia. 2010.
ž Ballivián Pol, Franz. Neuro Musicoterapia, 75 preguntas y
respuestas sobre la influencia del sonido, la música y la
musicoterapia en el cerebro humano. Subjetiva Editorial.
Bolivia. 2017.
ž Ballivián Pol, Franz. Nutrición Sana. SagaCom. Bolivia.
2016.
ž Bisquerra, R. Educación Emocional y Bienestar. Barcelona.
Praxis. 2000.
ž Brazelton, T Berry. Su hijo, Momentos claves en su
desarrollo desde el periodo prenatal hasta los seis años. A
Merloyd Lawrence Book. UUEE. 1994.
ž Campos, Ana Lucia. Los aportes de la neurociencia a la
atención y educación de la primera infancia. Cerebrum
ediciones. Bolivia. 2014.
ž Campos, Gisela; Borellas, Mónica y Vela, Mónica.
Previniendo el abuso sexual. Programa para niños y niñas
en edad pre-escolar. El impresor S.r.l. La Paz - Bolivia. 2003.
ž Campos, Valeria. Apuntes de escuela de padres.
Defensoría Cochabamba - Bolivia. 2017.
ž Colom, R. Psicología de las diferencias individuales. Teoría
y práctica. España. 1998.
ž Caruana, Agustin. Aplicaciones educativas de la psicología
positiva. HISPANIA. España. 2010.
ž Carrobles, Jose Antonio. Escuela de padres, guía práctica.
para evitar problemas de conducta y mejorar el desarrollo
infantil. LABEL S.A. Madrid – España. 2002.
ž Dauling, A. Dinámica de grupos. Ed. Anaya. Madrid. 1986.
ž Demory, B. Cómo dirigir y animar las reuniones de trabajo.
Ed. Deusto. Bilbao. 1988
ž Escartim, Maggie. Quien soy yo modulo I, II, III. Programa
de prevención del abuso sexual a menores. Artes gráficas
silva. La Paz- Bolivia. 2001.
ž Elías, Maurice. Educar con inteligencia emocional. Plaza &
Janés Editores, S.A. 1999.
ž Edwards, Marta. Guía para la familia. La mandrágora Ltda.
Santiago - chile. 2010.
ž Encinas, José Luis. ¡Prohibido Pegar! Ed. Radda Barrer
Ayni. Lima, Perú 1994.
ž Faure, Jean-Philippe. Educar sin castigos ni recompensas.
Grupo Editorial Lumen. Buenos Aires, Argentina – Mexico.
2007.
ž Fernández, Enrique. Emociones positivas, psicología
positiva y bienestar. UNED. 2005.
ž Gottman John con De Claire Joan "Cómo desarrollar la
inteligencia emocional de sus hijos". Buenos Aires,
Argentina 1997.
ž Guía de Capacitación "Educación en Valores para la
prevención frente a las drogas desde la primera infancia"
Lima, Perú SUMBI. 2002.
ž Gardner, H. Inteligencias múltiples. Ediciones Paidós
Ibérica. Barcelona. (1998)
ž Goleman, D. La inteligencia emocional. Kairos. Barcelona.
1997.
ž Goleman, D. La práctica de la inteligencia emocional.
Kairos. Barcelona. 1999.
ž Goldberg, Beatriz. Tuyos, míos y nuestros. Como rearmar
y disfrutar la familia después del divorcio. Ediciones
Lumen. Buenos aires – argentina, Mexico. 2004.
ž Goldberg, Beatriz. Como estimular al adolescente de hoy.
Ediciones Lumen. Buenos aires – argentina, Mexico. 2007.
ž Greenberg, L. y Pavio, S. Trabajar con las emociones.
Ediciones Paidós Ibérica, S.A. Barcelona. 2000.
ž Hernandez, Santos. La Psicología positiva. Universidad de
Zaragoza. España. 2014.
ž Jeffers, Susan. Cómo relacionarse sin problemas. Editorial
Planeta, S.A. 1998.
ž Kaufman, Gershen. Como hablar de autoestima a los
niños. Selector Actualidad Editorial. México. 1990.
