Está en la página 1de 14

DISLIPIDEMIAS

INTRODUCCION

Las dislipidemias o hiperlipidemias son trastornos en los lípidos en sangre


caracterizados por un aumento de los niveles de colesterol o
hipercolesterolemia y el incremento de las concentraciones de triglicéridos
o hipertrigliceridemia en sangre. La hiperlipidemia familiar combinada
(HLFC), es la forma más común de las dislipidemias familiares de origen
genético, que constituye un factor de riesgo importante para el desarrollo
de la enfermedad arterial coronaria prematura.
Son entidades frecuentes en la práctica médica, que acompañan a diversas
alteraciones como la diabetes mellitus tipo 2, la gota, el alcoholismo, la
insuficiencia renal crónica, el hipotiroidismo, el síndrome metabólico y el
empleo de algunos fármacos.
Hay varios factores de riesgo de enfermedades coronarias, que puede
actuar de forma independiente o en conjunto. Se conoce actualmente que
los principales factores de riesgo para ateroesclerosis son, además de
elevación de colesterol-LDL y triglicéridos séricos, Entre los más comunes
son la hipertensión arterial, el tabaquismo, una el sedentarismo, la diabetes,
la obesidad, las dislipidemias, y una historia familiar positiva de enfermedad
cardiovascular Asociado con el sobrepeso o la obesidad, tanto con y sin
antecedentes familiares, las modificaciones en el metabolismo lipídico que
provocan cambios en las concentraciones de lipoproteínas plasmáticas se
deben a la genética o factores ambientales, la adiposidad visceral tiene una
fuerte impacto debido a su asociación con dislipidemias. La precocidad de
estos factores señala la necesidad de desarrollar estrategias de prevención
y de intervención.
DISLIPIDEMIAS

DIETA PARA DISLIPIDEMIA

Dislipidemia, es el término que engloba las alteraciones en el


metabolismo de las grasas del cuerpo, refiriéndose sobre todo a los
niveles elevados de colesterol y triglicéridos.
Los triglicéridos son
la grasa principal en
nuestro organismo,
es la forma en que
almacenamos la
grasa y también la
forma en la que se
digieren las grasas que
consumimos de los
alimentos, por lo tanto,
son energía almacenada.
El colesterol por otra parte, es una sustancia cerosa cuyas principales
funciones es estructural, formando parte de la membrana de las células,
también es precursor de hormonas.

Exceso, síntomas y consecuencias


Aunque los triglicéridos y colesterol siempre van a estar presentes, los
excesos de los mismos, pueden ser muy preocupantes por ser
indicadores de riesgos en la salud.
A menudo, es difícil detectar o relacionar síntomas de triglicéridos elevados,
pues no los provocan a menos que se hayan mantenido elevados durante
tiempo prolongado y por lo tanto han afectado ya a órganos tales como el
páncreas o hígado. Los niveles elevados de triglicéridos pueden estar
relacionados con serios problemas cardiovasculares, incluyendo
ataque al corazón.
DISLIPIDEMIAS

Los síntomas de colesterol elevado, también pueden pasar desapercibidos,


algunos de estos síntomas son cansancio, adormecimiento de nuestras
extremidades, mareos, entre otros.
Normalmente se distinguen dos tipos de colesterol, el bueno o HDL, y el
malo o LDL, siendo el último el relacionado con las graves
consecuencias a la salud. El colesterol elevado puede causar
ateroesclerosis, es decir, el colesterol se almacena en las paredes de las
arterias provocando problemas a la salud como hipertensión arterial, así
como aumentar el riesgo de ataques al corazón, o accidente
cerebrovascular, complicaciones similares se relacionan a los
elevados niveles de triglicéridos.

Causas de dislipidemias
Los principales causantes de triglicéridos y colesterol elevados son los
malos hábitos tales como los siguientes:
 Obesidad y una dieta inadecuada
 Sedentarismo
 Consumo de tabaco
 Consumo de alcohol en exceso
 Aunque menos común, también pueden existir factores genéticos en
algunas personas.

