Está en la página 1de 2

Un índice bursátil (“stock index”) es un indicador que muestra la variación del precio de un

conjunto de activos cotizados que reúnen unas determinadas características.

El índice bursátil más antiguo que sigue actualizándose a día de hoy es el Dow Jones
Trasportation Average, compuesto por 11 empresas de transporte, 9 de ellas de ferrocarriles.
Este índice fue creado el 3 de julio de 1.884 por Charles Dow, el histórico periodista y
fundador del Wall Street Journal que ayudó a forjar los mercados tal y como los entendemos
hoy en día.

¿Para qué sirven?


En primer lugar, los índices bursátiles sirven como referencia para conocer el
comportamiento general de determinado tipo de activos.

Relacionada con la función anterior, los índices bursátiles se utilizan de benchmark o base
de comparación para determinar la rentabilidad relativa de los gestores de fondos e inversores
particulares. Por ejemplo, si un inversor ha tenido una rentabilidad del 15% durante un año,
en principio es una cifra más que aceptable. No obstante, si ese mismo año el índice de la
bolsa en la que invierte hubiese subido un 30%, su rentabilidad relativa habría sido bastante
mediocre.

Por último, los índices bursátiles sirven como referencia para la inversión pasiva. Los
fondos de inversión pasiva o los ETFs indexados sólo tendrán que replicar a los índices
bursátiles para obtener su misma rentabilidad bruta.

Tipos de índices bursátiles


Existen diferentes clasificaciones de índices bursátiles. Os dejo las tres clasificaciones más
comunes.

Por la procedencia geográfica de sus activos:

 Índices nacionales, compuestos por activos de un mismo país.


 Índices internacionales, compuestos por activos de uno o varios países extranjeros.
 Índices globales, compuestos por activos de todo el mundo.

Por el tipo de empresas que contienen:

 Índices sectoriales, compuestos por empresas de un sector determinado.


 Índices intersectoriales, compuestos por todo tipo de empresas.

Por el tipo de activos que contienen:


 Índices de renta variable, compuestos por acciones.
 Índices de renta fija, compuestos de bonos y obligaciones de todo tipo.
 Índices de materias primas, como el petróleo, oro, plata, etc.