Está en la página 1de 20

Estrategias para simplificar

y organizar la información.
Generalmente los estudiantes tienden a sobre-utilizar estrategias simples de
estudio, centradas en la lectura superficial y el subrayado. Si bien esto puede
parecer más rápido, la realidad es que este tipo de técnicas no son eficientes
puesto que no permiten comprender en profundidad un texto. De hecho,
tendríamos que repetirlo muchas veces para poder acordarnos del mismo.

Existen otras técnicas que si bien al principio pueden llevar más tiempo, una
vez que logremos dominarlas indudablemente mejorarán nuestra
comprensión de los textos y nos ayudarán a estudiar de manera eficiente y
en menos tiempo.

1.1. El resumen
El resumen es un texto abreviado que contiene las ideas principales. En él
debemos anotar las ideas más importantes, manteniendo el orden en el que
aparecen en el texto original. De esta forma, reducimos el texto a la
información básica, lo que nos será de gran utilidad para comprender y al
momento de recordar lo aprendido.

0
La historia del asado
Ciertamente, los argentinos no inventaron la carne asada, pero hicieron de
este plato una costumbre que los identifica y los lleva a otro nivel. La
mezclan, la modernizan y la llevan como estandarte por todo el mundo.
Pero ¿cómo comenzó la historia? Se asume que alrededor de 1556 Juan de
Salazar y Espinosa junto a los hermanos Goes trajeron desde Brasil a
Asunción, que en ese entonces era parte del Virreinato, un toro y siete vacas.
Libres, las vacas se empezaron a reproducir y a vagar por la Pampa. Era
ganado cimarrón, no era propiedad de nadie, cualquiera podía tomar una
vaca. La única condición era no pasarse de las doce mil cabezas.
El sistema para cazarlas se llamaba vaquerías: Se juntaban diez o quince
paisanos, cuando encontraban al ganado, le cortaban a cada res los garrones
con una lanza y el animal caía al suelo, inmovilizado. La carne que se usaba
era muy poca, porque en general se las cazaba por su cuero, materia prima
de la primera industria Argentina.
En los pocos casos en que se cazaba a una vaca solo para alimentarse,
generalmente lo único que los gauchos consumían era la lengua, que asaban
en el rescoldo, o los caracúes.
Se calcula que en el siglo XVIII había en la Pampa unas 40 millones de
cabezas de ganado. Con el tiempo y adoptando costumbres criollas, el
gaucho comienza a comer la carne asada. Con el facón realizaban un hoyo de
unos veinte centímetros en la tierra, allí encendían una pequeña fogata y
cocían la carne. El paso de los años mejoró los métodos de conservación y
transporte de la carne y convirtió a La Pampa Argentina en uno de los
principales proveedores de carne del mundo.

LA HISTORIA DEL ASADO

El asado no fue inventado por los argentinos aunque es una costumbre asociada a
ellos.
En 1556 Salazas, Espinoza y los hermanos Goez traen desde Brasil a Asunción (que
entonces formaba parte del Virreinato) las primeras vacas y un toro
Las vacas comienzan a reproducirse libremente en la Pampa. No pertenecían a nadie
Se cazaban en "vaquerías", y generalmente se lo hacía por su cuero para
comercializarlo.
Se consumía muy poco la carne vacuna y, en estos casos, los gauchos comían
unicamente la lengua
Con el tiempo, se empieza a consumir la carne vacuna. La carne era cocinada en
agujeros hechos en la tierra con el facón
Con el correr de los años y el desarrollo del transporte la pampa Argentina se convirtió
en el principal exportador mundial de carne vacuna

1
Como se aprecia en el ejemplo, las ideas no están redactadas en el lenguaje
literal usado por el autor. En este punto, cabe mencionar que al elaborar un
resumen, nuestro papel puede ser más o menos activo, desde reproducir las
ideas que aparecen en el texto como más importantes, hasta resúmenes en
los que las ideas están elaboradas de manera más personal, utilizando
nuestras propias palabras, es decir, parafraseando las ideas principales.

PARÁFRASIS De esta manera, mediante la paráfrasis, conseguiremos realizar un resumen


Consiste en expresar que expresa las ideas importantes del autor pero en palabras que nos
la misma idea del resultan familiares, lo que nos permitirá retenerlas mejor en nuestra
autor, pero memoria y recordarlas también con mayor facilidad. Recuerda, en este
utilizando un punto, que la memoria conserva mejor la información que has logrado
lenguaje y expresión comprender, y la paráfrasis es un vehículo para ello. De otra forma, si te
diferentes limitas a repetir de manera literal las ideas del texto, probablemente al poco
tiempo las olvides, a menos que las repases una y otra vez.