Tratamiento dietético
Aunque existan algunos fármacos que puedan ayudarnos a reducir los
niveles de colesterol, lo mejor es realizar cambios dietéticos, de la misma
forma, el desarrollo de hábitos saludables puede disminuir los niveles de
colesterol y triglicéridos en sangre de forma natural y adecuada.
Incrementa tu consumo de fibra: La fibra nos ayuda a sentir saciedad, lo
que muchas veces nos ayuda a reducir la cantidad de alimentos que
ingerimos. Además la fibra puede retardar y limitar ligeramente la absorción
de nutrimentos como grasa y carbohidratos.
DISLIPIDEMIAS

Otra de las ventajas de la fibra, es que mejora la digestión, ayudando a


reducir los niveles de colesterol. La fibra se encuentra en alimentos de
origen vegetal, principalmente frutas y verduras, pero también en
legumbres como habas, lentejas o alubias, mientras que los cereales
también son fuente de fibra, pero se aconsejan los cereales y granos
integrales, como el arroz integral, harina integral, entre otros, ya que las
versiones refinadas de granos y cereales carecen de fibra y otros
nutrimentos.
Por último, otra fuente de fibra y grasas saludables son las semillas, como
las nueces y almendras.
Evita las grasas de origen animal: No sólo se tratan de grasas saturadas
poco saludables, también aportan colesterol. Son grasas de origen animal
la manteca, mantequilla y aquella que se encuentra en las carnes, se
recomiendan las carnes blancas o cortes magros, pero evitando su
consumo habitual.
Prefiere las proteínas de origen vegetal: Si el exceso de productos
cárnicos es desaconsejado, podemos obtener nuestras proteínas de origen
vegetal. Las legumbres y las semillas oleaginosas son buena fuente de
estas proteínas. Las legumbres pueden fácilmente reemplazar las carnes
en nuestros platillos, existen opciones como la soja.
Reduce tu consumo de grasa: Prefiere los productos que sean
desgrasados o bajos en grasa, procura cocinar con poca grasa. Algunos
métodos de cocción bajos en grasa, son los asados, al vapor o cocidos,
mientras que los métodos de cocción que debemos evitar son los fritos y
rebosados, o cualquier recta que requiera de mucha grasa.
Elige grasas saludables: Si bien nuestra dieta debe ser baja en grasa, se
aconseja que las grasas que empleemos sean saludables tales como las
de origen vegetal. Entre las fuentes de grasas saludables podemos ubicar
los aceites vegetales, destacando el aceite de oliva extra virgen, así como
las semillas oleaginosas.
DISLIPIDEMIAS

Incluye aceites omega-3: También considerado un ácido graso saludable,


estos aceites se encuentran con más abundancia en pescados azules, pero
también hay fuentes vegetales como las semillas oleaginosas.
Dile No, a los azúcares: Aunque no tengan que ver con las grasas, el
exceso de azúcar en nuestro organismo se transforma en grasa,
específicamente, en triglicéridos, por ello, se aconseja evitar el consumo de
azúcares simples, como lo son, caramelos, azúcar, pastelillos industriales,
o todos aquellos alimentos que la contengan como parte de sus
ingredientes en exceso.

Recomendaciones generales
La dieta correcta nos ayudará sin duda a reducir los niveles de colesterol y
triglicéridos en sangre, sin embargo, algunas recomendaciones también
pueden ser muy útiles.
 Procura realizar ejercicio, por lo menos 30 minutos, cuatro días de
la semana.
 Evita Fumar
 Evita el consumo de bebidas alcohólicas
 Si existe sobrepeso u obesidad se recomienda perder peso

¿CÓMO INFLUYE EL EJERCICIO FÍSICO SOBRE LAS DISLIPIDEMIAS?

El aumento de la actividad física es un componente esencial en el manejo


de las dislipidemias. Existe evidencia que la actividad física regular reduce
la mortalidad por enfermedad cardiovascular.

