Está en la página 1de 27

CARRERA

INGENIERIA INDUSTRIAL

MATERIA
Fundamentos de la investigación
MAESTRO(A)
María rivera rodríguez
NOMBRE DEL ALUMNO
VIRNEY HERNÁNDEZ VILLARREAL
TEMA
INFORME DE INVESTIGACIÓN
INTRODUCCIÓN
La cimentación de éste informe de investigación está hecho con la finalidad y el
propósito de mejorar los argumentos para que sea un buen trabajo acerca del informe
de investigación para poder entender acerca de cada uno de los siguientes aspectos
que son tan importantes para nuestras redacción y que se deben tener muy en cuenta
cual es la finalidad de lo que se quiere decir a través de ello, para que se pueda tener
una buena precisión de lo que la comunicación escrita que quiere abordar a través
de los conceptos, definiciones, mapas conceptuales y cuadro comparativo y
debemos hacer mención y comprensión de ella.

DESARROLLO
Para el proceso a abordar es necesario poder identificar la información más relevante
que estarán presente en este informe de investigación, que nos abordará un bien para
un entendimiento bien aprobatorio que nos llevará a ser más conocimiento que nos
llevan a ver con anterioridad las cosas y dar de nuestra más prestigia atención hacia
ello.
OBJETIVO
De éste trabajo es poder brindar hacia los receptores un buen entendimiento y con
buena calidad de trabajo y que sean para algo productivo a quienes hacen uso de
ésta.
JUSTIFICACIÓN
Es el por qué se está elaborando, es necesario poder enseñar acerca de lo que uno
sabemos a quienes no tienen conocimiento de ella, y pueda entenderle claramente
y también aprender acerca de lo que estamos viendo en nuestra presencia y puedan
aplicarlo.
RUBRICA PARA EVALUAR INFORMES DE INVESTIGACION

Materia: Fundamentos de investigación Nombre del alumno: Virney Hernández Villarreal


Unidad: 3 Tema: ______ Calificación: ___________

CRITERIOS EXCELENTE SATISFACTORIO REGULAR MALO


A EVALUAR
La entrega fue La entrega se La entrega se El trabajo se
realizada en el realizó fuera de realiza fuera de entrega fuera de
Entrega del
plazo acordado plazo, pero con plazo, pero con plazo
trabajo
justificación justificación
oportuna inoportuna
Plantea clara y Plantea en forma Plantea en forma No se plantea la
Introducció ordenadamente el clara y ordenada, confusa el tema introducción.
n tema del trabajo y pero muy breve el del trabajo y su
su importancia tema del trabajo y importancia.
su importancia
Todos los temas Todos los temas Todos los temas Uno o más
tratados y todas las tratados y la tratados y la temas No están
Cantidad de preguntas fueron mayor parte de las mayor parte de tratados.
Información contestadas en al preguntas fueron las preguntas
menos 2 oraciones contestadas en al fueron
menos 2 oraciones contestadas en
una oración
La información está La información da La información da La información
claramente respuesta a las respuesta a las tiene poco o
Calidad de
relacionada con el preguntas preguntas nada que
la
tema principal y principales y 1- principales, pero ver con las
información
proporciona varias 2ideas no da detalles y/o preguntas
ideas secundarias/o secundarias/o ejemplos planteadas.
ejemplos ejemplos
La información está La información está La información La información
muy bien organizada con está organizada, proporcionada
Organizació
organizada con párrafos bien pero los párrafos no parece
n
párrafos bien redactados no están bien estar organizada
redactados y con redactados
subtítulos
Los diagramas e Los diagramas e Los diagramas e Los diagramas e
ilustraciones son ilustraciones son ilustraciones son ilustraciones no
Diagramas
ordenados, precisos precisos y añaden al ordenados y son precisos o
e
añaden al entendimiento del precisos y no añaden al
Ilustracione
entendimiento del tema algunas veces entendimiento
s
tema. añaden al del tema.
entendimiento del
tema
La conclusión La conclusión La conclusión .No hay
incluye los incluye solo lo que incluye solo los conclusión
Conclusion
descubrimientos fue aprendido del descubrimientos incluida en el
es
que se hicieron y lo trabajo que hicieron. informe.
que se aprendió del
trabajo.
Todas las fuentes La mayoría de las Algunas de las .Ninguna
de un. están fuentes de fuentes de fuentes de
Bibliografía
documentadas información están información están información está
documentadas. documentadas documentada
Presentar un informe de investigación de los siguientes temas

La comunicación:
a) Concepto, importancia, Proceso y elementos de la comunicación.

Concepto: Significa hacer a otro partícipe de lo que uno tiene”. La comunicación es la acción de
comunicar o comunicarse, se entiende como el proceso por el que se trasmite y recibe una
información. Todo ser humano y animal tiene la capacidad de comunicarse con los demás.

Proceso: De comunicación se lleva a cabo, es indispensable la presencia de seis elementos: que


exista un emisor; es decir, alguien que trasmita la información; un receptor, alguien a quien vaya
dirigida la información y que la reciba; un contacto por medio de un canal de comunicación, que
puede ser muy variado: el aire por el que circulan la sondas sonoras, el papel que sirve de soporte
a la comunicación escrita, la voz, etc.

IMPORTANCIA: La comunicación es un fenómeno de suma importancia en la vida del ser humano;


la comunicación escrita es un tipo de comunicación que posee el hombre que le permite expresarse
a través de un pedazo de papel o por su parte hoy en día puede realizarse por medio de una
computadora. En otras palabras se puede describir la comunicación escrita como aquel método que
utilizamos para comunicarnos pero de manera escrita; en esta el emisor (individuo que emite el
mensaje) elabora diferentes tipos de textos o escritos tales como novelas, obras escritas, artículos
periodísticos, cuentos, trabajos investigativos, análisis, entre otros, dado que con ellos busca
transmitir su mensaje que puede llegar a un número indeterminado de receptores (personas que
aceptan o reciben el mensaje).
ELEMENTOS: Los elementos que intervienen en el proceso de comunicación son los siguientes:
Emisor: Aquél que transmite la información (un individuo, un grupo o una máquina). Receptor: Aquél,
individual o colectivamente, que recibe la información. Puede ser una máquina. Código: Conjunto o
sistema de signos que el emisor utiliza para codificar el mensaje. Canal: Elemento físico por donde
el emisor transmite la información y que el receptor capta por los sentidos corporales. Se denomina
canal tanto al medio natural (aire, luz) como al medio técnico empleado (imprenta, telegrafía, radio,
teléfono, televisión, ordenador, etc.) y se perciben a través de los sentidos del receptor (oído, vista,
tacto, olfato y gusto).
Mensaje: La propia información que el emisor transmite.
Contexto: Circunstancias temporales, espaciales y socioculturales que rodean el hecho o acto
comunicativo y que permiten comprender el mensaje en su justa
medida.

b) Comunicación oral y escrita, definir y explicar cada


una, características, diferencias, Ventajas y
desventajas de cada una.
Comunicación escrita: La comunicación
escrita es permanente ya queda
evidenciado en una hoja o en cualquier
material además esta se puede evidenciar
con más detalle y es más reflexiva o
razonada por lo consiguiente la
comunicación escrita lo compone un autor

Comunicación Oral: La comunicación oral se


desarrolla mediante le dialogo que es la base
de las relaciones sociales, Dialogar es la
forma en que intercambiamos información con
otra persona. Esto quiere decir que en una
comunicación oral hay un emisor y receptor
donde el común es el lenguaje.
Y un receptor (lector) acompañado de
forma literaria y contextual.
CARACTERÍSTICAS

Comunicación Oral: Requiere de al menos dos interlocutores, un emisor y un receptor.


- Se apoya de signos complementarios para una mejor comprensión por parte del receptor.
- El emisor posee más libertad expresiva.
- La comunicación oral es efímera.
Comunicación Escrita: Se usan letras, tildes y signos de puntuación para construir el mensaje.
- Es reflexiva, organizada, elaborada y lógica.
- Está construida de manera correcta y precisa.
- Es diferida y permanente.
-Se establece una relación unilateral entre el emisor y el receptor.
- Cualquier referencia textual o extra textual se hace con palabras.
VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Comunicación oral: Respuestas inmediatas, nos permite satisfacer el deseo de obtener una
respuesta rápidamente, por parte del receptor. Complementada-puede ser mediante gestos u otros
medios auxiliares. Abierta para todos- todo ser humano puede realizarla, excepto si presenta
defectos físicos.

DESVENTAJAS DE LA COMUNICACIÓN ORAL

No todas las personas tienen una misma idea sobre determinada palabra, pero sí conocen la esencia
de lo imaginado. No permite transmitir gratificaciones mentales nítidas. Posee cobertura limitad. E s
cese de corta duración, ya que demanda el uso de la tecnología

VENTAJAS DE LA COMUNICACIÓN ESCRITA

Permite utilizar el mismo mensaje para llegar a muchas personas. Permite la utilización de un
mensaje claro, ya que antes de enviarlo escrito, podemos corregir errores. Posibilita retener
el mansaje en la distancia y en el tiempo. Mediantes la comunicación podemos expresar
mensajes complicados que serían tediosos oralmente.

DESVANTAJAS DE LA COMUNICACIÓN ESCRITRA.

La respuesta del receptor no es instantánea. Es una comunicación fría e impersonal. Es


necesario el saber leer y escribir, en ambos: Emisor y Receptor.

CUALIDADES DE LA COMUNICACIÓN ESCRITA.