1.2. Representaciones gráficas


Otro recurso importante que puede sernos de gran utilidad para “estudiar-
comprender-recordar” son las representaciones gráficas, como los
esquemas, cuadros y diagramas. Al igual que el resumen, en estos casos
también nos valemos de las ideas principales del texto. Sin embargo, la
ventaja principal de las técnicas gráficas es que -a diferencia del resumen-,
parte de la información es sustituida por trazos o disposiciones espaciales
(ej., flechas, llaves o corchetes) para indicar las relaciones o conexiones entre
las ideas. Esto permite, por un lado, identificar de un “vistazo” las ideas
importantes y sus relaciones y, por el otro, elaborar una imagen mental o
representación visual que, sin dudas, nos será útil para recordar la
información.

1.2.1. El esquema y el diagrama


El esquema consiste en una representación que pretende mostrar la
estructura lógica de las ideas principales del texto.

2
Figura 2. Estructura básica del esquema

Fuente: Adaptado de Valle Arias et al., 2005

Figura 3. Ejemplo de esquema

Fuente: Elaboración propia

3
Un aspecto básico del esquema es que las ideas deben estar organizadas
según su nivel de generalidad. De esta forma, comenzamos introduciendo el
tema general, y luego avanzamos desde las ideas o conceptos más generales
hacia los más específicos, representándolos ya sea de arriba hacia abajo, o
de derecha a izquierda, como se muestra en la figura.

Esta forma de presentar la información permite una percepción más directa


de las distintas partes del texto, ofreciéndonos una visión integrada de los
conceptos e ideas que nos será de gran ayuda para lograr un mejor recuerdo.

Los diagramas también permiten representar ideas y sus relaciones, aunque


en estos casos generalmente se trata de relaciones de causa-efecto o
condicionales (“Si ocurre A, entonces B. Si no, C”) entre los conceptos o ideas.

Figura 4. Diagrama secuencial

Fuente: Adaptado de Valle Arias et al., 2005.

En este caso, ya no se trata –como en el esquema – de ordenar las ideas


según su nivel de generalidad, sino de representar diferentes tipos de
relaciones entre los conceptos o ideas, que pueden ser de causa-efecto,
secuenciales (A B) o condicionales (“Si A, entonces B”). Un tipo de
diagrama muy utilizado son los diagramas de flujo, ya que posibilitan
representar diferentes tipos de relaciones:

4
Figura 5. Diagrama de flujo

Fuente: Valle Arias et al., 2005, p. 49

De esta esta manera, la utilización de diagramas puede ser muy útil para
representar conceptos o ideas que refieren a procesos, pasos o etapas,
acontecimientos históricos o cronológicos, hechos relacionados
causalmente, o fenómenos que ocurren bajo ciertas condiciones.

Por último, los cuadros comparativos constituyen representaciones que


permiten identificar mediante un “golpe de vista” las semejanzas, diferencias
y/o diferencias entre dos o más datos, hechos, o situaciones. Por este motivo,
son muy útiles para resumir y visualizar ideas contrapuestas.

El artesano trabaja en su casa: es libre y organiza su trabajo a gusto;


preocupado por satisfacer a sus clientes, pone mucho cuidado en su trabajo.
Por el contrario, el obrero de la fábrica depende de un patrón; su jornada
está repartida entre la vida familiar y su oficio, cuya única finalidad es
procurarle el dinero necesario para subvenir sus necesidades. La vida en la
fábrica está regida por un horario riguroso: el aullido de la sirena avisa a los
obreros el comienzo y el fin de la jornada de labor. El trabajo se hace por
equipos que se relevan sin interrupción, de día y de noche, puesto que las
máquinas no se detienen.

¿Cómo se elabora un cuadro comparativo?

● Identificar los elementos que se quieren comparar (Artesano y Obrero)


● Señalar los parámetros a comparar (Trabajo)
● Identificar las características de cada objeto o evento.

5
● Construir afirmaciones donde se mencionen las afirmaciones más
relevantes de los elementos comparados.

Figura 6. Ejemplo de cuadro comparativo

Fuente: Elaboración propia

Queda claro que al utilizar las técnicas gráficas, dejamos de considerar el


estudio como el aprendizaje de hechos, conceptos o ideas aisladas y sin
relación, visualizando las conexiones entre éstos. Al mismo tiempo, ofrecen
una visión “más limpia” de la información importante del texto, lo cual
favorecerá que retengamos lo esencial y podamos recordarlo con menor
dificultad.