Este efecto benéfico se produce a través


de distintos mecanismos: reduce los niveles
de Col-LDL, triglicéridos y aumenta los niveles
de Col-HDL. Puede promover reducción del
peso corporal en sujetos con sobrepeso. Tiene
DISLIPIDEMIAS

un efecto favorable sobre la presión arterial, resistencia a la insulina y la


vasculatura coronaria.

El ejercicio debe poner el énfasis en actividades aeróbicas, tales como la


caminata rápida, trote, natación, bicicleta o tenis, que producen un estrés
moderado sobre el sistema cardio-respiratorio y debe ser prescrito
considerando cantidad, intensidad y frecuencia. Una vez que se logren las
metas deseadas debe mantenerse
de forma permanente un programa regular de ejercicio.

CONSEJOS PARA REDUCIR EL CONTENIDO EN GRASA DE LA


DIETA:
Las grasas son nutrientes esenciales; pero el consumo excesivo de
grasas saturadas constituye un serio problema para tu salud.
El consumo excesivo de estas grasas, más que ningún otro componente
de tu dieta, puede subir el nivel de colesterol. Mientras más alto es el nivel
de colesterol, mayor es el riesgo de desarrollar una
enfermedad cardiovascular.
La mayor parte de las grasas saturadas de la dieta provienen de
productos animales; por lo tanto, la única manera de reducir el consumo de
grasas saturadas de la dieta es reduciendo el consumo de productos de
origen animal.

Recomendaciones:
 Reduce la cantidad de carnes grasas y productos
lácteos con leche entera (26 o más por ciento de
materia grasa).
 Elige carnes magras y productos lácteos con
bajo contenido de grasa.
DISLIPIDEMIAS

 Consume frutas, verduras, legumbres y cereales, reemplazando el


consumo de alimentos grasos.
 Para cocinar usa aceites vegetales, preferentemente aceite de oliva.
 No cocines con grasas de origen animal: mantequilla, manteca,etc.

Aprende a remplazar alimentos:

No consumas Consume
Leche entera Leche descremada
Yema de huevo Clara de huevo
Quesos cremosos Queso fresco, semigraso.
Margarina/mantequilla Aceite de oliva
Helados de leche Helados de agua o de yogur
Crema en postres, salsas o Yogur, salsas con vegetales,
comidas. aceite de oliva.
Carnes de vacuno con grasa visible, Carnes magras (pavo, pollo,
cerdo, pato, cordero conejo)
Fiambres y embutidos Pechuga de ave
Atún enlatado en aceite Atún enlatado en agua
Sopas/cremas Consomé
Bollería industrial Postres caseros preparados con
leche descremada, clara de huevo
y sin crema.
Mayonesas y otros aderezos Aceite, vinagre, limón y hierbas.
comerciales
DISLIPIDEMIAS

Consejos para cocinar


El que cocina controla los ingredientes que se incorporan en sus platos.
Pequeños cambios en la manera de preparar las comidas puede suponer
una enorme diferencia en la salud de nuestra familia.

Por ejemplo:
 Consume tus alimentos horneados,
asados o a la parrilla.
 Prepara tus verduras y pescados al
vapor.
 Usa más el microondas, no requiere
añadir grasas.
 Cuando dores o ases tus carnes,
colócalas sobre una parrilla, así la grasa derretida se puede eliminar.
 En lugar de freír, prepara tus alimentos “a la plancha” o con una
pequeña cantidad de aceite de oliva.

Carnes
Reduce el número y el tamaño de la porción
de carnes rojas, prefiere cortes sin grasa
visible.
La porción no debe exceder los 120
gramos. Prefiere pescado, pollo o pavo sin
piel, como plato proteico principal.