Consiste en una comunicación afectiva, producto de la creatividad de la persona, la cual da
origen a géneros literarios narrativos: cuento, novela, anécdota, leyenda, apólogo o fabula.
Características: Tiene la libertad de forma porque permite jugar con la morfología y la sintaxis,
y reúne características como:
Matiz particular y subjetivo: los hechos varían según quien los narre:
Pudo haber formado parte de los hechos, pudo haber sido testigo de los hechos, pudo
haberse enterado de los hechos.
Alteración del orden: Los hechos son válidos en cualquier orden sin que el relato se vea
afectado.
Pueden empezar por el inicio, puede empezar por el final, puede empezar por el desarrollo.

Explicar las diferentes técnicas de redacción (coherencia, cohesión, concordancia, párrafo,


conectores, claridad sencillez y precisión)
Técnicas de redacción
Usar la estructura nombre-verbo-complemento: Lo que mata el interés de un escrito es no llegar
nunca a la idea central. Por tanto, las oraciones subordinadas son el peor enemigo. Trata, pues, de
ejercitar tu escritura utilizando oraciones simples.

– Ortografía: Visualizar las palabras que se presentan. Descubrir semejanzas. Añadir grupalmente,
palabras semejantes a las presentadas considerando su correcta escritura, por ejemplo las
esdrújulas: pésimo, mínimo, máximo, fantástico, fanático, etc.

– Puntuación: La idea del texto se pierde por la ausencia o exceso de signos de puntuación. El uso
de la coma, el punto, los dos puntos, las comillas, los guiones, etc., a veces resulta complicado, pues
no es fácil memorizar tantas reglas.

Sin embargo, antes de redactar es recomendable dar un vistazo a las reglas principales para evitar
errores de interpretación.

– Sencillez: Debemos recordar que se escribe para los demás, no para uno mismo. Por ello, utilizar
palabras de dominio común facilita aún más la comprensión del texto para el lector y la redacción
para el autor. Sin embargo, debe tenerse cuidado de no pecar de ignorante o de abusar de erudito.

– La cohesión: Para que un texto sea cohesivo es necesario que el emisor haya vinculado entre sí
las oraciones mediante los elementos que marcan las relaciones semánticas. La cohesión permite
apreciar en conjunto las oraciones, por eso, se dice que es una relación interoracional que permite
que las oraciones se organicen en un texto.

De este modo, un texto no es la suma de las oraciones que lo componen, sino que es el producto de
relaciones transfrásticas (entre oraciones) que se instauran en él.

– La coherencia: Hace referencia al dominio de procesamiento de la información. El mensaje que


vehiculizan los textos se estructura de una determinada forma, según cada situación de
comunicación.

La coherencia establece cuál es la información permanente que se ha podido comunicar y cómo se


ha de hacer.

– Evitar la redundancia: No por mucho escribir nuestro texto será más atractivo. Esto hace que el
texto pierda interés, sentido y propósito. Nos perdemos y perdemos al lector.

– El ritmo: Le confiere movimiento, vida, debe ser motivador y sugerente. Varía mucho según el tipo
de escrito, pero en principio suele ser muy homogéneo en un mismo texto.
De este modo el lector crea sus propias expectativas sobre lo que va a leer a continuación y las
confirma o rechaza a medida que avanza en la lectura. Los cambios bruscos, si no son
intencionados, dificultan la creación de expectativas y reducen el interés por la lectura.
INVESTIGAR LAS NORMAS Y REGLAS • Letras b, r, w
ORTOGRÁFICAS Y DE PUNTUACIÓN. • Letras c, k, q, z
Norma: • Letras g, j
Conjunto de criterios lingüísticos que regulan • Letra h
el uso considerado correcto. • Letras i, y, ll
Regla: • Letra m
Razón que debe servir de medida y a que se • Letra ñ
han de ajustar las acciones para que resulten • Letra p
rectas. • Letra r, dígrafo rr
Las reglas ortográficas son enunciados que • Letra t
nos permiten reconocer la regularidad de la • Letra x
escritura de las palabras. SECUENCIAS DE DOS VOCALES IGUALES
USO DE VARIAS LETRAS EN PARTICULAR
• -aa- Ejemplo: Ave – avecilla, Flor – florecita,
• -ee- Corazón – corazoncillo, Pie – piececito.
• -ii-
• -oo-