Ahora, si bien las técnicas que acabamos de ver constituyen recursos


estratégicos para estudiar en la medida que nos permiten captar con mayor
claridad las ideas y aspectos más relevantes de los textos, y recordarlos con
mayor facilidad, para desarrollar una comprensión genuina y profunda es
necesario poder interpretar y construir un significado del texto. De lo
contrario, sólo podremos reproducir lo que nos dice un autor o el texto, pero
difícilmente podremos desarrollar nuevas ideas, construir hipótesis, juzgar
críticamente el texto, desarrollar ejemplos, establecer argumentos, realizar
analogías, efectuar inferencias o aplicar los conceptos aprendidos en
diferentes situaciones.

6
Estrategias de elaboración
de la información
Por lo tanto, para llegar a comprender realmente las ideas contenidas en los
textos de estudio, es necesario que te animes a ir un poco “más allá” de las
ideas que aparecen en éstos. De lo contrario, tu comprensión será limitada y
podrás responder satisfactoriamente a preguntas de examen que requieran
evocar conceptos, pero no a preguntas que impliquen citar ejemplos,
argumentar, comparar semejanzas y diferencias, o aplicar los conceptos a
situaciones prácticas, por mencionar algunas.

Por ello, es importante que al leer el texto, intentes vincular los conceptos e
ideas que allí se plantean con los conocimientos que ya posees, con
experiencias previas, hechos, etc. Son éstos conocimientos los que deberás
activar mientras estudias, ya que te ayudarán a comprender el texto al poder
darle un sentido.

De esta forma, la primera actitud que debes tener para lograr una
comprensión profunda, es “descentrarte” del texto. Esto no significa que
dejes de lado lo que dice el texto; sino colocar un espacio entre el texto y tú.
Tal vez una buena manera de imaginar esto es abordar la lectura como un
diálogo entre tú y el texto, en el que cada uno aporta sus conocimientos. De
hecho, te sorprenderá saber que algunas personas realizan este diálogo en
voz alta ¡cómo si le hablarán al autor!

● Figura 7.

Fuente: Elaboración propia

7
Es en este diálogo donde se genera la posibilidad de relacionar algo que
estamos leyendo con algo que ya sabíamos, establecer nuevas ideas, sugerir
un planteamiento nuevo, hacer valoraciones sobre el contenido del texto y
realizar argumentaciones.

¿Cómo podemos incrementar, entonces, nuestra comprensión?

Tratando de aportar algo nuevo, que provenga de ti y no esté explicitado en


el texto. En este sentido, podemos diferenciar dos tipos de aportes o
elaboraciones: a) elaboraciones de apoyo y; b) elaboraciones de ampliación
o enriquecimiento.

2.1. Elaboraciones de apoyo: interpretando la nueva


información.
Este tipo de aportes se pone de manifiesto cuando, por ejemplo, intentamos
generar hipótesis o preguntas sobre el contenido del texto, cuando
intentamos parafrasear el material como si intentaramos explicárselo a
alguien, o a nosotros mismos, cuando hacemos comentarios personales,
proponemos ejemplos, etc.

Este tipo de elaboraciones nos ayuda interpretar y comprender en


profundidad el material de estudio. Observemos, a continuación, las
anotaciones que realiza un alumno, donde se observa el parafraseo, la
introducción de ejemplos personales y el intento de explicarse a sí mismo lo
que dice el texto, con la finalidad de entender la nueva información:

Texto original1

Los modelos teóricos actuales que explican la toma de decisiones, como el


“modelo del proceso dual, admiten que las personas percibimos y valoramos
nuestro entorno a través de dos sistemas de procesamiento que, de forma
conjunta, determinarían nuestras elecciones en cada situación. Estos
modelos coinciden en conceptualizar uno de los sistemas de procesamiento
como predominantemente emocional: “sistema experiencial-afectivo”;
mientras que el otro sistema realizaría un análisis más racional de la situación
de acuerdo con un conjunto de reglas lógicas o estadísticas: “sistema
racional-analítico”. Es evidente que la capacidad humana para procesar
información de modo analítico y racional garantiza, cuando se aplica
correctamente, que se alcance una solución óptima en gran parte de las

1
Fragmento recuperado de Megías, Maldonado, Catena y Cándido (2012).
8
ocasiones. No obstante, este tipo de análisis de la situación requiere esfuerzo
mental y consciencia del proceso, y esto provoca que en contextos o
situaciones (ej., peligro) este sistema pueda resultar, a veces, excesivamente
lento. Por otro lado, el sistema experiencial-afectivo, a partir de la emoción
asociada a una determinada representación de la situación o estímulo,
generaría respuestas rápidas y eficientes, con un coste reducido en el
momento de realizarlas.

