Está en la página 1de 5

“La pieza del fondo”

de Oscar Viale

(Don Andrés está sentado chupando un mate, mientras Doña Carola


espera que termine, de pie a su lado)

CAROLA.- ¿Vas a cobrar la jubilación mañana?


ANDRÉS.- (Entre chupadita) Si, pero a última hora, así no me aguanto
la cola.
(Le devuelve el mate)
CAROLA.- (recibiéndolo y encaminándose hacia la cocina) A la vuelta
comprá la pintura para la pieza del fondo… (Antes de salir) Ah ¡no te
conté! (Sale. Hay una pausa que equivale al tiempo de ir hasta la
cocina y volver con el nuevo mate. Andrés lo ocupa en leer el diario.
Reingresando) Hoy me habló la Rosita. (Le da el mate)
ANDRÉS.- (En otra cosa) ¿Qué Rosita?
CAROLA.- Rosita la de Requejo.
ANDRÉS.- ¿Requejo del quiosco?
CAROLA.- ¡Requejo del de al lado, Andrés!
ANDRÉS.- ¡Ah! ¿Y de qué te habló? (Le devuelve el mate)
CAROLA.- (Saliendo con el mate) ¡Cuando te lo diga te caés de
espalda! (Sale. Nueva pausa, Andrés sigue leyendo como si tal cosa.
Volviendo) Yo venía de la panadería… y ella estaba en la puerta
haciendo como que barría. Pero seguro que estaba esperando que yo
pasara…
ANDRÉS.- ¿Qué quería?
CAROLA.- Esperá, no me apures. Hace varios días que anda
compradora conmigo… Bueno , palabra va, palabra viene, al final me
enteré qué era lo que buscaba…
ANDRE.- (Devolviéndole el mate) ¿Manga?
CAROLA.- Ya vas a ver…(Y se va de nuevo. Andrés retoma el diario
.Reingresando) Resulta que ella se enteró que teníamos libre la piecita
del fondo… No se quién se lo contó pero el asunto es que ahora lo
sabe…
ANDRE.- ¿Y qué hay con eso?
CAROLA.- Pero esperate, que a eso voy. Entonces, como quien no
quiere la cosa me sacó la conversación. Fijate que sabía todo! Hasta
que la vamos a pintar!...
ANDRÉS.- ¡Pero eso no es ningún misterio!
CAROLA.- No importa, pero eso es lo que a ella le interesaba: que
estuviera libre y recién pintada. (Transición) ¿Terminaste con el mate?
ANDRÉS.- (Sorprendido) Ah, si tomá.
CAROLA.- (Mientras sale) Esperá que te cuente el lance que se tiró.
(Sale. Nueva pausa. Entra nuevamente) No me dijo nada directamente,
pero me tiró unas lindas pataditas…(Le entrega el mate) Resulta que la
muy zorrina quiere poner un taller de costura y en su casa no tiene
lugar porque eso es una ratonera, vos ya sabes…! Entonces, una pieza
como la nuestra le viene que ni de perilla! Seguro que la quiere
alquilar…
ANDRÉS.- (Comprensivo) Y bueno, pobre gente…
CAROLA.- ¿Estás mal vos? ¿De qué estás hablando? A vos te gustaría
-porque el primero en protestar serías vos- ¿a vos te gustaría que a
nuestra edad, después de las cosas que pasamos, la gente viera en la
puerta de tu casa un cartelito que diga MODISTA?.... (Mirada asesina)
Qué querés, darles pie a que digan que andamos en la última
miseria?....!No mijito! ¡Cualquier día!....
ANRES.- Bueno, está bien…..Entonces le habrás dicho que no, me
supongo….
CAROLA.- (Yéndose) ¿Vos te creés que yo me chupo el dedo?...No le
dije nada (Nueva pausa. Vuelve a entrar) Claro que ella tampoco me
dijo nada directamente. Me sondeó, nada más… (Le da el mate) Pero
es seguro que pensó en alquilarla.
ANDRÉS.- Pero si no te dijo nada, ¿Por qué te haces tanto problema?
CAROLA.- ¡Porque de un momento a otro se me larga! Me dijo que