USO DE LAS LETRAS MAYÚSCULAS · Los verbos terminados en cer/cir y sus


• Consideraciones generales afines se escriben con c. (Excepto: coser –la
• Mayúsculas en palabras o frases enteras ropa-, ser, asir, toser, y corcusir –coser mal-).
• Mayúsculas iniciales Ejemplos: Nacer, Decir.
• Empleos expresivos · Los verbos terminados en ciar y sus
ACENTUACIÓN afines se escriben con c. (Excepto: ansiar,
• Prosódico: lisiar, extasiar y anestesiar.)
Se denomina el mayor sonido, realce o relieve Ejemplos: Denuncia – denunciar
fónico que posee una sílaba entre las demás · La terminación ciòn se escribe con c
de una palabra en una conversación normal. cuando la palabra tiene una afín en dor o tor.
Además también suele producirse un Ejemplos: Cantor- canción, Fundador –
alargamiento de la cantidad de esta sílaba. fundación
• Diacrítico: · Las palabras terminadas en ancia y sus
Se denomina acento diacrítico a la tilde que se afines se escriben con c. (Excepto: ansia y sus
emplea para distinguir significados en pares derivados.)
de palabras, habitualmente monosílabas, de Ejemplos: Distancia, Elegancia
las cuales una es regularmente tónica, · Las palabras terminadas en cimiento y
mientras que la otra átona en el habla, sus afines se escriben con c.
marcando el acento de la tónica. Ejemplos: Crecimiento, Convencimiento
PUNTUACIÓN · Los adjetivos terminados en cente /
ciente y sus afines se escriben con c.
• . Punto (Excepto: ausente y presente.)
• : Dos puntos Ejemplos: Adolescente, Impaciente
• … Puntos suspensivos · Las palabras esdrújulas terminadas en
• ! ¡ ¿? Signos de interrogación y de ice/ícito se escriben con c.
exclamación Ejemplos: Vértice, Ilícito
• () Paréntesis USO DE LA “S”
• “” comillas · Los adjetivos terminados en oso / osa
• , Coma se escriben con s.
Ejemplos: Hermosa, Dichoso
· Las palabras que terminan en erso / ersa
USO DE LA “C” se escriben con s.
· Las palabras terminadas en acio / acia y Ejemplos: Viceversa, Universo
sus afines se escriben con c. Excepto: · La terminación superlativa ísimo /ísima
antonomasia, Asia, gimnasia, idiosincrasia, se escribe con s.
potasio, y algunos nombres propios. Ejemplos: Riquísima, Buenísimo
Ejemplos: Desgracia, Palacio, · La terminación numeral ésimo se escribe
Despacio. con s. (Excepto: decimo y sus compuestos -
· Las palabras que en singular terminan undécimo-.)
en z, al pasar en plural o al hacer sus afinen la Ejemplos: Centésimo, Milésimo,
cambian por c, antes de e o i. Ducentésimo
Ejemplos: Lápiz – lápices, Pez – peces, Feliz · La terminación sión se escribe con s
– felices cuando deriva de otras palabras terminadas
· Las terminaciones diminutivas cico, cito en so, sor, sible, o sivo.
y cillo llevan c (Excepto: en aquellas palabras Ejemplos: Divisor – división, Confuso –
que tengan s en la sílaba final, beso- besito, confusión, Visible – visión, Posesivo –
cosa-cosita). posesión
USO DE LA “Z” · Los verbos terminados en bir. Excepto:
· El sufijo zuelo/zuela se escriben con z. hervir, servir y vivir.
Ejemplo: Ladronzuelo, Puertezuela · Después de la letra m. Ejemplos:
· La terminación azo/aza, cuando indica ombligo, ambulancia, embellecer, imborrable,
golpe o es aumentativa, se escribe con z. imberbe, imbuir.
Ejemplos: Botellazo, Palazo, Zapatazo · Las palabras que empiecen con es.
· Los sustantivos terminados en anza se Excepto: esvástica, esviaje, esvarón.
escriben con z. (Excepto: gansa y cansa – del · Cuando va seguida de consonante o final
verbo cansar-.) de palabra. Ejemplos: obsequio, club, objeto,
Ejemplo: Semejanza, Enseñanza obstáculo, obtener.
· Los sustantivos terminados en ez o eza · Palabras que empiezan por las sílabas
se escriben con z. bu, bur y bus. Ejemplos: bueno, burgos,
Ejemplos: Pequeñez, Pereza buscar, burla,
· La conjugación de los verbos terminados · Las palabras que comienzan con bur,
en acer, ecer, ocer y ucir agregan una z antes bus, buz.
de la c radical siempre que ésta tenga sonido · Las terminaciones del Pretérito
fuerte. Imperfecto del Modo Indicativo del verbo Ir y
Ejemplo: Nacer- nazca, Crecer- crezco, los verbos terminados en ar. Ejemplos: amar -
Reducir – reduzca, Conocer – conozcáis amaba; Ir - iba; soñar - soñaba; pasear -
· Los adjetivos terminados en izo se paseaba.
escriben, en su mayoría, con z. · Las palabras que lleven rr en su escritura.
Ejemplos: Mellizo, Mestizo, Postizo Excepto: ferroviario, corrosivo, verruga,
correctivo, verrojo.
¿QUÉ SON LAS REGLAS ORTOGRÁFICAS? · Las palabras que empiezan o acaban con
Son enunciados que nos permiten reconocer bio. Ejemplos: biografía, biología, anfibio.
la regularidad de la escritura de las palabras, REGLAS ORTOGRÁFICAS DE LA V
así como también las irregularidades o Se escriben con V:
excepciones que podemos encontrar. — Los adjetivos terminados en avo, ava, evo,
¿CÓMO FUNCIONAN ESAS REGLAS? eva, eve, ivo, iva. Ejemplos: Esclavo, octava,
Estas funcionarán como herramienta para longevo, nueva, decisivo, activa.
mejorar la escritura y disipar la duda. — Las palabras con el prefijo vice:
¿CUÁLES SON DICHAS REGLAS vicepresidente, vicealmirante.
ORTOGRÁFICAS? — Las palabras terminadas en voro, vora:
omnívoro, carnívora, herbívoro.
— Las reglas generales de la acentuación — Se escriben con v todas las palabras
— Uso de la B y la V compuestas del verbo: venir.
— Uso de la H — Después de: b, d, n.
— Uso de la J Ejemplos: b: subversión, subvertir, obviar. D:
— Uso de la C y la Z advertir, adversario, adverbio, adverso.
— Uso de la X y la S N: convento, convidar, convocar, convivencia.
— Uso de la LL y la Y — En la conjugación de los verbos que no
— Uso de la R y la RR tienen b ni v en su infinitivo.
— Uso de la M y la N Ejemplos: Tener: tuve, tuvimos, etc. Andar:
— Los signos de puntuación anduve, anduvimos, etc. Estar: estuvimos,
— La interrogación y admiración estuvo, etc.
— las palabras que inician con div.
Excepto: dibujo y sus derivados
REGLAS ORTOGRÁFICAS DE LA “B” — Se escriben con V, las palabras que
Se escribe b: terminan en ivora, ivoro. Excepto: víbora.
· Antes de l y r (bla y bra). Ejemplos: Doble, — Se escriben con V, las palabras que inician
brazo, abrigo, broma, bruja, amable, broche, con ves.
brillante, descubrir.
Excepto: besar y sus derivados; bestia y sus suprimirse sin perjuicio del sentido
derivados. fundamental de la oración principal.
El punto (.)
PARA QUE SIRVEN LOS SIGNOS DE — El punto indica una cierta pausa en la
PUNTUACIÓN? lectura, se usa al final de una cláusula o
Los signos de puntuación delimitan las frases periodo que tiene sentido completo, hay tres
y los párrafos y establecen la jerarquía tipos de puntos:
sintáctica de las proposiciones, consiguiendo — 1.- Punto y seguido: cuando el siguiente
así estructurar el texto, ordenar las ideas y periodo va a continuación.
jerarquizarlas en principales y secundarias, — 2.- punto y aparte: cuando comienza en el
eliminando así ambigüedades. reglón siguiente.
Proposición: Es parecida a la oración pero — Nota: el que se use uno u otro depende de
carece de un elemento y se puede definir la mayor o menor relación que tenga un
como la unidad de lenguaje que tiene sujeto y periodo con otro
predicado, verbo en modo personal, pero — 3.- punto final: va al final de todo escrito
cuyo sentido es incompleto. Esta unidad de LA RAYA (—)
lenguaje depende de otra con sentido — Se llama también guion largo. Se usa para:
completo. También recibe el nombre de — Sustituir al paréntesis
oración subordinada. — Indicar en los diálogos lo que cada
¿CUÁLES SON LOS SIGNOS DE interlocutor dice.
PUNTUACIÓN? LAS COMILLAS (<< >>, “”, ‘’)
El español cuenta con los siguientes signos Las comillas (« », “”, ‘ ’) son signos de
de puntuación: puntuación que se ponen al principio y al final
de las frases, palabras escritas como citas.
— La coma Hay diferentes tipos de comillas:
— El punto • Angulares, latina o españolas (<< >>),
— La raya • Las inglesas (“”)
— Las comillas • Las simples (``).
— El paréntesis En los textos impresos, se recomienda utilizar
— Los dos puntos en primera instancia las comillas angulares, a
— El punto y coma continuación las comillas inglesas y en ultimo
— Los puntos suspensivos simples debe seguirse con las siguiente
— Los signos de interrogación jerarquías: <<“” ‘’>>.
— Los signos de admiración Se emplean principalmente para: Indicar que
— Diéresis una palabra es impropia, vulgar, que procede
de otra lengua o que se usa con un sentido
especial
LA COMA Se encierra entre comillas: títulos, apodos,
— La coma indica en la lectura una pausa citas textuales, frases célebres, etc.
menor que el punto. La coma se usa en: El paréntesis ()
— Toda serie de nombres, de adjetivos y de Son signos que encierran palabras o frases
verbos, excepto en el ultimo enlazado con las intercaladas, relacionadas con lo que se va
conjunciones e, y, o, ni o u. diciendo, pero de carácter explicativo;
— Para separar oraciones que van seguidas también se puede sustituir por la raya.
y son breves. Se emplea para:
— El vocativo (o sea, la expresión utilizada Encerrar aclaraciones, como fechas, lugares,
para llamar o dirigirse a alguien), si va al referencias a autores, a sus obras, etc.
principio, lleva coma inmediatamente En las obras dramáticas suele encerrarse
después; si se halla al final, la lleva antes; y, entre paréntesis lo que los personajes
si va en medio, la lleva antes y después. piensan para sí y las acotaciones o las
— Antes y después de oraciones explicativas. indicaciones del autor acerca de cómo ha de
Nótese que estas van intercaladas y pueden
entonarse un texto o como debe comportarse Se emplean:
el actor. — Cuando dejamos el sentido de la frase en
Los dos puntos : suspenso, sin terminar, con la finalidad de
Los dos puntos se escriben pegados a la expresar matices de duda, temor, ironía.
palabra o el signo que los antecede, y Quizás yo... podría...
separados por un espacio de la palabra o el
signo que los sigue. Se emplean:
Después de las expresiones de cortesía & SIGNOS DE INTERROGACIÓN (¿?)
saludo con que comienzan cartas, El signo de interrogación es un signo de
documentos, discursos, etc. puntuación que denota una pregunta.
Antes de citar textualmente las palabras de Se escriben:
otra persona — Al principio y al final de la oración
Antes de una enumeración & después de las interrogativa directa.
palabras son, por ejemplo, los siguientes, ¿Sabes quién ha venido?
como sigue, entre otras. — Detrás del signo de cierre nunca se escribe
EL GUION – punto.
Se utiliza principalmente en los siguientes SIGNOS DE ADMIRACIÓN (¡!)
casos: Debe escribirse siempre uno para abrir (¡) y
Para indicar que una palabra termina en la otro para cerrar (!), independientemente de la
línea siguiente por no caber entera en el longitud de la frase, oración o fragmento que
renglón. encierren. Se utilizan para señalar el carácter
En los compuestos de dos o más palabras exclamativo de una oración.
sobre todo si están formados por elementos Se escriben:
en oposición o contraste o por un adjetivo — Se escriben para empezar y finalizar una
masculino y otro femenino. oración exclamativa. También van entre
EL PUNTO Y COMA; signos de exclamación las interjecciones.
El punto y coma indica una pausa ¡Siéntate! ¡Qué rebelde estás! ¡Fíjate como
mayor que la de la coma & menor a la marcada baila! ¡Ay!
por el punto. DIÉRESIS (¨)
Se escribe pegado a la palabra o el signo que — En lingüística, la diéresis, también llamada
lo precede, y separado por un espacio de la crema1 o cremilla, es un signo diacrítico que
palabra o el signo que lo sigue. consiste en dos puntos (¨) que se escriben
La primera palabra que sigue al punto y coma horizontalmente sobre la vocal a la que
debe escribirse siempre en minúscula. afectan. En el caso de la letra i se reemplaza el
Se emplea: punto por el signo.
— Para separar oraciones consecutivas algo Usos:
largas, que se refieren al mismo asunto. — En español se coloca una diéresis sobre la
— Para separar los diferentes miembros de u de las sílabas fue y gua cuando la vocal u
una oración larga en la que ya hay una o más debe pronunciarse, como en ambigüedad y
comas. pingüino
— Antes de las conjunciones o conjuntivas — En ocasiones en poesía se utiliza para leer
(mas, pero, aunque, no obstante.) cuando las con hiato vocales que ordinariamente forman
oraciones son largas. Si son cortas, basta con diptongo, como suave o viuda
la coma. REGLAS DEL USO DE LA G
LOS PUNTOS SUSPENSIVOS (…) · Se usa antes y después de la R, L o N
Los puntos suspensivos (…) son tres —y sólo Grandeza. Gris. Ángel.
tres— puntos sin espacios entre ellos. Se Excepciones: extranjero, canje, monje, tarjeta
utilizan para dejar en duda o en suspenso una · Todas las palabras que comienzan o
acción y son alineados horizontalmente al terminan en geo (con significado de tierra)
nivel de la línea base de escritura. Detrás de como: Geografía, Geógrafo.
ellos se puede escribir mayúscula inicial, · Todas las palabras que llevan la partícula
cuando cierran un enunciado. gen, como: Generosidad, Genética.
· Los verbos que terminan en ver y gir:
Exigir, Recoger · En las palabras que comienzan con Hidr
· Cuando en la palabra, que es verbo, o Hidro.
aparece el sonido “ge” o “gi”, y su infinitivo Ejemplos: Hidrogeno, hidratar.
termina en “ger” o “gir”. Ejemplos: · En las palabras que comienzan con Hip.
Protegemos (proteger), dirige (dirigir). Excepto: Ipo (Veneno), ipomeico (ácido),
· Excepciones: crujir, tejer, brujir. ipecacuana (planta medicinal) e ipil (árbol de
· Cuando la palabra termina en “gésimo”, las Filipinas.
“génico”, “genario”, “geneo”, “génico”, · En las palabras que comienzan por
“genio”, “genito”, “gético”, “giénico”, “ginal”, Homo, hetero, hexa, hepta, hect o hecto, hem
“gineo”, “ginoso”, “gismo”, “gia”, “gio”, e higr.
“gión”, “gionario”, “gioso”, “gírico”, “ógica”, Ejemplos: Hectógrafo, heptágono,
“ígena”, “ígeno”, “igero”, “inge”, “gente”, homogéneo, heterogéneo, hexágono y
“gencia”. Ejemplos: bigésimo, energético, hexagonal.
indígena, ligero, magia, religión, lógica. Excepto: Omoplato u Omóplato.
Excepción: espejismo. · En las palabras que comienzan por Hum.
· La "g" tiene sonido suave delante de las Ejemplos: Humilde, humo, humano.
vocales: "a", "o", "u". Ej.: Gato, goma, gusano. Excepto: Umbral, umbría, umbilical y umbela.
· Si tiene que sonar suave delante de "e", · En las palabras que comienzan con Hosp,
"i", deberá llevar una "u" que no se pronuncia herb, hist, host, horr y holg.
entre la "g" y la "e" o la "i". Ej.: Guerra, Ejemplo: Hosteria, hostil, hospital, horror y
hoguera, guisante, monaguillo. holgar.
· Si, en el caso anterior, tiene que sonar Excepto: Istomo, ostra y Olga.
la "u", se le colocará diéresis (¨). Ej.: Cigüeña, · Después de mo y za, si sigue vocal.
vergüenza, pingüino, lingüista. Ejemplo: Moharra, mohoso, zahareño,
· El sufijo -logía, con el que se componen zahúrda.
nombres de ciencias o tratados. Ej.: Excepto: Moabita, moaré y Moisés.
cardiología, zoología, fonología. · En las palabras que comienzan por Herm
· La "g" tiene sonido suave delante de las o hern
vocales: "a", "o", "u". Ej.: Gato, goma, gusano. Ejemplos: Hermafrodita, hermoso, hermano,
hermético.
REGLA DEL USO DE LA J Excepto: Ernesto, Ernestina, ermita y
Se escriben con J las palabras que empiezan ermitaño.
por AJE— y EJE—, con excepción de · Cuando una palabra comienza por ia, ie,
Agenciar y sus derivados (agencia, agente, ua, ue, ui, ioi, uai, llevando siempre delante
agenda) una H.
Las palabras derivadas de otras que llevan Ejemplos: Hiato, hielo, hioides.
"J". Ej.: cajita -caja, herejía - hereje, cojear - · En las terminaciones huelo, huela,
cojo. precedidas de vocal.
Las terminaciones -jero, -jera, -jería. Ejemplos: Marihuela y aldehuela.
· Ej.: mensajero, consejera, relojería · Al principio de los verbos haber y hacer;
Los verbos cuyo infinitivo termina en -jear. por tanto, todas sus inflexiones llevarán H al
Ej.: hojear, callejear, cojear, canjear, principio, al igual que sus derivados y
pintarrajear, forcejear, ojear, burbujear, compuestos.
flojear, gorjear, homenajear.
· Los tiempos de los verbos cuyo infinitivo Uso de la “X”
lleva la letra.
Ej.: cruje - crujir, trabaje- trabajar, ejecute - Reglas para el uso correcto de la “X”
ejecutar. * Las voces comenzadas por la sílaba ex,
en el sentido de fuera, como: exportar,
Uso de la “H” explayar, explanar.
Se escribe H
* Las palabras comenzadas por extra,
también con el mismo significado, como:
extravagante, extranjero, extramuros. REGLAS PARA EL USO DE LA “LL”
* En la locución simple ex, separada de un Se escriben con ll:
nombre, que significa que fue, como: ex — Las terminaciones illo - illa; allo - ello; alle
presidente, ex ministro, ex- tesorero. - elle.
* Se escribe x, siempre delante de las Ejemplos: bombillo, sencilla, fallo, bello, calle,
sílabas: pla, ple, pli, plo, pre, pri, pro, muelle.
exceptuándose: esplenio, esplique, espliego, EXCEPCIONES: Pompeyo, plebeyo,
así como sus derivadas. Ejemplos: explanar, leguleyo, etc.
expletivo, explicar, explosión, expresar, — Los verbos terminados en llir - llar.
exprimir, expropiación, etc. Ejemplos: zambullir, atropellar, engullir,
* Los derivados de voces terminadas en ametrallar.
xo, se escriben con x: anexión, de anexo;
conexión, de conexo. EXCEPCIONES: apoyar, ensayar, rayar (hacer
* No se escribe x sino s, delante de b, d, f, rayas) desmayar y otros.
g, l, m, q, menos en exfoliar y exquisito. — Los verbos llover y lloviznar, en todos sus
* Las palabras que empiezan por Xeno- tiempos.
(extranjero), Xero- (seco, árido) y Xilo-
(madera). Ejemplos: llueve, lloviznando, llovió, lloviznar.
Ejemplos: Xenofobia, xerocopia o xilófono. — El verbo llevar y su compuesto conllevar,
Otras palabras con X en todos sus tiempos.
Sintaxis
Próximo Ejemplos: conllevando, llevaba, llevarán...
Máximo — El verbo llenar y su compuesto rellenar, en
Sexo todos sus tiempos.
Oxígeno Ejemplos: relleno, llenaba, llenaron,
Tórax rellenarían...
Taxativo — En las terminaciones: olla, olio.
Axioma Ejemplos: bollo, embrollo, olla, rollo.
Óxido Excepciones: apoyo, arroyo, hoyo.
Flexible — En las terminaciones: ulla, ullo.
Asfixia Ejemplos: bulla, arrullo. Excepciones: puya,
Saxofón suya, cuyo, suyo.
Taxi
Maxilar REGLAS PARA EL USO DE LA “Y”
Ortodoxo Se escriben con “Y”:
Filoxera — Las formas de los verbos terminados en
Sexagesimal uir.
Pretextar Ejemplos: contribuir - contribuyo, distribuir -
Laxante distribuyen, construir - construyen.
Boxeo — Al inicio del sonido yer.
Auxilio Ejemplos: yerno, yerbal, yerba, yermar, yerro.
Conexión — Después de los sonidos ad, dis, sub.
Nexo Ejemplos: adyacente, disyuntiva, subyacente,
Axioma subyugar, disyunción.
Luxación — Las palabras que empiecen con yu.
Examen Excepciones: lluvia y sus derivados.
Sexagenario Ejemplos: yudo, yuca, yugo, yugular, yunta.
Conexión — Los plurales de los nombres que terminan
Éxito en Y en singular.
Saxofón Ejemplos: rey, reyes; ley, leyes; buey, bueyes.
— Las formas de los verbos que no tienen Y
en su infinitivo. Ejemplos: de caer, cayeron; USO DE LA M Y N
de leer, leyendo; de poseer, poseyeron. Reglas para el uso de la M
Se usa m antes de b y p.
USO DE LA R Y RR Ejemplos: bomberos, vampiro, ambulancia,
USO DE LA R lámpara, ambición, ámbar, ambidiestro.
• Representa un sonido suave dentro de Se escribe m, precediendo a la n, en las
una palabra aunque esté entre vocales. palabras simples.
Ejemplos: cera, María, faro, etc. Ejemplos: amnesia, omni, gimnasio, amnistía,
Se encuentra al principio de una palabra con amnícola.
sonido fuerte. La m nunca se duplica, salvo en los siguientes
Ejemplos: rima, ratón, rosado, etc. casos. Emma, Emmanuel, gamma.
• Se encuentra después de las consonantes Se escribe m, al final de algunas palabras
“l, n, s, b, t” dentro de una palabra y el sonido adoptadas del latín.
es débil o fuerte. Ejemplos: ultimátum, memorándum,
Ejemplos: perla, sonreír, Israel, subrayar, referéndum, idem, álbum.
enriquecer, etc. Reglas para el uso de la N
· Se encuentra antes de las consonantes La n si se duplica en algunas palabras.
“b, s, c” y el sonido es débil. Ejemplo: connatural, connotar, enneciarse,
Ejemplos: corbata, corsario, marca, etc. ennegrecer, innavegable, innovar.
· Al final de una palabra y el sonido es Se escribe m, después de n, en las palabras
débil. compuestas.
Ejemplos: parar, cocinar, etc. Ejemplos: inmobiliario, inmoderación,
USO DE LA RR inmodestia, inmovilizar, inmundo,
• Cuando es un sonido fuerte y está inmolación.
entremedio de dos vocales en una palabra. Usaremos n, antes de la v, f y m.
Ejemplos: terremoto, barrer, carretera, etc. Ejemplos: enviar, enfriar, enviudar, anfibio,
• En palabras compuestas se duplica la “r”, envidiar, infame, enviciar, infalible,
si el sonido inicial de la segunda palabra es envestir, inferior, enfermar.
fuerte.
Ejemplos: bancarrota, virreinato,
superrealista, etc.
• Nunca se duplica al inicio ni al final de
una palabra.
Referencia Bibliográfica