Anotaciones del alumno

El modelo de procesamiento dual indica que la manera en que percibimos los Parafraseo
hechos depende de dos sistemas de procesamiento que determinan la forma
en que reaccionamos ante éstos. Un sistema sería el “experiencial-afectivo”,
que sería más rápido, está basado en las emociones que experimentamos
frente a la situación, y se impone ante situaciones de urgencia (es decir, que
requieren de una respuesta rápida). El otro sistema, llamado “racional-
Ejemplos
personales analítico”, sería más lento, y se apoyaría en un análisis lógico-racional de la
información o los hechos. Un ejemplo del primer sistema se pondría de
manifiesto cuando nos enfrentamos a una situación de peligro. Por ejemplo,
la aparición repentina de una víbora haría que reaccionemos rápidamente, sin
que haya un análisis racional del peligro (no nos decimos: “una víbora, me
puede morder…tiene veneno que puede lastimarme….tengo que alejarme”).
En este caso, las emociones asociadas a esa situación hacen que respondamos
Explicarse a
rápidamente. En cambio, el sistema racional-analítico se pone de manifiesto uno mismo
cuando tomamos una decisión analizando las ventajas y desventajas posibles;
como cuando evaluamos una oferta de trabajo, la posibilidad de mudarnos, o
el camino para ir a la universidad para evitar la congestión del tráfico.

De esta manera, nos apoyamos en información nueva (ejemplos, explicaciones


personales, etc.) que complementa lo que dice el texto y que nos permite
entender mejor los conceptos e ideas.

¿Qué sucede si, por más que me esfuerzo, no logro aportar nada que me ayude
a entender mejor la información que proporciona el texto?

Cuando esto ocurre, muchos estudiantes optan por limitarse a memorizar. Sin
embargo, recuerda que existen diversos recursos que pueden ayudarte. Uno
de ellos, sin lugar a dudas, es internet. Mirar tutoriales en youtube o buscar
ejemplos de los conceptos en la web, son algunas estrategias utilizadas por los
estudiantes que te ayudarán en el proceso de entender mejor un texto. Si bien
esto puede tomar un poco más de tiempo, será mucho mayor la ganancia que
obtengas en comprensión. Y, no olvides: ¡el que busca, encuentra!

9
2.2. Elaboraciones de ampliación: construyendo
nuevas ideas.
Sumado a los ejemplos y paráfrasis, también podemos intentar comprender
la información aplicándola de manera personal, ya sea realizando inferencias
a partir de lo que nos dice el texto, realizando comparaciones, utilizando
metáforas o analogías. Esto requiere “despegarnos” en cierta forma del
contexto en el que aparecen las ideas en el texto, para poder aplicarlas a
otras situaciones distintas de las que propone el autor. Para esto, existen
ciertas preguntas que puedes hacerte a ti mismo y que pueden ayudarte:
“¿podría utilizar las ideas del texto para explicar otros hechos?” “¿Podría
establecer puntos en común entre lo que dice el texto, y otras situaciones?”
“¿Hay alguna forma innovadora de relacionar la información del texto con
otra que ya conozco?”

Veamos en el siguiente ejemplo la manera en que un estudiante intenta


comprender los conceptos que propone una teoría acerca de la manera en
que conocemos, estableciendo un paralelismo con otra situación distinta.

Texto original2
La teoría piagetiana del conocimiento, basada en un equilibrio entre
procesos de asimilación y acomodación, tiene por objeto explicar no sólo
cómo conocemos el mundo un momento dado sino también cómo cambia
nuestro conocimiento sobre el mundo.
En términos psicológicos, la asimilación sería el proceso por el que un sujeto
interpreta la información que proviene del medio, en función de sus
esquemas de conocimientos disponibles. Mientras que la acomodación sería
el proceso por el cual nuestros conceptos e ideas (esquemas) son
modificados por la experiencia. Es en la dialéctica entre estos procesos en
donde se generan los conocimientos.