hoy me va a hacer una visita….
ANDRÉS.- Lo habrá dicho por decir…
CAROLA.- ¡Andrés, vos siempre el mismo inocente!... ¡Cincuenta y
cinco años y no aprendés nunca!... ¡Esta se tira! Se tira, te digo.
ANDRÉS.- Y bueno le decís que no y chau.
CAROLA.- ¡Que fácil resolvés todo vos! Si yo le digo que no, me va a
preguntar por qué, y voy a tener que dar explicaciones… ¿Y a santo
de qué tengo que andar contando intimidades a la gente?....No, no,
quedate tranquilo ya lo tengo todo pensado….
ANDRÉS.- ¿Para qué me lo contás entonces? (Le da el mate)
CAROLA.- ¿Para qué? ¡Para que los dos digamos lo mismo! (Yéndose) ¡O
me querés hacer quedar como una mentirosa por ahí! ...(Una pausa y
vuelve a entrar) Le voy a decir que vas a llevar tu escritorio allí y… (Busca)
¡Que vas a ponerte a fabricar sellos de goma!
ANDRÉS.- (Reacciona por primera vez) ¡No, por favor! A mí no me
metas en líos, porque después yo me olvido y…
CAROLA.- ¿Tanto trabajo te cuesta acordarte de una pavada? (Piensa)
Bueno, está bien. Mejor le digo que…que vamos a meter ahí todos lo
cachivaches que andan dando vuelta por la casa…
ANDRÉS.- ¡Pero si justamente la piecita quedo libre porque liquidamos
todas las porquerías que estaban ahí!
CAROLA.- ¡Ay, es cierto! (Pausa). ¿Entonces qué le digo?
ANDRÉS.- (Le devuelve el mate) Qué se yo.
CAROLA.- ¡Ya está! Le digo que vamos a poner dos camitas para
cuando tengamos visita…
ANDRÉS.- Pero escuchame Carola , ¿Qué visitas se quedan a dormir?...
CAROLA.- (Odiándolo) ¡Pero con vos no se puede! ¡Tenés la manía de
complicarlo todo! (Sale con el mate. Al rato vuelve) Lo que voy a
decirle es que las dos camitas las ponemos para cuando viene la
Nena con Gracielita y el marido….
ANDRÉS.- ¡Pero como dos camitas, si son tres…! (Carola se siente
perdida. Entonces se la toma con su marido.)
CAROLA.- Bueno. ¡Está bien! (Amenazante) ¿Vos querés que se le
alquile? ¡Se la alquilo, hombre...! ¡Se la alquilo!
ANDRÉS.- (Sereno) No, si yo no digo eso. Decime ¿no es más fácil
decirle la verdad?... (Se miran) Que si no la alquilamos en otras épocas
mas bravas, ¿para qué vamos a hacerlo ahora, que tenemos un buen
pasar? …. (Pausa) No sé, me parece….! Hum! (Se escucha el timbre de
la calle. Carola se pone nerviosa. Se agita y empieza a correr de un
lado para otro.)
CAROLA.- Ahí está, ¿no te dije? ¡Es ella! ¿Y ahora qué hacemos? ¿Qué
le decimos?... (Piensa) Ya sé, la hago pasar… le sirvo una copita. (A
Andrés) Destapá algo, que son vecinos. Hablamos de cualquier cosa….
(Vuelve a sonar el timbre insistentemente)
¡Ya va hombre , ya va¡ ¡Qué pesada es, Dios mío!.... Escuchame,
Andrés llegado el momento, vos dejame hablar a mí. Ya se me va a
ocurrir algo….Abrochate el cuello, arreglate la corbata, peinate un
poco. (Ella se acicala apresuradamente)
¡No te ovides del anis!
ANDRÉS.- ¿Qué anís?
CAROLA.- ¡El que tenés que destapar!
ANDRÉS.- Ah, sí. No te preocupes…
CAROLA.- (Componiéndose la garganta) ¡Adelante, Rosita!
¡Está abierto! (Entra la chica de al lado. Una mocosa mal entrazadita.
Los mira y al verlos tan compuestos duda un instante. Pero al fin se
decide.)
LA NENA.- (Gangosita) Manda a decir mi mamá si le alquilan la piecita
del fondo….

TELÓN