Está en la página 1de 9

Presión Atmosférica de cada departamento de Bolivia

1.- El Beni, 761,31 mmHg


2.- Sta. Cruz, 719,74 mmHg
3.- La Paz, 492,79 mmHg
4.- Cochabamba, 564,67 mmHg
5.- Pando, 759,81 mmHg
6.- Tarija, 759,81 mmHg
7.- Potosí, 779,31 mmHg
8.- Oruro, 776,31 mmHg
9.- Chuquisaca, 773,42 mmHg
Naufragio del submarino K-141 Kursk

Memorial "A los marineros, fallecidos en tiempo de paz", construido en Murmansk, que
incluye partes de la vela del K-141 Kursk.

El naufragio del submarino K-141 Kursk, tuvo lugar durante el primer ejercicio naval
importante de Rusia en más de diez años, en el mar de Barents (océano ARTICO) el
12 de agosto de 2000, muriendo los 118 tripulantes de a bordo. Los barcos cercanos
registraron una explosión inicial y una segunda, mucho más grande dos minutos y
quince segundos más tarde, de magnitud suficiente como para quedar registrada en
sismógrafos tan lejanos como en Alaska. La marina rusa no se dio cuenta que el
submarino se había hundido y no suspendió el ejercicio y demoró seis horas en iniciar
la búsqueda porque la boya de emergencia había sido intencionadamente inutilizada,
por lo que se demoró 16 horas para localizar el submarino.

Durante cuatro días, la marina rusa utilizó dispositivos sumergibles para intentar unirse
a la escotilla de emergencia sin éxito. Proceso que fue criticado posteriormente por
lento e inepto. El gobierno inicialmente manipuló la información acerca de la hora de
los hechos, llegando a declarar que se había establecido comunicación con la nave y
que la operación de rescate estaba en marcha, y rechazó ayuda de gobiernos
extranjeros. Al quinto día, el entonces presidente Vladímir Putin autorizó a la marina
para aceptar ofertas de asistencia británica y noruega. Siete días después del
hundimiento, los buzos noruegos finalmente abrieron la escotilla en el noveno
compartimento del submarino, esperando localizar supervivientes, pero lo encontraron
inundado.
El Motor Atmosférico
Para la alimentación de motor de pistones, se utiliza la presión atmosférica. Es decir,
a medida que el pistón se desplaza en carrera de admisión, la presión atmosférica
empuja el aire mezclado con gasolina hacia el interior del cilindro para llenar el
espacio generado. La velocidad que alcanza el gas para llenar el cilindro depende
absolutamente de la presión atmosférica. Si la presión atmosférica es mayor, la
fuerza con que será empujado el gas hacia el interior del cilindro también será mayor.

Aire y Presión Atmosférica


La atmósfera se compone de 78% de nitrógeno, 21% de oxígeno y concentraciones
menores de dióxido de carbono, argón, neón, helio, criptón, xenón, hidrógeno,
metano, óxido nitroso, ozono y vapor de agua. Cuando la presión atmosférica es
mayor entonces el número de moléculas de oxígeno contenidas, por ejemplo en un
litro, también es mayor. La mayor concentración de oxígeno por unidad de volumen
permite quemar más combustible a la vez, por lo cual el motor aumenta su
rendimiento volumétrico, genera más fuerza motriz y desarrolla mayor potencia.

Sobrealimentación de Motor
El motor de pistones también funciona con presiones superiores a la atmosférica. Para
lograr mayor rendimiento volumétrico la alimentación de motor se puede realizar con
un turbocargador. Este equipo empuja el aire de alimentación con una fuerza superior
a la presión atmosférica. Como consecuencia se obtiene un motor capaz de quemar
más gasolina, desarrollar más potencia y alcanzar mayor número de revoluciones.
Transmisión de calor
El calor se transmite desde los cuerpos de mayor temperatura a los que se encuentran
a temperatura inferior.

Las formas de propagación del calor son principalmente tres: por conducción, por
convección, por radiación.

Conducción

Si se apoya con la mano una barra metálica por un extremo y se introduce el otro en
una llama, se aprecia que al cabo de cierto tiempo llega calor. Esta forma de
transferencia del calor desde la parte caliente de un cuerpo a otra fría se llama
conducción y consiste en la transferencia de calor realizada por intercambio de
energía entre las partículas próximas, sin desplazamiento de las mismas.

Efectivamente, esta forma de transferencia del calor tiene lugar mediante el suministro de
energía de una partícula a otra por contacto, lo que justifica que sea un proceso lento, por lo
general. De todos modos, la rapidez de la conducción depende también del material utilizado
y, para decirlo en términos mas precisos, de su conductividad térmica, que es la capacidad de
una sustancia para conducir el calor.

La conductividad térmica varia mucho de unas sustancias a otras, Los metales, por ejemplo,
suelen ser muy buenos conductores del calor, mientras otras sustancias (como el mármol, el
hormigón, los ladrillos, la madera, el amiento o la lana) no son prácticamente conductoras o se
llaman aislantes térmicos.
Convección
A diferencia de lo que ocurre con los sólidos, en los líquidos y en los gases
solo una pequeña parte del calor se transfiere por conducción. La mayor
parte se transmite por convección, que es una forma de transferencia mas
rápida que aquella, en general.