Basurto, Hilda, Curso de redacción dinámica, México, Trillas, 1998, 180 pp.
1. Martín Vivaldi, Gonzalo. Curso de Redacción, México, Prisma, sin fecha, 496 pp.
2. --------, Géneros Periodísticos, México, Prisma, sin fecha, 400 pp.
3. Martínez Albertos, José Luis, Redacción Periodística, Barcelona, ATE, 1974, 266 pp.
4. Racionero, Luis, El arte de escribir. Emoción y placer del acto creador, Madrid, Temas de Hoy,
1995, 232 pp.
5. Salazar Duque, Alfredo, “El análisis del texto científico: una propuesta metodológica y
pedagógica”, en Perspectivas Docentes, Vol. 1, No. 1, Universidad Juárez Autónoma de Tabasco,
Villahermosa, Tab., Sept.-Dic. 1989.
6. Zavala Ruíz, Roberto, El libro y sus orillas, México, UNAM, 1997, 400 pp.
7. Zubizarreta, Armando F., La aventura del trabajo intelectual. Cómo estudiar e investigar,
Wilmington, Estados Unidos, Addison Wesley Iberoamericana, 1969, 204 pp.
La directa se
desarrolla cuando
el diálogo se
realiza cara a cara,
sin intermediarios;
por ejemplo, la
conversación que
mantienen los
padres y los hijos e
hijas.
Capacidad de mantener una La indirecta se Emisor o
comunicación centrada en el realiza a través de Comunicador
afecto, que oriente la la distancia de Mensaje
participación, el respeto y la espacio o de Perceptor
reflexión, para fortalecer la tiempo; ejemplo, Emisor o
unidad entre sus miembros. escuchar las Comunicador, es la
noticias a través de persona o grupo de
la radio. personas que
expresan
mensajes. Es la
fuente de la cual se
emanan mensajes,
ideas, actitudes
opiniones que se
desean comunicar.
Permite la interrelación
humana, el acercamiento y
comprensión entre
personas, así como,
compartir ideas y afectos;
conocer y solucionar
problemas.
Amplía el conocimiento y la
cultura;
Refuerza el crecimiento
individual, familiar y social
Propicia el reconocimiento
y respeto a las diferencias
individuales
Fortalece la relación entre
sus miembros
RÚBRICA CUADRO COMPARATIVO
NOMBRE DEL CURSO: FUNDAMENTOS DE IN VESTIGACION
EJERCICIO:
FASE ESPECÍFICA QUE SE EVALÚA:
FECHA LIMITE DE
ENTREGA : 11 de Octubre de 2017
NOMBRE DEL ALUMNO: Virney Hernández Villarreal
ASPECTOS A Competente Competente Competente Competente No
EVALUAR sobresalient avanzado (9) intermedio básico (7) aprobado (6)
e (10) (8)
Establece los Identifica Incluye la Faltan Faltan No enuncia
elementos y todos los mayoría de algunos bastantes los
las elementos de los elementos elementos elementos ni
características comparación. elementos esenciales esenciales las
a comparar Las que deben para la para la característica
característica ser comparación. comparación. s a comparar
s elegidas comparados. Sin embargo, Las
son Las las característica
suficientes y característica característica s son
pertinentes. s son s son mínimas.
suficientes mínimas.
para realizar
una buena
comparación.
Identifica las Identifica de Identifica la Identifica Identifica sólo No identifica
semejanzas y manera clara mayor parte varias de las algunas de las
diferencias y precisa las de las semejanzas las semejanzas
semejanzas semejanzas y diferencias semejanzas y y diferencias
y diferencias y diferencias entre los diferencias de los
entre los entre los elementos entre los elementos
elementos elementos comparados. elementos comparados.
comparados. comparados. comparados.
Representació El El El El El
n organizador organizador organizador organizador organizador
esquemática gráfico gráfico que gráfico gráfico gráfico no
de la presenta los construye elaborado elaborado no representa
información elementos representa representa representa de forma
centrales y los los todos los esquemática
sus elementos elementos elementos los
relaciones en con cierta solicitados solicitados y elementos a
forma clara y claridad y aunque no no es del los que hace
precisa. precisión. es del todo todo claro y alusión el
claro y preciso. tema.
preciso.
Ortografía, Sin errores Existen Varios Varios Errores
gramática y ortográficos o errores errores errores ortográficos
presentación. gramaticales. Ortográficos ortográficos y ortográficos y Y
y gramaticales gramaticales gramaticales
gramaticales (más de 3 (más de 5 múltiples
mínimos pero menos pero menos (más de 7).
(menos de de 5). de 7).
3).
CUADRO COMPARATIVO: De la comunicación oral y escrita donde exponga las características, diferencias, ventajas y desventajas de cada uno