Verduras
Prepáralas al vapor o simplemente intenta
comerlas crudas o en ensalada. Para añadir
sabor, agrega limón o aceite de oliva con
alguna especie. También puedes prepararlas
en puré, a la plancha o al horno.
DISLIPIDEMIAS

Postres
Las frutas frescas son siempre una buena
elección. Para ocasiones especiales, si
preparas algún postre, prefiere recetas que
utilizan aceite vegetal en lugar de
mantequilla o margarinas duras.

DIETA PARA PACIENTES CON DISLIPEMIA O


HIPERCOLESTEROLEMIA
Consumo Consumo
Consumo diario
Alimentos moderado esporádico
frescos y PERMITIDOS A LIMITAR máximo DESACONSEJADOS
congelados todos los días 2-3 veces x sólo
semana excepcionalmente
Cereales Harinas, *pan, Cereales con Bollería, croissants,
cereales, azúcar, ensaimadas,
*arroz (mejor *Pasta italiana con magdalenas, donuts,
integrales), maíz, huevo y galletas y bollería
*pastas, galletas *bollería y galletas industrial preparada
integrales preparadas con con grasas no
aceite de oliva o de recomendables
semilla
Frutas, Todas. *Aceitunas, Patatas chips o
verduras y Legumbres *aguacates, patatas o verduras
legumbres especialmente *patatas fritas en fritas en aceites
recomendadas aceite de oliva o de inadecuados. Coco
semilla
*Frutos Nueces, ciruelas Almendras, Cacahuetes salados,
secos pasas, castañas, coco y pipas de
albaricoques, avellanas, girasol saladas
dátiles, pipas de cacahuetes
girasol sin sal
DISLIPIDEMIAS

Huevos, Leche desnatada, Huevo entero (3 x Leche entera, nata,


leche y yogurt y productos semana) crema, flanes de
derivados elaborados con Queso fresco o huevo, quesos duros
leche desnatada, con bajo contenido y cremosos
clara de huevo, graso, requesón.
flanes sin huevo Leche y yogurt
semidesnatado
Pescados y Pescado blanco y Bacalao salado, Huevas de pescado,
Mariscos *azul, *sardinas y caballa pescado frito en
*atún en lata, en lata (en aceite de aceite o grasas no
salmón ahumado, oliva), calamares, recomendadas,
marisco bivalvo gambas, mojama
(mejillones, langostinos,
almejas, chirlas, cangrejos
ostras,...) (marisco)
Carnes Ternera, buey, Embutidos, beicon,
rojas(1) vaca, cerdo, hamburguesas,
caballo, cordero salchichas
(partes frankfurts, patés,
magras), jamón vísceras,
serrano despojos
(partes magras),
salchichas de pollo
o ternera
Aves y Conejo, pollo y Ganso, Pato
caza pavo sin piel.
Venado, Caza
menor
Grasas y Aceites de oliva Aceites de semillas Mantequilla,
aceites (girasol, maiz...) y margarinas sólidas,
margarina vegetal manteca de cerdo,
DISLIPIDEMIAS

(sin ácidos grasos unto, tocino, sebo,


trans aceites de palma y de
coco
Postres *Mermeladas, Caramelos, flan sin Chocolates y
*miel, huevo, frutas en pasteles.
*azúcar, almíbar, turrón, Postres con leche
repostería mazapán, entera, huevo y nata
casera: bizcochos caseros o mantequilla.
sorbetes y dulces hechos Tartas comerciales
(helados), tartas y con aceite de oliva
pasteles o semilla
(preparados con
leche descremada
y margarina)
Bebidas Agua mineral, Bebidas y refrescos Bebidas ligeras
*zumos naturales, ligeras sin azúcar azucaradas, sopas de
infusiones, sobre o lata
Café y té: 3 al
día Vinos: 2 al
día
Especias y Pimienta, Mahonesa y Salsas hechas con
salsas mostaza, hierbas, besamel mantequilla,
sofritos, vinagre, margarina, leche
alioli entera y grasas
animales (huevo y/o
grasa
de cerdo)
Nota: la dieta debe modificarse en caso de diabetes, obesidad, hiperuricemia o
hipertensión.
* Los alimentos señalados con un asterisco, debido a su riqueza calórica, deben
limitarse en pacientes con sobrepeso o hipertrigliceridemia.
DISLIPIDEMIAS