De esta forma nos llega la mayor parte del calor cuando colocamos la mano
sobre una llama. Las moléculas del aire transportan el calor en su
movimiento.
Convección es la transferencia del calor mediante el movimiento de las
partículas del propio fluido.
La razón de este movimiento es simple; el fluido caliente se dilata, por lo
que pierde densidad y asciende, siendo reemplazado por fluido frio, mas
denso, que desciende.
Para comprender la gran importancia de este modo de transferencia del
calor, puede recordarse que, en buena parte, los vientos son el resultado
de gigantescas corrientes de convección en la atmósfera terrestre.
Radiación
Muchas veces el calor es transferido de un cuerpo a otro de un modo
distinto a los dos citados anteriormente.
Si, por ejemplo, se pone la mano a un lado o debajo de un foco caliente,
como una llama o una lampara de incandescencia, el calor que se recibe
por conducción a través del aire es prácticamente nulo, y por otra parte, la
mano se encuentra fuera de las corrientes de convección. La energía llega
por radiación. Las radiaciones son invisibles, aunque pueden fotografiarse
con cámaras especiales.
La Tierra recibe la energía calorífica procedente del Sol por radiación; se
trata de un caso de transferencia del calor prácticamente a través del vacío
y a una velocidad similar a la de la luz.
La transmisión por radiación consiste en la transferencia de calor sin
intervención de partículas materiales que transporten el calor, ya que tiene
lugar mediante ondas electromagnéticas y, por lo tanto, puede realizarse
incluso en el vacío y a una velocidad similar a la de la luz.

La transmisión por radiación consiste en la transferencia de calor sin


intervención de partículas materiales que transporten el calor, ya que tiene
lugar mediante ondas electromagnéticas y, por lo tanto, puede realizarse
incluso en el vació.
Estas ondas son de origen eléctrico y magnético y son emitidas por los
cuerpos calientes. Transportan energía y esta es tanto mayor cuanto mayor
es la temperatura de aquellos.
Un compresor es una máquina de fluido que está construida para aumentar la
presión y desplazar cierto tipo de fluidos llamados compresibles, tales como gases y
vapores. Esto se realiza a través de un intercambio de energía entre la máquina y el
fluido, en el cual el trabajo ejercido por el compresor es transferido a la sustancia que
pasa por él convirtiéndose en energía de flujo, aumentando su presión y energía
cinética impulsándola a fluir.

Al igual que las bombas, los compresores también desplazan fluidos, pero a diferencia
de las primeras que son máquinas hidráulicas, estos son máquinas térmicas, ya que
su fluido de trabajo es compresible, sufre un cambio apreciable de densidad y,
generalmente, también de temperatura; a diferencia de los ventiladores y los
sopladores, los cuales impulsan fluidos, pero no aumentan su presión, densidad o
temperatura de manera considerable.
Potencia:
110V
60HZ;
Potencia
del motor:
1.8kw;
Presión
inflable:
30MPA;
Presión de
trabajo:
300BAR
30MPA
4500PSI.
Velocidad
de inflado
de la
bomba de
aire: 2800 r
/ min;
Desplazam
iento: 80 l /
min; Flujo
de trabajo:
50 l / min.
Presión y profundidad DEL MAR

Presión y profundidad Presión es la fuerza ejercida por el agua de mar (y aire) sobre
una área unitaria. En el sistema mks la unidad de la presión es el pascal. Sin
embargo, la presión atmosférica es usualmente medida en bars (bar) y la presión del
océano en decibars (dbar).

1 bar = 105 Pascals

1 dbar = 104 Pascals

La fuerza asociada al campo de presión se genera por la diferencia de presión de un


punto a otro, esto es por el gradiente de presión. Esta fuerza tiene la dirección del
punto de presión alta al punto de presion baja. En el océano la componente vertical de
la fuerza de gravedad está aproximadamente en balance con la componente vertical
de la fuerza del gradiente de presión, por ello la presión se incrementa casi en la
misma proporción que se incrementa la profundidad. El peso de la columna de agua a
la profundidad z depende de la masa de agua de mar arriba de la profundidad z; como
masa es igual a densidad por volumen, dependerá de estas dos cantidades. La
variación vertical total de la presión en el océano es en promedio de 0 a 4000 db, y la
máxima del orden de 10 000 dbar. Con la ecuación del balance hidrostático es trivial
probar que 1 dbar ≈ 1 m Los gradientes horizontales de presión (fuerza interna)
generan los flujos horizontales en el océano interior, los cuales son mucho más
intensos que los flujos verticales. Las variaciones horizontales de la presión se deben
a las variaciones en la distribución de masa (densidad). Por eso en oceanografía física
interesa mucho conocer la densidad en cada uno de los puntos de los océanos.