TIPO DE DEFINICIÓN CARACTERÍSTICAS DIFERENCIAS VENTAJAS DESVENTAJAS


COMUNICACIÓN
Conjunto de Comunicación Oral:  Captado por Respuestas No todas las personas
sonidos articulados Requiere de al menos medio inmediatas, nos tienen una misma idea
con el que el hombre dos interlocutores, un auditivo. permite satisfacer el sobre determinada
manifiesta lo que emisor y un receptor.  Interacción deseo de obtener una palabra, pero sí
COMUNICACIÓN piensa o siente - Entre 2 o más entre emisor respuesta conocen la esencia de
ORAL mediante signos y personas y receptor. rápidamente, por lo imaginado. No
palabras habladas. -medio de transmisión:  Momentáneo; parte del receptor. permite transmitir
El emisor puede el aire. espontáneo. Complementada- gratificaciones
enriquecer la -Código: un idioma.  Lenguaje puede ser mediante mentales nítidas.
expresión oral -Expresividad informal. gestos u otros medios Posee cobertura
mediante elementos espontánea; natural—  Vocabulario auxiliares. Abierta limitad. E s cese de
extralingüísticos capacidad expresiva. impreciso. para todos- todo ser corta duración, ya que
como gestos, Vocabulario sencillo y humano puede demanda el uso de la
añadiéndole limitado. realizarla, excepto si tecnología
emotividad, eficacia presenta defectos
comunicativa y físicos.
fuerza de expresión.
Procesos mediante Comunicación escrita: Permite utilizar el La respuesta del
en el cual se La comunicación  Captado por mismo mensaje receptor no es
transmite y recibe escrita es permanente medio visual. para llegar a muchas instantánea. Es una
COMUNICACIÓN ideas, opiniones, y ya queda evidenciado  No hay personas. Permite la comunicación fría e
ESCRITA actitudes para en una hoja o en retroalimenta utilización de un impersonal. Es
lograr compresión y cualquier material ción del mensaje claro, ya necesario el saber
acción. además esta se puede receptor. que antes de leer y escribir, en
evidenciar con más  Duradero; enviarlo escrito, ambos: Emisor y
detalle y es más corregir podemos corregir Receptor
reflexiva o razonada ilimitadament errores. Posibilita
por lo consiguiente la e. retener el mansaje
comunicación.  Lenguaje en la distancia y en
Expresividad: menos formal. el tiempo. Mediantes
expresivo y  Vocabulario la comunicación
espontáneo. específico. podemos expresar
Vocabulario: más mensajes
extenso y apropiado. complicados que
serían tediosos
oralmente.
ENSAYO

De las diferentes técnicas de redacción (coherencia, cohesión concordancia, párrafo, claridad, sencillez
y precisión) y su importancia en la redacción.

LA REDACCIÓN: CONCEPTO, CARACTERÍSTICAS, SUS FASES

Por: Alfredo Salazar Duque


“En mis libros... busco ante todo claridad y no escribo sin una finalidad práctica.
Creo que quien lee debe sacar ideas aplicables a su vida diaria”. Luis Racionero.1

INTRODUCCIÓN: ESCRIBE CLARO QUIEN PIENSA CLARO


Todo proceso de aprendizaje -aprender a aprender- pasa por un ejercicio de construcción de ideas y
pensamientos, como requisito indispensable para luego comunicarlos verbalmente o por escrito. Esto significa
que, para expresarse con originalidad, se requiere organizar el pensamiento; es decir, poner en orden los datos
que se desea manejar en la presentación oral o escrita de un asunto. Escribe claro, pues, quien piensa claro; y
éste es el punto de partida de todas nuestras propuestas académicas en el campo de la comunicación escrita,
que van desde talleres de lectura y redacción hasta la asesoría de trabajos de tesis, pasando desde luego por el
ejercicio de formación profesional para la práctica del periodismo y de la comunicación social.
Esta visión del aprendizaje y de la comunicación es válida en el proceso de formación profesional en cualquier
área del saber científico, tecnológico o humanístico. Pero nos interesa enfatizar su pertinencia y su atención
imprescindible en el proceso formativo de los futuros profesionales en el campo de las ciencias sociales y las
humanidades. Las observaciones que enseguida presentamos se inscriben en este contexto de preocupación
por la calidad de los productos escritos.

I.- CONCEPTO DE REDACCIÓN


Redactar -observa Hilda Basurto- es una actividad comunicativa de primer orden, que implica un estado cultural
avanzado de quien la ejercita.2 Como no se trata de un acto cuyo dominio se practica de manera mecánica, sino
de un proceso de construcción de productos escritos, su aprendizaje y su práctica demandan un cuidadoso
proceso de elaboración de su materia prima -el pensamiento- y de su forma de expresión o presentación por
medio de textos escritos. De esta concepción dialéctica de la escritura -que vincula el pensar con el escribir-
deriva la necesaria y estrecha relación entre contenido y forma, que todo redactor debe valorar como prioritaria
y como eje de cualquier ejercicio que se proponga realizar. En torno a ella giran, pues, las características o
cualidades de la buena redacción, que enseguida analizamos.

II.- CARACTERÍSTICAS DE LA BUENA REDACCIÓN

A.- Claridad
Característica primera de la buena redacción es la claridad. Si la intención de quienes escribimos es que nos
entienda un amplio público, esto nos exige claridad en las ideas y transparencia expositiva; es decir -como indica

Racionero, Luis, El arte de escribir. Emoción y placer del acto creador, p. 156
Gonzalo Martín Vivaldi- “visión clara de los hechos o de las ideas y exposición neta y tersa de los mismos”.3 A la
claridad mental o de ideas debe corresponder un lenguaje fácil, basado en palabras transparentes y frases
breves, con el firme propósito de que el pensamiento de quien escribe llegue a la mente del lector desde la
primera lectura del escrito; una relectura obligada del mismo estaría mostrando su oscuridad o su rareza, en
tanto que su relectura voluntaria o interesada indicaría que ha resultado atractivo o importante para el lector.

