Está en la página 1de 2

Uno de los hitos que están marcando la historia de un mundo desarrollado es el

urbanismo. Se calcula que a nivel mundial la población de todo el planeta se


incrementará a mas del 60 % hacia el año 2030 según la Naciones Unidas. Este
hecho no solamente involucra el crecimiento poblacional, sino que además es
un vínculo dinámico y fuerte entre la sociedad y los diferentes procesos
económicos, políticos y ambientales de forma global. La importancia de las áreas
urbanas en el crecimiento económico y el bienestar social de la población les
confiere un lugar central en la discusión de nuevos paradigmas de desarrollo
para la región. La sustentabilidad urbana es sugerida con insistencia a nivel
internacional y nacional como el mejor enfoque para la orientación del
crecimiento actual y futuro de las áreas urbanas.

La sustentabilidad es hoy en día insuficiente para la mayoría de ciudades


desarrolladas. La gran mayoría presentan crisis periódicas en las interacciones
socioeconómicas, geopolíticas y de procesos ambientales a nivel local, nacional
y global. El desempleo y subempleo, la degradación ambiental, deficiencias en
los servicios urbanos y en la vivienda en el deterioro de la infraestructura
existente, problemas para garantizar el acceso a recursos naturales vitales para
la vida urbana y una alarmante expansión de la violencia asociada al crimen
organizado son algunos de los problemas a las que se enfrenta una sociedad
urbanizada. Además, estos problemas se ven agravados por el rápido
crecimiento de la población y del espacio urbano y los desequilibrios de la
estructura urbana, los cuales causan también severos problemas ambientales.

La utilización y la implementación de los estudios urbanos es de alta importancia


para que dichos problemas se eviten al máximo. Se ha tenido avances
sistemáticos a partir de la década de 1960, donde se ha desarrollado un cúmulo
de conocimientos sobre el desarrollo de las áreas urbanas, sin embargo el
avance ha sido mínimo respecto a diferentes perspectivas multidimensionales
integradas de ese crecimiento.

Al respecto, existe una diversa gama de estudios que ayudan a entender los
beneficios de una perspectiva integrada de crecimiento urbano útil al desarrollo
sustentable, así como el estudio del metabolismo urbano que documenta los
flujos de energía y materiales en el sistema urbano; se presenta también la
ecología urbana o los desastres naturales; existe también el papel de la cultura
urbana y su vínculo con el espacio construido, pues se ve implicada la ausencia
de los espacios urbanos y su función en agravar la violencia interior de las
ciudades y causar hasta problemas de salud mental. También se presenta el
construir obstáculos y falta de incentivos para realizar actividad física que
acentúan problemas de obesidad y sus consecuencias en la salud de la
población. También se debe tomar en cuenta el impacto de la actividad urbana
y sus actividades económicas en la creación de microclimas al interior de un área
urbana que afecta a la distribución de las lluvias y condiciones de confort de la
población.

Todos los problemas y dificultades relacionadas con el crecimiento urbano de


una población han sido reunidos en un mismo esquema conocido como cambios
globales en el medio ambiente. Y es un esfuerzo para ampliar la dimensión
ambiental de la sustentabilidad urbana, más allá de la visión local. Muchos de
los problemas urbanos locales y, en particular los ambientales, impactan y son
impactados por esos procesos biofísicos regionales y globales. Los mismos
problemas juegan también un papel importante en las interacciones entre las
áreas urbanas y los cambios ambientales.

El ser humano ha tenido siempre una íntima relación con el clima. El desarrollo
y colapso de las civilizaciones tienen un fuerte vínculo con el manejo del medio
ambiente y, en particular, del clima el que a través de la historia, ha sido un
elemento importante en la disponibilidad de recursos naturales vitales para la
función urbana, en las condiciones de confort de la población y en,
prácticamente, casi todas las actividades en la vida urbana cotidiana. La
humanidad ha pasado por diversas condiciones de adaptación del clima, con
particular evidencia en los asentamientos humanos. El cambio de la temperatura
es un hecho muy importante. El incremento de la misma asociado a la isla de
calor en las áreas urbanas en agravado por las ondas de calor que acompañan
a la variabilidad climática con importantes consecuencias en la morbilidad y
mortalidad. Estas a la ves son agravadas por deficientes condiciones en la salud
y la vivienda características de amplias zonas en las áreas urbanas de América
Latina.

Es claro que tenemos frente a nosotros uno de los mayores retos del siglo XXI.
La sustentabilidad y la supervivencia del espacio urbano depende de muchos
estudios, los cuales están condicionados a diversos factores que van desde el
desarrollo económico y sociocultural hasta el cambio climático que implica la
industrialización y construcción de enormes espacios urbanos. La
responsabilidad entonces es con la construcción de todos los espacios urbanos
y el desarrollo social que implica la creación de una ciudad.