Está en la página 1de 15

Instalación de SQL Server

En primer lugar tendremos que pulsar en el primer enlace para comenzar


con la instalación del motor de datos:

Al pulsarlo, se nos abre una ventana que nos va a preguntar qué versión
vamos a instalar. Si tuviéramos una Product Key ya dejaríamos una
versión definitiva montada.

Si no es el caso, podremos elegir entre una de las versiones gratuitas:

 Versión Express: que es gratuita, pero una versión más pequeña


 Versión de Evaluación
 Versión Developer: tiene toda la capacidad de la versión
Enterprise, pero solo es válida para entornos de desarrollo. Aquí
hay que tener cuidado porque, al pasar a producción, nos
podemos encontrar con que no tenemos disponibles algunas
características con las que contábamos porque hemos montado en
producción una versión estándar.

En nuestro caso hemos escogido la versión "Developer":

En la siguiente pantalla, simplemente aceptaremos la licencia y le damos


a siguiente. En este momento comienza a hacer una verificación de que
dispongamos de ciertas características instaladas y disponibles:
Al terminar el proceso, en nuestro caso nos está dando un aviso
relacionado con el cortafuegos de Windows. Si quisiéramos
conectarnos a esta máquina de manera remota, tendríamos
que habilitar el puerto 1433 ya que, si el Firewall está habilitado, es
posible que no tengamos acceso. En el caso de que vayamos a usar esta
máquina a la vez como servidor y cliente (que es lo normal en
desarrollo), no sería necesario.

Selección de características (Feature Selection)

Lo que sí vamos a necesitar son los Servicios de Base de Datos. SQL


Server tiene muchas más características, pero en este caso, para
realizar el curso solo vamos a necesitar esto.
Configuración de instancias (Instances configuration)

El siguiente paso sería la configuración de instancias. Si quisiéramos


tener varios motores de SQL Server funcionando a la vez lo
configuraríamos aquí. Pero en este caso, como no lo vamos a
hacer, dejamos marcada la opción de Instancia por defecto (Default
instance) y le damos a siguiente:
Configuración del servidor (Server configuration)

El siguiente paso es la configuración del servidor. En un entorno de


producción deberíamos darle, tanto al agente como al motor de bases de
datos, un usuario y contraseña con permisos suficientes en el
dominio. En este caso, como lo estamos instalando en local, no sería
necesario:
En la pestaña Collation configuraremos, tanto el idioma, como si
queremos que sea sensible a las mayúsculas, acentos, etcétera. En este
caso lo dejaremos como está, pero desmarcaremos los acentos (Accent-
sensitive) para que no los tenga en cuenta en las búsquedas y filtrados:
Configuración del motor de Base de Datos (Database
engine configuration)

En este paso haremos en primer lugar una configuración de seguridad


mínima, añadiendo el usuario actual en el campo de administradores
de SQL Server, y, opcionalmente, podemos añadirle una contraseña.
Pero no sería realmente necesario porque vamos a estar trabajando ya
con este usuario:
Resumen final de lo que va a instalar (Ready to install)

Por último, nos muestra un resumen de características que se van a


instalar, y hacemos clic en el botón de "Instalar" (Install):
En este punto empieza a realizar toda la copia de ficheros, montaje de
servicios y todas las otras opciones que conllevan la instalación de SQL
Server. Hasta 2014 en este paso el instalador nos montaba también SQL
Management Studio, pero en las versiones más recientes (2016 y
2017) ya no incluye la consola de gestión, así que tendremos que
instalarlo aparte.

Así que, mientras se realiza todo este proceso, podríamos aprovechar


para descargar SQL Server Management Studio desde la pantalla
inicial del setup.

Una vez finalizada la instalación del motor de SQL Server, el asistente de


instalación nos mostrará una lista de lo que hemos instalado y, debajo, la
ruta al archivo de texto donde se guarda el log de la instalación:
El archivo del log, por cierto, lo podríamos abrir pulsando sobre el enlace
a la ruta:
Instalación de SQL Server Management Studio

Para la instalación de la consola de administración volveremos a la


página inicial del setup donde encontraremos el enlace Install SQL
Server Management Tools. Este enlace nos llevará a la página de
descarga de SQL Management Studio:
Este SQL Management Studio lo instalaremos en la máquina que
usaremos como cliente (que puede ser o no el mismo servidor) y, con
él, podremos hacer las consultas a la base de datos o cualquier otra
acción relacionada. En este caso, las opciones de instalación son
mínimas.

Pulsamos en Install y se van cargando los paquetes. Este fichero pesa


unos 800 megas, y, desde la versión 2016 del producto es actualizable
de manera independiente (hasta la versión 2014 esto no era posible).
Cada vez que salga una actualización, se nos abrirá una ventana
informando de los componentes con actualizaciones disponibles, y
podremos ir a la página de descarga, para estar siempre a la última.

¿Hace falta Visual Studio?


Sí y no. SQL Server Management Studio necesita, como mínimo Visual
Studio 2015 si queremos usar Reporting Services, Analysis Services o
alguno de los otros elementos de SQL Server, pero en nuestro casono
lo vamos a necesitar.

Si ya lo tienes instalado, genial, pero si no, no te preocupes, ya que


durante el proceso de instalación se instalará la shell de Visual Studio
de manera aislada, que es suficiente como para ejecutar la consola de
gestión:

Una vez termina, nos da la opción de cerrar la ventana y ya tendremos


nuestro sistema instalado y montado. Veremos que tendremos muchos
más accesos directos. El que nos interesa a nosotros es el de SQL
Server Management Studio, que es la consola que vamos a utilizar para
efectuar consultas y operaciones con la BBDD o cualquier tarea sobre
SQL Server.

La primera vez que lo abrimos tiene que realizar la carga de la


configuración y verás que tardará un poquito más de lo normal. En
cuanto se cargue la consola, solo nos quedaría conectarnos a la base
de datos y empezar a realizar las operaciones que necesitemos:
A partir de aquí, si estás empezando con SQL y quieres sacarle
verdaderamente partido es importante que te formes con unas buenas
bases. De entrada, te podemos proponer este curso de fundamentos de
SQL. Pero si quieres llegar a un nivel realmente alto en tus consultas
de SQL y T-SQL, tu mejor opción es este otro curso del examen oficial
70-761, incluso aunque no tengas pensado presentarte al examen oficial
ni obtener la certificación completa.