Martín Vivaldi sostiene, además, que claridad significa expresión al alcance de un hombre de cultura media y,
por tanto, quiere decir: pensamiento diáfano, conceptos bien digeridos y exposición limpia, con sintaxis correcta
y vocabulario o léxico al alcance de la mayoría, ni preciosista ni demasiado técnico. En otras palabras, a las ideas
claras debe corresponder una construcción de la frase basada en un orden lógico y sin palabras rebuscadas4.
Por su parte, Roberto Zavala Ruíz propone como primera obligación doméstica de la redacción “comunicar el
pensamiento del autor, siguiendo un orden lógico o atendiendo al interés psicológico que lleva a destacar
algunos elementos y a iluminar a media luz los

2
Basurto, Hilda, Curso de Redacción Dinámica, p. 25
3
Martín Vivaldi, Gonzalo, Géneros Periodísticos, p. 28
Menos importantes”.23 Sostiene que quienes mejor manejan el idioma saben que la mejor palabra es la que
entiende la mayoría; que la claridad implica el empleo de términos de uso común, y que esto no significa emplear
un lenguaje corriente en el sentido peyorativo de esta palabra. Y aclara que, aunque los libros técnicos y
científicos requieren un vocabulario propio -una jerga conocida y reconocida por minorías-, incluso esos textos
se puede y deben escribir con un lenguaje general, entendible para lectores medianamente instruidos. Por
supuesto, subraya, la claridad obliga a escribir oraciones claras que formarán párrafos claros, así como a hilvanar
esos párrafos de la mejor manera. A esto contribuye agregamos- el empleo adecuado de las expresiones de
conexión lógica, que en nuestras sesiones de aprendizaje identificamos como “frases de pegamento” porque
sirven para darle ilación y coherencia al escrito.

B.- Concisión
Otra obligación de la prosa, como señala Zavala Ruíz, es la concisión, virtud o cualidad que consiste en decir lo
más con lo menos, ahorrar palabras y evitar lo innecesario. El autor nos invita, con Azorín, a no entretenernos y
destaca que ser conciso exige precisión en el lenguaje, combatir el exceso verbal y el regodeo, y acabar con las
imprecisiones “que tratan de explicar a sus amigas, las vaguedades”.4
Sobre esta segunda cualidad de la buena redacción, Martín Vivaldi anota que sólo debemos emplear aquellas
palabras que sean absolutamente precisas para expresar lo que queremos decir. Conciso no quiere decir
lacónico sino denso: “estilo denso es aquél en que cada línea, cada palabra o cada frase están preñadas de
sentido. Lo contrario es la vaguedad, la imprecisión, el exceso de palabras; lo que vulgarmente se dice retórica”.5
La falta de concisión -advierte con Albalá- es el defecto general de los que empiezan a escribir... La concisión es
cuestión de trabajo. Es preciso limpiar el estilo, cribarlo, pasarlo por el tamiz, quitarle la paja, clarificarlo... es
preciso evitar lo superfluo, la verborrea, la redundancia, el titubeo expresivo y el añadido de ideas secundarias

2
Idem. Curso de Redacción, p. 258
3
Zavala Ruíz, Roberto. El libro y sus orillas, p. 246
4
Idem, p. 247
5
Martín Vivaldi, Op.Cit. p. 259
que nada fortalecen a la idea matriz, sino que más bien la debilitan. La concisión, en síntesis, genera rapidez y
viveza en el estilo de nuestra redacción, mediante el empleo de verbos activos y dinámicos.

C.- Sencillez
Uno y otro autor identifican la sencillez -que consiste en emplear palabras de uso común- como tercera cualidad
de la buena redacción. Martín Vivaldi afirma que la sencillez no quiere decir vulgaridad; que con palabras de uso
común se pueden expresar elevados pensamientos, y que esta obligación del buen redactor va de la mano con
la naturalidad. Ser sencillo es huir de lo enredado, de lo artificioso, de lo complicado, de lo barroco en suma; y
ser natural “es decir naturalmente lo natural”. Sencillo es aquel escritor que utiliza palabras de fácil
comprensión; y natural, quien al escribir se sirve de su propio vocabulario, de su habitual modo expresivo.

Zavala Ruíz considera la sencillez como una rara virtud, que se refiere tanto a la construcción de las
frases y a su enlace como al lenguaje empleado. Afirma que huir del rebuscamiento es una forma de la modestia,
pero sólo busca escribir sencillamente quien está convencido de que al hacerlo se expresa con la mayor
elegancia. Para este autor, la sencillez consiste en expresar las ideas escuetamente y sin retorcimiento, directa
y precisamente, sin adornos, sin apelar al diccionario para sacarle vocablos que nadie escucha; es decir con
naturalidad.

Uno y otro autor se ocupan de la relación entre habla y escritura. Zavala Ruíz observa que nadie escribe como
habla, por más que de alguien se diga que habla con puntos y comas. Habla y escritura se mueven, pues, en
campos diferentes: cuando uno habla suele decir alguna incoherencia, dejar sin terminar una frase, o saltar de
un tema a otro sin enterarse. Y el reto consiste en aspirar a que lo que escribimos suene a conversa, “a una
plática de noche larga entre amigos, cálida y cercana”.6 Martín Vivaldi, por su lado, vincula las relaciones entre
los hechos de hablar y de escribir con el asunto de la naturalidad. Ésta, según su opinión, requiere de la
elegancia. El hombre que sabe vestir bien irá elegante aunque vista un traje sencillo. “Y el escritor podrá alcanzar
las más altas cimas de la belleza si sabe y puede conjugar lo natural con lo preciso, procurando aunar la sencillez
con exactitud”.7
En este último autor encontramos, a manera de síntesis, cuatro reglas de estilística, que él a su vez toma de
Azorín: primera, poner una cosa después de otra y no mirar a los lados; es superfluo todo lo que debilite la
marcha del pensamiento escrito; segunda, no entretenerse; es propio de oradores ser prolijos en un tema, pero
lo que en oratoria es preciso huelga en la escritura; tercera, si un sustantivo necesita de un adjetivo, no le
carguemos con dos; emparejar adjetivos significa esterilidad de pensamiento, y mucho más su acumulación
inmoderada; y cuarta, el mayor enemigo del estilo es la lentitud; leemos a un escritor lento y nos desesperamos.

En torno a la claridad, la concisión y la sencillez giran otras virtudes: la densidad -que equivale en la práctica
a la concisión cuando cada palabra o frase estén preñadas de sentido-, la exactitud, la precisión, la naturalidad,
la originalidad y la brevedad, entre otras que Martín Vivaldi examina con detalle. Todas ellas confluyen en la
fuerza: un estilo claro, conciso, sencillo, denso, exacto, preciso, natural, original y breve será siempre un estilo
con fuerza, puntualiza nuestro autor. Hilda Basurto, por su parte, se detiene en la concreción -como sinónimo
de brevedad-, la adecuación, la ordenación funcional y la actualidad, que sumadas a la claridad y la originalidad
mencionadas por Martín Vivaldi contribuyen según ella a la eficacia y la modernidad de la redacción.

6
Zavala Ruíz, Op.Cit., p. 250
7
Martín Vivaldi, Op.cit., p.261
En todo acto de escritura incide, desde luego, la variedad de fuentes, autores y enfoques teóricos con que cuenta
quien se dispone a escribir, pero en todo caso es fundamental el empleo correcto del idioma nativo mediante la
práctica sistemática, cotidiana, rigurosa y disciplinada de la ortografía, la sintaxis y la puntuación. Para nosotros,
el máximo criterio de validez en este asunto es la práctica; sólo se aprende a escribir escribiendo y corrigiendo
nosotros mismos, y con personas calificadas en el arte de redactar, una y otra vez, los textos que escribimos.

Desde luego, hay que considerar la presentación cuidadosa y ordenada de nuestros escritos: desde la limpieza
y la numeración de las páginas del mismo hasta el uso adecuado de las notas de pie de página, las referencias
bibliográficas, los títulos y subtítulos y la nomenclatura que usamos para ordenar nuestro tema.

Huelga subrayar la importancia de elegir acertadamente el tema que se va a tratar en un escrito; recopilar
cuidadosamente los datos necesarios para su desarrollo, ordenar y clasificar la información; formular el plan
general del escrito; redactar y reformular el borrador; redactar el trabajo definitivo, y revisarlo cuidadosamente
antes de la presentación a sus lectores o destinatarios. En el dominio de la redacción, es indispensable practicar
y practicar: se aprende a redactar sólo redactando y redactando.