ESTUDIANTE
Lo que plantea el autor en términos de asimilación y acomodación podría
asemejarse a la digestión. La digestión es un proceso por el cual nuestro
cuerpo transforma la comida en nutrientes para nuestro organismo. Si la
comida nos cae mal (no la asimilamos), entonces es probable que nuestro
organismo busque la forma de expulsarla y entonces la comida no se
transforme en nutrientes. En cambio, si la comida nos cae bien (la
asimilamos), ésta se transforma en nutrientes y, en consecuencia, nuestro
cuerpo es modificado (acomodación) por la incorporación de los nutrientes.
Con el aprendizaje sucedería algo parecido. Si intentamos aprender algo sin
comprenderlo, simplemente repitiéndolo, entonces es probable que nuestra

2
Extraído de Serulnicov y Suárez (2006)
10
mente lo retenga por un tiempo pero lo terminé expulsando (solamente hay
asimilación). En cambio, si hemos logrado comprender y relacionar las
nuevas ideas con nuestros conocimientos previos, habremos aprendido algo
nuevo, y nuestros conocimientos por lo tanto se modificarán (acomodación).
Serulnicov, A., y Suárez

En este ejemplo, vemos cómo el estudiante realiza un ejercicio de


comparación apelando al uso de analogías entre el conocimiento y la comida.
De esta manera, intenta ir “más allá” del texto y aplicar los conceptos en un
contexto diferente.

11
Claves para una buena
comprensión
Existen diversas actividades que pueden ser usadas estratégicamente en la
lectura para lograr una buena comprensión de los textos:

Figura 8. Claves para la comprensión lectora

Fuente: Elaboración propia

Veamos brevemente en qué consisten cada una de ellas.

3.1. Simplificar la información.


Como adelantamos al comienzo, una estrategia básica de estudio consiste en
simplificar o reducir la información que nos presenta el texto. Sin embargo,
no nos referimos en este caso a las ideas principales, sino a la posibilidad de
reducir un conjunto de ideas a pequeñas oraciones, incluso palabras.

Por ejemplo, al leer:

Mesopotamia fue durante mucho tiempo el centro del mundo antiguo: el


único paso importante entre el Golfo Pérsico y el Mediterráneo. Estaba
poblado de países pobres pero más poblados que los desiertos que poblaban
el valle del Nilo y por esto las ricas llanuras del Tigris y el Éufrates se ofrecían
a la codicia de los países famélicos. Siempre, pues, estuvieron expuestos a las
12
infiltraciones de los nómadas del desierto (semitas) y, a menudo, al ataque
brutal de los montañeses, empujados a su vez por las poblaciones
indoeuropeas.

Podríamos resumir la información a unas pocas oraciones:


1. La Mesopotamia fue el centro de la civilización antigua
2. La Mesopotamia estaba situada entre el Golfo Pérsico y el Mediterráneo
3. La Mesopotamia estaba compuesta de países pobres muy poblados
4. La Mesopotamia eran invadida por los semitas

Podríamos llegar incluso más lejos, y resumir la información utilizando


palabras claves:

Mesopotamia-centro-mundo antiguo-Golfo Pérsico y Mediterráneo-países


pobres y poblados-invasión semitas.

Al identificar las palabras más importantes, no sólo estaremos en


condiciones de comprender, sino que, al mismo tiempo, estas palabras
actúan como “pistas” para nuestra memoria, por lo que al recordarlas
automáticamente se activarán los conocimientos asociados a ellas,
ejerciendo un efecto facilitador sobre el recuerdo.