Las siguientes recomendaciones dietéticas más generales le pueden


ayudar:
• Mantenga una dieta variada, con abundancia de cereales, verduras
y frutas.
• Reduzca el sobrepeso con una dieta baja en calorías.
• Disminuya el consumo de carnes rojas, huevos (máximo 2 ó 3 por
semana), leche entera y derivados (helados, nata, mantequilla,
yogures enteros, quesos grasos,...).
• Consuma preferentemente aceite de oliva y evite los aceites de coco
y palma, presentes frecuentemente en productos de bollería, fritos y
precocinados.
• Introduzca en su dieta frecuentemente los pescados blancos y en
especial los azules (sardina, trucha, atún, caballa, salmón,...).
• Evite el consumo de alcohol.
• Si desea hacer algo realmente importante por su salud: NO FUME.
• Haga ejercicio físico de forma regular.

Cocinado: cocine con poco aceite (oliva, girasol o maíz). Evite en lo


posible los fritos y guisos. Preferible a la plancha o a la brasa. Retire la
grasa visible de la carne antes de cocinarla.

Frecuencia recomendada de carnes y aves: carnes rojas, dos días por


semana; pollo, pavo sin piel o conejo, dos o tres días por semana.
Cantidad recomendada: una sola vez al día, no más de 200 gramos.

Condimentos: utilice todo tipo de condimentos. Sal con moderación.

Alcohol: es aceptable en los adultos hasta 2-3 vasitos de vino al día. Es


desaconsejable en pacientes con sobrepeso, mujeres embarazadas y
pacientes con hipertrigliceridemia.
DISLIPIDEMIAS

CONCLUSION

Las dislipidemias son trastornos frecuentes de los lípidos sanguíneos que


favorecen la aterosclerosis y sus secuelas, principalmente las cardiopatías
isquémicas. se relacionan con hábitos de vida dañinos como el consumo
de dietas hipercalóricas, y escasa actividad física que originan incremento
del peso corporal y de adiposidad y aparece con más frecuencia en
determinadas enfermedades. las causas también pueden ser genéticas
provocadas por alteraciones del material genético. la ipercolesterolemia y
la hipertrigliceridemia, solas o combinadas, representan importantes
factores de riesgo de morbilidad y muerte en quienes la padecen, por lo que
es un imperativo el tratamiento agresivo de estos trastornos, sea con
modificaciones en los estilos de vida o medicamentos hipolipemiantes
El tratamiento de las dislipidemias es una alternativa útil y segura en la
prevención del infarto del miocardio y otras manifestaciones clínicas de la
aterosclerosis, sin embargo, para obtener los resultados deseados, su
prescripción e intensidad deben adecuarse a la magnitud de riesgo
cardiovascular al cual está expuesto cada individuo, cada día se dispone
de medicamentos más potentes que permitirán que un porcentaje mayor
de pacientes alcance las metas del tratamiento, pese a ello, no debe
olvidarse que la dieta, el ejercicio, la suspensión del tabaquismo y de otros
medicamentos que alteren el perfil de lípidos son medidas complementarias
indispensables para alcanzar las metas del tratamiento a largo plazo.
DISLIPIDEMIAS

BIBLIOGRAFIA

 http://www.nosolodieta.com/dislipidemias-cuida-tus-niveles-de-
colesterol-y-trigliceridos-con-dieta/

 http://elrincondelalimentacion.blogspot.pe/2012/09/dislipidemias-
ii.html

 http://www.ellahoy.es/salud/articulo/dislipidemia-y-alimentacion-
correcta-la-importancia-de-los-suplementos/212625/

 http://www.monografias.com/trabajos92/dislipidemias/dislipidemias
2.shtml#ixzz4PqWWbrXl