III.- LAS FASES O MOMENTOS DE LA REDACCIÓN

A continuación ofrecemos un recuento de la propuesta que en distintos espacios y niveles académicos, frente a
diversas carencias y demandas en materia de redacción, hemos puesto en práctica. A veces un curso de
Metodología de la Investigación o la asesoría de una tesis de grado los hemos transformado en talleres de lectura
y redacción; otras, estos talleres los hemos convertido en ejercicios de investigación documental. En uno y otro
caso las fases o momentos del proceso de construcción de ideas y pensamientos coinciden: principio, medio y
fin, en investigación documental son ampliamente reconocidos como las etapas de investigación,
sistematización y exposición de resultados, que nosotros proponemos a nuestros estudiantes identificar -en
lenguaje llano y accesible- como buscar información, ordenar los datos obtenidos y decir; a lo cual agregamos
que este decir no es otra cosa que la presentación oral o escrita de las ideas o pensamientos construidos, que
en definitiva constituyen la materia de lo que conocemos como discurso. Dicha presentación resulta de la
relación que el redactor establece, al momento de escribir, entre realidad, pensamiento y lenguaje, a partir de
la cual resuelve el proceso principio-medio-fin, que en materia de redacción consiste en atender rigurosamente
las etapas de planeación o pre-escritura, escritura propiamente dicha y revisión o pos escritura. Hemos
constatado -y, por tanto, lo aseveramos- que quien redacta mal solamente practica la etapa intermedia de dicho
proceso: en otras palabras, no pre-escribe ni revisa sus escritos. De allí nuestro esfuerzo cotidiano por presentar
a los estudiantes la asunción de este proceso como un desafío de aprendizaje

El discurso escrito adquiere, en la vida cotidiana, la forma de una carta, un oficio, una hoja de vida
(currículo vitae) o un anuncio, entre otros; en la actividad académica se expresa en monografías, ensayos, tesis,
ponencias, proyectos e informes de investigación, estados de la cuestión o dictámenes; en la creación literaria
adquiere vida bajo la forma de poesía, cuento, novela u obra teatral; y en el oficio periodístico se materializa en
géneros como la nota informativa, el artículo de fondo, la crónica, la entrevista y el reportaje. Y para que cada
uno de ellos cumpla con las características arriba descritas fundamentalmente claridad, concisión y sencillez-
nosotros planteamos a los estudiantes como propuesta de aprendizaje el desarrollo de las fases o momentos
indicados en el párrafo anterior, tal como a continuación los describimos.
A.- Planeación o pre-escritura
Así como en el proceso de investigación el planteamiento de un problema resulta de revisar cuidadosamente
de las fuentes de información, el proceso de redacción comienza por la lectura de aquellos materiales que nos
han de brindar los datos, ideas y pensamientos que deseamos plasmar en nuestros escritos. Si entendemos la
lectura como un acto de diálogo con los autores de los textos, podemos expresar nuestra respuesta de dos
maneras: preguntando al autor y a nosotros mismos si entendemos el contenido propuesto; y cuestionando si
estamos o no de acuerdo con el enfoque o la postura metodológica que adopta el autor frente al tema-objeto
del escrito que él nos propone. La forma material de nuestra respuesta será el subrayado de lo que nos llama la
atención, es decir, de aquello que a nuestro juicio nutre el tema que nos proponemos estudiar y exponer por
escrito: por nutrición entendemos -se esté o no de acuerdo con el enfoque o la postura del autor- todas las ideas
que a partir de la lectura decidimos incorporar a nuestro pensamiento y, por tanto, a nuestro discurso. Nuestra
decisión se expresa, pues, primero en el subrayado y enseguida en la elaboración de fichas de trabajo -textuales,
de comentario o mixtas- en las cuales vamos acumulando el saber que hemos encontrado por medio de la
lectura de las fuentes documentales.

De una primera evaluación de esas fichas de trabajo resultará lo que nosotros proponemos como un
primer paso en el proceso de planeación o pre-escritura: una lluvia de ideas o lista del mandado que vamos
elaborando en el orden en que aparecen a medida que consultamos las fichas. La llamamos lista del mandado
por analogía con la tarjeta que todos fijamos -con un imán- en la puerta del refrigerador en nuestras casas, en
la cual vamos registrando y acumulando todos aquellos productos que necesitamos adquirir en el
supermercado; al final de la semana, esa lista incluirá -a manera de ejemplo- unos 25 o 30 productos, y con ella
nos vamos a comprar nuestra despensa. A la entrada de la tienda o supermercado tomaremos un carrito de
autoservicio... y aquí surge la pregunta metodológica que aplicaremos al planteamiento de un problema de
investigación y a la planeación de nuestro escrito: una vez adentro de la tienda ¿daremos 25 o 30 vueltas para
localizar cada uno de los productos? ¡No, profesor! contestan nuestros estudiantes; ordenaremos y
clasificaremos los productos de la lista por grupos, de acuerdo con los departamentos que hay en la tienda.
¡Vaya! Ordenar y clasificar -dos operaciones del sentido común- se constituyen ahora en la base de nuestros
propósitos de investigación o de escritura.

Con rigor científico, ordenaremos y clasificaremos nuestro material. Este es el segundo paso en el
proceso de planeación, y para ello nos valdremos de un árbol de ideas en el cual acomodaremos aquellos datos
que tenemos hasta ahora desordenados, primero bajo la forma de troncos y luego identificando las ideas o
pensamientos que conforman las ramas o las ramitas de dichos troncos.

Una vez colocadas en el arbolito las 25, 30 o más ideas que habíamos enlistado, sólo nos queda un tercer
paso: enumerar o jerarquizar, esto es, decidir el orden en que deseamos expresarlas en nuestro escrito. Ahora
tenemos en nuestras manos el esquema o índice preliminar de nuestro trabajo... y lo que sigue será redactar.

Escritura o redacción del escrito


Compartimos en este apartado las pautas que propone Armando F. Zubizarreta en su didáctica obra La aventura
del trabajo intelectual. Cómo estudiar e investigar, en cuyo capítulo 19 aborda el tema bajo el título “La
composición y la redacción”.10 El trabajo científico -plantea nuestro autor- es una construcción unitaria, cuyos
elementos se conjugan de tal modo que todos se apoyan en la armadura general al tiempo que sirven a dicha
estructura. De allí que dicha construcción suponga un estrecho vínculo y servicio entre las partes
inmediatamente relacionadas. Esta idea nos remite a la ordenación y jerarquización a donde habíamos llegado
en la fase anterior, que se expresa en el índice o esquema de nuestro escrito. Con el objeto de guiar al lector, el
redactor irá dando a conocer los pasos sucesivos de la exposición.

1.- Es entonces cuando surge, en todo su significado e importancia, la introducción de nuestro escrito.
La introducción es, ni más ni menos, el planteamiento del problema objeto de estudio o de escritura: si se trata
de un proyecto de investigación conjugaremos los verbos en futuro, en tanto que escribiremos en pretérito si lo
que estamos ofreciendo al lector es un informe de investigación; en uno y otro caso consideramos a esta parte
del escrito como una promesa, cuyo propósito fundamental es seducir al lector para que se mantenga en la
lectura de nuestro texto. En ella responderemos -en un discurso claro, conciso, sencillo y, por tanto,
contundente- cuatro interrogantes fundamentales:

a.- ¿Qué voy a investigar? ¿Cuál es el problema, tema, objeto, asunto, materia o
Cuestión que me interesa estudiar?
b.- ¿Por qué me interesa investigar este problema? ¿Cuáles son las causas, razones, motivos u orígenes
de mi interés por analizar el asunto? En términos metodológicos, esta pregunta nos ayuda a presentar la
justificación del estudio. Su respuesta incluirá la mención de antecedentes y de todos aquellos datos que
permitan contextualizar el problema.

c.- ¿Para qué voy a estudiar este problema? Esta pregunta nos permitirá indicar al lector los objetivos,
fines, propósitos, alcances o metas de nuestra investigación o de nuestro escrito. Siempre habremos de
descubrir una estrecha relación entre la justificación y los objetivos de nuestro escrito: si sabemos con exactitud
de dónde venimos, seguramente indicaremos con claridad para dónde vamos. Los objetivos de una investigación
o de un escrito se expresarán siempre con verbos en infinitivo, bajo la forma de una oración tópica del tipo ‘El
propósito del presente trabajo es... ... ...’.

d.- ¿Cómo voy a estudiar o a presentar el problema? Este es el asunto central de la introducción desde
el punto de vista metodológico. Para responder el interrogante indicaremos el enfoque teórico-metodológico en
el cual se apoya nuestra investigación o el escrito que estamos ofreciendo al lector, incluyendo desde luego
afirmaciones que

10
Zubizarreta, Armando F., La aventura del trabajo intelectual, pp. 145-154
Constituyan hipótesis o puntos de partida que habrán de guiar la discusión. Asimismo indicaremos, en un párrafo
muy específico para tal efecto, los instrumentos, herramientas o recursos de investigación que hemos utilizado
o emplearemos durante la ejecución del estudio que ahora exponemos por escrito. Evitaremos confundir el
camino -la metodología- con los zapatos del caminante -las técnicas de investigación-, y con ese propósito
anunciaremos al lector lo que va a encontrar en el cuerpo de la obra, mediante una breve descripción de los
capítulos centrales anunciados en el índice o esquema de nuestro escrito. 2.- El cuerpo, nudo o contenido de
nuestro escrito no es otra cosa que el desarrollo puntual de cada una de las ramas y ramitas del árbol de ideas
que resultó de nuestro ejercicio de planeación. Dependiendo de la extensión que pretendemos dar al escrito
hablaremos de partes, capítulos o párrafos que darán forma final a nuestro discurso. En todo caso, una sencilla
recomendación es: una idea, un párrafo. Cada párrafo girará, en lo posible, alrededor de un hecho o una idea,
desenvolviendo sus aspectos de tal manera que constituya una unidad, como una auténtica vértebra del cuerpo
bien articulado del discurso. Tanto para los párrafos como para los capítulos, y en todo caso para el conjunto
general del escrito, la estructura expositiva de nuestra composición comprenderá: “la presentación de una idea,
luego las explicaciones, pruebas, discusiones o ampliaciones, para terminar con un enunciado de la idea primera,
esta vez como conclusión, en tono rotundo y definitivo. Esta estructura puede ser sumamente útil para construir
ciertos párrafos de vigoroso resumen final”.11 Recordemos aquí -con Martín Vivaldi- la idea de fuerza como
síntesis de la claridad, la concisión y la sencillez que deben caracterizar la redacción de nuestros escritos.