3.2. Identificar y diferenciar ideas principales y


secundarias
Ya hemos dicho que las ideas principales son las ideas más importantes de
IDEAS PRINCIPALES cada párrafo, aquéllas que el autor intenta transmitirnos. En muchas
Son las ideas que le dan ocasiones, estas aparecen escritas (es decir, explícitas) en el mismo, por lo
sentido al párrafo. que sólo debemos limitarnos a detectarlas. Pero, ¿En qué lugar se
¿Cómo puedes darte encuentran?
cuenta si es realmente la
idea principal? En general, sobre todo en los textos académicos, las ideas principales suelen
Existen varias formas de aparecer en la primera oración del párrafo. En menor medida, también
corroborar este punto. pueden estar presente al comienzo o al final, o bien, puede que no esté
Un procedimiento muy incluida en una sola oración, sino en más de una o “repartida” entre éstas.
sencillo consiste en En cualquier caso, como veremos más adelante, la manera en que se
suprimir de la lectura del encuentra estructurado el texto representa un elemento que puede
párrafo aquella idea que ayudarnos a identificar las ideas principales que el autor quiere destacar.
supones que es la más
Finalmente, puede ocurrir que la idea principal no se encuentre escrita en el
importante. Si al hacerlo,
párrafo, sino que nosotros mismos debemos construirla apoyándonos en la
te encuentras con que el
información que nos proporciona el texto. En estos casos, nuestro trabajo
párrafo es confuso o
consiste en elaborar, una vez entendido el texto, una idea que lo resuma
pierde sentido, entonces
bien:
puedes confiar en que
has dado con la idea
principal del párrafo 13
El mono demuestra cualidades humanas como el tener una conciencia propia
de él mismo. Es capaz de reconocerse y saber quién es en realidad y de
percatarse de lo que pertenece naturalmente a él y lo que es artificial. Por
otro lado, el mono presenta una serie de valores cuyos orígenes el ser
humano consideraba que se encontraban en la cultura o en las creencias,
como el rechazo a situaciones injustas y la utilización de la moral y la dignidad
con cierto grado de orgullo, como el ser humano, ya que éste normalmente
prefiere perjudicarse él mismo antes de formar parte de una injusticia o
poner en peligro su dignidad. En cuanto al amor, el mono presenta una serie
de conductas caracterizados con el enamoramiento humano, aunque no
puede saberse lo que el mono realmente siente, pero sí tiene actos que
tienen cierta similitud con la actitud humana frente al amor. Por otro lado, el
mono practica el sexo no sólo con el fin de reproducirse, sino con el fin de
obtener placer. Las infidelidades se presentan también como se presentan
en el ser humano: Las hembras hacen creer a los machos que todas sus crías
son de él, pero en realidad las hembras son infieles a los machos.
En cuanto a estados emocionales, se han presentado en el mono una serie
de síntomas depresivos muy similares al de los humanos, y generalmente se
produce cuando a una hembra se le muere una de sus crías, ya que carga con
su cuerpo durante días y lo siguen cuidando hasta que empieza a
descomponerse. Se les tiene mucho respeto a las crías y los monos las han
utilizado muchas veces para evitar peleas o incluso defenderse.

En este ejemplo, se aprecia una gran cantidad de información pero, ¿qué nos
quiere decir o transmitir realmente el autor? ¿Que los monos tienen moral y
valores? ¿Que se enamoran y tienen relaciones sexuales que no sólo tienen
como fin la reproducción? ¿Que tienen sentimientos y se deprimen?
Probablemente, tengamos que ir un poco más allá de estas ideas. Así, es
posible que el autor no pretende, en realidad, que recordemos todas las
ideas que estamos exponiendo, sino que probablemente pretenda que nos
IDEAS SECUNDARIAS formemos una idea del tipo: “el mono es semejante al hombre”. El párrafo
Aunque no son las más no sería más que una serie de ideas secundarias que se utilizan para
importantes, también ejemplificar, y al mismo tiempo, justificar la idea principal.
pueden ayudarnos a
identificar aquella que sí ¿En qué consisten las ideas secundarias?
lo es. De esta forma, si
tienes dificultades para Son aquellas ideas que acompañan a la idea principal. Como su nombre lo
identificar las ideas sugiere, al ser secundarias no son substanciales para entender lo que el autor
principales, puedes quiere transmitirnos en el párrafo; sin embargo, cumplen diferentes
seguir el camino propósitos que conviene tener en cuenta: a) ejemplificación: son ideas que
complementario:
ejemplifican o amplían la idea principal; b) cita: consiste en ideas
comienza por las ideas
secundarias, y podrás desarrolladas por otros autores que se incluyen en el texto a los fines de
deducir “por descarte” la respaldar o defender una idea. Generalmente, existen ciertas expresiones
idea principal del párrafo. que denotan este tipo de ideas secundarias: en este sentido, según…..en

14
apoyo a esto…; c) negación: son aquellas que plantean una objeción o
excepción a la idea principal. Se advierte en ciertas expresiones como: sin
embargo, por el contrario; a diferencia de…; y d) repetición: reiteran la idea
principal usando ideas parafraseadas.

3.3. Parafrasear la información


Previamente, nos hemos referido a la paráfrasis y su importancia para la
comprensión. Sin embargo, remarquémoslo una vez más: el parafraseo
supone, de acuerdo con la definición de la Real Academia Española (RAE): 1)
Explicación de un texto para ilustrarlo o hacerlo más claro o inteligible; 2)
frase que, imitando en su estructura otra conocida, se formula con palabras
diferentes.

“Parafraseando” la definición de la RAE, decimos que la paráfrasis implica


expresar una idea o una serie de éstas haciendo uso de palabras diferentes
en la cual se expresa. Estas palabras provienen del lector, y reflejan por
medio de su uso un intento por comprender lo que dice el texto.

