Está en la página 1de 4

Condiciones para el diseño de una columna de

fraccionamiento

Equilibrio liquido-Vapor
Todos los cálculos son desarrollados asumiendo (por conveniencia) un equilibrio vapor
- líquido en cada una de las etapas o platos, de ahí que tengamos que hablar de una
eficiencia en las columnas de fraccionamiento debido a la diferencia que hay entre una
columna con platos en equilibrio (TEÓRICOS) y otra con platos que no se encuentran
en equilibrio (REALES).

Un plato de equilibrio teórico está definido como aquel en el que el vapor que
abandona el plato está en equilibrio con el líquido que lo abandona. Ambos abandonan
el plato a la misma temperatura y presión, de esta manera, si conocemos la
composición del vapor que abandona el plato y su temperatura y presión, podemos
utilizar la relación de equilibrio para calcular la composición de la fase líquida.

El plato real no alcanzará el equilibrio debido a que hay insuficiente tiempo de contacto
vapor-líquido para alcanzarlo, es decir que ni el vapor ni el líquido que abandonan el
plato real estarán en equilibrio, por lo tanto se requieren más platos reales que teóricos
para llevar a cabo la misma operación.

A partir de este concepto definiremos la eficiencia global de una columna de


fraccionamiento como:

Fuente: GPSA Engineering Data Book, Figura 19- 3.


Balance de materia
El balance de materia es el primer paso en los cálculos del diseño de la columna de
fraccionamiento. Para ello, se debe asumir la composición del producto que se desea
obtener por medio de las siguientes maneras:

1. Con el porcentaje de recobro de un componente en la corriente de fondo o tope.


2. Con la composición de un componente en cualquier corriente, fondo o tope.
3. Con la presión de vapor de cualquier corriente de producto.

Con las dos primeras formas de especificar el producto se puede realizar el balance de
materia directamente, pero con la presión de vapor, primero se supone una
especificación y después se mira si la presión de vapor del producto corresponde a la
asumida, y así hasta que concuerden.

Factor de separación - Sf

El factor de separación o grado de pureza es una medida cuantitativa de la dificultad de


separación. Generalmente, para la mayoría de los problemas de fraccionamiento, los
rangos de este factor están entre 500 y 2000, pero en separaciones con alto grado de
pureza puede estar en un rango hasta 10000.

Donde,

X [moles/unidad de t]

D: destilado o cabeza.

B: fondo.

LK: componente clave liviano.

HK: componente clave pesado.


Volatilidad relativa – α
Esta variable está definida como la relación entre las constantes de equilibrio de los
componentes clave liviano y clave pesado. La volatilidad relativa es una medida de la
facilidad de separación. Cuanto mayor sea α, más fácil es la separación.

Componentes claves: Son los componentes de una mezcla que determina su


grado de separación por destilación. El más volátil de estos componentes es el
componente clave liviano, y el menos liviano es el componente clave pesado.

Presión de operación

La presión de operación de una columna de fraccionamiento se especifica indicando la


presión en el condensador junto con la pérdida de presión en cada etapa de la
columna. El procedimiento para calcular la presión de operación varía según la
disposición del producto de tope u “overhead”, es decir si este será un producto en fase
líquida o en fase vapor. A partir de esta presión será posible determinar el medio de
enfriamiento disponible (aire, agua, refrigerante) para el condensador

Mínima relación de reflujo –Rm

La mínima relación de reflujo hace referencia a los moles de reflujo por los moles
totales del producto de cabeza.
Donde,

D: Tasa de Producto de cabeza [moles/t]

Lo: Tasa de reflujo [moles/t]

La corriente descendente de reflujo facilita la separación de los componentes de la


mezcla debido a que proporciona un mayor contacto entre el vapor que asciende y el
líquido que baja y favorece la vaporización de los más volátiles. Es decir, una relación
de reflujo pequeña conducirá a la necesidad de un mayor número de platos para una
separación determinada. Una mayor supondrá el empleo de menor número de platos,
pero sus diámetros han de ser superiores y los costes de operación también. La
relación de reflujo óptima vendrá dada por consideraciones económicas.