3.- Una introducción fuerte nos conducirá, seguramente, a un vigoroso apartado de conclusiones. Si aquella era
una promesa y nos indicó el camino a recorrer durante la lectura del texto en cuestión, ahora se trata de regresar
a dicha promesa y de recorrer el escrito, capítulo por capítulo, para hacer un inventario de las tesis, ideas y
pensamientos que han sido probados o negados a lo largo del escrito, así como para dejar constancia de los
problemas pendientes. En este último apartado presentaremos al lector, sistemáticamente -es decir,
ordenadamente y en lenguaje claro-, el conjunto de resultados de la investigación. Para facilitar su elaboración,
Zubizarreta recomienda recoger en una ficha, durante la redacción del trabajo, los juicios o afirmaciones que
van resultando de nuestra exposición, de tal manera que al final aparezcan en un cuadro completo y bien
estructurado, listos para presentarlos como conclusiones.

C.- Revisión o pos-escritura


En virtud de la observación, arriba planteada, en el sentido de que quienes redactan mal no planean ni revisan
sus escritos, en nuestros cursos-taller de redacción hemos puesto en práctica la siguiente exigencia: el texto-
producto terminal del taller deberá incluir, además de su versión final, la lista del mandado o lluvia de ideas, el
árbol de ideas, y por lo menos tres borradores del escrito; ello con el propósito de que cada uno de los
estudiantes pueda apreciar la evolución y el progreso de su aprendizaje. Pero, ¿en qué consiste esta etapa de
revisión? Si bien es verdad que, conforme uno avanza en la redacción, va descubriendo algunos errores o
defectos en las partes ya escritas, no es preciso retroceder de inmediato para corregirlos: podemos anotarlos
como asuntos pendientes, hasta cuando concluya nuestra primera versión o borrador: será entonces cuando
ajustaremos, con mayor rigor, cada una de las partes dentro de la estructura total del escrito, corrigiéndolas en
función de ésta última. “Una primera lectura de nuestro propio trabajo descubrirá entonces muchísimos más
defectos que aquellos que habíamos descubierto al avanzar en la redacción, sobre si dejamos mediar un tiempo
prudencial para adquirir una cierta distancia psicológica que nos permita leer con objetividad”.12 Nosotros
recomendamos dejar un lapso de 24 horas entre la terminación del escrito y la siguiente revisión; y, cuando la
urgencia del escrito exija acelerar su entrega, dejarlo reposar por lo menos tres horas entre una y otra revisión.

Revisaremos la introducción y las conclusiones sólo cuando hayamos terminado la revisión de todo el cuerpo
del trabajo, puesto que ambos apartados constituyen, frente a la estructura global del mismo, la última mirada
y el resumen total de nuestra obra. Y, por supuesto, acudiremos al consejo de una persona experimentada en
el tema en la medida en que la importancia del mismo así lo amerite o exija.

CONCLUSIÓN: LA CONCISIÓN COMO META PARA LA COMPRENSIÓN DE UN


TEXTO

Un texto claro, sencillo y conciso será el reflejo del conocimiento del tema y del uso adecuado del idioma por
parte de quien lo escribe. En el presente apartado nos detenemos en una de esas condiciones de la buena
redacción: la concisión, como meta para la rápida comprensión de un escrito.
La concisión en un texto se alcanza mediante la expresión reposada y objetiva, pero vigorosa, de los hechos.
Hay que permitir que éstos hablen por sí mismos, para que la fuerza de la realidad sustituya a la abundancia de
palabras. “La concisión actúa de modo especialmente penetrante cuando las frases son ágiles tanto en sus
relaciones internas como en las externas, ya estén íntimamente trabadas o impetuosamente opuestas unas a
otras”.8 A nuestro juicio, al lector le interesa el sentido del escrito, no la retórica. Pero aclaremos: la concisión
no riñe con la elegancia y el buen estilo. El mejor escritor, dice Pío Baroja, es aquél que con menos palabras
pueda dar una sensación más exacta. No se crea entonces, advierte Martín Vivaldi, que escribir conciso equivale
a escribir corto, pues literalmente no hay trabajos cortos ni largos, sino bien o mal escritos: mientras la lectura
de lo mal escrito fatiga pronto -pues aun siendo breve resulta largo- lo bien escrito nunca resulta largo, no cansa.
Ni se crea tampoco, subraya, que la concisión significa que sea preciso cortar las alas a la fantasía y a la
imaginación, renunciando al color o a la magia de las palabras, pues cuando aquellas piden vuelo hay que
dejarlas volar.14
Por otra parte, compartimos los criterios de Criado de Val, quien indica que “la concisión expresiva se consigue
mediante la construcción de frases cortas apoyadas en el núcleo nominal. La ventaja de la construcción nominal
sobre la verbal radica precisamente en la posibilidad de imprimir un estilo nervioso y enjuto a las oraciones,
mediante la brevedad y concisión de la frase, el carácter objetivo e impersonal del período discursivo y el muy
considerable grado de esquematización conceptual y expositiva que se logra por la eliminación de muchas
conjunciones y relativos”.9 El autor señala que la frase breve es también la más económica cuando llega el
momento de reproducirla en libros, periódicos, cartas y documentos.

De la mano de la concisión va la práctica de la esquematización: esta obliga al escritor, siempre que se pueda y
sin degradar la importancia objetiva de los hechos, a reducir la complejidad de los datos informativos a un
cuadro sencillo y comprensible de líneas maestras que fácilmente puedan ser asimiladas mediante una lectura
rápida y precipitada.

De la misma manera, acompañan a la concisión los ejercicios de síntesis y condensación. La síntesis significa la
elaboración de un nuevo texto con palabras también nuevas y se aplica con frecuencia para informar sobre
discursos, conferencias o documentos presentados por personajes públicos. “La capacidad de síntesis es
normalmente el resultado de una sólida preparación cultural y de una gran madurez intelectual. Para el redactor,
la capacidad de síntesis es una cualidad imprescindible”. Por su parte, la condensación significa elaborar un texto
más reducido, respetando las palabras originales del autor. Es un trabajo de poda de los párrafos irrelevantes,
siguiendo la técnica de los extractos o digestos, para lo cual es recomendable la fórmula mixta de respetar
íntegramente unos párrafos y sintetizar otros.10 En definitiva, la concisión consiste en decir lo más con lo menos,
ahorrar palabras y evitar lo innecesario.11

Resulta oportuno rescatar del Curso de Redacción de Martín Vivaldi algunas de sus reglas prácticas de redacción
y estilo, por cuanto son pertinentes a estas reflexiones sobre la concisión como reflejo del conocimiento del
tema y del uso adecuado del idioma. Así, el buen redactor ha de emplear la palabra exacta, propia y adecuada;
así como el pintor debe conocer los colores, el escritor debe conocer los vocablos. Siempre procurará, antes de
escribir, hacer un esquema previo o borrador; y después, revisar y pulir varias veces su texto antes de

8
Dovifat, Emil, Periodismo, p. 125, citado por Martínez Albertos, Redacción Periodística, p.35 14 Martín
vivaldi, Op. Cit., p. 259
9
Criado del Val, M. Gramática española y comentario de textos, citado por Martínez A.Op.Cit.p.35
10
Martínez Albertos, Op. Cit.,p. 161
11
Zavala Ruíz, Roberto, Op. Cit., p. 247
presentarlo para su edición. Si para evitar la repetición emplea sinónimos, ha de procurar que sean claros al
lector, para evitarle a éste el uso del diccionario. Siempre le convendrá tener en cuenta el orden sintáctico de la
frase española: sujeto, verbo y complemento. Conjugará siempre las frases cortas y largas, según lo exijan el
sentido del párrafo y la musicalidad del período. Y, en definitiva, pensará despacio para escribir de prisa: sólo
tomará la pluma cuando vea el tema con toda claridad.12
Huelga subrayar la importancia que otorgamos a estas reflexiones sobre la concisión como requisito o condición
de la escritura de textos periodísticos, literarios y científicos. Vale la pena mencionar, por ejemplo, los textos de
disertación o de argumentación, en los cuales tanto la exposición de la tesis como el bloque argumentativo y las
conclusiones exigen de quien escribe decir lo más con lo menos, ahorrar palabras y evitar lo innecesario; en
definitiva, pensar claro para escribir claro.

BIBLIOGRAFÍA

Basurto, Hilda, Curso de redacción dinámica, México, Trillas, 1998, 180 pp.
8. Martín Vivaldi, Gonzalo. Curso de Redacción, México, Prisma, sin fecha, 496 pp.
9. --------, Géneros Periodísticos, México, Prisma, sin fecha, 400 pp.
10. Martínez Albertos, José Luis, Redacción Periodística, Barcelona, ATE, 1974, 266 pp.
11. Racionero, Luis, El arte de escribir. Emoción y placer del acto creador, Madrid, Temas de Hoy, 1995, 232
pp.
12. Salazar Duque, Alfredo, “El análisis del texto científico: una propuesta metodológica y pedagógica”, en
Perspectivas Docentes, Vol. 1, No. 1, Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, Villahermosa, Tab., Sept.-Dic.
1989.
13. Zavala Ruíz, Roberto, El libro y sus orillas, México, UNAM, 1997, 400 pp.
14. Zubizarreta, Armando F., La aventura del trabajo intelectual. Cómo estudiar e investigar, Wilmington,
Estados Unidos, Addison Wesley Iberoamericana, 1969, 204 pp.
CONCLUSIÓN
Como resultado de mi informe de investigación, puedo abordar que lo preciso e importante que contiene el
informe del trabajo, puedo decirle que es muy considerable en el aspecto de que se desarrollen éstos temas y

las aportaciones nos ayuden a operar con gran conocimiento, haciendo usos correcto del medio en donde
vivimos y que se pueda categorizar en el aspecto científico como forma distinta de aplicar los diversos
conocimientos que tenemos.

12
Martín Vivaldi, Op. Cit., pp. 283-287