Es importante tener presente que, para que una paráfrasis sea tal, debe
poder reflejar la idea original (fidelidad al significado original). De lo
contrario, si desvirtuamos el contenido de la idea original en el intento de
parafrasearla, estaremos introduciendo una idea nueva.

Existe, también, otra ventaja asociada al uso de paráfrasis: la posibilidad de


usar menos palabras que el autor, para indicar lo que éste dijo. De esta
forma, también representaría una estrategia para simplificar la información,
todo lo cual hace de la paráfrasis una estrategia importante para la
AUTOPREGUNTAS: comprensión.
Durante la lectura,
formularse preguntas
como: ¿Quién? ¿Qué?
3.4. Hacerse preguntas
¿Dónde? ¿Cuándo? Hacernos preguntas en relación con el texto, como: ¿Quién? ¿Dónde? ¿Qué?
¿Cómo? ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué?, también puede facilitarnos la tarea de
pueden ser muy útiles comprender y elaborar un significado.
para identificar las
¿Quién?
funciones de cada
¿Qué?
palabra dentro de la
oración, y ayudarnos a
elaborar un significado Mesopotamia fue durante mucho tiempo el centro del mundo
antiguo: el único paso importante entre el Golfo Pérsico y el
Mediterráneo. Estaba poblado de países pobres pero más poblados
que los desiertos que poblaban el valle del Nilo y por esto las ricas
¿Cuándo?
llanuras del Tigris y el Éufrates se ofrecían a la codicia de los países
famélicos. Siempre, pues, estuvieron expuestos a las infiltraciones
de los nómadas del desierto (semitas) y, a menudo, al ataque brutal
15
de los montañeses, empujados a su vez por las poblaciones
indoeuropeas.

De este modo, cuando nos preguntamos “¿quién?” estamos haciendo


referencia al “sujeto” de quién se habla o se dice algo; Cuando nos referimos
al “¿qué?”, estamos señalando aquello que se dice del “sujeto”, la acción, y
cuando intentamos responder a “¿Cuándo?” “¿Dónde?” estamos ubicando
esa acción en un contexto y espacio específicos.

Preguntarse e intentar responder a preguntas de este tipo permite ubicarnos


mejor, de arranque, en relación al texto, aportando claves que nos serán de
utilidad para comprender.

3.5. Reconocer la estructura textual


Es necesario reconocer que los textos pueden organizado de manera
diferente. En la siguiente tabla te mostramos los diferentes tipos de
estructuras que puede tener un texto, las características más importantes,
así como algunas expresiones (indicadores) frecuentes que denotan uno u
otro tipo de estructura textual.

Tabla 1: Tipos de estructuras textuales

Estructura Características Indicadores


Se expone en primer lugar la idea Además…, asimismo…,
central, y el resto de las ideas que igualmente…, por su parte…,
Definición-descripción vienen a continuación representan una En general...,
ampliación y/o clarificación de esa idea específicamente…,
central En línea con lo anterior…

Comparación Plantean semejanzas y diferencias Del mismo modo que…,


entre distintos tipos de clases, objetos, ambos…, también…, a
propiedades, acontecimientos, etc. semejanza de…, a diferencia
de…., por otra parte…., por el
contrario…, sin embargo…, no
obstante…, en otro orden de
cosas…

Secuencia-Causación Se caracterizan por la presencia de (Secuencia): en primer


relaciones secuenciales y/o de lugar…, en segundo lugar…,
causalidad entre las ideas que se en primer término…, a
exponen en el texto continuación…., finalmente…,
por último…, al comienzo…,
más tarde…

16
(Causa): debido a que…, dado
que…, como resultado de…,
en función de ello…, en virtud
de…., porque….
(Efecto): por consiguiente….,
en consecuencia…., de esta
forma…., así….., por ende…,
consiguientemente…., como
consecuencia….

Problema-solución Se exponen uno o varios problemas, y (Problema): Entre los


las posibles soluciones de los mismos. problemas más
En general, la primera parte del texto comunes…..dificultades…
indica el problema al que se pretende dilemas…, conflictos…,
dar solución y el resto del texto se asuntos…, cuestiones….
centra en proponer o las soluciones o
(Solución): alternativa…,
formas de resolver el problema
solución…, cambio…

Argumentación Tienen la intención de demostrar algo, En mi opinión…, a juicio del


defender determinadas ideas, rebatir autor…, existen razones que…,
otras, etc. En este caso, el autor una serie de argumentos…,
expone su opinión sobre algún tema y las objeciones que se pueden
se esfuerza por defenderla aportando plantear…
una serie de razones (o
argumentaciones). En general, la
información se organiza explicitando
en el primer o los primeros párrafos el
punto de vista del autor sobre una
cuestión concreta y, a continuación, en
el siguiente o lo siguientes párrafos, se
explican las razones en las que se basa
para pensar así

Fuente: Elaboración propia

¿Por qué es útil tener en cuenta la estructura del texto que leemos?