ž Jaksa, Peter. 25 errores que cometen los padres. Amat
editorial. España. 2011.
ž Launer, Vivian. Coaching un camino hacia nuestros éxitos,
Ediciones Piramide. 2008.
ž Ley del código niño, niña y adolescente. Nro 2026. Estado
plurinacional de Bolivia. 1999.
ž Ley integral de prevención y atención a niños, niñas y
adolescentes contra la violencia sexual. Nro 443.
Cochabamba – Bolivia. Estado plurinacional de Bolivia.
2014.
ž Ley integral para garantizar a las mujeres una vida libre de
violencia. Nro. 348. Estado plurinacional de Bolivia. 2013.
ž Lopez Jordan, Maria elena. Hijos felices. Lexus Editores.
España. 2007.
ž López, María Luisa. Educación afectivo-sexual. Terapias y
talleres interdisciplinarios para trabajar en grupo.
Editoriales paulinas. Madrid - España. 1995.
ž Losada, Luz Stella. Ponce De León, Pilar y De Angulo, José
Miguel. la prevención de las agresiones sexuales contra
niños, niñas y adolescentes. Centro Una Brisa de
Esperanza y Wiñay Pacha. 2010.
ž Phelan, T.W. Autoestima. Entendiendo y manejando las
críticas transiciones en la vida. 2005.
ž Millán Soberanes, Juan Francisco. Violencia en la familia.
Offset Multicolor, S.A. de C.V. México. 2000.
ž Martin, Orlando y Madrid, Encarnación. Didáctica de la
educación sexual. Un enfoque de la sexualidad y el amor.
Grupo editorial Kipus. Cochabamba -Bolivia. 2006.
ž Martinez, Juan Antonio. Guía para desarrollar talleres de
orientación a padres y madres de familia. México. 2011.
ž Ministerio de relaciones exteriores. Vivir bien. Diplomacia
por la vida. Bolivia. 2010.
ž Muñoz, Cristina. Inteligencia emocional: el secreto para
una familia feliz. Comunidad de Madrid. España. 2007.
ž Naouri, A. Hijas y madres. Tusquets Editores. Barcelona.
España. 1999.
ž Naouri, A. Educar es frustrar; la permisividad sólo crea
tiranos. Tusquets Editores. Barcelona. España. 2005.
ž Nitsch, C. y Schelling, C. Límites a los niños. Cuándo y
cómo. Barcelona: Ediciones. Medici. 1998.
ž Ossandón, Valeria Arredondo. Guía Básica de Prevención
del Abuso Sexual Infantil. ONG Paicabí. 2002.
ž Kelly, JeffreyA. Entrenamiento de las habilidades sociales:
Guía práctica para intervenciones. Editorial Desclée de
Brouwer, S.A. Bilbao. 1994.
ž Quezada, Vanetza. Neno, Ricardo. Luzoro, Jorge. Abuso
sexual infantil. Como conversar con los niños. Primera
edición. Ediciones de la Universidad Internacional SEK
Internacional. Chile. 2006
ž Ramo, A. Sobreproteger a los hijos. Aplicaciones
didácticas. 2005.
ž Rosenberg, Marshall. Comunicación no violenta. Un
lenguaje de vida. Institute for Empowering
Communication. EEUU. 2010.
ž Urra, J. Excesiva permisividad convierte al niño en tirano.
Diario Sur Digital. 2005.
ž Unicef. Guía clínica. Atención de Niños, Niñas y
Adolescentes Menores de 15 años, Víctimas de Abuso
Sexual. Chile. 2011.
ž Schaefer, C.E. Cómo aplicar límites a los niños. 2005.
ž Sbandi, P. Psicología de grupos. Ed. Herder. Barcelona. .
1980
ž Schmill, Vidal. Disciplina Inteligente. México. 2015.
ž Siu, Priscila. Construyendo relaciones familiares con amor.
Costa Rica. 2008.
ž Seligman, Martin E.P. Niños optimistas. Editorial
DeBolsillo. España. 2005.
ž Sorribas, P. Cómo lograr una autoridad positiva. ¡En
carrera desde casa!. España. 2005.