Utilizar la estructura textual resulta de gran importancia para lograr la


comprensión. En efecto, detectar la estructura organizativa del texto no sólo
puede ayudarnos a identificar más fácilmente las ideas principales que el
autor quiere destacar, sino a extraer las ideas más globales que organizan la
información. Además, este conocimiento puede ser de gran ayuda a la hora
de determinar la manera más adecuada de organizar las ideas cuando
elaboramos, por ejemplo, un esquema, un cuadro o un resumen.

De este modo, gracias al trabajo de reconocimiento sobre cómo está


organizada la información, se puede llegar a lograr una comprensión de
mejor calidad, y un mejor recuerdo, que si optamos simplemente por
estudiar a partir de ideas básicas
17
3.6. Mirar “detrás” del texto
Por último, destacamos que lograr una comprensión en profundidad implica
–además de todo lo que hemos señalado– poder mirar “detrás” del texto. En
efecto, es preciso reconocer que en todo texto, junto a las ideas explícitas,
existen también ideas implícitas (lo “no-dicho” por el autor) y que es nuestro
trabajo inferir para poder entenderlo completamente. Aunque esta actitud
frente a la lectura pueda parecerse a un trabajo de adivinanza, existen
indicios en el contenido del texto que nos pueden ayudar a reconstruir estas
ideas e intuir los motivos e intenciones que pueden haber guiado al autor
en la elaboración del texto.

Analicemos el siguiente fragmento:

En la pubertad tiene lugar un cambio físico profundo, pero restringido en un


tiempo definido. Los indicadores de la pubertad –aparición de la barba y el
agravamiento de la voz, o el crecimiento de los pechos- son secundarios al
acontecimiento principal. La aparición de estas características sexuales
secundarias es la respuesta a un flujo de hormona pituitaria. Este
acontecimiento principal puede localizarse en un tiempo definido, pero las
características secundarias se extienden de una forma arbitraria en el
tiempo3

¿Es la intención del autor darnos a conocer cuáles son los indicadores de la
pubertad? ¿El papel de la hormona pituitaria? O, ¿Las características sexuales
secundarias? Aunque pueda sorprendernos, si nos animamos a pensar más
allá del texto, es probable que éstas no sean las ideas que el autor quiere
decirnos realmente. Ciertamente, para comprender lo que dice debemos
darnos cuenta que el autor compara los cambios hormonales con los cambios
físicos que ocurren en la pubertad (aparición de la barba, agrandamiento de
la voz, etc.). Sin embargo, esta comparación puede ser, en realidad, un indicio
que sirva para ayudarnos a inferir o construir la idea que realmente quiere
transmitirnos: Es necesario diferenciar los acontecimientos principales que
ocurren en la pubertad y los acontecimientos secundarios que se derivan de
aquellos.

3
Ejemplo recuperado de Núñez et al. (2005)
18
Referencias
● Megías, A., Maldonado, A., Catena, A. y Cándido, A. (2012). Dos modos de
entender la influencia emocional en la psicología del tráfico. Securitas Vialis,
13, 147-172.

● Obiols, G. (2004). Cómo estudiar. Metodología del aprendizaje: Buenos


Aires: Ediciones novedades educativas.

● Real Academia Española (s/f). Diccionario de la Real Academia Española.


http://dle.rae.es/?id=Rq6dJ6v

● Rinaudo, M. (2010). Para aprender en la universidad. Córdoba: Encuentro


Grupo Editor.

● Serulnicov, A., y Suárez, R. (2006). Jean Piaget para principiantes. Buenos


Aires: Era Naciente.

● Valle Arias, A. Rodríguez, S., Núñez, J., Piñeiro, I., y Rosário, P. (2005). La
elaboración de apuntes. En R. Cabanach, J. González-Pienda, S. Martinez., J.
Núñez, y A. Valle Arias (Comp.), Estrategias y técnicas de estudio. Cómo
aprender a estudiar (pp. 33-72). Madrid: Pearson Educación.

19